Lic.

Actividad Física y Deporte Deporte Recreativo

Módulo 3

Guía de Estudio

Facultad de Actividad Física y Deporte 1

Educación a Distancia

Lic. Actividad Física y Deporte Deporte Recreativo

Índice:

Unidad I: La pobreza .......................................................... Unidad II: El Deporte y la Pobreza ........................................... Unidad III: La animación sociocultural ....................................

3- 18
19-27 28-35

Unidad IV: El enfoque metodológico de la acción participativa..... Unidad V: El enfoque pedagógico del Deporte social ....................

36 -40 42-58

Facultad de Actividad Física y Deporte 2

Educación a Distancia

Lic. Actividad Física y Deporte Deporte Recreativo

Módulo 3: Fundamentos, estrategias y recursos didácticos para el desarrollo del deporte social
Introducción
El presente módulo está dedicado a presentar el enfoque pedagógico y didáctico del deporte social en contextos populares, sobre la base de lo desarrollado en los módulos anteriores. No es lo mismo presentar una propuesta de enseñanza del deporte en la clase de educación física, a partir de un diseño curricular y de los condicionamientos propios del sistema educativo o en un club interesado en formar y promover nuevos atletas, que en una sociedad de fomento donde se ha autoconvocado, voluntariamente, un sector del barrio para pensar en el desarrollo de algún tipo de actividad física o deportiva que permita integrar a adolescentes en situación de riesgo. Los imaginarios y las necesidades sobre los que se estructura la tarea, con poblaciones diversas en cuanto a su proveniencia social y sus necesidades, generan a los profesionales del área, no pocos problemas para llevarla a cabo. Por lo general, han sido formados para atender grupos provenientes de los sectores medios de la población en base a contenidos que reproducen las estructuras descriptas en el módulo anterior, si analizamos los planes de estudio, los programas y las prácticas que confluyeron en tal formación; son raros los casos en que se preparan docentes en educación física para trabajar con los sectores populares, en forma directa y definida.

Facultad de Actividad Física y Deporte 3

Educación a Distancia

Lic. Actividad Física y Deporte Deporte Recreativo

Como se explicó en el módulo 2, los ciudadanos con bajos recursos económicos, se ven inmersos en muchos casos en la marginación y la falta de pertenencia a instituciones deportivas y sociales privadas o gubernamentales, por su imposibilidad de acceder a sus costos, sus propios imaginarios de exclusión y la falta de capacidad de los profesionales o idóneos para producir su participación activa en la generación de planes, programas, proyectos y actividades genuinas y significativas para ellos, Por esta razón, y en función de producir avances en una pedagogía y una didáctica del deporte social y recreacional, acorde con las necesidades de vastos sectores de la comunidad, nos abocaremos a analizar y plantear posibles estrategias para que Ud. pueda desempeñarse con mayor seguridad y capacidad profesional ante grupos provenientes de estos sectores. Es nuestra intención formar graduados que estén en condiciones de utilizar el deporte como medio para enseñar a participar y tomar decisiones en forma solidaria y cooperativa, en función de las propias necesidades de los sujetos y no para que éstos se sometan al papel de simples “beneficiarios” o “consumidores”. Si bien este planteo sería ideal realizarlo con todos los sectores sociales, -lo que llevaría, tal vez, a una mejor comprensión de la realidad social y cultural, con una toma de conciencia concreta y vívida de sus inequidades-, por razones obvias, los sectores sociales dominantes rehuyen un cambio en los sistemas de reproducción social de los saberes hegemónicos y las relaciones de poder establecidas. En el caso del deporte y las actividades físicas en general, como ya hemos visto, tratan de conservar inalterables las estructuras y prácticas convencionales, con el refuerzo de la empresa, que los convierte en objetos de consumo. Por esta razón, no dedicaremos tiempo y esfuerzo a tratar la pedagogía tradicional del deporte y la gimnasia, de la que todos los profesionales del área pueden dar buena cuenta por ser la oficial y trasmitida en los dos últimos siglos en las instituciones de formación docente y profesional.

Facultad de Actividad Física y Deporte 4

Educación a Distancia

Lic. Actividad Física y Deporte Deporte Recreativo

El módulo se inicia, como consecuencia de lo anterior, con un enfoque directo del problema de la “pobreza”, para poder contextualizar una tarea significativa en el campo que nos compete. Estas cuestiones se tratan en la Unidad 1. José María Cagigal dice: “Para afrontar la realidad es menester conocerla. Todas las pautas y métodos que colaboren a este conocimiento son favorecedores del progreso del hombre”.1 El conocimiento de la población, su realidad social y sus necesidades, le serán de gran importancia para realizar el diagnóstico y el perfil de sus proyectos con la comunidad, por lo que será útil acercarse al concepto de investigación participativa que se presenta en la Unidad 3. La Unidad 2 trata el tema del deporte y la pobreza, su relevancia y algunas de las funciones que se le reconocen en estas poblaciones. Luego de ubicarnos contextualmente, la Unidad 3 trata el tema crucial de la animación socio cultural, partiendo de una introducción a la investigación y a la educación participativas, cuestiones deporte social. En la Unidades 4 y 5, finalmente, se planteará un abordaje pedagógico y didáctico específico para el desarrollo del deporte en los sectores más vulnerables de la sociedad, con la intención de aportar al logro de su propia identidad, al reconocimiento de sus derechos de participación activa como ciudadanos en la toma de decisiones que los implican y no sólo para ser incluidos en el sistema actual de dominación, como el tercer sector o sector popular, por debajo de los sectores altos y medios de la sociedad. que consideramos clave en un planteo pedagógico para el

Las actividades físicas y deportivas se constituyen en una herramienta óptima para el abordaje de estos problemas con las poblaciones en situación de vulnerabilidad

1

Cagigal, J.M., Cultura fìsica y cultura intelectual. Bs.As.: Kapelusz, 1965 Facultad de Actividad Física y Deporte 5

Educación a Distancia

Lic. Actividad Física y Deporte Deporte Recreativo

En síntesis, el objetivo básico de la propuesta de este módulo será mejorar la calidad de vida de este corte específico de población e insertarlo activamente en la generación de nuevas relaciones sociales y de poder, a través de actividades que les otorguen una identificación con su lugar y sector social de pertenencia y les permita comprender, elaborar y mejorar su particular realidad. Tal vez pueda pensarse que esta labor se basa solamente en utopías y que, como escribió Galeano, “... son como el horizonte... inalcanzables”. En realidad, la tarea será difícil pero nunca inalcanzable. Otros pueden sentir como M L. King, cuando expresó: “No puedo estar en medio de estos males sin tomar posición”.

Cualquier sentimiento y acción es válida, siempre que no nos olvidemos de nuestro rol, que nos obliga a formarnos, informarnos y seleccionar los caminos óptimos para el logro de nuestros objetivos. Con conocimiento profesional y con responsabilidad social.

Facultad de Actividad Física y Deporte 6

Educación a Distancia

Lic. Actividad Física y Deporte Deporte Recreativo

Unidad 1. La pobreza
¿Qué es la pobreza?
La pobreza expresa una profunda desigualdad social, que fue en ciertos tiempos definida como una distribución injusta de las oportunidades de desarrollo y un bloqueo objetivo de las posibilidades de satisfacción de las necesidades humanas; desnaturaliza el sentido de democracia y se convierte en su más radical negación. Hoy se define a la pobreza por medio de conceptos más cercanos a la falta de recursos económicos, como factor fundamental de la marginación social, cuestión que impide el desarrollo del ser humano en sus potenciales básicos de crecimiento y realización Individual. Sin embargo, podríamos analizar la pobreza desde dos concepciones diferenciados:

1. Cuantitativa: define la pobreza con relación a la tenencia, disposición o acceso
a determinados elementos de consumo básico, objetos físicos que determinan la escala de posibilidades materiales.

2. Integrada: que define a la pobreza fundamentalmente, como la sombra de la
marginación, como la base del deterioro y la falta de posibilidades de construir alternativas que conduzcan a una mejor calidad de vida individual, grupal y social. Desde esta segunda concepción, la pobreza se refiere no sólo a la relación de las personas con las cosas, sino también consigo mismas, con los otros y con el medio. “Por lo tanto, el significado humano de pobreza, para quienes la sufren, depende del sentido que ellos encuentran a sus propias vidas, a su relación con los otros, a su

Facultad de Actividad Física y Deporte 7

Educación a Distancia

Lic. Actividad Física y Deporte Deporte Recreativo

percepción del ambiente y no sólo a su relación con las cosas”. (Informe UNICEF, Amat y otros)2. Concebir desde este enfoque la pobreza significa rever el concepto de necesidades básicas definido por la Organización Mundial de la Salud y plantearlas más allá de un enfoque biologicista. En general, el concepto NBI (necesidades básicas insatisfechas) alude a las necesidades biológicas de las personas, pero considerar éstas solamente es desconocer la necesidad del hombre de vincularse con sus semejantes y las demandas que le plantea el ambiente sociocultural en el que están insertos, tal como se planteara en el Módulo 1, citando a Maslow (1991). Partiendo de la necesidad de considerar que el hombre tiene necesidades biológicas, culturales, sociales, económicas y éticas, podemos definir la pobreza como el término que hace referencia a las constantes carencias que experimentan las personas en la satisfacción de sus necesidades. Necesidades que bajo un enfoque integrado incluyen las necesidades biológicas, psicológicas, sociales y éticas.

La pobreza, más que la falta de lo necesario para el bienestar material, significa también la denegación de las oportunidades y opciones más básicas del desarrollo humano.

Necesidades básicas del hombre y pobreza Entender la pobreza desde un enfoque integral, significa ampliar lo que comúnmente entendemos por necesidades básicas individuales y/o familiares del ser humano. Algunos interrogantes, planteados desde un sujeto en esta situación, pueden ayudar a una mejor comprensión de sus sentimientos y posicionamiento ante los demás: Ante lo social:

2

Amat y ot., Informe sobre pobreza, UNICEF, 2005. Facultad de Actividad Física y Deporte 8

Educación a Distancia

Lic. Actividad Física y Deporte Deporte Recreativo

¿Como podría relacionarme con los demás si aun no comprendo mis propias posibilidades y no me puedo querer lo suficiente, siendo “un ser único”, capaz de querer a los demás y quererme a mi mismo? ¿Cómo hago para relacionarme con la sociedad en general y específicamente con gente con mayores recursos y mejor nivel cultural que el mío? ¿Cómo tener acceso al mundo social y ser aceptado como uno más en cualquier grupo? ¿Cómo y que debería hacer para que mi familia sea aceptada con los problemas que tenemos? ¿Cómo sentirme útil y ser visto como hombre productivo para con la sociedad?

Ante lo ético:

¿Que significa lo ético para mi y qué para los demás? ¿Cómo conciliar nuestros valores con los valores de los otros sectores sociales, que viven una realidad cotidiana totalmente diferente? ¿Cuáles serán los valores que podremos compartir para poder actuar conjuntamente y mejorar nuestras vidas con justicia y equidad? ¿Será esto posible?

Estas y otras preguntas tendrán que encontrar respuesta en todos los sectores sociales para colaborar con el equilibrio básico de las personas en tal situación, tarea esencial si se desea aportar al soporte socio-comunitario de las mismas.

Facultad de Actividad Física y Deporte 9

Educación a Distancia

Lic. Actividad Física y Deporte Deporte Recreativo

La satisfacción de estas necesidades se consigue mediante el desarrollo de un ambiente psicosocial adecuado, el logro de valores sociales comunes en forma escalonada y de una atmósfera cultural abierta y diversa, en un marco político democrático. No se logra una mejor condición y calidad de vida exclusivamente por el acceso al consumo de objetos físicos o biológicos.

Es imprescindible crear oportunidades de inclusión y desarrollo. En este marco tan conflictivo, el deporte constituye una herramienta valiosa de inclusión digna y participativa. La pobreza en la Argentina La estructura social de la Argentina, siempre tuvo sectores sociales con niveles significativos de pobreza y exclusión. El proyecto de la generación de 1880 incluyó a la población criolla y a los inmigrantes pero excluyó a los nativos y mestizos que pasaron a formar parte de los excluidos del sistema, denominados por algunos estudios “pobres estructurales”. Aparecen desde siempre con carencias respecto de ingresos, educación y condiciones de salud. Se pueden observar para confirmar la hipótesis, las cifras de pobreza de las provincias con población aborigen. A estos sectores sociales se les sumaron en las últimas décadas otros denominados “nuevos pobres” o “pauperizados” por la situación social. Se han multiplicado debido al aumento de la desocupación y la subocupación, a la reducción de los ingresos y a la expansión de los puestos de trabajos precarios, inestables y sin cobertura social. Se trata de hogares provenientes de la clase media, que siguen viviendo en el espacio urbano, pero cuyo nivel de vida ha caído sustancialmente.

- El crecimiento de la pobreza por ingresos desde 1974 Los niveles de pobreza e indigencia medidos en función de los ingresos de los hogares han dado un salto gigantesco en el último cuarto de siglo. En octubre de 1974, en el
Facultad de Actividad Física y Deporte 10 Educación a Distancia

Lic. Actividad Física y Deporte Deporte Recreativo

Gran Buenos Aires, había sólo un 4,7% de población pobre y 2,1% de indigentes. En el mismo mes de 2002, la pobreza se había multiplicado por 11: las personas en esa condición representaban el 54,3% del total. La indigencia creció 12 veces, hasta 24,7%.

Un estudio del Sistema de Información, Monitoreo y Evaluación de Programas Sociales (SIEMPRO) muestra que en este largo período la pobreza por ingresos siguió los movimientos del ciclo económico, pero creciendo rápidamente en las recesiones y disminuyendo a un ritmo más lento durante las expansiones. Por esta razón, la pobreza en el Gran Buenos Aires fue encontrando pisos cada vez más elevados: 4,7% en 1974, 12,7% en 1986, 16,8% en 1993 y 25,9% en 1998. Durante las recesiones, además de extenderse la pobreza, se deterioraron más los ingresos de los pobres. Simultáneamente, se ampliaron las diferencias de ingresos dentro de una población pobre cada vez más heterogénea. Algunos grupos descendían a la indigencia; otros de nivel socioeconómico medio, pero que estaban cerca de la línea de pobreza, caían por debajo de ella y se convertían en "nuevos pobres". Con la hiperinflación de 1989 y 1990 los indicadores del Gran Buenos Aires tocaron un techo sin precedentes pero luego tuvieron una rápida mejoría. La recuperación fue más débil tras el "efecto tequila" de 1995.

- El período 1998-2001 y el colapso de la convertibilidad

En el transcurso de la etapa recesiva que se inició en 1998 hubo un persistente agravamiento de la situación social, que se desbordó luego del colapso de diciembre de 2001. La pobreza y la indigencia alcanzaron un pico histórico en todo el país en octubre de 2002. La Encuesta Permanente de Hogares (EPH) del INDEC estableció que en esa fecha era

Facultad de Actividad Física y Deporte 11

Educación a Distancia

Lic. Actividad Física y Deporte Deporte Recreativo

pobre el 57,5% de la población urbana de la Argentina; las personas indigentes eran el 27,5% del total.

Los factores principales del crecimiento de la pobreza han sido la pérdida de ingresos de los individuos y las familias, los cambios en los precios relativos de nivel minorista y el aumento de la desigualdad del ingreso.

Según el análisis del SIEMPRO, tanto en el período 1998-2001 como en 2001-2002, el factor más importante fue la caída del ingreso per cápita familiar, originado en la desocupación y la reducción de los salarios e ingresos de los autónomos. Entre 1998 y 2001, las modificaciones en los precios relativos atenuaron el ascenso de la pobreza, pues beneficiaron a los consumidores de los bienes que integran la canasta básica alimentaria. A partir de 2001 la situación se invirtió. Debido a la devaluación, los precios de la canasta alimentaria y de los demás bienes y servicios básicos subieron muy por encima del nivel general de precios minoristas. Las alteraciones de los precios relativos fueron, por esta razón, el segundo factor con más peso para explicar el alza de la pobreza en el período. - Diagnóstico actual En nuestro país, como consecuencia de los planes económicos implementados en las últimas décadas, la caída de los niveles de empleo e ingresos, el aumento del costo de los servicios básicos y los impuestos de consumo, el desfinanciamiento de los servicios sociales y el retiro del Estado de responsabilidades primarias, se ha dado un notable crecimiento de la pobreza con el consiguiente descenso de la calidad de vida y expectativas personales. La desigualdad, la marginación, la falta de oportunidades, la ausencia de espacios de socialización adecuados y la fragmentación social, constituyen factores de riesgo manifiestos para la población más vulnerable.
Facultad de Actividad Física y Deporte 12 Educación a Distancia

Lic. Actividad Física y Deporte Deporte Recreativo

La crisis no sólo deterioró el tejido económico sino también el tejido social. Los espacios de participación comunitaria y las redes primarias de contención se vieron afectados provocando perturbaciones en los recorridos de socialización de los jóvenes generando un aumento en los índices de violencia y marginalidad. Los recorridos de muchos jóvenes procedentes de barrios populares han estado marcados por una creciente vulnerabilidad. Las políticas sociales actualmente tratan de hacer frente a esta dinámica de exclusión con proyectos de participación y protagonismo. A diferencia de los enfoques asistencialistas, lo que busca un proyecto abordado desde esta concepción es que los integrantes de las comunidades de mayor vulnerabilidad social superen sus sentimientos de dependencia y ganen confianza en sí mismos.

Entendemos por protagonista a aquella persona, comunidad, grupo u organización que no sólo se encuentra involucrado en el desarrollo de una actividad o proyecto, sino que además se apropia de la iniciativa. Asume el liderazgo y la responsabilidad en lugar de ser receptor pasivo.

Consideramos que las prácticas deportivas abren un espacio de innovación en las políticas de inserción; según lo declarado por la Comisión Europea :

“el deporte constituye un instrumento para promover una sociedad más inclusiva, para luchar contra la intolerancia, el racismo, la violencia, el abuso de alcohol o el uso de estupefacientes, el deporte puede contribuir a la integración de las personas excluidas del mercado laboral

La pobreza no constituye un estado natural, sino que es una consecuencia, por lo tanto es modificable

Facultad de Actividad Física y Deporte 13

Educación a Distancia

Lic. Actividad Física y Deporte Deporte Recreativo

Situación social de la Argentina Como ya se dijo, Argentina se enfrenta a una difícil situación tanto en el ámbito económico como social. A partir de la década del 90, principalmente en la segunda mitad y con la crisis del 2001, el país entró en una de las crisis más prolongadas e intensas. Esto ha implicado un significativo deterioro de la situación social, que se ve expresada en un fuerte incremento de la pobreza, la indigencia, el desempleo y la desigualdad de los ingresos. A partir del año 2003, el proceso comienza a mostrar signos de reversión, hecho que se refleja en un mejoramiento en los indicadores de empleo y pobreza. La tasa de desocupación presenta una tendencia descendente para el total de los aglomerados urbanos pasando de 19,1% en el primer semestre de 2003 a 12,5% en el primer semestre de 2005. En la misma tendencia se observa la incidencia de la pobreza y la indigencia. En el primer semestre del 2003 estaban en situación de pobreza el 54% de las personas mientras que esa cifra desciende a 38,5% en el mismo período del 2005. Respecto a la indigencia para el mismo período los valores pasan de 27,7% a 13,6%. Si bien el descenso de la pobreza y la indigencia se produce en todas las regiones, se observan diferenciales sociales marcadas entre ellas.

Facultad de Actividad Física y Deporte 14

Educación a Distancia

Lic. Actividad Física y Deporte Deporte Recreativo

Región Noreste Noroeste Cuyo Pampeana Gran Buenos Aires Patagónica Total 28 aglomerados urbanos

Pobreza personas 1º semestre 1º semestre 2003 2005 73,4 56,3 64,8 49,4 54,8 37,3 50,3 33,4 52,3 39,3 54,0 37,7 25,5 38,5

Indigencia personas 1º semestre 1º semestre 2003 2005 45,5 23,3 35,4 18,1 25,3 11,2 24,8 12,9 26,5 18,2 27,7 12,6 10,0 13,6

Fuente: INDEC, Encuesta Permanente de Hogares

La Región Noreste (Corrientes, Formosa, Gran Resistencia y Posadas) presenta el mayor porcentaje de personas bajo la línea de pobreza y bajo la línea de indigencia en ambos períodos, mientras que la Región Patagónica presenta los valores más bajos para los mismos indicadores. En cuanto a la distribución del ingreso los valores muestran una tendencia a la disminución de la desigualdad, lo que se observa en la caída del coeficiente de Gini (tiende a 0 en una distribución igualitaria y a 1 en una concentrada), de 0,483 en octubre de 2002 a 0,449 en el tercer trimestre del 2004 para el total de los aglomerados urbanos.

- Situación de la infancia en la Argentina

La población de 0 a 18 años, según el Censo nacional de Población, Hogares y viviendas del año 2001, representa al 34% del total de población del país, en números absolutos son 12.169667, de los cuales 6.175.766 son varones y 5.993.901 son mujeres. Los niños, niñas y adolescentes tienen los mismos derechos que la población adulta más un plus de derechos específicos ya que son sujetos en crecimiento y desarrollo de sus facultades.
Facultad de Actividad Física y Deporte 15 Educación a Distancia

Lic. Actividad Física y Deporte Deporte Recreativo

En la Argentina los niños, niñas y adolescentes constituyen la población más afectada en cuanto al cumplimiento de sus derechos. Esto se refleja en la situación de pobreza donde se observan importantes diferencias entre este grupo y la población total. Mientras que son pobres el 56% de las niñas, niños y adolescentes (segundo semestre 2004) esa cifra desciende a 40,2% para el total de la población. Si se analiza según sexo, para el total de varones que viven en condiciones de pobreza la cifra es de 41,6% y para las mujeres de la misma condición es de 38,9%, en los niños y adolescentes la cifra asciende a 57,3% y en las niñas y adolescentes a 54,7%. En conclusión, los niños, niñas y adolescentes conforman la población más afectada, viéndose así vulnerados muchos de sus derechos. - Perfil de los adolescentes pobres La Fundación de Organizaciones Comunitarias (FOC) ha publicado un documento en el cual claramente explicita que la noción de protagonismo juvenil considera a los jóvenes como sujetos de derecho. Los posiciona apropiándose de su historia personal y colectiva con capacidad de verse como parte activa de un contexto social y comunitario, trabajando junto con otros para transformar la realidad. Los jóvenes y adolescentes en vulnerabilidad social se ven forzados, por lo general, a ingresar tempranamente en el mercado laboral. En muchos casos es ésta una razón por la cual abandonan la escuela. Pero a la vez no poseen herramientas para desempeñarse con éxito en el mundo del trabajo. Estas condiciones, en las cuales se encuentran los jóvenes, imponen ciertas conductas y muchas limitaciones. Lo cotidiano pasa a convertirse en la única manera de vivir para las expectativas familiares y sociales. Este camino no le permite al joven buscar opciones supletorias, no le deja alternativas socialmente reconocidas. Las ocupaciones que desarrollan los jóvenes en situación de pobreza se ubican en los bordes marginales del sector productivo terciario. Estas actividades surgen como
Facultad de Actividad Física y Deporte 16 Educación a Distancia

Lic. Actividad Física y Deporte Deporte Recreativo

respuesta al camino del desempleo y se relacionan con una estrategia de supervivencia que juega como variable de ajuste a las necesidades de los grupos familiares que integran. Paralelamente, los jóvenes sólo encuentran en otras áreas necesidades básicas insatisfechas, carencias y contradicciones entre los mensajes y mandatos que les envía la sociedad y las posibilidades reales que les brinda. Carencias en salud, hacinamiento en vivienda, pero también falta de oportunidades de participación social y es aquí donde también se encuentran con prácticamente nulas posibilidades de realizar una práctica deportiva en su tiempo libre, en forma gratuita y sistemática. Impulsados a salir de sus hogares, a abandonar los estudios, privados de conseguir un trabajo estable y de construir su autonomía personal, los jóvenes van perdiendo sus vínculos con respecto a la sociedad. “Son los marginados entre los excluidos y sobre esta marginalidad carecen de posibilidades de construir positivamente identidades propias”.3 Merckler, en “Juventud, educación y trabajo” escribió: “Durante la infancia la familia constituye el referente social más importante. Entrando en la etapa adolescente cede el paso a los grupos a los amigos de la esquina. Estos amigos han pasado a ser un referente de gran importancia en la vida social de los jóvenes. Constituyen una forma de ocupar su tiempo libre. Pero en esa misma esquina se resume la hostilidad sentida desde la sociedad, la que a menudo emerge como violencia o agresividad entre ellos mismos u otros grupos”. Sin embargo, es también en estas esquinas donde los adolescentes y jóvenes pueden encontrar un espacio donde articular, reflexionar y vincularse con otros jóvenes, construyendo puentes entre ellos para buscar soluciones a sus problemas. Estas esquinas, suelen ser los “potreros”, los improvisados “estadios deportivos”, sitio de relevancia en toda comunidad marginal.

3

Llomovatte, S. “Adolescentes y pobreza en Argentina”, Bs.As.: Eudeba, 1998 Facultad de Actividad Física y Deporte 17

Educación a Distancia

Lic. Actividad Física y Deporte Deporte Recreativo

Es allí donde ellos están, esperando un espacio de participación y oportunidad. El deporte atrae por naturaleza, les permite aprovechar sanamente su tiempo libre, abordar problemáticas de prevención en cuestiones de salud y adicciones, les da identidad y sentido de pertenencia a través de “la camiseta” y del dominio de habilidades deportivas universales. Los procesos económicos, políticos, sociales y culturales que se han manifestado en las últimas décadas han expuesto a los adolescentes y jóvenes a influencias múltiples. Se han agudizado las diferencias en el acceso a las oportunidades y en las condiciones de vida de los grupos en mejor situación socioeconómica en relación con los grupos en estado de vulnerabilidad social. La Ley de Acción por los Derechos de los niños, niñas y adolescentes, en su artículo 20 establece como derecho la participación en actividades deportivas y recreativas, con la intención de lograr avanzar hacia la equidad social, considerando que dichas actividades constituyen un pilar fundamental en el desarrollo de todo ciudadano.

Actividad Nº 1. Optativa
Ingrese a la página web del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC): www.indec.me.gov.ar y realice un análisis de la situación actual de la provincia y/o municipio en el cual reside. Establezca cantidad de habitantes, edades, situación socio-económica, población y hogares con necesidades básicas insatisfechas (NBI).

Si lo desea, envíe la respuesta a su profesor

Facultad de Actividad Física y Deporte 18

Educación a Distancia

Lic. Actividad Física y Deporte Deporte Recreativo

Unidad 2: El deporte y la pobreza
El deporte y la pobreza El deporte ha superado hoy la concepción de simple diversión o reconocimiento social, para pasar a ser un instrumento de vital trascendencia en la formación de la persona en los aspectos corporales, cívicos, morales, sociales. Es un fuerte elemento de participación e inclusión, y puede ser generador de cohesión y solidaridad, además de una herramienta para favorecer la educación y la promoción de salud. Constituye un campo valorado por los sectores sociales más pobres, quienes por sus mismas condiciones de vida pueden apropiarse de la cultura deportiva social para mejorar su calidad de vida, explotar sus cualidades y habilidades, aumentar la participación, realizar aportes a la sociedad en general y acceder a algunas oportunidades laborales. Reiteramos lo dicho páginas atrás: Consideramos que las prácticas deportivas abren un espacio de innovación en las políticas de inserción, , según lo declarado por la Comisión Europea del Deporte:

“el deporte constituye un instrumento para promover una sociedad más inclusiva, para luchar contra la intolerancia, el racismo, la violencia, el abuso de alcohol o el uso de estupefacientes, el deporte puede contribuir a la integración de las personas excluidas del mercado laboral

Si bien estos enunciados de los organismos internacionales se inscriben en los análisis críticos desarrollados en el módulo anterior, dentro del concepto de cultura idealizada, pueden considerarse como un punto de referencia para orientar la tarea con poblaciones en situación de pobreza, partiendo de su realidad.
Facultad de Actividad Física y Deporte 19 Educación a Distancia

Lic. Actividad Física y Deporte Deporte Recreativo

A continuación, citaremos algunas de las razones por las cuales el deporte se constituye en una actividad de importancia para los sectores populares:

RAZONES POR LAS CUALES EL DEPORTE ES DE FUNDAMENTAL IMPORTANCIA PARA LAS CLASES POPULARES

Es una actividad en la que pueden capitalizar muchas de sus vivencias cotidianas en ámbitos desfavorables. Las características de su medio social y geográfico, las situaciones de necesaria utilización de habilidades motrices para la sobrevivencia, les exigen el desarrollo de capacidades coordinativas y condicionales que favorecen su inclusión en algunas prácticas deportivas.

La vida en las grandes ciudades, donde niños y adolescentes viven en departamentos o casas cercadas y vigiladas, condicionados a la seguridad, produjo un alejamiento de las veredas, las calles y “el potrero”, donde realizaban naturalmente sus juegos y actividades motrices. En los sectores pobres, los niños y adolescentes que no ocupan su tiempo extraescolar dentro de un club, una escuela deportiva o conectados largas horas a una computadora, no poseen generalmente actividades extra-programáticas dentro de sus instituciones educativas y pasan mucho tiempo en las calles, con tiempo libre en exceso, que suelen emplear en juegos deportivos adaptados por ellos mismos. Este estilo de vida fortalece su desempeño a la hora de realizar prácticas de actividades motrices y deportivas sistematizadas, convirtiéndose en un espacio en el cual se sienten aptos, hábiles, valorados por sus pares, lo que aumenta su autoestima y los motiva a continuar en ellas.

Facultad de Actividad Física y Deporte 20

Educación a Distancia

Lic. Actividad Física y Deporte Deporte Recreativo

La práctica de actividades motrices y deportivas les permite la integración a un ámbito de la cultura con gran valoración social, condiciones que refuerzan la motivación para lograr aprendizajes duraderos. Influenciados por los ejemplos de personalidades del deporte, cuyos orígenes son similares a los de ellos, estos niños y jóvenes tendrán la oportunidad de sentir que desde el deporte pueden encontrar el camino que les permita ingresar a un ámbito de valoración social, siempre que no lo hagan en el circuito mercantil –difícilmente posible si tienen talento- donde serán utilizados como objetos productivos o rápidamente expulsados del sistema si no sirven al mismo, con su secuela de frustración y retorno compulsivo a su situación de origen. Si quienes orientan la iniciación deportiva de los niños y adolescentes los advierten de estos riesgos y trabajan junto con ellos para que experimenten un deporte al alcance de sus posibilidades y les permita internalizar valores de socialización, es posible modificar sus imaginarios para que les ayude a lograr una mejor calidad de vida.

Las condiciones para la práctica deportiva aumentan la autoestima de los niños/as y jóvenes de estos sectores sociales, con consecuencias significativas para la permanencia en el sistema educativo o en las instituciones que ofrecen alternativas de práctica deportiva recreacional.

A través de la práctica deportiva, en las clases de educación física escolar o en las sesiones de juego deportivo en el club de barrio, los niños y jóvenes se identifican con la institución para integrar grupos o equipos junto a sus compañeros. Ellos, en realidad, intentan formar parte de un “lugar” de reconocimiento, de pertenencia, que los ayuda a alimentar su autoestima.

Facultad de Actividad Física y Deporte 21

Educación a Distancia

Lic. Actividad Física y Deporte Deporte Recreativo

La práctica deportiva sistemática en condiciones emocionales de contención y si es posible con acompañamiento médico, crea condiciones para mantener o mejorar el estado de salud y de conocimiento del propio cuerpo.

El participante que se propone realizar actividades físicas y deportivas con cierta sistematicidad u organización experimenta, por lo general, una sensación corporal de bienestar y poder, debido al incremento de energía, en un lapso relativamente corto. Además, el imaginario creado alrededor de los cuidados médicos que reciben los deportistas profesionales o de élite, lo lleva a procurarse asesoramiento para realizar actividades físicas con cuidado de sí.

El carácter lúdico del deporte favorece un clima de recreación y diversión que ayuda a la salud emocional.

En niveles elevados de marginalidad, los niños, desde edades muy tempranas, deben asumir responsabilidades que les competen a los adultos, además de estar sometidos a la promiscuidad y la violencia cotidiana, explícita o implícita de las relaciones con los integrantes de su grupo familiar o vecinal. Muchos de ellos solamente logran jugar durante las clases de educación física escolar o en las “colonias” veraniegas, siempre que los profesores de educación física tengan claro que este es un contenido privilegiado y no los sigan martirizando con exigencias corporales o penitencias por sus habituales “problemas de conducta”, que se suman a los castigos habituales. Piaget4 explica que: “De las posibilidades de jugar que tenga un niño depende en gran medida el correcto desarrollo de su afectividad e inteligencia”.
4

Piaget, J. , El nacimiento de la inteligencia, Madrid: Grijalbo, 1965 Facultad de Actividad Física y Deporte 22

Educación a Distancia

Lic. Actividad Física y Deporte Deporte Recreativo

Se abren oportunidades de recorrido de itinerarios deportivos. También de formación y capacitación. Es muy publicitado que el deporte de alto rendimiento se encuentra nutrido, en gran medida, de deportistas provenientes de sectores populares, los que son conscientes que al lograr niveles de alta performance conseguirán su paso a otra calidad de vida. Este es un lamentable señuelo que genera ilusiones masivas e imposibles de concretar para miles de niños y adolescentes que se acercan a los clubes deportivos –en particular de fútbol- para ser “probados” e intentar, merced a sus habilidades futbolísticas, ingresar a otra estructura y a otro nivel de vida. Los sectores dominantes lo utilizan con un doble logro, ideal para mantener las estructuras deportivas sin cambio:

• •

Mantener el imaginario del ascenso social y de integración de diferentes clases sociales a través del sistema deportivo universalizado. Obtener recursos humanos para nutrir el sistema de competición y

espectacularidad, con alto nivel de selectividad. Está comprobado, sin embargo, que cada vez son menos los atletas de rendimiento provenientes de los estratos de pobreza, ya que los niveles de desnutrición y falta de desarrollo general de las primeras edades, además de los bajos niveles educacionales, no les permiten soportar los requerimientos y exigencias de la alta competición. Pero sí es posible producir itinerarios deportivos de por vida, como actividad permanente y habitual, aún en condiciones de vida precarias, cuando los niños y jóvenes aprenden a disfrutar y reconocer los distintos beneficios de una práctica autónoma y sustentable.
Facultad de Actividad Física y Deporte 23 Educación a Distancia

Lic. Actividad Física y Deporte Deporte Recreativo

Este es el punto clave de la enseñanza del deporte, tanto en el sistema escolar como en las instituciones que se ocupan del deporte social, a partir de nuevos imaginarios y de ruptura con los que generan dependencia, exclusión y aumento de la violencia competitiva. Con respecto a las oportunidades de formación y capacitación, dentro del campo del deporte, la recreación y el fitness existen numerosas oportunidades de formación y capacitación, para el propio desarrollo personal y para acceder a fuentes laborales, cuestión que es realmente atractiva y valiosa para quienes provienen de los sectores populares.

Se posibilita la apertura de oportunidades laborales en ámbitos deportivos diversos y de educación no formal como: jugadoras/es, entrenadoras/es o instructoras/es, coordinadoras/es de áreas deportivas en sociedades de fomento o clubes de barrio, árbitros, auxiliares deportivos, recreólogas/os en ámbitos comunitarios, comentaristas deportivos en medios barriales, etc.

Se favorece la integración a la práctica deportiva de la mujer de sectores populares, cuya presencia es mínima en las condiciones actuales, brindando oportunidades y espacios para la participación.

Las actividades físicas y deportivas permiten el ingreso de la mujer, pudiendo acceder al derecho de mejorar su calidad de vida, fortalecerse y conocerse corporalmente, disfrutar de un tiempo libre activo, socializarse y disponerse de sí.

Facultad de Actividad Física y Deporte 24

Educación a Distancia

Lic. Actividad Física y Deporte Deporte Recreativo

El campo de deporte representa en sus vidas el escenario en el cual las reglas están escritas y claras. Para poder jugar es necesario que todos las cumplan. La justicia se manifiesta en forma inmediata penalizando a quien las infringe a favor de quien las respeta.

Es por ello que el deporte constituye un puente de ingreso, un instrumento reconocido para el abordaje de acciones sociales y se convierte en protagonista al hablar de oportunidades, inclusión, igualdad, desarrollo y reconocimiento de derechos humanos. Sin embargo, también el deporte social entra en el círculo de la pobreza, se deteriora su calidad y, por lo general, la cantidad de recursos que estructuran la oferta deportiva no guarda la misma relación que la erogada para el desarrollo del deporte de competición, representación y espectacularidad, lo que genera la pérdida de la calidad tanto de los procesos como de los resultados sociales. Al igual que la escuela, las instituciones deportivas empobrecen de la mano del empobrecimiento de la población. Con las crisis pierde toda la sociedad, pero no hay duda que los pobres son los que más se perjudican, quedando desprotegidos debido a la falta de oportunidades y recursos propios para hacer frente a la adversidad. Y como conclusión, podría decirse que ...

El éxito de la labor deportiva realizada con estos sectores depende de la posibilidad de brindar la adecuada respuesta a sus necesidades, de la elección correcta de las estrategias para implementar proyectos y del conocimiento de su particular realidad social.

Las organizaciones sociales y el deporte
Facultad de Actividad Física y Deporte 25 Educación a Distancia

Lic. Actividad Física y Deporte Deporte Recreativo

En el mundo entero hay un gran número de Organizaciones gubernamentales y no gubernamentales, que trabajan con Proyectos e Iniciativas de Deporte como medio de inclusión y desarrollo social. Hemos dicho ya que el deporte constituye un puente de ingreso, una herramienta importante para el abordaje de acciones sociales de distinto tipo, que se derivan de la reunión de personas con intereses y necesidades comunes. Es por ello que para el abordaje de las diferentes problemáticas de la pobreza, se utilizan Proyectos Deportivos propuestos por instituciones comprometidas con estos sectores sociales. En nuestro país, una de las más reconocidas es la Fundación Defensores del Chaco, ubicada en Moreno. Ellos sostienen que el deporte permite un acceso despreocupado, motivante y orientado a los espacios vitales, en temas como el manejo de conflictos, el valor cívico, el aprendizaje intercultural, la justicia y la participación. Es sencillo de entender en todas partes y de fácil acceso. Adicionalmente, la cancha y la pelota van más allá de lo cultural. Son un denominador común. Una forma de idioma universal que le da sentido a la vida de jóvenes y grupos juveniles. Precisamente, es en este campo de acción, donde está la gran oportunidad para vincular niños y adolescentes, aparentemente sin oportunidades, a procesos de desarrollo y participación en el ámbito tanto local como global.

El deporte ofrece la posibilidad de contribuir de manera palpable al concepto de cultura deportiva global, el cual se identifica con los principios de igualdad, desarrollo sostenible y responsabilidad global.

En el anexo del módulo 3, presentamos -a modo de ejemplo- dos Proyectos de dicha Fundación, acompañados de una breve explicación de cada uno.

Facultad de Actividad Física y Deporte 26

Educación a Distancia

Lic. Actividad Física y Deporte Deporte Recreativo

Actividad Nº 2. Optativa

Explore diversas fuentes de información y presente –con una descripción somera de los datos relevantes- tres proyectos deportivos que se encuentren actualmente (en nuestro país o en el mundo) trabajando con el deporte, las actividades físicas o la recreación, como herramientas de inclusión y desarrollo social

Si lo desea, envíe la respuesta a su profesor

Facultad de Actividad Física y Deporte 27

Educación a Distancia

Lic. Actividad Física y Deporte Deporte Recreativo

Unidad 3: La animación socio cultural
Hablar de animación socio cultural significa producir acciones educativas y culturales innovadoras con la participación activa de poblaciones que habitualmente reproducen o modifican superficialmente la cultura hegemónica establecida por otros sectores o instituciones de la sociedad, generalmente, los dominantes. Es una cuestión compleja, porque implica generar condiciones determinadas para que los actores asuman roles protagónicos en la producción de nuevas actividades culturales, incluyendo, en nuestro caso, las correspondientes al deporte y las actividades físicas. Los distintos grupos deberían desarrollar proyectos que sirvan como canales de

indagación y concientización de sus reales necesidades, aportando soluciones creativas y adecuadas con el aporte de todos los integrantes de la comunidad. Esto es particularmente valioso en los sectores pobres y marginales, para abrir distintas alternativas o caminos que habiliten a sus integrantes a expresarse, debatir, proponer y llevar a cabo distintos proyectos, como una forma concreta de rescatar su dignidad, su autodeterminación y su derecho a la misma calidad de vida que ostentan ante ellos otros sectores sociales. Estos grupos deberían poder satisfacer tres condiciones:

A) Una de las condiciones esenciales es que cuenten con intelectuales orgánicos,
es decir, ciudadanos con la suficiente formación para colaborar activamente en estos procesos de animación de la comunidad; por lo general son pocos, por dos razones: si provienen de los sectores medios o altos, deben hacer grandes esfuerzos para modificar su propia cultura, valores y forma de encarar la vida, haciéndose “carne” de los problemas de estos sectores y, en alguna medida, luchar contra los imaginarios y estructuras de poder de su propio sector de origen; si provienen de los propios sectores pobres o marginales, realizando un gran esfuerzo para alcanzar estudios superiores e insertarse en instituciones o empresas representativas de los sectores dominantes, difícilmente retornen a sus lugares de origen.
Facultad de Actividad Física y Deporte 28 Educación a Distancia

Lic. Actividad Física y Deporte Deporte Recreativo

B) Otra condición, es que se desarrollen prácticas de investigación participativa que
“tienen en común el concebir a la investigación y a la participación como momentos de un mismo proceso de producción de conocimientos que se torna así práctica colectiva y que lleva implícito componentes de acción educativa y animación socio-cultural. […] Estas prácticas alternativas de investigación social culminan para algunos en la transformación del pueblo en sujeto político, entendiendo por tal a aquel que reivindica de manera consciente y organizada su incidencia en la toma de decisiones sobre los hechos que afectan su vida cotidiana”.5

c) Es necesario, además, un nivel de organización institucional que consolide la tarea
autogestiva de los grupos, en forma de ONG u otras que les permita gestionar la tareas y actividades con mayor solidez organismos. Nos detendremos especialmente en el concepto de investigación participativa. La investigación participativa Si bien el hecho de hablar de investigación provoca cierto nivel de preocupación por la tarea que esto implica y el conocimiento necesario para instrumentar acciones investigativas, concordamos con Sirvent (1989) cuando señala que “hay quienes perciben a la investigación participativa fundamentalmente como un componente de procesos de planificación social llevados a cabo por acciones colectivas comunitarias protagonizadas por grupos de sectores populares. Aunque todos estos enfoques son aspectos de un mismo objeto –la investigación participativa-, priorizar uno u otros de dichos aspectos ha dado lugar a prácticas diferenciadas con alcances y significados distintos. Sin embargo, los esfuerzos de sistematización hasta ahora realizados han identificado las siguientes características comunes a todas las experiencias: y reconocimiento de la propia comunidad y de otros

Sirvent, M., Investigación participativa: mitos y modelos, Bs. As.: Facultad de Filosofía y Letras. UBA, 1989, p. 43 Facultad de Actividad Física y Deporte Educación a Distancia 29

5

Lic. Actividad Física y Deporte Deporte Recreativo

a) se explicita una intencionalidad política y una opción de trabajo junto a los grupos o clases sociales “marginadas” de las esferas de decisión social con el fin de incidir en su organización y capacidad de participación social; b) el enfoque epistemológico y metodológico se encuadra en una concepción dialéctica de la realidad y del proceso de generación del conocimiento, donde se recortan conceptos clave tales como “totalidad concreta”, “contradicción”, “crecimiento en espiral”, “praxis”, “lo esencial y lo accesorio”; c) se integran la investigación, la participación y la educación como componentes o momentos de un proceso que se dirige a “entender” de manera global, totalizadora, una realidad concreta buscando identificar aquellas contradicciones que expliquen con mayor claridad el devenir histórico de los hechos estudiados y su naturaleza actual; d) se incorpora a sectores populares como actores de un proceso de conocimiento, donde los problemas se definen según una realidad concreta y a partir de necesidades e intereses compartidos por el grupo social. En ese trabajo colectivo, se van también delineando los pasos y etapas de la investigación que incluyen no sólo el análisis de la realidad sino la determinación de fines y medios para transformarla. […] Estas prácticas procuran la objetivación de la realidad cotidiana por parte de la población involucrada en el estudio y el establecimiento de relaciones entre problemas individuales y colectivos, funcionales y estructurales; e) el conocimiento surge de una relación de intercambio entre la población y el investigador: el investigador posee conocimientos técnicos específicos y la población es participante de la realidad en que vive. Se busca transformar el tradicional objeto de investigación en sujeto de un proceso reflexivo propio, generando un estilo de trabajo que permita una participación real en la investigación de todas las personas implicadas. Se redefine el papel del investigador. Si bien posee conocimientos específicos, los comparte en un proceso de aprendizaje grupal. Los investigadores deben asumir el papel de “animadores socio-culturales” de los grupos de trabajo para la reflexión y la auto-evaluación;
Facultad de Actividad Física y Deporte 30 Educación a Distancia

Lic. Actividad Física y Deporte Deporte Recreativo f)

a través de este estilo de trabajo, se procura romper la dicotomía investigación/acción. La propia metodología de investigación implica el pensar reflexivo sobre la acción y la vida cotidiana. Subyace el principio de que investigar no debe ser un área reservada a unos pocos sino que por el contrario, todos pueden desarrollar la capacidad de “investigar” sobre el quehacer cotidiano y manejar los recursos para abordar científicamente su conducta de todos los días.

g) Se apoyan las actividades de investigación, participación y acción educativa en una base (o grupo) organizada teniendo en cuenta la dualidad de propósitos de la investigación participativa: generar conocimientos sobre la realidad estudiada y al mismo tiempo influir en el grado de organización y movilización de los grupos comprometidos.” En el caso de las actividades físicas y deportivas, el profesional del área puede generar distintos dispositivos para investigar el contexto de vida, los imaginarios subyacentes sobre el campo, las condiciones de infraestructura, los deseos e intereses de los sujetos involucrados, el peso hegemónico de los sistemas establecidos, las características y posibilidades de las instituciones deportivas de la zona, el tipo de población y su origen, los juegos tradicionales que subsisten, entre múltiples aspectos que resulten necesarios de ser investigados para que la comunidad pueda producir proyectos o generar actividades de un modo fundamentado y con una visión más clara de la realidad. El hecho de involucrar a distintos integrantes de la comunidad para buscar información, registrarla y analizarla en grupo, les dará mayor solidez y permanencia en el tiempo a sus proyectos, al ser genuinos y propios. En cierto modo, al ser las actividades deportivas de conocimiento público y general, con amplio tratamiento mediático, los puntos de partida pueden ser más definidos y las cuestiones a investigar comprenderse con cierta facilidad, más allá de que luego puedan aportar información muy diferentes a los presupuestos iniciales, máxime si el investigador conoce en profundidad las problemáticas sociales que están en juego.

Facultad de Actividad Física y Deporte 31

Educación a Distancia

Lic. Actividad Física y Deporte Deporte Recreativo

La concepción de deporte social

que servirá de marco teórico inicial, deberá ser

claramente explicitada por el profesional para que la comunidad comprenda la intencionalidad y potencialidad de investigar sobre sus necesidades de práctica deportiva y la posibilidad de que sirvan a un cambio social. “Constituyen un punto de partida, un apoyo para el acceso de los estratos sociales más necesitados a un conocimiento que les permita, no sólo individual sino también colectivamente, entender, analizar y transformar las situaciones vividas, sus condiciones de existencia y la sociedad en la cual se ubican. Para eso es necesario desarrollar la capacidad de analizar críticamente las raíces de los problemas, los conocimientos históricos que explican una situación, el conocimiento científico. En este sentido la educación básica democrática es un momento inicial para un proceso de educación permanente”. 6 El último párrafo introduce el concepto de educación y lo hemos trascripto porque, en definitiva, el proceso de animación sociocultural que se plantea, requiere necesariamente de un proceso de educación, orientado por los profesionales que se involucran en el proceso, si se pretende que el grupo o comunidad de referencia pueda realizar un proceso de cambio basado en la investigación participativa. De acuerdo con Rubin de Celis –citada por Sirvent (1989)-, los procesos de investigación participativa presentan los “siguientes tipos de participación: a) participación a partir de la devolución de información; mínima instancia participativa; b) participación a partir del relevamiento de datos; c) participación en todo el proceso sobre la base de un tema propuesto por el científico; d) participación en todo el proceso sobre un tema propuesto por el propio grupo; e) participación en la investigación a partir de la acción educativa.”7 La primera tarea del profesional que encare una labor de estas características es la de explicar cómo se realiza una investigación de este tipo, sus procedimientos, la generación de la actitud y motivación para llevarla a cabo, dentro de las dificultades que el propio medio acentúa. Es una tarea ardua, lenta y paciente, pero que produce un alto nivel de integración y responsabilidad, si es bien llevada.
6 7

Ibidem, p. 62 Ibidem, p. 63 Facultad de Actividad Física y Deporte 32

Educación a Distancia

Lic. Actividad Física y Deporte Deporte Recreativo

Sirvent (1989), agrega: “En nuestra experiencia, estas instancias participativas pueden darse de manera combinada y […] pueden constituir los hitos distintivos en el proceso de aprendizaje y conquista de la participación por parte de los sectores populares involucrados”. Sin embargo, la misma autora señala que muchas veces se confunde, mal interpreta o deforma lo que es la investigación participativa: “Suele ocurrir que se confunda investigación participativa con educación popular o con participación comunitaria”8

Es posible, en consecuencia, realizar tareas educativas –o en nuestro caso, de actividad física o deportiva recreacional-, dentro del concepto de educación popular o de participación comunitaria, sin pasar por un proceso previo de investigación participativa.

En este caso, se limitaría la fundamentación o se partiría de supuestos que pueden no ser correctos, generándose proyectos que en su transcurso presenten problemas al ser implementados o no produzcan los resultados esperados, total o parcialmente. Pese a estas posibles dificultades, puede realizarse un proceso de animación sociocultural en nuestro campo, con participación comunitaria, tal como se fundamenta en los módulos anteriores, que represente un importante avance respecto a los modelos hegemónicos convencionales. La participación comunitaria La primera dificultad con que se encontrará el profesional es la de generar la participación de la comunidad para dedicar tiempo y esfuerzo a un proyecto de autogestión. El hecho de estar inmersa en un sistema social que ha generado la naturalización de la dependencia y una constante violencia simbólica y efectiva de sujeción, imponiendo imaginarios, ideologías hegemónicas y consecuentes planes, programas y proyectos desde las instituciones “rectoras”, provoca un rechazo inicial a toda propuesta que pueda “subvertir” el orden establecido.

8

Ibidem, p. 64 Facultad de Actividad Física y Deporte 33

Educación a Distancia

Lic. Actividad Física y Deporte Deporte Recreativo

En paralelo, deberá lidiar con los funcionarios y colegas que se sienten “dueños” de la organización, conducción y recursos para la implementación de aquellos, percibiendo o entendiendo la participación de la comunidad en la toma decisiones como una “amenaza” a la autoridad que ostentan en el campo y a su propia estabilidad en el sistema. Algunos han desarrollado una conciencia ingenua9 –cuando no han realizado un proceso de concientización de la dominación hegemónica del sistema deportivo- del imaginario establecido y descreen, en consecuencia, de la posibilidad de éxito de planes en que participen activamente ciudadanos “que no están preparados para tomar decisiones”, de acuerdo con sus estructuras de percepción de la realidad, establecidas inconcientemente en su propio proceso de vida y de educación en un sistema que provoca tal percepción y naturalización de las relaciones de clase. Estos profesionales, si su intención es producir cambios reales en la situación de los sectores populares, pueden lograrlo a través de un proceso de revisión ideológica y epistemológica, como el que se pretende realizar en la cátedra y que guarda relación con el que, a su vez, deberá realizarse con los integrantes de los sectores populares para que modifiquen su propia conciencia ingenua y su naturalizado sentido de dependencia.

El profesional de nuestro campo “puede constituirse como sujeto clave de la transformación […] en la medida en que objetive su realidad cotidiana, su historia como trabajador, sus representaciones sociales y el significado de su práctica.” Desde este lugar, podrá instrumentar las acciones pedagógicas y didácticas necesarias para lograr una animación sociocultural con real sentido de participación comunitaria que permita un cambio en los imaginarios y en las prácticas deportivas de la comunidad y, por ende, en las de su vida

9

Freire, P., 2002, denomina conciencia ingenua a la percepción fragmentada de la realidad. “Faltando a los hombres una comprensión crítica de la totalidad en que están, la captan en pedazos, en los cuales no reconocen la interacción constitutiva de la totalidad”. Facultad de Actividad Física y Deporte Educación a Distancia 34

Lic. Actividad Física y Deporte Deporte Recreativo

Actividad Nº 3. Optativa Explique de acuerdo a lo leído y a su propio criterio qué es la investigación participativa y relaciónela con el concepto de educación participativa.

Si lo desea, envíe la respuesta a su profesor

Facultad de Actividad Física y Deporte 35

Educación a Distancia

Lic. Actividad Física y Deporte Deporte Recreativo

Unidad 4. El enfoque metodológico de la acción participativa
Propuesta metodológica para el campo del deporte social En base a las experiencias de investigación participativa y de participación comunitaria realizada por distintos investigadores –tal como el de María Teresa Sirvent, citada en diversos momentos-, se presenta una propuesta metodológica adaptada al campo del deporte social, para trabajar con grupos autoconvocados o convocados por los profesionales orgánicos para gestar sus propios proyectos comunitarios de deporte. La acción de éstos es clave y requiere de su parte una actitud paciente y constantemente comprometida; no será fácil vencer las resistencias del grupo ante un ajeno, proveniente de otro sector social, con otra formación intelectual que lo convierte –potencialmente y ante sus experiencias cotidianas de violencia simbólica y real, dominación y en muchos casos represión- en inicialmente “sospechoso”. Serán comunes preguntas como: “¿porqué te preocupás por nosotros, si vos tenés todo?”, “¿quién te mandó a trabajar acá?”, “¿porqué nos dedicás tu tiempo y querés ayudarnos?”. Sin embargo, vencidos los recelos –si se logra- la tarea puede convertirse en un magnífico desafío de compromiso solidario y de producciones inesperadas. Es posible el “inédito viable” de Freire. Veamos cuáles son los pasos a seguir:

1.

El primer paso es la detección y clarificación de las necesidades por las que se pretende realizar un proyecto de deporte social.

Lo ideal es lograrlo a través de una investigación participativa, tal como se planteara en la unidad anterior, en la medida que tanto el profesional o grupo de profesionales y los integrantes de la comunidad estén en condiciones de realizarla,
Facultad de Actividad Física y Deporte 36 Educación a Distancia

Lic. Actividad Física y Deporte Deporte Recreativo

luego de haber alcanzado la coherencia interna del grupo y los niveles de confianza mutua necesarios. De no ser así, al menos debe hacerse un relevamiento de los temas críticos que vive la comunidad, para sustentar mejor el proyecto, a través de la interrogación a los actores, la observación de hechos y contextos, con su consecuente registro y análisis, cuestión que de hecho implica investigar. “Como primer momento de la investigación, los/as educadores/as van ‘registrando las expresiones del pueblo, su lenguaje, sus palabras, la forma de construir su pensamiento’ (Freire, 2002:139), teniendo en cuenta que existe una ‘relación dialéctica entre pensamiento-lenguaje-contexto’ (Freire, 1993:79). En pocas palabras, los educadores investigarán la praxis de los sujetos.”10 En nuestro caso:  A qué juegan, cómo juegan, qué tipo de conflictos se suscitan y qué nivel de violencia surge en el juego, quienes juegan y quienes no juegan, en qué lugares juegan, qué imaginario del deporte prima, etc.  De quién o quiénes surge la intención de armar una escuela deportiva, una colonia de vacaciones, sesiones de gimnasia o de algún deporte, un ciclo de campamentos, etcétera.  Cuáles son los deseos y necesidades subyacentes: • • • • ¿sacar a los chicos y adolescentes de “la calle”? ¿resguardarlos del “paco” u otras adicciones? ¿buscar un espacio para formar futuros jugadores y lograr salir del contexto de pobreza a través del deporte? ¿crear un espacio de expresión a través de las actividades motrices y deportivas? Debe tenerse en cuenta el concepto de conciencia ingenua, muy propio de estas comunidades, para poder avanzar en una propuesta de mayor profundidad y sentido para la comunidad, ya que aquella se manifestará en propuestas sencillas,

10

Gómez, S., Pensando en la formación de la clase subalterna. En Revista Sociólog@s para qué. Nº 8, Bs.As. Facultad de Ciencias Sociales UBA, 2006, p.48 Facultad de Actividad Física y Deporte Educación a Distancia 37

Lic. Actividad Física y Deporte Deporte Recreativo

reproductoras del imaginario hegemónico y las estructuras internalizadas respecto al deporte, donde también aparecerá ... ...el “no puedo”, “el deporte no es para mi, pero deseo que mis hijos aprendan”, “el deporte es para los que tienen dinero para pagar el club, la ropa y el pasaje”, etc. Gómez, S. (2006) señala al respecto: “Sea producto de la manifestación de la ideología al nivel de la conciencia (sentido común) o al nivel del inconsciente, las situaciones límites como expresión de la conciencia ingenua, suponen, en el planteo freiriano, una percepción del mundo ordinario desde una perspectiva fatalista, es decir, siguiendo a Bourdieu (1991), como una forma de percepción del mundo que acepta como una evidencia el orden habitual. De allí la postura fatalista que, según Freire, suelen desarrollar las masas en tanto interpretan ‘los hechos como algo consumado, como algo que sucedió porque tenía que suceder, entendiendo y viviendo la historia como determinismo y no como posibilidad’ (Freire, 1995:110)”11 Esta cuestión debe estar presente para generar un cambio de actitud, la cual está ligada a la propuesta de un proyecto que posibilite la inclusión de todos.

2.

El segundo paso es la determinación de las bases del proyecto, en base a la selección de prioridades. Para ello se utiliza la información obtenida en el paso anterior, en un proceso de análisis en conjunto con los actores. Esta tarea tiene cierta complejidad, porque debe partirse de los imaginarios presentes en la conciencia ingenua de los temas o problema para llevarlos, en un proceso lento y constructivo, a la comprensión de causas más profundas o de orden macro social y político que deben ser consideradas por su incidencia en la realidad.

“A medida que se vayan encontrando determinados temas generadores se debe tener en cuenta que su existencia no es aislada o suelta sino que está ‘en relación

11

Ibidem, op.cit., p. 50 Facultad de Actividad Física y Deporte 38

Educación a Distancia

Lic. Actividad Física y Deporte Deporte Recreativo

dialéctica con los otros, sus opuestos o contrarios’ (Freire, 2002:123) constituyendo así, el universo temático del área”12. Por ejemplo, si los actores quieren organizar un torneo de fútbol en el barrio, seguramente lo propondrán desde la reproducción de los torneos de ligas o los de la AFA, sin tener en cuenta que el imaginario subyacente es el de provocar la competición y el enfrentamiento entre equipos, lo que lleva a las habituales grescas, violencia entre los espectadores, etcétera, máxime en los sectores populares. “La presencia de la conciencia ingenua en las bases sociales […] implica una postura de ‘adherencia’ al opresor que se manifiesta a través de desear sus patrones de vida o bien, de idealizarlo. De allí que en su praxis se expresen como ‘seres duales, inauténticos, que alojan al opresor en sí’ (Freire, 2002:58). Sostengo que el anhelo de las bases sociales de parecerse a la clase dominante es parte de la teoría de la acción opresora que se manifiesta bajo la estrategia de ‘dividir para oprimir’ ya que el pensarse con las categorías hegemónicas ‘los lleva muchas veces a ejercer un tipo de violencia con que agraden a los propios compañeros oprimidos por los motivos más nimios’ (Freire, 2002:58). Así, el ser duales produce su debilitamiento en tanto se perciben como agentes sociales antagónicos y no semejantes, lo que genera mayores condiciones para que la dominación de la clase dominante se acreciente.”13 Estas conclusiones no serán sencillas de explicitar ni de hacerlas comprender. En este punto : es clave el posicionamiento ideológico del profesional con respecto al deporte social y su sentido inclusor, que implica acciones cooperativas y solidarias para su gestión y que involucra un pensamiento superador sobre la práctica deportiva en sí misma.

3.

El tercer paso es la codificación y decodificación de la información disponible por todos los actores.

12 13

Ibidem, op.cit., p. 50 Ibidem, op.cit., p. 50 Facultad de Actividad Física y Deporte 39

Educación a Distancia

Lic. Actividad Física y Deporte Deporte Recreativo

Supongamos que uno de los problemas que manifiesta la comunidad es la violencia constante y su deseo de canalizarla a través del deporte. El profesional codifica en un dibujo, en una imagen proyectada, o en un relato breve, una escena de violencia urbana en que participan chicos. En base a preguntas, comienza a inquirir sobre los supuestos de los actores de la comunidad sobre el origen de esa violencia, registrando las distintas respuestas. A su vez, realiza devoluciones para ir ampliando el análisis de las causas de dicha violencia, llevando al grupo a considerar aquellas que están lejos de la cotidianeidad, cuestión que los libera en cierto modo del sentido culpabilizador que muchas veces asumen ante los hechos que viven diariamente (conciencia ingenua). Si pueden comprender que la violencia manifestada por sus hijos es fundamentalmente la respuesta a la violencia que ejerce sobre ellos el sistema social y económico al ubicarlos y mantenerlos como sector social postergado, podrán pensar en el deporte no como un lugar de descarga, sino como una posibilidad de establecer vínculos sociales superadores de los violentos, asumidos y naturalizados. Este último, en el decir freiriano, seria el proceso de decodificación, necesario para avanzar a una fase o paso de producción de un nuevo imaginario y de una nueva praxis.

4.

Partiendo de las decodificaciones realizadas, el cuarto paso lleva a la determinación de las bases del proyecto, en base a la selección de prioridades; utilizando la información obtenida en el paso anterior, en un proceso de análisis en conjunto con los actores.

Se plantea, entonces, el qué hacer, con qué objetivos y los modos operativos que serán necesarios para que el grupo, con el aporte de la comunidad y la colaboración permanente del profesional, lleven a cabo un proyecto significativo y propio. “En esta fase ‘los círculos de investigación se prolongan en círculos de

Facultad de Actividad Física y Deporte 40

Educación a Distancia

Lic. Actividad Física y Deporte Deporte Recreativo

cultura’ (Freire, 1993:102) lo que supone una preponderancia, ya no de la investigación del tema generador, sino educativo-gnoseológica.”14

En términos de nuestro campo, se convierte el proceso de decodificación y toma de posición ante lo investigado o lo analizado, en un desafío a ser concretado. La presencia del profesional orgánico es fundamental, porque debe sostener permanentemente el proceso de construcción colectiva y plantear o responder a nuevos interrogantes que la realidad presenta mientras el proyecto comunitario toma forma, en un continuum inacabable que enriquece constantemente al grupo y la gestión del proyecto. La producción de los proyectos, finalmente, tomará las formas habituales y reconocidas para su escritura, pero con un criterio de simplificación en la redacción para que pueda ser accesible su lectura y utilización por parte del grupo. Esta será otra tarea pedagógica del profesional, que deberá colaborar con su conocimiento técnico en el proceso de elaboración.

Este tema puntual, tiene su correlato en la asignatura Proyecto de Deporte Recreativo, cuyo cursado implica la producción concreta de un proyecto para este campo específico.

14

Ibidem, op.cit., p. 51 Facultad de Actividad Física y Deporte 41

Educación a Distancia

Lic. Actividad Física y Deporte Deporte Recreativo

Unidad 5. El enfoque pedagógico del deporte social
Nos dedicaremos en esta unidad a plantear el enfoque pedagógico que debería orientar la tarea en el microcosmos de la clase o de la sesión en que un grupo de personas, de la edad que fuere y en la temática de actividad física o deportiva que se haya elegido como núcleo organizador de la misma, se encuentra con el docente a cargo para llevarla a cabo. La intención es desarrollar algunos conceptos en coherencia con la propuesta de deporte recreativo, para todos, social o comunitaria –como se determine denominarla- que hemos desarrollado a lo largo de estos tres módulos. El profesional del deporte social y su posición Hasta aquí hemos producido varias rupturas con las formas convencionales de abordar el deporte social; se rompe con la estabilidad estructural, que ha dejado de ser útil desde este enfoque, provocando un desequilibrio, una necesidad de cambio, una búsqueda que debe ser creativa, una búsqueda que implica un crecimiento para alcanzar algo que hasta el momento no se había planteado; en términos de Fernández Moujan (1989)15 podríamos hablar de una crisis vital. Lo que se cuestiona es una estructura que estaba al servicio de determinada finalidad y funcionalidad, que ahora pierde vigencia. Esto nos lleva a una situación de cierta angustia, temor, desamparo, inestabilidad, que nos provoca la desidentificación: soltarse de una estructura, desprenderse de los objetos internos y externos, para entrar en la búsqueda de nuevos conocimientos, en un ámbito de participación, donde no hay objetos, sino imaginarios a revisar o replantear.

15

Fernández Moujan, Crisis Vital Facultad de Actividad Física y Deporte 42 Educación a Distancia

Lic. Actividad Física y Deporte Deporte Recreativo

En esta línea de pensamiento, los valores se transforman en el sentido del cambio. Si el profesional puede identificarse con valores que recreen una sociedad más justa y democrática, podrá actuar con un sentido saludable, participativo, comprometido con el cambio creativo y superador de la contingencia, en particular de los sectores relegados. Toda organización grupal requiere de un elemento convocante a su funcionamiento y que aporta la “identidad grupal”: ese elemento es un “valor”. Este “valor” convoca y orienta a través de un liderazgo ejercido por legitimación del grupo, con sentido de integración y reconocimiento de las necesidades a resolver. El problema de los grupos es que cuando no hay “portadores” de valores, el grupo tiende a saturarse, fijarse, resistirse al cambio y marginarse o adaptarse pasivamente. El profesional que se integra a una comunidad para desarrollar proyectos y

actividades en el marco del deporte social:

A)

No es un entrenador que sostiene una mirada restringida o reducida a contemplar o

promover sólo los aspectos técnico-motrices y de rendimiento en función del triunfo. Ayuda a organizar un espacio de aprendizaje motriz y deportivo inmerso, como ya viéramos, en un proceso comunitario que pretende transformar el espacio de práctica deportiva en un lugar de contención y de inclusión de niñas, niños, jóvenes, adultos y/o adultas mayores, como primer valor.

B) En segunda instancia, utiliza al deporte como una herramienta educativa para la
construcción de valores sociales. En este sentido, debe asumirse como educador que interpreta la realidad, el estado de crisis –casi permanente- que viven los sujetos de los sectores populares, para colaborar con ellos en la búsqueda de sentido y mejores formas de vida. Ante las imposiciones y relaciones de dominación que plantean, conciente o inconcientemente, los sectores burgueses, y la asunción de estos valores con su deseo interno de alcanzarlos que crea la violencia dentro de las propias comunidades, como señalara Freire en la unidad anterior, el profesional debe centrar todo su accionar sobre dos valores claves: cooperación y solidaridad.
Facultad de Actividad Física y Deporte 43 Educación a Distancia

Lic. Actividad Física y Deporte Deporte Recreativo

Si logra, a través del proceso de codificación y decodificación explicado, romper con el imaginario del deporte que extrema el sentido competitivo, puede hacer de él una actividad que fomenta la cooperación y hacer tomar conciencia de la necesidad que todos tienen de los demás para resolver cualquier tipo de situaciones o tareas16. El modelo deportivo convencional promueve las conductas individualistas, donde solo importa el resultado y el “éxito” social. Esta forma de concebir a la práctica deportiva no contribuye al proceso educativo en el que se encuentran inmersos niños y jóvenes, si no se plantean valores por encima de la práctica en sí. Los adultos recrean constantemente este modelo, por ser el que vivieron y viven, siendo necesario un proceso de decodificación para romper con su estructura reproductora, porque ellos inciden fuertemente –sin hacerlo conciente- sobre los más jóvenes. A través de la práctica deportiva también se adquieren hábitos socializadores y de trabajo en equipo, lo que fomenta la solidaridad y la co-responsabilidad frente a determinadas acciones y objetivos. El profesional debe promover, en consecuencia, otro valor fundamental: congregar al mayor número posible de personas como participantes, sin discriminar a los menos hábiles o con alguna dificultad motriz. Si los jugadores han participado en la generación del proyecto, trabajaron para crear las condiciones de práctica (prepararon la cancha, pintaron líneas, consiguieron los materiales para hacer los elementos, eligieron al árbitro, etc.), internalizaron en el proceso de codificación y decodificación, orientado por el profesional, los problemas de relación y violencia habituales, entre otras cuestiones, es muy probable que el juego sea muy diferente; jugarán intensamente, pero el sentido del otro habrá cambiado: no es un alguien extraño a vencer, sino el compañero con el que hacen muchas cosas juntos y con el que ahora juegan o hacen actividades gimnásticas, disfrutando de lo que han generado en común.

16

Releer, en el primer módulo de la asignatura Teoría de la Cultura Física, las dimensiones del hombre, explicadas por Manuel Sergio. Facultad de Actividad Física y Deporte Educación a Distancia 44

Lic. Actividad Física y Deporte Deporte Recreativo

Enfocar todas las acciones hacia la concreción con éxito de un objetivo deportivo final basado en el triunfo como meta (sin medir los medios para conseguirlo) promueve actitudes negativas que propician el aislamiento y la discriminación de aquellos individuos menos capacitados técnica y físicamente. Exacerban las relaciones de enemistad basadas en el establecimiento de desigualdades entre los miembros del equipo y generan en muchas ocasiones situaciones de frustración y de inseguridad por establecer objetivos inalcanzables con los que una gran mayoría de niños y jóvenes no pueden identificarse.

Propuestas pedagógicas para la inclusión La visión dirigista y reproductora de la enseñanza deportiva: Análisis crítico. En la visión dirigista y unidireccional de enseñanza-aprendizaje de los sistemas escolares y también del deportivo, encontramos que la transmisión de contenidos se hace desde una visión en extremo asimétrica, en la que el profesor se involucra poco en la realidad individual de los alumnos o jugadores, considerándolos como un conjunto homogéneo, donde todo el grupo debe ser capaz de captar los contenidos en función de metas uniformes y modelizadoras; quien no las alcanza, es excluido o se autoexcluye. La misma transmisión de conocimientos es lineal e independiente del grado de comprensión e interés que el alumno tenga sobre ellos, lo que no da lugar a nuevas metodologías de enseñanza, innovadoras y creativas, que logren interesar al alumno y le permitan aprender significativamente. De hecho, el contexto educacional tradicional, parte de la premisa que el aprendiz no sabe y asiste a la escuela o al club para aprender. El profesor o el entrenador es el que tiene el conocimiento, por tanto, es el depositario de la verdad, y tiene el deber de enseñarla. No tiene en cuenta los contextos culturales ni se abre a la consideración de los conocimientos que portan los alumnos (que se puede considerar como otra cultura), lo que resulta en no permitir confrontaciones culturales entre educandos y con el saber del profesional.
Facultad de Actividad Física y Deporte 45 Educación a Distancia

Lic. Actividad Física y Deporte Deporte Recreativo

Por su parte, el niño es el receptor de conocimientos y su tarea se limita a escuchar o mirar e intentar reproducir los contenidos modelizados. Con esta perspectiva se niega la diversidad, buscando en todo momento la homogeneidad de pensamiento para sostener las dominaciones y las estructuras hegemónicas. Un buen ejemplo es ver como a los niños siempre se los agrupa por edad, entendiendo con ello que todos están en la misma etapa de desarrollo y por tanto deben aprender lo mismo e incluso, del mismo modo.

Es común observar en las clases de Educación Física, a docentes transmitiendo consignas generales, homogéneas para todo el grupo de niños, con procesos metodológicos derivados del análisis técnico de un movimiento deportivo, únicos y secuenciados. De esta manera, se ignora la existencia de una gran diversidad motriz, donde cada uno de los participantes posee distintas habilidades, que le facilitan o dificultan el aprendizaje, tiempos, expectativas y necesidades diferentes que pueden confluir en algunos puntos básicos, pero requieren de una preocupación genuina por ayudarles a resolver sus particulares dificultades de aprendizaje en su complejidad total.

Dicho de otra manera, la transmisión de consignas homogéneas de trabajo en las clases de Educación Física, va en contra de una educación para la diversidad, que legitime a cada integrante de la clase, considerando como punto de partida que los alumnos requieren de distinta atención en su proceso de aprendizaje, y más aún, en el proceso de integrar los aprendizajes a la vida diaria y a sus particulares contextos socioculturales. En el modelo descripto, que tiende a cambiar, pero que aún se mantiene fuertemente instalado por la propia historia de la educación física y del deporte, fuertemente influidos

Facultad de Actividad Física y Deporte 46

Educación a Distancia

Lic. Actividad Física y Deporte Deporte Recreativo

por la institución militar17, los docentes o entrenadores no comparten sus objetivos con los alumnos, los imponen y utilizan distintos tipos de dispositivos coercitivos, como las calificaciones o las imposiciones de cargas corporales como castigos. Son ejemplos muy comunes y naturalizados:

“¡Dos vueltas más a la cancha por hablar!”, “¡Los que no alcanzan el número de repeticiones en los ‘abdominales’, siguen entrenando mientras los demás van a jugar!”,

La pedagogía de la diversidad y la construcción participativa. La pedagogía de la diversidad es una corriente educativa emergente, que a partir de una crítica a la educación que sostiene el modelo ejemplificado, busca nuevos caminos en base a la idea del ser humano como un ser constructor y transformador de la realidad. La propuesta pedagógica de la diversidad, se basa –entre otros- en los siguientes principios:

En la escuela y en otros ámbitos educativos no formales, confluyen personas de todo tipo y todos y todas los que conviven en ella son diferentes; la diversidad de tipo personal es lo natural, lo uniforme no existe.

La diversidad se traduce en diferentes intereses y expectativas, de afectividad, de autonomía personal, de características intelectuales, de diferentes ritmos de aprendizaje, etc.

17

Ver Bracht, W., en Teoría de la Cultura Fìsica. Facultad de Actividad Física y Deporte 47

Educación a Distancia

Lic. Actividad Física y Deporte Deporte Recreativo

El aprendizaje se produce por el resultado de la interacción social y los estímulos afectivos y culturales del entorno que favorecen la formación de grupos interactivos donde cada integrante aporta y aprende desde su propia realidad.

.

En la medida en que se desarrollen procesos metodológicos para que las potencialidades de los sujetos encuentren un lugar en la escuela o en el campo de deporte donde desarrollarse plenamente y consideremos la comunicación y el diálogo como bases del aprendizaje, estaremos favoreciendo entornos de convivencia y aprendizaje genuinos

Paulo Freire decía: “Es necesario desarrollar una pedagogía de la pregunta. Siempre estamos escuchando una pedagogía de la respuesta. Los profesores contestan a preguntas que los alumnos no han hecho” En el deporte recreativo o social, se debe tener presente que las diferencias existentes entre los miembros del grupo no deben ser un obstáculo para la convivencia y el juego compartido. Los profesionales deben fomentar la integración y nunca la exclusión (esto ocurre cuando en el club se selecciona a los “mejores” para “ganar” el partido del fin de semana, por ejemplo). La integración significativa de lo diverso, es otro de los valores fundamentales que debe promover el coordinador, especialmente cuando trabaja en comunidades de los sectores populares. Las normas, las reglas y los conflictos El tema de la normatividad, es realmente conflictivo en cualquier grupo humano y máxime en los que hemos tomado como referencia. De hecho, se relaciona intrínsecamente con el de los valores; si existe conflicto de valores, existirá dificultad para aceptar normas impuestas desde valores distintos a los propios, en cualquier comunidad.

Facultad de Actividad Física y Deporte 48

Educación a Distancia

Lic. Actividad Física y Deporte Deporte Recreativo

El deporte ha sido y sigue siendo una herramienta para enseñar a respetar normas y reglas, las impuestas por el modelo hegemónico. “Respeto a la norma, el árbitro y los contrarios”, es una premisa ligada con el deporte competitivo altamente reglado y universalizado.

Desde nuestra perspectiva, el profesional debe trabajar este tema con la metodología de codificación y decodificación explicada en la unidad anterior, para que los grupos, al generar sus propias dimensiones de juego deportivo, creen o recreen las normas y reglas adecuadas a la finalidad por la cual generan su proyecto. Una vez establecidas, de común acuerdo, quien conduce las actividades deportivas debe asegurar que los participantes cumplan con éstas, cuestión que no será dificultosa si se produjo el proceso pedagógico anterior. El establecimiento compartido de normas y reglas claras y precisas evitan situaciones que puedan ser percibidas como arbitrarias por parte de los jugadores y generadoras de distintos tipos de violencia. Es imprescindible enseñar a los jóvenes deportistas –y revisar sus preconceptos a los adultos- a respetar las normas o reglamentos de forma justa y ecuánime, porque fortalece la cohesión grupal y la base operativa, cuestión que se trasladará a otras instancias de la organización comunitaria. Los conflictos en el espacio de práctica deportiva A pesar de lo anterior, siempre se generan situaciones de conflicto que pueden ir desde simples discusiones hasta peleas violentas, que es la forma más extrema de resolver un conflicto. El conflicto es parte natural de nuestra vida y propio de las relaciones interpersonales. Tiene aspectos positivos y negativos, porque puede tanto posibilitar el cambio como afectar las relaciones y destruir rápidamente los vínculos y los logros.
Facultad de Actividad Física y Deporte 49 Educación a Distancia

Lic. Actividad Física y Deporte Deporte Recreativo

El miedo a enfrentar el conflicto por no conocer su etiología profunda, cuestión que se supera con la investigación participativa, profundiza los frecuentes episodios de violencia entre niños y jóvenes, ya sea en el ámbito escolar, en el barrio, en el hogar. La respuesta violenta al no poder resolver las situaciones de necesidad y de relación con el otro, se dan en forma de insultos, agresión física y lucha, desvalorización (“cargadas”), rumores que descalifican al otro. Muchas veces, los adultos tienden a reprimir estas situaciones para suprimir el conflicto, pero este tipo de salidas no lo resuelven, sino que lo mantiene latente y además, puede generar resentimientos y mayores recelos entre las partes. Los sujetos tienen incorporada una cantidad limitada de respuestas posibles a situaciones de conflicto. Estas respuestas tienen mucha relación a la forma en que aprendieron en sus hogares a resolverlos y también con los estereotipos culturales de cómo varones y mujeres deben comportarse en estas situaciones. En los deportes de equipo, es fácil mostrar cómo la cooperación puede llevar a superar situaciones de conflicto violento y mejorar los vínculos relacionales, siendo el grupo y no sólo algunos individuos emergentes, responsable por eso, remarcándose la necesidad de contar con los otros mutuamente (reciprocidad), para lograrlo. Por el contrario, alentar la competencia en el grupo aviva los conflictos puesto que la competencia tiene como objetivo ganar, llegar a la meta, y llevada a un extremo y simbólicamente, a que el otro desaparezca y prevalezca el propio ego.

¿ Como prevenir los conflictos en la clase?

Durante la práctica deportiva, los conflictos entre niños o adolescentes pueden producirse, entre otras causas, por:
Facultad de Actividad Física y Deporte 50 Educación a Distancia

Lic. Actividad Física y Deporte Deporte Recreativo

    

El control de los recursos: la pelota, camisetas, etc. Por diferencias en las preferencias: a qué jugar, como hacerlo, etc. Por diferencias de valores: que debiera ser. Por diferencias de creencias: qué es. Por conflictos o diferencias que trasladan de otros ámbitos, al espacio de práctica deportiva.

Una forma de prevenir este tipo de conflictos es a través de la creación de condiciones para mantener un espacio grupal de diálogo participativo, donde todos sus integrantes puedan sentir que forman parte de un proyecto común.

Por lo tanto, los docentes (o quienes cumplan la función) tienen que estimular a los jóvenes a poder verbalizar todos sus problemas, brindar espacios confiables, donde el niño o joven pueda sentirse seguro, escuchado y respetado, sin miedo a ser ridiculizado por sus compañeros o que se minimice la importancia de su problema o punto de vista.

Otra forma de prevenir conflictos durante la práctica deportiva es dando a conocer los objetivos de la clase y del curso, transmitir con precisión las actividades que se van a realizar, quienes y cómo lo harán, y asegurarse que todos han comprendido la consigna correctamente.

Si las actividades deportivas han sigo pensadas, organizadas y llevadas a cabo con la metodología expuesta en la unidad anterior, este proceso de enseñanza-aprendizaje o simplemente de juego por el juego, sin intencionalidad de desarrollo tècnico-motriz, se facilita sustancialmente. La construcción de las reglas en función de las necesidades del juego para que todos puedan jugar, con conocimiento de su sentido por parte de todos, facilita la convivencia y la interacción sin violencia.

Facultad de Actividad Física y Deporte 51

Educación a Distancia

Lic. Actividad Física y Deporte Deporte Recreativo

Finalmente, señalamos que la comunicación es un aspecto fundamental tanto para la prevención de conflictos como para su resolución cuando surgen. Muchos conflictos se producen por falta de comunicación o por una percepción errónea de lo que se ha comunicado. Cuando hablamos de comunicación no nos referimos solo a lo que se dice con palabras, sino también a aquello que se expresa con el cuerpo: una mirada amenazante, un puño cerrado, dar la espalda cuando nos están hablando o interrumpir al otro; todas son formas negativas de comunicarse, y pueden hacer que el conflicto se agrave.

El profesional docente, como adulto responsable del grupo, es quien tiene que mediar en las situaciones de conflicto que se presentan utilizando la comunicación adecuada en tiempo y forma.

Para llegar a una resolución exitosa, cuando el conflicto es de naturaleza relacional, es importante no reprimirlo, pues de esta forma se puede caer en arbitrariedades o generar en los sujetos la idea de que se está siendo injusto, o que existen favoritismos. Por eso, es importante establecer un acuerdo, en dónde cada parte en conflicto pueda hablar y explicar su punto de vista sin ser interrumpido o agredido verbal o físicamente por sus compañeros, hasta encontrar el punto de resolución. Se debe pensar, además, que la violencia directa –verbal o corporal- forma parte del bagaje cultural en estas comunidades, se ha “normalizado” en virtud de los procesos descriptos por Paulo Freire en los textos anteriores, cuestión que debe ser trabajada desde su sustrato profundo y no solamente, paliando sus manifestaciones externas. Es difícil modificar conductas que se encuentran normalizadas y, por lo tanto, se requiere de un trabajo educativo intenso que debe abordarse en primer instancia desde un lugar de comprensión de los actos, que, para nuestra construcción de valores, pueden resultar perversos, terribles, crueles e inhumanos, pero que tienen su por qué para otro grupo y sus pautas culturales afianzadas.

Facultad de Actividad Física y Deporte 52

Educación a Distancia

Lic. Actividad Física y Deporte Deporte Recreativo

El primer abordaje debe definitivamente nacer desde una actitud de buscar la comprensión de las causas y no desde la condena simple y llana de las conductas emergentes.

Sin embargo, no condenar la violencia dista enormemente de justificar su ejercicio, simplemente nos permite un correcto abordaje desde la compresión de su razón. Si los alumnos, ya sean niñas/os, adolescentes o adultos se sienten juzgados no se logrará la apertura necesaria para conocer su realidad. El profesional orgánico debe abrirse a esta comprensión para ser considerado confiable y poder ayudar a modificar la realidad. Debe cuidarse en extremo el no exponer a los sujetos a situaciones de marginación, exclusión o cualquier acción que se traduzca en un sentimiento de inferioridad, cuestión que avivará la violencia simbólica, como acto defensivo. Cualquier exposición que represente una replicación de su cruel realidad social, obtendrá como resultado un acto de violencia, como estrategia de defensa. Ningún docente podrá modificar y colaborar al crecimiento y desarrollo de estas comunidades, si no lo siente afectivamente, si no siente el profundo deseo de transformarse en un agente de cambio. Para ello debe estar dispuesto a comprender lo que a veces le va a resultar incomprensible, a escuchar, a estar atento a señales, a hablar con sus códigos, a abrazar y ofrecer compresión, a caminar en el barro, trabajando en las mismas condiciones de insalubridad en la que viven sus alumnos. No debe por ello resignarse y pelear por el cambio. No debe dejar de pelear porque sus alumnos puedan trabajar con el mejor material deportivo pero sí, tiene que estar dispuesto a dictar clases de excelencia aunque tan sólo sea con una pelota de trapo.

Facultad de Actividad Física y Deporte 53

Educación a Distancia

Lic. Actividad Física y Deporte Deporte Recreativo

No hay situación violenta que no ceda ante una palabra calma, afectuosa, comprensiva, un gesto conciliador, que lleve a una reflexión individual.

Para finalizar... En las clases o sesiones en estos sectores –como en cualquier otro, en definitiva-, a los niños y adolescentes no se los echa, sino que se los convoca y se les pregunta; no se les grita, sino que se les habla con afecto; no se les impone, sino que se acuerda; no se los juzga ni condena, jamás; se crean normas, pautas y reglas en acción conjunta; se crean espacios para la reflexión, en los cuales puedan expresarse libremente; se los valora, se les otorga protagonismo, se trabaja apoyándose en sus potencialidades y no en sus falencias.

Actividad Nº 4. OBLIGATORIA La actividad final del módulo tiene carácter integrador de la materia, porque
pretende la creación y descripción de una sesión de deporte recreativo en un ámbito del sector popular. Le solicitamos que imagine una institución del tercer sector, con las siguientes características: . La dirige una comisión de personas que lo convoca a Ud., porque desean hacer un proyecto para los niños y adolescentes del barrio, sin conocimientos para llevarlo a cabo. . La comunidad es humilde, de trabajadores (obreros de una fábrica cercana, empleadas domésticas, trabajadores del gremio de la construcción que trabajan buscando sus clientes, etc.), la mayoría ocupados. Hay algunas familias de desocupados que reciben subsidios del Estado. Lo que UD. tendrá que hacer es: . Describir en base al material del módulo, cómo plantearía la metodología para crear un espacio en la institución, convocante de la población señalada para una práctica deportiva inclusora y contenedora.

El trabajo no debe exceder las tres carillas, en Arial 11
ENVÌE ESTE TRABAJO A SU PROFESOR.

Facultad de Actividad Física y Deporte 54

Educación a Distancia

Lic. Actividad Física y Deporte Deporte Recreativo

Bibliografía obligatoria
Unidad 1 Amat y otros., Informe sobre pobreza, UNICEF, 2005. Llomovatte, S. “Adolescentes y pobreza en Argentina”, Bs.As.: Eudeba, 1998 Unidad 2 Fundación Defensores del Chaco. Proyectos de deporte comunitario. Moreno, 2005. Unidad 3 Sirvent, M., Investigación participativa: mitos y modelos, Bs. As.: Facultad de Filosofía y Letras. UBA, 1989 Unidad 4 Freire, P., Pedagogía del oprimido. Bs.As. Siglo XXI, 1970. Freire, P., (1969), La educación como práctica de la libertad, Mexico: Siglo XXI, 1998. Unidad 5 Souto, M., Hacia una didáctica de lo grupal. Bs.As.: Niño y Dávila Editores,

Bibliografía recomendada
Unidad 1 Bourdieu, P., La miseria en el mundo. Madrid: Fondo de Cultura Económica, 1999. Unidad 2 Bourdieu, P. Bourdieu, P. Deporte y clase social. Siglo XXI. Bs. As. 1986. Lipovetsky, G. El crepúsculo del deber. Anagrama. Barcelona. 1986 Unidad 3 Gómez, S., Pensando en la formación de la clase subalterna., en Revista Sociólog@s para qué. Nº 8, Bs.As. Facultad de Ciencias Sociales UBA, 2006
Facultad de Actividad Física y Deporte 55 Educación a Distancia

Lic. Actividad Física y Deporte Deporte Recreativo

Sirvent, M.T., La investigación aplicada a la renovación curricular, en Revista Latinoamericana de Innovaciones Educativas, Nº 13, Bs. As., 1993. Unidad 4 Cladart Rocelic, Educación Popular, experiencias y desafìos, Bs.As.: Universidad Popular Madres de Plaza de mayo, 2001. Unidad 5
Gómez, J., La educación física en el patio, una nueva mirada. Bs.As.: Stadium,

2002. Fernandez, A.M., El campo grupal, notas para una genealogía. Bs.As.; Nueva Visión, 1989

Facultad de Actividad Física y Deporte 56

Educación a Distancia

Lic. Actividad Física y Deporte Deporte Recreativo

Facultad de Actividad Física y Deporte 57

Educación a Distancia

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful