DE LOUIS XIV A LA REVOLUCIÓN FRANCESA Y EL IMPERIO NAPOLEÓNICO.

EL TRÁNSITO DEL ANTIGUO AL NUEVO RÉGIMEN

4º Diversificación IESO Mariano Barbacid Solana de los Barros

Luis XIV de Francia
Luis XIV de Francia (francés: Louis XIV), llamado "El Rey Sol" (francés: Le Roi Soleil) o "Luis el Grande" (Saint-Germain en Laye, Francia, 5 de septiembre de 1638 – Versalles, Francia, 1 de septiembre de 1715), fue Rey de Francia y de Navarra[1] desde el 14 de mayo de 1643 hasta su muerte, con casi 77 años de edad y más de 72 de reinado. También fue Copríncipe de Andorra (1643-1715) y Conde rival de Barcelona durante la sublevación catalana (1643-1652) como Luis II. Luis XIV fue el primogénito y sucesor de Luis XIII y de Ana de Austria (hija del rey Felipe III de España). Incrementó el poder y la influencia francesa en Europa, combatiendo en tres grandes guerras: la Guerra de Holanda, la Guerra de los Nueve Años y la Guerra de Sucesión Española. Bajo su mandato, Francia no sólo consiguió el poder político y militar, sino también el dominio cultural con personajes como Molière, Racine, Boileau, La Fontaine, Lully, Rigaud, Le Brun y Le Nôtre. Estos logros culturales contribuyeron al prestigio de Francia, su pueblo, su lengua y su rey. Luis XIV, uno de los más destacados reyes de la historia francesa, consiguió crear un régimen absolutista y centralizado, hasta el punto que su reinado es considerado el prototipo de la monarquía absoluta en Europa. La frase «L'État, c'est moi» («El Estado soy yo») se le atribuye frecuentemente, aunque está considerada por los historiadores como una imprecisión histórica (si se hace caso de las fechas, Luis tendría 1 mes de vida cuando lo dijo), ya que es más probable que dicha frase fuera forjada por sus enemigos políticos para resaltar la visión estereotipada del absolutismo político que Luis representaba, probablemente surgiendo de la cita "El bien del estado constituye la Gloria del Rey", sacadas de sus Reflexiones. En contraposición a esa cita apócrifa, Luis XIV dijo antes de morir: «Je m'en vais, mais l'État demeurera toujours» («Me marcho, pero el Estado siempre permanecerá»).

Fin de la guerra con España y reinado personal
Mientras, la guerra con España continuaba. Los franceses recibieron apoyo militar de Inglaterra, dirigida por Oliver Cromwell. La alianza anglo-francesa venció a los españoles en la batalla de las Dunas de 1658. El resultado de la guerra fue el Tratado de los Pirineos que fijó la frontera entre España y Francia en los Pirineos, cediendo España varias provincias y ciudades a Francia en los Países Bajos españoles y en el Rosellón. Este tratado cambió la balanza de poder, Luis XIV contrajo matrimonio con la infanta de España María Teresa de Austria de la Casa de los Habsburgo, Hija del Rey Felipe IV de España y de la princesa Isabel de Francia ambos tíos carnales de Luis XIV, por lo que el monarca con su esposa eran primos hermanos dobles. El matrimonio se celebró el 9 de junio de 1660.

Palacio de Versalles
Luis XIV convirtió el Palacio de Versalles, originalmente un refugio de caza construido por su padre, en un espectacular palacio real. El 6 de mayo de 1682 se mudó allí oficialmente con toda su corte. Luis tenía varias razones para crear un palacio de tanta opulencia extravagante y para cambiar allí la residencia de la monarquía. La afirmación, sin embargo, de que odiaba París es imprecisa porque Luis no dejó de embellecer su capital con monumentos, mientras la mejoraba y desarrollaba. Versalles cumplía como el sitio deslumbrante y sobrecogedor para los asuntos de estado y para recibir a los mandatarios extranjeros, donde la atención no se dividía entre la capital y la gente, sino que recaía totalmente sobre el rey. La vida de la corte se centraba en la grandeza. Los cortesanos se rodeaban de vidas lujosas, vestidos con gran magnificencia, siempre asistiendo a cenas, representaciones, celebraciones, etc. De hecho, muchos nobles se vieron obligados a dejar toda su influencia o a depender totalmente de los subsidios y subvenciones reales para poder mantener el costoso estilo de vida versallesco. Esta situación hizo que los nobles dejaran de intentar retomar poder, que podría resultar en potenciales problemas para la corona, centrándose sin embargo en competir por ser invitados a cenar en la mesa del rey o el privilegio de poder llevar una vela cuando el rey se retiraba a sus habitaciones.
1

1 Fernando y José Luis

  Luis XVI   2
Luis XVI de Francia (en francés Louis XVI) (Versalles, 23 de agosto de 1754 – París, 21 de  enero de 1793) llamado Luis el Último (Louis le Dernier) o Luis Capeto (Louis Capet) por  los revolucionarios, fue Rey de Francia y de Navarra    entre 1774 y 1789, Copríncipe de     [1] Andorra entre 1774 y 1793 y Rey de los franceses entre 1789 y 1792.[3] La llegada de Luis XVI al trono hizo pensar en grandes reformas del reino, pero su falta de  carácter, las intrigas de su corte y la oposición de los nobles le impidieron llevar a cabo las  reformas necesarias. En cuanto a política exterior tuvo más éxito, debilitando a Inglaterra y  manteniendo la paz en Europa. Intentó en cuatro ocasiones (1774­1776, 1781 y dos en 1787) realizar reformas,  estableciendo un impuesto equitativo que sustituyera a la talla heredada del feudalismo. La  nobleza de toga del Parlamento de París y la corte de Versalles se negaron a tales reformas,  haciendo al rey tener que presentar sus propuestas ante una Asamblea de Notables y más  tarde ante los Estados Generales para aprobarlas. En los Estados Generales de 1789, el  Tercer Estado, al que no se le concedió el voto por persona que solicitaba se autoproclamó  Asamblea Nacional, jurando no disolverse hasta dar una Constitución a Francia. El rey cedió  ante la Asamblea, viéndose más tarde obligado a trasladarse al parisino Palacio de las  Tullerías. Debido a su desacuerdo con las leyes y reformas (como la confiscación de bienes  de la iglesia y la Constitución civil del clero), y viendo lo rebajada que había quedado su  autoridad, adoptó una doble actitud, aparentando en público estar de acuerdo con la  Asamblea y conspirando en privado en contra de ella, para eliminar a los revolucionarios  del poder. El rey decidió fugarse para unirse a un ejército afín, pero fue detenido en  Varennes­en­Argonne, llevado de vuelta a París y suspendido de sus funciones. A pesar de  que hubo un movimiento republicano que exigía que el rey fuera castigado, el monarca  firmó la Constitución de 1791 y fue repuesto en sus funciones. En un asalto a las Tullerías,  el 20 de agosto fue arrestado (arresto motivado por su negativa a enviar soldados a luchar  en contra de Austria y Prusia), puesto a disposición de la Convención (en sustitución de la  Asamblea Legislativa constitucional) y procesado, siendo guillotinado el 21 de enero de  1793.

2 María y Sole

(Versalles, Francia, 1754­París, 1793) Rey de Francia y duque de Berry. Heredero de  Luis, delfín de Francia, y nieto de Luis XV , en 1770 contrajo matrimonio con la hija de la  emperatriz de Austria, la archiduquesa María Antonieta, quien le dio cuatro hijos. Hombre  de buenas intenciones pero débil de carácter, poco interesado en los asuntos políticos, se  dejó influenciar por la reina y por una camarilla de cortesanos. En los primeros años de su  reinado, las reformas económicas liberales que intentaron sacar adelante sus ministros  Turgot, Malesherbes y Necker para reducir el déficit público tropezaron con el recelo de la  nobleza. En política exterior, ámbito regido por Vergennes, Francia desempeñó un  excelente papel en la guerra de Independencia norteamericana (1778­1783). La persistente  resistencia de los privilegiados a la liberalización de la economía desencadenó una crisis  política interna que obligó a convocar los Estados Generales, convertidos en Asamblea  Constituyente en 1789. El rey fue mejor considerado tras decretar el voto doble del tercer  estado, pero pronto fue atacado tanto por este estamento como por el de los privilegiados.  Una vez iniciada la Revolución de 1789, el rey no pudo frenar al tercer estado y los  incidentes se precipitaron. El 14 de julio de 1789 tuvo lugar la toma de la Bastilla. Tras el  levantamiento de octubre, se instaló en París y fingió aceptar la Constitución de 1790. Sin  embargo, tras su aparente conformidad, Luis XVI había pedido ayuda a los monarcas  extranjeros e intentó huir de Francia, pero fue capturado en Varennes. Se produjo entonces  la suspensión de la realeza y una aguda polémica sobre la conveniencia de mantener a Luis  XVI en el trono. Volvió a reinar en 1791, con unos poderes tan escasos que él mismo urdió  intrigas para llevar el país hacia la anarquía. En 1792, tras el asalto a las Tullerías, fue  suspendido definitivamente, juzgado por el delito de traición y condenado a morir en la  guillotina.Claves: biografia de Luis XVI, historia de Luis XVI, obras de Luis XVI, citas de  Luis XVI, Luis XVI biografía, Luis XVI historia, vida de Luis XVI, lugar de nacimiento de Luis  XVI, viografia de Luis XVI, escritos de Luis XVI, fecha de nacimiento de Luis XVI, cuando  nació, en donde vivió, en qué año murió, en qué año nació, de qué murió, causa de muerte  de Luis XVI, sucesores de Luis XVI, hechos de Luis XVI, anécdotas de Luis XVI, quien fue  Luis XVI, período, 

  Robespierre   3

Maximilien Robespierre fue un político francés y uno de los más importantes líderes de la Revolución francesa. Fue uno de los miembros más influyentes del Comité de Salvación Pública, que gobernó de facto durante el periodo en el que los revolucionarios consolidaron su poder, etapa denominada sobre todo en la tradición anglosajona como Reinado del Terror. Robespierre fue guillotinado el 28 de julio de 1794 junto a 21 de sus seguidores. EL TERROR.
Denunció la guerra de Francia contra Austria (1792), por considerar que Francia no estaba preparada para un conflicto de tal magnitud. La situación de la República en ese año de 1793 era de extrema gravedad, acosada en sus fronteras y con graves disturbios en su interior. Existía, asimismo, una seria desconfianza hacia el poder de los gobiernos y la línea política jacobina propugnaba que la Asamblea Nacional fuera el centro del poder político, siendo los ministros meros ejecutores de las políticas emanadas de la Asamblea, con lo que Robespierre controlaba de este modo todo el poder. El acoso sufrido por la República provocó la formación del llamado Comité de Salvación Pública dotado de poderes especiales pero que debía rendir cuentas ante la Asamblea mensualmente de sus decisiones y actividad. El 9 de Termidor del año I (27 de Julio de 1793), Robespierre entró a formar parte del Comité de Salvación Pública y gracias a su prestigio se convirtió en el principal dirigente de la nueva república, el de la «dictadura jacobina» obligada a proponer y ejecutar medidas excepcionales que se consideraban indispensables para salvaguardar la República de las graves amenazas tanto internas (guerra civil en la región de Vendée) como externas. Maximilien Robespierre trató entonces de imponer su ideal de república democrática y virtuosa. "El terror, sin virtud, es desastroso. La virtud, sin terror, es impotente." La propuesta republicana de Robespierre asumía los valores de la Ilustración y los desarrollaba políticamente en la práctica, coronándola espiritualmente con la institución del Culto al Ser Supremo. en realidad una concesión teísta frente a los sectores más abiertamente antirreligiosos. El sistema administrativo escogido fue el centralista, potenciando el francés como único idioma para la enseñanza, lo que a largo plazo supuso prácticamente la erradicación de las lenguas romances del sur, el bretón, y el vascuence.

3 Loli

Atentados contra Robespierre
Maximilien Robespierre sufrió dos intentos de asesinato: el primero fue el de Cécile Renault el 23 de mayo de 1794. Inspirada por el ejemplo de Charlotte Corday, dejó su domicilio con dos cuchillos escondidos en el fondo de una cesta, y fue a casa de los Duplay. Al sospechar de ella Eléonore Duplay, no la dejó entrar y llamó a la guardia. Llevada ante el Comité de Salvación Pública, Cécile Renault negó haber intentado matar a Robespierre. A pesar de todo fue condenada a muerte y ejecutada el 17 de junio. El otro lo perpetró el realista Henri Admirat el 22 de junio de 1794. Henri Admirat persiguió a Maximilien Robespierre y, por una serie de casualidades, no logró encontrarlo y disparó dos veces a Jean-Marie Collot d'Herbois, un miembro de la Convención del que se decía que había llevado el asesinato al nivel de una de las bellas artes. Fue detenido y ejecutado en compañía de un grupo de personas a las que no conocía y a las que se acusó de conspirar con él.

NAPOLEÓN 4
Napoleón I Bonaparte (Ajaccio, 15 de agosto de 1769 – Santa Elena, 5 de mayo de 1821) fue un militar y gobernante francés, general republicano durante la Revolución y el Directorio, artífice del golpe de Estado del 18 de Brumario que le convirtió en Primer Cónsul (Premier Consul) de la República el 11 de noviembre de 1799; cónsul vitalicio desde el 2 de agosto de 1802 hasta su proclamación como Emperador de los franceses (Empereur des Français) 18 de mayo de 1804, siendo coronado el 2 de diciembre; proclamado Rey de Italia el 18 de marzo de 1805 y coronado el 26 de mayo, ostentó ambos títulos hasta el 11 de abril de 1814 y, nuevamente, desde el 20 de marzo hasta el 22 de junio de 1815.

Napoleón es considerado como uno de los mayores genios militares de la Historia, habiendo comandado campañas bélicas muy exitosas, aunque con ciertas derrotas igualmente estrepitosas. Sus agresivas guerras de conquista se convirtieron en las mayores operaciones militares conocidas hasta ese momento en Europa, involucrando a un número de soldados jamás visto en los ejércitos de la época. Además de estas proezas bélicas, a Napoleón también se le conoce por el establecimiento del Código Napoleónico y es considerado por algunos un «monarca iluminado» debido a su extraordinario talento y capacidad de trabajo. Otros, sin embargo, lo estiman un dictador tiránico cuyas guerras causaron la muerte de millones de personas, así como uno de los personajes más megalómanos y nefastos de todos los tiempos.[4

4 Rocío Preciado Francisco Jesús Hipólito

El Código Napoleónico fue introducido en todos los nuevos Estados creados bajo el Imperio Francés. Se abolieron el feudalismo y la servidumbre y se estableció la libertad de culto (salvo en España). Le fue otorgada a cada Estado una constitución en la que se concedía el sufragio universal masculino, una declaración de derechos y la creación de un parlamento. Fue instaurado el sistema administrativo y judicial francés; las escuelas quedaron supeditadas a una administración centralizada y se amplió el sistema educativo libre de manera que cualquier ciudadano pudiera acceder a la enseñanza secundaria sin que se tuviera en cuenta su clase social o religión. Cada Estado disponía de una academia o instituto destinado a la promoción de las artes y las ciencias, al tiempo que se financiaba el trabajo de los investigadores, principalmente el de los científicos. La creación de gobiernos constitucionales siguió siendo sólo una promesa, pero el progreso y eficacia de la gestión fueron un logro real.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful