Entrevista a Robert Boyer - Publicado el 21 de Noviembre de 2011 tiempo

“Refundar el sistema financiero”
Por Ignacio Chausis El economista francés advierte que “bajo el cientificismo y la matematización de la disciplina económica, vivimos en una época de oscurantismo y de dominación de una ideología: la del fundamentalismo del mercado”. Dijo que “lo que se necesita es un sistema financiero que esté al servicio de las empresas y los hogares”. El experto recomendó a la Argentina “cuidar la credibilidad del peso para prevenir una redolarización de la economía”. Nouriel Roubini, erigido como el economista que anticipó la crisis financiera internacional, dijo que bancos como Goldman Sachs pueden quebrar, que el sistema bancario continúa siendo frágil, y que nada cambió en el modelo de la banca de inversión. ¿Está de acuerdo? –Estoy de acuerdo. Lo que ocurre en los Estados Unidos es que, como no se aplica la ley Dodds Frank debido a la oposición del Congreso, dominado por los republicanos, el sistema financiero estadounidense es prácticamente el mismo que ha quebrado con Lehman Brothers. Además, los bancos de inversión cuentan con el acceso a la liquidez que les brinda la Reserva Federal, lo que propicia la especulación. –La crisis en la Eurozona está lejos de superarse y, más bien, parece que se profundiza. ¿Cuáles son las razones que impiden un diagnóstico adecuado y una salida de la crisis? –Lo que está sucediendo en Europa no era lo previsto por el tratado de Lisboa, es decir, el rescate de un Estado de la Eurozona está explícitamente prohibido. Entonces, nadie reconoce este error, y hay que improvisar en un ámbito de concepciones e intereses nacionales opuestos entre la Europa del norte, especialmente Alemania, y la Europa del sur, Francia incluida. El drama de Francia viene del conflicto entre el deseo de cogobernar la Unión Europea con Alemania, y el declive de su competitividad en el contexto de la hegemonía económica de Alemania. –¿Hay razones para creer que se puede escapar del actual modelo de acumulación donde se privilegia la valorización financiera, en detrimento de la economía real? –En mis trabajos propongo un impuesto sobre las transacciones financieras, un control de las innovaciones financieras, la prohibición de los CDS, del short selling y de la titularización de “malos créditos”. Lo que se necesita es una refundación de un sistema financiero que esté al servicio de las empresas y de los hogares, con un control colectivo de los ciudadanos sobre cada banco. Mis propuestas son muy parecidas a las de Frédéric Lordon: él propone cerrar el mercado de valores, yo abrirlo una vez al año para eliminar de este modo el cortoplacismo, el mimetismo como respuesta ante la incertidumbre y la especulación. Además, hay que gravar con un impuesto la ganancia financiera cuando se encuentra por encima de una remuneración normal del capital productivo. –¿Cómo entiende la aparición de movimientos de los indignados, en España y los Estados Unidos? –Es la primera etapa de la pelea de los ciudadanos con los bancos y el capital financiero. Pero los gobiernos, incluidos los de izquierda, están presos de las finanzas internacionales que dominan la situación debido a la alta velocidad y el oportunismo de sus estrategias. Hay que esperar la próxima crisis y entonces se observara una grande bifurcación en el control social de las finanzas.

La Teoría de la Regulación: un análisis crítico. la corriente ortodoxa no pierde terreno. que de entender lo que ocurre en las economías contemporáneas. consecuencia de gobiernos incompetentes o la irracionalidad de los actores económicos. ¿Cómo evalúa este proceso? –Me parece muy importante cuidar la credibilidad del peso para prevenir una redolarización de la economía. en coautoría con Michel Freyssene en 2003. en los cuales las crisis son accidentes que vienen de afuera. Sin marxistas. –A pesar de la persistente crisis. –¿Cómo evalúa el accionar de instituciones como el FMI y el Banco Mundial en la actual crisis? –Ambas instituciones hicieron un silencio impresionante sobre la crisis europea. kaleckianos o schumpeterianos. La coherencia de la política económica es una condición necesaria. económico y político. y Los modelos productivos. el FMI fue incapaz de moderar la difusión de políticas de austeridad a países que no la necesitaban. Boyer es economista en el Centro para la Investigación Económica y sus Aplicaciones. Es muy difícil conseguir el carisma y talento. por ejemplo. Además. Asimismo es miembro del Consejo científico del Centro San Gobain para la Investigación en Economía e integrante del Comité de la Asociación Francesa de Ciencia Económica. < Un experto con larga trayectoria El economista frances Robert Boyer nació el 25 de marzo de 1943 y es conocido por ser uno de los principales autores de la escuela de la regulación. una de las corrientes francesas más críticas de la ortodoxia. Bajo el cientificismo y la matematización de la disciplina económica. sino más bien lo contrario. director de Estudios en la Escuela de Estudios Superiores en Ciencias Sociales (EHESS) y miembro del Consejo de Análisis Económico. vivimos una época de oscurantismo y de dominación de una ideología: la del fundamentalismo del mercado. Entre otras. que tenía Dominique Strauss-Khan. y de las altas remuneraciones con consultorías dirigidas a Wall Street y los gobiernos. los líderes de la profesión económica se preocupan más de su prestigio personal (el Nobel). inflación y crisis.– La Argentina vivió por estos días un período de gran demanda de dólares. . –Al revés de lo que pasó en la gran crisis de 1929. los economistas ortodoxos no entienden nada de la dinámica de una acumulación dominada por la financiarización. Ellos consideran los modelos de equilibrio estables. como lo demuestra el documental Inside Job. lo que provocó la implementación de una serie de medidas para desincentivar esa presión. Boyer presentó a lo largo de su trayectoria académicas las siguientes publicaciones: Acumulación. junto a Jaques Mistral en 1978. como Alemania. en 1989. además de medidas específicas en la esfera financiera.