Hacia un sector de transporte de talla mundial

Rosario Córdoba – Presidente Consejo Privado de Competitividad. Diario Portafolio. 13 de junio de 2011.

El esquema vigente hasta ahora ha permitido la informalidad empresarial y laboral en el sector.

Mañana, 15 de junio, será publicado el decreto mediante el cual se fijan los criterios que regulan las relaciones económicas entre los actores del servicio público de transporte terrestre automotor de carga. El decreto, que fue anunciado en febrero pasado y que dio origen al paro de transporte que se prolongó por más de tres semanas, representa el fin de la tabla de fletes que estuvo en operación desde 1997 y que es una de las razones que explican el inmenso rezago en este sector. Por años, el sector privado y, en particular, el Consejo Privado de Competitividad, habían abogado por la eliminación de dicha tabla sin éxito. Colombia está entre los países con mayores costos de transporte de carga y es uno de los tres países que aún mantienen este tipo de intervención, con un impacto negativo sobre la competitividad. De hecho, como resultado de la falta de libertad en la fijación de precios y la excesiva protección a este sector, el país cuenta con un parque automotor obsoleto, con edad de 22 años en promedio y con algunos vehículos de más de 30 años, lo que no sólo genera sobrecostos en la prestación del servicio, sino que además contamina el ambiente y aumenta la accidentalidad en un 15%. El decreto crea además el Sistema de Seguimiento de Costos Eficientes y el Observatorio Nacional Logístico, mediante los cuales el Ministerio de Transporte podrá establecer unos precios de referencia que le permitirán monitorear la eficiencia en el sector. Para acompañar el desmonte de la tabla, se tiene previsto sacar adelante el Conpes de Política de Renovación de Flota y Formalización del Sector, con el objetivo de tener una oferta de transporte que esté en línea con el crecimiento de la demanda por este servicio, la cual viene creciendo a tasas del 10% anual. El esquema vigente hasta ahora ha permitido la informalidad empresarial y laboral en el sector, con un alto costo para el fisco debido a la evasión de impuestos, estimada en aproximadamente $800 mil millones al año, y por la ausencia de contratos formales entre las empresas de transporte y los propietarios y conductores. El decreto, así como todas las medidas que se van a adoptar en este sector, debe entenderse como el resultado de meses de trabajo entre los actores del sistema, quienes entendieron la importancia de avanzar hacia un sector de transporte competitivo, mediante la

formalización y profesionalización de todos los participantes de la cadena. La productividad en este ramo es esencial para mejorar la competitividad del país. El desmonte de la tabla de fletes no debe verse como un fin en sí mismo, sino como el comienzo de un proceso que debe desembocar en un servicio de transporte de carga de talla mundial. http://www.portafolio.co/columnistas/un-sector-transporte-talla-mundial

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful