You are on page 1of 7

FORMACIÓN DE LA ASOCIACIÓN DE ARENEROS DEL VALLE DEL TEMPISQUE La Asociación de Areneros del Valle del Tempisque se fundó el 11 de diciembre

de 1999, con 57 asociados activos extractores de arena en forma artesanal. El número de personería jurídica es el: 3-002-263304. Su domicilio es la ciudad de Filadelfia. Asociados fundadores 57. Asociados Activos 120. La Junta Directiva Inicial • • • • • • • • Marcos Chavarrìa Serrano Joaquín Paniagua Rodríguez Josè Joaquín Ortiz Ortiz Pablo Dàvila Espinoza Olman Fonseca Ledezma Ronny Roldàn Fernandez Enoc Sandoval Rivera Oscar Campos Gutiérrez Presidente Vice- presidente Secretario Tesorero 1º vocal 2º vocal 3º vocal Fiscal

ASOCIACIÒN DE ARENAS ARTESANALES DEL VALLE DEL TEMPISQUE El número de personería jurídica es el: 3-002-263304. Su domicilio es la ciudad de Filadelfia. Asociados fundadores 57. Asociados actuales 92 La Junta Directiva actual está formada por los señores: • • • • • • • • Dunia López Lara Noel Pomares Zúñiga José Joaquín Ortiz Ortiz Pablo Dávila Espinoza Marcos Chavarría Serrano Walter Cardoza Bellido Imelda Contreras Soto Fabio Rodríguez Soto Presidente Vice-presidente Secretario Tesorera 1º vocal 2º vocal 3º vocal Fiscal

ASOCIACIÒN DE ARENAS ARTESANALES DEL VALLE DEL TEMPISQUE REPRESENTANTE LEGAL: DUNIA LÓPEZ LARA. CÈDULA JURÌDICA Nº: 3-102-263304 Visión de la organización: “Consolidar la empresa de una forma gradual, sostenible y en armonía con el medio ambiente, para llegar a ser el mejor y mayor proveedor de ARENA de Guanacaste” Misión: “ Ser una organización dirigida a coadyuvar en el desarrollo Socio – Económico de nuestra Comunidad, mediante la gestión administrativa y la comercialización de arena extraída por nuestros asociados, en condiciones favorables que les permita mejorar su productividad y rentabilidad, para mantener un desarrollo sostenible y equilibrado, comprometidos siempre con el Medio Ambiente”

Antecedentes Históricos Desde hace muchos años, este gremio arenero Guanacasteco, a querido organizarse en una asociación o cooperativa, con el fin de consolidar la actividad arenera y así cumplir con varios objetivos importantes, para el buen manejo y mantenimiento del medio ambiente o ecosistema del Rìo Tempisque y el sustento seguro de sus asociados y familiares. Fue en el año de 1992, cuando se logró por primera vez, organizar al grupo en una asociación que se denomino Asociación de Areneros Artesanales de Carrillo. Este grupo, lamentablemente, llegó a fracasar, debido, a la introducción de dragas de grandes empresas en nuestro río, quienes competían deslealmente con los artesanos. Además, extraían el material en forma desmedida y peligrosa para la existencia del Rìo, causando mucho daño y malestar, no solo a los areneros, sino también a todos los 30.000 habitantes de la comunidad de Carrillo y lugares circunvecinos, además, estaban dejando sin trabajo a más 1000 personas que se benefician de la actividad. En diciembre del año 1999, se reúnen de 57 areneros, que existen extrayendo arena en el Rìo Tempisque. El Salón Comunal de Filadelfia fue el escenario histórico de este gran encuentro, donde fundamentalmente se formó dicha organización. En esta oportunidad estuvieron presentes, asesores legales; la Licda. .Ana María Vargas fue una de ellos. El compromiso primordial de esta nueva asociación es la extracción del material realizado en forma artesanal, con yuntas de bueyes, carretas, pangas y palas. Esta forma de extracción, es la más noble y adecuada para la protección del ambiente en el Rìo Tempisque, padre de los Guanacastecos y maná hebrea de las personas y animales autóctonos que habitan la zona, en el agua y en sus riveras. Posteriormente a este encuentro, se comienza a realizar las gestiones de inscripción de la Asociaciòn y dos meses despuès obtuvimos la personería y Cédula Jurídica. A exigencia de la comunidad de Carrillo, nuestro grupo tuvo que apoyar la protección del ecosistema del tempisque protestando en contra, para que MINAE no concediera permisos de extracción de arena en forma mecanizada. En la actualidad tenemos 3 miembros participando en la misión ambientalista formada por la Iglesia Católica, Municipalidad de Carrillo, Asociaciones de Desarrollo de la Guinea, Filadelfia, Paso Tempisque, Palmira, Comunidad y Guardia de Liberia, y finalmente Líderes de los pueblos, varones y mujeres, apoyados en acuerdos firmes por: Liga de Municipalidades de Guanacaste, Cámara de Productores de Caña de Guanacaste, etc. Esta misión, se opone a todas las anomalías que vienen ocasionando daño al Rìo Tempisque, desde hace muchos años; por ejemplo: la extracción desmesurada de agua de su cause y la extracción irracional de arena con maquinaria pesada Cabe destacar, que el daño causado no solo perjudica al ecosistema del río sino también a la agricultura, ya que en la zona se produce arroz, caña de azúcar, melones cultivados por más de mil productores agrícolas y en gran escala, productos de exportación y para consumo nacional. Desde el inicio, esta organización se viene reuniendo paulatinamente, y hoy día han sido muchos los logros: El principal de ellos, es el haber luchado contra la extracción mecanizada presentando recursos de amparo ante la sala constitucional o cuarta y hasta acusaciones penales contra las

empresas que violan y ponen en riesgo, el ecosistema del Rìo Tempisque. Actualmente están suspendidas esas extracciones por MINAE, debido a la insistencia de nuestra organización y de las comunidades que habitan este valle, en no dejar entrar maquinas al río En 2002, para lograr que el MINAE nos considere las concesiones, tuvimos que realzar un cierre de carretera, después ir a negociar a Casa Presidencial con el Presidente de la Republica, para que ese mismo año obtener Este mismo año logramos iniciar la comercialización de arena acopiando el producto en un local de la Municipalidad de Carrillo, Guanacaste, alquilando equipo de carga y acarreo. En 2003, a mediado, se logra el trámite del un Back hoe, con la empresa MATRA, y en noviembre se obtuvo dicha máquina. En el 2004, se instala una de computadores con programas modernos, principalmente uno administrativo donde se lleva la contabilidad automáticamente, esto fue un gran logro ya que se modernizó la administración con este tipo de equipo. Actualidades: Actualmente, vamos a ejecutar un proyecto de reforestaciòn en conjunto con la Municipalidad, el Colegio de Carrillo, la empresa ECODERROLLO PAPAGAYO Y OTRAS ORGANIZACIONES EDUCATIVAS DE NUESTRA ZONA. El proyecto consiste en reforestar masivamente las riveras del Rìo Tempisque, sembrando árboles de especies nativas y frutales que servirá para la alimentación de la fauna natural. Ahí estaremos todos los asociados y extractores contratados por nuestros asociados realizando la labor de siembra, para satisfacción de todos. También, se esta trabajando en un proyecto de más de 500 viviendas en terrenos actos en Filadelfia cabecera del Cantón de Carrillo. Se empaca arena y se comercializa en sacos. Adquirimos una vagonte, otro backe hoe y un vehículo. Estamos tramitando más concesiones ante MINAE. Nuestros equipos de cómputo tienen Acceso a Internet, contamos con una Página Web. www.arenerosartesanales.com. Se firmó un convenio con MINAE, sobre manejo de las dos márgenes (Derecha e Izquierda del Río Tempisque desde Guardia Hasta la Guinea) con el fin de reforestarla con frutales y especies nativas especialmente, e implantar proyectos turísticos. Logramos construir oficinas propias y compramos 5 has de terreno, con el objetivo de acopiar arena y suplir el mercado en el invierno, también en esos terrenos, es donde se pretende realizar proyectos turísticos. (piscinas, cabinas, museo aprovechando que Filadelfia es la Ciudad Arqueológica de Costa Rica, etc. Y el más Grande de sus logros es la firma de un convenio con el Banco Popular y Desarrollo Comunal, en todos los proyectos entes mencionadas, con este mismo ente financiera también se implantará el sistema de ahorro y crédito para los asociados. Esto mismo se firmó con COOPEMAEX. Otro convenio que firmará nuestra organización en con FUPROVI, referente a los proyectos de Vivienda. Sus metas son: - Proteger el ecosistema del Rìo Tempisque • - Realizar una campaña de siembra de árboles frutales y maderables, plantas ornamentales y veraneras en sus riveras - Atraer al turista con un Rìo bien cuidado y con sabor a naturaleza. - Consolidar la actividad arenera

Sus objetivos específicos: - Crear fuentes de empleos a sus asociados y la comunidad. - Abastecer el mercado de las construcciones, con este material - Llenar de Bienestar Social y Económico, a más de mil personas Su gran objetivo: - Tener un Rìo Tempisque eternamente preservado, para bienestar de las nuevas generaciones y que con educación estas le den seguimiento. HISTORIA DE LA EXTRACCIÒN DE ARENA EN FORMA ARTESANAL En la década de los cincuenta, un grupo de ciudadano vaqueros en esos años para poder aguar su hato de ganado tenían que construir canoas o pilar de concreto en sus potreros o fincas, era una forma de darle agua limpia al ganado principalmente el ganadero que no tenia acceso a ningún río, construían su pozo artesanal y este era el sistema de aguar en esos tiempos. Uno de los materiales que se utilizaba para dicha construcción era la arena, esta arena inclusive se compraba en otras zonas lejanas a la nuestra. Fue entonces que los señores Mario Sandoval, don Pedro Obando conocido como “roleche” don Walter Cardoza, don Paco Obando, don Chicho Zúñiga y Dolores Oquendo conocido como “Lolo” que acostumbraban bañarse en el Rìo Tempisque, descubrieron que con la arena de este río, se podía hacer mezcla para construir las pilas. Realizaron la prueba y el resultado fue un éxito Para poder extraer la arena, usaron el método de llenar sacos y cargarlos al hombro en diferentes partes del río. El primer sitio de extracción es el que se le conoce como La Isleta. Este sistema, duró varios años era lento y con un grado enorme de dificultad. Cuando empezaron las primeras construcciones de viviendas de concreto, se cambia el método estos mismos señores contaban con sus juntas de bueyes, hicieron la prueba y les dio también buenos resultados. Fue entonces que empezó a extraerse arena para comercializarla. En la década de los setenta, otro individuo llamado Josè García conocido en el ámbito popular como “Chepe de Goyo” quería someterse al negocio de extracción del material, como no podía hacerse de un a Yunta de bueyes, construyo una pequeña panga y se puso a extraer lo mismo que la yunta de bueyes, fue exitoso su descubrimiento. Así es como se marca la historia de la extracción de arena en forma artesanal, empezando en Filadelfia y excediéndose en todo el Valle del Tempisque. El incremento de la producción, empezó con las construcciones de viviendas con bonos en el gobierno del presidente de la república, Dr. Oscar Arias Sánchez, cubriendo toda la provincia, pero el radio de acción de esta comercialización parte desde el Golfo de Papagayo hasta final de la Península de Nicoya, otro factor que incrementó aún más a mercado arenero son las construcciones de índole turística de las playas de Guanacaste. Cabe destacar que a como iba incrementando el mercado así mismo el número de extractores hasta llegar a un número muy elevado de más de 200. El primer concesionario fue un señor llamado Isaac Francesqui y precisamente en el lugar conocido como Isleta.

Por muchos años, este gremio arenero anduvo desorganizado, pero con la amenaza de las dragas se han realizado varios intentos de formar una asociaciòn o cooperativa sólida y contundente que supla el mercado y que cuide el ecosistema del Rìo Tempisque. BREVE RESEÑA HISTÒRICA DEL PROYECTO El Rìo Tempisque, el más grande de la provincia de Guanacaste, guarda una estrecha relación, con la historia y el desarrollo de los pueblos de la provincia, pues, sirvió como único medio de comunicación con el resto del país y como un gran aliado en el transporte y trasiego de todo tipo de materiales, desde madera hasta una gran parte de los alimentos y materiales que demandaba la población y era utilizado como el medio donde las señoras lavaban la ropa de sus hogares y el gran baño público de los pueblos cuando aún no existían acueductos. El Rìo Tempisque corre lenguo por varios centros de población que se aglutinan a sus riveras, igual que muchos siglos atrás, antes de la conquista española, se poblaron muchos miles de aborígenes Corobicìes y Chorotegas en sucesivas etapas de evolución (lo atestigua el hallazgo de los restos de 30 grandes poblaciones hasta el momento descubiertas, con sus tumbas dispersas a lo largo de la rivera de cada población y sus grandes cementerios centrales con reliquias, encontradas en una línea de 30 kilómetros en ambas orillas del río. Algunos de estos entierros los excavó el Museo Nacional). Además de los beneficios que da el río con sus aguas utilizadas en cultivos y ganadería y su principal razón, que es, preservar y manejar la armonía grandiosa en el ecosistema del Valle del Tempisque al irrigar humedales con sus periódicos desbordes y mantener lleno el manto acuífero en el subsuelo de 10.000 has., y en la renovación constante de suelos. Además de esto, desde el año 45 los pobladores se percataron de sus finas arenas, subyacentes sobre el lecho como maravillosa coraza protectora de las finas y delicadas capas subterráneas del río, y que también podían utilizarlas para obras de construcción. Así, en 1945 se originó la extracción de arena artesanal para la construcción de pozos domiciliarios para el abastecimiento de agua potable para el uso en los hogares, pues el agua saliente era limpia, libre de contaminación. A partir del año 50 los primeros vecinos se dedicaron a extraer arena para venderla para la construcción de las primeras edificaciones que llevaban partes de concreto, principalmente pisos y aceras. Es meritorio recordar algunos nombres de estos pioneros artesanales como Mario Sandoval, Pedro Obando, Dolores Oquendo, Francisco Obando, Mauro Villagra, Ángel Rugamas Garmendia, Walter Cardoza, Jesús Zúñiga, Rutilio Valerìn, etc. Para ello se valieron de sus yuntas de bueyes y carreta las cuales introducían hasta el centro del cauce del río y ahí llenaban las carretas de un metro cúbico. Mas adelante, otros evolucionaron el sistema e idearon pequeños botes o pangas de un metro cúbico de calado. De esta forma, fue aumentando el número de extractores artesanales y volviéndose más importante, desde el punto de vista social, el ingreso percibido por los artesanos de la arena; que incluso servía para mantener a sus familias pues la demanda de arena del tempisque (que es muy pura y de excelente calidad para la construcción ) aumentó pues toda la península la demandaban. Posteriormente, con el auge turístico y hotelero aumentó mucho más la demanda, lo que atrajo a más personas a extraer arena , los que en la actualidad suman más de 200 hombres entre asociados y no asociados, que benefician, incluyendo sus familias, a más de 1000 personas directamente, además de transportistas y cargadores manuales con pala de este material. Esta

explosiva extensión de la demanda arenera atrajo a otro tipo de gente foránea, que entrevió una especie de filón de oro, lo que dio paso a la aparición en la escena de empresas extractoras que introdujeron grandes y pesadas máquinas en el lecho del río que con su combustible empezaron a contaminar el agua y a poner en alto peligro el tenue equilibrio del ecosistema al extraer arena con grandes palas que profundizaban más allá de la permeable capa del lecho y amenazaban con rompe las capas inferiores del fondo que de ocurrir crearían un sismo en el lecho, por donde se escaparía el agua a otras profundidades de la corteza, lo que podría provocar la desaparición del río. A raíz de todo esto, algunas personas empezaron a inquietarse por lo que se formaron en una sociedad protectora que más tarde seria la actual Asociaciòn de Areneros del Valle del Tempisque. Así, desde 1992, existe un frente integrado por personas de los pueblos afectados (principalmente del Cantón de Carrillo) que han denunciado ante el gobierno y algunos entes autónomos que apoyan estas luchas, esta grave situación. Lamentablemente, algunas veces desde el mismo gobierno (MINAE) se tildó de comunistas, ecologistas fanáticos, a las sinceras manifestaciones de estos pueblos, que más por instinto que conocimiento científico, han palpado en sus corazones que amenazas reales se cernían sobre el apacible sistema ecológico del río. La lucha ha sido casi cruenta con amagos de huelgas y cierres de carreteras por parte del pueblo, pues las grandes empresas, con poderosos recursos, han logrado con suma facilidad obtener concesiones enormes para extraer arena consiguiendo en pocos días que Estudios de Impacto Ambientales les autoricen seguir cavando, pues según los técnicos firmantes de los permisos “en ningún momento amenazan el ecosistema del río”. A pesar de que el apoyo gubernamental ha sido casi nulo, nuestra convicción es grande y no se amedrenta, pues sabemos que estamos apoyando lo que nuestros antepasados, los Chorotegas y los Corobicìes preservaron por quien sabe cuantos siglos, sin más ayuda que su raciocinio natural y el amparo de los animales silvestres que con ellos compartían este maravilloso pedazo del planeta. Nuestra lucha principalmente cantidades que irresponsables es amplia, también va contra quienes contaminan las aguas del río, con agroquímicos, contra los que extraen el agua irracionalmente, en violan los permisos máximos que les otorga la Ley, contra los ciudadanos que botan sus desechos sin conciencia alguna al pie de sus riveras.

Nuestra pelea no es un mero odio a los foráneos quien pisan nuestra tierra, es más amor profundo por preservar lo bueno que tenemos y aún podemos conservar. Por eso, nuestro anhelo es reinvertir el grado de deterioro en que ha caído el Río Tempisque y su hábitat y tratar de, poco a poco, volver a restaurarlo, con reforestaciòn, con reproducción de especies ahuyentadas o extinguidas, tanto en la flora y fauna, como acuáticas. Nuestro ideal es ver un Rìo Tempisque al alcance del turista conservador, que lo disfrute pero no le haga daño, un río amigo de los niños y la juventud y que con educación sepan convivir con èl, defenderlo y preservarlo, como nuestro hombre autóctono, que se sirvió de él pero ni le causó daño ni lo destruyó.

Nuestro esfuerzo va más allá de cualquier egocentrismo o fanatismo más allá de lo meramente material. Queremos defender la vida misma. El medio en que vivimos, el pedazo de naturaleza donde nos parió la vida en este mundo, tenemos el rudo deber inclaudicable de preservar este espacio a nuestros hijos, los por venir aún, tan solo sea porque nuestro recuerdo lo preserven otras mentes que puedan morar aún en un planeta con vida. HECHO POR: José Joaquín Ortiz Ortiz