El presente estudio pretende analizar dos casos de vivienda en la obra de Adolf Loos desde un punto de vista interesado en la fragmentación

del espacio y la concatenación de espacios mediante distintos sistemas de circulación y diferenciación. Se estudiará por tanto el sistema de “Raumplan”, término acuñado por Kulka, discípulo de Loos. Se han elegido la casa Rufer (1922) y la villa Müller (1928-30). Con estos dos ejemplos se pretende dar una visión característica de la forma de proyectar del arquitecto desde el primero de los casos donde se sintetizan los elementos básicos del concepto de vivienda como espacio tridimensional proyectado por Adolf Loos hasta la obra más tardía donde se exploran todas las capacidades del sistema. Las casas estudiadas se caracterizan por su concepción europea de construcción compacta e introvertida. Loos intentará ahondar en estas ideas basadas en la tradición para llegar a la esencialidad en el planteamiento. Por este motivo sus viviendas partirán de un volumen puro euclidiano, generalmente un cubo perfecto. Es precisamente en esta labor de engarce dentro de un volumen compacto donde su arquitectura despliega toda su potencia arquitectónica. En todas estas viviendas se siente un especial interés en la graduación desde los ámbitos más públicos a los más privados. El tema de la intimidad tanto hacia el exterior como entre los distintos ámbitos de la villa burguesa es crucial para entender la arquitectura de Loos Estos dos conceptos citados son la clave para entender la segregación de los ámbitos en sección. Las villas loosianas se dividen generalmente en cuatro o más plantas. La planta inferior se dedica a espacios servidores tales como almacenes, habitaciones del servicio, lavandería. . . etc. La penúltima planta se dedicará a los usos nocturnos y se dispondrán en ella de forma racional las habitaciones que son entendidas como unidades autónomas, aisladas y únicamente relacionadas con el exterior a través de los huecos en fachada. Las plantas intermedias (la idea de planta, en este caso, prácticamente carece de sentido si entendemos la manera de proyectar el espacio claramente volumétrica) son el “piano nobile”, los usos más públicos de la casa y es donde se desarrolla toda la fuerza espacial del “raumplan”. La última planta dependerá en muchos casos del ejemplo pero supondrá en algunos una extensión de las plantas nobles o por el contrario en otros de la planta de habitaciones.

Se parte de una forma casi cúbica elemental de 10 x 10 x 12 m con una estructura clara de muros de carga perimetrales y uno central que se descompondrá a partir del segundo nivel hasta quedar reducido a poco más que un pilar central y una doble viga de hormigón armado que recogerá las viguetas de los sucesivos forjados unidireccionales. Es este caso la estructura se lee claramente pero como veremos en los siguientes proyectos. Es recibida por un exiguo vestíbulo que supondrá el primero de una serie de espacios angostos hasta desembocar en la amplitud de la estancia principal. La entrada se produce en planta baja. Austria El proyecto de la casa Rufer es el primer ejemplo en la obra de Loos donde se pone de manifiesto las ideas espaciales que el arquitecto desarrollará a partir de este momento.Casa Rufer (1922) Viena. ésta siempre irá subordinada a las operaciones espaciales interiores y no constituirá el elemento clave para entender la organización de la vivienda. La casa Rufer se lee a partir del recorrido interior. Esta manera de acceder genera una tensión espacial que potencia la experiencia del movimiento y será una constante en Loos. concepción estereotómica y fragmentación (elaboración propia) . 1 _ Vestíbulo de entrada 2 _ Antesala 3 _ Despensa 4 _ Sala de Música 5 _ Porche 6 _ Comedor 7 _ Distribuidor 8 _ Vestíbulo 9 _ Terraza Diagramas de circulación.

Adquieren así especial importancia los elementos que permiten estas articulaciones espaciales al mismo tiempo que segregan los distintos ámbitos de privacidad. planta espacial. De esta forma la unidad espacial se traduce también en una unidad constructiva donde todos los elementos se entienden como un todo indivisible. El volumen del cubo se opera desde un punto de vista estereotómico. En el caso de la casa Rufer el elemento clave de la formulación proyectual es el muro central. huecos. . En la casa Rufer esto se establece con claridad y sencillez y veremos como en los siguientes ejemplos adquiere toda su fuerza. petos. materiales y la forma de hacer penetrar la luz en ellos es distinta.Distintas espacios habitables en orden de privacidad se van sucediendo unidos de forma sesgada por el recorrido. Una de las cuestiones de mayor interés en la arquitectura que Loos produce en sus villas es la disociación entre los recorridos físicos de circulación y los recorridos visuales. Esto se entiende con claridad en las operaciones que generan el espacio exterior cubierto anexo a la sala de música y la terraza en la última planta. unidades con carácter propio dentro del todo del espacio continuo loosiano. se revela a través de líneas de visión que se producen entre los espacios estanciales mientras que la lectura desde el recorrido se mantiene fragmentaria. . . De esta forma el raumplan. Tienen diferentes alturas. Los fragmentos se encajan sutilmente a partir de vaciados en la masa construida. Las sustracciones se muestran en la forma de tratar los muros y paramentos parcialmente recortados para generar armarios. el recorrido y el comedor en un juego escenográfico donde el propio habitante que activa el recorrido se convierte en actor de la arquitectura. mobiliario empotrado. Este muro central es recortado y excavado con precisión para dividir y conectar al mismo tiempo la sala de música. De esta forma se conciben como fragmentos.

Las escaleras como elemento de comunicación vertical son en este caso apoyadas por un ascensor (para personas) que se sitúa ligado a zonas servidoras. Además Loos establecerá los elementos de circulación en ésta fachada como un sistema calculado de filtro y protección de la intimidad del interior de la vivienda. Loos genera por ello una serie de niveles aterrazados desde donde emerge el elemento principal que volverá a concebirse como un volumen prismático cartesiano cercano a un cubo. Los niveles vuelven a segregarse atendiendo a su grado de privacidad o a su uso funcional. así mismo. El solar en este caso tendrá una importancia mayor. El interés por dotar de intimidad al espacio interior hace que el volumen se sitúe descentrado en el emplazamiento y se aproxime al borde oeste para disponer un espacio libre mayor de la parcela al este y separarse así del vecino.Casa Müller (1928-1929) Praga. Sin embargo a diferencia de la casa Rufer. En las plantas semienterradas del edificio se situarán todos los espacios de almacenamiento y servicio. La villa. Hablamos en este caso de “recorridos” en plural. La entrada se resuelve desde la cota superior del solar. no llegará a expandirse (ascendiendo un tramo zigzagueante de escaleras) hasta acceder al espacio principal de la villa. la penúltima planta volverá a constituir el espacio para la noche y la última planta albergará la característica terraza de la arquitectura de Loos y dos estancias. El piano nobile se presenta como una estructura espacial compleja a varios niveles que ocupa el equivalente a la altura de 2 plantas holgadas del cubo. Las intenciones proclamadas en la casa Rufer se ven llevadas al extremo y se establecen nuevas y diversas fórmulas de articulación espacial. una de las cuales y gracias al ascensor se proyecta con la idea de servir de sala del desayuno. Checoslovaquia El proyecto de la casa Müller supone el máximo exponente del concepto de Raumplan en la arquitectura de Adolf Loos. . se asienta en un terreno de fuerte desnivel. El terreno linda por tres de sus bordes con espacios públicos mientras la fachada este da a otra propiedad. como hemos visto en el ejemplo anterior. Consecuentemente con esto los espacios de mayor envergadura de la vivienda se abrirán al este y se cerrarán al oeste. Se produce a través de un espacio angosto y oscuro que si bien se verá desahogado en un primer recibidor. Nuevamente los espacios de circulación sirven como hilo conductor explicativo del proyecto. aquí la circulación principal unitaria evoluciona en una estructura rizomática de tal forma que las conexiones físicas y visuales se multiplican y complejizan. Éstos se concentran en el corazón de la vivienda formando una suerte de centro al que se enganchan las estancias escalonadas a su alrededor.

escalera . La diferencia volumétrica entre las piezas y sus alturas permite un juego de recorridos tanto entre ellas como bajo ellas. comedor. en este sentido los dos elementos se superpondrán actuando cada uno con sus propias . una lleva al comedor y más tarde a la biblioteca y a la escalera que da acceso a la planta de habitaciones. concepción estereotómica y fragmentación (elaboración propia) La fragmentación alcanza aquí su expresión más decidida.escalera . Los espacios públicos de la casa se distribuyen cada uno a un nivel diferente (la sala de música y el comedor llegan a tener una diferencia de cota de más de un metro y medio) y todos jugarán su papel en un espacio articulado continuo. Así mismo el juego en sección alcanza en este caso también al nivel inferior destinado a espacios servidores de tal forma que Loos establece alturas distintas para programas diferentes como el garaje o las habitaciones de los empleados del hogar. Recibidor . En este sentido el recorrido de entrada establece una secuencia llena de intensidad: pasillo angosto.1 _ Vestíbulo de entrada 2 _ Recibidor 3 _ Sala de Música 4 _ Comedor 5 _ Sala de las Damas Diagramas de una de las circulaciones. gran sala. biblioteca): la sala de las damas. Destaca la introducción de otra estancia adicional a las anteriores (sala de música.luz oeste. La operación de extraer en parte la estancia del comedor del volumen cúbico rompe la fachada y denota al exterior el juego de volúmenes interior. A partir de este momento la circulación se bifurca en dos escaleras.quiebro. Como se veía de forma incipiente en la casa Rufer los recorridos de circulación distarán de coincidir con las líneas de visión.quiebro. El Raumplan se traslada de esta forma al conjunto del edificio y permite una mejor adaptación a la pendiente del terreno. preámbulo a doble altura. paso bajo sala de las damas . la otra rodea la sala de las damas para dar finalmente acceso a esta y luego enlazar con la escalera a los niveles superiores.

Los espacios establecen una serie de relaciones visuales entre ellos y con el espacio de conexión entre niveles. demuestran el proceso concienzudo de Adolf Loos por adecuar y diseñar cada espacio para su función y así dotar de autonomía formal a cada unidad espacial dentro del conjunto de la vivienda. El salón principal presenta antepechos y pilares revestidos de mármol verde Cipollino. alfeizares.leyes pero formando en definitiva un juego por contraposición. vitrinas. Diferentes materiales se utilizan para revestir los interiores de casa. . Plano de alturas (más oscuro menos cota) y Plano de líneas de visión. Estos muros en el afán de permitir esa transparencia espacial se descomponen hasta constituir otros elementos más sencillos como pilares. Ambos elementos de articulación son tratados como elementos de mobiliario. Muro desmaterializado El comedor por su parte entrará en relación con la sala de música y también por otro de sus paramentos con la escalera. Se enfatiza así el tratamiento de las “fachadas” internas de cada fragmento. . bancos corridos. Sin embargo se produce una relación visual de mayor distancia con la sala principal a través de un gran hueco apaisado realizado en el paramento óptimo. vigas. . . El comedor y la biblioteca se revisten de paneles de caoba tanto en paramentos verticales como en . los techos están enyesados y el hogar se presenta en fábrica vista. La biblioteca de nuevo se mantendrá más aislada y se entiende como el espacio público de mayor recogimiento en la arquitectura de Loos. Mobiliario como elemento divisor El descansillo de la escalera que parte a la sala de las damas se delimita gracias a un desnivel y un tabique que divide la biblioteca. huecos interiores. Las distintas soluciones de mobiliario empotrado. Los elementos que articularán todo este sistema se proyectarán como hemos visto desde una concepción estereotómica de la construcción. (elaboración propia) Cabe destacar distintas situaciones: Hueco en el muro: La sala de las damas se acota por 3 de sus lados por tabiques no portantes con la intención de segregarla del espacio de circulación que la rodea y darle así mayor intimidad sin sacrificar la idea de espacio continuo. El primero se convierte en unas estanterías continuas y el segundo en una suerte de sofá y mesillas empotrados.

La casa Müller nos muestra una arquitectura multi propositiva. Loos propone una arquitectura muy personal. Kurt “Adolf Loos”. “La casa de un solo muro”. Ed GG Risselada. Nerea (Las imágenes de las plantas están extraídas de estas publicaciones) . Más que una ruptura con la tradición y sus valores o generar una arquitectura nueva para hombres nuevos. basada en la realidad de su época a la búsqueda de la esencialidad y la falta de prejuicios. Max “Raumplan versus planta libre”. La gama cromática es extensa y acompaña a los distintos ambientes de la casa de forma que potencian el sentido fragmentario del espacio. Bibliografía Lustenberger. donde la fragmentación se utiliza como método para conjugar distintas intenciones y necesidades. Rizzoli Hernández León.los techos. Adolf Loos entiende la vivienda como una aportación desde la arquitectura a la realidad social de su época. En la sala de las damas se utiliza por el contrario paneles de madera de limonero. Juan Miguel. alejada tanto del continuismo clásico como de las vanguardias. una vida doméstica compuesta por elementos autónomos en relación.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful