SEGUNDA LEGISLATURA ORDINARIA DE 2000 4.

ª SESIÓN (Matinal) (Texto Borrador) MARTES 21 DE NOVIEMBRE DE 2000 PRESIDENCIA DEL SEÑOR VALENTÍN PANIAGUA CORAZAO Y DE LAS SEÑORAS LUZ SALGADO RUBIANES DE PAREDES Y MARÍA JESÚS ESPINOZA MATOS SUMARIO Se pasa lista.— Se abre la sesión.— Se aprueba, sin observaciones, el Acta de la sesión anterior.— DESPACHO: Oficios, pedidos de dispensa del trámite de comisión.— ORDEN DEL DÍA: Se aprueba el proyecto de resolución legislativa por el que se acepta la renuncia del señor Francisco Tudela van Breugel-Douglas al cargo de Primer Vicepresidente de la República.— Se aprueba el proyecto de resolución legislativa en virtud del cual se declara la permanente incapacidad moral del presidente Alberto Fujimori y la vacancia de la Presidencia de la República. — Se suspende la sesión. (…) ORDEN DEL DÍA Se aprueba el proyecto de resolución legislativa por el que se acepta la renuncia del señor Francisco Tudela van Breugel-Douglas al cargo de Primer Vicepresidente de la República

El señor PRESIDENTE.— Se va a dar lectura a las comunicaciones por las cuales el señor Francisco Tudela van Breugel-Douglas presenta su renuncia a la Primera Vicepresidencia de la República. El RELATOR da lectura: “Lima, 23 de octubre de 2000 Excelentísima señora doña Martha Hildebrandt Pérez Treviño, Presidenta del Congreso de la República Ciudad. Señora Presidenta: Mediante la presente le comunico mi renuncia a la Primera Vicepresidencia de la República y a la bancada oficialista en el Congreso Nacional, debido a discrepancias de fondo con el gobierno, comunicación que le hago para los fines que usted estime pertinentes. Aprovecho la oportunidad para reiterarle los sentimientos de mi más distinguida consideración y estima personal. Muy atentamente, Francisco Tudela van Breugel-Douglas, Congresista de la República.” “Lima, 23 de octubre de 2000 Excelentísimo señor don Alberto Fujimori, Presidente Constitucional de la República Ciudad. Señor Presidente: En su último mensaje a la nación, usted se comprometió valientemente a adelantar el término de su mandato al 28 de julio del año 2001, convocando a elecciones generales

en cuanto fuese posible, para entregar el gobierno en esa fecha. En las últimas horas, el Ministro de Justicia ha hecho declaraciones, apoyadas por un comunicado conjunto de los ministros de Defensa y del Interior, publicado el día de ayer, domingo 22 de octubre, donde se introduce una condición previa a la aprobación de las reformas indispensables para la realización de esas elecciones generales: la de un acuerdo que eleve a rango constitucional el contenido de las diversas leyes de amnistía para el personal de las FF.AA. y Policía Nacional, extendiéndolas a otros ámbitos de su actuar. Esta reconciliación nacional es indispensable respecto a las acciones emprendidas durante la lucha antisubversiva, así como en operaciones netamente militares y policiales contra objetivos del narcotráfico. Cualquier otro supuesto debe excluirse, pues introduce un elemento de sospecha que daña a nuestras FF.AA. y a la Policía Nacional. Yo he presenciado el heroísmo de nuestros oficiales y soldados en ese terrible combate. Yo los he visto luchar y morir. Y antes de esa experiencia, actué políticamente con la convicción de que la reconciliación nacional pasaba por comprender esa tragedia histórica, perdonando a quienes habían errado defendiendo a su sociedad, a su nación y a su patria, contra innobles enemigos. Sin embargo, es nefasta la inclusión, por parte del gobierno, de una condición sin cuyo cumplimiento el proceso electoral que viene terminaría encontrándose detenido o en suspenso. Ese proceso electoral, así como las reformas indispensables para su realización, no pueden demorarse o condicionarse, pues ello traería una creciente inestabilidad política y agravaría la situación económica existente en el país, profundizando la incertidumbre respecto al futuro inmediato del Perú. Paralelamente, resulta inaceptable la afirmación, hecha en el comunicado conjunto de Defensa e Interior, por la cual esos ministerios revelan que ‘expresan’ la

‘responsabilidad política’ de las FF.AA. ante el Congreso de la República. Las FF.AA. no tienen constitucionalmente ninguna ‘responsabilidad política’. Los ministros de Defensa y del Interior son responsables políticamente como ministros —como políticos que son— de las decisiones que adopta el gobierno que los nombró. Los ministros no representan a las instituciones militares y policiales, sino al Presidente de la República. Sostener lo contrario es subvertir el orden constitucional y el fundamento mismo del sistema republicano. El único responsable político de las FF.AA. y la Policía Nacional es usted, señor Presidente, de acuerdo con el artículo 167.o de la Constitución Política del Estado. Y los ministros de Defensa y del Interior no deben ignorar esta realidad y desestabilizar al Perú. Resulta imposible para mí compartir un condicionamiento que aun presentado como una secuencia o ‘plan de trabajo’, genera condiciones adversas de negociación para la necesaria reconciliación nacional, además de introducir más incertidumbres en una crisis que ya afecta muy seriamente la estabilidad política y económica del Perú. Soy partidario de la reconciliación nacional, pero ésta no será duradera si es impuesta mediante artificios. Tiene que ser el fruto de una negociación previsible, veraz y sin sorpresas, independientemente del compromiso electoral ya adquirido. Es también imposible para mí admitir las pretensiones políticas contenidas en el comunicado emitido el día de ayer por los ministerios de Defensa e Interior, sin la firma de sus ministros. No puedo dejar de ver una trágica vinculación entre ambos eventos, así como una relación con la llegada, esta madrugada, del doctor Vladimiro Montesinos, quien ofendió a la conciencia moral del Perú, provocando el acortamiento del mandato presidencial. Por las razones expuestas, presento mi renuncia irrevocable a la Primera Vicepresidencia de la República y a la bancada del gobierno en el Congreso. Durante la última década, desde la universidad, el Congreso Constituyente Democrático, el Ministerio de Relaciones Exteriores y la Representación Permanente del Perú ante

la Organización de las Naciones Unidas, he luchado con vocación de servicio, contra viento y marea, por el ideal de un Perú republicano, democrático y constitucional, que concilie la libertad con la autoridad, restaurado en lo político y lo económico. Una parte importante de esta ruta la he hecho con usted, señor Presidente. Hoy, al separarme de su gobierno por discrepancias de fondo, mantengo firme mi compromiso con el Perú, por el cual seguiré trabajando incansablemente, desde el Congreso o donde me encuentre en el futuro. Aprovecho la oportunidad para reiterarle mi mayor respeto y amistad personales, así como mi agradecimiento por las responsabilidades con las que me ha distinguido hasta el día de hoy. Muy atentamente, Francisco Tudela van Breugel-Douglas, Congresista de la República.” El señor PRESIDENTE.— En debate la renuncia a la que se ha dado lectura. Tiene la palabra el congresista Tudela van BreugelDouglas. El señor TUDELA VAN BREUGEL-DOUGLAS.— Presidente: A lo largo de estos días se ha hecho una serie de especulaciones sobre mi renuncia, que sólo después de 21 días —es decir tres semanas— de haberse presentado merece la atención del Congreso y la de la prensa. Previamente debo señalar que las comunicaciones sobre mi renuncia se han presentado en orden inverso al que el Relator acaba de dar lectura, pues la carta de renuncia con los motivos de mi decisión es presentada al Presidente de la República, y se da cuenta de ello al Congreso para los fines que estime necesarios. Así, pues, esta carta del 23 de octubre no es una renuncia presentada en primer término ante el Congreso, como daría a entenderlo el orden de presentación del

Relator, sino ante el Presidente de la República, dando cuenta al Congreso de dicha decisión para los fines que éste estime convenientes. En segundo lugar, la noche del último domingo se ha hecho una serie de especulaciones referidas a mi persona; pero lo importante es que ellas se han concentrado en si retiraba o no mi renuncia. La renuncia, sobre todo cuando tiene carácter irrevocable, es la palabra dada, y, por lo tanto, no la retiro. Nunca pensé en retirar una renuncia irrevocable presentada en un contexto político completamente diferente al actual. Esta renuncia no ha sido presentada en el contexto de la ausencia del país, y posterior renuncia, del Presidente de la República; ni ha sido presentada en el contexto de la renuncia al cargo hecha ayer por el Segundo Vicepresidente de la República, señor Márquez Flores. Mi renuncia es presentada hace tres semanas, en el contexto de una crisis cívico-militar, en la cual se pretendía condicionar el proceso electoral a una ley de amnistía que excedía los límites de lo razonable y de lo normal, incorporando el delito común a los criterios de la amnistía. Esta renuncia se produce en el contexto de un comunicado de los Ministerios de Defensa y del Interior, que no ha sido comentado en el país, tal vez por miedo, en el cual dichos ministerios plantean que ellos asumen la responsabilidad política de las Fuerzas Armadas y de las Fuerzas Policiales ante el Congreso de la República; cuestión que es constitucionalmente inaceptable desde todo punto de vista. Estos dos acontecimientos coinciden con el regreso al Perú, después de un rocambolesco asilo, del doctor Montesinos Torres. De manera que esa decisión irrevocable se da en el contexto de una crisis política frente a la cual lo único que cabía hacer era presentar la renuncia; y, por lo tanto, no la retiro.

