Ante el vacío existencial

Este libro realmente me ha llevado a un punto de estremecimiento… Inicialmente me sentí muy conectada cuando plantea la situación que percibe Viktor entre las nuevas generaciones de jóvenes, me sentí tan identificada porque a diario en mi trabajo logro darme cuenta que entre los estudiantes universitarios existen muchas carencias de tipo existencial, pareciera que todos viven en un estado automatizado donde lo hacen tan mecánico y rutinario que carece de importancia y significado lo que cada momento se presenta en sus vidas. Esta parte también me movió muchísimo ya que de algunos meses para acá he sentido que algo me falta en mi vida, se generaron tantos cambios y mi vida dio un giro tan radical que pareciera que mi vida tiene un gran hueco. Observo una inconsciencia colectiva entre los jóvenes universitarios ya que parece que en realidad no tienen claro que es lo que quieren para sí, para su vida. Este libro también me hizo reflexionar sobre el papel de la psicoterapia y sobre todo como es que yo vivo la psicoterapia. Todos partimos de una epistemología psicoterapéutica, pero conforme a mi corta experiencia y a los diferentes contextos en los que me he desempeñado me puedo dar cuenta que al igual que en los jóvenes universitarios, los usuarios o consultantes tienen una visión muy limitada de un terapeuta donde solo es ese alguien que está ahí para resolver los problemas; como un mecánico que arregla un coche descompuesto. Sin embargo también reflexiono sobre la forma en la que yo brindo la terapia y en las ocasiones en las que tal vez ha sido tal mi automonitoreo y mi afán de hacerlo “perfecto” que me olvido de la persona que está frente a mi por estar vigilando mi trabajo. Me hizo confrontar mis creencias sobre la religión, ya que siempre había relacionado la espiritualidad con Dios y con la religión en si; sin embargo esto solo me llenaba de mas vacios porque me hacia alejarme más de eso, porque lo sentía como obligación y a la vez se gestaba culpa por no cumplir precisamente con los mandatos que establece la religión. Conforme fui comprendiendo entendí que el “Ser espiritual, Ser trascendental que logra tocar las fibras más sensibles de su ser, de su esencia; esto va mas allá del cuerpo y de los pensamientos: Donde la persona es libre y es espiritual!!!. La lectura me lleno de mas cuestionamientos que me hacen creer que tal vez ese aparente sin sentido que vivo es en realidad un sentido momentáneo por falta de un compromiso real donde me doy cuenta que me encuentro en un estancamiento, vivirme en una zona de confort donde no me responsabilizo de mis actos y me lleva a ese rubro de los individuos

Ante el vacío existencial conformistas que optan por hacer lo que los demás quieren por miedos absurdos. materialista y poco significativa. pero cuando miro hacia adentro puedo darme cuenta que no está del todo vacio. este libro me hizo darme cuenta que este nuevo rol que ahora tengo donde mi labor es facilitar el aprendizaje a otros no ha sido fácil por el contexto y me pregunto: si este puede ser mi sentido de vida? Si el servir de puente para que otros lleguen al otro lado es mi misión? Continuo con estas interrogantes pero ahora soy consciente de que ya no me queda el papel de víctima y que lo primero que debo y además quiero hacer es ser RESPONSABLE de mis actos y en la medida en que me viva responsable podre tener una mejor panorámica y lograr apreciar la luz entre la espesa neblina y así disfrutar de mi vida con las circunstancias que tengo. . Ante el Vacío Existencial Frankl Viktor Logoterapia María Luisa L. López Tamayo. Sigo cuestionándome cual es mi sentido de vida y que me genera ese aparente “vacio”. que he estado llenándolo de un tanto cuanto de porquería banal.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful