Herrera Giménez M. Psiquiatria.com. 2011; 15:43. http://hdl.handle.

net/10401/4386

Caso clínico Abuso sexual a menores: factores de riesgo e impacto clínico
María Herrera Giménez1*, Fuensanta Robles Sánchez2.

Resumen El abuso sexual a menores es un problema con graves repercusiones en la psicopatología del menor abusado. En este trabajo que presentamos a partir de un caso clínico de una menor abusada sexualmente por un familiar de primer grado realizamos una revisión bibliográfica en la que discutimos el concepto teórico del fenómeno de abuso sexual a menores y el impacto que este abuso tiene a corto y largo plazo sobre la salud mental de las víctimas del mismo, destacando las entidades psicopatológicas que aparecen con mayor frecuencia asociadas a la existencia de abuso en la infancia. Finalmente presentamos los factores de riesgo que pueden ayudar a los profesionales que trabajan con la infancia a la detección de posibles casos de abusos sexuales. Destacamos la importancia de realizar una evaluación correcta que permita esclarecer adecuadamente los hechos y proteger al menor de los mismos, dada la gravedad de la repercusión clínica de los mismos.

Recibido: 17/10/2010 – Aceptado: 25/11/2010 – Publicado: 19/09/2011

* Correspondencia: mariapsiqui@hotmail.com 1 Psiquiatra. Murcia 2 Psiquiatra infanto-juvenil. Murcia. Psiquiatria.com – ISSN: 1137-3148 © 2011 Herrera Giménez M, Robles Sánchez F.

net/10401/4386 Introducción A partir de un caso clínico realizamos una revisión bibliográfica de los factores de riesgo que nos pueden ayudar a los clínicos a la detección del fenómeno de abuso sexual en la infancia. Desarrollo de conductas evitativas en relación a la presencia de su padre. pero “que no le ha dado importancia”. Tras esta primera visita pautamos tratamiento farmacológico (sertralina: 50 mgr/24 horas y lorazepam si insomnio) y realizamos interconsulta a psicología clínica. así como las importantes repercusiones y secuelas psiquiátricas sobre las víctimas tanto a corto como a largo plazo. ya que le ha dicho “que va a matar a su madre”.handle. Durante las primeras semanas de evolución la paciente manifestaba dificultades para conciliar el sueño. 2 . Presenta una fascies entristecida con un discurso lúcido y coherente. con buen contacto afectivo. Durante la entrevista con la niña nos relata que tiene miedo de ver a su padre y de que este le haga “algo malo” a su madre.com. Psiquiatria. incluso si encontraba objetos de él en su domicilio comenzaba a chillar. y al poco tiempo después de casarse también maltrato físico y sexual que hasta el momento de la separación no fue denunciado. Dificultad para mantener la atención y concentración con un mal rendimiento académico. 15:43. presentando durante pesadillas reiteradas con su padre en las que maltrataba a su madre y a ella. Retraimiento social. Dimos parte a los servicios de protección del menor de la comunidad. Ansiedad basal leve-moderada que se agrava de forma importante llegando a crisis de pánico relacionadas con las visitas de su padre o cuando se lo encontraba en la calle. http://hdl. Insomnio de tipo mixto que se agrava en los días previos a la visita de su padre. ya que “la espiaba”. minusvalía y culpabilidad. que así lo reconoce posteriormente. edad en que comienza la relación con el padre de la paciente. Durante posteriores sesiones la paciente evitaba hablar del padre. Hiporexia sin repercusión ponderal. Exposición del caso clínico Se trata de una niña de diez años sin antecedentes somáticos de interés y sin contacto previo con salud mental infanto-juvenil que acude acompañada por su madre al Centro de Salud Mental de referencia derivada por su médico de familia ya que presenta insomnio tipo mixto y ansiedad anticipatoria acompañada de un importante cortejo vegetativo en relación con los fines de semana que debe pasar con su padre. Durante la entrevista la paciente se muestra consciente y orientada en las tres esferas. Baja autoestima. A continuación y de forma espontánea verbaliza situación de maltrato físico. que nunca ha sido denunciada. Sentimientos de desesperanza. separado de la madre hace cuatro meses. 2011. Ella misma también ha sufrido maltrato psíquico por parte de su expareja desde los doce años.Herrera Giménez M. Su madre nos relata en la primera visita una situación de maltrato físico y psicológico por parte de su padre. En la esfera afectiva destaca ánimo bajo sin ritmo de endogenicidad reactivo a situación basal conflictiva. Relata que se lo ha contado a la madre. psíquico y abusos sexuales: “mi padre me sienta en sus rodillas y me toca mis partes…”.

- De modo que se considera que siempre que exista coerción y/o asimetría de edad las conductas sexuales deben ser consideradas abusivas. llega más tarde a clase para evitar encontrarse con los tios (hermanos del padre) que llevan a sus primos al colegio. Verbalizaba quejas cognitivas en relación con la memoria a corto plazo. En principio se presenta con una actitud defensiva y distanciada. por lo que la detección de los síntomas asociados y la identificación de factores de riesgo resultan fundamentales para la prevención de este riesgo.handle. Esta debe ser considerada por si misma un criterio suficiente para que una conducta sea considerada como abuso sexual. Cuando hablaba del padre rompía a llorar. Definición del concepto de abuso sexual Aún no existe una definición de abuso sexual a menores aceptada unánimemente por la comunidad científica. para ello evita ir a excursiones del colegio. Asimetría de edad: impide la verdadera libertad de decisión y hace imposible una actividad sexual común. la han cambiado de centro escolar y allí se encuentra mucho mejor. con un discurso más espontáneo y menos monosilábico. Habla de los problemas familiares más abiertamente. A lo largo de la evolución aumenta la expresividad de la niña. de gran melancolía. Según López y Fuertes1 los abusos sexuales deben ser definidos a partir de dos grandes conceptos: Coerción: con fuerza física. muestra menor melancolía y mayor reactividad emocional. llegando a establecer con el equipo una sólida alianza terapeútica. ya que los participantes tienen experiencias. Las pesadillas van cediendo y el sueño comienza a normalizarse. Aún persisten las pesadillas y los sueños intrusivos. Psiquiatria.com. http://hdl.Herrera Giménez M. Factores de riesgo de abuso Son muchos los menores abusados que mantienen dicho abuso. que en sucesivas sesiones va cediendo. mirada cabizbaja. Se muestra más optimista y positiva con las perspectivas de futuro. Importante retraimiento social. grado de madurez biológica y expectativas muy diferentes. 15:43.net/10401/4386 La paciente se presentaba en la consulta con fascies muy entristecida. enlentecida psicomotrizmente. va mostrando menor rigidez e inhibición durante la entrevista. Importante clínica de ansiedad acompañada de conductas evitativas: no quería ver a familiares o personas cercanas a su padre que le pudieran hablar de este. 2011. señalando sus dificultades. disminuye el retraimiento social (comienza a quedar con amigas para pasear). Su actitud hacía los estudios cambia: comienza a mostrar mayor interés y se produce una mejoría en el rendimiento académico. 3 . presión o engaño. A los seis meses aproximadamente comienza a sonreir espontáneamente.

ser agresor de otros. puesto que normalmente los varones son más reticentes a revelar los abusos sufridos. miedo a los adultos o a un adulto en concreto. presentan un mayor riesgo de sufrir abuso sexual. claramente asociados a un mayor riesgo de sufrir abusos sexuales: Características individuales: Sexo de la víctima: las niñas sufren mayor abuso que los niños en una proporción de 2. De todas las características familiares. Retraso mental: los menores con retraso mental se encuentran en una situación de mayor riesgo de sufrir abusos sexuales en relación con la población de menores en general. moratones. Los menores de 6 años constituyen el 10% de las víctimas6. Posibles indicadores que podemos encontrar asociados al abuso son2: Indicadores físicos: sangrado de genitales o ano. dolor al sentarse o andar. El haber sido víctima previamente. El aumento de riesgo comienza entre los 6-7 años y en torno a los 10 se produce el incremento más acentuado. o sin ambos. Edad de la víctima: la preadolescencia es el periodo en el que los chicos y chicas son más vulnerables al abuso sexual. Indicadores comportamentales: aislamiento social. Cabe señalar que la prevalencia de abuso en varones no debe de ser desestimada.com. 2011. problemas escolares. rechazo al padre o a la madre de forma repentina. Características familiares: Estructura familiar: los menores que viven sin uno de los padres naturales. Hay un mayor número de niñas en el abuso intrafamiliar. - - Existen ciertos factores personales. conducta regresiva (chuparse el dedo. embarazo en la adolescencia. depresión. infección urinaria.Herrera Giménez M.handle. con una edad de inicio posterior (11-12 años)5. conocimiento y/o práctica de conductas sexuales impropias de la edad. Emociones: síntomas de ansiedad. orinarse en la cama). masturbación excesiva. Se estima que de la totalidad de las víctimas. agresión. lenguaje sexual. por abuso sexual o cualquier otra forma de maltrato en general7. familiares y sociales. y un mayor número de niños en el abuso extrafamiliar. conflictos con los familiares o amigos. sentimientos de culpa. delincuencia y uso de drogas en la adolescencia. el factor de riesgo más 4 . con una edad de inicio entre 7-8 años. 15:43. tanto intrafamiliar como extrafamiliar. problemas del sueño o alimentación. http://hdl. etc.5 niñas por cada niño3. terrores nocturnos. desconfianza relacional. aproximadamente un 29% son varones4.net/10401/4386 Es importante tener en cuenta que no existen síntomas que puedan evidenciar la existencia de este tipo de abuso. miedo a estar sólo o a un determinado miembro de la familia. enuresis o encopresis. Psiquiatria. fisuras anales.

Madre con historia de abuso sexual en la infancia. El alcance del impacto sobre la salud mental va a depender del grado de culpabilizacación del niño por parte de los padres. 2011.handle. En general estos síntomas son comunes a la presencia de estrés severo y de experiencias traumáticas. emocionalmente inaccesible o ausente del hogar incrementa la probabilidad de abuso. El abuso sexual en sus diferentes formas va a contribuir o a precipitar el inicio de un amplio rango de trastornos. culpabilidad (25-64%). Psiquiatria. baja autoestima (58%). al contar con recursos psicológicos limitados. 5 . el castigo físico. por lo que se puede observar un amplio espectro de efectos a corto y largo plazo. así como de las estrategias de afrontamiento de que disponga la víctima. y sentimientos de estigmatización11. Los niños muy pequeños (de etapa preescolar). http://hdl.Herrera Giménez M. así como comportamientos sexuales agresivos10. rabia y hostilidad (13-50%). Cohen. En niños de edades más avanzadas son más frecuentes los sentimientos de culpa y de vergüenza de lo sucedido Las disfunciones psicológicas encontradas con mayor frecuencia son los problemas del sueño (17-30%). • A CORTO PLAZO: Al menos un 80% de las víctimas sufren consecuencias psicológicas negativas. Presencia de quejas somáticas y somatizaciones. que son consecuencia directa de un estrés agudo grave o de una situación traumática mantenida. Entre los efectos emocionales encontrados con mayor frecuencia se encuentran el miedo y la ansiedad generalizada (40-80%). los niños. discapacitada. pueden mostrar estrategias de negación de lo ocurrido. El tener unas relaciones pobres o conflictivas con los padres. También se da con mucha frecuencia angustia. las niñas tienden a presentar reacciones ansioso-depresivas. fracaso escolar y dificultades inespecíficas de socialización. En general.net/10401/4386 asociado al abuso sexual por los diferentes estudios es la presencia de un padrasto en el hogar8. Violencia intrafamiliar. cambios en los hábitos alimentarios (5-20%). Johnson y Salzinger cualquiera de estos factores de forma aislada puede hacer al menor más vulnerable al abuso sexual. 15:43.com. y no una condición específica de abuso sexual. Según Brown. Prácticas de crianza inadecuadas de los padres o cuidadores: el tener una madre enferma. agresiones y conducta antisocial. pero es realmente la combinación de varios factores de riesgo el determinante más significativo del incremento de la prevalencia del abuso sexual9. Problemas en la concentración y una mayor hiperactividad. Consecuencias clínicas del abuso La experiencia del abuso en cada víctima será diferente y su repuesta al mismo estará determinada por sus propios recursos personales y su perspectiva vital.

pudiendo observar en muchos de estos casos una serie de reacciones conductuales u otros síntomas patológicos que hacen pensar en “reacción a estrés agudo”.Herrera Giménez M. incluyendo niños y adolescentes. La depresión es una de las patologías más claramente relacionadas con los abusos sexuales. Trastornos de la esfera vegetativa destacando las alteraciones del sueño (insomnio. Estrechamiento de la atención con incapacidad para asimilar estímulos con la consiguiente repercusión negativa en los procesos de aprendizaje. Sentimientos de estigmatización.com. la apatía y la evitación. el inicio o aumento de conductas masturbatorias y la exhibición de genitales. Globalmente consideradas. 15:43. Psiquiatria. Por lo tanto. a la irritabilidad e hiperactividad. Ente el 27%y el 40% de las víctimas de abuso ponen de manifiesto algún tipo de conducta sexual anormal. Sintomatología ansiosa a veces con marcado cortejo vegetativo (ataques de pánico. • EFECTOS A LARGO PLAZO: El abuso sexual en sus diferentes formas va a contribuir o a precipitar el inicio de un amplio rango de trastornos. Somatizaciones diversas. son los síntomas más específicos que distinguen a los niños abusados de los niños sin abuso u otras poblaciones maltratadas. Otra consecuencia que se presenta con relativa frecuencia es la manifestación de excesiva curiosidad sexual.handle. que son consecuencia directa de un estrés agudo grave o de una situación traumática mantenida: Según la CIE-10 de la OMS las reacciones a estrés grave y los trastornos de adaptación se presentan en todos los grupos de edad. 2011. Trastorno de la esfera afectiva de tinte depresivo. la mayoría de los efectos a corto plazo de la experiencia de victimización se corresponden con sintomatología inespecífica que refleja el malestar emocional subsidiario a una experiencia altamente traumática. Fracaso escolar. aislamiento y marginalidad. Señalamos como síntomas específicos secundarios a la presencia de abusos sexuales la reexperimentación traumática y la presencia de conductas sexuales anormales. Alteraciones conductuales que oscilan desde la inhibición. Dificultades de tipo relacional. pesadillas) y dificultades de hábitos alimentarios. de rechazo. trastorno de ansiedad generalizada). 6 .net/10401/4386 Se observa con mayor frecuencia en niños abusados (y también niños víctimas de negligencias) los trastornos por eliminación5. Sentimientos negativos de si mismo. “trastorno por estrés postraumático” o “trastorno de adaptación”. de culpa y de búsqueda de la soledad. las conductas sexuales puestas en juego por las víctimas y la reexperimentación del abuso sexual. Problemas para establecer relaciones de confianza y de tipo íntimo (sobre todo con personas del mismo sexo que el agresor). que le conducen a una baja autoestima y a la búsqueda de castigo. http://hdl.

sobre todo cuando el agresor es un miembro de la familia. por sus consecuencias inmediatas y sus repercusiones negativas en el desarrollo de la personalidad. pero pueden afectar.net/10401/4386 Ideación suicida. 7 . más dificultades de tipo relacional y en el funcionamiento sexual. 15:43. 2011. Las consecuencias a largo plazo son más inciertas. Las consecuencias de la victimización a corto plazo son devastadoras para el funcionamiento psicológico de la víctima. como la precipitación hacía el consumo de drogas. al 30% de las víctimas. existiendo una correlación entre el abuso sexual sufrido en la infancia y la aparición de alteraciones emocionales o de comportamientos inadaptados en la vida adulta. Los efectos a largo plazo son menos frecuentes y más difusos que las secuelas iniciales. http://hdl. encontrándose entre poblaciones que han sido víctimas de abusos sexuales mayor prevalencia de patología en la esfera ansiosa y depresiva.com. Conductas autolíticas y otras de contenido autoagresivo. Por lo tanto el impacto a largo plazo es menos común y más difícil de precisar. al menos. Psiquiatria.Herrera Giménez M. Discusión Uno de los acontecimientos vitales más traumáticos. por su especial impacto y graves consecuencias que produce.handle. es el abuso sexual. El diagnóstico y detección precoz tiene una enorme importancia para los profesionales clínicos ya que impedimos la continuación del abuso sexual en el paciente y las posteriores consecuencias devastadoras que implican para el posterior desarrollo del niño. y una mayor vulnerabilidad hacia futuras victimizaciones.

Child Abuse and Neglect. Pp. Australia”. 8 . Lo que recuerdan de mayores”. Pp. 1993. y de Paúl Ochoterona. Madrid. Revista de Pediatría de Atención Primaría. “Abusos sexuales a menores. 1997. Vol. Goldman JDG y Padayachi UK. Barcelona. 10. Vazquez Mezquita. 15:43. 1993.. 2000. “Epidmiological factors in the clinical identification of child sexual abuse” Child Abuse and Neglect. Child Abuse and Neglect. “Detección del abuso sexual a menores: definición. 39 (1): 33-41.handle. Nº 20... Ibid.. Martínez Roig A. 2. 2003. Siglo XXI. 7. 1998. 11. 6.. Horwood LJ. E. 1995. Echeburúa et al. Cohen P. Chils Abuse and Neglect.. 22 (11): 1065-1078. Nº 12 (43-44). 5. Finkelhor D. 21 (5): 489-498. Pediatr.: 91-103. http://hdl. López F. “Agresión sexual.com. prevalencia.net/10401/4386 Referencias 1. Cuadernos de Medicina Forense. Octubre/Diciembre. 3. 2011. Evaluación y tratamiento de menores”. Brown J. 8. V. López F. “Child abuse and domestic violence in familias of children seen for suspected sexual abuse”. “Secuelas emocionales en víctimas de abuso sexual en la infancia”.: 75-82. 1997. indicadores y factores de riesgo”. “Chilhood sexual abuse. 4. 17: 67-70. “A longitudinal analysis of risk factors for chills maltreatment: findings of a 17 year prospective study of officially recorded and self-reported child abuse and neglect”. Fergusson DM. Johnson JG y salzinger S.. 12. Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales. Ministerio de Asuntos Sociales. Psiquiatria. 9. 21 (8): 789-803. B. Madrid. Bowen K. adolescente sexual behaviors and sexual revictimization”. “Maltrato y abandono en la infancia”. y Lynskey MI. Guía para padres y madres”. enero-abril. Clin. y Del Campo A. Editorial Martínez Roca. 1994. 2006. J. 1997. “The prevalence and nature of child sexual abuse n Queensland. Del Campo Sánchez A.Herrera Giménez M. “ Prevención de abusos sexuales a menores.

Cite este artículo de la siguiente forma (estilo de Vancouver): Herrera Giménez M.com.net/10401/4386 Trabajo seleccionado para su publicación en la revista Psiquiatria. 2011.net/ 9 . Psiquiatria. http://hdl.15:43.Herrera Giménez M. 2011 [citado 19 Sep 2011]. Disponible en: http://hdl. 15:43. Abuso sexual a menores: factores de riesgo e impacto clínico.handle. Psiquiatria.com [Internet]. Robles Sánchez F.handle.com. de entre los presentados al XII Congreso Virtual de Psiquiatría Interpsiquis 2011.