1

2

Epístolas para Piriska
Prologo

Piriska ten piedad de lo que amamos, es verdad y es extraño, lo que pasa no hace daño. Piriska nunca te asocies a los que amamos, Piriska nos vamos… sin piedad abandonamos, aunque no sabemos volar. Es nuestro destino y lo aceptamos.

Te ruego que me permitas hacer una confesión. Esto es una ficción concebida a partir de muchas realidades, fragmentos experiencias, retratos de un hombre ¿Qué veras? Viejos retratos de las operaciones de la mente, donde se explotan los recuerdos con la misma curiosidad propia del deseo y las contradicciones que aportan las acciones de personajes que solo son memoria en cuya imagen y semejanza vuelve sin embargo reclamando su lugar en la saga, sin dejar de ser parte del grotesco. Ir y venir actuar dentro y fuera del campo de la razón sin salir un instante de escena, sacudiendo en ello los sentidos, mordiendo, si se quiere las inquietudes. Como seres sociables entendemos que la palabra no solo sirve para decir lo que es, con ellas también se hace hacer, se hace pensar, se hace creer, se hace soñar. Te digo que aquí no encontraras relaciones geniales ni cosa que se le parezca, pero escribir es proyectar, pues el hombre esta en continua búsqueda de significados que le sirvan como anclaje en el abanico de posibilidades de aquello que implica vivir, aunque al escribir siempre se esconde algo de manera tal que luego de ser descubierto, algo cuya existencia intuíamos vagamente, sin saber que lo escondíamos. Aquí intentaremos detenernos en otro costado de nosotros mismos en el plano social. Deseo que transforma la única cosa que sostiene una mascara impecable. Sin embargo a ti me remito, pues te creo demasiado razonable. A ti te doy licencia para que digas todas las injurias y reprensiones que quisieres, puedes hacer y decir cuanto quieras, todo cuanto este a tu alcance. Ya que a mi entender todos los lugares poseen una doble dimensión. Una real, que es en la que se vive y se trabaja

3

y la otra imaginaria; en la que se advierten las huellas de potencias infernales o celestes que testimonian la presencia de los antepasados, de sus recuerdos; definiendo así un espacio propio, cargado de historia, afectos y emociones por momentos imaginarias, por momentos reales. Visto de esa forma, un lugar es – en cierto modo una invención que nos hacemos. Hasta me atrevo a decir que somos la obra abierta, la creación inacabada. Este encuentro es el umbral de una nueva partida, el inicio de una nueva aventura, esto es continua creación. Puede que vayamos mas halla de lo que ya somos, pero ¿Qué significa contar la vida? En este espacio ¿Ese que se cuenta es quién dice ser, o quién intenta dar sentido a la existencia convirtiéndose en lo que es? Tú podrías regalarnos tu hermoso punto de vista sobre este intrincado ser que llamamos ser humano. A cambio de esta lectura permíteme cierto espacio de frivolidad. Y aunque juzgue esta obra indigna de ser presentada tómala y guárdala con cierto cariño como una madre a su niño, pues en nuestra cobardía cotidiana es todo lo que ofrendamos para vivir un instante más. PD: No me pidas que de fechas. Tu querido Daudet

los ojos no expresan y los universos vigentes son obsoletos. es decir no sabía como reescribir un borrador que ya me había llevado meses de pequeñas anotaciones a los márgenes de mis cuadernos de estudiante de Trabajo Social. Así me sorprendió la noche mientras las estrellas mostraban un color que me hacían pensar que lloraban y yo que. cuando se incorpora al muestrario de ideas para poder acrecentar así la ya abultada galería). Pero a mí me interesa el desmantelamiento de ciertos mundos. Desnudare mi desnudes y me perderé en mi propia estupidez si es necesario. timidez que si nos viste por completo puede volvernos medio locos. soy bastante tímido. Después de haber pensado guarde estas palabras en mi mente con gran alegría pensando retomarlas como principio de algo. es esta seudo osadía. Tampoco sabia con quien los iba a compartir. pues aun no culminaba con un borrador mucho mas antiguo como lo era el “Licenciado pobre” y el “Autor no importa”.4 Epístola I Manifiesto que no me atreví a comenzar. Eros grita. Lo que sí rescato. Aun el lenguaje pide pasaje entre las intensidades de este tiempo. no puedo reprimir ante este hecho un estremecimiento medular. un dialogo frontal casi de héroes). aunque a ti te resulte poco valiente. En este desafío casi existencial entre los sacrificios. en esta tarea de anotar antropológica (no como propósito que persigue toda clasificación de pensamiento. Pasaron varias semanas para que me pusiese nuevamente a anotar pequeñas ideas de mi entorno por lo que este es el resultado gratificante de aquello que hoy comparto contigo. pero aquí escribir es experimentar ese deseo. y que tiemblo cuando veo que el viento fatiga a las flores de mi jardín. “sencillamente atroz” diría Ortega y Gasset y yo lo sostengo. para librarme de esos momentos donde tú me acorralabas (prefiriendo por así decirlo lo directo. Es aquí donde te ofrezco el hijo de varias noches de insomnio. . los placeres y recompensas uno mismo siente como una parálisis de culpabilidad al ver estas cosas que son parte del hombre. tarea que fue implícita con la intención de olvidar. Afrodita gime. sino como una humilde forma de aferrarme a algo.

mis pasiones tristes según ellos… por el solo hecho de que era inquieto e incapaz de hablar de mi vida. tal vez tenia que ser así. No te preguntes porque dejamos de hablarnos. Sostenía Sábato (el escritor y sus fantasmas) “… que los personajes salen del propio corazón del creador. (Curiosa. no te alborotes por nada. Estoy que muerdo. buscas un ser ardiente. y es que nunca fui capaz. acaso ni siquiera eso. Por otra parte como ya dije he cumplido con mi palabra como esperabas… adiós ser de luz. pero indiscreta) me escandalizas y a la ves me diviertes cosa que no sucede muy seguido en mi. Todavía recuerdo haber jugado de niño por los amplios senderos de la . sino muy relativas. de aquella que es tan querida como mis piernas y más. por lo mismo que nadie se conoce enteramente a si mismo. ¡Que versatilidad! te entregas con facilidad a esos juegos que tanto irritan y apasionan al mismo tiempo. En cuanto a ti. llevas pregnado en tu piel el perfume que la Venus y cupido regalaron. pues muy pronto te darías cuenta de cuantas veces en la casa de altos estudios se me han reprochado mis comentarios. en ella me dices que sigamos escribiéndonos pero enfatizas que no te gustan las cursilerías y del mismo modo me notificas con una cantidad de caprichos que lanzan los seres de tu género y de tu edad. con todas tus características libertinas – enumerarlas no tendría sentido. En este aprieto puedo decir que es como una relación esquizofrénica con las huellas de nuestro pasado y de necesaria memoria. lo buscas en cada rincón de soledad. No entiendes de donaires y de bromas. Jodida niña si que lo eres. y aunque no los conozca del todo.5 PD: Nunca debí decir mi pensamiento sobre aquella foto… te pido mil disculpas. ¿Cuán dispuesta estarás a ello? Por ahora ten paciencia. más los defectos ajenos me los imputan a mí. Te pienso. Epístola II Sabes ayer por ejemplo recibí vuestra carta. Por lo que no quiero que te enojes conmigo. liberados del corsé de los dogmas dispuestos a dejar correr una o varias fantasías. sino simples orientaciones. Aquí la pluma dirá donde se realiza la batalla por el propio deseo. disfrutas el placer como un bien supremo. los vive desde dentro y no desde fuera…” ¡Que bella frase! Te he dicho alguna vez que contigo ha sido diferente. Tal vez tú quieras que te confiese que aun sigo amando las tardes y las caminatas solitarias que hoy me viven. mis opiniones no pretenden ser verdaderas ni absolutas. diferente desde donde se mire ¿Quién tuvo la habilidad de incorporarte en mi subjetividad? ¿Quién? Los artesanos del siglo XV.

lejos de la familia y del lenguaje familiar buscando espacio solitario donde pudiera reencontrarme yo mismo. No tengo idea exacta al respecto. habla de los incontrolables impulsos del alma. y discúlpame si mi vocabulario es algo injusto e impertinente y muchas veces soez para vuestro sentido y forma de entender. o soy lacónico y seco. Así sucedieron en mi estos pormenores que hoy relato para ti. la insuperable cotidianidad se transforma en un intercambio interesante. preferencias. Sin jerarquía.6 comarca. Pienso que ello de algún modo también habla de mi pasado. y que una gran creatividad deriva de una separación temporal del mundo real. del presente y de mi futuro. Petrarca. Por ello no esperes aquí un estilo brillante. hombres geniales que no tendrán iguales. y la que no quiere ser un numero de un plan.. como si todo se encontrara en la misma dimensión. Recuerdo esas distancias preguntándome si sabría volver a casa. si esto tiene que ver con el germen de lo trágico que surge. cuando narro. o prolijo y amanerado. comunidad que intenta eludir el control de los medios y de los mercados en sus practicas alternativas de la sociedad de control -te recuerdo diciéndome “quizás vivamos para ver el día en que la gente que no quiere ser una mercancía más en el mercado. opiniones y pequeñas rebeldías cotidianas contra la fuerza aplastadora de la realidad y en ese constructo. . Comarca donde supe desarrollarme entre tantas subjetividades espacios para compartir e interpretar lenguajes. No se sabe. vivaz esmaltado de sutiles alusiones a las maneras de sentir que están de moda. no muy lejos ni muy distante de tu agradable hogar. o bien motivado por leyes oscuras y ciegas de la filosofía y de la vida interior. Comprenderás que nunca fue la intención original de este hombre.. aunque sea lujosa. a los cuales les dimos esa cualidad que no pudimos admitir en nuestro ser. habla de los dioses. o bien tiene la raíz en la historia o desarrollo de un pueblo. se descubra mutuamente y luche unida por lo que tú llamas democracia de cada día”. No esperes emociones fuertes y arrebatadoras a la altura de los mejores poetas: Dante.. Me recuerdo fugitivo sentado cerca de este mismo naranjal. Ellos si hubieran hecho de este pequeño esbozo toda una obra maestra De igual modo admiro su pluma acerada y su pensamiento audaz como así también su excelente estilo literario acompañado de su limpia intención. gustos. Espero que no te moleste de lo contrario podrías hacérmelo saber de inmediato. más comprendo también que toda forma de inspiración es una regresión.. En lo que se refiere a mi no soy buen narrador. cuando yace en su más oscuro y original estado.

Epístola III “Las partes pertenecen a un todo. Resistir a las tentaciones. siento que me falta ver y no puedo crecer. Sangre y fuego nos resistimos a la domesticación. disparadas a quemarropa entre vaya uno a saber entre cuanta gente. ¿Qué agonías te invadieron? Si supieras las lágrimas que derrame yo por tu llanto. pensando en tus besos. Sucumbir. lágrimas y aplausos imaginarios. pero al escribir me voy ahogando. me gusta recibir tus cartas y es un hermoso y raro placer saber que piensas en mí. Déjame recordar los cientos de metros que camine para verte un instante. En cuanto a lo que me reprochas puedo decir que la sociabilidad convencional me angustia precisamente por la desmesurada carga de previsibilidad con que nos anega y porque el lenguaje en el que se cursan los encuentros sin privacidad me obliga a decir tantas trivialidades como las que escucho.7 PD: me hubiera gustado poner todas las cartas que tú me has enviado. Se puede remontar responsablemente la pregunta ¿Cómo estás? O ¿Cómo andan tus cosas?. hablar de mi casi no tiene sentido. En lo que respecta a mi persona. Siento la fuga del yo aunque el lenguaje es fascista. pero por razones mayores eso es imposible por el momento. no es tanto lo que impide expresar cuanto lo que obliga a decir como hemos caído y es que en toda pregunta esta implícito el saber. PD: el hecho de que te siga escribiendo y que siga abriendo tus epístolas es una razón quizás inexplicable para mí. la naturaleza algo sabia al respecto nos brindo dos orejas y una boca. de cálida savia que recorría mi cuerpo al abrazarte. Esa es la diferencia… ¿Podrás resistir? ¿Querrás resistir? Por lo demás discúlpame. por tu ausencia”. pues lo sé. es lo que siempre has hecho amor mío. Siente amado mío todos estos actos por impuros que sean también son tuyos y míos. Debo ser yo quien lo diga cuando debes ser tú quien considere las posibilidades… ¿Quién te ha maltratado de tal manera que depositas en mi parte de tu existencia y te quedas en el idilio de la pasión incompleta? Y no quiero faltarte. es que no me aguante y quise darte esta foto para mostraste mis zapatos nuevos ¿te gustan? . deja que te cobije hasta que la respiración se normalice luego si quieres podrás marcharte. Con risas.

llegué a sentir que era alguien.. Ojala me viera ahora en la miserable situación en la que me hallaba. con qué palabras y por qué? Por autenticidad.8 Epístola IV Parece que debo decir una palabra de la situación en mi vida presente. A menudo he sentido la necesidad de tenerte cerca de mí. No quería en absoluto mi lengua sobre tu piel. quien fuera por Beatriz. yo fuera por ti solo para saber que nos hundimos en una fuente de hojas escritas y dispersas. Al mismo tiempo haces que me debata en una lucha que ya no es interior sino más bien una lucha donde las verdades no existen como tales. actividades y puntos de vista sobre cualquier tema. quizá por provocación. de este modo todo a tu alrededor se disuelve en el aire arrojado a la existencia. sino solamente. Pero como dije comprendo mis . El tiempo ha pasado casi sin saberlo para los dos. Que no daría por tenerte ahora a mi lado. muchas veces los ojos llenos de lagrimas que mostraban abiertamente debilidades propias de la condición humana? Incontables son las veces que tu persona me vio derrumbado y vencido sin sombras ni flores secas. como si Dios fuera una hipótesis innecesaria. pero ambos estamos aquí por elección. no distantes. pero la realidad solo está en la cabeza de algún loco. donde el tiempo lógico se puede notar en el amarillo apagado de las páginas. simplemente para conversar. Reconocimiento del deseo. Al evocarte pienso y digo ¿recuerdas las salidas. de este modo lo que veo es una especie de discapacitado de la historia. sobre tus gustos. A pesar de ello debo confesar que en esta lucha contigo. los encuentros casuales que siempre me negabas por mi inseguridad la voz ronca. pues no hay verdad que no este ligada al instante.. mis labios sobre tu mano propio de la delicadeza. como enunciarte. hecha de amor: imagen emotividad del cuerpo (los nervios) transformada en sentimiento: visiblemente. cerca de la emoción amorosa. Seria osado decir que al igual que Dante. Una benevolencia especie de filantropía. Aun así me has hecho recordar que el susurro a veces es también muy efectivo ¡Hay niña! Mi Dulce niña. anclaje en el cuerpo no reprimido. lo cual se constituye en un momento de reflexión personal que me alienta a seguir. (tiempo atrás cuando solíamos caminar por las anchas y largas cuadras que nos separaban de tu hogar ¿aun lo recuerdas?) Pero no todo es perdida tu lo sabrás… para mi guardas un aire Robespierre. tú eras la parte que me definía. o de otro modo. Pero ¿Cómo relevarte. por un lado tú con tus actividades y yo por otro lado con las mías que no son mejores ni peores que las vuestras.

“oceánico” un sentimiento puramente subjetivo. pues cuando más escribo más a ella se apega mi alma. por así decir. Razones no te faltarían por ver la mirada siempre rumbo a la salida. ¡Mírame ahora! he comenzado a amar la vida a pesar de lo que los hombres la afearon. hasta satisfacer. . lo que afirmo es que la magia esta en saltar. moderar el brazo. tengas tú razón. ese apetito de piel de manzana que no se satisface con cualquier alimento… ¿Será la inexactitud a la que estamos expuestos? No sé. pero así están las cosas. pero siempre me sorprende la noche. gente que se muere en el día a día sin que el mundo visible llorase una lágrima. A ti te resta saber que suplico a los dioses que nunca se enteren de mi debilidad. todo parecido a un sentimiento como de algo sin límites. Sin embargo he pensado varias veces retomar una charla como principio de algo. soy atrevido sin lugar a dudas ¡no digas que no! Sin embargo me faltan temeridad. a la fuerte bebida ¿Debo pensar acaso. donde nunca se es quién verdaderamente somos. Aquí yo puedo arrojarme a vuestros pies y cosas así. ¿No vuela tu corazón a veces? Hombres desconocidos. y las cosas van pasando sobre nosotros. Epístola V “Deja de preguntarte cuales serán esos tormentos teóricos que sacuden el estanque de los niños. Se revolcarían en el suelo. caer y volver a empezar. ni estamos donde estamos. la suplica que brota del deseo privado y el infernal suplicio que el cuerpo escalda. el hambre para tomarte por los brazos. Anonimato terrible de esta sociedad que no contiene y que se vive segundo a segundo con la teoría de D…. pero no. aunque el tiempo nos lleve ventaja. Es la única verdad amado mío y sé que no te gusta esa idea. Nos vamos muriendo mientras buscamos la verdad. En toda esta charada y aunque parezca grotesco de mi parte he intentado desilusionarte una y mil veces y que de mi aflorara un mensaje siniestro. Aunque estén de por medio los desacuerdos entre el pensar y el obrar como también ese acuerdo múltiple de las emociones de deseo. no un artículo de fe. esquivar la caricia. sin barreras. y como un bis retirarse de nuevo y atisbar de costado. jocoso o atrevido. arrancar la ropa a jirones. cerrar a la ofrecida boca fiel entre abierta. como típica trama del malhumorado papel.9 limitaciones y por ello me limito a convivir con ellas. desfachatez para osar atacarte. en ello encuentro una mayor libertad de movimientos. ser dueño de esos pezones. Por esta razón podrás tu odiar esta alma y seria un derecho de justicia. rapidez. Por lo demás no faltara el hombre que tenga la fuerza. tras la dureza activa y la aguda ironía? Al mirarte debo confesar que la palabra es todo para mi.

en lo que tiene de vida humana personal. cuando la angustia es una nada que acusa y debes vivirla totalmente solo? En mis fantasías pensaba si al veros iba a erizarme como antes con todo lo que implica para nosotros dos ese retomar y . Y más si pensamos que ellos son hijos de nuestra derrota. cruje.. Latidos. Cosa que si ambos nos ponemos a pensar no es poca cosa. solo la origina la visión del otro sino también el pensamiento causado por la belleza de lo observado. la dicha que mi alma puede sentir. urgente pensamiento belicoso que palpita.. apretar tu cuerpo con ansias de loco. sea cual fuere entre ellos quedo sorprendida. todas esas experiencias y más que eso aun. más por ello no pienses que soy un rebelde o un vencido. la angustia.. En pocas palabras lo que espero (deseo) es morder tu boca y verla sangrar.. pero sostengo (por momentos) que el pensamiento va seguido de la acción – y como contrapeso la libertad y la angustia cosa que es imposible en mi persona. en la condición que tiene el hombre de hacerse o elegirse a si mismo de un modo o de otro. PD: Cada vez que leo tus escritos. empuja. el desamparo. ese camino con el cual se encuentra tarde o temprano todo existencialista”. Cada parte del cuerpo es una invención humana por lo que no. la nausea. temblores o ropaje y que al mismo tiempo crece en la sangre. el dolor.10 En todo caso. Querías que escribiese. Esto indica que hemos subido un escalón más en mucho recorrido. en los temas de la responsabilidad. Aunque imagino saberlo. Me encanta imaginarme las causas por que alguien escribe esto. por ser el punto de partida de nuestra vida. estalla. el deseo insatisfecho casi cerca de la muerte al consumarse y que solo puede compararse a esa eterna flotación al acto creador semejante al de Dios. en la soledad en la cual acontece la vida de cada uno de nosotros. nuestra filosofía se ha centrado en la noción de libertad. En cuanto a esto ¿Quién no ansia morir como un bendito en los tormentos dulces de sus goces? En esta espera callada existe una caricia ardiendo sobre tus senos. lo he hecho no sin dificultades. ¿Cuan difícil debe ser recuperar un bello campo de flores. Pensamientos que fluyen sin reparo para quedar plasmados en hojas arrugadas y amarillentas apreciadas solo por los bellos ojos negros de lo que me acontece frente a ti. por la razón. Epístola VI ¿Por qué te mofas de mí? Dirás que no pero lo haces casi por gusto. bueno pues. He manchado mis ojos con tus palabras sin saber porque nunca has dicho tan hermoso sentimiento.

Y yo me descubro. Acepto mi derrota sólo disculpable al entender que nada habría sido escrito antes. del rechazo que opondrías a ésta invasión. mi cuerpo no va a hacer atrevido contigo más que lo necesario. Aprendemos si nos interrogamos e interrogamos. si nos comunicamos. sin decirlo conoces los gemidos más íntimos que se producen en mi alcoba cuando empiezo a acariciar muy suavemente vuestro centro vital. Somos seres de carne y hueso y no hablamos no con la razón sólo. Siente amada mía el aroma de mi piel.. Donde el sujeto es el nombre de una desapropiación fallida de si mismo siempre mediada por el .11 repensar lo ya pensado. si curioseamos y encontramos. Y es porque existimos que podemos pensar. Me lo pides y yo por momentos me rindo. ¿Negar el deseo? ¡Jamás! Esclava fiel. La vida en su conjunto es un ensayo. lo que emana y quiere decir. sino con la voluntad. tú no eres la manzana sino la misma prohibición de mi perdición. con la carne y con los huesos. casi el aroma de esa época a la que me refiero. si nos equivocamos y nos corregimos. sin olvidarme del miedo. me dejo llevar como una hoja lo hace con el viento. un proceso abierto y permanente donde la cristalización no se entiende como logro o resultado inmóvil sino como tendencia a la burocratización y limitación a la creatividad e innovación. Deseo respirar el grato perfume de tu piel. el mismo que nos hace pensar las mil y una dificultades de esta compleja y dinámica realidad. tú conoces esa parte de mis deseos. Epístola VII Has logrado conseguir la atmósfera. que nadie había recuperado la última época de existencia de titanes. pues el hombre ante todo existe. sin embargo me niego a participar ¿por qué? Que debo pensar en esta nueva situación que me presentas. aunque confieso que entre lo deseado y lo acontecido siempre hay un pequeño abismo. La decisión humana tiene poco que ver con los instructivos del uso técnico (errar no es un sinónimo de fracaso) es reaprender a aprender lo cual lo convierte en un desafío. Me pides que mis manos no sean tímidas en lo que toman para sí. con el sentimiento. con toda el alma y con todo el cuerpo. los titanes del pensar. vos también eres mi condena.. Sin embargo retrocedo. lucha. Más digo que sólo nos queda esta vida por vivir. Toda construcción implica fracasos y errores. que esa exquisita y delicada forma de besar que no sea solo un dulce recuerdo. Nadie nace con el manual de instrucciones con que vienen los objetos teológicos. surge en el mundo y se define después.

no me has comentado nada de ello? nuevos Epístola VIII “Nuestro único freno son nuestros deseos. Y pensar que habíamos pasado del Romance al Realismo. no supe que decirle. más cuando se ha nacido para el libertinaje es inútil pensar en ponerse frenos. Epístola IX Hoy viernes por la tarde estuve en la casa de Isabel. aunque entre nosotros no imaginamos al actor sin discurso y al discurso sin actor”. Propios de la reflexión sin acción. PD: ¿Cómo van tus nuevas relaciones y tus emprendimientos. ¿Por qué habrá dicho Lacan. que una carta de amor es lo único más o menos serio que puede hacerse? Mientras habitamos nuestras demoliciones me dejo vencer y abandono la búsqueda… ya que lo que ocultamos nos busca… Besos. y aunque ella parezca melosa me pregunto sobre este romance a escondidas. Voy a empezar diciéndote que me culpo terriblemente.y las leyes de esos caprichos. solo que era extraño pero que extrañaba ciertas caricias y abrazos recordándole viejas anécdotas ¿Recuerdas la caricia que te robe en la casa del relojero y buen compañero tuyo? Aunque yo prefiero nombrar las caminatas o cuando solía traerte del trabajo . es decir el desprecio hacia la muerte y donde la vida adquiere dignidad.12 “otro”. Por ende lo esencial me lo trasmites tú. Parece ser que las palabras en su interior también son algo autoritarias como algo propias del lenguaje al que nos sometemos casi por gusto. después del té charlamos. hay de mi que no hay mejor fruta que esta”.

maestros que concluyen en toda clase de excesos que nunca acaban. pues son solo gritos de una mujer ¿Quieres mi propia piel? ¡Pues bien! Tomadla y a cambio devolvedme a mi bien amada. Para hablar de ti y tu semblante es necesario mojar la pluma en la pura luz del universo y estar cerca. Ya entrada la noche a Isabel se le ocurrió que debíamos leer unos artículos que había escrito Spinoza y un libro del mismo autor llamado “ética”. Sófocles y Euripides. No te pongas celoso Tespis te lo ruego. donde ni héroes ni reyes están exentos en la trama de las pasiones más apretujadas de la mente. muy cerca. Epístola X Juro que no logro comprenderte bien aún a pesar de mis sentimientos hacia ti. pues con vos cada instante. Aun cuando nos prometimos amor. Lo que sé es que con vos disfrute del dios de los árboles y de los frutos. Con vos amante experimente ese frenesí religioso llamado entusiasmo que hace gemir a veces de dolor a veces de placer. Con ello me había movido a esa promesa. Los amores de adolescentes son así o ¿no? Pero hoy amada mía. . de las estrellas. cosa que hicimos a medias. Será por eso que te quiero sin ayer ni mañanas destinados a vivir. somos el alimento para esta tríada de dramaturgos Esquilo. Pero algún día cuando estas humildes hojas escritas salgan a la luz tu sabrás lo tanto que he llegado a amarte. y si no soy más atrevido contigo es porque mi amor hacia ti mujer es infinito. decirlo ha sido fatal para mi.13 en bicicleta (te confieso que mis piernas te odiaban por aquellos entonces). de la uva y del vino de la vendimia y la embriaguez. Epístola XI La lluvia se desgarraba en los ventanales sin raíces. cada palpitar es un nuevo romance. Nada ha sido tan sencillo ni tan difícil. y resulto muy complejo para mi amado y humilde cerebro por lo que fue preciso que lo dejáramos para otro momento. producía un cosquilleo y una atracción algo difícil de olvidar. ¿Por qué me corre una lágrima solitaria por las mejillas? ¿Por qué la lengua tan elocuente ahora guarda silencio? Por lo más sublime que no voy a justificarme ni voy a armar ninguna construcción que me favorezca entre tantas faldas marxistas y largos vestidos laconianos. manjares completos ¡Ven Epicarmos! Haced un grotesco con estos negros señores que hoy condenan a mi verduga. Sin siquiera tocarte.

ansío llegar a mi cuarto y romper el sello de la tan delicada epístola. más cuando pienso en una caricia que se posa sobre tu espalda semidesnuda permitiéndome describirla tal como es. En ello se descubren esas tentaciones interiores. en el ambiente mi cuerpo lo percibe. de la bondad que Sócrates consideraba la mayor virtud. Donde el filósofo puso la unidad delante de todos los ceros. en otro plano de la realidad. más como vi un gesto de predisposición en el nuncio he mandado que se le abone un dinerillo extra a su bolsillo el cual el vivillo ha aceptado con mucha gracia y caballerosidad. Los grupos fulanos son a la vez grupos menganos. Algo cambio. Aquí reposan secretos. Avanzando con rapidez y firmeza. Se habla de otras cosas. . En ese andar. las veo lejanas. es como estar leyendo a dos grandes filósofos de la historia antigua como lo fueron Plantón y Aristóteles. No puedo esperar. palabras. soberbios. diminutas. plasmarlo en un hombre sentimental al cual tan bien siempre le sienta tan bello paisaje.14 demasiado presuntuosa. Acortando las distancias que los separan de mi hogar. muy de miel. excelente llegada de tan bellas criaturas. Marco digno de las estrellas echo de la pasta divina de tu bondad. el viento susurrando sobre la débil superficie de la piel que apenas si logra escapar no deja de hablar. en el tacto. Debo reconocerle tan magnifico trabajo. injurias y miles de deseos incubiertos que pujan por salir y ver el nuevo día que ante ellos se presentara. Hace instantes ha llegado el cochero con el recado y las letras que vos tuviste el agrado de enviarme. ¿Os dije alguna vez que vuestros escritos son muy bellos. Beso reposado en un hombro. En una de mis debilidades percibo tu cabello con el que tanto te gusta juguetear en cada nuevo día que amanece. en la natural elevación de tus sentimientos. algo que para ti. sin mapas. beso al fin… como solo tú eres capaz de obsequiar. Podría dibujar ese instante netamente romántico. Busco el beso suave tierno dulce. corruptos y cobardes que todavía lloran su desconsuelo sobre el desangrado planeta. mientras la luna única testigo de la noche furtiva llena de estrellas los ve llegar. muy saludables a mi espíritu y más? Pero también debo detenerme. pues soy parte de esta galería de tipos mentirosos. Las manos no serán menos asesinas. ¿Cuantas fantasías pesan sobre vuestra cabellera… inconfundible innumerables? ¿Por qué? Después del beso romántico surge el silencio. Eso es realmente superior a mis fuerzas. sin candados. me los imagino cruzando el puente al galope rechinando los fuertes dientes. Las conclusiones no alcanzan a cubrirme. y ahora reflexiono pensar que me creía un hombre duro. el vacío. en el gusto. Mujer modesta pero de mucho más valor. debo hacerlo. pues el que comprenda el mensaje no será el nuncio.

aunque para cada uno de nosotros tenga algo de diferente esta realidad. después tu cuerpo y si queda tu alma. Nosotros somos hijos de esta época sueños y pesadillas alimentadas con paginas de pecado y más disfrutadas que cualquier Biblia. en la brisa suave intuirás que es lo que siento. pero ¿Quién escapa a su naturaleza? Puede entonces que algún día si esto cambie para bien ya no me preguntes por que quite fuego a la pasión por las personas. Ideas particulares que se juntaran o no para observar y compartir vivencias de una misma realidad. aun sabiendo que esas personas representan esas causas. Pero en realidad ¡Qué escrito no es hecho para ser leído. y nuestra verdad inventada vestida con finas telas de poder e historia. ya te imagino queriendo explicar tus sueños húmedos. tarde o temprano! Este es un artificio. Ese ultimo escrito que me has hecho llegar por el sicario de tu vecino me ha dejado un sabor agradable ¡Que refinada! Estoy seguro que eres algo más. En el beso. a este pasó todo un despropósito. En cuanto a la escritura a nadie se le escapa que la misma es siempre para un lector. conocimiento básico de lo que fue… desde lo que sé. cosa que para el alma es una eterna melodía. En este momento estoy en el baño sentado y leyendo la tesis: “causas y efectos del morbo”. Sin embargo tu pensamiento me place igual que a vos.15 otros temas. a su alrededor. Epístola XII Heme aquí he recurrido a las epístolas para acortar las distancias que nos separan. Que comparte o no ciertas ideas y costumbres desde el otro lado. Ahora bien. Palabras y objetos. puede que ya no me quede ni siquiera el agradable arte de conversar algo que veo grato en ti. en el residual como algo sedimentado. Gracias a Dios soy ateo realidad y fantasía que crimen. esto de delirar con la lengua es fascinante pero no alcanza. Epístola sostenida en un bemol Loco y malo así me han definido ¿Que habrán pensado cuando nos vieron llegar así? En cambio tú y yo solo pensamos en vivir y amar. Y si tú quisieras le agregarías a este trago que soy un hombre ingenuo. pues ella esta ahí. Lo que me queda es tratar de armar lo que quedo. bien lo sé. pero por ello no dejo de ser más o menos sincero que otros. . desde lo que entiendo. pero me persigues con tu tolerancia como virtud ¡hay de mi que no tengo virtudes! Primero los labios. eso dice algo de ti y algo de mí.

mi manera de entender la realidad. como si las otras prisiones psicológicas no me alcanzaran. el problema es que aún cuando pretendo ser imparcial y me proponga objetividad. pues las creencias. La misma sociedad en la que estoy sumergido impone deberes y condiciona mi capacidad crítica. los valores y porque no las aspiraciones y deseos lo impiden de alguna manera. Anoto. en su habitación de mala muerte casi en un esquina bajo una cruz roída por el tiempo y el descuido humano se ven pequeñas marcas en un lenguaje olvidado yace la frase “necesito muchachos con penes grandes” esto lo pudo haber dicho Plutarco acerca del amor cuando decía eufóricamente “Cuan vehemente es mi deseo que se revele como un bribon debajo de esa piel de rey suplica el personaje”. la incomunicación. Epístola XIV ¿Qué busca uno con la escritura desnaturalizar o encubrir? ¿Qué es este nuevo y original afecto que se profesa en mi? Las caricias y los gestos suaves y susurrantes al oído me parece que los oigo ¿Oís? O ¿Mi deliciosa locura me engaña? Increíble cosa promete mi soberana señora cuán alto son tus misterios . vínculo casi imposible. que involucra el desencuentro. Mi corazón afirma que eres tú una buena mujer ¿Cómo no escucharlo? ¿Podría yo entrar en tu mundo cuando solo he sido apenas un discípulo? Cuán joven son mis recuerdos de ti y el andamiaje de cierta lectura precoz.16 Los primeros párrafos de este libro me llevan a conocer a un obsceno doctor italiano educado en los benedictinos que se convierte en un terrible pecador. Maldita memoria la mía. el sentimiento me asegura que tú habéis sido algo importante en mi vida. Epístola XIII ¿Qué es lo que poseo y me acompaña todavía? En medio de mi trabajo imaginario me hace seña. aunque físicamente permanezca en mi sitio. ¿En que lugares del infierno andará mi ser. mi formación y mi ideología condicionan mi capacidad de análisis. sin embargo a menudo ocurre que quiero ser un poco más asesino de mis sueños. es mi melancolía. me llama a un lado. en mi hogar. cuando cielo e infierno habitan un mismo escenario? De este modo comprendo mi alcance y mis limitaciones. mal entendido como dar lo que no se tiene a aquel que no lo es. La melancolía es la amante más fiel que he conocido ¿Lo sabias tu? ¿Qué extraño que la vuelva amar? Y ese amar que tiene en su horizonte siempre la pérdida del otro.

aunque no somos tan líricos. pues el mundo es más grande de lo que tú mismo imaginas . como no sea la limosna de unas líneas tuya. que pretendo de ti. en que de vez en cuando me digas que aun no me has olvidado.” Piensas en un final de un Arturo G. el de un rayito de sol. Eres tan bella y tan buena. Y como si esto no bastara después de hablar de nada. Epístola XV Yo solo quiero conservar de ti un dulce recuerdo. el de un zigzagueo de luz en medio de las sombra. cuando te escuchaba en la casa yo suspendía mi labor y prestaba atención. es decir idealistas. el poema de inmortal de Goethe.. de ensueños. como tras una cortina e espuma. que no se ha borrado de tu corazón el recuerdo de nuestro pasado. “… No veas a la ciudad y su gente con los ojos de Cándido y los sentimientos incrédulos de Panglos.. no obstante ser ella rubia. La emoción había anulado en mi toda facultad de pensar. Ahora que se que me quieres. Y pensaba: “ahora se saca la camisa. entonces si los jóvenes éramos románticos y soñadores. ahora la falda…” te imaginaba en vuelta en tus ropas interiores.17 ¿Este es el fuego que emana de vos? ¿Estas son tus congojas? Como si solamente el amor contra ti asestase sus desgracias. por ejemplo. escucha a Martín. aguzando el oído. en la Orfelia Shakespeare. que nada te pido.. que forzosamente tú ternura hubiera producido el milagro de una nueva primavera espiritual. con nuestro cariño..me has dicho. P. de la belleza. Y para salir del trance buscamos inspirarnos en algún modelo celebre. adivinando tus encantos a través de las puntillas. Oía tus pasos. En nuestra última entrevista de ayer solo hablaron nuestros ojos. un extraño infierno o laberinto en donde los demonios llevan la mascara de escritores. Pero te confieso algo (ahora a lo lejos) cosa que no dije en su momento por razones mas que obvias. mi dicha es tan grande. al ir y venir. con nuestra mutua comprensión. que tanto nos gusta. . Y juntos hipotéticamente hablando hubiéramos forjado un poema con nuestros besos. esforzándose en vano por despejar las brumas y alejar el frío de mi otoño.. hablan de arte. tibio y luminoso.. de la poesía. Luego. percibía el ruido de tus ropas de que te ibas despojando. también pensamos en la angelical Carlota de Werther. de vez en cuando nos gusta contar con las obras de teatro de Julia fuera de la sensibilidad teórica. a nosotros que.

tal vez. Y no quiero verte sucia estática e indiferente a mí. juzgadme mujer y yo sin titubear escucharé vuestra sentencia y cumpliré la tan amada condena. . y casi sin saberlo me detenía. me asaltaba. las desgracias que piso. se cree en lo real. Cuando te veo prender un cigarrillo imagino que estas buscando en las volutas de humo inspiración o energía. ese será nuestro mayor secreto. ¿Hasta dónde me ha arrastrado esta osadía? El hambre que me sostiene. a mi lectura. Acto consciente del propio sentir. los apetitos que me viven. Sé que al leer estos escritos habrá una sonrisa. Por mi parte suelo cerrar los ojos. sin ser. el ultimo. ¡Qué osadía la del viento! ¿Sabrán los dioses lo que abandono al negarte por disimular esta pasión? ¿En su propia confección cuanto vale un hombre cuando no hay ningún valor? En la escritura te deseo como la sed al agua. los placeres que dono y las injurias que recibo por sostener tu nombre. Creo que a esta altura te estarás sonriendo o buscando una explicación. un vehemente deseo de contemplarte. Melodía fogosa. en el cuello. En ti esta ese orden y desorden de los que tanto se habla. me acaricie los oídos. pero ¿Esto lo es? En esta mirada fina uno mismo busca quiebres que le permitan entender algo más sin dejar de lado esta broma pesada del versito simpático. dejando que tu voz. una palabra. como siempre me contenía. a mis pensamientos en definitiva devuelta a mí quiero confesarte que amarte a escondidas a sido un placer. Ansia de algo que conocido que jamás conoceré.. Epístola XVI Todavía se escucha decir que soy un tirano y que adopto prácticas y modos como para lograrlo.. que me transporte a otro lugar en un beso. no lo digas a nadie fuera de estas hojas. y luego. deseo carnoso. de abandonar mi tarea donde se hallase. a mi espacio. Antes que vuelva a mis cosas. Tiempo que es. una critica bien intencionada. Simplemente te imagino. Epístola XVII Mi ser desviante nunca tuve la oportunidad de ver como proyectabas tú ese desnudo ¡Quiero verlo! Todo es tan natural. como el verde al sol. Es vuestro deseo en que me revele un poco mucho.18 Entonces.. tú no eres una estatua. armoniosa y musical. Tiempo que fue sin haber sido.

Que puedo decir al respecto. cada vez que te pedí algo nunca pasó por mi cabeza la idea de devolución. solo esperemos que vuelvan cuando ellas lo crean necesario. al final de este recorrido tú no lo recordaras. Epístola XVIII Son las dos de la mañana y este libro de m. muéstrame de lo que serias capaz con una mujer predispuesta… muéstrame el dolor que guardas ¿Lo harías? ¡Vamos arde conmigo! Se que eres algo más que un sucio romancero. carros y luna llena omnipresente que no logran reflejar el lujoso ambiente por el cual nos desplazamos cotidianamente…” ¿Qué esperas de mi si yo no soy buena señora como Penélope? PD: Lo único que puedo decir en mi defensa es que he cumplido con mi palabra en lo que respecta a enviarte el borrador como habías querido y como prometí. aquí la historia es un pretexto en la escena trágica de distintas pasiones y ambiciones. ¡Dale no seas así! Pasa por casa. sin reflexión. Sin embargo escribir cartas. Te la recuerdo: “Muéstrame a mi vuestra belicosidad. Olvida los sermones de los viejos marchitos y no te alejes de la sangre que clama por vos. O acaso ¿Es más fuerte la melancolía que el deseo? La última carta tuya estaba llena de caprichos y deseos inconclusos muy difíciles de contrarrestar y de satisfacer.19 Quiero ver cuando acaricias tu piel como sostienes el negro azabache de tu cabello. Hazlo sin preguntas. Los besos escritos no llegan a destino más bien son bebidos en el camino por los fantasmas…” dejemos entonces que las palabras ordenen el camino a su manera.. pues cuando más razonas más me aburres. decía Kafka “significa desnudarse ante los fantasmas. sin embargo nunca fuimos de vernos seguido ¡No válgame dios en las cosas que digo! Eso si.. en verdad quiero verlo. si nunca estoy. Para nosotros la pasión esta alimentada por el poder y la lujuria que alimentan también el espíritu humano y sus acciones. no lo hagas. uno no abandona las viejas mañas. no. ¿Por qué me maltratas así? Con ese lenguaje tan corrosivo y tan vulgar que por momentos me hace tan bien. parece infinito ¿Me dirías tú de tus propias labios que las palabras son soledad? En ambos la despedida es una cosa extraña.. . por esta razón nunca sentí en mis manos apologías de. ellas lo abandonan a uno.. algo que ellos esperan ávidamente.

a veces me canso de mí y de no tener valor para buscarte y cometer todo delito que este amor exija. . Tonterías. como no estaban con sus novios. Por su parte las chicas estaban algo excitadas. donde todo es nuevo y majestuoso a los ojos y demás sentidos. ¡Gracias! Gregorio. me agrada sucumbir a mi fantasía fantasiosa. Uno. Cuánta razón depositaste en “tiempos inclementes…”. en la disco estaba todo muy oscuro y ruidoso.. no lo puedo hacer en el terreno de los sentimientos. ni con sus padres. Pero al mismo tiempo y en cuanto a ti me hubiese gustado tomar tus manos. reside un poco de tu alma . difícilmente volveré a conocer otra. se comieron entre ellas y el de la puerta era un puto divino. “Quieta ahí. dices que no hay amor a menos que dure para siempre. tenía la vida como la de una mariposa.. Desde los primeros días. para callar las palabras cuando se vuelven innecesarias”. lindo lugar. Epístola XX Hay una horrible tendencia en el hombre a engañarse. tus labios o la vida”. cuando comenzaba a dar mis primeros pasos mi alocada infancia acompañada por la inseparable curiosidad que palpita sin cesar en la mente y el cuerpo de un niño. “Por lo que un beso es un truco de la naturaleza. desde que te vi por primera vez a lo lejos.20 PD: Agrego que tenías razón al decirme que la inercia de una cultura institucional policial no reformada que privilegia el control y la vigilancia a la protección y seguridad de los ciudadanos me recuerda un tanto a “vigilar y castigar”. Por mi parte cuando no puedo satisfacer a mi razón. Aun así no puedo hacer frente a la mujer. lo he podido hacer a través de tantas otras mujeres herederas de tu espíritu valiente porque en cada joven que ha caído y se levanta. se libra de hacer las cosas con los demás y hace tranquilamente y sin miedo lo que le parece a él. Sentado lejos del ruido y del tedio me dedique a mirar lo que podía y pensaba aquellas frases que leíamos cuando aun éramos niños “Siempre hay un tiempo para marchar aunque no haya sitio a donde ir”. Ya ves. con la edad. hay episodios mucho mejores que la obra entera”. Allí supe que jamás habría de conocer mi alma muchacha más hermosa e inteligente cuán. besarlas tiernamente y abrazarte con fuerza junto al pecho y en cierta forma. Epístola XIX El sábado a la noche fui con Julieta a San Telmo. “Mi amor.

y no solamente para regar mis plantas.. Por ello espero que no me guardes rencor. sin orden. en este juego yo la conocía a esa mujer: no la había visto nunca. El volverá a mí cuando lo desee y porque lo desea: esa es su libertad porque también es mi libertad la que espera.. siento como si también se hubieran volado mis ganas de sol. salgo al jardín. de las ideas.21 Para sorpresa mía todavía veo la casa que hube construido en el furor de mi fantasía con todos sus bártulos desparramados por doquier. que otras almas han compartido o comparten esta inquietud mía y la misma.. Cuando aun era estudiante solía recorrer esa distancia que separa a la alta casa de estudios de su estación. al menos. Comprendí gracias al esfuerzo de Cristina que tengo tantos amigos vivos como muertos y ellos no son una presencia melancólica. las mismas obsesiones.. pero la conocía de haberla contemplado en sueños. de claridad y melodías claras. concientes. y ahora lo difícil como gastar el tiempo que ya no esta. lejos de conducirme a la locura. Con esta reflexión viene aparejado la idea de cambiar de piel. En estos tiempos solo me he permitido escribir. Viviendo en el exilio de la vida. Y ante todo lo imposible. Esto es puro de un romancero. tal vez. Sé que es una tontería. Entre objetos dispersos fue donde ardió mi mente. las carcajadas lejanas se confunden con los gritos de alegría y abren una duda ¿Cómo saber si es el mismo pájaro de ayer? Al tenerlo solo me bastaría cerrar mis dedos en torno a su cuerpecito y podría ponerlo en una jaula. . algunos no pierden del todo la memoria. de alguien que ha dejado pasar. que la misión era la de abrir espacios de libertad para la expansión del alma humana.. pero a su vez distanciarme del escrito como si él mismo no fuera parte de mi. del que. este no es el caso de mi amigo Adolfo. claro que no. al descender... probablemente no haga más que añadir paginas a la mala literatura. sin clasificación y sin rotulo alguno queriendo decir algo. Ella descubre el mismo cuerpo. Me han dejado un recuerdo y pienso en ellos con mucho cariño. No solamente fuimos románticos irreductibles por las cadenas de la mediocridad. Ni mi corazón tampoco. ahora sé. la misma carne. pero resulta que aunque cambias de piel. pero espero aquella ave que una vez se poso en el naranjal. donde no se habla.. Tiempo que se pierde. ahora contener a mi corazón que quiere hacer llorar a mis ojos y tu conciente de mi moral. pero mis manos no desean ser su jaula. era uno de esos seres que adivina el alma o lo recuerda acaso de otro mundo mejor. tiempo perdido sin conocernos sin siquiera saber que existíamos. Descubrir este texto representa un gran alivio para mí.. sino también como seres humanos esforzados. Hace ya un tiempo que se fue.

su diminuta hermosura me impresiono. no hay lugar donde no se descubra tu retrato. Debo entender entonces que no seria correcto negarle valor a lo que se recuerda – aquella experiencia era verdad: el amor da vida a la vida. ¡Te imaginas robar allí! Desde afuera parecía imposible. conmigo mismo. tu no estabas. la cual se puede corroborar o no. son los que hurte en la biblioteca de.. He visto como dimensiones de ti y de mí.. en mí hay dos fuerzas contradictorias que me salvan de la esquizofrenia declarada: Quiero estar solo. en ti reconozco mi ceguera para casi todo lo demás. un libro difícil de sustraer y que no supe si ocultar bajo la axila o en la espalda. Respiro aliviado.. cierro los ojos y busco alguna cosa que haya hecho para divertirme. tu rostro aparece en todas partes. y eso para mí es la escritura. Y no digas que la melancolía es el vicio de la época y que rara vez la razón puede resolver la tormenta del espíritu. no te asustes fui solo. Pero para eso hay que investigar.. prácticamente todos los días.22 Epístola XXI Por otro lado ya lo dije. podemos tener días negros. inyecta intensidad a cuanto nos ocurre estando con el otro. pero que tiene como correlato múltiples ausencias. pero si quieres puedes sentirte cómplice. No te molestes ni te sonrojes por esta vivencia real que hoy traigo para ti. pues no se amoldaba a mi pasión de estudiante (ladrón – atracador que más da) una forma barata de conjugar el aburrimiento y la locura a tanta rigidez. Y quiero estar rodeado de gente que va y viene por aquí y por allá. no sé si estoy dispuesto a olvidar… aquellas apasionantes conversaciones contigo llenas de brillo y de relieve. Supongo que no podría explicarlo. de tapa dura. Epístola XXII Te cuento estoy trabajando mucho. un picaflor. En este recorrido he visto por primera vez. con un dibujo horrendo en la portada. Los libros al menos los que más recuerdo. Poca pasión para alguien como yo que corre poco riesgo. nublados. película en la que no se reconozca tu perfil ni transeúnte que nos la evoque eres omnipresente. o como el sol radiante ¿No?. ¿Cómo andas de tu salud? Como no me has dicho nada en todo este tiempo debo caer en una hipótesis. El ser humano es como el tiempo. no importa. parecía un pajarito inventado ¿Cómo . Lo que sustraje era un libro de poemas que me saco y me volvió a meter en el infierno. de pocas paginas. recuerdo el ejemplar: era un libro de letras muy grandes.

se revuelcan.. Por ahora las noches tienen un no sé que extraordinario.23 es que existe un ave así? Si tú le vieras diríais exactamente lo mismo que yo. lo que duro y fue bueno ya termino. Hoy por ejemplo es un día caluroso. Un pequeño rincón natural siempre esta presente y tu que eres de escribir en intervalos de esparcimiento y tranquilidad que cada tanto recalan en ti. El que observa es también observado poniendo en cuestión la propia experiencia. . Cuándo te vi por primera vez después de leer tu ultima carta me sentí un tanto extraño ¿Seremos creaciones prisioneras de nuestras palabras y pensamientos? También lo recuerdo a él. algo cautivante y a cambio de nada son capaces de entregarte todo. cuanto bien me hace escucharlas y saber cuán fuerte es vuestro amor hacia mí. como así también los afectos de las palabras encontradas. pero a mí me gusta la calidez tanto del día como de los afectos. actores. En cuanto a nuestro patrimonio ¿Tú crees que nos han quitado el esqueleto? ¿Qué somos una sociedad sin sociedad? Por qué te hablo a ti de estos temas. y del observador. donde por más que se este habitando un universo no se puede olvidar a los otros. Es sobre todo un pretexto donde se producen otros. es aquí donde lo interior y lo exterior son dos caras de la misma moneda. Consigna con algo de valla y algo de trampolín. personajes ideas y pensamientos ¿Será así? Creo que es un poco complicado poder explicarlo bien. algo de punto de partida y algo de llegada. saltan. mirarlo a los ojos y decirle que en este camino algo ambicioso lo que ha logrado con anhelo de todo padre. otro y nosotros”. gritan. Los pequeños de la comarca juegan. Del mismo modo debes tu saber que me siento muy halagado por tu escrito. gracias al azar pueden disfrutar su niñez. Cuán dulce son vuestras palabras. no aferrarte a algo.. Más el que ama siempre corre riesgos lo que significa que nada le garantiza el éxito final. te hacen cambiar. no fue esa mi intención créeme. Las crisis son necesarias. esta bien. aunque siempre hay tiempo para retomar. la realidad no es algo totalmente traslucido o impregnado de una opacidad observable solamente a través del instrumental.. En estos últimos años hemos comprendido por así decirlo que el observador no es garante de nada. discúlpame. Nada es eterno.. Una especie de nudo Borromeo.. viejo protector de sus hijos – aquí mi meta final seria pagar lo que fuera necesario por una tarde completa charlando de lo que sea. Ante vos me he vuelto a sentir como un niño caprichoso aunque todo parece una idealización espacio – tiempo. Es necesaria la trilogía de la que mi profesor de metodología solía llamar la trilogía conformada por “yo.

Estos comandantes en jefe del capitalismo controlan y despiden a la tropa (mano de obra). Creo que en gran medida lo han logrado. porque moviliza y compromete”. Si estoy como cuando estudio o escribo es porque todos éstos son fecundos menesteres de abstracción. fugas felices de lo inmediato.24 PD: Hoy a la distancia cuanto les agradezco a mis maestros. su esfuerzo por querer hacer de este ser un hombre de bien. El poder del deseo permite que el sujeto sea activo construyendo su vida. sino divisiones de ella con distintos intereses económicos. exorcismos de lo obvio. eficaces evasiones de lo concreto. el sueño de un sabio o de un cartonero ¿No será la paz un discurso imaginario? ¿Dónde . ¡Que bonito! Epístola XXIV Tengo los ojos dilatados. Epístola XXIII ¿En que pensaba Lacan cuando dijo? “que había que “mantener viva la necesidad. promueven y degradan a sus oficiales subalternos (los gerentes). Ya no es el individuo sino la suma de ellos. ensoñación. consuelo. un perfume volátil en el ala de una abeja. todo el mundo es extraño y maravilloso para unas pupilas bien abiertas. Las placas tectónicas se han movilizado de modo que se mezcla la fluida tecnología con la ideología. Tengo mis dudas que profecías han seguido. También están los portadores de precios que van y vienen a destajo. Lo que veo no es una sociedad. su paciencia. si Adam Smith estuviera entre nosotros creo que se moriría de espanto. políticos y culturales. pues ella motoriza el deseo y el deseo potencia. luminosos e incesantes paralelismos que me ayudan a ser. Epístola XXV Con todas estas incertidumbres al hombro la paz se revela como una alucinación incluso como una película traslúcida. Aunque Yacobazzo mi querida profesora de “micro-planificación siempre pensó lo contrario. porque donde hay objeto de deseo hay valor y si tenemos objetos de deseo cuando concretizamos construimos nuevos objetos de deseo continuamos la búsqueda y aprendemos a ser más libres. deciden donde tendrán lugar geográficamente las batallas (la producción) como así también la elección de las armas y la conquista de los mercados que permitirán la victoria (ganancias). su tiempo. Debemos proyectar deseo.

donde cada hombre es su propio metodologo. es espiritualmente idéntico al otro. a desear sin obtener y a recibir muchas el desprecio y la humillación por recompensa de su mérito. Bajo la penumbra de un farol pasaran esas promesas. según sea el grado del deseo o de la moral de los enamorados. nos colocamos más allá del bien y del mal… . Bajo El cielo azul junto al canto de ruiseñor te veo poesía de las antiguas hojas de otoño. Entonces. mientras el indigente y oscuro ciudadano vive aislado en las sombras de la miseria condenado a merecer sin alcanzar. o de una suerte altiva eleva el rango. He llegado a creer que todos los gobiernos son despóticos y que lo que ellos llaman libertad no es sino una servidumbre modificada: en los gobiernos arbitrarios y en los populares veo siempre a contradicción el interés del que manda con el que obedece. es mi apego a mi pueblo natal. en formas y contornos que me sostienen mientras invisible al lado tuyo respiro yo. que a veces no es tan correcto. En cuanto al amor normal. reina de mis mejores amaneceres sos vos como decirlo…. He decidido este camino y no el otro… por el bien… Desde aquí veo la aldea. se ve muchas veces en la necesidad de postrarse delante del crimen e implorar sus auspicios para no ser más desgraciado. y se olvida de ir a la iglesia o al Registro Civil. donde cada hombre es su propio teórico como unidad pensante y actuante de su propio medio.25 esta el discurso de la vida? Lo malo es que en el largo plazo estaremos todos muertos. En ello perdura la riqueza que las expresiones particulares de la realidad revisten. y en el cual. de un ignorante a quien el falso brillo de una cuna soberbia. es un sublime egoísmo que nos impide discernir. es mi timidez. pues en el fondo. Tal es ordinariamente la suerte del hombre virtuoso bajo un gobierno tiránico como este que solo mira la igualdad común deliro de la democracia o como una opinión artificial. se llega a satisfacer los imperativos de la materia. de la cual soy parte. Epístola XXVI No hay mayor placer que escribir en un clima de libertad sobre cualquier tema. En una palabra todo lo útil viene a formar al patrimonio de un imbécil. más me hundo. Más al verte con este par de canallas que no se sacian con nada y las manos que quieren ser menos asesinas. prefiero que la tierra se abriera bajo mis pies antes que decir nada o darlo a entender con palabras o los ojos. hasta el punto de constituir en ello un elemento esencial de mi humanidad. salvo pequeñas diferencias.

26

Y amamos, amamos físicamente, locamente… porque así lo exige nuestro cerebro des-organizado, nuestro corazón enfermo y nuestra carne enloquecida. Epístola XXVII Cada vez que leo tus escritos, (los pocos que me has mandado, no digo que seas mezquina) sea cual fuere entre ellos quedo sorprendido, por la razón, la dicha que mi alma puede sentir, todas esas experiencias y más que eso aun. El desvarío de la mente humana como escudo impenetrable, pensamientos que fluyen sin reparo para quedar plasmados en hojas arrugadas y amarillentas apreciadas solo por los bellos ojos negros de lo que me acontece frente a vos. He manchado mis ojos con tus palabras. ¿Mira a donde hemos llegado? Epístola XXVIII Todo escrito invita a ser leído, enigma a descifrar y que a mí lograrlo se vuelve complejo. Una vez leí en un viejo libro que los personajes que crea un escritor son sus representaciones ficcionales, que le permiten vagar de incógnito, sin cargar con la exigencia coactiva de tener que hacerse cargo en la realidad de sus fantasmas. Con respecto a ello M. Foucault pensaba que la huella del escritor está solo en la singularidad de su ausencia, a él le corresponde el papel del muerto en el juego de la escritura ¿seremos simples emisarios de palabras y escrituras que nos capturan en el mismo acto en que podemos obtenerlas? La obra ¿representa la muerte? Nunca saldremos indemnes de una fe. Un polvillo de antiguos miedos, esperanzas, coincidencias, dichas y desgracias simétricas, reducidas a partículas, una nube de redundancias, pleonasmos, ecos, resonancia, presagios; este ha sido el origen de la fe, y también es el residuo que nos deja. En cuanto a mi destino no esta a la altura de mi suerte. Sentí que la literatura que puede conmemorar y revertir de una dignidad también la mancha. Pero Roland Barthes infiere que “la literatura no es nunca otra cosa que la profundización, la extensión de la lengua”. ¡Qué cosas dice este hombre! Puedes reprochármelo pero solo contigo no me siento Jano, en cuanto te pienso tengo muchos pensamientos impuros, y en cuanto a las estructuras tú eres mi institución, algo parecido a un silencio pensativo en el que nacen y mueren los dioses del hombre, y que inspira a la música. Entre las cosas que nos suceden algunas son demasiado grandes para ser tan sólo un acontecimiento, y como las palabras son las

27

que toman la delantera a la vida, también yo infiero que en ti he descubierto mi propio lenguaje, en vos esta mi propia conciencia. PD: Hemos logrado ser personas misteriosas al principio, intrigantes después. En cuanto a ti, sugestiva más tarde femenina, palabrera dulce y atrayente. Por momentos cariñosa, por momentos verduga, osada, siniestra, río revuelto. Se me ocurre. Cuántos sentimientos que desata tu presencia. Me confunde, me seduce me atrae, asusta, provoca y desafía. Cuántos sentimientos que desatas hasta lograr que te escriba. Epístola XXIX Hay días que quiero esquivarte, dejar de prestar atención a tus deseos. Pero las epístolas son todo para mi, en ellas encuentro una mayor libertad de movimientos, por carta yo puedo arrojarme a tus pies y cosas así, soy atrevido sin lugar a dudas ¡no digas que no! Sin embargo tu lo sabes mejor que nadie que me faltan temeridad, rapidez, desfachatez para osar atacarte, pero si realmente viera una imagen así me sentiría completamente desarmado ¿Quién no? Con tus labios interrogantes, los elegantes movimientos, los sueños ansiosos, el incomparable suspiro, la delgada estatura, el pie pequeño, la mano elegante y cada punto con su fascinación particular. En ti he hallado a una de las mujeres más lucidas atrevidas y al mismo tiempo ávida de saber. Vete mujer, vete en paz, pues me siento vivo, condición propicia para el instante que empuja y no me alcanza, no me es de consuelo, más la simple posesión es demasiado poco. Adueñarse del alma de una dama es un arte pero quedar libre es una obra maestra. Te ruego que perdones extraño comportamiento el mío, tu me has recordado que el susurro a veces es también muy efectivo ¡Hay mi niña! Mi ¡Dulce niña! a menudo he sentido la necesidad de tenerte cerca de mí, debes saber que la parte más noble de este caballero, su corazón, se ha debilitado mucho. Ya en la época en que estaba junto a ti él sintió síntomas del mal y lo ocultaba, pero después ha empeorado. Epístola XXX De vez en cuando suelo andar por los caminos de la comarca y encuentro cierto placer mezquino. No es lógico pero busco tu figura en vano por los teatros, en los conciertos y los bailes, en los paseos, en fin, caigo en la cuenta que yo no conozco en verdad a nadie de la gran ciudad, salvo las estatuas, donde el pensamiento no es más que una conversación interiorizada o

28

implícita del individuo consigo mismo. Algunos de estos, en cambio son viejos amigos, maestros de mi intimidad, como no tenia con quien hablar he conversado con ellos sobre cosas humanas. No sé si algún día saldrán a la luz estas conversaciones, que han dulcificado una parte dolorosa e historial de mi vida, en ellos se razona. Todavía no encuentro razón para ocultarlas en mi morada. Después he pensado que tal actitud se le parecía a ese grabado tan vulgar de Dante cuando aparece a Beatriz en uno de los puentes del Arno. Tampoco me acuerdo de los detalles de mi vuelta a mi morada ese día, pero si, en cambio de las veces que te vi después. Nunca supe bien del lado que salías, de que recoveco venías ni hacia donde ibas. Aun eras joven, muy joven cuando nos conocimos, tú atravesabas una crisis sentimental que te hacia buscar un refugio de paz, de tranquilidad para poder afrontar en parte la complejidad de tu realidad. Ello basto para que en mi naciera lo que Bacón llamo (novum organon) - un nuevo órgano el cual por decirlo así me hizo tomar nuevas determinaciones, con sensaciones diferentes de las cuales había tenido hasta ahora. Haciéndome recubrir en los objetos propiedades de las cuales ayer no tenía ni la menor idea. De pronto y no sé porque razón siento el deseo de contártelo todo, es decir todo mi amor, con todo sus matices y me quema saber que jamás tocare vuestra piel. Es un juego, una fantasía psicológica, una fantasía juguetona, vuestra gracia vivaz. Vuestro tinte poético levemente difuso señala cierto atrevimiento. Es muy difícil olvidar una mirada de perfil, veo en ti la pintura graciosa del poder que una mujer bonita e inteligente alcanza en el ánimo de un hombre maduro, que no es tonto y que se niega a que le roben sus últimas ilusiones. Epístola XXXI Mujer sin letras ni antifaces, como negando un poema de Alfonsina, invicta belleza que salva y enamora, todavía tenéis esa mirada de fuego interrogante. Como si no pudieras contener vuestros impulsos de sinceridad, como, una expresión agradable. Me excita ese genio que posees, todo tu desorden haciendo de tu ausencia mi propia carencia. Hay que ser lo suficientemente poeta, para no arruinar esta desnudez. Tampoco me preguntes porque evito hablar contigo, entiendo que al hacerlo debo fingir (que horrible situación) y hacerme fuerte. Quisiera que vos misma me hubieras dejado hablar de esto, es cierto que el comienzo hubiera sido un tanto extraño. Ni siquiera ahora me comprendo, todo pasó como un sueño, hasta mi pasión y eso que era fuerte, verdadera ¿Pero

sube por los talones. seas libre de mis pensamientos. esta noche. Cuanto me habría gustado ser ese desconocido que me ignora. ¡que paciencia la vuestra! Descubrirlo me sonroja pero es verdadero me siento incompleto. la hora difícil de afrontar los asuntos difíciles. ¡No ves! Quiero gritarte en la cara tu frigidez. Epístola XXXII En tu andar no puedo decirte como duele. no te detengas ahora quiero más. que sucede con tu corazón. . el alma no se sacie sino que por el contrario. pero no puedo eso es de bestias. Siente amada mía todos estos actos por impuros que sean también son vuestros (tuyos y míos). no entenderías y en que medida compararlo y estando frente a mí me dirás. también me estremeces con la ternura que depositas. de gritar tu cobardía irracional. Esta en ti hacerme gemir ¡hazlo! Hazlo con fuerza indefinible y deliciosa. Se me apaga el alma voy amoldándome a tus caprichos me entrego a vuestro existir me fundo a mi mismo. te gusta escuchar. soñando. me enloquece es verdad. más no me alcanza saberlo. un libro. que hasta ahora temiese a acercarme a algo nuevo que no se disipara convertido en humo ¿Será posible que después de experimentar estas sensaciones. aunque él seguirá a mi lado cuando la muerte llegue. descubrir y descubrirse. Tributan a la salud mental. delirando o viceversa? ¿No serán configuraciones mías e incluso ahora? Para distraerme busco en la librería local. se irrite con ellas y exija más todavía. sensaciones más y más fuertes hasta el la fatiga definitiva? No negare que he quedado asombrado como aquel chiquilín. Debo ser yo quien lo diga cuando debes ser tú quien considere las posibilidades… ¿Quién te ha maltratado de tal manera que depositas en mi parte de tu existencia y te quedas en el idilio de la pasión incompleta? Y no quiero faltarte. ve hacia arriba que yo iré al oscuro callejón de los suburbios de mi ciudad. Y saberlo me llenaría de gozo. me seduce. Construir y reconstruir escenas y escenarios. tal vez en ese momento. Muerde la carne suave de mis talones. ¡dime algo que aún el pensamiento no esta descalzo. como si me fuesen tan caros estos sueños y todas las impresiones que él me dejo. siento que me falta ver y no puedo crecer. Vuestro amor etéreo me gusta. mañana. dime entonces que estoy equivocado. más me enloquece esa forma que utilizas para coquetear. o dentro de unos años. pero al escribir me voy ahogando.29 qué pasó? ¿Qué ha sido? La verdad que a veces me sucede pensar ¿No perdió mi alma entonces la razón y no estuve todo este tiempo.

un pensamiento más digno de ti. sino simples orientaciones de cómo eras para conmigo ¡Cómo podría yo olvidarme de ti! Si soy el deseo y el fresco vivo de tu pintura. ese gesto que exhala ternura cada vez que respira. me siento un intruso. de la universidad y este hecho supones para mí la confesión más vergonzosa de ignorancia. Convendremos. Espero que mi suerte cambie: hasta Sergio me ha sugerido de la forma más enternecedora el destino que considera más apropiado para mí. Por si fuera poco. y me veo a mí mismo acercándome a pasos agigantados al abismo de la pedantería. que todos nosotros.. tampoco simpatizo con ninguno de mis colegas. a estas variables le deben estar faltando entrevistas. con todo nuestro pasado.. vergüenza que hoy me invade por no estar a la altura del sueño que hizo de mí. Allá al igual que aquí. de semejante terror manifestado a la luz del día: y desde luego. más tarde y si las fuerzas me lo permiten intentare bosquejar una idea. sino muy relativas.. ¡Qué puedo decir yo de ti padre! En cuanto a él no me gusta hablar. cuando falleció mí amado jardinero. invita a todo menos al silencio. que mezcle su trabajo con el mío e incorpore algo de filosofía lo cual forma un amasijo tan informe en mi interior que puede que algún día engendre monstruos. No puedes imaginarte como le hecho de menos. El lunes a la tarde noche se me dio por revisar entre mis pertenecías y halle dos fotos de mi padre. Aquí no tengo a nadie a quien confiar el lado bueno y el malo de mi vida. Como olvidar esa mirada. Prefiero escucharlo siempre.. cualquiera fuera su opinión. como un alma de fuego a su servicio. sórdido voyeur de lo que está a mi espera pero con un grado tal de concreción que rebasa largamente la conjetura . carezco de modelos. El motivo es que. mis opiniones no pretenderán ser verdaderas ni absolutas. señor de todas las paciencias. Luz que gracias a ti mantengo en la sensación de las cosas pasadas. y esto es para mí una sensación nueva. Amigo no te alejes de mí. cada tanto las reveo. somos culpables. nunca paso por mi cabeza insultarle antes que terminase. acaso ni siquiera eso... A veces me resulta natural y otras mirándolas. por desgracia.. presentes y futuras que van de la mano en la utopía y el anhelo de las cosas. ¿Qué es lo que te completa sin mi pasión? Epístola XXXIII Solo he llorado dos veces en mi vida… cuando escuche la última melodía de Paganini.30 En el mundo de la acción a estas variables le están faltando instrumentos que le den valor a esta variable que yo mismo ahora desconozco..

que no acierto a encontrar a un en esta evasiva elegante. más de lo que soy. pero en vano.. pero soy completamente incapaz de ello. seguro que te tomaría por los brazos. esa hambre de piel de manzana que no se satisface con cualquier alimento… claro que lo haría sin duda a ello. el trabajo de leer este borrador en forma de rompecabezas y a mí el de escribirlo. como un viejo amigo de mi andar! ¿Que podría brindar yo? Teniendo a vuestro alcance todo un jardín de flores nuevas ¿Cómo negarlo? Tú me has proporcionado tanto placer que a cambio no te pediré nada. donde todo empieza a morir de manera susceptible… solo soy un pedazo de tierra. Más si en mi estuviera esa (fuerza interna) hoy la llamo así a causa de un comentario que tuve con una amiga. Epístola XXXIV ¡Por todos los santos y demonios que habitan el cielo y la tierra! Espantosa sensación. He de reconocerla: cada día que pasa aumenta mi melancolía al darme perfecta cuenta de cuánto me agradaría ayudarle de alguna manera. como aquel que espera con la pluma en la mano y el cuaderno ante sí. al menos en apariencia. seria dueño de esos pezones. te arrancaría la ropa a jirones. hasta satisfacer. poder serle útil en algo. Vestido con el cuerpo y el alma de plantón.. No pienses mal de mí ni me tengas por cobarde. y si ni siquiera puedo aportar mi granito de arena para que vos te distraigas y alegres. más jure nunca más volver y tú me pides que pose mis ojos en tus gestos más allá de este mundo ¡sabiendo que solo poseo. Si esta fuerza se posara en mi. En fin. Mi niña eres una gran mujer. me revolcaría en el suelo. Nuestra incredulidad nos va a costar: a ti. que no merece más que lo merecido… ¿Qué es lo que ocultamos en . os ruego me considere..31 plausible que la mayoría de los hombres que conozco puede hacer al respecto. Sin concluir la frase busco inútilmente en mi memoria un termino de comparación. Me vuelves a la vida con cada palabra. un traje viejo. Epístola XXXIII bis Con frecuencia me decía a mí mismo que era libre e independiente. y tanto si es para ti.. infinitamente. Más por el bien de la humanidad no olvides que muchas veces evoque este silencio y esta languidez dentro de la confianza horrible susurrada al confidente corazón.

la cual observo sentada recostándose en el respaldo del banco. Siempre estarás para mi fascinante. más nunca pretendí otros labios que no fueran los tuyos. sin ser de las que en la ciudad se dan cierta importancia. Epístola XXXV Contigo este hacer. Niña mía que el viento al igual que este personaje te muestren a vos lo que has sido en la vida de este limonero. dibujando o hablando algún otro idioma. Epístola XXXVI Del mismo modo podría decirse que escribo como el que copia de una pagina ya escrita.32 nuestros remolinos vivénciales? ¿Qué es lo que os queda. Sobre el escritorio hallo cartas que han estado esperando respuestas. Mi único ramo de flor. Siempre serás mi hermosa niña. Es aquí donde pienso detenerme. como un idioma . con tus ojos soñadores mantén en la mano la flor que te regale. Mira todo ha sido por ti. Entre borradores y cartas interminables el pequeño plumìn con su sencillo sueño aleatorio descansa ya. mujer sin continentes. el plumìn ha sido el único que me ha permitido vivir de esta forma. y tu has ayudado a que yo este más cerca de este placer. Pero ¿Qué quieres? La verdad no siempre es lo más sublime. la única que conozco. más yo tomare la pluma para asegurarme que eres vos y si me olvidara házmelo recordar que tuyos son los ojos escrutadores que hablan con muda elocuencia de cosas sabidas. escribiendo. con esa voz tenue que a ti tanto te gustaba los versos de Pushkin o Bìron. este modesto placer se me presento como un futuro deseado. no voy a dar una pincelada de más seria una profanación a tu nombre. Te me presentas no como la única sino como la mejor. inteligentes. dime amor mío? Siento la fuga del yo aunque el lenguaje es fascista. no es tanto lo que impide expresar cuanto lo que obliga a decir como hemos caído y es que en toda pregunta esta implícito el saber. excitante y cándida. ya no canturreo. dibujo como el pintor que reproduce el paisaje que se dilata ante sus ojos y se pierde entre la bruma de los horizontes. desde no sé cuando. cuando mis sentidos se pasean pienso en mis propias añoranzas e ideales perdidos. y de cosas deseadas y los rojos labios revelaran avidez de placeres que solo tu posees en tu interior. Sentado le observo es mi viejo he inalcanzable plumìn. Es uno de los muchos puntos de contacto que tenemos ¿Cómo la palabra. con el cual supe reencontrarme contigo de una manera muy especial. más por mi estado.

también sostengo que hay pocos hombres que realmente tengan algo para dar. aunque todos me dicen algo a su manera. extraño la experiencia común en todo . extraño esas caminatas por sus calles y ver su gente. No soy vil. Pero no negare cuanto extraño mi hogar. Pero así como digo esto. todo es nada. testimonios del tiempo enterrados en un viejo baúl ¡Qué tonto! Se busca y busco aquello que ya no existe. pierde conciencia. podrá servir de dicho interprete entre dos almas? Imposible. Es tan difícil exigir honestidad y verdad… en estas situaciones no me gusta el mundo. Perdóname si fui egoísta. quizá podamos penetrar la tiniebla que separa y en ese plano de existencia no tan claro encontrarnos gozarnos mutuamente como si fuera una orgía literaria. ¡El orden lo detesto.. y sin embargo. el interés es siempre individual. orgía de los mejores tiempos. Hablemos como se habla. Conjunto de recuerdos sin vida. de furia y enojo.... ni lo haré ni lo hice jamás. A veces hacemos cosas para llamar la atención. Servidumbre física. Estuve un poco ausente. Epístola XXXVIII Debo agradecerte por cuidarme y prestarme atención en todo este tiempo que estuve postrado. ¿Crees que la vida esta llena de estos absurdos? A riesgo de escribir un millón de disparates.. es una sensación que va poblando la mirada con imágenes propias. quizá podamos imaginar que mañana nos vamos a ver o no. quizás. perdóname si use en vos palabras de arrebato. Epístola XXXVII No hagas rabietas conmigo.. Procedamos con orden. es tan preciso para todo!. Y hoy no tienen importancia ni sentido. O simplemente cuando se exige en nombre del grupo y se escarba solo un poquito y se da cuenta que no es así. más cuando el hombre pierde espesura. porque cuando lo hago el corazón me dice muchas veces. pero al contrario de la mayoría. Siempre he tenido la suerte de no gozar de aquello que amo. tal vez. A pie se hace mejor. extraño el día a día opaco. gusto de caminar y contemplar. tedioso y malsano olor. Pero ¿Lo ves? Ya que ni tu me entiendes ni yo a lo que me digo. aquello que se busca con deseo. aunque no esté aquí ni en otras cajas parecidas. insuficiente a veces para expresar las necesidades en la materia.. Cuando faltan ideas y sobre todo sabiendo que sin ellas no se va a ningún lado.33 grosero y mezquino.. Objetos que acumule pensando… pensando.

En todo este tiempo has sabido mitigar la soledad con la amistad y la ingeniosidad encantadora acorde a los tiempos de tu época. su gente. quizás a veces demasiado conciente. pero la comarca a la que tu perteneces también tiene su Eliseo. Cuesta creer que aún estoy al aire libre. que me significaron un prolongado calvario. Tu profundo respeto hacia la persona humana te convierte en una representante ideal de los principios filantrópicos y tolerantes de este siglo ¡Quien se podría olvidar de ti! Grandes son Homero y Virgilio. Mi ropaje se luce y alimenta del ideal de sencillez de una vida rústica. llegue a sentir que era alguien. pocos lo saben y no he de quejarme por ello y de otras circunstancias donde la experiencia ha dado un resultado positivo.. En vuestra ausencia. y tu genio han llevado más de prisa y más lejos que a los otros.. cuando fuiste arrastrada por la vorágine de tus placeres y después de un breve periodo de vida fastuosa como amante de un estudiante de francés caíste en el fatal declive que . en arte es una sonrisa que se insinúa ocultando lagrimas. Nunca marchitan los años esos laureles. que existen las flores y las estrellas. y se juzgo que había descubierto los derechos del hombre y los sentimientos naturales. Cuesta creer el anhelo que hay en las cosas vivas por mantener ese haz de luz que existe en su interior. protestante y solitaria a quien la religión. Epístola XXXIX Sé que eres sumamente conciente de tus defectos. en la medida de tus posibilidades a quienes no estaban en condiciones de ayudarse a si mismos. Debo decir que en esta lucha contigo. que existe el viento. Recuerdo eras joven y bella. sin hacer nunca caso omiso a esas premisas. Sin embargo. Un paisaje admirable. que te habéis ido sin siquiera saludarme. en algunos. mañana puede que seáis vos una moda. extraño los primeros años de estancia en la comarca. un contagio hoy mujer genuina. No hay en mi una amarga queja. por instinto. por carecer de los elementos necesarios para cobijarme en el más mísero de los aposentos. con características similares. la educación. la pobreza. caigo. sus calles de plata y luz. tú eras la parte que me definía. donde a menudo no tenia para saciar el hambre y no pocas noches las pasé bajo la luz de la luna. Sueños dulces y despertares todavía más. y cuesta creer que tú ya no estas. sus campos. impulsada a proteger. en ambos. Pero aún así. en otros por razón.34 el mundo. extraño lo absurdo y ridículo y sobre todo extraño el frío en la cara y en las manos.

la atroz noticia de la muerte del jardinero. Pensamientos insólitos. la miseria y la muerte. Debo decir que hemos mantenido un dialogo sin desperdicios como si las cartas le otorgasen un valor religioso a la palabra escrita como un acto físico donde el cuerpo se pone en juego con más pericia. sin humor. en la aventura de mi imaginación. una sombra protegida por los grandes árboles. Cuando joven lo veía en la silla del patio. con más apasionamiento. un mudo en operaciones de cuerpos presentes que unen a los unos y a los otros y a nosotros en un intento contra la melancolía. misteriosamente . Epístola XL Como ya te dije la soledad no me abandona reina a mí alrededor y dentro de mí. mi falta de concentración… y de memoria no me permiten seguir escribiendo. se asoman a la ventana de mi memoria. pues la noticia. y en el ánimo. No es tópico común lo que repito ahora. las manos abandonadas hacia atrás. pero tampoco creo que la situación aconseje o permita el empleo de muchas palabras inútiles. más la pluma que corre sobre la blanca hoja de papel. ahora más que nunca. Donde el dolor se compartía en la soledad. Sentí que algo era arrancado de mi persona física. Perdóname. Debo afirmar que no hay mala fe en mis palabras. porque estaba seguro que su voluntad de hierro había dominado. Papel importante que es relegar efusión sentimental.35 te sumió en el abismo de las enfermedades. en los huesos. en este caso hoja – cuerpo – persona. fue un verdadero rompimiento en la carne. Nos habíamos visto una o varias veces. No dudaba en lanzar su espíritu al porvenir. esos actos irracionales y no olvides de poner este también en la bolsa como puro y perfecto pues enterado de los acontecimientos no puedo subsanar los errores de aquel. Sin embargo habrá que hacer algunas salvedades ante las más importantes inexactitudes para que el silencio no pueda tomarse en modo alguno como implícita conformidad. sentí que algo se rompía en mí. me llego de repente como un golpe a traición. aunque mi desgano. No mencionare tus pasatiempos seria un desperdicio. ya no sé… hablaba con su vivacidad natural y me exponía planes y proyectos ex post cuya realización requería pocos meses. cansado y abatido fue cuando me enteré que mi padre ya no estaba. Distante y abstraído no tenia ni el más lejano presentimiento de la desgracia que iba a caer sobre mí… pero estaba triste. Creo oportuno. Solía verle cuando aun era un chico perdido en la ciudad: la cabeza gacha. aunque no era de esperarse. Aun hoy su cabello despeinado y los ojos más brillantes que nunca.

Pero eso no se ajusta a mi naturaleza. Ahora que ya no estás ¿A quién le contaré tantas bellas cosa que siempre quise ocultar obstinadamente? Tú mi estimada niña guarda muy bien estas epístolas que el tiempo lo explicara a su modo. que a ti también te oculté siempre. siento en mi espíritu un profundo abandono. lo tenían inmóvil y absorto. no se cura en una hora. Con una carga de pensamientos y preocupaciones. Las salidas. comprendí cuan verdadera.. muchas veces los ojos llenos de lagrimas que mostraban abiertamente debilidades propias de la condición humana. Un hombre. Sólo en aquel momento. Por lo que me he tomado la molestia de aprenderme cada renglón de tu escritura y después con todo el dolor de mi alma quemarlas. para siempre. Aquí esta mi nombre y mi cuerpo para que hagas lo que quieras con el también mi espíritu y mi sangre que hablan y escriben en un papel. Pues bien mi niña. Con respecto al tormento y a la renunciación. estoy todavía trastornado. me lo ha notificado diciendo (“tanto dolor por una promiscua”) su opinión fue clara “¡Qué cursi!”. Recuerdo cuando ingrese a la alta casa de estudios. otra vez he sido doblegado por un dolor irracional ¡el dolor es siempre irracional! Como entonces. Incontables son las veces que él me vio derrumbado y vencido. la voz ronca. dos llegaron a las manos de Susana y no le han gustado. con mis tristezas secretas. Sólo tú conoces a fondo mi dolor. principalmente las cuatro primeras. profunda e indestructible es la unión.. Mientras escribo. y según ciertos indicios. puedo comparar mi . los encuentros casuales en los pasillos. pues te he querido de verdad como deseabas. Escribir esta entre los frutos rigurosamente prohibidos. A pesar de todos mis esfuerzos por ocultar las cartas que tu me habías enviado.. con la diferencia de que ya no estoy en la institución. si te lo dije. ha ocurrido lo mismo. La débil claridad lunar iluminaba dulcemente el rostro del hombre. Porque el espantoso y casi incesante martirio de mi vida me hace languidecer en espera de su fin. te lo dije.. sin sombras ni flores secas. una tristeza dulce y dolorosa. estarían bastante próximos como para confiar en su llegada. Epístola XLI Pero no quiero que te enojes. completamente ignorante de mi mirada de ardiente admiración. como a veces adivinabas y como hubieses querido que te lo dijera. en suma. de las heridas.36 deliciosos. sino que las lleva consigo ahora. pero no como lo deseabas. luego de tantos años de vida. aunque quisiera seguir escribiendo hasta la ultima hora y lo hago.

En todos los aspectos encuentro esto digno de vivirse. ¿Pero acaso daremos la razón a Bauman cuando dice que “la identidad es un amasijo de problemas en lugar de una sola cuestión es algo que tengo en común con un numero mucho mayor. la espléndida esbeltez del árbol en candente amarillo. ¿Habrá otro momento como este? Y pensar que quedaba tan . Diré que lo único igualitario de este sistema es ella. Es un prejuicio que yo sea un ser humano.37 vida de estos últimos años con la de un asceta de cualquier época: si bien es cierto que los mismos años me beneficiaron mucho en cuanto a la purificación y a la limpieza del alma -y para eso no tuve necesidad ni de religión ni de arte. ¿de qué? El día anterior a cada una de esas oportunidades. no escribo nada. morena. tan democrática.. esto nos recuerda que a este destino no se escapa con el aprendizaje de gestos exteriormente civilizados. el aire de la mayor pureza: como había soñado verlo. ¡no los dejaré traslucir y me mantendré en el seno de una calma impasible! ¡Ah. a veces me atraviesa la sensación de que después de todo vivo un vida tan peligrosa porque soy de esa clase de maquinas que pueden explotar! La intensidad de lo que siento me da escalofríos y risa -ya me pasó muchas veces no poder dejar la habitación. Aquí el sol sale un día tras otro con la misma plenitud y claridad.. el cielo y el gran río de un tierno azul. rica. El consuelo son mis pensamientos y mis perspectivas. pero cosas preciosas y frágiles necesitan un cuidado especial ¿Dios mío que te hemos hecho? Siempre tratamos de compartir el más tierno de los cuidados ahora mira lo que te hemos hecho atravesar. Epístola XLII En mi horizonte se levantan pensamientos que nunca había visto. las cosas se rompen pensé que lo habíamos logrado. Llegue a pensar que esto no nos pasaría nuevamente. prácticamente con todos los hombres de la moderna era liquida?”. lloraba demasiado. pero hubo palabras que quedaron sin decirse dejándonos tan frágiles.. Durante recorridos fugases a una plaza a escasas cuadras de mi hogar garabateo aquí y allá algo sobre una hoja. durante mis vagabundeos. o pobre toda la gente acaba siendo calavera. Pero al igual que Ulises quiero volver a la simplicidad de mi Ítaca.. pues al fin de cuestas. por lo que las cosas se dañan. mi amada. Epístola XLIII Asumo pecar de reduccionismo. bajo el pretexto risible de que mis ojos estaban inflamados.

Las palabras son muy innecesarias solo pueden hacen daño. no a partir de uno masificado alienado. Y aunque las palabras suelen ser innecesarias ¿Qué nos queda para reemplazarlas?. Solo posibilidades que se convierten en probabilidades. Quisiera decirte que los ángeles con alas plateadas no deberían conocer el sufrimiento. vienen chocando en mi pequeño mundo. pero necesario para comenzar a . porque esta conquista es posible. aunque por ahora los ángeles son promesas de sueños. Dolor para mí que se atraviesa ¿puedes entender mi pequeña niña? Todo lo que siempre quise. las palabras son triviales. De este modo espero que sea a través de tus ojos que mira. sin poder huir. Después de todo y sin ser tan melodramáticos al fin y al cabo estamos definitivamente prisioneros. sabes que deseo poder sentir el dolor por ti. hasta que acaezca la ultima palabra Por lo que nadie ignora que los deseos que entretejen el carácter de un hombre son la materia de que esta hecho su destino.. Inmediatamente pensé que la tarea era un obstáculo. ¡no me contestes! Sé que tu osadía te llevaría a confrontar con esta opinión. pero si Dios tiene un plan maestro que sólo él entiende. todo lo que siempre necesite pudo estar aquí en mis brazos. sino sola y exclusivamente a partir del yo que se comunica con un tú. ten fe en los dos y guarda un lugar en tu corazón para dos. las palabras no tienen sentido y se pueden olvidar (tu lo has dicho) solo nos queda disfrutar del silencio como único consuelo. los placeres continúan.. Epístola XLIV Todavía recuerdo a mi viejo cuaderno de campo en el cual hace años anote “viejo y nuevo amor experiencia que solo podemos tener por y para nosotros mismos. Raro. especie de desafío con algo de trampolín. Sé que lo harás y tarde o temprano me lo reprocharas. Palabras como violencia rompen el silencio.38 poco para dar.Y la pregunta que me hice fue ¿Debemos racionalizar nuestras actividades escapistas con la objetividad? Es decir llevar la tarea en separar la imagen objetiva de la imagen formada por los propios deseos y temores. pero que uno podía aquí ponerlo como un “compromiso de existir” lo cual implica riesgos porque exige compromiso para que llegue la posibilidad llegue a ser realidad y donde el desafío para la gente de nuestro tiempo. Por ahora escribir se ha tornado una especie de eco de un fogonazo que cobra fragilidad en forma de papel y tinta en espera del epitafio definitivo. Rezo porque aprendas a confiar. aunque a veces de forma muy rudimentaria”. Los sentimientos son intensos.

. donde la distancia y la posesión constituyen los medios que dan seguridad. requiere coraje. Para ese mismo año leí una frase que hoy rememoro y que decía algo así: “Criatura que ante todo existe. apreciándolas como expresión o manifestación de lo que podríamos llamar “contradicción de intereses” entre nosotros? Bueno esto mismo me lo planteo si mal no recuerdo el Sr. Lo que la sabiduría es al filósofo. se convierte en un prisionero. "De tu pelo sedoso a tus delicados pies representas para este personaje la perfección. voy a confesarlo. Un desafío aun no resuelto por cierto. y amar. lucha. ¿Será esto amor a lo intangible? Es decir como capturar las letras y las palabras que uno mismo escribe. Casi me olvidaba también disciplina. ¿Dónde andará el hombre.39 ovillar algo que a ciencia cierta no sé donde termina. Para mi “Eres” un hecho en el tiempo. la disposición a aceptar incluso el dolor y la desilusión”. Mantenerte en su alma es el único objeto de este dolor al que los hombres llaman vida”. me invitas a seguir adelante. surge en el mundo y se define después. en la historia Al decir de Heidegger “el hombre es un ser arrojado en el mundo”. En este trampolín la teoría no puede reemplazar a la práctica. paciencia y como regalo un toque de fe. Di Carlo. Ser amado. Propio del existir y de relacionarse con otros”. la capacidad de correr un riesgo. la valentía de atribuir a ciertos valores fundamental importancia – y de dar el salto y apostar todo a esos valores”. a mi me ha tocado leerle en más de una oportunidad cuando recién comenzaba mi primer año de universidad. lo que Dios al santo. ¿A todo esto dónde nos refugiamos? ¿En la fe? ¿En un mundo mágico? ¿O jugamos a saltar de este trampolín? “De este modo tener fe en algo incluye coraje. Frase que deje salir después de tantos años sin libertad. (A todo sobreviví). Aunque tampoco tengo muchas ganas de averiguarlo. el amante hambriento e insaciable? Tu cantas tan alegremente. el animal. Propio de la relación con la naturaleza y con los demás. Casi como si estas fueran tus palabras repito algo que no has dicho pero que sueles pensar y cuando te enojas lo escupes sin siquiera vacilar (torrente belicoso que hace bien a mi alma) “Quien insiste en la seguridad y la tranquilidad como condiciones primarias de la vida no puede tener fe: quien se encierra en un sistema de defensa. con algunos Rasguños claro esta. requiere conocimiento y esfuerzo. tan descaradamente. pero la práctica sin una teoría adecuada termina por no servir para nada o por ser un fetiche. una eminencia en aquellos tiempos en cuanto a los (TS). Pero en aquellos años de cuando en cuando solía preguntarme si el amor era o es un arte ¿Tu que crees? Pensemos En tal caso. ¿Debemos situarnos entonces frente a las limitaciones.

a atreverme a cualquier cosa. mi pequeño gesto de luz tendrás la difícil tarea de leer una y otra vez esta modesta carta que hoy he escrito para ti. lo veo… pero… has empañado la serenidad de mi alma. Sus brillantes flores son como un sueño de cuento de hadas. Tantas son las soledades que nos acompañan que no podemos enumerarlas. deja que sea para mi una ilusión…un fingido retraimiento… No me da miedo olvidarte sino recordarte. ciertos gestos lo delatan. claro. lo sé. Sus brillantes flores son mis más caros sueños irrealizados y sus iracundos volcanes son las pasiones del más turbulento e impío corazón. Epístola XLV ¡Qué quieres que diga! si soy tuyo. mientras forja lo que él llama destino. pero no es así todo transcurre aún en ese espacio en el que dejamos de existir. Nacimiento de apasionadas frases.40 a ser yo mismo. la de la reproducción técnica la "manifestación irrepetible de una lejanía" Esto sólo puede celebrarse ante la ausencia. ¿no ha cruzado por tu mente algún pensamiento del poder físico de las palabras? ¿No es toda palabra un impulso sobre el aire? Pasemos por encima de esa hermosa estrella. por eso te adoro. al reexaminarlas. la misma tierna ironía con que miramos las viejas fotos familiares: sí. que es la más verde y no obstante la más terrible de todas las que hemos encontrado en nuestro vuelo. como si el recuerdo te convirtiera en algo perdurable. el mundo se detiene a contemplar la magnitud de una pequeña sátira. “el deseo siempre”. Estoy tan lejos de la mayor parte de las ideas expuestas en él… que siento. Se hace de noche. Y en nuestra era. Así sucede… así son los días… sin reducir encuentros a meras e impiadosas . ahí está uno. Y tu mi pequeña flor. ¡Qué mujer! En su último seminario allá por los setenta Lacan subraya “el amor a veces”. y el amanecer un circo el revés de un espejo que la única función hacer reír al soberano que al mismo tiempo es cómplice y verdugo. por los desengaños y las muertes de tantas doctrinas y seres que queríamos! Y mientras hablaba así. Pero ¡cuántas arrugas en torno de los labios y de los ojos nos separan! ¡Qué devastación ha traído el tiempo sobre aquella sonrisa y aquel resto de frescura o de espíritu juguetón! ¡Qué abismos se han abierto entre el muchacho y el hombre de ahora! ¡Cuántas ilusiones se advierten allí que han sido agostadas por el frío y las tormentas. quizá una misma inclinación de la cabeza o una forma de colocar las manos. Y cuando eso sucede no hay relación en lo escrito que sea avalado en lo real. pero sus furiosos volcanes como las pasiones de un turbulento corazón.

En cuanto al amor y a los objetos mi romanticismo extremo me ha terminado por convertir en algo así como un ateo del amor. Asimismo. ansioso de comunicarse. aclarando que las épocas de elocuencia son épocas de terror en el mayor de los sentidos? Epístola XLVIII Últimamente he tenido un deseo que me vive. pues algo surge cuando los cuerpos desplazan sus decisiones. en el Art Romantique. no quiero que me preguntes que fin me darán. como niños o como salvajes… Vuestra civilización es vuestra enfermedad. que hace con los objetos lo mismo que el alma realiza un cuerpo: impregnándolo de sus anhelos y sentimientos. Hemos ganado el mundo. y a veces groseramente ajeno. afirma que el arte puro es crear una sugestiva magia que involucra al artista y al mundo que lo rodea.41 interpretaciones. manifestándose a través de las arrugas. pero perdido a nosotros mismos entre las tinieblas algo nos susurra que aun somos libres. Y aunque el universo es el mismo el foco es distinto… otra vida. de las sonrisas y comisuras de los labios. pero a la vez es soñar y de vez en cuando algo vuelve de esas tenebrosas regiones en que se sumieron y siniestramente nos alimentamos. Véndame los ojos si . Epístola XLVII El escribir produce un desgarramiento. nuestros deseos o nuestra melancolía. Todo incita a la plática larga. Baudelaire.” Entonces si nuestra vida está enferma también ha de estarlo nuestro arte. sus gemidos y sus cabeceos son los nuestros y bien pronto somos el árbol. como un espíritu que trata de manifestarse con el cuerpo ajeno. del brillo de sus ojos. de una histérica médium. es decir hurtarte una prenda del brazo o el dedo que fingen resistirse. ya somos el mismo pájaro. ¿Cuáles serán para nosotros las formas que podrán encontrarse para la rebelión de los años venideros. El hombre es un dios cuando sueña y no es más que un mendigo cuando piensa. el pájaro que planea en el cielo representa de inmediato nuestro inmortal anhelo de planear por encima de las cosas humanas. Epístola XLVI Noche y día. pero el tiempo ya no juega a nuestro favor. Agregando: “Prestamos al árbol nuestras pasiones. y sólo podemos devolverle la salud empezando de nuevo. en cuanto a los objetos creados por ese ser solitario y desesperado. a la confidencia pura.

guárdalos todos para mí. muy cerca. nunca creer que lo que dijeron es la verdad entera. guarda tu encantadora imprudencia y tu rostro tan religioso.42 así lo deseas. Para hablar de ti y tu semblante es necesario mojar la pluma en la pura luz del universo y estar cerca. mientras el calor y los susurros aumentan con la lengua de ardiente fuego. tus lagrimas y tus costumbres… pocos son los que saben de tu autentica resistencia. decirlo ha sido fatal para mi. Epístola LI Si solo nos guiáramos por aquellas cabezas pensantes caeríamos en algún error (la institucionalización de los grandes pensadores resulta siempre mortífera) es bueno meter todo en la misma bolsa a condición que uno este dentro. por lo que con el tiempo hemos aprendido muy rápidamente dos cosas: primero nunca suponer que lo que se ve es lo que es y lo segundo. de las estrellas. Epístola LII Nada ha sido tan sencillo ni tan difícil. y si no soy más atrevido contigo es porque mi amor hacia ti mujer es infinito. Sin siquiera tocarte. donde ni siquiera el universo podría contener su posición ¿En qué pensabas alma mía cuando entregaste tu frágil corazón? Alma mía impura luferina siega me has dejado. Por lo que no olvides ni pienses siquiera por un instante que después de esta hermosa obra digna de tu carácter y resistencia olvidare tu aliento. Epístola XLIX Guarda esa belleza. y no te duermas veras que la vida es un racimo de antojos dispersos y que hay anarquía en los movimientos de aquellos que los ejecutan. Pero algún día cuando estas humildes hojas escritas salgan a la luz tú sabrás lo tanto que he llegado a amarte. detrás de la tela de seda no veré nada percibiré solo la leve y ardiente sensación que se produce por el roce. Epístola L No recuerdo cuando fue el momento que abandone todas mis doctrinas para aferrarme a algo tan abstracto. Epístola LIII . de los monólogos y de las conjeturas muchas veces viles y absurdas.

porque quiere retener y preservar eternamente el objeto que así ha provocado. la misma puede llevarte directo y sin escalas al mismísimo infierno del manicomio. y es por eso que le esta dado avizorar dichas en un tiempo y lugar que nadie comprende. Aunque uno ya no sea joven dicha pasión la mayor parte del tiempo la tiene tanbien en el corazón. raras veces son amados. como tú lo deseabas. También se hace revolucionario. Porque no meditan. no reflexionan. el paréntesis de añoranzas que voluntariamente abrimos en nuestro pasado. Schopenhauer en uno de sus ensayos (el libre albedrío) muestra que las elecciones del hombre como ya dijimos no son libres ni aleatorias. destruye convenciones. Epístola LV . para ser luego conservador. Los hombres que aman mucho. al final risas. no calculan. no es posible. aflojar el arco. Es triste. es decir la de la pasión. Y entonces hastían. O todo o nada. es como el viento: aviva las grandes hogueras y extingue a las pequeñas.43 A pesar que he quemado todos los escritos anteriores. Siguiendo esta línea. Podemos deducir según el autor que el amor es ciego para lo inmediato pero puede ver más allá que ningún ojo. Pero tú me decías… “Deja que busque entre tus cartas tus palabras”. porque el amor posible termina por desgastar la vida. Y yo no medí mis caricias ni calcule la emoción que te producían. (¿?) “… Tengo miedo de quererte. La ausencia dijo el poeta. hasta el punto que ya no pueda arrojar flecha alguna. reglas morales. destemplarlo. aun queda en mí poder un cuadernillo donde he depositado todos mis comentarios y anotaciones con respecto a este nuevo y viejo amor. odio las aguas tibias y los colores grises…” y pensar que muchas veces hice enojar a mi pobre maestro cuando me brindaba ejemplos y yo se los cambiaba a veces sin saber. … No hay desdicha para el amor que su propia posibilidad. no piensan. porque en el amor yo no sé querer a medias. sino que “son la expresión de ciertos determinismos que no pueden ser vencidos por la mera voluntad”. “… Te has enamorado de una ilusión. y yo soy una realidad demasiado pobre para salir fresca. cerrando. Pero no es posible. Epístola LIV He querido escribirte una carta formal. pero es la realidad. Releí el borrador de algunas de mis cartas.

las preocupaciones complejas y trascendentales pierden aquí su importancia. cruel… ¿Recuerdas nuestro ultimo beso? Me lastimaste los labios. apasionada. una de esas carretas que sólo existe en los museos. Payrò) la obra “sainete”. a pesar de mis rencores. se ven los campos cercados por palos toscamente labrados. es ésta la primera vez que el paisaje logra monopolizar toda mi psiquis. se saludan. No existen los antiestéticos vallados. se borran poco a poco. Aquí no existe la necesidad de pensar. pareciome que eras tú la que aparecía ante mi vista. alambrados o muros de nuestra ciudad. Los grandes problemas. que tanto te gustaba oír. se diluyen. Tu mismo cuerpo felino y tu misma risa. por que cada vez que surge desde el fondo de mi corazón me hace mucho daño… Presencie el desarrollo de la obra. En cuanto a mi. Epístola LVII . cruje ante nuestra vista que por arte de magia o de milagro acaba de surgir ante nosotros del pasado. y yo. con toda el exquisito sabor de su arcaísmo. procure que la herida no se cerrara… Salí del teatro llena el alma de añoranzas. Me parece que habito un país hecho ex profeso por hábiles ingenieros y artistas eximios para brindarle un refugio a mi cansancio.44 Hastiado de casi todo decidí salir e ir al teatro (R. Cuando salio a escena la primera actriz. la misma dulzura de la voz y la misma manera de besar. Sus calles son de adoquines. cientos de ellos y son como hamacas que van y vienen de abajo a hacia arriba entre lomada y lomada. que llega de Victoria. loca. ese recuerdo doloroso y dulce a la vez que yo cuido que jamás desperté. Todo contribuye a aplacar los nervios entusiasmos de esa vida artificial que llevamos en las ciudades. de llenarnos el cerebro de explicaciones. Los envidio. durante mucho tiempo. Había algo en ella que hízome revivir tu recuerdo. como los que admiramos en los cuadros de ciertos paisajistas europeos. Epístola LVI Salir de Buenos Aires y llegar a Entre Ríos es haber soñado con el cierzo helado del invierno y despertar en plana primavera. con toda su presencia. Nadie corre. o más bien pase dos horas viéndote a ti encarnada en la protagonista. A veces una carreta de bueyes. lleno el corazón de melancolía. hasta parecernos tontos y ridículos. esa risa. ¿recuerdas?. cosa que extasía el juicio de los acostumbrados a las calles de tierra o asfalto.

45

... Es ahí donde presiento la influencia del poeta. Irónico, sutil, brillante y sobrecogedor, nos colma de deleites y nos recuerda que a la muerte no debemos concebirla sin la libertad y creatividad que heredamos de nuestro creador supremo. Estos misterios difíciles imponen un desafío de entender que pasa en el mundo de la vida y en el mundo de las estructuras. ¡Por lo más sagrado, por la filosofía y los sofismas más atroces! Que me liberen de tener que estar con un grupo que es como yo. Una vez que se baje el telón ¿Qué morirá conmigo cuando yo muera, qué forma patética o deleznable perderá el mundo? Heme aquí precediendo al ritual de mis cantos, y mis ritos interminables. ¿Dónde esta mi fe? Parece que mi vecino Carlos Fuentes me ha escuchado y me quiso enviar un Chac mool de su autoria, por mi parte le comente que no sabría que hacer con un ídolo de barro, que yo no tengo ídolos sino gente que respeto, aunque aquí también nos inundamos. Epístola LVIII La palabra aquí lo ha sido todo para mi, en ello encuentro una mayor libertad de movimientos, Aquí yo puedo arrojarme a tus pies y cosas así, soy atrevido sin lugar a dudas ¡no digas que no! Sin embargo me faltan temeridad, rapidez, desfachatez para osar atacarte, pero si realmente viera una imagen así me sentiría completamente desarmado. Con tus labios interrogantes, los elegantes movimientos, los sueños ansiosos, el incomparable suspiro, la delgada estatura, el pie pequeño, la mano elegante y cada punto con su fascinación particular. Adueñarse del alma de una dama es un arte, pero quedar libre es una obra maestra que tú ya entenderás. Vos me habéis recordado que el susurro a veces es también muy efectivo. En lo que respecta a las miradas es muy difícil olvidar una mirada de perfil ¿Será posible que después de experimentar estas sensaciones, el alma no se sacie sino que por el contrario, se irrite con ellas y exija más todavía, sensaciones más y más fuertes hasta la fatiga definitiva? Epístola LIX Hablamos los unos de los otros desde muchos registros y situaciones diferentes. Hablar de los terceros ausentes (ausentes porque no están en ese momento en la conversación aunque sigan estando presentes en el pensamiento) es inevitable aunque prefiero que esas conversaciones que tienen por tema central personas ausentes no den lugar a malentendidos. He tratado de seguir repetidas veces el criterio de no hablar de quien no está delante salvo para referirlo como dato contextual y

46

la vida me ha demostrado que esto es imposible. No renuncio a seguir teniéndolo como principio conversacional pero en la práctica hablas de quien no está por el placer de hacerlo, porque es una forma de traerlo anecdótica o simbólicamente a ese lugar de palabras. Especie de situación e indagación. En cuanto a ti te imagino con tu nueva consolidación de la relación entre tú y este nuevo amor y del cual tienes inexorablemente por delante interesantes debates con él. Es raro y aunque los detalles se precipiten me siento el maestro de ceremonias que ha pasado a ocupar repentinamente un segundo lugar. No, no lo digo porque esté afectado. Es la dinámica lógica. Comparte conmigo lo que te apetezca y no compartas lo que quieras tener más privado y tuyo. Eso también lo hacemos todos con respecto a los demás. En lo que coincidimos filosóficamente aceptamos que la intimidad es un universo de intersectorialidades. No hay nadie que pueda tenerla en exclusiva y siempre ha de contemplar la posibilidad de nuevos protagonistas que se añadan a historias en curso. Cada uno de nosotros tiene en su psique un corsé con el que vérselas y depende de cada cual trascender límites y evolucionar alargando las informaciones o no. Por lo que sabemos de la psique del ser humano nadie puede pretenderse centro de nadie aunque aspire a los puestos de máxima referencialidad y llegue a detentarlas. La demanda de exclusivismo en el amor como en el placer así como en la confidencialidad remite a una posición de control e involucionista. Tú y yo nos hemos conocido en un momento de tu vida en que te habías puesto en el camino de la pluralidad dándote permiso para la intimidad extensiva y abierta a los placeres que compartir con otras varias personas. Es un proceso enriquecedor que ningún antropocentrismo reclamado por nadie debería abortar. Como que los sentimientos no están fuera de las negociaciones transaccionales por lo que hace al peso de cada cual en la vida de cada otro no es extraño que las evoluciones personales de unos se trunquen para satisfacer las involuciones personales de otros. En cuanto a ti ya te lo dije una y mil veces yo me siento cómodo contigo. Eres un ser exquisito, sensible, inteligente. Me gusta tu compañía y tus conversaciones. Espero que tengamos -vayamos creando- oportunidades para vernos mas veces las próximas décadas. Esto nunca te lo he dicho pero creo que en el fondo ambos nos necesitamos, nos extrañamos, y cuando eso sucede nos buscamos inconcientemente el uno al otro. Epístola LX

47

Muchas situaciones del pasado con las que me reencuentro me recuerdan los cansancios que ya sufrí en aquellas. Eso me ha llevado a un panorama de pocas relaciones y de éstas las que más mantengo es las que tienen una capacidad de correspondencia por escrito. Siempre que dejo el contacto con alguien significa la pérdida con un porcentaje importante de las personas con las que me veo. Traducido a la gráfica una persona menos puede ser un 20 o un 30% de impacto en mi universo particular, una catástrofe. Puesto que lo sé, debería saber también que es mejor tener un amplio repertorio de relaciones para que, llegado el momento de la pérdida de una, sea menos notorio el vacío que deja o sea más resistible soportarla. Esa es una técnica ampliamente conocida y un criterio del que ya he tratado de echar mano en el pasado –en realidad no- en otras contiendas con el vacío o la falta de otro que lo ocupe para jugar al juego de la vida. Me repito. Me escudo con noticias sobradas de mi mismo. Eso me suena a mi alter ego que en realidad nunca he encontrado bajo mi piel, a un tipo gélido y calculador. Debo tener el manual de cómo enfrentar vacíos o pérdidas de relación en alguna parte, a fuerza de pasar por finiquitos varias veces, pero nunca lo encuentro cuando lo necesito. Echo mano de otra cosa: de la seguridad que la pérdida absoluta no existe, tan solo el desvío de papeles. Cuando hablamos de pérdidas en realidad solo estamos hablando de suspensión del discurso con un determinado nombre de persona para retomarlo con otra en otro punto. El drama trágico-cómico existencial precisa de esta palabra para que todos compartamos un sufrimiento colegiado, lo único que entra realmente en la socialización unitaria. Prefiero enfrentar la pérdida honestamente de alguien que mantener ad infinitum toda clase de relaciones aunque en el fondo de ellas haya poco que rascar o poca materia substancial que compartir. Tampoco es indispensable nadie. Dejemos eso. Hasta donde una relación de confidencialidad debe decir e insistir en según qué cosas. Tú has sido mi confidente (en estos meses, la más fiel y continuada, a la que le soy más fiel y constante ¡qué forma más cursi de decirlo!).Quiero creer que eres mi amiga, pero no te sientas condicionada por tal título, Ya te lo he dicho de otras maneras. Los dos sabemos que el umbral de la amistad es variable y que tras la última carta empezará un proceso mutuo de olvido. No creo que después de ti me queden ganas de enrollarme de nuevo con alguien cuya gestalt no sea altamente excitante. Te recomiendo lo mismo. Soy víctima de la forma. Unas formas me pueden y otras me desmotivan. Honestamente, creo que eso nos pasa a todos en un grado u

la verdad jurídica y la verdad de lo que me dice el otro.no se pueden decir. Pero el mundo tampoco se viene abajo cuando se dicen. Para una . olor. cargar con verdades descorteses que las puede haber de tres formas la verdad histórica. no para hacer acercamientos sentimentales inflacionados o encuentros eróticos improbables. sino para extender y compartir el discurso de la intimidad con alguien dispuesto a implicarse para una amistad y una correspondencia con todo lo que significa: bregar con miradas e imágenes reflejadas. A pesar de eso sé –tengo toda la convicción. Una de las fronteras más sutiles es la que existe entre lo que es decible y lo que es indecible. Casi al final de este escrito he podido reconducir mi libido a otras formas de proyección creativa sin pasar por el fárrago e incluso el aburrimiento de tratar de seducir. La libertad de expresión por la que tanto nos hemos peleado tiene una primera parte que rompe las barreras coercitivas para la expresión de verdades voluptuosas y una segunda parte que reclama unos ciertos límites para impedir aquellos decires contrarios a la lógica. aunque la perspectiva de que tú dejes de serlo deje vacante tu puesto. Atreverse a hacerlo forma parte de atreverse a ser. Epístola LXI Hay cosas que -dicen que.48 otro. Ser víctima de la forma significa serlo de un tipo de morfología. Las fronteras políticas y la división del territorio social no son lo peor si lo comparamos a ese hecho de las prohibiciones tácitas. pero también palabras y miradas. Sin mencionar el tipo de poder que las atraviesa y los intereses de los actores que confluyen en ellas. La cuestión es quien dictamina esos límites y que primas materias verbales los han de determinar.que mi discurso seguirá con otro destinatario.

se convirtió en la práctica que la conciencia adecuada dicta para llegar a ser dichoso. Pero aclaro que ese punto excede este humilde borrador.” fuerza varonil. La deliberación consciente sustituye el papel antes desempeñado por el azar o por el dios. Por lo que respecta a la moral deberemos introducirnos en el origen de la misma. Pero ¿quién era el dichoso? Para los griegos. Esa perspectiva en todo caso se va concretando según las partes se lo van consintiendo a la vez que van encontrando las fórmulas precisas para hacerlo. Virtud proviene de “vir. como para los antiguos germanos y prácticamente todos los pueblos primigenios. la moral no distinguía entre “obrar bien” y “ser feliz”. a lo goces predatorios del guerrero. el rico. La virtud se va convirtiendo cada vez más en la renuncia: renuncia a las pasiones. quien tiene una conciencia ilustrada correctamente. para una sociedad posdemocrática la .auto moderación discursiva es fundamental para que la intoxicación informativa no socave la convivencia social. es que determinados tipos de lenguaje no resulten agradables a un cierto puritanismo y la moral se ocupe de dictaminar lo que puede pasar a la voz o lo que tiene que ser negado de plano. Pero para Witgenstein todo lo que es pensable tiene su correspondencia con el lenguaje. pasarlo bien y por tanto obrar bien.49 sociedad predemocrática la extralimitación es indispensable para colocar otras versiones a las del pensamiento único. el pesimismo nihilista. el poderoso. Pero Witgenstein también cree que hay cosas que es mejor callar si no se sabe hablar de ellas y Lacan nos dice que el inconsciente integra otras producciones (oníricas y simbólicas) que no pasan por el signo gráfico. fue convirtiéndose en: obrar bien y por tanto ser feliz. aunque en sus orígenes griegos. Eso que pasa a escala macro-social también sucede a escala micro-relacional. a las riquezas. quien conoce adecuadamente. Por otro lado “eu-pratein” que en un principio significaba ser dichoso. a los honores . Completando el tema. La felicidad no era recompensa o mérito. Esto merece una reflexión mas profunda sin duda. otro asunto. además. comienza a ganar a los griegos. el feliz era el noble. ambas cosas se expresaban con la misma palabra (eu-pratein). A partir de Sócrates y Eurípides. sino más bien cuestión de hado venturoso: Es Sócrates quien invierte el papel del “daimon” convirtiéndolo en la actividad negadora de la conciencia: es feliz quien piensa. que en un principio era la acción del dichoso. a las ambiciones. racionalizador y debilitador. No se puede afirmar que en todo momento y lugar se pueda tener a alguien para todo y para siempre con quien decirlo todo. Y para Lacan todo lo que existe aunque sea en el inconsciente está estructurado como lenguaje. La virtud.

que rechaza hasta la última escudilla y bebe agua clara en el cuenco de la mano. el epicúreo. Los griegos no conocieron el resentimiento. Ese puente puede que también se nos presente como un desafío. es decir de tu trabajo. ve su cayada como la maza titánica y su zurrón como la piel del león de Nemea. Decía Arquímedes “Dadme un punto de apoyo y moveré el mundo”. de la representación a la abstracción. la lengua preexiste a los sujetos parlantes y el hombre para comunicarse tiene que ceñirse a un código que no ha inventado ni puede modificar. no vas: estallas. Deberemos pasar de lo real a lo superficial. No pretendo caer en la torpeza universitaria de referirme a ti sin aceptar – aunque no sea parcialmente – tus reglas de juego. al que desprecian por sus debilidades de apasionado. (¿cómo se llama?) dicen las malas lenguas que es un sexagenario mucho mayor que tú ¿Qué hay de verdad en ello? Solo espero que todo termine como en los cuentos que nuestros padres solían . mi discurso (argumento) y palabra.50 y orgullos de la vida pública. de tus cosas. por lo que así reconozco pese a todo que no soy capaz reflejar el sentido estricto de la palabra que puede vislumbrarse más que precisarse. pero es nuestro esfuerzo en lograrlo el que debe triunfar inexorablemente. en fin de ti y de las relaciones que entablas con los objetos y sujetos en todo este tiempo que dejamos de vernos. me dices. sino distintos caminos para alcanzar la altivez y el poder. El lenguaje no expresa la realidad sino que la constituye. Pero todavía y siempre es la fuerza lo que se busca a través de esta renuncia: el sabio cínico se compara a Hércules matador de monstruos. mi razón. por lo que he renunciado a traducirte (¿después de todo para qué?) Al igual que la palabra tú me dices no cuentas. Me entere de tu nueva relación con este hombre. de tu vida diaria. no quería pero así sucedió. En algún punto tú eres mi lenguaje. el estoico. Los goces de la conciencia sustituyen a todos los otros y se convierten en el único bien del sabio harapiento y descalzo. de tus espacios de esparcimiento. son más orgullosos y altivos que el más distinguido aristócrata. Epístola LXIII Me ha surgido la necesidad de saber de vos. de tu lectura. no existen por un lado “las cosas” y por el otro “las palabras”. Epístola LXII Vuelvo a escribirte. de tus estudios.

y tan frágiles y ocasionales son. Por lo que existe la posibilidad de pensar cuantitativamente hablando cuanto tardaras en desilusionarte o viceversa y con la misma fuerza. y que me hablaba de que las cosas que separan se vencen con las obras que el hombre sabe hacer y puede. fui aprendiendo muchas cosas. por el contrario. Después. (todo lo sufre. . Y que toda esta tormenta de ideas en cuanto a presagios. hipótesis. los motivos de la decisión. todo lo crea. dormido y amoroso del cual uno es intrínsecamente parte. En cuanto al amor que a veces principia siendo una negación. nunca nos abandonan por completo como nos gustaría. En alguna región de la esperanza. Cosa que desde chico me acompaña. cuando amaina la tempestad de los intereses individuales surge la voz colectiva de este gigante inteligente. al mismo tiempo. Aunque las probabilidades en nuestro quehacer nunca. Qué picardía la nuestra.51 narrarnos de pequeños. todo lo espera. diremos que toda persona que haya amado o ame sabe hasta que punto el amor convoca a negarse. PD: en este camino nosotros hemos preferido contradecirnos antes que petrificarnos. y asumí aquella inicial congoja de otros modos. Epístola LXIV Tantas cosas eligiendo se pierden. todas lubricaciones mentales sobre el fulano sean incorrectas. se parecen a los puentes de madera y hierro que suelo ver y que de vez en cuando. todo lo soporta): pero esa negación no concluye allí. se vivifica en ulteriores y más profundamente afirmaciones como reconocía Hegel: “el amor lleva en si su propia contradicción”. sino que. con los años.

Recuerdo que solíamos hacer ese recorrido. la humedad y el calor son insoportables. aunque mi verdad oculta tu rostro material. ahora el enigma de la voluntad de poder se convierte a su vez en corazón de otro simulacro doctrinal: el eterno retorno de los idéntico. es algo vergonzoso pero así es. He trabajado todo el día en compañía de un querubín que me ha facilitado las cosas. pero nunca lo has hecho ¿por qué? También me han comentado que ya no eres de ir y venir en bicicleta al trabajo. ¿Dios mío donde tengo la cabeza? ¡Creo que perdí la cabeza! ¿No es cursi? Eres como decirlo. pertenece a un rango diferente que el enigma de la fuerza. La verdad es que tengo miedo. este binomio (trabajo – casa) en bicicleta y charlando de cualquier cosa. Hoy ha sido un día muy pesado para mí. Nietzsche llamó a éste “mi pensamiento más profundo” y sin duda lo es: como hemos dicho. al menos hoy. el balbuceo y lo incoativo son características casi forzosas del tema: al pensamiento le falta potencia estructural. Para mi es lo que llamamos un escondite con un toque de libertinaje con un rasgo de frivolidad (De vez en cuando un poco de frivolidad hace bien). ¿Qué ha cambiado desde entonces? .52 Epístola LXV ¿De donde surgirá la pasión por las cosas? (personas y objetos) Lo mismo que el simulacro de doctrina que es la voluntad de poder tuvo como centro el enigma de la fuerza. En cuanto a nosotros lo sé (me he comportado como un tirano contigo). Si pudiésemos pensarlo del todo. endiabladamente erótica (la duda se ha resuelto). Pero precisamente por ello su grado de elaboración teórica es infinitamente menor. aun así el agotamiento se siente por lo que no respondo por mis actos. pero hoy somos simples mortales.¿cómo si supiéramos que es eso? Me gustaría que en algún momento me dieras una buena razón para marcharme. Epístola LXVI ¿Cómo protegerme de mi propia corrupción cuando me muero por una visita decente? Quizá con el tiempo nos elevemos sobre la bestia. Más por ese andén quisiera llevarte hasta las últimas consecuencias (ultimas consecuencias) . volvería a ser una realidad. pero debes atreverte a ver como vivo y no pienses que los verdaderos paraísos son los paraísos perdidos. para afrontar suficientemente este enigma.

Es decir. quizá me perdones por estos últimos años por la inconveniencia a turbar tu tranquilidad. era una torturante. era un deseo imperativo. en cuanto a ti creo estarías predispuesta a escuchar esta confesión por parte de este hombre pero ya me conoces (dices que soy misterioso. tan cerca. reconres Epístola LXVII Te quise. yo no podría tocarlo. impostergable. Pero. que nadie ni nada que no fueras tu podrá aplacar. en mi regazo el dulce peso de tu cuerpo. feliz o desdichado viví por ti. Pero una mutua comprensión hacia innecesarias las palabras. pero no me pidas que te perdone. odfios . era un dolor de todas las horas por no tenerte. de sentir en mi cuello el collar de tus brazos blancos. PD: En todo este tiempo que no nos veíamos teníamos muchas cosas que decirnos. Lo mío fue mucho más. ¿Qué me sujeta a ti? ¿Será la escritura? ¿Será tu vivacidad? ¿Será tu imprudencia? Por otra parte debo comentarte que he visto tus fotos una por una y te aclaro el vestido negro te sienta muy bien.53 PD: Siempre quiero decirte “adiós y me marcho”. y que debía postergar siempre. que de todos los corazones el nuestro se confundiera. primero por la dichosa realidad de tu ternura. posando mis ojos cansados de buscarte en vano. Lo mío era mucho más. querer era poco. mi existencia. una imperativa necesidad de tus charlas y ternuras. ha estado mantenida. Epístola LXVIII Ya vez. de tener entre las mías tus manos buenas. tan cerca del mío. en la realidad o en el recuerdo. el eterno murmurar de un único deseo: siempre… siempre… Quererte era poco. una absurda idolatría. en mi pecho la presión del pecho tuyo. y después por el lacerante dolor de tu recuerdo. pues creo ángel que no podría – también en hay vanida. angustiosa sed de tus ternuras. en cambio yo pedí disculpas como se debe y lo volvería a hacer si fuera necesario. de sentir en mis oídos la caricia de tu voz armoniosa y conmovedora. tímido. Era una fanática adoración. porque te sentía cerca. por mementos algo torpe y acaso tengas razón) cuando te comente lo de la foto anterior blasfemaste contra mi. Era un continuo. era un ansia infinita de verte. Y al pensar en esto. se armonizara en uno solo. desde que te conocí. Ya lo sabíamos todo… Todo o nada. permanente pensar en ti. pero mi cobardía me lo impide. pero si apreciarlo como se debe. .

otro poquito y. y una de ellas es tu forma de ser. en tu amor. Y antes que suceda eso. que son la esencia del alma. también sufría ya que me doy cuenta que me anticipaba a la partida y me perdía del momento de la experiencia total. Aquí dentro de mí se genera un conflicto. Te siento tan perfecta que mi razón se desconecta en hacer juicios sobre ti. Solo espero tus caricias”. cuesta creerlo. te veo tan perfecta. de verdad. Y. Bien sabes toda mi vida esta en ti. pero tienes tantas cosas bellas que lo demás se opaca por la forma como expresas tus sentimientos. tampoco es mi intención cambiarlas. yo. Epístola LXXII . Y que mi corazón sufra por no saber de ti. y cuando estamos juntos. todos tenemos errores y defectos.54 parece que no hay un poquito. Queriendo retener tú aliento a mi lado. ¿Sabes?. y el de mis niños. que todo el mundo llore y sufra. Epístola LXX Esta carta no me atreví a quemarla como habíamos acordado. acoto tu voluntad. Perdona que no haya cumplido con mi palabra. parecemos guardianes del templo. sin percatarme que al desear retenerlo lo estaba perdiendo. así sucesivamente ¿Qué cosa rara entre nosotros! Epístola LXIX A pesar de que no quieres decírmelo. ¡Claro!. que se sacrifique todo el mundo. me produces miedo de felicidad. Malo e injusto. Nada me importa. Epístola LXXI Hay cosas que no puedo cambiar que son parte de mí y otras que son parte de ti. y que no habría argumento lo suficiente y poderoso para hacerme renunciar a el yo quiero mitigar una injusticia. “Eres malo conmigo. pues he visto que mi compasión puede proyectar la sombra de una duda en tu espíritu. Que egoístas somos. Hay muchas cosas que no se pueden comprender. con una leve mirada los demás entienden que somos los dos y punto. Y yo seré dichosa. donde nadie puede entrar. angustia de saber que existe una mujer tan buena. Tú estarás contento. Bien sabes que no es cierto lo que dices. como del ser. leo en tu carta lo que no te atreviste a escribir: tu negativa. pues ella es todo lo que tengo para mantenerme en pie. Ahora ya no quiero.

poco a poco. en las que los dos nos empecinamos en creer que todo sigue lo mismo. miserable de indecisiones. ¡Qué comunión tan exquisita! En busca del amor somos audaces. es emocionante e interesante. Epístola LXXIV Fueron mis ojos de tu negra cabellera al bermellón de tus labios. novelar. una sombra que no percibimos. Me regocijó oírte hablar del amor tan animadamente. tan tenue y leve es. ahogando los sollozos. En lo mismo. como quien consuma un sacrificio. una tristeza que no lograban ocultar tus palabra. de tu nariz de suaves líneas. tus caricias ya no tienen el calor de las de antaño… Es como si entre nosotros se interpusiera algo. con estas entrevistas y cartas clandestinas. Y no era eso lo que yo esperaba de ti. quizá. solemos jugar. más nunca lo hiciste. Parecía que mi pensamiento rondaba por tu boca.. esa cobardía que permitió que nos separásemos. Hoy te viste envuelta en lágrimas. quería palpar la dicha que debiste sentir al volver a mis brazos.55 A veces las personas jugamos. de dudas. PD: prometiste llamarme. es matar. En nuestra cobardía anterior. al sentir que se serraba para siempre el paréntesis de desconcierto que abría la ausencia… Y sólo vi tu tristeza. Yo quería tu alegría. ¿En qué? No lo sé. tú ahora me amarías más. sin prejuicios. de reservas mentales. No tuve el valor ni de sacrificarte ni de renunciar a ti. jugamos a muchas cosas. Lo dices tú y yo lo ratifico. Porque era sacrificarte – yo entendía así entonces -. a tu sonrisa tierna. aunque un juego peligroso al fin. con libertad y convicción rotunda. un dolor que me hizo pensar en un remordimiento… El sabor de tus besos es otro. sin cohibiciones. de la delicada eminencia de tus senos a tu ceñido talle. de tus caderas . la que se venga de nosotros y va matando lentamente a nuestra interpretación.. el recuerdo de nuestro poema. Ahora lo que estamos asiendo. Siento que ya no me quieres. inventar. el atarte a mi pobreza. pero que existe… Es quizá la sombra de un secreto… de ese secreto doloroso e inconfesado que los dos conocemos pero que no nos animamos a comentar. ¿Será un presagio este? Epístola LXXIII Si yo te hubiese querido menos. substituyéndolo con esta realidad. antes sentía tu cariño.

Epístola LXXV Más no sólo invita tu mirada. sin cansancio ni sonrojo. PD: ¡Qué delicioso y lúbrico ejercicio! Gracias a ti la aborrecida espera. sean tus pechos racimos para mí.56 insinuantes a tus torneados muslos. El perfume de tu aliento es como el de las manzanas. Sé más que nadie. Algo hay que me atrae. que se desliza suavemente entre labios y dientes. para los demás por completo imperceptible. PD: quiero que seas solo mía. que la perfección en la realidad no existe. se ha vuelto deseada. al leerla muéstrame el ceño fruncido para que toda ilusión se desvanezca. ¡Despójate de tu pudor y tus temores! ¡No finjas ignorar que me fascinas! ¡Palpita mi corazón de ansiedad por conocerte! ¡Qué hermosa eres. Gracias hermosa mujer por revelarme las bellas cualidades de tu espíritu. qué amada. Querida amiga hoy intuyo que eres una hermosa realidad. hay una sonrisa entre tímida y coqueta que advierte que te encanta el juego. es un deseo ¿lo harías realidad? Epístola LXXVI Querida amiga no imagines más que por tus hijos dejarán los hombres de interesarse en ti honradamente. Todo es subliminal. Si mis apreciaciones se equivocan. Yo me dije: Voy a subir a la palmera. Y repetí mil veces. no me dejo seducir por los prejuicios. abrazará tu mundo con todo cuanto entraña. algo en esas miradas me emociona: el presentimiento de que únicamente a mí me las regalas. . presiento que ante ellas estaré rendido. y son tus pechos sus racimos. Tu palabra es vino generoso a mi paladar. pidiendo que me des la opción de conocerte. No es mi imaginación. estoy seguro. Yo que sueño aún con ideales. esa excursión tan placentera. Sólo nos resultan perfectas las personas cuando nuestra percepción por el filtro del amor se distorsiona. Quien por ti se apasione. hija deliciosa! Esbelto es tu talle como la palmera. a tomar sus racimos. discreto. He resuelto deslizar a tus manos esta nota. Sé que nuestras miradas por timidez siempre se esquivan. qué encantadora. No eres un producto que para ser aceptado debe salir intacto de su empaque. idéntica al paradigma que ronda mis sueños.

si el amor ya murió en ti y crees que puedes ser feliz al lado de otro. entre dos sacrificios. pues la vida se vuelve y es mejor no dar a otros el gusto de sacudir su curiosidad. es una simple equivocación que no ha perjudicado sino a mi y de la que no creo que la equitativa mano del cielo se haya servido para arrastrarme al abismo que hoy se abre bajo mis pies. llega al sacrificio. Todavía piensas que soy un hombre raro para mis tiempos ¿Por qué pesa sobre mí esa ingrata descortesía? Epístola LXXIX Solo hablare de mi amada. te has puesto a pensar lo que representas para este hombre? ¿Dime lo has hecho? Quiero que sepas que mis intenciones nunca fueron ilícitas. Por lo que renuncio a la dicha de tenerte. Cuando sueles preguntarme “si te extraño”. como así también palabras calumniosas de pequeñas perversidades. es decir de ti ¡luz de mi alma! Todo me turbas ¡Qué falta me has hecho! Aunque las palabras sólo son torpes instrumentos que no pueden expresar el fuego . Mi amor. mi inmenso amor. Si lo que me dices tiene más valor que un consuelo. no hablaremos de escrituras ni de diarios. Y a no venir escrita con tu letra dudaba que fuera tuya. más respondo siempre. ¿Cómo es posible que estando entre dos dolores. entre dos angustias. Nunca más has de encontrarme en tu camino. a la hora del crepúsculo. yo voy a desaparecer para siempre de tu vida. sólo de lo que tu quieras. de no pensar en ti. que digo error mi niña un crimen. el que ahora es tan débil. Nunca más has de volver a hablar de mí. me inmoles a mí? He pensado que en el fondo todo se reducía que el tiempo fue tornando poco a poco tu cariño de antes. PD: Una tarde es lo ultimo que te pido-.57 Epístola LXXVII He leído y releído tu carta. Dejemos entonces para mañana quejas y reproches. el único error real que he tenido que reprocharme en mi vida y. Te quiero demasiado para constituirme en un obstáculo a tu felicidad. me considerarás una charla. Epístola LXXVIII ¿Por qué me buscas cundo yo trato por todos los medios de evitarte.

Epístola LXXXI Luego de haber leído varias veces vuestro escrito abandono mis pensamientos (como si esto fuera posible) y me retiro lentamente. ¡No ves! Quiero gritarte en la cara tú frigidez. me dirijo hacia la sala mayor. Es uno de esos momentos en que uno solamente es. el infierno de la vida y de la condición humana. de palabras y significados mirados por ojos extranjeros. ¿Quien no ansia morir como un bendito en los tormentos dulces de sus goces? PD: al final tú tengas razón sobre este cobarde. Aunque en realidad esta sala es una curiosa habitación vieja. con una ventana en el extremo y una puerta en el otro. Tenemos tanto de que hablar tú y yo. me entrego a tu existir mientras me fundo a mi misma. cobre si hasta el dorado metal se funde buscando nuevas formas? Se me apaga el alma. Esta en ti hacerme gemir con la espalda golpeada contra la pared ¡hazlo hombre! Hazlo con fuerza indefinible y deliciosa. ve hacia arriba al oscuro callejón de los suburbios de mi ciudad. que me escuches y que disfrutemos de una noche calida como solíamos hacerlo. Debo quejarme sobre tu proceder. cuando nos juntemos nuevamente te contare los pormenores de esta ingrata situación. Es como la habitación de aquel pintor español. quiero que estés conmigo. voy amoldándome a tus caprichos. Algo común y ordinario pero yo la encuentro encantadora como si sus paredes me hablaran solo de cosas bellas.58 que arrasa con todo. de otros seres. Algunas cosas como libros. Epístola LXXX Me pregunto ¿por qué? ¿Tienes miedo a que funda cual plomo. pero no puedo eso es de bestias. paisajes donde nunca estuve. Yo la ciento espléndida. sueles dejarme sola por mucho tiempo… aunque deduzco que tú ya sabes a lo que me refiero. Muerde la carne suave de mis talones. Mi genio debe confesarlo. estoy seguro que allí todo cambia. no te detengas ahora quiero más. Los problemas que estoy transitando no me dejan pensar con claridad sobre mi situación. de gritar tú cobardía irracional. escritos que he hecho y otros elementos están pegados contra la ventana que esta de costado a la puesta. . Paraíso espiritual capaz de abolir el infierno al que el poeta se dirigió alguna vez. radiante y llena de vida. sube por los talones. Quiero que vengas. alargada y estrecha.

Deja a pesar de mi dolor que yo escriba sobre estas hojas fragmentadas lo que ha sido esta pasión. Imagino la magia de tus grandes ojos negros expresando perspicacia y lealtad. Aun así eres encantadora me gusta mucho escuchar tu vos cuando se conjuga con tus pensamientos. Al conocerte sé bien cuanta libertad trasmiten estas hojas en blanco.. lo mismo pasa con el sonido del viento y la distancia de tu cuerpo. es este aliciente que pones entre ambos el que me consuela. no es falta de cariño te lo juro. tienes una mirada rápida a los ojos del otro. Al mismo tiempo al afirmar mi posición veo la verdad del deseo que esta presente en la palabra y donde la misma nunca puede expresar la verdad total sobre el deseo. también se vuelve algo conservador y totalitario. una vida. en tu vos excitantemente acariciante. clara y permanente. Todavía estas jugueteando con tu cabello. casi un modo de vivir para mí. De este modo también comprendo mis limitaciones ya que no podría acortar la distancia que me separan de tus senos... Más no sabes cuanto sufre mi corazón al no verte. bella e inmaculada como ninguna. reflejo de un estilo. te quiero. en cada gesto como si demandaras una repuesta que no poseo. en ello me veo obligado a evocar palabras del idioma castellano hijo del latín lengua de integración y frontera. Mi niña cuando el amor se vuelve exigente. un sentir. por el amor. Más si vieras este desvarío vos personalmente que me tienes por buena. por lo tanto belleza inalcanzable. de una voluntad de consolidación y de equilibrio. osados. La idea por la que puedas vivir o morir. Idioma maleable. Busco esos caprichos refinados y ese lenguaje corrosivo que me exaspera. adicción pura. Con todo permanezco ligada a vos por el corazón. por que siempre queda un resto. pues en verdad hay mucho para decir. por no .59 He vuelto a pensar en ti. suave y dócil con un estilo lleno de misterioso refinamiento como soñando nuevos rumbos que solo pueden ser tomados por aquellos que son aventuremos. puede que de esta búsqueda encuentres una verdad que sea verdadera para ti. haces bien en el uso de ellas. comportamiento a veces infantil acompañado de un rostro eficiente y poderoso ¡Bueno no te culpo por este placer difuso es mi gusto al fin! ¿Estas al tanto vos de esta adicción? eres una adicción de la cual no se pude escapar. atrevidos y que toman a la vida como lo más preciado al exprimirla en cada suspiro de vida que da Epístola LXXXII “Amado mío la angustia es una nada que acusa y debes vivirla totalmente solo. Estoy convencido que tu eres hija de la naturaleza..

Nunca hablamos de religión ni de filosofía. Amado mío escríbeme lo antes posible. Borde delicioso del cual jamás salio desnudes femenina más suave y delicada. Espero que la tuya sea una decisión pura y exclusiva contigo misma. PD: Amante virgen manda a tu corazón que sea manso y humilde para poder ser igual que aquellos que esperan arrodillados. ansío tus escritos con el mismo valor que le doy a la vida.60 sé que hay en mi y que te quiere. a lo sumo se llega a distraerse. Por eso. Hay cosa que todavía no te conté sobre esta relación que afecta a otro tú le conoces. a satisfacer la vanidad propia.sentimientos hacia ti). Nada hay ahí de pesado o bochornoso. Nada hay en el hermoso desnudo que no sea una exaltación de la belleza del cuerpo de la mujer. me has pedido consejo y más de una vez tuve que morderme los labios. aun así sigue siendo tu propio destino el que esta en juego. porque nadie puede alcanzar un estado de júbilo sereno y duradero. fatigado. Epístola LXXXIII En este caso no me pidas que tome una decisión que no me pertenece. En ese caso yo apoyare esa ley como lo he hecho durante todos estos años casi desde las sombras como un soldado que no tiene otra misión en la vida que la de cuidar y proteger a su reina incondicionalmente. ¿sabe morir? Nos interpela Eduardo Galeano (las palabras andantes). has hablado con ella en más de una oportunidad”. Estas son las migajas con las que me has acostumbrado a alimentarme. por lo que empezaré por los bordes ya que el centro suele estar muy caliente. aunque todavía no tengo muy en claro si seguir o no. Ya te he contado que he conocido a un hombre con el cual solemos vernos de vez en cuando. Cada vez que te hallabas en el marasmo. Por mi parte me siento incapaz de decirte que se debe hacer en estos casos (por mi relación . E pístola LXXXIV No podría imaginarme en absoluto un gran regocijo interno si no viniese detrás una gran miseria. PD: ¿Sabe callar la palabra cuando ya no se encuentra con el momento que la necesita ni con el lugar que la quiere? Y la boca. he ido me. o atormentado. los poetas sen obligados a colocar a sus héroes en situaciones llenas de . cada vez que te hallabas enfermo.

por qué se me ocurrió amar! PD: Deja de pensar en la vida y resuélvete a vivirla. Drama y poesía épica no nos muestras sino hombres que luchan. cuándo y cómo me ocurrió amar. Voltaire. no entenderías y en que medida compararlo y estando frente a mí me dirás. me enloquece es verdad. te gusta escuchar. a pesar de lo favorecido que fue por la Naturaleza sostiene que: “la felicidad es más que un sueño. sabios sublimes. cuándo y cómo se une todo en la naturaleza. los sabios de la alta y profunda ciencia. En tu andar no puedo decirte como duele.61 ansiedades y tormentos. Descubrirlo me sonroja pero es verdadero me siento incompleta. Oh. . Tu amor etéreo me gusta. pues si no vivimos como pensamos. el feliz Voltaire. Oh. pronto empezaremos a pensar como vivimos. también me estremeces con la ternura que depositas. No sé hacer otra cosa que más que resignarme y decir en mi interior que las moscas han nacido para ser devoradas por las arañas. dime entonces que estoy equivocada. me seduce. y los hombres para ser devorados por los pesares”. que sucede con tu corazón. ¡díganlo! ¡Pongan en el potro el sutil ingenio y díganme dónde. que sufren mil suplicios. el por qué de todos esos amores y besos. Debo decirte adiós. que han meditado y saben dónde. sólo el dolor es real”. ¡dime algo que aún el pensamiento no esta descalzo. a fin de poderlos librar de ellos de nuevo. Y añade: “Hace ochenta años que lo experimento. al menos hasta que vuelva del trabajo y por todo no dejes de pensar en mí que te quiero con todo mi corazón. seas libre de mis pensamientos. y cada novela nos da en espectáculo los espasmos y las convulsiones del corazón humano. más me enloquece esa forma que utilizas para coquetear. tal vez en ese momento. Y saberlo me llenaría de gozo.

Mis labios necesitan el sabor de tus besos. que me faltan tus caricias y que mi lengua aún desea sobre tu cuerpo desnudo robar el néctar prohibido de tu piel. A veces pienso que todo fue un sueño o un regalo que dios me dio. así es la vida que nos ha tocado vivir. Te pregunto: ¿Tú crees que. E pístola LXXXVI . las caricias que enloquecían mis sentidos y la necesidad de disfrutar cada parte de tu cuerpo desnudo. Pero ante todo también necesito pensar. Quizás viva algún día el deseo de volver a sentir el sabor de tus labios y de volver a observar tu cuerpo desnudo bajo el mío con grandes deseos de saciar nuestra sed de amar. Ahora pienso en los pocos momentos que vivimos la felicidad. la pasión y el amor. cuando entregas el alma sin reservas. deseo que te encuentres bien al igual que yo. Aquí solo puedo atrapar la distancia que nos separa y nos aparta de la locura y el deseo de demostrar lo que sentimos. y eso me consuela. o con el recuerdo de aquellas horas en que hicimos que el amor y la locura se apoderaran de nuestras almas y disfrutáramos este desconocido pero intenso amor.62 Soy el aliento en tu piel Soy el terciopelo alrededor de tu cuerpo Soy el beso en tu nuca y el brillo en tus pestañas Soy la plenitud de tu cabello Soy el rincón de tus ojos Soy la huella de tus dedos Soy el sueño no vivido Soy el anhelo que te persigue Soy el placebo entre tus piernas Soy lo que tú quieras. que mis manos extrañan tu cuerpo. soy eso y mucho más… Epístola LXXXV Amor no es sencillo ser amigo y confidente. puedes guardar omisión? Hoy cuando solo recuerdos tuyos invaden mi mente y mi alma atribulada se ha dispuesto a escribirte estas palabras que brotan como sangre de mi corazón. pero a la vez despierta en mí el deseo de amarte y de sentir el sabor incomparable de tus besos.

A veces no se que hacer para que te des cuenta que estoy frente a ti... Y cada palabra que dejas al hablar presto atención. con mis errores y a penas si algunos aciertos. que no se olvidan. con nostalgia si se quiere.. . Ya sabes que los años me han alcanzado..! otro día más en el que te escribo. pero me es imposible calmar las ansias de mi corazón. cada suspiro.. A tu lado pasé cosas lindas. te veías hermosa. pero te escribiré porque así lo dicta no solo mi conciencia sino todo mi ser.63 A veces me pregunto por qué existe la distancia y los amores prohibidos.. Cuando hablamos tu piensas que yo voy anotar todo lo que tu me dices ¿Por qué haría eso? Si a mi se me estremece el alma al contacto de estar contigo. que alimenta mi alma. de buen vino. Por lo que no me esperes.. con humildad. y tú eres la misma chiquilla de antes. de que un día nuestras manos se rocen... me he infiltrado en ti como un amigo. me gustas tal y como eres. escribiré porque nos engrandece. Para que me conozcas te escribo estas pequeñas líneas. simplemente eres humana. Sabes como te fuiste aquel sábado. más intensidad y más deseo habrá para disfrutar en los momentos de placer en el lecho de amor. para demostrarte mi afecto y todo lo que siento por ti. donde haya o exista la palabra te escribiré como nunca nadie ha escrito con tanto cariño y esperanza como yo. para mí tú no eres totalmente perfecta ni totalmente imperfecta. Ep ístola LXXXVII ¡Hola. te escribiré con rabia. no lo voy a olvidar. quizás sea para probar que el amor existe y que entre más distancia y más prohibido que sea este. Epístola LXXXVIII Te escribiré cartas mientras exista un lápiz y las palabras quieran salir. aunque la carta no podré dártela personalmente tú ya me conoces. Sé que es demasiado atrevimiento de mi parte al dirigirme a ti de esta manera.. con pasión.. con el cabello suelto me enloqueciste.. Como aquel que nunca fui. no se que decir para que me regales una mirada o una sonrisa.... he tratado de hacerlo pero han sido infructuosos mis intentos. Me has hecho parecer un tonto al no quitarte la vista de encima. nos hace soñar que se puede vivir con la esperanza de un encuentro.. y el aroma de aquellas noches… de charla.. temo a que el día que te diga que soy yo el que te escribe las cartas me tomes como un amigo. Pero el tiempo que te he conocido..

. a pesar de nuestra decadencia. se compra hecho. siempre estaré contigo. y de pronto. Epístola IXXXIX Si. Buscaré entre todas las palabras del diccionario tratando de buscar nuevas palabras para escribirte o decirte. sentí… no sé. si me contradigo. Sólo así sé amarte. entre dos frases. porque estas líneas que te envío están tan llenas de fe y sentimientos que nunca dejo de decirlo o escribirlo.. .. y te diga lo torpe de este corazón... PD: ¿todavía piensas que te he abandonado?. que era imposible. el mismo que no supo callar sus verdades. te sigo queriendo?. satisfacen el apetito por el momento. sólo así sé soñarte con mis palabras cursis. Cuando hablamos nuestro cerebro se torna razonable.. “Los placeres pecaminosos y prohibidos son como el pan envenenado. después de mis protestas de más arriba. mientras tanto quédate dormida en mí. calculador. abnegada camarada de mis tiempos malos no creas todo lo que te dice este loco. pero hay muerte en ellos al final.64 Estaré allí dondequiera que estés.. un algo raro. a pesar del tiempo transcurrido. con mi amor que renace cada día. se rebela y clama por sus derechos… PD: deja que mi silencio hable ésta vez. que me decía que no. como abrir una carta que no es de uno. a pesar los obstáculos. ¿Será que aun.. es que una vez acabada de escribir mi renuncia a tu ternura. Dime. aun me parece que fue ayer. a pesar de todo. comprendiendo la necesidad de un sacrificio. cuando ambos recorríamos la ciudad buscando un lugar donde estar para ir a esconder nuestras pasiones y preocupaciones… indecisos nos preguntamos ¿para qué?. Sin lugar a dudas. ese corazoncito que tantas veces sentimos latir bajo nuestro oído. existen cosas prohibidas que nos generan cierta emoción.” Epístola XC Si te digo esto. Buena compañera de mi miseria. despierta y soñando te llenaré de palabras y caricias. tu corazón. PD: solo necesitamos la magia de amar y lo demás.

Me dices que yo te había puesto así de loca a tu ardiente sexo. Ese morbo delicioso. me imagino tu cuerpo desnudo recorriendo con mis labios palmo a palmo los rincones morbosos de tu cuerpo. me extrañes en silencio recordando cada segundo cuando fui tuyo. pero tú nunca me haces caso en nada de lo que digo. como látigos de fuego. pero no sabia como llegar a ti por teléfono te lo advertí. sentir como empujas y empujas. me pone a volar. Mi niña ¿Por qué eres tan belicosa? ¿Por qué eres tan turbulenta e inquieta para conmigo? ¿Has visto el torbellino que has creado en mi espíritu? ¿Tu propósito en esta vida es atormentarme sucesivamente una y otra vez. Quieres probar posiciones. le hablo en silencio. quieres gritar. Cambiar de posición. A todo me invitas. Aun así mantengo mi posición. Eres una tormenta en mi cuerpo cuando llegas a mi mente. no te inhibes en esto. Tú eres mi sol. aquello es hermoso. entro en delirio. retumba aun en mi cabeza. hasta el agotamiento mismo? ¿Por qué? O simplemente ¿te gusta y punto? Me encanta saber que eres una mujer muy caliente y que le gusta este juego de los amantes. es decir sin preocuparnos de los problemas cotidianos y de sus avatares. En mis noches desesperadas por verte. me dejas casi desecho. y tus enormes pechos cubiertos tan sólo por el sostén.65 Epístola XCI Ya casi no recuerdo cuando fue la última vez que tuvimos la oportunidad de charlar libremente. mi sombra y mi orgasmo. Ya no suelo verte pasar por mi vereda con tus jeans gastados recordándome tu figura y de ves en cuando me muestras tu pollera corta con tu fascíneroso porte. Sólo te pido que estés . llenando mis oídos con las palabras más vulgares que he podido escuchar. Sé que en estos últimos días tu persona no estaba bien. delicioso. Esa malicia depravada que pones basta para ahogar mi respiración. que sueles infligir. por mi parte aprecio la desabrochada blusa. un juego que se juega con diferentes posiciones. Tú nombre me excita. que fueron míos. cosa que según tu opinión lo hace más hermoso todavía. aunque algo endeble veras. al contrario respondes a cada invite de mi cuerpo. me excitas y lo sabes. Sueles decirme palabras que sólo en ese momento se dicen. una y otra vez. Es mi deseo que te acaricies tu solita y me recuerdes. Veo como las hojas pasan una tras otra casi sin cesar pidiendo más y más tinta. mi libido se extrémese sin freno alguno.

de cuidar y ser cuidado. Ahora me dices que andas sin ropa interior. Imagino cosas muy sucias. Epístola XCII ¿Cómo hacer para que la pasión perdure? Admiración . satisfacción –o no satisfacción del deseo. las más sucias.66 desnuda con las piernas bien abiertas y tu mano acariciando tus labios jugosos pidiéndome que te acaricie como a vos te gusta. con un deseo anómalo. Lo es. ¿Qué más? “Todo conspira sin descanso contra la perduración de la llama imposible”. ábrela repentinamente y muéstrame tu vientre y tus muslos y tu espalda anotare lo mejo r que pueda ese bello instante. Adonde quiera que miro se presentan a mis ojos con sus vanos deseos. sé hacer algo mejor que amar: sé sufrir. Te habrán impresionado las cosas sucias que te escribo. he de confesar que aquellos placeres de los amantes me fueron tan dulces. en todas las nuevas formas que tu deseo sugiera. brillante y breve. entonces sobre mí sentí el soplo del pasado. Quiero tocarte. bragas de mujer. con nada debajo de ella. Da la impresión de que la pasión amorosa debe ser como un relámpago. eso me enloquece. escribió Vicente Aleixandre. El deseo se acaba con la satisfacción del mismo. En este flirteo de amor platónico somos víctimas de una pasión no sincronizada. ¿Qué es este romanticismo de escribir cartas nocturnas a una amante solo para contemplarla? Gracias a ese poco de sentimiento que me demostraste al dejarme. me excita escuchar las palabras más vulgares. o tiene fecha de caducidad? Por mi parte.deseo de ternura. amor mío. Espero que seas bien pervertida. PD: Quiero que seas mía. desde las rodillas hasta los muslos.deseo y sus variaciones. casi vestida con esa pollera que usas de vez en cuando. ¿Hay algo más dulce y más natural que amar con locura lo que es absolutamente amable? Pero. Me gustaría que usaras bragas. que no pueden borrarse de mi mente. al hablar del amor. Seducción. las más morbosas. Sabría renunciar a mí placer por tu felicidad. que no se sacia nunca. ¿Nos encontramos. que no escribiré. con abundante perfume de modo que las enseñes. Sin embargo. lista para ser amada. que renace indefinidamente. no te limites en decirme lo que sientes. es decir deseo sexual . en algunos momentos. Te sueño a veces en posiciones obscenas. ya sea cuando alces la ropa rápidamente o cuando te abrace bellamente. de ese pasado cuyo recuerdo entre . suspiro por lo que he perdido (…) Dios sabe que en todas las ocasiones de mi vida temí ofenderte a ti más que a Dios. querida.

Entonces brindemos por este nuevo amor (un amor que te colme de besos y caricias. más mañanas de calor y más tardes de felicidad ¿Cuánto hay de cierto en ello? Por mi parte solo me resta pedir perdón por tus lágrimas. ideal. Pero qué puedo hacer. irme al diablo. Epístola XCIII Si tuviera que explicarte porque te sigo extrañando después de tantas cosas que nos separan. con tus ideas y proyectos de un nuevo hogar ¿será cierto esto ultimo? Si es así ¿cómo van los preparativos? ¿Hasta donde se avanzo? A tu regreso quiero que me cuentes todo con lujo de detalles. . ese amor que en definitiva todo ser humano desea tener). no existir del todo. si las relaciones entre nosotros no son calurosas y armoniosas. eso no es para ti. Siempre crees que gruño porque te vas o algo parecido. PD: Me han comentado aquí mis colaboradores que vuelven a vuestro hogar nuevas noches de amor. confiada. un amor sincero puro y verdadero. soy incapaz de atenerme contigo a una decisión determinada. Sé que lo sabes y eso me basta. orgullosa. Epístola XCIV ¿Por qué te enojas conmigo? Tú sabes que la correspondencia es un género perverso que necesita como alimento de la distancia y la ausencia para prosperar. como. soy incapaz de sacar conclusiones.67 nosotros se vuelve atmósfera dulce. nunca logro culminar una situación. Espero que no sea mucho pedir este nuevo deseo. Cuando lo pienso. quizá lo más culpable. no sé. tanto me duele cuando pienso que hice irrupción en tu vida. Tú sabes que es mejor escapar a tiempo con todo lo que significas para mí. solo te puedo decir que el camino que hemos recorrido me ha unido mucho a ti por tu paciencia. Seguramente soy muy culpable. Tú me comprendes a menudo de una manera simplista. Hoy como veras no me he sentido tan lucido como otras tardes. sobria. quisiera de tal modo estar en otra parte. por tus noches de soledad. hoy es uno de esos días que uno prefiere reencontrarse con uno mismo para luego avanzar y robarle instantes a la muerte. comprensión y por tus abrazos que me recuerdan que estas aquí con tu fortaleza. solitaria. Y no puedes concebir que lo que me daña profundamente es que nuestra relación es para ti algo estrictamente exterior. por tus días grises. o más. como era entonces.

como será el sabor de tus labios y la cavidad de tu centro vital. El modelo de libertino aparece en escena a partir de la figura literaria de Don Juan de Tirso de Molina -luego retomada y reciclada múltiples veces en Bryon. gustos y preferencias cuando nos encontramos. pero te preguntas que es un libertino. ¿Me enseñarías todas las formas de hacer el amor? ¿Puede que contigo lo pruebe todo? En este caso seria un libertino porque me place serlo. práctica social. A veces tenemos el privilegio de poder charlar e intercambiar opiniones. incrédulo. No. género discursivo. medio privilegiado de expresión del pensamiento.68 Han sido analizadas desde distintos campos de conocimiento y perspectivas teóricas como instrumento de comunicación escrita. Estos relatos escapan al registro de la “gran historia” mas la constituye. son observadas como conjunto de datos e informaciones que permiten reconstruir e interpretar aspectos de diferentes personas comunes narran situaciones cotidianas. desvergonzado o lujurioso. emancipado. Posteriormente. El término "libertino" adviene de "libertinus" palabra usada en latín para denominar al "esclavo liberado por su amo". Su razón es el cuerpo. claro que no he olvidado la tarde en que leímos . En el campo de la investigación histórica. A partir de allí se la usa en sentido peyorativo como impío. Epístola XCV Me pregunto como será conocer cada milímetro de tu delicado cuerpo. El libertino es anti-voltaireano y anti-cartesiano. nuestra amistad se enfríe porque ni el amor ni la amistad perduran sin la presencia de los amantes o del amigo. con el paso del tiempo. no hay invento más bello si la amistad es auténtica. diálogo “en ausencia”. Consideradas como fuente documental o elemento auxiliar para reconstruir la biografía de personajes ilustres y completar su vida y entorno o para comprender la producción literaria de un determinado escritor o poeta. Moliere y muchos más. instintos y deseos es negado. J. ateo. (“La escritura. ese nefasto invento. Es reconocido su aporte para el estudio del pasado. pero esas son raras excepciones. Calvino la emplea (en 1545) para referirse a "herejes que piensan libremente y niegan el pecado". A lo largo de nuestras vidas. Te equivocas. licencioso. entre otros. nos relacionamos con varios de nuestros colegas únicamente a través de la correspondencia. no es suficiente”. Epístola XCVI Temes que. y todo aquello que vaya contra o normativice sus pulsiones.

Epístola XCVIII A pesar de la distancia ¿también quieres conocer mis pensamientos? Que la belleza –no el bien. ni que haya que buscar la amistad a toda costa. haciendo uso de mi libertad e independencia intelectual. Te equivocas al comparar el amor con la amistad. creyente. el más importante es la amistad”. porque. los recuerdos y nuestros amigos.es la invención más sublime de la mente humana. confieso que no creo que el amor sea tan peligroso -en otra ocasión daré mi opinión sobre el tema-. No dejes de reflexionar o de contrastarlas con tu propia experiencia y la de los demás.69 “los manuscritos”. para poder rectificar si descubres que estabas equivocada. Los espíritus libres no necesitan dioses. por eso prefiero compartirlos (aún conservo algunas de las botellas que me regalaste). Pero eso no significa que esté de acuerdo con tu aseveración. Es difícil que alguien pueda sustituirte. Nadie puede borrar los recuerdos. de la conversación y del trato continuado. pero no del amigo. Este consejo nos da nuestro amigo Séneca: “Procúrate cada día algún remedio frente a la pobreza. Pero hay placeres que. izquierda. desdeñando las etiquetas por las que son clasificadas: derecha. Y como advierte que nos nutramos de “algunos grandes escritores. sin compañía. si queremos obtener algún fruto que permanezca firmemente en el alma”. Citaré a las personas por lo que dicen. dejan de serlo. XCVII Nada hay más valioso que libertad ni siquiera la amistad. Sé que la vida. se bastan a sí mismos. Como enseña nuestro amigo Epicuro: “No tenemos tanta necesidad de la ayuda de los amigos. Aunque no lo estaré si me acompañan tus cartas. Por eso afirma: “De cuantos bienes proporciona la sabiduría para la felicidad de toda una vida. es posible que sea necesaria la presencia de los amantes. Mientras tanto seguiré solo. sin vino. es como un atardecer en blanco y negro. Y. y cuando hubieres examinado muchos escoge uno para meditarlo”. Disfrutar de la noticia. Nuestra amistad durará tanto como nuestras vidas. alguno frente a la muerte. la pasión amorosa se desvanece”. cuanto de la seguridad de su ayuda”. no menos que frente a las restantes calamidades. será privilegio de unos pocos. ateo o agnóstico. eso al menos piensa nuestro amigo Epicuro: “Si nos privamos de la vista. .

Y. (Eso con respecto a tu pregunta sobre tu nuevo camarada). Si sigues esta regla evitarás sorpresas desagradables. si es el contraste entre la luz y la oscuridad o ser una imitación del cielo lo que las hacen tan placenteras. PD: ¿Por qué la gente dice que hoy el sol no salio. me preguntaba. bueno que el placer es el principio y el fin de una vida feliz. sobretodo. No era un silencio mudo. Porque dudo que pueda enseñarse algo. Y. porque como advierte nuestro amigo el viejo Heráclito “si no se espera. formaba parte del paisaje como el cielo o las luces de la ciudad que aún permanecerían encendidas unos minutos. sobretodo. porque. Y si no meditemos estas palabras de nuestro amigo Nietzsche: “en el fondo de las cosas.70 Llevo un rato observando las luces de la ciudad. Nunca me acuesto sin apurar hasta la última gota. no se encontrará lo inesperado”. porque sería inútil. en definitiva. Esta es la “quietud del alma” que me hace feliz. Así que podemos intentarlo. despuntaba la aurora. . A veces parece que la naturaleza se burlase de nosotros. son del tipo ¿fue antes el huevo o la gallina? Lo cual no significa que tengamos que encogernos de hombros. que intentamos responder. No estoy seguro de que esto sea una ventaja. no pretendemos alumbrar a nadie ni enseñar un camino porque no hay territorio más libre que la duda. Aunque a veces moramos “en la región de la duda liberadora”. Podía contemplar los primeros rayos del sol y la luz de las últimas estrellas. Y colmar tus deseos. por el oeste. Sólo lo que descubres por ti mismo y sientes como tuyo puede cambiar tu conducta. adquiría tonos azulados. Y. Pero más me impresionó la quietud de la naturaleza. todas las preguntas. Sólo así podré plasmar lo que siento. No he llegado a ninguna conclusión. Por el este. ¿No huele a paganismo? Epístola XCIX Esta mañana he gozado del momento más placentero: el instante que anuncia el amanecer. la inseguridad. no decepcionarte más de lo necesario. Si quieres conocer a una persona observa su conducta. la incertidumbre. Los placeres naturales sólo dañan a los que se privan de ellos. la vida es indestructiblemente poderosa y placentera”. si él hasta ahora no se ha ido de nuestras vidas? Epístola C No deberías dar tanta importancia a las palabras. el juego. y pese a toda mudanza de las apariencias. Los seres humanos no son lo que dicen sino lo que hacen.

Así. Pero aunque no lo creas el problema es que los hombres raramente viven según el dictamen de la razón. Epístola CII ¿Sabes en qué pensaba cuando las elucubraciones alejaban mi mente de la lectura? En la felicidad que inundó tu cara cuando tomaste por fin la decisión de marcharte. como no somos los primeros en transitar por esa senda. Sino salud. No significan para todos lo mismo. Cuando hablo de necesidades no me refiero a tener coche. Tampoco la solidaridad. Sé que muchas personas no disponen de esos bienes.71 Epístola CI “Quizás mis palabras te hayan parecido demasiado duras”. verdad. pero la mente o el espíritu requieren otro tipo de alimento. beber o vestirnos para no sufrir físicamente. comer en restaurantes o disponer de dinero para el ocio como pensarían los habitantes del primero. cuando los lleva a la boca quien tiene necesidad. justicia son palabras equívocas. Y. tus pensamientos. Tanto de los países ricos como de los pobres. ni los reproches. ¿cómo podría si no te conoce? Además felicidad. es decir de tomar al toro por las astas y comenzar a concretar tus deseos y proyectos. Quiero oír tu voz. belleza. no encontraré nada comparable a una buena amiga”. No me eches en cara que soy un privilegiado. Por consiguiente no necesitas disculparte. Te respondo inmediatamente: eres el ejemplo de que para ser feliz no basta con tener la necesidades básicas cubiertas. Y. del tercero y de cualquier mundo. Sólo satisfaciendo ambas necesidades seremos felices. aunque estos impliquen avances y retrocesos. La riqueza conforme a la naturaleza está limitada y es muy fácil de conseguir. Imagino tus protestas. Lo que es conforme a las vanas opiniones cae al infinito. ¿con quién podemos hacerlo? Procura escribir como si no fueras a enviar la carta sólo así tendrá un nuevo nacimiento: “Mientras conserve la razón. Si no podemos hablar libremente a un amigo. alimentos y un sitio donde dormir. cuando decimos que el placer es el fin. es poco inteligente empezar de cero. No pretendo ser original sino feliz. Si te estás preguntando adónde quiero llegar. Porque si como dice nuestro amigo Séneca: “La vida feliz es fruto de la sabiduría perfecta” necesitamos tener los pies en el suelo si queremos comprendernos correctamente a nosotros mismos y el mundo que nos rodea. Las palabras de una amiga nunca hacen daño. No es culpa de la naturaleza sino de la avaricia de los hombres. un desconocido. Necesitamos comer. Pan y agua proporcionan el más elevado placer. no hablamos de los placeres de .

pues que las extraordinarias no sabrían cubrirlas todas las previsiones del mundo. te sientes a gusto contigo misma. .72 los corruptos y de los que se encuentran en el goce. basta que tengas lo que puedes leer. Tú lo sabes mejor que nadie. cuando se consigue. Te recomiendo un capitulo (“vuelan aviones sobre Bagdad”). Eres de nuevo el ejemplo ¿el nuevo hombre podríamos llamar? de que conseguir ese equilibrio no está en los genes ni se trata de un problema matemático. secreta y propia. con uno sería suficiente. cuando los tengo en mis manos. no sólo los elevados pensamientos. ¿Por qué me atraen tanto? la lectura de todos los buenos libros -como dice nuestro amigo Descartes. Allí es donde debemos ordinariamente platicar con nosotros mismos. Por lo demás se podría decir que vivo al día y me contento con tener lo preciso para atender a las necesidades presentes y ordinarias. Además conviene guardarse algo para sí porque no hay mejor amigo que uno mismo. o nos interpretan mal. No se oculta lo que se ignora. Pero. como piensan algunos que no nos conocen y no piensan igual. cualquier olor se me adhiere de manera maravillosa. Si leyéramos siempre el mismo libro. que fueron sus autores. con un cuerpo de una doscientas cincuenta hojas de tapa blanca con el titulo “Nadie entiende Nada”. Reconozco que el razonamiento es impecable. su autor Julio Cesar Castro. Con los años y la experiencia lo he comprendido y por ello no insisto. y hasta una conversación estudiada en la que no descubren más que sus mejores pensamientos”. Pero que.“es como una conversación con los hombres más selectos de los pasados siglos. ¿Es que no son suficientemente evocadoras las palabras? Claro pero también las más insignificantes. Por lo que no pudiendo leer todo lo que tienes. Epístola CIV He tomado un libro que estaba en la biblioteca familiar y que sobresalía de los demás. porque tengo una piel muy sensible a ellos. Eso al menos aconseja nuestro amigo Montaigne: “Siempre conviene tener una estancia. haciendo ese lugar tan privado que ningún conocimiento ni amistad extraña penetre”. ignoro a la razón y acumulo todos los que puedo. en que establezcamos nuestra verdadera libertad y nuestra principal soledad y retiro. Epístola CIII En cuanto a la amistad no debería de haber secretos. ¿Por qué tengo que ocultar palabra alguna ante mi amiga? ¿Por qué delante de ella no tengo que sentirme como si estuviese solo?. sino de no sufrir en el cuerpo ni ser perturbados en el alma.

Se diría que leo y contesto al mismo tiempo. sólo te había contado las que han dependido de mí. Quizás estés pensando que si los seres humanos actuasen por sí mismos. ¡Reglas! ¡A la mierda las reglas! Yo la deseaba. Las leo despacio (tardo horas. otras dependientes de nuestro arbitrio”. Desesperado recorriendo todos los puntos de encuentro. codicia e hipocresía. miseria. degustando cada palabra. Incluso hacen arriesgados vaticinios ¿Sabes que he aprendido en los buenos libros? Que no hay problemas nuevos ni soluciones definitivas y que. no cree al mismo tiempo una imagen del hombre tal como consideramos que debe ser”. ¡Otra vez mí exacerbado individualismo! Quizás nuestro amigo Sartre te convenza de lo contrario: “no hay ninguno de nuestros actos que al crear al hombre que queremos ser. No me arrepiento. Pero me bastan unos minutos para pasar al papel lo que mentalmente había redactado. Temo que mis cartas hayan contribuido a formarte de mí una idea equivocada y. por extensión. hasta quedar enquistado en la memoria. modas o deportes. incitan a la reflexión. como dice nuestro amigo Epicuro. como los buenos libros. Necesitaba amarla. Epístola CVI El contacto humano no es obstáculo para la utopía. como afirma nuestro amigo Cicerón. desatemos los lazos que nos unen a los demás y adquiramos el poder de vivir conscientemente solos y a nuestra manera”. sufrimientos y padecerían hambre y sed. También sé que no te agradan las utopías porque sus creadores y adeptos actúan como los dioses del Olimpo. tu presencia se convirtió en un recuerdo. aunque lo haya tomado prestado de nuestro amigo Montaigne: “Mas. concluiré con algo mío.73 Los libros también hablan de espectáculos. Epístola CV Tus cartas. hagamos que nuestro contento dependa de nosotros mismos. ¿Del tonel de los bienes? Ambición. Mis sentimientos eran sinceros. Y el mundo distinto. Poco a poco. que el tiempo fue envolviendo de finas capas. de los seres humanos porque. Para que no digas que padezco el vicio de nuestro amigo Platón. a veces días). Y podía parecer que mis actos estaban . cada frase. hasta ahora. estrecharla entre mis brazos. que ponía en boca de su maestro sus propios raciocinios. si no necesitaran una autoridad que dirigiera sus actos serían diferentes. pero como sólo soy un ser humano te diré que habría injusticias. “el mundo está lleno de necios”. egoísmo. “hay algunas cosas fortuitas. En la vida. si resolvemos vivir solos y sin compañía.

Espero que esta carta sirva para poner las cosas en su sitio. lugar de exclusiones y fracasos.74 planificados de antemano. para algunos sectores de la población. hecho que desde la vulnerabilidad o la estigmatización pueden considerarse ajenos. Iluminado por esa nueva luz de tus deseos y cartas. lo sublime en los grandes y pequeños detalles. A menudo los libros están disponibles pero no son accesibles. fugaz. hecho no siempre feliz y. y pese a toda la mudanza de las apariencias. Todo en la naturaleza tiene su fin. Este hecho. sino un proceso sin etapas. están dentro de tu vida. como me habían inculcado desde niño. es habilitar la posibilidad de que los conjuntos sociales puedan pensarse como lectores. El velo no ocultaba una realidad deforme y monstruosa. porque se piensan como objetos para otros. Si sigues leyendo ten por seguro de que arribarás a puerto. Confieso que me he sentido engañado pero feliz. “No te desesperes. En este camino También yo he sufrido”. Y en cuanto a la vida según Nietzsche “en el fondo de las cosas. En los momentos más decisivos el azar me ha conducido por donde ha querido. algún día. Promover la lectura de libros. De la única vida que posees. el de promover la lectura reconociendo la importancia de promover el acceso a los libros a menudo configura. que lo bello. Con todo no te digo adiós porque entre nosotros nunca hubo adioses ni hasta pronto… sólo ¡Buenas noches corazón! Epístola CVII A veces busco algo que leer y existen una variedad de objetos que pueden ser leídos. en las tareas de promoción de la lectura. sobre los que existen distintos grados de disponibilidad y sobre los que pesan diferentes valoraciones. Pero debía contarte una parte de mi vida que ignorabas. favorecer su acceso asumiendo el lugar de privilegio del que el libro se reviste. Pero no ha sido así. Casi nunca suceden las cosas como las recordamos. En cuanto a la palabra “esta es un gran soberano que con un cuerpo pequeñísimo y totalmente invisible realiza acciones divinas. una tensión . encuentres. La felicidad al alcance de la mano. la vida es indestructiblemente poderosa y placentera”. finito. Un devenir poblado de detalles bellos y hermosos. El libro lleva "el peso" de ser un objeto asociado a la escolarización. perecedero hacia ninguna parte. Descubrirás que hay un mundo aún inexplorado lleno de posibilidades. Tú me dices que elimine de mi mente el sentimiento de culpabilidad si he caído en la tentación de sentirme culpable ya que recordar nos hace felices. dentro de ti. también esta carta. Espero que.

las tradiciones de lectura y los modos de leer crear espacios para que el sujeto se sitie. informatizadosmanejados de diversa manera por unos lectores de carne y hueso cuyas maneras de leer varían con arreglo a los tiempos. No sabe qué hacer con una soledad no buscada ni deseada. transformándolos y siendo transformado por ellos simultáneamente. No hay texto alguno fuera del soporte que permite leerle (o escucharle). Epístola CVIII Mientras caminaba hacia la parada del colectivo. frente a los hechos del lenguaje. espacios y hábitos. Conviene tener en cuenta que la lectura es siempre una práctica encarnada en ciertos gestos. después pensé ¿habrá que tener presente el desajuste social que divide actualmente a los ciudadanos en inforricos e infopobres con una nueva dificultad añadida: la capacidad para acceder y seleccionar las fuentes de conocimiento? También pensé en redescubrir una y otra vez el sentido de la soledad.75 que consideramos que es necesario revisar: la tensión entre la promoción del libro y su fetichizacion. los lugares y los ámbitos. por esta razón. en un permanente juego. ¿Constituirá una pasada. hoy. quien saborea la soledad desde su centro acaba encontrándose consigo mismo y sale reforzado en su solidaridad con los otros. Los autores no escriben libros: no. . pero quién es uno para decir lo que los demás deben hacer. Su aislamiento le hunde. hablar de formas sutiles de solidaridad virtual? ¿Acaso el ordenador no podría facilitar también una buena y correcta soledad? Uno podría pensar que lo correcto es que el destino cardinal del ser humano sea el de actuar emocionalmente con el mundo que le rodea y no con los fantasmas que habitan dentro de su cabeza. frecuentemente se hace abstracción de las relaciones sociales que constituyen el marco en el que el objeto-libro surge y adquiere relevancia. cosa que hago todos los sábados a la mañana y a la tarde respectivamente después de salir del curso de “operador” (no sé que voy a operar pero bueno) pensé en una gran “librería desordenada”. grabados. y que consideramos necesario problematizar y contextualizar social e históricamente para complejizar la mirada sobre los procesos de lectura: La lectura excede al libro. Por el contrario. Estableciendo una analogía con la clásica conceptualización de Marx (1994: 87102). desde su particularidad. La persona solitaria necesita y busca compañía desde la compulsión y la dependencia. escriben textos que se transforman en objetos escritos manuscritos. No es lo mismo sentirse solitario que vivir intensamente la soledad. impresos y.

más o menos habilidosos.76 Vaya a saber atravesados por todo tipo de discursos que uno no conoce. por nostalgia. Por lo demás espero que te haya llegado el libro “tesis del morbo” una obra casi sádica por la fidelidad y el humor con que registra las torturas a las que los amantes. sabiendo que a veces somos esclavos del silencio. ¿Qué querrán producir? ¿Qué querrán contar? Situación compleja si las hay. ordenarlas en oraciones que fluyan con naturalidad. Gratos momentos todos ellos. pero sigo pensando que detrás de cada una de estas manifestaciones e afectación. por necesidad. atrás algo borroso el código postal que identifica la zona donde vivo. mas abajo una frase de Alexnder Pope “no ser los primeros en tomar lo nuevo. lo cual sugiere que yo estoy lleno de . Te digo que no sé que seria de mi vida sin otro. por necedad. ha de haber un señor vanidoso por que lo admiren. ni los últimos en descartar lo viejo” ¿Quién la habrá depositado allí? El mencionado diccionario me lo había regalado mi madre cuando desprolijo y alborotado aun cursaba parte de mis estudios secundarios. que respeten la sintaxis y que sirvan a nuestros fines. por dignidad. A un tiempo hay que pensar. Epístola CX Porque el embaucador desprecia al embaucado. Me han enseñado que las cosas no tienen atributos. Pero ¿quién soy yo para censurar? Me ha parecido siempre que al hablar somos todos malabaristas. ligeramente sorpresivas y ridículas. Epístola CIX “Todos somos héroes por el solo hecho de estar vivos” me encanta decirlo. También te digo ¡que lindo que es equivocarse como parte de este aprendizaje! Poner la palabra allí donde esta negada. El mundo atribuye sus infortunios a las conspiraciones y maquinaciones de grandes malvados. Disculpa aquí debo acudir al “obeso amigo” como llamaba mi abuelo a su pequeño diccionario que aun habita en la biblioteca – por capricho. libertinos y demás seres celestiales se someten y enfrentan al lector. Que responder. Yo no quiero disentir. quizá es una serie de gente aglomerada con obstáculos para hablar no de ellos sino con ellos. a veces chivo expiatorio con esa cuota de dificultades que nos caracteriza a ti y a mi. elegir las palabras. Entiendo que subestima la estupidez. Tomo el “Diccionario Estudiantil” es de bolsillo de tapa verde con dibujos del sistema solar arriba y un cohete bajo. aun así les tengo mucho afecto por lo que ellas representan para mi – David Ricardo decía “solo un necio confunde precio con valor” cuánta razón tenia este hombre. por orgullo. por lo que representa.

el acto de arrojarla seria una quimera. En otrora los tiempos que corrían eran demasiado dementes.77 quién sabe qué… Cada cual repite los términos que recuerda en el momento. me recuerdo tal como me escribí. por lo que libérame de razones por las que prefiero callar. es decir fuera de casa? sincronizas pero ¿comprendes? ¡Donde comenzar! Lo digo en potencial ¿será otro momento de cometer. he enviado la carta. y no escapar de la sensación ¿Alguna vez sientes lo mismo en la oscuridad susurrando mi nombre”? PD: Libérame sincronizo. te observo. al ver las calles son campos que nunca mueren. la he arrojado y ya no esta mas en mi poder. logras casi sin desearlo que mi pelo se ponga de punta ¿algo pasa en el extranjero. un aumento de im-placer al cual me rindo y soy adicta? No me puedo imaginar ahora lo que viene a continuación. No es mi intención aburrirte con este monologo tonto por lo que intentare ser mas directo dentro de mis posibilidades y ambiciones. Por lo demás digo que las anticipaciones alcanzan una máxima virulencia: escribo y en ese instante vuelco mi ser en el papel como un ser amante y enamorado ante la amada presente en mi imaginación. Antes de caer en la inconciencia me gustaría tener otro beso. no repito Epístola CXII Este sábado en el curso se realizo una actividad lúdica que se llamo “caminata ciega”. En este caso la frase seria . de lo contrario. de la comunicación cosificada. he escrito. “ella” venció. ahora me imagino yo presente ante ti en ese instante en que me lees. y anticipo el instante indeterminado ¿Qué estaré haciendo yo? – en que la amada recibirá mi carta y la léela. en cuanto a la misma puedo decir lo siguiente: Pero primero quisiera que me perdones por esta cobardía. vi. me repito. Epístola CXI “Juro que me has alegrado el día. enciérrame en tu suave lluvia si lo prefieres. por ser siempre ante ti un “buen oyente”. Llegue hasta la puerta de mi hogar y cerré los ojos tratando de recordar la actividad. Oigo tu vanidad tirar de mí hacia adentro. ¿Quién soy yo para resistir? Los días son brillantes. otra intermitente oportunidad de éxtasis.Vine. pero me di cuenta de lo difícil que es para . y espío mis afectos en ti.

el uso del bastón y todas las técnicas que me permitieran desenvolverme normalmente en el medio. cine. señales de tránsito. libros y demás? ¿Cómo caminar por una vereda que está atestada de mercancías? ¿A quién deberé dirigirme por estos artilugios? Recordé que no mucho tiempo atrás había escuchado una conferencia de Jorge Luis. revistas. pasando por esta toma de conciencia de mi nueva vida y la aceptación de esta condición. Es más. Después pensé “tengo un sentido menos” ¿ahora dependeré mucho más de los que me quedan por lo que los deberé agudizar si quiero movilizarme? ¿tendré que olvidar cosas aprendidas y. sensaciones. TV. Pensé también. sobre todo. lo visual: la luz parece darnos el hilo que nos une a cada punto del objeto. texturas. emociones y. Luego pensé ¿los sentidos por si mismos determinan o no la percepción del espacio? no tenía a nadie a quien preguntarle.78 alguien movilizarse prescindiendo del sentido de la visión. Ej. Debería recurrir al tacto. a los sentidos. es decir. el autor hablaba de la “visión geometral”. Visto esto como un nuevo nacimiento. aunque recordé un escrito que aun poseía de Lacan de seminario 11. sabores y la ausencia de toda información visual. Pensé – como si fuera que pensar es moverse en el infinito en las limitaciones reales que trae consigo la ceguera. en su esencia. el mismo Borges. la visión situada en un espacio que no es. También Pensé como en todo luto llorar la perdida de este par de junadores que nunca se sacian con nada y de toda una vida funcionando de acuerdo a ciertos esquemas. anuncios. Hemos hallado una verdad. más y más me alejo del comienzo de esta. cuán rápido debería aceptar mi nueva condición para poder iniciar cualquier aprendizaje rehabilitativo. mientras estoy escribiendo estas líneas. pues si lo viejo no muere muy difícil que pueda manifestarse mi nueva persona. Su frase fue corta. a todo aquello que me permitiera redescubrir afectos. vaya Dios a saber que otras cosas más. tales como carteles. olvidarme de la vista y las imágenes para comenzar a funcionar en un mundo de sonidos. semáforos. Y lo digo en potencial (si es que lo podría lograr). pero uno se adapta a esta visión que viaja sin ver. olores. – ya no podría decir “la vi. hecha allá por los años 70º. a . con mucha firmeza y un romanticismo implícito que desgarraba y seducía en cuanto que: “todo lo cercano se aleja”. Aun rebota en mí esa frase. a los olores. “Los cuatro conceptos fundamentales del psicoanálisis”. Buenos Aires. también allá donde uno recién comenzaba a gatear –al menos quien habla. Después pensé habrá un fin sin un principio. Pensé en todos los elementos de aprendizaje del sistema Braille. algo imaginario para mi gusto. y le pase el scanner”. Paidós.

quizá se pueda traspasar. debemos fijarnos previamente en que el hombre es aquel ente que es en cuanto señala hacia lo que es. muchas veces eróticos? ¿Me habré quedado sin espacio secreto. mi posición social. pero el ruido. Pensé incluir en este repertorio de obstáculos. las voces. mi aspecto externo. quién es uno para juzgar al que se juega si al fin y al cabo lo que esta en este campo social . Epístola CXIII ¿Nos han quitado los secretos? ¿Cómo y cuándo ha sucedido esto? ¿Dónde ha quedado mi espacio de irracionalidad profunda? ¿Qué han hecho con mis viejos monstruos y mis inconfesables deseos. manifestándose en este señalar el ente como tal. Y es que nosotros sin volvernos un Dante o un Petrarca. por el hecho de que soy una persona diferente. aun compartimos la idea si se quiere que la reflexión sea el ojo del alma sostenida con algo de valla y algo de trampolín. eso nos unía en un espacio cerrado 1 Se hace alusión al texto de Martín Heidegger: “Que significa pensar” 1º edición. mis capacidades. ese recóndito lugar que nos permitía antes elegir. -La Plata: Terramar. barrera que en algún punto tal vez. Esto significaría para mí reorganizar mi mundo interior. Sólo pensé. mis aspiraciones e incluso mi figura corporal. si es que se me permite la barrera de la segregación. Pensé ¿que culpa tiene un árbol para que se le rompan las ramas? ¿Será el efecto de la ceguera? Pensé. pero Martín dígame usted ¿qué significa pensar entre tanto desmadre y tanto bochinche?1 Le aclaro a usted que hablo de mi propia ceguera que es la que más conozco no sea cosa que después alguno se levante indignado y solo haya blanco o negro. 143.“escenario” es nuestra propia ceguera. Gracias a los manes también hay grises y para sorpresa mía estos tienen distintos matices. Pensé en lo más profundo de mi ser. control del ambiente y adquisición de cultura. Recién cuando pude erguirme sentí la necesidad de cualificar la información obtenida con el objetivo de organizarla de manera que esta me permitiera resolverme de la mejor manera posible. . No es chicha o limonada. Por lo que pensé necesario como un (ABC) conocer exacta y objetivamente cuales eran las limitaciones y capacidades reales de mi persona. Pág. Pero entre nosotros que no somos partidarios de ningún Guattari Club para qué cargar con tantos prejuicios. por un instante me deje llevar. Mis intereses. el murmullo externo que no decía nada y que hacia trampa tal vez igual que yo. Y eso no es un tema menor. año 2005. sabia que hacia trampa.79 saber: desplazamiento. Para pensar al hombre como ser humano y no como ser vivo. se habrá cambiado o modificado profundamente. compartir con algún otro.

Me habría gustado escuchar tu opinión sobre la película. podía compartida con otro y en ese momento nos unía profundamente. sólo cuando lo deseaba. Es que yo al igual que en la vida cotidiana también sostengo casi como una cruz. Hoy nos hemos saludado casi por compromiso más yo no supe que hacer. “los choristes” pero ya me conoces. A esto lo comparo con los dispositivos donde a veces se renueva la esperanza. irracional pero tan absolutamente mía y que yo. falta de claridad. Así son nuestras diferencias. competencias sordas. prejuicios. solo anote el hecho bellamente particular. esta en mí darte las gracias por todos esos pequeños momentos gratos. porque todavía era algo secreto? Epístola CXIV ¿Dónde andará nuestra historia.80 que nos ayudaba a crear la vivencia de interioridad? ¿Qué paso con mi intimidad más íntima. entretejida entre que cosas? y yo tratando de ovillar hechos y sucesos que a ciencia cierta no sé si apelan a la verdad histórica o a la verdad del estilo. esa intimidad ambigua. . la confianza y los vínculos pero el fondo siempre es algo mediocre. PD: Aunque mañana no te vuelva a ver. Bastante malo. vanidades. a veces simplemente no sé. angustiante. Cuando al fin vimos un espacio de ocio tú elegiste a tus amigas y yo a mis apuntes para proseguir.

Podría decir que la mayor cantidad de ridiculeces para mencionar las encontré en mi mismo. el retrato del hombre que soy. 16 de abril. 4 de enero. Es un señor que. 5 de enero. El silencio era tan absoluto que me creía sordo. ¡Qué se le puede hacer! .81 En mi diario íntimo anote: 2 de enero. trata de hacerlo lo más cerca posible del muslo o del bolsillo. No somos responsables de las extravagancias de nuestro cerebro. pero no impedir que brote. por supuesto. Esas notas no darían. Anoto al vuelo todo pensamiento. sólo podemos rechazar lo inmoral y lo ilógico. así sea malsano o criminal. al dar la mano. Aunque no lo creas mantengo las cartas de mi padre. Me acostumbre a escribir cuanto se me ocurre. 3 de enero. El Dr.

22 de abril. 23 de abril. y es confesar nuestro egoísmo. y seguramente terminará por comprender mi punto de vista. Para sostener una conversación en sociedad hay que saber una cantidad de cosas inútiles y estar al corriente. será comunicada a todo el mundo. 26 de abril. pero que son muy útiles a los demás. 4 de mayo. Cuando escribas una carta recuerda que. . dame fuerzas para admirar todas estas cosas! Con cierta malicia. No hay más que una manera de ser un poco menos egoísta que los demás. Me dirijo a tomar un café mientras me pregunto ¿cómo hacen los relojes para caminar de noche. 27 de abril. mientras dice: -¡valor! Ya haremos otro. ¡Señor. es extravagante. 24 de abril. pero el amante toma la mano de la mujer y palmea al marido en el hombro. en secreto. El padre y la madre lloran. He conocido a una dama muy bella (un ángel) de cabellos color azabache. pues sirven de verbos auxiliares. Reconozco no haber podido entrar aun en esa masa compacta… 18 de abril. saludable para cualquier alma inquieta. Hay personas que durante toda su vida no dicen sino: “sin duda. es admirable. Querida prométeme una cosa: que si vuelves a casarte engañaras a tu marido. levanto el índice y lo volvió a bajar señalando en dirección significativa. Se debate entre crónicas y exámenes tratando de no salir herida ensimismada no ve el bosque que florece con sus pétalos de nuevas oportunidades. ¡Tonto por cierto! No saben que las personas inteligentes tienen un derecho sobre las ignorantes: el derecho a instruirlas. Después me contó su historia. 19 de abril. yo la escuche atentamente casi alienado por su voz. qué raro…” Son personas que carecen de valor por si mismas. Escena posible: el niño ha muerto. cuando no se ve? 3 de mayo. de acuerdo. Estando en clases le pregunte a Caniza ¿Por donde has pecado más? Caniza no me contesto. Como si acabaran de asesinarlo. sabe a agua sucia. 25 de abril. No le recomiendo a nadie que venga a tomar un café a la casa de altos estudios. Había allí en el patio cuatro hombres siniestros que hablaban mal del Dr. interesante en su charla y muy amena en sus gestos. a la luz de todo lo ocurrido y de lo que aún me gustaría expresarle. 20 de abril. Y como no se correr me quedo en mi hogar. ¿Qué es nuestra imaginación comparada con la de un niño que intenta hacer un ferrocarril con fideos Marcelito? 21 de abril.82 17 de abril. es terrible.

1997B: 163). la de que sólo llegamos a valorar lo que tenemos cuando ya lo hemos perdido. ¡Qué buen insomnio si me desvelo sobre tu cuerpo! Ya lo decía Mario Benedetti. ¿O es que todavía pensamos que la curiosidad por el pasado no es más que una manía. con una intensidad que sospecho algo malsana. 21 de mayo. Es sobre todo un trabajo de constancia. 9 de mayo. conjuntos de rock. de la que haríamos bien en avergonzarnos si aún nos queda un resto de dignidad.. En la medida en que lo logre o no es posible.83 5 de mayo. Estuve en la casa de mi vecino. Elementos todos interesantes para analizar. 22 de mayo. la presidenta brindando mas planes como si esto fuera la panacea de la vida.. es decir como sujeto de su propia creación" (Bourdieu. un equipo de sonido láser y una nevera para la mamá: uno de esos refrigeradores enormes marca Whirpool que soltaban chorros de cubitos de hielo abriéndoles simplemente una llave y otras cosas similares. una puta declarando. partidos de fútbol. Una moto Honda. pero vi a un muchacho de unos 17 o 19 años ante el televisor cambiando de canal a cada minuto. Creo que deberíamos permanecer siempre al acecho de lo que fuimos. en una servilleta de papel. Impulsado tal vez por un vacío existencial agarra en el televisor cualquier cosa: telenovelas. pues mucho me temo que sólo cuando empecemos a sorprendernos tanto de nuestra imagen pasada que no lleguemos a reconocernos en ella. 17 de mayo. como nos llegamos a insinuar de vez en cuando como un atisbo de reflexión? 20 de mayo. El escritor debe llevar a cabo una labor específica "para producirse como creador. Es así Dr. Camisas Ocean Pacific y ropa interior Kelvin Klein. todavía no sé porque. Con su letra arrevesada y mi bolígrafo escribió: Que quería unas zapatillas marca Reebock. y unos jeans Paco Ravanne. Los hombres más capaces de pensar sobre el amor son los que menos lo han vivido. A este joven que no conozco le pedí que anotara.. . un jeep Mazda. 12 de mayo. de método y de organización. habremos empezado el camino de una decrepitud peor. ¿Cuánto de cierto habrá en que los prejuicios constituyen el tesoro cultural de cada pueblo y que la inteligencia anterior a la conciencia es camisa de fuerza del intelectual? 16 de mayo. una especie de fanatismo propio de la decrepitud o la decadencia. 11 de mayo. lo que esperaba de esta vida. Últimamente me persigue una idea. El éxito no se logra sólo con cualidades especiales.. y los que lo han vivido suelen ser incapaces de meditar sobre él.

por esta joya inestimable. 8 de junio. Juan y Yorkie se fueron juntos a la comunidad. ni encontrarás mis labios mientras algo concreto enraíce tu amor. Nunca podrás tenerme sin abrir tu deseo sobre la desnudez que sella lo inefable. 19 de junio. Le pregunte al señor Castoriadis sobre su libro “el mundo fragmentado” y si este tenia alguna relación con la “sociedad fragmentada” de Alberto Binder me contesto – ¿Cómo dice usted? 9 de julio. pero me queda la reflexión. 13 de junio. Caniza nos pide las crónicas de clase de hace tres meses atrás. ¿Dónde anda la mujer del verdugo? 11 de junio. Esta que arde y dice que a Juan le dicen Mazinger Z porque lo maneja un pibito. Caniza dice que trae “los temas” no sabe que me confunde. 10 de junio. No puedo ocultar mi ilimitada admiración por esta flor suprema. Es raro que lo diga pero la sombra del objeto recae sobre nosotros 1 de julio. 18 de junio. 16 de junio. 24 de mayo. 27 de junio.bárbaro le contesto ¡Qué picaron! 15 de junio. 27 de mayo. 7 de junio. Puedo estar equivocado. Esto me huele a Jung o a Morin. al no encontrarla por ningún puto lugar como niño este se empaco y no quiso caminar. Hable con el carpintero y la palabra plomería pareciera una cosa abstracta. No existe volverse consciente sin padecimiento. 23 de junio. hay una probabilidad de que el mismo este perdido. El conocimiento descansa no solo sobre la verdad sino también sobre el error. Nos juntamos en grupo –es nuestra semana con la ilusión. Como si fuéramos dos astronautas perdidos con el colega Yorkie salimos a buscar una comunidad. Caminando me di cuenta que el cuerpo es un gran deshidratado. 12 de junio. yo lo afirmo. 26 de junio. ¿Qué belleza tan digna la de este ser? ¡Me indigna! Hoy vino vestida de mujer. y me maravilla. Mis perros viven de acuerdo a mis posibilidades por lo que la frase “vida de perros” esta perdiendo fluidez. pero luego este ultimo lleno de cólera me comento que nunca se encontró con Roberto Esposito. ¡Qué día! .84 23 de mayo. El Dr. ¿Podríamos vivir sin suplantar objetos? 5 de julio. entonces para que ponerle nombre. 9 de junio. 28 de mayo. Suele preguntarme como me siento . Mis colegas creen que soy un tarado.

los dos gritaban (quiero creer que es esa pasión que solo conoce aquel que es algo fanático en este tipo de deporte). Habría que avanzar en cómo remover los obstáculos para que sean posibles otras historias. individuo y sociedad. lo que supone hacer un esfuerzo para no caer en lo que narra el siguiente relato: “Escucháis”. a su vez. “¿Acaso no es así cómo os las ingeniáis para aferraros a vuestra ideología?”. Aceptar una pregunta nunca es trivial. “Es muy fácil Majestad”. Si como observador no reflexiono sobre “¿cómo hago lo que hago?”. éste resultó ser un muchacho de diez años. A un amigo: Lo recuerdo. El arte de pensar. porque para percibir lo que los otros quieren comunicarnos tenemos que acercarnos a ellos lo más libres que podamos de estereotipos previos. sentimiento e imaginación. 21 de julio. El mismo decía: la comprensión. la sublimidad. porque dicha aceptación tiene consecuencias. Discutís para defender vuestra manera de pensar”. está ligada directamente a la capacidad de escucha. Estando yo sentado dos personas discutían al lado mío sobre futbol. “no para descubrir nada nuevo. 19 de julio. Caniza esta guiado por su instinto ¿será un mono? 13 de julio. Dios proveerá. 29 de julio. mientas iban pasando los minutos lo que parecía al principio una charla amena entre amigos se convirtió en un alboroto. pero yo tengo que ir a trabajar. El erotismo es algo sospechoso y siempre lo será. vallas y paredes había infinidad de dianas con un agujero de bala en el mismísimo centro. sino para dar con algo que confirme lo que pensáis.85 12 de julio. le respondió. “¡Es increíble!”. 5 de agosto. dijo el Pensador. Uno jamás se libera totalmente de él. razón. “Primero disparo. Cuando quiso que le presentaran a tan extraordinario tirador. 23 de julio. . “¿Cómo demonios lo haces?”. Todo deseo necesita articulación con la palabra. dijo el Pensador. cada uno defendía a su equipo. lo registro y lo retomo. y si lo hace es para su propio perjuicio. todos lindos temas para profundizar. En cuanto al Eros este es un gran demonio. Como de costumbre enfile hacia la estación de trenes. “Lo mismo hacéis vosotros: primero sacáis vuestras conclusiones y luego construís en torno a ellas vuestras premisas”. por lo que me vino a la mente lo que había leído hacia unos días en cuanto a la comprensión y al “trabajo social desde el paradigma de la complejidad” de Francisco Gómez. dijo el rey asombrado. Y contó la historia de aquel rey que. 11 de agosto. ya que ahí nomás esta la parada del micro que me lleva a mi hogar (278 la letra W). y luego dibujo la diana”. al pasar por una pequeña ciudad vio que por todas partes había señales de la presencia en ella de alguien dotado de una asombrosa puntería: en árboles. 6 de agosto.

algo pesado y monótono con la salvedad de este ángel. 23 de agosto: ¡cómo me hubiera gustado saber perdonar!. Caminamos solo por el placer de hacerlo. aunque el trayecto fue corto. el placer fue inmenso. cosa que nunca me enseñaron Ángel. Hoy fue un día largo. Curso sobre Salud Mental y Adicciones: Reflexiones no tan teóricas .86 19 de agosto.

a vivir antes del despertar. • Nos encontramos con que en el mundo de los seres humanos 2+2 es igual a 3 “no hay recetas”. • La persona adicta necesita incorporarse al mundo. ¡Qué mundo curioso el del sueño! Dentro de nosotros los pensamientos. su fin. • El que observa también es interpelado por su objeto de investigación.87 9 de abril: • • Las drogas son el producto no el resultado. • Sujeto deseante es aquel que quiere vivir y realizar cosas. • 16 de abril • ¿Qué es la ciencia? ¿Cómo se construyen los saberes? • Salud y mercado no van de la mano. 7 de mayo . Una sociedad que necesita crecer necesita más salud. • Nadie puede ser definido por sus características sin ser estigmatizado. 30 de abril • • • Lo simple es complejísimo No hay modo de buscar soluciones si no hay una conciencia social del riesgo. • No cargar con tantos prejuicios que a la larga dificultan el andar • Las drogas no son buenas ni malas hay uso sensato e insensato. • Las drogas no son malas ni buenas ya que son objetos y no entidades con valores. • La persona es aquel material que ha tomado conciencia de si misma y que genera sus propios materiales de historia. ¿Por qué? • No hay que cambiar la identidad de nadie. Salud mental y adicciones van de la mano. que es su muerte. ¿Cuántos le tenderán una mano antes de hablar? • No darle tanto valor al acto que no aporta en un comprender. • Donde hay una pregunta. Seduce aquello que lo hace inaprensible. hay una respuesta. las palabras interiores se apretujan hormiguean. Todo ese pequeño mundo que se apresura a salir.

Ley 26. Simplemente se juega. Ese si es un buen comienzo. En el campo de los procesos complejos – salud/trastornos por sustancias psicoadictivas se habla de procesos y no de estados para problematizar la enfermedad. 28 de mayo • Las drogas no tienen atributos ya que son objetos y no entidades con valores. El niño que mata ha sido matado varias veces. además de ser un “producto” de la vida en sociedad. • No olvidar que muchas veces las personas victimarias también fueron o son victimas. En el juego no hay relación entre el medio y el fin. . Es todo un aliciente. • “El habla es la casa del ser y en ella habita el hombre” Martín Heidegger 11 de junio • • • • Buscar la posibilidad de construir un entramado que sujete al sujeto mientras construye su historia. Es solo el pasado representante en el presente historizado Las cosmovisiones que se expresan no son estáticas… Esto nos indica que los grupos. Hay que trabajar la responsabilidad. aunque muchos se empeñan en creer que si. son un “proceso” social dinámico. • Nadie sale de las drogas si no es en libertad. • No borrar las marcas diferenciales por creer que son un problema. • Un gen no construye una historia. No hay un factor biológico que determine el problema del trastorno de la persona.657 de Salud Mental la cual viene cubrir un vacío legal y al mismo tiempo da una idea de “desmaniconizacion” relacionado a los derechos y garantías que tienen las personas (DDHH y otros documentos). • 4 de junio • Crisis: presente que no se reconoce a si mismo.88 • • • • • El sujeto de un proyecto es siempre un conjunto o grupo que pasa a ser un equipo y desarrolla un programa.

Debemos recuperar la experiencia para darle sentido a los objetos de nuestra práctica. bueno algo hay que ceder para vivir en la “comunidad” En mi adolescencia se hababa del “cuco”. Se me ocurre. el “fantasma de Canterville”. no habríamos sobrevivido como especie tantos millones de años de adversidad.” Con respecto a la tensión entre lo instituido y lo instituyente alguien una vez me dijo: ¡mira pibe! para mi hay dos clases de hombres 1) los que tienen la zanahoria en el ano 2) y los que intentan a través de su esfuerzo sacársela un poquito más todos los días. Lo instituido borra la individualidad porque no vio la película de “Frankenstein – “la casa de”– “la novia” y “el Dr. por lo que ante tanto embrollo me guiare según los preceptos de Adolfo Bioy Casares en su “Diccionario del argentino exquisito” “en cuanto a mis fantasmas si los tengo nunca los vi”. aunque no es un yo-yo. anticipar peligros y no repetir errores. 2 de julio . Un buen comienzo seria poder escuchar nuestra práctica. del “hombre de la bolsa”. Las normas por si solas no cambian a las personas. aunque no se tenga poder para cambiar la estructura interna del lugar de trabajo (operador). • La comunidad terapéutica también genera mejores y variados mentirosos. el “fantasma de la opera”.89 • • • Tener una opinión de respeto por el otro. Erich Fromm nos habla del miedo a la libertad. ¡Creo que soy de estos últimos! • • • 25 de junio • ¡Qué seria la vida sin examen! ¿Se imaginan un mar sin olas? • Hay que militar y agruparse. El miedo nos permite tomar precauciones. el “que te quiere vender algún fantasma”. luego vinieron los “fantasmas de la desocupación”. El mundo tiene la forma de mi yo. pero ante la duda es mejor abrir el paraguas. “Gasparin el fantasma amigable”. 18 de junio • Todos sentimos miedo a algo ¡Gracias a Dios! Si no fuera así. nos permite cuidarnos.

Placer regulado. Tener presente que no hay moldes totales y que es importante que en este comprender este el otro como nuestro espejo. obligado a conducir a los demás adonde ella habita con el deseo oculto de que serás por ello recompensado. del administrativo.90 • • • • • • • • • • • Ahora que tenemos teorías son ellas las que pueden morir por nosotros. es comprender y practicar. el que has escogido. Bourdieu! El consumo debe ser con-sumo cuidado. ¡Que lastima que no anda cerca P. del político. algo más que llegar a la luna. no interese a muchos. Para poder enfrentar las injusticias se hace necesario tener un pensamiento estratégico. implica equilibrar el incrementalismo con la racionalización (poder del burócrata. pero ya no me tiraria a la zanja de cabeza. Sin dialogo no hay casa “El habla es la casa del ser y en ella habita el hombre” Martín Heidegger. Comprender y seleccionar las actividades de fuerza –poder dentro de cualquier dispositivo antes de tomar una decisión. del técnico) y aunar intereses de los distintos actores que se nos presentan. Además de brindar pastillas y encerrar ¿habrá otra forma mas humana de socializar al soberano? ¿Las personas adultas ya no juegan? Antes solía jugar mucho a las bolitas y por una norte o una china era capaz de tirarme en la zanja. Hoy volvería a jugar a las bolitas. por tanto. ya que si crees estar en posesión de la verdad y. No olvides que hay tantos caminos como individuos. En la actualidad un desafío más para nosotros. Si queremos avanzar puede que debamos desnaturalizar el problema de las adicciones. Tratemos que cuando cumplamos muestra futuro rol como operadores no seamos vigilantes ni forros que espían a las personas allí internadas. Y puede que. Nuestro punto de partida es interiorizar el problema pensando que hay al lado nuestro un sujeto pleno. Se hace necesario integrarse en la diversidad para obtener una mejor calidad de vida para todos. Quizás sólo a ti. Conclusión he dejado unos juegos y he tomado otros con el mismo placer que implica jugar por jugar. En definitiva un egoísmo sano. Puede que esto sea el primer paso para la humanidad. Por ello la importancia que tiene para nosotros poder incorporar habilidades discursivas que nos ayuden a comprender las relaciones de poder que se ponen en juego en el campo. .

Tratar de entender que el Estado es un organismo vivo que mantiene una definición no estática en lo que refiere a tiempo y espacio con intereses como cualquier otro actor. por lo que debemos pensar que el diagnostico (proceso de conceptualización propio de la abstracción) es algo provisorio. que parece un término médico que se ha convertido en categoría moral despectiva. Habíamos dicho que las cosas cambian. ¿Será verdad que el azar crea nuevas formas de creación? . económico. Pero que en este caso acumula poder técnico. sí trabajar con las personas. La maquina humana es la única que soporta el desorden trayendo un nuevo orden. No necesariamente una persona que consume drogas es una persona que tiene problemas con las drogas. Cuán importante es tener conciencia de enfermedad cuando uno tiene un problema con las drogas. sino el efecto. pensar que le está pasando.91 • El respeto hacia el usuario intervención. Y que como institución tiene la característica de ser proceso en permanente cambio. ¿Qué proyecto creamos con nuestra practica? En salud pública los recursos son finitos y las necesidades son infinitas. Las instituciones son la cristalización de la historia. por qué y si se pueden generar alternativas que le permitan tomar otras decisiones. Yo me pregunto -¿dónde queda? El que pide ayuda proyecta solidaridad. Ideología: (Lacrosse) practica del sujeto – para qué y con quién lo hago. administrativo. ¿De que base científica nacerá la distinción entre drogas legales e ilegales? Hablamos de personas que tienen problemas por el uso de drogas en vez de adicto. • No importa el qué. 9 de julio • • • • • es parte de nuestra • • • • • • • • • • • • Considerar una droga buena o mala en función de su situación legal implica equiparar legalidad con legitimidad. político. Operar es responder al objeto. Un “mundo sin drogas” es la isla a donde Tomas Moro se dirigió alguna vez. La idea no es trabajar contra las drogas. es lo que le da sentido a la finalidad.

sin tener meramente un valor relativo un precio. es una decisión. meterle licores duros como panacea para ser brillante atlético y atractivo. a diferencia de los seres irracionales que tienen un valor puramente relativo como medios y por eso se llaman cosas. (1980). Para mí. 6 de agosto • Todos somos grandes valores. El problema no es solo del individuo –persona compleja. Por lo que con mi curiosidad me fui a ver un hombre que sabia algo de esto y le pregunte sobre el concepto de dignidad Este hombre al que todos llaman Kant me dijo: “los seres racionales son llamados personas por su naturaleza que los define como fines en si mismos. Para lo cual según Kant. Debemos sacarle jugo a las posibilidades (crear y proyectar intereses colectivos con un destino en común. al mismo tiempo. principio rector. . No lo llamaría una enfermedad sino un error de juicio. • • • 13 de agosto • Debemos tener tolerancia a la frustración y al riesgo. ante los riesgos de la opresión y el autoritarismo. Fundamentación de la metafísica de las costumbres. por lo que pienso que algo debe haber allí. como la decisión de saltar desde un coche en movimiento. El abuso de las drogas no es una enfermedad. Debemos aceptar los riesgos de la libertad. M. No se puede pedir a la juventud que se aparte de las drogas y. Cuán importante es privilegiar los dichos de la persona que padece un problema.92 • • • Si no cambiamos viejas ideas tal vez estas se conviertan en nuevas frustraciones. puede que de ello también aprendamos algo.2 ¡Qué linda frase! Si el operador entre tantas actividades que realiza a diario dentro de la (CT) puede generar conexión con un otro es un golazo. dignidad se refiere a aquello que constituye la condición para que algo sea un fin en si mismo. como algo que no puede ser usado como medio y por tanto es objeto de respeto. y no esta solo en su cabeza. sino que un valor intrínseco. esto es. • • • 2 KANT.

. “los desposeídos de la tierra”. Muy linda frase. actores y/o sectores aparecen enunciados como partícipes del desarrollo de los hechos en torno a ‘la droga’ o ‘las drogas’. “los desocupados”. temas y categorías presentes en los artículos de los modelos básicos de definición de las drogas? • ¿Que papel juega la estigmatización en la sociedad en cuanto a los grupos minorías. abogado defensor y fiscal me surgieron inquietudes en lo que respecta a: ¿qué sujetos. “las prostitutas”. con ello me refiero a los “sin techo”. “los homosexuales”. de Juventud y de todos aquellos dispositivos que trabajan en relación con organizaciones sociales. y qué roles se les asignan? ¿Qué tipo de prácticas socioculturales se asocian o se presentan como constitutivas del fenómeno? ¿Qué relaciones pueden establecerse entre los objetos. pero poco tiene que ver con un abrazo. “los miembros de bandas juveniles”. “los cartoneros”. Madres contra las Adicciones. “los jóvenes que no han ingresado al mercado laboral”. hoy mayorías los a los que hace alusión Alberto Binder en su texto “sociedad fragmentada”.93 17 de septiembre • Pichón Riviere: chivo emisario: ¿es aquel que no se baña nunca o es aquella persona que anda por ahí contando la vida de los otros? 24 de septiembre • • • • ¿Qué papel juega el coordinador de grupos? ¿Qué pasa si no hay trabajo en grupo? En los grupos terapéuticos ¿suele haber respuestas pegadas? -me presento – “soy un adicto en recuperación” La solidaridad es una linda palabra. “los ancianos sin familia”. “los drogadictos”. Mario Testa. ”los niños de la calle”. “los locos”. en definitiva prácticamente la totalidad de la sociedad? • ¿Qué tipo de discurso los deja afuera en estas nuevas y complejas formas de discriminación? • ¿Qué papel medular juega en este escenario la segregación/fragmentación que nos propone Alberto Binder? • ¿Qué importancia tienen los programas que se están fortaleciendo con Voluntariado. Después de escuchar el veredicto por parte de los participantes en su rol de jurado.

pero nunca reducción de la oferta. ¿Por qué? ¿La obediencia fingida es la forma de evitar la condena penal? Si el Código Penal no castiga patologías psiquiátricas (aunque pueda haber enfermos que cometan delitos) ¿por qué castiga a sujetos que consumen drogas. ubicándolos como delincuentes. por el sólo hecho de consumir? ¿Se deberían tratar de la misma manera todos los actos que conllevan peligro contra uno mismo? ¿Qué se hace con aquellas personas que no pueden dejar el acto toxico? ¿Dónde andarán los carteles de prevención? .94 • • • • • • • • • • • • • • organismos no gubernamentales y la comunidad en general? ¿La preocupación y articulación de un discurso contra el consumo de drogas ilegales que está inserto en la sociedad es una preocupación por parte de la sociedad o de las mismas personas que padecen el síntoma? ¿Todos los que se drogan están enfermos? a la persona ¿se la puede rehabilitar si no se la incrimina? ¿Qué quiere decir “Guerra contra las drogas”? ¿La disminución del consumo de determinadas drogas puede atribuirse con evidencia científica a la intervención de la acción penal? ¿Qué papel ha jugado La penalización de sustancias ilegales y qué efectos ha causado sobre los consumidores? ¿A qué tipo de inseguridades se exponen las personan que consumen drogas? ¿Qué consumen los que consumen? ¿Cuáles son los obstáculos con los que se tropiezan las políticas de prevención y reducción de daños? Se tiene en cuenta la reducción de la demanda porque uno escucha mucho la palabra “Reducción de daños.

95 .