GUIA DE LOS FIELES

Para La Santa Misa Cantada
FORMA EXTRAORDINARIA DEL RITO ROMANO

“MisaS de RequieM”

1

INTROITUS Esd 2, 34-35
Al llegar al altar el sacerdote, reza las oraciones preparatorias mientras el coro canta el introito propio de la misa de difuntos.

Dales Señor el descanso eterno y la luz perpetua brille para ellos. Ps. Para Ti, oh Dios se canta un himno en

Sion y para Ti entregan ofrendas en Jerusalén; escucha mi oración, a ti vendrá todo lo que está vivo.

KYRIE
Terminado el Introito, el coro alternando con el pueblo canta el Kyrie para pedir perdón de los pecados. .

2

ORACIÓN COLECTA variar) (puede variar)
Terminado el Kyrie, el sacerdote invita a los fieles a unirse a la oración de la Iglesia con el saludo Dominus vobiscum.

V/.Dominus vobiscum. R/. Et cum spíritu tuo. Oremus: Fidélium Deus ómnium cónditor et redémptor, animábus famulórum famularúmque tuárum remissiónem cunctórum tribue peccatórum: ut indulgéntiam, quam semper optavérunt, piis supplicatiónibus consequántur. Qui vivis et regnas cum Deo Patre in unitate Spiritus Sancti Deus, per omnia saecula saeculorum. R/. Amen.

V/. El Señor esté con vosotros. R/. Y con tu espíritu. Oremos: Oh Dios, creador y redentor de todos los fieles; concede a las almas de tus siervos y siervas la remisión de todos sus pecados, para que, por nuestras fervorosas súplicas, consigan el perdón que siempre han deseado. Tú que vives y reinas con Dios Padre en la unidad del Espíritu Santo y eres Dios por los siglos de los siglos. R/. Amén.

OTRAS COLECTAS: 2ª Misa del día 2 nov…………………………………………………..pág 22 3ª misa del día 2 nov ………………………………………………….pág 22 Misa de funeral …………………………………………………………..pág 23 Misa del día 3º,7º y 30º después del sepelio ……………..pág 24 Misa de aniversario …………………………………………………….pág 24 Oraciones diversas por los difuntos …………………………..pág 25
SENTADOS

EPISTOLA 1 Cor. 15, 51-57
Damos gracias a Dios que nos da la victoria por nuestro Señor Jesucristo

Léctio epístolæ beáti Pauli Apóstoli ad Corínthios. Fratres: Ecce mystérium vobis dico: Omnes quidem resurgémus, sed

Lectura de la Carta del Apóstol de San Pablo a los Corintios.
Hermanos: Os revelo un misterio: No todos vamos a morir, pero todos sere-

3

non omnes immutábimur, In moménto, in ictu óculi, in novíssima tuba, et mórtui resúrgent incorrúpti: et nos immutábimur. Oppórtet enim corruptíbile hoc indúere incorruptiónem: et mortále hoc indúere immortalitátem. Cum autem mortále hoc indúerit immortalitátem tunc fiet sermo, qui scriptus est: «Absórpta est mors in victória tua. Ubi est, mors, victória tua? Ubi est, mors, stímulus tuus?» Stímulus autem mortis peccátum est: virtus vero peccáti lex. Deo autem grátias, qui dedit nobis victóriam per Dóminum nostrum Jesum Christum. Deo R/. Deo gratias

mos transformados. En un instante, en un abrir y cerrar de ojos, cuando suene la trompeta final –porque esto sucederá– los muertos resucitarán incorruptibles y nosotros seremos transformados. Lo que es corruptible debe revestirse de la incorruptibilidad y lo que es mortal debe revestirse de la inmortalidad. Cuando lo que es corruptible se revista de la incorruptibilidad y lo que es mortal se revista de la inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra de la Escritura: La muerte ha sido vencida. ¿Dónde está, muerte, tu victoria? ¿Dónde está tu aguijón? Porque lo que provoca la muerte es el pecado y lo que da fuerza al pecado es la ley. ¡Demos gracias a Dios, que nos ha dado la victoria por nuestro Señor Jesucristo!

R/. Deo gratias

OTRAS EPÍSTOLAS: 2ª Misa del día 2 nov y Misa del aniversario ……………………………………… pág 19 3ª misa del día 2 nov y misa cotidiana de difuntos …………………………… pág 20 Misa de funeral y Misa del día 3º,7º y 30º después del sepelio ……….. pág 17

GRADUAL 4 Esdr2, 34-35
El coro interpreta el Gradual, el Tracto y la Secuencia como respuesta a la Palabra de Dios

Réquiem ætérnam dona eis Dómine: et lux perpétua lúceat eis. ℣.In memória ætérna erit justus: ab auditióne mala non timébit.

Dales, Señor, el descnaso eterno y brille para ellos la luz perpetua. ℣. La memoria del justo será eterna y no temerá un renombre funesto.

TRACTO Absolve, Dómine ánimas ómnium Absuelve, Señor, las almas de los fieles fidélium defunctórum ab omni vínculo difuntos de los lazos de sus pecados. ℣. delictórum. ℣. Et grátia tua illis sucu- Ayúdales tu gracia para que puedan 4

rrénte, mereántur evádere judícium escapar a la sentencia de condenación ultiónis et lucis æternæ beatitúdine y gozar eternamente la dicha de vivir perfrui. en tu luz. SECUENCIA (en algunas ocasiones se puede omitir)
Este himno latino del siglo XIII fue compuesto por el amigo de san Francisco de Asís: Tomás de Celano (1200-1260). Describe el día del juicio, con la última trompeta llamando a los muertos ante el trono divino, y en el que el alma suplica la misericordia divina recordando al Señor su pasión redentora y su benevolencia con los pecadores.

Dies Iræ, dies illa, Solvet sæclum in favílla: Teste David cum Sibylla. Quantus tremor est futúrus, Quando judex est ventúrus, Cuncta stricte discussúrus! Tuba mirum spargens sonum Per sepúlcra regiónum, Coget omnes ante thronum. Mors stupébit et natúra, Cum resúrget creatúra, Judicánti responsúra. Liber scriptus proferétur, In quo totum continétur, Unde mundus judicetúr. Judex ergo cum sedébit Quid quid latet apparébit: Nil inúltum remanébit. Quid sum miser tunc dictúrus? Quem patrónem rogatúrus, Cum vix justus sit secúrus? Rex treméndæ majestátis, Qui salvándos salvas gratis Salva me, fons pietátis. Recordáre Jesu pie, Quod sum causa tuæ viæ: Ne me perdas ill die. Quærens me, sedisti lassus: Redemísti crucem passus: Tantus labor non sit cassus Juste judex ultiónis,

Oh día de ira aquel en que el mundo se disolverá, como lo atestiguan David y Sibila! Cuán grande será el terror cuando el juez venga a juzgarlo todo con rigor. La trompeta, al esparcir su atronador sonido por la región de los sepulcros, reunirá a todos ante el trono. La muerte se asombrará, y la naturaleza, cuando resucite lo creado, responderá ante el Juez. Se abrirá el libro en el que está escrito todo aquello por lo que el mundo será juzgado. Entonces el Juez tomará asiento. Cuanto estaba oculto será revelado, nada quedará oculto. ¿Qué diré yo, miserable? ¿A qué abogado acudiré cuando aun el justo apenas está seguro? ¡Oh Rey de terrible majestad, que a los que salvas, salvas gratis! ¡Sálvame, fuente de piedad! Acuérdate, piadoso Jesús, de que por mí has venido al mundo; No me pierdas en aquel día. Al buscarme, te sentaste fatigado, me redimiste padeciendo en la cruz. ¡Que no se pierda tanto trabajo! Oh justo juez de las venganzas,

5

Donum fac remissiónis Ante diem ratiónis. Ingemisco, tamquam reus: Culpa rubet vultus meus: Supplicánti parce, Deus. Qui Maríam absolvísti Et latrónem exaudísti, Mihi quoque spem dedísti. Preces meæ non sunt dignæ: Sed tu bonus fac benígne, Ne perénni cremer igne. Inter oves locum praesta, Et ab haedis me sequéstra, Státuens in parte dextra. Confutátus maledíctis, Flammis ácribus addíctis. Voca me cum benedíctis. Oro supplex et acclínis, Cor contrítum quasi cinis Gere curam mei finis. Lacrimósa dies illa, Qui resúrget ex favílla Judicándus homo reus: Huic ergo parce Deus: Pie Jesu Dómine, Dona eis réquiem. Amen

concédeme el perdón en el día en que pidas cuentas. Gimo como reo, la culpa ruboriza mi cara. Perdona, Señor a quien te lo suplica. Tú que perdonaste a María (Magdalena), y escuchaste al ladrón y a mí mismo me diste la esperanza. Mis plegarias no son dignas; pero Tú, buen Señor, muéstrate benigno, para que yo no arda en el fuego. Dame un lugar entre tus ovejas y apártame del infierno, colocandome a tu diestra. Arrojados los malditos a las terribles llamas, convócame con tus elegidos. Te ruego, suplicante y anonadado, con el corazón contrito como el polvo, que me cuides en mi hora final. ¡Oh día de lágrimas, aquel en el que resurgirá del polvo el hombre para ser juzgado como reo! A él/ella perdónale oh Dios. Piadoso Señor Jesús: dales el descanso eterno. Amén
DE PIE

EVANGELIO Jn 5, 25-29
Los muertos oirán la voz del Hijo de Dios

V.Dominus vobiscum. R. Et cum spiritu tuo. V. ✠ Sequentia sancti Evangelii secundum Ioannem. R. Gloria tibi, Domine. In illo témpore: Dixit Jesus turbis Judæórum: «Amen, amen dico vobis, quia venit hora, et nunc est, quando mórtui áudient vocem Fílii Dei: et qui audíerint, vivent. Sicut enim Pater habet

V. El Señor esté con vosotros. R. Y con tu espíritu. V. Lectura del Santo Evangelio según san Juan. R. Gloria a ti, Señor. En aquel tiempo, dijo Jesús a los judíos: “En verdad, en verdad os aseguro que llega la hora, y ya ha llegado, en que los muertos oirán la voz del Hijo de Dios; y los que la oigan, vivirán. Así como el

6

vitam in semetípso: sic dedit et Fílio habére vitam in semetípso: et potestátem dedit et ei judícium fácere, quia Fílius hóminis est. Nolíte mirári hoc, quia venit hora, in qua omnes, qui in monuméntis sunt, áudient vocem Fílii Dei: et procédent, qui bona fecérunt, in resurrectiónem vitæ: qui vero mala egérunt, in resurrectiónem judícii.» R/. Laus tibi, Christe.

Padre dispone de la Vida, del mismo modo ha concedido a su Hijo disponer de ella, y le dio autoridad para juzgar porque él es el Hijo del hombre. No os asombréis: se acerca la hora en que todos los que están en las tumbas oirán su voz y saldrán de ellas: los que hayan hecho el bien, resucitarán para la Vida; los que hayan hecho el mal, resucitarán para el juicio”. R/. Laus tibi, Christe.

OTROS EVANGELIOS 2ª Misa del día 2 nov y Misa del aniversario ……………………………………… pág 19 3ª misa del día 2 nov y misa cotidiana de difuntos …………………………… pág 21 Misa de funeral y Misa del día 3º,7º y 30º después del sepelio ……….. pág 18

HOMILIA
El sacerdote exhorta a los fieles sobre la liturgia de este día y sobre la necesidad de la oración por el eterno descanso de los difuntos.

SENTADOS

OFERTORIO V.Dominus vobiscum. R. Et cum spiritu tuo. V. Oremus V. El Señor esté con vosotros. R. Y con tu espíritu. V. Oremus

DE PIE

El sacerdote prepara las ofrendas y ofrece el pan y el vino que se convertirán el Cuerpo y la Sangre de Cristo. Ofrécete tú también con tu vida, tus trabajos, tus sufrimientos… Mientras tanto el coro canta la antífona propia.

SENTADOS

Antiphona ad Ofertorium Sal. 24, 1-3 Dómine Jesu Christe, * Rex glóriæ, Señor, Jesucristo, Rey de gloria, liberad líbera ánimas ómnium fidélium defun- las almas de los fieles difuntos de las ctórum de poenis inférni et de profún- llamas del Infierno y del Abismo sin do lacu: líbera eas de ore leónis, ne fondo: liberadlos de la boca del león para absórbeat eas tártarus, ne cadant in que el abismo horrible no los engulla y obscúrum: sed sígnifer sanctus Míchael no caigan en los lazos de las tinieblas. repræséntet eas in lucem sanctam: * 'Que san Miguel, portador del estándar7

Quam olim Abrahæ promisísti, et sémini ejus. Hóstias et preces tibi, Dómine laudis offérimus: to súscipe pro animábis illis, quarum hódie memóriam fácimus: fac eas, Dómine, de morte transíre ad vitam: * Quam olim Abrahæ promisísti, et sémini ejus.

te, los introduzca en la santa luz; como le prometiste a Abrahán y a su descendencia. Súplicas y alabanzas, Señor, te ofrecemos en sacrificio. Acéptalas en nombre de las almas en cuya memoria hoy las hacemos. Hazlas pasar, Señor, de la muerte a la vida, como antaño prometiste a Abraham y a su descendencia''.

Terminados los ritos del ofertorio y la incensación, el sacerdote dice en voz baja la oración secreta

SECRETA SECRETA (puede variar) Hóstias, quǽsumus, Dómine, quas tibi Te suplicamos, Señor, mires benigno pro animábus famulórum este sacrificio que por las almas de tus famularúmque tuárum offérimus, siervos y siervas te ofrecemos, a fin de propitiátus inténde: ut, quibus fidei que habiéndoles dado el mérito de la christiánæ méritum contulísti, dones et fe cristiana, le concedas también la prǽmium. Per Dominum nostrum recompensa. Por nuestro Señor Iesum Christum, Filium tuum, qui Jesucristo, tu Hijo que contigo vive y tecum vivit et regnat in unitate Spiritus reina en la unidad del Espíritu Santo y es Dios Sancti Deus,
SECRETAS: OTRAS SECRETAS: 2ª Misa del día 2 nov…………………………………………………..pág 22 3ª misa del día 2 nov ………………………………………………….pág 22 Misa de funeral …………………………………………………………..pág 23 Misa del día 3º,7º y 30º después del sepelio ……………..pág 24 Misa de aniversario …………………………………………………….pág 24 Oraciones diversas por los difuntos …………………………..pág 25
DE PIE

La oración secreta la que concluye cantado y se une con el canto del prefacio.

8

PREFACIO
La resurrección de Cristo es nuestra esperanza

Vere dignum et iustum est, æquum et salutáre, nos tibi semper et ubíque grátias ágere: Dómine, sancte Pater, omnípotens ætérne Deus: In quo nobis spes beátæ resurrectiónis effúlsit, ut quos contrístat certa moriéndi condítio, eósdem consolétur futúræ immortalitátis promíssio. Tuis enim fidélibus, Dómine, vita mutátur, non tóllitur, et, dissolúta terréstris hujus incolátus domo, ætérna in cælis habitátio comparátur. Et ídeo cum Angelis et Archángelis, cum Thronis et Dominatiónibus, cumque omni milítia cæléstis exércitus, hymnum glóriæ tuæ cánimus, sine fine dicéntes:

En verdad es justo y necesario, es nuestro deber y salvación darte gracias siempre y en todo lugar, Señor, Padre santo, Dios todopoderoso y eterno, por Cristo, Señor nuestro. En él brilla la esperanza de nuestra feliz resurrección; y así, aunque la certeza de morir nos entristece, nos consuela la promesa de la futura inmortalidad. Porque la vida de los que en ti creemos, Señor, no termina, se transforma; y, al deshacerse nuestra morada terrenal, adquirimos una mansión éterna en el cielo. Por eso, con los ángeles y arcángeles, con los tronos y dominaciones, y con toda la milicia del ejército celestial cantamos sin cesar el himno de tu gloria:

Mientras el pueblo canta el Sanctus, el sacerdote comienza el Canon: parte central de la Santa Misa por la que se renueva el sacrificio de Cristo para el perdón de los pecados.

9

Ya está cerca la consagración. Pide a Dios por la Iglesia, por el Papa, los obispos y sacerdotes, por los religiosos, por todos los cristianos, por tus intenciones y necesidades.

DE RODILLAS

“Jesucristo, la víspera de su pasión, tomó el pan en sus santas y venerables manos, y levantado los ojos al cielo hacia ti, oh Dios, su Padre omnipotente, dándote gracias, lo bendijo, lo partió y los dio a sus discípulos diciendo: Tomad y comed todos de él: PORQUE ESTE ES MI CUERPO." "Del mismo modo, tomando también este precioso Cáliz en sus santas y venerables manos, dándote de nuevo gracias, lo bendijo y lo dio a sus discípulos, diciendo Tomad y bebed de él; PORQUE ESTE ES EL CÁLIZ DE MI SANGRE, DEL NUEVO Y ETERNO TESTAMENTO, MISTERIO DE FE, LA CUAL SERÁ DERRAMADA POR VOSOTROS Y POR MUCHOS EN REMISIÓN DE LOS PECADOS"
Da gracias a Dios por el inefable don de la Eucaristía que Cristo ha dado a su Iglesia y por todas las gracias recibidas. Pídele a Jesús presente en el Altar en el sacramento de su Cuerpo y de su Sangre por el eterno descanso de los difuntos, especialmente hoy por aquellos por quienes se aplica la santa misa. Pide también para que cada uno de nosotros tengamos la gracia de participar de la felicidad del cielo. El sacerdote termina de forma solemne el canon, cantando:
DE PIE

.

V. Per omnia saecula saeculorum. R. Amen. V. Oremus. Praeceptis salutaribus moniti, et divina institutione formati, audemus dicere: Pater noster, qui es in coelis; sanctificetur nomen tuum; adveniat regnum

V.Por todos los siglos de los siglos. R. Amén. V. Oremos. Teniendo en cuenta la orden del Señor y aleccionados por el divino Maestro, nos atrevemos a exclamar: Padre nuestro, que estás en los cielos. Santificado 10

El Sacerdote comienza el rito de la comunión cantando el Padre nuestro.

tuum: fiat voluntas tua sicut in coelo et in terra. Panem nostrum quotidianum da nobis hodie ; et dimitte nobis debita nostra, sicut et nos dimittimus debitoribus nostris. Et ne nos inducas in tentationem. malo. R. Sed libera nos a malo V. Amen. Libera nos, quaesumus Domine, ab omnibus malis praeteritis, praesentibus, et futuris: et intercedente beata et gloriosa semper Virgine Dei Genitrice Maria, cum beatis Apostolis tuis Petro at Paulo, atque Andrea, et omnibus sanctis, da propitius pacem in diebus nostris: ut ope misericordiae tuae adjuti, et a peccato simus semper liberi, et ab omni perturbatione securi. Per eumdem Dominum nostrum Jesum Christum Filium tuum. Qui tecum vivit et regnat in unitate Spiritus Sancti Deus. Per omnia saecula saeculorum. R. Amen V. Pax Domini sit semper vobiscum . R. Et cum spiritu tuo.

sea tu nombre. Venga a nosotros tu reino. Hágase tu voluntad así en la tierra como en el cielo. El pan nuestro de cada día dánosle hoy; y perdónanos nuestras deudas, así como nosotros perdonamos a nuestros deudores. Y no nos dejes caer en la tentación. R. Mas líbranos del mal. V. Así sea. Líbranos, Señor, de todos los males pasados, presentes y futuros; y por la intercesión de la gloriosa siempre Virgen María, Madre de Dios, y de tus bienaventurados Apóstoles San Pedro, San Pablo y San Andrés, y todos los demás Santos danos bondadosamente la paz en nuestros días; a fin de que, asistidos con el auxilio de tu misericordia, estemos siempre libres de pecado y al abrigo de cualquier perturbación. Por el mismo Jesucristo, Señor nuestro e Hijo tuyo, que, Dios como es, contigo vive y reina en unidad del Espíritu Santo. Por los siglos de los siglos. R. Así sea. V. La paz del Señor sea siempre con vosotros. R. Y con tu espíritu.

Y concluye cantando.

Mientras el sacerdote se prepara para comulgar se canta el Agnus Dei.

11

Aprovecha estos momentos para prepararte a recibir la Comunión. Puedes utilizar esta oración que también el sacerdote recita.

Oh Señor Jesucristo, Hijo de Dios vivo, que, por voluntad del Padre cooperando el Espíritu Santo, diste la vida al mundo por tu muerte: líbrame, por tu sagrado Cuerpo y Sangre de todas mis iniquidades y de todos los demás males, y haz que cumpla siempre tus mandamientos y no permitas que jamás me aparte de Ti, quien siendo Dios, vives y reinas con el mismo Dios Padre y con el Espíritu Santo, Por los siglos de los siglos. Amén. CONFITEOR
Cuando el sacerdote termina de comulgar los fieles se preparan de forma inmediata a recibir la sagrada comunión recitando el Confiteor.

Confíteor Deo Omnipoténti, beátæ Maríæ semper Vírgini, beato Michaéli Archángelo, beato Joanni Baptístæ, sanctis Apóstolis Petro et Paulo, ómnibus Sanctis, et tibi, Pater: quia peccávi nimis cogitatióne, verbo et opere: mea culpa, mea culpa, mea máxima culpa. Ídeo precor beátam Maríam semper Vírginem, beátum Michaélem Archángelum, beátum Joánnem Baptístam, sanctos A-

Yo, pecador, me confieso a Dios todopoderoso, a la bienaventurada siempre Virgen María, al bienaventurado San Miguel Arcángel, al bienaventurado San Juan Bautista, a los santos Apóstoles San Pedro y San Pablo, a todos los Santos y a vos, Padre; que pequé gravemente con el pensamiento, palabra, y obra, por mi culpa, por mi culpa, por mi grandísima culpa. Por tanto, ruego a la bienaventurada siempre Virgen María, al bienaventurado San Miguel arcángel, al bienaventurado San Juan Bautista, a los Santos 12

postólos Petrum et Paulum, om- Apóstoles San Pedro y San Pablo, a nes Sanctos, et te, Pater, orare pro todos los Santos, y a vos, Padre, me ad Dóminum Deum nostrum. que roguéis por mí a Dios nuestro Señor. V/. Misereátur vestri omnípotens Deus, et dimíssis peccátis vestris, perdúcat vos ad vitam ætérnam. R/. Amen. V/. Indulgéntiam, absolutiónem et remissiónem peccatórum vestrórum tríbuat vobis omnípotens, et miséricors Dóminus. R/. Amen. V/. Dios tenga misericordia de vosotros y perdone vuestro pecados y os lleve a la vida eterna. R/. Amén. V/. El Señor todopoderoso y misericordioso os conceda la absolución y el perdón de vuestros pecados. R/. Así sea.

.

Después tomando una Sagrada Forma del copón, los muestra al pueblo diciendo:

V. Ecce Agnus Dei, ecce qui tollit V. Ved aquí el Cordero de Dios, peccata mundi ved aquí al que quita los pecados del mundo R. Domine, non sum dignus ut R. Señor, yo no soy digno de que intres sub tectum meum; sed entres en mi pobre morada, mas tantum dic verbo et sanabitur di una sola palabra y mi alma será anima mea. (tres veces) salva.
A continuación, distribuye la Sagrada Comunión. En la Forma Extraordinaria se recibe de rodillas –las personas que no estén impedidas- y en la boca.

Mientras se distribuye la Sagrada Comunión el coro interpreta la antifona.

ANTÍFONA DE COMUNIÓN Sal 10, 8
DE PIE

13

Brille, Señor, para ellos la luz eterna con tus santos para siempre, porque eres piadoso. Dales Señor el

descanso eternos y brille para ellos la luz perpetua; con tus santos para siempre porque eres piadoso.

POSCOMUNIÓN ORACIÓN POSCOMUNIÓN (puede variar) V.Dominus vobiscum. R. Et cum spiritu tuo. V. Oremus. Animábus, quǽsumus, Dómine famulórum famularúmque tuárum orátio profíciat supplicántium: ut eas et a peccátis ómnibus éxuas, et tuæ redemptiónis fácias esse partícipes. Qui vivis et regnas cum Deo Patre in unitate Spiritus Sancti, Deus, per omnia saecula saeculorum. Amen. R. Amen. V. El Señor esté con vosotros. R. Y con tu espíritu. V. Oremos: Aprovechen, Señor, a las almas de tus siervos y siervas nuestras suplicantes preces, para que las libres de todos su pecados y les de su parte en tu redención. Tú que vives y reinas con Dios Padre en la unidad del Espíritu Santo y eres Dios por los siglos de los siglos. R. Amén.

POSCOMUNIONES: OTRAS POSCOMUNIONES: 2ª Misa del día 2 nov…………………………………………………..pág 22 3ª misa del día 2 nov ………………………………………………….pág 22 Misa de funeral …………………………………………………………..pág 23 Misa del día 3º,7º y 30º después del sepelio ……………..pág 24 Misa de aniversario …………………………………………………….pág 24 Oraciones diversas por los difuntos …………………………..pág 25

V. Dominus vobiscum. R. Et cum spíritu tuo.

V. El Señor esté con vosotros. R. Y con tu espíritu.

14

El Sacerdote reza inclinado y en voz baja la oración Placeat. En la misa de difuntos no se da la bendición final sobre los fieles. A continuación se hace la absolución sobre el túmulo, sino la hay se lee el Último Evangelio en voz baja.

ABSOLUCIÓN Libera me, Domine, de morte æterna, in die illa tremenda. * Quando coeli movendi sunt et terra. ∫ Dum veneris judicare sæculum per ignem. ℣.Tremens factus sum ego et timeo, dum discussio venerit atque ventura ira. * Quando coeli movendi sunt et terra. ℣.Dies iræ, dies illa, calamitatis et miseriæ, dies magna et amara valde. ∫ Dum veneris judicare sæculum per ignem. ℣. Requiem æternam dona eis, Domine: et lux perpetua luceat eis. (Se repite desde el principio hasta Tremens.) Líbrame, Señor, de la muerte éterna, en aquel tremendo día, * cuando tiemblen los cielos y la tierra. ∫ Cuando vengas a juzgar al mundo con el fuego. ℣. Temblando estoy y temo, mientras llega el juicio y la ira venidera. ∫ Cuando vengas a juzgar al mundo con el fuego. ℣. Día aquel, día de ira, de calamidad y miseria, día grande y amargo. ∫ Cuando vengas a juzgar al mundo con el fuego. ℣. Dales, Señor, el descanso eterno, y brille ante sus ojos la luz perpetua. (Se repite desde el principio hasta Tremens.)

Kyrie, eleison. Christe, eleison. Señor, ten piedad, Cristo, ten Kyrie, eleison. piedad, Señor, ten piedad. Pater noster (se continúa en Padre nuestro... secreto) V/. Et ne nos inducas in V. Nos dejes caer en la tentación. tentacionem. R/. Y líbranos del mal. R/. Sed líberanos a malo. V/. A porta inferi. V/. De las penas del infierno. R/. Libra, Señor, su/s alma/s R/. Érue, Dómine, ánimas eius. 15

V/. Requiescant in pace. R/. Amén. V/. Dómine exaudi orationem meam. R/. Et clamor meus ad te veniat. V/. Dominus vobiscum. R/. Et cum spíritu tuo. Oremus. Absólve, quæsumus, Dómine, ánimam fámuli tui N. (fámulæ tuæ N.), ut defúnctus (-a) sæculo tibi vivat: et, quæ per fragilitátem carnis humána conversatióne commísit, tu vénia misericordíssimæ pietátis abstérge. Per Dóminum nostrum Jesum Christum, Fílium tuum: qui tecum vivit et regnat in unitáte Spíritus Sancti Deus, per ómnia sæcula sæculórum. R. Amen. V/. Requiem aeternam dona ei (-s) Dómine. (R/. Et lux perpetua luceat ei (-s). V/. Requiescat (-nt) in pace. R/. Amen. V/. Anima eius (animae eo/arum) et animae ómnium fidelium defunctorum per misericordiam Dei requiecant in pace. R/. Amen.

V. Descanse (descansen) en paz. R. Amén. V. Señor, escucha mi oración. R. Y llegue a ti mi clamor. V. El Señor esté con vosotros. R. Y con tu espíritu. Oración: Te rogamos, Señor, que absuelvas el alma de tu siervo N. (de tu sierva N.) de todo vínculo de pecado, para que viva en la gloria de la resurrección, entre tus santos y elegidos. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo que contigo vive y reina en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos. R. Amén. V. Concédele (-les) Señor, el descanso eterno. R. Y brille para él la luz eterna. V. Descanse (descansen) en paz. R. Amén. V. Su alma (sus almas) y las de todos los fieles difuntos descansen en paz, por la misericordia del Señor. R. Amén.

16

LECCIONARIO DE LAS MISAS DE DIFUNTOS Leccionario I
Para la 1ª Misa del día 2 (ó la cantada de ese día) y para la misa de funeral y aniversario por el Papa, un obispo o un sacerdote se toman las lecturas que están en el formulario general de esta Guía para la misa cantada de Requiem.

Leccionario II
Para la misa de funeral desde el conocimiento de la muerte hasta el sepelio y en los oficios solemnes que siguen al sepelio. EPISTOLA 1 Tes 4, 13-18
Estaremos siempre con el Señor

Léctio epístolæ beáti Pauli Apóstoli Lectura de la Carta del Apóstol de San ad Thessalonicénses. Pablo a los Tesalonicenses Fratres: Nólumus vos ignoráre de Hermanos, no queremos que estéis en la dormiéntibus, ut non contristémini, ignorancia respecto de los muertos, para

17

sicut et céteri qui spem non habent. Si enim crédimus quod Jesus mórtuus est, et resurréxit: ita et Deus eos, qui dormiérunt per Jesum, addúcet cum eo. Hoc enim vobis dícimus in verbo Dómini, quia nos, qui vívimus, qui resídui sumus in advéntum Dómini, non praeveniémus eos, qui dormiérunt. Quoniam ipse Dóminus in jussu, et in voce Archángeli, et in tuba Dei descéndet de cælo: et mortui qui in Christo sunt, resúrgent primi. Deínde nos, qui vívimus, qui relínquimur, simul rapiémur cum illis in núbibus óbviam Christo in aëra et sic semper cum Dómino érimus. Itaque consolámini invicem in verbis istis. R/. Deo gratias

que no os entristezcáis como los demás, que no tienen esperanza. Porque si creemos que Jesús murió y que resucitó, de la misma manera Dios llevará consigo a quienes murieron en Jesús. Os decimos eso como Palabra des Señor: Nosotros, los que vivamos, los que quedemos hasta la Venida del Señor no nos adelantaremos a los que murieron. El Señor mismo, a la orden dada por la voz de un arcángel y por la trompeta de Dios, bajará del cielo, y los que murieron en Cristo resucitarán en primer lugar. Después nosotros, los que vivamos, los que quedemos, seremos arrebatados entre las nubes, junto con ellos, al encuentro del Señor en los aires. Y así estaremos siempre con el Señor. Consolaos, pues, mutuamente con estas palabras. R/. Deo gratias

EVANGELIO Jn 11, 21-27
Yo soy la resurrección y la vida

V.Dominus vobiscum. V. El Señor esté con vosotros. R. Et cum spiritu tuo. R. Y con tu espíritu. V. ✠ Sequentia sancti Evangelii se- V. Lectura del Santo Evangelio según san Juan. cundum Ioannem. R. Gloria a ti, Señor. R. Gloria tibi, Domine. In illo témpore: Dixit Martha ad Jesum: Dómine, si fuíssis his, frater meus non fuísset mórtuus: sed et nunc scio, qui quaecúmque poposceris a Deo, dabit tibi Deus. Dicit illi Jesus: Resúrget frater tuus. Dicit ei Martha: Scio quia resúrget in resurrectióne in novíssimo die. Dixit ei Jesus: Ego sum resurréctio, et vita: qui credit in me, étiam si mórtuus fúerit, vivet: et omnes qui vivit, et credit in me, non moriétur in ætérnum. Credis hoc? Ait illi: Utique, Dómine, ego crédidi, qui tu En aquel tiempo, dijo Marta a Jesús: «Señor, si hubieras estado aquí no habría muerto mi hermano. Pero aún ahora sé que todo lo que pidas a Dios, Dios te lo concederá.» Jesús le dijo: «Tu hermano resucitará.» Marta respondió: «Sé que resucitará en la resurrección del último día.» Jesús le dice: «Yo soy la resurrección y la vida: el que cree en mi, aunque haya muerto, vivirá; y el que está vivo y cree en mi, no morirá para siempre. ¿Crees esto?» Ella le contestó: «Si, Señor: yo creo que tú eres el Mesías, el Hijo de Dios, el que tenía

18

es Christus Filius Dei vivi, qui in hunc que venir al mundo.»" mundum venísti. R/. Laus tibi, Christe. R/. Laus tibi, Christe.

Leccionario III
Estas lecturas se utilizan en la misas de aniversario y para la 2ª misa del día 2 de noviembre. 43EPISTOLA 2 Mac 12, 43-46
Realizó esta obra con el pensamiento puesto en la resurrección.

Léctio libri Machabæórum. In diébus illis: Vir fortíssimus Judas, facta collatióne, duódecim míllia drachmas argénti misit Jerosólymam, offérri pro peccátis mortuórum sacrifícium, bene et religióse de resurrectióne cógitans (nisi enim eos, qui cecíderant, resurrectúros speráret, supérfluum viderétur, et vanum oráre pro mórtuis): et quia considerábat quod hi, qui cum pietáte dormitiónem accéperant, óptimam habérent repósitam grátiam. Sancta ergo, et salúbris est cogitátio pro defúnctis exoráre, ut a peccátis solvántur. R/. Deo gratias

Lectura del libro de los Macabeos. En aquellos días, el valiente Judas, después de haber recolectado entre sus hombres unas dos mil dracmas, las envió a Jerusalén para que se ofreciera un sacrificio por el pecado. El realizó este hermoso y noble gesto con el pensamiento puesto en la resurrección, porque si no hubiera esperado que los caídos en la batalla iban a resucitar, habría sido inútil y superfluo orar por los difuntos. Además, él tenía presente la magnífica recompensa que está reservada a los que mueren piadosamente, y este es un pensamiento santo y piadoso. Por eso, mandó ofrecer el sacrificio de expiación por los muertos, para que fueran librados de sus pecados. R/. Deo gratias

EVANGELIO Jn 6, 37-40
El que ve al Hijo y cree en él, tiene la vida eterna

V.Dominus vobiscum. R. Et cum spiritu tuo.

V. El Señor esté con vosotros. R. Y con tu espíritu.

19

V. ✠ Sequentia sancti Evangelii secundum V. Lectura del Santo Evangelio según san Juan. Ioannem. R. Gloria a ti, Señor. R. Gloria tibi, Domine. In illo témpore: Dixit Jesus turbis Judæórum: «Omne, quod dat mihi Pater, ad Me véniet: et eum, qui venit ad Me, non ejíciam foras: quia descéndi de cælo, non ut fáciam voluntátem meam, sed voluntátem ejus, qui misit me. Hæc est autem volúntas ejus, qui misit me, Patris: ut omne, quod dedit mihi, non perdam ex eo, sed resúscitem illud in novíssimo die. Hæc est autem volúntas Patris mei, qui misit me: ut omnis, qui videt Fílium, et credit in eum, hábeat vitam ætérnam, et ego resuscitábo eum in novíssimo die.» R/. Laus tibi, Christe. En aquel tiempo, dijo Jesús a los judíos: Todo lo que me da el Padre viene a mí, y al que venga a mí yo no lo rechazaré, porque he bajado del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la del que me envió. La voluntad del que me ha enviado es que yo no pierda nada de lo que él me dio, sino que lo resucite en el último día. Esta es la voluntad de mi Padre: que el que ve al Hijo y cree en él, tenga Vida eterna y que yo lo resucite en el último día». R/. Laus tibi, Christe.

Leccionario IV
Estas lecturas se utilizan en la misa cotidiana de difuntos (votivas IV clase) y en la 3ª misa de día 2 de noviembre. EPISTOLA Apoc. 14, 13
Dichosos los que mueren en el Señor

Léctio libri Apocalypsis beáti Joánnis Lectura del libro del Apocalipsis de San Apóstoli. Juan Apóstol. In diébus illis: Audivi vocem de cælo, dicéntem mihi: «Scribe: Beáti mórtui, qui in Dómino moriúntur. Amodo jam licit Spíritus, ut requiéscant a labóribus suis: ópera enim illórum sequúntur illos.» R/. Deo gratias En aquellos días: escuché una voz que me ordenaba desde el cielo: «Escribe: ¡Felices los muertos que mueren en el Señor! Sí – dice el Espíritu– de ahora en adelante, ellos pueden descansar de sus fatigas, porque sus obras los acompañan». R/. Deo gratias

20

EVANGELIO Jn 6, 51-55
El que come mi carne y bebe mi sangre tiene Vida eterna

V.Dominus vobiscum. V. El Señor esté con vosotros. R. Et cum spiritu tuo. R. Y con tu espíritu. V. ✠ Sequentia sancti Evangelii secun- V. Lectura del Santo Evangelio según san Juan. dum Ioannem. R. Gloria a ti, Señor. R. Gloria tibi, Domine. In illo témpore: Dixit Jesus turbis Judæórum: «Ego sum panis vivus, qui de cælo descéndi. Si quis manducáverit ex hoc pane, vivet in ætérnum: et panis, quem ego dabo, caro mea est pro mundi vita.» Litigábant ergo Judǽi ad ínvincem, dicéntes: «Quómodo potest hic nobis carnem suam dare ad manducándum?» Dixit ergo eis Jesus: «Amen, amen dico vobis: Nisi manducavéritis carnem Fílii hóminis, et bibéritis ejus sánguinem, non habébitis vitam in vobis. Qui mandúcat meam carnem, et bibit meum sánguinem, habet vitam ætérnam: et ego resuscitábo eum in novíssimo die.» R/. Laus tibi, Christe. En aquel tiempo: dijo Jesús a los judíos: Yo soy el pan vivo bajado del cielo. El que coma de este pan vivirá eternamente, y el pan que yo daré es mi carne para la Vida del mundo». Los judíos discutían entre sí, diciendo: «¿Cómo este hombre puede darnos a comer su carne?». Jesús les respondió: «Les aseguro que si no comen la carne del Hijo del hombre y no beben su sangre, no tendrán Vida en ustedes. El que come mi carne y bebe mi sangre tiene Vida eterna, y yo lo resucitaré en el último día. Porque mi carne es la verdadera comida y mi sangre, la verdadera bebida. R/. Laus tibi, Christe.

21

ORACIONES PARA LAS DIVERSAS MISAS DE DIFUNTOS

2 ª Misa del día 2 de Noviembre
COLECTA. Deus indulgentiárum Dómine, da animábus famulórum famularúmque tuárum refrigérii sedem, quiétis beatitúdinem, et lúminis claritátem. Per Dóminum. SECRETA: Propitiáre, Dómine, supplicatiónibus nostris, pro animábus famulórum, famularúmque tuárum pro quibus tibi offérimus sacrifícium laudis; ut eas Sanctórum tuórum consórtio sociáre dignéris. Per Dóminum. POSTCOMMUNIO: Præsta, quǽsumus, Dómine: ut animábus famulórum, famularúmque tuárum; his purgátæ sacrifíciis indulgéntiam páriter et requiem cápiant sempitérnam. Per Dóminum. COLECTA. Señor, Dios del perdón, concede a las almas de tus siervos y siervas la morada de la paz, el reposo de la bienventuranza y el esplendor de tu luz. Por Nuestro Señor Jesucristo. SECRETA. Muéstrate propicio, oh Señor, a las súplicas que te dirigimos por las almas de tus siervos y siervas, por quienes te ofrecemos este sacrificio de alabanza, a fin de que te dignes introducirlas en la sociedad de tus santos. Por Nuestro Señor Jesucristo. POSCOMUNIÓN. Haz, Señor, te rogamos, que las almas de tus siervos y tus siervas, purificadas con este sacrificio, alcancen a la vez el perdón y el descanso eterno. Por Nuestro Señor Jesucristo.

3ª misa del día 2 de noviembre
COLECTA. Deus, véniæ largítor et humánæ salútis amàtor; quæsumus cleméntiam tuam; ut ánimas famulórum famularúmque tuárum, quæ ex hoc sæculo transiérunt, beáta María semper Vírgine intercedénte cum ómnibus Sanctis tuis, ad perpétuæ beatitúdinis consortium perveníre concédas. Per Dóminum. SECRETA. Deus, cujus misericórdiæ non est númerus, súscipe propítius preces humilitátis nostræ: et animábus ómnium fidélium defunctórum quibus COLECTA. Oh Dios, que otorgas el perdón y buscas la salvación de los hombres, pedimos a tu clemencia por la intercesión de la Bienaventurada Virgen María y de todos tus santos, para las almas de tus siervos y siervas que han salido de este mundo, la gracia de tener parte en la beatitud eterna. Por Nuestro Señor Jesucristo. SECRETA. Oh Dios, cuya misericordia no tiene límites, recibe propicio nuestras súplicas y por estos sacramentos en que se realiza nuestra salvación concede

22

tui nóminis dedísti confessiónem, per hæc sacraménta salútis nostræ, cunctórum remissiónem tríbue peccatórum. Per Dominum POSTCOMMUNIO. Præsta quǽsumus omnípotens et miséricors Deus: ut ánimæ famulórum famularúmque tuárum, pro quibus; hoc sacrifícium laudis tuæ obtúlimus majestáti; per hujus virtútem sacraménti a peccátis ómnibus expiáte, lucis perpétuæ, te miseránte, recípiant beatitúdinem. Per Dóminum.

a las almas de todos los fieles difuntos, que a ti te deben el haber profesado la fe cristiana, la remisión de todos sus pecados. Por Nuestro Señor Jesucristo POSCOMUNIÓN. Te rogamos, oh Dios omnipotente y misericordioso, que las almas de tus siervos y siervas, por quienes hemos ofrecido a tu majestad este sacrificio de alabanza, sean purificados de todos sus pecados por virtud de este sacramento, y reciban por tu misericordia el gozo de la luz eterna. Por Nuestro Señor Jesucristo.

Misa del Funeral
COLECTA. Deus, qui próprium est miseréri semper et párcere, te súpplices exorámus pro ánima fámuli tui (fámulæ tuæ) N..., quam hódie de hoc saéculo migráre jussísti: ut non tradas eum in manus inimíci, neque obliviscáris in finem, sed júbeas eam a sanctis Angelis súscipi, et ad pátriam paradísi perdúci; ut, quia in te sperávit et crédidit, non poenas inférni sustíneat, sed gáudia ætérna possídeat. Per Dóminum. COLECTA. Oh Dios de quien es propio compadecerse siempre y perdonar; humildemente te rogamos por el alma de siervo/a N., que hoy has hecho salir de este mundo; no la dejes caer en las manos del enemigo para olvidarla por siempre, antes ordena a tus ángeles que la reciban y la introduzcan en su patria, el paraíso, de suerte que, habiendo puesto en ti su esperanza y su fe, no tenga que sufrir los castigos del infierno, sino que entre en posesión de la alegría eterna. Por Nuestro Señor Jesucristo. SECRETA. Te rogamos, Señor, mires propicio el alma de tu siervo/a N., por quien te ofrecemos este sacrificio de alabanza; implorando humildemente a tu majestad que, por estos sagrados ritos de expiación, merezca llegar al descanso eterno. Por Nuestro Señor Jesucristo. POSCOMUNIÓN. Te suplicamos, oh Dios todopoderoso, que el alma de tu siervo/a N., que ha emigrado hoy de

SECRETA. Propitiáre, quæsumus, Dómine, ánimæ famuli tui N. (famulæ tuæ N.), pro qua hostiam laudis tibi immolámus, majestatem tuam supplíciter deprecántes: ut per hæc piæ placatiónis offícia, perveníre mereátur ad réquiem sempitérnam. Per Dóminum. POSTCOMMUNION. Praesta, quæsumus, omnípotens Deus: ut ánima fámuli tui N. (fámulæ tuæ N.), quæ hódie de

23

hoc sæculo migrávit, his sacrificiis purgáta, et a peccátis expedíta indulgéntiam páriter et réquiem cápiat sempitérnam. Per Dóminum.

este mundo, purificada con este sacrificio y limpia de sus pecados merezca conseguir a la vez el perdón y el descanso eterno. Por Nuestro Señor Jesucristo.

Sepelio Misa del 3, 7 y 30 despues del Sepelio
COLECTA. Quaesumus, Domine, ut animae fámuli tui N. (fámulae tuae N.), cuius depositionis diem tertium (vel septimum vel trigesimum) commemoramus, Sanctorum atque electorum tuorum largíri dignéris consortium: et rorem misericordiae tuae perennem infúndas. Per Dóminum. SECRETA. Múnera, quaesumus, Domine, quae tibi pro anima famuli tui N. (fámulae tuae N.) offerimus, placatus intende: ut, remediis purgáta caeléstibus, in tua pietate requiescat. Per Dóminum. POSTCOMMUNIO. Suscipe, Domine, preces nostras pro anima famuli tui N. (fámulae tuae N.): ut, si quae ei máculae de terrenis contagiis adhaesérunt, remissionis tuae misericordia deleantur. Per Dóminum. COLECTA. Te rogamos, Señor, te dignes conceder al alma de tu siervo/a N., cuyo día (tercero, séptimo o trigésimo) de enterramiento conmemoramos, el ingreso en la sociedad tus santos y elegidos y que derrames sobre ella el rocío eterno de tu misericordia. Por Nuestro Señor Jesucristo. SECRETA. Mira, Señor, benigno los dones que te ofrecemos por el alma de tu siervo/a N., para que, purificada con los auxilios celestiales descanse en tu amor. Por Nuestro Señor Jesucristo. POSCOMUNIÓN. Recibe, Señor, nuestras súplicas por el alma de tu siervo/a N., para que si aun le quedan restos de sus pasadas culpas, se borren con la misericordia de tu perdón. Por nuestro Señor Jesucristo.

Aniversario Misa de Aniversario
COLECTA. Deus, indulgentiárum Dómine: da ánimæ fámuli tui N. (fámulæ tuæ N. vel animábus famulórum, famularúmque tuárum) cujus (quorum) anniversárium depositiónis diem commemorámus, refrigérii sedem, quiétis beatúdinem, et lúminis claritátem. Per Dóminum. SECRETA. Propitiáre, Dómine, supplicatiónibus nostris, pro ánima COLECTA. Oh Señor, Dios del perdón, concede al alma de tu siervo/a/os/as N., de quien/es conmemoramos el aniversario de su muerte la morada de la paz, el reposo de la bienaventuranza y el esplendor de tu luz. Por Nuestro Señor Jesucristo. SECRETA. Muéstrate propicio, oh Señor, a las súplicas que te dirigimos por el

24

fámuli tui N. (fámulæ tuæ N. vel animábus famulórum, famularúmque tuárum) cujus (quorum) hódie ánnua dies ágitur: pro qua (quibus) tibi offérimus sacrifícium laudis; ut eam (eas) Sanctórum tuórum consórtio sociáre dignéris. Per Dóminum. POSTCOMMUNIO. Præsta, quǽsumus, Dómine: ut ánima fámuli tui N. (fámulæ tuæ N. vel animábus famulórum, famularúmque tuárum) cujus (quorum) anniversárium depositiónis diem, commemorámus; his purgáta (purgátæ) sacrifíciis indulgéntiam páriter et requiem cápiat (cápiant) sempitérnam. Per Dóminum.

alma de tu siervo/a/os/as N., de quien/es es hoy el aniversario de su muerte, y por quien/es te ofrecemos este sacrificio de alabanza, a fin de que te dignes agregarla/as a la sociedad de tus santos. Por Nuestro Señor Jesucristo. POSCOMUNIÓN. Haz, Señor, te rogamos, que el alma de tu siervo/a /os/as N., de cuyo fallecimiento celebramos hoy el aniversario, purificada/as por este sacrificio, alcance/n a la vez el perdón y el descanso eterno. Por Nuestro Señor Jesucristo.

Difuntos Oraciones diversas por los Difuntos
Por el Papa COLECTA. Deus, qui inter summos Sacerdótes fámulum tuum N. ineffábili tua dispositióne connumerári voluísti: præsta, quǽsumus; ut qui Unigéniti Fílii tui vices in terris gerébat, sanctórum tuórum Pontíficum consórtio perpétuo aggregétur. Per eumdem Dóminum. SECRETA. Suscípe, Dómine, quǽsumus, pro ánima fámuli tui N. Summi Pontíficis, quas offérimus hostias: ut, cui in hoc sǽculo pontificále donásti méritum, in cælésti regno Sanctórum tuórum júbeas jungi consórtio. Per Dóminum. POSTCOMMUNIO. Prosit, quǽsumus, Dómine, ánimæ fámulii tui N. Summi Pontíficis, misericórdiæ tuæ imploráta cleméntia: ut ejus, in quo sperávit et COLECTA. Oh Dios, que en tu inefable providencia has querido colocar en el número de los soberanos pontífices a tu siervo N., concede propicio que, quien en la tierra hizo las veces de tu Unigénito Hijo, sea agregado a la sociedad de los santos pontífices. Por el mismo Señor Jesucristo. SECRETA. Recibe, Señor, te lo suplicamos, el sacrificio que por el alma de tu sumo pontífice N. ofrecemos, para que dispongas el ingreso en la sociedad de tu santos de aquel a quien has concedido la dignidad de soberano pontífice. Por Nuestro Señor Jesucristo. POSCOMUNIÓN. Te rogamos, Señor, que la bondad que hemos recabado de tu misericordia aproveche al alma de tu siervo el Sumo Pontífice N., para que

25

crédidit, ætérnum cápiat, te miseránte, por tu benignidad alcance a estar consórtium. Per Dominum. siempre con aquel en quien ha esperado y creido. Por Nuestro Señor Jesucristo.

Por los obispos y sacerdotes (se dice la misma en singular por un cardenal, por un obispo o por un sacerdote) COLECTA. Deus, qui inter apostolicos Sacerdótes famulos tuos pontificali seu sacerdotali fecisti dignitate vigere: praesta, quaesumus; ut eórum quoque perpetuo aggregentur consortio. Per Dóminum nostrum. SECRETA. Suscipe, Domine, quaesumus, pro animábus famulorum tuorum Pontificum seu Sacerdotum, quas offerimus, hostias: ut, quibus in hoc saeculo pontificále seu sacerdotale donasti meritum, in caelesti regno Sanctorum tuorum iubeas iungi consortio. Per Dóminum nostrum. POSTCOMMUNIO. Prosit, quaesumus, Domine, animabus famulorum tuorum Pontificum seu Sacerdotum misericordiae tuae imploráta clementia: ut eius, in quo speraverunt et crediderunt, aetérnum capiant, te miserante, consortium. Per Dóminum nostrum. Por un sacerdote COLECTA. Praesta, quaesumus, Domine: ut ánima famuli tui N. Sacerdotis, quem, in hoc saeculo commorantem, sacris muneribus decorásti; in caelesti sede gloriosa semper exsultet. Per Dóminum. COLECTA. Haz, Señor, que el alma de tu siervo N., a quien en vida le has dado ejercer como sacerdote, las sagradas funciones, se siente eternamente gozoso en la gloria celestial. Por nuestro Señor Jesucristo. COLECTA. Oh Dios que has elevado a tus siervos a la dignidad del episcopado o del sacerdocio, colocándolos entre los presbíteros continuadores de los apóstoles; haz te rogamos, se asocien a ellos en la gloria eterna. Por Nuestro Señor Jesucristo. SECRETA. Recibe, Señor, el sacrificio que por las almas de tus siervos obispos o sacerdotes te ofrecemos para que dispongas el ingreso en la sociedad de los santos, de aquellos a quienes has concedido en este mundo la dignidad del episcopado o del sacerdocio. Por Nuestro Señor Jesucristo. POSCOMUNIÓN. Te rogamos, Señor, que la bondad que hemos recabado de tu misericordia aproveche a las almas de tus siervos pontífices o sacerdotes para que por tu benignidad alcancen a estar siempre con aquel en quien han esperado y creido. Por Nuestro Señor Jesucristo.

26

SECRETA. Suscipe, Domine, quaesumus, pro anima famuli tui N. Sacerdotis, quas offerimus, hostias: ut, cui sacerdotale donasti meritum, dones et praemium. Per Dóminum. POSTCOMMUNIO. Praesta, quaesumus, omnípotens Deus: ut animam famuli tui N. Sacerdotis in congregatione iustorum aetérnae beatitudinis iubeas esse consortem. Per Dóminum.

SECRETA. Te rogamos, Señor, recibas las oblación que ofrecemos por el alma de tu siervo N, sacerdote, para que, habiéndole concedido la dignidad sacerdotal le otorgues también el premio. Por nuestro Señor Jesucristo. POSCOMUNIÓN. Te rogamos, oh Dios todopoderoso, que el alma de tu siervo N., sacerdote, pueda asociarse a la asamblea de los justos en la eterna bienventuranza. Por nuestro Señor Jesucristo.

Por un obispo COLECTA. Da nobis, Domine, ut animam fámuli tui N. Episcopi, quam de huius saeculi eduxisti laborioso certamine, Sanctorum tuorum tribuas esse consortem. Per Dóminum. SECRETA. Annue nobis, quaesumus, Domine, ut animae famuli tui N. Episcopi haec prosit oblatio: quam immolándo, totius mundi tribuisti relaxari delicta. Per Dóminum. POSTCOMMUNIO. His sacrificiis, quaesumus, omnípotens Deus, purgáta anima famuli tui N. Episcopi, ad indulgentiam et refrigerium sempiternum pervenire mereatur. Per Dóminum Por uno o varios difuntos COLECTA. Inclína, Domine, aurem tuam ad preces nostras, quibus misericordiam tuam supplices deprecámur: ut animam famuli tui N., quam de hoc saeculo migrare iussisti; in pacis ac lucis regione constituas, et Sanctorum tuorum iubeas esse consortem. Per DómiCOLECTA. Escucha, Señor, nuestras súplicas, por las que humildemente imploramos de tu misericordia que establezcas en la morada de la paz y de la luz el alma de tu siervo N. que has hecho salir de este mundo y lo asocies a la compañía de tus santos. Por nuestro COLECTA. Concédenos, Señor, que el alma de tu siervo N., obispo, que has arrancando de los recios combates de esta vida, ingrese en la sociedad de los santos. Por Nuestro Señor Jesucristo. SECRETA. Haz, Señor, que sea provechosa al alma de tu siervo N., obispo, esta ofrenda, cuya inmolación por voluntad tuya debe servir para perdonar todos los pecados del mundo. Por Nuestro Señor Jesucristo. POSCOMUNIÓN. Purificada por este sacrificio el alma de tu siervo N, obispo, te rogamos, Dios omnipotente, merezca conseguir tu perdón y la paz eterna. Por nuestro Señor Jesucristo.

27

num nostrum. SECRETA. Annue nobis, quaesumus, Domine, ut animae famuli tui N. haec prosit oblatio: quam immolándo, totius mundi tribuisti relaxari delicta. Per Dóminum nostrum. POSTCOMMUNIO. Absólve, quaesumus, Domine, ánimam famuli tui N. ab omni vinculo delictorum: ut in resurrectionis glória inter Sanctos et electos tuos resuscitatus respíret. Per Dóminum.

Señor Jesucristo. SECRETA. Haz, Señor, que sea provechosa al alma de tu siervo N., esta ofrenda, cuya inmolación por voluntad tuya debe servir para perdonar todos los pecados del mundo. Por Nuestro Señor Jesucristo. POSCOMUNIÓN. Desliga, Señor, el alma de tu siervo N. de toda atadura de pecado, para que en el día glorioso de la resurrección, resucite a una nueva vida entre tus santos y elegidos. Por nuestro Señor Jesucristo.

Por una o varias difuntas COLECTA. Quæsumus, Dómine, pro tua pietáte miserére ánimæ fámulæ tuæ N.: et a contágiis mortalitátis exútam, in ætérnæ salvatiónis partem restítue. Per Dominum nostrum. SECRETA. His sacrificiis, quaesumus, Domine, anima fámulae tuae N. a peccatis omnibus exuátur, sine quibus a culpa nemo liber exstitit: ut, per haec piae placatiónis officia, perpetuam misericordiam consequatur. Per Dominum nostrum. POSTCOMMUNIO. Invéniat, quaesumus, Domine, anima fámulae tuae N. lucis aetérnae consortium: cuius perpétuae misericordiae consecuta est sacramentum. Per Dominum nostrum Jesum Christum. COLECTA. Te suplicamos, Señor, te apiades por tu misericordia del alma de tu sierva N. y libre de las corrupciones de la vida mortal, le des parte en la eterna salvación. Por nuestro Señor SECRETA. Te rogamos, Señor, que el alma de tu sierva N. se vea purificada de todos los pecados mediante este sacrificio sin el cual nadie se ha librado de culpa, para que, apaciguado por los ritos que celebramos, le concedas la eterna misericordia. Por nuestro Señor POSCOMUNIÓN. Te pedimos, Señor, que el alma de tu sierva N. reciba su parte en la luz eterna, cuya prenda recibía en este sacramento de perpetua misericordia. Por nuestro Señor Jesucristo,

Por el padre y/o la madre del celebrante, de los asistentes o del padre o la madre en singular. COLECTA. Deus, qui nos patrem et COLECTA. Oh Dios que has mandado matrem honoráre praecepísti: miserere honrar a padre y madre; sé clemente y clementer animabus patris et matris compasivo con las almas de mi padre y

28

meae (parentum nostrorum), eorumque peccata dimitte; meque (nosque) eos in aetérnae claritatis gaudio fac videre. Per Dóminum. SECRETA. Suscipe sacrificium, Domine, quod tibi pro animabus patris et matris meae (parentum nostrorum) offero: eisque gaudium sempiternum in regione vivorum concede; meque (nosque) cum illis felicitati Sanctorum coniúnge. Per Dóminum nostrum. POSTCOMMUNIO. Caelestis participatio sacramenti, quaesumus, Domine, animabus patris et matris meae (parentum nostrorum) requiem et lucem obtineat perpetuam: meque (nosque) cum illis gratia tua corónet aeterna. Per Dóminum nostrum.

de mi madre; perdónales sus pecados y dame la alegría de verlos en el gozo de la luz eterna. Por nuestro Señor Jesucristo. SECRETA. Recibe, Señor, el sacrificio que por el alma de mi padre y de mi madre te ofrezco, concédeles la alegría sempiterna en la región de los vivos y dame parte con ellos en la felicidad de los santos. Por nuestro Señor Jesucristo. POSCOMUNIÓN. Te suplicamos, Señor, que la participación del sacramento celestial consiga para las almas de mi padre y de mi madre el descanso y la luz eterna, y a mí me obtenga de tu gracia la corona eterna junto a ellos. Por nuestro Señor Jesucristo.

Por los hermanos en religión, parientes y bienhechores difuntos COLECTA. Deus, véniae largitor et humanae salutis amator: quaesumus clementiam tuam; ut nostrae congregationis fratres, propinquos et benefactores, qui ex hoc saeculo transierunt, beata María semper Virgine intercedente cum omnibus Sanctis tuis, ad perpétuae beatitudinis consortium pervenire concedas. Per Dóminum. COLECTA. Oh Dios que otorgas el perdón y buscas con amor la salvación de los hombres; pedimos a tu clemencia, por la intercesión de la bienvaturada siempre Virgen María y de todos tus san tos, para las almas de nuestros hermanos en religión, de nuestros parientes y bienhechores que han salido de este mundo, la gracia de tener parte en la beatitud eterna. Por nuestro Señor Jesucristo. SECRETA. Oh Dios cuya misericordia no tiene límites, recibe propicio nuestras pobres súplicas, y por estos sacramentos en que se realizan nuestra salvación concede a las almas de nuestro hermanos, parientes y bienhechores, que a ti deben el haber profesado la fe cristiana,

SECRETA. Deus, cuius misericordiae non est numerus, suscipe propitius preces humilitatis nostrae: et animabus fratrum, propinquorum et benefactórum nostrorum, quibus tui nominis dedisti confessionem, per haec sacramenta salutis nostrae, cunctorum remi-

29

ssionem tribue peccatorum. Per Dómi- la remisión de todos sus pecados. Por num. nuestro Señor Jesucristo. POSTCOMMUNIO. Praesta, quaesumus, omnípotens et miséricors Deus: ut animae fratrum, propinquorum et benefactórum nostrorum, pro quibus hoc sacrifícium laudis tuae obtulimus maiestati; per huius virtutem sacramenti a peccatis omnibus expiátae, lucis perpétuae, te miserante, recipiant beatitudinem. Per Dóminum. POSCOMUNIÓN. Te rogamos, oh Dios omnipotente y misericordioso, que las almas de nuestros hermanos, parientes y bienhechores, por quienes hemos ofrecido a tu majestad este sacrificio de alabanza sean purificados de todos sus pecados por virtud de este sacramento y reciban por tu misericordia el gozo de la luz eterna. Por nuestro Señor Jesucristo.

Por los que descansan en el cementerio COLECTA. Deus, cuius miseratione animae fidélium requiescunt: famulis et famulabus tuis, et omnibus hic et ubique in Christo quiescéntibus, da propitius veniam peccatorum; ut, a cunctis reátibus absoluti, tecum sine fine laeténtur. Per eundem Dóminum. SECRETA. Pro animabus famulorum famularúmque tuarum, et omnium catholicorum hic et ubique in Christo dormientium, hostiam, Domine, suscipe benignus oblatam: ut hoc sacrificio singulari, vinculis horréndae mortis exúti, vitam mereantur aeternam. Per eundem Dóminum. POSTCOMMUNIO. Deus, fidelium lumen animarum, adesto supplicationibus nostris: et da famulis et famulabus tuis, quorum corpora hic et ubique in Christo requiescunt, refrigerii sedem, quietis beatitudinem et luminis claritatem. Per eundem Dóminum. COLECTA. Oh Dios, por cuya misericordia reposan las almas de los fieles, concede benigno el perdón de los pecados a tus siervos y siervas y a todos los que en este lugar o en cualquier otro descansan en Cristo, para que libres de toda culpa se regocigen contigo eternamente. Por el mismo Señor Jesucristo. SECRETA. Recibe, Señor, benignamente la víctima que te ofrecemos por las almas de tus siervos y siervas y de todos los católicos que aquí y en cualquier otro lugar reposan en Cristo; para que, por este sacrificio incomparable libres de los lazos de la horrible muerte, merezcan pasar a la vida perdurable. Por Nuestro Señor Jesucristo. POSCOMUNIÓN. Oh Dios, luz de los fieles, atiende a nuestras súplicas y concede a tus siervos y siervas; cuyos cuerpos aquí o en cualquier otro lugar descansan en Cristo, la morada de la paz, el descanso de la bienaventuranza y el resplandor de tu luz. Por Nuestro Señor Jesucristo.

30

Por varios difuntos COLECTA. Deus, cui proprium est misereri semper et parcere: propitiare animabus famulorum famularúmque tuarum, et ómnia eórum peccata dimitte; ut, mortalitatis vinculis absolútae, transire mereantur ad vitam. Per Dóminum SECRETA. Annue nobis, quaesumus, Domine, ut animabus famulorum famularúmque tuarum haec prosit oblatio: quam immolándo, totius mundi tribuisti relaxari delicta. Per Dóminum. POSTCOMMUNIO. Deus, cui soli competit medicinam praestáre post mortem: praesta, quaesumus; ut animae famulorum famularúmque tuarum, terrenis exútae contagiis, in tuae redemptionis parte numerentur: Qui vivis et regnas cum Deo Patre in unitate. Por varios difuntos COLECTA. Animabus, quaesumus, Domine, famulórum famularúmque tuarum misericordiam concede perpetuam: ut eis proficiat in aetérnum, quod in te speraverunt et crediderunt. Per Dóminum nostrum. SECRETA. His, Domine, quaesumus, placatus intende muneribus: et, quod ad laudem tui nominis supplicántes offerimus, ad indulgentiam proficiat defunctorum. Per Dóminum. COLECTA. Te pedimos, Señor, concedas la misericordia sin fin a las almas de tus siervos y siervas para que les sirva de provecho eterno el haber espeado y creido en ti. Por nuestro Señor Jesucristo. SECRETA. Te rogamos, Señor, mires bondadosamente estas ofrendas y, lo que con humildad ofrecemos en alabanza de tu nombre sea provechoso para el perdón de los difuntos. Por nuestro Señor Jesucristo. POSTCOMMUNIO. Supplices, Domine, POSCOMUNIÓN. Te presentamos, Sepro animabus famulorum famularúm- ñor, nuestras insistentes plegarias por que tuarum preces effúndimus: obse- las almas de tus siervos y siervas, supliCOLECTA. Oh Dios de quien es propio compadecerse siempre y perdonar, muéstrate propicio a las almas de tus siervos y siervas; y perdónales todos sus pecados; para que líbres de los lazos de la mortalidad, merezcan pasar a la vida. Por Nuestro Señor Jesucristo. SECRETA. Haz, Señor, que sea provechosa a las almas de tu siervos y de tus siervas esta ofrenda, cuya inmolación por voluntad tuya debe servir para perdonar todos los pecados del mundo. Por Nuestro Señor Jesucristo. POSCOMUNIÓN. Oh Dios único que después de la muerte puedes dar la salud: limpia las almas de tus siervos y siervas de las manchas de aquí abajo y ponlas en el número de las que tienen parte en tu redención.. Tú que vives y reinas.

31

crantes; ut, quidquid conversatione contraxerunt humana, clementer indúlgeas, et eas in tuorum sede laetántium constituas redemptorum. Per Dóminum.

cándote le perdones, por tu bondad, las faltas que han podido cometer en su vida mortal y les des un lugar en la alegre compañía de los que tus redimidos. Por Nuestro Señor Jesucristo.

SECUENCIA

32

33

34

35

Fraternidad de Cristo Sacerdote y Santa María Reina

36

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful