You are on page 1of 15

EDUCACIÓN EN ROUSSEAU E IMPLICACIONES

«El hombre civilizado nace, vive y muere en esclavitud; al nacer le cosen en una envoltura; cuando muere, le clavan dentro de un ataúd; y mientras que tiene figura humana, le encadenan nuestras instituciones»

Antoni Miquel Ruiz Jaume, 41518843W. 13/09/2011. Ética II.

Contexto General: Renacimiento y siglo de las luces. René González Boto nos introduce en la realidad histórica en la que Rousseau se desarrolla. En Europa surge un movimiento cultural, la Ilustración, caracterizado por la crítica del mundo del hombre mediante la razón en base a los principios de la experiencia. La sociedad en que nace esta visión se caracteriza por “estar bajo la dirección y el acatamiento de los poderes institucionales estrechamente ligados”, nos dice González Boto en el artículo El Emilio y la Educación Física escolar. Se engendra una nueva clase, la burguesía, que cuestiona las instituciones y pone en entredicho el poder feudal y las doctrinas religiosas, además de producir numerosos descubrimientos científicos. Las tendencias más avanzadas de los ilustrados, a ojos de González, abogan por alcanzar la plenitud humana de manera que entra en consideración una “naturaleza humana perfecta cuyo fin último debe ser la felicidad terrenal”. Enlazado con las corrientes empíricas y materialistas que adquieren un papel importante en detrimento de la que se le dará a la metafísica y la ciencia estrechamente relacionada con el estudio de la naturaleza lleva a Rousseau a formular, como veremos, una corriente educativa dirigida en diversas etapas del sujeto a educar al conocimiento práctico, al conocimiento útil, discrepando el autor del Emilio del pensamiento generalizado de la época entorno a la educación. Éste hacía hincapié en la memorización de libros, el estudio de los clásicos y la teorización mientras Rousseau defendía una educación más adecuada para el niño que es, a su parecer, distinto a un adulto: un niño no es un adulto en miniatura, son cualitativamente distintos y aprenden de manera distinta al igual que el uso de razón también difiere entre ellos y por eso el proceso educativo no puede ser considerado como igual, no es posible para que un sistema educativo sea óptimo tratar al niño como no es, desvincularlo de su naturaleza para que sea enseñado como si de un adulto se tratase. Esta nueva forma de visión del niño y del saber práctico llevará a Rousseau a entender de otra manera el cuerpo y a dar a la actividad un papel preponderante en las primeras etapas de aprendizaje del niño, donde el conocimiento sensible y la experiencia directa tienen un papel mucho más importante que la lectura de intrincadas teorías que al niño le son extrañas.

El primer libro tiene como tema principal la infancia. algo también respaldado por Piaget. al salid de mis manos no será. de su educación naturalmente adaptada a dicha especifidad infantil. En él da una visión global del texto y explora algunas ideas que parecen no casar con las de otros pedagogos. ni soldado. la filosofía de la educación. <…>. obrar siempre que se pueda por uno mismo. Condillac. se empeñaban en poner prematuramente gramáticas latinas. Morales cree que cabe destacar que la madre debería ser la nodriza y el padre el preceptor pero que quienes no puedan entregarse a dicha causa deberían renunciar a sus derechos en favor de quienes sí puedan. <…> Locke. ni magistrado. Como se ha dicho. dotar de herramientas que nos permitan adquirir libertad y autonomía. explica Morales. añadiendo más adelante que “Rousseau deja de lado todas las técnicas y rompe con todos los moldes proclamando que el niño no habrá de ser otra cosa que lo que debe ser: ‘vivir es el oficio que yo quiero enseñarle. ni un método pedagógico sino que son más las “ensoñaciones de un visionario acerca de la educación” (escribe el propio Rousseau). Fenelon. así como apuntar que para . y tiene como máxima la de seguir la naturaleza del niño. tratados de geometría y gruesos volúmenes de historia sagrada y profana en manos de los niños. ni sacerdote: antes que nada será hombre’ “. Michel Soëtard asevera en Jean-Jaques Rousseau. En académica opinión de Morales El Emilio no pretendía ser un recetario de reglas prácticas educativas. y según diversos autores es incluso neurobiológicamente cierto que la razón y método de aprender de un cerebro de niño y de adulto es realmente distinto. y en cada una de ellas Rousseau narra la historia de cómo el preceptor educa a Emilio coincidiendo cada cambio de libro con el paso a otra etapa de la vida del alumno y. casi un ejercicio de narrativa novelesca. La obra es dividida en cinco libros o partes. En esos autores <…> es fácil encontrar muchas ideas que se anticipan a las de Rousseau. Rousseau condena los excesos educativos de su tiempo: “los maestros y preceptores. publicado en Perspectivas en 1994 que “Se ha intentado desentrañar lo que Rousseau debe tanto a sus grandes antecesores como a sus brillantes contemporáneos: Montaigne. Morales vuelve a insistir a medio texto que Rousseau pretende educar para la vida.Sistema o ensoñaciones: Francisco Morales Ardaya publica en Acción Pedagógica un artículo divulgativo del Emilio: Sobre el Emilio de Rousseau. con la anuencia de los padres. La idea de la educación adecuada al niño como cualitativamente distinto del adulto es ampliamente valorada en la educación actual. son un conjunto de reflexiones expuestas en un marco ideas. Pero me parece indiscutible que el autor del Contrato social y del Emilio es todo menos un ecléctico. lo reconozco. Parece pues que Soêtard pone en entredicho la opinión de Morales sobre la sistematización y las intenciones de Rousseau en cuanto al Emilio y su contenido sobre la educación se refiere. esos préstamos son refundidos en el crisol de un pensamiento que se presenta como sistemático e innovador”. filósofos y estudiosos del texto de Rousseau. En realidad. por ende. cuando apenas estaban aprendiendo a manejar la pluma”. Hablamos pues de una especifidad de la mente infantil. A diferencia de este autor otros creen que El Emilio sí es un tratado casi sistemático donde se pauta esa positividad de la naturaleza propia del niño y Rousseau explicita cómo adecuar un método de enseñanza a esta mente de niño.

y a la autonomía haciendo lo que uno puede para sí mismo siempre que sea posible. entre los doce y quince años. Según Morales queda claro que Rousseau intenta advertir que “el maestro no debe intervenir en el aprendizaje natural del alumno con reglas. Como la mayoría de autores coincide en que según Rousseau a esta edad la educación debe consistir en ejemplos. fundamentalmente útiles. la educación religiosa. Emilio va a ser conducido por su naturaleza a la vez que guiado por el Preceptor hacia los conocimientos más teóricos. la historia y el manejo de la razón Emilio aprenderá a disponer de “libertad intelectual”. . en conocimientos útiles y prácticos y no en reglas. en la esencia de la naturaleza del primero y en otros términos. Es más. Relación con la naturaleza del hombre. El libro quinto toca la temática de la educación de la mujer. no por temor. hasta los doce años. será procedente la elección de un oficio y los conocimientos intelectuales serán dirigidos hacia las ciencias empíricas o naturales. María del Mar Valenzuela Vila expone en un artículo que la igualdad natural queda erradicada en la sociedad donde el desequilibrio y las diferencias sociales aparecen. alcanzando la capacidad no solo de comprender sino de juzgar con propiedad. En la plenitud de la adolescencia. lo que hará que sea dueño de sus propios actos y conocerá la estética. El hombre en estado de naturaleza de Rousseau difiere del de Hobbes y el de Locke. En el segundo libro tratará la niñez propiamente dicha. adquiriendo así un saber práctico sobre la política.cada preceptor hay solamente un alumno y para cada alumno un preceptor. explica Morales. y se corrompe de diversas maneras. la sociedad y El Contrato Social. el conocimiento de las pasiones. de autonomía. en especial en el de propiedad y legitimidad de ésta en el segundo. y que el hombre que medita es un animal depravado”. entre otras cosas. sino dejar que éste mismo. lecciones u órdenes. “El estado de reflexión es un estado contra la naturaleza. En el estado de sociedad civil no legítima el individuo desarrolla una dependencia a lo material y a la opinión social. pida al maestro que le enseñe. quien en los primeros años de vida fa a formar al infante en las necesidades naturales y a la obediencia por necesidad. En esta etapa de formación el preceptor tiene como objetivo ampliar los conocimientos prácticos de Emilio que serán no solamente necesarios sino también útiles. estrechamente relacionada con las pasiones.” El libro tercero trata el período del inicio de la adolescencia. los gobiernos y las instituciones establecidas favorecen a los fuertes en detrimento de los débiles y perpetúan este orden antinatural. según sus necesidades. indicando además que la lectura obligada prematura no aporta nada excepto desviación y desconcierto. donde según algunos autores – Morales entre ellos.Rousseau “peca” del mal de su contexto historicosocial en el que las mujeres son menospreciadas. Además el Preceptor y Emilio se embarcan en un viaje a fin de conocer otras culturas y hombres. En esta etapa continúa formando a Emilio en las necesidades naturales. entre los quince y los veinte años. algo que ayudará a Emilio a ser un buen ciudadano.

Pero. Ello no hace sino reforzar la urgencia de la exhortación: Adaptar la educación del hombre al hombre y no a lo que no es’. cuyo propósito es a la vez favorecer la integración social del deseo natural en un universo amenazado por la violencia y promover la liberación de ese deseo de autonomía en la situación de insatisfacción social que caracteriza a nuestras sociedades modernas. Horkheimer. ¿Quién puede decirnos qué será de nosotros entonces?. En otras palabras. Todo ello conectado está.Con este panorama en el que la excesiva racionalidad conduce al hundimiento del hombre – varios autores como Foucault.” Dentro del esquema del pensamiento de Rousseau para Soëtard se hace evidente que el Contrato sería un apéndice del Emilio en tanto que la política va a depender de ahora en delante de la educación. el ingenio. puede llegarse al encuentro del deseo natural y de una ley de manera que el hombre construya su propia ley llegando a ser autónomo y esto liga directamente la política y la educación. aborda. Cornejo apunta en uno de sus libros que un punto en el que radica la originalidad de Rousseau es en el que mientras la mayoría de ilustrados defienden la casi exclusiva reflexión constante. afirma González Boto. Según Soëtard se presentan diversas condiciones contradictorias del hombre que éste. libertad. a su idea de Hombre Bueno presente en El Contrato Social y a cómo si la educación explota lo que naturalmente hay en la esencia humana teniendo en cuenta la especifidad mental del niño y adecuando el proceso de formación a las etapas que naturalmente se dan en los niños en su cambio hacia hombres respetando la naturaleza de bondad que hay en él puede llegar a originar un cambio en la sociedad y liberar dentro de una estructura social inicialmente inhibidora y desnaturalizadora al hombre para que pueda al fin ser social y libre. a nuestro parecer. el intento de objetividad y el dominio Rousseau propone valores del naturalismo: subjetividad. sencillez… Según Vilodre y García en el método de Rousseau existe claramente una educación no impositiva: “las máximas educativas de Rousseau serán enseñar por el interés natural del niño y nunca por el esfuerzo artificial y la educación activa que nos permita aprender por nosotros mismos con el uso de la razón. escribe el propio Rousseau. “La educación. puede llegarse al encuentro del deseo natural y de una ley de manera que el hombre construya su propia ley llegando a ser autónomo. naturaleza y comunidad. “Los dos juntos forman un todo” o “debe considerarse como una especie de apéndice”. <…> Ahora se trata de educar. espontaneidad. la misión de la escuela no es tanto garantizar la igualdad mediante una integración forzada como dar a cada uno los instrumentos de su libertad en un contexto de responsabilidad y solidaridad activas. En este marco Soëtard asevera: “el Contrato Social permite soñar con un mundo en el que los conflictos de intereses quedarían apaciguados<…>. Es decir. y otros críticos de la escuela de Frankfurt indagan sobre estas cuestiones. El Emilio. innovando e interrelacionando nuestras ideas”. Es decir. . ‘La sociedad va a la deriva: Nos acercamos al estado de crisis y al siglo de las revoluciones. conjugando razón e instinto.la respuesta está en volver a la naturaleza y eso es posible mediante la educación que permitirá a las futuras generaciones estar ligados a su naturaleza originariamente bondadosa y no corrupta.

Es según Soëtard una ficción Novelesca. . por lo que Rousseau aboga por una educación donde el conocimiento no se adapte como mensaje al alumno sino que adquiera el sentido respecto del interés del niño. una postura en la que Rousseau quiere decir que “si se le presentan prematuramente al niño textos ya elaborados. asegurando que “El arte del pedagogo consistirá en actuar de manera tal que su voluntad no suplante nunca la del niño”. escuelas Soëtard presenta diversas dicotomías y explica su visión de cómo Rousseau da solución a tales problemas en El Emilio. debe crear un entorno en el que pueda adquirirse una libertad autónoma. diversas escuelas aparecen en base a las proposiciones educativas que aparecen en El Emilio. a nuestro modo de ver. la educación. en otros términos: la educación no condicionada y plenamente libre es la que puede lograr que se salga del sistema corrupto y la lectura puede ser una influencia negativa en este sentido. juicios establecidos y abstracciones sin sentido para él. entenderlo y ponerlo en acción olvidando esa libertad están condenados al fracaso”. según Soëtard. Como decíamos. la caída en la depravación que de los hombres hace la sociedad.Dicotomías. pero al dar cuenta de las positividades específicas del niño abre la puerta a la naturaleza infinita de la probabilidad que la libertad brinda. la razón o el trabajo físico o manual. respectivamente. Las pedagogías de la libertad que prohíben la intervención en el desarrollo del niño se basan en las citas en las que “el amor de sí mismo” hará que Emilio se dé a sí mismo una ley que debe forjar él mismo “en el encuentro conflictivo con el otro”. Esta psicología es reprobable por la falta de rigurosidad científica. malentendidos. explica Soëtard. A pesar de que como hemos dicho algunos autores consideren El Emilio como un tratado pedagógico de la educación otros tantos difieren y lo dotan del carácter casi de “metafísica de la educación”. La relación entre conocimiento y en experiencia parece tener resolución para Rousseau: si la ciencia puede liberar al hombre un exceso puede encerrarlo en un tipo de conformismo intelectual. Sin embargo no están a la altura de la comprensión del hombre a la que llega Rousseau debido a que “sencillamente el hombre está más allá de todo cuanto de él se pueda pensar científicamente libre y que todos los esfuerzos que se hacen para amarlo. Soëtard las denomina las pedagogías de del corazón. de la cabeza y de la mano y nombra diversas pertenecientes a cada grupo que basa sus teorías en aspectos más relacionados con las pasiones. lo que dicha educación y propósito subyacente intenta evitar. introduce algo no-natural en este intento de educación conforme a la naturaleza del niño: éstas lecturas le son ajenas no así como el mundo y su propio cuerpo. La sociedad. En derivación de qué aspectos se adhieran a una u otra teoría de los que aparecen en el Emilio podemos encontrarnos con diversas escuelas que pueden legitimar sus teorías en base al escrito en cuestión. se le encierra en un mundo prefabricado en el que sólo piensa por medio de los demás” y esto es. La primera de ellas es la relación entre la libertad y la autoridad. donde el hombre “sea liberado a pesar de la mutilación que la sociedad produce en su yo sensible”. dejando así el principio de libertad del niño intacto. En referencia a la lectura prematura y su casi prohibición es.

mientras nuestro gusto no se eche a perder. ¿Cuál es ese maravilloso libro? ¿Es Aristóteles? ¿Es Plinio? ¿Es Buffon? No: es Robinsón Crusoe”. Será el texto al que todas nuestras conversaciones naturales servirán sino de comentario. relacionado con la utilidad y la experiencia sensible que.Finalidad práctica y actividad física: A lo largo de la exposición se ha ido marcando el carácter práctico del que Rousseau intenta dotar su sistema educativo. proporciona el tratado de educación natural más logrado. Como Hume y otros ilustrados critica aquí las formas rebuscadas y la verborrea. para mi gusto. Es. “No me detendré para demostrar por extenso la utilidad de los trabajos manuales y de los ejercicios corporales para reforzar el temperamento y la salud. En el artículo ya citado de René González Boto éste hace hincapié en que el tener en cuenta esa relación con el cuerpo no hace más que legitimar una disciplina determinada en un sistema educativo que pretenda una construcción total e integral del hombre: la educación física. práctico. claramente. González. Servirá de prueba. Hace. esto es una cosa que nadie discute: los ejemplos de vidas más dilatadas se sacan casi todos de hombres que han realizado el ejercicio más intento. defendiendo el primero una mejora de “calidad de vida” respecto al alargamiento de la misma por parte de los segundos como pretensión y fin último. creer hacerles sentir en los bancos de un colegio la energía del lenguaje de las pasiones y toda la fuerza del arte de persuadir sin interés en persuadir de nada a nadie! Todos los preceptos de la retórica no parecen más que pura verborrea a quien no siente su empleo en provecho propio”. un pequeño inciso sobre las divergencias entre las ideas sanitarias y de higiene de Rousseau y sus médicos contemporáneos. y siempre en ella tendrá un lugar distinguido. que han soportado la mayor fatiga y trabajo”. al estado de nuestro juicio y. un precursor de los modernos críticos a los “estudiosos de despacho” de cuestiones en las que puede uno experimentar algo en lugar de solamente teorizar sobre ello. Este libro será el primero que ha de leer mi Emilio. durante nuestros progresos. Otro fragmento respecto a la importancia que da el autor a la educación práctica dice tal: “No me cansaré de repetirlo: poned todas las lecciones de los jóvenes en acciones más que en palabras. indicando el Ginebrino cómo los trabajos manuales son de gran utilidad. sólo él formará durante mucho tiempo toda su biblioteca. . según él. donde cuerpo y mente se interrelacionan y el juego y el deporte se hacen herramientas de enseñanza y configuración del hombre conforme a su naturaleza: el hombre de naturaleza bondadosa y aporta al sujeto cognoscente datos de aquello que le rodea. Evidentemente este ámbito práctico conlleva el manejo del cuerpo y los sentidos para lograr conocer y aprender mediante estos actos. Cuando expresa su disgusto con la lectura prematura y explica que en la siguiente fase la lectura sí será recomendable lo hace de esta manera: “Dado que los libros no son absolutamente necesarios existe uno que. En relación a esto hay diversos fragmentos que bien claro lo dejan y uno en especial que pone de relieve ese interés de utilidad y practicidad que busca Rousseau. el niño captará y entenderá mejor. Da gran importancia a la experiencia sensitiva y las primeras fases de aprendizaje del niño mucho tienen que ver con esta experiencia. Expresa aquí pues Rousseau su deseo de que incluso la tarea de leer reporte algo aplicable. y las pretensiones de enseñanzas de “vida” desde atriles y escritorios. Que no aprendan en los libros nada de cuanto la experiencia pueda enseñarles. ¡Qué extravagante proyecto ejercitarlos en hablar para no decir nada. su lectura siempre nos agradará.

como hemos comentado. y cultiven su entendimiento como su figura”. si bien algunas tendencias señalan que el papel sumiso de la mujer solo es un velo tras el que se esconde realmente su verdadero rol de individuo fuerte y dominante dentro de la sociedad”. En otros pasajes de la obra en cuestión parece establecer una especie de “Igualdad enmascarada”. El tema tratado en el libro V entraña una gran controversia al respecto de la educación femenina. juzguen. pero sin rebajar a ningún sexo. Otros señalan que no puede hablarse de educación cuando estás usando un mundo ideal en el que el niño no tiene amigos. “¿El hombre debe hacer de su compañera una sirvienta? ¿Le debe impedir que sienta y conozca nada con el fin de poderla esclavizar mejor? ¿Hará de ella una autómata= Sin duda que no. quiere que piensen. En lo relativo a los problemas que El Emilio plantea como sistema educativo es. amen. Aunque fácilmente esto puede derivarse en un aparatoso intento de conciliación. Sin embargo González y Cornejo tienen dudas al respecto. “Se deduce que la mujer está hecha para agradar al hombre”. Algunas afirmaciones como la citada parecen que quede clara la postura de Rousseau. familia. Prácticamente todos los autores contemporáneos atacan el puesto al que Rousseau parece relegar a la mujer. “Cultivas en la mujer las cualidades del hombre y descuidar las que les son propias. con aseveraciones tales como: “En lo que se relaciona al sexo. relaciones ficticias y experimentos mentales que el propio . pensamos distinto (en general)-. Otras grandes objeciones.El problema del contexto: la mujer. trastornos o problemas de ningún tipo y el preceptor tiene respuesta para todo. cuando puede leerse en El Emilio: “Dad sin escrúpulo una educación de mujer a las mujeres. la naturaleza no lo ha dicho así. procurad que amen las labores de su sexo” En opinión de González sí hay una apología a la igualdad de sexos entendida como diferencias de carácter –la biología moderna lo “demuestra”. citando a González: “siempre se le ha considerado como una educación diferenciada y relegada a un segundo plano respecto a la de Emilio. Podría uno pensar que al modo de reconocimiento del yo histórico condicionado al puro estilo Montaigne Rousseau cayera en alguna clase de dislocación en cuanto a su opinión sobre el tema. la mujer es igual al hombre: tiene los mismos órganos y las mismas facultades”. está enteramente entregado a la educación de Emilio y tampoco parece que tenga ninguna clase de infortunio: no puede hablarse coherentemente de educación y criticarse el patrón de erudito excesivamente teorizador “de despacho” haciendo hincapié en la experiencia y la importancia de la praxis mientras todas esas consideraciones se basan en personajes ficticios. conozcan. la falta de sistematización y el toque casi novelesco que adquiere en según qué pasajes. es trabajar en detrimento suyo” Podría intuirse una apreciación respecto a las diferencias fisiológicas entre hombres y mujeres y “a su naturaleza” pero no establecer necesariamente una inferioridad de ella respecto a él. y si las ha dotado de una tan agradable y delicada inteligencia.

dice “No hay nivel de sometimiento más perfecto que aquél que conserva la apariencia de la libertad. Castro continúa explicitando el sistema de actividades y contextos que el educador controla para evitar derivas de conducta haciendo uso de refuerzos negativos y positivos. En suma. parece evidente. y esto sin tener en cuenta que Rousseau tuvo diversos hijos y todos fueron abandonados. todo parece resolverse a través de una visión superior y calculadora”. Aportando más en este sentido parafraseando a Castro. las pasiones. En otra línea podríamos otorgar gran valor a la importancia que Rousseau da a la libertad. posible una interpretación más retorcida de las técnicas de creación de ese universo ficticio. Rodrigo Castro Orellana escribe en un artículo adjunto publicado en la Revista Electrónica Diálogos Educativos sobre la naturaleza de la relación entre Emilio y el Preceptor. hasta llegar a la autonomía y gobierno de la razón por parte de Emilio. añade. Y añade: “Rousseau recomienda construir un universo ficticio en el que el niño se perciba a sí mismo como un maestro y no como alumno. habiendo diversos puntos en que Rousseau advierte que el mejor preceptor será el padre. así como puntos donde el método le parecen más bien contrarios a salvaguardar la libertad que tanto parece defender. por cierto-si ésta educación se basa en engaños y contextos controlados por el preceptor para producir una determinada respuesta? ¿Si cree él mismo su educación y aprendizaje pero no es de ese modo. en qué lugar realmente deja este método la libertad del niño? . lo que tribuye al educador una autoridad sin contrapeso creando una relación asimétrica. la necesidad de protección. De todas maneras. en efecto. sus conocimientos y demás algo que. quien asevera “En cuanto a la frialdad y a la aparente indiferencia del preceptor es visible que el sentimiento que une a Emilio con su mentor combina el afecto con una especie de temor. ¿Cómo podemos estar mínimamente seguros de que esa educación está en línea con nuestra naturaleza bondadosa –algo reprobable también.es. y citando a Rousseau. pero sin embargo el programa educativo está claramente formalizado por etapas en edades. Llegados a este punto y como conclusión final se plantean algunas incógnitas a las que no se han encontrado respuestas en la realización del trabajo: Se alaba que Rousseau se percatara de la especifidad de la mente del niño y de la formación específica. abocados a las instituciones para que la educación no fuera responsabilidad de Jean-Jaques. En este aspecto coincide con Soëtard. a nuestros ojos. la comprensión de la niñez como un momento evolutivo de la razón. en un mecanismo de libertad ilusoria particularmente perverso”. Si la sociedad está corrompida y la educación va a liberarnos. presuponiendo que todos los niños desarrollan en igual medida sus habilidades. El proceso evolutivo natural de la infancia hace que esta asimetría llegue a desaparecer. Aunque. la autonomía. en este contexto. no debe ser así: en una propuesta educativa integral “personalizada” el grado de implementación de materias y la evolución no debería tener como criterio base el “año de producción del individuo”. Aquí uno puede preguntarse hasta qué punto está Castro en lo cierto si posteriormente Emilio sigue siendo alumno del Preceptor en lo que a materia de educar a su propio hijo se refiere. la no desvalorización del trabajo manual y la insistencia en la utilidad de los saberes pero a pesar de ese aparente “respeto a la niñez y juventud” que mantiene Morales-entre otros.Rousseau admite realizar. la tarea principal de El Emilio es definir las características de la infancia. así se somete la voluntad misma”. Para el preceptor. Rousseau destaca.

educación moral: propuestas educativas de Aristóteles y Rousseau de Aurora Bernal Martínez de Soria. principalmente inglés y alemán. 13/7/2011 Tras un paseo por el prado en día de entrada gratis decido abandonar la educación en Rousseau para dedicarme a algo que hace tiempo que me interesa: la felicidad. alguno en inglés. proyectos abandonados. de Maria Isabel Ackerley. and Evil. Encuentro una gran variedad de artículos ligeramente relacionados y bastante material en otros idiomas. de Joe Manzari. Encuentro un libro: Educación del carácter. está en una línea que no acompaña la idea general que se tiene para hacer el trabajo. la idea del “yo histórico” de Montaigne u otros pasos dados en esta carrera. Un autor del que no soy un gran conocedor. Hago una rápida búsqueda sobre Kant y la libertad.Diario: A continuación se reproduce un breve diario de artículos relacionados. Desgraciadamente la mayoría del material que aparece no va a ser muy usado. líneas argumentales perdidas… 9/7/2011 Estando de Viaje en Madrid consigo hacer algunas búsquedas. Una ética en Gottfried Wilhelm Leibniz. Free Will and the Freedom of the Sage in Leibniz and the Stoics. 20/7/2011 Encuentro material relacionado. Desgraciadamente un artículo está disponible solamente digitalmente y tiene activada una protección con la que no puede ni imprimirse ni reproducirse. otros en Español. abandono la idea del trabajo de Leibniz. God. Hago una primera lectura rápida y no alcanzo a ver un trabajo provechoso en ello de momento. Leibniz. Handout 15: Leibniz’s account of Freedom. . editado por Ediciones Universidad de Navarra. Freedom. parece tratar el tema en relación a la voluntad. 15/7/2011 Encuentro varios artículos aprovechables sobre Leibniz. ya que en diversas asignaturas de este año el tema me ha llamado la atención y las primeras búsquedas prometían. no sé cómo relacionar sus temáticas ni cómo tratar el contenido. entre otros. 19/7/2011 Los artículos sobre Leibniz no terminan de convencerme. Los textos en inglés son más bien básicos y los alemanes están fuera de mi comprensión. pero termino volviendo a Rousseau y el tema de la educación. como hizo la ética de Spinoza o el concepto de libertad de Sartre. Solamente puedo consultarlo y después de su lectura no obtengo mucho material para la línea que estoy planteándome. otro tema apasionante que tiene una ligazón importante en los últimos años de mi vida: el trabajo puede ayudarme y afectarme personalmente.

de René González Boto en EFDEPORTES. 3/8/2011 Sobre el Emilio de Rousseau. de Maria de Fátima Simoes Francisco. 11. algo obvio que parece haberse pasado por alto. Martha Soledad Montero González. Vol. de Francisco Altarejos Masota en Anuario filosófico 20/8/2011 Encuentro otro artículo con información relacionada: Rousseau. Octubre 2003. María del Mar Valenzuela Vila. Loche y Rousseau. por desgracia también solamente de consulta: La identidad del educador.29/7/2011 Amplío mi búsqueda y encuentro material en algunas revistas de dedicadas a la educación. una tesis doctoral de la Universidad de Murcia. en Diálogos educativos . En Revista Educación y Pedagogía. Síntesis divulgativa. de Francisco Morales Ardaya en Acción Pedagógica. filósofo de la educación. en Cuadernos de Lingüística Hispánica Foucault y el Saber Educativo (Tercera Parte: El Nacimiento de la Disciplina). de Martín Domínguez Lázaro en Campo abierto: Revista de educación. 2002 pp. Primera lectura 18/8/2011 Finalidad y libertad en educación. Rodrigo Castro Orellana. 74-85 9/8/2011 Estudio comparado sobre las relaciones entre Educación Física y el desarrollo intelectual en Platón. Referentes de identidad constitutivos de la profesión educativa. en Espéculo: Revista de Estudios Literarios. El Emilio: niño y educación. No1. José Penalva Buitrago. Año 9 No 65. de José Antonio Cecchini Estrada en Magister: Revista miscelánea de investigación y La filosofía de la educación de Rousseau: una propuesta de relectura del Emilio. Primera lectura 24/8/2011 El Emilio y la educación física escolar. adolescencia y mujer. 29/8/2011 Al quedar poco tiempo para los exámenes hago una búsqueda exhaustiva y encuentro diversos artículos: La educación en el Emilio de Rousseau: infancia. Encuentro algo interesante.

Bibliografía: Artículo/Autor/Revista-Publicación. Perspectivas: Revista trimestral de educación comparada 30/8/2011 Primera lectura de los tres últimos artículos encontrados (los demás estaban ya leídos). los que se acercan más a lo que busco. Nº 11. págs. en Perspectivas: Revista trimestral de educación comparada Perfiles de educadores: Jean-Jacques Rousseau (1712-1778). 1998. Escojo 4 o 5 artículos. 1993. ISSN 0212-6796. 3/9/2011 Inicio la redacción. EUNSA. así como subrayar textos y otras “técnicas” altamente sofisticadas para este tipo de tareas. 303-313 . Michel Soëtard. y añado la bibliografía aunque creo haber perdido algunas referencias. maneras de relacionar contenidos y estructura del trabajo. ideas en otros folios. Loche y Rousseau José Antonio Cecchini Estrada Magister: Revista miscelánea de investigación. pero la cantidad es inmensa y la mayoría no han podido ser consultados por incomprensión lingüística o por inaccesibilidad física. educación moral: propuestas educativas de Aristóteles y Rousseau Aurora Bernal Martínez de Soria Ediciones Universidad de Navarra. Algunas referencias aparecen en libros o artículos. poco faltaba. ISBN 84-313-1635-7 Estudio comparado sobre las relaciones entre Educación Física y el desarrollo intelectual en Platón. Las referencias útiles (realmente bibliográficas) aparecen: Educación del carácter. que día a día iré realizando en tramos y reorganizando información y artículos hasta día: 13/9/2011 Termino la redacción.Jean-Jacques Rosseau (1712-1778). Michel Soëtard. 2/9/2011 Empiezo las anotaciones al margen.

págs. 237-243 La educación en el Emilio de Rousseau: infancia. Josep Maria Puig Rovira.) Revista Educación y Pedagogía. de La Torre.La filosofía de la educación de Rousseau: una propuesta de relectura del Emilio Maria de Fátima Simoes Francisco. D. 43. Francisco Raventós. ISSN 1139-3637. por S. 12. Nº. ISSN 0066-5215. Jaime Trilla (aut. Vol. 91-112 . 29. Elkin Obregón (trad. 2008. ISBN 84-86130-87-5. 2009-2010 El Emilio: niño y educación Martha Soledad Montero González Cuadernos de Lingüística Hispánica. María Fortuny. págs. Nº 55. 1996. 1985. Millán. págs. adolescencia y mujer María del Mar Valenzuela Vila Espéculo: Revista de Estudios Literarios. ISSN 0121-7593. Nº. Vol.). 63-75 Finalidad y libertad en educación Francisco Altarejos Masota Anuario filosófico. 2000 (Ejemplar dedicado a: Filosofía y Pedagogía). M. 26-27. págs. 12. Nº. ISSN 0121-053X. 333-346 Sobre la educación de Emilio Jean Jacques Rousseau Textos de pedagogía: conceptos y tendencias en las ciencias de la educac / coord.

1. y Varela. ISSN 0304-3053. 435-448 Arqueología de la Escuela. 1991. 10. ISSN 0304-3053. Ediciones de La Piqueta. 1968 . 1994. México: Siglo Veintiuno. 2005 Perfiles de educadores: Jean-Jacques Rousseau (1712-1778) Michel Soëtard Perspectivas: Revista trimestral de educación comparada. F. J. págs.Foucault y el Saber Educativo (Tercera Parte: El Nacimiento de la Disciplina) Rodrigo Castro Orellana Diálogos educativos. ISSN 0718-1310. 1991. 3-4. Nº. Las Palabras y las Cosas: Una Arqueología de las Ciencias Humanas Foucault. Nº. págs. Nº. Álvarez Uría. 139-148 Jean-Jacques Rosseau (1712-1778) Michel Soëtard Perspectivas: Revista trimestral de educación comparada. M.

Lecturas: Educación Física y Deportes. (introducciones de Kornegay y Cornejo). Madrid: Gymnos Ideario de Rousseau sobre Educación Física Cornejo. Madrid: Gymnos Emilio: La obra pedagógica de Rousseau. . Vilodre.Emilio o de la educación. Madrid. Historia de la Educación Física. Pérez-Vergara Universidad Abierta Jean-Jaques Rousseau y la educación del cuerpo. La educación Física en Rousseau. Cornejo. J. C. C. 8. S. Rousseau J.

1993 . pp.La mujer en la obra de Jean Jacques Rousseau. 30 n1. 2005. Fernando Calderón Quindós Revista de Filosofía. 165-177. El contrato social Jean Jacques Rousseau Altaya. Barcelona. vol.

° ©f½°f °° ¾¾ ¾ °½° °    f nf f –°f f   ¾¾ f ¾ °    ¯ °f¾ f ¯ff  ¾f ¾ € ° °fnf¾ n¾f € °n°¾f°  ° °  ©  f   ¯°¾¾ f ½½° f ¾ °ff¾¯ ¾ ©  f  ¾½°f°  f  f ¾ °n    –° I    fnf °  ¯x   ¾¾ f ¾  nff¯ °  °f nfn° ° ¯½¾f #f¾¯h¯f¾ nff¾ ¾¾ f¾ h° °¾ ³f½ ° x¾°ff °³ °°nf½  ¾€ f€nff nfn°fnf °¾½ ¯ff½ ° ½°¾¾ ¯¾¯¾ n°  ¾  f f°   °– °  °°f°   °  fn°f°  ° ¾f¾  f¾#  f€¯f °h    @   n° nf  ¾h  f ° ¾ ½f n   f ¾  f  ¯    °½ ¾ °  °.

°fnffn¯¾f nfn° ½f °ff¯ ° f ° f ¾ °nf ¯f°f  ° °  ° n °f f ¾½ n€ f  ¯ °f  °³  f nf°   ½n ¾ €¯fn°ff¾ f½f¾ °ff¯ °  ¾  f° °¾°³¾ °¾nf¯ fnf ¯  ¾ ¾½ f° f°ff f  ° f  f °x½  –ff–°f°nf¯  ° f ¾n f    f °  °f ¾nf ¾nf °nf¯ °  °  f  ¾°fff f f ¯   ½ff   ½ f f €° ¾  ¾nf     n°©–f°  f°  °¾° °ff fn¯° f  ° ¾ ¯fn{f f¾  f # .

°fnf½ ¯ ¾³fn°°¯°  °  ¾ n°€n¾  °  ¾ ¾  ff° f½fn–f ¾  9   #f ¾n f  f f f f  -¾ fn nf¯¾f ¾f  n¾¾f¾– f¾ n° ¾ ".x°½  n°¾x¾ h  °¾¾ °°n ¾"   ° fn  ¾°  €f f – °nf  f fn°   f½f f nfn° ¯  f¯  °f ° ¾#  f¾ ff  nf #  °  ¾ ¯f  ½ °¾f¯ °  ¾¾ f ½ff {f  ¾  fn   °     .

°f ¾ f ° f½x° n   ¯ ° f°   f ½nf f f ½ °   ff ° f°   f nfn°  #¾ ¾ ©°¾ €¯f° °  #  #  n°¾ f¾  n¯ °f ¾½ n  f½x° n #  ¾n  ½½¾¾ f  ¾ n ½  –f¾ f °n °  ¾ °ff °f  ¯f° f  ¯   n°¾f ¾ ½½f    –f°  f ¾  f°¯   –° {f  ¾  ½ ¾ °f°  ¾f¾ n° n° ¾ n°f nf¾  ¯     x¾   ¯  f  f  #f nfn°  n ½½¾ ¾ f f   €f n  f ° –fn° ¾nf  ¾  °ff ° ° ° ¾ f¯ °ff  ½ f  °nf  ½¯  f  fn°  ¾  ¾   f°¯f ° f ¾fn°  °¾f¾€fnn° ¾nf   nffn f f ° ¾f¾ ¾n f ¾ ¯ °f¾  ° f¾ ½ff f¾ f¯¾° f ¾n f° ¾f°–ff°ff–f f ¯ f° °f° –fn° €f f n¯ f f nf f ° ¾ °¾¯ °¾  ¾  f  ° ° n°    ¾½°¾f  f ¾ f f fnf¾  ¾ n ½  –f¾ f °n °  ¾ °ff °f  ¯f° f  ¯   n°¾f ¾ ½½f    –f°  f ¾  f°¯  ¾ –f  nf¯ °  f ½nf  f nfn°  .

n¯f¾ ¯f ° °  ¾  ¾n f¾ {f ½ ¾ °f  ¾f¾ n¯f¾ ½nf¾¾° n¯¾¾ f f¾n°ff ¾ ½  ¯f¾ °  ¯  f ½¯ f  f¾ ¾ f  fn° °  f  f   f f f  f¾ –f°  #f  ½ f––n°¾¾h °fnf ¯f° ff ¾°f ° ¾½f° °°nff °³#  ©f° f¾ ½°n½  f  °³ °fn f fn° °  n°n¯ °  ° ½  °nf ½f n   °   ¾n° ½ff ¾¾ f  ¾ f n °nf ½  ff¯  ° n ¾½  °n f °°½  n°€¯¾¯°  nf  ½nf{f ½  ¾¾ ff –f½°f nfn° °  n°n¯ °°¾  f f½ n¯¯ °¾f© ff¯°¾° f  f ¾ °  ¾½ n ° x¾ °³ f ¾n f  f nfn°   n f ° °° °    ½ f f ¾  °f  f  f°¯f  °  ¯  #¾ f f f½ ¾f f¯fn° f¾n f ½ n  ° ¾¾ °¾  #   ½ ¾f    n¯  ¯¾ n f–°¾ f ¾ n°¾  °  ¯ n¯ ° ff  ½ f––n f nfn°¾f°¾ €  ° f° nfhn nf¾ #¯ f€¾nf  f nfn°# ¾¾ –°{f °f€nn°-  ¾nf  ° fn° xf¾½ n¾¾ f  f°f°ff f ¾ f½f n ° ° ¯ ½ ¯¾ °n°f°¾ n°  ¾f¾ ¾n f¾   ½ °  –¯f ¾¾  f¾ ° f¾  f ¾n °n ¾° f¾½ f––f¾ f f  ½ °f°  °n° °  ¾f  °³ ¾  f¾f° ° f¾ nf¾ ° f¾   #  f¯  ¾ ¯¾¯# fh   ¯ ¾  x f ¾ ¯¾¯ °f      €©f x ¯¾¯ # °  °n ° n°€n n°  #  ¾f ½¾n–f ¾  ½ f   ½ f €ff  –¾ f  n °€nf  ½  f f n °f  f¾ ½¾ f ¾ ¾½ n€nf¾ °³f  f½ fff°ff f°€°f f½ f  f   f f  ° f ° €  °nfff nf½ ¯ff¾nf¾½ n° ¾ ¾ –°{f  °f½¾f °f ¾¾ f   n #¾¾  ½ ¾ °f°½ ¯ff¯ ° f°³  ¾f f f ¾ ©n¾ ¾f  n ¾f ¾fnn° ¾¾°¾ ° ½ffx ¾   °n f ° °¯° ½ €f nf  °  ¾½ °¾f ½ ¯  ¾ ¯h¾#  ¾ ¾ f° ¾ ¯         nf nfn°  ½½¾ ¾ fn °  ° °f f  f nf f ° f ½ffn°    ¾ ¯  ¾ fn  f ¾n f  ° ¾ x¯°¾  f nfn° ° n° n°f f½ °f¯ °    ¾f ½ –f ¾ ¾f–f ¾¾ ¯fn½f  nf½ ¾ °f°€ °nf° –ff ° ¾ ¾ °  ° n f–° °ff ° ¾  ° °  nfn° n°€¯  f f °ff f  °³  x¾f¾  nf¾   ¾° f© °f¾ ° f¾ n¯ ¯° ¾½½n ½  .

¯ nf¯¾   ¾f¾ ¾n f¾ f½f n ° ° f¾  f f¾ ½½¾n° ¾ nff¾   f½f n ° °¯ {f f¾ °¯°ff¾½ f––f¾  nf°  fnf f f ¯f°°¯ f  ¾f¾½  ° n ° ¾fnf f–½  f¾f¾¾ f¾ °f¾½ n¾¯h¾  fn°f ¾ n° f¾ ½f¾° ¾  f f°   f f© €¾n  ¯f°f   ¾½ nf¯ °  ° ¯ f–° ¾h°ffff fn¯½ °¾° ¯  ff  –f¾¾ f  f   #¾ °nf¯ °   ¯   ¾h ¯h¾ fh    nf°  x ¾  ½ f ½ °¾f n °€nf¯ °     ¾¾ ¾€ ¾ ¾ fn °½fff¯f  ° ° ½°  °fnn° f°  ¾f f  ¾h°n° °f ¾f€fnf¾#   .

°f f ½hnnffn f €¾nf  f– f ½¾n°¾ f ¯fnf°  nfhn ½hnn  ¾¾ f° °f f¾¾¾ ¯f nf f–f°¯½f°nfff ½  °nf¾ °¾ff¾½¯ f¾€f¾ ¾  f½ ° f©   °³ ¯n  ° °     n° ¾f ½  °nf  °  fn° f ¾ f  ¾¾€f–¯ °¾   °nf ©f°° ° ¾½ nf ½°      ¾ ° x¾   f   ½fnn f    ¾nf ¾¾ f  .

f°  ½ ¾f ¾ ¾–¾ n° f  nf ½ ¯ff ½nf  ° f¾– ° €f¾ f nf ¾¾ h n¯ ° f  fn   ¾f ¯f° f #f  ¾ ¾°¾°f ¾f¯ ° ° n ¾f¾ ¾ ° ½ff¯–¾  ½½n°f ff   nfn°°ff¯h¾–f  ¾  ¾ h ½¯  f    ¯ ¯  ¾ x €¯fh f°  ¯n  ¯½  f ¾   nf   ¾ ¯½  ° f  ° h ° –f ¾°–    h    f    f¾ ° ¾f¾ n° ¾fn° ¾ °ff ¾ ¾ h° ¾°  n¯ °f   h  ½ f  f°  ° ¾¾ ½– ¾¾  f ¾f   ° ¾©n ¯ °f¾° ¾–¾°¾  n f½   ¾ nf¾ ¯½ °¾f–f fh  ".

h ¾ ¾  ¯ff¾  " "¾ ¾  ¾" "¾ 9°" "¾ €€°" -  ¾  °¾° .

x ff–f° ½ n © nf¾ °f f½ff° n °f f n fn  ¾¾ ° °¾ f°n¾ °n –f ° –f  °–f©  f¾½f¾° ¾  f f € f  f   ½ ¾f  ¾° ° x¾ ° ½ ¾f   °f f f °f  " @ ¾ ¾ ½ n ½¾ f nf°½f n °¯h¾ ½f   ff °°¾ ° ¾ ¯½  ° ½ n ½½#   .  ° f½ ° f° ° ¾  ¾ °f f  nf° f ½  °nf½ f °¾ ³f ¾ ".¾ #  ½ ¾f f ½ ¾ ¾¾ f ¾ ¾     °n¾ f f f     ½  f– f½nf  ½hnn  fn°f n°f f f ½  °nf¾ °¾   ¾ –°x  °³ nf½fh  ° ° h ¯ ©   €f–¯ °  ¾½ n f f ¯½f°nf   f  f f f nfn° ½hnnf n  f  #- ¯  nf°¾fx   ½   ½°   f¾ f¾  nn° ¾  ¾ © ° ¾ ° fnn° ¾ ¯h¾   ° ½ff f¾  .

¯ ¯   ¾ ¾f ¾ nnf f f¾ €¯f¾  ¾nf f¾  f    f   f¾ ½  °¾° ¾  °¾ ³f°f¾  # f# ¾  f ¾  ¾n¾  ¾  nff¯ °  ° ½ n¾  ¾ ¯ °¾ nn¾ f ¾ # ¾ ¾¾  ¾½fn#  n ¾° ¾ °f¾ ½ ° ½ ¯ °ff– °–f ¾f¯ °  f¾      ° ¯ °  ¾ h¯ ½hnnn° f ¯f° © n ½ ¾¾ ° ¾½ff–f n°n f½ ° ¯ f°  ¾¾fn¾ ° fnfnf   °x°h  x¾  fn °nf½x °   °  °n °f ¾f fn°n° n ½°fn ¯h¾  –¯f °f ¾n½°f   ¯°f f ° ° ¾¾ ¯f nf   ½  ° f °f n°¾nn° f  ° –f ¯  f nfn°€¾nf  ° n ½¯ ° ¾ °  fn°f° © –  ½  ¾  fn °  f¯ °f¾  °¾ ³f°f  n°€–fn°  ¯   n°€¯  f ¾ °ff f   ¯    °ff f ° f ¾f  f½f f ¾©  n–°¾n °  f¾  f    f fn °h  °½  ³°n¾¾  f¾  – °nf¾ ° f¾ f¾ ¾f°ff¾  – °  ¾¾ f ¾¾¯x n¾n° ¯½h° ¾  € °  °  ½¯  °f ¯ ©f  #nf f    f#  ¾½ n f ff–f¯ °  f ¯¾¯f ½ ½f   ¾ ¾ –° ¾ n¯ ½  °¾°  €° ¯  ° nf°   ° ° n¯ ¾ f f©¾ ¯f°f ¾ ¾° –f° f  #- ¯   ° x ½ff ¯¾f ½  °¾ f  f   ¾ f f©¾ ¯f°f ¾   ¾ © nn¾ n½f ¾ ½ff  €f   ¯½ f¯ °  f ¾f  ¾ ¾ °f n¾f   °f   ¾n ¾ © ¯½¾  f¾¯h¾ ff f¾¾ ¾fnf°nf¾ ¾ ¯  ¾ f° ff   © nn¯h¾° °  f°¾½f f¯f€f–ff f©#  .

½  ¯f n°  f¯©  f¾–f° ¾ © n° ¾  9hnnf¯ °   ¾ ¾ f ¾ n° ¯½h° ¾ ffnf°  ½ ¾ f   ¾¾ f ½f n    –fff¯©  #  n  f¯©  ¾h nf½fff–f ff¯  #    ¯f ff  °    I °f³f °f –f° n° ¾f f  ¾½ n  f nfn° € ¯ °°f  –°f¾ f€¯fn° ¾ n¯ f nf f ½f n °     nff f ½¾f  ¾¾ f  ° ¯ f– °h   .

°f–°  ¾¾ f nf f ° f–°f nf¾   ¾nfn° ° nf° f ¾ ½°° ¾     ¯f  #.° ©  ° °  f¾ f  ¾½ n  ° ¾ ½f¾f© ¾  f  f ° n ¾° ½f n  ¾f  n  °f ¾½ n   #–f f  °¯f¾nff f#  n° f¾  fn° ¾f ¾n¯ #° ¾  fn°ff¾  f¯©  ¾–ff¯   ° ¾ ¯¾¯¾–f°¾f¾¯¾¯f¾€fnf ¾#  9 f°½ °¾f f¯   n°n¯ ° ¾nn° n°f f½ ¾ .

f¾ °f¯© f¾nf f ¾ ¯   ¾n ff¾  ¾¾°½½f¾  ¾f f©f ° ¯ °¾# 9 f°¾ °ff½ nfn° ¾½ nff¾ €  °nf¾€¾–nf¾ ° ¯  ¾¯©  ¾ #f¾°ff f#½ ° ¾f  n ° n ¾ff¯ ° °f°€  f   f ¾½ nfx  #" ¯    fn   ¾ n¯½f³ f °f ¾ °f" "   ¯½    ¾ °f  n°nf°f fn° €° ½ f ¾nff ¯ ©""fh  f°f f¯ff °  f   °  f °ff f °  f n f¾   ¾f¾ f f   °f f° f–f f    nf f ° – °nf    ½ °¾ ° ©– ° f¯ ° n°nf° n °¾ ° ° ¯ °n¯ ¾€–f#  °  €hn¯ °  ¾ ½  f¾  ° ° f½ff¾ ° °  n°nfn°  nf°  ½  ¾  °¯ #f ¾° ¾n½°f nfn° ¯© ff¾¯©  ¾ ½nf   f¯ °f¾f  ¾ ¾¾ # °½°° °h ¾f°ff½–fff–f f  ¾ ¾ ° °  fn¯ €  °nf¾  nfhn  f –f ¯ °f  # ¯ ¾f#  ½ °¾f¯¾ ¾° % ° – ° f%  ½  ¾°  f©ff°°–°¾  nf° f°h  #¾ ¯½ ¾  fn°¾ f n¯°f nfn° €  °nf f  –f ff°¾ –° ½f° ¾½ nff ¯ ¾  °f–°f¾ ° °nf¾ ¾ ³ff°  ½f½ ¾¯¾ f¯© ¾ ¾°  f¾  ¾  ¾n°  f¯ ° ¾   f  °  €   ¯°f°  ° f¾n f #  ° ff¾½  ¯f¾  ¯½f° fn¯¾¾ ¯f nf ¾ n¯ ¯¾ n¯ °f  f€ff ¾¾ ¯ffn°   nf¾°  ¾n f    °¾ –°x ½f¾f© ¾ ¾¾ ³ff°  °½ f f¾   nfn°nf°  ¾h¾¾f° °¯°   f °     °³ °  °  f¯–¾  €f¯f  f¾°¾  ½  ¯f¾  °°–° ½   ½ n ½ °  ¾½ ¾f½ff   ¾h ° f¯ °  ° –f ff nfn° ¯ f¯½n½f n   °–f°°–°fnf¾  °€° °½ f f¾ n  ° ¯ °   nfn°nnf¾  ½f°    n ¾f¯ °  f #  ¾½fn#fn °  °nf½x °f ½  °nff¯½f°nf f½f¾¯ °f¾ f¾ ¾f¾n°¾ fn° ¾¾  f¾f° ° ½ ¾°f© ¾ €nn¾   fn° ¾ €nnf¾  ½ ¯ °¾ ¯ °f ¾    ½½ .

¾¾ ff ¯  ff  ¾¾° °  °n °f ¾¾ f  ¾¾©¾ ¾ € ° f f° °f ¾  f nf ¾ f f¾ °¾n° ¾ ½ff   f nfn° ° € f  ¾½°¾f  f    f° f ¾  f  °   ¾¾ ½°¾ °   ¾¾ f f       ¯ ©½ n ½¾ h ½f    – .

f¾  f°f ¾n  ° ° fn f ©° ½ nf  ° f  ¾f  n°nf h–¾  nf¾ ¾   f °ff f  f  fn° °  ¯   9 n ½  f¾ n¯ ½°¾ °  ¯x  ½f n °¯h¾  °n°f¾f¾ff–f ff f  f° ½f n  € °  ° ¾ f¾½ nn°n n°{f  °f¾  f#°nf°ff€f f  fff½f ° ° €  °nf ½ n ½ ¾¾    ¾ °¯ ° ° f¯n°¾ ¯ °n¯ °f f€ nn°°f ¾½ n   ¯ 9ff ½ n ½  ° € n  ½f n   ¾ ¾  f fx¾  °f ¾° ¾½   nfnf f#  ½f°  ¯h¾ ° ¾  ¾ °  ½ff€f¾ f° f.

f¾ °¾¯f ff f½°n½f ¯ ¾ €°f¾nffn ¾nf¾  f°€f°nf ¾¾ f ¾fnf  ° ¾ n°  fn¯½ °¾° f°³ n¯°¯¯ °  ff° f° n ¾ f  ½ nn°    f nf °ff f ¾° n°f½ ¾n f° °f fn°f¾¯xnf ° f³f ½n ¾ °ff f °€f°nffn   ¾ff¾¯ f – f ¾f½f n  f¾f –ffff°¯f–  ° ff°½½f  ¯ °½ ½ –°f¾ f¾fx½° ¾h.

f¾ ° n  ¾ ½¾ ¯ °  ¯ ¾–  ¾ °  f¯°  9 n ½ °    f ¯f f  nff¾½½©¾  €    f¾¯f° f¾ .

f¾n°°f ½nf°  ¾¾ ¯f fn f ¾n° ¾   nf n°f½ff f f¾ n° nffn °  ¾  € ¾° –f¾½¾¾ f³f #¾¾ f n¯ ° fn°¾°° ¾ €nn °     °³ ¾  ½ n f f ¾ ¯¾¯ n¯ ° ¯f ¾  ° n¯ f¯°  ° ° ¯ nf°¾¯  f ¾f½fnf¯ ° ½  ¾# nf° f¾¾ f  n #-f °  ¾¯ ¯ °¯h¾½ € n fx n°¾ fff½f °nf f f f¾¾  ¾¯  f°f ¯¾¯f#   –f ¾f ¾ ½°n¯n°n¾°€°f¾ ½f° f°f–°f¾°n–°f¾ff¾ °¾  f° °n°f  ¾½ ¾f¾ °f ffn° f f©  ff f ¾¾ f¾ ½ nfff  f ¾½ n€ f   f ¯ °   °³   f €¯fn° ¾½ n€nf  ½  ¾° ¯ f–  ½–f¯f nf ¾h nff¯ °  €¯ff  ½ f½f¾ ° f ¾  ½ ¾½° °     ¾¾°³¾ ¾ff° °–f ¯  f¾¾f  f ¾ ¾¾n°n¯ °¾ ¯h¾f–  ½f n   ° ° ¾ f¾  °°f½½ ¾f nff° –f#½ ¾°ff f#  –f   ¯½ ¯ °fn°  ¯f f¾  f n° ° f  °  n¯ n  f¾   #f³ ½ nn° °  # °f° f½ f¯¾–f–f°fff¯½f°nf   ¾¾ f f f f  f  f f°¯f  f¾ ½f¾° ¾  f ° ¾ffn°  f f© ¯f°ff°¾¾ °nf °f f  ¾¾f  ¾½ f½ ¾f  ¾ f½f ° # ¾½ ff °³   © ° #   ¯f° °  .f ¾ °  ¾  ¾  f ° ¾¾ ©¾  ½¾   °f ° ½ fn°¯h¾ n f f¾xn°nf¾ n fn°  ¾ ° ¾€nn f¾n f  ¾hn¯½ ff nfn° ff f°¾ ".

¯½ ¯¾ ¾f¯°¯f¯ ° ¾ –¾    ¾f nfn° ¾h ° ° f n° ° ¾f °ff f ° f ¾f f–  ½ f   f¯ x°  ½ n  ¾ x¾f nfn° ¾  f¾f ° °–f³¾  n° ¾ n°f ¾ ½  ½ n ½ ½ff ½ n °f  ¯°f f  ¾½ ¾f" " n  x ¯¾¯ ¾ nfn°  f½ ° f© ½ ° ¾  ¾ ¯   °x–f f¯ °  ©f ¾ ¯x f f   °³" .

°f–° ¾½f¾¾ f ¾ ° ¾fnf f  °n °°f–f°f f  fn¾– f¯ °  fn°f ¾ f¾f° ¯f f ° ¾ ¯f¾ ½°n½f¯ ° °–x¾f ¯h° ¾ ¾ °°–x¾¾°¯h¾  ° h¾n¾¾ f ¯f° ¾ ¾h°€ f ¯n¯½ °¾°  $$ °n °f¾fn¾f½ nf  ¾¾    ° f–° °°–x¾ ¾ °¾½f³  D°fxnf °€ J ¯  °  .f°f  Jf°   ¯€  f– °  °f°  n¾  ° ¾ f–°f½¯ f nfh½ f°fnf°f  °f f©½ n¾ °  ¯¯ °  $$ ¾fn¾¾    °° ¯°f° n° °n ¯ °¾xn¯ fn°f¾¾ ¯hnf¾ °n¯ff n° °  f f° °f f f f©   ° f–°fh½ f ¾ f¾  f°f f ½  ¯° ° f¾¾ f  ¯f f nfn° f  °  ¾f¾f¾–°ff¾  ¾ f³  ¯f¯ ff¯f ff °n°f¾ ½¯ f¾ ¾ f¾½¯ f°  $$ °n °¯f f fn°f   ¾–fnf f¯ ° °fn ¾h ¾½°  ¾f¯ °  –f¯ °  ° fnf f°f½ nn°n°f °½ °¯½¯¾ °  ½ n¾ f¯ ° ½ n°¾f ¾½x¾ ¾ nf°  °–¯n ¯f f½fff° f  ¾½f° h° ¯   .f°  f  f ½ n° ¾D° ¾ f  -fff   ¾–fnf f¯ ° f¯ff ¯f f f½f n °ff¾ ¯¾f   ¾h °°f ° f °fn¯½f³ff f– ° f ¾  ° ½fffn  f f©  $$ @f¾°½f¾ ½ ½f  ° f  °f f–f¾ n f f° °ff nfn° ° ¾¾ f½ff nf¯ ff– fn  ¯½ ¯ °  ¾f f€ n f D°f   °¾°–f°n°n    ° ½f n ff  ¯f ° fn°ff°f   ¯ff½f¾°f°   ° °f–f°¯½f°  °¾¯¾f³¾ ¯ f  f f© ½ f f¯ f€ nf¯ ½ ¾°f¯ ° n¯fxnf ½°f n°n ½   f  f f f #¾n# .f   n°°fn° ¾   ½ n  °    f  fn¾  fn°f ¾  ½ n¾ f f° °f ¾ ° f¾f–¯ °f ¾½   f¾  $$ ¾f°  If©  °.f  n°¾–fn f–°f¾ ¾ f¾ °n °°    nfn° nfhn   nfn°¯f ½½ ¾f¾ nff¾ ¾  ¾¾¾ f  f °f.ff¾f n   f°    °#¾ fnn°€ ¯   ¯ f°    .

f ¾ ff °nn° 9 f––nf I  - ½½   $$ ¾ n¯½ff ¾  f¾ fn° ¾ °  nfn°¾nf  ¾f°  nf ° 9f° n ¾¾ f  ¾x°°.nf   $$    ¯ ¾¾ f ° ¾¾ –ff  f°n¾n.$$ ¯½¯ ¾ f °n °¯f f °f–°f¾ ¾f¾  nf f¾ff nfn°  f–  ½f n f ¾ ½f¾f ½f °n °f–°  ¾f° ½ ¾–fnf f¯ x°¾f¯ °  n°¾f  f ° f   nf   €  ° ¾  ° f n°¾¾ f½€ ¾° nff ¾x 9 °ff f– °f ¾¾ nf fD° ¾ f  .

nn°¾f f °.f–¾   ¾f¯¾n h° f  ° ¾–fn°f€¾€f f nfn° ¾¾ f °f½½ ¾f   nf ¯  .f¾f °°f€¾€n $$ °n °fnn°°€¯fn° fn°f f ¾¾ f €¾€ f nfn°   .ff h¯f¯ ¾f°n¾n ° ¾f nfn°9 f––f 9¯ f nf $$ °f f  f  ° nfn°  f°n¾nf ©¾.f°¯°– hf °.

° °h   °.f If ° fIf  °¾½xn  ¾f ¾ ¾ f¾  ¯ °³ nfn° .ff f .ff .f¯½f    ¾f  nfn° 9¯ f nf $$ ¯f nfn°€¾nf ¾nf   °x°h   °9@ ³-  n    $$  f½n ¯½½ff¾ h¯ ° ¾f–°f ¾ f f¾f °n °  ¾¾ fn¾  f nfn° ° ¯ ¾¾ f °€f°nf f  ¾n °nf¯©  .

f °¾ °–¾nf ¾½h°nf nf f  nf%@ n f9f -fn¯ ° f¾n½°f%  –.

f¾  f°f  °h–¾ nf¾ .

n {f  °9 ¾½ nf¾  ¾f¯ ¾f  nfn°n¯½ff f 9 € ¾  nf  ¾  f° fn ¾¾¾ f% % .f°  f  n° ¾D° ¾ f  -fff D-   -      ¾ n¯½ff ¾  f¾ fn° ¾ °  nfn°¾nf  ¾f°  nf ° 9f° n ¾¾ f ¾x°°. f° fn ¾¾¾ f% % .n {f 9 ¾½ nf¾   ¾f¯ ¾f  nfn°n¯½ff f $$ 9¯ f nf ¾ ¾¯¾fn¾ °n°f ¾%¾ ¯h¾ ¾f f°f  ¾%  ¾n©fn¾ ¾ ¾ fn nf°¯h¾f  ¾n  $$ ¯½ f¾f°fn° ¾f¯f– °  f¾ °¾€¾ ¯f° f¾  fn°fn° ° ¾ ¾nf f f© f¾n¯¾ ff ¾f¾#xn°nf¾#ff¯ ° ¾€¾nf f¾½ff ¾ ½ f f¾  $$ °nf fnn°   ff fx ff°  °f¯¾ –f°f° °€¯fn° fn¾f¾f f  $$ @ ¯°f fnn° ½n€ff f f³f f  –f€ff° n f ½   f–°f¾  €  °nf¾    –f€f n$$ ¾f 9 nfn° –°f¾ €  °nf¾f½f n ° ° ¾ fn¾ ½ fnf° f  ¾°¯ °¾ff¯ff°f°½  ¾ n°¾f ¾½ °n¯½ °¾°°–¾nf½°fnn ¾  f €¾nf f¾ €  °nf¾ ¾% f¯ °   –h€nf¾%f½f n °   nfn° nfhn   nfn°¯f ½½ ¾f¾ nff¾ ¾  ¾¾¾ f f °f.

nn°¾f f .f–¾   ¾f¯¾n h° f ° ¾–fn° -  -  ½h–¾   .

 .ff h¯f¯ ¾f°n¾n °  –°%f %  ¾f nfn°9 f––f -  I  -   %© ¯½f nf f  ¾€f9 f––f% ½h–¾    °f f  f  ° nfn° f°n¾nf ©¾.ff f .ff9–f f°n¾nf °¾ f¯ @f %f %   -    ½h–¾     f nfn° ° ¯ ¾¾ f °€f°nf f  ¾n °nf¯©  .f¾f °f€¾€n -  I  -  ½h–¾       f nfn° ¯  f°fn ¾¾¾ f @ ¾ ½ f––f n°n ½¾ ° °nf¾ °f¾n °nf¾ f nfn$n ½  f @ .ff .° °h  .ff° ¾ ½.f€¾€f f nfn° ¾¾ f °f½½ ¾f   nf ¯ .fIf ° fIf ¾½xn  ¾f ¾ ¾ f¾ -  -     ¯ °³ nfn° .h° .

f °¾ °–¾nf¾½h°nf - O -   ½h–¾       .

nf f  nf%@ n f9f -fn¯ ° f¾n½°f%  –.

f¾ f°f h–¾ nf¾ -  -     9 € ¾  nf  ¾  f° fn ¾¾¾ f% % .n {f  9 ¾½ nf¾  ¾f¯ ¾f  nfn°n¯½ff f -  -   ½h–¾       f° fn ¾¾¾ f% % .n {f  9 ¾½ nf¾  ¾f¯ ¾f  nfn°n¯½ff f -  -    ½h–¾       –f f¾n f  f Df  If f    n° ¾ f9 f     f¾9ff f¾f¾.

¾f¾ D°f –f f¾.

xn –I °°     .  . °nf¾¯f°f¾ nf .

¯ f nfn° %° nn° ¾ ° –f.

° ©%  ¾¾ f   .f     ¾f f nfn°¾nf f nfn°¾nf °¾¾ f  .

° © .

f  ¯°¾    f ¾¾ f¾   nfn°¾nf .  .

° © .

 .f  ¯°¾   ¯ f f½ f––nf ¾¾ f  9x  I –ff D° ¾ f   f    f° f ¾¾¾ ff nfn° n ½  I     nf¾  nfn°¾nf ½ ¾       .

f¯©  °f f  f°fn ¾¾¾ f   °f° .

° ¾  ¾f ¾€f   ° ½½      n°f¾nf  f°fn ¾¾¾ f ff  fn °f   .f °.