Sistemas operativos 

1 Elección de los sistemas operativos 
1.1 Objetivo de un sistema operativo 
Los  componentes  y  periféricos  del  sistema,  en  sí  mismos,  no  son  más  que  una  colección  de  partes  electrónicas y mecánicas. Para que estas partes funcionen en conjunto a fin de realizar una tarea específica,  se precisa un tipo especial de programa informático denominado sistema operativo (SO).   Supongamos  que  un  usuario  desea  escribir  un  informe  e  imprimirlo  en  una  impresora  conectada.  Para  realizar  esta  tarea,  se  precisa  una  aplicación  de  procesamiento  de  textos.  La  información  se  introduce  mediante el teclado, aparece en el monitor, se guarda en la unidad de disco y, para finalizar, se envía a la  impresora.   Para hacer todo esto, el programa de procesamiento de textos debe trabajar junto con el SO, que controla  las funciones de entrada y salida. Además, los datos introducidos se manipulan dentro de la computadora,  se  almacenan  en  la  RAM  y  se  procesan  en  la  CPU.  El  SO  también  controla  esta  manipulación  y  este  procesamiento internos. Todos los dispositivos computarizados, como los servidores, las computadoras de  escritorio, las computadoras portátiles y las computadoras de mano, requieren un SO para funcionar.  El SO cumple la función de traductor entre las aplicaciones de usuario y el hardware. El usuario interactúa  con  el  sistema  de  computación  mediante  una  aplicación,  como  un  procesador  de  textos,  una  hoja  de  cálculo, un juego o un programa de mensajería instantánea. Los programas de aplicaciones se diseñan para  una  función  específica,  como  procesar  textos,  y  no  conocen  nada  de  las  cuestiones  electrónicas  subyacentes. Por ejemplo: a la aplicación no le interesa cómo se introduce la información desde el teclado.  El responsable de la comunicación entre la aplicación y el hardware es el sistema operativo.   Al encender una computadora se carga el SO, por lo general desde una unidad de disco, en la RAM. La parte  del código del SO que interactúa directamente con el hardware de la computadora se conoce como núcleo.  La parte que interactúa con las aplicaciones y el usuario se conoce como shell. El usuario puede interactuar  con el shell mediante la interfaz de línea de comandos (CLI, Command Line Interface) o la interfaz gráfica  del usuario (GUI, Graphical User Interface).  Al  emplear  la  CLI,  el  usuario  interactúa  directamente  con  el  sistema  en  un  entorno  basado  en  texto  introduciendo  comandos  con  el  teclado  en  una  ventana  de  petición  de  entrada  de  comandos.  El  sistema  ejecuta el comando y, por lo general, proporciona una respuesta en forma de texto. La interfaz GUI permite  que el usuario interactúe con el sistema en un entorno que utiliza imágenes gráficas, formatos multimedia  y texto. Las acciones se llevan a cabo al interactuar con las imágenes en la pantalla. La GUI es más sencilla  de usar y exige menos conocimientos que la CLI con relación a la estructura de comandos para utilizar el  sistema.  Por  este  motivo,  muchas  personas  prefieren  los  entornos  GUI.  La  mayoría  de  los  sistemas  operativos ofrece tanto GUI como CLI.  Los sistemas operativos tienen control absoluto de los recursos de hardware locales. Están diseñados para  trabajar  con  un  usuario  a  la  vez.  Permiten  al  usuario  realizar  varias  tareas  al  mismo  tiempo.  El  sistema  operativo controla qué recursos emplea cada aplicación. 

Para  trabajar  con  recursos  no  conectados  directamente  con  el  sistema  informático,  debe  agregarse  una  aplicación de software especial que permita que un dispositivo envíe datos a la red y reciba datos de ella.  Esta  aplicación  de  software,  denominada  redirector,  puede  ser  parte  integrante  del  SO  o  quizás  deba  instalarse  por  separado  como  cliente  de  red.  Una  vez  instalada  la  aplicación,  el  sistema  operativo  se  convierte en un sistema operativo de red (NOS, Network Operating System).  Un  NOS  ofrece  complejo  software  de  programación  y  administración  de  usuarios  que  permite  que  un  dispositivo comparta recursos con varios usuarios y trate los recursos en red como si estuvieran conectados  directamente. 

1.2 Requerimientos de los sistemas operativos 
Existen muchos sistemas operativos diferentes. Éstos son los grupos principales y algunos ejemplos.        Microsoft Windows: XP, Vista, 2003 Server  Basados en UNIX: IBM AIX, Hewlett Packard HPUX y Sun Solaris  BSD y BSD gratuito  Basados en Linux (muchas versiones)  Macintosh OS X  Patentados que no son de Unix: IBM OS/400, z/OS 

Si  bien  la  mayoría  de  estos  sistemas  operativos  exige  que  el  usuario  adquiera  y  acepte  una  licencia  comercial,  existen  muchos  sistemas  operativos  con  un  tipo  diferente  de  licencia,  conocida  como  Licencia  pública de GNU (GPL).  Las licencias comerciales, por lo general, no permiten que los usuarios finales modifiquen el programa de  ninguna manera. Windows XP, Mac OS X y UNIX son ejemplos de software de SO comercial.  En cambio, la GPL permite que los usuarios finales modifiquen y amplíen el código, si lo desean, para que se  acomode mejor a su entorno. Dos de los sistemas operativos comunes lanzados con GPL son Linux y BSD. 

 

Los sistemas operativos requieren una cantidad determinada de recursos de hardware. Estos recursos son  especificados por el fabricante e incluyen cosas como las siguientes:      Cantidad de RAM  Espacio requerido en la unidad de disco duro  Tipo y velocidad de procesador  Resolución de vídeo 

Los fabricantes suelen especificar los niveles mínimos y los niveles recomendados de recursos de hardware.  Con la configuración de hardware mínima, el rendimiento del sistema suele ser pobre y sólo permite que se  emplee el SO sin ninguna otra función. La configuración recomendada suele ser la mejor opción y tiene más  probabilidades de admitir otros recursos y aplicaciones estándar.  Para  aprovechar  todas  las  funciones  proporcionadas  por  el  sistema  operativo,  por  lo  general  se  precisan  recursos de hardware adicionales, como tarjetas de sonido, NIC, módems, micrófonos y altavoces. Muchos  desarrolladores de SO prueban diferentes dispositivos de hardware y certifican que son compatibles con el  sistema operativo. Antes de adquirir e instalar un hardware, siempre asegúrese de que esté certificado que  funciona con el sistema operativo. 

1.3 Selección del sistema operativo 
Antes de elegir el SO adecuado para un entorno, deben tenerse en cuenta muchos factores.  El primer paso para seleccionar un SO es asegurarse de que satisfaga todos los requerimientos del usuario  final.  ¿Es  compatible  con  las  aplicaciones  que  se  van  a  ejecutar?  ¿Tiene  la  seguridad  y  las  funciones  que  precisan los usuarios?  Después, investigue para asegurarse de que existan suficientes recursos de hardware para emplear el SO.  Esto  incluye  tanto  elementos  básicos  (memoria,  procesadores  y  espacio  en  disco)  como  dispositivos  periféricos (escáneres, tarjetas de sonido, NIC y dispositivos de almacenamiento extraíbles).   Otro factor para tener en cuenta es el nivel de recursos humanos necesario para brindar soporte para el  SO.  En  un  entorno  comercial,  una  compañía  puede  limitar  el  soporte  a  uno  o  dos  sistemas  operativos  y  puede  desaconsejar  e,  incluso,  prohibir  la  instalación  de  otros  SO.  En  un  entorno  hogareño,  la  disponibilidad de soporte técnico para el SO puede ser el factor determinante.  Al considerar la implementación de un SO, también se debe incluir en el proceso de decisión el costo total  de propiedad (TCO). Esto incluye no sólo los costos de adquisición e instalación del SO, sino también todos  los costos relacionados con el soporte.     Otro factor que puede influir en el proceso de decisión es la disponibilidad del sistema operativo. Algunos  países  y  empresas  han  decidido  admitir  un  tipo  específico  de  SO  o  pueden  imponer  restricciones  para  la  adquisición de determinados tipos de tecnología. En este tipo de entorno, quizás no sea posible considerar  un SO en particular, aunque sea el adecuado para la tarea.   Durante el proceso de selección de un sistema operativo, deben tenerse en cuenta todos estos factores. 

 

2 Instalacion del sistema operativo 
2.1 Métodos para instalar un SO 
El SO se instala en una sección definida de la unidad de disco duro, denominada partición de disco. Existen  varios métodos para instalar un SO. El método seleccionado para la instalación depende del hardware del  sistema, el SO elegido y los requerimientos del usuario. Existen cuatro opciones básicas para la instalación  de un nuevo SO:   Instalación limpia  Una instalación limpia se realiza en un sistema nuevo o donde no exista ruta de actualización entre el SO  actual y el que se está instalando. Elimina todos los datos de la partición donde se instala el SO y exige que  se vuelva a instalar el software de aplicación. Un sistema de computación nuevo requiere una instalación  limpia.  También  se  lleva  a  cabo  una  instalación  limpia  cuando  el  SO  existente  se  ha  dañado  de  alguna  manera.   Actualización  Si  se  conserva  la  misma  plataforma  de  SO,  por  lo  general  es  posible  realizar  una  actualización.  Con  una  actualización se preservan las opciones de configuración del sistema, las aplicaciones y los datos. Sólo se  reemplazan los archivos del SO antiguo por los del nuevo.  Arranque múltiple  Se puede instalar más de un SO en una computadora para crear un sistema de arranque múltiple. Cada SO  tiene su propia partición y puede tener sus propios archivos y sus propias opciones de configuración. En el 

inicio, se presenta al usuario un menú donde puede seleccionar el SO que desee. Sólo se puede ejecutar un  SO por vez, y el SO elegido tiene el control absoluto del hardware.  Virtualización  La virtualización es una técnica que se suele implementar en servidores. Permite ejecutar varias copias de  un mismo SO en el mismo grupo de hardware, lo cual crea varias máquinas virtuales. Cada máquina virtual  se  puede  tratar  como  una  computadora  diferente.  Así,  un  mismo  recurso  físico  parece  funcionar  como  varios recursos lógicos. 

2.2 Preparacion para instalar un SO 
Una lista de verificación para antes de la instalación ayuda a garantizar el éxito del proceso.   1. Verifique que esté certificado que todo el hardware funciona con el SO seleccionado.   2. Verifique que los recursos de hardware cumplan con los requisitos mínimos publicados o los superen.   3. Confirme que posee el medio de instalación adecuado. Debido al tamaño de los archivos de los sistemas  operativos actuales, éstos suelen venir en CD o DVD.   4.  Si  el  SO  se  va  a  instalar  en  un  sistema  que  ya  contiene  datos:  (a)  use  herramientas  y  utilidades  de  diagnóstico del sistema para asegurarse de que la instalación del SO se realice correctamente y sin códigos  ni  archivos  maliciosos  o  peligrosos;  (b)  realice  una  copia  de  seguridad  completa  de  todos  los  archivos  importantes.   5. Si va a realizar una instalación limpia, verifique que todo el software de aplicación esté disponible para su  instalación.  Antes de comenzar la instalación, es necesario determinar cuál es la mejor estructura de particiones según  los requerimientos del usuario.   Una de las técnicas para ayudar a proteger los datos es dividir la unidad de disco duro en varias particiones.  En  las  instalaciones  limpias,  muchos  técnicos  prefieren  crear  una  partición  para  datos  y  otra  para  el  SO.  Esto permite actualizar el SO sin peligro de que se pierdan datos. Además, así se simplifica la creación de  copias de seguridad de los archivos de datos y su recuperación.  También es necesario determinar el tipo de sistema de archivos que se va a utilizar. Un sistema de archivos  es el método que emplea el SO para llevar un registro de los archivos. Existen muchos tipos diferentes de  sistemas de archivos. Los tipos de sistemas de archivo generalmente utilizados son FAT 16/32, NTFS, HPFS,  ext2 y ext3. Cada SO está diseñado para trabajar con uno o más de estos tipos de sistemas de archivos, y  cada  tipo  de  sistema  ofrece  determinadas  ventajas.  Debe  prestarse  especial  atención  a  los  tipos  de  sistemas de archivos que admite el SO seleccionado y los beneficios de cada uno.  Si  bien  existen  herramientas  para  modificar  la  estructura  de  particiones  y  el  sistema  de  archivos  de  la  unidad  de  disco  duro  después  de  la  instalación,  de  ser  posible,  lo  mejor  es  no  utilizarlas.  Al  modificar  el  sistema de archivos o la estructura de particiones de una unidad de disco duro, es posible que se pérdida  de datos. Si se planifican con cuidado los pasos que se deben seguir, se puede preservar la integridad de los  datos. 

2.3 Configuracion de una computadora para la red 
Una vez instalado el SO, se puede configurar la computadora para que participe en una red. Una red es un  grupo  de  dispositivos  (por  ejemplo,  computadoras)  conectados  entre  sí  para  compartir  información  y  recursos. Los recursos compartidos pueden ser impresoras, documentos y conexiones de acceso a Internet.    Para conectarse físicamente a una red, la computadora debe tener una tarjeta de interfaz de red (NIC). La  NIC es un elemento de hardware que permite que la computadora se conecte con el medio de red. Puede  estar integrada en la motherboard de la computadora o puede ser una tarjeta instalada por separado.     Además de la conexión física, se precisa configurar el sistema operativo para que la computadora participe  en  la  red.  La  mayoría  de  las  redes  modernas  se  conecta  a  Internet  y  usa  este  medio  para  intercambiar  información.  En  las  redes,  cada  computadora  precisa  una  dirección  de  protocolo  de  Internet  (IP)  y  otra  información para identificarse. La configuración IP consta de tres partes, que deben ser correctas para que  la computadora envíe y reciba información por la red. Esas tres partes son las siguientes:       Dirección IP: identifica la computadora en la red.  Máscara de subred: se usa para identificar la red a la que está conectada la computadora.  Gateway  por  defecto:  identifica  el  dispositivo  empleado  por  la  computadora  para  acceder  a  Internet o a otra red. 

La  dirección  IP  de  una  computadora  se  puede  configurar  manualmente  o  puede  ser  asignada  automáticamente por otro dispositivo.   Configuración IP manual  Con la configuración manual, por lo general, un administrador de la red se encarga de introducir los valores  requeridos  en  la  computadora  mediante  el  teclado.  La  dirección  IP  especificada  se  denomina  dirección  estática y queda asignada a esa computadora de manera permanente.   Configuración IP dinámica  Se pueden configurar las computadoras para que reciban la configuración de red de manera dinámica. Esto  permite  que  una  computadora  solicite  una  dirección  de  un  pool  de  direcciones  asignadas  por  otro  dispositivo de la red. Cuando la computadora termina de usar la dirección, la devuelve al pool para que se  pueda asignar a otra computadora. 

2.4 Denominación de computadoras 
Además  de  la  dirección  IP,  algunos  sistemas  operativos  de  red  emplean  nombres.  En  este  entorno,  cada  sistema debe tener asignado un nombre exclusivo.  Un  nombre  del  equipo  brinda  un  nombre  fácil  de  recordar  que  simplifica  a  los  usuarios  la  conexión  a  recursos compartidos, como carpetas e impresoras, ubicados en otras computadoras.   El administrador de red debe determinar un plan de denominación lógica que ayude a identificar el tipo de  dispositivo o su ubicación. Por ejemplo: el nombre PRT‐CL‐Eng‐01 podría representar la primera impresora  láser color del Departamento de Ingeniería.    

Estos  nombres  se  asignan  manualmente  a  cada  dispositivo,  aunque  existen  algunas  herramientas  que  ayudan  a  automatizar  el  proceso  de  denominación.  Al  asignar  un  nombre,  también  se  puede  especificar  una descripción de la computadora para brindar información adicional sobre la ubicación o la función del  dispositivo. 

2.5 Planificación de nombres y direcciones de la red 
A  medida  que  una  red  crece  en  tamaño  y  complejidad,  es  cada  vez  más  importante  que  esté  bien  planificada y documentada, y organizada lógicamente.   Muchas  organizaciones  desarrollan  convenciones  para  determinar  los  nombres  y  las  direcciones  de  las  computadoras.  Éstas  brindan  lineamientos  y  normas  que  el  personal  de  soporte  de  la  red  puede  usar  al  llevar  a  cabo  estas  tareas.  Los  nombres  de  las  computadoras  deben  ser  exclusivos  y  tener  un  formato  coherente que ofrezca información útil. Esto puede ayudar a determinar el tipo de dispositivo, su función,  su ubicación y su número de secuencia según el nombre. Las direcciones IP también deben ser diferentes  para cada dispositivo.   El  uso  de  convenciones  bien  documentadas  para  determinar  los  nombres  y  las  direcciones  de  los  dispositivos  de  manera  lógica  puede  simplificar  muchísimo  las  tareas  de  capacitar  y  de  administrar  las  redes, y puede contribuir a la resolución de problemas. 

3 Mantenimiento del sistema operativo 
3.1 Cuándo aplicar parches y por qué 
Una vez que se instala un sistema operativo (SO) o una aplicación, es importante mantenerlo actualizado  con los parches más recientes.   Un  parche  es  un  código  de  programa  que  puede  corregir  un  problema  o  ampliar  las  funciones  de  un  programa o un SO. Lo suele ofrecer el fabricante para reparar una vulnerabilidad conocida o un problema  reportado.   Es aconsejable siempre actualizar las computadoras con los últimos parches, a menos que exista una buena  razón  para  no  hacerlo.  A  veces,  los  parches  pueden  afectar  negativamente  el  funcionamiento  de  otra  función del sistema. Antes de aplicar un parche se debe comprender con claridad el efecto que éste puede  tener. Por lo general, esta información se puede hallar en el sitio Web del fabricante del software. 

3.2 Aplicación de parches de SO 
Los  parches  para  sistemas  operativos  se  pueden  instalar  de  diferentes  maneras,  según  el  SO  y  las  necesidades  del  usuario.  Algunas  de  las  opciones  para  descargar  e  instalar  actualizaciones  son  las  siguientes:  Instalación automática  El  SO  se  puede  configurar  para  que  se  conecte  al  sitio  Web  del  fabricante  y  descargue  e  instale  actualizaciones menores sin intervención del usuario. Se pueden programar las actualizaciones para que se  lleven a cabo en horarios en los que la computadora está encendida, pero no está en uso.   Solicitud de permiso  Algunos  usuarios  desean  controlar  qué  parches  se  aplican.  Ésta  suele  ser  la  elección  de  los  usuarios  que  conocern el impacto que un parche puede tener sobre el rendimiento del sistema. Se puede configurar el 

sistema  para  que  notifique  al  usuario  final  cuando  hay  un  parche  disponible.  El  usuario,  entonces,  debe  decidir si va a descargarlo e instalarlo.   Manual  Es mejor que las actualizaciones que exigen reemplazar porciones importantes de código de un sistema se  ejecuten de manera manual. Estas actualizaciones importantes suelen denominarse paquetes de servicios y  están diseñadas para corregir problemas de una aplicación o un SO y, a veces, para agregar funciones. Por  lo  general,  estos  paquetes  de  servicios  requieren  que  el  usuario  final  se  conecte  manualmente  a  un  sitio  Web y descargue e instale la actualización. También se pueden instalar desde un CD proporcionado por el  fabricante. 

3.3 Parches y actualizaciones de aplicaciones 
Las  aplicaciones  también  requieren  parches  y  actualizaciones.  Por  lo  general,  los  fabricantes  lanzan  los  parches para reparar una vulnerabilidad que se detecta en la aplicación y puede generar comportamientos  no deseados.   Los  exploradores  y  el  software  de  oficina,  como  las  aplicaciones  de  procesamiento  de  textos,  hojas  de  cálculo  y  bases  de  datos,  son  víctimas  comunes  de  los  ataques  contra  redes.  Estas  aplicaciones  precisan  actualizaciones  para  corregir  el  código  y,  de  esta  manera,  poder  protegerse  contra  los  ataques.  El  fabricante  también  puede  desarrollar  actualizaciones  para  mejorar  las  funciones  del  producto,  sin  costo  adicional.   Los parches de SO y aplicaciones se suelen hallar en el sitio Web del fabricante. Es posible que durante el  proceso  de  instalación  se  solicite  permiso  para  instalar  la  actualización  y  verificar  si  se  posee  el  software  necesario.  También  es  posible  que  se  instalen  programas  necesarios  para  realizar  la  actualización.  Las  actualizaciones  Web  se  pueden  descargar  de  Internet  al  sistema  y  se  pueden  instalar  de  manera  automática.