You are on page 1of 23

LA EXPLORACIÓN PSICOPATOLÓGICA

Autores: C. Corral Blanco, P. M. Ruíz Lázaro y S. González Jovellar Coordinador: S. Seva, Zaragoza.

CONCEPTO DE PSICOPATOLOGIA Delgado H (1). Define la psicopatología como "el conjunto ordenado de conocimientos relativos a las anormalidades de la vida mental en todos sus aspectos, inclusive sus causas y consecuencias, así como los métodos empleados con el correspondiente propósito...; su fin último no es el cuidado del individuo anormal o enfermo, sino el conocimiento de su experiencia y de su conducta, como hechos y relaciones susceptibles de ser formulados en conceptos y principios generales”.

Para Jaspers (2), la Psicopatología busca aprehender la íntima relación de los diversos fenómenos psicopatológicos en el tiempo, a fin de comprender la "estructura de su continuidad". Será función del psicopatólogo buscar los vínculos que permitan establecer "conexiones significativas" entre el devenir psicológico y emocional del hombre, y los eventos y situaciones que lo circundan.

Para Delgado (1), el psicopatólogo: "aunque no pueda vivir o convivir lo que pasa en el alma ajena, es capaz de pensarlo, de considerarlo metódicamente, quedándole a menudo un fondo de incertidumbre.... Combinando el análisis y la síntesis de una suerte de proceso dialéctico que avanza en profundidad y en amplitud, se esclarece más y más la significación de los hechos que motivan la exploración".

La psicopatología es fundamentalmente descriptiva y ha sido asociada con el método fenomenológico, o sea el estudio de los fenómenos psicológicos subjetivos.

A principios de siglo, Husserl introdujo la idea de que la fenomenología, era la ciencia que precedía y subyacía a todas las demás. Más tarde, Karl Jaspers estableció que la tarea cardinal de la fenomenología en psiquiatría era la de describir, no explicar, de la forma más clara posible, las diversas condiciones psicológicas experimentadas por el paciente, sin pretender en modo alguno la exactitud. Esta forma de ver las cosas, es lo que caracteriza la utilización del método fenomenológico en psicopatología. Es libre de connotaciones filosóficas y queda lejos de la "fenomenología existencial" postulada por Binswagner, así como de sus posteriores y especificas orientaciones psicoterapéuticas tales como las de Rogers o Ellis. Ruíz Ogara (3) considera, que la psicopatología es el núcleo central constitutivo de la Psiquiatría, entendiéndola como el conjunto de signos y síntomas que debemos interpretar y tratar. Con ella se pretende llegar a la experiencia íntima del sujeto y a su vivencia, a fin de clarificarla. El 1

método a seguir se basaría en la observación cuidadosa, experta y comprensiva del paciente.

Para Maher (4) es la ciencia de la conducta desviada, si bien lo psíquico, es difícil captarlo directamente, puede hacerse a través de la observación de la conducta del paciente, y del análisis de la conversación con él (5).

Mac Kinnon (6) afirma además, que la comprensión del paciente proporciona una información más valiosa que aquella que únicamente trata de aislar e identificar unos síntomas psicopatológicos.

LOS MODELOS EN PSICOPATOLOGIA Nacen del estudio histórico de lo acontecido con las enfermedades mentales y del acercamiento a las mismas según las escuelas; los inicialmente elaborados, fueron (7), (8) el biofísico (Kraepelin, Bleuler), el psicoanalítico (Freud, Adler), el fenomenológico (Jasper, Binswagner), el conductista (Eysenck, Bandura).

Posteriormente a ellos, se añadieron otros, el de interacción familiar (Bateson, Click), el conspiratorio (Szasz, Gofman), y el social (Laing, Alper). Estos últimos son entendidos partiendo del modelo fenomenológico (7), (8). Los síntomas psiquiátricos se pueden clasificar en un modelo por categorías, donde incluiríamos los síntomas delirantes, un modelo unidimensional, al que pertenecerían los síntomas de ansiedad, y en un modelo multidimensional, donde encuadraríamos el funcionamiento o calidad de vida. Así mismo existirían diversos modelos de enfermedad mental, el sobrenatural, médico, moral, dinámico, conductista y estadístico entre otros (9, 10).

LO NORMAL Y LO ANORMAL EN LA CONDUCTA HUMANA Si el término"anormalidad" indica una expresión exagerada o desequilibrada de lo normal, el concepto de "normalidad", no está claro. Su definición se suele basar en un criterio estadístico, en el que hablamos de frecuencia y distribución, en un criterio valorativo, en el que lo que se enfatiza es lo "ideal". Además hay que tener en cuenta que ni lo normal se identifica con salud ni lo anormal con enfermedad. Según López-Ibor "no existe un loco absoluto ni un cuerdo absoluto".

En psicopatología se maneja el término de "anormalidad indeseable" como lo que se aparta 2

según Vallejo Nájera (12). 9) los criterios que permiten valorar una conducta como patológicas son la existencia de angustia personal. El tener un marco referencial estable es una necesidad que hace que el sujeto esté compensado. debiendo seguirse un orden preestablecido (4). Otros autores. Laing). con la extrospección y observación de la conducta del paciente y con la actividad crítico-racional subjetiva del explorador. que en algunos casos serán las normas legales. son peligrosos. 3 . son partidarios de que la exploración psicopatológica sea espontánea. el cual integrará de forma unitaria los datos obtenidos (12). criterios objetivos y subjetivos. adaptada a las circunstancias individuales y externas momentáneas. la preocupación y la depresión). que en el caso del mundo serían las psicosis. La cuestión que se plantea es la de decidir cuando una conducta se puede considerar dentro de los límites de la normalidad o no. El concepto de "mal ajuste" social precisa la existencia de un marco de referencia. no debe limitarse a la observación pasiva. Para Maher (4. la desviación (en la percepción. pues no excluye errores por defecto ni por exceso. LA EXPLORACION PSICOPATOLOGICA Se realiza simultaneando la introspección o información comunicada verbalmente por el paciente cuya validez es cuestionada por autores conductistas. en la percepción de uno mismo constituirían lo que denominamos neurosis y finalmente la desviación en la percepción de los otros constituirían las psicopatías) y la ineficacia (productividad inadecuada). por el contrario. Para Buss serían criterios de anormalidad el disconfort (el cual englobaría la indisposición. ha de ser metódica. No se puede decir de una forma categórica y dependerá de diversas circunstancias y en ocasiones de autores.del ideal (7) (11). Otros criterios como los sociológicos. La exploración psicopatológica. pues evalúan sólo el nivel del comportamiento de acuerdo con las normas sociales (Basagli. también deben ser contemplados muy cautamente (7). sino que requiere la intervención activa del explorador que ha de adaptarse a la situación psicológica momentánea del paciente y de forma simultanea. debe mostrar una sintonización afectiva con una actitud neutral. El utilizar el diagnóstico psiquiátrico tampoco sería válido cuando se hiciese de forma aislada. Otros criterios como el internamiento psiquiátrico. un deficiente contacto con la realidad y las conductas incapacitantes.

pronóstico y terapéutico. habida cuenta de la escasa disponibilidad de métodos diagnósticos complementarios. signos y aún síndromes. El paso inicial o la descripción del síntoma. permitiendo una apreciación mas ajustada del peso clínico de cada hallazgo. Paralelamente. con participación desde 1965 de distintos colegas. una adecuada exploración psicopatológica se beneficiará enormemente de la visión enriquecedora de muchas otras disciplinas. introducir preguntas o gestos que ayuden a profundizar en determinados temas y por último. debe de hacerse de una forma técnica y en base a una precisa orientación terminológica. como la antropología y la sociología. y más en psiquiatría. ya que no sólo determina la sintomatología. En el contexto moderno. hasta las ciencias básicas. Está compuesto por cinco apartados. desde las ciencias sociales. para lo que el psiquiatra utilizará el marco referencial dado por las diversas funciones o parcelas psíquicas. la medida de los fenómenos psicopatológicos se han enriquecido con el desarrollo de escalas. De lo anterior hay que decir que se precisa un entrenamiento específico para realizarlo correcta y eficazmente. MODELOS DE EXPLORACION PSICOPATOLOGICA El material psicopatológico puede ser esquematizado de distintas formas. cuestionarios e inventarios que identifican síntomas. le permiten a éste realizar los diagnósticos clínico. integrar estas complejas tareas. usando en lo posible la propia aserción del paciente. el cuarto la exploración psicopatológica y el último la exploración somática. así: 4 . síndromes que junto con la información obtenida de otras fuentes así como de la experiencia del facultativo. Aporta una valoración conjunta de los datos objetivos y subjetivos. Corresponde a la psicopatología. Al respecto Storring decía: "el hacer preguntas acertadas es un arte". sino que incluye la personalidad del enfermo y la relación dinámica de éste con el terapeuta (3). Las molestias o síntomas que el paciente refiere o que el médico observa son agrupadas en síndromes. según diversos autores. los tres primeros configuran la anamnesis. La observación de la conducta del paciente refleja perfectamente el estado de las funciones psíquicas superiores (12). La obtención de una certera información clínica se erige como piedra fundamental de la acción médica. configurado de manera abierta. escuchar su relato espontáneo y observar su conducta. completar la información facilitada de forma espontánea profundizando en la valoración de aquellos aspectos que no resultaron claros (3).Una secuencia exploratoria adecuada consistiría en establecer un buen contacto con el paciente. La exploración psicopatológica nos ofrece un diagnóstico pluridimensional. El sistema AMDP (Manual para la documentación de los hallazgos psiquiátricos de la Asociación para la Metodología y Documentación en Psiquiatría) es un grupo de trabajo. como la fisiología o la farmacología.

memoria e inteligencia. percepción. sentimientos y valoraciones. vinculación y demandas. orientación espacio-temporal-autopsíquica y atención). actividad pulsional. mímica y resto de la motórica). organización sensoriomotriz. cualidades fundamentales de la vivencia (conciencia del yo. descripción general del paciente). autovaloración comprensiva (insight). conciencia. &shy. y expresión de la vivencia (lenguaje hablado y escrito. pensamiento e insight. estructura yoica. estado de conciencia y orientación. impresión contratransferencial sobre el núcleo conflictivo latente y manifiesto). capacidad de reacción). aspiraciones y voliciones). estado afectivo. contenido de sus pensamientos. estado de la conciencia. representaciones y pensamientos. &shy. conciencia del tiempo y espacio. Kaplan y Saddock incluyen (14) conductas durante la entrevista y reacciones emocionales. Freedman. percepciones (alucinaciones e ilusiones. juicio y confiabilidad. entendida como concentración de la luz de la conciencia sobre un determinado contenido. motilidad. podemos distinguir los trastornos por exceso o hiperprosexia. trastornos por defecto o aprosexia. &shy. vivencias corporales y síntomas somáticos. cognitivos e intelectuales. Ruiz Ogara (3) propone un esquema exploratorio. proceso de organización central (inteligencia. 18.&shy. FUNCIONES PSIQUICAS Y SUS TRASTORNOS (17. Stevenson y Sheppe (15). inteligencia y personalidad). emociones y conducta. que incluye aspectos fenomenológicoclínicos (observación general de la presentación y conducta del enfermo. Dentro de los trastornos estructurales de la conciencia se distinguen los que provienen de la zona central o trastornos de la atención y los que se deben a una alteración en las áreas periféricas que se manifestarán mediante trastornos de la orientación. debidos a una elevación del umbral de la atención. estado de las funciones intelectuales. aspectos psicodinámicos (motivaciones aparentes y latentes de la consulta. Kurt Schneider (13) ordena el material psicopatológico en: tipos y formas de vivencia (sensaciones y percepciones. proponen observaciones generales (circunstancias del examen. actitudes frente al tratamiento y deseo de curarse. añade al examen clásico aspectos psicodinámicos (características de las relaciones objetales. procesos perceptivos. afectividad y organización de las defensas).19) TRASTORNOS DE LA CONCIENCIA La conciencia puede definirse como el estado de conocimiento y percatación de sí mismo y del ambiente. Otros trastornos serían la fatigabilidad de la atención en la que se 5 . esquema corporal e identidad personal. así como el trasfondo de la vivencia (atención. Freedman (16).). Es una función psicológica en mayor o menor grado omnipresente y por tanto los cambios y alteraciones de la misma podrán reflejarse en el resto de las funciones psicopatológicas. vivencias delirantes). estado de las pulsiones agresivas y sexuales. conciencia. formas de relación. expresión lingüística. sueños y fantasías. &shy. Con respecto a la atención. memoria. percepción de sí mismo. siendo necesarios estímulos más intensos. memoria. consistentes en el mantenimiento de la atención durante un tiempo desmesurado.

Cuando se proyecta su especial situación vivencial sobre el mundo. debido a que se distrae por casi todos los estímulos nuevos. En cierto modo se corresponde con lo que Mayer-Gross llama "trastornos afectivos de la conciencia". la desorientación amnésica. También podemos distinguir trastornos de la conciencia reflejados en el propio esquema corporal. con una mayor o menor dificultad para reconocer las circunstancias de nuestra propia persona. el obscurecimiento homogéneo de la conciencia da lugar al denominado síndrome de obnubilación. Pueden aparecer cuadros en los que la desorientación es selectiva. Respecto a los trastornos de conciencia en sí. la desorientación delirante. la desorientación demencial secundaria a la propia incapacidad de juicio. podemos encontrarnos con una desorientación intelectual o dificultad para captar el sentido fundamental inherente de una "estructura significante". tal como sucede en algunos cuadros neuróticos (síndrome de Ganser) e incluso en el delirium tremens del alcohólico en el que es frecuente la existencia de desorientación alopsíquica con conservación de la autopsíquica. Con respecto a la nitidez. En este sentido distinguimos la desorientación apática secundaria a un estado de abulia. con una desinterés del paciente hacia todo aquello que no sean sus falsas creencias patológicas. y por último la desorientación autopsíquica. aparece el estado denominado desrealización. en cuanto a la amplitud ésta puede variar en dos sentidos: estrechamiento y apertura. El trastorno de conciencia suele acompañarse de una desorientación en mayor o menor grado. pudiendo ocurrir que no sea sentida esa sensación particular. debido a que el paciente se fatiga mucho al mantener la atención. apareciendo entonces los trastornos de despersonalización. en la que el enfermo es incapaz de mantener la atención sobre un estímulo. que puede llegar en los casos extremos a constituir un estado crepuscular psicógeno. La apertura de conciencia aparece por un ensanchamiento de la misma. Con relación a los trastornos de la orientación. correspondería al estado de "hipervigilia" descrito por Zutt. y la inestabilidad de la atención o distraibilidad.produce una disminución de la capacidad atentiva o hipoprosexia. por una falta de capacidad de reaccionar frente a la realidad. por una dificultad para conservar las propias experiencias afectándose de este modo sus relaciones con el ambiente. aunque hay situaciones de desorientación en que la conciencia está más o menos clara. El estrechamiento consiste en una delimitación de la conciencia a una pequeña área. la desorientación estuporosa. y por último. la afectación de la conciencia puede ser más o menos 6 . y la habituación a los mismos le lleva más tiempo de lo normal. Estos cuadros no siempre se dan con la existencia de un trastorno de conciencia. indiferencia y debilidad general de los sentimientos. la desorientación alopsíquica consistente en una mayor o menor afectación en cuanto a nuestras relaciones espaciales y temporales con el ambiente que vivimos.

también puede trastornarse la vivencia del Yo en oposición al "fuera" y los "otros". que condicionaría su afectividad y comportamiento. de tal forma que deja fuera de su campo vivencial una serie de elementos de la realidad interna y externa. tal como sucedería en el síndrome de despersonalización y desrealización. También pueden aparecer cuadros en los que predominen los automatismos. propios del paciente esquizofrénico. incluiríamos también a la "vivencia de doble" o "autoscopia". El obscurecimiento heterogéneo de la conciencia daría lugar al llamado estado crepuscular orgánico. que superado el cuadro dejará una amnesia lacunar. "los trastornos del sentimiento de lo mío". Consistiría en un estrechamiento de la misma. a través del cual una cierta adaptación al mundo se mantiene durante el tiempo que dura el estado (de minutos a semanas). o familiaridad de un espacio no vivido. acompañado de logorrea improductiva. que conlleva una desorientación y amnesia subsiguientes. derecha-izquierda) del mismo. sobre todo visual. perplejos y expansivos. Kleist los clasificó en estados crepusculares impulsivos. alucinatorios. ALTERACIONES DE LA CONCIENCIA DEL YO La conciencia del Yo puede presentar clínicamente modalidades psicopatológicas muy diferentes. sería el llamado estado de despersonalización. ALTERACIONES DE LA TEMPORALIDAD Y ESPACIALIDAD Con respecto a la patología de la percepción e interpretación del espacio distinguimos las alteraciones del tamaño (enormes o diminutos) y estructura (desordenados al perderse las referencias arriba-abajo.profunda y de ahí que este síndrome englobe a todos los estados de la conciencia descendida que van desde una simple somnolencia hasta los estados de coma profundos. El síndrome de confusión mental o amencia consiste en un descenso intenso del nivel de conciencia. la identidad del Yo en el transcurso del tiempo (doble y triple personalidad. en el sentido de la propia existencia íntima de sí mismo y de sus límites. permaneciendo únicamente un pequeño puente de comunicación con la realidad. la angustia se vivirá en la materialidad misma de la existencia personal encarnada en la propia vida del cuerpo y de sus órganos. Siempre que aparecen los cuadros anteriormente descritos nos debe hacer pensar en la existencia de una etiología de naturaleza exógena. y la unidad del Yo en el momento (despersonalización y autoscopia). Incluiría el sentimiento de ocupación del "espacio de mi espalda" y la 7 . personalidad alternantes). actividad alucinatoria. hablar y encontrarse. En el delirium se uniría un estado de intensa actividad alucinatoria. estaríamos en el dominio de la hipocondría y las cenestopatías. Otras veces es el sentimiento pático del espacio lo que se altera. manifestándose como extrañeza del espacio conocido. Unas veces. agitación psicomotriz y profunda desorientación. Otras veces se expresaría en un nivel inmaterializado o puramente psicológico. Dentro de "la vivencia del Yo" podríamos hablar de "vivencias de irrealidad y extrañeza'' frente al propio actuar.

afectado en su velocidad con la lentificación en depresivos y aceleración en maníacos. También incluiríamos una patología del movimiento con dos trastornos fundamentales. La "amnesia lacunar" consiste en la permanencia de un vacío libre de vivencias. afectado en su dirección en el sentido de la inversión o existencia de múltiples direcciones a la vez a partir del espacio presente. Las alomnesias situacionales surgen del poco interés que hacia determinados contenidos vivenciales tiene una persona. Distinguimos por tanto. o una dificultad para evocar las que ya formaban parte de nuestro bagaje mnésico. cosa que no ocurre siempre al revés. Y con respecto a la patología del futuro a través de una "precipitación" del futuro y "anulación". En las hipomnesias generalizadas puede existir una dificultad para fijar nuevas experiencias. por lo que también se llaman "amnesias periódicas" (frecuentes en los estados crepusculares epilépticos y estados de trance hipnóticos). y las retrógradas o de conservación en las que el material ya almacenado va perdiéndose progresivamente. la ilusión del movimiento expresada en la lentificación o aceleración de los objetos. las de fijación o anterógradas en las que falla la fijación de los acontecimientos recientes. Pueden clasificarse en hipomnesias selectivas o alomnesias e hipomnesias generalizadas. el paciente dentro de su dinámica pensante.vivencia del espacio doble. con una falsa percepción del movimiento. siente perderse su pensamiento como desdibujado en una neblina. Con relación a la patología del tiempo vivido distinguimos la alteración del tiempo presente. Las alomnesias afectan de un modo selectivo a determinados recuerdos. Las hipomnesias se refieren a la afectación de la memoria en el sentido de la disminución de la misma. Patología del tiempo pasado en el sentido de "elongación" y "contracción". durante un tiempo en el que falló la fijación y la conservación de los recuerdos que ya existían. En las alomnesias por interceptación (frecuente en la esquizofrenia). podemos distinguir "el eclipse de la memoria" a consecuencia 8 . En las dismnesias existiría una dificultad para encontrar el recuerdo que necesitamos en un momento dado. dificultan la evocación de los recuerdos más tristes en el maniaco y más alegres en el deprimido. En toda amnesia retrógrada se da también la anterógrada. Las alomnesias catatímicas impiden la evocación de determinados recuerdos excesivamente ansiógenos. y la alucinación del movimiento. recordando bien los antiguos. Dentro de las hipomnesias en las que el mecanismo afectado es la evocación encontramos la amnesia lacunar de evocación. así como para rememorar los acontecimientos pasados. que consiste en la imposibilidad de evocar recuerdos que están bien conservados y sólo en determinadas circunstancias patológicas surgen. Las alomnesias afectivas. Dentro de los trastornos de la rememoración distinguimos las hipermnesias y las hipomnesias. TRASTORNOS DE LA MEMORIA Podríamos definir la memoria como la capacidad que poseemos para retener las impresiones y vivezas que nos afectan. partiendo del que fue adquirido más recientemente al más antiguo.

la "mnemastenia" a causa de un estado de agotamiento psicofísico y la "afasia amnéstica" debido a lesiones localizadas en el área 37 de Broodman. y las agnosias táctiles (estereognosia o no reconocimiento de los objetos mediante el tacto. Las pseudomnesias es creer que hemos vivido en el pasado situaciones que aparecen en nuestra conciencia. confabulación y desorientación recibe el nombre de síndrome de Korsakoff. El síndrome que une una amnesia de fijación. Por último en la alucinación del recuerdo. las confabulaciones son falsos recuerdos que en algunos casos ocupan los vacíos de la memoria de enfermos orgánicoscerebrales (confabulación amnéstica). En las ecmnesias el paciente se encuentra tan desorientado que no sabe donde está y cree que vive en el pasado. Las reminiscencias consisten en el no reconocimiento del recuerdo como lo que es sino como algo nuevo y original. el paciente cree vivamente que algo le sucedió en el pasado sin que ello sea verdad. y la seudopremonición paramnéstica consistente en reconocer como ya conocida la situación que en el presente se está viviendo. las agnosias visuales (alexia o no comprensión del texto escrito. Dentro de los trastornos de lo percibido en el presente destacamos las paramnesias. terminan creyéndose sus propias mentiras. su brusca rememoración como surgida de pronto del olvido. En las pseudomnesias distinguimos la pseudología fantástica o mitomanía que consiste en un mecanismo psicológico mediante el cual algunos individuos a base de contar exageraciones vividas por ellos. la creencia de que esta experiencia pasada ocurrió en un estado anormal de conciencia (hipnosis) y la creencia de haber estado a merced de otra persona que disponía así de su libertad. la paramnesia reduplicativa en la que se tiene conciencia de la existencia de dos lugares iguales y repetidos en alguna parte. y la amusia o no reconocimiento de los sonidos musicales). las ilusiones del recuerdo consisten en modificaciones de las representaciones vividas antaño como consecuencia de un determinado estado afectivo actual. Dentro de los trastornos del reconocimiento podemos distinguir los trastornos del reconocimiento de lo evocado (reminiscencias y pseudomnesias) y los trastornos del reconocimiento de lo percibido en el presente (paramnesias. 9 . no reconoce la cara de una persona). Posee tres características. En estas experiencias se ve o se viven rápidamente acontecimientos pasados que forman parte de nuestros recuerdos. que consiste en creer que ya se ha vivido determinada situación.confusión del reconocimiento y las agnosias). existiendo una dificultad para encontrar la palabra que designa un objeto determinado. en otros surgen como consecuencia de una falta de diferenciación entre los mundos objetivo y subjetivo (confabulosis fantástica). Las hipermnesias pueden ser de dos tipos: las criptomnesias y las ecmnesias. frecuente en el alcoholismo crónico y algunos TCE.de un bloqueo emocional. puede tomar dos formas. las agnosias auditivas (la afasia sensorial en la que no comprende lo que se le dice. En las criptomnesias el paciente se encuentra perfectamente orientado (accesos maníacos y en situaciones límites de la existencia en las que se da el "fenómeno del libro de la vida"). no reconoce la hora del reloj. sirviendo para mantener las creencias también falsas que el paciente presenta. que incluyen el "fenómeno del deja vu o deja vecu". la confusión del reconocimiento en la que se confunde a las personas que ve por otras conocidas. Se pueden distinguir varios tipos según los campos perceptivos afectados. y las agnosias o dificultad para reconocer los objetos percibidos y ya bien conocidos por la experiencia pasada.

en la incontinencia afectiva se observa la dificultad que tienen algunas personas para inhibir o contener dentro de sí sus propios estados emocionales de tal manera que los expresan espontáneamente ("llora con facilidad"). El autismo consiste en una pérdida de contacto afectivo con la realidad. frecuente en los pacientes esquizofrénicos. tales como sentimientos impuestos o robados. Son frecuentes en los enfermos orgánicos-cerebrales. a veces puede unirse irritabilidad y agresividad. Es frecuente en la esquizofrenia. La tenacidad afectiva consiste en una persistencia o adherencia sentimental que les permite a estos pacientes (sobre todo epilépticos y obsesivos) continuar durante muchos años sometidos o impregnados de sentimientos que difícilmente les abandonan. se suele observar al comienzo de las psicosis. excitabilidad afectiva que va unida a una euforia con sensación de aumento de la vitalidad. y la distimia desconfiada o estado afectivo de inseguridad y perplejidad con lo que se tiende a interpretar la 10 .En las aprasias o amnesias motrices existiría una dificultad para reconstruir estructuras de conducta ya aprendidas en el pasado. astenia y tristeza secundaria al sentimiento de desolación afectiva. Se suele asociar a una extrañeza de sus propios sentimientos por parte del paciente. En la disociación afectiva y paratimias se observa una expresión contradictoria de afectos. Lo delirante se puede expresar también en la actividad mnésica. desinterés. la distimia colérica o estado afectivo de agresividad potencial. Las neotimias son sentimientos nuevos y desconocidos por el propio enfermo. La labilidad afectiva se caracteriza por la relativa facilidad que algunas personas tienen para cambiar rápidamente de sentimientos que persistirán poco tiempo. En la catatimia. la realidad puede deformarse como consecuencia de nuestro estado emocional. la distimia alegre manifestada en forma de exaltación. consiste en un hundimiento afectivo que conlleva sentimientos de apatía. Existen igualmente las distimias o trastornos del humor afectivo. manifestando con ello el paciente su honda ruptura personal. así la representación delirante o el recuerdo delirante consistiría en interpretar de modo diferente los recuerdos. y en la llamada fabulación delirante los recuerdos son falseados transformándolos radicalmente en otros que sirven a otro contexto emocional nuevo. TRASTORNOS DE LA AFECTIVIDAD La afectividad es una función psicológica consistente en la personal y subjetiva valoración que el individuo hace de las vivencias. sentimientos incongruentes con la situación del paciente. expansión. tales como la distimia triste que se manifiesta como depresión. La ambivalencia afectiva consiste en la coexistencia simultánea de dos afectos contrarios en un mismo individuo ("queriendo y odiando al mismo tiempo") sin que el uno desplace al otro. El cambio o inversión de los afectos consiste en la transformación de signo del afecto dominante en un individuo ("odiando a quién tanto ha querido"). La proyección afectiva consistirá en la traslación que se hace sobre los demás de nuestros propios sentimientos.

Incluyen las "dismorfopsias" (distorsión de los objetos percibidos) y "metamorfopsias" (transformaciones profundas de un objeto a otro). Las alteraciones de la intensidad dan lugar a las hiperestesias. "angustia mantenida". la segunda sería más fluida y espiritual (falta de aire) y se vive como posibilidad de que pueda ocurrir algo. Podemos distinguir una angustia normal. o no llegan a movilizarse. patológica (neurótica) y existencial. por el pasmo y la certeza de que "algo importante va a acontecer". Se distinguen hiperestesias sensoriales (visuales como las hipercromías) e hiperestesias hiperpáticas que se generan por un acrecentamiento del afecto asociado a la percepción (maníacos). el de su integración. TRASTORNOS DE LA SENSOPERCEPCION Es una de las funciones psíquicas que más interés poseen ya que constituye a manera de puente o comunicación permanente del hombre con el mundo de los objetos exteriores. viviéndose muy somatizada y restringe la libertad del individuo. La angustia patológica arranca del fondo vital en el sentido psicofisiológico del término. Otra manifestación afectiva de gran importancia clínica es la angustia o temor a lo desconocido (contrapuesto al miedo. y las contaminaciones perceptivas. las "escisiones perceptivas" consisten en la ruptura de los componentes de la percepción (metacrómias. diferenciar la angustia de la ansiedad: la primera tendría un carácter más orgánico y visceral (opresión precordial y epigástrica) y es vivida como amenaza de muerte inminente o volverse loco. 11 . o si lo hacen es de forma muy lenta. que es un temor a algo concreto). el de la incorporación personal de la percepción y el de la fidelidad de la misma. en las que los colores de los objetos pueden separarse). la angustia normal deriva del conflicto emocional que todo hombre arrastra como consecuencia de su finitud y libera al individuo.realidad. La apatía o indiferencia afectiva consiste en una mayor o menor incapacidad para experimentar afectos que. que incluyen las sinestesias que aúnan la percepción auditiva con visión de un color. Convendría por último. pueden ser orgánicas y funcionales o hipoestesias psicógenas (pudiéndose inducir en personas normales mediante sugestión hipnótica). que hacen que una percepción real pueda actuar como estímulo de una alucinación verbal como sucede en las alucinaciones funcionales. Esta última incluiría el llamado humor delirante caracterizado por "la espera tensa". Dentro de los trastornos de la percepción podemos distinguir según se afecte el parámetro de intensidad de la misma. Las alteraciones de la integración generan las distorsiones formales perceptivas. que consisten en un aumento de la intensidad de la captación de la percepción. Las hipoestesias se caracterizan por una disminución en la intensidad que puede llegar en su máxima expresión al estado de anestesia. La angustia existencial surge como consecuencia de la especial situación del hombre con el mundo. El estupor emocional o bloqueo afectivo sería la perdida de la capacidad para experimentar afectos durante un cierto tiempo. El fenómeno contrario serían las aglutinaciones perceptivas.

situación afectiva intensa (ilusiones catatímicas o afectivas). manchas en las paredes. que no tienen carácter corpóreo pero si surgen en el espacio exterior siendo objetivas y autónomas. dentro del campo perceptivo normal o fuera (extracampinas). en el caso de sentidos como la vista y oído se manifiesta como irradiaciones dada la lejanía de los objetos percibidos. las "pseudoalucinaciones" referidas a un espacio interior. y las construcciones pareidólicas cuando creamos cosas que no existen sobre elementos o formas poco estructuradas (sombras. oníricas (contexto escenográfico que semeja lo ensueños). la "imagen alucinoide o fantasiopsia". pueden ser de dos tipos. cuando no se corresponde el tamaño de la alucinación con el que en realidad existe (liliputienses y gulliverianas).Los trastornos de la incorporación personal de la percepción dan lugar a la "extrañabilidad perceptiva" (depresivo). se trata de sentir la auténtica presencia de alguien o algo "como un espíritu" que no se ve ni se oye pero se presiente de un modo real y corpóreo. que a su vez pueden ser elementales o complejas (fijas o metamórficas). en virtud de una falta de atención (ilusiones por error o por simple inatención). hipnagógicas (transición vigilia-sueño) e hipnapómpicas (transición sueño-vigilia). sonorización del pensamiento (cree que su pensamiento es escuchado por los que le rodean). Dentro de los trastornos de la fidelidad perceptiva. distinguimos las ilusiones y las pseudopercepciones. como acústico. Las alucinaciones consisten en la percepción de objetos plenos de realidad sin necesidad de utilizar soporte real alguno para su construcción. Podemos clasificar las alucinaciones en dependencia de la esfera sensorial afectada. faltándoles la sensorialidad. táctil y cenestésico.. la "entrañabilidad perceptiva" (maniaco) y las sensorializaciones anormales o sentimientos sensoriales anormales de Jaspers que consiste en captar un sentimiento diferente al usual que se tiene en el curso de una percepción determinada. Las ilusiones consisten en deformaciones de la realidad sobre un objeto real que transformamos en otro. seudopercepciones extracampinas o cogniciones corpóreas de Jaspers. que hablan entre ellas o se dirigen al paciente (insultos. las alucinaciones olfatorias y 12 . dentro de ella distinguimos "la memoria de los sentidos" (falta de atención y estados de agotamiento en general) y la "imagen obsesiva" que se impone al paciente aunque él la intente hacer desaparecer. y las de Baillarger o alucinaciones psíquicas que poseen una gran corporeidad. Las pseudopercepciones aparecen sin estímulo exterior que lo genere. las de Kandinsky que poseen gran sensorialidad presentándose tanto a nivel visual. más autónoma e independiente de los deseos del sujeto. Se diferencia de los demás fenómenos sensoriales por su sensorialidad.). las alucinaciones acústicas o auditivas pueden ser elementales (ruidos o sonidos simples). más complejas en forma de voces. consejos y órdenes). Dentro de éstas encontramos la "imagen mnémica" y de la "fantasía" con su carácter subjetivo y su influenciabilidad mediante nuestra voluntad. autoscópicas o visión de sí mismo desde otro lugar del espacio (interna o visión del propio cuerpo de uno por dentro. son las llamadas alucinaciones aperceptivas de Kahlbaum. la "imagen parásita". espacialidad o localización. objetivación en un lugar determinado del campo real y su juicio erróneo que puede conllevar ideas delirantes secundarias a la propia alucinación. en alucinaciones visuales. "la imagen eidética". negativa o desaparición de la imagen de nuestro cuerpo al acercarnos a un espejo). la "imagen consecutiva" (los objetos que ve dejan como ráfagas o estelas tras ellos). eco del pensamiento (las voces repiten lo que el paciente piensa). son frecuentes en la esquizofrenia. en un sólo ojo o en los dos (monoculares y biloculares).

olores extraños. las alucinaciones cenestésicas. en forma de quemazón. cualquier estímulo exterior arrastra el pensamiento de un tema a otro sin llegar a concluir probablemente ninguno (cuadros de exaltación psíquica).). en el pensamiento disgregado (falla la sintaxis) las conexiones se disocian tanto que el discurso puede hacerse incomprensible. en las que el enfermo oye salir la voz de alguna parte de su cuerpo al tiempo que la musita él mismo sin darse cuenta de ello. el paciente se siente incapacitado para pensar sobre nada (depresión).. como sucede en la "alucinoidia" acústica. es el llamado mutismo maniaco. y el pensamiento incoherente conserva la sintaxis pero la dicción es de forma entrecortada y por eso se hace ininteligible (esquizofrenia y psicosis exógenas). de forma que tras una fachada de palabras y frases se oculta un déficit de contenidos. en su máxima expresión puede llevar al mutismo (no habla ni responde. y el mutismo histérico que expresa simbólicamente a través del silencio algún traumatismo emocional). el pensamiento divagatorio no sigue una línea consistente. el paciente tiene la sensación de que se le van las ideas (esquizofrénicos). mutismo catatónico como manifestación de su oposicionismo en el esquizofrénico. puede aparece no sólo en la depresión. es decir. y por último las alucinaciones psicomotoras. afectación de los contenidos del pensamiento a nivel de la conceptualización. en el pensamiento perseverante se da el manejo de pocos temas o perseveración temática con el resultado de un pensamiento pobre. las alucinaciones táctiles o hápticas. pinchazos. desconocidos y desagradables. movimientos justo debajo de la piel que el paciente puede atribuir a insectos (intoxicación cocaínica). sino también en la exagerada ideación que puede llegar a un bloqueo total del lenguaje incapaz de expresar la enorme productividad que surge en el paciente. en el que el paciente se entretiene con lo secundario y accesorio. el pensamiento inhibido se caracteriza por la lentitud de las asociaciones y su escasez de ocurrencias.. surgida a raíz de los acúfenos y ruidos de oídos que sufren algunos enfermos y que parecen presentarse a veces como voces y frases sentidos como irreales. según afecten a la forma y curso del mismo o también al contenido. En los trastornos del concepto del pensar.gustativas suelen experimentarse juntas. pensamiento prolijo. el pensamiento aflojado muestra como un aflojamiento en el tono de las conexiones del mismo. TRASTORNOS DEL PENSAMIENTO Tradicionalmente se han clasificado los trastornos del pensamiento en dos grandes grupos. en el pensamiento interceptado o deshilachado el paciente tiene la impresión que de vez en cuando se producen rupturas del mismo. las paralogias o paralogismos y las 13 . A ellos se añadirán los que afectan a la propia conceptualización del pensar. aparecen en forma de sabores. distinguimos pensamiento fugitivo o fuga de ideas. al quedarse su conciencia como en un vacío que inmediatamente recupera. distinguimos la alogia. perdiéndose en idas y venidas. alcanza su máxima expresión en la jargonofasia o ensalada de palabras. ser tocado. pesado y repetitivo (epilépticos y orgánico-cerebrales). Las seudopercepciones pueden dan lugar a importantes alteraciones en la esfera auditiva. lento. Dentro de los trastornos del curso o forma del pensamiento. que consiste en un aumento de la rapidez de asociación de las ideas. levitación. son más raras. en forma de alucinaciones de la sensibilidad interna (generales y parciales) y cinestésicas (desplazamientos de partes del cuerpo. apegado al detalle y le cuesta cerrar sus pensamientos en temas concluidos (epilépticos).

intuición o inspiración delirante). las ideas fóbicas. La percepción delirante aparece cuando lo percibido en un momento determinado tiene una interpretación delirante generalmente autorreferencial. podemos distinguir las ideas obsesivas. a partir de una serie de experiencias profundamente afectivas que vivió y le marcaron de alguna manera (serían afirmaciones exageradas por parte del paciente). A veces puede surgir de un modo inesperado sin que pueda comprenderse a partir de un estado afectivo específico o de una experiencia perceptiva anormal (ocurrencia. y los neologismos son palabras desconocidas inventadas por el enfermo para designar conceptos o experiencias sin parangón lingüístico para ellas. poseyendo para él un hondo significado. el enfermo halla la respuesta a su inquietud interior y nace la idea delirante. 14 . se suele asociar a déficit en la memoria de fijación o conservación. que no pertenecen en sí al propio pensamiento. condenación. ideas sobrevaloradas.neologías o neologismos. de tal manera que suelen desaparecer cuando remite el trastorno sensorial. En las ideas sobrevaloradas un tema ocupa el lugar central de la vida del individuo. Al mismo tiempo el sujeto reconoce lo absurdo e ilógico del pensamiento que por angustiarle tanto le imposibilita para realizar su vida con normalidad y permanece en una duda contínua. no es posible hacerle dudar al paciente mediante ninguna demostración lógica. Los paralogismos son confusiones en la adecuación del concepto al vocablo. afectivo o situacional que las generaba o mantenía (sensoriales secundarias a alucinaciones. La "alogia de valentes" expresa la dificultad que el paciente puede tener para valorar adecuadamente las conductas humanas social y éticamente consolidadas. Tienen carácter repetitivo. Las ideas deliroides o delirantes secundarias son pensamientos o juicios falsos secundarios a otros trastornos. Las ideas obsesivas son pensamientos que se imponen al paciente sin que pueda hacer nada para librarse de ellos. En los trastornos del contenido del pensamiento. se manifiesta por dificultades para encontrar la palabra adecuada y una conversación monótona y perseverante. La "alogia de entes" es decir. Las fobias son temores angustiosos sentidos ante determinados objetos y situaciones de los cuales huye evitando su contacto. ruina y nihilista secundarias a depresión). En el juicio delirante. En las ideas delirantes propiamente dichas o primarias. de conceptos que definen objetos del mundo. existe convicción total de su tema delirante. La alogia consiste en una incapacidad o dificultad para formar conceptos. a partir de entonces ésta se convierte en el eje fundamental desde el cual se da una interpretación delirante de la realidad dentro de una sistemática más (sistema delirante) o menos coherente. en la representación delirante lo sucedido años atrás puede ser ahora interpretado delirantemente. produciéndose un empobrecimiento en el stock de éstos. megalomaníacas secundarias a manías. ideas delirantes secundarias o deliroides y las ideas delirantes primarias. poseen carácter impositivo-compulsivo. culpa.

Existen una serie de trastornos propios de la esquizofrenia. eco o sonorización del pensamiento (siente el conocimiento que los demás tienen los contenidos de su mente). interceptación y robo del pensamiento (experiencia de su manipulación exterior quitándole las ideas y dejándole la mente en blanco) e imposición del pensamiento (siente que lo que él piensa le es impuesto por otros mediante formas muy diversas). aunque también pueden ser personales (sus contenidos se refieren al propio paciente). la sordomudez y la tartamudez son trastornos motores. se da una asomatognosia total perdiendo el paciente el sentimiento de su cuerpo) o las "del yo del paciente" (delirio autoexpansivo y megalomaníaco. y la tartamudez consistiría en la repetición clónica de sílabas. delusión de incapacitación. la dislalia es una dificultad más bien funcional en la producción de la palabra. donde se unen las ideas delirantes de negación de la existencia del cuerpo o de su interior a las ideas de condenación y de inmortalidad. En la parafrenia son característicos los delirios fantásticos de naturaleza mítica y fantástica. Dentro de los morfológicos. 15 . "de control". las de inspiración. "de amenaza". TRASTORNOS DEL LENGUAJE Los trastornos del lenguaje se pueden clasificar en morfológicos o formales y semánticos. las de catástrofe. Dentro de las personales distinguimos las subjetivas como son las "de la propia corporalidad" (ideas hipocondríacas: nosofóbicas y delirio nihilista o de negación o de Cotard. que afectan a la propiedad y a la personificación del pensamiento. cuando no por la suspensión brusca del discurso durante unos instantes. distinguimos la disartria. "querulantes" "de celos" y "eróticas". "de persecución". "el delirio de reivindicación de Clerambault". y las de significado anormal que distingue las "de autorreferencia". delusión de fracaso. la primera debido a la existencia previa de una sordera congénita que desde los primeros momentos de la vida está impidiendo la normal adquisición y aprendizaje de la lengua. "de significación" y "de transformación". las de relación y dentro de ellas las "de influencia". las de reforma y las de invención. "de perjuicio". en la paranoia se distinguen "el delirio de interpretación de Sereux y Capgras".). Las ideas delirantes dominantes suelen ser de carácter "universal" (interesan a todo el mundo). como el fenómeno de la divulgación del pensamiento (siente que todo cuanto piensa es conocido por los demás). Finalmente tendríamos las ideas delusivas o delirantes universales u objetivas (se refieren a cambios drásticos en la naturaleza y en la cultura) dentro de las cuales podemos distinguir las cósmicas. "los delirios pasionales" (celos y erotomaníaco) y el "delirio de relación de Kretschmer". que consiste en un trastorno de la articulación del lenguaje por afectación de las neuronas motoras..

verborrea). Dentro de las desorganizaciones más neurológicas. entre ellas se encuentran la afasia motriz (imposibilidad de emitir palabras hallándose indemne la musculatura comprometida del lenguaje). la afasia sensorial (incapacidad de comprender el idioma hablado aún oyéndolo perfectamente). los neologismos y traslocaciones gramaticales y sintácticas serían los más representativos. Distinguiríamos la inteligencia práctica o concreta y la teórica. destacamos las afasias. Existen otros tipos de trastornos que afectan más bien a la sintaxis. agrafia. que son trastornos instrumentales del lenguaje debido a lesiones de las llamadas áreas del lenguaje de la corteza. musitaciones y monólogos (habla en voz baja. Las estereotipias verbales y ecosíntomas consisten en la repetición de una misma palabra o frase. Otras veces se puede afectar el ritmo del habla que puede ser lento (bradifemia o bradifasia) y otras más rápido (taquifasia. Todos estos trastornos simbólicos del lenguaje suelen venir asociados a diferentes manifestaciones apráxicas y agnósticas. según la experiencia adquirida y los requerimientos e incitaciones de la existencia en cada situación y sobre todo en situaciones nuevas. las logoclonias son repeticiones espasmódicas de sílabas en el medio o al final de las palabras y las ecolalias son repeticiones de palabras o frases enteras pronunciadas por el interlocutor. entre ellas se encuentran las palilalias que consisten en la repetición de palabras o sílabas propias de los pacientes afásicos. Otro tipo de manifestaciones poseen un carácter más psicológico. 16 . en la depresión con contenidos inculpadores.Los trastornos semánticos al afectar a los propios contenidos pueden dar lugar a una incoherencia verbal. el mutismo como ya hemos comentado. y la afasia amnéstica (dificultad para encontrar la palabra). El llamado síndrome de Gertsmann es una forma de anosognosia (pérdida del conocimiento del cuerpo) secundaria a lesión cerebral izquierda. agnosia digital y una dificultad para diferenciar la derecha e izquierda. compuesto por acalculia (no puede realizar cálculos sencillos). Las alexias consisten en la imposibilidad para comprender mensajes escritos aún viéndolos perfectamente el paciente. que conllevan fragmentaciones y otros desórdenes como son el lenguaje fugitivo y el estilo telegráfico entre otros. siendo frecuentes en pacientes con afectación orgánico-cerebral (demencias). sería la desaparición de la comunicación verbal. Las agrafias se caracterizan por la incapacidad para construir el lenguaje gráfico. y en la esquizofrenia cuando el paciente conversa con sus alucinaciones). TRASTORNOS DE LA VIDA INTELECTIVA La inteligencia podría definirse como la capacidad del individuo para servirse de sus disposiciones psicofísicas y en especial del pensamiento de forma eficiente y productiva. gritos y voces intensas.

En las pseudooligofrenias no existe alteración cerebral sino una inhibición del normal desarrollo de la inteligencia.abstracta o verbal. TRASTORNOS DE LA VIDA INSTINTIVA Atendiendo a consideraciones simplemente cuantitativas de lo instintivo distinguimos la excitación general. que se presenta en el curso de muchos estados de agitación. la debilidad mental (C. Dentro de las alteraciones de los instintos de conservación individual se encuentran las alteraciones de los instintos de nutrición (anorexia o falta de apetito. Existen tres grandes grupos atendiendo a los niveles de desarrollo intelectual alcanzado. sitiofobia o rechazo negativista del alimento. debido a una afectación orgánico-cerebral que se manifiesta bajo la forma de un progresivo e irreversible deterioro de las funciones psíquicas más superiores y evolucionadas. debido a diferentes factores ambientales que dificultan el aporte normal de material sensoperceptivo para su elaboración intelectiva. coprofagia o ingestión de excrementos). función mnésica.I oscilan entre 0. habilidades psicomotrices y verbales) y unas premotoras (dependen de los factores afectivos. insomnio.50 y 0. las demencias. Las llamadas parademencias tampoco son realmente demencias sino más bien perturbaciones en el rendimiento intelectual debido a disturbios psicopatológicos (esquizofrenia). pseudooligofrenias. de los instintos de apropiación (cleptomanía y prodigalidad).50 y 0. imbecilidad (C.25. Las llamadas "oscilaciones de la productividad" (aumento y disminución) no son realmente trastornos de la actividad intelectiva ya que puede suceder en un individuo normal En algunos cuadros psicopatológicos (manía y depresión) los cambios afectivos pueden repercutir sobre la dinámica de la función intelectual.I entre 0. en forma de una exaltación de los deseos orales y sexuales. pseudodemencias y parademencias. alteraciones del sueño (insomnio que puede ser de conciliación con grandes dificultades para comenzar a dormir. pueden alcanzar cierta autonomía personal). La oligofrenia consiste en un trastorno del desarrollo de la inteligencia acaecido durante los primeros momentos de la vida. y la depresión instintiva que consiste en una disminución de lo tendencial instintivo con anorexia. alteraciones de los instintos de limpieza y aseo personal (gatismo o incontinencia repetida de la micción y defecación sobre un fondo de deterioro y grave defecto de la personalidad). lenguaje y escritura dificultoso) y la idiocia (C.25. Las pseudodemencias son falsas demencias que presentan algunos enfermos en situaciones límites. Existen unas condiciones instrumentales (sistemas sensoperceptivos. bulimia o aumento exagerado de la ingesta. disminución de la libido. disminución de la vitalidad.I por debajo de 0. necesitan una tutela casi total). Entre los trastornos de la actividad intelectiva destacamos la oligofrenia. aumento exagerado de la actividad. de medianoche alternando varios 17 .70. de los instintos de defensa personal (conductas suicidas contempladas desde la propia idea o pensamiento suicida que no llega a actuarse hasta la realización de la misma). Las demencias consistirían en alteraciones de la capacidad y rendimiento intelectual una vez que se alcanzó un desarrollo normal de la inteligencia. emocionales e instintivos) que influyen sobre la inteligencia.

las somniloquias en las que el durmiente habla sin recordar lo que habló al día siguiente. la escoptofilia o "voyeurismo" consiste en la consecución del placer sexual por medio de la visión del desnudo. en la necrofilia sobre cadáveres. y vaginismo o espasmo vaginal que impide la penetración. en la paidofilia en el niño. y consumada la "decisión" puede suspenderse la "ejecución" del acto volitivo por agotamiento de la energía que alimenta la acción). en el fetichismo sobre objetos que han pertenecido o pertenecen a personas. en el exhibicionismo el sujeto muestra los genitales a los demás con lo que obtiene satisfacción al comprobar la reacción del otro. los terrores nocturnos frecuentes en los niños dan lugar a crisis nocturnas con despertar angustioso). o porque uno mismo se impone o solicita o masoquismo.episodios de vigilia con otros de sueño a lo largo de la noche. tras la "deliberación" sin llevarse a cabo la decisión final. PSICOPATOLOGIA DE LA VOLUNTAD Una de las alteraciones más conocidas de la voluntad es la hipoabulia o abulia. la necromania puede ir desde la simple tendencia sexual hacia personas enfermas o minusválidas hasta la práctica sexual con cadáveres con incluso despedazamientos y necrofagia. en la zoofilia un animal suplantará a la persona en la relación sexual. entre otras. La inestabilidad volitiva consiste en una dificultad para mantener la ejecutoria de lo decidido por 18 . realiza una serie de actividades motrices a veces muy complejas que no dejan huella alguna en su mente. consistente en una dificultad mayor o menor en llevar a cabo el proceso volitivo (éste puede suspenderse tras la "concepción" debido a una disminución de la energía tendencial. Las desviaciones de la conducta sexual se clasifican atendiendo a que la desviación tenga lugar en la elección del objeto sexual (en la homosexualidad la elección se realiza sobre una persona del mismo sexo. la hipersomnia o letargia que consiste en un aumento del sueño producido por diferentes causas. conductas sonambúlicas en las que el durmiente sin dejar de serlo. Dentro de las inhibiciones sexuales en el hombre destacamos la impotencia sexual (trastornos de la erección con ausencia completa o insuficiencia de la misma. trastorno de la eyaculación en forma de eyaculación precoz o tardía. de órganos genitales o relaciones entre una pareja. Entre las alteraciones de los instintos de conservación de la especie o instinto sexual distinguimos las llamadas insuficiencias o inhibiciones sexuales y las perversiones o desviaciones de la conducta sexual. cuando es desagradable o conflictivo puede crear situaciones nocturnas de gran ansiedad ligadas a las llamadas pesadillas. en el autoerotismo o masturbación sobre el propio individuo. suelen asociarse. impotencias electivas que se dan sólo frente a determinada compañera y la impotencia orgásmica consistente en la ausencia de sensación placentera) y en la mujer se encuentran la frigidez o ausencia de orgasmo que se puede asociar a dispareunia o dolor en región genital. la coprofilia consiste en la búsqueda de satisfacción sexual mediante la erotización de la excreción que puede llegar a coprofagia). a veces el contenido de los ensueños. y las alteraciones relacionadas con la propia realización del acto sexual (en el sadomasoquismo la satisfacción sexual se alcanza o por el sufrimiento al que se somete la pareja o sadismo. el transvestismo consiste en la utilización de ropas del sexo opuesto que alcanza su máxima manifestación en el transexualismo con el deseo de cambio de sexo). el total o generalizado y el parcial con una reducción de las horas de sueño. en la gerontofilia sobre personas de edad avanzada.

en cuadros neurológicos. La ambivalencia volitiva se manifiesta en que la "decisión" no termina de realizarse por existir en el individuo dos tendencias contradictorias. los ataques o crisis de carácter motor (pueden tener una raíz básicamente orgánica y neurológica como sucede en el ataque epiléptico de gran mal. la suicidomanía o impulsos suicidas y la tanatomanía o impulsos homicidas. la tensión muscular férrea. En la llamada agitación catatónica es frecuente que la agitación cobre un carácter estereotipado y salpicado de ecopraxias o repetición de movimientos y ecolalias o repetición de palabras. eretismo. que se percibe al querer abrir las manos o cambiar la posición de los miembros de un paciente. impulsos con "destrucción" como la piromanía o necesidad o deseo de quemar. PSICOPATOLOGIA DE LA CONDUCTA Y MOTRICIDAD Jaspers diferenciaba los fenómenos motores según fuesen "comprendidos" por nosotros por estar imbuidos de una necesidad expresiva y comunicativa. la acatisia (estado de intranquilidad motora que lleva al paciente a moverse continuamente. Los actos o reacciones en cortocircuito consisten en la actuación ciega y no deliberada de tendencias instintivas y afectos primarios que escapan a todo control. y en cuadros disociativos y reacciones funcionales frente al estrés. En todos los anteriores la ejecución del acto es automática y suele ir acompañada de un sentimiento de satisfacción a veces de gran intensidad. o bien según perteneciesen a alteraciones en los mecanismos motores tal como se estudia en neurología. En la obediencia automática el paciente ejecuta automáticamente nuestras solicitudes y en el negativismo ocurre lo contrario.el sujeto (debido a fatiga o inestabilidad de los intereses). es una conducta que acompaña a los estados de fuerte tensión psíquica). Jaspers describe dentro de los estados acinéticos. o bien proceder de una situación insoportable para el sujeto). y la agitación (es un estado de tremenda actividad muscular en la que el paciente ofrece las más variadas conductas y movimientos). la inquietud psicomotriz (en el sentido de desasosiego de raíz emocional. y por último. cambiando de postura y no permaneciendo quieto en el mismo lugar. en cuadros maníacos como manifestación del desbordamiento de su extraordinaria actividad vacía de finalidad. Dentro de los hipercinéticos destacan el temblor (oscilaciones de un segmento neuromuscular de carácter rítmico e involuntario que puede darse en muchas afecciones de tipo neurológico o simplemente psicológico). impulsos caracterizados por la "evasión" como la poriomanía o necesidad irresistible de caminar. las estereotipias motoras y los tics (son movimientos repetidos sin finalidad alguna en el momento actual. La agitación puede aparecer en cuadros psicóticos como respuesta a los delirios y experiencias alucinatorias. tras su hipercinesia puede hallarse una ansiedad mal soportada o el efecto secundario de un tratamiento neuroléptico). aunque en un tiempo pasado pudieron formar parte de alguna manifestación expresiva cargada de sentido o simplemente de algún cuadro neurológico). la flexibilidad 19 . distinguimos impulsos que se caracterizan por la "adquisición" como la cleptomanía o necesidad irresistible de apropiarse de algo y la dipsomanía o necesidad irresistible de beber gran cantidad de líquido. Podemos distinguir los trastornos hipercinéticos. como respuesta a los movimientos y palabras del interlocutor. acinéticos y paracinéticos.

Fuga de ideas. sustitución. Los ecosíntomas (ecolalias y ecomimias o repetición de los gestos) son la manifestación de esa tremenda sugestionalidad u obediencia automática que se da en algunos enfermos esquizofrénicos como contrapartida a sus otras posiciones negativas y oposicionistas. destacar las compulsiones características de los obsesivos. Por último. DEL Inhibición (subjetivo). que se nota al doblar los miembros del enfermo por sus articulaciones y que parecen ser de cera blanda. pensamiento divagatorio (prolijo). oponiéndose a las sugerencias que se le hace y rechazando todo tipo de comunicación interpersonal. estupor depresivo y el histérico. Los manierismos se caracterizan por una sobrecarga bizarra y hasta grotesca de los gestos y movimientos realizados por el paciente.cérea. pobreza del pensamiento. puede distinguirse el estupor catatónico. Respecto a la propia persona ATENCION Y MEMORIA T. T. estereotipadas. de la fijación. de la memoria (hipoamnesia. La mímica también puede expresarse desde la amimia propia del depresivo hasta la hipermimia característica de los cuadros de exaltación psíquica. contaminación. Pararespuestas. El estupor se caracteriza por la quietud del cuerpo sin que exista una pérdida de conciencia. incoherencia o disociación del pensamiento (esquizoafasia). La catatonía es un síndrome motor caracterizado por múltiples manifestaciones de tipo acinético e hipercinético. perseveración (verbigera-ción). el paciente no habla ni responde. El acto se realiza con una sensación de compulsión subjetiva junto con un deseo de resistirse a la compulsión. Mentismo o aceleración del pensamiento). de la aprehensión. amnesia). ecmesias. descarrilamiento). T.En el tiempo. no son un fin en sí mismas sino que están diseñadas para producir o evitar algún acontecimiento futuro. FORMALES PENSAMIENTO 20 . aunque le produce alivio de su tensión. Confabulaciones. En el espacio. Bloqueo o interceptación del pensamiento. Enturbiamiento. paragramatismo. falsos reconocimientos. hipermnesia). son conductas repetitivas y aparentemente finalistas. En el oposicionismo y el negativismo. rumiación (no obsesiva). condensación. Otras alteraciones de la psicomotricidad son las paramimias o movimientos y gestos discordantes con los que se transmite el paciente. Exaltación. La catalepsia consistiría en la aceptación por parte del paciente de las posturas más difíciles. y la inmovilidad corporal. El individuo reconoce la falta de sentido de la conducta y no obtiene placer al llevarla a cabo. Paramnesias (falsos recuerdos. T. T. pensamiento disgregado (paralogía. de la concentración. Respecto a la situación. Las apraxias propias de las demencias se caracterizan por la dificultad para realizar movimientos complejos y aprendidos. EXPLORACION PSICOPATOLOGICA CONCIENCIA/ORIENTACION Disminución. Estrechamiento. enlentecimiento (objetivo). modelados además por el fenómeno de la flexibilidad cérea al que nos hemos referido antes.

autoagresiones. obediencia automática a las órdenes. hipocondríaco. acoasmas). sentimientos de incapacidad o insuficiencia. Humor delirante. de ruina. ausencia de sentimiento de enfermedad. disminución del apetito sexual. manierismos. DE LA AFECTIVIDAD T. ecopraxia). (negativos) de los sentimientos vitales. oscilaciones estacionales. Alucinaciones corporales o cenestésicas (incluye las táctiles o hápticas. místico o religioso. automatismos. Alucinaciones ópticas (elementales o fotomas. de grandeza. VARIACIONES CIRCADIANAS OTROS TRASTORNOS Peor por las mañanas. delirio sistematizado. acortamiento del sueño. alucinaciones acústicas (oir voces o fonemas. T. 21 . delirio dermatozoico. Pensamientos obsesivos. inhibición de los impulsos. de celos. Ambivalencia afectiva. Rigidez afectiva. cansancio). de los apetitos (disminución del apetito o hiporexia. ausencia de conciencia de enfermedad. teatralidad mutismo. Delirio de referencia. suicidalidad. hipocondria. alucinaciones olfativas y gustativas. despersonalización (T. ideas delirantes. Perplejidad. Sentimiento de culpa. Impulsos obsesivos. intuición u ocurrencia delirante. rechazo del tratamiento necesidad de cuidados. cataplesia. Actitud quejumbrosa. Desrealización. de culpa. irritabidad. Angustia y ansiedad. empobrecimiento afectivo.TEMORES Y ANANCASMOS DELIRIOS TEMATICA Desconfianza. de la vivencia de unidad en el momento y de la identidad a lo largo del tiempo). Desesperanza. DE LA VIVENCIA DEL YO T. mejor por las tardes. aumento de la sociabilidad. amaneramientos. fobia. T. euforia. DE SENSOPERCEPCION LA Ilusiones. nihilista. Disminución de la sociabilidad. compulsión. intranquilidad interna. T. de la propiedad de las vivencias (difusión del pensamiento. Paraquinesias (estereotipias. Influencia del pensamiento). escénicas). sentimientos de sobrestima en si mismo. aumento de la sed o polidipsia. Compromiso afectivo del delirio. insomnio a la mitad de la noche. inquietud psicomotriz. T. DE LA AFECTIVIDAD T. DE LA PSICOMOTRICIDAD Pobreza de impulsos o adinamia psíquica. robo o expropiación del pensamiento. de influencia y de persecución. Paratimia o discordancia afectiva. T. del sueño y de la vigilancia (dificultad en conciliar el sueño. otros contenidos delirantes. Incontinencia afectiva. Disforia. Tristeza y depresión. T. agresividad. Labilidad afectiva. ecolalia. otras vivencias de influencia (sentimientos. Percepción delirante. Sentimiento de ruina. flexibilidad cérea. aumento del apetito o hiperorexia. peor por las tardes. quinestésicas y dolorosas o disestésicas). despertar precoz. logorrea. Y LOS IMPULSOS aumento de la impulsividad. impulsos y voluntad y acciones). Sentimiento de vacío afectivo.

BIBLIOGRAFIA CONSULTADA Y RECOMENDADA 1. 6. 1982 4. Seva Díaz A. "The Psychiatric Examination en: American Handbook of Psychiatry". Barcelona.&shy. 2. "Psicología Médica (Bases psicológicas de los estados de salud y enfermedad). "Psiquiatría Clínica". Vela A y Arana J. D y López-Ibor JJ. Seva A. Toray SA.&shy. 11.&ordf. Zaragoza. 253 pp. "Propedéutica Clínica Psiquiátrica". 17. 1969.&shy. "Introducción a la Psicopatología y la Psiquiatría". "Principios en Psicopatología.&shy. Madrid.&shy.&shy.&ordf. Paz Montalvo. Freeman T. Seva A et al. Espaxs.&shy. 1970. 15.&shy. 1980. Delgado HI. 1983. "Psicopatología general". "Manual de Psiquiatría". "Patopsicología clínica". Madrid. Barcelona. Reproducciones.&shy. 1992. Philadelphia. "Psiquiatría". 1980. "The Psychiatric evaluation in clinical practice". ed. Ed. A. 19. 14. 9. (director): "The European Handbook of Psychiatry and Mental Health.&shy. Seva. Barcelona. 1970.&ordf. 3. edición. edición. Un enfoque experimental". "Fundamentos de la Psquiatría actual". Madrid. Vallejo-Nájera A. 1994. González de la Rivera JL. "Compendio de Psiquiatría". 1. 16. 1975. "La observación y el tratamiento del paciente psíquico" (estudio comentado de casos). Kaplan HI y Sadock BJ. Barcia Salorio.&shy.&ordf. Schneider K. 1974. 3. 1972. Madrid. Freedman AM. Lippincott. 22 . 1991. Madrid. Editorial INO. 3. 8. ed. Stevenson I y Sheppe WM. 1986. Madrid. 2. Ruíz Ogara C. 12. 5. Seva A. Nueva York.&shy. Signos y síntomas en Psiquiatría". 1963.&shy.&shy. Salvat. Barcelona.&shy.&ordf. Fish. "Curso de psiquiatría" Barcelona. Buenos Aires. Beta. Editorial Cientifico-Médica. Ed. Ayuso Gutiérrez JL. Salvador Carulla L. JaspersK. Arieti. 13. Madrid. editorial Interamericana. Masson-Salvat. 1. 1976. RA y Yudofsky SC. S.&shy. Zaragoza. "Psicopatología de las Psicosis".&shy. edición. Maher B. Basic Books. edición. Editorial Paz Montalvo. 1989. "Psicopatología Clínica de Fish (Max Hamilton). 7. MacKinnon.&shy. 2. 10. Alonso Fernández F.&shy. Vallejo Ruiloba J. Madrid.&ordf. 18. "Manual de Psiquiatría". Editorial Interamericana. 1979.

1311-2496 pp. Anthropos.Barcelona. 23 . 2v.. 1991.