Mr Reid DEPARTAMENTO DE PLANIFICACIÓN ECONOMICA ESCOCESA New St Andrew’s House St.

James Centre, Edinburgh, EH13TA Teléfono 031-556 840. ext, 4017 J Garlcik Esq Oficina del Gabinete de Presidencia Great George Street London SW1 23 de Abril de 1975 En la reunión que presidio la semana pasada sobre varios aspectos del petróleo del Mar del Norte y la restitución del Parlamento Escocés, sugerí que le enviaría el informe adjunto con la esperanza de que sirviese como punto de partida de cualquier valoración que el Gobierno deseara realizar sobre las implicaciones económicas de una Escocia independiente. Este informe fue escrito hace más de un año, durante las semanas que siguieron a las elecciones de Febrero de 1974. Este hecho es particularmente evidente en la pagina 5 donde, por supuesto, los pronunciamientos ministeriales citados hacen referencia al Gobierno Conservador. No he intentado actualizar ninguna de las cifras del informe original porque, aunque puede haber diferencias, estas no son lo suficientemente significativas como para alterar las conclusiones. Como se habrá dado cuenta, el debate sobre el nacionalismo escocés se ha fundado, sorprendentemente, sobre argumentos económicos, y el objeto de este informe era el de examinar hasta que punto estaban condicionados por el petróleo del Mar del Norte. La primera parte del informe abarca los argumentos tradicionales que han sido usados, con efectos suficientemente convincentes, contra los nacionalistas en el pasado. La segunda parte del informe establece la estrategia económica que un gobierno nacionalista escocés del SNP podría intentar seguir, indicando tanto los peligros como las posibilidades. Como dije en la reunión, se puede alcanzar casi cualquier conclusión dependiendo de las hipótesis que se hagan sobre la política de aduanas, sobre el mantenimiento de la moneda común, sobre las prioridades de gasto de un Gobierno Escocés y su capacidad en controlar la inflación. Mi informe le da al SNP el beneficio de la duda, pero estaba ansioso en ver si se podía articular una estrategia económica creíble que pudiese ser más convincente en términos de solventar los tradicionales problemas económicos escoceses que las políticas regionales llevadas a cabo por el Gobierno Británico. Pienso que la conclusión es que la mejor forma de robarle el viento a las velas del SNP es demostrando que ahora tenemos políticas que pueden hacer mejoras significativas en dichos problemas. Cuando mi informe fue escrito fue clasificado de “secreto” y dado solo un acceso muy restrictivo dentro del departamento debido a la extrema sensibilidad de la materia. Esta carta tiene copia a Leo Pliatzky, Dick Ross, Jim Hamilton, John Liverman y Stuart Scott Whyte. R G L McCrone

SECRETO REEXAMINANDO LA ECONOMIA DEL NACIONALISMO Es ampliamente sabido que el descubrimiento de petróleo en el Mar del Norte y la entrada en la Comunidad Economica Europea son factores de enorme importancia económica para Escocia. Ambas cuestiones, especialmente la primera, ya están ampliamente recogidas en el material electoral del SNP. El objeto del presente informe es el reevaluar los argumentos económicos sobre una eventual independencia escocesa a la luz de dichos acontecimientos, especialmente del descubrimiento de petróleo. Se demostrará que todo el marco conceptual dentro del cual se ha discutido sobre las implicaciones económicas del nacionalismo ha sido, de hecho, alterado. La importancia de todo esto es probablemente muchísimo mayor de lo que la mayoría de la opinión pública es capaz de comprender a día de hoy1 y puede ser que, por tanto, el descubrimiento de petróleo en el Mar del Norte pueda llegar a ser visto como un nuevo horizonte de futuro en la vida económica y política escocesa Los argumentos del nacionalismo son, por supuesto, mucho más amplios que el aspecto meramente económico. Este informe no intenta examinar otras cuestiones más amplias. Es suficiente decir que el nacionalismo escocés ha estado mucho más preocupado con la prosperidad económica que otros movimientos nacionalistas en otros países. A diferencia de Gales, no existe un gran movimiento cultural la en torno a la preservación de la lengua celta. La mayor causa de descontento es la insatisfacción sobre la evolución económica del país durante los últimos 50 años. Especialmente el desempleo persistente y la emigración, sobre todo en el oeste de Escocia. Condiciones medioambientales y sociales muy pobres junto a un obsoleto marco económico, especialmente en la ciudad de Glasgow y alrededores, son también fuente de descontento2. A pesar de las políticas regionales y el esfuerzo de los planificadores, esos problemas no han sido solucionados ni parece que vayan a ser solucionados en un futuro3. El SNP, por tanto, ha basado su campaña en la afirmación de que Escocia estará económicamente mucho mejor como Estado independiente, y es por esa razón por la que las estimaciones presupuestarias siempre han generado tanta controversia. Pero a pesar de la pobre evolución económica de Escocia, el discurso del SNP no ha tenido credibilidad hasta hace muy poco. La mayoría de la gente percibía como sospechosas los argumentos esgrimidos y las estadísticas mostradas, y continuaban creyendo que Escocia percibía de la Unión con Gran Bretaña más ventajas económicas que desventajas4. La importancia del petróleo del Mar del Norte es que pone sobre la mesa esta cuestión de una forma mucho más precisa que en cualquier otro momento desde que el Acta de la Unión entre Escocia e Inglaterra fue aprobada. [PAGINA 1]

1

Nota Jorge Dorta: De igual forma las implicaciones reales del descubrimiento de petróleo en Canarias no son entendidas por la mayoría de la población 2 Nota JD: Vemos que la situación de Escocia en los años 70 se parece mucho a la situación Canaria actual con graves desequilibrios económicos, ecológicos y sociales 3 Nota JD: otra similitud con Canaria en la que no existe un proyecto nacional claro 4 Nota JD: al igual que en Canarias el discurso independentista tampoco ha gozado de credibilidad hasta ahora en gran parte de la población

Los argumentos en contra del nacionalismo Los tradicionales argumentos económicos en contra del nacionalismo siempre han sido que una Escocia independiente sería incapaz de conseguir la suficiente soberanía económica como para resolver sus problemas. Esto es en parte una cuestión del tamaño de la economía escocesa, pero mucho más consecuencia de que ha sido integrada en la economía del Reino Unido durante los últimos 270 años. Escocia necesita un ratio de crecimiento económico mayor de lo que Escocia o el Reino Unido ha tenido en los últimos años para absorber el exceso de mano de obra y reducir el desempleo y la emigración5. Básicamente hay tres formas por las que una Escocia independiente podría buscar esto. La primera sería buscar impulsar y proteger la industria escocesa mediante tarifas aduaneras y controles a la importación. Pero dichas medidas se arriesgan a contramedidas por parte de Inglaterra las cuales, y dados los estrechos vínculos comerciales entre Escocia e Inglaterra, podrían producir más daños que el beneficio que Escocia podría esperar obtener. Dichas políticas también serian incompatibles con su continuidad como miembro de la Comunidad Economica Europea y su retirada, especialmente con Inglaterra, Gales e Irlanda continuando como miembros, tendría consecuencias muy negativas6. Segundo, podría usar políticas fiscales para dar beneficios y ayudas a nuevas inversiones industriales o excepciones de impuestos y subvenciones a la industria existente. Esto podría suponer la imposición de fronteras impositivas, tal y como existen en la mayoría de los países de la CEE, pero se necesita poder hacerlo de forma práctica. Dichas políticas han sido usadas por la República Irlandesa desde mitad de los años 50. La principal desventaja es que Inglaterra probablemente se vería obligada a copiar dichas medidas con subsidios o desgravaciones fiscales similares a las industrias en las áreas de desarrollo de Inglaterra y Gales. Hasta ahora, Inglaterra siempre ha estado en una posición financiera en donde, si quisiera, podría haber copiado y contrarrestado cualquier medida que un Gobierno Escocés se podría haber permitido7. Es en este punto que la posición presupuestaria de un Gobierno Escocés adquiere vital importancia. Varios estudios, destacando el Presupuesto del Tesoro Escocés de 1967/68 y el trabajo de la comisión Kilbrandon, han demostrado que el gasto público por habitante en Escocia es generalmente superior a la media del Reino Unido, mientras que los ingresos públicos en Escocia son ligeramente inferiores, principalmente porque los salarios escoceses están por debajo de la media del Reino Unido8. El resultado es que las estimaciones presupuestarias para Escocia muestran unos mayores requerimientos de endeudamiento proporcional que para el conjunto del Reino Unido. Esta posición ha sido confirmada en las estimaciones más recientes de la posición presupuestaria escocesa … [PAGINA 2]
5 6

Nota JD: Canarias para acabar con el paro necesita un crecimiento económico superior a la media Nota JD: Escocia e Inglaterra están muy integradas geográficamente, en el caso de Canarias, lejanía e insularidad, no es así. Importamos 14.000 millones de Euros y exportamos unos 3.000 millones. Se puede cambiar de proveedor sin que suponga un hándicap importante para las exportaciones. 7 Nota JD: Al no estar tan integradas las economías Canaria y Española y ser fácilmente desintegradas “cambiando de proveedor”, y separadas físicamente, esto no constituye un obstáculo. En cualquier caso las medidas del REF y las desgravaciones fiscales han sido un fracaso por estar mal diseñadas. 8 Nota JD: En Canarias el gasto público y la inversión por habitante es muy inferior a la media estatal. Los ingresos por habitante también son aproximadamente un 20-30% inferior

..... llevada a cabo por la Unidad de Economía y Estadística de la SEPD para 1971/72. Muestra un superávit por cuenta corriente de £24 millones, pero unos requerimientos de endeudamiento total de £447 millones. Por supuesto existen varias formas en las que esto se puede solucionar. En primer lugar no es necesario cuadrar el presupuesto. El financiar la inversión en capital, particularmente aquellos que producirán un retorno sobre el coste del endeudamiento, a través de préstamos u otros instrumentos, es algo muy razonable. Otras partidas también pueden ser cubiertas mediante endeudamiento de vez en cuando, especialmente si es necesaria una expansión presupuestaria para generar un mayor nivel de actividad económica. Por dichas razones, el presupuesto del Reino Unido normalmente incluye un endeudamiento neto y aunque normalmente esta cantidad es pequeña, no siempre es así. En el presente ejercicio, por ejemplo, las necesidades de endeudamiento han alcanzado un record de £4,000 millones. Si tenemos en cuenta los partidas de capital que normalmente sería razonable financiar mediante préstamos, dejaríamos el déficit presupuestario escocés en £200 millones, una cifra similar a la de 1971/72 o la de 1967/68. Mientras que dicha cifra podría ser cubierta si se incrementara de forma excepcional, no sería tolerada como algo habitual en el presupuesto. Esto daría lugar a un continuo incremento de la deuda pública escocesa y tendrías serias implicaciones sobre los tipos de interés y la política monetaria, a menos que una parte substancial pudiese ser financiada en el exterior. Un Gobierno Escocés, por tanto, tendría que tomar medidas para reducir el déficit bien mediante el incremento de impuestos o reduciendo el gasto. Dichas medidas son perfectamente posibles, y en su justa medida, no provocarían ninguna situación intolerable, especialmente si defensa es una de las partidas reducidas, pero crearía un entorno de agudo control presupuestario contra el cual es difícil ver posible un importante estimulo fiscal para impulsar una expansión económica9. La tercera posibilidad sería devaluar la divisa escocesa. Esto estimularía la actividad económica incrementando la demanda de exportaciones y hacienda los productos escoceses más competitivos contra las importaciones en su propio territorio. En muchos aspectos la devaluación es una medida obvia para una economía escocesa en condición de persistente desempleo, déficit presupuestario y probablemente una balanza de pagos deficitaria. De hecho, si esto último fuese persistente, podría ser que la devaluación fuese inevitable. Los ajustes en el tipo de cambio son, por supuesto, la mejor y más eficaz arma con la cual un estado económicamente soberano mantiene pleno empleo al tiempo que evita un desequilibrio en la balanza de pagos. De hecho si Escocia pudiese haber devaluado por un buen 2% y haber hecho el ……

[PAGINA 3] .

9

Nota JD: Recordemos que este informe está escrito en los años 70 y responde a una visión excesivamente keynesiana de la economía en la que la política fiscal y el gasto publico eran claves para impulsar la Demanda Agregada. El neoliberalismo demuestra que esto no siempre es así.

…. ajuste efectivo en términos de coste, hubiese sido de lejos, la mejor forma solucionar los problemas económicos de Escocia durante las dos últimas décadas. Se argumentado que el “problema regional” solo aparece debido a que los ajustes en el tipo cambio, que es la forma normal de solucionar los desequilibrios entre diferentes países, son posibles entre regiones10.

de ha de no

En cualquier caso, la argumentación económica en contra del nacionalismo escocés, al final siempre ha terminado llegando al argumento de que una Escocia independiente no podría llevar a cabo una devaluación efectiva. Para ser efectiva, una devaluación requiere que el país sea capaz de reducir sus estándares de nivel de vida real al menos hasta que la producción sea capaz de incrementarse. Pero el mercado laboral escocés está estrechamente ligado al resto del Reino Unido y es difícil imaginar cómo los ingresos reales pueden ser ajustados a la baja sin que se produzcan serias dificultades11. Para un país tan pequeño y fuertemente dependiente del comercio internacional, una devaluación tendría, por supuesto, serias consecuencias inflacionarias dado que todas las importaciones se encarecerían12. La mayoría de los sindicatos tienen como base y ámbito de actuación a toda Gran Bretaña y es difícil verlos aceptar un intento deliberado de reducir los salarios reales en Escocia en comparación con Inglaterra, independientemente de la razón que se esgrima. Además, incluso con la independencia, la libertad de movimiento de trabajadores entre Inglaterra y Escocia probablemente continuaría, un idioma común y dos siglos y medio de libertad de movimiento lo facilitan. Cambios en los salarios reales se verian reflejados en movimientos migratorios y podría dejar un déficit de ciertas clases de trabajadores especializados en Escocia incluso conviviendo con un superávit de mano de obra no cualificada, menos movible, en Escocia Estas son las razones por las cuales muchos economistas han llegado a la conclusión en el pasado que Escocia, si fuese independiente, sería probablemente incapaz de devaluar efectivamente su moneda con respecto al resto del Reino Unido13. Sin su mejor arma de soberanía económica y limitada su política fiscal por la situación presupuestaria, no parece que la independencia política le pudiese dar a Escocia la suficiente soberanía económica que le permitiese solucionar con éxito sus problemas económicos. Al mismo tiempo, cualquiera que fuese la forma constitucional elegida, la economía escocesa permanecería estrechamente integrada con la del resto del Reino Unido y estaría afectada fuertemente por las decisiones políticas tomadas en Londres, mientras que como estado independiente su habilidad para influenciar dichas decisiones se reduciría enormemente. Las Implicaciones del Petróleo del Mar del Norte El análisis en la sección anterior está basado en la situación tal y como se percibía antes del descubrimiento de petróleo en el Mar del Norte. Incluso después del descubrimiento la importancia y el significado real ….. [PAGINA 4]
10

Nota JD: Si dos regiones o países no son zonas monetarias óptimas se producen shocks o cheques asimétricos que terminan causando graves problemas en la economía real 11 Nota JD: Debido a la separación geográfica los mercados laborales de Canarias y España no están integrados 12 Nota JD: En Canarias las importaciones también se encarecerían pero no necesariamente el precio de la cesta de la compra debido a la estructura cautiva del mercado de distribución. De la misma forma, el destino turístico se abarataría incrementando la ocupación. 13 Nota JD: Canarias, al estar físicamente separada y sus mercados laborales separados, podria devaluar efectivamente su moneda.

... del petróleo del Mar del Norte no fue aparente y todavía permanece en gran medida disfrazada y oculta al público escocés gracias a que el Ministerio de Comercio e Industria incumplió en realizar las disposiciones correspondientes para emitir un informe oficial al Gobierno cuando la cuarta ronda de licencias fueron emitidas14. Hasta ahora todo lo que el ministro ha dicho es que esperan que el petróleo del Mar del Norte produzca 70-100 millones de toneladas a partir del año 1980 y que en base a esas cifras, los ingresos del Gobierno por alquileres y royalties provenientes de toda la plataforma continental, incluyendo los campos gasísticos en el sector sur, podrían estar en el orden de los £100 millones anuales. Se ha explicado que esta estimación no incluye los ingresos por impuestos ordinarios sobre las compañías petrolíferas y que la política de licencias esta actualmente bajo revisión, pero el verdadero significado de todo esto probablemente no ha sido totalmente entendido por la opinión pública15. El SNP contrarrestó esas cifras diciendo que el petróleo del Mar del Norte estaría reportando al Gobierno unos ingresos de al menos £800 millones anuales a partir de 1980 y han acusado al Gobierno de estar entregando el petróleo escocés a compañías internacionales a precios ridículos. Hasta ahora la opinión pública ha considerado las cifras del SNP bastante irrealistas y estas han sido condenadas públicamente como tales por los ministerios. Pero la acusación de que el Gobierno ha fallado en hacer una negociación satisfactoria con las compañías petroleras ha contado con el apoyo del Comité de Auditores Públicos, acusación que no ha podido ser todavía rebatida. El ejemplo de la política Noruega sobre los ingresos petroleros, también ilustra el fracaso británico. La revisión por parte del Gobierno de la política de licencias ha estado en marcha desde principios del verano de 1973. Se ha confirmado la total insuficiencia de los acuerdos alcanzados para asegurar los ingresos al Gobierno y muestra que algunas de las medidas más adecuadas para corregir esta situación incluyen la cancelación de las condiciones en la que las licencias fueron otorgadas. Es en parte debido a esto, que el Gobierno no ha tomado una decisión todavía, la posible elección está entre la participación del Gobierno en la producción - que producirá el grueso de los ingresos y le dará un cierto poder de control pero que implica incumplir los términos de las licencias - o incrementar los impuestos, que se estiman en £200 millones menos a partir de 1980, pero es defendible desde el punto de vista del derecho internacional Las estimaciones del Ministerio de Comercio e Industria del pasado verano muestran que los ingresos totales del Gobierno tras la adopción de dichas medidas podrían estar entre los £800 millones y los £1,200 millones anuales en 1980, dependiendo del sistema usado y los precios que hubiese en 1980, en la actualidad, tras el enorme incremento de los precios internacionales del petróleo en los últimos meses, las cifras estarían en el rango de los £1,500 millones. a mas de £3,000 millones anuales16. Por tanto lo único equivocado en las estimaciones del SNP es que son demasiado bajas; las perspectivas de los ingresos petroleros del gobierno ….. [PAGINA 5]
14 15

Nota JD: Los datos del petróleo en Canarias son conocidos desde hace décadas pero se han ocultado Nota JD: La opinión pública canaria tampoco es consciente de las implicaciones. 16 Nota JD: Mientras que el Gobierno Británico públicamente daba una estimación de 100 millones, internamente manejaban una cifra de 15 a 30 veces mayor, con el consiguiente engaño a la opinión pública escocesa. No solo falsearon la verdad sino que negaron la realidad expuesta por el SNP

..... en 1980 que podría ampliamente exceder todos los actuales ingresos públicos en Escocia, proveniente de todas las fuentes, y podría incluso ser comparable en tamaño al total de los ingresos nacionales escoceses en 1970. El petróleo del Mar del Norte producirá tanto un aumento de los ingresos públicos como una contribución masiva a la Balanza de Pagos, de hecho estos dos aspectos están estrechamente ligados. A los precios actuales la producción estimada de 100 millones de toneladas en 1980 tiene un valor aproximado de £3,000 millones, asumiendo un incremento de precios, desde los £33 actuales por tonelada a los £51 la tonelada, como está recogido en las previsiones de ingresos públicos, el valor podría ser de $5,000 millones. Parte de este valor, por supuesto, será repatriado por las compañías internacionales en forma de beneficios distribuidos a sus accionistas o reinvertidos en proyectos en otras áreas. Las ganancias de Escocia en la Balanza de Pagos17, por tanto, dependerán de forma crítica de las cantidades de ingresos públicos que sea capaz de asegurar de los beneficios obtenidos. De hecho, teniendo en cuenta que ninguna de las grandes compañías operando en el Mar del Norte es predominantemente escocesa, los ingresos públicos serán el principal elemento, además del gasto de las compañías en bienes y servicios producidos en Escocia, que se sumarian, como parte del valor del petróleo producido, a la ganancia en la Balanza de Pagos. Por tanto asumiendo que las medidas que producirían los ingresos públicos en las cantidades referidas en los párrafos anteriores, mas algunos ingresos adicionales que se producirían a accionistas en Escocia y a los proveedores de equipamiento, el balance neto de la mejora de la Balanza de Pagos podría estar en el rango de £2,000 millones. a £3,500 millones anuales, dependiendo de los precios y la participación del Gobierno en las ganancias. No es posible comparar esas cifras con una estimación realista de la posición actual de Escocia con respecto a su Balanza de Pagos. Se esperaría, por el estado de la economía escocesa, un déficit en Balanza de Pagos y por Cuenta Corriente. Una comparación aproximada de estimación de ingresos y gastos por PIB sugiere que esta debería estar en torno a los £300 millones anuales en el año 1970/71. Esta estimación no es una cifra nada fiable y que variará de año a año, pero es probablemente suficiente como para sugerir el orden de magnitud. Lo que está claro es que la mejora en la Balanza de Pagos derivada del petróleo del Mar del Norte podría barrer fácilmente el déficit existente, independientemente de su tamaño, y transformar a Escocia en un país con un superávit crónico y substancial. Todas las cifras anteriores están basadas en la estimación de producción de 100 millones de toneladas en 1980. Esa fue la estimación del ministerio de Comercio e Industria a principio del verano de 1973.

[PAGINA 6]

17

Nota JD: La concepción de Balanza de Pagos en los años 70 difiere ligeramente de la concepción actual. Si se excluye del cálculo la actividad del banco central (las variaciones en las reservas) entonces la balanza puede estar en superávit o en déficit. Pero si se incluye, como se hace actualmente el saldo de la balanza siempre es cero.

Dichas estimaciones empiezan a parecer demasiado conservadoras. Los planes de las compañías y descubrimientos recientes parecen indicar que la cuenca de Shetland podría ser, de hecho, muy productiva. Los consultores del condado de Zetland trabajan en la hipótesis de 70 millones. de toneladas anuales canalizadas a tierra en el condado mediante oleoductos. Se sabe también que Shell espera transportar 50 millones de toneladas anuales solo a través de su propio oleoducto y otros oleoductos se esperan en el campo Alwyn de Total, Hutton de Conoco y en los recientes descubrimientos de BP y Burmah. Además de esto, por supuesto existen descubrimientos substanciales hacia el sur, particularmente en el campo Forties de BP y en el campo Piner de Occidental. Sea o no sea así, mas cualquier nuevo descubrimiento que se hiciera, resultaría en que la producción sobrepasaría de largo las estimaciones de 100 millones de toneladas en 1980 dependiendo en cuan rápidamente los nuevos campos descubiertos son puestos en producción, pero ahora parece extremadamente probable que la producción durante los años 80 exceda de largo los 100 millones de toneladas año, con los subsecuentes incrementos en ingresos y mejora en la Balanza de Pagos. ¿Podemos estar seguros de que el petróleo es sin lugar a dudas escocés, o, incluso si lo es, que ese incremento substancial en ingresos públicos y en saldo de la Balanza de Pagos derivaría en una Escocia independiente? Claramente esas cuestiones traen a colación complicada cuestiones de derecho internacional que podrían, si lo dejásemos, mantendría ocupados a profesionales legales durante varios años. Podemos esperar dos posibles líneas de argumentación: que Escocia debería pagar a Inglaterra alguna compensación por apropiarse de la parte más productiva de la plataforma continental, o que toda la plataforma continental sea considerada propiedad común de las naciones del antiguo Reino Unido con los ingresos distribuidos de acuerdo a alguna fórmula independientemente de donde el petróleo haya sido descubierto18. Con respecto al primero de los argumentos, el reparto de los ingresos petroleros seria en el mejor de los casos, uno de los factores a tener en cuenta al determinar el acuerdo financiero entre los dos países cuando se conviertan en independientes. Argumentar lo segundo seria directamente contrarrestar la línea que el Reino Unido ha mantenido con la CEE, que los recursos de la plataforma continental son actives nacionales lo mismo que los recursos en tierra, como las minas de carbón, y que esta fuera de discusión la europeización del petróleo del Mar del Norte. Las discusiones y disputas en estas materias podría ocasionar graves sentimientos enfrentados entre los dos países, pero es muy difícil encontrar una solución que no sea permitir que Escocia mantenga la parte de la plataforma continental que hubiese sido suya de haber sido un país independiente. Pueden haber discusiones sobre la delimitación de las fronteras marítimas entre Escocia e Inglaterra. A dia de hoy dicha frontera se considera la línea de latitud que está justo al norte de Berwick on Tweed, y quizás se podría argumentar que debería trazarse con una línea Noreste-Suroeste como una extensión de la frontera terrestre. Esto tendría el efecto de transferir los pequeños campos petroleros de Auk y de Argyll al sector inglés, pero no afectaría a los principales campos. [PAGINA 7]
18

Nota JD: En el caso de Canarias esto no sería así porque Canarias no comparte plataforma continental con España. Ademas Canarias debería buscar formulas de colaboración con Marruecos para explotar los hidrocarburos de nuestra región geografica

Debemos concluir, por tanto, que el Gobierno escocés percibiría enormes ingresos y ganancias en la Balanza de Pagos en el caso de una independencia, siempre y cuando se tomen las medidas necesarias para asegurar la participación del Gobierno en los beneficios del petróleo como participación o vía impuestos. Indiscutiblemente esto eliminaría cualquier ansiedad que pudiera tener el Gobierno en cuanto a su posición presupuestaria o su Balanza de Pagos. El país tendería a tener un superávit crónico de proporciones embarazosas para Inglaterra, y su moneda se convertiría en la moneda más fuerte de toda Europa, a excepción quizás de la Corona Noruega19. De la misma forma que monarcas depuestos y líderes africanos en el pasado usaron el Franco Suizo como refugio por seguridad, ahora será la libra escocesa la que será vista como una buena protección contra la inflación y contra el riesgo de devaluación, y los bancos escoceses pueden esperar encontrarse inundados de flujos especulativos de fondos extranjeros20.

[PAGINA 8]

19 20

Nota JD: Lo mismo le ocurriría a Canarias

Nota JD: Esto hace aconsejable el manejo de la divisa y la imposición temporal de controles a los flujos financieros exteriores inicialmente. Esta característica también favorece el convertirse en centro financiero de Africa

II Una Política para el Desarrollo La situación descrita en la primera parte de este informe es, de hecho, una alteración sorprendente a los problemas que normalmente son considerados en el contexto Escocés o Británico. Pero podría, sin embargo, dar lugar a serias dificultades y requeriría un cuidadoso tratamiento si Escocia pretendiera obtener el máximo beneficio de ello. Por supuesto sería perfectamente posible que esas dificultades no pudiesen ser superadas y que una Escocia independiente, a pesar de toda su riqueza, continuara teniendo una insatisfactoria evolución económica21. Se necesita algo más que dinero para eliminar los problemas tradicionales de la economía Escocesa y, los movimientos nacionalistas dependientes siempre de grandes presiones emocionales, no siempre se han caracterizado por su realismo económico. A este respecto, el ejemplo de la pobre evolución económica de Irlanda entre 1922 y 1956 nos viene inmediatamente a la cabeza y el SNP ya está mostrando signos de hacer promesas que podrán ser una vergüenza para su gestión económica. En cualquier caso es obvio que los superávits del petróleo del Mar del Norte podrían abrir nuevas oportunidades para un gobierno nacionalista. El propósito de esta segunda parte del informe es, por tanto, considerar de forma resumida y breve algunas de las políticas que un Gobierno nacionalista podría intentar seguir para intentar alcanzar el desarrollo y la prosperidad del país en su conjunto22. El problema económico central de Escocia es asegurar un alto ratio de crecimiento económico para poder elevar los niveles de ingresos y absorber el exceso de mano de obra que en la actualidad se traduce en alto desempleo y emigración. Como ha sido explicado, esta es una situación en la que normalmente requiere una devaluación como posible solución. De cualquier forma, el petróleo del Mar del Norte, al dar al país un superávit crónico en la Balanza de Pagos, excluye cualquier posibilidad de devaluación. De hecho es difícil imaginar cómo se podría evitar una apreciación de la moneda. Obviamente esta presión debería ser resistida tanto como fuese posible, pero a menos que pero a menos que hubiese un cambio notable en la fortaleza de la libra esterlina, se debe esperar que la libra escocesa se aprecie en relación con la libra esterlina poco después de la independencia, sobre todo si ésta última continúa con su tendencia bajista. Una apreciación de la libra escocesa no daría lugar a ninguna de las dificultades que se argumentaron antes para el caso de una devaluación. Dado que el efecto sería reducir los precios y aumentar los ingresos, no habría la misma resistencia a hacerla efectiva. Un tipo de cambio de £1 escocesa por £1,20 libras esterlinas en un plazo de dos años desde la independencia parece bastante probable. Este movimiento en el tipo de cambio podría mejorar los ingresos reales de Escocia, las importaciones se volverían más baratas, y el PIB per cápita escocés, que incluiría el valor del petróleo producido, se incrementaría fuertemente. La brecha entre el ingreso per cápita escocés e inglés probablemente sería eliminado muy pronto y la situación podría ser revertida. El peligro es que con una moneda aumento de la economía tradicional de Escocia, le resultaría cada vez más difícil… [PAGINA 9]
21 22

Nota JD: Idénticos riesgos en el caso canario

Nota JD: Algunos de las recetas que a continuación se proponen serian aplicables al caso de Canarias y otras no. Recordemos que este informe data de los años 70

…competir; las exportaciones de productos manufacturados estarían fuera de precio en los mercados extranjeros internacionales y las importaciones se convertirían en altamente competitivas en el mercado nacional; los turista encontrarían que la tasa de cambio ha hecho de Escocia un país muy caro para las vacaciones, y los agricultores escoceses se encontrarían que la Política Agrícola Común de la CEE no les da el apoyo que esperan. Por tanto habría un grave riesgo de que la economía se volviera más y más dependiente de la industria del petróleo y las otras actividades tenderían a marchitarse. Pero mientras que el petróleo daría Escocia un buen nivel de ingresos, nunca podría ser una fuente adecuada de creación de empleo con el resto de la economía en declive. Escocia, por lo tanto, podría enfrentarse al peligro de la prosperidad junto con el mantenimiento o incluso aumento del desempleo y la emigración23. Para contrarrestar esta situación sería fundamental tratar de mantener el superávit en la balanza de pagos bajo reduciendo así la presión al alza sobre el tipo de cambio. Esto podría implicar préstamos en el extranjero, ya sea en Inglaterra, los países de la CEE o países subdesarrollados24. Estos préstamos podrían ser en el interés de Escocia, en lugar de enfrentarse a la posibilidad de un tipo de cambio intolerablemente alto, y también puede hacer mucho para ayudar a cimentar las relaciones con otros países de la CEE y, junto con su posición suministradora de petróleo, haría de Escocia un miembro muy deseable para la CEE y con una fuerte posición negociadora. La primera prioridad, sin embargo, sería gastar los excedentes en la medida de lo posible en el desarrollo de la economía nacional escocesa, y proporcionar una infraestructura moderna. Los siguientes párrafos sugieren como se podría conseguir eso. a. Sector manufacturero La producción per cápita en la mayoría de los sectores de la industria escocesa está muy por debajo de los niveles europeos. Esto se debe a que la economía británica ha invertido mucho menos que otros países europeos en los últimos 25 años. Un aumento sustancial de la inversión manufacturera, es necesaria si se trata de corregir esto. Sólo entonces, la industria escocesa ser capaz de competir eficazmente con los demás miembros de la CEE a través de otras cosa que no sean bajos tipos de cambio. Parte de la razón por la baja inversión en Escocia en el pasado ha sido la persistencia de "stop and go 'en la economía del Reino Unido. Cada vez que la inversión ha comenzado a incrementarse de manera satisfactoria, como lo estaba haciendo en el año 1973, la aparición de un déficit en la balanza de pagos ha obligado al Gobierno a adoptar fuertes …… [PAGINA10]

23

Nota JD: Similares riesgos tendría Canarias, por eso es necesario gestionar los ingresos petroleros y la política cambiaria y monetaria. También serian necesarias medidas de dinamización y modernización del sector primario 24 La solución es estructurar fondos soberanos que inviertan en el exterior y que apoyen la internacionalización de las empresas canarias

medidas deflacionarias con el resultado de que el auge de la inversión se desvaneció de nuevo. Escocia hizo buenos progresos en 1973, pero lo ideal, desde su punto de vista, es que hubiese necesitado que la tasa de crecimiento del 5 por ciento continuase un par de años más. Como un estado independiente, su posición en la Balanza de Pagos le permitiría salir del ciclo de los 'stop and go " y podría planificar una tasa de crecimiento sostenida al menos durante una década. La fortaleza de la moneda, junto con el superávit presupuestario podría ayudar a mantener los tipos de interés bajos y no necesitaría incrementos repentinos en los impuestos o recortes masivos del gasto público. Es cierto que, debido a que Escocia está tan estrechamente vinculada al mercado Inglés, su economía seguirá siendo afectados por las medidas adoptadas en Londres, pero este efecto disminuirá a medida que Escocia expanda el comercio con otros países de la CEE25. Además, sería muy apropiado para un Gobierno Escocés el tomar medidas compensatorias para estimular la economía escocesa en momentos en que Inglaterra estaba pasando por una recesión. Esas medidas podrían ayudar a mantener la producción de Escocia y ayudaría a la economía Inglesa mediante la reducción del superavit de balanza de pagos. Es de esperar por tanto que la perspectiva de crecimiento sostenido y el fin de "stop and go ' haría más que cualquier otra medida en aumentar la inversión en la industria nacional y fomentar la inversión extranjera en Escocia.

Sin embargo, esta política macroeconómica expansionaria tendría que estar respaldada por firmes medidas de política regional. La posición en el centro-oeste de Escocia se ha deteriorado vis-à-vis el resto de Escocia en la última década y es probable que se acentúe aún más por el desarrollo del Mar del Norte. Por otra parte, como un estado independiente, parecería bastante inapropiado para Escocia considerar todo el conjunto del territorio como sujeto a la política regional. Algo en la línea del siguiente paquete de medidas, parecería más apropiado i. Para la totalidad de Escocia la subvención de Desarrollo Regional sería abolida, pero a fin de estimular la inversión el Impuesto Societario o bien se eliminaría o se reduciría a un nivel puramente nominal. Esto tendría el efecto de más o menos eliminar el impuesto sobre los beneficios no distribuidos de la industria, dejando los beneficios distribuidos tributando más o menos como en la actualidad26. Como política fiscal nacional …..

[PAGINA11]

25

Nota JD: Canarias no tiene este problema. Con los puertos francos no estaría ligada a la economía española. La única razón por la que esta cautiva actualmente es por el monopolio y reserva del mercado de cabotaje del transporte de mercancías con España y las ayudas del REA que actúan como barreras de entrada y reserva del mercado canario a los intereses españoles. El acceso a los mercados de exportación agrícola como país ACP estarían garantizados 26 Nota JD: En Canarias habría que modificar los impuestos y la RIC para eliminar los efectos perversos que actualmente tienen.

La medida no entraría dentro del control de la CEE en materia de topes ayudas regionales. El coste de la abolición del impuesto de sociedades sería de £120 millones. ii. El Centro-oeste de Escocia será designado como Área de Desarrollo de Escocia y la definición podría ser extendida a algunas áreas más pequeñas en las Highlands y las islas, si fuese necesario. Dentro de estas áreas habría una subvención de Desarrollo Regional del 20 por ciento pagado como en la actualidad, además de (i) anterior iii. Habría una Autoridad de Desarrollo de Escocia cubriendo la totalidad de Escocia, pero con instrucciones de dar especial prioridad a la región centrooeste de Escocia. Su presupuesto seria al menos en una escala equivalente a los fondos que anteriormente se percibía en REP y SIDO. Tendria la facultad de dar subvenciones discrecionales y préstamos y estaría equipado para proporcionar asesoramiento a empresas. Sería responsable de la elaboración de una estrategia para el desarrollo de la industria nacional de Escocia, así como promover la inversión extranjera. El HIDB seguirá operando con su propio mandato mucho más amplio en las Highlands. iv. Se tomarán medidas para fortalecer la industria naval mediante la adopción de un esquema de seguro contra el riesgo inflacionario como el aplicado en Francia y aprobado por la CEE. Se encargará especialmente a la nueva SDA la preparación de propuestas para la modernización de la industria b. construcción La industria de la construcción emplea a una parte importante de la fuerza laboral y sus fluctuaciones han sido un factor importante en la tasa de desempleo. En 1971 no menos de 25.000 de los 100.000 desempleados estaban registrados como trabajadores de la construcción. En tiempos de auge la escasez de mano de obra cualificada en la construcción se convierte en un serio cuello de botella para la economía, aunque unido a la continuación de un gran número de desempleo no calificado. Como muestra la siguiente tabla la construcción no tiene un peso tan importante en la economía británica como en la mayoría de los otros países europeos, esto unido a la manifiesta necesidad de reconstrucción urbana y de la reemplazo de casas sugieren que, con la política adecuada, la construcción podría desempeñar un papel mucho mayor en ….

[PAGINA12]

…. proporcionar un empleo estable a la fuerza laboral escocesa. De hecho, si la industria de la construcción escocesa empleara un 10 por ciento de la fuerza laboral, el promedio de la CEE, esto significaría la creación de 40 mil empleos adicionales.

[Insertar tabla]

Con los ingresos del petróleo del Mar del Norte, el gasto público en proyectos de construcción podría ser intensificado considerablemente y se podría montar una importante operación para la reconstrucción de Glasgow y para la recuperación del medio ambiente, haciendo mucho más que se ha hecho en el pasado. Esto probablemente requerirá una agencia especial para la Recuperación Ambiental que asesore a las autoridades locales en lugar de trabajar en la forma en la que opera la SSHA. La política de vivienda se ha visto obstaculizada en el pasado por las subvenciones concedidas a ciertos tipos de vivienda. Esto ha llevado a un enorme sector de vivienda pública en Escocia, en donde el énfasis ha estado en la cantidad más que en la calidad. Parece conveniente subvencionar la vivienda durante los próximos años, tanto para mejorar las condiciones de vida de los escoceses como para mantener la demanda del sector de la construcción. En lugar de subvencionar los alquileres en un extremo de la sociedad y en el otro, dando desgravación fiscal para las hipotecas, que es mayor cuanto mayor sea la hipoteca, sería mucho más apropiado dar la asistencia a los individuos sin importar el tipo de casa que ocupan o si son inquilinos o propietarios. Esto probablemente se podría hacer bajo el nuevo sistema de crédito fiscal y tendría el efecto de proporcionar un subsidio de vivienda o un impuesto negativo a las personas con bajos ingresos y una desgravación fiscal de vivienda para los demás. De esta manera, la demanda de vivienda en su conjunto se podría alentar al mismo tiempo que se evita la distorsión entre los diferentes tipos de vivienda, que ha sido una constante en el pasado. Sería probable que la importancia la autoridad de vivienda local disminuyera gradualmente y que las asociaciones de vivienda adquieran mayor protagonismo. Al aumentar la competencia entre las diferentes formas de la vivienda, también aumentaría la calidad de las mismas.

[PAGINA13]

b. Industria de Servicios En el pasados el sector servicios ha recibido mucha menos ayuda de la política regional que la industria manufacturera En parte esto es así ya que muchas actividades de servicios, como servicios médicos, educación, contabilidad, distribución, están regidas sólo por la demanda local. Sin embargo, hay actividades de servicios, en particular las oficinas centrales, que tienen posibilidades de elegir su ubicación y todos los esfuerzos deberían hacerse en atraerlas a las zonas donde exista desempleo. Tras la independencia el incremento de la actividad del gobierno acabará en gran medida con cualquier exceso de mano de obra disponible en Edimburgo, pero será necesario un gran esfuerzo para promover el desarrollo comercial y de oficinas en Glasgow. La Autoridad de Desarrollo escocesa debe estar facultada para ofrecer asistencia, comparable en escala a la que brinda a la industria manufacturera, para fomentar el desarrollo de este tipo de actividades en la conurbación de Glasgow y el sistema de calificación de propiedad debe ser revisado, si no abolido, para evitar que las altas tasas de alquiler sean un freno en el desarrollo comercial como lo han sido en el pasado. El desarrollo turístico, obviamente, tendrá una gran importancia para una Escocia independiente y los recursos financieros de que dispone el Patronato de Turismo se podrían aumentar.

d. Ritmo de Desarrollo del Mar del Norte

A primera vista el ritmo de desarrollo del petróleo del Mar del Norte adecuado para Escocia sería muy diferente del que ahora es demandado por el Reino Unido. Aparte de la necesidad de evitar la acumulación superávit excesivos, Escocia desearía mantener sus ingresos provenientes del Mar del Norte durante un período mucho más prolongado que los aproximadamente 30 años que parecen probables en la actualidad con las tasas de extracción previstas También sería conveniente evitar los picos de actividad que parecen probable que en las Islas Shetland, el Moray Firth y Carron Loch bajo los planes actuales. Esto generará una enorme demanda de infraestructuras, que traerá consigo un flujo sustancial de población y dejará en el camino problemas de reajuste y desempleo que la política regional puede tardar años en superar. Además la contribución de la industria escocesa a producción de petróleo, que es hasta ahora ha sido decepcionante, se podría incrementar sustancialmente si no es obligase al programa petrolero de extracción a ir a la máxima velocidad posible. Desde el punto de vista puramente escocés esto sugiere un flujo de producción de, por ejemplo, 50 millones de toneladas al año puede ser ideal. Incluso esto sería cinco veces el consumo actual de Escocia y el rendimiento y los ingresos anuales de entre £700 millones…. [PAGINA 14]

…. y £ 1.500 millones. Sin embargo no se puede mirar a la posición de Escocia de manera aislada. Si, debido a acontecimientos en el Medio Oriente, hay una grave escasez de energía en Europa, Escocia, sin duda, sufriría graves consecuencias de la recesión resultante. Por lo tanto, redundaría en beneficio de Escocia, aumentar su producción de petróleo mucho más allá de lo que de otro modo sería deseable. Sin embargo, si no hay una grave escasez en términos físicos, sino simplemente una crisis de precios, entonces las acciones de Escocia no va a afectar el precio internacional del petróleo, ni tampoco le importa a los demás países cual es el origen de su petróleo. e. Inflación, política de ingresos y formación La fortaleza del tipo de cambio de Escocia y la bajas tasas de interés que resultarían de la situación presupuestaria y de la balanza de pagos contribuirá mucho a reducir la presión inflacionaria. Una parte importante de la inflación británica es el resultado de la tendencia a la baja de la moneda y el consiguiente aumento de los precios de importación. La ausencia de esta, una flexibilización de los impuestos y los subsidios para vivienda, sin duda ayudará a reducir la presión de los aumentos salariales. Sin embargo, a medida que Escocia, se vaya moviendo más cerca del pleno empleo, se produciría la escasez de ciertos tipos de mano de obra cualificada y esto tendería a producir agudas presiones inflacionarias. Algún tipo de política de control de salarios y precios va a ser claramente una característica permanente de las economías avanzadas y sería esencial en Escocia si la economía quiere mantenerse dentro de los estándares de los mercados internacionales. Es importante reconocer, sin embargo, que la escasez de mano de obra que puede dar lugar a la presión inflacionista podría evitarse en gran medida si los planes de formación fuesen más flexibles y si se pusiese un esfuerzo considerable en el reciclaje de trabajadores. Un examen global de la política de formación es claramente una de las principales prioridades. La Comunidad Europea La adhesión a la CEE afecta a los perspectivas económicas de de una Escocia independiente en varios aspectos fundamentales. Se garantiza el acceso al mercado Inglés y a los mercados continentales de una manera que de otro modo no sería posible. Sin la CEE Escocia siempre correría el riesgo de que Inglaterra podría imponer una sobretasa de importación, un control cuantitativo o incluso una tarifa sobre las mercancías procedentes de Escocia. Fue principalmente para eliminar esto que Escocia aceptó la Unión en 1707. Las nuevas normas de la CEE tienen el mismo efecto para todos los nueve Estados miembros. En el improbable caso de Inglaterra dejara la CEE, el acceso de Escocia a los demás países podría, con el tiempo, compensar las restricciones que puedan surgir en el comercio con Inglaterra.

[PAGINA 15]

El acceso a la CEE también debería proporcionar un importante estímulo a la inversión industrial en Escocia. La CEE no es sólo un mercado más grande que el Reino Unido sino que su economía ha sido mucho más dinámica que la de Gran Bretaña. No hay duda de que la exclusión del Reino Unido tuvo un efecto perjudicial sobre la inversión y que las empresas extranjeras en particular prefieren el desarrollo dentro de la CEE. Para sacar el máximo provecho de este estímulo de la pertenencia será necesario contar con una economía doméstica estable. Altas tasas de inflación y una moneda en declive, como el Reino Unido ha tenido últimamente haría mucho para desalentar a las empresas extranjeras a instalarse en Escocia. El petróleo del Mar del Norte podría tener consecuencias trascendentales para la adhesión de Escocia en la CEE por el tremendo incremento de poder político que otorga. Sin petróleo otros miembros de la CEE podría prestar poca atención en relación a Escocia, su poder de voto no sería grande, y de hecho podría decirse que podría ejercer más influencia en la CEE como parte del Reino Unido. Como el mayor productor de petróleo en Europa Occidental, sin embargo, Escocia estaría en una posición clave y el resto de países serían tontos si no se tratasen de hacer todo lo posible para acomodar los intereses de Escocia. Para Escocia, el costo neto de la Política Agrícola Común, que tanto pesa en las discusiones británicas sería, a lo sumo, de unos 40 millones de libras anuales, una suma pequeña comparada con la ganancia en la balanza de pagos producida por petróleo del Mar del Norte. Cuantas más políticas comunes vayan a ser decididas en Bruselas durante los próximos años, más se beneficiaría Escocia de tener su propio Comisario de pleno derecho de la CEE, y su propia voz en el Consejo de Ministros en lugar de confiar en la indirecta, y hasta el momento poco satisfactoria, representación vicaria a través de los departamentos del Reino Unido. Conclusión Este documento ha demostrado que la aparición de petróleo en el Mar del Norte ha invertido por completo los tradicionales argumentos económicos utilizados en contra del nacionalismo escocés. Una Escocia independiente podía esperar tener enormes superávit, tanto en su presupuesto como en su balanza de pagos y con el cuidado adecuado de los recursos esta situación podría durar mucho tiempo en el futuro. La riqueza no significa automáticamente el pleno empleo y el fin de emigración neta. Pero si se llevasen a cabo políticas sensatas, es posible ver cómo esta situación podría ser utilizada para reequipar la industria escocesa y renovar el desgastado capital social proporcionando con ello la expansión necesaria para absorber el exceso de mano de obra y el incremento de la productividad necesaria para aumentar los ingresos Así, por primera vez desde que el Acta de Unión fue aprobada, ahora puede ser argumentado de forma creíble, que Escocia se beneficiaría económica con su derogación. Cuando esta situación llega a ser plenamente apreciada en...

[PAGINA 16]

los próximos años, es probable que tenga un impacto importante en la política escocesa, ya que el caso de la retención de la unión entre el Reino Unido y Escocia tendrán que basarse en el futuro meramente por motivos sociales y políticos.

La política nacionalista descrita en este documento puede, por supuesto, ser considerada como extremadamente egoísta Sin duda lo es, pero se puede argumentar en respuesta a dicha acusación que mientras el PIB per cápita escocés sea tan sólo el 70 por ciento de la media europea, el desempleo y las tasas de emigración entre los más altos y el país considerado por la CEE como una de sus regiones más problemáticas, está justificado que Escocia use sus propios recursos para corregir estos desequilibrios en lugar de depender de la generosidad de los demás, al menos hasta que se las ha arreglado para ponerse al día. Sin embargo, sin duda, la mayor debilidad en el caso de nacionalismo económico es que Escocia, a pesar de su petróleo, no puede esperar prosperar en el aislamiento Las condiciones económicas en Europa y, sobre todo en Inglaterra, con quien Escocia, se mantendrá estrechamente ligada en el comercio, son de particular importancia. Incluso con una mayor diversificación de las relaciones comerciales escocesas con Europa y con América del Norte, una empobrecida Inglaterra o una sufriendo perpetuamente los rigores de una restricción de la demanda podría tener consecuencias muy graves para la economía escocesa. Gran Bretaña está dependiendo fuertemente del petróleo del Mar del Norte para corregir su balanza de pagos y es fácil imaginar a Inglaterra en una situación desesperada sin este. Los precios del petróleo desde la guerra del Yom Kippur hacen de esto una cuestión mucho más grave de lo que se podría haber imaginado, y ahora es probable que la transferencia de petróleo del Mar del Norte a Escocia cause mucha rechazo en Inglaterra, o incluso un intento de evitarlo por la fuerza. Inglaterra, por supuesto, no estaría peor que la mayoría de los países continentales de la CEE y, de hecho, probablemente existan más posibilidades de encontrar petróleo en el Mar Celta y en el Canal Inglés que lo que pueden esperar la mayoría de ellos. Por tanto, si los demás países puedan adaptarse a la nueva situación energética, Inglaterra debería ser también capaz de hacerlo. Sin embargo, ahora está claro, como quizá nunca antes, que Europa podría provocar su ruina económica por la desunión. Si los suministros de petróleo llegan a ser seriamente restringidos o la carga sobre la balanza de pagos de los países importadores resulta mayor de lo que el sistema monetario internacional puede soportar, podría dar lugar a un hundimiento del sistema económico de Europa Occidental. Este peligro impone fuertes responsabilidades internacionales sobre los países europeos exportadores de energía, Noruega, Escocia, si fuese independiente, e Irlanda, donde es probable que se descubra petróleo. El espíritu de la cooperación europea no es muy evidente todavía pero, ya sea en…

[PAGINA 17]

las discusiones o los planes para el desarrollo energético y la actitud más bien nacionalista hasta ahora seguida por Gran Bretaña no sería un buen ejemplo para una Escocia independiente. Sin embargo, la situación ofrece a los productores de energía una oportunidad real de contribuir a la fortaleza económica de Europa y, al hacerlo, asegurar su propia prosperidad, si por el contrario se retiran a un nacionalismo estrecho, y desarrollan sus recursos energéticos mirando solamente sus propios intereses, podrían minar toda la economía europea y sellar su propio destino en el proceso. Quizás la conclusión más importante es que el tiempo es ahora extremadamente limitado. La política regional británica ha estado en funcionamiento durante cuarenta años y el costo anual de las medidas aplicadas a Escocia es ahora de unos 100 millones de libras anuales. Pero, aunque sin duda ha habido logros notables, y la economía escocesa habría estado en un estado mucho peor sin esa política, todavía hay pocas perspectivas de que resolverá los problemas de la región centro-oeste de Escocia en un futuro previsible. Grandes esperanzas se han puesto en la política regional europea, pero cualquier impacto de esta es probable que sea muy limitado durante mucho tiempo. Del mismo modo la agitación por la descentralización política se ha mantenido entre durante un tiempo considerable en una parte sustancial del electorado escocés pero sin ningún resultado práctico hasta ahora y todavía no está claro si algo surgirá de dicha agitación, considerando las conclusiones del informe Kilbrandon. Si, en el plazo de cinco años, el petróleo del Mar del Norte esta contribuyendo masivamente al presupuesto del Reino Unido, al tiempo que las condiciones sociales y políticas de centrooeste de Escocia continua en el lamentable estado en el que se encuentra, es difícil imaginar condiciones más favorables para el crecimiento del apoyo al movimiento nacionalista. Será necesario dar pasos muy decididos para transformar urgentemente las condiciones económicas Escocia y los escoceses deben ser persuadidos que sus problemas han recibido la atención y los recursos que se merecen si se quiere evitar dicho escenario.

[PAGINA 18]

Traducción por Jorge Dorta disponible en www.menceymacro.com mencey72@gmail.com