Peronismo Estratégico

Peronismo Estratégico

Gustavo Brondino

Brondino, Gustavo Peronismo Estratégico. - 1a ed. - Córdoba : el autor, 2008. E-Book. ISBN en trámite 1. Ensayo Argentino. I. Título CDD A864

Todos los derechos reservados. Queda rigurosamente prohibida, sin la autorización escrita del titular del Copyright, bajo las sanciones establecidas en las leyes, la reproducción parcial o total de esta obra, incluido el diseño de cubierta, por cualquier medio o procedimiento, incluidos la reprografía y el tratamiento informático. Copyright © 2008 by Gustavo Brondino. I.S.B.N.: en tramite Impreso en Argentina Queda hecho el depósito que previene la ley 11.723

PERONISMO ESTRATÉGICO El Peronismo contiene una doctrina consustanciada con una mística filosófica esotérica justicialista, porque la estructura ideológica del peronismo participa de una SABIDURÍA, de una idea esencial que es oculta y misteriosa a los ojos de los sinarcas traidores y adoradores de la materia y su contracultura liberal y capitalista. Este misterio se afirma en dos columnas, una filosófica y otra política. La columna filosófica está organizada sobre el sentido existencial del hombre y la política, en la función social que cumple el hombre como eje fundamental de los movimientos históricos. Estos dos principios fundamentales de la doctrina peronista tienen específicamente al hombre y su fundamento ético-espiritual como lo primordial a desarrollar. Luego la familia y el estado, pero es el hombre la realidad única desde la cual parte toda la filosofía ideológica del justicialismo, porque en su despertar y orientación política, cultural y espiritual se asientan todas las bases conceptuales de su doctrina. Por ello afirmamos que el peronismo es estratégico, porque contiene un misterio trascendente en sus preceptos, una sabiduría que lo distingue de los partidos políticos al modelo de las estructuras ideológicas del radicalismo, el socialismo marxista o el liberalismo capitalista; fundamentalmente porque en su concepción PERÓN visualizó primero al hombre, al ser humano, por encima de las realidades sociales, políticas y económicas, inclusive por encima del estado; en cambio las ideologías políticas de la sinarquía mundial del supracapitalismo internacional centran sus principios en las realidades externas, en las súperestructuras culturales que contienen al hombre, es decir al capital, ya sea político, social, financiero, económico, etc., es decir a las realidades externas estructuradas en las circunstancias en el medio, en el MUNDO. Es así que el

esfuerzo del peronismo es dirigido hacia el Hombre buscando esencialmente su despertar existencial, es por ello que el justicialismo no considera al mismo como lo hacen el marxismo o el liberalismo, parte de las MASAS, un elemento colectivo, absolutamente temporal y mortal. La visión del hombre en el peronismo es la de un ser totalmente individuado, componente fundamental del PUEBLO e integrado a lo social y unidad esencial del ser nacional. Comprender esta premisa es fundamental para tener una visión trascendental del peronismo, porque la sinarquía ha tratado constantemente de distorsionar la verdad trascendente existente en el mismo, solventada sólidamente en la doctrina expuesta por el general Perón en toda su obra literaria y política. Estos enemigos de la verdad, aliados incondicionales de la materia y de los seres que la sostienen, tratan al peronismo como un partido más, como un movimiento de masas producto simplemente de las circunstancias políticas, sociales y culturales del medio histórico en que se desarrolló y pretenden destruir completamente el sentido real y la mística trascendental que fundamentó el general en su doctrina. El peronismo no es eso, no es un movimiento de masas producto de las circunstancias, fenómenos o hechos sociales, todo lo contrario, el peronismo es el producto del DESPERTAR de un PUEBLO que gracias a la acción de un líder intelectual y espiritualmente orientado capta místicamente y en forma carismática, intuitivamente y espiritualmente la verdad y la justicia en todos los órdenes de la realidad cultural, ya sea política, económica o social, más allá de las mentiras estructuradas en los medios por la sinarquía internacional. Estos poderes tratan al hombre como un medio, un componente más de la cadena productiva y evolutiva de la realidad siendo el mismo un número, sujeto a la LEY DE LA EVOLUCIÓN de las sociedades y del mundo; es de esta manera que para ellos, el hombre no existe, es simplemente una circunstancia, un ente más entre todos los

entes de la creación, del orden material. Compañeros, es por esto que debemos entender por qué nos referimos al peronismo como la única verdad doctrinal e ideológica que aún está viva conceptual y místicamente en este pueblo de GUERREROS y soldados de lo eterno, que es la nación ARGENTINA. Puesto que el Justicialismo permite al HOMBRE remontarse culturalmente a una instancia social, política y cultural en la cual él se reivindica a sí mismo recuperando el sentido espiritual y material de la existencia, donde él recupera los valores éticos y morales que le permiten afirmarse en una actitud guerrera, heroica y trascendente. En cambio las premisas de la sinarquía, de sus tres pilares culturales, político, religioso y científico han estructurado, en la realidad psicosocial, en el medio cultural una condición del hombre y de la humanidad sin existencia espiritual. De tal manera el hombre en estas pautas culturales es simplemente un engranaje más del consumo, de los medios de producción, de la cadena evolutiva biológica y material, siendo el valor principal para la sinarquía el PROGRESO, el DINERO y el DESARROLLO ENTELEQUIAL de las SUPERESTRUCTURAS DEL CAPITAL, SIN IMPORTARLES LA CONDICIÓN ANÍMICA, ESPIRITUAL O SIQUIERA MATERIAL DEL HOMBRE. Es por ello que la sinarquía mundial y los poderes del supracapitalismo internacional lo han condenado a la miseria absoluta y lo que es peor aún a la ignorancia total. Esto es todo lo contrario de las sentencias del peronismo, donde si bien se procura el bien común y el desarrollo nacional jamás este fin está por sobre el hombre; al contrario, el peronismo pone al mismo como el principio y el final del desarrollo social, poniendo a la materia y sus circunstancias al servicio del hombre, de la familia y por último del estado. Es por ello que pretendemos que el compañero justicialista pueda comprender la mística como la idea primordial de la doctrina, ya que ella es la diferenciación axiológica entre los

valores de las diferentes ideologías políticas del supracapitalismo internacional, del orden mundial terrestre y extraterrestre. El justicialismo tiene en sus preceptos doctrinales una afirmación en un sentido místico trascendente de la vida y la existencia, donde el hombre es un puente tendido entre el mundo y lo eterno o divino, siendo la piedra fundamental y ser esencial por lo cual el mundo es. Lamentablemente el poder de estos señores de la materia ha generado una psicología de las muchedumbres y de las masas donde ha consolidado en el espíritu del hombre una mentira afincada en una realidad religiosa, política y científica que lo considera una criatura, un animal racional mas que un ser espiritual con lo cual el hombre no peronista se ha dejado conquistar y dominar; en cambio el hombre justicialista que se ha reorientado intelectualmente en la doctrina y que comprende las afirmaciones peronistas del general y de la compañera EVITA, sabe resistir los embates de esta contracultura neoliberal capitalista y busca estratégicamente las tácticas ideales y materiales para combatirla. Es tal la magnificencia del peronismo que más allá de sus diferentes interpretaciones es abarcativo en lo ideológico de todas las perspectivas filosóficas y políticas y la definición de tercera posición es correcta, porque el peronismo puede aglutinar las contradicciones y los antagonismos por la simple condición de que el mismo, más allá de sus conceptos ideológicos, está sostenido por una MÍSTICA y una SABIDURÍA que permite a los que están bajo la PROTECCIÓN de su CERCO vivenciar lo trascendente y trascendental de su existencia. Por ello hablamos de peronismo estratégico, porque la doctrina busca afirmar el ser del hombre en su mundo interior orientándolo hacia una actitud caballeresca, guerrera y heroica, afirmando en su voluntad y en su espíritu una mística trascendental que puede transformar la realidad de la materia. EL PERONISMO, en lo particular afirma la INDIVIDUACIÓN

ABSOLUTA y en lo social EL DESPERTAR EN EL PUEBLO Y LA PATRIA al SER NACIONAL. COMPAÑEROS, SE ACERCAN TIEMPOS DECISIVOS Y FINALES, SOLO LOS QUE COMPRENDAN EL PERONISMO EN SU TOTAL MAGNITUD PODRÁN DEFENDER LAS BANDERAS PERONISTAS, ES POR ELLO QUE EVA PERÓN AFIRMABA :"VOLVERÉ Y SERÉ MILLONES" Y HOY MAS QUE NUNCA PODEMOS HACER DE ESTA SENTENCIA DE LA COMPAÑERA EVITA UNA REALIDAD.

Se terminó de imprimir el día 20 de Abril de 2008, en San Martín s/n, Córdoba, República Argentina

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful