CiUDAD

el sAlDo De UnA semAnA CAliente

Sábado 3 de diciembre de 2011 - Perfil

indignados.

macri critica las licencias de los docentes
traS la polemica modificacion de laS juntaS

Los gremios reclaman en la Legislatura. Desde hace meses el Gobierno cruza datos de asistencia y permisos médicos de 600 profesores para analizar a fondo el tiempo

Según un relevamiento del Gobierno porteño hay maestros que en las últimas tres décadas pasaron 16 años sin dar clases. los denunciarán por el abuso de un sistema permisivo.
lucas morando
gomez

Mientras todavía arden las secuelas del conflicto que se encendió anoche en la Legislatura cuando los diputados del PRO terminaban de reestructurar los mecanismos para elegir a los docentes, el Gobierno porteño no descarta avanzar con una próxima jugada. Se trata de “terminar con los abusos” del sistema de licencias de los maestros, un tema que preocupa al ministro de Educación, Esteban Bullrich, y al propio jefe de Gobierno, Mauricio Macri. Ocurre que un estudio preliminar sobre docentes con entre 30 y 38 años de antigüedad arrojó que del total de las horas que deberían haber pasado en el aula en todos esos años, como mínimo estuvieron el 19% del tiempo sin ejercer su profesión luego de haber pedido licencia. El análisis, que fue realizado por los técnicos del Gobierno porteño, apuntó a medir las horas efectivamente dedicadas a la docencia –para saber el nivel de ausentismo– de unos 600 educadores de las escuelas porteñas y estimar cuál fue la razón por la que abandonaron el pizarrón. Tras recopilar datos de las áreas de recursos humanos, de

encapuchados. En plena madrugada, manifestantes quisieron entrar por la fuerza a la Legislatura.

Barras e inflitrados
El jefe de Gobierno, Mauricio Macri, culpó a los gremios docentes por los incidentes ocurridos el jueves en la puerta de la Legislatura mientras se discutía la modificación del sistema de juntas docentes. El ministro de Educación, Esteba n Bullr ich, sin embargo, consideró que los maestros no tenían nada que ver con los episodios violentos y aseguró que se trató de infiltrados. El sindicato Ademys rea li zó un pa ro y una denuncia en la Policía por las agresiones recibidas por sus afiliados. Sus dirigentes sostienen que las patotas que ac t ua ron f rente a la Legislatura estaban compuestas por barrabravas y que fueron enviadas por el oficialismo para desbaratar la manifestación. Macr i a f ir mó que v io imágenes de “gente que dice representar gremios docentes impidiendo entrar a diputados a la Legislatura, agrediéndolos”. Sin embargo, no se refirió a las agresiones denunciadas por Ademys. Por su parte, Bullrich desligó a los maestros y aseguró que conoce a los docentes de la Ciudad y que no cree que hayan sido ellos. También criticó el accionar de la Policía Federal, a cargo de la seguridad de la zona: “No sé por qué no estaba, cuando apareció, se terminaron los incidentes”. Por su parte, el abogado de Ademys Ricardo Gagliardi aseg uró que dos leg isladora s, María Elena Naddeo y Laura García Tuñón, v ier on d e s d e s u s despachos cómo los barrabravas bajaban de cuatro colectivos y que declararán en la comisaría la semana próxima. n

medicina laboral en decenas de escuelas, llegaron a conclusiones contundentes: hay casos de maestros que de los últimos treinta años pasaron más de 13 años sin dar clase, es decir el 43% de su carrera educativa. Otro caso testigo que, con nombre y apellido, reveló el estudio: un maestro que hace 34 años trabaja en una escuela porteña estuvo ocho años sin entrar al aula (si se suman los períodos parciales que pidió licencia) y pasó otros ocho sin ir al colegio. Pasó el 47% de sus horas trabajadas en tareas no vinculadas a la educación. En los 600 maestros estudiados se encontró decenas de estos casos. En el Ministerio de Educación creen que el problema de fondo se relaciona también con que en muchas escuelas hay interminables cadenas de suplencias que le hereda un docente a otro. Falta uno, lo cubre otro que se va y finalmente entra un tercero. Por eso, ahora que Bullrich logró una victoria tras aprobar la modificación del Estatuto Docente que reduce el peso de los gremios a la hora de elegir educadores, el próximo objetivo es fortificar los controles para otorgar licencias. Harán más denuncias en la Justi-

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful