lcipus

REVISTA ANDINA DE LETRAS 18/2004/UASB-Ecuadof¡Corporación Editora Nacional

JOYCE, EL SINTHOME
Nora Sigal de Eliscovich

EncuentrlU oscurlU mis plÚlJbrllS. LA oscuridad está en nuestrlls IIlmlU ¿no crees? Ulises

EL HOMBRE, EL NOMBRE PROPIO, EL NOMBRE DEL PADRE

A pesar de que no hay nada que saber sobre James Joyce porque su escritura siempre podrá decir más, intentaré aportar algunas ideas sobre él, su escritura y aquello que se ha denominado su sinthome. James Augusta (no Augusto) Joyce, así como su padre, John Stanislaus Joyce, fue mal inscrito por culpa de un error que, como sucede siempre con los errores, habrá de pagar. Ya lo decía Tristam Shandy, «el delito del mal nombre es sin solución»'! Este significante que marca al sujeto para toda la vida, funciona como significante amo, guiará al resto de la cadena que constituirá su historia. Con el nombre propio (conjunción de un nombre elegido con los apellidos heredados) se obtiene un lugar en el espacio simbólico de la cultura. Sin ese nombre no se nace a la vida, ya que vivir es llamarse y ser llamado por otros. El nombre, compleja armazón que condiciona la existencia, representa la ley en el sujeto. Desde el inicio de su vida, J oyce se ha preguntado ¿Qué es un padre? de todas las maneras posibles. Su propio padre, por momentos tan indigno, ca-

l.

Laurence Sterne, Vidll y opiniones del cllbllllero Tristllm Shllndy, Madrid, Cátedra, 1996. Edición de Fernando Toda.

3 para quien los primeros libros de Joyce. 1998. Emecé Editores. metáfora que conjuga nobody. a pesar de la miseria. Ya en los inicios de su obra. Se hizo un nombre propio a través de esta escritura. Dentro de estos rasgos de carácter paternos debemos incluir y considerar al humor y los juegos de palabras. La extravagancia así como la originalidad en la construcción novelística lo marcan a fuego. Siruela. Testimonio de esta ligazón es el Ulises. 1996. examen de una vida. Conservó el blasón de armas de los Galway Joyce hasta el fin de sus días. En este texto pasa de invocar permanentemente a Dios padre a la construcción del Nombre del Padre. IV. t. mediante la escritura. Borges. en todo momento. Si un padre es un mal necesario. quizá sea la única cosa verdadera en la vida. la permanente provocación y la ruptura. Compensó esta carencia de la manera que pudo y supo. es decir. Sigue buscando esa definición que lo amarre. un devoto del padre. padre. su madre era el principio del orden al cual podría aferrarse. un estado místico fundado sobre el misterio. Prueba de esto es su crudeza. El padre nunca se consideró pobre. donde Bloom es por sobre todo un padre que busca un hijo (también es un cornudo. Errata. aquella con los pies en la tierra. Ser pobre era un significante que nunca lo representó. un borracho que pega cuando se frustra. no son importantes. La obra entera puede entenderse como una reivindicación del viejo John. la pregunta sobre qué es un padre se responde de distintas maneras: un asesino de hijos en potencia. Si su padre era el principio del caos. En Dublineses. subjetivo y objetivo. .28 rente. en Obras completas. 2. Textos cautivos. Otro valor rescatado de este padre es su voz. No opina así Borges. durante veinte años no pudo estar en contacto cercano con él. Muerta la madre. la incertidumbre y la imposibilidad. jamás deja de ser amado por él. el amor matris. Madrid. el vacío. George Steiner. Metaforizar es una variante posible en el camino de la constitución de este sujeto. hijo de su padre. así como la risa. El particular estilo joyciano cohesiona 10 público y lo privado sin una barrera clara que los separe. Jorge L. en el Retrato del artista adolescente inventa el término Nobodaddy. La literatura no era para él un pasatiempo tranquilizador. objeto primordial a lo largo de su vida. genitivo. un escritor fracasado. nadie con Daddy. Barcelona. no lo vio. en cambio. 3. Ni el pudor ni la limpieza representaron un límite para él. sino un hombre rico que ha sufrido reveses. Para Steiner2 «Los muertos» fue un descubrimiento fatal. confunde los sexos y no sabe si es un padre o una madre). Su síntoma es el amor a este padre tan frágil. desde la noche en que lo comentó por primera vez para unos jóvenes. James sabía muy bien que él era. «las sirenas de la enseñanza y la interpretación no han cesado de cantar» para él y supo que «podía conducir a otros hasta la fuente del significado».

.. rescatando lo irlandés solo a partir de estar afuera. nunca comparable con otro destierro sufrido. Auerbach4 se limita al «sentimiento de decadencia universal. el silencio y la astucia son las condiciones del artista. edit. no hay purezas de lenguas ni de razas. Pola. su destierro. LA EXTRATERRITORIALIDAD El exilio. aquél de su propia lengua. Joyce elige confesarse en un idioma extranjero. en los márgenes. Traducción de Berta Sofovich.5 escribe su hermano. Adriana Hidalgo. dice «es indiscutible que Joyce es uno de los primeros escritores de nuestro tiempo». El quedar fuera de su lengua convierte su obra en su propio País Secreto. Su misión sagrada era ser escritor .29 Sí rescata la musicalidad de los textos y años más tarde. elige la morada del lenguaje. Mi hermano James Joyee. Fin n egan Js Wake es la puesta en acto de ese transnacionalismo activo. Es condición de existencia para su obra. con su burlón torbellino de la tradición europea inspirado en un odio cordial. Stanislaus Joyce. es el libro antifascista por excelencia escrito entre las dos guerras. Su propuesta podría entenderse como el fin de los nacionalismos. EL EXILIO COMO CONDICIÓN. México. Erich Auerbach. Zurich o Roma. No hay totalitarismo posible. Algo del exilio le es preciso al ser humano para consistir. hay quienes estamos mandados a irnos de nuestra tierra y de la de nuestros padres por distintas razones. Trieste. Desde Abraham. Le fueron necesarios para escapar del amor del padre. sea París. habita plenamente el lenguaje. Para habitar. El estar fuera de lugar. con su simbolismo indescifrable». todos tenemos derecho a cambiar de parecer con el paso del tiempo. en condición de extimidad. es parte fundante de su ser artista. 1996 (primera edición: Alemania. intentando vanamente apropiarse de un lugar. Buenos Aires. Irlanda y su lejanía será un buen pretexto para no morar la ciudad donde resida. «La literatura era para él una forma de exilio». 1942).. En fin. 5. en algún margen. el fin de la lengua aislada. Mimesis. con su cinismo chillón y doloroso. el retiro es instituyente de la calidad de sujeto. para ex-sistir fuera. sobre todo en el Ulises. Joyce exige la extraterritorialidad. Es su exilio. Título original: My brother's keeper. La permanente referencia a la geograña de su ciudad natal le otorga una supuesta territorialidad.. Aún en la noche más profunda será necesario darle a esa lengua una geograña. Solo a partir de este posicionamiento exogámico podrá hacerse de un nombre que le sea propio. 2000. Fondo de Cultura Económica. de cercanía en lo lejano. 4.

intimidades del cuerpo. La figura del narrador. el deseo como incestuoso. sin importar que se trate de algo nimio o prohibido o asqueroso. así como la del analista al fin del análisis termina destituida. Al igual que en el análisis. dice. pudo observar este fantasma desde afuera. en su sinsentido. asocia libremente. Joyce lleva estos ideales hasta las últimas consecuencias y esta característica es la que lo convierte en SUBVERSIVO. el ello habla. No quedó NADA sin decir: obscenidades. En Ulises. todos los agujeros quedaron expuestos. Joyce precisó hacerse estas preguntas desde el exilio. Joyce da a la lengua otro uso que el ordinario. Ninguna lengua es capaz de sostener cabalmente este proyecto de universalidad de Joyce. revela el ser fragmentado. En este recorrido del PLACER al GOCE del texto todo VALE. más benignos.30 Para ser artista es preciso interrogar e interrogarse en relación a la verdad. atravesarlo junto a Ulises para romper finalmente con las ataduras en el despertar de Finnegans. a diferencia de los textos anteriores. una sola palabra condiciona el significado del resto de la frase de forma retroactiva (nachtrachlicht). no hay límite en el lenguaje. creando un abismo en su lengua materna. el de Joyce se presenta como texto en bruto colmado de enigmas por descifrar. retornando permanentemente. al tema fundamental: el deseo. COINCIDENCIAS ENTRE EL DISCURSO PSICOANALÍTICO Y EL DE JOYCE Así como el texto del analizante. En Ulises como en el análisis. ya sea causal o meramente caótica es utilizada en él con arte. «Yo he declarado la guerra al inglés y llegaré hasta el final». se trata de recorrer una larga odisea hasta poder decir TODO. Joyce logra aplicar magistralmente la fórmula fundamental enunciada como «diga todo». subvierte la lengua. el inconsciente dice en un estilo propio. al igual que en el análisis. el apoyo que salva al lector del vacío. La palabra en su nada. La enumeración. Tanto las imágenes obscenas como de travestismo o el . la lengua inglesa conforma el entramado verbal. Sin embargo. Recorrido este camino. personal y único acerca de la propia historia. Es posible leer la libre asociación como punto de llegada de la obra de Joyce y punto de partida y llegada del psicoanálisis. pero trasciende estos límites. La ambigüedad es su herramienta para conseguir que la letra invada la escena. El discurso va adquiriendo cada vez mayor velocidad hasta llegar al monólogo de Molly donde el destape es completo. El análisis se hace en general en una lengua.

ya no es razonado. pensante y con capacidad de decisión voluntaria 6 7. sílabas. una sola e inmensa palabra pero en estado de lapsus. que no existan limitaciones ni siquiera en la lengua. Logra llegar al inicio. quebró el lenguaje. Gedisa. opción que nos lleva a la referencia tanto de la muerte como al despertar de todos los Finns. si el lenguaje ha sido doblegado. este «goloso de las palabras»? ha tenido el valor de intentar la aventura del desorden. Venía intentándolo desde el episodio de la alucinación de Circe y por fin consigue provocar una fractura de la narración lineal. metonimias) es que todo puede ser sustituido por todo. . una épica nocturna de la ambigüedad y la metamorfosis. En la vía de desapropiación de la propia lengua hace saltar todo: las fronteras lingüísticas. Quizás este punto es el que más desconcierta. es pura onomatopeya y así intenta un nuevo orden del universo donde la lógica de las sustituciones (metáforas. Finnegans Wake sin el apóstrofo original. cuarta edición. cuando no existían los héroes ni los dioses. Joyce. dice de todas las maneras posibles. aunque sería mejor nombrarlo como pesadilla y no sueño.6 ¿Qué aterra? Que todo es posible. George Steiner. el pecado y el incesto. Así pasa de la lengua de la conciencia a la lengua del inconsciente. el psicoanálisis quebró la noción del hombre como íntegro. subordinar. sino que habla a cielo abierto. agregados de sonidos.31 episodio de la alucinación de Rudy. Editorial Numen. rebasando todo límite. Después de haber escrito Finnegans Wake. 1982. Si todo está permitido. el hijo muerto. Calificado de ilegible. una palabra embarrada de palabras y un nombre lleno de nombres. disgregado. Se perdieron las reglas del lenguaje. va aún más allá. el inglés no existe en cuanto idioma autosuficiente. 2000. Aquello que siempre le interesó: doblegar. Umberm Eco. que en: el principio era el caos. «constituye el documento de inestabilidad formal y ambigüedad semántica más aterrador del que jamás se haya tenido noticia». no de la mirada. «En Finnegans Wake he puesto a dormir el lenguaje» dice Joyce en una entrevista con Samuel Beckett en 1954. 1976). Esta vez no se filtra el inconsciente a través de lo dicho como en Ulises. la represión inconsciente. vencer las palabras. Barcelona. que no se trate de algo sino que sea algo. letras.je J silencio. Traducción de Helena Lozano. volvemos al tema de la culpa original. tiene la función de enigma para el sueño psicoanalítico. Barcelona. el despertar puede volver a hacer del lenguaje una morada relativamente segura. lo consigue en su última obra. Como declara Umberto Eco. sino los choques. pero abierto en espiral. Finnegans Wake. nos remiten a una clínica de la escucha. pasaje sin fin de fronteras. (Primera edición. La asociación es absolutamente libre. Después de la noche oscura. Es a la vez sueño e interpretación. ni tampoco los hombres. dislocado. completo. Es una palabra. los juegos de palabras que pueden ser impulsados hacia el infinito. Lengun. Las poéticas de ¡oJee.

no domina sus palabras. Son una manera particular de anudamiento de lo real con lo inconsciente. entre goces aceptados y censurados. 9. abril 1922. ¿Será que eso. Steiner9 dice que Joyce hubiera podido extraer música de una página de la guía telefónica. Así. Vanity Fair. 1971). se trata ni más ni menos que de un chantaje». Nuestro autor pasa de tener buena voz a hacerse. La voz está íntimamente ligada al significante. la fonación transmiten la función del nombre. . quebrarse. (Primera edición. imposible de trasmitir en palabras. La masculinidad (lo heredado del padre) en él se enlaza a la voz.32 sobre sus actos. Marcan el espacio de un goce que la escritura intentará cernir con un borde. Extraterritorial. El análisis también tiene un ritmo. La voz». Más adelante. LA VOZ Y LA FALTA La voz. la fonación soporta el significante a la vez que transmite la función del nombre. Citado por Ellmann extraído de Djuna Barnes en «James Joyce». Pasar de tener o no buena voz a la musicalidad del lenguaje fue su largo camino.8 dijo. George Steiner. entre palabra permitida y prohibida. sus sueños. Algo de la inflexión de la voz del padre vivía en la de él y fue trasmitida a su vez a su hijo. Buenos Aires. 2000. de tiempo pasado y presente. la continuidad moebiana entre interior y exterior. La voz es aquello que distingue a un hombre. manifestación de lo real. sus actos. una periodicidad sin la cual es imposible de practicar. Umberto Eco constata que hace música de ideas. estas epifanías dejarán de sostenerlo e incluso se burlará de ellas. Bloom dice: «Sabe que soy un hombre. construirse una voz y un nombre propios. a las cuales definimos como testimonios de una experiencia no delirante de acercamiento. dice: '«El niño parece haber heredado la VOZ de su abuelo y de su padre. entre afuera y dentro del cuerpo. Entre las virtudes del padre hubo una que resaltó: su buena voz. Editora: Adriana Hidalgo. Joyce logrará con su arte 8. Cuando nace su hijo Giorgio.Ja falta y la letra son los elementos organizadores del texto joyceano. Otro punto de encuentro es la importancia del ritmo y la melodía. al menos intenta pasarse mediante la voz?» Una manera particular de voz en la obra de Joyce son las llamadas «epifanías». también el lenguaje puede partirse. Existen otros puntos de semejanza con el discurso psicoanalítico. No era opinión de Joyce esta ligazón entre su obra y el psicoanálisis: «Por lo que respecta al psicoanálisis. XVIII. La voz y su representante. Así como el sujeto está dividido.

su artificio. una mentira con sabor a verdad.. No busca solo la palabra exacta sino el orden apropiado de las palabras en la frase. La podemos conectar con la primera escena sexual relatada donde. incluso en el sórdido momento de alusión a lo real presente al narrar el flujo de pensamientos orientados por el ritmo muscular cuando defeca. A partir de la lectura de los textos joycianos nos aventuramos a la construcción de un fantasma fundamental: comienza con una frase tomada de una carta a Nora: 10 «Esta noche tengo una idea más loca de lo corriente. La literatura de Joyce se lee. Este saber hacer con el goce del síntoma es su escritura. De nuevo triunfa rigurosamente la forma.. sÍ. Me gustaría VER tu MIRADA ardiente de ira . simbólico e 10. y en él hace las veces de Nombre del Padre. un mirón de vista entorpecida dispuesto a gozar plenamente. » y la completamos . Barcelona.. Esta imagen de sí mismo como un ciervo. Virará de la fobia a perros. también en el bosque. Mediante el recuento. Consideramos la constitución del sujeto a la manera de un lazo borro meo tetrádico. Para salvar al padre de una estrepitosa caída crea su mito individual neurótico a partir de la leyenda del noble origen. ESCUCHA orinar a la niñera y se excita. ratas o tormentas a una bien armada consistencia en la superstición obsesiva. Del orden ligado al placer del Ulises pasa a un programado desorden gozoso en Finnegans Wake.33 fabricar el anudamiento necesario pasando del síntoma (la epifanía) al sinthome (la escritura). un ciervo protegido de los cazadores. Joyce supo hacer con ese goce de la lengua.. Hay un gran VAcío que recorre su obra. la acumulación obsesiva de nombres y número de ríos propone un orden que se oponga al caos.2002. Fue más un mirón que un gran amante. ¿Cuál es la función de este orden en el Ulises? Sostener el edificio. pero de la palabra. . real. donde aparte de los registros. Creo que me gustaría que me azotaras. citada por Ellmann en James Joyee. una presa perseguida por cazadores se repite con insistencia. no porque se comprenda sino porque se siente presente el goce de quien la escribe. Anagrama. LA ESCRITURA COMO SINTHOME Sinthome es una forma antigua de escribir lo que ulteriormeqte se convirtió en síntoma. La obra de arte lo representará en ese momento de evanescencia y la falta encontrará manera de expresarse. Carta del 2 de septiembre de 1909. para luego ser protegido por ti.

ideas. el cual permite a los otros tres mantenerse juntos. existe un cuarto nudo llamado sinthome.12 el arte de la escritura de Joyce es el paradigma de la escritura. así como la de algunos otros. «Seminario XXIII 1975-1976)). para luego acabar por representar la vía regia del significante a la letra. hasta el mínimo de la letra. inédito. La escritura ha venido a suplir esta frase y Joyce se' sostendrá no de estas frases sueltas sino de su consistencia como escritor. Sinthome designa al amalgama del síntoma que es siempre significante. «El objeto de la destrucción es el universo de la cultura. el goce del fantasma. «No me interesa la política. inédito. de elemento cuarto. enjambre significante. Joyce transfirió su lealtad de la palabra divina a la palabra escrita para dar paso a una nueva religión: la sinceridad literaria. ese «estilo» que toda su vida se encargó de sostener. lo único que me interesa es el estilo». solía decir. Sinthome es un mixto de síntoma y fantasma. puede erigirse un artificio llamado sinthome que estructure al sujeto. El fantasma antes nombrado. 13. Las poéticas de ¡oyce. empezando por la primacía absoluta del significante sobre el significado. virtud suprema. Su escritura será el soporte para su pensamiento. ya no precisa del fantasma como sostén. En un loco intento de dar paso a esta letra. «Joyce ha apuntado por medio de su arte. la huella efecto del lenguaje. con el lenguaje y sobre el lenguaje» 13 mediante el vaciamiento de sentido. suple una carencia (la del falo simbólico) y hace las veces de Nombre del Padre. el cuarto término a este nudo». . Para Lacan. de poner límite al goce ir restricto . aquél de la idea loca de ser azotado. Ella imitaba. no tendría el mismo sentido. su hija Lucía dibujaba letras hasta el agotamiento. A partir de la invención del término sinthome. en su caso el artificio de la escritura que funciona como suplemento. con el goce por fuera de los efectos de significado. La escritura es su posibilidad. Desimaginariza la escritura para dar paso a una nueva. Agregaría: y más que el estilo me interesa la pura letra. la pérdida de significación. en su mínima expresión. siempre ligado a un objeto. el sinsentido y así logra uno de los efectos buscados: precisa ser des- 11. Lacan no menciona más al fantasma. A través de la reducción del significante al más puro sinsentido se permite des-gozarlo. visto como un ciervo.34 imaginario. El trabajo del análisis lleva desde el borboteo. la conjugación de ambos. 12.ll Ya no es más un nudo borromeo de tres sino que se sostiene por el sinthome. fijaciones y hasta el lenguaje que su padre magistralmente controlaba. Umberto Eco. la escritura. Seminario «Le Sinthome». versión no autorizada por el autor realizada por la Escuela Freudiana de Buenos Aires. Jacques Lacan. Pero esta operación no se lleva a cabo sobre las cosas: se realiza en el lenguaje. de modo irrestricto.

cuál era su vida interior más recóndita.14 decía. que le permitiera averiguar qué es ser una mujer. No lo destruyo para siempre». pero nunca la incertidumbre acerca del pasado de su amada. The literary mind. Joyce asistió a la representación de Casa de Muñecas y salió muy impactado. Es la mujer que lo hace hombre. este saber jugar.35 cifrado. 15. «Les devolveré el idioma inglés. tan propio en un camino casi trazado de antemano. «Solo oigo tu voz». se combinan. en Nada Lasic y Elena Sumiraj. Por vía del menosprecio Joyce hace de Nora la mujer escogida. El último punto al que me referiré será su relación con Nora.»15 Un mes antes de conocerla. demostrando que la lengua no es un todo. ¿Qué significa para Joyce esta relación? Es una relación complementaria. Metáfora temprana indicando que ella le iría como un guante. sin tachadura. 16. los significantes encajan unos con otros. Nora Marina Menéndez". Nora era la tinta de su pluma y para él. Alguien que va construyendo una obra toda la vida. que viene a suplir la carencia paterna. Citado por Elhnann. Gracias a este saber hacer con la escritura. Dice Nora: «Jim quiere que ande con otros hombres para tener algo de qué escribir». Tanto como para aferrarse a este significante del nombre de la protagonista hasta su muerte. intersticial y así podrá ir siempre más allá de las palabras. está hecha completamente a prueba de la mía. entrechocan. perfeccionando ese estilo. es La mujer. demuestra que hay ORDEN. James la conminaba a confiarle todos sus pensamientos. El padre carente incapaz de transmitir las marcas de una filiación simbólica lo envía a este sostén suplente.»16 14. con mucha energía y una coquetería extrema. resolvió muchos dilemas. Antes de tener su mano. Fondo de Cultura Económica. "Nora's Wake. Se casa con Nora Joseph el día del cumpleaños del padre. Citado por Ellmann. James Joyce. James Joyce. James le roba un guante. Rescatamos una escena donde se disfraza de hombre y habla con esa gruesa VOZ que la caracterizó. «Si para Joyce su escritura era el sinthome. escribe Joyce. «La personalidad de Nora es tan especial que no logro que la mía pueda afectarla. Deconstruye para construir una nueva lengua que será siempre proscrita. . en mayúsculas. Buenos Aires. no entendía nada de literatura ni de introspección. primera edición. la tinta era su sangre. sexual. 1993. Joyce o la travesía del lenguaje. Para él. Nora era vulgar. Nora iba a ser tan sólida como una roca para el resto de sus días. Así. Sí era ingeniosa. hacerle saber. Eastman. lo completa. se aglomeran. Tiene un plan y un método (que no duda llamar jesuítico) que está permanentemente agujereado por el tratamiento dado al lenguaje. «Quería oír tu voz».

Ediciones. James. Joyce. Edición bilingüe de Francisco García Tartosa. 2000. Richard. Re"Vista Psicoanalítica. Campo Freudiano. edit. Letras Universales. Erich. «Seminario XXIII 1975-1976». primera edición. Joyce en París. Traducción de José María Valverde. segunda edición. y Elena Sumiraj. inédito. 1996 (primera edición: Alemania. École Lacanienne de Psychanalyse. México. Buenos Aires. Barcelona. Stanislaus. 1997.36 «Todo lo que es noble y elevado y profundo y cierto y emocionante en lo que escribo viene. Lasic. Freud. Siglo XXI. Lumen. México. Fondo de Cultura Económica. t.. Ulises. 1996. Buenos Aires. No. 24. primera edición. 1993. Lacan. Ellmann. Buenos Aires. Mi hermano James Joyce. Dor S. Editorial Edelp. Traducción de Dámaso Alonso. Obras completas. Traducción de Eduardo Chamorro. 1942). 1997. Cátedra. México. Citada por Ellmann. De «El Joyce de Lacan». Editorial Numen. Umberto. Jorge Luis.Anna Li"Via Plurabelle (Finnegans Wake. Tradu'Cción de Helena Lozano. Título original: My brotherJs keeper. . La Oveja Negra. Sollers. Emecé Editores. 2000. Nada. Braunstein. Bogotá. Néstor.Dublineses. Philippe. México. Las poéticas de Joyce. 2002. junio de 2004 BmLIOGRAFÍA CONSULTADA Allouch. Buenos Aires. Barcelona. Sobre la insignia. Auerbach. Eco. Metáfora y delirio. Mimesis. Madrid. De «El Laberinto de la estructuras». 1982. Borges. . 1994.»l7 Es la manera joyciana de decir «eres todo» . sexta edición. 1993. "Viii). Carta a Nora del 2 de septiembre de 1909. 1992. Ediciones Sitio. Joyce o la tra"Vesía del lenguaje. Anagrama. ibídem.L. Escuela Europea de Psicoanálisis. James Joyce. .El ego lacaniano. Gerber. Miller. 1998. Retrato del artista adolescente. La clínica en el nombre propio. 1. Cátedra. Adriana Hidalgo. 17. Jacques Alain. Jean. Siglo XXI. publicado en la Repista Lust-Temas de Psicoanálisis. Joyce. Barcelona. creo. Traducción de Berta Sofovich. Conjetural. y después Lacan.• Qpito. Fondo de Cultura Económica. volumen a cargo de Heli Morales Ascencio. Publicación anual de Eolia. 1998. de ti. . 2001. Barcelona. Madrid. versión no autorizada por el autor realizada por la Escuela Freudiana de Buenos Aires. N. Madrid. cuarta edición. Jacques. volumen a cargo de Heli Morales Ascencio y D. 1992.

Laurence. (Primera edición. Extraterritorial. (Primera edición. Cátedra. Después de Babel. . Fondo de Cultura Económica. 1982. Lenguaje y silencio. 1971). 2000. Gedisa. Siruela. 1975). Errata. 1975. 1996. Madrid. Barcelona. Editora: Adriana lÍidalgo. Vida y opiniones del caballero Tristam Shandy. 1976). (Primera edición.37 Steiner. México. Buenos Aires. 1998. Sterne. Edición de Fernando Toda. Madrid. George.