Ahora bien, si el Congreso de la República decide algo distinto, es asunto suyo. En su oportunidad, el Congreso no dijo nada al respecto; han transcurrido 21 días, tres semanas, y nada se ha dicho. Distintos constitucionalistas decían que a lo más había un vacío legal. Se ha dicho que dudo frente a la asunción de mis responsabilidades. Pero yo, señor Presidente, estoy en este Hemiciclo para asumir mis responsabilidades como congresista, y he asumido mis responsabilidades en otros cargos públicos. Las he asumido como constituyente; y las he asumido como Ministro de Estado en el despacho de Relaciones Exteriores, en un momento difícil para el país en el cual había que tomar decisiones graves respecto a la política exterior del Perú, como fue en los meses posteriores al conflicto bélico que nos había enfrentado a la hermana República del Ecuador. Para concluir, señor Presidente, quiero manifestar que estoy acá para cumplir con mis obligaciones y con mis responsabilidades; pero no para retirar mi renuncia. Si el Congreso decide de otra manera, contra mi voluntad expresada hace 21 días, está en su derecho de hacerlo y, en ese caso, yo reconsideraré mi posición. Si el Congreso decide elegir al congresista Paniagua Corazao como Presidente de la República, él contará con mi voto. No me interesa la Presidencia de la República, no sufro de fiebre presidencial; y aprovecho mi presencia en el Hemiciclo para decir que no sólo mantengo mi renuncia, sino que, más allá de las especulaciones, tampoco seré candidato a la Presidencia de la República. Gracias, Presidente. El señor PRESIDENTE.— Tiene la palabra la congresista Hildebrandt Pérez Treviño. La señora HILDEBRANDT PÉREZ TREVIÑO (PERÚ 2000).— Señor Presidente: Como ha dicho el congresista Tudela van Breugel-Douglas, es obvio que hay diferencia entre la

comunicación dirigida al Presidente de la República y la dirigida al Congreso. En la hecha al Presidente de la República, el doctor Tudela van Breugel-Douglas dice: “Por las razones expuestas, presento mi renuncia irrevocable [...]”. En la hecha al Congreso, dice: “[...] comunico mi renuncia irrevocable”. Es decir que es primera la presentación de su renuncia a la Primera Vicepresidencia ante el Presidente de la República, y es una comunicación de este hecho la que hace al Congreso, en la que, por supuesto, se incluye su renuncia a la bancada de Perú 2000. Cuando la comunicación de esta renuncia llegó ante mí, no me descuidé ni fui negligente, no la dejé por ahí, en cualquier cajón de mi escritorio; sino que, inmediatamente me preocupé de saber si tenía que aceptarla formalmente o no. Primero investigué en la Oficialía Mayor, si bien ese no es un hecho que se dé con frecuencia. Después llamé a dos constitucionalistas, que me contestaron que no era necesario aceptar una renuncia que, en primer lugar, era irrevocable; y, en segundo lugar, no había por ninguna parte nada establecido en cuanto a la aceptación de la renuncia de una Primera Vicepresidencia de la República ante el Congreso, aunque se hubiera jurado el cargo ante el Presidente del Congreso. Por eso, quiero dejar bien claro que en este caso yo hice las consultas pertinentes; y si no efectué una aceptación formal de la renuncia del doctor Tudela van BreugelDouglas, fue porque a esa conclusión llegaron dos constitucionalistas. Es más, consulté con el ex Presidente de la República, el ingeniero Alberto Fujimori, quien me dijo que no era necesario aceptarla. Yo no sé si él la aceptó en lo que tocaba a su persona. Eso es todo. Muchas gracias.
(…)

—Efectuada la consulta, se aprueba la cuestión previa planteada por el señor Rivadeneyra Reátegui, para dar por agotado el debate sobre la renuncia del señor Tudela van Breugel-Douglas a la Primera Vicepresidencia de la República. El señor PRESIDENTE.— Se va a proceder a votar la aceptación de la renuncia del señor Francisco Tudela van Breugel-Douglas a la Primera Vicepresidencia de la República.. Previamente los señores congresistas se servirán registrar su asistencia por medio del sistema electrónico. —Los señores congresistas registran su asistencia mediante el sistema electrónico para verificar el quórum. El señor PRESIDENTE.— Han registrado su asistencia 108 señores congresistas. Se va a votar la aceptación de la renuncia mediante el sistema electrónico. —Los señores congresistas emiten su voto a través del sistema electrónico. —Efectuada la votación, se acepta, por 103 votos a favor, tres en contra y una abstención, la renuncia del señor Francisco Tudela van Breugel-Douglas a la Primera Vicepresidencia de la República. El señor PRESIDENTE.— En consecuencia, ha sido aceptada la renuncia del señor Francisco Tudela van BreugelDouglas a la Primera Vicepresidencia de la República. —El texto del proyecto de resolución legislativa en virtud del cual se acepta dicha renuncia es el siguiente:
RESOLUCIÓN LEGISLATIVA ACEPTANDO LA RENUNCIA DEL PRIMER VICEPRESIDENTE DE LA REPÚBLICA, FRANCISCO TUDELA VAN BREUGEL-DOUGLAS, 22 DE NOVIEMBRE DE 2000 RESOLUCIÓN LEGISLATIVA DEL CONGRESO N° 008-2000-CR

VALENTÍN PANIAGUA CORAZAO PRESIDENTE DEL CONGRESO DE LA REPÚBLICA POR CUANTO: EL CONGRESO DE LA REPÚBLICA Ha dado la Resolución siguiente: ACEPTACIÓN DE LA RENUNCIA DEL PRIMER VICEPRESIDENTE DE LA REPÚBLICA Artículo Único.- Aceptación de la renuncia del Primer Vicepresidente. Acéptase la renuncia al cargo de Primer Vicepresidente de la República, presentada ante el Congreso por el ciudadano Francisco Tudela Van BreugelDouglas. POR TANTO: Cúmplase y publíquese. Dada en el Palacio del Congreso, en Lima, a los veintidós días del mes de noviembre de dos mil. Valentín Paniagua Corazao Presidente del Congreso de la República Luz Salgado Rubianes de Paredes Primera Vicepresidenta del Congreso de la República

(…) Se aprueba el proyecto de resolución legislativa del Congreso por el que se declara la permanente incapacidad moral del presidente Alberto Fujimori y la vacancia de la Presidencia de la República El RELATOR da lectura: “Tokio, 19 de noviembre de 2000 Señor doctor Valentín Paniagua Corazao, Presidente del Congreso de la República Presente. De mi mayor consideración:

En primer término, deseo expresar a usted mis felicitaciones por su reciente elección como Presidente del Congreso de la República. Soy el primero en reconocer que hay un nuevo escenario político en el país, una de cuyas expresiones recientes es una nueva correlación de fuerzas en el Parlamento. Consciente soy, asimismo, de posiciones e intereses en ese Poder del Estado, que podrían conducir a una confrontación de poderes, a pesar de mi iniciativa para acortar el mandato presidencial y convocar a elecciones en estricto cumplimiento de la promesa que hiciera en mi mensaje de setiembre, y de los acuerdos alcanzados por el Gobierno y la Oposición en la mesa de diálogo promovida por la OEA. A lo largo de estos últimos diez años, y como consta al país entero, a pesar de errores, que reconozco, he actuado sin cálculo político, mucho menos preocupado por la popularidad, circunstancias que hubieran impedido la exitosa ejecución de un programa económico antiinflacionario, el proceso de pacificación interna y luego, alcanzar la paz definitiva con Ecuador y Chile entre otros logros fundamentales de mi Gobierno. Jamás pensé, en todas estas oportunidades, sino en los sagrados y permanentes intereses de la República, actué a pesar de la resistencia ofrecida por el negativismo, la demagogia, el chauvinismo inconsciente e intereses personales o de grupo. Nada de ello me detuvo. En esa línea principista se inscribió mi decisión de acortar mi mandato de Gobierno y convocar a elecciones generales para abril del 2001, objetivos ya cumplidos. Aún, sin embargo, no se ha recuperado la estabilidad política necesaria para llevar a buen término este período de transición que culminará con la elección de un nuevo Gobierno. Abrigo la esperanza de que bajo la honorable presidencia suya, esta estabilidad pueda alcanzarse en breve. He vuelto, entonces, a interrogarme sobre la conveniencia para el país de mi presencia y participación en este

proceso de transición. Y he llegado a la conclusión de que debo renunciar, formalmente, a la Presidencia de la República, situación que contempla nuestra Constitución, para, de este modo, abrir paso a una etapa de definitiva distensión política que permita una transición ordenada y, algo no menos importante, preservar la solidez de nuestra economía. Formulo, pues, ante usted, señor Presidente del Congreso, mi renuncia formal a la Presidencia de la República, en concordancia con el artículo 113.o inciso 3) de la Constitución Política del Perú. Hago fervientes votos por el éxito de su gestión, porque eliminada la supuesta causa de desavenencias y desencuentros entre Gobierno y Oposición, todos se avengan a buscar con serenidad y patriotismo la forma más adecuada de garantizar para el Perú, para su pueblo, un futuro de verdadera democracia, es decir, un sistema político que se traduzca en bienestar y desarrollo para la mayoría de los peruanos. Muy atentamente, Ingeniero Alberto Fujimori.” “Proyecto de Resolución Legislativa N.o 817/2000-CR [...] Declaración de incapacidad moral del Presidente de la República Artículo 1.o.— Declárase la permanente incapacidad moral del Presidente de la República, señor Alberto Fujimori Fujimori, según lo establecido por el inciso 2) del artículo 113.o de la Constitución Política del Perú. Declaración de vacancia de la Presidencia de la República Artículo 2.o.— Declárase la vacancia de la Presidencia de la República, debiendo aplicarse las normas de sucesión

establecidas por el artículo 115.o de la Constitución Política del Perú. [...] El señor PRESIDENTE.— Señores representantes, creo que este tema ha sido suficientemente debatido; pero si probablemente no lo ha sido, el voto del Congreso lo resolverá. Los señores representantes que acuerden votar en primer lugar el proyecto de resolución legislativa que propone la vacancia de la Presidencia de la República por permanente incapacidad moral se servirán manifestarlo levantando el brazo. Los que estén en contra, de la misma manera. Los que se abstengan, igualmente. —Efectuada la consulta, se acuerda votar, en primer lugar, el proyecto de resolución legislativa que propone declarar la permanente incapacidad moral del presidente Alberto Fujimori y la vacancia de la Presidencia de la República. El señor PRESIDENTE.— Ha sido acordado. Antes de votar, se va a registrar la asistencia por medio del sistema electrónico. Señores representantes, les ruego mantener el orden necesario dada la solemnidad del acto al que estamos asistiendo. Las personas que no están autorizadas a ocupar los pasillos deben desalojarlos. —Los señores congresistas registran su asistencia mediante el sistema electrónico para verificar el quórum. El señor PRESIDENTE.— Han registrado su asistencia 82 señores congresistas. Se hace constar que dicho número supera el quórum requerido para la presente sesión.

Se va a leer el proyecto de resolución legislativa materia de votación. El RELATOR da lectura: "El Congreso de la República, Ha dado la Resolución siguiente: Declaración de permanente incapacidad moral del Presidente de la República y vacancia de la Presidencia de la República Artículo 1.o.— Declaración de permanente incapacidad moral del Presidente de la República Declárase la permanente incapacidad moral del Presidente de la República, ciudadano Alberto Fujimori Fujimori, según lo establecido por el inciso 2) del artículo 113.o de la Constitución Política del Perú. Artículo 2.o.— Declaración de vacancia de la Presidencia de la República Declárase la vacancia de la Presidencia de la República, debiendo aplicarse las normas de sucesión establecidas por el artículo 115.o de la Constitución Política del Perú. Dado en el recinto del Palacio del Congreso de la República a los veintiún días del mes de noviembre de dos mil." El señor PRESIDENTE.— Se va a votar el proyecto de resolución legislativa mediante el sistema electrónico. —Los señores congresistas emiten su voto a través del sistema electrónico. —Efectuada la votación, se aprueba, por 62 votos a favor, nueve en contra y nueve abstenciones, el proyecto de resolución legislativa que declara la permanente

incapacidad moral del Presidente Alberto Fujimori y la vacancia de la Presidencia de la República. (Aplausos y gritos.) El señor PRESIDENTE.— Señores congresistas, ha sido aprobado el proyecto de resolución legislativa del Congreso de la República que declara la permanente incapacidad moral del Presidente de la República y, como consecuencia, la vacancia de la Presidencia de la República.
(…)

El señor PRESIDENTE.— Se cita a los señores congresistas para mañana a las 09 horas y 30 minutos. Se suspende la sesión. —A las 22 horas y 45 minutos se suspende la sesión. SEGUNDA LEGISLATURA ORDINARIA DE 2000 4.ª A SESIÓN (Matinal) (Texto Borrador) MIÉRCOLES 22 DE NOVIEMBRE DE 2000 PRESIDENCIA DEL SEÑOR VALENTÍN PANIAGUA CORAZAO SUMARIO Se pasa lista.— Se reanuda la sesión.— Se aprueba el proyecto de Resolución Legislativa por el cual se acepta la renuncia al cargo de Segundo Vicepresidente de la República, presentada ante el Congreso por el ciudadano Ricardo Márquez Flores.— Por disposición de la Presidencia, se da cuenta de un oficio remitido por el Presidente del Consejo de Ministros, señor Federico Salas Guevara Schultz, en el que solicita,

dadas las circunstancias actuales, abstenerse de participar en el debate de los proyectos de ley sobre materia presupuestal.— Se levanta la sesión.
(…)

El señor PRESIDENTE.— Han registrado su asistencia 103 señores congresistas. El quórum para la presente sesión es de 56 congresistas. Con el quórum reglamentario, se reanuda la sesión. (Res. Leg. del Congreso N.° 010-2000-CR) Se aprueba el proyecto de Resolución Legislativa por el cual se acepta la renuncia al cargo de Segundo Vicepresidente de la República, presentada ante el Congreso por el ciudadano Ricardo Márquez Flores El señor PRESIDENTE.— Se va a dar lectura a la carta remitida por el señor Ricardo Márquez Flores, en la que presenta su renuncia irrevocable a la Segunda Vicepresidencia de la República. El RELATOR da lectura: "Segunda Vicepresidencia de la República Oficio N.° 065-2000-SVP Lima, 20 de noviembre de 2000 Doctor Valentín Paniagua Corazao, Presidente del Congreso de la República Presente. De mi mayor consideración:

Tengo el agrado de dirigirme a usted, en relación con los difíciles momentos políticos que actualmente vive nuestro país y a la necesidad de adoptar, de manera impostergable, decisiones responsables, basadas en el supremo interés nacional. De conformidad con las responsabilidades que me corresponden, en calidad de Segundo Vicepresidente de la República, he venido asumiendo el encargo del Despacho Presidencial ante la ausencia en el país del ingeniero Alberto Fujimori Fujimori, quien viajó recientemente al exterior con autorización del Congreso de la República. En este contexto, como consecuencia de la renuncia del ingeniero Alberto Fujimori Fujimori, que fuera anunciada de manera sorpresiva por él mismo desde el exterior, se ha profundizado la seria crisis política del país y se han suscitado una serie de acontecimientos políticos que están causando incertidumbre y un serio daño al orden político y económico, afectando sensiblemente a todo el país, y de manera muy especial a las poblaciones más necesitadas. Dado que el país no puede esperar más tiempo para recibir un mensaje de estabilidad que permita recuperar la confianza en sus instituciones y en sus gobernantes, es imprescindible que la ciudadanía se sienta segura de que el manejo y los destinos del país se llevan a cabo con absoluto orden, de manera tal que las elecciones generales previstas para el próximo año puedan realizarse de manera satisfactoria. La Constitución Política del Perú establece con toda claridad el orden en la sucesión del mando presidencial, y si bien, en mi condición de Segundo Vicepresidente de la República pudiera corresponderme asumir la Presidencia de la República, he reflexionado sobre la actual situación del país y sobre la necesidad de contribuir patrióticamente a la consolidación de la unidad nacional que la situación demanda.

En este sentido, y encontrándome honrosamente presente en el país, presento ante su Despacho mi renuncia irrevocable al cargo de Segundo Vicepresidente de la República, la misma que se hará efectiva una vez que el Congreso de la República proceda a designar al nuevo Presidente Constitucional de la República, de acuerdo con lo que establece la Constitución Política del Perú. En tanto se proceda a la referida designación, continuaré con el encargo de despachar los asuntos de la Presidencia de la República, a fin de contribuir con el mantenimiento del orden que las circunstancias ameritan. Es propicia esta ocasión, señor Presidente del Congreso, para dejar expresa constancia que he desempeñado mis funciones en el Gobierno con absoluta lealtad, responsabilidad y honestidad, deslindando cualquier vinculación con los dolosos actos que hoy se imputan a diversas personas que han tenido responsabilidad en el actual gobierno. Espero, señor Presidente del Congreso, que con esta decisión el país avance hacia la unidad nacional que tanto se necesita, a fin de alcanzar los grandes objetivos de desarrollo nacional y la concordia que con toda justicia la ciudadanía demanda. Sin otro particular por el momento, aprovecho la oportunidad para expresarle las consideraciones de mi estima personal. Atentamente, Ricardo Márquez Flores, Segundo Vicepresidente de la República del Perú." El señor PRESIDENTE.— En debate la renuncia del señor Ricardo Márquez Flores, Segundo Vicepresidente de la República.
(…)

—Los señores congresistas emiten su voto a través del sistema electrónico. —Efectuada la votación, se aprueba, por 63 votos a favor, 16 en contra y 16 abstenciones, la Resolución Legislativa del Congreso, en virtud de la cual se acepta la renuncia al cargo de Segundo Vicepresidente de la República, presentada ante el Congreso por el ciudadano Ricardo Márquez Flores. El señor PRESIDENTE.— En consecuencia, el Congreso ha aceptado la renuncia del Segundo Vicepresidente de la República.
RESOLUCIÓN LEGISLATIVA ACEPTANDO LA RENUNCIA DEL SEGUNDO VICEPRESIDENTE DE LA REPÚBLICA, RICARDO MARQUEZ FLORES, 22 DE NOVIEMBRE DE 2000 RESOLUCIÓN LEGISLATIVA DEL CONGRESO N° 010-2000-CR VALENTÍN PANIAGUA CORAZAO PRESIDENTE DEL CONGRESO DE LA REPÚBLICA POR CUANTO: EL CONGRESO DE LA REPÚBLICA Ha dado la Resolución siguiente: ACEPTACIÓN DE LA RENUNCIA DEL SEGUNDO VICEPRESIDENTE DE LA REPÚBLICA Artículo Único.- Aceptación de la renuncia del Segundo Vicepresidente. Acéptase la renuncia al cargo de Segundo Vicepresidente de la República, presentada ante el Congreso por el ciudadano Ricardo Márquez Flores. POR TANTO: Cúmplase y publíquese. Dada en el Palacio del Congreso, en Lima, a los veintidós días del mes de noviembre de dos mil. Valentín Paniagua Corazao Presidente del Congreso de la República Luz Salgado Rubianes de Paredes Primera Vicepresidenta del Congreso de la República

Reportes

30 de enero del 2004

Presenta carta de renuncia

Diez Canseco se aleja de la Vicepresidencia
Documento

agenciaperu.com
>>> Leer carta de renuncia de RDC Raúl Diez Canseco formalizó hoy su renuncia a la Primera Vicepresidencia de la República, a través de una carta entregada a las 12:05 de la tarde de hoy al despacho del presidente Alejandro Toledo.

Carta de renuncia de Diez Canseco Artículos relacionados Chamorro sugiere renuncia de Diez Canseco a vicepresidencia (22/01/04) ESPECIAL El caso Diez Canseco

En diálogo con la prensa, el también ex ministro de Comercio Exterior indicó que con su dimisión demuestra “que no me aferro a cargo alguno”. Además agregó que otro motivo de su alejamiento es el deseo de no poner obstáculos a las investigaciones sobre supuestos malos manejos en desde la función pública. “No puedo hacer ejercicio de un cargo cuando se me increpa haberlo usado (…) La decisión que he tomado es fruto de una reflexión que quiere fortalecer el régimen democrático y la gestión del presidente Alejandro Toledo", dijo. En la misma conferencia de prensa, Diez Canseco desvirtuó haber propiciado el decreto supremo que supuestamente habría favoreció al padre de su novia, y defendió el Tratado de Cielos Abiertos suscrito con Chile, que firmó mientras se desempeñaba como encargado de la Presidencia en ausencia del mandatario Alejandro Toledo. "Considero que se me pretendería juzgar y sentenciar políticamente antes de analizar los antecedentes y pruebas de acuerdo al debido proceso", denunció. El ex ministro indicó que comunicó su decisión personalmente al presidente Alejandro Toledo, quien no compartió su medida. “Se que (Toledo) no entiende mi decisión, y que ésta puede ser incomprendida por los difíciles momentos que vive el gobierno”, detalló. “Seguiré soñando con un Perú justo, solidario, lleno de jóvenes emprendedores”, remató en su discurso. RDC “PRESIONADO” Diez Canseco habría decidido alejarse de la Vicepresidencia debido a que la denuncia constitucional contra su persona, que se observa en el Congreso de la República, habría sido “politizada” hasta en dos grupos de trabajo. En una carta dirigida al presidente Toledo, indicó: "los temas de las dos acusaciones constitucionales en curso en el Congreso han sido politizados, situación que me permite prever que lo que finalmente se resuelva estará al margen de razones técnicas y legales". En el documento, fechada el 30 de enero de este año, se lee: "con el objeto de poder esclarecer los hechos sin que se malinterprete que lo hago por aferrarme al honroso cargo que el pueblo me confió, he

decidido renunciar irrevocablemente a la primera vicepresidencia de la República”. Finalmente, RDC agradeció la confianza brindaba por el mandatario. Según informó radio Programas del Perú, Diez Canseco no habría coordinado esta renuncia con el Presidente de la República. Minutos antes de comunicarse el contenido de la misiva, el periodista de Carlos Alvarado detalló una comunicación telefónica donde el Jefe de Estado. “No pues Raúl (…) Raúl espera a que llegue a Lima, en hora y media estoy en Lima, no tomes esa decisión”, habría dicho textualmente Toledo Manrique. El presidente Toledo habría entablado esta comunicación mientras se encontraba en Puno, cumpliendo una visita de trabajo.

Presentó su renuncia el vicepresidente primero de Perú
Raúl Diez Canseco se encuentra involucrado en un escándalo porque supuestamente habría favorecido impositivamente a familiares y a una presunta novia
Noticias de Exterior: anterior | siguiente Viernes 30 de enero de 2004 | 21:18 (actualizado hace 2118 días) LIMA.- El vicepresidente primero de Perú, Raúl Diez Canseco, presentó hoy su renuncia "irrevocable" al cargo para el que fue elegido en 2001, tras considerar que es víctima de dos acusaciones constitucionales "politizadas", informó hoy la emisora Radioprogramas de Perú. La medida tomada por el vicepresidente se produjo mientras el presidente peruano, Alejandro Toledo, se encontraba en la ciudad andina de Puno, por lo que el mandatario le pidió que "detenga todas las decisiones que ha tomado" mientras vuelve a Lima para reunirse con él, según la misma emisora. Radiprogramas hizo publica la carta que envió hoy Diez Canseco a Toledo, en la que le señaló que ha tomado la medida porque considera que debe tratar las acusaciones en su contra "de manera personal". "Con el objeto de poder esclarecer los hechos sin que se malinterprete que lo hago por aferrarme al honroso cargo que el pueblo me confirió, he decidido renunciar irrevocablemente a la primera vicepresidencia de la República, que en esta carta formalizo", indica la misiva. El vicepresidente, según la nota difundida por la emisora, expresó a Toledo su "agradecimiento por la confianza que depositó en mi persona" y le agradeció "la oportunidad de acompañarlo en la

fórmula presidencial" que venció en las elecciones de 2001. El 10 de noviembre último, Diez Canseco renunció como ministro de Comercio Exterior y Turismo, pero retuvo la vicepresidencia primera del país, tras el escándalo por una denuncia periodística que le acusó de haber favorecido con exoneraciones tributarias al padre de Luciana de la Fuente, su supuesta novia. El vicepresidente también fue acusado de haber dado trabajo a la joven, de 26 años, y a dos primos suyos en el ministerio que dirigía. Diez Canseco negó las acusaciones y cualquier vínculo sentimental con De la Fuente, pero unas fotografías tomadas en una playa de Miami publicadas en los principales diarios peruanos llevaron a varios legisladores a reclamar su renuncia a la vicepresidencia peruana.
Actualidad

13 de noviembre del 2003

Asegura ministro Alvarado:

Vacancia no se aplica a la vicepresidencia
Artículos relacionados

agenciaperu.com
El Ministro de Justicia, Fausto Alvarado, afirmó que la Constitución Política del Perú no contempla en sus normas la vacancia de la vicepresidencia de la República, tal y como lo planteó el día de ayer el presidente del Jurado Nacional de Elecciones (JNE), Manuel SánchezPalacios. Según Alvarado, miembro del Frente Independiente Moralizador (FIM), partido aliado del gobernante Perú Posible, “lo que sí podría haber es una incapacidad para ejercer función pública, en mérito a declararse fundada una acusación constitucional”.

Jefe del JNE: Se puede declarar vacancia de la Primera Vicepresidencia (12/11/03) Diez Canseco: "Ahora resulta que tener sentimientos es pecado" (11/11/03) Diez Canseco oficializa su renuncia (10/11/03) Las movidas de RDC (09/11/03) Diez Canseco se reafirma: "No es mi pareja" (09/11/03)

De otro lado, el titular de Justicia aseguró que los integrantes del FIM están a disposición del presidente Alejandro Toledo, para que éste realice los cambios que crea convenientes en el Gabinete Ministerial. “Yo estoy a disposición del presidente de la República (...) los cuadros del FIM están a su disposición, el podrá hacer el recambio que crea (...) para mi no hay ningún inconveniente”, detalló.
Más en Actualidad

Número de Acceso: 2003-03653 Fecha Publicación: 14/11/2003 FAUSTO ALVARADO, ministro de Justicia, indicó que la Constitución no contempla la figura de la vacancia de la vicepresidencia de la República, aunque aseguró que sí se puede declarar la

incapacidad de un funcionario que ejerce la función pública (Co, G, LRa, P21). Por su parte, el ex presidente VALENTÍN PANIAGUA, refiriéndose a RAÚL DIEZ CANSECO, dijo que "los recursos constitucionales son medidas que deben administrarse y manejarse con prudencia teniendo en cuenta la salud de la democracia y la necesidad preservar los valores y la tolerancia" (Co). Entre tanto, los legisladores apristas JORGE DEL CASTILLO y MAURICIO MULDER expresaron que no apoyan la acusación constitucional contra DIEZ CANSECO (G). Para el analista NELSON MANRIQUE, hubo una crisis en el Gabinete pero que ya fue conjurada por la renuncia de DIEZ CANSECO a la cartera de Comercio Exterior (EC).

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful