CAPITULO

I

EL MUNDO DE LA IGLESIA PRIMITIVA

La iglesia cristiana nació en un mundo ya envejecido. Grandes imperios habían surgido y luego desaparecido. Las glorias de Egip to, Sumeria, Babilonia, Asiria, Persia, y Grecia eran cosas del pasado. Ahora Roma, el más grande de los imperios, regía el mundo civilizado. Fue casi exclusivamente dentro de ese imperio que la iglesia cristiana pasó los primeros cinco siglos de su existencia. Antes de comenzar el estudio de la historia de la iglesia, es importante considerar brevemente las características principales del mundo en el cual se desarrolló. Para elló debemos tener en cuenta el Imperio Romano, el trasfondo judío de la iglesia, la influencia del pensamiento griego, y las distintas religiones que el cristianismo halló en su derredor.
El Imperio Romano La iglesia cristiana nació dentro del Imperio Romano. Esta grande poderosa comunidad de naciones se extendía desde lo que hoy cs lrán hasta Inglaterra, y desde el Sahara hasta el noroeste de Alemania. El mar Mediterráneo no bañaba, como hoy, las costas de muchas naciones; más bien constituía una gran vía de comunicación interna que unía las distintas provincias del imperio que lo rodeaba por todos lados. Cientos de tribus vivían dentro de las fronteras de Roma, y habfa naciones bajo su férula cuya historia databa de mucho antes de su fundación. El centro del imperio era Roma, donde todo el poder estaba en manos del emperador.

y

I.

DESARROLLO

una pequeña aldea a orillas del río Tíber en Italia occidental, creció hasta hacerse un pueblo, luego una ciudad, y por fin un estado. A través de guerras y tratados con los estados vecinos siguió el proceso de expansión. En 265 ¡,.c., quinientos años después de su fundación, Roma em ya dueña de toda la península
itálica. Luego se extendió hacia el oeste a través del mar. En menos de cien años había conquistado las islas de Sicilia, Córcega, y Cerdeña, el poderoso estado de Cartago en el norte de Africa, y mucho de España. De allí se volvió hacia el este y el norte. Conquistó todas las tierras sobre el Mediterráneo, toda la Galia hacia el norte, y parte de la Alemania de nuest¡os días. Fue así que Palesti. na vino a quedar bajo el control del imperio en el año 63 e.c., y se transformó en una provincia del mismo en el n.o.6.
l5

Cuando nació Jesús, Roma ya tenfa unos 750 años. Fundada como

l() /

iltstotiti\ trl, t A t(;t
GOI]IERNO

t.slA
t7 / l.l. MtJNI)o l)1, l.A l(;l.l.slA l'¡tlMll lvA

2.

Hasta el año 27 A.c. todos los territorios de Roma eran administrados por.una lo¡mq _d-qgqqgrno central conocida como república. Dentro de la misma el senado romano era muy poderoso y ningunu persona por sí sola controlaba el gobierno. Sin embargoe¡ s!-añg d,.c., lu.e.go un número de desastrosas guerras civile! que 17_ -de duraron más de cien años, se re dio. el poder" absorutá á culrq o.qlavio, sobrino de Julio césar (conqüistádor de la Galia y uno de los más grandes romanos). A octavio se le conoce en historia como Augusto, el primero y más grande de los emperadores. _césar L-on termr¡ó la repúbrica y coménzó el imperio; iéinó desáe el ^él año 27 e.c. hasta el a o 14. Este es el césar {ue aparece qn ru.ut 2:l cuando se dice: ¿Aconteció en aqueilos dras, que *-pio''uüó un edicto de parte de Augusto César, que todo él mundo fueie empadronado." con la excepción de algunas luchas en las fronte¡as del imperio, el reino de paz iniciado por césar Augusto duró más de doscientos años. Fue durante estoJdos siglos qué Ia igl_esia, resultado de la vida y obra de nuestro Señor, ue!'o a ,!. gn iestigo i -del evangelio a través de todo el

rlt'l inrpcrio. Una lcctttra
judfo

cuidaclosa

dcl libro dc los Hccltos

nos

rt'vclur¿'r rnt¡chas de las características del nlrdus cn csta sccción.
l'.1 lrasfondo

Imperio Romano mencio'

li

tiene sus raí,q99 en l1h!.q!o¡iq y la- religión de snrgl. "La salvación viene de los judíos", düo Jesús (Jn- 4:22). .lt'sris no vino para abrogar sino para cumplir la ley y los profetas (Mt. 5:l?). Aquellos que pertenecen a Cristo son linaje de Abraf urrrr, lrerederos de acuerdo con la promesa (Ga.3:29). Así como la I'llcstina e_{g_pitjte del Imperio Roma , la iglesia está relacionada, y nruy profundamente, con Israel, el pueblo de Palestina. Lg iglg¡la ¡rrinritiva g¡q tot{¡¡1e_nte- judÍa, su Salvador era judío, Y-t9do el Nrrcvo Tesfáménto fue escrito, probablemente, por judíos. Es útil, ¡ror lo tanto, hacer una breve reseña de la historia de Israel.
f

l.l iglcsia cristiana

I.

DESDE DAVID HASTA ALEJANDRO

imperio.

3.

FRONTERAS

Al oeste tenía el Atlántico. río Rin separaba ta calia oe ra Alema¡ia no conquistada. En el sudoeste de Alemania, no muy lejos del nacimiento del Rin, er río Danubio corría haóia el este para desembocar en el mar Negro. Este río protegfa el imperio de las tribus de los bárbaros del norte. En el este la f¡-ontera lá const¡tuía el imperio persa. por el sur, debajo de ra larga y fértil franja a lo largo de la costa del Africa del norte, el désié¡to de sahara limitaba el imperio. con ra excepción de unas pocas uuiiu.ion.r, especialmente en el este (como consecuencia de las guerras con Persia), estos límites se mantuvieron por más de cuatroiigtos.
Desde los Alpes al mar del Norte, el

Los

_límites del imperio eran claros.

Ll rcino de lSte-e,L f-.U"g práqtjg4¡199!-e--q-slgb!991d9-Pq-&I$, el hijo tlc Isaí, alrededor del año 1000 ¡"c. David reinó hasta más o menos cl uño 960lc. David imprimiÓ tal carácter al reino y a su función rcul que llegó a ser un símbolo de las esperanzas mesiánicas de lsmcl. Después de la muerte de su hijo Salomón, alrededor del año

4.
En

PAX
este.

RO/I,TANA

vasto imperio ra pax romana (paz romana) hizo posibre el y los viajes.en fgrma fácil y iegura. Era posibre viajar de qn lado a otro del imperio por lierra, mar, y ii'ós: Támbien ,. promovió el desarrollo de ra curtura en todoi ius aspectos, liegandose_ a grandes logros en el campo de las letras, ta arquitectuiu, y la escultura. El estudio de las leyes se desarrolió notablemente. En cuanto a la economía se alcanzó un mayor grado de prosperidad a través del ir'perio. Por dondequiera el ejército ,o*uno .ru un símbolo del poder romano, de la ley romana, y de la paz romana. Y lo que era importantc es que rrabíi una rengua com,ili, J griego, por mcclio clcl cual sc poclían entencler a través de la mayoiparte
com-ercio

()J0 A.c., el reino que David había establecido se dividió en dos. El reino del !eIL% llamado Israel, fue atacado y sus moradores llevarlos cautivos a Asi¡i4- en el año 72I ¡.c. Israel nunca fue restaurado. lil reino del sur, Judá, que había permanecido lga!,-a la casa d-e l)avid, tuvo una historia más larga. Sin embargo en 586lc. tambión fue llevado al elilio en B-abüqqi¿. En 539 n.c., Ciro, rey de l)crsia, conquistó Babilonia. Ciro permitió que aquellos que desear:rn volver a Jerusalén lo hicieran. Al año siguiente varios miles volvieron a su tierra nativa. Estos luego reconstruyerqn el templo t¡ue Nabu-co4_on-q!qr, rey de Babilonia, había destruldo. Después de estos, otros grupos volvie¡on 4 Pale¡tlna. Uno-de sus lfdcres fue.E¡!rag, un sacerdote que amaba profundamente -la!9y do Moisés. Tenía un gran deseo de que la observancia de la !ora, la lcy de Igg4el, llegara otra vez a formar parte vital de la religión judía. Los fariseos, a quienes encontramos a menudo en los evangclios y en los Hechos de los Apóstoles, *e¡ne¡gie¡q¡ de este 41ovimiento^-tend!e-n!g--Ajg-l!a-yg le-lgy qgg,F.s-g$¡-ba!-fg-qqme-nzado. Entié loi años 334 y 323.c.c., -Algiau-dlg, el joven rey macedonio, conquistó todas las tierras al este de Grecia ha-st4 la Indla y lrasta Egipto al sur. Cuando murió en323 A.c. sus generales-{i1,i!!9' ron cntrc cllos el imperio que Alejandro habfa creado. -Bl-o]pmgg fue cntonccs cl rcgiclor de Egipto. Dentro de la zona que él gobernaba cstaba l'alr:stina, quo pcrmaneció bajo la autoridad de sus

I8 / IIISTORIA DE LA IGLESIA

l9 /

l)1.

MLlNlX) Dl'l LA IGLtjSIA PRIMI'IIVA

descendientes hasta If g aac.- En.-e-Sg__tnjgnQ_gIg, los descendientes de otro de tos o:_l:lu_lqr, Sdr . LosGizuiidái robernaron siria, eñ; parte der Asia Pe¡sia. Este carñbio en ros g"u.r"i"t.i¿e patestina Méñir, y tocta tuuo ri'uv grundes consecuencias para el pue¡fo:u¿lo.

2.

LOSMACABEOS

romanos ru o.u,io,f 'p#' #J?:Xlllá. T,liX* ?; los sesenta años sisuiéntes d3,átrffi Israei rue un estado semi indepenoiente, siendo sus goberná

@"¡,i¿ffiq*ot-e. ochenta años. En

Los reyes [glemaico^s habran permitido a ros judíos practicar libremente su religión. por más d-e doscientos cincuentu'u¡oi' después de su regreso del ex'io, ros ju¿ios rr.üi." ;;;;;;;i;'í.v *orui c3, tal como Esdras se Ia habia enseRado. arroiu s* -r-üd"";;;;; nulo"i ,.oo.., Ios estaban presionando puru qu. #ü rerigión y siguieran las cosrumbrjs griegas. Eiirdil;;r;;;;il1enro era Antíoco el cuarto, et rey s;teuliáu;. siria. Ascendió al trono en 171Á.c. eüándo rl,¡ ¡ríi* ;.¡ffi;; su porítica, se produjeron toda clase de revuertas ymasacres y ra religión judía fue prohibida, especialmente Ia circuniisión. La ór*ro más grande fu.'ia quema en público de la Tora. La rebelión contra for-X$gSi(al se desató entonces con furia !-t!: e.c) gujo.gl lide¡ato ¿eilñárñino sacerdote ilamado Matatfas y sus cqat¡o hijos. De estos, Judas era el prin.üi-liol.r. s, t., conoce como los mag4_b.,'os, es decir, ..t o.ur.r-tírir;;;; violentamente". En el alg ljl !9 los ju¿ios ganaron la victoria total sobre sus enemisos seléucidas,. y,"ó@p. Pero esto duró sóro

cada rt:ligioso vino a ser la sinagoga, la cual había existido en Pero en .-r,¡lrfltü"d lo.-g4l de judíos-aun- desde antes del exilio' ii'bilóññ ioi jüOios, privados del templo, usaron-la_sinagoga para i,ir,r, f..t las Escrituras, y enseñar mucho más de lo-que habían hcclio en su tierra. Fue-confirmada aun más por Esdras-y sus Hechos succsores como un medio de enseñar la ley. El libro dei;i¡i;" que donde había judíos en el imperio_allí también había a iii- ,ir're"gá. fn cada óiudad que visitaba, Pablo comenzabade tcstificaidó cristo dentro de la sinagoga' -Lurdgr-q-Eqgd9$9 la asamblea era llamado el gob-ern?do-L-o"-pli4 ip3!"-{e- l4 sina-gog1' llra asistido por un'lqc-tq-r EhrEsióriiumt un- conductor {e la .4rqq!-qplggg4qiprrgt, i üf q[¿¡¿ g]19- gg!-to{i.qba las Escrituras v prcsidía en ausencia del presidente. . ' El cuerpo gobernant. d. los judfos en Palestina era el sanedrfn. "la palábra "sanediín" significa "sentarse juntos". Si r-itrtuiÁánt. gobert i.n .t tun.dríniLtebe bajo la autoridad romana, de hecho naba ia provincia él asultos civiles y religiosos. Los iudiqf-fuera tlc palesiina reconocían su autoridad en asuntos meramente reliy ¿a*,. Ei sanedrín estaba compuesto en su mayorfa de saduceos i.gi-sgos bajo la autoridad del ¡g-4q99ry¡:¡{g!e"'

4.

FARISEOSYSADUCEOS

#

en rev con ia aprobación ¿.j n"Á"1 oespués oe su muerte, er reino fue dividido rit.. .u, nijos. _Arquerao reci, bió a Judea, Samaria,.e t¿r.."; flrig_dgf¡Arpqr ré hñ;;g;;; Galilea y Perea; y_lé1¡9 o.t ¿iá¡;r*te de Gatilea. En el año 6 A'D' Arquelao fue depueito y enviado al destierro a causa de sus malas prácticas. su régión r. t.*rroÁó en una provincia romana gobernada- por procurádores ,o-unor.'b el26 al36e.o. el ¡/¡ dor de Judea fue un romano tamado poncio piiuto. 'rv' v¡ procuraPara concluir debemos decir argo soü.'¿r'áá".-to de ra sina_ goga, el sanedrín, los.fariseos, y tós,ááu..or, y sobre la dispersión judía en el mundo antiguo.
LA SINAGOGA Y EL SANEDRIN Antes der exirio iudío.en er año 5g6a.c., er centro dc acroración ae los judÍos era el iempro t;;;;rrin.'óLqruo. dcr cxiri., cr cc'rr,

(con oc id o ;; J*úr):q!¡flulolrn¿

;; ;tllhffiffiffi.

.,t1,

j i_j;:.,T*Í,:

3.

Los fariseos y los saduceos fueron los dirigentesjudíos-apartirde ¡r ¿p66f de lós Macabeos. Los saduceos venían de familias sacerdo' t,,t.s y eran estudiantes y expositores de la ley; favorecfan las costumbres antiguas y se oponfan a los cambios. sin embargo, rcspaldaban los isfueizos de los últimos macabeos en introducir i,i"'Cr gti.gus en la vida de los judíos. En la esfera religiosa se l-qs .ono.é máyormente por rechazar la {Wllla de. l1-L9iurr999!,o-]}J l,i .*irt.n.íu ¿. ¿ne.iEs-y espíritus. iam-6Gn crefan que el alma ellos, pues, no existía la vida futura. ¡.ffira ,run 1o opuesto-áe los qaduceos.gn casi todo. No Los fariseo, pcrtenecían a la clase s,9órOotat p9¡o eran tam-!-i94-ql4e.qt¡os d-e-la jnterpretaiÑ, ri bien creían que la ley era ¡l4¿ePtiblg. de nuevas lo tanto q9 y por iión"r. Los ffiacionalistas qpqlí.qn a .i¡-f1Ue4-cfA!, extranjer4p, ya fuesen griegas o romanas' C;ían-; ia resurrección y en la vida futura con recompensas y castigos. Estaban mayormente interesados en la qbqq¡y4ltql4-gllt poco quq f¡gdrgfqY, Y €il eilo las actitudes-espirituales tenían los puso lo que ñ;Tue pñ-ciiamente éste aspecto de su religiÓn cn conflicio con Jcsús. !qs-qadqq.e,o-l tgnfg4 d-gp!-r¡4a-s--9r¡ónea-s; los l[iirpC tcn,íltn doctrinai corrcctas, pcro sus vidas contradecían sus *ii.iiiirr.,,i. I'irr consiguicitc, Jciús potlfa dccir: "En la cátcclra de

.;

Mtlisi'sst:sietlIlt¡lItlscscri|xtsy|tlsfltrisctls,ltsft¡ttc,Itlt|oIo(lt|c()S tlil":¡r r¡rrt. ¡,,rrlrrtli,is, ¡it¡rrtllrrlIl y lr;tr'etlltl; llllls ll() Irlt¡',íris ctltllilrtllt:

lt

s!

¡ ¡vLLJt¡t

.'.1 I l l, l\ll,l\lr(,

¡,1

y no hacen" (Mt.23:2,3). Los saduceos fueron perdiendo su influencia y gradualmente desaparecieron después de la caída de Jerusalén en el año 70 ¡,.o. Los fariseos siguieron por cierto tiempo, pero luego también desaparecieron de la escena al ser destruido el estado judío.
sus obras, porque dicen

5.

LA DISPERSION

'

Hasta ahora nuestra reseña del judaísmo se ha limitado a Palestina. Es importante notar, sin embargo, que habfa muchos más judíos fuera que dentro de Palestina. La deportación de prisioneros de guena, pero especialmente los intereses comerciales, diseminaron a los judíos por todas direcciones fuera de Palestina. Se estima que durante el tiempo del primer Imperio Romano habfa dos millones y. tn_g_di,o.-dq judíos en Palestina y un millón en Egipto, lo mismo en Asia Menor y qn M_9g9pq!Amia, respectivamente. Además alrededor de cien mil judfos habitaban en ltalia y en Africa del norte. Colo nias más reducidas se encontraban desparramadas a través del imr perio. Las referencias en el Nuevo Testamento a los judfos disperI sos son impresionantes: Juan 7:35, Hechos 2:5-11 y otras muchas I a través de este libro, Santiago l: 1, I Pedro 1: l. Parte inseparable de la dispersión era la sinagoga. Estos dos factores juntos establecieron una base natural fuera de Palestina para la proclamación del evangelio en otras tierras.

El centro más importante de la dispersión fue Alejandría, en Egipto, d_on-dp los judíos ocup,-aban barrios enfgros. Allf el Antiguo IeS!e40e¡19_S9_t¡qdUgl4q_elg&e9 en el año 250 e,.c, poniéndolo así al alcance del mundo griego. Esta traducción fue conocida ggg.!_!gp!geg4g (versión de los Setenta). Atlf también la vidá intelectual judía halló su más grande exponente en el filósofo ¡l4iq l{ón -entre los años 20e,.c. y 42a..o.-, a quien volveremos en la próxima sección.
El pensamiento griego

Dentro del imperio la influencia espiritual más importante no vino de los romanos sino de los griegos. El poder y la ley romanos controlaban la vida militar, política, social, y económica del impe, rió; pero el pensamiento griego controlaba las mentes de los hombres.

sino la rrurrrtlro, rttt tliscípttlo dc Tltlcs, cnscñó qtlc no c-l aq.qa La filosofía de ilirnitlttir atrlr(rsfcra cra cl origcn dc toclas las cosas' lleliclito, quicn vivió alrctlcclor dcl 500n.c. epFfSlO(tarnb.ién en Asi. Mc,noi), cra nlás compleja' El elemento básico del untverso' cosas' y a él vuelven tft'r: frt, cs cl fuego. De él pioceden todas las aire, el agua; del agua, la t.tlus l:.rs cosas. bel fuego'sale el aire; del lit'rnt. Lucgo la tierra ti.lu. al agua; el agua al aire, el.aire al fuego' y:,sfsigue*clciclointerminablemente.Lascombinacionesqueson j,,,siblcs" por medio de estos cambios producen la gran variedad de No hay ,',,r,,* q,," se hallan en el mundo. Pero ninguna perrnanece' La vida es como permanezca' nr¡,1¿r ctnstante en la vida, nada que rfo que corre; nadie puede bañarse en la misma agua dos veces' rur l,n rcllitlad, Heráclito hizo del río un símbolo de su filosofía' la t'r'rt rcsumi6 ,o' las palabras "todas las cosas fluyen"' No obstanIt', cste mundo siempie cambiante está controlado por una mente' cqidadosaiur,, i"rOn que é1 UamO gL/q8gf.. Esta palabrl dql'e 'ser en el pen¡rrcntc notada, pues ellaiTfo-üh papel muy importante sluticnto teológico de la iglesia primitiva' .l-.lcs, Anaximanáio, Herailito vivieron todos en el Asia lt4eí la cual había sidb-colonizada por los griegos Una colonia ¡rrr, *i,,,if", griega al sur de Italia también produjo filósofos. Una-de sus de Heráclil'i¡lrrrrs más destacadas fue ParménideJ. Contemporáneo efesio. El creía que tr,, Itarménides enseñó lo opuesto del lilósofo que existe; rrti había ningún cambio en ábsoluto' Hay una sola cosa y observamos es i,r ,1u" cs. Tódo el cambio que experimentamos y el gozo de la *Ot.i r,pariencia. Lauuii"do,l,'lu belleza, la tristeza' únicamente en nuestras mentes' u¡,t,, tón apariencias que existen presenPor extiaños que pudieran parecer estos puntos de vista' con el cual todo pensamiento lrrlxt¡r un problelna^fundamental st.r.i. sobrJla vida ha de enfrentarse. Provocaban un interrogante: sí la permanencia y el cambio' la reali¿,('(rtto se relacionan entre ii,,¡ v la apariencia, la eternidad v el tiempo? ¿C9T1:t relaciona ha cl hombre maduro con el niño del cual ha emergido? El cambio pero la permanencia ha manInrnsformado al niño en un hombre, tcnirlo a la persona igual. ¿CÓmo ha de entenderse esto?

2.

SOCRATESYPLATON

I.

PRIMEROS FILOSOFOS GRIECOS

(lon Sócrates, quien vivió en Ate¡as alrededor de 450A'c'' se proc¡ñ¡iq-,e¡ 4-pg$qmfg$o- grieeo' Sócrates estaba más .f ujo "n cn ta ciiidad^Ae fos ñomtñl[ue en la naturaleza del irrtcrcsado

Alrededor del año 600a.c. los filósofos griegos meditaron profundamente acerca de la naturaleza del mundo y el significado de la vida. El primero de los filósofos fue Tales, que vivió en la ciudad de Mileto en la costa sudoeste del Asia Menor. El crefa que todo lo que existía de una u otra manera había surgido dcl agua. Anaxi

certeza: nlrtnclo. Sostcnía que sólo podemos conocer una cosa con que debemos ser y cuál es el cl luxlr[rc mismo. Po{cmoi saber lo

prtlp(lsitodclavicla.Sabcrcstocsposccrclvcrdaderoconocimien. 'listc c.'.ci'ricl.lto puctlc obtcncrsc por t'cclio de una cducai,. lllistllo ciirn:rtlccrllrtlil: cl llorlrltrc tic:llc erl ¡lOtlcr dc haccrsc a sf

¿t I |ts | ()tUA

I)1,,

l.A l(;l.l_slA

2l / Ll. r\rrJNtx) t)li t.A l(;l.l .sl^ PltlNllllv^

moralmente bucno. Esto constituye una filosofía huulanista. Aparecen ahora en Grecia dos de los más distinguidos filósofos de todos los tiempos: Platón (ca. 425-345 n.c.), ün discípulo de sócrates, y Aristóteles (ca. 385-320 a.c.), un discípu1o de platón. El centro del pensamiento filosófico para este entonces se habÍa desplazado desde las colonias hacia la madre patria, específicamente hacia Atenas. cuando Roma no era aún la dueña tótal de Italia, cuando Palestina estaba tqdilvrq ba.ip ql co¡ftfql_!rug, Atenas era ya el brillante cehtro cultural del mundo. Platón unió en su filosofía la preocupación de los primeros pensadores en comprender el mundo en su totalidad y la preocupación de sócratcs de comprender al rrombre. Junto con paiménidls, Platón creía que el mundo real no era el mundo que podía ser visto y palpado: montañas, árboles, cielo, ríos, cumpos, hombres. El mundo real era el ¡¡,u¡do i4visible, el mu4do de las ideas. por ñiclGas" Platór no quería decir ..pens'ni.niái u á¡;i"*;;; ; i; que nosotros queremos significar por "ideas". El qtrería decir realidades espirituales que existen en un mundo invisible. En ese mundo están las "idcas" de cosas materiales como árboles, montañas, agua, sillas... y de las cualidades espirituales como córaje, amór, verdad, boudad, y' no menos importante, el alma. Estas iáeas existen en el mundo invisible en el orden en que unas sirven a otras. En la cima de la pirárnide está la Idea det Bién. Pero existe tanbién otro mundo, el mundo cle la materia. En su estado original la materia no tiene forma ni aspecto. Es una masa desordenada, siu armonía, sin fonna, un caos. Sin embargo, nosotros nunca vemos esa masa de esa manera. Las icleas le imprimen su carácter de orden y sentido. Es esta unión de las ideas perfectas con la materia desordenada lo que vemos y experimentamos en el mundo que nos rodea. La materia es la fuente de todo mal: del iolgr' la desilusión, la imperfección, el sufrimiento, y la muerte. Todo el mundo de la naturaleza y del rrombre ru.gó ár la extraña unión de ideas y materia. Este es el mundo cambiante que tan profundamente había impresionado a Heráclito. Todo lo que está en el mundo es una pobre copia de las ideas eternas, verdaderas, e inamovibles que se manifiestan a través de su unión con la materia. Todo lo que es hermoso, moral, adecuado, y lleno de propósito en estas copias viene de las ideas. Todo Io que es malo o doioroso en estas copias se deriva de la materia. Ambos mundos son igualmente eternos; ninguno de los dos puede vencer al otro. El hombre es una unión de espíritu y materia. cuando la muerte llega, el alma se alegra pues puede así retornar a su estado puro idea sin el "orno peso de la materia. Es por esa razón que los filósofos de Atenas escucharon tranquilamente a Pablo cuando él les predicaba cl evangelio hasta que habló de la resurrección: "pero óuanclo oycron lo

rlc lu rcsurrccción dc los nlucrtos, unos se burlaban, y otros

de-

c:frrn: Ya tc crircrnos acerca de esto otra vez" (He. 17:32). Al cstucliar la historia de la iglesia primitiva, es preciso comprenrlcr cstc punto de vista griego en cuanto a la relación entre la idea y la matcria, el bien y el mal, el alma y el cuerpo. Si esto no se cuptr, es casi imposible comprender adecuadamente los cuatro prinrcros siglos de la historia de la iglesia. I¿úql m-eyerSl!-9¡-eUas'ql glql|cilfng y el arianismo, amenazaron peligrosamente la verdad tlcl evangelio, la primera antes, y la segunda después del año 300 n.n. Ambas surgieron de un malentendido de lo que es el hombre y cl mundo al estilo de Sócrates y Platón. Solamente un enfoque cs¡riritual de Dios, del hombre, del mundo, y de su relación entre sf, salvó a la iglesia de transformarse en testigo de un falso evange'

lio.

3.

ESTOICISMO

l)cjamos ahora las enseñanzas de Aristóteles y otros para notar brcvcmente las principales del estoicismo. Esta era la filosofía donrinante-en el lmperlo Romano en el tiempo de Ciisto y de la iglcsia primitiva. El nombre estoiclsg¡g. se deriva de la palabra griega stoa que slgqlfi-cg_-:.'galgtía'1, "pórtico". Era el nombre que se daba a un corredor o arcada pública cerca del mercado en Atettas, donde los Irombres se reunían para discutir diferentes asuntos. Fue aquí que 7._cttón, un nativo de Chipre, enseñó filosofía alrededor del año 300 a.c. A su filosofía se le llamó "estoicismo" por causa del hlgar donde la enseñaba. Sus enseñanzas, V la de sus sucesores, tliban más importancia, óomo las de Sócrates, a la conducta humanil que a la naturaleza del universo. El y sus sucesores enseñaron r¡uc solamente la materia existe. No hay tal cosa como el espfritu s(rlo; mente y cuerpo son ambos materiales. Aun Dios es material; cl universo es su cuerpo y él es su alma. El estoicismo, por consiguiente, es una especie de panteísmo, es decir, todo es Dios. El honrbre está relacionado con él como una gota de agua se relaciona con el océano, o como una chispa con el fuego que la provoca. Dios, como alma del mundo, gobierna todas las cosas; ama a los hombres y desea todo lo bueno. Por cuanto el hombre está relacionado con Dios, debería ir Iracia dond e la raz6n divina, llamada el logos,le guía. La verdadera sabitluría consiste en descubrir el camino de Dios para los homllrcs. La persona verdaderamente humana no resiste la guía de l)ios; sc rindc a clla, no importa cuán penoso le resulte, pues Dios lc anra. La virtud cs una y cs indivisible. Las cuatro cualidades más sollrcs:rlicntc:s dcl carhctcr son la sabiduría, cl coraje, la moderaci(rrr, y lrr .jrrslicirr.Si uno cilrccc dc una dc cstas cualidadcs, carccc

de todas; si realmente _tiene una, ras tiene todas. ser ribre y feriz significa conocerse a- sí mismo, óono"er ra voruntad de Dios para uno, y vivir de acuerdo con ese conocimiento. El estoicismo era tanto una religión como una firosofía. por su carácter filosófico era aceptado solamente por la gente culta. Las masas no podían razonaf de la manera que el estolcismo lo ,.qü.ría. Entre el elemento de hombres educádos 4lgg¡gglg b,$_$en¡es ln¡is preclaras del imperio seguían estas enseñ anzas. uno de estos fue.Marco Aurelio, emperador desde e.o, 160 a rg0. Había mucho en el estoicismo que ros cristianos podÍan usar y ro usaban, -aun pero sólo atraía a los más preparados. sin embargá, estos carecían de poder como para hácer lo que el amor" y tu ¡urti.iu requerían- una de ras más crueles p.tr..uóiones dei i,nó.¡o contra la iglesia se llevó a cabo durante el ¡einado de Marco err.iü- Ér mundo, por lo tanto., continuó esperando una religiOn iue no sOto enseñara lo que era justo sino que también propoñionuia poO., para hacerlo. "t

Itcligión ctt cl inr¡lcrio Sin ducla quc los distintos puntos de vista filosóficos satisfacían rrrrrcllrs nrcntcs cducadas. Sin embargo, las ¡4?!9! pop!49!9q ltq crir¡r instruidas. ¿Cómo podrían ellas encontrar com-unión y paz r:o¡r Dios? Esto sólo lo podían obtener por medio de la religióu. At¡¡ cntre las clases más privilegiadas había un sentimiento de que t¡¡ l'ilosofía no proporcionaba la verdadera respuesta a la necesidad cspiritual del hombre. Mucha¡ re!!g!qn,e-q -bebÍa-p¡ el i¡4pg¡io tral¡rnrlo de llenar ese vacfo. Se podían clasificar aproximadamente
rrn trcs clases.
I

. ¡E!rglqNFs-P9!A-N4rUB4!t1A

listas religiones atribuían poderes sobrenaturales a las montañas, a los lagos, los ríos, los árboles, el sol y la luna, a ciertos animales, y

4.

FILON

tJn !tó-s9fo-a quien debemos considerar en concrusión es el pensador judío Filón. Este nació arrededor del a¡o 20-;.;. " I murió poco después del año 40 e.¡. pasó su vida en Alejandr¡a, et centro de la dispersión judía. En argunos aspectos Filén era más griego que judío. Se entregó a la fi'iosofíu i, unu -unl. poro común en un judío, hablaba y escribía el griego _rjo, qu. .f hebreo, pero al mismo tiempo era, y prrmaneció ,i-.'npr., un judío verdadero. consideraba que la m¿i aita autoridad divina'se encontraba no en la filosofía iino en el Antiguo f.rtu,n.nio,"Jrp..iulmente el Pentateuco. sostenía que cualquiera cosa qr;d";; cierta en Ia filosoffa de ros griegos ya habia ,ido .*p..ruiu unü, en las Escritu¡as. EI creía gue oé alguna rorma to, eri.go, huüiun out.nidojg! ideas principales del Antiguo Testamento. Filón trató de combinar hs éscrituras del Antiguo Testamento con Ia filosofía griega,-lo q!. le trajo un problemi.on,.rp..to u la doctrina de la creación. segun la enseñanza bíblica Dios creó el mundo de ta materia, p.ig los filósofós griegos r" ¡Oi;lr;é;i;-; estg pues sostenían qué Dios no prede i"ner contacto con la mateFa' que es eI origen de todo mal. por lo tanto, Filón, como los grr:gg.s, colo-có un me{lago¡ eqtre Dios y-elrnunio. E;;;;d;i* se.halla en Pl-4g4 li.: gl mas grañoété lo, poderes ár-qu" oio, está rodeado. En él vio Filón un poder divino ..n", qr. óio, qu. estaba- entre Dios y el mundo. A_lfayiq _{gjl Bios fr_aUó_q¡r¡Oo tgg$lqr__99¡4s. Más tarde, este pensamien-to jusA tante en el esfuerzo de ros peniadores cristian-os "r;;;.1i_porpuá ó*pri.o. ru relación de Cristo con Dios.

tro¡nbres. Honraban las fuerzas de la naturaleza y creían en el ¡rotlcr de amuletos y sortilegios. Aparte de esto creían en los antelrasados, en espíritus buenos y malos, en dioses que controlaban el dcstino de los hombres. Cada religión en este grupo tenía sus ¡rropios mitos y rituales y una clase especial de hombres llamados r¡nccrdotes que podían recitar los mitos y celebrar las ceremonias rituales. Este tipo de religión basado en la naturaleza era sig{-nlle una religión_Cg.-ggpg. El elemento personal estaba en gran parte uuscnte. pn üña ioCiedad sencilla de agricultores o pescadores tal rcligión podría parecer adecuada, pero para los hombres que vivían cn un mundo cambiante, en desarrollo, no lo era. Ellos precisaban una religión donde lo sobrenatural fuera más personal, una religión cn la cual pudieran experimentar el efecto de lo sobrenatural en rr¡s vidas llenas de problemas. Esta necesidad parecía satisfacerse cn las religiones de misterio.

2.

RELIGIONES DE MISTERIO

La gran atracción de estas religiones residía en la oportunidad de poder comunicarse con la divinidad. Esta comunicación podía obtcnerse por medio de ciertos actos ceremoniales. El primero era el hautismo, ya sea por medio de agga o por la sangre de un animal. listo les lavaba de su contaminaciÓn y suciedad haciendo posible el contacto con ese dios. Al bautismo segufa una comida sagrada con la cual se experimentaba la comuniÓn con el dios en cuestión. La comida sagrada llevaba a w escl¿recimiento o conocimiento. El nuevo creyente conocía al dios dentro de cuya comuniÓn había sido bautizado. Por medio de este conocimiento, el creyente también se dcdicaba a sí mismo al servicio del dios, y además podía vivir en paz y morir confortado por la reconciliación con ese dios. Los scguidorcs dc csta religión no podían revelar los secretos del

26

/ HISTORIA DE LA IGLESIA

)'I I I"I,MUNIX) I)I.; I,A IGI,IiSIA PI{IMI'LIVA

bautismo, de la comida de comunión, y del esclarecimiento. Por esta razón es que se llamaba una religión de misterio. Este tipo de religión tqnfq _U!e_14¡94_b¡S!qf¡a en el orient-e-;- p-n India, Persia, B_qb,j!-o_qiq._y_ _Eglplq, y estaba en su apogeo en el imperio cuando comenzó a diseminarse el cristianismo. Por un tiempo el mitrafsmo; una religión de misterio, compitió con el cristianismo y tuvo muchos adeptos en el ejército romano.

7. ().
10.

SG fuc un nuevo elemento importante que introdujo cratcs cn el pensamiento filosófico de Grecia?
¿,Cuál clc las icleas

tt.DcacuerdoconPlatón¿cuáleralarelaciónentreelmundo
y el mundo de la materia?
verdadeEn las enseñanzas del estoicismo ¿por qué acepta el ro scr humano la guía de Dios? misterio en el imperio era ; En qué sentido la religiÓn de Jup"tüt a la religión dé h naturaleza y a la religión del
cstado?

3.

RELIGION DEL ESTADO
Su

[a religión del estado tenfa fuertes connotaciones polfticas.

elemento principal era el sacrificio ofrecido al emperador. Originalmente los sacrificios se habfan hecho a los dioses del estado. En los primeros años del imperio se hacfan sacrificios a los emperadores muertos. Más tarde se comenzó a adorar a los emperadores que ejercían el poder por medio de sacrificios. El emperador era considerado como el dios que proporcionaba orden y prosperidad en el estado; en cierto sentido se le tenfa por la encarnación del imperio. Por lo tanto la religión del estado estaba considerada como ellazo que unía a la gran diversidad de pueblos y tribus a través de todo el imperio. Cualquier religión que reconociera al emperador dios y no interfiriera con el buen oiden del imperio, era aceptada como una religión legítima. La religión del estado, sin embargo, era una

religión sin calor, sin comunión, sin unión con lo divino y,
cialmente, era una religión sin salvación.

espe-

PREGI.TNTAS PARA REPASO

1.

una aldea a un imperio?
n

¿Cuáles

fueron las tres etapas en el desarrollo de Roma de

¿Qué importancia tuvieron los ríos Rin historia del Imperio Romano?

y

Danubio en la
es

3. 4.
5.

Distíngase entre los reinos de David, Israel, y Judá. ¿Cuál la fecha de terminación de cada uno?

¿Quiénes eran los seléucidas, y cuál fue la significación de su control de Palestina?

Compárese la reseña de la historia judfa desde 37 ¡.c. (Herodes) hasta 36¡"o. (Pilato) con Mateo 2;3:I-3, y Lucas 23:l-t2. ¿Qué significa la dispersión? ¿Dónde cra mCs ftrcrtc? ¿De quó mancra la sinlgoga y cl sancdrfn sc rclacionan con clla?

6.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful