HISTORIA DEL ARTE EN ANDALUCIA

TEMA 8 ROMA. ESCULTURA En el campo de la escultura, el arte romano se mantuvo mucho más fiel al arte griego de lo que lo había hecho en la arquitectura. Son pocas las aportaciones originales romanas en este campo. Sólo el retrato, especialmente el de la época republicana, supone una auténtica aportación original por su grado de realismo opuesto a la estética idealista griega. Es probable que el hábito romano de decorar los atrios de las casas con las "imago maiorum" tomadas de los familiares difuntos haciéndoles una mascarilla de cera, influyera en este género. Por otra parte, es de gran interés en este género, el sentido de propaganda social y política que asume la obra escultórica y también el sentido religioso que asumen las imágenes de los dioses romanos que se colocaban en los templos, santuarios y espacios públicos dignificados con obras de arte casi siempre ofrecidas por individuos o por instituciones que refuerzan así sus imagen pública. La costumbre romana de dejar plasmada esta información en las numerosas inscripciones que completaban estos arreglos, aumenta notablemente la información que poseemos sobre este fenómeno. La fabricación seriada será también un fenómeno habitual en esta época en que el auge demográfico y los intereses por homogeneizar todo el imperio aconsejaba técnicas de reproducción en serie que antes no habían tenido sentido. Se sabe que algunos encargos importantes eran hechos a escultores griegos a los que se admiraba profundamente. Pero también sabemos que en la Bética hubo importantes talleres de escultores que trabajaron encargos locales. Algunos hallazgos arqueológicos de obras a medio hacer dejan este extremo confirmado. Es el caso de una cabeza de Augusto encontrada en Jaén o la cabeza de Galba hallada en Itálica. Una de las novedades de la escultura romana respecto de la ibérica es el cambio de materiales. En lugar de caliza se impone el mármol, a veces de importación y en otras ocasiones el obtenido en las canteras andaluzas de Cabra, Macael, Granada, Coin etc. Su evolución corre pareja al auge y decadencia de la propia historia del Imperio. La época de mayores logros es la de César y el comienzo de la dinastía de los Severos. Antes, durante la república se había seguido la estética local turdetana y después, a partir del siglo III d. de C. la producción escultórica se sustituye por la pictórica. Escultura. La cultura romana fue una cultura muy escultórica, en el sentido que esta faceta del arte resultó ser muy representativa de la cultura romana, en la Edad Media no lo será en absoluto. Desde el punto de vista formal introdujeron pocas novedades, van a seguir muy de cerca el modelo griego. A nivel estético si van a variar. Crean el retrato, que era género inexistente en el mundo griego. Retrato es un ser tal y como es, solo la cabeza o de cuerpo entero, pero sin idealizarlo. Tal vez esto procedía del rito preromano de hacer la máscara del difunto, algo que pudo favorecer el desarrollo del retrato en el mundo romano. La cultura griega era una cultura idealista, representaban temas de épocas anteriores, no tenían apego a la realidad. Algo que nos llama la atención es que no sabemos el nombre de los escultores romanos, sin embargo de los griegos si nos han llegado nombres de artistas importantes. Quizás la razón estribó en que la escultura romana fue una escultura seriada, de ahí que vaya a ser de menor calidad en muchas ocasiones a la griega. Podemos pues concluir que los romanos a pesar de no haber aportado mucha originalidad a la escultura, salvo el género del retrato, si fueron muy productivos. Esto establece una diferencia colosal con el periodo histórico posterior, cuando se produce un corte con la cultura del volumen. 9.1. LOS RETRATOS REPUBLICANOS La transformación del retrato público e idealizado en un producto privado y realista es el mayor logro de la

HISTORIA DEL ARTE EN ANDALUCIA
escultura romana. Se conservan retratos de excelente calidad de la época republicana en varias zonas de la Bética. Destaca la cabeza de anciano hallada en El Portal (El Puerto de Sª Mª) o el retrato de anciano del Museo de Córdoba. También el M.A.S hay varias piezas de este tipo y de gran interés. El retrato femenino, sin embargo, recibe un tratamiento estilístico algo diferente y nunca llegó a los grados de crudeza o realismo del masculino aunque se percibe claramente que son el resultado de un sensible análisis del personaje real. Tanto en el caso de los retratos privados como en el campo del retrato público esta tendencia a representar los rasgos más personales del individuo se mantendrá en épocas posteriores a la república y será, sobre todo, el tipo de peinado el dato fundamental del que se sirvan los especialistas para situar las obras cronológicamente. 9.2. LA RETRATÍSTICA IMPERIAL Este género venía impuesto por el sistema político centralizado que usaba la imagen del gobernante como medio de mantener la cohesión en un imperio tan vasto. Cuando llegaba al poder un emperador comenzaban los talleres imperiales a producir ejemplares de su imagen que se repartían por todo el territorio con el fin de que presidiera los lugares públicos y quedase oficialmente manifestado quién regía los destinos del Imperio en cada momento. En la propia serie de retratos de Augusto, a lo largo de su prolongado mandato, y en el de su mujer Livia, se percibe la evolución desde las primeras versiones más realistas hasta las últimas idealistas en que se les presenta como divinizados. 9.3. RETRATOS DE OTROS PERSONAJES La costumbre del retrato no fue una práctica reducida a los mandatarios máximos sino que alcanzó probablemente a todo aquel cuyo nivel socio-económico le permitiera hacer el encargo. De hecho, la mayor parte de los retratos conservados no son de emperadores y familiares sino de particulares. Es lógico pensar que estos retratos sean siempre de producción locales y ello nos conduce a concluir que hubo escultores andaluces romanos de gran nivel aunque su calidad media es inferior a la de los retratos oficiales. Era habitual tanto en retratos oficiales como en los particulares que se fabricaran con total independencia del cuerpo sobre el que a veces se los colocaría. Estos cuerpos togados se ejecutaban en serie aunque en algunas ocasiones se hacían ejemplares de una extraordinaria calidad. Casi siempre carecen de atributos específicos por lo que no es posible identificarlos. 9.4. LAS COPIAS DE OBRAS GRIEGAS La admiración por el arte griego se tradujo no sólo en el seguimiento de numerosos modelos y del estilo de aquél origen sino en el encargo concreto de copias de esculturas originales. Entre estas obras se destaca, por ejemplo, la cabeza de Alejandro Magno del M.A.S. aparecida en Itálica, que copia un probable original helenístico de la escuela de Pérgamo. Otra obra muy especial es el Ganímedes de Granada, obra que se exponía en la Alhambra ya en el siglo XVI y que sigue un original de Parxiteles. La pequeña figura de Hércules hallado en Alcalá la Real (M.A.N.) es una copia del bronce de Mirón. El mayor número de copias de originales griegos corresponde a las figuras que remataban fuentes y adornaban los jardines. Sátiros, ménades, Bacos y Afroditas. Sobresalen las esculturas de Atenea hoy en la Casa de Pilatos, aunque estas llegaron de Italia en el siglo XVI.

HISTORIA DEL ARTE EN ANDALUCIA
9.5. LAS FIGURAS DE CULTO Los cultos romanos hunden sus raíces, salvo alguna excepción, en la mitología griega. Por esto, la iconografía sagrada romana es continuación de la griega con el sólo cambio de los nombres de las divinidades. Las grandes esculturas de los templos de la Bética debieron ser expoliadas ya que no han llegado a nosotros. Itálica es la ciudad que ha suministrado mayor número de esculturas divinas. La Venus es una de las más extraordinarias, realizada sobre un modelo helenístico de fines del siglo IV. Parece responder al tipo "Anadyoméne" por surgir de la espuma del mar. Otras de las figuras excepcionales de Itálica son las dos versiones de Diana cazadora, réplicas de originales griegos conocidos. Similar calidad tiene el Mercurio de Itálica (M.A.S.) de aspecto muy griego aunque se desconoce el concreto original del que es réplica. Un hallazgo reciente es la cabeza almenada, resto probable de una escultura de la Diosa Fortuna o Cibeles vinculada a Itálica. 9.6. LAS ESCENAS EN RELIEVE Son abundantes lo relieves de piedra en forma de placas integradas en edificios o también decorando aras, puteales, brocales de pozo, estelas funerarias y sarcófagos. Este tipo de piezas dan a los artistas la posibilidad de articular sus figuraciones en forma de narración. Es de interés el relieve de la recogida de la aceituna en el M.A.C. que se parece a los que adornaban los sarcófagos aunque no conocemos su significado. Su estilo es bastante popular. Una pieza de gran interés es el pedestal de Guadix, aparecido en el siglo XVII y donado por los Duques de Medinaceli al M.A.S. En él se cuenta la ofrenda que hace Fabia Fabiana Avia de una escultura de bronce completada con una serie muy numerosa de joyas de oro y piedras que la adornaban. En los relieves del pedestal aparecen dioses egipcios. 9.7. LAS ESTATUAS MILITARES Dentro de la estatuaria romana, forman un grupo especial los llamados "Thoracatos" o figuras de militares de alto rango que se colocaban en lugares públicos para conmemorar victorias militares. En un trabajo monográfico sobre estas figuras en España se recogen trece en Andalucía. Su mayor interés artístico se centra en los motivos de las armaduras, a veces de una minuciosidad sorprendente. Siempre se cita el Augusto Prima Porta de Roma como el paradigma de todos ellos. De Itálica procede la mitad de esa cifra y uno de ellos es de calidad extraordinaria. Otro de gran interés es el procedente de Almuñécar y en el cual las lengüetas del faldellín están decoradas con motivos diferentes y finamente tallados. El ejemplar de bronce hallado en Sancti Petri (M.A.Cádiz) permite ver cómo eran las indumentarias originales. Parece que corresponde a una figura completa que apoyaba un pie sobre un enemigo vencido. Es la figura de bronce de más tamaño de las halladas en España. 9.8. FIGURAS VOTIVAS Algunas de las obras que conocemos y que reflejan temas extraños se suelen interpretar como objetos votivos con los que el creyente da las gracias a alguna divinidad por algún don recibido de ella. Este sentido se ha querido ver en un enorme pie que apareció en Málaga o animales que se suponen son sacrificados en algún ritual. Es el caso también de los conejos de Sancti Petri. 9.9. LA ESCULTURA DECORATIVA

HISTORIA DEL ARTE EN ANDALUCIA
A este apartado pertenecen numerosas obras de significación hoy difusa y que suelen atribuirse a fines puramente ornamentales. Son muy numerosos y de materiales y calidades muy diversas. Muchos de ellos debían estar instalados en los jardines y estancias de recreo de quintas importantes. Su abundancia refleja la revolución material que experimentó la cultura latina y una de cuyas consecuencias fue el aumento inusitado en la producción de bienes y enseres domésticos. Entre todas las piezas de este apartado hay que destacar el capítulo de los bronces y de ellos el efebo de Antequera, conservado casi íntegramente. Eran muy abundantes las pequeñas figurillas que poblaban los "lararios" situados en un rincón del patio. En ellos, se ubicaban los dioses de la devoción de los dueños de la casa. Con cierta frecuencia vemos imágenes de ciertas divinidades halladas en ambientes domésticos. Es el caso de Baco, Dios del Vino y también de la vida y la resurrección. Uno de los ejemplares más importantes es el de Cabra (Córdoba). También procedentes de ámbitos domésticos, se conservan esculturas de niños y niñas en actitudes de juego y cotidianas. 9.10. MITRA Y ATIS El mundo de las religiones mistéricas tiene sus reflejos en el arte de la Bética. Entre las divinidades más importantes están Attis y Mitra. El primero aparece con frecuencia de pie, con las piernas cruzadas y la cabeza apoyada en actitud pensativa. Va vestido a la oriental con pantalones, túnica y gorro de orejeras. Han aparecido en Sevilla, Carmona, Córdoba y otros lugares. También era frecuente el culto a Mitra, dios de origen oriental cuya representación más espléndida en el del M.A.Córdoba aparecida en Cabra. 9.11. LOS SARCÓFAGOS PAGANOS La vuelta a los ritos de inhumación hacia el siglo II d. de C. genera la reaparición de los sarcófagos tal y como habían sido usados en la época republicana. Su riqueza figurativa hace de éstos los objetos de mayor interés escultórico del período más tardío. Se darán simultáneamente los sarcófagos paganos y los ya influidos por los nuevos cultos cristianos. Entre las piezas de más interés está un sarcófago pequeño hallado en Granada y que representa unos bucraneos y guirnaldas. (M.A.Granada), obra local de comienzos del Imperio. Otra pieza de interés procede de Mulba (M.A.S.) y uno con escenas complejas es el que procede de Madinat alZahra. Tal vez de los más importantes sea el instalado hoy en el Alcázar Cristiano de Córdoba donde aparecen los encargantes y la puerta central del Hades, de gran calidad y considerado como procedente de Roma.