You are on page 1of 2

PEREZ SANCHEZ ARTURO IVAN

ASPECTOS AFECTIVOS Y RELACIONALES EN LOS PROCESOS DE INTERACCION EN EL AULA

El retrato robot del alumno enfrentando el proceso de aprender, que se desprende de los trabajos y publicaciones de las últimas dos décadas, es el de una persona provista básicamente de un determinado bagaje cognitivo (capacidades, esquemas, conocimientos previos, etc.) que se aplica a poner en funcionamiento en determinadas condiciones.

Cuando el alumno consigue aprender mediante una diversidad de procesos, mecanismos y estrategias, el resultado se traduce en una modificación permanente del bagaje cognitivo del que disponía con anterioridad.

Los aspectos motivacionales, primordialmente, como factores que facilitan o dificultan el cambio cognitivo del alumno, lleva a priorizar en ultimo termino la relación entre los aspectos conativos y cognitivos del aprendizaje, desestimando la relación de estos aspectos con los factores de índole afectiva.

Ignorar la dimensión emocional implicada en los procesos de interacción educativa, supone operar un sesgo que, si bien puede ser necesario en determinados momentos en aéreas de una mayor claridad analítica, no se justifica como sesgo de carácter permanente.

La manera en que profesores y alumnos se perciben y si representan asimismo constituye uno de los factores determinantes de su actuación y del carácter de la interacción educativa que tiene lugar en el aula.

La sobrevaloración, la atribución de los fracasos a causas externas y circunstanciales y la tendencia selectiva a interactuar con personas que tienen una opinión positiva de nosotros parecen ser algunos de los mecanismos que permiten mantener un nivel de autoestima aceptable.

y algo similar puede decirse de los alumnos hacia el profesor Los elementos que los alumnos y profesores categorizan en el proceso de la elaboración de las representaciones mutuas están condicionados tanto por la concepción que cada uno tiene de su propio rol como la concepción que tienen del rol del otro. puede modificarse el rumbo y las características del proceso de aprendizaje que cabria esperar e base al estado inicial del alumno. Las representaciones iniciales pueden teñir desde el comienzo la relacione que se produce entre el profesor y alumno y dar pie a determinadas expectativas respecto al resultado de la interacción entre ambos.Los procesos de selección y categorización de la información que llevan a cabo los profesores para elaborar una representación de sus alumnos están condicionados por las expectativas de comportamiento que estos asocian al rol de alumno. Las expectativas de los profesores pueden llegar a modificar el comportamiento de los alumnos aunque no necesariamente de una manera directa. inmediata y generalizada. El solo hecho de que una persona espere que se produzca un determinado comportamiento modifica su conducta de tal manera que aumenta la probabilidad de que esta predicción se cumpla. . de la manera que tiene de percibirse y valorarse asimismo. los resultados no se encuentran completamente predeterminados y aunque el punto de partida no sea el mejor posible queda aun todo un trayecto por recorrer}. Pese a la importancia que tienen las condiciones iniciales del alumno en el proceso de aprendizaje. Sentirse competente para llevar a cabo una determinada tarea de aprendizaje depende de primera instancia del propio alumno. un trayecto en el que mediante el proceso de interacción con el contenido y el profesor.