You are on page 1of 4

1.

POTENCIA NECESARIA PARA PREPARAR ACS

Atendiendo al sistema empleado en la preparación de ACS, las instalaciones pueden clasificarse en: Instantáneas: Cuando se prepara sólo el caudal demandado en cada instante. En este caso, la potencia térmica precisa queda determinada por el máximo caudal a suministrar. Con acumulación: Cuando se prepara una determinada cantidad de ACS previamente al consumo, que es acumulada en un depósito y posteriormente distribuida de acuerdo con la demanda. Gracias a este sistema, la potencia calorífica necesaria es menor a la que corresponde al consumo máximo. Para llevar a cabo los cálculos emplearemos las siguientes temperaturas del agua: Agua de la red de suministro: 10 ºC ACS de utilización: 45 ºC ACS acumulada o preparada: 60 ºC. Para determinar la cantidad de ACS que es demandada por una instalación, podemos recurrir al documento básico HE-4 del Código Técnico de Edificación (CTE) en donde se recoge la tabla 3.1 Demanda de referencia a 60 ºC.

Tabla 1: Demanda de referencia a 60 ºC Cuando se trata de un edificio de viviendas, la cantidad de ACS/dia a 60 ºC por persona se calculará tendiendo en cuenta que el número de personas por vivienda deberá hacerse utilizando como valores mínimos los que se relacionan a continuación:

Tabla 2: Personas que habitan en una vivienda en función del nº de dormitorios de la misma. En el caso de que el ACS lo acumulemos a una temperatura distinta de 60 ºC, necesitaremos mayor cantidad de agua, ya que al tener menor temperatura tenemos menos energía acumulada, para ello utilizamos la expresión:

1

A falta de datos precisos sobre el consumo, podemos emplear los reflejados en la tabla 1: Duración (sg) 60 225 60 366 466 1066 100 Caudal medio (l/sg) a T ºC a 50ºC 0,1 0,2 0,1 0,3 0,3 0,3 0,2 0,076 0,152 0,076 0,228 0,228 0,228 0,152 Consumo (l) a T ºC a 50ºC 6 45 6 110 140 320 20 4,56 34 4,56 84 106 243 15

Empleo Lavabo Ducha Bidet Bañera pequeña Bañera mediana Bañera grande Fregadero

T ºC 35 40 38 40 40 40 50

Tabla 3: temperaturas de utilización de los distintos consumos de ACS.

1.1 Sistemas de producción instantánea

El cálculo de la potencia necesaria se realiza en base al mayor consumo instantáneo, lo que obliga a emplear grandes potencias cuando el caudal necesario es importante. La potencia calorífica real Q necesaria para calentar un caudal Vmax (lts/h) desde la temperatura de entrada del agua de red Te hasta la de servicio Ts vale expresando el calor específico en Kcal/kg ºC y admitiendo que 1 litro de agua pesa 1 Kg, vale:

Donde η es el rendimiento del aparato de producción instantánea de ACS.

1.2 Sistemas de producción por acumulación de pequeña capacidad

En estos sistemas, que incorporan una caldera, un depósito acumulador con intercambiador interno y un circulador, el dimensionado de los componentes se hace generalmente para satisfacer la demanda máxima durante un periodo punta de 10 minutos. 2

De acuerdo con el principio de todo intercambiador de calor, la energía térmica que absorbe el circuito secundario es igual al que cede el primario, es decir, para el agua la potencia térmica útil Qu es:

Donde Ce: Calor específico del agua [1 Kcal/(Kg ⋅ºC], Vp: Caudal de agua del primario (lts/h), Vi: Caudal instantáneo disponible de ACS ∆t: Salto térmico (ºC) que experimenta el agua de los respectivos circuitos, al pasar por el intercambiador. De la expresión anterior podemos deducir el caudal máximo instantáneo de ACS que se puede obtener en el secundario. En el circuito primario el caudal de agua Vp depende de la potencia térmica útil del sistema calefactor y del diferencial térmico del agua ∆t que entra y sale del intercambiador. Por lo tanto el caudal es igual a:

Vp: Caudal de agua del primario (lts/h). Qu: Potencia térmica útil del sistema calefactor (Kcal/h). ∆t: Salto térmico (ºC) Ce: Calor específico del agua [1 Kcal/(Kg ⋅ºC]. De acuerdo con este caudal y las pérdidas de carga del circuito primario, se elegirá la bomba circuladora adecuada encargada de mover el agua de dicho circuito. La producción acumulada de ACS permite suministrar un caudal mayor que el instantáneo, durante un periodo determinado (10 minutos), dependiendo esencialmente del volumen acumulado y de la temperatura de almacenamiento. La capacidad de producción de ACS con acumulación durante los periodos punta es la suma de la producción instantánea y la acumulada. Como ya sabes, la temperatura de consumo o de utilización es inferior a la de almacenamiento, por lo tanto si tenemos un volumen de ACS acumulado Vac a una temperatura tac, nos permitirá obtener un volumen de utilización Vu mayor, cuyo valor se determina por la expresión:

Siendo Vu: Volumen de utilización o disponible. Vac: Volumen de acumulación. tac: Temperatura de acumulación. tu: Temperatura de utilización o de consumo, te: Temperatura del agua de la red. En la práctica sólo es posible utilizar el 90% del volumen acumulado a 60 ºC, por lo que el volumen útil obtenido es algo menor. Por ello la expresión anterior se corrige con el coeficiente 0,9, resultando:

3

La producción total del sistema de acumulación es la suma del volumen utilizable Vu que acabamos de calcular, más la cantidad aportada por el intercambiador de calor. Veamos, cuando se comienza a consumir ACS, la temperatura del depósito desciende, pero el intercambiador no comienza a calentar el agua hasta que el termostato le de la orden. El tiempo transcurrido para que esto se produzca se estima en general en unos 5 minutos. Por lo tanto, en los sistemas de producción de 10 minutos, la producción instantánea se efectúa durante los restantes 5 minutos (1/12 de hora), con lo cual la cantidad de agua disponible en dicho periodo será:

Siendo Vi el caudal instantáneo que proporciona el intercambiador en lts/h.

4