La obra de arte en la época de su reproductibilidad técnica

Anna Carmen Garcia Garcia
Teorías de la Vanguardia Curso 2010/2011

se reafirmó en su postura antifascista y entre 1934 y 1935. pero más concretamente para Alemania. en 1919 se instauró la República de Weimar que duró hasta 1933. mientras huía de París hacia Lisboa. Aunque esta preocupación se manifiesta abiertamente sobre todo en el prólogo y epílogo de la obra. En su obra nos habla de lo que para él es el fascismo y la esperanza que tiene de una revolución proletaria. ligado a las tesis corporativistas. Su idea de arte se basará en la contraposición de las viejas tesis frente a las nuevas. Tras ver toda la masacre que el fascismo provocó. Una de las hipótesis más fiable sobre su muerte cree que se suicidó con morfina tras ser interceptado por la policía franquista en este pueblo de la provincia de Girona. El arte en esa época estaba en pleno esplendor. escribió “La obra de arte en la época de su reproductibilidad técnica”. tras la derrota del país en la Primera Guerra Mundial. el cual posteriormente instauró una dictadura totalitaria llamada Tercer Reich. Nunca llegó a América ya que murió el 27 de septiembre de 1940. aún en el año 36. El tema principal en el texto de Benjamin es el fascismo. Max Horkheimer o Bertolt Brech.Walter Benjamin nació el 15 de julio de 1892 en Berlín en el seno de una familia de la alta burguesía alemana. ya que es el hilo subterráneo de toda la obra. no hemos de olvidarla nunca. hasta que en ese mismo año dicha República se deshizo tras el triunfo de Adolf Hitler. la izquierda alemana creía posible esta revolución. Debido a su vinculación en la Escuela de Frankfurt llegó a conocer a grandes pensadores de la época como fueron Theodor Adorno. Los nuevos conceptos “acerca de las tendencias evolutivas del arte bajo las actuales condiciones de producción”1 entra hoy en conflicto con las tradicionales tesis que respaldan “una serie 1 Prólogo. al socialismo utópico y a la figura de Fourier). pp. Pronto Benjamin se dio cuenta del peligro que corría en Alemania debido a sus ideas contrarias a toda ideología fascista (adoptó la postura de un marxismo más bien primitivo. por eso decidió emigrar a otros países (Francia y España) con la intención de llegar a Estados Unidos. en medio de todo el caos mundial. 18 . en Portbou. donde lo esperaba su amigo Theodor Adorno. (una población catalana situada en la frontera hispano-francesa). Benjamin tuvo que vivir en una época históricamente difícil para Europa.

perennidad y misterio) cuya aplicación incontrolada (. genialidad. concepto que encierra en él todos aquellos viejos valores útiles para el fascismo de los que hablábamos y que encontramos en el segundo capítulo: “desprecio de su aquí y ahora”. Benjamin destaca dos condicionamientos sociales que provocan el desmoronamiento del aura. La segunda condición social que nos plantea Benjamin es la superación de la singularidad de cada dato. 18 Prólogo. pp.de conceptos heredados (como creación.. “autenticidad”. auténtico y singular. por tanto. Lo esencialmente lejano es lo inaproximable”.3 Benjamin ve como nuestra mentalidad ha ido educándose con estos conceptos heredados..4 La intención del autor es acabar con el aura ya que este proceso. El otro término clave en este texto de Benjamin va a ser el de aura.24 Cap. pp. son utilizables para la formación de exigencias revolucionarias en la política artística”. “quitarle la envoltura a cada objeto. es decir.18 Cap. “tradición”. pp. según él.. 3.) lleva a la elaboración del material fáctico en el sentido fascista”2. está ligado a las condiciones sociales que se manifiestan en la época. Por una parte habla de la aspiración de las masas a acercar espacial y humanamente las cosas. Posteriormente nos definirá el término aura como: “la manifestación irrepetible de una lejanía (por cercana que pueda estar). del caudillo. de tal manera que han acabado por sobrevalorarse. es la signatura 2 3 4 5 Prólogo. Por el contrario.25 . y que están estrechamente relacionados con el papel cada vez más emergente de las masas. en la nota 7 podemos ver esta contraposición: “Lejanía es lo contrario que cercanía. Esta mentalidad la aprovechó el fascismo extrapolando esa sobrevaloración de los conceptos a la figura del dictador.forjando una imagen de líder al que idolatrar y tomar como algo irrepetible. “presencia irrepetible”. aquí vemos cómo el autor contrapone esta necesidad de adueñarse de los objetos con la lejanía que caracteriza al aura.. Benjamin ve como solución a este conflicto la creación de unos conceptos que “por vez primera en la teoría del arte se distinguen de los usuales en que resultan por completo inútiles para los fines del fascismo. triturar su aura. pp. 3. nos destaca “la necesidad de adueñarse de los objetos en la más próxima de las cercanías” 5...

también nos diferencia la reproducción técnica y la manual.de una percepción cuyo sentido para lo igual en el mundo ha crecido tanto que incluso (. (…) la política”9.) y ya nos destaca la fotografía y el cine como procesos revolucionarios que han abierto un camino repleto de posibilidades reproductivas. 4. En el primer capítulo Benjamin nos explica las distintas técnicas de reproducción que han habido a lo largo de la historia (entre ellas nos destaca: fundidos. El problema reside en que aún .26 Cap. 4.tras la secularización del arte en el Renacimiento. litografía... grabado de cobre y aguafuerte. luego religioso”7. Hasta ahora nos habíamos limitado a mostrar en líneas generales el concepto que tiene Benjamin del arte y su tesis básica sobre la necesidad de desauratizar el arte para dejar de lado los viejos conceptos que son útiles al fascismo y cambiarlos por los nuevos para colocar en manos de las masas un arte cuyo valor tenga la capacidad de crear un verdadero cambio político.25 Cap.27 Cap. El autor nos destaca la fotografía y el cine como los únicos géneros capaces de eliminar esos restos auráticos de las obras de arte.) le gana terreno a lo irrepetible”6. es decir. la reproducción técnica tiene capacidades revolucionarias para el arte y la vida. pp.28 . pp. cuñas. la primera la 6 7 8 9 Cap 3... pues según Benjamin. Sólo mediante la reproductibilidad técnica “se emancipa a la obra artística de su existencia parasitaria en un ritual”8. Propone crear copias perfectas que atrofien el aura y la función ritual del arte para poder valorar más la obra por sí misma (ser más críticos y menos manipulables) y poder darle una nueva función: “En lugar de su fundamentación en un ritual aparece su fundamentación en una praxis distinta. 4. pp. Benjamin se va a trasladar hasta el origen de la obra de arte para descubrir cuál era su función en un primer momento: “Las obras artísticas más antiguas sabemos que surgieron al servicio de un ritual primero mágico. aún se sigue venerando al artista y a la originalidad de la obra como algo único e irrepetible. Más adelante. pp. A continuación veremos como Benjamin argumenta a lo largo del texto cómo la reproductibilidad técnica de la obra de arte es el método más adecuado para conseguirlo. se destaca el valor cultual de las obras de arte. xilografía.

Otro apunte que hay que tener en cuenta es que cuando Benjamin habla de arte de masas. ya que sigue dependiendo de la original. la desauratización no será total sino parcial y exactamente en el terreno artístico o como dice Benjamin en la página 39: “Mientras sea el capital quien de en él el tono. además de que puede llegar a todo el mundo. también nombra la fotografía como género capaz de eliminar el aura parcialmente. sin este otro lado suyo destructivo. seguirán viéndose restos auráticos. 48 12 Cap. 23 11 Cap. catártico: la liquidación del valor de la tradición en la herencia cultural” 10. Por lo tanto. no lo hace en un sentido despectivo. 15.considera como una falsificación. no podrá adjudicársele al cine actual otro mérito revolucionario que el de apoyar una crítica revolucionaria de las concepciones que hemos heredado sobre el arte”. Benjamin observa y propone el cine como el género capaz de eliminar por completo el aura. pp. Si el Mercado está en manos del sistema y el sistema no cambia. si que observa un problema que puede obstaculizar la desauratización total y es el poder que ejerce sobre el cine el Mercado. igual que por medio del psicoanálisis nos enteramos del inconsciente pulsional” 11 Aunque Benjamin apuesta férreamente por el cine como instrumento desauratizador. En el texto. no habla de la cultura de masas en un sentido amorfo. en un sentido revolucionario y positivo totalmente. y la segunda la considera más independiente de la original. pp. ya que no hemos de olvidar que el Mercado del cine introduce el culto a las grandes estrellas.12 10 Cap. pp. ya que: “La importancia social de éste no es imaginable incluso en su forma más positiva. 52 . 13. Además en el capítulo 13 Benjamin nos muestra todos los paralelismos existentes entre el cine y la capacidad terapéutica del psicoanálisis ya que “por su virtud experimentamos el inconsciente óptico. y precisamente en ella.2. Si bien la fotografía parece no acabar de ser un género totalmente destructivo del aura. sino que habla de masas como las que revolucionan y lo cambiarán todo. Se reafirma en esta postura cuando en el capítulo 15 nos dice: “La masa es una matriz de la que actualmente surte (…) todo comportamiento consabido frente a las obras artísticas. si no cambiamos esto también. La cantidad se ha convertido en calidad”. pero no totalmente ya que en el resto de fotografías que no tengan un valor didáctico siguen percibiéndose restos auráticos.

como él quisiera. Benjamin retoma el tema inicial de su propuesta de introducir nuevos conceptos en el arte desterrando todos los antiguos para poder luchar así contra el fascismo. 50 14 Cap. la profunda crítica al fascismo. Al contrario de lo que parece. (…) procuraron alcanzar esa inutilidad por medio de una degradación sistemática de su material.” público”. sino que lo hace asegurándose de que sea en el sentido de garantizar la conservación de las condiciones de propiedad y no. pero no es así. 14. de modificarlas.14 Ya por último. Además. pp. ya en el capítulo 14 (dedicado al dadaísmo) nos muestra su capacidad excepcional dentro de los distintos movimientos de vanguardia de ser el único con una actitud contraria a la mercantilización. 51 . 13 “Al hacer de la obra de arte un centro de escándalo. en el epílogo. con afirmaciones como “El fascismo intenta organizar las masas recientemente proletarizadas sin tocar las condiciones de la propiedad que dichas masas urgen por suprimir”. 14. las manifestaciones dadaístas garantizaban (…) provocar escándalo 13 Cap.Y respecto al arte de vanguardia. no niega que el fascismo no dé posibilidad de expresión a las masas. en un primer momento puede parecernos que el autor se posiciona en contra de este tipo de arte. “Los dadaístas dieron menos importancia a la utilidad mercantil de sus obras de arte que a su inutilidad como objetos de inmersión contemplativa. pp. vuelve a levantar el hilo conductor de todo su texto.