RECOMENDADA

POR
LA FEDERAClON
INTERNACIONAL
DE AJEDREZ
AÑO XIX
N' 204
Abril
1999
P.V.P.
650 Pta • •
(1nc1. IV")
€3.91
us $ 4.0
S Arg. 6.00
Mex. 15 S

'.
Felicidades
l. , . I
s
..
.. • U
COpa
de Rusia
y otros
torneos
,IJJ;..l,J];..l-1 ;..l
...r.1 ..J _
) J ,J
JJJJ 0] JJJ !JJJS!J
y nuestras
secciones
habituales
KASPAROV ARROLLADOR
E EL DE
Las grandes ventajas
de suscribirse a
...

_ o
iI
I
Estuche
archi vador
para los
que deseen
coleccionarl a.
Se regala
a los
suscriptores.
Revista (le ajedrez
Dos publicaciones
básicas
en el mundo
del ajedrez
Precio especial
de la suscripción
incluido el estuche archivador
6.500 ptas.
(Incl. IVA)
Ver boletín de en ¡50.
Distribuidas en toda España
Pedidos y suscri pciones a:
ZUGARTO EDI CIONES, S. A.
Arci preste de Hita, 14 - 28015 Madrid.
n. 915 43 141 0 - Fax: 915 49 13 45
E-mail : zugarto@zugarto.es
Revista de ajedrez

MENSUAL
AÑO XIX
NÚMERO 204
I
DIRECTOR
I
Román Tordn. MaeSlfo ImernodonoJ.
I
COLABORADORES
I
Enrique Alonso «(otÓgrafo) . J. P. de Arriago . G.M.
Zu,ob AzmoiparosnviN • M.I. Alberto Barreras
Gordo • G. M. juon Manuel Sellón • D/mitrie
Bje/ica • M.I. Alexonder Bihovsky . G.M. Roberto
O(uemes Porado • M./. $ilvio Donoilov • Juan
Francisca De(cz • G.M. jesus Diez del
Corral . G.M.Joon Ehlvest o G.M. Vlodimi, Episnin
• M.I. A filipowia • G.M. Tamos Georgodze •
G.M. Svetozar Gligoric • G.M. 60ris Gulko •
Gregario Hernórrdez «(otógrafo) . G.M. félbc lUlO
• M.N.JoliIJomroev . G,M. Sojen KUfOjko . G.M.
&gd(rn Lalle . G.M. ¡von Morol'ic . G.M. ¡vo Nei
• G,M. jesús Nogueiras • M.I. Juon Reyes . G.M.
Oleg Romelnishin • G.M. Pablo San Segundo .
Isidoro Soincnez de la Novo . G.M. Alexei Shirov o
G,M. Sergei Tiviokov • G.M. Yesselin Topolov .
G.M. Yladimir Tukmokov . G.M. Reincido Yero .
M.F. Fernondo Yisier . G.M. Alonso Zopola • y la
colaboración exclUSiva de:
Anatol; Karpav, Campeón Mundial.
I
EDITA
I
ZUGARTO EDICIONES, S. A (ZU.E.SA)
Editor: Rafael Tauler Fesser.
Publicidad ge ne ral:
ZUGARTO EDICIONES, S. A.
Redacci ón y Admini stración:
Arcipreste de Hita. 14
28015 MADRID
TIno: -91 543 14 10
Fax: 9 1 549 13 45
Impresión: VIA ROTOGRAF. Sol. CI
Monza. 4 Pol.lnd. Uranga 28942 Fuenlabrada
(Madrid)
Distribución: COEDIS. S.A. T elMono: 93
- 680 03 60 Molins de Rei (Barcelona).
Distribución en la República Argentina: Capital
Federal. Dimimachi S.A. Carlos Calvo 2426.
Buenos Aires;
'"
Interior. D.G.P.S.A ..
AJvarado 2118. 8uenos Aires.
Depósito legal: M.35337-198!.
© OchoXOcho. 1981 . Todos los derechos
reservados. Ninguna parte de esta obra
puede ser reproducida en ninguna forma o
mediante ningún medio. sin permiso por
escrito del Editor.
Precio de este ejemplar para Canarias. Ceuta
y Melilla incluido tasas: 650 pesetas.
Estamos en int ernet:
www.zugarto.es
Correo e lectrónico:
zugarto@zugarto. es
Printed in Spain
"SUPERTORNEO" DE LINARES ...................................... 4
TORNEOS OPEN·99 .......................................... .. ............ 20
SELECCiÓN DETORNEOSY PARTIDAS
Match Adams-Seirawan, Open "Ci udad de Úbeda",
Copa de Rusia 1999 ........ .. ................................................ 21
HISTORIA Y CUSIOSIDADES ......................................... 27
AJEDREZ E INFORMÁTICA ........ .......... ......................... 32
FILATELIA ............................................... ............................. 34
LOS GRANDES TORNEOS DE LA HISTORIA ......... 35
LOS PREMIOS DE BELLEZA .......................................... 44
FINALES ARTíSTICOS ...... .. ......... ..................................... 47
OchoXOcho es una publicación plural. La Dirección respeta la libertad de expresión
de los autores de los articulos de OPinión. cuyo contenido refleja únicamente
ideas persona/es.
RECOMENDADA
POR LA FEDERACION INTERNACIONAL DE AJEDREZ
Kasparov se mostró arrollador
Por ROMÁN TORAN.
El GM
s
us contendientes principales,
los grandes maestros Anand
y Kramnik, no tienen un estilo
demasiado luchador. Quizá por-
que juegan muchos torneos al cabo
del año IKasparov en este sentido
dosifica mucho mejor el esfuerzo
e intervi ene en menor número de
competiciones de alto n ¡vel en cada
temporada ).
Jugador Tit. Elo 1
1. KASPARQV GM 2812 0,5
2. ANAND GM 2784 0,5
3. KRAMNIK GM 2751 0,5
4. LEKD GM 2694
°
5. TOPALOV GM 2700 0,5
6. IVANCHUK GM 2714 0,5
7. SVIDLEA GM 2713 0,5
8. ADAMS GM 2716 1
4
Garri Kasparov ha confirmado, en el monumental
torneo 'Ciudad de su buen momento
de juego, ya exhibido hace dos meses
en el 'supertorneo' de Wijk aan lee (Holanda).
En esta ocasión, el gran certamen linarense
alcanzó la categoría elo 20, la más afta posible,
según fas evaluaciones de fos más destacados
jugadores mundiales de fa actualidad,
tomando en cuenta la participación
de ocho grandes maestros. Se jugó el torneo
a doble vuelta y, aunque comenzó muy equilibrado,
como puede apreciarse al mirar el cuadro
de puntuación progresiva, que acompaña
al de clasificación, a partir de la quinta ronda tomó
"el AVE· y allí dejó "clavados" -bello término
ciclista- a sus adversarios. A falta de dos rondas
para el final, ya había logrado una ven taja
de dos puntos y medio que le proclamaban
como virtual vencedor del más fuerte torneo
que se ha celebrado en España. Pero siguió
peleandO con su empuje especial para tratar de
batir el record de Karpov, en Linares 1994.
No logró llevar a buen fin esta empresa,
pero mantuvo su ventaja.
Kramnik, al igual que Kasparov,
terminó imbatido, pero éste se
anotó siete victorias y siete tablas,
mientras que Kramnik sol amente
ganó dos partidas y empató doce.
bias" por excelencia, que por su
accidente de automóvil del pasa-
do mes de diciembre, todavía se
encuentra en fase de recuperación,
y mucho deseamos que culmine
pronto. Pero estamos seguros de
que hubiera escrito alguna cartita
"animando" a los participantes.
Tantas tablas me traen una vez
más el recuerdo del buen amigo y
tradi cional organizador de este
torneo, Lui s Rentero, el "antita-
PUNTUACIÓN PROGRESIVA
2 3 4 5 6 7 8
1,5 2 2,5 3,5 4 5 6
1 1,5 2 2,5 3,5 4 4,5
1 1,5 2 2,5 3,5 4 4,5
0,5 1 1 2 2,5 3 3,5
1 1,5 2 2, 5 3 3 3,5
0,5 1 1 1 1, 5 2,5 3
1 1,5 2,5 3 3 3 3
1,5 2 3 3 3 3,5 4
La lucha por el segundo puesto
9 10 11 12 13 14
7 8 8,5 9,5 10 10,5
5 5 6 6,5 7 8
5,5 6 6,5 7 7,5 8
4 4,5 5 5,5 6 6,5
4 4,5 4,5 5,5 5,5 6
3 3,5 4 4,5 5,5 6
3 4 4,5 4,5 5 5,5
4,5 4,5 5 5 5, 5 5,5
terminó en otras tablas, al dar al-
cance Anand a Kramni k, tras su
victoria en la ronda final contra
Adams.
Con el triunfo de Kasparov, las
rondas final es tuvieron el i nterés
de la lucha por la segunda pl aza,
que se aseguraron, aunque no es-
taban en su mejorforma de juego,
los grandes maestros Anand y
Kramnik.
Tambi én hay que destacar al jo-
ven Peter Leko, de 19 años, que
tuvo un mar comienzo, pero que
reaccionó en la quinta ronda -
como Kasparov-, para lograr su-
perar a cuatro jugadores de prime-
rísima línea mundial y confirmar
que ya está en sazón, para i nterve-
nir en los "supertorneos".
TopaJov dej ó escapar algunas po-
siciones superiores y debió pun-
tuar con mayor ef icacia. Adams
ll egó líder a la quinta ronda, en la
cual se vio desbordado por Kaspa-
rov, bajando luego su rendimien-
to.
Ha sido una lástima que no haya
habido un representante español
en el certamen, pero Shirov acusa
mucho los problemas que han
surgido a través de la f racasada
gestión del W.C.C. (el l l amado
Consejo Mundi al de Ajedrez), del
que se ha escaqueado su pri ncipal
impulsor, que no es otro que Kas-
parov, para el que representó un
bal ón de oxígeno, pues no encon-
traba - ni ha encont rado en el mo-
mento en que redacto este comen-
tari o- un patrocinador para l a dis-
puta de su título.
En cuanto al otro posible partici -
pante español, IJlescas, estuvo
como entrenador de Kramnik y es
Jugador Nac. Tít.
1. Kasparov RUS GM
2. Anand IND GM
3. Kramnik RUS GM
4. Leko HUN GM
5. Topalov 8UL GM
6. Ivanchuk UCR GM
7. Svidler RUS GM
8. Adams ING GM
"SUPERTORNEO" DE LI NARES
lamentable su ausencia. El Ayun-
tamiento de Linares, organizador
del certamen, desisti ó de la mis-
ma, en lugar de Shirov, porque
hubiese bajado una categoría la
evaluación del certamen.
Párrafo aparte hay que dedicar a
lvanchuk, que perdió una posici ón
muy superior frente a Leko, al re-
basar el límite de tiempo regla-
mentari o, justo al no completar,
parando su reloj, la jugada 40 la
del primer cont rol. Pues bien, y
esto es un punto preocupante, al
día siguiente disponiendo de cua-
tro minutos para su jugada y en
una posición muy cómoda, dej ó
correr su reloj y, ante el nerviosis-
mo de todos, rebasó el límite re-
glamentario. Después ya empezó
a j ugar bien y logró abandonar el
"farolillo rojo".
Svidler sigue con actuaciones re-
l ativamente flojas, pero est o es
bastante normal en un muchacho
que ha corrido muy rápido hacia la
cumbre del ajedrez mundial yaho-
ra necesit a aclimatarse a las al t u-
ras, pero qué duda cabe de que
t iene condiciones para ll evar a
cabo grandes empresas.
Veamos a continuación una am-
plia selección de part idas de este
"supertorneo" :
, . Ronda
(22 de febrero, 1999)
D Adams (2716)
• Leko (2694)
1 . e4
2. d 4
3. " d2
4. 'Z) xe4
e6
d5
dxe4
" 15
CLASIFICACIÓN
Elo 2 3
2812

lh-l
);.);
2784 112-0

'h-'h
2751 Y2-'h VI -Y.!

2694 J12-'h

y'!-'h
2700 O" \1 \1"0 'h-'h
2714 0"0 Y2-Y.! 'h-'h
2713 Y2-0 O" ); \1" O
2716 0" 0 'h-O 'h
4
Yz-lh
Yz-lh
YZ-YZ

\1.\1
YZ-O

1 - Yz
La variante clásica de la defensa
Car o-Kann. La continuación más
usual , úl t imamente es 4 .. . 'Z) d7,
popularizada por el campeón
mundial Karpov y el propio Ada-
ms que, a raíz de una derrot a
frent e a Karpov, la incorporó, con
éxtio, a su reper torio de plan-
teas.
5. " g3 "' g6
6. h4 h6
7" ,,13 ,,16
La Irnea "t radicional" es 7 ... <tl d7,
oponiéndose a 7. 'l)e5, ganando
espacio. Durante muchos años se
ha jugado sistemáticamente de
este modo, pero en los ultimas
años se juega 7 ... <tl f6 con cier ta
f recuencia.
8. 'l)e5
Gana un valioso tiempo, al insta-
larse en excelente casilla central,
con amenaza sobr e el al f il.
8" "." "' h7
9" "' d3
La continuación más usual es 9.
a c4, seguida de 9. c3.
9" """
.. . d3
A 9 ... 8 xd4 se ent raría en un
juego táct ico con 10. <tl X f7 -ªg8
(si 10 ... raxf7? 1 l . ganaría
la dama, mient ras que, si 10 .. .
-'i xd3 1 l . <tl xh8 @e5+ 12.
13. 8' d8+!, elegant e forma
de salvar el caballo comprometi-
do t ras 13 ... Wxd8 14. y 15.
0!xe5) 11. a xh7 e xd1+ 12. Wxd1
13. 'Í}e5 e6 14. <tl d7 15.
1lhe1 '1) xe5 16. 0-0-0+ 17.
\\' c1 18. g6 19. g3, con
li gera ventaja posicional de las
blancas.
5 6 7 8 Ptas.
1 - Yz
, "'
Y.z- 1
, .,
10,5
lh- 1 lh-lh
, " "
"" ,
8
\1"\1
112- , 112-112
, • \1
8
lh-Yz
Yz- ,
0- Yz O - Y.! 6.5

\1" , 'h-'h 6
);" ,

1 - Y2 0- 'h 6
);·0 O" \1 •
VI- 1 5.5
, • \1
• 5"5
5
10. ft xd3 e6
11. "' d2
También se ha ensayado 11. -í')e4
f11. e7 12. a d2 'i)bd7 13. of} xf6+
14. 'i)b6 15. 'i)d5
16. 93 con ligerísima ventaja de
las blancas, como ocurrió en la
partida Stepashkin-Eliseiev (K alu-
9a, 1996).
11. . ..
12, 14

Haciéndose fuerte en la importan-
te casilla central de "e5", En la
partida Belotti-P. García (Reggio-
Emilia, 1995) se jugó 12. <í) gB
fX96 13. 8 X96+ 'lBe7 14. eS
15. dxc5 . e7 16. c6+ Wda 17.
'i) xf8 18. 0-0-0 'iNca 19.
bxc6 bxc6 y las negras acabaron
imponiendo su ventaja de mate-
rial.
12 ....
Merece consideración la alternati-
va 12 ... 'i) xe5!7 13. fxe5 'i)d5 14.
0-0-0 15. h5 'i)b6 16. O-O
17. '1)e4, con liger ísima ventaja
de las blancas.
13. 0-0-0 O-O
Se llega así a una lucha con enro-
ques en flancos opuestos, en la
cual, gracias a su mayor dominio
de espacio, las blancas t ienen las
mejores perspectivas, ya que,
además, el enroque negro está
debilitado por el avance de sus
peones.
14. g e2 c5
Esta es la reacción central temáti-
ca, pero, por las circunstancias
expuestas en el comentario ante-
rior, hubiera sido mejor 14 ... & c7
y, si 15. f 5 'Íl xe5, aunque las blan-
cas tendrí an buenas perspecti-
vas, tras 16. dxe5 17. ,ªde 1.
15. dxc5
16.
(ver diagramal
17. f5t

fl e7
Comienza el asalto del enroque,
cuando las negras aún no han pre-
parado sus piezas para el at aque.
17 .... exf57
Esto facilita la penetración de las
6
' SUPERTORNEO' DE LINARES
.l .lW
J.J.'lIf AJ.J.
J.. .!


ii ii

iiiiii '!1lf ii
\&,i ,i
piezas blancas en el campo ene-
migo. Mejor hubiera sido 17 .. .
y, si 18. "'d4 ,ªfd8 19. fxe6
'Í)xe6, con buena reacción de las
negras.
18. 'Í) xf5
En cambio, de este modo, son las
blancas quienes se adelantan de-
finitivament e, en la carrera de
ataques mutuos, característica
en las luchas con enroques
opuestos.
18.
19. fl I31
.l
.!J.'i'


iiiiii

,ªfe8
",187
.l.!9
.1.1


'!1lf
ii
.!
ii
..i
Es evidente que Leko comet e un
gravísimo error de cálculo con
esta jugada, que provoca un co-
nocido tema táctico: "combinar
sobre la combinación del adver -
sario", Mayor defensa ofrecía
19 .. . "' d8.
20. gxh6
Ahora a 21. 8' xf6, Leko tuvo que
pensar que, con 21 ... ganaba
una pieza, pero la realidad es que
con 22. ,ªd7!, las blancas salvaban
la pieza, porque, si 22 ... llxf6 23.
Z!. xc7 24 . .!hc5, en tanto
El GM Adams.
que, si 22 ... 9 xd7, las blancas
podrían seguir con 23. ft xg7+!
Wxg7 24. <í3xd7+ Y 25. 0 xc5, ga-
nando material, o bien, si 22 ...
'Íl xd7 23. 9 xf7+ 'e1h7 24. 'Í) xd7 y
ganan, por la doble amenaza 25.
@xg7 mate y 25. <í3 f6+, para 26.
<;) xc7.
J. .l.t9
J.J.'lIf .1

.1


ii
'!1lf
iiiiii ii
\&'ii.. ti
21. 'Íl g411
Esta es la verdader a refutación
de la combinación elaborada por
el joven gran maestro húngaro.
Súbitamente, el enr oque negro se
torna muy vulnerable ya que el
enroque negro es muy vulnera-
ble, pues sus piezas están aleja-
das de dicho sector, mientr as que
los de las blancas están concen-
tradas en su ofensiva, con per-
fecta coordinación.
2 1 .... <í) xg4
Si 21... <;)h7 22. <;) f6+! (o 22 ...
23. <í) xe8+) 23. 'B' xf6
24. !'!hS+ Wg6 25. h5+ Wf5 26.
8' 16+ i>lg4 (a 26 ... 'li'e4 27. 9 f3
mate) 27. 8 t3+ &' 95 28.
mate. En cuanto a 21... 22.
<Üxf6+ 'l/ f8 23. Z:! hfl n ed8 24.
01dS 1hd5 25. ZI xd5, ganando.
22. 8' xg4+ '&h7
23. 8 f 5+ Ili gS
24. !!I f61 Wh7
Única, ante '8h8 mate.
25. 9 h8+
Ahora llega el mate seguido.
25.
26. h5+
1 - O
Wg6
rinde
Ante 26 ... Ifl f5 27. 8' f6+ '694 28.
&' 13+ '&' 95 29. mate.
. Comenta
el MI Danallov, sobre
notas del GM Topalov
o Kramni k (2751)
• Topalov (2700)
1. eS
2. c4 <Z) f 6
3. <De6
4. 93 d5
La variante abierta, dentro de la
defensa simétrica contra la aper-
tura inglesa.
5. d4 e6
La alternativa es 5 ... cxd4 6.
'i) xd4 dxc4 7. <¡) xc6 '8xd1+ 8.
bxc6 9. <De3 <¡) d5 10. {)xc4
11. <¡) a5 (novedad teórica) y
las blancas tienen ventaja posi-
cional, como ocurrió en la partida
Kramnik-Timman (Wijk aan Zee,
19991.
6. cxd5 0t xd5
Después de 6 ... exd5 7. ítg2
8. O-O O-O se lIegarí a a una de las
posiciones temáticas de la def en-
sa Tarrasch, del gambi to de
dama.
7. -º, g2 <fJ db4!7
'SUPERTORNEO' DE LINARES
El GM
Una jugada muy poco usual. En la
par t ida Karpov-Ivanchuk (1998)
se jugó 8 ... 4)b6, mientras que en
la de Kramnik-Lautier (Belgrado,
1985) se continuó con 8 ... cxd4 9.
(\xd4 .;)xc3 10. bxc3 11.
"8xd4 f'« xd4 12. cxd4 {ib4+ 13.
14. 'Ilxd2 y las blan-
cas tienen un final ventajoso.
8. e31
Único modo de intentar conseguir
vent aja, es este sacrificio de
peón, puesto que, si 8. dxc5
@xd1+ 9. INxdl ,¡g xc5, con igual-
dad, en tanto que, si 8. a3 cxd4 9.
axb4 con buena posición
para las negras.
S.
9. exd4
lO. O-O!
cxd4
'0t xd4
De nuevo, la mejor; si 10.
8' xd4 11. O-O ... (a 11. 9 xd4
'1)c2+) 11... t9xdl 12. lh d1
13. a3 14. O-O y las
negras no tienen problemas.
10.
11. S xf3
12. lIdl
13. a3
14. -º, f4
15. b4
'Í) xf3+
-º, e7
!'l 05
O- O
,;c6
1t f5
Es buen momento para valorar la
posición. Las blancas tienen un
peón menos, pero disponen de
una compensación muy fuerte,
ya que las negras tienen proble-
mas par a completar su desarrollo
de piezas.
16. b5 ';05
17. a c7 S xf3
l S. a xf3 ,;b3
19. :1abl ,;c5
20. 84
.1 .i. 1. 'VI
A.l.l.!
.1
Ji .
Ji
<él
Ji Ji
Á
ji
1!l
20 .... 851
Única; si Topalov hubiera permiti-
do a Kramnik que le jugara 21. a5,
la posición sería muy desagrada-
ble.
21. b6 f6
22. -º, d6
Facilita la defensa de las negras,
pero aquí ya estaba Kramnik muy
apur ado de tiempo. Me parece
mejor 22. ª b2 ó 22. -ªb5, con
ligera ventaja de las blancas.
22.
23. :1xd6
24.
25. !l b5

.5
WhS
,;d31
Única, de nuevo. El caballo va a
"b4", aprovechándose que no
vale ahora 26. ,¡g xb7 27.
:1xd3 J:ka6, con ventaja para las
negras.
7
26. '1) b4
21. <1) d5 'l)c6
28. -0J c7 .!l bS
29. lli 92
Una buena jugada profiláctica.
Las negras t odavía tienen proble-
mas de desarrollo y las blancas
no tienen prisa.
29 .... 15
Posible era 29 ... h6, pero las blan-
cas replicari an 30. h4.
30.
W
.lJ.
Con esta jugada, Kramnik pierde
toda la ventaja, pero aquí sólo
tenía 6 minutos en su reloj, para
completar el control de la jugada
40 Y, por querer recuperar, reali-
zó rápidament e este cambio des-
afortunado. Mej or era 30. ,(t d5!,
que hubiera mantenido la tensión
de la partida y la ventaja.
30.
31, l1xe5
bxc6
14!
La mejor defensa. Ahora el alfil
entra en acción y la partida se
iguala.
32. gxf4
Es obvio que a 32. :'\xc6 vendría
32 ... "' b7.
32. %1 x b6
33. " e6
Tablas
Kramnik propuso tablas, que
aceptó T opalov, porque después
de 33 ... 34. 1'65xe6 el final
de torres no se podría ganar.
Una lucha tensa.
8
"SUPERTORNEO" DE LINARES
2
a
Ronda
(22 de febrero, /999)
o Ivanchuk (2714)
• Kasparov (2812)
1. e4
2.
3. d4
4. -f'o! xd4
5.
e5
d6
cxd4
,,16
a6
La variante Najdor f. de la defen-
sa siciliana, arma favorita de Kas-
parov.
6.
Las continuaciones más usuales
son 6. V 6. pero, última-
mente, se emplea mucho la juga-
da textual contra V, también, las
variantes 5 ... g6 V 5 ... e6.
6 ....
" 9
4
La línea más act iva; ot ras posibi-
lidades son 6 ... e5, siguiendo la
idea de Najdorf, o bien 6 ... e6,
entrando en la sólida variante
Scheveningen.
7. " 95 h6
8. "' h4 95
9 . .<11. 93 " 97
1 O. ft d2
Muchas son las lí neas que se han
ensayado en esta posición; entre
ellas 1 O. y aquí elegir ent re
11 . 12. f3, o bien 11 .
h4.
El GM
10. ... 'Í1c6
11. " b3
También se ha jugado 11 . 'l) xc6,
pero tiene el inconvenient e de re-
forzar el centro de las negras y
de abrir la columna "b", en benef i-
cio de las negras, igualmente.
11 .... 'Í1ge5
Otra posibilidad es 11 ... b5, mien·
tras que Kasparov se inclina por
esta cent r alización del caballo,
que va empleó contra Anand, en
el Torneo de Li nares de 1998. Las
al t ernat ivas son 11... V 11 ...
157!
12. 13 b5
13. "' 12 lIbS
14. '"d4
ilvanchuk repite un mal ejemplo!
Todo esto es bien conocido, pero
el gran maestro ucraniano debió
de haber revisado las últimas par·
tidas de su adversario y seria
lógico llegar a la conclusión de
que algo habría encontrado Kas-
parov, al repetir, a su vez, esta
aguda línea. A considerar hubiera
sido:
A) 14. -í)d5 e6 15. -f'o! e3 a5 16. a4
bxa4 17. l!. xa4 O-O 18.
como en la parti da Leko-Mi los
(Yopal, Colombia, 1997), con
juego equilibrado, que terminó
en t ablas; o bien,
B) 14. 0-0-0 15. '9a5 16.
O-O 17. h4 g4 18. f4
19. a xc4 bxc4 20. Wal V la
partida derivó a tablas, en la
partida Wallace-Szekeli (Bu da·
pest, 1995), la cual t erminó en
tablas.
14 .... b4!
Novedad teóri ca. Se había juga-
do 14 ... -'i d7 15. h4 94 16. f4 93
17. J1¿ gl 0 g4 18. 0 f5 <1I. xf5 19.
exf5 20. ,¡g xf2 gxf2+ 21.
8 xf2 9' a5 22. 9 93 23. a4
b4, con ventajoso juego para las
negras, según la partida Schnei-
der-Heissler (Bundesliga, 1997).
Algo mejor es, a 14 ... seguir
con: , 5. <DC4 16. bxc4
17. :lb l l::!. gB 18. 19.
h3 h5 20. 21. '8xd4
'0b6 22. '8xb6 Z1 xb6 23. b4 cxb3
24. axb3 y aquí se acordaron ta-
blas, en la partida Anand-Kaspa-
rav (Linares, 1998).
15. 0 d1
, 6. a xd4

d5!?
La liberación temática de las ne-
gras, en la defensa siciliana, pues
sus piezas alcanzan gran activi-
dad.
17. exd571
A considerar es 17.
18. exd5 S d6, o bien 18. 6' xd5
S e7 y las negras tienen un juego
dinámico que, sin duda, resultó
satisfactorio para Kasparov en
sus análisis de "laboratorio", que
es lógico suponer reali zaría tras
su partida citada con Anand.
17. ... f!l d5
18. c3
Ante 18 ... ofl xf3+; cabia conside·
rar 18. ""e3!7
18 .... 0·01
Manteniendo la tensión, lo cual es
muy superior a la latente amena·
za ... bxc3. Las negras se han
adelantado en el desarrollo de
piezas y, súbitamente, su posi·
ción es muy ventajosa.
19. l1d8!
20. g e3
Apartándose de la presión que
ejercen las negras en la columna
centr al, abierta. No valia 20. 0·07,
a causa de 20 ... 'l)c6 21 . .z) e3
bxc3! 22. bxc3 '9a5 23. @cl
-1) xd4 24. cxd4 25. ll dl
26. '8xal -ª xdl+ 27. 8' xd1
ganando fácilmente. Cabía
considerar 20. !tc2, aunque des·
pués de 20 ... bxc3 21. bxc3 -1) c4
22. Wxg7 23. 0·0 'B' c5+ 24.
Whl 25. IIa4 -1) d2 26. Z! el a5
27. Z'1cl e5, el dominio posicional
de las negras sería evidente.
' SUPERTORNEO' DE LINARES
20. .. . <1I. b7
21. 0 121
Se imponía 21. 1!.a7 .!:!bc8 22.
ll d7 23. 0·0.
21. ... bxc3
22.
Mejor hubiera sido 22. bxc3 y, si
22 ... &' e6 23. -1) e4, a pesar de que
las negras mantendrían ventajo-
sas perspectivas tras 23 ... ofl g4.
.i. .1 VI
lt .!.!lt
J. .!
.. .l

Ji Ji
,i
t!J
i,
22. ... '8e61
Una jugada muy fuerte, que plan·
tea la amenaza de ganar la dama,
con 23 ... 'Í3xf3+, así como la alter-
nativa 23 ... -1) d3+. A pesar de su
tranquila apariencia, esta jugada
desorganiza el ya precario juego
de las blancas.
23. WI1
Renuncia al enroque, lo que es
muy grave, cuando la posición ya
es delicada. Sin duda, Ivanchuk
rechazó la defensa 23. 'i)e4, a
causa de 23 ... -1) g4 24. fxg4
Jl xc3+ 25. bxc3 26. 0·0
llb2 27. J1¿ f3 28. f!l xf3 lldd2
29. Whl Zh g2 30. 8' xg2 ,ªxg2 31.
Wxg2 tt' xg4+ 32. Whl '8e4+ 33.
S C4, con neta superioridad
de las blancas.
23.
24. b3
25. ll d1
(ver diagrama)
25 ....
J1¿ d5
ll be8
,ªxc31
Excelente sacrificio de la calidad,
que deja a las negras con el abso-
luto control de las casillas oscu-
ras y una perfecta coordinaci ón
de sus fuer zas, en tant o que las
.lA VI
.lA ...
.1 .1
..... A
del adversari o acusan la mala si-
tuación de su rey, que entorpece
la libre evolución de las piezas
blancas.
26. fi xc3 -1) g41
Complemento lógico de la jugada
anterior; la presión de Kasparov
se acentúa paulatinamente.
27. '9a5
28. Wg1
-1) e3+
ll e8
Siempre la jugada más activa, si n
dar tiempo a recuperarse a su
contrincante. Ahora queda laten-
te la penetración de esta torre en
las primeras lineas del bando
blanco.
29. a xa6
A 29. vendría la sencilla
29 ... '8xd5! 30. 'tf xd5 -1) xd5 31. h4
... (si 31. ""c4 of)e3) 31... ,ªc2 32.
<í)b6 33. ,ªxa2 34. g3
35. llh2 a5 36. <11. .4 llb2 37.
hxg5 hxg5 38. f4 gxf4 39. gxf4
Z! xb3 con abrumadora superiori-
dad de las negras. En cuanto a 29.
Z! d3, sería neutralizada con 29 ...
,ªc1+1 30. 31. ,ªxdl
Z'1 xd1+ 32. -1) xdl 8' e2! y la posi ·
ción de las blancas se derrumba
estrepitosamente.
29 .... of) xd11
30. '8xe6
Busca el cambio de piezas, pero
tampoco aliviará esto la presión,
pues la torre de "h 1" es mera
espectadora de la catástrofe que
se abate sobre el juego blanco. Si
30 . .zJxdl 8' xa6 31. 6!c2 32.
\Ol f1 ... (si 32. 33. bxc4
Z! d2! gana pieza, pues, a 34. of) e3
o bien 34 . .z)f2 decide) 32 ...
l1xa2 33. 34. bxc4
'§' d2! 35. Wel l1xg2 36. -1) e3 '§' a2
9
37. 'li f 1 e6, con neta ventaja de
las negras.
30.
31.
.(t )(96
¡¡c1
o 1
Uno de los típicos y sorprenden-
tes abandonos de Ivanchuk. Es
evidente que después de 32. 'll f 1
.!1a l 33. h4 34. hxg5 hxg5
35. fil e l '!:x xa2, la pareja de alfiles
y la posición dominante de sus
piezas dad an la ventaja a Kaspa-
rov.
3° Ronda
(23 de febrero, /999)
o Kasparov (2812)
• Anand (2784)
1. d4
2. c4
d5
dxc4
Anand ha jugado mucho el gambi-
to de dama aceptado, en los úl t i-
mos torneos magistrales. Sin em-
bargo, las más usuales son 2 ... e6
y 2 ... c6.
3. e 4
l a continuación 3. <í) f3 se jugó
sistemáticamente durante mu-
chos años. Ahora 3. e4 tiene un
buen número de adeptos, pues
conduce a animadas luchas tácti-
cas, con frecuencia.
3. o.. e5
4. ilf3
Otr as posibilidades son 4. d5 Y 4.

4.
5.
6. O-O
exd4
il c6

La continuación más empleada.
Con ella se trata de oponerse a
los ataques sobre el punto vulne-
rable de "f7".
7.
A considerar es 7. fxe5 8.
fl b3 f! d7 9. f! xb7 ¡¡bB 10. R a6
'1) f6 11. o bien 8. '2)g5
!!Id7 9. !!I h5+ 96 10. f! h3 ildB 11.
f4 con iniciativa, a cambio del
peón, como ocurr ió en la partida
Gretarsson- Thorhallsson (Islan-
dia, 1991).
10
"SUPERTORNEO" DE LINARES
7 ....
B. 'il bd2
Ideas interesantes, pero menos
ensayadas, son 8. b4 y 8.
B .... f! d6
Una novedad teórica, aunque la
idea es conocida. La línea 8 ...
'Z) ge7 es la más empleada.
9. e5
10. il 95
11.
!!I d 5
0-0-0
9 d7
Se ha entrado en un terreno tácti-
co muy agudo, en el que Kaspa-
rov juega con audacia, ya que ha
sido Anand quien se apartó de los
sender os t eóricos conocidos.
Anand rehúsa 11 ... fi xe5, a causa
de 12. fxe6 13. '1) f7 tld5
14. ilb3 il f6 15. il xhB ¡¡ xhB,
que conduce a una posici ón muy
compleja, con material compen-
sado.
12. fxe6
13. b417
Un t ipo de sacrificio característi-
co en este tipo de posiciones. A
cambio, las blancas abren la co-
lumna "b" para su ataque.
13 .... '1) xb4
l a alternativa 13 ... A xb4 14. 8' b3
l1de8 15. l1abl b6 16. '1)e4 darfa a
las blancas, igualmente, buenas
posibilidades de ataque.
14. Itb3 il d5
15. ile4
16. a4 a5
17.
Una "pequeña combinación", que
va a forzar el debilitamiento del
enroque negro, fac i litando la
ofensiva blanca.
17 .... I'l bB
Después de 17 ... cxd6 18. A xd5
exd5 19. 8' xb6 dxe5 tendríamos
la misma posición que va a produ-
cirse en la partida.
18.
19.
exd5
cxd6
Ante la amenaza 20. "" xa5. Kas-
parov va acentuando poco a
poco su presión, que ahora se
concreta.
20. It xb6 dxe5
VI .1 .1.
.1 ... .1.1

.1 .lA.
il,
A.

il,il,il,
ji;
i.,<:/1l
21. f 41
La continuación más aguda. Muy
fuer te parecía 21. l1fel, pero las
negras dispondrían de una sutilí-
sima línea de defensa activa con:
21 ... 22 . .!1xe5 '1)c6 23.
'&a8 24. rtb 1 rthf81 y las piezas
del ala de rey, tan mal situadas en
el diagrama anterior, ¡llegan a
tiempo de el incendio"!,
ya que si 25 . .!1xd5 Ihf4! 26.
Z! xd7 .uxd7 27. 1!c 1 n f6! , con
buenas posibilidades de tablas,
mientras que, si 25. .§. f7 y la
defensa del enr oque negro pare-
ce satisfactoria.
21 .... il f61
Aqu( vuelve a ser clave, como en
las líneas del comentario de la
jugada anterior, la correcta movi-
lización del caballo negro, que
ahora entra en acción por "f6", en
lugar de "e7", con la defensa más
activa. No sería una solución 21 ...
e4, debido a 22. f5! e3 23.
'1)e7 24. Wc8 25. Z:Uc1+
26. Wxa5 t9' e7 27 . .§. abl, ganando.
En cuanto a 21... '1)e7 22. fxe5
'1)c6 23. n ab 1 l1he8 24. e6 .§. xe6
25. Jl f4+ Wc8! 26. ll fcl fi' f7! re-
chazaría la ofensiva de las blan-
cas, al no ser posible 27. f!Ja7?
por 270 .. ,ªe' +!, mientras que, si
27. ,ªdf8 con juego equilibra-
do, pero aún cabría ensayar 26.
ltbcl, para tener mejor protegida
la primera línea.
22. fxe5
Ahora el caballo colabora activa-
mente en la defensa y está pres-
to para apoyar a sus peones cen-
tr ales, caso de poder avanzarlos,
oportunamente.
23.
Kasparov ya comenzaba a tener
cierta presión del reloj, ante el
control de la jugada 40. Al mismo
tiempo, hay otras cont inuaciones
prometedoras, como 23. e6 !te6
24. a f4+ 25. 8' xa5+ 9 a6 26.
9 xa6+ bxa6 27. Z;¡ heB 28.
,ªxe6 29. ,ª f7 30. n. dl!
l:Xe2 31. ,ªxg7 y las blancas tienen
un final ventajoso. Estas posibili-
dades tan variadas, son las que
hacen dificilísima la tarea de Kas-
parov.
23 .... d3
W .1. .1
.1 .1.1
'!!lf
.l fl
fl

.!
flfl
ji
i,Wl
24. e6
Otro momento crítico, en esta
complicada lucha. Lo indicado hu-
biera sido 24. '9' b4!? ,ªc8 25.
.!lc6 26. 8' a5 .!l xb6 26. S xb6, con
buenas perspectivas de triunfo,
sin olvidar las molestias que re-
presenta el caballo bien apoyado
en el centro y peón avanzadísi-
mo. Grave error sería, en esta
variante, tratar de r eaccionar con
25 ... .!lc2, puest o que, con 26.
'9a5 S' c6 27. !H 71 las blancas ga-
narían (27 ... .!l xg2+ 28. Wxg21
'8g6+ 29. '&hl S' xf7 30. & a7+
·SUPERTORNEO' DE LINARES
Wi c8 31. ,ªc1+ Wi d7 32. 1l' xb7+
seguido de jaque con la torre,
decide, o bien 27 ... ,ªc1+ 28. 1::!. xcl
8' xc 1+ 29. 1::!. fl 9 c6 30. e6!, ga-
nando).
24, .. .
25. 8 xd6
26. e7
27, ,ª xf6
28. !ld1
29. ll. b4
!!I d 6
,ªxd6
!l16
<;) xf6
!le8
Tablas
Hay poco material sobre el t able-
ro y muy pequeña la ventaja de
las blancas, después de 29 ... ()g8
30. ,ª xd3 WJ c7! (a 30 ... 0 xe7? 31.
.!l e3J 31. ,ªxd5 <;) xe7, el final es
tablas.
Una interesantí sima lucha táctica.
4" Ronda
(26 de febrero, 1999)
Comenta
el MI Silvio Danailov
o Svidler (2713)
• leko 126941
1. e4 eS
2. () f3 () c6
3. ll. b5
La defensa berlinesa, contra la
apertura española; posiblement e,
la más empleada, después de la
idea de Morphy, 3 ... a6 .
Loo
grBndes
maastros
Lako v
Svidler al
comienzo
de la
parlida.
4. O-O
Una línea que se ha jugado mucho
en los últimos años es 4 ... ()xe4 5.
d4 'Í)d6 6. dxc6 7. dxe5 'Í)f5
8. 8' xd8+ 'I1xd8, que da una ligera
ventaja a las blancas.
5. c3 O-O
6. d4 ll. b6
7. !!I d3
La jugada "de moda", aquí, es 7.
pero también es interesante
la textual, porque las blancas tie-
nen ventaja en ambos casos.
7.
8. ll.g5
9. ll. h4
10. "'bd2
11 .
d6
h6
ll.d7
a6
exd41!
Una jugada sospechosa, en mi
opinión: las negras "regalan" el
centro a los peones enemigos y
debilitan la posición de su rey. Era
pref erible 11... !le8, con ligera
ventaja de las blancas.
12. cxd4 95
Esta es la idea de Leko. No vale
ahora 13. é xgS hxg5 14.
como dijo el joven gran
maestro después de la partida;
pero vamos a continuar un poco el
análisis: 15. eS!! 16. 8 g6+
Wh8 17. '8h6+ 'I1g8 18. <í)e4 y las
blancas ganan rápidamente. Si en
lugar de 14 ... il-d4 las negras juga-
ran 14 ... <í) xd4, segui rí a 15. '8g3 y
parece que no hay defensa sati s-
factoria. Sin embargo, después de
una larga meditación, Svidler jugó:
11
13. Jl. g3 0;h5
14. e51
Con la amenaza 15. 8' g6+, lo que
da f uerte impulso al juego blanco.
14. ... 'mg7
Única, ante la ya conocida pene-
t ración de la dama en "g6".
15. exd6
16, dxc7
.1
.! ......
1.-'..


Ji Ji
<;)

(he7
.1
.lw
1.
<;) .
.!
Ji Ji Ji
' SUPERTORNEO' DE LINARES
los finales) sino que par judican a
la par te defensiva.
22.
23. Jl. b3
1.
1.
24.
ll ada

¡Otra jugada maestra! Se cambia
la mejor pieza defensiva de las
negras y, de paso, se recupera
el peón. El ataque con los alfiles
desorganiza la defensa de las ne-
gras.
30. 8' eS
31 . .§. e4 h5
32. kX ef4 ,ªc6
33. !l15 fil e 3
34. 1'Jf4
Se cul mina la maniobra de demoli-
ción y vemos que la coordinación
de las piezas blancas es impresio-
nante. La lucha está decidida.
34. ... Ild8
No era posible 34 .. . Z1h8, debido a
35 . .§. gS+ 36. 9' xgS+, con
mate seguido.
35. Z! xh5 B d2
36. . g4+ 'm18
37. Z1 hB+1 'me7
38. !l h7 !l18
39. '884+ 'md7
40. rinde
1 - O
.i .i1!J
de distinto color va a ser demole- Muy buena partida de Svi dl er.
dar.
17. fxg3! -tt-tt -t(
Muy fuerte y muy lógica. l a torre
de "f l" entra peligrosament e en el
ataque.
17. ... g471
Una jugada que no me gustaría
realizar, pero es la úni ca forma de
recuperar el peón.
18. 'i) e5
No valía 18 ... 19. 'flh1
a xb2, porque con 20 . .!:I xf7+!
.!:I xf7 21. tlt g6+ Wh8 22. 1lt xh6+
'mg8 23. fIl g6+ 'mh8 24. Jl. xf7 y
ganan las blancas, fulminant e-
mente.
19.
20. 8' xf5
2 1. 'mh1


I'J d6
No vale, por supuesto, 21 ... 4)xc4
a causa de 22. &' xg4+ y 23.
9 xd4, con neta ventaja.
22. .!:I ae 1
24.
25. 1t xg4+
26. ft xc4
27. I'l b4
28 . .!:I e31
'l) xc4
B g6
b5
!le8
También era posible 28.
lb f7 29. 9 xb2+ 'llh7, con venta-
ja de las blancas, pero Svidler no
quiere, iY con razón!, desprender-
se de su potente alfil, pieza bási-
ca en el ataque.
28. 1'l 95
29. B d2 ' >16
.1. .1
J.W
1. .! 1.
1.
...
.i Ji
Ji Ji Ji
.i, '{f1
las blancas están clarament e me-
jor , porque el rey de l eko est á
mal protegido y su enroque pre-
senta puntos débiles. En este tipo 30. h4!
de posiciones los alfiles de di fe-
rente color no ayudan (como en il a puntilla! Con esta jugada se
12
6" Ronda
(27 de febrero, 1999)
Comenta
el MI Silvia Danallav
o Anand (2784)
• Svidler(2713)
1. d4
2. c4
3. 01 c3
4. 0; 13
5. 1!I b3
6. ft xc4
7. e4
0;16
g6
d5
" g7
dxc4
o-o
.6
la variante favorita de Svidler,
en esta temática posición de la
defensa GrÜnfel d. En los últimos
años es muy usual, siendo las al-
ternat ivas 7 ... (Smyslov) y
7 ... 'Íla6 (Prins), para seguir con ...
c5.
8. e5
9. B b3
10. h4
b5
0; ld7
Un mes antes, en el torneo de
Wijk aan Zee, Kasparov había ju-
gado cont ra Svidler 10. e6 fxe6
11 . {)b6 12. h4 01c6 13. h5
,ªxf3 14. gxf3 <í) xd4 15. l.ldl y
ganó tras interesante lucha. (Véa-
se OchoXOcho núm. 203, marzo
1999, en el amplio reportaje so-
bre el famoso torneo holandés,
citado).
10. e5
11. e6 e4
12. It d1 .;) b6
13. exf7+ Zb f7
14. h5 .;)e6
15. hxg6 hxg6
16. J1¿ e3 J1¿ 15
Esta es la segunda jugada que
Svidler habí a preparado en su "la-
boratorio", Ant eriormente, se ha-
bía jugado aquí 16 ... 17.
'ilb4 18. a3 .(t xf3 19. gxf3 <í) 4d5
20. fil' c2 (novedad teórica, del
gran maestro M. Gurevich. Antes
se había jugado 20. En la
partida M. Gurevich-Mijalevsky
(Holanda, 1998), a 20. !te2, se
jugó: 20 ... 11f5 21. f4! con ventaja
para las blancas. La idea de las
negras, con 16 ... es provo-
car que las blancas se lancen al
ataque, para aprovechar fa opor-
tunidad de cont r agolpear en el
centro.
17 . .;) g51
La mejor. Las blancas no pueden
esperar, so pena de perder la ini-
ciativa.
17. 1116
18. g4!
Anand conduce el juego con gran
energía y así se asegura la inicia-
tiva.
18 ....
Inferior sería 18 ... por 19.
con clara ventaja blanca.
' SUPERTORNEO" DE LINARES
,
El GM Anand.
19. <oce4
20. 9 d2!
Más enérgica que 20. exf6
21. <í) f3 'tla4 o bien 21... tlt d7, con
muy buena compensación por la
calidad.
20 .... II d67
El error decisivo. La torre en "f6"
er a importante pieza para la de-
fensa del debilitado enroque ne-
gro. La posición es muy delicada
y hay que jugar con mucha preci-
sión. Indicado hubiera sido 20 ...
n f8, que parece la más natural y,
si 20. t3 &' b8! con contrajuego y
también es digna de considera-
ción la entrega de la calidad, con
20 ... 21. con
juego muy satisfactorio.
.1. 'if 'VI
.! .i.
.!
.! A <í1
.l .a<í1 .a

.a.a .a
ji

j,
21. fa!
Excelente jugada, que abre paso
a la dama hacia "h2", como terri ·
ble amenaza.
21 ....
22. fxe4

.;) d771
El caballo acude a evitar la pene-
tración de la dama en "h7". No
sería una solución 22 ... por
23. 9 12!, ni 22 ... 23. l1xd4
a xd4 24. 8 h2 25. eS! prome-
te mucho más a las negras, en
tanto que, si en esta última !fnea,
se jugara 23 ... l h d4 24. I H2 8' 18
25. 8' h4 &' f 6 26. a e2, gana, . por
las amenazas 27. 1J'h7+ y 28. l!fl ,
o bien empezar con 27. n f1.
23. It h2 .;)18
24. eS
Apart e del ataque, las blancas
tienen ventaja posicional. con los
dos alfi les mortales y todo a su
favor.
24 .... II d7
25. 'tl e61
Excelente golpe táctico, basado
en el tema de la "desviación" (de
la pieza defensora). No vale ahora
25 ... <tl xe6, a causa de 26. a xc4!
bxc4 27. tD' h7+ W' f8 28. 0-0+ con
mate seguido y también 26. 8' h7+
'li t8 27. con la doble amena-
za 28. 0-0+ y 28. ,¡;g xc6.
25 .... ffa5+
Si 25 ... <tl xe5 26. dxe5 8' a5+ 27.
We2, gana .
26. J1¿ d 2 <tl xe5
27. ,¡l e2!
Acaba con las nulas esperanzas
negras. Se evita ... <Z) f3+ y, en
cambio, se mul t iplican las amena-
zas de las blancas.
13
27.
28.
29. <D xg7!
e3
b4
bxc3
Si 29 ... 30. 9' h8+ 31.
0-0+ \?l e6 32. '8d5 33.
8' g8+ o bien la espectacular 33.
c4 34. @xe5 o bien 33 ...
0Jxc4 34. '9' 98+ 0J f7 35. f!'x f7 con
mat e, en ambos casos.
30. 8' h8+
3 1. 0-0+
1 • O
WI7
rinde
Una excelente victoria de Anand
y, también, una partida importan-
te para la teoría de la defensa
GrÜnfeld.
7" Ronda
(/ de marzo, /999)
o Svidler (2703)
• Ivanchuk (2714)
1. e4 e6 2. d4 d5 3. <Dc 3
La variante Vinawer, de la defen-
sa f rancesa. En tos últimos años
se está jugando con gr an fre-
cuencia la linea clásica 3 ... <1) f6.
4. e5 e5 5. a3 6. bxc3
<De7 7. 8' g4 o ••
La continuación más incisiva y
complicada. A t ipos de lucha más
posicionales conducen 7. a4 y 7.
,,13.
7 ... tlte 7 8 . 8' xg7 9. ftxh7
cxd4 10. <tl e2 ...
También se ha jugado 10. \!i d l ,
pero la textual es la más emplea-
da.
10 .. . " be6 11 . 14 12. I'I d3
dxe3 13. Llbl .. .
Esta es la línea que ha dado mejo-
res r esultados a las blancas. Las
principales alternativas son 13.
<tl xc3 y 13. tu' xc3.
13 .. . 0-0- 0
También se ha jugado 13 .. . d4 14.
11g1 :1ha 15. h3 <í) f 5 16. g4, con
vent aja de las blancas.
14. <í} xe3 <í'3a5 15.93 '&b8
14
'SUPERTORNEO' DE LINARES
Otras posibilidades son 15 ... a6 y
15 ... <í'3c4.
16. oí) e2 g a4 17. e3 ...
Se ha jugado, igual mente, 17.
" d4 ,,15.
17 ... ,,15 18. d4! 19. J>d2 ...
Mientras Ivanchuk sigue las ideas
generales de esta compleja va-
riante de aper tura, Svidler co-
mienza a tener problemas con su
r ey en el centro. En efecto, las
negras est án abriendo la posición
central y vemos que no valía aquí
19. O-O, a causa de 19 ... dxc3 20.
8' xc3 . xc3 21. <í) xg3! 22.
hxg3 :1xg3+ 23. ª g2 A c6 24. :1f 2
25. :1bb2 .!l xc3 26. Jl d2 .!lc5
27. llb5, con clara superior i-
dad de las negras.
.!
19 ... " b31
Sutil golpe táctico que complica,
aún más, una linea ya de por sí
compleja.
20. dxe3! 21. 9 xe3 <d xd21
22. 8" xe7+ \!i xc7 23 . .!l c1+
Súbitamente, las negras han lo-
grado una fuerte posición, con
sus piezas muy activas, lo que
compensa ampliamente el peón
sacri ficado.
24. -'t h3 Wb6!
Clave de la maniobra, que fuerza
la ganancia de la calidad (25. 1'1 g1
-í} f 3+).
25. ih e6+ bxe6 26. Wf2 e5 27.
e41 28. h4 ...
Ambos bandos movilizan sus
peones pasados. Las negras tie-
nen clara superioridad por la ma-
yor actividad de sus piezas y los
El GM I vanchuk.
puntos vulnerables de "a3" y "g3-.
28 ... " b3
También era interesant e 2a ...
Z1d3, pero lvanchuk, con buen cri-
t erio, quiere atacar en la 71. linea.
29. h5 lld21 30. '§' a2
Así las piezas blancas quedan
más sujet as y la captura de "a3"
se produce en las mejores condi-
ciones.
31. h6 ,ªxa3 32. h7 ,§, h8 33. 'tl e3
Wa5! 34. <í}e4 ...
Ante la amenaza ... fi' b4. La parti-
da está decidida desde hace va·
rias jugadas, pero Svidler sigue
tenazmente la r esistencia.
34 ... -í} e5+ 35. We2 ...
Si 35. Wd4 Wb4! si t uaría al rey
blanco en red de mate. 36 ... ,ªd3
é, si 36. l1da+ 37.
ZX xd7+ 3a. We4 n ad3! y no habrí a
defensa ef icaz contra ... !!7d4
mate.
35 ... <l) xe4 36. A xe4 ,ª xg3 37.
!lb 1 !lh3 38. Wd2 !ld8> 39.
We2 !!d4
O • 1
Svidler abandonó ante 40. l1ba
,ªxe4 41. ha=R' ,ªxha 42. ,ªxha
,ªxf4, etc.
-C(..¡:(..;:(
8" Ronda
(2 de marzo, /999)
o Svidler (2703)
• Kasparov (2812)
1. e4
2. ,,13
3. d4
4. '8xd4
e5
d6
cxd4
En lugar de la clásica 4. -í) xd4,
Svidler adopta una línea, bastan-
te empleada, que ya jugó Kaspa-
rav, con negras, contra Anand
(Moscú, 1995), El tricampeón de
Rusia trata de evitar cualquier
análisis preparado por su adver-
sario.
4. o.. 'i) c6
En la citada partida del comenta-
rio anterior, se jugó 4 ... 5. c4
" e6 6. 1I'ld2 96 7. " e2 " 97 8. O-O
,,16 9. " e3 O-O 1 O. llb 1 a6 " . b3
lIIa5 12. ;gb2 1I1e8 13. llldl ;g94
14. l'Ie3 >l d7 15. >ld5 ;gxb2 16.
.!'h b2 17. e6 lB. 'l)c3
IId8 19. llbd2 " de5 20. ;ge2 >l b4
21. h4 b5 22. cxh5 axb5 23.
'l)bc6 24. a3 d5 25. exd5 Zl xd5 26.
l1xd5 exd5 27. b4 S a4 28. l'l xd5
y las negras abandonaron. Ante-
riormente, en el Torneo de Tbilisi
1976, Kasparov jugó contra Si-
deif-Sade 4 ... a6 5. a e3 0Jc6 6.
S b6 '9xb6 7. a d7 8. 'l)c3
e6 9. 0-0-0 1 O. 'iJc8 11.
y la partida terminó en
tablas rápidas (24 jugadas).
5. " b5
6.
7. 'iJc3
8. ;gg5
9. 0-0-0
10. l:!. hel
11. \!l bl
;gd7
A xc6
>116
e6
;ge 7
O-O
Después de 11. f6 12.
& xd6 13. bxc3 8' a5 las ne·
gras tienen excelente compensa-
ción por el peón sacrificado y no
valdría 11 . Wbl, a causa de 11 ...
(12. l:!. xe4? l1ad8l.
11. h6
12. ;gh4 ll e8
13. ;g93 d5
14. e5
Para mantener la tensión central.
Después de 14. exd5 'iJxd5 15.
f 6!7 16. 'iJxd5 17. a f4
8' a5 18. c4 A c6 las negras ten-
drían un cómodo j uego.
' SUPERTORNEO" DE LI NARES
14. ... 'iJe4
Aunque la jugada "natural" en
este tipo de posiciones parece
'iJd7, en este caso Kasparov de-
cide impedir que las blancas se
desprendan de su alfil "malo", con
15. " h4.
15. 'iJxe4 dxe4
16. 8' xd8
A considerar era 16. fl e3.
16 ....
17. >l d4
l:!. exd8
;ge8
Para conservar la pareja de alfiles
y sin temor a 18. -ª. xe4, debido a
l B ... 19. l:!. ee1 ya que
no valdría 20. f3 por
18. c3
19. Wc2
20. l:!. xe4
.!
l:!. ac8
b5
b4
El peón de ventaj a que tienen las
blancas está bi en compensado
por la par eja de alfiles y la pose-
sión de la iniciativa. Por otr o lado,
el alfil blanco es inoperante.
21. l1e3 a5
Inferior sería 21 ... a causa de
22. l1ed3 23. Z1xd4 .s;ga4+
24. b3 1"1 xc3+ 25. -ªxd4 26.
lI xd4 " e6 27. II xb4 lld3 28.
l1d8+ 29. l1d7, con ventaja
de las blancas.
22. 'iJe2
Svidler juega en forma pasiva,
temiendo, quizá la apertura de la
posición par a los alfiles enemi-
gos. A 22. l1ed3 ser ía inter esante
la réplica 22 ... a4 y minar los peo-
nes blancos con 23 ... a3, even·
tualmente. Ahora se activa al alfil
de casillas claras.
22.
23. 13
24. Wxdl
25. II d3
26. lI d2
;ge6
l1xd l
,"e5
;gb5
;ge3
A pesar del reducido material
existente la presión de Kasparov
es cada vez más fuerte.
27. II d5 bxc3
28. 'iJ xc3
Si 28. bxc3 29. <t)d4 30.
<t) c6 l:l a8 31. 11d3 a c5, con venta-
ja de las negras.
28. ;g111
.1 W
.1.1
,lI, .l .1
J. Ji
Kasparov acentúa paulatinamen-
te su presión, maniobrando muy
bien con su par eja de alf iles.
29. ,"h 471
30.
31. We2
32. " 9 3
95

;g14
.s1 c 1 I
Es excelente la labor que realiza
Kaspar ov con su pareja de alfiles.
En las evoluciones de éstos hay
que encontrar el secreto de su
victoria en esta partida.
33. <t) a4 h51
34. ll d 1
Una defensa activa, como 34.
sería replicada con 34 ... a f4
35. 36. l:!. d8+ ll xd8
37. g4 38. f xg4 hxg4 y las
negras se impondrían si n dema-
siadas di f icultades.
3 4. h4
35. ,"el ,"14
36.
Con 36. las blancas no ten-
dr ían mayor resistencia, pues,
con 36 ... llc2+ 37. 38.
15
a3 94 39. 'l/ d3 .!:1xd2+ 40, :s. xd2
Af l+ 41. 'll c2 Axd2 42. fxg4 4. f4
43. b4 A xh2 44. b4 y ganan
fácilmente.
36. Wg7
37. " b6 /l h8
38. WI2 h3
39. a d2
Si 39. '&' g17 se producirla un cu-
rioso mate con 39 ... La parti-
da está resuelta. En cuanto a 39.
... (para 40. <)e3), serfa refu-
tada con 39 ... 94! 40. fxg4 A xh2
41. " .3 J!. e6 42. " 11 a l4 43. " g3
4. xg3+ 44. fi xg3 h2 y ganan.
39.
40. " d7
41 . a e3
42. fxg4
o . 1
a xh2
Wg6
g4
J!. e6
9" Ronda
(3 de marzo, /999)
o Kasparov (2812)
• Ivanchuk (2714)
1. d4 d5
2. c4 dxc4
3. " 13
La Unea "clásica", Últimamente se
juega con cierta frecuencia 3. e4.
3. ... e6
Una jugada elástica que suele de-
rivar en las continuaciones más
usuales, como 3 .. . 'l) f6 6 3 ... a6
4. e3 e5
S. 4. xc4 a6
6. 0·0 " 16
7. a b3
Se ha jugado durante muchos
años, en forma casi sistemática,
7. 8 e2 o bien 7. a4. En los ultimos
torneos se juega con frecuencia
la textual, así como 7. a d3.
7.
8. '1)c3
9. exd4
, O.
11 . a3
En la partida
(Wijk aan Zee,
16
" e6
cxd4
J!. e7
0·0
Kasparov-Anand
1999) se jugó 11 .
·SUPERTORNEO· DE LINARES·
:tf4 '1)a5 12. b5 13. d5 exd5
14. l'Jd3 " e6 15. a e7 I'Jd7 la 15 ...
" xc77 16. '1) xd5 con ataque mor-
tal contra la dama y r ey, ya que,
si 16 ... tlt c4 17. Y 18. fi'xh7
mate) 16. '1) e5 17. l1xe5 g6
y rápidamente se acordaron ta-
blas (18. a xf6 a xf6 19. '1) xd5
20. a4 bxa4 21. a xa4 '8' dB
22. J!. e61.
11. 'Í)a5
12. a c2 b5
13. d5 'Í) c4
Aquf vemos que Kasparov varía
de línea y vuelve a la "clásica"
idea de impedir que los caballos
negros se hagan fuertes en la ca-
silla temática de (con la ma-
niobra ... Y en lugar de
11. a 14.
14 . • d3 /le8
15. a41
Minando la base del caballo de
"c4", lo que obligó a las negras a
tomar decisiones.
15.
16. axb5
17. b3
exd5
a5
" d6
Inferior sería 17 ... 'Í)b6, a causa
de 18. 96 19 . • d4 a e6 (ante
20 . .!he7 20. 'Í)e5 'Í) fd7 21. a xe7
• xe7 22. 'Í) xd7 'Í)xd7 23. 'Í) xd5
_ da 24. '1) f4, con ventaja de las
blancas. En esta linea, a 21. 'Í)c6,
las negras, podrían replicar con
21 ... " 16!
18. " d4
claro está que, si lB. 'Í)xd5, seria
fuerte la réplica l B ... a f5
18. ... a b7
19. 13
Evita 19 ... 'Í)de4, manteniendo
una clara ventaja de espacio y
latentes amenazas sobre la dia-
gonal bl-h7. A considerar era 19.
'ÍJc6!7
19. ... tlc8
20. " a4 a l8
Si 20 ... h6 21 . a b2, reforzando el
control de la casilla temática de
"d4" y la presión sobr e la gran
diagonal de casillas oscuras. No
valdría 20. a d2 21. fxe4,
a causa de 21... dxe4 22. g e3
con buen juego de las ne-
gras.
.I'if.l.!W
.! .1.1.1


.1 Ji .!

<él <él
Ji 1!l! Ji
Ji Ji
.i.
j,

Con la amenaza 22. se fuer-
za el debilitamiento del enroque
negro.
21.
22 . • d2
23.
24. n e21
96
Il xel+
" de811
Kasparov r eagrupa sus piezas,
que están bien dispuestas para
actuar rápidamente en cualquier
sector del tablero y protegidas
entre si. Falso hubiera sido 24.
UxeB . xeB 25. g X f6, debido a
25 ... A b4!. ya que, si 26 . • f2 a el
27. e ll e e3+ 28. Whl a h41 29.
. xd4 30. '¡;:' f2 . d2, ganan-
do, ya que, si 31. 'tlc5 d4 'r", si 31.
a dl UC1, ganando. En cuanto a
26 . • dl , se refutaría con 26 ...
8' e3+ 27. Whl 8' 14, ganarfa el
alfil. ¡Buena celada de Ivanchukl,
bien resuelta por Kasparov.
24.
25. Ih 3
26. a d3
27. t9cl
28. a xe2
29. 8 e3
" b4
/l e7
/l e7
Uxe2
l'J e7
tl xe3+
Daba mayor resistencia conser -
var las damas, con 29 ... 8 d7, por-
que en el final en que se entra
ahora, el peón "bOl es muy fuer-
te.
30. a xe3
31.
También parece muy fuerte 31.
b6.
31 ....
32. bxc6

" b81
Se imponla 32 ... para seguir
con ... '1)e6.
33. a b61 a d6
' SUPERTORNEO" DE LINARES
Claro está que, si 33 ... -í) xc67 34. línea de la variante Najdorf, en la
gana pieza. defensa siciliana.
34. f!J. c7
35. Jl. f2 d4
Para replicar, a 36. con
0J xc6, atacando al alfil, pero ...
36. 0 d5 rinde
1 - O
Si 36 ... 0J xc6 37. <í:l b4 38.
<d xb4 0Jd6 39. 0Jd5 0! xd5 40.
0Jxc7 0J xc7 41. <t) d5 42.
Jl.12 IIIg7 43. a e' 0 b4 44. Jl. d4+
f6 45. axb4 46. Wf2 y ga-
nan, al capturar en "b4",
10· Rondo
(5 de marzo, 1999)
Comento
el MI Silvia Donoilov
D Anand (2784)
• Kasparov (2812)
1. e4
2. 0 13
3. d4
4. 'Í3 xd4
5. 0Jc3
6. 13
e5
d6
cxd4
0 16
a6
La jugada de "moda", últimamen-
te. Si 6. <í.\ g4 7. h6 8.
95 Y las blancas no han demostra-
do nada, hasta ahora, contra esta
6.
7.
8. 94
9. !ld2
10. 0-0-0
11. h4
12.
13. a h3
e6
b5
h6

Jl. b7
b4
d5
9
5
Novedad de Topalav, contra
Leko, en este mi smo torneo, la
cual, por lo visto, le ha gustado a
Kasparov.
14. hxg5
15. exd5
16.
hxg5
<tl xd5
J.
"w.i.
.i.
.. .1
.1 .1
..
.B,
.1
.B,
.B,
.B,.B,.B,'IlIf

16 .... !lb6
.1

..i
la primera desviación, respecto
a la mencionada partida Leko-To-
palov, en la cual se jugó 16 ... 9 a5,
con juego complicado.
17. a g2
Parece la única forma de buscar
alguna actividad para las blancas,
en esta posición.
17 .... l1xh1
18.
lo mejor, ya que, si 18.
sería desagradable la réplica 18 ...
Jl. g7.
18. ... .!l e 8
19.
El único plan para Anand es avan-
zar el peón f. El problema principal
que tienen las blancas es su caba·
110 de "b1", que no puede colabo-
rar en el ataque.
19. ,.. 9 a5
20. 14
La continuación más ambiciosa .
Si 20. a3 <tl 7b6 y las negras ten-
drían la iniciativa .
20.
21. f5
22. fxe6
.1
.i.
.1
.. ..
.1
., .B,.B,'l)

8' xa2
0 e5
W.i.
.1
>
.B,

.B,
..i
22. ... a g7

Según Kasparov comentó al tér-
mino de la partida, todo esto lo
habí a analizado con su potente
ordenador, antes de la presente
partida.
23. exf7+ Wxf7
(ver diagrama)
,24.
Error que lleva a la derrota. la
continuación correcta es 24.
'8f2+ y, después de 24 ... 25.
!l15 ,"xd4 Isi 25 ... II IS 26. !lg6
17
.1.
.i. w.i.

••

Ji
'ii' JiJi'l!!f
Ji
'Í)a4 27. a xdS+ 28. <í) f5
a xb2+ 29. 'Il d2, ganando) 26.
a g6+. Ag7 27. Z1eB+ l'1xe8 28.
. xe8+ con jaque continuo y ta-
blas.
24.
25. 13e 7+
26 . .ld. x g7+
a xdS
I1I g8
Único modo de mantener la ten-
sión. Si 26. '1) f5 <tlb3+ decidiría
fulminantemente.
26 ....
27. 'Í3c3
Wxg7
Tal vez había que probar 27.
<í:) f5+ a xfS 28. gxf5 'j)b3+ 29.
II1d l a 13+ 30. '/1/. 1 il xd2 3 1.
'Z) xd2 a xg4, con posibilidades de
conseguir tablas.
27.
28. <J) f5+
29. &' xd5+
30. <í) d6+
31. <í:) xc8
32. ilb6
33. bxc3
bxc3
11117

I1I g6
Wxg5

Las blancas están completamen-
te perdidas y el resto parece
cuestión de técnica. Sin embar go
veremos cómo la part ida, poco a
poco, va hacia un f inal de tablas.
33.
34. '/I/ b2
35. Wa3
Wxg4
'/1/ 14
.5
Asr se retiene a[ rey blanco, al
evitar Wb4, [o que le permitiría
activarse.
36.
Una jugada dudosa. ¿Por qué no
36 ... ild77
37, il b2
18
' SUPERTORNEO' DE liNARES
38 . <í) d3+ We3
39. ile5 a l5
40. I1I b2 il d5
41. il b7 . 4
42. e4 ilb6
43. ild6 a d3
44. e5 il d5
Obvio es decir que, si se cambia-
ran los caballos el final sería ta-
blas, al coronar el peón negro en
casilla de distinto color del que
controla su alfil.
45. Wa3 a e2
46. ilb5 ile 7
47. 'Í'l a71
El último error en esta interesante
partida. La sencilla 47. fue
rechazada incomprensiblemente
por Anand.
47. Wd4
48. c6
49. 'BeS
50. e7
O ' 1
El GM Anand abandonó porque, si
51. Wxa4 52. "'a5 53.
" a6l 54. Wa7 'lixb5 55.
'lib8 "l:)d6, o bien 51. "Í)xc7
52. 'li xa4 S b6, ganando el caballo
y, luego, seguirla el mate teórico
del alfil y caballo contra rey.
'CC'CC i 7
//. Rondo
(6 de marzo, /999)
o Topalov (2700)
• Anand (2784)
1. e4 c6
2. d4 d5
3. e5
La "variante del avance" contra la
def ensa Caro-Kann. Cada vez se
juega con mayor frecuencia, pero
aún dista mucho de las alternati-
vas 3. (o 3. Y 3. exd5
cxd5 4. c4, el famoso -ataque
Panov".
3. a l5
4. ('¡ c3 e6
5. g4 a g6
6.
Esta es la cont inuación que ha
dado mejores r esultados a las
piezas negras, aunque las jugadas
más usuales hayan sido 6 ... c5 y
6 ... 16.
7. c5
La r eacción central , temática en
esta variante.
8. h4
Se ha jugado, también. 8.
9. h4 cxd4 10. -'\ xd4
11. h5 12. ft xc2 "l:) xd4 13.
8"a4+ , 4. 0-0-0 "l:)d7 15.
con juego complejo.
8.
9. il b5
10. h5
11 . 13
cxd4

J)..4
a6!?
Novedad teórica. Hasta ahora se
habra jugado 11 ... -'\ xf3 12 . • xf3
13 . • g3 t¡)bc6, que se em·
pezó a practicar a raíz da la parti·
da Tzoumbas-Kumaran (Chania,
Gr ecia, 1994) y que luego ensayó
Karpov (con negras), con resul t a-
do diver so. En la partida Fado-
rov-Asrian (San Petersburgo,
1997) se jugó 14. <¡) d3 f 6 15. "l:) f4
Wf7 16. c3 dxc3 17. bxc3 d4 18,
g5 dxc3 19. fxg5 20.
_ d5 y, después de gr andes com-
plicaciones tácticas, se llegó al
empate.
12. <f) d6+
13. exd6
14. il h3

9
5
!
Único modo de ganar la pieza,
pero las piezas negras quedan
mal coordinadas. mientras que las
blancas consiguen un poderoso
centro de peones,
14.
15. fxe4
16. J). g2
17. 0·0
18. c3
h6
dxe4
15
0·0
Las blancas están preocupadas,
¡y con justa razón!, por la masa de
peones centr ales enemigos. La
jugada de Topalov tiende a rom-
per la cadena de peones y es la
continuación -natur al -o Anand su-
girió 1 8. pero no se ve
una compensación clara. ya que,
si 18 ... fxe4 19, ,ªxf8+ 8' xf8 20.
8 e2 e3, con clara ventaj a de las
negras.
18.
19. gxf5
20. ttb3+
8' xd6
exf5
'/I/ h 8
/I/I<la/uáa
2 1.
La idea expuesta en el comenta-
ri o anterior, pero que no va a
resolver los problemas de las
blancas. Inf erior hubiera sido 21.
hxg5 22. <l) d7 23.
,ªxf7 24. 8' xf7 ZH 8, porque
los peones negros sed an muy
peligrosos.
21 .
22. l1 xf8+
23. g e6
f xe4
8' xfB
A 23. @xb7, seguiría 23 ... z:1a7!
24. 9'b6 9 f 3, con neta superiori-
dad y las amenazas 25 ... 8' 93+
-para capturar el peón con ja-
que-, 25 ... @l' xh3 y 25 .. . l1f7.
23. ... .¡) d71
Sacri f icio de pieza, para adelan-
tar se en el desarr ollo de las pie-
zas. Vemos que no vale ahora 24.
8' xe4, debido a 24 ... .!;l eS 25 . • 92
d3, con arrollador ataque.
24. 9 xd7 ¡¡d8
Tras 24 ... tll f6 25. tle6! las negras
tendrí an tablas, por jaque conti-
nuo, pero Anand, naturalmente, a
la vista de su posición, aspira a la
victoria.
25. 8' 94 e3
26. b3
Si 26. '&' g2 e e7 27. cxd4 %1 xd4
2B. g e2 94 29. <1J gl &' e4+ 30. Wf l
.. . (a 30. Wh2 Z! d3 31. tll' f l g3+1 32.
Wh3 a h 1 +1 33. Wg4 lld4+ 34.
'&' xg3 8 h4+ 35. Wg2 ,l;l g4+ 36.
·SUPERTORNEO· DE LI NARES
'iWf3 ,ªf4, o bien 34. 'i!i g4 8' e4+
35. 'ge4+ y mate seguido) 30 ...
ftc2+1 y mate a la j ugada sigui en-
1e.
26. <1J e5
27. S e4 1it16
28. fl g2 e2
29.
Desesperada tentativa de reac-
ción ante la creciente presión de
las muy activas piezas negras, en
tanto que las blancas están faltas
de coordinación y nulas de activi-
dad. Si 29. 9 xe2 d3 30. 8' e3 ftc6+
31. 'ilI93 .. . la 31. 'ilIg 1 .¡)13+ 32.
'ilI 12 .¡)h4 33. g e5+ 'ilIg8 34. Iitg3
d2 35. ,ªxd2+ gana) 31 ...
8 c71 32. Üf4 d21 33. gxf4+
34. !>lx14 9 g7+ 35. 'ilIh3 ¡¡d3+ 36.
.I'1 xe3+ 37. o-xe3 9' g4+ 38.
Wh2 <1J f3+ 39. Whl & h3 mate.
29.
30. exd4
31. d 5
hxg5
S e6
Mejor hubiera sido 3 1. @xc6
32. %1el <1J xd4 33. <1Jgl <¡) e6
34. Wf 3 .I'1d3+, con ventaj a de las
negras.
31.
32. 9 x d 5
33.
34. 'ilI 12
35. ,ª xe2
36. 'lie3
37. Wxe2
(v er diagrama)
&' x d5
,ª x d5
¡¡d 2
lh a2
<1J d3+1
Z1 xe2+
37. ... g41
Con un peón pasado en cada flan-
.l
.!
ca, las negras tienen ventaja de-
cisiva.
38 . .¡)g5
39. W' e3
40. h6
41 . 'ilI 14
<1J el+
<¡) xb3
a5
.¡)d41
Pero no 41 ... a4 42. " f5 a3 43.
'&' 961 a2 44. <1J f7+ ¡ganando!
42. Wxg4
A 42. 'me5 {) f3+.
42. a4
43. 'ilI h5 .¡)e61
O • 1
Ahora, a 44. " g6 vendría 44 .. .
'1)e5+ 45. \&I f6 a3 46. \&I xe5 a2 y
ganan.
/3" Ronda
(9 de marzo, /999)
D Topalov (2700)
• Ivanehuk (27 14)
1. <;') f3 e5
2. e4 <1Jc6
3. d4
Más usual es 3. 'i3c3 <1J f6 y aquí
elegi r ent re 4. g3, 4. e3 y 4. d4.
3 ....
4. <1J xd4
exd4
e6
Otras posibilidades, en es ta linea
de la aper t ura inglesa, son 4 ...
Y 4 ... 96.
5. 93 a b4+
6. <1Jc3
Más sólida es 6.
19
6. . a5
7. "'db5 d5
8. a3
Mejor es 8. dxc4 9. a3 Jl xc3
10. 'f)d6+ '&' f8 11. . e5 12.
%1cl "Í.') ge7 13. 'f)xc4 e d5 14.
. xd5 'í) xd5 15. 16.
lhc3 y las blancas tienen sola-
mente una pequeña ventaja y la
partida Jansson-Wedberg (Sue-
cia, 1977) terminó en t ablas.
8 .... a xc3+
9. bxc3
Es evident e que no vale 9.
debido a 9 ... d4 10. b4 <f:} xb4, ga-
nando, como ocurrió en la partida
Lerner -Huzman Rusia, 1986, la
cual siguió con' 1. axb4 . )(81 12.
(',b5 <í) f61 13. 0Jc7+ We7 14. 0J xaB
15. a g2 ... (si 15. <!l e7 16.
a d2 D. c8. gana). 15 ... l1xaB 16.
o-o &c3 17. b5 . xc4 la. a a3+
ll1e8 19. J1I. xb7 /l b8 20. lie6 "'d5
21. a xd5 ". (ant e o •• 'Í)cJ) 21...
. xd5 22 . • 84 ,ª xb5 23 . • )(a7 f6
24. l1c l l1b7 25. e a8+ \t f7 y las
piezas negras acabaron impo-
niéndose.
9. .. . "' 16
10. li g2
Después de 10. 0Jd6+ 'li e7 11.
'Í)xc8+ ,ªaxc8 y las negras t ienen
cl ara ventaja en el desarr oll o de
piezas, que completarán con ...
.!:Ud8 y el opor tuno enroque "arti-
ficial", con ... fi f 8, et c.
10 .... o-o
11 . It b3
Algo mejor hubi era sido 11. cxd5
"' xd5 12. 8 b3 li d7 13. o-o.
11. . .. dxc4
"SUPERTORNEO" DE LINARES
12 . • xc4 e5
13. <í)d67!
Mejor era 16. O-O, poniendo a su
rey en seguridad.
13.
14. It d3
.1 1.9
.!.! .1.1.1

... .l
14. e41
Excelente sacrificio de peón,
para explotar la vent aja en el de-
sarrollo de piezas y la mala situa-
ción del r ey blanco, en las colum-
nas centrales.
15. <i) xe4
16.
17. 8' e2
<i) xe4
Uad81
No valía 17. ""h8 18 . • c2
19. '8b1 ganando (20.
,ªa2 .
17.
18. It b2
18 . ...
"' d4
'Í3xe21
Aquí hay varias continuaciones
prometedoras para las negras,
como 18 ... y 18 ... pero
Ivanchuk prefiere llevar la lucha al
terreno t áct ico, con este enérgico
sacri ficio de pieza, especulando
con los temas del comentario a la
jugada 14.
19. 'ifl xe2
Si 19. 20 . • xc l AbS,
para o bien 20 ... -'ª. c4!, segui-
do de ... l,1f e8+, con ataque deci-
sivo.
19 ....
20. I1I b4
-ª fe8!
A 20. f3 f5 21. f xe4 22. A xd8
ex f3+ 23. lh d8 24. Uae1
R c5! 25. Axe6 ... (ant e ylo
25 ... '8c 4 26. 'ifl f 2 tt' xe6 27.
8' f 7, con cl ara super ioridad
de las negras.
2 0.
21. 13
22. g4
fth5+
15
Ingenioso recurso, para salvar la
pieza, pero Ivanchuk contjnúa su
fuert e ofensiva.
22 .... e h31
El cerco se va estrechando en
torno al r ey blanco.
23. gxf5
24. & c4+
25. Ue 1

Il1h8
Si 25. 26. fxe4 8' g2+
27. Uxe4+, etc.
25 .... !b e4+1
o " 1
Las blancas abandonar on. ant e
26. fxe4 a g4+ y mat e en dos ........
jugadas. "JI
Continuamos ofreciendo noticias de los torneos open a celebrar en España y en el extranjero. Dado nuestro interés en mantener una
puntualidad rigurosa en la publicación de OehoXOcho, rogamos a los organizadores que nos remitan sus noticias con dos meses de
antelación, por lo menos. Esperamos sus informaciones. Gracias
XXVI TORNEO FERIA
24 V 25 de Julio de 1999. l a Roda IAlbace-
t el. Sistema suizo 8 9 rondas Ipartidas de
25 minutos por jugador). 1· Ronda: 24 de
Julio a las 16 horas. Premi os: 1.500.000
ptas. total. Clasificación general: l a 300.000
ptas., 2' 200.000 ptas .. 3' 150.000 ptas., 4'
125.000 ptas .. 5
g
100.000 ptas., hasta 15'
40.000 ptas. Provincial: 1
9
25.000 ptas .. 2'
15.000 ptas. local: 1
11
20.000 ptss .. 2
g
10.000
ptas. Inscripciones: 3.000 ptss.; menores
de 18 años, 2.000 ptss.; ELO +2.350, gratis.
Caja Rural de l a Roda (Albacete), Cta. n'
20
3128/5680/16/0201018904 (hasta el dia 20
de Julio). Información: Andrés Martlnez
Cebrián, Tfno: 967 44 04 49 (14 a 15 horas!.
Fax: 967 44 1488.
XI TORNEO DE ODEMIRA
"OAMIANO OE ODEMIRA"
Semirrapidas a 20 min /9 rondas.
17 y 18 de Abril. l ocal: Casa de Povo/
Odemira Alentejo (Porlugal!. Premi os: 1.
ese. 160.000.-hasla e120. premios mej ores
juveniles, femenino y veteranos. Condicio-
nes: GM 10.000 Ese. MI 5.000 Ese., aloja-
miento y comida libre para los 5 más coti·
zados titulados FIDE que se inscriban antes
deiS de Abril . Contacto: Doña Anita, Cáma-
ra Municipal de Odemira.
Tel: 07351 83327621
Fax 07351 83 327323
El abierto de Odemira es el lomeo más
tradicional de Portugal y, aun sobrepasado
por torneos más recientes, siempre suele
atraer jugadores fuertes. Vencedores del
pasado incluyen los GM Spraggett y Antu·
nes; los MI Damaso y Galego. Alojamiento
muy accesible, y playas salvajes a 20 km.
Recogemos en esta sección torneos y partidas que, por exigencias de espacio y por coincidir con
certámenes de alto nivel, concentrados en los primeros meses del año en curso, no tuvieron cabida
en nuestra revisra. Como se trara de un material que consideramos muy interesante,
lo ofrecemos aquf.
EMPATE EN EL MATCH
ADAMS-SEIRAWAN
Organizado por el "Mermaid Beach Club", de la Isla Bermuda, se ha celebrado un Festival de Ajedrez
cuya actividad más importante fue un match entre fos grandes maestros Michael Adams (Inglaterra)
y Yasser Seirawan (Estados Unidos). Su evaluación "elo" es favorable al primero, por 73 puntos,
pero el resultado del encuentro, concertado a diez partidas, fue un empate, con dos victorias
de cada contendiente y seis partidas tablas.
El desarrollo del match fue como queda reflejado en el siguiente cuadro:
SEIAAWAN (2643)
ADAMS (2716)
o
2
\\
\\
3
\\
\\
4 5
o
6 7
o
8
o
9
\\
\\
10
\\
\\
Ptos.
5
5
Un encuentro duramente disputado, con partidas interesantes dado el espíritu combativo
de ambos contrincantes. Ofrecemos las partidas y momentos más interesantes de este match:
8· Partido
o Adams (2716)
• Seirawan (2643)
1. e4 c6
2, d4 d5
3, 13
Una continuación poco usual, en
lugar de 3. (o 3. <z) d2), 3. e5 o
bien 3. exd5 cxd5 4. c4, que son
las más empleadas
3, '" g6
Una jugada dudosa, por lo menos.
Mejor parece 3 ... dxe4 4. fxe4 e5,
al no ser posible 5. dxe5? por
. h4+. Quizá las blancas debieran
seguir con 4. sacri f icando
un peón par a adelantar se mucho
en el de sarroll o de piezas.
4. c3
5, a e3
6. d xe5
7, 0 d 2
a g7
e5

0 e7
Sei rawan conduce el planteo de
forma un punto arti f iciosa. Mejor
hubi era sido 7 ...
8. 8' c2 0· 0
9, O-O-O
De esta f orma se encuentra en
una lucha con enroques en flan-
cos opuest os.
9, '" a5
10. h4
Como es caracterf st ico en est e
t ipo de part idas, ambos conten-
dientes se lanzan decididos al at a-
que, inmediat amente, par a apo-
der arse de la iniciativa, de vital
import ancia en la carrera de ata-
ques mutuos que se establece.
10,
11 , h5
12. h x g6
13, 0 .2
14, a d41
b5
0 d7
hxg6
b4
Con esta jugada se cumple la idea
t emática de eliminar al mejor de-
fensor del enr oque negr o, en es-
tas posiciones, cual es el alfil de
casillas oscur as.
14, '"
e57
Est o debilita el centro de las ne-
gras y el GM Adams puede abri r
un nuevo frente de operaciones.
A consi derar er a 14 .. . 15.
0 xd4 a b6,
, 5. <Z) xe5
21
16. a4
17. \lIb 1
Como es frecuente en las luchas de
este tipo, hay que alternar las juga-
das de ataque con las defensivas.
Así, tras la jugada textual, las blan-
cas pueden replicar, a 17 ... b3 -que
era su amenaza, para abrir líneas-,
con la sutil 18. S c 1, "apuntando" a
la penetración temática 8'h6 (des-
pués de despejar, naturalmente, la
diagonal cl -h6).
17. ... ffa5
Si 17 ... b3 18. !tc l bxa2+ 19. W' a1
a3 20. b4, amenazando 21. Y
22. 'Í)xdS (combinando con . h6).
18. exd5 íaf5
19. " e4 ¡:li ba
20. cxb4!
Ante las amenazas 20 ... , bxc3 y
20 ... b3 21. " cl a3, esta es la
mejor jugada, pues permite to-
mar la iniciativa en el centro y en
el flanco de rey.
20 .... f txb4
Si 20 ... lh b4 21. d6, para seguir
con 'Í)d5 y la penetración con 8' h6.
2 1. d6
22. he4
23. " d5
a xe4

fl b7
Después de 23 ... "fl a5 24. !rc 1!
con las amenazas 25. t1' h6, así
como 25. Z!h8+ Wxh8 26. '9h6+
'&g8 27. mate.
li.l W
'iV J.
. Ji J.

.! Ji
JiJi'!!tl' Ji
r.f1l
ji
Ji
24. I'l f2
También era muy fuerte 24. tld2!
(ante 25. l1h8+!) 25. g4, para
seguir con 9 h2.
22
24. ... c4
25. !ld2
También conducía a la victoria
25. Wg7 26. z:!. h7+ 'ifl f8 27.
'8d2, para 28. 9 h6 mate.
25. ... f 5
Ante 26. 8' f6, para 27. flt o Z!h8
mate.
26.
27. '!;!' h7+!
28. ft h4+
1 - O
\lI g7
Wxf6
rin de
A 28 ... g5 (28 ... 'me6 29 . .!le7+!) 29.
S' h6+ 30. l!xb7 I1xb7 31.
exf5 Wxf5 32. :1f 2+ 33. g3,
decidirí a.
Adams estuvo muy afortunado.
Un ejemplo claro lo tenemos en la
lA Partida del match:
/. Partida
O Seirawan (2643)
• Adams (2716)
1. d4 01f6 2. c4 e6 3. b6 4.
'l) c3 5. '8b3 cS 6. a 3 ...
A consider ar es 6. 7.
Z! dl O-O 8. e3 cxd4 9. exd4
10. gxf3 11 . :1g1 .!:t e8 12.
,"e2 d6 13. f4 " bd7 14. !1!e2 d51
(mejor 14 ... ltc8 15. f5 eS) 15. f5
ex f 5 16. a xfS dxc4 17. g6
1B. f!B3 !!fe7 19. ,"b3 !1!xh2 20.
!lh1 fl e7 21. \lI f1 !!I dB 22. !le1
!lfB 23. ,"a4! b5 24. ,"xb5 !lbB 25.
9 xd7 26. ,ªxe7 tlxe7 27.
a xf6 "8e6 28. d5 1lt a6+ 29. \01' g2
,ªb6 30. 'Í3e4 0- 1, como ocur rió en
la par t ida 1. Sokolov-Emms (Has-
tings, 1998- 1999).
6 ... ,¡;l aS 7. 8 . e3 O-O 9.
I1d l a xc3+ 10. bxc3 fi e7
Otra posibilidad es 10 ... h6 11 .
8' e7 12. d6, como en la
partida Wells- Thi nius (Alemania
199BI.
11. d6 12. O-O " bd7 13.
'Í't d2 :tfeS 14. f 3 h6 15. 8 e8
16. e4 'Í'th5 17. f 4 fS 18. d S! ...
Muy pr ecisa ruptura, que plantea
serios problemas a las negras, cu-
yas piezas tienen un reducido cam-
po de acción. Si 18. a d3 "8g6 19.
d5 exd5 20. cxd5 ... (a 20. exd5
8' g4) 20 ... c4! y luego ... con
fuerte reacción de las negras.
18 ... 19. he4 2 0.
21. exd5 22.
'"151 !le7
Después de 22 .. . dxc4 23. & xc4+
d5 24. 1!I d3 !le7 25. !lfe 1 I'Ih5 26.
A e7, seguido del plan o
J1I. d6.
23. cxdS -í) f 8 24. c4 8' hS 25.
tth3 26. ll ac8 27. fS!
Z! e8 28. Z1 de l ,ªcc8 29. f 6!
gxf67
Algo mejor hubiera sido 29 ...
,ªxe1.
30. 8 g3+1 '8g 6 3 1. Z! x f 6 "8 xg3
32. 1:!. xe l+ 33. a xe l n eS
3 4. ,"g3 !le 4 35. ," xd6 " h7
W
!.

.! Ji J.
J. Ji
>
Ji .1.
Ji
Ji Ji
r.f1l
36. n g6+7 ...
Tras haber realizado la tarea más
difícil, Sei r awan deja escapar
buena parte de su ventaja. Con
36. tH4!. las blancas ganarían có-
modamente el final, pues los peo-
nes negros serian muy vulnera-
bles, al hallarse sobr e casillas del
color del al f il.
36 ... \lIf7 37. !lxh6 <f> 16 3B. h31
Esta ya lleva a la derrot a. Mejor
era 38. n h3 .Il xc4 39. ll f3. l a
torre blanca queda encerrada.
3B ... !lxe4 39. -" b 8 \lI g7 40.
.!h f 6 Wx f 6 41 . h4 b5
O - 1
,
OPEN "CIUDAD DE UBEDA"
Landa, vencedor, por mejor coeficiente que Dreiev
El gran maestro ruso Konstantin Landa ha resultado vencedor del gran apen 'Ciudad de Úbeda-,
superando a su colega y compatriota A Dreiev por mejor coeficiente, ya que ambos terminaron
con la misma puntuación.
Hay que destacar la buena actuación del joven maestro español Del Río Angefis, que logró clasificarse
en fos puestos de vanguardia, aventajando a muchos grandes maestros. Como es tradicional,
ni en el Open de Linares ni en este de Úbeda ha habido una fuerte representación española
y es una lástima, porque 85 con fuertes contrincantes con quien se puede progresar.
La clasificación final, en los puestos de vanguardia quedó establecida del modo siguiente:
1. Landa (Rusia, GM 2542 elo), 8,5 puntos, sobre las 10 partidas disputadas; 2. Dreiev
(Rusia, GM 2639), 8,5; 3. Akopian (Armenia, GM 2640), 8; 4. Barsov (Uzbekistan, MI 2514), 7;
5. Giorgadze (Georgia, GM 2616), 7; 6. Del Río Angelís iEspaña, Mi 2408), 7; 7. Asrian
(Armenia, GM 2576), Hamdouchi (Marruecos, GM 2564); Tiviakov (Rusia, GM 2627); Gritschuk
(Rusia, MI 2482); Minasian (Georgia, GM 2594); Sashikiran (India, MI 2535); Burmakin
iRusia, GM 2534); S. Gareía (Cuba, GM 2420); Jegíasarían (Armenia, Mi 2517); Sorokin
(Argentina, GM 2551); Jarlov (Rusia, GM 2600); Aronían (Armenia, MI 2502) y Vera
(Cuba, GM 2547); clasificados por este orden, todos ellos con 6,5 puntos.
Hubo un total de 107 participantes.
Veamos a continuación interesantes partidas de este certamen:
o Dreiev (2639)
• Gritsehuk (2482)
1. d4
2. e4
3, » 13
4. De2
5. " 95
S. J1< h4
7. " 93
d5
.S
eS
J1< dS
IS
».7
e5
Después de 7 .. . 8. e4 las blan-
cas tendrían una posición venta-
josa, como ocurrió en la partida
Ivanov-Moros (1994).
8. dxc5
9. cxd5
10. » bd2
11. e4
12. exd5
Jl. x e5
9 a5+
exd5

» b4
Si 12 .. . 'Íl xd5 13. 14.
&' e4+, seguido de O-O, con clara
ventaja de la blancas.
13. 'Bc4
14.
(ver diagrama)
15. 0-0!7
En lugar de conformarse con una
lo 'VI lo
.!.! .!.!
J.
ventaja posicional , tras 15. <2) b3
'Bb6 16. O-O 0Jbxd5 17. 'Í3xc5
l S. S b3, el GM Dreiev opta
por este sacri f icio posicional de
la dama y un peón, por t orr e y
alfil que es r ealmente interesante
y brinda ideas muy inst ructivas.
15.
16. Zl xf2
17. '1) xc4

Zl xc4
ft d8
Una jugada pasiva, pero si 17 ...
ft xd5 18. I'Idl !J.S 19. » d4 I'td5
20. <í) b5 frc6 21. 0Jbd6+ 'lif8 22.
<0e5 R c7 23. 'Í)¡e4l, ganando el
alfil, ya que si 23 .. . a eS 24.
a xg6 25. a xc7 y no valdría 25 ...
a causa de 26. Zl dS'+ ga=
nando la t orre .
18, » d6+ \li l8
19 . .z)e5 ª g8
Ante 20. 'Í)¡ef7. El dominio posi-
cional de las blancas es muy f uer-
te. A considerar era 19 ... a e8!?
20 . .z) xb7 S c8
21. 'tl c5!
Es curiosa la cantidad de r ecursos
tácticos que brinda la posición a
las blancas, para ir acentuando su
presión.
21. ".
22. ª e1
J1< 15
<í) bxd5
A 22 ... 'Í3xa2? sería muy dura ré-
plica 23. <ocd7+ A xd7 24. l1xcS+
25. d6 y la doble amenaza
26. dxe7+ y 26. A c4 fuerza la
ganancia de material.
23, " b5 8 a87
Mayor resistencia hubiera brinda-
do a las negras 23 ... fxe5 24.
-01d7+ Wf7 25. Wf6 26.
las blancas tendrían la ven-
23
taja de un peón, así como la de
poseer la pareja de alf iles, lo que
deberra ganar.
24. l1xfS!
Comienzo de la enérgica mani o-
br a que vino a decidi r rápidamen-
te la partida.
24 . .. .
2S. a e6
'Í3xfS
'Í3xg3
No serf a una solución 2S ... . cS,
debido a 26. a xdS 27.
Wi' e7 2S. !lel+ 'lrd6 (si
28 ... Wd8 29. 29. a b7! V
ganan, ya que, si 29 ... " dS 30.
':e6+ 'li c7 31. !lc6 mate.
26. A xa8
27. Wf2
28. a xdS
29.
'Í:) e2+
'1) xel
f xeS
Asf conservará Dreiev su alfil,
con mayor vent aja en el f inal re-
sultant e ...
29.
30. a x g8
31 . We3!
We7
Wxd7
... ¡además de este detalle táct ico,
que le per mite ganar el caballo!
1 - O
o Del Río (2408)
• Kunte (2460)
1. e4 eS 2. 'Í:) f3 e6 3. d3 ...
Una de las If neas cerradas, contra
la defensa siciliana. Las principa-
les alternativas son 3. d4 Y 3. c3.
24
3 ... dS 4. '8e2 <í) f6 5. g3 'l) e6 6.
1lg2 f!J. e7 7. O-O O-O
Después de 7 ... b6 S. eS '1)d7 9. c4
» db8 10. » c3 d4 11. » .4 h6 12.
h4 a b7 13. a f4 » d7 14. h5 » 18
15. g4, las blancas tienen ventajo-
sas posibilidades, como ocurrió
en la partida D. Bronstein-Nowak
(Sandomierz, 1976).
8. eS 9. e4 d xe 4 la. d x e4
11 . 'Í:) xd4 exd4 12. l!dl
g e7 13. fheS 14. ll e4
8 aS lS. '1)eS
.1
-'-
.1 \ir
.1.1 -'-.1.1.1
1.
'i'
ii
é ii
iiii
i. 'f!l
16. ...
Preciso golpe táctico, que da la
iniciat iva al joven maest ro inter -
naci onal español.
16 ... exdS 17. Zl xe 7 dxe4
Si 17 ... 'Í:)b3 1 S. a xd5! a e6 (no
vale 18 ... a causa de 19.
':xf7! ':xf77 20. tlt e8 mate) 19.
(a 19 ... a xe6 20.
1)xe6+ Wh8 21. -'kh6! gana) 20. b3
Y aquí hay diferentes caminos:
1) 20 ... f xe6 21. 8 xe6+ " h8 22.
o bien,
2) 20 .. . 1;\ad8 21. a b2 1;\ d6 22.
J:bd5 23. cxd5 t!t xa2 24.
1ge5 y, si 22 ... . xa2 23. l1x f 7!
y, finalmente,
3) 20 ... <í)c2 21. a b2 8 e1+ 22.
8 xel <í)xe l 23. a d5 24.
a a3 a5 25 . .t!. xb7 26. f3,
I con clara ventaja, en todos los
casos.
18. ff b5
Interesant e hubiera sido 18 ... '8a6,
para pasar, eventualmente, la
dama a la def ensa de su enroque,
por la tercera línea de las negras.
19. a e3 -"e6
La continuación correcta hubiera
sido 19 ... <í) d3, si bien, tras 20.
8 e3, las blancas tendrían el man-
do de la lucha, ya que, si 20 ...
S c5, seguiría 21. 8' xc5 22.
.t!. c7. recuperando el peón de "c4"
con ventaja. por la mayor activi -
dad de sus piezas y la f uerza de
su pareja de alfiles en posición
abierta y con peones en ambos
flancos; por ejemplo: 22 ... 01a4 23.
Zl d8 24. l!xc4 '1)b6 (no vale
24 ... b57 por 25. ,ªc7! ,ªb8 26.
a xa7 ó 26 ... 27. :!' xd4
28. b3 <í)b6 29. :!.xa7. con neta
super ioridad. Ot ra línea defensi-
va es 19 ... <í) e6 20 . • g4 . 95
.1 .1 \ir
.1.1 i. .lJ.J.
-'-

1.
ii
iiii
'f!l
20. 8' e57 ...
Con apuro de tiempo. por los mo-
mentos complicados de las juga-
das 16, 18y 19, Del Río sepr ecipi-
ta y se equivoca gravemente. La
continuación correcta er a: 20.
8' h51. con las amenazas 21. 8' 95 y
21. ::!. xb7!; así, después de 20 ...
21 . .I1d5! <í) e6 22. a4 8"e5 23.
l1xe61 f xe6 (si 23 ... a xe6 24. ffe5)
24 . .I1xe6+ "" xe6 25. 1bc5. ganan-
do.
20 ... 1621. I9h5 1;\ 1. 877
Aquí se imponía 21... pero
las negras "devuelvenM el error y
llega el justo resultado.
22. a4
1 • O
No hay defensa de la dama sobr e
la torr e de "eS
M

VICTORIA DELJOVEN
GM ETIENNE BACROT
Dentro del Festival de Ajedrez organizado en la Isla Bermuda, del que ya hemos informado
en el reportaje del match Adams-Seirawan, se ha cefebrado un torneo cerrado que alcanzó
la categoría "elo· 10. Resultó vencedor el jovencísimo GM francés Etienne Bacrot que cumplió
dieciséis años durante el certamen.
La cfasificación final quedó establecida del modo siguiente:
CLASIFICACIÓN
Jugador Tít. Elo 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 Total
1. Bacrot (FAA) GM 2561

" " " "
1
" "
1 1 1 1 1 9
2. Gretarsson (lSU GM 2459
"

" "
1 1
"
1 \\ 1 1
" "
8,5
3. Gershon OSA) MI 2467
" "

"
1 \\
" " "
1
" " "
7
4. Waitzkin (USA) MI 2467
" " "

\\ O
"
O 1
"
1 1 1 7
5. Chandler (lNG) GM 2520
"
O O
"

" "
1
"
O 1 1
"
6
6. Ashley (USA) MI 2473 O O
"
1
"

\\ O O
"
1 1 1 6
7. Natal (FRA) GM 2475
" " " "
" "

" "
\\ O
" "
5,5
8. Arizmendi (ESP) MI 2472
"
O \\ 1 O 1 \\

"
O
"
O 1 5,5
9. Thorhallson (lSU GM 2499 O \\
"
O
"
1 \\ \\

1 O \\ \\ 5,5
10. Pelletier (SU!) MI 2483 O O O
"
1
"
\\ 1 O

"
\\ 1 5,5
11. Forster (SU)) MI 2469 O O \\ O O O 1 \\ 1
"

1 \\ 5
12. Teplitsky (CAN) MI 2453 O \\ \\ O O O
"
1 \\ \\ O

\\ 4
13. Ebilia (MAR) MI 2360 O \\ \\ O \\ O \\ O \\ O \\ \\

3,5
Bacrot y Gretarsson se mostraron muy supenores al resto de los participantes y el tnunfo del pnmero
fue por la mínima diferencia. Ambos terminaron imbatidos, junto con el israelita Ghershon.
El español Julen Arizmendi t uvo una actuación discreta y merece destacarse el espíritu de lucha
que mostró en el torneo. He aquf una de sus victorias.
o Arizmendi (2472)
• Waitzkin (2467)
1. e4 e5 2. <l) f3 d6 3. d4 4.
cxd4 5. 6. ...
El ataque Leonhardt , contra la de·
t ensa siciliana. También son con·
tinuaci ones muy usuales 6.
· ataque Ri chter- y la más posi cio-
nal, 6. ,(ie2.
6 ... • b6 7. <l) xc6 ...
Con mayor frecuencia se juega 7.
<l)b3. Con est e cambio, las negras
v en r ef orzado su centro de peo-
nes, pero las blancas conf ían en
sacar partido de su mejor desa-
rroll o de piezas.
7, .• bxc6 8. O-O 96 9. J}, e3 ...
Cede un peón, para acelerar la mo-
vili zación de sus pi ezas, obt eni en-
do una promet edora inici ati va.
9 ... 8' xb2 10. e5 11 . .!';1 b1
& a3 12 . .!';1b3 t'r a5 13. & e7
Con 13 ... PJ. e7 14. J1 g5 !tc5 15.
a x f6 '¡;¡ xf6 16. '8f3 t9xc4 17 .
8' xf6 0·0 18. f!t xd6 g e6, se llegó
a una posi ci ón equilibrada, en el
curso de la partida Bosch-Sofía
Pol gar (Wijk aan Zee, 1997).
14. l1!. g5 l1!. g7 15, " x16 " x16 16,
!l13 llJ/ e711
Una idea muy sospechosa, por -
que el rey quedará más expuesto
en el centr o. Mejor hubiera sido
16", lli. g5 17, /l lb1 O-O,
17, /l lb1 h51
Esto _ya es un error; se imponía
17 ... ª f 8, par a repli car a 18.
con 18 ... t!J. g7.
Iver diagrama)
18, " d5l lli. g4
No val ía 18 ... (ant e 19. 1lxc6!)
19. l::!. b7 S c8 20. ganando,
pues si 20 ... R xc6 21. <l)d5+.
19, /l b71 ",
.1. .i. .1
.! 'i' W.l
.1.1 .i..l
.1 .1

E,
fff
E, E, E, E, E,
j¡ V'g
Excelente jugada, que viene a dar
deci si va v entaja a las negras.
19 ... 20. lh c7+ 'li d8 21.
lh c6 22 . .!';1 xb6+ We7 23.
l::!. a6 ll ac8 24. l::!. b7+ Wd8 25.
l!d6+ We8 26. ""f8 27.
,!h f6 28.
1 - O
A 18 ... J.;1 xc3 19.
25
COPA DE RUSIA 1 999
Se ha celebrado en Moscú la segunda fase de la Copa de Rusia la cual consiste en una serie
de torneos apeno con premios adicionales a la clasificación toral de las fases en que se ha intervenido.
Resultaron vencedores los grandes maestros rusos Rustemov, de 25 años, y el joven Kobalia, de 20,
con 7,5 puntos sobre las 9 partidas disputadas. La cfasificación final quedó establecida as{:
1. Rustenov (RUS, GM 2539 Elo), 7,5; 2. Kobalia !RUS; GM 2537), 7,5; 3. Kalugin (RUS, MI, 2497).
7; 4. lIiusgin !RUS, MI, 2484), 7; 5. Vokaiev !RUS, MI, 2462); 6. Poluliajov !RUS, GM, 2566), 6,5;
7. Kiriakov !RUS, GM 2566), 6,5; 8. Jaritonov !RUS, GM 2562), 6,5; 9. Sherbakov
!RUS, GM, 2559), 6,5; 10. Naier (RUS, MI, 2522), 6,5, hasta 192 participantes.
Esta prueba se dedicó a la memoria del GM recientemente faffecido, Evfin Gelfer.
Veamos a continuación una de las interesantes partidas de ese certamen:
o Kobalia (2537)
• Nalbandian (2475)
1. 94 <i3 f 6 2. e5 3. d 4 d6 4.
-tl 13 ...
Sigue sin emplearse la clásica 4.
c4 5. f4 · "ataque de los 4
peones··, en favor de la t extual,
de corte más posicional.
4 .. . 5. A e2 e6 6. 0 · 0 .l.\ e7 7.
c4 {lb6 8 . ...
Con mayor f r ecuencia se juega 8.
h3 A h5 9, <tl c3 y la Ifnea seguida
en la partida, o bien 8, exd6,
8 ... O-O 9, A e3 d5 10. e5 A x f 3
11, gx f 3 ...
Evi t ando 11... (12, A xc4
dxc4 13, . a4, ganando el peón
de "c4"), mientras que la doblada
de los peones en la columna "g"
queda compensada por la apertu-
ra de la columna "g" a sus piezas
pesadas (torres y dama). para el
ataque sobre el enroque.
1 1... -tlc8 12. l. llo h. 13. llo d3 g 6
" . 151 '"
Fuer te sacr i ficio de peón, con el
que las blancas ganan val iosos
tiempos para su ofensiva en el
flanco de rey.
14 ... ex f 5 15 . • f3 c6 16. Wh1
III h8 17, ll g 1 -tI.6
l as blancas tienen una posición
muy promet edora, ya que el en-
roque negro no cuenta con una
protección fi rme, al estar las pie-
zas negras desplazadas en el ala
de dama y el alfil de "h4", como
"observador" de la lucha. Aquí
26
hubiera sido más prudent e 17 ...
'l)d7, para seguir con 18 ... .t\g8 y
19". 'í3f8 aunque, contra un juego
tan restringido, las blancas dis-
pondrían de excelentes per spec-
tivas. En la part ida Pokoj owczyk-
W. Schmidt (Polonia, 1976) se
jugó: 17 ... -tle7 18. e h3 -tlg8 19.
f! e7 20. 'l)e2 'l)a6 21.
22. y las negras aban-
donaron.
18. 'Í)e7
lo
1.
.1
No era posible 18 ... gxf5 19. Ah6
llgB 20 . .!1 xg8+ tlt xg8 21. 1191,
ganando.
19. llo c2 -tl g8 20. e h 3 -tlc7 21.
ll g4 f3. e7 22. l1a91 . d7 23. f4
l1ae8
Clar o está que no hay forma de
evitar la siguiente ruptura, ya
que, si 23". 157 24. ,ªxg6.
2 • . 15 llod 8 2 5, " e2 '"
Aquí se pudo rematar la lucha con
2S. llh4!! -'i xh4 26. fxg6' lrxh3 27,
g7 mate, o bien 26 ... lxg6 27.
'8xd7, ganando fácilment e .
25 .. . b6 26. -tl1 ....
Kobalia ha vist o un mate espec·
tacular y vuelve a no hacer caso
de la brillante maniobra expuesta
en el comentario anterior.
2 6 ... g5
Ante 27. fxg6, con la doble ame-
naza 28. g7 mate y 28. tl xd7.
27 . • x h7+1! ...
También es espectacular esta
maniobra, que deci de rápidamen-
te la lucha.
27 ... Wx h7 28. f6+ Wh6
O bien 28". Wh8 29. l1xgS y no
habr í a defensa eficaz contra 30.
l1hS+.
29. 1';l h4+1 gxh4 30. Wh5
3 1. A d1 mat e
1 - O
Por ROMAN TORAN.
¡FELIZ CUMPLEANOS, DAVID!
El GM Bronstein cumple 75 años
"En el torneo de Saltsjobaden (Suecia) de 1948 una nueva estrella apareció en el firmamento
ajedrecístico, recibiendo su bautismo internacional con toda brillantez al alcanzar el primer
puesto invicto". Así escribí en fa introducción de mi fibro:
"Bronstein ef genio del ajedrez moderno" y destacaba su asombrosa campaña
en cuanto a inventiva, ingenio y habilidad en la conducción de las posiciones difíciles.
T
res años más tarde empa-
taba un match para el títul o
mundial de ajedrez, frente
al campeón Botvinnik quien, de
acuerdo con l a reglamentación,
siguió en posesión de la corona.
Algo se rompió en el ánimo de
Bronstein tras este encuentro,
pues pareció haber perdido in-
terés por los resultados, intere-
sándose vivamente en la pro-
ducción de bellas partidas y
combi naciones.
Su esti l o de juego y sus ideas
originales han sido motivo de
admiración, tanto para aficio-
nados, como para maestros. Se-
gún frase del gran maestro ar-
gentino Miguel Najdorf (RIP):
"8ronstein es el maestro que
más hace vibrar al tablero" y así
ha sido, en efecto, y susjugadas
aparecen, a veces, como un rayo
que cayera sobre la t ierra des-
trozando todo cuanto encontra-
ra a su paso. En 8ronstein no se
sabe qué admirar más, si su
espíritu de lucha o su fantasía,
verdaderamente portentosa.
El pasado 19 de febrero ha cum-
plido 75 años y OchoXOcho le
dedica este pequeño pero muy
cariñoso homenaje. Deseamos
que continúe jugando torneos,
aunque sean "open", y que nos
siga deleitando con sus genia-
les partidas.
En el "Ciudad de Úbeda", de
1996, ganó al gran maestro
Lputian una portentosa partida
de ataque combinativo, que apa-
reció publicada en OchoXOcho.
Por esto ahora escogemos otra
partida, disputada contra "otro
campeón sin corona", el GM
Paul Keres, la cual recibió el pri-
mer premio de bri ll antez del tor-
neo Interzonal de Gotemburgo
1955, y como recordatorio ofre-
cemos, ahora si n comentarios,
la que ganó a lputian.
D Bronstein

Keres
1. d4 » 16
2. e4 e6
3. » e3 ll. b4
4. e3 e5
5. ll. d3 b6
Las continuaciones más usua-
les son 5 ... <tl c6 y 5 ... d5 ó 5 ...
O-O.
6. <tl ge2!
Una interesante novedad teóri-
ca por parte de 8ronstein,
cuando se disputó esta partida.
En esta lí nea de la variant e del
"sistema Rubinstei n" (4 . e3), de
la defensa nimzoindia, lo nor -
mal (en 1955) era 6. 'l) f3 7.
O-O O-O 8. 'ÍJa4 cxd4 9. a3
10. exd4 '8c7, considerando
que la posición of recía iguales
posibilidades a ambos bandos.
En ella, las blancas tienen mejo-
r es perspectivas en el flanco
de dama, pero las negras pue-
den contr aat acar en el de rey,
mediante 11 ... 'ÍJg4, como ocu-
rrió en la par tida Botvinnik-
Bronstein (match para el título
mundial. de 1951). La jugada
textual es más apropiada para
el ataque sobre el ftanco de
r ey, pues el caballo, desde
"g3", dispone del salto agr esi-
vo <tl f5, que t iene gran fuerza
en este tipo de posiciones.
6 ....
7. O-O
ll. b7
cxd4
Después de 7 ... O-O 8. d5
9. <Z) xc3 exd5 10. cxd51as blan-
cas tienen clara ventaja; por
ejemplo:
al 10 ... <i) xd5? 11. 'l) xd5
12. !!Ih5 15 13. ll. x15 h6 14.
8 g5 15. 9 xg5 hxg5 16.
h3 <tl c6 17. f3, como en la
partida Nikolac-Pirc (Zagreb,
1953), con la debilidad cróni-
ca de "g5"; y
b) 10 ... d6 11 . e4 a6 12. h6
13. ll. h4 » bd7 14. 14 g e7 15.
!!I f3 c4 16. ll. c2 b5 17. » dl
!lae8 18. 'I!I hl !!I b6 19. a l2
<tl c5 20. como en la
partida Szabo-Kluger (Hun-
grí a, 1969).
a. ex d4 o-o
9. d5!
27
Bronstein saca inmediato parti-
do de la buena disposición de
sus piezas y, con la jugada tex-
tual, se asegura una importante
ventaja de espacio. Las negras
no están en condiciones de ju-
gar 9 ... exd5 10. cxd5 t,) xd5 (si
10 ... a xd5? 11. oi) xd5 t,)xd5 12.
a e4) 1 l o -í) xd5 A xd5 12.
Wxh7 13. 8 xd5, con
indudable ventaja posicional de
las blancas.
9 .... hS71
Una jugada que constituye un
serio debilitamiento del enroque
negro. Es realmente notable el
interesante ritmo de apertura
que imp,rime Bronstein frente a
Keres. Este, pese a estar reco-
nocido como uno de los mejores
especialistas de las aperturas,
sufrió muchas derrotas frente a
nuestro homenajeado, al no po-
der resolver los problemas que
le planteaba. Bronstein busca
siempre las posiciones dinámi-
cas para caer sobre sus adver-
sarios a la mínima inexacti t ud
que cometen. En este sentido, la
partida que comentamos es un
claro ejemplo.
1 Q. 'Íl a6
Esto da lugar a una interesant e
maniobra. Sin embargo, el cam-
bio 10 ... .\.i xc3 no parece, t am-
poco, aconsejable, ya que los
alf iles blancos tendrían gran
actividad.
11 . 'Íl bS! exdS
Práct icamente forzada. Se ame-
nazaba 12. a3, ganando el alfil
(12 ... 13. b4 14. d6).
12. a3
13. » 93
En el más puro estilo "morphi-
nlano". La buena distribución de
sus piezas y sus cualidades
agresivas just ifican estos sa-
crificios de peones.
13 .... dxc41
Al igual que los rivales de Mor-
phy, quienes aceptaban a ojos
cerrados todos Jos sacrificios
de peón que realizaba, Keres
28
sufrió las mismas consecuen-
cias, por menospreciar las po-
sibilidades de ataque de su
fuerte adversario. Era impres-
cindible continuar con 13 ... 'Íl c5
La posición se presenta clara pa-
ra la explosión. Los alfiles blan-
cos apuntando al enroque, junto
con la posibilidad del salto 'Í"l f5,
y del otro caballo a "d6" son los
factores que barajó aronstein
para t ejer una de sus bellas y
pr ofundas combinaciones.
14. Jl. x hSI
Sencillamente, ¡genial! Las blan-
cas fuerzan la apertura de lí -
neas en el enroque enemigo,
para la penetración de sus pie-
zas. Las negras deben aceptar
el sacrificio, ya que se amena-
za seguir con 15. Wxg7
16. 'Íl f5+ 1RhB 17. 8' d4! '&gB 1 B,
t\l h4, ganando; o 16 ... WgB 17,
S' d2 'Íl e4! 18. 'Sh6 .\.i c6 19,
.z)bd6!, con ataque ganador ,
pues, si 19 ... 'Í"l xd6 20, 'Í"l e7+,
seguido de 21, fl' h7 mate.
14 .... gxh6
Parece mejor solución la alter-
nativa 14 ... 'l) e8, aunque las
blancas mantendrían excelen-
tes perspectivas, con 15,
dejando lat entes las amenazas
1S. S h5 y » f5.
15. fl d 2
Complemento de sacrificio, El
peón de "h6" no puede ser de-
fendido con 15 ... 'Il g77, a causa
de 16, 'Í"l f 5+, por lo que las
piezas de Bronstein no tendrán
el obstáculo de los peones del
enroque negro para su ataque.
15 ....
Realicemos un profundo análi·
sis de la posición, para com-
probar la corrección del sacrifi-
cio de Bronstein en todas sus
variantes. Las negras dispo-
nían de otras tres alternativas
que veremos separadament e.
A) 15 ... %! eB 16. 9' xh6 .!l fB 17.
8' g5+ WhB (si 17 ... .!lg77 1 B.
'Íl f5 y ahora las negr as tie-
nen, de nuevo, dos caminos
a elegi r :
al) lB ... 19. 8'h6+ WgB
20. 'i)hS!, ganando, pues
si 20 ... 'l}xh5 21. .!lh7+
!Nh8 22. ,"gS+. !Ng8 23.
9 h7+ y 24. tlt xf7 mate, o
a2) 1 B .. . .!ldS 19. 'i)hS! 'Íl xh5
20. 8' xhS+, ganando.
a) 15 ... 'Í"lc5 16. 1bh6 'Í"lce4 (para
cerrar la diagonal al alfil ene·
migo, pero ahora se nota el
error de la 13
1
jugada ya
que, si n el apoyo del peón de
"d5", este caballo es vulnera-
ble y las blancas ganan nue-
vos tiempos en su ataque);
17. Z'tae l d5 l B . .z)f5 .z)eB 19.
dxe4 20. Z't e3 21.
%! g3 f6 22. frl' g6+ y 23. l!h3+.
el 15 .. . 1S. h3 17.
8' xh6 y, de nuevo:
c 1117 ... 18. ,. fS
19. n ad l l... (amenazando
20. 1'1xd7620. 1'1dSI 19 ...
d5 20, .!ld4!, etc.; y
c2) 17 ... f5 l B. 'Í"l x f S 19.
.z)bd6!, con at aque gana-
dor
La defensa escogida por Ker es
es la mejor, pero Bronstein ob-
tiene suficiente compensación
por la pieza sacri f icada,
16 . 8' x h6
17. 'Í"l x f S
f5
l't xfS
Si 17 ... l'l f7 18. » bd6! S f8 19.
9 g6+ ª_g7 20 . .z)h6+ WhB 21,
<z)¡ df7+ ,ªxf7 22. 'Í"l xf7+ y ga-
nan. En cuanto a 17 .. . .\.i f 6 l B,
'Ílbd6 -'i d5 19. l'tae 1!, es decisi-
vo, por la amenaza 20, 0 e7+,
para tl xh7 mate,
lB. l& x15 .;)IB
Contra las dos piezas negras,
Bronst ein ha conseguido torre
y peón y una posición muy
agresiva, dada la desprotec-
ción en que se encuentra el rey
enemigo. Veamos cómo mate-
rializa ahora est os detalles, en
una soberbia victoria.
19. l:! ad1 J<g5
20. It h5 1t16
21. ';) d6 l&e6
22.
1'r9
4 WhB
J. .. '!ir
.! .!

'i'

.! 'I!!I'
Ji
Ji Ji Ji Ji
.i .i'lll
23. ...
Apr ovechando que las negras
no pueden efectuar el cambio
par a debilitar y capturar poste-
riormente los peones negros
del ala de dama.
23 ....
24.
25 . • xc4
26. b4
J<h6
bxc6
.;)e5
Sin dar reposo a su adversario,
Bronstein acentúa paulat ina-
mente su presi ón.
26 ....
27. fl' xc6
28.
29. !ld6

!l bB
. 9 6
Bronstein ya tiene ventaja ma-
t erial, pues los tres peones y la
torre son super iores a las dos
piezas menores; especialmen-
te, si tenemos en cuenta que
las piezas negras deben perma-
necer defendiendo a su des-
prot egido rey y que los caba-
llos no tienen buenos puntos de
apoyo.
29 . ...
30. 141
l&g7
Los peones blancos inician de
este modo su avance, convi r-
tiéndose en ariet e del ataque
sobr e el enroque.
30 ....
31. h3
32 . .;)931
33. Wh2
34. It d5
J.
.!
.1 Al.

Ji
..
Ji
35. .;)h51
'i'
5 9
4
lt e2
8' 03+

!leS
..
.it
Ji
W

Ji'lll
Para eli minar a la mejor pieza
defensora, con lo cual el ata-
que blanco se torna pronto de-
cisivo. La últ ima t entativa que
empr enden las negras se re-
chazará fácilmente.
35 ....
36. <i)xg1
37. Whl
.;).2
8' g3+
'Í) x f4
La pérdida de la pieza er a irr e-
parable, ya que, si 37." o
8' xg7, segui r ían, respectiva-
mente 38 . • e5+ o 38. 8 hS+.
ganando el caball o de -e2".
3B. 1t13
39. !lh6+
1 - O
.;)e 2
rinde
El sentido del juego de ataque
de Bronst ei n quedó patente en
su bella entrega de pieza de la
jugada 14, pues supo calibr ar
las posibilidades que le br inda-
ba la posición.
-(( '<t( 'C(
Cuarenta y un ,años después.
en el Open de Ubeda de 1996,
David Bronstein, con 72 años,
f ue capaz de ganar la partida
que ofrecemos a continuación
y que el lect or podrá encontrar
magistralmente comentada
por el gran maestr o Bronst ein,
en "La part ida del mes", del
núm. 168 de OchoXOcho (mar-
zo, 1966). Repásela, ¡vale mu-
cho la pena ver sus comenta-
rios y r iqueza de ideas!
o Bronstein (2455)
• Lputian (2580)
El GM armenio 5mbad Lputian
f ue el vencedor del cer tamen,
pero se vio desbor dado por el
inspirado talento creador de
David Bronstein. El Mela" que
ofrecemos es el que t enlan
ambos contendi entes al di spu-
tarse la part ida. Los comenta-
rios de Br onstein son magnífi -
cos, r ealmente, pues siempre
unió las cual idades de comen-
t ari sta a las de excepcional ju-
gador .
1. d4 .;)16 2. e4 96 3. ,;)13 J<g7
4. 93 d5 5. cxd5 <f) xd5 6. a g2
o-o 1. O-O 'Í)e6 S. e4 9.
d5 <f) aS 10. 'Í) e3 e6 11 . h3
12. bxc3 cxdS 13.
exdS 14. !l eS 15.
'ÍleS 16. c4 11. it01
'f)bxe4 1S. a e3 f6
1. 'i'J. W
.1.1 .1 .1
.!.l.l
..

..
Ji Ji
Ji
.i.
19. Z! fe11! !l eS 20. !l ad1 S b6
21 . .;) d7 5 b2 22. 8 d3 l&f7
23. !le2 8 .3 24. Itd4 It d6
2S . • a1 8' a6 26. !l xe1 Ib e1
21. 'Íl xf6+ WhS 28. 'Í) eS
29. 'Í) xeS '6g8 30. 'Í) c6, rin-
den
1 - O
Una gr an part ida de ataque
combinativo
29
LOS MEJORES PROGRAMAS DE AJEDREZ ELEO'RÓNICO
¡¡NOVEDADES!! I
REBELIO
Autor: Ed. SchOdcr
Última versión del progruma REBEL.
ganador del GM Anand. en el mmch
celebrado en 1ulio del ano paslldo
en Ischia. por 5-3. Ahora dispone de
nuevas imcrfaces de oonwnicnci6n con
el usuario Principionte, Irl1cnllcdio 'J
ExpenQ.
Incorpora Mejoras en la base dc datos
con el ... 'íliJ"' .. ..,.---...,
vo I
dex para
buscar p!Y
cualquier
criterio.
Análisis
automáti-
co de la pMlida. Estadísticas.
Base de datOli con 300.000 panidas de
al1a calidad, :K:lualiznblc rncnsunl lllcme
con más partidas a [raves dc su página
Web. En I ntcrneL
Enciclopedia de O Tree.
con 16 millollCS dc posiciones. También
$e puede adquirir por separado un eD-
Rom con una EOC de 50 millones de
posiciones y un millón de partidas en
formato relx:l 'J CSI" (ChcssBase ami-
gua).
Software Ami-GM, el programa procura
generar posiciones oon grandes posibili-
dades láctieas, que requieran mucho eal-
culo.
Incluye funciones, como panidas a la
ciega, o panidas simululnens a eUOlro
lobleros, (único entre lodos los progra-
mas de 0]10 nivel).
En varios idiomos, entre ellos castellano.
J 1.995 Ptac;. Ind. IV t\.
M CHESS PROS
Alltor: Marty Hir$Ch
-Capacidad de enlrennmicnto.
-Enorme bibliOleca de aperturas con
600.000 posiciones.
-De 40 a 50 punlos más de E.lo. según su
autor Marty Hirsch.
11.995 Plns.llleI.IVA.
CHESS GENI US 6
Allfor : Richard Lang
E] Chcss Genios 6. rueda dentro de]
Intt'ffacedeCOlllunicación con el usuario
de 32 bils. denominado MCS, (Mille-
nium Ches.s Syslcm). Incluye 3 nlOlore.o;
que ron el Genius 3. 4 Y el 6.
Así mismo se pueden adquirir por sepa-
rado otros motores corno el Shredder 3, o
el Wches.s2000. ]ncluyee] árbol deaper-
turas con aproximadamente 1.950.000
posiciones, ampliable por e] usuario,
pucdeaftadiry convertiral nuevo fonna-
to los MastCf Books de versiones ameria-
res. adem:b cuolquier partida o incluso
una base cillera pueden ser anadidas al
árbol de aperluras. Incluye una Bose de
Partidas en formato CBF.1k gran nivel
con más de 540.000 partidas. En y
en Alemán. Mejoras en el manejo de la
base de datos: Escribe variantes y texlo
elllas partidas, qucsc l)uedell guardaren
formalO CBF, incluso COI! lIiagramas. y
di versos tipos de búsqueda, y conversión
entre CBF y PON. l.as partidas pueden
ser analiladas simultáneamente COI1 dos
mOlares, por ejemplo Genius 4 y 6. Nue-
va Función: El Entrenador que advierte
de los errores. te da ayudas y te permile
corregirlos. tipos distintos de pie1..:1.'i
y tableros. en 20 y 3D.
19.995 Plas.llld.I\'A.
HIARCS7
Autor: Mark Uniaeke
-Libro de aperturas con 488.000 posicia-
=.
-Nivel ELO: 2.515 puntos. Más fuerte
queel amerior Hiarcs 6 y m4s rápido en
las búsquedas.
-Gran juego posic::iorul.
Función de aprendi-
lilje posicional.
-Análisis automáticos
de partid3s.
·Función juego "ami-
humano".
-Niveles de juego con dislinlOS cOlUroles
de tiempo.
-Programa de flleil aprendil.8je.
19.995 1)lus. Incl.IVA.
FRITZ 5.32
Versión de n bils del conocido Frill 5.
Entre otros incluye las siguientes nove-
dades:
MOlOru:
-Malar configu-
roble lIe 32 bits
creado por
Morsch.
-Históricos mOla-
res Frit1. y libros ,. .... .
de aperturas incluidos.
-Nuevo mOlor con búsqueda heurística.
-Usa los 111Olorcs compalible Wimboord
con Frin: 5.32
Libro de nperlUras:
-Aetual1lación del libro de aperturas.
-Mayor calidad de las partidas.
-Juego mínimo. Evita ]a repetición de
largas Uneas de partidas
AI/álisis:
-Mejorado análisis por correspondencia.
-Análisi.q comparativo lllu!tÍlnotor para
pafl idns complelas.
-Mejor movimicnlo en modo
Observar.
-Tablero variable en panlallas de alta
rcsoluciól!.
El imerfal de usuario. también se ha
mejorado.
11.995 I'hts. Inel. IVA.
SCHREDDER3
Allfor : SICfan Meyer- Kahlen.
-Programa de 32 bits. campeón del mun-
do el! Yakarta 1.996.
-Se suministra en 4 CDs. en loseualcssc
oonlienen las bases de finales de Ken
Thompson para jugar a la perfección los
finales de cinco o 11lC1105, por
ejcmploRey. Torrey PcónCOntraTOITe.
o por ejemplo Rey, Alfil y Peón. OOfItra
Rey y Caballo.
inglés y en Alemán.
- [11(:[1,1 ye el Entrenador, similar a] deChess
Genius 6.
-Ofrece y Aeepllllab!as, y Inmbién acep-
ta ab.1ndonar.
-Permite grobnr vnrinnles y lexto con la
partida. en formalO PON y CaE
19.995 Ptus.lncl. IVA.
@oeVJly,, [l ta,
20% de descuento a los suscriptores de
¡¡OFERTAS!!
HlARCS 6
M CHESS I'RO 7
AI/lor : Mark Uniackc.
Libro de IIpcrturns con 134.000 posiciones.
Tácticament e muy fucrl e.
Alltor : Many Hirsch,
Programa Ctllnpcón en 1995.
Li bro de upert uras con 360.000
posiciones. Autoaprcndiz:ljc.
Nivel ELO (en un Pcnliurn
MMX
u 233 Mhz): 2.550+
Gran juego poSicional.
Esti l o "humano".
Forlllulos: CUF. PCN y EPD.
Am'ilisis automático de pnrtidlls,
posibi lidad de introducir textos.
Procesador: 386 o superior.
MS-DOS 6.22
6.995 I)ta<i. Ind.IVA.
Procesador: 386 O superior. MS· DOS 5.0 o superior.
(,.91J5 Plus. Incl. IVA.
(En los Ilrogrnnms dc ajed rez incluidos en las
Orertas, no Oll licll e120% de descuento para
los suscriptores de OchoXOcho).
PI.!didos n: ZUGARTO EDICIONES, S.A. Arcipreste de Hita, 14·28015 MADRID
Telr. 91 543 14 10· Fax: 91 549 13 45· Corre{) elct:lrÓlli co: zugBrlo@zugarlo.cs
r
[
G
Ull B u.l.)j '!J UllUJJ:,w y
y dI) lu UD E!;:1j) tu,
JJU1' lj uG
.hhw jJ.;Jp!:!:tUJ üUth;ü!JÜ
y j) UJ' CUJJJjJlt:tu utl'lJ;;,
Lu ovnL \!,'S.POUI;!, dI;! 10J'J1I1IILUlI;!JJIL
i jJl'olUJ!UJltut\! lhwlnH.lu,tl
ti!:! 100 lL!:oJJt!:!clmj'mtoo JJ1Jlúri!;o3, JJo.IHko:;,
I;!t:OJIÚUUt:W'I cuHunt1!;!:; {JU!:! lmll
L:UJlrOJ'UJutlo touu lu Ir uuíciÓlJ
ti'! 111
P.V.P. 4995 Ptas.lncl. IVA YA ESTÁ A LA VENTA
Por JUAN FRANCISCO DE FEZ GÓMEZ.
CHESS GENIUS 6.0
MILLENIUM CHESS SYSTEM.(MCS)
L
a firma HCC, ha lanzado al mer-
cado un programa de juego de
ajedrez basado en un interface
gráfico de comunicación con el
usuario muy potente, en el que
ruedan diferentes motores de j ue-
go, el programador de programas
de ajedrez centra sus esfuerzos en
mejorarel programa, y no en crear
utilidades o interfaz gráfico, el in-
terfacees abierto, detal forma que
cualquier programador que quie-
ra que su programa ruede dentro
del MCS, lo único que tiene que
hacer es ceñirse a sus especifica-
ciones. Como principales noveda-
des que incorpora son los Chess
Tree, (árboles de variantes) y tam-
bién soporta el formato CBF, (Che-
ss Base antiguo), pero incluso con
variantes, y por supuesto el análi-
sis automático de partidas. Ade-
más el MCS, incorpora también un
completo sistema de Base de Da-
tos de Partidas de ajedrez, permite
leer los formatos CBF y PGN, y
búsqueda de partidas por cual -
quier criterio. Obviamente no tie-
ne, ni podemos pedir le el nivel de
una base de datos del tipo Chess-
Base o ChessAssistant, porque su
actividad principal es el juego.
Los Chess Tree, o árboles de va-
riantes, son bases que incorporan
información estadística de las po-
siciones que se producen, inde-
pendiente de qué apertura proce-
dan, con ello se evita la problemá-
tica de las trasposiciones, así nor-
malmente suelen incluir el núme-
ro de partidas que en la base con-
tienen esa posición, así como el
Elo promedio de los jugadores y el
perfomance, (es decir, el ELO que
hipotéticamente hubieran alcan-
zado u obtenido los jugadores que
hubieran jugado esa variante, en
función del resultado alcanzado),
todo ello se obtiene de los resulta-
dos finales de las partidas, si fue-
32
ron ganadas, perdidas o tablas.
Desde cada posición se avanza a
su vez a otras distintas en l as que
se ofrece también esas estadíst i-
cas.
El programa que originalmente se
suministraba en dos idiomas, ale-
mán e inglés, ahora ha sido tradu-
cido al castellano por el autor del
presente artículo, en consecuen-
cia todos los usuarios españoles
podremos ver sus pantal las en cas-
tellano, cosa que no ocurría desde
la versión 3.
IJ IJ
1 1
1
I!.

(j
IJ
n n IJ IJ
IZ 11! I'l
g
00-(\1)
"""
0,(\:00 tIS
1»'][, r,ij 00 .s
OIH'l c';
un programa que tiene muchos
conocimientos ajedrecísticos in-
corporados, y juega los finales
bien.
El Winboard es un interface gráfi-
co que se ofrece libre en Internet,
y bajo ciertas especificaciones los
programadores pueden incluirsus
programas de juego rodando en el
mismo, evidentemente el Win-
board no es tan completo como
pueda serel MeS, o el interface de
Fritz 5.32, pero resulta interesante
sobre todo si es "gratis".
¡".'iJ k, ·¡' .. t", ,J" ... ... ;
El interface del MCS es totalmente
de 32 bits, los programas que rue-
dan en el mismo, pueden ser de 16
bits o de 32 bits. Que permiten
optimizar al máximo el sistema
operativo Windows 95 y posterio-
res. Están disponibles los Motores
del Genius, en sus versiones 3 y 4
Y la nueva 6, todos ellos de 16 bits,
todavía, sin embargo el Genius es
El MCS, permite mediante un pe-
queño programa adaptador que
se puede obtener "gratis" en l a
página Web de Millenium, que los
motores que ruedan en el Win-
board, también puedan rodar en el
MCS, por lo que nos podemos en-
contrar un montón de motores de
j uego, con los cuales podemos
hacer matches entre ellos, y tam-
fijrcdrrcz r: infru f7ííÓíica
bi én jugar contra los mismos. A
cont inuaci ón les of rezco los resul -
tados de un t orneo muy reciente
celebrado entre los motores que
ruedan bajo el Winboa rd, para ver
su f uerza relati va:
Thompson, y es independiente del
sistema MeS). Próxi mamente se
comercial izarán también los si-
guientes mol ores:
Zarkov, 5.0, de John Stanback,
Torneo WinBoard desde 09. ' 2. 98 - 05.02.99
Realizado por Ka; Skibbe and Frank Quisinsky
01.
02.
03.
04.
OS.
06.
07.
08.
09.
10.
11.
12.
13.
14.
504 part i das. 72 partidas por motor, 8 partidas por emparejamiento.
40 jugadas en 40 minutos, Reflexión continua desactivada.
Ordenador AMO K6-2 333/380 MHz, 9 rondas Sistema Suizo.
B¡onie Impakt 4.01 7,0 P. (46.50) 44,5 P. 2488 ELQ
Crafty 16.01-16.03 6,5 P. (4G.OOI 42,5 P. 2469 ELa
Gromil 2.0-2.11 6,0 P. 143.00) 40,0 P. 2425 ELO
TC Bishop 0042 6,0 P. (41.00) 38.5 P. 2406 ELO
Come! A.98 5,5 P. (43.001 40,0 P. 2432 ElO
Phalanx 19·21 5,5 P. (43. 001 39,5 P. 2431 ELO
Francesca 0.63-0.648 5.0 P. (40.501 40, 0 P. 2408 ElO
Pal2er ZR·ZS 5,0 P. (37.501 42,0 P. 2418 ELO
LGolia!h 1.33-1.41a 4,0 P. (41.501 34,5 P. 2358 ELO
ANT 3,42 4,0 P. {36.50) 37,0 P. 2367 ELO
ZChess 1.00 3,0 P. (39.00) 33,5 P. 2337 ELO
lamb Chop 6.90-7.10 3,0 P. (36.00) 28,0 P. 2282 ELO
ExChess 2.51 2,0 P. (35.501 28,0 P. 2277 ELO
lO Blanche 2.0-2.0c 0,5 P. (38.001 16,0 P. 2145 ELO
Entre paréntesis el Buchholz obtenido y detrás los punt os totales conseguidos.
El ELO del torneo ha sido calculado por Fritz 5.32
Otra novedad es que Dave Kittin-
guer, autor de los programas que
ruedan en las máquinas Novag,
por ejemplo AquaMarine Ir, Di a·
mond 11, Super-Forte, Scorpi o, etc,
y co·autor del ChessMaster 2. 100
(hace años). así como el programa
para PC, W-Chess, ganador de l a
Copa Harvad, vuelve ahora con
una nueva versión del mismo, en
f ormat o engine, que rueda en el
MCS, y cuya denomi nación es W-
Chess 2.000, y es de 32 bits. Para
los fans de las máquinas Novag,
se lo recomiendo pues su estil o
siempre ha si do muy "humano", y
en ocasiones ofrece parti das de
una excelente cali dad incl uso con
"sacrifici os de largo alcanceN. Est e
módul o se comercializa por sepa-
rado.
así como el Mches Pro, de Marty
Hirtsh en su nueva versión (si no
hay cambio de numeraci ón l a 9).
en definitiva un apasionante mun·
También están disponibl es en su
versión de motor el Shredder 3.0,
(nota: El motor no es diferente del
que rueda en el programa íntegro
con l a misma denominación, pero
que incluye la totali dad de las bao
ses de tabl as de finales de Ken
.,
~ ' r " )
mm
¡., ,
",,00
-
<r."
, .,..
"'

~ c.
do, pues hay que recordar que no
todos los mot ores de aj edrez rea-
li zan el mi smo estil o yel jugar con
diferentes mot ores nos va a per-
mitir una mayor variedad en nues-
t ro propio j uego y tener enfrente
diferentes adversari os, t odos ellos
de fuerza vari ada, dependiendo
obvi amente del PC en el que rue-
den.
El MCS, tendrá como ut ilidad adi-
cional l a nueva ve rsión de l os
GrandMaster Book 11 , (que se ven-
de por separado) con una amplia
base de datos y el árbol de vari an·
t es de la misma, en concreto:
1.200.000 parti das y 20 mill ones
de posici ones.
Como aspectos críticos negati vos
podemos resaltar el hecho de que
a pesar de publi car su sexta ver-
si ón, el programa no está capaci -
tado ni para ofrecer ni para acep-
tar tablas, y t ampoco permite que
el j ugador se retire de la parti da
abandonando, salvo lógicamente
que pulse el botón NUEVA PARTI-
DA. pero no ti ene un botón Rendir.
El libro de aperturas en formato
árbol ocupa mucho espacio, alre-
dedor de 80 MB, porque inclu-
ye tanto posici ones como juga·
das,
33
Aspecto de la pantalla del progra-
ma, con las vent anas del tablero,
anotación, árbol de variantes, y
ventanas de análisis de los módu-
l os Chess Genius 4.0 y 6.0. Venta-
nas que pueden ser totalmente
personali zadas, añadiendo otras,
o reduciendo su tamaño, etc. Aho-
ra también en castellano.
Un resumen de sus principales
caracterlsti cas:
-Gran fuerza de juego. Victoria re-
ciente frente al Fritz 5.32, en el
match Chesslines Internet, del 27
de enero a 1 de febrero, por 3,5 a
2,5, rodando ambos programas en
ordenador Pentium 200 MMX, en
match a 90 minutos a (inish. ( Ver
artículo OchoXOcho de marzo)
-Gráficos en dos y tres dimensio-
nes con diversas configuracio-
nes de piezas.
- Libro de aperturas con 1.950.000
movim ientos yaproximadamen-
te 1.920.000 posiciones.
- Editorde Libro de Aperturas, per-
mitiendo añadi r cualquier nueva
línea de una partida con un parde
cli cks.
-Posibilidad de añadir Bases de
Aperturas al Libro de Aperturas
en formato árbol.
- Función de entrenador que de-
tecta y advierte los movimientos
malos.
-Muestra el nombre y código ECO
de las aperturas.
- Funciones de Base de Datos avan-
zadas, como diversos crit eri os de
búsqueda, cargar, guardar, con-
vertir y analizar base de datos.
Conversión entre formatos PGN
y CBF. También soporta formato
EPD. Las partidas pueden ser
guardas incluso con diagramas
para su impresi ón.
- Infinito número de niveles de jue-
go ajustables por tiempo o por
nivel de profundidad de búsque-
da.
-Niveles de Fácil. Mate y Análisis.
-Varios motores de juego pueden
analizar simultáneamente la parti-
da, hasta un máximodecuatro, sin
embargo esta opción no es muy
recomendable salvo que se dis-
ponga de un equipo con gran can-
tidad de memori a y el nivel de
profundidad sea de mucho tiem-
po, porque los módulos deben de
compartir el procesador. N1i reco-
mendación es utilizar un máximo
de dos, ycon un nivel de tiempo de
al menos 5 minutos por jugada.
-Opci ón de Matches entre Moto-
res, para analizar determinados
libros de aperturas por ejempl o
creados porel usuario o determi-
nar la fuerza de cada uno de l os
Motores, al enfrentarse contra
otros. Es de advertir que en los
match es entre programas, el he-
cho que A gane a e, y e gane a C,
no implica que A gane a C, puede
ocurri r lo contrario.
- Las jugadas de los libros de aper-
turas pueden ser ponderadas, es
decir a través de un signo, (de
admiración, interrogación, etc.)
se puede hacer que el programa
las juegue, o no, o lo haga espo-
rádicamente.
LA WEB DEL MES
htpp://www.microvision.nll
Este mes destacamos la Web de
Chess visión, firma holandesa,que
nos ofrece la posibilidad de bajar-
nos gratuitamente un interface
gráfico para jugar al ajedrez con
diversos programas de juego y
también nos permite conectarnos
con diversos servidores para ju-
gar ajedrez a través de internet. El
interface es abierto, por lo que
fU (.i1:r:!i (éj
Editado por DOMFIL (Grupo Afinsa)
ha aparecido el Catálogo de sellos
sobre el tema ajedrez, que ha veni-
do a ocuparun vacío en la bibl iogra-
fía filatélica.
Se recogen los sellos sobre el tema,
34
cualqu ier programador puede ha-
cer que su programa juegue en el
mismo. De momento el Crafty, ya
está disponible.
htpp: IInic.net4u.nll
También destacamos este mes
la Web de New in Chess, una
revista holandesa de gran presti-
gio internaci onal. que publica
también los Yearbook, ahora más
incluyendo -a todo color- su renu-
meración en los catálogos uni·
versales Yvert el Tellier, Michel.
Scotty Unificado, as! como la de
Domfil.
Los precios son orientativos y se
dedicados al estudi o y análisis
de las aperturas, incluye seccio-
nes como Forum, y novedades
en teorla de aperturas. Aunque
está en inglés se destaca por sus
enlaces, más de 1.600 debida-
mente clasificados, por una gran
cantidad de secciones, revistas,
casas comerciales, programado-
res, clubs de ajedrez, clubs para
jugar por internet , grupos de no-
ticias, federaciones, etc.
indican en pesetas, euros y dólares
USA.
Preci o 2100 pesetas más gas-
t os de envio. Los suscriptores de
OchoXOcho tendrán el 20% de des-
cuento.
Las grrafídcc§¡ í:orm:os d ~ f@ líisíDrio
,
MOSCU, 1956
"MEMORIAL ALEKHINE"
y algunos apuntes
sobre la vida del personaje
Al cumplirse el décimo aniversario del falfecimiento
de Alejandro Alekhine, la F. 1.0. E. dedicó a su memoria
el Torneo de Candidatos que se celebró en Amsterdam, 1956.
Y aunque así se cubría oficia/mente el obligado testimonio
de reconocimiento al ingente legado ajedrecfstico del insigne
campeón, el enfoque y naturaleza del proyecto no iba más allá
del formulismo y buenas intenciones que adornan tales iniciativas.
Fue por esto que los dirigentes del ajedrez soviético decidieron
dar mayor brillo al acontecimiento, organizando a tal efecto
un importante torneo internacional, que habrfa de ser el primero de {os que sucesivamente
se han venido celebrando bajo el titulo de (( Memorial Afekhinell.
N
ovamosadetenernosacan-
t ar las excelencias de cada
uno de los maestros que
compit ieron en este certamen,
porque el oficio devorador de es-
pacio dejaría raquíti co el ca pi t al
disponible, y es nuestro deseo re-
servar un buen pellizcopara recor-
dar algunas vicisitudes del home-
naj eado.
No se hurtan por esto ninguno de
los datos esenciales del torneo: el
cuadro de clasificación resume l o
esencial en cuanto a participantes
y actuaciones concretas; y luego,
l a selección de partidas, en baraja
con algunas posi ciones de marca-
do interés, deben servi r al conoci-
mient o básico del t orneo que se
anuncia.
Como es costumbre en esta sec-
ción, los datos referidos a Alekhi-
ne, algunos bien conoci dos y otros
no tanto, se intercal an sin más
orden ni privilegi o que el pura-
mente cronol ógico, y no siempre.
CLASIFICACIÓN
Las citas son prestadas por hi st o-
riadores del ajedrez de l a talla del
Dr. Linder, el argent ino M.A. La-
chaga, el GM Kotov y nuestro en:
t rañable compatriota Pablo Mo-
rán.
La partida más interesante de la
primera ronda fue la que enfrent ó
a los maestros soviéticos M. Tai-
manov y D. Bronst ein. La Defensa
India de Rey empleada por Brons-
te in se concretó a través de un
desarr ollo poco ortodoxo, en es-
(9 DE OCTUBRE AL 2 DE NOVIEMBRE DE '956)
Jugador
,
2 3 4 5 6 7 8 9
'0
"
12
' 3
14 15
' 6
Ptos.
l. Bot vinni k (U.R.S.S.)

¡; ¡; ¡; ¡;
,
O
¡;
,
¡;
, , , , , ,
" 2. Smyslav (U.R.S.S.) ¡;

¡; ¡; ¡; ¡; ¡; ¡;
,
¡;
, , , , , ,
"
3. Taimanov I U.R.S.
¡; ¡;

¡;
, ,
¡; ¡; ¡; ¡; ¡;
,
¡;
, , ,
10,5
4. Gligori c (Yugoslavia) ¡; ¡; ¡;

O
¡; ¡; ¡; ¡;
,
¡;
, , , , ,
' 0
5. Bronstein (U. R.S.S.) ¡; ¡;
O
,

¡; ¡; ¡; ¡; ¡;
,
¡;
,
¡;
, ,
9,5
6. Naj dorf (Argentina) O
¡;
O
¡; ¡;

¡; ¡; ¡;
,
¡; ¡;
, , , ,
9
7. Keres (U.R.S.S.)
,
¡; ¡; ¡; ¡; ¡;

,
¡;
O O
¡; )\ )\
, ,
8,5
8. Pachman (Checosl.) )\ ¡; ¡; ¡; )\ )\ O

¡; )\ ¡; ¡; ¡;
, , ,
8,5
9. Stahlberg (Suecia) O O
¡; ¡; )\ )\ )\ )\

O
¡; ¡;
, , , ,
8
10. Unzicker (R.FA)
¡; )\ ¡; O
¡;
O
,
)\
,

¡; ¡; )\
,
O
,
8
11. Szabo (Hungría) O O
¡; ¡;
O
)\
,
¡; ¡; ¡;

)\ ¡; ¡;
O
)\
6
12. Padevsky (Bulgaria) O O O O
¡; ¡; ¡; ¡; ¡; ¡; ¡;
• O
¡;
,
¡;
5,5
13. Uhlmann (R.OA) O O
¡;
O O O
¡; ¡;
O
¡; ¡;
,

,
¡; ¡;
5,5
14. Ciacaltea (Rumania) O O O O
¡;
O
¡;
O O O
¡; ¡;
O •
,
¡; 3,5
15. Sliwa (Polonia) O O O O O O O O O
, ,
O
¡;
O

¡;
3
16. Golombek (Inglaterra) O O O O O O O O O O
¡; )\ ¡; ¡; ¡;

2,5
35
,
pecialla jugada B .. . 1td77l, que iba
cargada con una celada que, en
justicia, no puede tacharse de su*
tit. Una vez eludida la t r ampa, Tai*
manov quedó con clara superiori *
dad posicional, ventaja que fue
incr ementando paulatinamente
hasta alcanzar un merecido triun*
lo.
D Taimanov
• Bronstein
Defensa India de Rey
1. d4
2. c4
3.
4. e4
5.
6. d5
", 16

d6
e5
Si nos atenemos a los preceden*
tes, el final S. dxe5 dxe5 7.
e xd8+ WxdB, no es sencillo para
las negras.
6. a5
7.
8. h3
8 . • a4+ gana un peón, pero lIeva*
ría la partida por derroteros don*
de Bronstein navega con singular
pericia.
8. ... It d771
Tiene como aspecto positivo el
descfsvsrse y tender una celada
ligera de sutileza. Por contra, si
las blancas no hacen caso a la
provocación, la última jugada de
las negras quedará en entredicho.
8 a4+ 'lif8 12. 8 xa5 13.
hxg4 14. 8 b5 cS 15. dxc6
Ta5! 16. c7 tbc7 17. ,ªxb5
18. <tl xc7 Txb2 19. <tle2 las
negras irian camino del triunfo.
9. O-O
10. g4
1 l. 1td2 a4
12. 0-0-0 a3
Un peón de estas caracterlsticas
siempre es molesto, sobre todo si
pasado mañana se abre la posición
y la dama negra logra internarse en
las debilidades que va a provocar.
Claro que, como veremos, tal posi*
bilidad resulta utópica.
13. b3
14. ¡¡d-91 e6
15. h4
Cuentan que Bronstein temf a a
, 5 ... cxd5 porque la captura 16.
daría gran ventaja a las
negras después de 16 ... 'Í3xe4 17.
8 e3 18. hxgS, con la ame-
naza directa 19. y la posicio*
nal {)d2 *
16. ll. h6
17. a xg7
18. exd5
cxd5
Wxg7
16
Si una de las razones de 18. exd5
fue disuadir el avance b7-b5, no
deja de ser ésta una alternativa a
considerar, sobre todo si se tiene
en cuenta la escasez de r ecursos
que padece el bando negro.
19. 95 . 15
El atractivo avance 19 ... f5 no
impi de que se abra la columna h.
20. h5 . 14
Reduce la potencia del ataque
blanco, pero también deja muy
pocas posibiHdaes de contr ajue*
9°·
21 . • xf4 ex f4
22. hxg6 hxg6
23. Z!. h4 fxg5
Ante la amenaza 24. Z1g-hl.
24.
25. Z;'t h7+
Como era de esperar, Taimanov Hace más frío en f6.
rehúsa el regalo. Después de 9.
a xl6 a x l6 10. ll. g4 . d8 11. 26. ¡¡ h6!
36
26. . .. a l5
.1
<él
.1
El desenlace 26 ... 'lig7 27. <oe6+
'li xhS 28. n hl++, hubiese queda-
do para los libros de anécdotas.
27. a g4 \!I g7
No mejora las cosas 27 ....
28. {)eS 29. Z!. xf5 30.
{)c-e4.
28. ¡¡ h7. \!I I6
Si el rey se queda en el primer piso,
28 ... 'lig8, la réplica 29.Z!.e7! man-
tendrfa la ventaja con más garan-
tías que 29. a xf5 ZI xfS 30. llg-hl
ZI xg5 31. Z1h8+ '&' g7 32. D. xa8 Z1g2,
variante que ofr ecerla algunas po-
sibilidades de contra juego.
29. a xl5
30. "' b5
Si 30 .... ¡¡a-d8 31. ",17.
31. IlIbl
.1
31 . .. . {) xb3
Son ocasiones donde el jugador
conffa más en el horóscopo que
en la geometrí a.
32. \fe5
Si 32 ... \5' f6 33. {\g-e4+ 'IIe5 34.
n e7+ Wd4 35. n d1+, etc.
33. l1xf7
Ya no cuenta el material, sobre
todo ante el oscuro panorama
que presenta 33 ... 'Bf6 34.
Wf5 35. f3, o bien 33 ... Wd4 34.
Z1 d1+ 35. {\e4+ Wb6 36.
axb3 a2+ 37. Wb2, etc.
34. í\' d4
Si 34 ... Wf6 35. axb3 a2+ 36. Wal
<l)c2+ (36 ... n e8 37. 37. Wb2
a1 .. 8 + 38. l1xa1 39. {\ d6,
seguido del oportuno repliegue
de la torre a h1.
35. n d1+
36. axb3 l1eS
Pretende llegar a e2.
37. d6 \f eS
No quedan recur sos. Si 37 ... l1e2
38. l1d5+! gana en t odos los ca-
sos.
38. d7
39. <í) eS+
40. {\ d3+
41 . l1xd3
/l e2
We5
{\ xd3
Abandonan
Alekhine nació en Moscú el 7 de
noviembre de 1892. Hijo de un
caudillo de la nobleza de Voronezh
y de Inés Projorova. propietaria de
la fábrica de tejidos de Krasni
Presn. Se educó en la Escuela Im-
perial Superior de Leyes para No-
bles yen la Escuela Militar de San
Petersburgo. En 1914 se graduó
en leyes e ingresó en el Ministerio
de Relaciones Exteriores. Contaba
nueve años cuando presenció una
sesión de simultáneas en la que
Pillsbury se enfrentÓ la
contra veintidós tableros. El es-
pectáculo dejó una huella indele-
bleen su memoria. Con el paso del
tiempo él llegaría a ser un formi-
dable especialista en esa modali-
dad.
Se tiene l a sensaci ón de que en
esta partida, por extraño influjo o
accidente desconocido se han
ca mbiado los papel es: Keres,
maestro donde los haya amantes
de la iniciativa y generosos a l a
hora de los sacrifici os, se ve supe-
rado precisamente en este t erreno
por el más comedido. aunque ex-
cepcional técnico, W. Unzicker. El
sacrificio de dama que efectúa el
maest ro alemán, si bien responde
a lo que solicita l a posición, está
muy próximo al grupo de los de-
nominados posicionales, pues su
efecti vidad se hace patente tras
cuidadas evoluci ones que, pa ra su
suerte, no siempre encuentran la
mejor oposición del contrario.
Unzicker - Keres
.t
.l
1.
Juegan blancas
En lugar de continuar con la juga-
da mecánica 22. el maestro
alemán decide compl icar la part i-
da efectuando un movimiento re-
lativamente sorpresivo.
22. {\a511 l:t xe2
23. {\ xb7
Es de suponer que las blancas
tuvieran previsto el sacrificio que
efect úan en la jugada 26, pues de
no ser asf, 23. sería el or-
den más lógico.
23. ... . e7
Para no perder un peón tras 23 ...
t b6 24. t xb7 25.
24. 1txe2
24. deja latente la amenaza
<t') xe5, que, por otr a parte, no
debe preocupar en exceso, dado
que 24. ft xb7 25. <f) xe5
-'i xh4! 26. '8xh5 . c7! da lugar a
una posición confusa.
24.
25.
.1.
...
.1 .1
'8xb7
/l e8
W
,a¡, J..l
.1
Ji
Ji <0i
Ji Ji
"!!I
.1

Ji
Est a jugada int ermedia, de irre-
prochable apariencia, da pie a la
siguiente entrega y a los proble-
mas que trae consigo para las
negras. En su favor queda el de-
seo de eludir 25 .... 8" xe7 26.
'Íl f4 27 . .!lc " y tambi én 26. a4.
26. '" d61
Resulta aventurado af irmar que
este sacrificio sea ganador,. pero
queda más que justif icado desde
el momento que da lugar a una
posición donde las blancas pare-
ce que se aseguran un mínimo de
t ablas.
26.
27.
28. J1¡ b3
,ªxc2
16
Con la amenaza
28. ... <;) 14
29. /I d 1
El peón puede alcanzar la séptima
línea, pero a partir de ese mo-
mento sería muy diffcil progre-
sar. Eiemplo: 29. ,¡g, x b8 '8x b8 30.
d6+ \\'118 31 . d7 \\'107 32. /l d1
'fl d8, con férreo contr ol.
29. ... <;) d7
30. !ld2
Fiscaliza el eventual jaque del ca-
ballo negro en e2 y se dispone a
ocupar la columna abier ta.
30. ... <;) b6
31. {;.e7
Auxiliado por d6+.
31. ... 'Íle4
37
32. d6
Unzicker ha logrado poner en
marcha el peón sin necesidad de
ceder la pareja de alfiles; pero
como todo no pueden ser venta-
jas, los caballos disponen ahora
de mejores casillas.
32. » e6
33. a a5
\Vi
'iIf .!
.! B. • .! .!
'ª .!
.!

B.
B.'ª
B.
B. .i B.B.
V!l
33 .... -1) c51
Esto es malo. Tal vez había que
buscar la defensa dentro del plan
8' d7 - y, en su momento,
» d7.
34. <í) d7
35. ll c21
El grueso de las piezas blancas se
apresta a volar c4.
35 .... a57
Sin hacerse demasiadas ilusiones,
aún quedaba por jugar 35 ...
aunque tras 36. 'Í)d2 las blancas
mantendrí an fundadas esperan-
zas de triunfo.
36. &' xe4
Muere matando, conducta que en
el ajedrez ni quita penas ni da
gloria.
37. » d2
Si 37 ... &' e1+
etc.
38. ,ªxc41
39.
!i d3
38. Wh2 a xf2 39.
I@h7
Abandonan.
En uno de sus comentarios sobre
los ajedrecistas moscovitas de
38
aqueffa época, R. Falk dice: /fEI
menor de los hermanos Alekhine
tiene una capacidad extraordina-
ria, a pesar de tener s610 dieciséis
añOS/l. Y fue precisamente a esta
edad cuando irrumpe en la gran
sociedad ajedrecística, conquis-
tando el primer puesto en el tor-
neo de todas las Rusias, en memo-
ria de Chigorin (1909) En tono
mayor, midiéndose con los mejo-
res ajedrecistas de la época, des-
taca su tercer puesto en San Pe-
tersburgo (1914), superado única-
mente por Lasker y Capa blanca. A
partir de este momento pasa a
formar parte de la elite mundial.
El premio a la partida más bri llante
fue otorgado a Miguel Najdorf por
su victoria frente a Uhlmann, que
también se incluye en este artícu-
lo. Nuestra opinión es que, aun
valorando como merece en justi-
cia la difícil facifidadde la que hizo
gal a el ya legendario maestro, o
bien queda corta en cuestión de
brillanteces o, cortos de vista o de
entendimiento, no alcanzamos a
descubrirlas. Si n embargo, el j ue-
go que sigue a continuación sr
tiene esa chispa que el aficionado
exige para dar sus favores. El in-
conveniente -no pequeño- es la
escasa original i dad (por no decir
ninguna) que tiene el sacrificio de
la calidad que efectúan las negras,
lo que no impide nuestro apl auso.
o Padevsky
• Bot vi nni k
Defensa Siciliana
1. e4
2. » f3
3. d4
4.
5. 'Íl c3
6.
c5
» c6
cxd4
» f6
d6
La variante con la que poco tiem-
po después haría estragos el jo-
ven prodigio americano Bobby
Fischer.
6 .... e6
A medida que la teoría fue ar-
mándose para luchar contra la
variante del Dragón, la idea 6 ...
en combinación con g6 que-
dó un tanto relegada de la prácti-
ca.
7. O-O flo e7
8. O-O
9. a b3
10. f4 b6
Ninguna de las continuaciones
que se han ensayado dan a las
negras la apetecida igualdad:
10 .... 10 ... d5; 10 ... e5 ó 10 ...
'Íl xb3. Por supuesto, la elegida
por Botvinnik no lleva mej or ca-
mino, y si se reputa de interesan-
te, será más por el resultado que
obtiene en esta partida que por
su valor intrínseco.
11. 9' f37!
Catalogada por Botvinnik entre
sus mejores partidas del período
que abarca de 1947 a 1970, co-
menta respecto a esta jugada: !tÉI
debería comenzar activas opera-
ciones con 11. e5!l!. Es exacta-
mente lo que recomienda la teo-
El GM Bot vinnik.
ria, que da ventaja a las blancas.
11 . ... l2b7
12. g 4
La indeci sión most r ada por el
maest r o búlgaro al jugar 11.
. f311 (11. e5!) ha favorecido el
ordenado desarrollo de las ne-
gras, bien dispuestas para res-
ponder a 12. f5 con 12 ... e5 13.
tíl xb3 14. axb3 d51, con
excelent e posición.
12. n. c8
13. g5
13. n. x c31
Un sacrificio que se viene repi-
t iendo co n rela t iva frecuencia
desde que la Siciliana anda por el
tablero. Quiere esto deci r que la
entrega no debió resultarle sor-
presiva a Padevsky; y que si la
permitió seria por lo poco atracti-
vo que resulta 13. <í) d-e2
14. 'Íl xe4 d51, con gran ventaja de
las negras.
14. b x c3
En una par tida jugada por corres-
pondencia en el año 1960, entre
Rubanov y Bor isenko, las blancas
pre f irier on continuar con 14.
gx f 6, pero después de 14 .... n. xe3
15. 9 xe3 A x f 6, el peón de más y
la pareja de al f iles dejaron una
posición clar amente favorable a
las negras.
14.
15. 9 g4
16. 1113

. c8!
Si 16. f 5 e5! 17. 18.
axb3 8 xc3 19. n a-el d5, seguido
de a c5.
16.
17. axb3
18 . • h4

15
Esto no da nada. Si l a. gx f 6 a.p.
'i)xf6 19. 9 xe6+ 8' xe6 20.
A xf3 21. <í) xfa W' x f a 22. 11xa7 b5
23. Y las negras tienen que
superar aún serios pr oblemas
técnicos. Sin embargo, tras l a ...
n xf6 19. f5 ext5 20. 'Z) xf5 A ta
21. "' h6+ ... (2 1.lla- 11 Ilg6!) 21...
,ªxh6 22 . • xca :1g6+ 23. 'li f l
A xc8 24. Lt xa7 25. lH-f7
.llh3+, las negr as no tendrían ma-
yor es problemas para imponerse
(Botvinnik).
18. e5
19. Ilh3 h6
20. 9 h5
Al menos amenaza algo ser io: 21.
gxh6.
'i' .iW
.!.i. .i. .l
.! .1. .1


.§,.§,
.§,
j,
20 ....
21. Ild1

Ifll
. x c3
exd4
j,
.§,
Se def iende tragando, medida
que, en este caso, es algo más
que un consuelo. Si ahora 22.
gxh6 dxe3, y queda custodiada la
casilla g7.
22 . Ja d 2
Si 22. A xd4 . xc2 23. gxh6 0> f6,
etc.
22.
23. gx h6
24. Ilg 3
25. WI2
Abandon an
g e 6
"' g5
8' h1+
-t:) e4+
El estallido de la 1 Guerra Mundial
sorprende a Alekhine participan-
do en el torneo de Mannheim, com-
petición que se suspende cuando
está a punto de sumarse a su pal-
marés como un éxito más. Los
alemanes le internaron, al igual
queJanowsky, Bogoljubovyotros,
durante cierto tiempo, pero logró
volver a Rusia, donde se alistó en
el Cuerpo de Sanidad. El discutido
patriotismo de Alekhine (asunto
que iremos tratando) no da lugar
en esta ocasión a la menorcontro-
versia: es condecorado con dos
Cruces de San Jorge por salvar
heridos en los campos de comba-
te. Apenas se tienen noticias de su
vida y su conducta durante la re-
volución de 1917 (Kotov). En los
años de la guerra civil en Odessa
fue condenado a muerte, pero una
orden del gobierno de Ucrania le
puso en libertad. Entonces decidió
ingresar en el partido bolchevi-
que. Trabajó como funcionario de
la policía judicial; probó suerte en
los estudios de cine; fue traductor
en el Komintern. Por fin, las cir-
cunstancias de la vida le empuja-
ron a la frontera francesa (Linder).
Colaborador del gobierno de Ke-
rensky, la revuelta comunista de
Lenín le obliga a emigrar con su
cabeza puesta a precio ... (Lacha-
gajo En mi archivo conservo una
fotocopia del pasaporte que le fue
extendido: «El Comisario Nacio-
nal de Asuntos Exteriores autoriza
al ciudadano Alejandro Alekhine a
viajar a Letonia porel puesto fron-
terizo de Sobiosh. Lo que certifica
y firma Karajan, Subsecretario de
Asuntos Exteriores. Ng 01139 - 23/
Este documento impug-
na la creencia de que Alekhine
salió ilegalmente de la Rusia so-
viética (Kotov).
Bronst ein - Sliwa
Juegan blancas
La diagonal a2-g8, f alta de vIgI-
lancia por parte de las piezas ne-
39
gras, ser á aprovechada para
montar un impetuoso y decisivo
ataque contra el desarbolado en-
roque del maestro polaco. Al
apuntar los méri t os de Bronstein
va en mayúscul as la idea -con-
cepc i ón del plan-, quedando
como mera rutina su r ealización
técnica.
17. <í) e51
Menos costoso en apariencia es
17. <oa5, pero, en tal caso, 17 ...
9 c8 18. permite una
defensa más eficaz.
17. .. .
Si se acepta el sacr i f icio 17 ...
dxc5, seguida 18. Wf8 19.
dxe5 c4 (!7) 20. 21.
a b3 22. y ganan.
18. d5
19. l:!, a-d1 b6
2 0. » d3
Hay otras f ormas de ganar, como
20. exd5 21 . dxe5
(21... bxc5 22. ex f 6) 22. <í) e6, et c.,
per o Bronstein se sient e más a
gusto apret ando la tuerca poco a
poco.
20 ....
21. a x d4
ex d4
\!I f7
Qué mal luce el paño cuando hay
que recurrir a este t ipo de j uga-
das.
2 2. 14
23. '8e2
24. <fl x f4
25. l,b f4
26. ex d5
!l h8
gx f4
'l) xf4
!!l e 8

A 26 ... 'i"t xd5 seguirí a igual que en
la partida.
27. a x fSI
28. ,ªx dS
29.
gx f 6
.z) xd5
Abando nan
La disputa del Campeonato Mun-
dial frente a Capablanca, Buenos
Aires 1927, donde arrebataría el
titulo al maes tro cubano, vino
precedida de logros tan notables
como: 1
R
en los torneos de Buda-
pest 1921, La Habana 1922, Has-
tings 1922, Carlsbad 1923, París
1925, 8erna 1925, Baden-8aden
1925, Hastings 1926, Scarbo-
rough 1926, Birmingham 1926, y
40
Kecskemet 1927. 2
f1
en Pistyan
1922, Londres 1922, Margate
1923, Semmering 1926, Dresde
1926 y Nueva York 1924. Des-
pués de derrotar a Capablanca,
su vida turbulenta le hace olvidar
durante un tiempo que en el aje-
drez, los campeones, al igual que
en cualquier otra actividad, deben
saber dominar los vicios terre-
nos. Euwe lo vence en 1935 por 9
a 8 y 13 tablas, arrebatándole,
contra la opinión generalizada de
los críticos, el tftulo de campeón
mundial. Sin embargo, su fuerza
de voluntad vuelve a ponerse de
manifiesto una vez más. Arroja
lejos de sí las tentaciones, se
concentra, lucha y vence en un
match revancha con cierta f acili-
dad: 10a4 y 11 tablas. En 1939,
cuando se está disputando en
Buenos Aires el Torneo de las
Naciones, en el que él interviene,
se enciende la chispa de la 11 Gue-
rr a Mundial...
o Najdorf
• Uhlmann
Defensa India de Rey
1. d4 2. e4 g6 3. 'Í3e3
4. e4 d6 5. O-O 6. 'l) f 3 eS 7.
O-O 'ÍJe6 8. d5 'ÍJe7 9. 'Íle1 <tl d7
10. » d3 15 11 . 1314 12. ll d 2 g5
13. !lel !l17 14. » b5 » g6 l al
15. e5 <of6
16. g a5! b6 lb) 17. ex b6 axb6
18. .Il f8 (e) 19. 'ÍJb 4 'ÍJe8
Id l 20. !le3 h5 21 . ll l2 !lg 7 22.
Wh 1 R d7 23. 9' e2 g4 24. ,ªe 1
gx f 3 (e) 25. gx f 3 'Í'!Jh4 26.
!!I h3 27. !l g l !!I xh4 28. J1¡ f1
29. 'Í'!J x c7 (f) lhg1+ 30.
WX!JJ 'Üxc7 (g) 31. l:!, xe7 8' d8
32. l1b7! 33. 8' g2+ 'll h8 34.
1lf7 ll h6 35. » e6 !!Ig5 Ihl 36.
9 xg5 37. 'ÍJa71 Abando-
nan (i )
al Es mejor aceptar la pr ovoca-
ción y jugar 14 ... a6 15. 'ÍJa3
b6.
bl Si 16 ... dxc5 17. b6 18.

c) Se perdería la calidad después
de 18 ... .§. xa2 19. 01a3, para
!!Ib3.
d) Las obligaciones defensivas
retrasan el at aque temático
h5-g4. No obs t ant e, par ece
mejor jugar primero 19 ... h5,
tratando de dificul t ar la manio-
bra que ahora sigue.
e ) La presión sobre c7 se hace
insostenible, de ahí que las ne-
gras traten de aceler ar los
acontecimient os. La al t ernat i-
va 24 ... g3 25. hxg3 f xg3 26.
pier de un peón y no me-
jora las expect ativas.
f) Concreta la vent aj a, lo que
dej a que decida técnicamente
la part ida.
g) Jugado con la monotoní a pr o-
pia de quien se sient e perdido.
Sin que sea una solución defi-
ni t iva, mejores posibili dades
prácticas ofrece 30 ... ,l;l a7
h) O bien 35 ... 8' g8 36. '9xg8+
Wxg8 37. 1J.c7 -" a6 38.
llxa6 39. 'ÍJe7+ ó l:!, a7, y ga-
nan.
i) No hay de f ensa cont r a 38.
1J. f8+ Ó 38. 1J. c7.
... Recurre a Francia, su patria de
adopción, entonces atacada por el
vecino invasor, que finalmente la
doblega. Todos los que conoci-
mos a Alekhine en 1939, no pudi-
mos sospechar su posterior acti-
tud de complacencia con el mo-
mentáneo vencedor, en cuyas
grandes fiestas de ajedrez inter-
viene, y alcanza éxitos totales en
Cracovia 1941, Salzburgo 1942-43,
Munich 1942, Varsovia 1942yPra-
ga 1942-43, siendo solamente su-
perado en Munich 1941 por Stoltz.
La facilidad de estos t ítulos suyos
los asocia con los del vencedor
militar de entonces, y comete una
torpeza, cual es la de vincular al
noble juego del ajedrez con temas
de agrio color político, actitud que
le malquista con casi todos sus
compañeros del tablero (Lacha-
g8).
El enfoque que da a este asunto el
histori ador argentino no difiere
esencialmente de las opiniones
que sustentan otros acreditados
estudiosos del tema: Pablo Morán
se expresa en términos parecidos,
y, si no recuerdo mal, no hace
mucho leí la severa diatriba que,
del mismo caso, hacfa Lincoln A.
Maiztegui en el diari o «El Pafs)).
Desde mi silla de expectador pro-
curo mantenerme atento al debate
y escuchar atento ot ras interven-
ciones ....
Sliwa - Botvinnik
Juegan negras
En esta posición quedó aplazada
la partida. l a opinión gener al era
que el f inal acabaría en tablas, en
vi rtud de lo cual se tomó como
línea maestra 41 ... _ xc2 42. g4+
hxg3 a.p. (única tentativa seria
para ganar) 43 . • xc2 '1) xc2 44.
d51 Wh4 45. d6 Wxh3 46. d7 92+
47. '1191 -<>. 1 48. d 8 . ~ -<>f3+ 49.
Wf2 gl"'_ + 50. Wxf3, et c. Al re-
anudarse la partida surgi ó la pri-
mer a y princi pal sorpresa ...
41 . ... . c61
Una secreta que pocos habían in-
tuido.
42. ~ g l
He aquí otras cosas que llevaba
Botvinnik en su carter a:
al 42. Wg 1 Wg6! (si 42 ... f l'xc3 44.
. e5 ftel + 45. Wh2 '1) f1+ 46.
Wg' , y tablas) 43. g4 ... (si 43.
a4 g4 44. hxg4 8' f 61 43 ... hxg3
a.p. 44. 8 xg3 8 xc3 45. h4 94
46. 9 d6+ Wh5 47. 8' e5+ " xh4
48. 9 f6+ Wh3 49. II h6+ Wg3
50. S d6+ Wf3 51. I'l f6+ W02
52. I'l f2+ Wdl 53. d5 5 05 54.
d6 g3 55 . • f 3+ Wd2!. y decide
la amenaza 56 ... . a1+.
b) 42. a4 ft xa4 (si 42 ... 8' xc3 43.
a5 8' xa5 44. g4+ hxg3 a.p. 45.
. e2+) 43. 8' 911 ... (no 43. g4+
hxg3 a.p. 44. 8' e2+ Wh4 45.
'9xe3 & xc3 46. 8 91 Wxh3 47.
8 f1+ g2+, o bien 44. @xg3
8 al + 45. e g1 8' a8+ 46. Wh2
8 f3, y ganan las negras en los
dos casos) 43 ... '1) f5 44. & d1+
Wg6, y las negr as cuentan con
buenas posibilidades practicas.
42. .. . . xc3
43. a4 g41
Después de 43... . xd4 44. aS
'1) xc2 45. a6!, no hay más que
t ablas.
44. hxg4+
44 .... 'li g51!
Como 44 ... '1) xg4 45 . • cl permit e
a las blancas activar su dama, el
desplante del r ey negro se pre-
senta como ardi d fundamental
par a huir de los jaques enemigos,
sobr e todo si el propósito es ju-
gar un oportuno h3.
45. a5
Si 45. " cl Iixg4 46. a5 . xd4 47.
a6 h3 48. gxh3+ Wxh3, con mate
a la vuel ta de la esquina.
45. ... h31
Abandonan
las alternativas son:
al 46. 93 . c6+ 47. Wh2 1txc2+
48. Wh1 '1) x g4 49. a6 & e4+.
b)46. a6 hxg2+ 47. 'i\' h2 . c7+ 48.
Wh3 11 f4.
c) 46. gxh3 8 c6+ 47. 'i\' h2 8' xc2+
48. h4+ 'lif4, ganando en los
t res casos.
Cuando en 1956 deciden los diri-
gent es del ajedrez sovi ético orga-
nizar el primer t orneo en memori a
de Alekhine (se supone que con l a
autori zaci ón previa de instancias
políticas de al t o rangol. cuesta
entender que el nombre del maes-
tro desaparecido no figurase en la
lista negra. No obstante, querer
aprovechar las ventajas propagan-
dísticas que ofrecía el rescate pa-
triótico de Alekhine, es algo tan
natural que casi debería conside-
rarse como trabajo obligado de l a
oficina para hij os pródigos.
En l a extensa exposici ón biográfi·
ca que ha escrito Kotov sobre Ale·
khine, algunos datos carecen del
rigor históri co que en buena ley
debería exigirse. Es así que Pablo
Morán intercala algunas llamadas
para corregir determ inadas im pre-
ci siones. No obstante, uno, en su
inocencia, considera válido el fon-
do, y aplaude el esfuerzo de Kotov
por limpiarcualquier mancha que
pudi era asociar a su personaj e
como disi dente. En el empeño,
saca a la luz el siguientetelegrama
enviado por Alekhine durante la
celebración de su primer match
canta el Dr. Euwe: « Como antiguo
colaborador en el ajedrez y perso-
na que conoce lo que ha hecho l a
U.A.S.S. por la cultura, saludo sin-
ceramente a los ajedrecist as de l a
Unión Soviética en el decimosép-
timo ani versari o de la revolución
de Octubren. Más sorprendente,
sobre t odo si se compara con lo
que antes hemos leído del argen-
tino l achaga, es lo que sigue: Des-
de Par{s comunicó a Lupi que se
habla alist ado en el ej ército fran-
cés con l a graduación de teniente.
Sirvi ó como intérpret e en l as uni-
dades que mandaba el general De
Gaulle; el conocimiento de idio-
mas le fue de utilidad y provecho
en aquellas circunstancias. Era la
segunda vez que luchaba volunt a-
riamentecontra l os alemanes;este
hecho desagradó a ciertos perso-
najes influyentes del régimen hit-
feriano.
41
Al comenzar la última ronda los
pronósticos eran unánimes al
destacar a Botvinnik como indis-
cutible favorit o al título de cam-
peón. Con un punto de ventaja
sobre sus inmediatos seguidores,
SmysJov y Taimanov, el hecho
de enfrentarse a Keres no se con-
sideraba como un riesgo realmen-
te serio, dado que el estoniano
había cuajado una actuación floja
e irregular a lo largo de toda la
prueba. Pero las cañas se volvie-
ron lanzas, metamorfosis que
está a la orden del día en la histo-
ria de los grandes torneos -y no
tan grandes. Botvinnik no estuvo
acertado en la elección del plan
14 ... 'Í3a57, e incluso permitió que
su siempre temible adversario le
dibujase la contundente combina-
ción 20. ,ªxf6!!, que le dejó en una
posición técnicamente perdida.
Ante la derrota de Botvinnik vio
el cielo abierto uno de sus perse-
guidores. Taimanov, que ya había
f irmado el armisticio en su en-
cuentro frente a Pachmann, que-
daba fuera de concurso; pero
Smyslov insistió en la victoria
tratando de sacar petróleo de una
posición en la que aparentemente
no había nada. El premio a su
constancia vino con la inestima-
ble ayuda de Stahlberg, poco fino
en la conducción del final.
o Keres
• Botvinnik
Defensa Siciliana
l. e4
2. >\ 13
3. d4
4. -í} xd4
5. 'Í)e3
6. Jl. g5
7. !!I d2
c5
>\c6
exd4
>\16
d6
e6
h6
De la escuela pragmática (si no
existía antes, ya está inventada),
Botvinnik jugó a lo largo de su
carrera algunas variantes que la
teoría se resi st ía a recomendar
como idóneas. Suponemos que lo
haría confiado en su habilidad
para desenvolverse en la vorági-
ne de las posiciones de difícil va-
loración. Hasta 1967 (que yo
sepa) hay partidas suyas donde
emplea 7 .. . h6, jugada que se en-
cuadra dentro del grupo de li neas
dudosas. La teoría recomienda
7 ... l!J. e7.
42
8. gxf6
Forzado, pues 8 ... a xf6 9. 'Í3d-b5
t! d8 10. 0-0-0, gana el peón de
dama.
9. 0-0-0
Pocos meses antes, en Moscú,
Larsen había jugado contr a Bot-
vinnik 9. y después de 9 ... a6
10. " e2 h5 11. O-O " d7 12. Whl
@b6 (mejor es situar la dama en
c7) 13. 0Jb3 l!J. e7 14. f4 h4 15.
0Ja4, las blancas obtuvieron ven-
taja. (((Este danés llegará lejos)),
señalaron entonces algunos cro-
nistas).
9. ... a6
10. 14 h5
En la 6
1
partida del match por el
campeonato del mundo, Moscú
195 1, Botvinnik jugó contra
Bronstein 10 ... 11. Wbl
12. <!) xd4 13. fi' xd4 9 a5, y
acabó ganando, si bien no fue
como consecuencia del plantea-
miento inicial, sino por una sutil
trampa que tendió en el final, no
advertida por su contrario.
11. Wbl " d7
12. " e2 !!I b6
13. -í}b3!
Una mejora de Keres en compa-
ración con 13 . .!:l h-f1, que había
jugado frente a Petrosian en el
Torneo de Candidatos de aquel
mismo año.
13. 0-0-0
14. ll h-Il
14 .... <!) aS7
De acuerdo con unos análisis de
Ragozin, se consideraba que 14 ...
Wb8 15. -ª f3 <!)a57 dejaba en clara
desvent aja a las negras, a causa
de 16. 0Jd51 exd5 17. 0J xa5, que
amenaza ll b3; pero con 15 ... h4,
seguido de 16 ... 0Je7, la posición
se mantiene f irme. En todo caso,
la continuación que elige Botvin-
nik no es buena.
15. 1113
16. axb3
17. 0Ja41
<tl xb3
I'/b8
tl a7
El cambio 17 ... 18. bxa4
deja sobre el tablero alfiles de
distinto color .. . y mucho cami no
por recorrer antes de que la amis-
tosa pareja levante bandera blan-
ca.
18. 15
19. fxe6
" e7
fxe6
Si 19 ... 20. bxa4 fxe6 21 .
y el alfil blanco es incom-
parablemente más fuerte que su
homólogo negr o.
W .l .l
'i'A AA
J. J..l.l
.!
<él it
it Ji
itit'í!lf,ª itit
Wl
ji
2011 xf611
El típico golpe que cor t a la respi-
ración. Si 20 .. . 21. '8xd6+, y
el consiguient e jaque con el caba-
llo decidiría. Si 20 ... 21.
,ª xe6 22. ,ªxe7 23. eS!.
Y, si 20 ... b5 21. ,ªf7 22. l!g7
... (también es fuerte 22. ll xe7 y
23. 'f)c5) 22 ... bxa4 23. tl' b4+ Wa8
(23 ... Wc8 24. ,ªxe7! 9 xe7 25.
24. e5! 25. exd6, y
ganan.
20. ll h7
21. ll g6 b5
22. -í) e3 S eS
(ver diagrama)
23. 'Í3a21
W> J.
.!.! lo
.! .lA
j,
.!'li' .1
.li
.li<;j
.li.li
<;'!!J
II
Si la dama negra pensaba aprove-
char la casilla e5, la maniobra que
inicia el caballo arruina tal proyec-
to.
23. rtJ a7
24. /l 18
25. a l3 h4
Pretende ll egar hasta h3.
26. h3 a c8
S; 26 ... a .8 27. /l x06 28. /lg6
a .8 29. y 30. /l h6.
27. <í) d3 e c7
28. /l16
29. Jlg4
Las negras no pueden impedi r
otra nueva pérdida de material.
29.
30. 'i) xg6
31 . a xe6
32. a d5
33 . • xd5
34. e5
Axg6
J). b7
a d8
a xd5
/lf7
Abandonan
En 1944 se encuentra en España,
de donde se traslada posterior-
mente a Portugal. Esta vez viaja
solo, pues Grace había decidido
permanecer en Par{s, para cuidar
lo poco que les quedaba de su
casa en los alrededores de Dieppe,
({saqueada cientfficamente por fos
alemanes" al decir de Alekhine.
(Vemos aquí de nuevo como abo-
ga Kotov por distanciar al perso-
naje de concomitancias nazis). El
24 de marzo de 7946 fal/ecla Ale-
khine en una habitación del hotel
Park de Estorif. Diez años después
sus restos fueron trasladados al
cementerio de Montparnasse, en
Parls.
Smyslov - Stahlberg
• li
.1
.l 'W' .1
J. .!
.li .li
.li
j, <;'!!J
.li
Juegan blancas
Algunas jugadas antes pudo
el maestro sueco mejorar sensi-
bl emente sus expect ativas; aho-
ra es probable que el final lo ten-
ga perdido. Atendamos a la sen-
cilla técnica que emplea Smys-
lov.
64.
65. l! xc8
66. /l b8
67. /l c2
68. W02
l! xd7
/l d6
/l a6
/l a7
Wd77
Un grave error que tr aer á co-
mo consecuencia la pérdida de
coordinación de las torres neo
graso
69. /l g81 /la4
70. ,ªg7+ \Wd8
71 . Uc-c7
l a máquina infernal: ambas torr es
en séptima con el r ey enemigo en
la primera Unea.
71.
72. WI3
73. ,ªc· f7
74. /l b7
75. /l b-f7+
76. /l h71
l!a2+
/laS
W08
1!118
l!1e8
/l aS
Para poder defenderse de la si-
guiente jugada.
77. /l b7 /l16
Única.
78. Wg3 Abandonan
No son necesarias muchas expli-
caciones: la futura ubicación del
r ey en g5, asf como la eventual
captura del peón de b6, son moti-
vos capaces de disuadir al lucha-
dar más contumaz .
(( Madre. na me hagos
un serafán colorado))
Del libro IlAlekhine)), editado por
Martinez Roca S.A., del que es
autor A. Kotov (y cuya lectura re-
comiendo), recojo el siguientetex-
t o, muy a propósito para hacernos
una idea de cómo fueron los últi-
mos dfas del maestro .
(( Durante eltorneo en memoria de
Alekhine, celebrado en 1956, me
dijeron que se encontraba en Mos-
cú el renombrado profesor de vio-
lín e instrumentista belga Numen,
que habla sido invitado a formar
parte del tribunal examinador en
el concurso internacional de violi-
nistas Chaikovski ...
Uno de los dlas de descanso en el
citado concurso, visité al profesor
belga, quien me recibió amable-
mente y me contó:
- Conocl aAlekhine en el hotel Park
de Estoril el año 1946. Yo daba
lecciones de música, vme retiraba
al hotel a descansar un poco cuan-
do terminaba mi larga jornada de
trabajo. Alekhine esperaba siem-
pre mi regreso; no tenía con quién
hablar, y la soledad le atormenta-
ba ... En aquellos días bastaba ver-
le para darse cuenta de su profun-
do decaimiento. Aún me conmue-
ve recordar su estado ... A ello con-
tribuía el haber vuelto a beber
mucho ... Pasaba largos ratos en
mi habitación y me pedía con fre-
cuencía que interpretase alguna
pieza. Particularmente le agrada-
ba escuchar la antigua canción rusa
((Madre no me hagas un serafán
coloradoll (Serafán: del persa sara-
pa. Vestimenta larga, abrochada
por delante, con cinturón y man-
gas blancas o sin ellas, que usaron
las campesinas rusas. Actualmen-
te es vestido de verano. P. Morán).
Estábamos solos en la penumbra
de la estancia ¡Nunca tuve tan ex-
traordinario auditorio! Silencioso
e inmóvil, entornados los ojos y
húmedas las pestañas, estaba sen-
tado y mantenía su bella cabeza
inclinada sobre el pecho. Alekhine
era muy sensible, tenía una ternu-
ra insólita que traslucía en sus ojos
cuando escuchaba música ... ¿Pen-
saría en su casa paterna, sus .....
parientes, su madre ... ? "2It
43
BELLEZA EN COMPRIMIDOS
Por JULI ÁN ALONSO MARTíN
En la apreciación de la belleza intrfnseca de una partida de ajedrez hay un aspecto de fa misma que,
sin tener propiamente naturaleza estética, influye de forma muy considerable en el juicio que vayamos
a formular sobre el contenido estético de la partida. Nos referimos a la duración del juego.
Ambos extremos (muy corta, muy larga) de esa duración convierten a las partidas,
en la mayorla de los casos, en poco aptas para ser candidatas a un premio de belleza.
S
in embargo, una ojeada
quier colección de partidas
premiadas nos convencerá, de
inmediato, que el numerade parti -
das breves (pongamos hasta 25
jugadas) supera ampliamente al
de partidas largas (supongamos,
ahora, más de 60 jugadas). Des-
pués de esta apreciación, parece
posible decirque la razón para que
así suceda debe residir en la difi-
cultad de mantener la tensión y el
Mtono· durante un tan di latado como
bate ajedrecfstico ... ; unas condi-
ciones que pueden encontrarse
más fácilment e en las partidas de
corta duración.
El Campeonato de la URSS que se
celebró en Titli s entre el 29 de di -
ciembre de 1966 y el 2 de febrero
de 1967 tenía asignado por la FIDE
el carácter de Torneo Zonal, clasi-
f icando a los cuatro primeros juga-
dores pa ra el Interzonal que, en
aquella ocasión, se celebrada en
Túnez. El triunfo en la competi ción
soviética correspondió a lo Stein. Y
el Premio para la combinación más
brillante fue conseguido por el ju-
gador local B. GURGENIDZE, en-
trenador en aquel entonces de l a
campeona de la URSS, Nana
Alexandria, con la siguiente parti -
da, considerada por el gran maes-
tro norteameri cano Larry Evans
como una de las 10 mejores de la
década de los 60.
Gurgenidze-Lein
XXXIV Campeonato de la URSS
Tiflis, 1967
1. e4 c5
2. ",13 ",16
Una variant e introducida por A.
Rubinstein (1882- 1 961) cuarenta
años antes. Como en la Defensa
Alekhine, las negras provocan el
44
avance de los peones centrales
del Blanco con la esperanza de
atacarlos después más fácil men-
te.
3. e5
4.
"' d5
0J xc3
La lí nea favorita de Nimzowitch
(1886- 1935) en un sistema que a
él le gustaba practicar. La retirada
4 ... 0Jc6 no plantea problemas a
las blancas. La alternativa 4 ... e6
conduce a posici ones más como
plejas.
5. dxc3
Después de 5. bxc3, una jugada
que parece más acorde con los
principios generales (los peones
deben comer -hacia- el centro), la
respuesta seria 5 ... d5 con juego
fácil para las negras. Al optar por
5. dxc3, las blancas abren mejores
posibilidades a sus piezas.
5 .... . e7
Las negras tratan de movilizar su
flanco de Dama, acaso con la in-
tención de enrocar allí más adelan-
te. Un err or, comet ido por el mi s-
mfsimo Nimzowitch, es aquf: 5 ...
b67, debido a 6. e6!! con las si-
guientes rami ficaciones:
al 6 ... fxe6 7. 0Je5!
bl 6 . . 16 7. "'.51
y en ambas ocasiones, los despla-
zamientos '8h5 ó 8 f 3 producirán
beneficios al Blanco.
el 6 ... dxe6 7 . • xd8+ 'i\' xd8 8.
'li e8 9. A d7 10. 0Jxd7
11. A f4, et c.
6.
7 . .(tc4 e6
8. O-O b6
9 . f571
Las negras se ven somet idas a
una desagradable presión tanto
por el desarrollo armónico de las
piezas rivales como por el retraso
de su propio peón en d7. Con la
jugada que acaban de efectuar
han impedido la proyectada ma-
niobra 0Jg5-0Je4-0Jd6 de las blan-
cas; pero han provocado, a la vez,
una debili dad en la posici ón de su
Rey. Mej or hubiera sido 9 ... {:¡, e7
10. S d2 h6 11 . -'ª. b7 seguido
de ... O-O-O.
10. "' h4 967
Ante la amenaza 11. 9 h5+, est a
"mecánica" jugada produt::e una
brusca catástrofe. Era necesario
jugar 10 ... tr as lo cual el pri-
mer jugador necesita encontrar un
buen procedimiento para sacar
provecho de su iniciativa, lo que
no está demasiado claro que pu-
diera conseguir sin dificultad (si,
por ejemplo, 11. 1l'd6 0Jd51 iguala).
J.
11. 0J xf5!1
.1
.1
Un sacrificio completamente ines-
perado y, seguramente, decisivo.
El peón que parecí a tan sólida-
mente defendido desaparece del
tablero ... y si n embargo, el arro-
gante Caballo enemigo no puede
ser capturado:
al Si 1 l ... gxf5 se continúa con 12.
8 h5+ Wd8 13. l\ad1 seguido, irre-
mediablemente, de 14. "," xe6,
después de lo cual el Rey negro
no podrá escapar al fuego cruza-
do en el centro.
bl Si 11 ... ex f5 puede seguir 12.
e6! y a continuación,
b1) 12 ... 8' xf4 13. exd7+ 'l/ d8
14. lte8+ "Iic7 15. d8",!f+
'l)xd8 16 . • xd8+, y el Alfil
dar á la estocada f inal.
b2) 12 ... d6 13. e7! "," xe7 14.
IId7 15 . • d5 !l18 16.
'l)xe7 17. & xa8 que
ganaría.
l as negras r ehúsan el ofrecimien-
to y esperan escapar (tras 12.
<1) e3) con un solo peón de desven-
taja.
11 . . .. {la5
Tampoco 11 ... hubiera tenido
mucho sentido, dado que tras 12.
0Jd6+ a xd6 13. exd6 el Blanco, no
solamente tiene un peón más,
sino, también, mejor posición.
12. Ja d51
Otra sorprendente jugada.
12 .... i!¡b7
Si 12 ... exd5 13. of)d6+ fld8 (pues
13 ... 'lJe7 14. a xd5 con mate im-
parable) 14. 1'txd5 a b7 15.
16. ítxe7+ Wxe7 17. 8 f 7+
Wd8 18. 9' f 6 mate.
13. 'l)d6+
14. exd6

. e8
Único movi mient o disponible para
la Dama. No era, si n embargo,
apropiado 14 ... • b8 a causa de
15. a xe6!, pues si 15 ... dxe6 16.
d7+ ganaría la Dama. Y si 14 ...
""d8 1 5. dxe6 16 . .l'l xe6+
'lI f7 17. !le7+ 'lI g8 18. Jah6.
15.
(ver di agr ama)
Impide el enroque corto del rival y
prepara la propia penetr ación por
la columna AR.
15.
16. 8 ' 3
!l g8
a x d5
J. 'i' W J.
J..i. J. .1
!.
.§, !.
J. 'ª
..
.l 'ª
.§,
.§,.§,.§, .§,.§,.§,
Ji 'íllfj,
l1f/
la amenaza era 17 . • f6 ttda la.
Lt xe6+ dxe6 19 . • xe6+.
17. t1t xd5 0Jc6
18. l1adl l
Completando la movilización y
planteando, además, otra fuert e
amenaza: 19 . .l'l xe6+! dxe6 20. d7+,
18. {l d8
19. 1'1951 {l e6
20. GI6
l as blancas se pr oponen rematar
la lucha con la maniobra 21. D.e3
22. !l13 y 23. 1118+1
20.
21. l1e5!
9
5
Abandona
No hay defensa posible contra !a
amenaza 22. lI xg5! ya que si 21 ...
fi d8 22. D. xe6+.
-ceCce,
Como acabamos de ver, l a breve-
dad de una part ida de ajedrez no
está reñida, en principio, con ni n-
guno de los valores estéticos que
nosotros apreciamos en el ajedrez
por similitud con lasque se presu-
men en la obra de arte: unidad,
complejidad, intensidad. Pero es
esta últi ma, la virtud estética que
se pondrá más pronto de manif ies-
to en tales partidas cort as. A partir
de la posición en que se produce l a
crisis el corto número de j ugadas
que consiguen defini tivamente l a
victori a serán, sin duda, las más
j ustas, l as que más directamente
conducen al final; ninguna "gris
M
,
t odas brill antes. Aun asi, tambi én
habrá que decir de estas jugadas
porque resulta evidente, que unas
tendrán más brillo que las otras .. .
Aquel l a causará una t remenda
sorpresa porque se aparta de lo
normal que hubiera reali zado el
común de los j ugadores; esta ot ra
será consecuencia más o menos
presenti da de l a situación ext raor-
dinari aquese hacreado. Pero siem-
pre, o casi siempre, todas ell as
producen una fuerte sensación de
potencia agresiva y de precisión
destructora, como el "ti ro certero·
que ayuda a cobrar la pieza de
caza ... Caer en alguna debi lidad
durante el desarroll o de esta se-
cuencia final, por supuesto que
anul arl a el valor de los méritos
anteriormente cont ra fdos como
acreedor al premio de belleza; pero
l a exigenci a de que todas las j uga-
das que componen la combi na-
ción victori osa sean igualmente
bri ll antes y causen el mi smo efec-
t o sorpresa serfa, en sentido con-
trario, pretensión desorbitada.
¿De dónde nace l a posibilidad de
apuntarse un triunfo tan breve y
brill ante? Por supuesto, del error,
del error del rival. No podemos
est ar de acuerdo con Francois Le
lionnais cuando af irma que "una
partida puede ser corta sin que,
forzosamente, tenga que contener
un error de bulto" (página 63. Pre-
mios de Beffeza en Ajedrez. Ed.
Bruguera, 1972). Al contrario: no
parece posibl e que se termi ne una
parti da de ajedrez cuando apenas
se ha iniciado si no media el error
grave de uno de los bandos en-
frentados. la igualdad de la posi -
ción inicial no puede desequilibrar-
se tan pronto si no hay una causa
importante que l o j ustifique. Yesa
causa, sólo puede ser un error. Un
error que se pone de manifiesto,
preci sa mente, con el casti go que
nos infli ge el rival. Oecia E. Geller,
recientemente fallecido, que· j u-
gar una miniatura sin que haya
45
una falta por una de l as partes, es
imposible. Pero hay faltas y fal-
tas .. . " Claro. Si el error es grosero,
el castigo sería evident e para una
mayoría de jugadores y estaría,
por tanto, devaluado para la con-
secuci ón de un Premio. Pero el
mérito para alcanzar una tal distin-
ción , se adqui ere con la demostra-
ción de que el "bulto" estaba allí; y
esa demostración es tanto más
meritoria cuanto más difícil y com-
pleja resulta la expl icación de su
existencia.
Ofrecemos, a continuaci ón, otra
breve partida en la que el error co-
metido por el GM Taimanov en la
jugada 14! es castigado de forma
bri ll ante y ejemplar por su adversa-
rio, un jugador soviético a quien
diez años más tarde veíamos ocu-
pando el último tablero del equipo
de EE.UU. en la Olimpiada.
Taimanov-Kaidanov
Torneo Abierto Internacional
Belgrado, 1988
1. fl l3 d5 2, b3 fl l6 3. i<b2 e6 4.
e4 e5 5. e3 6. exd5 exd5 7.
8. 0-07! 9. -í) xc6
bxe6 10. ,ªe8 11. O-O 1:1 b8
12. d3 llb41 13. fl d271 ll h41 14.
937 ,..
A'i'l'1 W
.f. .f..f..f.
.lA
.f..f.
.ll
Ji Ji Ji Ji
Ji
jl


Ambos contendientes han come-
tido algunas imprecisiones ... pero
esto es ya un error. No debía per-
mitirse la siguiente jugada de las
negras.
14 ... 15. ...
La Torre no se puede tomar: si 15.
gxh4 &' xh4 16. 'iJf3 17.
'6g2 '0xe6+! 18. fxe6 8 h3+ 19.
Wh1 desc. 20. Wg1
21. 1:1 f2 1)g3+, etc.
En caso de 15. 1:1h3; y si las
blancas respondieran ahora 16.
:;tel podríamos haber visto algo
parecido a esto: 16 ... 'i3xh2! 17.
'iJxh2 1:1xh2 18. Wxh2 f1h4+ 19.
'6g1 ... (19. Wg2 tlh3+, etc.) 19 .. .
20. fxg3 & xg3+ 21. .. .
(2 1. 'Il fl mate) 21... 1:1e6 con
posición ganadora, pues
-si 22. ,ªh6+ 23.
decidiría.
-si 22. ltg6
- si 22. que parece la me-
jor, 22 .. . llh6 23 . .Il. xg7 8' h4+
24. Wg1 ,ªxh5
15 ... 16. f3 ...
Quita la protección al peón de e3
que es un punto clave para la pe-
netración de las negras; pero una
retirada como 16. S el dejaría
todo el juego al rival luego de 16 ...
llh6 17. f3 18. llf2 f5!. etc.
'i1í'.1 W
.f. .f..f..f.
.lA
.f..f.
.i.JI.
Ji Ji Ji Ji Ji
Ji
Ji
16 ... Z't xh2!! 17. fxg4 ...
Revista de ajedrez
Aprenda, practique
No era posible 17. Wxh2 debido a
17 ... 9 h4+ 18. Wg2 &' xg3+ 19.
Whl tlh2 mate.
17 ... lt xe3!
Brillante jugada. Las blancas si -
guen sin poder capturar la otra
Torre negra ...
18. ;1¡ 1617 ,..
... pero encuentran una defensa
muy interesante. Pues si, ahora,
18 ... gxf67 luego de 19. Wxh2 f5
20. ,§, f3 B h4+ 21. Wg2 22.
-í) fl 1:1 e 1 23. lh d1 24.
Zl xdl , el ataque negro se diluía.
18 ... ./l h3!1 19. ,ªf3
No hubiera servido 19. a
causa de 19 .. . :1exg3+ 20. 'iti' f2
lth2+ 21. Z'te3+ ganando.
19 ... ,ªxg3+ 20. Wf1 ...
Otras alternativas no eran mejo-
res. En caso de 20. Wh1 9xf6; y si
20. Wf2 ltexf3+ 21. -í) xf3 8' xf6.
20 ... gx16 21. ll xg3 22.
'Í!¡ f3 '9' d7 23. Rinden.
Lo que, en nuestra opinión, agran-
da el mérito de esta partida hasta
convertirla en ganadora del Pre-
mio de Brillantez establecido,
es la forma en que las negras "ex-
plicaron" al veterano maestro (62
años, en aquella fecha) que su ju-
gada 14. g3 era una equivocación .
Debe darse por descontado que,
habiendo terminado el juego siete
movimientos más tarde, las juga-
das que siguieron a 14 ... im-
primieron un ritmo trepidante al
deterioro de la posición adversa-
ria. La intensidad de la acción
atacante resalta claramente del
conjunto que admiramos. Pero el
contenido de la explicación mues-
tra, además, la notable compleji -
dad del camino que era preciso
recorrer par a demostrar a las
blancas, de forma concluyente, la
magnitud de la equivocación
que habían cometido. '"lit

y perfeccione su juego preferido,
Todos los meses, puntual mente en su kiosko
46
RETI REVISADO (1)
Por J . P. DE ARAIAGA
Iniciamos hoy una serie de artículos en los que se irán recogiendo las novedades
que en torno a la obra de Reti como compositor han llegado a mi conocimiento en los últimos años.
L
a primera referencia a tener en
cuent a cuando se trata de los
estudi os de Reti es, si n duda, la
correspondiente a la primera edi-
ción:
• MANDLEA, Arthur. RICHARD
RETI: Samtliche Studien. -Mi:i ri-
eh-Ostra u (Checoslovaquia): J ul.
Kittls Nachf. Keller and Ca. Ver-
lag, 1931. -La colección consta
de 56 estudios: 53 posiciones
principa les numeradas consecu-
t ivamente, más t res posiciones
complementarias numeradas
como la, l b y 50a.
Lasedicionesposteriores de la obra
completa realizadas a las que haré
referencia. son las siguientes:
• RETI, Richard. Estudios compfe·
tos. - Madrid: Fundamentos I
Aguilera, 25 de mayo de 1983.
-Traducción, revisión técnica y
notas por Joaquín P. de Arriaga.
- En est a edición se trató de con·
servar todo lo dicho por Mandler
con el añadido de un p r ó l o ~ o ,
numerosas notas y comentari os
a l as soluciones. Además, l os
diagramas 11, 19, 33, 47, Y 52
incorporan las correcciones de
André Chéron y el diagrama 45
la de Henri Rinck.-Se respetó la
numeración de los estudios de
la edición de 1931.
• KALENDOVSKY, Jan. Richard
Reti Sachovy MysliteJ. - Praga:
J. Kalendovsky, 1989. - Ka-
lendovsky ha reuni do en este
volumen todo el materi al dispo-
ni ble sobre la actividad ajedre-
cística de Reti como jugador,
publi cist a y compositor. - En l a
sección dedicada a los estudios
mantiene el orden de la edición
de 1931, pero los numera de 1 a
56. - La consult a de las fuentes
originales aport a algunas correc-
ciones a l os lugares y fechas de
la publicación de los estudios
que Mandler y Reti no t uvieron a
mano en su momento.
Además de estas ediciones tendré
en cuenta numerosos
artIculas de revist as y
prensa diaria asf como
comunicaciones pa rticu-
lares que algunos lect o-
res han tenido a bien
hacerme. En cuanto a l a
tarea anal ítica, tengo que
presentar a nuestros lec·
tares dos grandes aficio-
nadosycompositores-
Luis Miguel González
(Tome llosa, 1966) y Mi-
guel Quesada (Mieres,
1963)- que con su t ra-
bajo. constancia y capa-
cidad para no dejar pa-
sar una, me han propor-
cionado numeroso ma-
terial e ideas, como ire-
mos viendo en los luga-
res oport unos. Como no
podía ser de otra manera
en la actualidad. se han utilizado
como herramientas informát icas
algunos de los mejores programas
existentes en el mercado,con men-
ción especial a la base de datos de
Ken Thompson para finales decin-
co piezas con un peón como máxi-
mo, cuya ayuda es inestimabl e.
NII 751 Richard Reti (nIlSO)
Richard Ret i.
SiimOiche Studien, 1931
Corrección de Tijdschrift van den
Nederlandschen Schaak-Bond,
j unio 1924
Ganan 0431.11
Estudio número 50
Vamos a ocuparnos hoy del final
que según nos dice Mandler "Reti,
probablemente con razón, soste-
nfa que éste era su mejor estudio".
El caso es que ha despertado siem-
pre el interés de los aficionados y
como consecuencia de unos y otros
acercamientos, se ha enriquecido
con variantes que no figuraban en
la edición de 1931. Además, se ha
generada cierta confusión por la
posible existencia de un dual, lo
que significaría la demolición del
estudio,
Ya en 1994 recibí una at enta carta
de Zoilo R. Caputto en la que in-
cluía unos int eresantes análisis
sobre la variante 1. <í) d57, que en
su opinión enriquecían la solución
del estudio y, en consecuencia,
así lo publiqué en el n
ll
146 de
OchoXOcho. Pero lo que llamó
más mi atención fue la columna,
siempre digna de atención, de Lin-
coln R. Maiztegui en el diario El
País, el 6 de septiembre de 1997,
AIIf se reproducía el estudio de
Reti y su solución comentada que
comenzaba así: "Aunque Mark
Dvoretsky sost iene haber hall ado
un dual, est e estudio ",", pero la-
47
mentablemente, Mai ztegui no
daba la fuente. ¿Dónde y cuándo
se habi a publicado ese análisis
con la demolición del estudio y,
sobre todo, cuál era esa variante?
Ante la dificultad de obtener noti-
cias sobre el asunto en breve,
comenté con Ouesada la necesi -
dad de someter el estudio a una
criba f ina. Ouesada se puso a ello
y aunque exploró diversas posibi-
lidades, el anunciado dual de Ovo-
retsky no apareció por ninguna
parte. Lo único que encontr ó es
que las jugadas segunda y tercera
de la solución pueden ser permu-
tadas, como ya había notado Ca-
putto y antes todavía Reli, quien,
según Mandler, le habla concedido
poca importancia.
Mientras lanto, tras conseguir la
dirección y escribir a Dvoretsky,
no hace muchas semanas recibf
una carta suya donde incluía su
análisis y la fuente: "Secrets of
Chess Training. - l andres: Bats-
tord, 1991". Tanto en su carta
como en fa página 212 de su libro,
incluye un análisis de la linea que
se inicia con 1. <;) d5? -que él es-
cribe con una admiración- cre-
yéndola victoriosa y que, por lo
tanto, serfa el dual que causa la
demolición del estudio, pero ense-
guida vamos a poder comprobar
que no es así.
Variante 1. ~ d 5 7
l a jugada 1. ~ d 5 ? arruina las posi-
bilidades de victoria de las blan-
cas. Vamos a ver el porqué. Como
comprobaremos a continuación,
en todas las líneas que se derivan
de esta primera jugada, las ne-
gras, a veces con una jugada úni -
ca, obtienen tablas.
A partir de este momento vamos
a seguir los análisis de Miguel
Ouesada que ha sistematizado la
presentación de las posibilidades
de ataque de las blancas refleján-
dolas en cuatro posiciones funda-
mentales.
Después de las jugadas l . ~ d 5 ?
Wa4! las blancas sólo pueden pro-
seguir su ataque o bien jugando la
torre a c1 o bien a dl, pero eso sí.
en ambos casos en uno o dos
tiempos. Como las negras sólo
pueden jugar su torre a eS y e6,
las blancas pueden elegir la situa-
48
ción que crean más prometedora
para iniciar sus acciones. Para ma-
yor claridad vamos a ver las posi-
ciones que propone Quesada y las
maniobras de ataque y defensa.
las cuatro posiciones que vamos
a analizar -que vamos a llamar
50- 1, 2, 3 y 4- tienen algunas
caracterfsticas comunes:
-En pr imer lugar, el rey negro no
dispone de ninguna jugada, ya
que si va a la tercera fila el jaque
horizontal seguido de lle3 gana,
si juega a aS el jaque l!a1+ segui-
do de -oc7+ es decisivo y si jue-
ga a b5 el jaque <;)c7+ en directo
decide.
- En segundo lugar, la torre negra
sólo puede jugar a eS y e6 mien-
tras las blancas preparan la posi-
ción deseada con el mecanismo
de pérdida de tiempo disponible.
-Otra característica notable es
que las cuatro posiciones son de
tablas, independientemente de
quien tenga la mano, ya que si
jugaran las negras, unas posicio-
nes se transforman en otras. En
la posición 50- 1, por ejemplo, si
jugaran las negras, se lIegarí a a la
posición 50-4.
El esquema de análisis estableci do
por Quesada tiene la virtud de que
abarca todas las variantes que
han llegado a nuestr o conocimien-
to y que se señalarán en los luga-
res oportunos.
Variante 1. 'l)d51 50-1
Después de las jugadas:
1. 'ild57
2. 1Jd1
Wa41
l!e51
Intentos como 2 ... Wb3? 3. -ª d3+!
Wc4 4. l!e3 'li' xd5 5. Do xe6 son
perdedores.
3. Do c1 Ae61
y hemos llegado a la primera posi-
ción clave.
(ver diagrama NR 751 a)
Para proseguir el ataque, la línea
más prometedora empieza con:
4. Zl c4+ Wa5!
Única. las casillas a3, b3 y b5 le
N
R
751a (50- 1)
Las blancas juegan
están vedadas al rey, como ya
sabemos.
5. l!c5+
las blancas pueden intentar conti-
nuar su ataque con Ag4, camino
que es común a las cuatro posicio-
nes que estamos considerando:
En este caso, si 5. %l g4 lle 1 +1
(Única, ante [a amenaza l!g8. No
sirve 5 .... %l eS? porque tanto 6.
Zl g8 como 6. AgS ganan.) 6. Wh2
%l e5 (También valen 6 .... Ae2 o
bien 6 .... Ae6) 7. '6g1 ... (Si 7. llg8
91: 8 + 8. Wxg1 a xd5 y tablas) 7.
... lle1+! 8. Wt2 11e5 (Si 8 .... z:! fl+
9. 'Il e2 y ganan) 9. n g8 ... (Si ahora
9. Ag5? ,ªxg5! y ganan) 9 ....
g"'''fJ' + 10. 'iti' xg1 j,\xd5 y tablas.
5 .... Wa41
A partir de aquf vamos a seguir la
variante principal tal y como la
indicó Caputto en su momento.
6. Z1 c1 ll e51
N' 751 b 150-21
las blancas juegan
A esta posición se pod¡ a haber
llegado directamente después de
l . <í)d5? '&' a4! 2. n c1 .!le5. las
blancas intentan ahora el ataque
con:
7. tt c4+ Wb S!
Este es el único caso en que el rey
blanco dispone de la casilla b5
como defensa. Si ahora hubiera
jugado 7 .... Wa5? 8. l1c5+! es
decisiva debido al jaque con el
caballo que seguiría.
8. tte4
Si 8. ttg4 Wc6 (Las blancas ame-
nazaban la t emática e8",1!+ ga-
nando. También se podía jugar 8 .
... Wc5. Sin embargo no vale 8.
ll g4 11 8 1+7 9. Wf2 n e5 10.
e8=_ + ó 'Í)c7+ y las blancas ga-
nan) 9. 11g8 (Si 9. Ag5 Ae2 y ta-
bras) 9 .... Wxd5 (Si ahora 9 ... Wd77
10. l1d8+ Wc6 12 .
.t\d5+1 Y ganan) 10. 1l g5 ... (Si 10.
e8",. Axe8 y son tablas también)
10 ... .t\ xg5! 11. e8=8' lt f5 y tablas.
8. ll xe 41
9. \\I c6!
10. Wd7[
y tablas
Como muy bien observa Quesa-
da, es impresionante la serie de
diez jugadas únicas que tienen que
hacer las negras en esta variante,
en pos de las tablas, sin que las
blancas consigan una posición de
zugzwang. Además, hay que no-
t ar, cómo, -en la línea principal-
al jaque en las jugadas cuarta y
sépti ma ,ªc4+ se responde con
Wa5! o Wb5! en función del lugar
en que esté ubicada la torre blan-
ca. Algo semejante sucede con
las respuestas a 5. 11g4 y 8. :1g4
en las notas a las jugadas quinta y
octava respect ivamente, donde
el jaque 11el + salva o pierde la
par tida en f unción de la ubicación
de las piezas negr as.
Vari ant e 1 . .z)d57 50-3
Tras las jugadas:
1. 0 d S1
2. 11c1
3. 1:Id 1
i\' a41
11e51
.!:te 61
Estamos en la posición que quere-
mos consi der ar.
(ver di agr ama NI! 751 e)
Las líneas a part ir de 1ldl propor-
N' lS1c ISO· 3)
Las blancas juegan
cionan menos posibilidades de
ataque a las blancas. Sólo pueden
intentar :
4. tt d4+ Wa S!
y ahora serfa un error garrafal 4 ...
Wb57 porque como indica Ovo-
retsky las blancas ganan con 5.
<f:) c7+ (o también con 5.
como ya hemos visto). Pues bien,
est a es la línea que con victoria de
las blancas. incomprensiblemente.
propone Ovoretsky como un dual
para demoler el estudio de Reti,
sin tener en cuenta que también
aquí con 4. , .. Wa5! se hacen ta-
blas. Las admiraciones que adjudi-
ca Dvoretsky a las tres primeras
jugadas de las blancas, son a to-
das luces, inapropiadas.
Sin embargo, Caputto. acert ada-
mente, indica 4 ... Wb5? como un
error para las negras y da 4 ... Wa51
como respuesta adecuada al ja-
que de [a torre blanca.
5. n g4 1:18 1 +!
y tablas
Como hemos visto en las posicio-
nes ant eriores.
En honor de Dvoret sky hay que
decir que es el único -entre los
autores consultados- que utiliza
el mecanismo de pérdida de tiem-
po l1bl-cl -dl a disposición de las
blancas, para llegar a la posición
que le interesa -torre blanca en
dl y torre negra en e6- antes de
iniciar el ataque final.
Vari ant e 1. 0 d57 50-4
Est a es la variante complet a con
sus not as que en 1994 analizó
Caputto y se publicó en OchoX
Ocho.
1. ·tl dS1
2. 1:Id 1
Wa4!
l1e5!
Para 2 .... Wb3? ver la variante 50-
1.
N' lS1 d ISO·4)
Las blancas Juegan
y ahora, como en los casos ante-
riores, las blancas int entan:
3. A d4+ Wa51
Si ahora las negras juegan 3.
Wb57 sigue 4. Wc6 5.
e8=_ + y ganan.
4. Ag4 l1e1+1
y tablas
Como ya hemos visto en las posi-
ciones anteriores.
Sólo r esta comentar que a 1.
é d5? Kalendovsky propuso en
1989 la débil respuesta 1 .. ., Ae5?
llegando a una posición de tablas,
cuando en realidad pierde inme-
diatamente después de, por
ejemplo, 2. e8=8 ,ªxe8 3. n a1+
Wb5 4. <t'I c7+ y ganan.
Solución
Par a terminar vamos a ver la solu-
ción y el párrafo de Mandler que la
precede en las ediciones de 1931
y 1983 citadas, corrigiendo un pe-
queño error en la r ef er encia a otro
estudio y tratando de aclarar cua-
les son las "variantes" que Man-
dler indica.
Dice así: "El soberbio est udio NI);
50 funde de una manera feliz dos
ideas independientes, de las cua-
les la primera tiene una variante
49
en eco ( 1), mientras que la segun-
da (2) -cuya propia versión cons-
ti t uye el estudi o NIZ 51- tiene su
eco en una tercera variant e (3). La
posición es de una agradable sen-
cillez y
(1) Se ref iere a la línea 4 ... Wa4 5.
l1c4+ seguida de 6. 0Jc2+1
0Jc6+ o bien 6. 0Jb5+1 0Jb3+
seguido de 7. n xe4 ganando.
(2) Se refiere a la línea 4 .. . Wa5 5.
llcS+ Wb4 (Si S .... Wb6 6.
l1cS+ seguido de 7. l1eS ganan-
do. Si 5 .... Wa4 estamos en el
caso de la variante de la nota
anterior ) 6. n e5! y ganan.
Mandler decía 52M pero con
la numeración adoptada final-
mente se trata del estudio NI!.
51 de la colecci ón.
(3) Se refiere a la línea que se
origina después de la jugada
4 ... Wa3, eco de la considera-
da en la nota anterior.
Vamos a ver a continuación la so-
lución del estudio.
1. '1>IS
No 1 . l1b87 n xe3 2. eS",. l1xeS y
tablas.
No 1. 0Jd57 fl a4! y tablas, como
hemos vi st o más arriba.
l . ... Wa4
Si 1 .... WaS 2. 0JdS no xe7 3. n al+
WbS 4. 0JcS+.
Si 1 .... n e5 2. 0Jd4 Ile4 3. 0Jb3+
'l/aS ó a4 4. 0Jc5+.
Si 1 .... n e5 2. <f.\ d4 Ae3 3. Aal +
Wb6 4. '1> IS II juega S. '1>d6 y
ganan.
Si 1 .... %l eS 2. WaS 3. 'f)c2
l1xe7 4. <í:)b4+.
Si 1 .... l1e4 2. <í:) d4 WaS 3. <f.\c2
amenazando 4. l1el .
Si 1 . ... l1e2 2. 0Jd4 l1e3 3. :la1+
I!i b6 4. '1> IS y S. '1>d6.
2. '1>d4 ll e4
Si la torre negrajuega a una casilla
negra sigue 3. n al + Wb4 y el ja-
que con el caballo ganando la to-
rre.
3. Aa1+
No vale 3. llc17 porque Wb4! y las
bl ancas est án en zugzwang recí-
proco.
Las jugadas 2. <í:) d4 y 3. :lal+
pueden permutar se sin alterar el
discurso de la sol ución jugando 2.
g al + y 3. puesto que las
r espuestas de las negras son f or -
zadas. Mandler se refer ía a esta
pequeñísima mácula cuando en su
comentario al estudi o NI!. 50a dice:
"La versión NA 50a tiene por obje-
to eliminar un dual, en una cuarta
vari ant e, al que Aeti concedió
poca import ancia."
3. ... Wb4
4. l1el
Ahor a son las negras las que es-
tán en zugzwang. No 4. (\c2+ 'l/e3
5. n e1 l1xe7 S. lJ. xe7 Wxc2 y
tablas.
4. WaS
Si 4 .... Wa3 5. g c3+ Wb4 6. Ae3
etcétera, eco de la solución.
Si 4 .... 'li' a4 5. '§' c4+ 'li a5 ó a3 S.
0J+ seguido de 7. ,ªxe4.
5 . .!le5+ Wb4
Si 5 .... Wa6 ó bS S . .!:tcS+ 7. lle6.
Si 5 .... Wa4 6 . .!:t c4+ etcéter a.
6. n e5 .!l xe5
7. y ganan.
Finalmente, un pequeño detalle
sobre el nombre de la revist a en la
que Reti publicó sus estudios 2, 20,
2S, 28, 50, 51 Y los numerados como
NT19 y NT20 en la edici ón españo-
l a de 1983. Di cha revista se ll ama·
ba Tijdschrift van den Nederfands-
chen Schaak-Bond(o tambi én apa-
rece como Tijdschrift v. d. NSB y a
veces como TNSB). Pero, como
hace notar Wouter Mees (EBUR,
marzo 1994) a veces se le añade
indebidamente el calificativo ho-
norífico de Koninkfijke que no le
fue concedido hasta 1935 en que
pasó a [[amarse Tijdschrift van den
Koninklijke Nederlandschen Scha-
ak-Bond(otambién Tijdschrift ...
v. d. KNSB y a veces TKNSB). "lit
ZUGARTO EDICIONES, S.A .• Arcipreste de Hita, 14.28015 MADRID
Deseo suscri birme a partir del numero I
I
PRECIO DEL ESTUCHE ARCHIVAOOR
13110 Plat. (1111'1. IVAI
I PRECIO DE LA SUSCRIPCION ANUAL INCLUIDO EL ESTUCHE ARCHIVADOR
Deseo recibir la cantidad de C=::J
O ESPAÑA: 6.500 Ptas. O EUROPA: 90 US $ O RESTO DEL MUNDO; 100 US $ archivadores.
NOMBRE APElLIDOS
PRECIO NÚMEROS ATRASADOS
650 Ptas. (incl. ¡VAl
CAlLE '(m Deseo recibir los siguientes numeros alrasados
POBlACiOo
DDDD
PROVINCIA O.P.: TEUFONO
DDDD
El pago lo hare efectivo de [a siguiente forma:
o Giro poslalll' . . ...... O Talón nominativo a ZUGARTO EDICIONES, S.A. O Contra reembolso (mis gastos de envio).
O Tarieta de crédito: O VISA O MASTERCARD/EUROCARD O AMERICAN EXPRESS
I I I I 1 I I I I I I I I I I I I Fecha de caducidad 1 I I I I
II_nCllIIIlIlf!
Nombre del titular .................................................. ...... .. ......... ............... ...... .
OOomiciliaci6nbancaria 1 I 1 I I I I I I I LLJ 1 I I I 1 I I I I I 1
tul'( INntllD O,lI;lIIl D.C. JIU_OIO DI CU'WIA
Titular de la cuenta. ..................................................... ............. ... Banco/Caja ................ .... .. ......... .
SO
FIRMA DEl TITUlAR
(ImllltstindiWe)
Bulgaria. en 1947 emitió un sello
dedicado ti los Juegos balcánicos,
Iniciando as; eSla apaSlonanl8
colección. Ahora liane la oportuni-
dad de poder coleccionar los gran-
des torneos de la hi storia, sus cam-
peones ti Infinidad de a tra-
vés de los sellos de correo que se
emiten en lodo el mundo, obtenien-
do ssr una de las coleccionas má.s
relevantes en el lTlI,IO(Io de la lilate-
tia. DOMFIL ha editado un catálogo
y un álbum de sellos especialmente
para esla l em;i1ica.
A
L
B
U
M
P
R
I
e
E
coo.
01 4001
01 4002
01 400]
01 4004
01 4005
01 4006
014007
01 4008
01 4009
01 4010
01 401 1
01 401 2
01 401]
01401 4
014015
01 4016
01 4017
01 4018
014019
AÑO
1947·1970
1971. 1972
1973·1974
1975·1976
1977.1978
1979
1980
1981
1982
1983
1984
1985
1986
1987·1988
1989.1991
1992·199]
1994·1995
'99.
'99'

UPO AFINSA
In 1947, Bulgarie IIiW8d a Slamp,
dedicated el \tle Balkar¡ games,
Inltiating Ihis pasionablé eoIleetion.
Now. you have lhe opportunlty 10
collect lhe biggesl l oumamenlS 01
the hiSIO!)', ilS champions end Inll-
nity 01 evenlS on ¡hase mailslamps
which circle over !he wor1d. 00181-
ning mis way 008 01 lila mora rele-
van! eoIlections In !he worId of phI-
lalely.
OOMFll has pobIisOed • catalo-
gue, !lOO ti slamp album apecifi.
cally lo.- this sobject.
"'A
EUROS
4.800 28,85
1.600 9,62
2.000 12,02
2.400 14,42
2.000 12,02
2.400 14,42
2.000 12,02
3.600 2 1,64
4.800 28,85
4.800 28,85
4.000 24,04
2.000 12,02
4.000 24,04
3.600 21 ,64
] .200 19,2]
] .200 19,2]
2.400 14,42
2.800 16,8]
800 4,81
$
J2
11
IJ
16
IJ
,.
IJ
"
J2
J2
27
IJ
27
"
21
21
,.
JO
5
,'.1 ,.
Anatoly y. Karpov
1<". ,.'.".
Rell eroe y cnvfc este formulario por
f8)[:(+34) 93 125 S [ 98 o por nOrITml a:
DOMFI L. Dr. r uig, 33 1°1
0
• POSI Box 271 ·08202
Sabadell . Ban.:elona (Spain).
Tel: (+34) 93125 12 I J

,
,
,
,
,
,
,
,
,
,
,
,
,
,
,
,
,
,
,
,
,
,
,
,
,
,
,
,
,
,
,
,
,
,
,
,
,
,
,
,
,
Cupón de pedido/Order rorlll
Deseo recibir los suplementos y las tapas
correspondiemes a los años ...
I woul d like 10 recive Ihe supplcmenls and Ihe
covers of Ihe years .. .
NombrelName
DirecciónJAddress
c.P. Población/Ci ty ____ _
Forma de pago/Payment
_ Reembolso/Cash on delivery
_ Giro poslal/Postal order
_ Cheque bancario/Chcck
_ Tarjela de crédilo/Crcdil card (VISA.
MASTER)
N" _ __ _
cad ucidadlExpiration __ :;-_
fecha/date firmaisignat ure
,
,
,
,
,
,
,
,
,

9()()()(X) Topa 6lbum/ Album (ove .. 3.900 2],44 2. ,
O'lro .... _ ti 1>0. -..leo -' (upOrI • ,..tido adjunto
10'11. di..- wifh ........ fonn

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful