You are on page 1of 19

RED DE SOCIEDADES CIENTÍFICAS MÉDICAS DE VENEZUELA
COMISIÓN DE EPIDEMIOLOGÍA Responsables: Dr. Saúl Peña Dr. José Félix Oletta López Dra. Ana Carvajal ASESORES CIENTÍFICOS Dr. Francisco Larrea Dr. Luis Echezuría Marval Dr. Rafael Borges Dr. José Avilán R. Dr. Alejandro Rísquez Dr. Héctor Parra

NOTICIA

EPIDEMIOLÓGICA
Nº

17
 


Riesgos
químicos
para
la
salud
asociados
al
agua
de
 consumo
humano

8
de
junio
de
2010


1



 Descarga
en
el
Lago
de
Valencia

(8
de
febrero
2009) Editores
 Ana
C.
Carvajal
y
José
Félix
Oletta
L


Índice
 I. 
Introducción



II. 
Condiciones
del
agua
para
consumo
humano.
Potabilización
 III. 
Agente
químico‐definición
 IV. 
Aproximación
a
la
situación
de

contaminación
química
del
agua
en
nuestro
país.
 V. Normativa

nacional
e
internacional

relacionada
con
la
calidad
del
agua.
 VI. 
Origen
de
los
constituyentes
químicos
según
la
fuente.
 VII. Clasificación
de
los
contaminantes
químicos,
según
su
eliminación.
 VIII. Recomendaciones.
 IX. 


Referencias.
 X. 

Anexos




 2


I. Introducción


El
 agua
 en
 un
 recurso
 natural
 no
 renovable
 de
 los
 más
 preciados
 
 en
 la
 naturaleza,
 en
 virtud
 de
 que
 es
 un
 bien
 cada
 vez
 más
 escaso.
 Es
 un
 derecho
 humano
 y
 como
 tal
 debe
 entenderse
 para
 solicitar
 de
 las
 autoridades
 competentes
 el
 suministro
 de
 este
 bien
 de
 forma
 continua
 y
 
 en
 óptimas
 condiciones.
 Recientemente
 se
 celebró
 el
 día
 mundial
 del
 agua
(22
de
Marzo),
siete
días
antes
se
presentó
el
 nuevo
informe
del
Programa
Conjunto
 OMS/UNICEF
sobre

Monitoreo
del
Abastecimiento
de
Agua
y
el
Saneamiento
el
cual
llevó
 por
 título
 "Progresos
 en
 materia
 de
 saneamiento
 y
 agua
 potable
 –
 Informe
 de
 actualización
 2010"
 .
 Las
 buenas
 noticias
 del
 informe
 son
 
 que
 el
 87%
 de
 la
 población
 mundial,
 es
 decir,
 unos
 5.900
 millones
 de
 personas,
 disponen
 ya
 de
 fuentes
 de
 abastecimiento
 de
 agua
 potable;
 sin
 embargo,
 los
 datos
 sobre
 los
 servicios
 de
 saneamiento
 mejorados
 no
 son
 muy
 alentadores,
 estimándose
 
 que
 casi
 el
 39%
 de
 la
 población
mundial,
o
sea
más
de
2.600
millones
de
personas,
carecen
de
estos
servicios
 (1).
 

Agentes
biológicos,
químicos
y
radioactivos
pueden
contaminar
el
agua
y
están
asociados
 a
diferentes
enfermedades,
de
estos
contaminantes
los
biológicos
son
los
más
frecuentes
 y
 causan
 una
 gran
 morbimortalidad,
 especialmente
 en
 niños,
 donde
 se
 estima
 que
 anualmente
mueren
más
de
1.5
millones

por
enfermedades
hídricas
(2).
Se
desconoce
la
 verdadera
 frecuencia
 
 de
 las
 enfermedades
 en
 los
 humanos
 que
 son
 asociadas
 a
 la
 presencia
de
los
agentes
químicos
en
el
agua,
especialmente
porque
la
mayoría
de
estos
 agentes
 causan
 enfermedades
 crónicas,
 tardan
 muchos
 años
 en
 manifestarse
 clínicamente
 y
 en
 muchas
 oportunidades
 es
 difícil
 probar
 la
 relación:
 exposición
 ‐ enfermedad.

 
Nos
 ha
 motivado
 realizar
 esta
 Noticia
 Epidemiológica,
 la
 escasez
 y
 racionamiento
 del
 agua,

que
ha
padecido
el
pueblo
venezolano
desde
el
año
2009,

agravada
en
el
año
2010,
 y
la
aparición
de
noticias
en
la
prensa
nacional
y
local
que
dan
cuenta
de
la
mala
calidad
 del
preciado
líquido
(3,4).
En
esta
primera
entrega
revisaremos
los
agentes
químicos

que
 pueden
 contaminar
 el
 agua,
 las
 enfermedades
 asociadas
 a
 estos
 agentes,
 hacemos
 una
 aproximación
 a
 la
 
 contaminación
 química
 del
 agua
 en
 nuestro
 país,
 revisamos
 la
 normativa
 oficial
 y
 realizamos
 recomendaciones
 para
 disminuir
 los
 riesgos
 químicos
 asociados
al
consumo
de
agua
con
contaminantes,
entre
otros.



II.
Condiciones
del
agua
para
consumo
humano.
Potabilización.

El
agua
de
consumo
humano
debe
ser
transparente,
inodora,
incolora,
libre
de
microbios,
 libre
 de
 agentes
 químicos
 (en
 concentraciones
 menores
 al
 nivel
 máximo
 
 permitido)
 
 y

 libre

de

radioactividad
(en
concentraciones
menores
del
nivel
máximo
permitido).
 Para
 que
 agua
 sea
 apta
 para
 el
 consumo
 humano
 debe
 ser
 
 sometida
 a
 un
 proceso
 de
 tratamiento
 o
 potabilización,
 
 que
 puede
 
 subdividirse
 en
 cuatro
 etapas:
 clarificación,


3


desinfección,
acondicionamiento
químico
y
acondicionamiento
organoléptico
(Figura
Nº
 1)
(5).
 
 La
clarificación,
consiste
en
la
eliminación
de
partículas
finas.
Se
subdivide
en
coagulación,
 floculación
y
sedimentación
y/o
filtración.

 La
coagulación
y
floculación
son
dos
procesos
dentro
de
la
etapa
de
clarificación
del
agua.
 Ambos
procesos
se
pueden
resumir
como
una
etapa
en
la
cual
las
partículas
se
aglutinan
 en
 pequeñas
 masas
 llamadas
 flocs
 tal
 que
 su
 peso
 específico
 supere
 a
 la
 del
 agua
 y
 puedan
precipitar.
 
La
floculación
tiene
relación
con
los
fenómenos
de
transporte
dentro
del
líquido
para
que
 las
 partículas
 hagan
 contacto.
 Esto
 implica
 la
 formación
 de
 puentes
 químicos
 entre
 partículas
 de
 modo
 que
 se
 forme
 una
 malla
 de
 coágulos,
 la
 cual
 sería
 tridimensional
 y
 porosa.
 Así
 se
 formaría,
 mediante
 el
 crecimiento
 de
 partículas
 coaguladas,
 un
 floc
 suficientemente
grande
y
pesado
como
para
sedimentar.
 El
término
coágulo
se
refiere
a
las
reacciones
que
suceden
al
agregar
un
reactivo
químico
 (coagulante)
al

agua,
originando
productos
insolubles.
La
coagulación
comienza
al
agregar
 el
coagulante
al
agua
y
dura
fracciones
de
segundo.
 Los
 coagulantes
 más
 frecuentes
 usados
 en
 el
 proceso
 de
 coagulación
 son:
 el
 sulfato
 de
 alúmina,
aunque
también
pueden
emplearse
otros
que

pueden
ser
más
ventajosos,
como

 las
sales
de
hierro,
las
cuales
tienen
un
margen
de
pH
más
amplio
que
las
de
aluminio,
son
 útiles
en
el

tratamiento
de
aguas
blandas
coloreadas
en
las
que
la
eliminación
del
color
se
 obtiene
con
más
facilidad
a
valores
ácidos
del
pH.

 La
turbidez
es
una
medida
del
grado
en
el
cual
el
agua
pierde
su
transparencia
debido
a
la
 presencia
de
partículas
en
suspensión.

Cuantos
más
sólidos
en
suspensión
haya
en
el
 agua,
más
sucia
parecerá
ésta
y
más
alta
será
la
turbidez.

La
turbidez
es
considerada
una
 buena
medida
de
la
calidad
del
agua
(
5,6
).

 Según
la
OMS
(Organización
Mundial
para
la
Salud),
la
turbidez
del
agua
para
consumo
 humano
no
debe
superar
en
ningún
caso
las
5
NTU,
y
estará
idealmente
por
debajo
de
1
 NTU. La
 cloración
 
 con
 diferentes
 sales
 cloradas,
 se
 utiliza
 con
 el
 objetivo
 de
 eliminar
 los
 agentes
 de
 tipo
 biológicos,
 especialmente
 bacterias
 coliformes,
 la
 cantidad
 de
 esos
 productos
se
realiza
siguiendo
normativas
estándar(
7,8
)
,
cuando
los
niveles
sobrepasan
 los
máximos
permitidos
se
asocian
con
enfermedades
(
9
).

 Las
otras
fases
relacionadas
con
el
tratamiento
del
agua
pueden

ser
revisadas
en
la
figura
 Nº
1

.
 
 


 4






































































Figura
Nº
1
.


 
 
 
 
 
 
 
 


Pasos
en
el
tratamiento
o
potabilización
del
agua



 
Fuente:
OPS
(5)
 Figura
elaborada
por
la
Br.

Mónica
Carvajal
Carvajal




 


 5



III.

Agente
químico‐definición.

Se
 considera
 contaminante
 (agente)
 químico
 al
 elemento
 o
 compuesto
 químico
 cuyo
 estado
y
características
fisicoquímicas
le
permiten
entrar
en
contacto
con
los
individuos,
 de
 forma
 que
 pueden
 originar
 un
 efecto
 adverso
 para
 su
 salud.
 Las
 vías
 principales
 de
 penetración
son
la
inhalatoria,
la
dérmica
(piel)

y
la
digestiva
(agua
y
/o
alimentos),
la
más
 importante
es
la
contaminación
química
del
agua,
porque
afecta
a
muchas
personas.
 
 La
mayoría
de
los
productos
químicos
contaminantes

del
agua
potable
son
un
problema
 de
salud
sólo
después
de

exposición
prolongada
por
años,
en
lugar
de
meses.
La
principal
 excepción
es
el
nitrato
(10).
Por
lo
general,
los
cambios
en
la
calidad
del
agua
se
producen
 de
 manera
 progresiva,
 a
 excepción
 de
 las
 sustancias
 que
 se
 descargan
 de
 forma
 intermitente
o
se
filtran
a
la
corriente
de

las
aguas
superficiales
o

suministros
de
agua
 subterránea,
por
ejemplo,
la
contaminación
de
los
vertederos
(11).


Unas
palabras
sobre
el

nitrato,
este
componente
químico
se

encuentra
naturalmente
en


suelos
que
contienen
bacterias
fijadoras
de
nitrógeno,
las
plantas
en
descomposición,
el
 sistema
 séptico
 
 y
 estiércol
 animal.
 Otras
 fuentes
 de
 nitratos
 son
 los
 fertilizantes
 nitrogenados
 y
 compuestos
 de
 nitrógeno
 en
 el
 aire
 emitidas
 por
 la
 industria
 y
 los
 automóviles.
 El
 Nitrato
 penetra
 a
 través
 del
 suelo
 y
 permanece
 en
 el
 agua
 subterránea
 durante
décadas.
Las
aguas
subterráneas
son
la
fuente
de
más
del

50%
del
suministro
de
 agua
potable,
el
96%
del
suministro
privado
de
agua,
y
se
estima
que
son
el
39%
de
los
 suministros
públicos
de
agua
(10).
 


IV.
Aproximación
a
la
contaminación
química
del
agua
en
nuestro
 país.

Por
noticias
de
prensa,
comunicados
y
estudios
de
investigación
que
se
han
realizado
en
 nuestro
país,
se
ha
evidenciado
la
preocupación
que
existe
sobre
el
tema
y

el
impacto
y
o
 efectos
 sobre
 la
 salud
 que
 puede
 tener
 la
 presencia
 de
 químicos
 sobre
 las
 aguas
 de
 consumo
humano
en
nuestro
país
(7,8,12).
El
problema

se
presenta
especialmente
en
las
 aguas
del
lago
de
Valencia
por
la
contaminación
industrial
y
en
la
cuenca
del
Caroní
y
sus
 afluentes
 por
 la
 presencia
 de
 mercurio
 relacionado
 con
 la
 actividad
 minera,
 las
 cuales
 analizamos
más
adelante.

 Otro
riesgo
químico
potencial
es
la
contaminación
de
las
aguas
por
la
compra
masiva
de
 bombillos
ahorradores
de
origen
vietnamita
a
la
República
de
Cuba,
los
cuales
contienen
 mercurio
(13).


 También
 tenemos
 información
 por
 notas
 de
 prensa
 de
 contaminación
 del
 embalse
 La
 Mariposa
(14),

la
cual
como
sabemos
es
una
de
las
fuentes
que
surte
de
agua
a
la
Capital.

 El
Consejo
de
Escuela
de
la
Facultad

de
Biología
de
la
UCV

en
un
comunicado
emitido
el
 día
 17
 de
 Marzo
 de
 2010,
 alertó
 sobre
 un
 grave
 problema
 que
 se
 puede
 presentar
 
 con


 6


estos
bombillos
fluorescentes
si
no
son
eliminados
adecuadamente,
en
dicho
comunicado
 se
 informa
 que
 
 "para
 comienzos
 de
 marzo
 del
 presente
 año,
 se
 anunció
 que
 se
 han
 sustituido
 48
 millones
 de
 bombillos.
 Cada
 bombillo
 contiene
 aproximadamente
 5
 miligramos
de
mercurio,
cantidad
suficiente
para
contaminar
cinco
mil
litros
de
agua,
y
los
 bombillos
 sustituidos,
 según
 el
 anuncio
 oficial,
 
 representan
 cerca
 de
 250
 kilogramos
 de
 mercurio
metálico.
Si
se
cumple
la
meta
estimada
por
el
Estado,
de
una
tasa
de
recambio
 de
 50
 millones
 de
 unidades
 cada
 4
 años,
 el
 impacto
 ambiental
 es
 de
 más
 de
 una
 tonelada
de
mercurio
cada
10
años"
(13)
.




 El
comunicado
destaca
que:

"de
no
tomarse
las
medidas
adecuadas,
el
efecto
negativo
 sobre
 el
 medio
 ambiente,
 flora,
 fauna
 y
 la
 población
 venezolana,
 tomará
 dimensiones
 incalculables"
 
Recomiendan
tomar
acciones
inmediatas
como
(13)
:

 • Educar
a
la
población
sobre
los
mecanismos
de
descarte
de
estos
bombillos
 • Implementar
mecanismos

eficaces
de
recolección
de
unidades
rotas
o
vencidas
 • Habilitar
 los
 sitios
 idóneos
 para
 la
 disposición
 temporal
 de
 estos
 desechos
 peligrosos
 • Planificar
la
ubicación
y
mecanismos
para
la
disposición
final
de
estos
productos.
 Un
 motivo
 de
 preocupación
 es
 la
 intoxicación
 por
 mercurio
 que
 se
 presenta
 en
 los
 habitantes
 del
 estado
 Bolívar,
 debido
 principalmente
 al
 uso
 de
 este
 metal
 en
 la
 actividad
 minera,
 que
 carece
 de
 regulaciones
 y
 control
 efectivo
 y
 que
 ocasiona
 contaminación
 de
 las
 aguas
 y
 peces
 en
 esa
 región,
 con
 las
 consecuencias
 
 deletéreas
 sobre
la
salud.
 Estudios
 realizados
 la
 zona
 de
 El
 Callao,
 por
 Veiga
 Marcello
 y
 col,
 
 han
 mostrado
 que
 el

 nivel
de
intoxicación
por

mercurio
en
los
mineros
de
oro
y
en
las
personas

encargadas
 directamente
del
proceso
de
amalgamiento
del
oro,
es
uno
de
los
más
graves
del
mundo.
 Encontrándose
en
la
población
estudiada:
altos
niveles
de
mercurio
en

la
orina
en
el


30
 %

de
los
mineros
y
en
90%
de
los
encargados

del
proceso
de
amalgamiento
del
oro
,
en
 este
 último
 grupo
 y
 en
 las
 personas
 que
 vivían
 cerca
 del
 sitio
 de
 procesamiento
 se
 detectaron
 signos
 de
 intoxicación
 severa
 y
 daño
 neurológico
 (15).
 Este
 estudio
 fue
 realizado
por
organismos
nacionales
(Universidad
Experimental
de
Guayana
y
Corporación
 venezolana
 de
 Guayana)
 e
 internacionales
 
 como
 el
 CETEM
 –
 Center
 of
 Mineral
 Technology,
 Rio
 de
 Janeiro,
 Brazil
 y
 
 UNIDO
 –
 United
 Nations
 Industrial
 Development
 Organization,
Vienna,
Austria,
entre
otros. Otro
 estudio
 realizado
 
 por
 Silva
 M
 y
 col,
 en
 el
 bajo
 Caroní
 (Rio
 Claro
 y
 Carhuachi),
 
 del
 estado
Bolívar,
mostraron

niveles
de
mercurio
elevados,
Río
Claro
1,50
pgr/lt
Carhuachi
 3,15
 pgr/l.
 El
 70%
 de
 la
 población
 estudiada
 presentó
 síntomas
 asociados
 a
 intoxicación


 7


mercurial.
 El
 83,34%
 de
 la
 población
 minera
 estudiada,
 mostró
 
 niveles
 elevados
 de
 mercurio
 en
 el
 cabello
 e
 igual
 porcentaje
 de
 la
 población
 no
 minera
 que
 mostró
 niveles
 normales
 de
 mercurio
 en
 cabello,
 presentó
 síntomas
 asociados
 a
 intoxicación
 mercurial.
 Las
 manifestaciones
 clínicas
 en
 la
 población
 estudiada,
 tanto
 mineros,
 como
 no
 mineros
 fueron
neurológicas
y
gastrointestinales
(16)
.
 Adicionalmente,
 en
 un
 elegante
 estudio
realizado

 por
 Herrero
 NJ
 y
col,
en
el
 Municipio
 Sifontes
 del
 Estado
 Bolívar
 en
 la
 comunidad
 de
 Santa
 María
 del
 Vapor,
 en
 60
 individuos
 estudiados,
 mostró
 que
 
 25
 (41,7%)
 presentaron
 niveles
 de
 Hg
 que
 pueden
 clasificarse
 como
 de
 intoxicación.
 Los
 valores
 de
 Hg
 en
 orina
 se
 correlacionaron
 significativamente
 con
los
de
sangre
(rho
Spearman
=
0,89;
p<
0,001).

Los
síntomas
y
signos
asociados
a
la
 intoxicación
 por
 Hg
 fueron:
 alteraciones
 visuales
 (p<
 0,001),
 temblor
 distal
 (p<
 0,001)
 y
 parestesias
 (p
 =0,026).
 Los
 habitantes
 intoxicados
 mostraron
 mayor
 número
 de
 signos
 y
 síntomas
neurológicos
asociados
con
Hg
que
los
no
intoxicados
(p
=
0,002)
(17).
 Como
 sabemos
 los
 peces
 que
 viven
 en
 las
 aguas
 que
 son
 contaminadas
 por
 mercurio,
 almacenan
ese
metal
en
sus
tejidos,
constituyendo
el
consumo

de
estos
peces
otra
vía
de
 contaminación
 en
 los
 seres
 humanos,
 estos
 pueden
 a
 su
 vez
 pasar
 a
 la
 placenta
 y
 contaminar
 el
 feto,
 ocasionando
 malformaciones
 congénitas.
 Recordemos
 aquí
 la
 enfermedad
 
 de
 Minamata
 en
 Japón
 que
 mató
 a
 centenares
 de
 personas,
 dejo
 miles
 de
 enfermos
y
produjo
malformaciones
congénitas
en
los
niños
de
mujeres
residentes
en
la
 ciudad
 de
 Minamata
 (18),
 en
 la
 prefectura
 de
 Kumamoto,
 en
 la
 isla
 de
 Kyushu.
 El
 envenenamiento
 por
 fue
 causado
 por
 los
 pescados
 y
 mariscos
 contaminados
 con
 metilmercurio
a
partir
de
los
vertidos
que
la
compañía

Chisso
realizó
en
la
bahía
local.


La
 enfermedad
de
Minamata
fue
detectada
en
1953.
La
compañía
realizó
vertidos,
sin
ningún
 tipo
 de
 tratamiento
 en
 la
 bahía
 de
 Minamata
 hasta
 1968,
 cuando
 el
 gobierno
 identificó
 estos
 vertidos
 como
 la
 causa
 de
 la
 enfermedad.
 Las
 víctimas
 han
 sido
 indemnizadas
 recientemente
por
el
gobierno
japonés
(
19
). 
 El
 doctor
 Carl
 Soderberg,
 presidente
 de
 la
 Agencia
 de
 Protección
 Ambiental
 de
 Estados
 Unidos
 para
 la
 zona
 del
 Caribe,
 
 en
 su
 charla
 durante
 la
 "IX
 Cumbre
 Ecológica
 Industrial
 Pro
Saneamiento
Integral
de
las
Cuencas
del
Lago
de
Valencia
y
el
Río
Pao",
realizada
en
el
 auditorio
 de
 la
 Cámara
 de
 Industriales
 del
 Estado
 Carabobo,
 comenzó
 su
 intervención
 diciendo:
 
 “Si
 todas
 las
 personas
 tuvieran
 acceso
 al
 agua
 potable
 y
 al
 alcantarillado
 sanitario,
al
menos
dos
millones
de
vidas
jóvenes
se
salvarían
cada
año
en
todo
el
mundo,
 ya
que
casi
tres
millones
de
personas
mueren
en
el
planeta
por
causa
de
la
contaminación
 del
aire
y
como
consecuencia
de
las
emisiones
industriales,
el
escape
de
los
vehículos
y
la
 quema
de
combustible
en
el
hogar”(20).
 En
el
estado
Carabobo
para
evitar
el
aumento
de
nivel
del
lago,
se
desviaron,
las
aguas
del
 río
 Cabriales
 (cloaca
 abierta
 similar
 al
 Guaire)
 al
 embalse
 Pao‐Cachinche
 sin
 haberse
 completado
el
proyecto
de
saneamiento
de
aguas
residuales;
se
afectó
así
la
calidad
del


 8


agua
del
embalse,
del
cual
proviene
el
agua
del
Sistema
Regional
del
Centro
I,
que
surte
 parte
del
Estado
Carabobo.
 El
 embalse
 Pao‐Cachinche
 está
 sometido
 también
 a
 contaminación
 por
 lixiviados
 generados
en
el
vertedero
de
desechos
sólidos
de
La
Guásima
que
llegan
vía
los
acuíferos
 subterráneos
y
por
plaguicidas
(altos
valores
de
Aldrín)
(11).
 En
 las
 plantas
 de
 tratamiento
 la
 desinfección
 del
 agua
 se
 realiza
 mediante
 cloración,
 previa
 a
 la
 mezcla
 rápida
 y
 a
 la
 floculación,
 para
 la
 eliminación
 de
 agentes
 infecciosos
 causantes
 de
 enfermedades,
 pero
 tiene
 el
 inconveniente
 de
 originar
 una
 serie
 de
 subproductos
 tóxicos
 de
 la
 desinfección,
 siendo
 los
 más
 abundantes
 los
 trihalometanos
 (THM)
 y
 los
 ácidos
haloacéticos
(HAA).

Los
THM
 se
producen
 cuando
el
 cloro
reacciona
 con
la
materia
orgánica
presente,
formada
por
sustancias
húmicas
(SH)
y
fúlvicas.
 
 Los
 THM
 originados
 mediante
 este
 proceso
 incluyen
 el
 cloroformo
 (CHCl3),
 el
 bromodiclorometano
 CHBrCl2),
 el
 clorodibromometano
 (CHClBr2)
 y
 el
 bromoformo
 (CHBr3),
todos
ellos
volátiles.
 
 En
 estudio
 realizado
 en
 el
 estado
 Carabobo
 
 en
 
 los
 
 sistemas
 de
 distribución
 de
 agua
 potable,
 para
 investigar
 la
 presencia
 de
 trihalometanos,
 demostró
 que
 en
 la
 zona

 estudiada
existe
un
riesgo
de
efectos
adversos
para
la
salud
por
la
presencia
de
THM
en
 agua
 de
 consumo
 humano,
 especialmente
 en
 la
 Red
 Baja
 y
 Red
 San
 Diego
 del
 Sistema
 Regional
del
Centro
(SRC‐I)
(21)
.
 
 Esto
es
sumamente
preocupante
porque
se
ha
observado
una
asociación
positiva
entre
 la
 concentración
 de
 los
 productos
 de
 la
 cloración
 y
 el
 bromo
 y
 el
 riesgo
 de
 cáncer
 de
 vejiga,
colon
y
recto
(
9
).

 
 Por
 otra
 parte
 la
 ingeniera
 química
 y
 ambientalista
 Jacquelín
 Rodríguez
 León
 denunció
 "que
 el
 líquido
 que
 sale
 de
 grifos
 y
 llaves
 contiene
 compuestos
 químicos
 evaporables
 y
 metales
pesados
que,
de
acuerdo
con
protocolos
de
la
Organización
Mundial
de
la
Salud,
 pudieran
 acarrear
 efectos
 adversos
 a
 la
 salud
 en
 la
 población
 abastecida
 por
 el
 servicio.
 Desde
 hace
 más
 de
 tres
 años
 se
 desvía
 el
 río
 Cabriales
 a
 la
 represa
 Pao‐Cachinche,
 y
 durante
los
últimos
27
meses
se
están
drenando
legalmente
(de
acuerdo
con
el
Decreto
 Presidencial
3.498)
casi
28
mil
toneladas
diarias
de
agua
del
Lago
de
Valencia
"
Todo
este
 líquido
 ingresa
 al
 embalse,
 que
 “está
 bastante
 deteriorado
 y
 tiene
 un
 problema
 de
 hipereutrofización”,
entendida
como
la
recepción
de
una
carga
muy
elevada
de
nutrientes
 y
contaminantes
en
un
cuerpo
de
agua,
lo
que
deviene
en
una
“proliferación
incontrolable
 del
crecimiento
de
algas”
(22).
 También
 en
 Valencia,
 un
 estudio
 realizado
 por
 la
 Facultad
 de
 Ciencias
 de
 la
 Salud
 de
 la
 Universidad
de
Carabobo
(UC),
con
el
fin
de
investigar

los
niveles
de
plomo
en
la
sangre


 9


de
156
niños
habitantes
y
estudiantes
de
la
urbanización
Michelena,
en
Valencia,
concluyó
 que
"66,7%
de
los
niños
evaluados
presentaban
concentraciones
de
plomo
en
la
sangre
 superiores
a
lo
establecido
por
el
Centro
de
Control
y
Prevención
de
Enfermedades
de
 Estados
 Unidos.
 En
 76,2%
 de
 las
 56
 casas
 muestreadas
 se
 encontraron
 valores
 significativamente
 superiores
 al
 límite
 permisible
 de
 plomo
 en
 el
 agua
 establecido
 en
 Venezuela.
En
esas
viviendas
se
confirmó
que
el
suministro
de
agua
es
recibido
a
través
 del
 sistema
 de
 acueducto
 público
 nacional,
 y
 el
 80%
 de
 la
 población
 estudiada
 
 afirmó
 ingerir
agua
potable
del
suministro
de
la
casa,
ya
sea
filtrada,
hervida
o
directamente
del
 grifo”
(23).

 La
 perturbación
 por
 metales
 pesados
 (Cu,
 Mn,
 Fe,
 Zn,
 Cd,
 Ni,
 Pb
 y
 Cr)
 se
 produce
 también
 en
 los
 litorales
 continentales
 de
 Venezuela
 en
 los
 que
 se
 cultiva
 la
 almeja
 particularmente
en
Río
Chico
y
Boca
de
Paparo
en
el
estado
Miranda
irrigadas
por
el
río
 Tuy,
que
se
ha
cargado
adicionalmente
por
el
río
Guaire
(12).
 La
presencia
de
insecticidas
en
el
agua
de
consumo
humano
en
nuestro
país
es
también
 preocupante,
 
 diversas
 investigaciones
 han
 mostrado
 insecticidas
 órgano
 clorados
 en
 aguas
de
abastecimiento
humano,

en
alimentos

y
en
fluidos
corporales.
En
un
estudio

 reciente
 (iniciado
 el
 año
 2006)
 realizado
 por
 la
 estudiante
 de
 Agronomía
 de
 la
 UCV,

 Ramos
L,

los
resultados
preliminares
mostraron
evidencias
tanto
del
Endosulfan
como
de
 Aldrín
y
Eldrín

en
aguas
de
abastecimiento
humano

del
municipio
Morán
del
Estado
Lara
 (24).


Una
situación
similar,
se
está
produciendo
en
el
acuífero
del
Río
Turbio,
http://upload‐ 1.vip.dailymotion.com/video/xcf6p5_rio‐turbio_tech
 que
 surte
 el
 acueducto
 de
 Barquisimeto
 Este
 y
 Cabudare
 y
 aparentemente
 ocurre
 también
 en
 Caracas
 con
 el
 Sistema
Tuy
I
que
toma
las
aguas
del
río
Tuy
y
las
bombea
al
embalse
La
Mariposa.
Las
 aguas
 del
 río
 Tuy
 están
 altamente
 contaminadas
 por
 fertilizantes
 y
 plaguicidas
 de
 la
 zona
 de
 la
 Colonia
 Tovar
 y
 por
 aguas
 negras
 e
 industriales
 de
 las
 poblaciones
 de
 La
 Victoria,
Charallave,
Cua
y
Ocumare
(12).
 
 Estos
hallazgos
basados
en
estudios
científicos,
son
algunas
de
las
evidencias
y
ejemplos
 de
los
potenciales
efectos
perjudiciales
y
de
los
riesgos
químicos
asociados
al
consumo
de
 agua
contaminada
con
estos
agentes
en
nuestro
país.


V.
Normativa

Nacional
e
internacional

relacionada
con
la
calidad
 del
agua

a) Normativa
nacional
relacionada
con
la
calidad
del
agua

La
 normativa
 nacional
 vigente,
 para
 nuestro
 país,
 sobre
 las
 Normas
 Sanitarias

 relacionadas
con
la

calidad
del
agua
potable,
se
encuentran
publicadas

en
Gaceta
Oficial


 10


36.395
del
13
de
Febrero
de
1998

(25),
Resuelto
SG
018‐98,
esta
normativa
del
Ministerio
 de
Sanidad
y
Asistencia
Social,
en
su
artículo
1
establece
que:
El
objetivo
de
las
“Normas
 Sanitarias
 de
 Calidad
 del
 Agua
 Potable”
 es
 establecer
 los
 valores
 máximos
 de
 aquellos
 componentes
 o
 características
 del
 agua
 que
 representan
 un
 riesgo
 para
 la
 salud
 de
 la
 comunidad,
o
inconvenientes
para
la
preservación
de
los
sistemas
de
almacenamiento
y
 distribución
 del
 líquido,
 así
 como
 la
 regulación
 que
 asegure
 su
 cumplimiento.
 Contiene,
 entre
otros,

los
requisitos

microbiológicos,
organolépticos,
físicos,
químicos
y
radiactivos
 que

debe
tener
el
agua
potable.

 
 Otra
 normativa
 relacionada
 con
 
 esta
 materia
 es
 la
 Ley
 sobre
 Sustancias
 
 Materiales
 y
 Desechos
 peligrosos
 (Gaceta
 Oficial
 Nº
 5.554
 Extraordinario
 del
 13
 de
 noviembre
 de
 2001).
 
 Venezuela
 
 suscribió
 
 y
 
 ratificó
 
 el
 Convenio
 de
 Estocolmo
 sobre
 Contaminantes
 Orgánicos
Persistentes
(PNI).
Firmó
el
Convenio
el
23
de
mayo
de
2001
y
lo
ratificó
el
03
 de
enero
de
2005,
según
Gaceta
Oficial
38.098
(26).

 


b) Normativa
internacional
sobre
la
calidad
del
agua

La
Organización
Mundial
de
la
Salud,
realiza
y
actualiza
regularmente
las
recomendaciones
 sobre
 la
 calidad
 que
 debe
 tener
 el
 agua
 para
 consumo
 humano,
 especificando
 los
 diferentes
 riesgos,
 incluidos
 los
 químicos,
 asociados
 al
 consumo
 de
 este
 líquido.
 Establecen
 las
 guías
 
 marco
 para
 la
 seguridad
 del
 agua
 
 de
 consumo,
 
 las
 metas
 de
 protección
de
la
salud,
los
planes
de
seguridad
del
agua
y
el
sistema
de
vigilancia,
entre
 otros.
(8)


 
Estas
pueden
ser
revisadas
en:
 http://www.who.int/water_sanitation_health/dwq/gdwq3rev/es/index.html


 


VI.
Origen
de
los
constituyentes
químicos
según
la
fuente
(8
)


Naturales:
Los
que
provienen
de
las
rocas,
los
suelos
y
por
efecto
de
las
características
 geológicas
y
del
clima.
 Industriales
y
de
las
viviendas:
Los
que
provienen
de
la
Minería
(industrias
extractivas)
y

 de
la
fabricación
y
extracción
de
las
Industrias,
aguas
residuales,
residuos
sólidos,
 escurrimientos
urbanos,
fugas
de
combustible
(petróleo,
gasolina,pintura
de
los
barcos)
.
 Agrícolas:
Los
que
provienen
de
abonos,
fertilizantes,

de
las
prácticas
intensivas

en
 animales
y
los
plaguicidas.
 Tratamiento
de
agua
o
materiales
en
contacto
con
agua
potable:
Se
emplean
 coagulantes,
DBPs


(Subproductos
derivados
de
la
desinfección)

y
materiales
de
tuberías.



 11


Pesticidas
usados
en
agua
para
la
salud
pública:
Larvicidas
usados
en
el
control
de
 vectores
que
son
transmisores
de
enfermedades


 Cianobacterias: En
 aguas
 dulces
 y
 estuarinas,
 las
 floraciones
 de
 cianobacterias
 son
 indicadoras
 de
 un
 proceso
 de
 eutrofización
 acelerada
 a
 la
 vez
 que
 ocasionan
 perjuicios
 diversos
con
relación
al
uso
del
recurso,
relacionados
principalmente
con:


la
síntesis
de
 cianotoxinas

y
su
eliminación
al
medio
acuático
y
la
presencia
de
organismos
patógenos
 incluidos
en
el
mucílago
de
las
colonias
de
cianobacterias,
entre
otros.



VII.

Clasificación
de
los
contaminantes
químicos,
según
su
 eliminación
(27)



Contaminantes
no
degradables:
Son
aquellos
contaminantes
que
no
se
descomponen
 por
 procesos
 naturales.
 Por
 ejemplo,
 son
 no
 degradables
 el
 plomo
 y
 el
 mercurio.
 La
 mejor
forma
de
tratar
los
contaminantes
no
degradables
(y
los
de
degradación
lenta)
 es
 por
 una
 parte
 evitar
 que
 se
 arrojen
 al
 medio
 ambiente
 y
 por
 otra
 reciclarlos
 o
 volverlos
 a
 a
 utilizar.
 Una
 vez
 que
 se
 encuentran
 contaminando
 el
 agua,
 el
 aire
 o
 el
 suelo,
tratarlos,
o
eliminarlos
es
muy
costoso
y,
a
veces,
imposible.
 Contaminantes
 de
 degradación
 lenta
 o
 persistente:
 Son
 aquellas
 sustancias
 que
 se
 introducen
 en
 el
 medio
 ambiente
 y
 que
 necesitan
 décadas
 o
 incluso
 a
 veces
 más
 tiempo
 para
 degradarse.
 Ejemplos
 de
 contaminantes
 de
 degradación
 lenta
 o
 persistente
son
el
DDT
y
la
mayor
parte
de
los
plásticos.
 Contaminantes
 degradables
 o
 no
 persistentes:
 Los
 contaminantes
 degradables
 o
 no
 persistentes
 se
 descomponen
 completamente
 o
 se
 reducen
 a
 niveles
 aceptables
 mediante
procesos
naturales
físicos,
químicos
y
biológicos.
 Contaminantes
 biodegradables:
 Los
 contaminantes
 químicos
 complejos
 que
 se
 descomponen
 (metabolizan)
 en
 compuestos
 químicos
 más
 sencillos
 por
 la
 acción
 de
 organismos
 vivos
 (generalmente
 bacterias
 especializadas)
 se
 denominan
 contaminantes
biodegradables.
Ejemplo
de
este
tipo
de
contaminación
son
las
aguas
 residuales
humanas
en
un
río,
las
que
se
degradan
muy
rápidamente
por
las
bacterias,
 a
 no
 ser
 que
 los
 contaminantes
 se
 incorporen
 con
 mayor
 rapidez
 de
 lo
 que
 lleva
 el
 proceso
de
descomposición.



VIII.

Enfermedades
más
frecuentes

asociadas
a
la
contaminación
 por
agentes
químicos
en
el
agua.


Como
 mencionamos
 anteriormente
 las
 enfermedades
 asociadas
 a
 los
 agentes
 químicos
 presentes
 en
 el
 agua,
 son
 menos
 frecuentes
 que
 las
 causadas
 por
 agentes
 biológicos;
 a
 menudo
son
difíciles
de
demostrar,
la
mayoría
se
presentan
años
después
de
la
exposición
 crónica
a
estos
agentes.










































 A
continuación
revisaremos
brevemente
las
enfermedades
más
frecuentemente
asociadas
 a
este
tipo
de
exposición.



 12


Irritación
 de
 los
 ojos,
 nariz,
 anemia
 y
 
 malestar
 
 gástrico:
 
 causados
 principalmente
 por
 los
 clorados,
 los
 cuales
 se
 adicionan
 al
 agua
 para
 
 controlar
 los
 microbios.
 Los
 clorados
 se
 agregan
 al
 agua
 de
 consumo
 humano
 y
 de
 recreación
 (piscinas),
 el
 nivel
 máximo
permitido
está
determinado
en
las
normas
nacionales
e
internacionales
(7,
8).
 Fluorosis
dental:
el
flúor
es
conocido
por

tener
efectos
beneficiosos
y
adversos

sobre
 los
humanos
dependiendo
de

la
toma
total.
El
agua
potable
es
usualmente,
aunque
 no
siempre,
la
principal
fuente
de
flúor.
Este
agente,
algunas
veces,
es
añadido
a
los
 sumistros
de
agua
pública
para
ayudar
a
prevenir
la
caries
dental.

La
concentración
de
 flúor
 recomendada
 es
 1
 mg/l,
 se
 ha
 demostrado
 que
 cuando
 se
 excede
 la
 concentración
 por
 encima
 de
 1,5
 mg/l
 
 causa
 manchas
 dentales
 y
 efectos
 adversos
 sobre
 los
 huesos,
 incluyendo
 
 riesgo
 
 incrementado
 de
 fractura
 
 (28).
 En
 Estonia
 un
 estudio
 demostró
 
 que
 más
 del
 90%
 del
 consumo
 de
 agua
 potable
 excedía
 las
 cantidades
permitidas
(
29)
.

 En
un
estudio
realizado
por
Montero,
M
y
Col.
para
determinar
la
experiencia
de
caries
 y
fluorosis
dental
en
421
escolares
de
8
a
12
años,
que
consumían
agua
con
diferentes
 concentraciones
de
fluoruro
en
Maiquetía,
Estado
Vargas,
Venezuela,
se
encontró
una
 prevalencia
 promedio
 de
 fluorosis
 dental
 para
 toda
 la
 población
 evaluada
 de
 16,6%,
 siendo
más
frecuente
el
grado
de
fluorosis
muy
leve:8,5%
(30).



Intoxicación
por
Mercurio:
Las
principales
fuentes
de
contaminantes
mercuriales
han
 sido
la
actividad
minera,
residuos
industriales
de
plantas
cloroalcali
o
de
fabricación
de
 vinilo
y
fungicidas,
pinturas
antifúngicas,
fotografía,
pirotecnia,
baterías
secas
y
pilas,
 industrias
papeleras
y
laboratorios
médico‐veterinarios
y
dentales.
Las
principales
vías
 de
 absorción
 de
 los
 compuestos
 mercuriales
 son
 la
 respiratoria,
 digestiva,
 cutánea
 y
 transplacentaria
(31)
.
 La
OMS
considera
aceptable
una
concentración
en
el
agua
de
0,001
mg/L
y
una
ingesta
 semanal
tolerable
de
5
µg/kg
de
Hg
total
y
3,3
µg/kg
de
metil
mercurio
(
8
)
 Se
consideran
niveles
normales
de
Hg
en
sangre
los
inferiores
a
10
µg/l
y
en
orina
de
 20
µg/l.
La
dosis
letal
oral
humana
de
cloruro
mercúrico
es
de
30‐50
mg/kg(8)
 La
 absorción
 digestiva
 del
 Hg
 inorgánico
 es
 la
 que
 
 implicada
 principalmente
 en
 intoxicaciones
agudas.


La
ingesta
de
una
sal
de
mercurio,
puede
ocasionar
un
cuadro
 clínico
 que
 se
 caracteriza
 por
 una
 gastroenteritis
 aguda,
 estomatitis
 y
 colitis
 ulcero‐ hemorrágica,
también
puede
presentarse
una
insuficiencia
renal
aguda,

en
los
casos
 graves
se
presenta
shock
e
incluso
puede
ocasionar
la
muerte
(31).
 La
intoxicación
sub
aguda
o
crónica
de

afecta
en
todos
los
casos
sobre
todo
al
sistema
 nervioso
central.

El
Hg
metálico
y
sus
derivados
inorgánicos
y
arilos
se
comportan
de
 forma
 similar.
 El
 cuadro
 clínico,
 se
 presenta
 semanas,
 meses
 o
 años
 después
 de
 la
 exposición,
se
caracteriza
por
un
temblor
involuntario
de
extremidades
y
lengua
que
 aumenta
 con
 los
 movimientos
 voluntarios
 y
 desaparece
 durante
 el
 sueño.
 Se
 acompaña
 de
 alteraciones
 de
 conducta
 y
 estado
 de
 ánimo
 como
 ansiedad,

13


irritabilidad,
 depresión,
 
 puede
 haber
 
 alteraciones
 de
 las
 mucosas
 (estomatitis
 y
 gingivitis
 con
 pérdida
 de
 piezas
 dentarias).
 Otros
 síntomas
 neurológicos
 son
 una
 polineuropatía
 mixta
 sensitivomotora,
 anosmia,
 alteración
 del
 campo
 visual
 y
 ataxia.

 La
 intoxicación
 crónica
 termina
 cursando
 con
 alteraciones
 renales
 que
 van
 desde
 la
 proteinuria
al
síndrome
nefrótico
(31).
 • Intoxicación
 por
 plomo:
 El
 nivel
 de
 plomo
 en
 los
 tejidos
 o
 sangre
 de
 la
 persona,
 debería
ser
cero.
La
Organización
Mundial
de
la
Salud
(OMS)
define
la
intoxicación
por
 plomo
los
valores
de
plombemia
de
más
de
15
μg/dl
(8)
.
Las
fuentes
de
exposición
son
 diversas:

gasolina
con
plomo,

pinturas,
juguetes
de
metal
o
recubiertos
con
pintura
 con
 plomo,
 alimentos
 almacenados
 en
 latas
 con
 soldadura
 de
 plomo,
 cosméticos,
 emisiones
 industriales,
 contaminación
 de
 las
 aguas
 superficiales
 y
 profundas
 con
 plomo,
 contaminación
 del
 agua
 
 cuando
 se
 utilizan
 tuberías
 de
 plomo,
 alimentos
 y
 animales
con
exposición
al
plomo.
Los
niños
son
más
susceptibles
a
la
intoxicación
por
 plomo
(32,33).
 El
plomo
puede
ser
inhalado
y
absorbido
a
través
del
sistema
o
ingerido
y
absorbido
 por
 el
 tracto
 gastrointestinal;
 la
 absorción
 percutánea
 del
 plomo
 inorgánico
 es
 mínima,
la
del
plomo
orgánico

es
mayor.
 

 La
intoxicación
aguda

es
infrecuente,
se
presenta
luego
de
una
exposición
respiratoria
 a
 altas
 concentraciones,
 con
 encefalopatía,
 insuficiencia
 renal
 y
 síntomas
 gastrointestinales.
 La
 toxicidad
 crónica
 es
 la
 más
 frecuente
 y
 se
 manifiesta
 con
 compromiso
 multisistémico:
 hematopoyético,
 del
 sistema
 nervioso,
 gastrointestinal,
 riñón
y
sistema
reproductor
(31,34). 
 


Aborto
prematuro,
malformaciones
congénitas

asociados
a
los
Nitratos:
La
evidencia
 epidemiológica
 de
 una
 relación
 directa
 sobre
 la
 exposición
 y
 
 la
 relación
 entre
 los
 niveles
 de
 nitratos
 y
 los
 efectos
 reproductivos
 adversos
 no
 está
 clara.
 Sin
 embargo,
 algunos
reportes
sugieren
una
asociación
entre
la
exposición
a
los
nitratos
en
el
agua
 potable
y
aborto
espontáneo,
retardo
en
el
crecimiento
intrauterino
y
malformaciones
 congénitas
(10).


 Intoxicación
por
Arsénico:
Los
niveles
máximo
permitido
son
0.010
ppm,
el
arsénico
 puede
contaminar
el
agua
de
consume
humano
de
depósitos
naturales
en
la
tierra
o
 de
 prácticas
 de
 agricultura
 o
 industriales.
 
 Las
 enfermedades
 asociadas
 con
 este
 agente
 químico
 son:
 epigastralgia,
 vómitos,
 engrosamiento
 y
 decoloración
 de
 la
 piel,
 ceguera.
 También
 ha
 sido
 asociado
 con
 cáncer
 de
 vejiga,
 pulmón,
 riñones,
 nasofaríngeo,
hígado
y
próstata
(31).

 Contaminación
 por
 aluminio
 y
 enfermedad
 de
 Alzheimer:
 Existe
 poca
 evidencia
 demostrativa
que
la
ingesta
de
aluminio
por
via
oral
produzca
toxicidad
aguda
en
los
 seres
humanos.
Se
ha
sugerido
que
la
exposición
crónica
a
este
metal

es
un
factor
de


14


riesgo
 asociado
 para
 el
 desarrollo
 o
 aparición
 temprana
 de
 la
 
 enfermedad
 de
 Alzheimer
(31).


Diversos
 agentes
 químicos
 neoplasias
 y
 otras
 enfermedades:
 Los
 agentes
 químicos
 presentes
 en
 el
 agua
 pueden
 ocasionar
 neoplasias
 y
 una
 amplia
 variedad
 de
 enfermedades
 en
 diferentes
 tejidos
 de
 la
 economía,
 provocando
 lesiones
 a
 nivel
 hepático,
 renal,
 sistema
 nervioso
 central,
 piel
 y
 órganos
 reproductivos,
 entre
 otros
 (9,31,
35).
 


IX
.
Recomendaciones

Los
 problemas
 descritos
 anteriormente
 
 ponen
 de
 manifiesto
 la
 grave
 situación
 que
 se
 está
presentando
en
nuestro
país
relacionado
con
los
riesgos
químicos
asociados
al
agua,
 especialmente
en
algunas
zonas
del
país,
por
lo
que
recomendamos:
 1. El
Gobierno
Nacional
debe
cumplir
con
las
recomendaciones
de
la
calidad
del
agua
 de
 acuerdo
 a
 la
 normativa
 nacional
 e
 Internacional
 vigente
 relacionada
 con
 los
 riesgos
químicos.
 2. Así
mismo,
debe
garantizar
a
la
población
el
suministro
de
agua
de
calidad

libre
de
 contaminantes
químicos
y
de
otros
agentes
como
los
infecciosos
y
radioactivos.
 3. Realizar
estudios

de
prevalencia
de
agentes
químicos
en
las
poblaciones
afectadas.

 4. Informar
a
la
población
sobre
los
riesgos
químicos
asociados
al
consumo
de
agua,
 así
como
las
medidas
preventivas
para
disminuir
la
exposición
a
dichas
sustancias.

 5. Declarar
en
emergencia
la
cuenca
del
Lago
de
Valencia
en
el
Estado
Carabobo,
el
 acuífero
 del
 río
 Turbio
 que
 surte
 el
 acueducto
 de
 Barquisimeto
 y
 Cabudare,
 el
 Sistema
Tuy
I
que
toma
aguas
del
río
Tuy,
altamente
contaminadas
y
las
bombea
 al
embalse
de
La
Mariposa
y

de
los
ríos
Caroní
y
Cuyuní
en
el
estado
Bolívar,
a
 objeto
de
tomar
las
medidas

apropiadas
para
disminuir
la
exposición
a
químicos
 peligrosos.
 6. Realizar
estudios
sobre
la
La
perturbación
por
metales
pesados
(Cu,
Mn,
Fe,
 Zn,
 Cd,
 Ni,
 Pb
 y
 Cr)
 
 en
 las
 mencionadas
 localidades
 y
 en
 los
 litorales
 continentales
de
Venezuela.
 7. Cumplir
las
recomendaciones
sugeridas
por
el
Consejo
de
la
Escuela
de
Biología
de
 la
 Facultad
 de
 Ciencias
 de
 la
 UCV
 con
 respecto
 a
 los
 bombillos
 fluorescentes:
 educar
 a
 la
 población
 sobre
 los
 mecanismos
 de
 descarte
 de
 estos
 bombillos,
 implementar
 mecanismos
 
 eficaces
 de
 recolección
 de
 unidades
 rotas
 o
 vencidas,

 habilitar
 los
 sitios
 idóneos
 para
 la
 disposición
 temporal
 de
 estos
 desechos
 peligrosos,
y
planificar
la
ubicación
y
mecanismos
para
la
disposición
final
de
estos
 productos


 15


8. Aplicar
 las
 recomendaciones
 de
 la ingeniera química Jacquelín Rodríguez con respecto a la contaminación del lago de Valencia: cesar
 el
 drenaje
 que
 se
 mantiene
 en
 el
 Lago
 de
 Valencia
 desde
 hace
 27
 meses,
 para
 que
 deje
 de
 transportar
 su
 contaminación
 al
 embalse
 Pao‐Cachinche;
 fomentar
 cultura
 en
 el
 uso
 racional
 del
 agua
 a
 nivel
 industrial
 y
 doméstico,
 establecer
 un
 programa
 de
 biomarcadores,
 procurar
 que
 las
 plantas
 de
 tratamiento
 industriales
 sean
 más
 ecológicas,
 recomendar
 el
 uso
 racional
 de
 productos
 químicos
 y
 propender
 al
 empleo
 de
 los
 biodegradables,
 sobre
 todo
 en
 ambientes
 agrícolas.
 También
 hacerles
mantenimiento
frecuente
a
las
dos
plantas
residuales
de
la
Gran
Valencia,
 diseñadas
como
residenciales‐domésticas
y
empleadas
ahora
como
residenciales‐ industriales.
Así
como
diseñar
un
programa
de
protección
integral
de
la
cuenca
del
 embalse
Pao‐Cachinche
que
disminuya
el
proceso
de
eutrofización.

 9. Convocar
 al
 personal
 experto
 de
 nuestras
 universidades
 e
 instituciones
 no
 gubernamentales
para
trabajar
en
conjunto
en
este
problema.

 10. Sensibilizar
 a
 la
 población
 general
 y
 a
 la
 población
 médica
 sobre
 los
 síntomas
 y
 signos
sugestivos
de
intoxicación
por
agentes
químicos.
 11. Facilitar
 la
 realización
 de
 exámenes
 de
 laboratorio
 para
 la
 detección
 de
 agentes
 químicos

en
sangre,
orina
y
o
tejidos
de
pacientes
con
síntomas
sospechosos
de
 presentar
intoxicación
con
estos
agentes.
 12. Cumplir
 los
 tratados
 internacionales
 como
 el
 tratado
 de
 Estocolmo
 sobre
 los
 contaminantes
orgánicos
persistentes.
 La
 Red
 de
 Sociedades
 Científicas
 Médicas
 Venezolanas
 ofrece
 una
 vez
 más
 su
 disposición
 para
 trabajar
 en
 equipo
 y
 ayudar
 a
 resolver
 los
 graves
 problemas
 sanitarios
que
aquejan
al
país.
 



X.
Referencias

1. OMS/UNICEF.

"Progresos
en
materia
de
saneamiento
y
agua
potable
–
Informe
de
 actualización
2010"

www.who.org

 2. UNICEF.
Diarrea:
¿por
qué
sigue
matando
a
los
niños
y
qué
se
puede
hacer?.
 Octubre
2009.
 3. Rodríguez
M.
Agua
potable
"negra"
se
debe
a
fallas
en
5
plantas
procesadoras.
El
 Universal.
30‐5‐2010
 4. Castillo
LE.

Alarma
en
Valencia:
"Esta
agua
huele
a
veneno
"Desde
hace
meses
los
 habitantes
se
quejan
de
la
calidad
del
agua
potable
que
llega
a
sus
hogares:
unos
 días
huele
a
cloaca
y
otros
a
cloro.
El
Nacional,
30
de
mayo
2010
 


 16


5. OPS.
Procesos
de
tratamiento
del
agua.
Disponible
en:





















 http://www.cepis.ops‐oms.org/bvsacd/scan/002320/002320‐01c.pdf
 
 6. 
¿Qué
es
la
turbidez?
http://www.lenntech.es/turbidez.htm#ixzz0peXqv0uB
 
 7. Normas
Sanitarias

relacionadas
con
la

calidad
del
agua
potable.
Gaceta
Oficial
del
 Ministerio
de
Sanidad.
13
de
Febrero
de
1998
 8. OMS.
Guías
para
la
calidad
del
agua
potable,
tercera
edición
,
2006.
Disponible
en:
 http://www.who.int/water_sanitation_health/dwq/gdwq3rev/es/index.html
 
 9. Villanueva
CM,
Kogevinas
M,
Grimalt
JD.
Cloración
de
agua
potable
en
España
y
 cáncer
de
vejiga.
Gac
Sanit
2001;15:
48‐53.

 10. Manassaram,
D.M,
Backer
LC,
and
Mol
DM.
A
Review
of
Nitrates
in
Drinking
Water:
 Maternal
Exposure
and
Adverse
Reproductive
and
Developmental
Outcomes.
 Environ
Health
Perspect.
2006
March;
114(3):
320–327.
 
 11. Polo
M
y
Guevara
E.
Contaminación
de
acuíferos
por
efecto
de
los
lixiviados
en
el
 área
adyacente
al
vertedero
de
desechos
sólidos
La
Guásima,
municipio
Libertador,
 Estado
Carabobo.
Universidad
de
Carabobo.
Ingeniería
UC.
Diciembre
,2001,
Vol.
8,
 número
002.
 
 12. Páez
Pumar
E.
Calidad
del
Agua
Potable
en
algunas
ciudades
en
Venezuela.
 Informe
Preliminar
(AIPOP)
Asociación
Integral
de
Políticas
Públicas
AC,
mayo
de
 2010.
(en
construcción)
http://www.aipop.com.ve/propuestas.htm

 13. Comunicado
del
Consejo
de

Escuela
de
la
Facultad
de

Biología.
Facultad
de
 Ciencias

de
la
Universidad
Central
de
Venezuela
respecto
al
uso
masivo
de
 bombillos
fluorescentes.
Consejo
de
Escuela
de
la
Facultad

de
Biología
de
la
UCV
.
 17
de
Marzo
de
2010.
 
 14. Gómez
A.
Temen
que
embalse
La
Mariposa
se
contamine
totalmente.
El
Universal,
 26
de
Marzo
2010.
 
 15. Veiga

M
M.
,
Bermúdez
D
,
Pacheco‐Ferreira
H
,
Martins
Pedroso,
Luiz
R,
Gunson,
 A
J.
2
Berrios
G,
Vos

L
,
Huidobro

P,
Roeser
M.

Mercury
Pollution
from
Artisanal
 Gold
Mining
in
Block
B,
El
Callao,
Bolívar
State,
Venezuela.

Dynamics
of
Mercury
 Pollution
on
Regional
and
Global
Scales:
Atmospheric
Processes,
Human,
Exposure
 Around
the
World,
p.
421‐450.

July
2005.
 

17



 


16. Silva
M

y
col.
Determinación
de
factores
epidemiológicos
y
clínicos
en
personas
 expuestas
al
mercurio
en
dos
poblaciones
del
bajo
Caroní.
Estado
Bolívar.
 Venezuela.(2000‐2001).
Geominas

Vol
32
N
34.
Junio
2004
 
 17. 
Herrero
NJ,
Montes
ME,
Penna
S
,
Suarez
CE, .Rivas
CM,
Herrero
ZR,
Faría
I.
 Diagnóstico
de
contaminación
mercurial
en
la
comunidad
de
Santa
María
del
 Vapor.
Municipio
Sifontes.
Estado
Bolívar.Vol
32,N
º35.
Diciembre
2004.
 
 18. Kurland
LT,
Faro
SN,
Siedler
H.
Minamata
Disease.
The
Outbreak
of
a
Neurologic
 Disorder
in
Minamata,
Japan,
and
Its
Relationship
to
the
Ingestion
of
Seafood
 Contaminated
by
Mercury
Compounds.
World
Neurol
1960;
1:
370‐395
 
 19. Ecologistas
en
acción.
El
Gobierno
japonés
parte
responsable
de
la
“Enfermedad
de
 Minamata”
16
de
octubre
de
2004.
Disponible
en:
 http://www.ecologistasenaccion.org/spip.php?article885
 20. "IX
Cumbre
Ecológica
Industrial
Pro‐Saneamiento
Integral
de
las
Cuencas
del
Lago
 de
Valencia
y
el
Río
Pao",
Valencia,
25
de
Junio
de
2000.
Cuarta
Etapa
‐
Año
VII.
Nº
 303.



www.tiempo.uc.edu.ve
 
 21. Sarmiento
A.

M.
Rojas,
Medina
E.

Olivet
C.
Casanova
J.
Investigación
de
 trihalometanos
en
agua
potable
del
Estado
Carabobo,
Venezuela.
Gac
Sanit
 2003;17(2):137‐43
 
 22. Pabón
D.
Investigadora
advierte
riesgo
de
enfermedades
por
presencia
de
 trihalometanos
en
el
agua
de
Valencia.
El
Carabobeño,
21/12/2009.



 23. 
Espinosa
C,
Nobrega
D,
Seijas
D,
Sarmiento
A,
Medina
E.
Niveles
de
plomo
en
 sangre
y
factores
ambientales
asociados,
en
una
población
infantil
venezolana
 Facultad
de
Ciencias
de
la
Salud.
Universidad
de
Carabobo.
21
de
Diciembre
de
 2009).‐
Gac
Méd
Caracas
2008;116(4):307‐314
 
 24. Ramos,
L.
Estudio
sobre
la
presencia
de
Endosulfan
en
aguas
de
abastecimiento
del
 Municipio
Morán,
Edo.
Lara.
En
proceso.
Tutora:
Rosaura
Isturiz,
citado
en:
María
 Eugenia
Gil
Beroes
.Informe
ciudadano
de
la
situación
de
los
contaminantes
 orgánicos
persistentes
en
Venezuela
.
Fundación
Aguaclara.
Julio
2006.
 
 25. Ministerio
de
Sanidad
y
Asistencia
Social.
Resuelto
SG
018‐98.
Normas
Sanitarias
 de
Calidad
del
Agua
Potable.

Gaceta
Oficial
Nº
36.395
del
13
de
Febrero
de
1998.

 


18


26. Gil
Beroes
ME.
Informe
ciudadano
de
la
situación
de
los
contaminantes
orgánicos
 persistentes
en
Venezuela.
Fundación
Aguaclara.
Julio
2006.
 27. 
Contaminación
de
las
aguas
.
Disponible
en:
 

http://es.wikipedia.org/wiki/Contaminaci%C3%B3n




 
 


28. Alarcón‐Herrera
MT,
Martín‐Domínquez
I,
Trejo‐Vázquez
R,
Rodríquez‐Dozal
S.Well
 water
fluoride,
dental
fluorosis,
bone
fractures
in
the
Guadiana
Valley
of
Mexico.
 Fluoride.
2001;34:139–149.

 29. Saava
A,
and
Karro
E.
Exposure
to
High
Fluoride
Drinking
Water
and
Risk
of
Dental
 Fluorosis
in
Estonia.
Int
J
Environ
Res
Public
Health.
2009
February;
6(2):
710–721.
 
 30. Montero
M,
Rojas‐Sanchez,
F,
Socorro
M.
et
al.
Experiencia
de
caries
y
fluorosis
 dental
en
escolares
que
consumen
agua
con
diferentes
concentraciones
de
 fluoruro
en
Maiquetía,
Estado
Vargas,
Venezuela.
Invest.
Clín,
mar.
2007,
vol.48,
 no.1,
p.5‐19.


 31. Ferrer
A.
Intoxicación
por
metales
.
Anales
Sis
San.
Navarra
V
26.
Supl
.Pamplona
 2003.

 32. Ascione
A.
I,
Intoxicación
por
plomo
en
pediatría.
Archivos
de
Pediatría;
72(2):
133‐ 138,
Uruguay,
2001
 33. Rodríguez

A,
Espinal
G.
Niveles
de
plomo
en
sangre
y
factores
de
riesgo
asociados
 en
niños
de
2
a
10
años
en
el
barrio
Villa
Francisca,
Santo
Domingo,
República
 Dominicana.
Ciencia
y
Sociedad
Volumen
XXXIII,
Número
4
.Octubre‐Diciembre
 2008.
 34. Valdivia
MM.
Intoxicación
por
plomo.
Rev.
Soc.
Per.
Med.
Inter.
18(1)
2005.
 35. Dorsch
MM,
Scragg
RK,
McMichael
AJ,
Baghurst
PA,
Dyer
KF.Congenital
 malformations
and
maternal
drinking
water
supply
in
rural
South
Australia:
a
case‐ control
study.
Am
J
Epidemiol.
1984
Apr;119(4):473‐86.
 





 
 
 


 
 19