You are on page 1of 5

FORMAS O ALTERNATIVAS PARA LA ORGANIZACON DE NEGOCIOS

Casi todas las empresas grandes en el mundo, están organizadas como corporaciones. Se examinará tres formas legales de organización de los negocios (persona física, asociación y corporación), para entender por qué eso

es así. Cada una de estas tres formas tiene ventajas y desventajas distintas en términos de la vida del negocio, de la capacidad de la empresa para obtener fondos en efectivo y de los impuestos. Una observación fundamental es que, a medida que crece una empresa, las ventajas de la forma corporativa pueden

llegar

a

sobrepasar las desventajas.

FORMAS O ALTERNATIVAS PARA LA ORGANIZACON DE NEGOCIOS Casi todas las empresas grandes en el mundo,

PERSONA FÍSICA NEGOCIO DE UN SOLO PROPIETARIO EMPRESA UNIPERSONAL

Una persona física es un negocio que pertenece a una sola persona. Este es el tipo más sencillo de empresa que se puede empezar y es la forma de organización que se encuentra menos regulada. Dependiendo de la localidad, una persona física podría iniciarse, simplemente, mediante la obtención de una licencia de negocios y abriendo las puertas. Por esta razón, existen más personas físicas o empresas unipersonales que cualquier otro tipo de negocios, y muchas empresas que posteriormente se convierten en corporaciones empezaron como personas físicas de tamaño pequeño.

FORMAS O ALTERNATIVAS PARA LA ORGANIZACON DE NEGOCIOS Casi todas las empresas grandes en el mundo,

FORMAS DE ORGANIZACIÓN DE NEGOCIOS CORPORACIONES

La corporación es la forma más importante de organización de negocios (en términos de tamaño) en varios países del mundo. Una corporación es una persona legal separada y distinta de sus propietarios, y disfruta de muchos de los derechos, deberes y privilegios de una persona real. Las corporaciones pueden solicitar fondos en préstamo y poseer propiedades; demandar y ser demandadas, así como celebrar contratos. Una corporación puede, incluso,

tener un socio general o uno limitado en una sociedad, el cual posea acciones de otra corporación.

tener un socio general o uno limitado en una sociedad, el cual posea acciones de otra

No es sorprendente que sea más complicado empezar una corporación que iniciar otras formas de organización de negocios. La formación de una corporación implica la preparación de los artículos de incorporación (o escritura constitutiva) y de un conjunto de estatutos. Los primeros deben contener un cierto número de aspectos, incluyendo el nombre de la corporación, su vida pretendida (la cual puede ser para siempre), su giro y el número de acciones que podrán emitirse. Esta información, normalmente, debe proporcionársele al estado en el cual se incorpora la empresa. Para la mayoría de los propósitos legales, la corporación es un residente de ese estado. Los estatutos son reglas que describen la manera como la corporación regulará su propia existencia: por ejemplo, cómo se elegirán los directores. Los estatutos pueden ser una declaración muy sencilla por unas cuantas reglas y procedimientos, o pueden ser extensos en el caso de una corporación de gran tamaño. Además, los accionistas pueden reformarlos o ampliarlos de vez en cuando.

FORMAS DE ORGANIZACIÓN DE NEGOCIOS- SOCIEDADES

Toda vez que, en una sociedad general, a un socio se le hace responsable de todas las deudas de la sociedad, es muy importante contar con un acuerdo por escrito. Dejar de definir derechos y deberes de los socios conduce frecuentemente a malos entendimientos posteriores. Además, si una persona es un socio limitado, no deberá participar intensamente en las decisiones del negocio, a menos de que esté dispuesto a asumir también las obligaciones de una socio general, pues, si las cosas salen mal, la persona será considerada de esta manera, aún cuando afirme que es un socio limitado. En conclusión, las principales desventajas de las personas físicas y de las sociedades como formas de organización de los negocios son:

• Responsabilidad ilimitada por las deudas del negocio de parte de los

propietarios.

• Vida limitada del negocio • Dificultad para transferir la propiedad.

Estas tres desventajas contribuyen a un solo problema de naturaleza central:

las posibilidades de crecimiento de tales negocios pueden estar seriamente limitadas por su incapacidad para obtener efectivo para realizar nuevas inversiones.

TIPOS DE EMPRESAS EN ECUADOR

Los principales formatos que establece la legislación ecuatoriana para los tipos de empresas que pueden llevar a cabo negocios en el mencionado país son:

Corporaciones o Sociedades Anónimas,

Compañías de Responsabilidad Limitada,

Compañía Holding o tenedora de acciones,

Compañía en Nombre Colectivo,

Compañía en Comandita Simple,

Compañías de Economía Mixta, y

Sucursales de Corporaciones Extranjeras.

CORPORACIONES O SOCIEDADES ANÓNIMAS:

La Sociedad Anónima es una compañía que tiene el capital total dividido en acciones, las que pueden ser negociadas públicamente. Se requiere un mínimo de dos accionistas para dividir el capital accionario, a no ser que la compañía pertenezca en parte a una organización gubernamental y/o sea prestadora de algún servicio público, en donde es permitida la existencia de un único accionista. La responsabilidad de los accionistas se restringe exclusivamente a la propiedad de sus acciones.

Para proceder a la aprobación e inscripción de la sociedad en el Registro Mercantil de Ecuador, se requiere de una presentación previa de la constitución de la corporación, sus estatutos y escrituras ante la Superintendencia de Compañías o de Bancos.

El capital mínimo exigido para la constitución de la sociedad es de US$ 800 en dinero o especies, con el 100% suscrito y a lo menos el 25% pagado al momento de su formación.

COMPAÑÍAS DE RESPONSABILIDAD LIMITADA

La responsabilidad de los socios en este tipo de compañías, se limita a la contribución al capital. Es posible que personas extranjeras sean socias de este tipo de compañías, pero no sucede lo mismo con las corporaciones foráneas, ya que estas tienen prohibición de participar.

Así como sucede con las Sociedades Anónimas, las Compañías de Responsabilidad Limitada, también deben obtener la aprobación de la Superintendencia de Compañías de sus escrituras de constitución para establecerse legalmente, además de la publicación de un aviso en el periódico ecuatoriano de mayor circulación.

El mínimo requerido como capital inicial es de US$ 400, del cual debe estar pagado al menos el 50% cuando se lleve a cabo su formación, y lo restante en el transcurso del siguiente año.

Las Compañías de Responsabilidad Limitada pueden establecerse para cualquier tipo de negocio, exceptuando la banca, los seguros y las finanzas.

COMPAÑÍA HOLDING O TENEDORA DE ACCIONES:

Este tipo de compañías tienen como principal objetivo la compra de acciones o participaciones de otras empresas, para así vincularlas y ejercer control a través de vínculos de propiedad accionaria, gestión, administración, responsabilidad crediticia o resultados, y de esta manera conformar un grupo empresarial.

Cada compañía deberá mantener estados financieros individuales para fines de control, utilidades para repartir entre los trabajadores y para materias impositivas, para fines distintos a los mencionados se podrán mantener estados financieros o de resultados consolidados y así se evitarán duplicaciones de trámites o procesos administrativos.

COMPAÑÍA EN NOMBRE COLECTIVO:

Este tipo de compañías están formadas por dos o más personas, quienes también comparten la posesión. Además, los socios son solidaria y mancomunadamente responsables por la totalidad de los actos realizados a nombre de la empresa, a no ser que se establezca una exención de responsabilidad en la constitución de la compañía.

COMPAÑÍA EN COMANDITA SIMPLE:

Este tipo de compañías cuentan con dos tipos de socios:

socios colectivos, y

socios comanditarios o limitados.

Los

socios

colectivos

son

los

que

proveen

el

capital,

además

de

ser

responsables

por

la

conducción

del

negocio

son

solidaria

y

mancomunadamente responsables.

Los socios comanditarios proveen capital, pero no pueden participar en la administración de la sociedad, solamente se hacen responsables por su participación en el capital de la compañía.

COMPAÑÍAS DE ECONOMÍA MIXTA

Este tipo de empresas son una mezcla entre compañías públicas y privadas. Generalmente, las Compañías de Economía Mixta se organizan para prestar servicios públicos o para dirigir proyectos de desarrollo. Debido a estas áreas de interés, muchas veces este tipo de empresas pueden despertar el interés de participación del Estado, que puede comprar la participación privada o viceversa.

Las Compañías de Economía Mixta se rigen bajo los mismos parámetros que las corporaciones privadas, dependiendo así de la Superintendencia de Compañías.

Al estar relacionadas con el Estado, este tipo de compañías tienen derecho a algunos beneficios corporativos especiales.