UN LUGAR COTIDIANO

2SESIÓN SEGUNDA

Didáctica del Arte y del Patrimonio

Iniciamos ahora la segunda sesión del DAP. Sin olvidar el retrato, daremos un paso más en nuestro viaje para descubrir diferentes entornos cotidianos. A través del arte seremos capaces de comprender cómo cada persona posee un espacio propio donde sus actividades están integradas en un ambiente determinado.
FIGURA 1.1. Objetivos, obras y contexto de la segunda sesión

Mirar y conocer • Indagarán sobre la percepción a través de los sentidos • Haremos que elaboren interpretaciones y las fundamenten con evidencias visuales

Interpretar • Definirán y comprenderán diferentes tipos de entornos en los que viven habitualmente las personas • Reflexionarán sobre la idea de cómo las personas configuran sus entornos según la función que desempeñan en ellos

Aprender a dialogar • Construir una visión u opinión colectiva • Reflexionar sobre la idea de que es posible una interacción, un diálogo, con las personas de su entorno

1. La lección de piano

2. UN LUGAR COTIDIANO

2. Las infantas

3. La tertulia

¿Qué ocurrió?

4. Fiesta nocturna

1. Se produce un cambio importante frente a las obras de la sesión anterior. Es importante descubrir la integración de los personajes en un entorno cotidiano 2. Supone un contraste con el anterior y facilita aproximaciones tanto narrativas como analíticas 3. De nuevo es una oportunidad para resaltar la integración de los personajes en un escenario cotidiano 4. Es un entorno exterior al hogar. El hecho de que los personajes se presenten difuminados evita que se conviertan en “algo absoluto” y se comprendan mejor desde su contexto

82

Un lugar cotidiano

Si nos fijamos en los objetivos de esta segunda sesión, nos daremos cuenta de que continúan y amplían los que aparecían en la lección anterior. • Por lo que se refiere al desarrollo de la mirada, quizás hasta el momento era suficiente con la aportación de evidencias visuales pero, sin embargo, ahora se deben justificar. La mirada es un instrumento fundamental para conocer el mundo, pero para construir una interpretación no basta con mirar, hay que pensar y reflexionar. • En cuanto a las habilidades relacionadas con la interpretación, se trata de que los niños descubran diferentes entornos y sean capaces de comprender la relación que existe entre los personajes y los lugares en los que habitan. • Finalmente, respecto a la capacidad de dialogar, se debe construir una visión u opinión de conjunto en la que estén presentes las opiniones de todos.

83

Didáctica del Arte y del Patrimonio

La lección de piano
La lección de piano, Issy-les-Moulineaux, a finales de verano de 1916 Henri Matisse, Chateau-Cambresis (Francia) 1869 - Niza 1954 Óleo sobre lienzo, 245 x 212,7 cm The Museum of Modern Art, Nueva York [Henri Matisse, French, 1869-1954. The Piano Lesson, Issy-les-Moulineaux, late summer 1916. Oil on canvas, 8 _” x 6’ 11 _” (245.1 x 212.7 cm). Mrs. Simon Guggenheim Fund] © Sucesión H. Matisse. VEGAP. 2008.

Dialogar ante esta obra de arte supondrá un gran cambio respecto a la lección anterior, pues los personajes están difuminados. Las dimensiones figurativas de esta obra son menos evidentes que en las anteriores, algo que abrirá nuevas posibilidades en los procesos de interpretación.

Descripción de la obra
Este es el primer cuadro en el que el personaje no es el único protagonista, sino que el espacio en el que se encuentra también cobra una relevancia importante. Asimismo, la representación, sobre todo del espacio, es mucho más esquemática, dominada por colores planos y líneas rectas que dan forma a los distintos elementos presentes. En esta ocasión, el entorno representa el interior de un espacio residencial en el que se puede observar a un niño tocando el piano. Se ven también dos figuras femeninas. La primera es una estatua que representa a una mujer reclinada sobre su brazo y se encuentra en la esquina inferior izquierda. En contraposición, en la parte superior derecha aparece la figura de una mujer erguida sentada sobre un banco alto. El otro elemento importante del cuadro es una ventana que permite entrar la luz y comunicar el espacio íntimo e interior con el espacio público y exterior.

Cuando analizamos lo que ocurrió ante esta obra, nos damos cuenta de que en el diálogo se descubren dos procesos de pensamiento: por un lado, se construyen historias alrededor de la presencia de los personajes; por otro, se analiza el entorno y desde allí los elementos del contexto, los detalles. etc.

84

Un lugar cotidiano

La construcción de historias
Cuando los niños se acercan por primera vez a esta obra son capaces de distinguir al instante los dos planos que aparecen representados: la figura de una mujer sentada, más bien esbozada, y el niño tocando el piano (documento 12). Desde un principio su mirada se centra en la figura de los personajes y sus características, hasta que se dan cuenta de la existencia del piano, elemento clave en el entorno de este óleo. A partir de este momento, veremos cómo convierten a esos personajes en protagonistas de una historia difícilmente justificable desde un punto de vista objetivo.

Los personajes como protagonistas de dos historias
Documento 17 Al final de todo, un niño dijo que a lo mejor se había muerto el padre. El niño estaba tocando el piano y la estatua era donde se guardaban las cenizas de la madre, que también se había muerto. Documento 19 – El niño se está escondiendo porque ve a la mujer desnuda. – Un niño en una bañera con mucha espuma. –¿Qué te hace pensar eso? –Lo de atrás es donde se pone la toalla y también parece haber un espejo. – Lo de atrás es una sirvienta que le sujeta la toalla que es para secar al niño después de tocar el piano. Tal como hemos indicado, los documentos 17 y 19 dan cuentan de la presencia en el aula de distintas historias complejas, construidas a partir de los mismos personajes, pero enclavadas en contextos diferentes. Veamos el ejemplo que sigue donde, partiendo de la idea del piano, un niño comienza a construir su propia historia introduciendo ciertos detalles relacionados con el entorno.

Una historia construida con elementos del entorno
Documento 15 – Yo veo un niño que está ensayando una canción en el piano y se ve una vela consumida, quiere decir que ha estado ensayando mucho tiempo y esto es para marcar el tiempo (refiriéndose al metrónomo). En este caso la historia se construye a través de algunas referencias a los elementos del contexto desde una doble perspectiva. En primer lugar, existe una referencia a la idea del tiempo, ya que se fijan en cómo se va apagando una vela. En segundo lugar, los elementos próximos a la idea de espacio ayudan al niño en la construcción de su propia historia (colores, formas, si es una bañera o un piano, etc.).

85

Didáctica del Arte y del Patrimonio

Como hemos visto, en la mayoría de los casos los personajes de las historias son comunes, pero el lugar que ocupan dentro de ellas es diferente. Así, es la figura del niño la que cobra mayor relevancia, quizás debido a su ubicación en el cuadro –está en primer plano– pero otras veces lo es la señora, estatua o sirvienta que se encuentra al fondo, en la esquina derecha.

La capacidad de análisis
Nos fijaremos ahora en el modo en que se revela en las conversaciones la capacidad de análisis, donde ciertos aspectos, como las comparaciones o los condicionales van adquiriendo especial relevancia. Veremos dos ejemplos. El primero de ellos se centra en la interpretación de elementos específicos y el segundo en el contexto general, aludiendo a dimensiones de la escena que van más allá de lo puramente visual.

Análisis de elementos específicos del entorno
Documento 17 Niño tocando el piano, una mujer de estatua, una mujer al fondo sentada en una mesa, un niño asomado sobre el piano y le está tocando el piano a alguien. En este otro caso las respuestas de los niños son mucho más descriptivas, se limitan a referirse a los personajes en función de los elementos que les rodean, a diferencia de las respuestas anteriores, donde existía la construcción de una historia.

Análisis del contexto general
Documento 13 – ¿Hay alguna otra cosa que les hace pensar que es una ventana? – Sí, los alambres y el pino. – El pino es lo verde. (Otro niño dice que lo verde podrían ser cortinas. Se arma un buen diálogo y algunos dicen que, si fuese un pino, se verían las ramas, pero otro dice que las ramas del pino tienen muchas hojas y no se ven las ramas. Otro niño dice que no podría ser una cortina porque tendría que estar pegada). – Lo de atrás parece una cara de una persona. En este segundo ejemplo, hay que destacar la discusión que surge acerca de los elementos inferiores del cuadro (la reja, el piano e incluso parte de la ventana) donde el diálogo que se genera podría acercarse a una visión de conjunto de la obra, en cuanto a elementos del entorno se refiere.

86

Un lugar cotidiano

¿Qué concluir ante los diálogos que han tenido lugar en esta obra? 1. Los niños se han aproximado a partir de dos formas diferentes de interpretación relacionadas con la construcción de historias y la presencia de un pensamiento analítico. • La construcción de historias basadas en la descripción, donde la acción de los personajes se relacionaba con los elementos que les rodean. • Las historias que se han construido a partir del desarrollo de la mirada, donde no basta con describir, sino que es necesario interpretar. Fijarse en los detalles que dan información para contextualizar una acción, por ejemplo, una vela casi agotada, indicando el tiempo que lleva el personaje desarrollando esa acción, es una de las muestras que indican que los niños han sido capaces de comprender la relación existente entre el personaje y el entorno en que se encuentra.

87

Didáctica del Arte y del Patrimonio

Isabel Clara Eugenia y Catalina Micaela
Isabel Clara Eugenia y Catalina Micaela, 1568 Alonso Sánchez Coello, 1531-1588 Óleo sobre lienzo, 103 x 118 cm Patrimonio Nacional, Monasterio de las Descalzas Reales

Este cuadro es un retrato de las hijas de Felipe II. Supone un gran contraste con la imagen anterior, especialmente por la época y la situación que representa. En la obra se diferencia un doble plano con gran claridad: a) la representación de los personajes; b) la referencia, en la esquina derecha, a una situación arquitectónica que puede orientar sobre el momento histórico en el que se desarrolla la escena.

Descripción de la obra
La obra es un retrato de dos niñas, hijas de Felipe II: las infantas Catalina Micaela e Isabel Clara Eugenia, de uno y dos años, respectivamente. La primera está de pie en un andador de madera y terciopelo verde oscuro, a la izquierda de la composición. Tiene el pelo corto y rubio y sus rasgos ponen aún más de manifiesto su temprana edad (los mofletes, la carnación rosa pálido, la expresión de la cara, etc.). La segunda, a la derecha, aparenta ser mucho más mayor, aunque la diferencia de edad no sea tan grande. Ambas van vestidas a la moda del siglo XVI, con jubones de telas exquisitas adornados con bordados elaborados y pedrería. Aparecen cogidas de la mano en una estancia oscura de la que no se perciben detalles. Cabe destacar que, en la esquina superior derecha, se abre una ventana que podría parecer una pintura a no ser por la iluminación que de ella proviene, que permite ver la escena que se desarrolla en el exterior. A través de ella se ve el antiguo Alcázar, que se quemó en 1734. Se pueden diferenciar, de izquierda a derecha, la Torre Dorada, la del Rey y la Reina, cerca de las cuales estarían las habitaciones de las infantas, por lo que se deduce que la habitación en la que se las ha retratado no es real. Delante de la entrada del Alcázar se desarrolla una escena cotidiana en el Madrid del siglo XVI: gente que va y viene, carretas con mercancías que pudieran haber abastecido al palacio y gente a caballo; escenas que probablemente las infantas pudieran ver desde las ventanas de sus respectivos cuartos.

88

Un lugar cotidiano

Mostraremos ahora, como ocurría en la obra anterior, el modo en que conviven ante esta obra dos interpretaciones, tanto la descriptiva como la construcción de narrativas. Así, al describir se centran sobre todo en la vestimenta de los personajes, a quienes sitúan en un contexto lejano en el tiempo. Por otro lado, construyen una historia acerca del tema de la guerra, sugerido seguramente por la escena que aparece en la parte superior derecha. Nos fijaremos a continuación en estas dos aproximaciones y veremos, posteriormente, cómo algunos elementos del cuadro van a sugerir la presencia y las intenciones del pintor.

Describir y contar historias a partir de los detalles
Veamos primero cómo los niños se acercan a los detalles.

Describir a través de los detalles
Documento 16 1. ¿Podría estar iluminada por luz eléctrica? (Aunque ésta fue una pregunta cerrada, dio pie a que contestasen bien: No, porque no había luz eléctrica en esa época). 2. Luego cambiaron de tema y hablaron de los niños: 3. Hay un niño pequeño en un andador. 4. No, es una cuna. 5. Con estas dos afirmaciones los niños argumentan. El que dice que es un andador dice que tiene ruedas y que no se puede dormir ahí, en una silla. El que dice que es una cuna dice que las cunas también tienen ruedas. En este texto se observan dos tipos de respuestas descriptivas bien argumentadas recurriendo a los detalles: • La primera (párrafo 1) implica, quizás, un mayor grado de elaboración. No es fácil para los niños darse cuenta de que en el momento en que fue pintada la obra (1568) no existía la luz eléctrica. • La segunda respuesta (párrafos 2 al 5) exige menos dificultad de análisis puesto que se centra en un objeto, la silla o el andador dentro del cuál aparece la niña más pequeña. Encontramos a continuación algunos ejemplos distintos de cómo los niños han ido descubriendo el entorno. Para hacerlo se han aproximado a la construcción de una historia en torno a la guerra, teniendo en cuenta lo que les sugería la presencia de los personajes de la obra y la imagen que aparecía en la esquina superior derecha. Veremos, además, cómo desde el entorno inmediato se han trasladado a otro más lejano, quizás condicionados por la vestimenta de los personajes. 89

Didáctica del Arte y del Patrimonio

La presencia de una guerra
Documento 17 Parece que va a haber una guerra y la gente está corriendo para esconderse en el castillo. Los niños también están escondidos en un búnker. (Le sugerí luego a la profesora que, cuando no alcancen a ver una escena bien, le pida a un niño que se acerque a la obra y que lo describa para los demás). En este caso los niños se refieren, sin una justificación clara, a la posible presencia de una guerra. Podemos pensar en las relaciones establecidas con la imagen de Felipe IV, niño y armado, que aparecía en la sesión anterior, pues las vestimentas nos hacen pensar que podría tratarse de épocas muy cercanas, aunque en ésta las niñas no aparecen con elementos de guerra. En este caso sería imprescindible la dirección de la profesora orientando el diálogo desde preguntas que justificasen el por qué de la guerra.

Del entorno inmediato al lejano
Documento 13 – El niño está en un trono porque es el que va a ser rey. El castillo de detrás es donde viven. En este ejemplo el niño parece interpretar los elementos que describen la riqueza de las vestimentas, seguramente son éstas las que le hacen pensar que está en un trono y que será rey. Tal como se ha indicado es, quizás, el comienzo de la construcción de una historia que le conducirá desde el entorno inmediato que el niño observa hasta otro más lejano. En este caso podemos volver a observar, al igual que comentábamos en la obra anterior, la conexión que se va produciendo entre personajes y situaciones: es decir, las figuras no se interpretan con independencia del contexto en el que aparecen y, todo ello, justificando las respuestas.

El autor comienza a estar presente en el diálogo de los niños
Citaremos a continuación dos ejemplos que dan una idea de cómo se hacen presentes en el aula las referencias a las intenciones del autor. Las alusiones son muy breves pero su sola presencia hace pensar que los niños, en esta sesión, son capaces de alejarse de su propio punto de vista para situarse en el de otro.

Posar para el pintor
Documento 13 – Son dos hermanos que están posando para el pintor. El hecho de indicar que posan para el pintor es lo que nos da idea de que se produce una cierta descentración de su perspectiva. 90

Un lugar cotidiano

¿Por qué un retrato?
Documento 18 – ¿Por qué las han pintado? – Para que se vea que son hijos del rey. No es fácil responder a la pregunta que formula la profesora en este caso. ¿Hacía dónde quería orientar la conversación? Preverlo no es sencillo. Pero la respuesta de los niños es muy interesante, buscan una posible causa del retrato que muestra una conciencia de la búsqueda de la objetividad.

¿Qué concluir ante esta obra? En relación con los objetivos que se habían planteado para esta sesión se puede observar cómo los niños van desarrollando su mirada, aportando en todas sus intervenciones no sólo detalles, sino también justificaciones de lo que están observando. Este hecho provoca, en algunos casos, ciertas discrepancias entre ellos que facilitaron ir trabajando el respeto y la tolerancia hacia las opiniones del resto de compañeros.

91

Didáctica del Arte y del Patrimonio

La tertulia
La tertulia, 1929 Ángeles Santos, Gerona 1912 Óleo sobre lienzo, 130 x 193 cm Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Madrid © Angeles Santos. VEGAP. Madrid 2008

La obra representa de nuevo un enorme salto en el tiempo por lo que se refiere a la representación de los personajes. Tanto el modo en que se muestra la situación como la caracterización que la pintora hace de las mujeres contrasta con la pintura anterior; ahora estamos ante un momento mucho más cercano, temporalmente, al que viven los niños.

Descripción de la obra
Este cuadro representa un interior gris pero a la vez de gran luminosidad, poblado por cuatro figuras femeninas ensimismadas cuya presencia invade la imagen. Es gracias a la presencia y las actitudes de estas mujeres que el espacio cobra importancia y utilidad, convirtiéndose en un personaje más de la composición. La disposición de las mujeres es la siguiente: en el lado izquierdo se encuentra, sentada en un taburete cuadrado y bajito con patas que parecen muelles, una mujer con un vestido azul, que sujeta con la mano derecha una hoja y con la izquierda se sostiene el otro brazo. La segunda figura, siguiendo hacia la derecha, está recostada en un sofá grisáceo y lleva un conjunto en tonos grises con falda plisada. La siguiente figura, también sentada en el sofá y vestida con un jersey rojizo, inclina su cuerpo sobre el descansa-brazos mientras sujeta con una mano un cigarrillo humeante. Por último, en la esquina inferior derecha, aparece una figura vestida de color amarillento mirando hacia arriba y dando la espalda al espectador. La distingue su postura, en la que se ve que sujeta un cuadernillo que separa de su cuerpo sin mirarlo, cuyas pocas hojas están en blanco. Las facciones, los gestos, la indumentaria y los estilos de cada una de estas mujeres están claramente diferenciados, dotándolas de una personalidad única a cada una de ellas. Otro aspecto a destacar es que las cuatro figuras no parecen estar interactuando entre sí en el momento, no obstante se presiente que están reunidas por algún motivo común.

92

Un lugar cotidiano

La presencia de las mujeres en el entorno
Ante esta obra los niños comienzan a hablar de los personajes aportando una visión de conjunto para después fijarse en los detalles de cada una de las mujeres representadas. Resulta interesante observar cómo la presencia de estas figuras en la imagen genera múltiples opiniones sobre el papel y la actividad específica del género femenino. Tres núcleos temáticos permiten organizar las interpretaciones. Nos detendremos en ellos brevemente a continuación: • Referencias a la situación en su conjunto. • Alusiones a los personajes. • Menciones de los objetos: la importancia del mobiliario.

Escena de conjunto
Documento 16 Risas apenas la vieron. Casi todos levantaron la mano para decir cosas. Describieron lo que veían. Me llamó la atención el comentario de que esta escena es actual porque antes las mujeres no fumaban y no llevaban esa ropa. Parece un bar porque están tumbadas. (La profesora pregunta si ve gente así en un bar. Respuesta negativa por casi todos los niños, pero el que lo dijo sigue insistiendo). En este caso los niños reconocen que la escena es actual, lo que asocian al hecho de fumar por parte de las mujeres algo que, en su opinión, no estaba permitido en épocas anteriores. Ideas relacionadas con las diferencias de género parecen, por tanto, ser importantes. Por otro lado, también les llama la atención la postura en que aparecen los personajes, están tumbadas, nos dicen. Esta visión de conjunto hace pensar a un niño que podrían encontrarse en un bar, algo que no parece que compartan el resto de compañeros. Sin embargo, gracias a esta aportación, veremos cómo comienzan a preguntarse en qué contexto podrían estar situadas.

Alusiones a los personajes en el entorno
Documento 17 Por ejemplo, un solo niño dijo que una mujer estaba sentada sobre un muelle, que la de rojo estaba fumando y era mala porque tenía los ojos morados, que la del suelo parece que sale del sillón y que la otra parecía borracha. En este segundo núcleo, los niños hacen alusiones a los personajes y los describen unos en relación con otros, para después hacer referencias al entorno. Este dato podría ser aprovechado por la profesora que oriente la situación, para aludir al entorno a partir de los personajes y de sus relaciones. 93

Didáctica del Arte y del Patrimonio

Objetos: La importancia del mobiliario
Documento 17 – ¿Qué objetos veis? – Un sillón y un taburete con muelles. (A un niño le parecía que el taburete era muy raro porque esos muelles no pueden sujetar tanto peso). En este caso, el hecho de preguntar tan directamente por los objetos puede conducir a una cierta pérdida del sentido de la situación en su conjunto. Si nos fijamos un momento en las preguntas que se proponen en el material DAP para esta obra, ninguna de ellas alude a elementos aislados y todas incluyen comparaciones implícitas. Por ejemplo, en el material DAP se sugiere: ¿Qué podrían estar haciendo las mujeres del cuadro? O, en otro caso, ¿Qué creéis que podría estar pasando aquí? Quizás estas sugerencias podrían haber ayudado a los niños a mantener esa interpretación de conjunto.

Las mujeres y sus estados psíquicos
Lo que sin duda resultó más sencillo para ellos fue atribuirles distintos estados psíquicos. No cabe duda de que estas mujeres les resultan relativamente extrañas. Comentan que pueden ser lesbianas, hermanas o estar embarazadas, pero no justifican el porqué de sus interpretaciones. Por ejemplo, los niños nos dirán que La de rojo parece que está enfadada (documento 14) o que La chica de rojo está fumando y amenazando a la de abajo. Parece que la está echando (documento 13). En los ejemplos anteriores las opiniones no están suficientemente justificadas. Otras veces son los gestos los que puede sugerir la interpretación: Tienen mala cara / están cansadas porque tienen ojeras / parecen tristes porque el cuadro es oscuro (documento 18), observamos que ahora existe una justificación elaborada. Los niños son capaces de aludir a la mirada o al color del cuadro. Es evidente que este tipo de explicaciones ayudarán al docente a generar un diálogo coherente. Finalmente, podemos fijarnos en una opinión que revela los valores sociales que los alumnos parecen asumir: Son cuatro amigas que están cotilleando porque cuando se juntan amigas es para cotillear (documento 16); esta última respuesta, relacionada con la caracterización de los personajes, implica opiniones que es importante plantear y comentar en la clase. ¿Qué quiere decir el niño al expresar que cuando las amigas se juntan es para cotillear? La profesora no le preguntó sobre el tema y, seguramente, perdió una oportunidad para dialogar sobre un conjunto de estereotipos que a veces se utilizan para describir situaciones sociales, sin profundizar en los argumentos utilizados.

Dimensión artística
Presentaremos algunos ejemplos que muestran el modo en que pueden estar presentes en la clase alusiones a la luz y el color, considerados como recursos del artista. 94

Un lugar cotidiano

El color
Documento 20 1. ¿Qué pueden decir de los colores? Responden que son muy apagados y muy amarronados. Por ejemplo, el color naranja es muy marrón. Los niños relacionan los colores oscuros con apagados y dan mucha importancia a la presencia del color marrón en la obra. Parece que hasta el color naranja es muy marrón. Quizás una buena estrategia para el maestro podría ser preguntar a los niños cómo cambiaría la obra si en lugar de esos colores aparecieran otros.

La luz
Documento 18 1. ¿Cómo describiríais la luz? Muy intensa, muy triste, brillante u oscuro: no respondieron mucho. Preguntó de dónde podía venir y respondieron que de una puerta abierta o de una lumbre. Vemos, sin embargo, cómo la luz sí les parece relevante en la obra, aunque no existe acuerdo en si es brillante u oscura, o intensa o triste. Lo que sí es importante es la pregunta de la maestra a cerca del lugar de dónde podría provenir la luz, ya que es un recurso que se utilizará mucho en las sesiones posteriores. Sin duda es difícil orientar la mirada de los niños hacia estos aspectos artísticos, pero ante un cuadro de este tipo podría ser conveniente haberlo preparado previamente. Incluso, el material DAP orienta las preguntas a este tema. Sin duda este tipo de comentarios se pueden introducir a través del contraste con otras obras y otros movimientos, inicialmente con el mismo tipo de pintura. Es en la comparación de las obras donde se pueden observar las diferencias en el tratamiento.

¿Qué concluir ante esta obra? Quizás lo más significativo ha sido el hecho de atribuir estados psicológicos a los personajes. Esto no había ocurrido hasta ahora en el diálogo de obras anteriores y, sin embargo, en esta ocasión, son los propios niños los que recurren a este tema para acercarse a la interpretación de la obra. Otro dato que resulta revelador son los valores sociales que los niños parecen asumir ante la idea de género. En esta obra la presencia de estereotipos está presente continuamente. En algunas ocasiones no saben por qué caracterizan así a los personajes, lo que demuestra que se trata de conocimientos adquiridos provenientes de su contexto, pero sin ningún tipo de fundamentación. Este tema resulta muy interesante para que la docente lo trabaje en el aula en el contexto de la educación en valores.

95

Didáctica del Arte y del Patrimonio

Fiesta nocturna en Saint-Pol-de-Leon
Fiesta nocturna en Saint-Pol-de-Leon, c. 1894-1898 Ferdinand du Puigaudeau, 1864-1930 Óleo sobre lienzo, 60 x 73 cm Colección Carmen Thyssen-Bornemisza, en depósito Museo Thyssen-Bornemisza © Ferdinand du Puigaudeau. Madrid 2008

Esta obra representa la fiesta nocturna de un pueblo y en ella destacan figuras femeninas y algunas atracciones de feria iluminadas. Las pinceladas dan una sensación de movimiento. Si la relacionamos con el resto de las obras vistas en la lección, en ésta es más clara quizás la sugerencia de que estamos ante un contexto preciso, bien definido y más conocido para los niños que La Tertulia. Por otra parte, el hecho de que los personajes aparezcan relativamente difuminados evita que se conviertan en figuras estereotipadas.

Descripción de la obra
Esta es la primera obra del programa que representa un espacio exterior pero que, a su vez, es una escena fácilmente reconocible: una feria. La escena nocturna se desarrolla en un pueblo y en ella se destacan algunas figuras femeninas y atracciones de feria iluminadas. Las mujeres visten túnicas de color oscuro, delantales, y llevan la cabeza cubierta con cofias blancas, elemento que se repite a lo largo del cuadro y que, además, hace que no se aprecien rasgos distintivos entre ellas. Los otros elementos sobresalientes son las atracciones de la feria; entre ellas se ve un juego de columpios que se mecen, un tiovivo muy iluminado en colores encendidos y puestos alumbrados por pequeños farolillos. En el fondo de la imagen se ven siluetas de las casas del pueblo y unos árboles altos, detrás de cuyas copas se dibuja el campanario de una iglesia. La iluminación artificial es otro de los aspectos importantes del cuadro y su máxima expresión se manifiesta en el contraste del cielo oscuro y los estallidos de unos fuegos artificiales. Por último, cabe resaltar la sensación de movimiento y vibración, que se consigue con el contraste de colores y las pinceladas cortas que cubren toda la superficie.

96

Un lugar cotidiano

El entorno de una fiesta
A continuación, observamos las primeras interpretaciones como respuesta ante la pregunta ¿qué ves? Todas aportan explicaciones relativamente objetivas, no demasiado lejanas de lo que el cuadro podría representar para una persona experta.

Una feria
Documento 16 1. Veo una feria. 2. Son todo chicas. No, allí hay un hombre. 3. Hay puestos donde compran comida, un tiovivo, fuegos artificiales, una iglesia. 4. Yo creo que es un pueblo por las casas y por como se visten las mujeres. 5. Al fondo parece que está el ayuntamiento porque hay fuegos artificiales por encima. Partiendo de un contexto cercano para ellos, una feria, van profundizando cada vez más, sucediéndose las respuestas, aportando muy a menudo interesantes justificaciones. Por otra parte, a diferencia de lo que observábamos en obras anteriores, las respuestas suelen aportar una visión de conjunto de la escena, tal vez por el modo en que se ha difuminado el contenido. Nos fijaremos ahora en cómo los niños de los distintos grupos van justificando sus respuestas, haciendo que las explicaciones ante esta obra sean abundantes. En todas ellas nos indican el porqué de su interpretación, pero veremos a través de los ejemplos que no todas tienen el mismo nivel de complejidad.

Fiestas populares
Documento 15 Jorge dice: creo que puede ser un cuadro de Van Gogh o de Monet, impresionista, por las pinceladas. No puede ser la fiesta de san Isidro porque la catedral de la Almudena no es así. No pueden ser monjas porque hay niños y las monjas no tienen niños. En esta explicación aparecen dos aspectos relevantes. En primer lugar, las pinceladas le hacen decir que podemos estar ante un cuadro impresionista, algo muy interesante, pues están reconociendo un estilo de pintura asociado a una época artística, e incluso se atreven a introducir nombres de autores relacionados con esas épocas. Pero lo que aquí resulta más relevante, quizás, es su justificación de que estas fiestas no son las de san Isidro, algo que parte de su propia experiencia, pues afirman que la catedral de la Almudena no es así. El cuadro les está evocando sus propios recuerdos, que les hacen pensar en esa situación y ese contexto en la vida real, conscientes de la idea de fondo: se trata de una fiesta popular. Ya hemos señalado que la construcción de historias se asocia a la presencia de los personajes, que se convierten en protagonistas, y a sus acciones. 97

Didáctica del Arte y del Patrimonio

¿Dónde se celebra la fiesta?
Documento 17 Todos los niños están de acuerdo en que es una fiesta, o un mercadillo, con gente comprando cosas y con cohetes. Observan que hay diversas atracciones (tiovivo) y una torre que está detrás de unos árboles. Esta torre podría ser una catedral o la Torre Eiffel, porque han descubierto que las banderas son francesas. La profesora pasa un poco por alto que han descubierto que la escena ocurre en Francia. Creo que lo podría haber valorado positivamente. Hay niños que creen que se podría estar celebrando la Navidad o la Nochevieja. Como podemos comprobar, además de que se expresan acciones que están ocurriendo en el momento que representa el cuadro es interesante cómo los niños van aproximándose al contexto a partir de su propia realidad, transcendiéndola, sin reducir a ella la interpretación. La gran cantidad de sugerencias que aportan al adulto para que pueda ir apoyando un diálogo coherente también resulta muy interesante.

Conclusión de la obra por parte de los niños
En esta obra, la última de la lección, adquiere importancia el hecho de que los niños aporten conclusiones, algo que ocurría por primera vez en esta clase, un aspecto al que no siempre se le presta la debida atención. Veamos dos ejemplos.

Concluir desde la fiesta
Documento 19 Una niña hace la conclusión de la obra diciendo que es una fiesta y que la gente se divierte. Estamos ante una sencilla conclusión desde la situación, con una referencia indirecta a los personajes, donde los niños dan por hecho que se está celebrando algo.

Buscando una conclusión coherente
Documento 16 1. Un niño resume la obra y la profesora quita las imágenes y les pregunta a los niños qué tienen en común las cuatro imágenes. Respuestas: 2. Hay personas. 3. No solo hay una persona (aunque un niño dice no estar de acuerdo por la obra Lección de Piano). 4. Son pinturas y no fotos. En este caso la conclusión orienta hacia la comparación entre las obras, algo que en principio corresponde al maestro pero que, poco a poco, puede irse delegando en los niños y permitirá comprobar 98

Un lugar cotidiano

su capacidad de síntesis. Desde aquí será necesario que el docente no olvide la importancia de que se desarrolle un diálogo de forma coherente. Lo que resulta evidente es que sería necesaria una referencia en este grupo no sólo a las personas, sino al hecho de que están haciendo algo en determinadas situaciones.

Fin de la sesión: el viajero visual
Documento 13 La profesora finaliza la sesión: – Retomamos todo el viaje que hemos hecho hoy, el viaje visual. ¿En qué ha cambiado el viaje de hoy con respecto al otro día? Creo que esta pregunta fue difícil, por lo que la respuesta fue que en esta sesión los cuadros eran más actuales.

Si recordamos que cada una de las lecciones tiene un núcleo que aglutina los temas es importante, como hemos venido haciendo, ir realizando alusiones a esos temas para que los niños vayan siendo capaces de establecer las relaciones entre las obras. A ello parece referirse la profesora en esta pregunta: ¿en qué ha cambiado el viaje hoy respecto al otro día? Los niños no fueron capaces de responder y la educadora considera que la pregunta es difícil. La razón de la dificultad es, quizás, que no se han establecido relaciones claras entre las obras a partir de esos temas generales que orientan hacia la idea de un viaje por el arte. Por último, se podría decir que quizás aquí es donde más se logran los objetivos, en cuanto a que los niños descubren el entorno desde el primer minuto que tienen para observar la obra. Además, mezclan la descripción con la narración, donde destaca más el contexto que los personajes, a diferencia de lo que ocurría anteriormente. Esto podría ser debido a que las personas no están definidas claramente, sino que forman parte del contexto global. Los fuegos artificiales, y elementos como el tiovivo, se convierten en elementos principales, pues junto con otros consiguen situar la escena en una fiesta.

Conclusiones
Resumiremos ahora algunas de las cuestiones que pueden considerarse fundamentales en esta sesión y que, a nuestro parecer, podríamos clasificar en dos grandes ideas que surgen del análisis de las conversaciones ante las cuatro obras. En primer lugar, la dificultad que supone para los niños interpretar las obras con independencia de las acciones que desarrollan los personajes, algo que muestra cómo los niños reflexionan más fácilmente en relación con situaciones y actividades concretas. En segundo lugar, la dificultad por parte de los maestros de llevar a cabo un diálogo coherente teniendo en cuenta la idea global de la sesión que, en este caso, sería la de diferentes entornos o contextos existentes en las obras. 99

Didáctica del Arte y del Patrimonio

Tal vez el aspecto más relevante de esta sesión sea las relaciones del personaje y su entorno. Ha sido interesante analizar la visión que los niños establecen entre los personajes de la obra y su entorno y las relaciones que se desarrollan entre ellos mismos como viajeros visuales y el entorno del cuadro. En definitiva, la idea que subyace es cómo influimos nosotros en el entorno y cómo éste también nos condiciona. En el marco didáctico que aporta el DAP, es significativo el hecho de que en esta sesión se representa un entorno exterior al viajero y en un contexto muy abierto. Ello permite nuevas interpretaciones y abre un marco que contrasta claramente con la sesión anterior.

El diálogo de los niños
Podemos recordar en este punto los grandes objetivos que nos habíamos propuesto en esta lección y que se agrupan en tres grandes núcleos, siempre buscando una continuidad entre las distintas sesiones del programa DAP. 1. Por lo que se refiere al desarrollo de la mirada, hemos podido comprobar que los niños justifican sus opiniones con evidencias visuales pero dan un paso más allá cuando, en alguna ocasión, las opiniones surgen en relación con otros sentidos, como el olfato o el oído. 2. En cuanto a las habilidades de interpretación, los niños combinan aproximaciones de carácter analítico con otras orientadas a la construcción de historias que surgen desde los personajes. Hemos aludido también al hecho de que éstos se presentan de forma menos figurativa en algunos casos, lo que evita que se conviertan en figuras estereotipadas. 3. Por último, la capacidad de dialogar ha estado marcada por la necesidad de lograr una visión de conjunto ante las obras, facilitando así un diálogo coherente.

El papel del docente
1. Las obras figurativas facilitan la interpretación y ayudan a los docentes a generar un diálogo coherente. 2. Hay que comentar muy positivamente, siempre con el apoyo del docente, las alusiones a dimensiones artísticas, como la luz o el color. El camino recorrido va progresivamente permitiendo este tipo de menciones. Esta segunda sesión es un paso más, necesario para que los niños conozcan y reconozcan los diferentes tratamientos de estas técnicas pictóricas. 100

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful