You are on page 1of 49

FACULTAD DE MEDICINA HUMANA

DEPARTAMENTO ACADEMICO DE CIENCIAS BÁSICAS

ASIGNATURA DE INMUNOLOGÍA BASICA

DOCUMENTOS UNIDAD I BASES DE LA INMUNIDAD INNATA Y ADAPTATIVA

2007

GUIA PARA LA PRESENTACION DE ACTIVIDADES DE APRENDIZAJE

2

ASIGNATURA DE INMUNOLOGÍA BÁSICA - 2007 GUIA PARA LA PRESENTACION DE ACTIVIDADES DE APRENDIZAJE
1. Las Actividades de Aprendizaje de la Asignatura de Inmunología Básica serán desarrolladas en forma grupal durante las sesiones teóricas en forma oral y escrita. 2. Cada grupo tiene plena libertad para reunirse y organizarse de la manera más adecuada. 3. Cada grupo debe designar un coordinador de grupo, quién es responsable de pasar asistencia durante las reuniones y determinar el cumplimiento de los criterios de evaluación de todos los integrantes señalados en la Ficha de Coevaluación. 4. Durante las sesiones teóricas, el alumno coordinador pasará la asistencia al grupo (solo a los integrantes presentes al inicio de cada sesión), la cual debe contener todos los datos que se solicitan. Solo así, la Ficha de Coevaluación y la asistencia serán aceptadas por el profesor responsable de la sesión. Dicha Ficha de Coevaluación deberá ser entregada sin borrones, manchas o enmendaduras. 5. La presentación del trabajo grupal constará de dos (2) partes: Una presentación escrita y una presentación oral. 6. La presentación escrita tendrá las siguientes características: a. Será escrita en el Formato Único para Presentaciones (FUP) proporcionado por la Facultad de Medicina Humana. Para esto los alumnos deben imprimir o fotocopiar la ficha original. No se aceptarán copias improvisadas o inventadas por los alumnos. b. Cada una de las actividades propuestas serán desarrolladas en una cara del Formato FUP. c. La redacción del informe escrito se realizará en formato de Microsoft Word, tipo de letra Arial tamaño 10. d. Se respetarán los márgenes del Formato FUP. e. En cada actividad se deberá señalar las fuentes bibliográficas utilizadas por el grupo para el desarrollo del trabajo. 7. La presentación oral tendrá las siguientes características: a. Será desarrollada en Power Point. b. El tipo y tamaño de letra es opcional, siempre y cuando no sean menores al tamaño proporcional de su semejante Arial nº 20. c. La creatividad y el uso de cuadros, tablas, figuras, esquemas, mapas conceptuales u otros, es opcional siempre y cuando estén referidos al tema planteado en la actividad. d. El desarrollo de cada una de las actividades deberá ser diseñada para 5 - 7 minutos cada una. 8. En cada sesión, la presentación del trabajo grupal (escrito y oral) será aleatoria o de acuerdo al criterio del profesor responsable de la sesión. 9. Todos los integrantes deben estar presentes y preparados para la presentación oral, puesto que la selección del alumno responsable de la presentación será aleatoria. Los alumnos deberán portar un documento de identidad (carnet universitario o DNI) para la presentación. 10. La presentación del trabajo grupal para cada sesión es obligatoria y en esa única fecha. 11. Los criterios de evaluación durante la presentación del trabajo grupal serán registrados en la Ficha de Evaluación Grupal por el profesor responsable de la sesión.

3

SESIÓN No.

FECHA

/

/ 2007

GRUPO No.

ASIGNATURA DE INMUNOLOGÍA BÁSICA FICHA DE COEVALUACIÓN Puntuación: Cada símbolo (√) significa que el integrante cumple con el criterio. √ Cada símbolo (X) significa que el integrante no cumple con el criterio.
CRITERIOS DE EVALUACIÓN Asiste puntualmente a la reuniones de grupo Permanece durante todo el desarrollo del trabajo Muestra interés y esta atento al tema que se desarrolla Acepta, tolera y respeta las normas y opiniones del grupo Participa, coopera y cumple con las tareas del grupo Toma notas o apuntes del tema desarrollado durante las reuniones Grafica, dibuja, confecciona tablas y esquemas en su trabajo Planifica y diseña la ejecución, desarrollo y entrega final del trabajo Encuentra información importante para la realización del trabajo Estructura y comunica sus ideas de manera clara y objetiva 01 02 03 INTEGRANTES DEL GRUPO 04 05 06 07 08 09 10 11 12

COMPETENCIAS PROCEDIMENTALES

COMPETENCIAS ACTITUDINALES

BALANCE ACADÉMICO DE LA SESIÓN (Llenado por el profesor)

Alumno coordinador

Profesor responsable

4

SESIÓN No.

FECHA

/

/ 2007

GRUPO No.

CONTROL DE ASISTENCIA: P = Presente en la sesión; A = ausente en la sesión. ALUMNO 01. 02. 03. 04. 05. 06. 07. 08. 09. 10. 11. 12. CÓDIGO FIRMA CONTROL DE ASISTENCIA

OBSERVACIONES

FECHA:

5

ASIGNATURA DE INMUNOLOGÍA BÁSICA
F U P – SESIÓN TEORICA GRUPO: SESIÓN: FECHA: / / 2007

UNIVERSIDAD DE SAN MARTIN DE PORRES FACLTAD DE MEDICINA HUMANA

6

ASIGNATURA DE INMUNOLOGÍA BÁSICA
F U P - SESIÓN TEORICA GRUPO: SESIÓN: FECHA: / / 2007

UNIVERSIDAD DE SAN MARTIN DE PORRES FACLTAD DE MEDICINA HUMANA

7

DOCUMENTOS UNIDAD I

8

Facultad de Medicina de la Universidad de San Martín de Porres.

ASIGNATURA DE INMUNOLOGÍA BÁSICA 2007 Documento Nº 1

Unidad I: Bases de la inmunidad innata y adaptativa. Sesión teórica: Visión General del sistema inmune. Introducción a la Inmunología. Conceptos básicos. Barreras naturales. Origen, organización y funciones de los principales componentes del sistema inmune. Redacción: Dr. Jorge H. Velásquez Pomar Profesor responsable de la sesión: Dr. Jorge H. Velásquez Pomar. Objetivo de la Sesión: Establecer la organización general del sistema inmunitario, identificando sus principales componentes celulares y moleculares. I. Introducción.

1. Definición de sistema inmune: 1.1 Los seres vivos defienden constantemente su integridad biológica frente a agresiones, procedentes del exterior así como del propio organismo. De no ser así, morirían como consecuencia de infecciones por bacterias, virus, hongos, parásitos así como por el desarrollo de tumores. 1.2 Para que estos fenómenos de defensa se lleven a cabo, los organismos disponen de un conjunto de células y moléculas, conocido como sistema inmune el que además de proteger contra las infecciones, evita el desarrollo de de células tumorales y participa en la eliminación de moléculas nocivas originadas por el envejecimiento, trauma o procesos metabólicos. La acción colectiva y coordinada del sistema inmune es conocida como respuesta inmunitaria.

1.3 El sistema inmune es esencial para la existencia pues permite a los seres vivos preservar
su identidad e integridad. Sin embargo, existen algunas circunstancias en que la respuesta inmune es en sí misma causa de daño tisular y enfermedad

2. Clases de inmunidad: 2.1 El ser humano ha evolucionado de tal manera que posee barreras naturales o físicas, como la piel y las mucosas intactas, que impiden el ingreso de los microorganismos al interior del organismo. 2.2 Si esta primera línea de defensa es sobrepasada los patógenos se ponen en contacto con ciertas células y moléculas del sistema inmune que mantienen una vigilancia continua para la detección y destrucción de moléculas extrañas y que conforman la llamada inmunidad innata o natural. 2.3 Si la inmunidad innata a su vez se muestra incapaz de controlar la agresión, enseguida se inician una serie de procesos que conducen a la producción de anticuerpos (inmunidad humoral), y de células con capacidad de destrucción selectiva del agente patógeno (inmunidad celular). Estos procesos son conocidos como inmunidad adquirida o adaptativa. 2.4 El sistema inmune se comporta como una red interconectada de los diferentes componentes, tanto de la inmunidad innata como de la adquirida.

9

2.5 El objetivo de esta primera sesión es proporcionar a los estudiantes una perspectiva general de los componentes y del funcionamiento tanto de la inmunidad natural como de la inmunidad adquirida. II. Las barreras naturales o físicas.

3. Piel y mucosas: 3.1 La piel intacta es una barrera impermeable para la casi totalidad de los microorganismos. 3.2 Muchas bacterias son incapaces de sobrevivir en la piel debido al efecto inhibitorio del ácido láctico y los ácidos grasos presentes en el sudor y las secreciones sebáceas y a su pH ácido. Una efracción, aún mínima, constituye la puerta de los microorganismos. 3.3 Las mucosas que recubren las superficies internas de nuestro organismo secretan mucus, que actúa como una barrera protectora, inhibiendo la adherencia de los microorganismos a las células epiteliales. Estos microorganismos y otras partículas extrañas son posteriormente expulsados por acción de la actividad mecánica de los cilios. 3.4 También a nivel de las mucosas, numerosos fluidos corporales actúan inhibiendo la multiplicación de agentes patógenos (lisozima en la saliva y lagrimas, ácido clorhídrico en el jugo gástrico, espermina y zinc en el semen, lactoperoxidasa en la leche etc). III. La inmunidad innata o natural.

4. La característica esencial del sistema inmunitario es la existencia de un componente innato de defensa que existe con anterioridad a cualquier exposición a un agente patógeno y un componente adaptativo que requiere más tiempo en ser movilizado pero que es específico y posee memoria. Ambos componentes no son independientes sino que actúan funcionalmente integrados. 5. La inmunidad innata o natural existe bajo alguna forma en la mayoría de organismos. 6. Los principios fundamentales bajo los que opera la inmunidad innata son: 6.1 Actúa solo frente a microorganismos. 6.2 Es rápido, a diferencia del sistema adaptativo que puede tardar días en ser movilizado, la inmunidad natural se pone en marcha inmediatamente. 6.3 Reconoce estructuras comunes presentes en grupos relacionados de microorganismos no utiliza moléculas de reconocimiento patógeno-específicas. 6.4 Utiliza células fagocíticas (principalmente neutrófilos y macrófagos) y células citolíticas naturales (células NK). 6.5 Además utiliza ciertas moléculas, como proteínas de la sangre (sistema del complemento y otros mediadores de la inflamación) y proteínas reguladoras (citoquinas). 7 Muchos de sus componentes pueden afectar las células del sistema inmune adaptativo. De hecho ambos sistemas están interconectados y superpuestos. El sistema adaptativo solo se pone en marcha cuando la inmunidad innata no logra controlar al patógeno o cuando éste último logra evitar la interacción con el sistema natural.

10

IV.

La inmunidad adquirida o adaptativa.

7. Mientras que la inmunidad innata se encuentra muy difundida en la naturaleza, la inmunidad adquirida o adaptativa es observada solo a nivel de los vertebrados. 8. En contraste con la inmunidad innata la inmunidad adquirida es capaz de reconocer y distinguir específicamente entre diferentes sustancias microbianas y no microbianas aún aquellas muy relacionadas entre sí. 9. La inmunidad adquirida es estimulada por la exposición previa a los agentes patógenos pues “guarda en memoria” dicha(s) exposición(es)” y aumenta su capacidad defensiva con las mismas. 10. Para este fin la inmunidad adquirida cuenta con un sistema de moléculas de reconocimiento (receptores) que interactúa con las sustancias extrañas al organismo (antígenos). Los genomas de los vertebrados contienen genes que codifican un gran número de receptores. 11. La capacidad defensiva de los vertebrados se encuentra incrementada por la duplicación de genes que codifican proteínas que pueden funcionar como receptores. Esto ha llevado a la formación de familias de genes codificadoras de receptores (anticuerpos, receptores de los linfocitos T, proteínas del complejo mayor de histocompatibilidad). 12. Adicionalmente a la duplicación de genes, la diversidad de la respuesta inmune adaptativa esta asegurada por la existencia de mutaciones somáticas en células no germinales que afectan solo su fenotipo pero no se transmiten a la descendencia. Estas mutaciones somáticas modifican los genes que codifican ciertos receptores, mejorando su eficacia. 13. La respuesta inmune adaptativa esta mediada por moléculas producidas por los llamados “linfocitos B”, y que se conocen como “anticuerpos” y por células que reciben el nombre de “linfocitos T”. Los anticuerpos y los linfocitos T constituyen la inmunidad humoral y la inmunidad celular respectivamente. 14. La inmunidad adquirida o adaptativa, tanto humoral como celular presenta las siguientes características: 14.1 Es específica para los diferentes antígenos y para las diferentes partes de cada antígeno (determinantes antigénicos o epítopos). 14.2 Es especializada respondiendo de forma diferenciada frente a cada patógeno. 14.3 Posee memoria gracias a la generación y expansión de clones de linfocitos B y T específicos para cada antígeno (células de memoria). 14.4 Es autolimitada disminuyendo la respuesta con el tiempo después del estímulo y tras la eliminación del antígeno desencadenante (homeostasis). 14.5 Reconoce lo “propio” de lo “no-propio” no reaccionando frente a los antígenos del individuo (autotolerancia).

V.

Componentes del sistema inmunitario.

15. Como hemos visto anteriormente los principales elementos constitutivos del sistema inmune son celulares y humorales pudiéndose estos además subdividirse en específicos y no específicos según sus funciones:

11

15.1 Principales elementos constitutivos del sistema inmune
Inmunidad Celular No específica Polimorfonucleares Fagocitos mononucleares Células NK (Natural Killer) Células dendríticas Defensinas, mediadores solubles de la inmunidad innata. Sistema del complemento Específica

Linfocitos B Linfocitos T Mediadores solubles inmunidad adaptativa Inmunoglobulinas de la

Humoral

16. Las células que participan en la inmunidad innata o natural son: Las células fagocíticas (neutrófilos, macrófagos) y las células NK (natural killer). 17. Las células que participan en la inmunidad adquirida o adaptativa son: los linfocitos, las células presentadoras de antígenos y las células efectoras. Las células presentadoras de antígenos son aquellas células especializadas en captar los antígenos (microbianos y no microbianos) y presentarlos a los linfocitos T al mismo tiempo que emiten señales para la activación y proliferación de estos. La activación de los linfocitos por los antígenos desencadena una serie de mecanismos con la finalidad de eliminar estos antígenos. Para ello cuenta con la acción de un grupo de células llamadas células efectoras. entre las que tenemos: los linfocitos T activados, los fagocitos mononucleares y otros leucocitos. 18. Los polimorfonucleares: 18.1 Neutrófilos: 18.1.1 Producidos por la médula ósea y de vida corta constituyen la población más abundante de leucocitos circulantes. 18.1.2 Poseen una gran capacidad de movimiento tanto de “patrullaje” sin dirección cierta, como dirigido hacia las zonas de infección atraídos por sustancias llamadas “quimiotácticas”. 18.1.3 Son capaces de fagocitar los microorganismos invasores gracias a sus receptores de membrana para el complemento y el fragmento Fc de las inmunoglobulinas. 18.1.4 Su equipamiento enzimático (mieloperoxidasa, proteasas, defensinas, agua oxigenada, derivados clorados y del óxido nítrico) les permiten la lisis intracelular del microorganismo fagocitado. 18.1.5 El contenido de sus gránulos puede ser vertido y actuar en el medio extracelular. 18.1.6 Su rol es capital en la defensa contra las bacterias, lo que explica la gravedad de las infecciones bacterianas en los pacientes neutropénicos. 18.1.7 Además de su función fagocítica, los neutrófilos desempeñan un importante papel en los procesos inflamatorios. 18.2 Eosinófilos: 18.2.1 Los polimorfonucleares eosinófilos provienen de la médula ósea y tras su maduración circulan en la sangre aunque su localización es esencialmente tisular, principalmente en las mucosas de los aparatos digestivo, respiratorio y urinario.

12

18.2.2 Responden a diferentes factores quimiotácticos siendo atraídos hacia los focos de inflamación y de reacción alérgica. 18.2.3 Poseen gránulos cuyo contenido es extremadamente básico (pH cercano a 10). Estos gránulos contienen hidrolasas y proteínas específicas que son muy tóxicas para los helmintos, las bacterias y en algunos casos también para el tejido normal. 18.2.4 Los eosinófilos se unen a los microorganismos revestidos por anticuerpos IgE o IgA y liberan el contenido de sus gránulos sobre ellos. 18.2.5 Estos polimorfonucleares están destinados a la lucha antiparasitaria y a la regulación de los procesos de inflamación. 18.2.6 Conjuntamente con los basófilos y mastocitos son las células efectoras de las reacciones de hipersensibilidad inmediata y de la enfermedad alérgica. 18.3 Basófilos y mastocitos: 18.3.1 Proceden de la médula ósea y se encuentran localizados en sangre periférica (Basófilos) y en los tejidos (mastocitos). 18.3.2 Los mastocitos maduros se distribuyen por todo el organismo, aunque predominan en las proximidades de los vasos sanguíneos, los nervios y bajo los epitelios, así como en los órganos linfáticos. 18.3.3 Poseen gránulos de contenido marcadamente ácido (pH cercano a 1) y en ellos se encuentra: Proteasa, histamina, heparina, sulfato de condroitina. 18.3.4 Estas células los elementos centrales de los procesos inflamatorios, incluyendo los alérgicos. También participan en los procesos de cicatrización, reparación de los tejidos y en la eliminación de microorganismos.

19. Los fagocitos mononucleares: 19.1 Células cuya función más importante es la fagocitosis aunque también participan en el procesamiento y presentación de los antígenos, regulación homeostática y función citotóxica. 19.2 Los fagocitos mononucleares se originan en la médula ósea, circulan en la sangre madurando y activándose en los tejidos. 19.3 Los monocitos, salidos de la médula ósea no son células totalmente diferenciadas. Migran rápidamente de la sangre hacia los diferentes tejidos en donde maduran y se convierten en macrófagos, adquiriendo una morfología diferente según los tejidos: células de Kupffer a nivel hepático, células microgliales en el cerebro, macrófagos alveolares en pulmón, osteoclastos en el hueso etc. 19.4 Poseen numerosos receptores que facilitan su función e interacción con otras células.

19.5 Su activación lleva a una importante producción de intermediarios reactivos de oxígeno, óxido nítrico y enzimas lisosómicas lo que permite la lisis de los microorganismos fagocitados. 19.6 Después de la lisis de los microorganismos fagocitados, los macrófagos son capaces de reconstituir su arsenal enzimático con la finalidad de reiniciar el proceso de fagocitosis. 19.7 Conservan su capacidad de multiplicarse en los tejidos y pueden formar, por fusión o por segmentación parcial de sus núcleos, las llamadas “células epitelioides” y “células gigantes multinucleadas” características de algunos procesos inflamatorios crónicos.

13

19.8 Aunque los macrófagos pueden responder directamente a los microorganismos en las reacciones inmunitarias innatas, su capacidad aumenta gracias a la participación de los linfocitos T de la inmunidad adaptativa. Son pues importantes células efectoras de ambos tipos de inmunidad. 19.9 Los macrófagos son además células presentadoras de antígenos, que en asociación con el complejo mayor de histocompatibilidad (MHC) HLA de clase I y II permiten la activación de los linfocitos T.

20. Células dendríticas mielocíticas: 20.1 Son las células presentadoras de antígeno más importantes. La mayoría de estas células deriva de la línea monocítica recibiendo el nombre de células dendríticas mielocíticas. 20.2 Desempeñan una función importante en la captación del antígeno y en la inducción de las respuestas de los linfocitos T a antígenos proteicos. 20.3 Se localizan en la mayor parte de órganos por debajo de los epitelios (ejemplo: células de Langerhans de la piel) en donde captan los antígenos extraños transportándolos a los órganos linfáticos periféricos. 20.4 Tienen la capacidad de presentar el antígeno a los linfocitos jugando un rol mayor en el inicio de la repuesta celular. 20.5 Además producen interferón alfa, siendo muy importantes en la respuesta antiviral.

21 Células dendríticas foliculares: 21.1 Son células presentes en los centros germinales de los folículos linfocíticos de los ganglios linfáticos, el bazo y los tejidos linfáticos de las mucosas. 21.2 La mayoría de estas células no parecen derivar de precursores de la médula ósea sino de las células del estroma o de los fibroblastos de las áreas B de los órganos linfoides secundarios. 21.3 Son capaces de captar antígenos por medio de complejos antígeno-anticuerpo o productos del complemento y presentarlos a los linfocitos B, manteniendo de esta manera un estímulo antigénico prolongado de estos linfocitos en las zonas foliculares. 22 Los linfocitos: 22.1 Estas células reconocen y responden de manera específica a los antígenos extraños al organismo, por lo que son considerados como mediadores de la inmunidad humoral y celular. Según la forma en que reconocen los antígenos y de acuerdo a sus funciones, los linfocitos pueden ser divididos en subpoblaciones T y B. 22.1.1 Los linfocitos T: 22.1.1.1 Son las células responsables de la inmunidad celular.

22.1.1.2 Su origen es la médula ósea y se diferencian en el timo donde son eliminados los clones capaces de actuar sobre los antígenos propios del organismo. 22.1.1.3 Las células T reconocen los antígenos presentados en asociación con las moléculas del complejo HLA por una célula presentadora de antígeno (célula dendrítica, macrófago o linfocito B).

14

22.1.1.4 Para este reconocimiento las células T poseen un receptor denominado TCR (T cell receptor). 22.1.1.5 Los linfocitos T se dividen en poblaciones funcionalmente diferentes, entre ellas las mejor caracterizadas son: 22.1.1.6 Los, llamados cooperadores o “helper” son activados cuando el antígeno de origen exógeno esta asociado a las moléculas HLA de clase II. Estos linfocitos sintetizan citocinas, proteínas cuya función es estimular la proliferación y diferenciación de los linfocitos B, macrófagos y leucocitos. 22.1.1.7 Los citotóxicos o citolíticos son activados cuando el antígeno esta asociado a las moléculas HLA de clase I. Estos linfocitos destruyen los microorganismos y las células infectadas así como las células tumorales. 22.1.1.8 La mayor parte de los linfocitos T cooperadores expresan una proteína de superficie denominada CD4 mientras que la mayoría de los citotóxicos expresan una proteína denominada CD8 por lo que los nombres de ambas proteínas se utilizan como sinónimos (linfocitos cooperadores = linfocitos T CD4 + ; linfocitos citotóxicos = linfocitos T CD8 +).

22.1.2 Los linfocitos B: 22.1.2.1 22.1.2.2 Células responsables de la producción de anticuerpos (inmunidad humoral). Se originan y diferencian en la médula ósea.

22.1.2.3 Una inmunoglobulina de superficie específica del linfocito B permite el reconocimiento de los antígenos y constituye el receptor llamado BCR. 22.1.2.4 Después de la activación, los linfocitos B pierden esta inmunoglobulina de superficie y se diferencian en células plasmáticas o plasmocitos secretores de inmunoglobulinas. 22.1.2.5 Los linfocitos B son capaces de modificar sus BCR aumentando su afinidad por los antígenos y cambiando la clase de inmunoglobulina secretada (fenómeno de switch). 22.1.3 Los linfocitos T y B de memoria: Parte de los linfocitos B y T estimulados por antígenos se diferencia en células de memoria lo que les permite una respuesta más rápida y más específica en caso de una reexposición al antígeno. Estas células de memoria pueden sobrevivir en reposo funcional durante muchos años después de haberse eliminado el antígeno.

23 Las células NK (natural killer): 23.1 Originados en la médula ósea, las células NK son linfocitos que poseen receptores que les permiten el reconocimiento de células anormales. 23.2 Su función principal es la inmunidad innata frente a las infecciones producidas por virus y otros microorganismos intracelulares. 23.3 Destruye las células infectadas gracias a la acción de una proteína denominada “perforina” y enzimas “granzimas” que inducen la apoptosis celular.

15

23.4 Desempeñan un rol central en la activación del sistema inmunitario frente a una agresión mediante la síntesis de citoquinas como el interferón gamma que activa los macrófagos para eliminar los microorganismos fagocitados. 23.5 Son capaces de destruir ciertas células tumorales, en especial las de origen hematopoyético. 24 Los principales elementos humorales de la inmunidad innata son ciertas proteínas de la sangre que forman parte del sistema del complemento y los péptidos denominados “defensinas” mientras que en el caso de la inmunidad adaptativa la inmunidad humoral esta mediada por moléculas denominadas anticuerpos. Las citocinas, mediadores solubles, juegan un rol importante en ambos tipos de inmunidad: 25 Las citocinas o citoquinas: 25.1 Son glicoproteínas solubles secretadas por las células de la inmunidad innata y adaptativa y que permiten la comunicación y cooperación de las células inmunitarias gracias a la presencia de receptores celulares específicos. 25.2 Las citocinas se sintetizan y secretan como respuesta a la presencia de microorganismos y otros antígenos, de modo que una citosina es producida por diferentes tipos de célula estimulando respuestas diferentes en los componentes del sistema inmune. 25.3 En la fase de activación de las respuesta inmunitaria adaptativa, las citocinas estimulan el crecimiento y diferenciación de los linfocitos, mientras que en las fases efectoras de la inmunidad innata y adaptativa activan a las diferentes células efectoras con el objetivo de eliminar los microorganismos y otros antígenos. 25.4 Las citocinas también estimulan el desarrollo de las células hematopoyéticas.

25.5 Su rol es complejo, dependiendo del estado de activación de la célula y del nivel de expresión de los receptores. Las características de las principales citoquinas que intervienen en la defensa contra las infecciones se muestran en cuadro de la página siguiente: 25.6 Principales citoquinas de defensa anti-infecciosa

Citoquinas

Célula productora Monocitos,macrófagos,Linfocitos Células epiteliales Células TH1 Células TH2 Células TH2 Monocitos, células endoteliales, células T Monocitos, macrófagos, linfocitos B Leucocitos Fibroblastos

Funciones principales Activación de células T Aumenta producción de Defensinas Activación pluricelular: Células T, B, macrófagos Producción de IgE Factor de crecimiento de eosinófilos Proliferación y secreción de células B Producción de anticuerpos Aumento de células TH1 productoras de IL-2 e interferón gamma. Defensa antiviral

IL-1 alfa y beta IL-2 IL-4 IL-5 IL-6 IL-12 Interferón alfa Interferón beta

16

Interferón gamma TNF-alfa TNF-beta G-CSF

Linfocitos T CD4, CD8, NK Macrófagos Células T Macrófagos, fibroblastos, células endoteliales Macrófagos, células endoteliales, células T Células T, macrófagos

Defensa antiviral.Activación de macrófagos Activación de gran número de células

Factor de crecimiento de la línea mieloide Factor de crecimiento de polinucleares y monocitos

GM-CSF

Acción activadora e inhibidora de células T, B y NK IL = Interleuquina o interleucina; TNF= Factor de necrosis tumoral; G-CSF = Factor estimulador de colonias de granulocitos; GM-CSF = Factor estimulador de colonias de granulocitos-macrófagos; TGF = Factor de transformación del crecimiento. TGF-beta 26 Las Defensinas: 26.1 Los epitelios producen péptidos con funciones antibióticas naturales. Los péptidos de este tipo mejor conocidos son las defensinas. 26.2 Se encuentran en la piel y en los gránulos de los neutrófilos.

26.3 Las defensinas actúan como antibióticos de amplio espectro que destruyen muchas bacterias y hongos. 26.4 La síntesis de defensinas aumenta en respuesta a citocinas inflamatorias, como la interleucina 1 (IL-1) y al factor de necrosis tumoral (TNF) que producen los macrófagos y otras células en respuesta a los microorganismos. 27 Sistema del complemento: 27.1 Constituido por una treintena de proteínas séricas y de superficie celular que interactúan entre ellas y con otras moléculas del sistema inmunitario de una forma sumamente regulada. 27.2 Estas proteínas están normalmente inactivas, activándose solo en determinadas circunstancias para generar productos que intervienen en varias funciones efectoras. 27.3 El complemento permite una defensa inmunitaria no específica, pero su activación puede ser desencadenada por inmunoglobulinas específicas. 27.4 Se distinguen tres vías de activación de este sistema:

27.4.1 La vía alternativa en la que intervienen las endotoxinas y los polisacáridos bacterianos. 27.4.2 La vía clásica, iniciada por los complejos antígeno-anticuerpo. 27.4.3 La vía de las lectinas que se activa con la fijación de una lectina plasmática fijadora de manosa sobre los residuos de manosa de los azúcares constituyentes de la pared bacteriana. 27.5 En los 3 casos, la activación en cascada conduce a la formación del complejo de ataque a la membrana, el que genera la formación de un poro en la membrana de las bacterias sensibles, produciendo su lisis osmótica.

17

27.6 Por otra parte, las sub-unidades C3a y C5a del complemento poseen un efecto quimiotáctico sobre los neutrófilos. 28 Las inmunoglobulinas o anticuerpos: 28.1 La inmunidad humoral esta mediada por inmunoglobulinas secretadas y cuya función fisiológica consiste en la defensa contra los microorganismos extracelulares y las toxinas microbianas. 28.2 Los anticuerpos son producidos por linfocitos B y las células plasmáticas en los órganos linfáticos y la médula ósea, pero realizan sus funciones efectoras en zonas alejadas a la de su síntesis. 28.3 Las inmunoglobulinas son proteínas constituidas por dos cadenas pesadas idénticas, que definen las diferentes clases y subclases de inmunoglobulinas, y de dos cadenas ligeras. 28.4 Cada proteina esta constituida de una parte variable que entra en la constitución del sitio de fijación al antígeno (Fab) y de una parte constante que constituye el sitio de fijación a las células inmunitarias (fragmento Fc de las cadenas pesadas). 28.5 Existen 5 tipos de cadena pesada las que corresponden a las 5 clases de inmunoglobulinas: G, A, M, D y E (mencionadas en orden decreciente de concentración en el suero humano). 28.6 Las principales propiedades de las 5 clases de inmunoglobulinas se presentan en el siguiente cuadro:

28.7. Principales características de las inmunoglobulinas IgG Concentración sérica Vida media (días) Vía clásica Vía alterna Rol en la defensa antiinfecciosa 8 a 16 mg/l IgA 1.5 a 4 mg/l IgM 0.5 a 2 mg/l IgD < 0.5 mg/l IgE < 3 µg/l

23

6

5

2.5

2.5

Fijación del complemento IgG1, IgG3 IgG4 Opsonización Pasaje placentario IgA1, IgA2 Inmunidad mucosa +

+ Inmunoglobulina de membrana

Respuesta primaria o reactivación

Actividad antiparasitaria

28.8

Las funciones de los anticuerpos son diversas:

28.8.1 Anticuerpos antitoxinas: Neutralizan las toxinas, en particular las exotoxinas. Su rol es primordial en la defensa contra enfermedades debidas a la acción de exotoxinas como el tétanos y la difteria. La determinación de la tasa de anticuerpos antitoxina en el suero permite saber si un sujeto esta o no protegido contra estas enfermedades. La inmunidad puede ser adquirida en forma pasiva por la administración de IgG específica, o activamente mediante la vacunación con una anatoxina.

18

28.8.2 Anticuerpos bactericidas: Poseen un efecto lítico sobre ciertas bacterias gramnegativas (Neisseria). Estos anticuerpos intervienen en la citotoxicidad a mediación celular dependiente de anticuerpos. En este caso los anticuerpos aseguran el reconocimiento específico de un antígeno sobre la membrana de la célula diana por su Fab y su unión a una célula citotóxica por intermedio de receptores Fc que inician la señal de lisis. 28.8.3 Anticuerpos opsonizantes: Estos anticuerpos se fijan por su fragmento Fab a los constituyentes de superficie bacterianos y por su fragmento Fc a los receptores específicos de los polimorfonucleares neutrófilos. De esta manera se forma un puente entre la bacteria y el fagocito lo que permite y facilita su fagocitosis. 28.8.4 Inhibición de la adherencia bacteriana: Las IgA son capaces de inhibir la adherencia bacteriana a las mucosas formando voluminosos complejos inmunes. 28.8.5 Neutralización e inactivación de ciertos virus en situación extracelular previniendo su diseminación (varicela, sarampión, rubéola). 28.9 En la respuesta inmunitaria existe siempre al inicio la producción de IgM luego de IgG a nivel sérico. La búsqueda de IgM permite precisar la fecha de una infección y detectar una primoinfección.

VI.

Fases de la respuesta inmunitaria.

29. Tanto la respuesta inmunitaria innata como la respuesta inmunitaria adaptativa pueden dividirse en distintas fases: a) Fase de reconocimiento del antígeno; b) Fase de activación celular y c) Fase efectora de eliminación del antígeno. 30. Inmunidad innata: 30.1 Los mecanismos de la inmunidad innata existen antes de la exposición a los microorganismos. Este sistema de defensa se pone en marcha cuando los microorganismos rompen las barreras epiteliales y penetran en los tejidos o la circulación. 30.2 El sistema inmunitario innato utiliza receptores de reconocimiento de patrones que tienen como objetivo reconocer estructuras compartidas por los microorganismos y que no están presentes en las células de los mamíferos. Estas estructuras compartidas a menudo son esenciales para la supervivencia de los microorganismos lo que limita su capacidad para evadir la detección. 30.3 Las principales células efectoras de la inmunidad innata son los neutrófilos, los fagocitos mononucleares y las células NK. 30.4 Los macrófagos y las células NK, secretan citocinas que activan a los fagocitos y estimulan la reacción celular de la respuesta innata, lo que se denomina inflamación. 30.5 La inflamación consiste en la atracción de leucocitos y en la extravasación de proteínas plasmáticas en la zona de infección, así como en la activación de estos leucocitos y proteínas para eliminar el agente infeccioso. La inflamación es también capaz de lesionar tejidos normales. 30.6 Los neutrófilos y los macrófagos son fagocitos que destruyen los microorganismos ingeridos mediante la síntesis de intermediarios reactivos del oxígeno, óxido nítrico y enzimas en los fagolisosomas. Los macrófagos también secretan citocinas que favorecen el remodelado tisular de las zonas de infección. 30.7 Los fagocitos reconocen y responden a los productos microbianos a través de diferentes tipos de receptores.

19

30.8 Los linfocitos NK nos defienden contra los microorganismos intracelulares al destruir las células infectadas y secretar interferón gamma, activador de los macrófagos. El reconocimiento por parte de las células NK de las células infectadas esta regulado por una combinación de receptores activadores e inhibidores que impiden que se destruyan las células normales del hospedero. 30.9 Cuando los microorganismos penetran en la circulación son combatidos por proteínas circulantes de la inmunidad innata como las del sistema del complemento. 30.10 El sistema del complemento se activa por la presencia de microorganismos, de modo que los productos de la activación favorecen la fagocitosis, la lisis del microorganismo y estimulan la inflamación. 30.11 Diversas citocinas de la inmunidad innata atraen y activan a los leucocitos, potencian la actividad microbicida de los fagocitos y estimulan la respuesta de los linfocitos. 30.12 Las moléculas producidas durante la respuesta inmunitaria innata estimulan e influyen en la naturaleza de la respuesta inmunitaria adaptativa. 31. Inmunidad adaptativa: 31.1 La respuesta inmunitaria adaptativa comienza con el reconocimiento de los antígenos extraños por parte de los linfocitos que son las únicas células capaces de reconocer antígenos de una manera específica. 31.2 El organismo posee numerosos clones de linfocitos. Todos los linfocitos de un clon particular expresan receptores de una determinada especificidad y por lo tanto son capaces de reconocer y responder a un antígeno específico, de manera que cuando llega un antígeno, éste selecciona y activa el clon específico preexistente (hipótesis de la selección clonal). 31.3 Las poblaciones B y T de linfocitos difieren en sus receptores de antígenos y funciones. Las células presentadoras de antígenos especializadas capturan los antígenos y los presentan para que sean reconocidos por los linfocitos. 31.4 La activación de los linfocitos requiere dos señales distintas: la primera consiste en un antígeno y la segunda en productos microbianos o componentes de la respuesta inmunitaria innata a estos microorganismos (hipótesis de las 2 señales). La primera señal asegura que la respuesta sea específica y la segunda que se active cuando son necesarias. 31.5 La respuesta de los linfocitos a estas dos señales consiste en la síntesis de nuevas proteínas, la proliferación celular y la diferenciación en células efectoras. 31.6 La fase efectora de la inmunidad adaptativa precisa la participación de diferentes mecanismos de defensa. Los linfocitos que han sido activados de forma específica por los antígenos realizan las funciones efectoras que conducen a la eliminación de los antígenos. 31.7 Los anticuerpos y los linfocitos T eliminan los microorganismos extracelulares e intracelulares respectivamente. Estos a su vez necesitan el concurso del sistema del complemento y los fagocitos, que también participan en la inmunidad innata. 31.8 La respuesta inmunitaria adaptativa amplifica los mecanismos de defensa de la inmunidad innata.

20

ACTIVIDADES DE APRENDIZAJE – SESIÓN 1
Las siguientes actividades de aprendizaje serán desarrolladas y presentadas en grupo durante la siguiente clase (sesión teórica del 17 y 18 de agosto) de acuerdo a las instrucciones descritas en la GUIA DE ACTIVIDADES DE APRENDIZAJE publicada por la Asignatura. ACTIVIDAD 1: Investigue y responda las siguientes interrogantes consultando diferentes fuentes de información biomédica. Luego prepare un informe escrito y una presentación oral en Power point. 1. Usando un esquema explique ¿Cuales son las funciones principales del sistema inmunitario? 2. Confeccione un cuadro señalando las diferencias entre inmunidad innata y adaptativa. 3. Confeccione un esquema señalando los principales componentes celulares y moleculares del sistema inmune innato y adaptativo. 4. Teniendo como fondo la fotografía de estos personajes, explique: a. ¿Porque Edward Jenner es considerado el padre de la inmunología? b. ¿Cual es el aporte de Luis Pasteur a la inmunología? 5. Usando esquemas o dibujos, explique ¿A qué se llama inmunidad pasiva? ¿Qué es la inmunidad activa? Mencione 1 ejemplo de cada una. ACTIVIDAD 2: Durante la clase se realizarán actividades de debate grupal de temas propuestos por el docente, los cuales deberán ser entregados en forma escrita en el tiempo indicado por el docente. A cada grupo se le entregará una ficha de Co-Evaluación que deberá ser entregada junto con el trabajo escrito.

21

Facultad de Medicina de la Universidad de San Martín de Porres.

ASIGNATURA DE INMUNOLOGÍA BÁSICA 2007 Documento Nº 2

Unidad I: Bases de la inmunidad innata y adaptativa. Sesión teórica: Inmunidad innata. Contenido: Introducción. Barreras naturales: Piel, mucosas, secreciones. Componentes celulares: Macrófagos, monocitos, células dendríticas, células NK, neutrófilos, eosinófilos, basofilos, mastocitos. Componentes moleculares: Citokinas, proteínas de la vía alternativa y vía de las lectinas del Sistema del complemento. Mecanismos de reconocimiento de patógenos: Patrones moleculares asociados a patógenos (PAMPs) y receptores Toll Like (TLRs). Redacción: Prof. Miguel Marzal M. Profesor responsable de la sesión: Prof. Miguel Marzal M. Objetivo de la Sesión: Identificar los componentes celulares y moleculares de la inmunidad innata, analizando esquemáticamente sus mecanismos de activación frente a microbios patógenos, con el propósito de valorar su rol como primera línea de defensa del cuerpo. I. Introducción

1. En general, la respuesta inmunitaria puede clasificarse en dos tipos: INNATA (conocida también como natural, nativa o no específica) y ADAPTATIVA. (conocida también como adquirida o específica). 2. La inmunidad innata es la primera línea de defensa del cuerpo contra infecciones causadas por microorganismos, y recibe este nombre gracias a que sus mecanismos de defensa siempre están presentes y listos para reconocer y eliminar a los microbios invasores o células que han sido dañadas por microbios. 3. En general, la inmunidad innata se caracteriza porque precede a la inmunidad adaptativa, no genera inmunidad protectora (es decir no genera memoria inmunológica como la inmunidad adaptativa) y no presentan mecanismos de reconocimiento ni efectores que sean específicos para el antígeno (como ocurre en la inmunidad adaptativa; además, estos mecanismos defensivos son semejantes en plantas, invertebrados y vertebrados). 4. Sin embargo, para algunos autores, el término “no específico” resulta poco apropiado para referirse a la inmunidad innata, puesto que sus componentes celulares son capaces de reconocer estructuras moleculares comunes (patrones) presentes en muchos tipos de patógenos. 5. La inmunidad innata es importante porque cumple las siguientes funciones: 5.1. Detecta rápidamente cualquier agente infeccioso, independientemente si este es un virus, bacteria, hongo o parásito. 5.2. Las células de la inmunidad innata pueden reconocer y categorizar rápidamente el tipo de agente infeccioso invasor, ya sea como agentes intracelulares o como agentes extracelulares. 5.3. Las defensas de la inmunidad innata pueden ayudar por si misma a la erradicación o al control temporal de infecciones. 5.4. La inmunidad innata es crucial para iniciar y activar en forma efectiva a la inmunidad adaptativa (segunda línea de defensa del cuerpo) para eliminar la infección y prevenir su recurrencia. 6. Para llevar a cabo sus funciones, esta formada por epitelios que forman barreras naturales contra los agentes infecciosos, células en la circulación y tejidos, y varias moléculas proteicas en el plasma.

22

II. Componentes de la Inmunidad Innata 1. Barreras naturales 1.1. Las barreras naturales están formadas por barreras físicas, químicas y celulares. 1.2. Las barreras físicas están formadas por la piel, el tracto gastrointestinal y el tracto respiratorio, las cuales cuentan con epitelios y sustancias químicas contra infecciones. 1.3. Los epitelios cuentan con células especializadas y producción de péptidos con poder bactericida. 1.4. Mayores detalles de este punto son revisados en el Documento Nº 1 proporcionado por la asignatura. 2. Principales componentes celulares 2.1. Células fagocíticas (Fagocitos) 2.1.1. La respuesta inmunitaria innata es ejecutada principalmente por las células fagocíticas (principalmente como los macrófagos y neutrófilos), primero a través del reconocimiento del patógeno y luego por el proceso de fagocitosis. 2.1.2. Los neutrófilos, pertenecen a un grupo de leucocitos (glóbulos blancos) conocidos como Polimorfonucleares (PMNs) debido a la forma de su núcleo, son abundantes en la sangre, y su número se incrementa rápida y principalmente frente a infecciones bacterianas y por hongos. 2.1.3. Los neutrófilos pueden fagocitar abundantes microbios en la sangre o cuando se extravasan (es decir cuando salen de los vasos sanguíneos o circulación) hacia los tejidos, muriendo a las pocas horas. 2.1.4. Los macrófagos son el estadio maduro de los monocitos sanguíneos, cuando estos salen de la circulación, y se localizan y especializan en diferentes tejidos, por eso también se les conoce como sistema fagocito mononuclear. 2.1.5. Los macrófagos a diferencia de los Neutrófilos, sobreviven en los tejidos por largos periodos. 2.1.6. Ambos tipos celulares derivan de una célula madre (“stem cell”) en la médula ósea. 2.1.7. Ambos tipos celulares pueden extravasarse porque al igual que el endotelio vascular (cara interna de los vasos) pueden expresar en sus superficies celulares moléculas de adhesión (adhesinas, selectinas) complementarias en procesos inflamatorios. 2.1.8. Los microbios presentan proteínas que inician señales de activación en varias células del cuerpo, las cuales a su vez liberan sustancias llamadas quimiocinas (o quimioatrayentes) para atraer a los fagocitos y ubicar a los microbios. 2.1.9. Los macrófagos liberan sustancias de comunicación celular (citocinas) que pueden activar a otras células defensivas. 2.1.10. Reconocimiento de patógenos 2.1.10.1. Los fagocitos no pueden reconocer un tipo específico de microbio invasor; pero si son capaces de reconocer esquemas moleculares repetidos que son comunes en varios tipos de patógenos. Estas conformaciones moleculares comunes son conocidas como Patrones Moleculares Asociados a Patógenos o PAMPs (del ingles “pathogen-associated molecular patterns”) y existen varios tipos de PAMPs actualmente descritos. 2.1.10.2. Los PAMPs pueden ser reconocidos por receptores específicos presentes en la superficie de los fagocitos, llamados Receptores de Reconocimiento de Patrones o PRRs (del ingles “pattern-recognition receptors”). 2.1.10.3. Existen varios tipos de PRRs; pero los más estudiados son los llamados TLRs (del ingles “Toll Like Receptors”) 2.1.11. Fagocitosis 2.1.11.1. 2.1.11.2. La fagocitosis se caracterizada por la ingestión y digestión de partículas extrañas tales como virus, bacterias y parásitos, e incluso partículas inertes. La fagocitosis es el proceso en el cual el fagocito extiende su membrana plasmática alrededor del microbio que ha reconocido a través de sus PRRs,

23

2.1.11.3.

englobándolo y luego internalizándolo hacia el citosol formando una vesícula llamada fagosoma. Luego el fagosoma se fusiona con el lisosoma (vesícula rica en enzimas) formando el fagolisosoma. Entre las principales enzimas del fagolisosoma tenemos: • La fagocito-oxidasa transforma el oxigeno molecular en Intermediarios Reactivos de Oxigeno o ROI, tales como el anión superóxido y radicales libres, que son tóxicos para los microbios. • La oxido nitrico sintetasa o NOS cataliza la conversión de la arginina a oxido nítrico, que es tóxico para los microbios. • Las proteasas lisosomales rompen proteínas microbianas. Los macrófagos secretan también componentes del complemento, que son un conjunto de proteínas que se encuentran en la sangre y que en combinación con los anticuerpos tienen la capacidad de alterar la estructura normal de las membranas y en esa forma destruir a inactivar las células correspondientes, por ejemplo bacterias.

2.2. Células Asesinas Naturales o Natural Killer (NK) 2.2.1. Son un tipo de linfocitos que carecen de receptores de reconocimiento específico para antígenos, a diferencia de los linfocitos T y B. 2.2.2. Representan el 10% de los linfocitos sanguíneos y de tejidos linfoides periféricos, y al igual que las anteriores pueden extravasarse en casos de inflamación. 2.2.3. Contiene abundantes gránulos citoplásmicos y presentan moléculas de superficie propias distintas a los linfocitos. 2.2.4. Actúan contra microbios intracelulares eliminando las células infectadas y produciendo citocinas (como el IFN-γ) de activación para el macrófago. 2.2.5. Durante la inmunidad innata, las NK reconocen a las células infectadas a través de su receptor de activación e inician su ataque. Sin embargo, durante la inmunidad adaptativa estas células son inhibidas de atacar, debido a que las células infectadas expresan abundantes moléculas MHC tipo I, que inhiben el receptor de activación de NK. 2.2.6. Después de la activación del receptor de activación, las NK inician la liberación de gránulos de perforina y enzimas llamadas granzimas B. Las perforinas generan hoyos en la membrana de las células infectadas dejando pasar a las granzimas B, que inician señales de apoptosis (conocido también como muerte celular programada) en el interior de la célula atacada. 2.2.7. Algunas veces las NK inician la apoptosis de la célula infectada a través de molécula de superficie Fas Ligando (FasL) que entra en contacto con la molécula Fas de la célula infectada. 3. Principales componentes moleculares 3.1. Sistema del Complemento 3.1.1. Es un conjunto de proteínas proteolíticas plasmáticas que son activadas por la membrana de los microorganismos y promueven su destrucción e inflamación. 3.1.2. Esta formado por 9 (nueve) componentes básicos denominados desde C1 hasta C9. 3.1.3. Su activación se inicia secuencialmente, es decir primero una, después otra, y así sucesivamente, razón por la cual se habla de la cascada del complemento. 3.1.4. Actúan tanto en la inmunidad innata como adaptativa. 3.1.5. Existen 3 vías de activación del complemento, con vías de activación diferente; pero las tres convergen en una vía común para la convertasa de C5 (enzima que corta la molécula C5 en dos partes). 3.1.6. Durante la inmunidad innata se activa por dos vías: La vía Alternativa y la vía de las Lectinas. 3.1.7. La vía de las lectinas se activa cuando la proteína MBL (del ingles Mannosa Binding Lectin) de las células humanas se une a los residuos terminales de manosa de las glicoproteínas presentes en la superficie celular de los microbios. 3.1.8. La vía Alternativa se activa cuando algunas proteínas del complemento se unen a carbohidratos de los microorganismos, tales como el LPS de la pared bacteriana.

24

3.1.9.

Durante la activación del complemento se generan varios productos que median las funciones de la inmunidad innata, tales como: • C3b ( favorece la fagocitosis proceso llamado opsonización) • C3a, C4a, C5a (favorecen la liberación de mediadores Inflamatorios, conocidas como anafilotoxinas) • C5a (Actúan como sustancias quimioatrayentes de neutrófilos) • C5b – C9 MAC (Generan hoyos en la superficie del microbio) 3.1.10. El Sistema del Complemento será tratado con más detalle en el Documento Nº 6. 3.2. Citocinas 3.2.1. Las citocinas son moléculas proteicas responsables de la comunicación intercelular (entre célula y célula) y la regulación de la fase efectora de la respuesta inmune innata y adaptativa. 3.2.2. Las principales citocinas de la inmunidad innata son: IFN-I (Interferón tipo I o Interferón alfa o beta), IL-15, IL-12, TNF-α, IL-1, IL-6, IL-10, y varias quimiocinas (QQ) entre otras. Las funciones de estas citocinas están señaladas en el cuadro Nº 1. Cuadro Nº 1. Funciones de las Citocinas de La Inmunidad Innata. FUENTE CELULAR IFN I IL-15 IL-12 (α): FMN, otros. (β):Fibroblastos,ot. FMN, otros. FMN, Dendriticas CELULA DIANA Todas. Células NK Células NK y LT Células NK y LT Neutrófilo C. endotelial Hipotálamo Hígado Músculo, grasa Timocito C. endotelial Hipotálamo Hígado Musculo LB maduro Hígado Leucocitos FMN LB EFECTOS Estado antiviral, ↑ expresión de MHC I Activación Proliferación. Síntesis de IFN-γ, función citocida, diferenciación de LT CD4+ Activación (inflamación) Activación (inflamación Coagulación) Fiebre Reactante de fase aguda (amiloide sérico A) Catabolismo (caquexia) Coestimulación (in vitro) Activación (inflamación Coagulación) Fiebre Reactate de fase aguda (amiloide sérico A) Catabolismo (caquexia) Crecimiento Reactantes de fase aguda (fibrinógeno) Quimiotaxis, quimioquinesis, adhesión, activación. Inhibición Activación

TNF

FMN, LT

IL-1

FMN, otros

IL-6 QQ IL-10 3.2.3.

FMN, células endoteliales, LT FMN, C. endotel, fibrob, LT, plaquet FMN, LT

3.2.4.

3.2.5.

El IFN I, conocido también como IFN-α e IFN-β, es la principal citosina de defensa durante la inmunidad innata. Esta citocina pude prevenir directamente la infección viral de células vecinas no infectadas, a través de la activación de mecanismos intracelulares de bloqueo de la replicación viral. La fiebre es parte de la respuesta de fase aguda de la infección. Esta fase aguda es iniciada por la liberación de IL-1, IL-6 y TNF. El aumento de temperatura corporal disminuye la replicación de virus y bacterias. Estas citocinas promueven la producción de otras proteínas plasmáticas de fase aguda, como C3, C4 y PCR. La respuesta temprana frente a una infección se conoce como respuesta de fase aguda.

3.3. Otras proteínas plasmáticas 3.3.1. Además del Complemento, varias proteínas circulantes están asociadas a la defensa contra infecciones en la inmunidad innata.

25

3.3.2. 3.3.3. 3.3.4.

3.3.5.

La proteína MBL reconoce carbohidratos microbianos puede unirse a la superficie de microbios para facilitar y aumentar la fagocitosis (opsonización) o activar la vía de las Lectinas. La proteína surfactante pulmonar protege las vías aéreas de agentes infecciosos. La proteína C Reactiva (PCR) se une a los fosfolípidos en la superficie de los microbios, facilitando la fagocitosis por macrófagos que presentan receptores para PCR. También puede activar la vía de las Lectinas del complemento y aumenta dramáticamente durante la inflamación por acción del TNF. La PCR, tiene valor clínico como proteína de fase aguda. Otras proteínas de fase aguda también participan en la inmunidad innata, tales como: Proteasas plasmáticas (cininas y proteínas de la coagulación), mediadores lipídicos (prostaglandinas, leucotrienos) y óxido nítrico.

26

ACTIVIDADES DE APRENDIZAJE – SESIÓN 2
Las siguientes actividades de aprendizaje serán desarrolladas y presentadas en grupo durante la siguiente clase (sesión teórica del 24 y 25 de agosto) de acuerdo a las instrucciones descritas en la GUIA DE ACTIVIDADES DE APRENDIZAJE publicada por la Asignatura. ACTIVIDAD 1: Investigue y responda las siguientes interrogantes consultando diferentes fuentes de información biomédica. Luego prepare un informe escrito y una presentación oral en Power point. 1. Confeccionar un mapa conceptual de los componentes de la inmunidad innata y sus mecanismos de activación frente a patógenos 2. Con ayuda de un esquema describa el proceso de fagocitosis. 3. Investigue las diferencias entre la vía de las Lectinas y las vía Alternativa del complemento. 4. Haga un esquema y explique el mecanismo de acción del IFN tipo I en la inmunidad innata. 5. Con ayuda de esquemas explique ¿Cuál es el origen de los TLR? Mencione 4 ejemplos de TLRs y sus respectivos PAMPS en la inmunidad innata. 6. Explique el mecanismo de ataque de las células NK

ACTIVIDAD 2: Durante la clase se realizarán actividades de debate grupal de temas propuestos por el docente, los cuales deberán ser entregados en forma escrita en el tiempo indicado por el docente. A cada grupo se le entregará una ficha de Co-Evaluación que deberá ser entregada junto con el trabajo escrito.

27

Facultad de Medicina de la Universidad de San Martín de Porres.

ASIGNATURA DE INMUNOLOGÍA BÁSICA 2007 Documento Nº 3

Unidad I: Bases de la inmunidad innata y adaptativa. Sesión teórica: Presentación del antígeno e Inmunidad adaptativa Contenido: Introducción. Organización y funciones de la Inmunidad Adaptativa. Principales componentes celulares y moleculares. Células presentadoras de antígeno. Moléculas MHC clase I y clase II. Mecanismos de presentación del antígeno. Antígenos y tipos de antígeno. Redacción: Prof. Adriana Paredes A. Profesor responsable de la sesión: Prof. Adriana Paredes A. Objetivo de la Sesión: Identificar los principales componentes celulares y moleculares que participan en la presentación del antígeno, analizando el proceso molecular de la presentación del antígeno, a fin de reconocer su importancia en la activación efectiva de la inmunidad adaptativa contra los patógenos. I. Introducción.

1. La inmunidad innata es la primera línea de defensa del cuerpo contra infecciones causadas por microorganismos, y recibe este nombre gracias a que sus mecanismos de defensa siempre están presentes y listos para reconocer y eliminar a los microbios invasores o células que han sido dañadas por microbios. 2. Sin embargo, cuando la inmunidad innata no es suficiente para eliminar al agente agresor, existe una segunda línea de defensa mucho mas especializada y que recibe el nombre de inmunidad adaptativa, puesto que se desarrolla como una respuesta específica frente a la infección. 3. Los mecanismos de la respuesta inmunitaria innata y adaptativa forman un sistema integrado de defensa en el cuerpo, donde existe una cooperación funcional de sus componentes celulares y moleculares. 4. El nexo entre la inmunidad innata y adaptativa es la presentación del antígeno a los linfocitos T por parte de las células presentadoras de antígeno o APC (del ingles “antigen presenting cells”). II. Células presentadoras de Antígeno (APC) y Restricción por MHC 1. Las APC son células que tiene la capacidad de reconocer, capturar y procesar antígenos para presentarlos eficientemente a los linfocitos T (LT). 2. Las APC siempre presentan antígenos unidos a moléculas MHC (Complejo Mayor de Histocompatibilidad, del ingles “Major histocompatibility complex”) que ellas mismas sintetizan, y esto debido a que los linfocitos solo reconocen y reaccionar contra antígenos peptídicos extraños unidos a éstas moléculas MHC propias. 3. Las moléculas MHC son proteínas integrales de la membrana celular. y pueden ser de clase I o de clase II según su estructura molecular. 4. Antígenos que no están unidos a moléculas MHC propias no son reconocidos por linfocitos. Solo los linfocitos T cooperadores pueden reconocer antígenos unidos a MHC clase II. Y solo los linfocitos T citotóxicos pueden reconocer antígenos unidos a MHC clase I. A estos eventos se les denomina restricción por MHC. 5. Solo las APC profesionales pueden expresar moléculas MHC de clase II unidas al antígeno y activar eficazmente a linfocitos T cooperadores vírgenes.

28

6. Por otro lado, a pesar que la mayoría de las células nucleadas del cuerpo pueden expresar moléculas MHC de clase I unidas al antígeno; solo las APC profesionales pueden expresar moléculas MHC de clase I unidas al antígeno y activar eficazmente a linfocitos T citotóxicos vírgenes. 7. Las APC profesionales son los macrófagos, los linfocitos B y principalmente las células dendríticas (CD), debido a su capacidad para capturar y presentar eficazmente antígenos peptídicos a los linfocitos T vírgenes. III. Fases de la Presentación del Antígeno 1. Captura y reconocimiento del antígeno por las APC 1.1. Las principales vías de ingreso para los microorganismos son: La piel, el tracto gastrointestinal y el tracto respiratorio. La infección a través de picaduras de insectos vectores es menos frecuente. 1.2. Los epitelios contienen poblaciones de APC que pertenecen al linaje de las células dendríticas, las cuales también están presentes en áreas ricas de Linfocitos T en los órganos linfoides periféricos. 1.3. Inicialmente, las APC detectan y reconocen PAMPs del microorganismo extraño a través de sus receptores PRR (TLR). Revisar documento N° 2. 1.4. Luego, los antígenos particulados son capturados por fagocitosis y los antígenos solubles por pinocitosis. 1.5. En presencia de los microorganismos en los tejidos, las células epiteliales y macrófagos responden produciendo citocinas, tales como factor de necrosis tumoral (TNF) e interleucina 1 (IL-1), las cuales van a favorecer la migración de la célula dendrítica inmadura hacia los ganglios linfáticos. 1.6. Durante la migración, la célula dendrítica termina de madurar y adquiere las condiciones adecuadas para actuar como APC, aumentando la expresión de moléculas MHC e inician la expresión de moléculas co-estimuladoras. 1.7. En general los antígenos son transportados y concentrados en los ganglios linfáticos, en áreas ricas en linfocitos T, para favorecer el encuentro con los mismos. 1.8. La presentación del antígeno por las diferentes APC tiene características particulares: 1.8.1. Células Dendríticas: Son las principales APCs para la activación de linfocitos T vírgenes. Además de iniciar la respuesta, dependiendo del tipo de CD, también pueden influenciar la naturaleza de la misma, estimulando diferentes tipos de respuestas efectoras o en algunos casos inhibiendo al LT. 1.8.2. Macrófagos: Son células que fagocitan activamente microbios. Después de presentar a los antígenos microbianos al LT, el linfocito activará al macrófagos para aumentar su poder destructivo en la eliminación efectiva del microorganismo. 1.8.3. Linfocito B: Usa su receptor de antígeno BCR (del ingles “B cell receptor”) para reconocer e internalizar antígenos proteicos y luego presentarlos al linfocito T. Este proceso es importante para el desarrollo de la respuesta humoral. 2. La Estructura y Función de las Moléculas MHC 2.1. Las moléculas MHC son proteínas de membrana que utilizan las APC para presentan antígenos (péptidos) a los linfocitos T, debido a que los linfocitos T pueden reconocer esta moléculas MHC. 2.2. El MHC, es una región de genes altamente polimórficos (variable), cuyos productos se expresan en la superficie celular de todos los mamíferos. 2.3. En el humano, el MHC es conocido como sistema Antígeno Leucocitario Humano o HLA (del ingles “Human Leukocyte Antigen”). 2.4. La función principal de las moléculas MHC, es unir antígenos (péptidos extraños), para formar complejos “péptido-MHC” que puedan ser reconocidos por los linfocitos T a través de sus receptores para antígeno o TCR (del ingles “T cell receptor”) 2.5. Los genes del MHC codifican dos tipos de proteínas: Moléculas clase I y moléculas clase II, cuya estructura general es muy semejante, pero difieren en las sub-unidades que las conforman.

29

2.6. La molécula Clase I: 2.6.1. Esta conformada por una cadena α (alfa), unida no covalentemente a una proteína llamada β2-microglobulina (esta proteína no es codificada por los genes MHC). 2.6.2. La cadena α esta organizada en tres regiones o dominios: α1, α2, y α3. 2.6.3. Los dominios α1 y α2 forman una hendidura o bolsillo para la unión y presentación del antígeno. 2.6.4. El tamaño de la hendidura permite la unión de fragmentos proteicos de 8-11 aminoácidos (permitiendo así la unión únicamente de péptidos lineales y no de proteínas globulares o nativas). 2.6.5. La base de la hendidura sirve para la unión al antígeno, y los lados y superficie para establecer la unión al TCR y presentar al antígeno. 2.6.6. Las regiones polimórficas de la molécula MHC (las que difieren entre las diferentes moléculas MHC individuales), se encuentran localizadas en los dominios α1 y α2 de la cadena α. Lo que da lugar a la variabilidad de la región de unión al péptido e incrementa la posibilidad de reconocer un mayor número antígenos. 2.6.7. El dominio α3 es el que se encuentra insertado a la membrana plasmática. Es invariante, y constituye el lugar de unión para el co-receptor CD8 del linfocito T. 2.6.8. La activación del linfocito T requiere del reconocimiento del antígeno peptídico (unido a una molécula MHC) a través de su TCR y simultáneamente el reconocimiento de la molécula MHC por su co-receptor. 2.6.9. Los linfocitos T CD8+, solo reconocen péptidos asociados a moléculas MHC clase I, que permiten la unión de su co-receptor. 2.7. La molécula Clase II: 2.7.1. Esta conformada por dos tipos de cadenas denominadas: cadena α (alfa) y cadena β (beta). 2.7.2. Cada cadena se encuentra organizada en dos regiones o dominios: α1, α2, y β1, β2. 2.7.3. Los dominios α1 y β1 constituyen los dominios polimórficos, e interactúan para formar la hendidura o bolsillo para la unión y presentación del antígeno. 2.7.4. El tamaño de la hendidura permite la unión de fragmentos proteicos de 10-30 aminoácidos. 2.7.5. Las regiones no polimórficas de la molécula MHC (invariantes) las constituyen los dominios α2 y β2, que se encuentran insertados a la membrana plasmática. 2.7.6. El dominio β2 expresa el lugar de unión para el co-receptor CD4 del linfocito T. 2.7.7. Los linfocitos T CD4+, solo reconocen péptidos asociados a moléculas MHC clase II, ya que la molécula CD4 se une únicamente a moléculas MHC clase II. 2.8. Las moléculas clase I son expresadas en todas las células nucleadas, mientras que las moléculas clase II únicamente en las APC profesionales (células dendríticas, macrófagos y linfocitos B). 2.9. Cada molécula MHC puede presentar solo un péptido a la vez, ya que tiene una única hendidura o bolsillo de unión para el antígeno. 2.10. Sin embargo, cada molécula de MHC es capaz de presentar muchos péptidos diferentes. Se dice que tiene una “amplia” especificidad para la unión a péptidos: cada molécula puede unir muchos, pero no todos los posibles péptidos. 2.11. Las moléculas MHC se unen solo a péptidos y no a otra clase de antígenos. Esta es la razón por la cual los linfocitos CD4+ y CD8+ solo reconocen y responden a antígenos proteicos. 2.12. Las moléculas MHC se unen al péptido durante su biosíntesis y ensamblaje en el interior de la célula. De esta forma las moléculas MHC podrán unir péptidos de microbios que están en el interior de las células. 2.13. Las moléculas MHC I adquieren los péptidos de proteínas citosólicas y moléculas de clase II de proteínas en vesículas intracelulares. 3. Procesamiento del Antígeno 3.1. En función de las características del antígeno a ser procesado (intracelular o extracelular), existen dos vías para el procesamiento del antígeno, cada una de ellas con sus propios requerimientos.

30

3.2. Las APC profesionales toman las proteínas antigénicas extracelulares presentes en patógenos extracelulares y las internalizan en vesículas, luego estas proteínas son procesadas y asociadas a moléculas MHC clase II. 3.3. Por otro lado, las proteínas antigénicas intracelulares presentes en el citosol de las APC, y en general de todas las células nucleadas, son procesadas y asociadas a moléculas MHC clase I; pero solo las APC pueden presentar estos antígenos eficientemente. 3.4. Procesamiento de antígenos extracelulares asociados a moléculas MHC clase II: 3.4.1. Las APC pueden internalizar microorganismos extracelulares o proteínas microbianas por varios mecanismos: Por unión a receptores específicos para productos microbianos, por unión a receptores que reconocen anticuerpos o productos de activación del complemento unidos a los microbios, por fagocitosis o pinocitosis sin reconocimiento específico, o en el caso del linfocito B, por reconocimiento de antígenos a través de su BCR. 3.4.2. Después que la APC internaliza los productos microbianos, estos van a permanecer en vesículas intracelulares llamadas endosomas o fagosomas, que luego se fusionan con los lisosomas (vesículas con alto contenido de enzimas proteolíticas) formando endolisosomas o fagolisosomas, donde las proteínas antigénicas son fraccionadas en muchos péptidos, con diferentes secuencias de aminoácidos y longitud variada. 3.4.3. Las APCs, constantemente sintetizan moléculas MHC clase II en el retículo endoplásmico (RE). 3.4.4. Cada molécula de MHC clase II recién sintetizada esta unida a una proteína llamada cadena invariante, la cual contiene una secuencia CLIP (péptido de la cadena invariante clase II), que se une fuertemente a la hendidura de unión al péptido de la molécula clase II manteniendola bloqueada. 3.4.5. Esta molécula MHC de clase II bloqueada comienza su transporte hacia la superficie celular en una vesícula exocítica, la cual luego se fusiona a una vesícula endosómica que contiene los fragmentos peptídicos derivados de las proteínas extracelulares procesadas. 3.4.6. En la misma vesícula endosómica se encuentra una proteína llamada HLA-DM, cuya función es remover la secuencia CLIP de la molécula clase II, dejando disponible la hendidura para aceptar algún péptido. 3.4.7. Si la molécula clase II es capaz de unir algún péptido de forma específica, el complejo se hace estable y es expresado en la superficie celular. 3.4.8. Si la molécula clase II no es capaz de unir algún péptido, el complejo se hace inestable y es degradado por las proteasas presentes en el endosoma. 3.4.9. Los péptidos derivados del antígeno, capaces de estimular una respuesta en el organismo, se dicen que son epitopes inmunodominantes del antígeno. 3.5. Procesamiento de antígenos citosólicos asociados a moléculas MHC clase I: 3.5.1. Las proteínas antigénicas pueden ser producidas en el citoplasma por células infectadas por virus, por microbios fagocitados que han logrado escapar de las vesículas hacia el citoplasma y a partir de productos de células transformadas o mutadas. 3.5.2. Estas proteínas son marcadas para su destrucción por proteolisis por unión a un péptido llamado ubiquitina. 3.5.3. Luego pasan a través de proteosoma donde las proteínas marcadas son degradadas por enzimas proteolíticas. Los proteosomas cortan (o clivan) los péptidos antigénicos de tamaño y secuencia adecuada para su unión con moléculas MHC clase I que están en el interior del RE. 3.5.4. Estos péptidos cortados (clivados) pasan al interior del RE a través de moléculas TAP (moléculas transportadoras asociadas al procesamiento del antígeno). 3.5.5. En el interior del RE, las moléculas MHC clase I se encuentran adheridas débilmente a la cara interna del las TAPs. De modo que cuando entran los péptidos antígenos se pueden unir a estas moléculas MHC clases I, liberándolas del TAP. 3.5.6. Sólo los péptidos antigénicos con cierta conformación estructural pueden unirse de manera estable a las moléculas MHC clase I formando un complejo péptido- MHC I., y ser luego este complejo es trasportado por vesículas exocíticas a la membrana externa de la célula.

31

3.5.7.

Durante su viaje a la membrana externa, estos complejos pueden ser interceptados por endosomas, pero debido a la estabilidad del complejo ya no es degradado por enzimas del endosoma.

4. Señales Coestimulatorias para la Presentación del Antígeno (“Señal 2”) 4.1. La presentación de péptidos antigénicos unidos a moléculas MHC, también se conoce como “señal 1” para la activación de linfocitos. 4.2. Pero, las APC no solo presentan péptidos antigénicos unidos a moléculas MHC, sino que además expresan moléculas secundarias (llamadas señales secundarias o “señales 2”) que ayudan a la activación eficaz del antígeno por parte del linfocito T. 4.3. Solo cuando ambas señales se dan simultáneamente se puede hablar de un reconocimiento y activación eficaz de linfocito T. 4.4. Las moléculas de señal 2 son inducidas durante la inmunidad innata por diferentes sustancias microbianas, y son de dos tipos: Moléculas Coestimulatorias y Citocinas. 4.5. Ejemplo: Los microbios, o el IFN-γ producido por NK, estimulan a las células dendríticas y macrófagos a producir 2 tipos de señales secundarias para activar linfocitos: 4.5.1. La señal secundaria inicial es la expresión de moléculas coestimulatorias (como la molécula B7) que se unirán a receptores específicos de la membrana de un linfocito T virgen (CD28) durante la presentación del antígeno. 4.5.2. Y la señal secundaria siguiente es la secreción de IL-12 por la misma APC, la cual estimula al linfocito T virgen a diferenciarse en linfocito activado de inmunidad adaptativa. Esta segunda señal o secreción de citocinas, es considerada por algunos inmunólogos como la “señal 3” durante la presentación del antígeno. IV. Organización de la Inmunidad Adaptativa 1. La inmunidad adaptativa se clasifica en dos tipos: Inmunidad humoral e inmunidad celular, según el componente que participa en la respuesta inmunitaria. 2. La inmunidad humoral, se caracteriza por la participación de los linfocitos B y los anticuerpos. Los anticuerpos son producidos por las células plasmáticas (plasmocitos), las cuales son células diferenciadas a partir de linfocitos B activados. 3. La inmunidad celular, se caracteriza por la participación de los linfocitos T. 4. En ambos tipos de respuestas se producen y se liberan abundantes citocinas. Unas favorecen la inmunidad humoral y otras la inmunidad celular. 5. Existen varios tipos de linfocitos que participan en la respuesta inmunitaria, tales como linfocitos T, linfocitos B y NK. V. Principales componentes de la inmunidad humoral 1. Los linfocitos B y los anticuerpos son los principales componentes de la inmunidad humoral. 2. Los linfocitos B se originan de células precursoras linfoides, las cuales a su vez se originaron por diferenciación de la stem cell pluripotencial en la médula ósea. 3. Las células B inmaduras que salen a la circulación completan su maduración en los órganos linfoides periféricos. 4. Los linfocitos B presentan receptores específicos para el antígeno denominados Receptores del Linfocito B o BCR (del inglés “B cell receptor”). 5. Cuando estas células reconocen específicamente algún antígeno, se activan, proliferan y se diferencian en células plasmáticas capaces de producir anticuerpos. VI. Principales componentes de la inmunidad Celular 1. Los Linfocitos T y las citocinas producidas por los mismos, constituyen los principales componentes de la inmunidad celular. 2. Los linfocitos T se originan de células precursoras linfoides, las cuales a su vez se originaron por diferenciación de la stem cell pluripotencial en la médula ósea, al igual que el linfocito B. 3. Las células T inmaduras que salen a la circulación completan su maduración en el Timo (por eso reciben el nombre de linfocitos T). 4. Los linfocitos T se dividen en dos poblaciones funcionalmente distintas: Los linfocitos T cooperadores o ayudadores y los Linfocitos T citotóxicos o citolíticos.

32

5. Los linfocitos T están dotados de receptores específicos para el antígeno, denominados Receptores del Linfocito T o TCR (del inglés “T cell receptor”). 6. Durante la respuesta inmunitaria, los linfocitos T cooperadores activan a otros tipos celulares a través de la liberación de citocinas, mientras que los linfocitos T citotóxicas directamente eliminan células infectadas o dañadas. 7. Los linfocitos T cooperadores expresan en la superficie de la membrana celular la molécula CD4, por eso también se les conoce como Linfocitos T CD4+. Mientras que los linfocitos T citotóxicos expresan en la superficie de la membrana celular la molécula CD8, por eso también se les conoce como Linfocitos T CD8+. VII. Características de la Respuesta Inmunológica Adaptativa 21. Es específica, porque que es capaz de reconocer y distinguir específicamente diferentes antígenos y diferentes partes de un mismo antígeno. 22. Posee una gran diversidad de respuesta, porque potencialmente varias clonas de linfocitos son capaces de reconocer una gran diversidad de antígenos a través de sus “receptores para antígenos”, y reaccionar contra ellos. 23. Presenta memoria inmunológica, porque después de la primera exposición frente a un determinado antígeno se forman linfocitos de memoria, los cuales frente a segundas exposiciones con el mismo antígeno lo reconocerán en forma más rápida, más potente y duradera, aumentando su capacidad defensiva contra las mismas. 24. Es especializada, porque responde de forma diferente para cada tipo de patógeno. 25. Es autolimitada, porque es capaz de regularse a si misma, es decir que la respuesta disminuye con el tiempo cuando el antígeno se ha controlado o eliminado. 26. Reconoce lo “propio” de lo “no-propio”, y en normalmente no reacciona frente a moléculas o antígenos del mismo individuo (autotolerancia); pero es capaz de reaccionar contra moléculas que son reconocidas como “peligrosas” sean propias o no propias.

33

ACTIVIDADES DE APRENDIZAJE – SESIÓN 3
Las siguientes actividades de aprendizaje serán desarrolladas y presentadas en grupo durante la siguiente clase (sesión teórica del 31 de agosto y 01 de setiembre) de acuerdo a las instrucciones descritas en la GUIA DE ACTIVIDADES DE APRENDIZAJE publicada por la Asignatura. ACTIVIDAD 1: Investigue y responda las siguientes interrogantes consultando diferentes fuentes de información biomédica. Luego prepare un informe escrito y una presentación oral en Power point. 6. Usando un esquema o dibujo explique ¿Qué es el Sistema Mayor de Histocompatibilidad? Y ¿Cuál es su relación con el Sistema HLA? 7. Con ayuda de un dibujo o esquema responda ¿qué células son APC profesionales? Y ¿Por qué son importantes en la respuesta inmunitaria adaptativa? 8. Usando un esquema explique las etapas principales en la presentación del antígeno. 9. Usando un esquema, describa la secuencia de eventos moleculares para el procesamiento de antígenos extracelulares asociados a moléculas MHC clase II. 10. Usando un esquema, describa la secuencia de eventos moleculares para el procesamiento de antígenos intracelulares asociados a moléculas MHC clase I. 11. Investigue ¿En que partes del cuerpo se da la presentación del antígeno? Y explique ¿Por qué el sistema inmune elige estos lugares como estrategia? ACTIVIDAD 2: Durante la clase se realizarán actividades de debate grupal de temas propuestos por el docente, los cuales deberán ser entregados en forma escrita en el tiempo indicado por el docente. A cada grupo se le entregará una ficha de Co-Evaluación que deberá ser entregada junto con el trabajo escrito.

34

Facultad de Medicina de la Universidad de San Martín de Porres.

ASIGNATURA DE INMUNOLOGÍA BÁSICA 2007 Documento Nº 4

Unidad I: Bases de la inmunidad innata y adaptativa. Sesión teórica: Linfocitos T y Citocinas: Reconocimiento del antígeno y activación de la inmunidad adaptativa. Contenido: Introducción. Tipos de linfocitos y sus funciones. Moléculas CD4+ y CD8+. Receptor TCR. Mecanismos de activación y reconocimiento del antígeno. Citocinas: nomenclatura, funciones en la inmunidad adaptativa, citocinas de respuesta Th1 y Th2. Redacción: Prof. Miguel Marzal M, Prof. Adriana Paredes A. Profesor responsable de la sesión: Prof. Miguel Marzal M. Objetivo de la Sesión: Identificar los principales componentes moleculares del reconocimiento del antígeno por linfocitos T, analizando los mecanismos de activación durante este proceso, a fin de reconocer su importancia en la activación efectiva de la inmunidad adaptativa contra los patógenos. I. Introducción.

1. El nexo entre la inmunidad innata y adaptativa es la presentación del antígeno a los linfocitos T por parte de las células presentadoras de antígeno o APC (del ingles “antigen presenting cells”). 2. La inmunidad adaptativa se inicia con el reconocimiento del antígeno por parte del Linfocito T a través de su receptor para antígeno, el cual también recibe el nombre de Receptor de Célula T o TCR (del ingles “T cell receptor”). 3. Tanto la presentación del antígeno como el reconocimiento del antígeno ocurren preferentemente en los órganos linfoides periféricos, como el ganglio linfático o el bazo, a donde llegan abundantes antígenos y células APCs a través de la linfa de los tejidos o de la sangre, respectivamente. II. Tipos de linfocitos T : Origen y maduración 1. Los Linfocitos T se originan en la médula ósea (MO) a partir de células madres o “stem cells”, las cuales se diferenciarán primero en células progenitoras linfoides, y después en linfocitos inmaduros pro-T. 2. Los linfocitos inmaduros pro-T abandonan la MO y entran a circulación sanguínea, y por esta vía pueden llegar al Timo donde completarán su maduración. Estos linfocitos se caracterizan porque no presentan TCR, ni expresan moléculas CD4 o CD8 (es decir son triple negativos TRC- CD4- CD8-). 3. Al proceso de maduración del linfocito T en el Timo también se le llama “educación tímica” o “selección tímica”, debido a que en este órgano los linfocitos T maduran y se diferencian en linfocitos T colaboradores o linfocitos T citotóxicos, y adquieren un TCR capaz de reconocer antígenos propios de extraños. 4. En el timo se encuentran abundantes células nodrizas, llamadas así porque ayudarán a los linfocitos a madurar y diferenciarse. 5. Durante este proceso de maduración en el Timo, el linfocito T sufre cambios en su estructura, tales como: Recombinación somática y expresión de genes del TCR, proliferación, selección tímica y adquisición de fenotipo de madurez y capacidades funcionales. 6. Cuando el linfocito pro-T entra en la corteza del Timo se diferencia en: 6.1. Primero se diferencia en linfocito pre-T, que se caracteriza porque empieza a recombinar sus genes de TCR (conocido como receptor pre-T)

35

6.2. Luego se diferencia en Linfocito T CD4+ CD8+ TCR+, que se caracterizan porque expresan simultáneamente las moléculas CD4 y CD8 y un TCR αβ. Sin embargo, algunos linfocitos pre-T pueden diferenciarse en linfocitos T con TCR γδ que no expresan moléculas CD4 o CD8. 7. Cuando los linfocitos T CD4+CD8+TCR+ αβ entran en la médula del Timo, serán seleccionados: 7.1. Selección positiva: Sobreviven solo aquellos linfocitos cuyas moléculas CD y TCR son capaces de reconocen con alta afinidad a moléculas propias de MHC clase I o clase II (sin importar que estén o no unidas a antígeno). 7.2. Selección negativa: Mueren todos aquellos linfocitos cuyas moléculas CD y TCR son capaces de reconocer con alta afinidad a moléculas propias de MHC clase I o clase II que se encuentran unidas a antígenos propios. En otras palabras, sobreviven solo aquellos que reconocen con muy baja afinidad a moléculas MHC clase I o clase II unidos a antígenos propios. 8. Los linfocitos T que no cumplan con las condiciones de selección positiva y negativa son eliminados en el Timo por apoptosis. 9. Al final de la selección tímica los linfocitos se encuentran diferenciados y abandonan el Timo como LT maduros vírgenes, que pueden ser: 9.1. LT cooperadores o LT CD4+ TCR+αβ, que pueden reconocer antígenos unidos a MHC clase II. 9.2. LT citotóxicos (LTC) o LT CD8+ TCR+αβ, que pueden reconocer antígenos unidos a MHC clase I. 10. Los LT maduros vírgenes entran a la circulación y se alojan principalmente en los órganos linfoides periféricos, y solo cuando las APC profesionales les presenten adecuadamente a los antígenos peptídicos, estos dejarán de ser vírgenes y se diferenciarán en LT efectores o activados. III. Tipos de Linfocitos T 1. Los Linfocitos T se pueden agrupar en diferentes tipos, de acuerdo a su estado de activación, estructura, función y citocinas que producen cuando están activados. 2. En el siguientes cuadro se resumen estos tipos de linfocitos: TIPOS DE LINFOCITOS ACTIVACION ESTRUCTURA DEL TCR FUNCION LT cooperadores Linfocitos TH1 LT vírgenes LT efectores LT αβ LT γδ LT Citotóxicos Linfocitos TH2 LT Memoria Linfocitos TH0 LT Reguladores PRODUCCION DE CITOCINAS

IV. Complejo de Reconocimiento del Antígeno (“señal 1”) 1. Los LT reconocen al antígeno a través de su Complejo de Reconocimiento del antígeno, conformado por las moléculas de reconocimiento del antígeno: TCR, CD4 o CD8, y CD3. 2. El TCR-αβ es el receptor predominante del 95% de los linfocitos T humanos

36

3. Estructura y función del Complejo de Reconocimiento del Antígeno: 3.1. El TCR-αβ es una molécula proteica heterodimera, conformadas por dos cadenas polipeptídicas transmembrana, denominadas α y β; ambas unidas covalentemente entre sí por puentes disulfuro. Cada Cadena esta a su vez constituida por: Dos regiones globulares unidas a carbohidratos (una región variable (V) amino terminal y una región constante (C) carboxilo terminal), una región transmembrana hidrofóbica, y una cola citoplasmática corta. 3.2. La expresión del TCR esta codificada por genes. En la cadena α, la región variable está codificada por los genes V y J, y la región constante está codificada por el gen Cα. En la cadena β, la región variable está codificada por los genes V, D y J, y la región constante está codificada por el gen Cβ. 3.3. Las regiones variables de las cadenas α y β del TCR- αβ, forman los sitios de unión para el antígeno. 3.4. La recombinación de los genes de la región variable hace posible la expresión de un gran número de TCR- αβ capaces de reconocer una gran diversidad de antígenos. 3.5. La molécula CD3 es una molécula proteica compleja formada por 4 cadenas polipeptídicas, denominadas γ, δ, ε y ζ. 3.6. Cada una de las cadenas γ, δ y ε presentan una región extracelular grande, una región transmembrana con cargas negativas y una cola citoplasmática que contiene una secuencia conservada ITAM (del ingles “Immunoreceptor Tyrosine-Based Activation Motif”) rica en Tirosinas. Mientras que la cadena ζ presenta una región extracelular muy corta, una región transmembrana con cargas negativas y una cola citoplasmática larga que contiene tres regiones ITAMs. 3.7. Las cadenas γ, δ y ε forman heterodímeros entre sí: γ- ε y δ-ε; mientras que la cadena ζ forma un homodímero ζ-ζ unidos entre sí por puentes disulfuro. 3.8. La molécula CD3 se une al TCR-αβ no covalentemente a través de cargas iónicas en la región transmembrana.

3.9. Las moléculas CD3 son idénticas en todos los LT y su función es iniciar la señalización intracelular a través de fosforilación de las Tirosinas de las regiones ITAMs, razón por la cual las moléculas CD3 son llamadas moléculas señalizadoras. 3.10. Las moléculas CD4 y CD8 son molécula proteicas de transmembrana que se unen a las regiones conservadas de las moléculas MHC de clase II y I respectivamente, y ayudan a mantener el contacto y adhesión entre el LT y la APC, y activan señales bioquímicas

37

intracelulares importantes para el reconocimiento del antígeno; razones por las cuales a estas moléculas también se las llama moléculas co-receptoras y co-estimuladoras. Revisar el documento Nº 3. 3.11. La molécula CD4 es un monómero formado por 1 cadena polipeptídica que contiene 4 regiones o dominios extracelulares (D1, D2, D3 y D4) del tipo inmunoglobulina, una región transmembrana hidrofóbica y una cola citoplasmática larga. Los dominios D1 y D2 se unen a la región β2 de la MHC II. 3.12. La molécula CD8 es un heterodimero formado por 2 cadenas polipeptídicas, denominadas α y β unidas entre sí por puentes disulfuro. Cada cadena presenta una sola región o dominio extracelular, una región transmembrana hidrofóbica y una cola citoplasmática larga. Los dominios extracelulares se unen a la región α3 de la MHC I. V. Moléculas de Co-estimulación (“Señal 2”) 1. La segunda señal para la activación adecuada de los linfocitos T está dada por moléculas co-estimuladoras, que ayudan a la activación eficaz del antígeno por parte del linfocito T. 2. La señal 1 induce en el LT virgen a la expresión de moléculas CD40L (CD40 Ligando) que se unen a las moléculas CD40 de la APC activada. Esto aumenta la expresión de B7 y producción de IL-12 en las APC activadas. Luego estas moléculas B7-1 (CD80) y/o B7-2 (CD86) de la APC activada se unirán a las moléculas CD28 del LT activado. 3. La principal molécula co-etimuladora para LT es la molécula CD28, que induce señales necesarias que aumentan la respuesta de LT frente al antígeno, incluyendo mayor sobrevivencia, producción del citocinas como IL-2 y diferenciación de LT vírgenes ene LT efectores y LT de memoria 4. Otras moléculas denominadas “Moléculas Accesorias” son importantes para la adecuada activación del LT, como por ejemplo la molécula de adhesión LFA-1 (ó CD11a ó CD18) del LT que interactúa con la molécula ICAM-1 (ó CD54) de la APC. Estas moléculas accesorias de adhesión son inducidas después de la “señal 3” (por citocinas). 5. En el siguiente cuadro se muestran las interacciones de estas moléculas de señal 2.

Receptores de LT CD4+
Co-receptor Señalización Reconocimiento del Ag Señalización Co-estimulación Adhesión

Ligandos en la APC con expresión de MHC II

VI. Citocinas y la activación del Linfocito T (“Señal 3”) 1. El reconocimiento del antígeno por el LT, la coestimulación y otras señales dan lugar a la activación del LT, el cual responde con la secreción de citocinas, proliferación y diferenciación. 2. Las citocinas son proteínas solubles secretadas por las células, y son responsables de la comunicación intercelular durante la respuesta inmune innata y adaptativa.

38

3. La citocina más importante producida por LT vírgenes es la IL-2, la cual funciona como un factor de crecimiento o de activación clonal para el LT. La IL-2 funciona como una citocina autocrina aumentando la mayor expresión de IL-2R (receptores de IL-2) en la membrana del LT, permitiendo que el LT se active a si mismo e inicie a la proliferación. 4. Las citocinas tienen las siguientes propiedades: o Son producidas y secretadas transitoriamente o Pueden ser producidas por diferentes tipos celulares o Son pleitrópicas o Pueden tener acciones redundantes o Pueden actuar en sinergia con otras citocinas o Actúan en antagonismo con otras citocinas o Inhiben o aumentan la síntesis de otras citocinas: Regulación positiva (+) y Regulación negativa (– ) o Inducen la producción de otras citocinas o Pueden actuar de diferentes maneras: Autocrina, Paracrina y endocrina

5. En el siguiente cuadro se muestran algunas citocinas importantes en la inmunidad adaptativa

CITOCINA

FUENTE CELULAR LT

CELULA DIANA LT

EFECTOS Proliferación, producción de citoquinas. Proliferación, activación Proliferación, síntesis de anticuerpos “Switching” al isotipo IgE. Proliferación, diferenciación Activación. Inhibición Proliferación (fibroblastos)Deposito de proteínas de matriz extracelular (reparación de tejido) Activación Activación ↑ moléculas MHC I y II Activación Activación Activación, producción.

IL-2

Células NK LB LB

IL-4

LTCD4+ Mastocitos

LT C. Endotelial LT

TGF

LT, FMN otros

Otras FMN

INF-γ (IFN II) Linfotoxina IL-5

LT NK LT LT

C. Endotelial Todas Neutrófilo C. endotelial Eosinófilo

6. De acuerdo al patrón de citocinas del microambiente celular, estas van a estimular a los LT activados a diferenciarse en Linfocitos efectores que pueden eliminar antígeno o estimular a otras células del sistema inmune (LT Citotóxicos y LT colaboradores TH1 o TH2) o a Linfocitos de memoria. 7. Los LTH1 y LTH2 se diferencian en patrón de producción de citocinas. Las citocinas de los LTH1 inducen la activación de LT colaboradores y LTC, mientras que las citocinas de LTH2 inducen la activación de linfocitos B y la producción de anticuerpos. 8. La IL-12 producida en la inmunidad innata por macrófagos activados por productos bacterianos o por células dendríticas presentadoras de antígeno, es la citocina clave para inducir a LT TH1, ya que activan a los linfocitos T, B y NK a producir INF-γ que a su vez

39

activa más macrófagos a producir más IL-12. Citocinas como la IL-4 por el contrario van a inducir a LTH2. 9. Las citocinas de TH1 y TH2 son excluyentes e inhibitorias mutuamente. 10. A continuación se muestran las citocinas de TH1 y TH2

Citocinas inflamatorias de respuesta Th
Th1 IL-3 GM-CSF IL-2 IFN-γ Crecimiento de prog. hematopoyéticos Mielopoyesis. Crecimiento de LT Activación de Macrof. Inducción de MHC II Inhibición de LTh2 Inducción de LTC Activación de Macrof. Citotoxicidad. Activación de Macrof. Activación de NEU IL-3 GM-CSF IL-4 Th2 Crecimiento de prog. hematopoyéticos Mielopoyesis. Activación y crecimiento LB Cambio de isotipo a IgE Inducción de MHC II Crecimiento de LT Inhibición del macrófago. Crecimiento de EOS Cambio de isotipo a IgA Crecimiento de LB Liberac. de prot. fase aguda Inhibe la activación del macróf Inhibe a los L Th1 Inhibe la activación del macróf

TNFα TNF-β

IL-5 IL-6 IL-10

TGF-β

40

ACTIVIDADES DE APRENDIZAJE – SESIÓN 4
Las siguientes actividades de aprendizaje serán desarrolladas y presentadas en grupo durante la siguiente clase (sesión teórica del 07 y 08 de setiembre) de acuerdo a las instrucciones descritas en la GUIA DE ACTIVIDADES DE APRENDIZAJE publicada por la Asignatura. ACTIVIDAD 1: Investigue y responda las siguientes interrogantes consultando diferentes fuentes de información biomédica. Luego prepare un informe escrito y una presentación oral en Power point. 12. Dibuje la estructura del complejo de reconocimiento del antígeno de los linfocitos T e identifique sus componentes moleculares. 13. Confeccione un cuadro identificando: Componente celular, moléculas de Señal 2, sus respectivos ligandos o receptores, y la función que desempeña en el reconocimiento del antígeno. 14. En un esquema o dibujo identifique las citocinas que intervienen en el reconocimiento de antígeno y activación del linfocito T, y explique la función de estas citocinas durante estos procesos. 15. Con un esquema o dibujo explique las diferencias entre la respuesta Th1 y Th2. 16. ¿Cuáles son las moléculas accesorias involucradas con el reconocimiento del antígeno Y explique en que orden se activan? 17. Busque 2 caricaturas que se relacionen con los linfocitos T y explique dicha relación. ACTIVIDAD 2: Durante la clase se realizarán actividades de debate grupal de temas propuestos por el docente, los cuales deberán ser entregados en forma escrita en el tiempo indicado por el docente. A cada grupo se le entregará una ficha de Co-Evaluación que deberá ser entregada junto con el trabajo escrito.

41

Facultad de Medicina de la Universidad de San Martín de Porres.

ASIGNATURA DE INMUNOLOGÍA BÁSICA 2007 Documento Nº 5

Unidad I: Bases de la inmunidad innata y adaptativa. Sesión teórica: Linfocitos B y Anticuerpos. Contenido: Introducción. Respuesta humoral dependiente e independiente de linfocitos T. Receptor BCR. Mecanismos de activación, reconocimiento del antígeno y producción de anticuerpos. Anticuerpos: Estructura, tipos y funciones. Redacción: Prof. Adriana Paredes A. Profesor responsable de la sesión: Prof. Adriana Paredes A. Objetivo de la Sesión: Analizar el proceso del reconocimiento del antígeno por linfocitos B, identificando los principales componentes moleculares que participan en este proceso, a fin de reconocer su importancia en la activación efectiva de la inmunidad humoral.
I. Introducción.

1. La respuesta inmune adaptativa es iniciada con la activación de los linfocitos a través del reconocimiento específico de los antígenos, dando lugar a su diferenciación en células efectoras y células de memoria: 1.1 Los linfocitos T (LT), participan en la inmunidad celular, que lleva a cabo su función efectora por la acción de sus componentes celulares: linfocitos T cooperadores y T citotóxicos, que actúan frente a antígenos intra o extracelulares de naturaleza proteica. 1.2 Los linfocitos B (LB), participan en la inmunidad humoral, que lleva a cabo su función efectora a través de los anticuerpos o inmunoglobulinas, moléculas solubles producidas por los LB, que son capaces de reconocer antígenos extracelulares de naturaleza variada, como: proteínas, carbohidratos, lípidos y ac. nucleicos. 2. El Linfocito B reconoce a los antígenos a través de su receptor específico denominado Receptor de la Célula B o BCR (del ingles “B cell receptor”), constituido por moléculas de inmunoglobulina de membrana (mIg). 3. Cuando los LB reconocen de manera específica algún antígeno, se activan, proliferan y se diferencian en células plasmáticas capaces de producir anticuerpos. 4. Dependiendo de la naturaleza del antígeno que desencadena la respuesta, el LB puede responder de dos maneras: 4.1 Respuesta humoral T independiente, cuando el LB puede activarse por si mismo, sin la ayuda del LT. 4.2 Respuesta humoral T dependiente, cuando el LB necesita la cooperación del LT para su activación. II. Linfocitos B : Origen y maduración 1. Los linfocitos B, reciben este nombre debido a que estudios en aves demostraron que el lugar de maduración de estos linfocitos era un órgano llamado la Bursa de Fabricius. 2. En los mamíferos no existe un equivalente a la Bursa. Todos los estados de maduración del LB se desarrollan en la medula ósea (MO), luego se distribuyen en los órganos linfoides periféricos donde completan su maduración y pueden reconocer y responder a antígenos extraños. 3. Los LB se originan en la MO a partir de células madres o “stem cells”, las cuales se diferencian primero en células progenitoras linfoides, y luego en los estados de maduración de linfocitos pro-B, pre-B, LB inmaduro y finalmente LB maduro.

42

4. Durante el proceso de maduración el linfocito B sufre cambios en su estructura, tales como: adquisición de fenotipo de madurez y capacidad funcional, recombinación y expresión de genes de Ig (BCR), proliferación y selección del repertorio de LB maduros. 4.1. El marcador mas importante que señala la madurez del LB es la presencia de la molécula de inmunoglobulina de membrana (mIg) o BCR: 4.1.1. Los precursores linfoides del linfocito B, así como los linfocitos inmaduros pro-B se caracterizan porque no presentan mIg y se dice que son linfocitos Ig negativos 4.1.2. Los linfocitos inmaduros pre-B expresan bajos niveles de una molécula incompleta de mIg, la cual es conocida como el pre-BCR. 4.1.3. Los linfocitos B inmaduros expresan niveles bajos de una molécula completa de mIg de tipo IgM, pero funcionalmente no proliferan ni se diferencian en respuesta a los antígenos. 4.1.4. Los linfocitos B maduros expresan niveles altos de mIg de tipo IgM e IgD y se dice que son LB IgD+IgM+. La co-expresión de IgM e IgD está acompañada de la adquisición de la capacidad funcional del LB y solo entonces podemos hablar de LB maduros que expresan un TCR funcional. 4.2. La recombinación de genes y expresión del BCR, es un evento clave durante la maduración del linfocito, se realiza a través de un proceso conocido como recombinación somática, en el que se generan una gran variedad de linfocitos, que van a expresar mIg o BCR de diversa especificidad y van a dar lugar a lo que se conoce como el repertorio de linfocitos B. 4.3. La gran diversidad generada a través del proceso de recombinación somática, podría dar lugar a linfocitos con capacidad de reconocer una gran variedad de antígenos, incluso antígenos propios, es por ello que los LB deben ser “evaluados”, antes de abandonar la MO a través de un proceso de selección: 4.3.1. Selección positiva: Sobreviven solo aquellos linfocitos B que expresen moléculas mIg funcionales (BCR funcional), es decir solo aquellas células con capacidad de reconocer antígenos, independientemente de su especificidad. 4.3.2. Selección negativa: Mueren por apoptosis, los linfocitos que expresen mIg o BCR capaces de reconocer con alta afinidad a antígenos propios. Esta selección negativa previene de respuestas inmunes potencialmente peligrosas para el organismo. 4.4. Al final de la selección los linfocitos B abandonan la MO como LB maduros vírgenes, entran a la circulación y se alojan en los órganos linfoides periféricos como LB IgD+IgM+. Si los LB no encuentran su antígeno específico, ellos morirán. Solo cuando reconozcan antígenos con alta afinidad dejarán de ser vírgenes y se diferenciarán en LB efectores o activados, dando lugar a la Respuesta Inmune Humoral. . III. Complejo de Reconocimiento del Antígeno (“señal 1”) 1. Los LB reconocen al antígeno a través de su Complejo de Reconocimiento del antígeno, conformado por el BCR (mIg) y dos proteínas accesorias denominadas Igα e Igβ. 2. El BCR lo constituye una molécula de inmunoglobulina de membrana (mIg) de tipo IgM. 2.1. Estructuralmente el BCR es una proteína simétrica formada por dos cadenas pesadas idénticas denominadas cadenas H (del ingles Heavy) y dos cadenas ligeras idénticas denominadas cadenas L (del ingles Light). 2.2. Ambas cadenas presentan una región amino-terminal variable (V), una región carboxiterminal constante (C) y se encuentran organizadas en regiones globulares denominados dominios de Ig. 2.3. Las cadenas pesadas H son de tipo µ y son las que se encuentran ancladas a la membrana del LB. Presentan una región V formada por 1 dominio de Ig denominado VH (del inglés Variable Heavy Chain), una región constante formada por 4 dominios de Ig denominados CH1, CH2, CH3 y CH4 (del inglés Constant Heavy Chain), una región transmembrana hidrofóbica, y una cola citoplasmática corta. 2.4. Las cadenas ligeras L, pueden ser de tipo κ ó λ. Presentan una región V formada por 1 dominio de Ig denominado VL (del inglés Variable Light Chain) y una región constante formada por 1 dominio de Ig denominado CL (del inglés Constant Light Chain). 2.5. Las regiones variables de las cadenas H y L se unen entre si para formar el sitio de unión para el antígeno. Finalmente las cadenas pesadas se unen entre si para dar lugar a la

43

estructura final de la mIg. Las uniones entre las cadenas son de tipo covalente, a través de puentes disulfuro. 2.6. La expresión del BCR esta codificada genéticamente. En la cadena H, la región variable está codificada por los genes V, D, J y la región constante está codificada por el gen Cµ. En la cadena L, la región variable está codificada por los genes V, J y la región constante está codificada por el gen Cκ o Cλ. 2.7. La recombinación de los genes que conforman la región variable hace posible la expresión de un gran número de BCR capaces de reconocer una gran diversidad de antígenos. 2.8. Sin embargo, el dominio citoplasmático del BCR es demasiado corto para poder traducir una señal de reconocimiento y activación, razón por la cual requiere de otras proteínas accesorias. 3. Las proteínas accesorias Igα e Igβ, se encuentran unidas entre si por puentes disulfuro. y conforman el Complejo de Reconocimiento del antígeno al unirse al BCR a través de las cargas iónicas presentes en la región transmembrana. 3.1. Cada una de las cadenas Igα e Igβ, presentan una región extracelular corta, una región transmembrana cargada negativamente y una cola citoplasmática que contiene una secuencia conservada ITAM (del ingles “Immunoreceptor Tyrosine-Based Activation Motif”) rica en Tirosinas. 3.2. Las proteínas Igα e Igβ, son idénticas en todos los LT y su función es iniciar la señalización intracelular a través de fosforilación de las Tirosinas de las regiones ITAMs, razón por la cual son consideradas moléculas señalizadoras. 4. La activación de los linfocitos B vírgenes tiene lugar en los órganos linfoides periféricos, cuando el BCR reconoce y se une a antígenos específicos. 5. El BCR tiene dos funciones importantes durante la activación del LB: 5.1. Enviar las señales necesarias para que el LB inicie su proceso de activación. 5.2. Unir e internalizar antígenos en vesículas endosómicas y si el antígeno es proteico procesarlo para su presentación al LT asociado a moléculas MHC clase II. 6. La activación apropiada del LB será posible cuando el reconocimiento del antígeno se de a través del Complejo de Reconocimiento del antígeno conformado por el BCR y las proteínas accesorias Igα e Igβ. 7. Es necesario que dos o más receptores reconozcan en forma simultánea el antígeno, para que se produzcan las señales de activación, a este tipo de señal se le llama entrecruzamiento del complejo BCR dependiente del antígeno y constituye la Señal 1. COMPLEJO BCR

44

IV. Moléculas de Co-estimulación (“Señal 2”) 1. Además del reconocimiento del antígeno (Señal 1), el LB requiere señales adicionales para su activación adecuada. Estas señales adicionales representan la segunda señal y están dadas por las moléculas co-estimuladoras. 2. La principal molécula co-estimuladora para el LB esta dada por un complejo de proteínas que forman el recetor CR2 del complemento. 3. Este complejo esta formado por el receptor CR2 y las proteínas de membrana CD19 y CD81. Al complejo CR2-CD19-CD81 se le conoce como el complejo co-receptor del LB. 4. El CR2 tiene afinidad por el componente C3d del complemento, y reconoce al C3d unido a antígenos microbianos, mientras el CD19 presenta una cola citoplásmica asociada a moléculas ITAM, que da lugar a la amplificación de las señales de activación. 5. La señal 1 induce a ciertos eventos celulares que preparan al LB para su interacción con el LT cooperador: 5.1. Aumento de la sobre vivencia del LB por la inducción de genes anti-apoptóticos. 5.2. Aumento de la expresión de moléculas MHC clase II 5.3. Aumento de la expresión de moléculas co-estimuladoras B7-2 (CD86) y/o B7-1 (CD80) que se unirán a las moléculas CD28 del LT activado, cuando el LB actúe como APC 5.4. Aumento de la expresión de quimiocinas CCR7, que permitirán la migración del LB, para su interacción con el LT 6. Algunos antígenos, los antígenos T independientes (TI) activan al LB directamente y no requieren de la interacción con un LT. 7. Los antígenos TI son polisacáridos o glicolipidos que presentan múltiples epitopes repetitivos en su estructura, lo que facilita el entrecruzamiento de muchas moléculas de mIg y por tanto favorecen la activación del LB, dando lugar a una respuesta con características particulares. 8. Los antígenos T dependientes (TD), son los antígenos proteicos. Estos antígenos no presentan epitopes repetitivos, por tanto difícilmente podrán activar por si mismos al LB. 9. Cuando un LB no es capaz de montar una respuesta frente a un antígeno proteico, su principal función será entonces internalizarlo, procesarlo y seguidamente presentarlo al LT. 10. Las características más importantes de los antígenos TI y TD se muestran en el siguiente cuadro. CUADRO ANTÍGENOS T DEPENDIENTES Y T INDEPENDIENTES CARACTERISTICAS Antígeno Timo-dependiente Proteínas Antígeno Timo-independiente Antígenos poliméricos: polisacáridos, glicolípidos, ac. nucleicos

Naturaleza Química

Características de la Respuesta de Anticuerpos Cambio de Isotipo Maduración de la Afinidad Respuesta 2ria (cél. de memoria) Induce Hipersensibilidad Retardada IgM SI IgG, IgA, IgE SI SI IgM NO IgG (IgG2)

NO (muy poco) NO (muy poco) NO

SI

45

V. Cooperación del LT 1. Las respuestas frente a antígenos proteicos requieren por lo general de la interacción entre LB y LT antígeno específicos. 2. El LB actúa como APC, presentando el antígeno procesado al LT. Esta interacción trae como resultado la activación y diferenciación del LT con la expresión de moléculas de membrana y secreción de citocinas para una mejor interacción y activación del LB. 3. El LB activado a través de la unión del péptido a su BCR aumenta la expresión de moléculas co-estimuladoras B7-1 y B7-2. 4. El LT reconoce al complejo peptido-MHC presentado por el LB (Señal 1) y las moléculas co-estimuladoras B7-1 y B7-2 (Señal 2) a través de su molécula CD 28. 5. El LT activado expresa en su membrana el receptor CD40L (CD40 Ligando) que se une a las moléculas CD40 del LB, que son expresadas constitutivamente. 6. La interacción CD40-CD40L es clave en la activación del LB: 6.1. Estimula la proliferación y diferenciación del LB a célula plasmática. 6.2. Aumenta la expresión de moléculas co-estimuladoras B7-1 y B7-2. 6.3. Incrementa la activación del LT. 6.4. Promueve el cambio de isotipo, para dar lugar a las diferentes clases de Inmunoglobulinas. VI. Citocinas y la activación del Linfocito B (“Señal 3”) 1. El reconocimiento del antígeno por el LT, la coestimulación y otras señales dan lugar a la activación del LT, que responde con la secreción de citocinas, proliferación y diferenciación. 2. La citocina más importante producida por LT vírgenes es la IL-2, la cual funciona como un factor de crecimiento o de activación clonal tanto para el LT como para el LB. 3. Tres citocinas producidas por el LT aumentan la proliferación del LB: la IL-2, IL-4 e IL-5. 4. La IL-6, producida por los macrófagos y LT es un factor de crecimiento para las células plasmáticas. 5. Es muy importante la acción de las citocinas en el cambio de isotipo, ya que representan el estímulo para que se produzca la recombinación somática en regiones génicas específicas para dar lugar a un determinado tipo de inmunoglobulina. 6. En el siguiente cuadro se muestran algunas las citocinas asociadas a los procesos de cambio de isotipo. CITOCINAS SWICH DE ISOTIPO

46

VII. Los Anticuerpos: Moléculas efectoras de la inmunidad humoral 1. Los anticuerpos o inmunoglobulinas, son glicoproteínas producidos por los LB, que pueden ser expresados en membrana o secretados por los LB diferenciados en células plasmáticas. 2. Los anticuerpos se unen a antígenos específicos durante las fases de reconocimiento y efectora de la inmunidad humoral: 2.1. En la fase de reconocimiento a través de la mIg o BCR. 2.2. En la fase efectora a través de anticuerpos secretados por los LB diferenciados. 3. Todas las moléculas de anticuerpo secretadas por una célula plasmática, tendrán la misma especificidad que el BCR que inicialmente fue activado. 4. Todas las moléculas de anticuerpo presentan la misma estructura básica: dos cadenas pesadas idénticas denominadas cadenas H y dos cadenas ligeras idénticas denominadas cadenas L. 5. Ambas cadenas presentan una región amino-terminal variable (V), una región carboxiterminal constante (C) y se encuentran organizadas en regiones globulares denominados dominios de Ig. 6. El número de dominios de la región constante varía en los diferentes tipos o isotipos de anticuerpos. 7. Se conocen 5 isotipos de inmunoglobulinas denominados: IgM, IgD, IgG, IgE e IgA. 8. Las cadenas pesadas H son de diferente clase, dependiendo del isotipo de Ig: 8.1. Las IgM, presentan cadenas H de tipo µ 8.2. Las IgD, presentan cadenas H de tipo δ 8.3. Las IgG, presentan cadenas H de tipo γ 8.4. Las IgE, presentan cadenas H de tipo ε 8.5. Las IgA, presentan cadenas H de tipo α 9. Las cadenas ligeras L, pueden ser de tipo κ ó λ. 10. Las regiones variables de las cadenas H y L se unen entre si para formar el sitio de unión para el antígeno. Finalmente las cadenas pesadas se unen entre si para dar lugar a la estructura final de la mIg. Las uniones entre las cadenas son de tipo covalente, a través de puentes disulfuro. 11. Cada anticuerpo contiene por lo menos dos regiones de unión al antígeno, formado por un par de dominios VH y VL 12. Adicionalmente presentan una región llamada bisagra, que le da la flexibilidad necesaria a la molécula de Ig. 13. Las regiones variables, amino-terminales participan en el reconocimiento del antígeno. Reciben este nombre por la alta variabilidad de los aminoácidos que la conforman. 14. Cada anticuerpo contiene por lo menos dos regiones de unión al antígeno, formado por un par de dominios VH y VL 15. Las regiones constantes, carboxi-terminales no participan en el reconocimiento del antígeno. Pero, las regiones constantes, de las cadenas H, interactúan con otras células y moléculas efectoras del sistema inmune para llevar a cabo varias acciones.

47

ESTRUCTURA BÁSICA DE IG

Región Variable

Región Constante

TIPOS Y FUNCIONES DE LAS IG

48

ACTIVIDADES DE APRENDIZAJE – SESIÓN 5
Las siguientes actividades de aprendizaje serán desarrolladas y presentadas en grupo durante la siguiente clase (sesión teórica del 07 y 08 de setiembre) de acuerdo a las instrucciones descritas en la GUIA DE ACTIVIDADES DE APRENDIZAJE publicada por la Asignatura. ACTIVIDAD 1: Investigue y responda las siguientes interrogantes consultando diferentes fuentes de información biomédica. Luego prepare un informe escrito y una presentación oral en Power point. 1. Dibuje la estructura básica de una molécula de anticuerpo y explique sus partes. 2. A través de un esquema o dibujo (diseñado por usted mismo) explique a que se denomina respuesta primaria y respuesta secundaria. 3. Observe cuidadosamente las siguientes figuras, y busque la relación más apropiada de cada una de ellas con los componentes celulares y moleculares de la respuesta inmunitaria.

ACTIVIDAD 2: Durante la clase se realizarán actividades de debate grupal de temas propuestos por el docente, los cuales deberán ser entregados en forma escrita en el tiempo indicado por el docente. A cada grupo se le entregará una ficha de Co-Evaluación que deberá ser entregada junto con el trabajo escrito.

49