You are on page 1of 44

EN ESTE NÚMERO

Este es el Devocionario que corresponde a los meses de octubre, noviembre, y diciembre del
2008. No es tarea fácil, pero nos enfrentamos a ella cada vez haciéndolo para el Señor y sabiendo
que únicamente con Su ayuda podremos continuar. Por eso les pedimos a ustedes, amables
lectores, que nos mantengan en sus oraciones para que el Señor siga haciendo la obra y muchos
puedan ser ayudados con estas lecturas, y la gloria sea para Dios.
Aprovechamos para dar las gracias a todos los que nos alientan a continuar esta labor y con sus
palabras de estímulo nos recuerdan que nuestro trabajo en el Señor no es en vano, porque
muchas almas están siendo consoladas, bendecidas y ayudadas por medio de la lectura de este
Devocionario.
Una de nuestras escritoras dice:“Hemos arribado al último mes del año. Podemos mirar atrás a lo
largo de nuestra vida, veinte, treinta o cincuenta años y veremos como “hasta aquí el Señor nos
ha ayudado”. En enfermedad, en salud, en pobreza o en abundancia, en nuestro hogar o fuera de
él, en alegrías o en angustias, en pruebas o en victorias, en tentaciones o en íntima comunión con
Dios... “hasta aquí nos ayudó el Señor”.
Pero lo más importante es que nos va ha seguir ayudando, pues es nuestra esperanza y nuestra
confianza que cuando el Señor venga en las nubes de gloria a buscar a los suyos “nos halle
haciendo así”.

LOS EDITORES

Miércoles Octubre 1, 2008


LECTURA BIBLICA
Matutina: Prov. 4:1-9
Vespertina: Prov. 8:1-12
ADQUIERE SABIDURIA
La sabiduría es prudencia , conocimiento, instrucción. No es hereditaria pues proviene de Dios,
según el diccionario: “La sabiduría eterna, el verbo divino”. Siendo así, es importante obedecer
el proverbio que nos aconseja adquirir sabiduría y poseer inteligencia. Cosas que se obtienen por
medio del estudio.
Es muy agradable escuchar un sermón bien delineado por un predicador elocuente y de buenos
modales. Pero es más edificante esto que escribió San Pablo a los corintios: “Ni mi palabra, ni
mi predicación fue con palabras de humana sabiduría, mas con demostración del Espíritu y
poder”. Aunque él, que había sido criado a los pies de un gran personaje venerable, doctor de la
ley llamado Gamaliel, era muy instruído. Y esto lo conocemos por sus discursos elocuentes, en
uno de los cuales al finalizar, dejó perplejo al rey preguntándole: “¿Crees rey Agripa? Yo sé que
crees” a lo que éste respondió: “Por poco me persuades a ser cristiano”. Además las 14 epístolas
paulinas son un tesoro de la literatura .
Sería bueno que nuestros jóvenes se dedicaran más al estudio para obtener sabiduría, pero “no de
este siglo, ni de los príncipes de este siglo, sino la de Dios en misterio oculta predestinada para
nuestra gloria. La que ninguno de los príncipes de este siglo conoció”. Por esto se alegró Jesús
diciendo: “ Te alabo Padre que escondiste estas cosas de los sabios para revelarlas a los niños”.
Amados hermanos, si al estudiar la Biblia notan en su mente, falta de sabiduría, demándenla de
Dios, pues Él da abundantemente y no zahiere.
-Mirtha Almeida
La Biblia, léela para ser sabio. Obedécela para que seas salvo.
Jueves Octubre 2, 2008
LECTURA BIBLICA
Matutina: Salmo 66:18-20
Vespertina: Juan 9:24-31
LA INIQUIDAD
En una madrugada desperté con este versículo bíblico en mi mente: “Si en mi corazón hubiera yo
mirado a la iniquidad, el Señor no me oyera”. Enseguida lo relacioné con el pasaje en el que un
hombre ciego de nacimiento que fue sanado por Jesús, al ser interpelado por los enemigos del
Señor en aquellos tiempos, les respondió: “Por cierto maravillosa cosa es esta, que vosotros no lo
conocéis y a mí me abrió lo ojos. Y sabemos que Dios no oye a los pecadores, sino a los
temerosos de Él, que hacen su voluntad”.
Debemos estar seguros que aunque nos llamemos cristianos, si obramos inicuamente, sin equidad
y con nuestro corazón inclinado siempre a la injusticia y a la iniquidad, aun siendo fieles en
asistir a nuestra iglesia, llevando nuestros diezmos y ofrendas, mientras halla un rasgo inicuo en
nuestro ser, podremos decir con el salmista “el Señor no me oyera”. Pero si como él,
reconociendo todos los beneficios de Dios en su vida, humildemente le agradecemos y le
bendecimos, glorificando su santo nombre con alabanzas por siempre. Pagando nuestro votos de
fidelidad, pureza y santidad, tomando la equidad como un lema que nos ayude a practicar la
justicia, podremos decir: “ venid los que temen a Dios, contaré lo que ha hecho a mi alma. A Él
clamé y ensalzada fue mi lengua. Ciertamente me oyó Dios, atendió a la voz de mi súplica.
Bendito Dios que no echó de sí mi oración, ni de mí su misericordia”.
-Mirtha Almeida
“Los ojos del Señor están sobre los justos, y sus oídos atentos a sus oraciones”.

Viernes Octubre 3, 2008


LECTURA BIBLICA
Matutina: Efesios 4:17-19
Vespertina: Efesios 2:12-19
VIVIR SIN DIOS
No sé mi santo Dios, como podría esta, mi pobre alma, vivir en este mundo de tanto dolor y
sufrimiento, sin esa tu dulce compañía que es mi guía y consuelo en cada instante. Mi alma se
conmueve al meditar en tu plan maravilloso para nosotros, los gentiles, que estábamos “sin
Cristo, extranjeros a los pactos de la promesa, sin fe, sin esperanza y sin Dios”. Y enviaste a tu
Hijo amado que con su sacrificio expiatorio “derribó la pared intermedia de separación” para que
los que estábamos lejos, tuviéramos acceso a la gloriosa gracia salvadora por su preciosa sangre.
Mi alma se llena de emoción y agradecimiento al pensar, ¿Qué hubiera sido de mí viviendo sin
tu auxilio divino? Por eso te alabo y te bendigo con todo mi corazón, por haberme sacado desde
mi niñez, de un mundo de pecado y maldad. Y saber que no soy extranjera, ni advenediza, sino
juntamente ciudadana con los santos y domésticos de la fe. Rogándote también Señor que hasta
el último instante de mi vida, pueda yo seguir fielmente en tus caminos siguiendo este precioso
consejo del apóstol San Pablo: “Os requiero que no andéis más como los demás gentiles, en la
vanidad de sus sentidos, teniendo el entendimiento entenebrecido, ajenos a la vida de Dios,
quienes por su ignorancia y dureza de corazón, perdieron el sentido de la conciencia”.
Amado Señor, no te ruego sólo por mí, sino por todos los que hemos aprendido de Cristo en el
que hemos encontrado la verdad.
-Mirtha Almeida
Dejemos la pasada manera de vivir, para vivir eternamente con Él.

Sábado Octubre 4, 2008


LECTURA BIBLICA
Matutina: 1Pedro 2:2-5
Vespertina: Mateo 18:1-6
LOS NIÑOS SON DE CRISTO
Un compositor contemporáneo expresó en un himno esta frase: “Cuán bello es cargar un niño,
tocar su suave y tierna piel” refiriéndose a un recién nacido. Es algo hermoso, así lo expresaba
declamando nuestro gran hermano Paulino Barrios: “La inocencia de un niñito es hermosa, dulce
y bella cual la reluciente estrella en el espacio infinito”. Esto me conmueve en extremo, sobre
todo cuando leo este pasaje que es uno de mis preferidos: “Dejando pues toda malicia, engaño,
fingimientos, envidias y detracciones, desead como niños recién nacidos la leche espiritual sin
engaño, para que por ella crezcáis en salud”.
Siempre que veo un bebé con el ansia y el deseo que toma su alimento, me maravillo de la
sabiduría del apóstol Pedro para estimularnos con un ejemplo tan dulce y tierno a que dejemos
todo lo que nos aleja de nuestro santo Dios y deseemos con la misma ansiedad de un niño recién
nacido ser alimentados con todo lo que es espiritual para que podamos crecer en salud.
Dice una alabanza: “Los niños son de Cristo, Él es su salvador. Son joyas muy preciosas,
comprólas con su amor”. Por eso Cristo cuando le preguntaron quién sería el mayor en el reino
de los cielos, puso un niño en medio diciéndoles: “Si no os volviereis y fuereis como niños, no
entraréis en el reino de los cielos”. Y cuando quisieron impedirles que se le acercaran, dijo:
“Dejad los niños venid a mi y no los impidáis, porque de ellos es el reino de los cielos”.
-Mirtha Almeida
Señor danos la inocencia de un bebé para ser dueños del cielo.

Domingo Octubre 5, 2008


LECTURA BIBLICA
Matutina: Mateo 7:9-12
Vespertina: Lucas 6:30,31
EL RESPETO MUTUO
No podemos esperar que nos respeten si no les hemos dejado un buen ejemplo. El respeto y la
consideración mutuos creo que lo estableció Jesús en el tremendo Sermón del monte al decir
aquella frase que alguien muy acertadamente llamo “la regla de oro” y en la que Él resumió toda
“la ley y los profetas”: “Así que lo que quisierais que los hombre hicieren con vosotros, así
también haced vosotros con ellos”. Esto significa la justicia más perfecta. Si nos gusta que nos
respeten, debemos siempre ser respetuosos con todos, sin acepción de personas. Además es la
mejor fórmula para vivir en paz. Procurando vivir esta regla preciosa de hacer el bien a todos tal
como nos gustaría que hicieran con nosotros.
La inclinación del corazón humano es egoísta, casi siempre la mayoría desea lo mejor para sí.
Mas los que seguimos a Cristo, el santo Cordero de Dios, que dejó su trono de gloria al lado de
su Padre, para dar su vida en expiación por el pecado de todos nosotros, debemos imitarlo en su
comportamiento respetuoso, amoroso y como dijo alguien fue “todo un caballero”. ¡Cuánta
consideración hacia los que sufrían! Pues anduvo haciendo bienes y sanando a todos los
oprimidos del diablo porque era el verbo de Dios hecho carne.
Hermanos amados no olvidemos el respeto y la consideración recíprocas al tratarnos y digamos
con San Pablo: “Como también en todas las cosas complazco a todos, no procurando mi propio
beneficio, sino el de muchos para que sean salvos”.
-Mirtha Almeida
Considerémonos unos a otros para provocarnos al amor y las buenas obras.
Lunes Octubre 6, 2008
LECTURA BIBLICA
Matutina: Mateo 13:22,23
Vespertina: Fil. 4:4-7
LIBRES DE ANSIEDADES
“Cristo busca limpios corazones que le sirvan siempre con fidelidad, libres de ansiedades en
Jesús confiados, y que puedan siempre de ellos disponer”.
Este antiguo himno describe las condiciones que necesita tener nuestro corazón para poder
servir al Señor con fidelidad. Todas son importantes, pero lo más necesario para que Él pueda
siempre disponer y usarnos en su servicio es que seamos cristianos fieles, libres de ansiedades,
quienes “echando toda nuestra solicitud en Cristo”, conociendo que Él tiene cuidado de los
suyos, vivamos con tranquilidad. Pues esto es lo contrario de ansiedad. Alegres y felices,
confiando plenamente en sus promesas porque sabemos que son fieles y verdaderas.
En la parábola del sembrador, presenta el Señor el ejemplo de la semilla que fue sembrada entre
espinas, pero estas, que representan “el afán de este siglo y el engaño de las riquezas”, ahogaron
la palabra y se hizo infructuosa.
Meditando yo me dije a mí misma: “Si en aquellos tiempos ancestrales, en que hasta tenían el
privilegio de escuchar sus grandes sermones y ver las grandes maravilla que hacia, podían los
afanes y ansiedades de riqueza impedir que naciera y diera frutos la semilla que Él impartía cada
día con su vida milagrosa, santa y ejemplar, ¡qué dejaremos para este siglo que estamos
viviendo!”
Creo que la única alternativa será que cada uno de sus seguidores, sin permitir que las
vanaglorias y cuidados de este mundo incrédulo y materialista ahoguen la semilla que Él sembró
en nosotros, debamos con nuestro ejemplo enseñar a otros a vivir “libres de ansiedades”.
-Mirtha Almeida
Buscando ante todo el reino de Dios y su justicia.
Martes Octubre 7, 2008
LECTURA BIBLICA
Matutina: Colosenses 3:1-3
Vespertina: Hebreos 12:1,2
MUCHACHO MIRA HACIA ARRIBA
La noticia más desagradable que pueda yo escuchar, es la que me cuenta la deserción de uno de
nuestros hermanos, pues desertar es: “abandonar un soldado sus banderas”.
En una de mis visitas a mi tierra natal, hace algunos años, conocí a un joven que aunque era de
raíces cristianas, por un llamamiento especial del Señor, decidió ingresar en nuestra iglesia como
un soldado de la cruz de Cristo, siendo defensor de la doctrina de fe y obediencia a la palabra de
Dios. Fue usado al extremo que ganó la confianza y el amor de toda la hermandad.
Cuando escuché que había abandonado completamente las filas nuestras, y no solo estas, sino la
fe cristiana y a la familia que había formado aquí, no podía entender el por qué, y lo presentaba
en mis oraciones pensando: “Seguramente olvidó la consigna del cristiano que ha resucitado con
Cristo, que consiste en poner la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra”.
Recuerdo la antigua anécdota de un joven cuyo trabajo era subir por el mástil, un palo muy liso
que subió sin problema, pero al bajar comenzó a sentir mareos, así que el capitán le gritaba:
“¡Muchacho mira hacia arriba!”
Hermanos amados, ésta es la mejor regla para perseverar, sin mirar en nuestro derredor, ni hacia
abajo, puestos los ojos en el autor y consumador de la fe, en Jesús, corramos la carrera que nos es
propuesta, hasta el glorioso final.
-Mirtha Almeida
Levanta tu vista hacia las alturas y verás la gloria de Dios.

Miércoles Octubre 8, 2008


LECTURA BIBLICA
Matutina: Efesios 1:1-5
Vespertina: Efesios 2:4-7
SENTADOS EN LUGARES CELESTIALES
Acababa de levantarme de una oración en la que le rogaba al Señor con toda mi alma, cómo
podríamos hacer que nuestro entorno o medio ambiente sea tan hermoso que pudiéramos decir
como San Pablo a los efesios: “Porque Dios con su mucho amor con que nos amó, estando
nosotros muertos en pecado, nos dio vida y así mismo nos hizo sentar en lugares celestiales con
Cristo Jesús”.
Pude alabarle porque en ese mismo momento me hizo entender, que aunque a veces los
problemas nos agobian, cosa que no sucederá nunca en el cielo, si aquí le buscamos en oración y
le glorificamos, sentiremos siempre un gozo inefable y una paz muy semejante a la que
disfrutaremos en su reino eterno y celestial. Como nos dejó escrito el gran apóstol Pablo: “Que el
reino de los cielos no es comida, ni bebida, sino justicia paz y gozo por el Espíritu Santo”.
¡Gloria al santo nombre de Dios, nuestro amante Padre y a su hijo Jesucristo!
Allí disfrutaremos de una vida tan serena y sublime, como dice un himno que canta mi nieto
Jeffrey titulado “Solo puedo imaginar”. Eso será lo único que podremos hacer mientras
peregrinamos aquí, ausentes del Señor. Pero mantengamos nuestra esperanza de llegar, viviendo
la vida que nuestro amado Maestro nos enseñó, procurando con diligencia presentarnos ante Él
aprobados, como obreros que no tienen de que avergonzarse. Como escribió San Pablo:
“Trazando bien la palabra de verdad” ensayaremos aquí la vida de cielo manteniéndonos
sentados en lugares celestiales.
-Mirtha Almeida
Señor ayúdanos a llegar para estar contigo en tu reino de felicidad.

Jueves Octubre 9, 2008


LECTURA BIBLICA
Matutina: Hebreos 4:7-11
Vespertina: Isaías 6:1-8
ESCUCHEMOS EL LLAMADO
¡Llámame Señor! ¡Limpia todo mi ser de toda inclinación al mal y todo lo terreno! Llévame a tu
trono alto y sublime, y al escuchar aquellos hermosos serafines proclamar tu santidad y tu gloria,
aunque me sienta morir diría ante tanta maravilla: “¡Ay de mi!”
Señor envía un ángel que con el fuego de tu altar quite de mi alma todo sentimiento de
culpabilidad y vestigio de maldad. Entonces yo al oír tu voz inquisidora, buscando o indagando
por saber si hubiera alguien dispuesto a escuchar tu llamado cuando dijiste “¿a quién enviaré y
quién nos irá?” Estando ya liberada de toda influencia terrenal, al escucharte responderé
confiada: “Heme aquí, envíame a mí” al igual que Isaías, príncipe de todos los profetas.
Quizás como Elías confundida y muy triste, deseando una cueva donde pueda morir, si tú envías
tu ángel para que me sustente, y tras de aquel delicado y apacible silbido escucho tu pregunta
“¿qué haces aquí?” quisiera contestarte como lo hizo él, “Sentido he un vivo celo por ti, oh
Jehová, Dios de los ejércitos” aunque yo no puedo igualarme, pues nunca he hecho ni siquiera
una obra parecida a las que realizo él. Sin embargo quiero decir sin que parezca una justificación,
que el sueño de mi vida siempre ha sido servirte con celo, como lo hizo él. Aunque no lo he
logrado, al menos he tratado de serte fiel. Espero en lo adelante que me ayudes Señor a escuchar
tu llamado amoroso, y obedecerlo llevando por doquier tu mensaje glorioso.
-Mirtha Almeida
Dispuesta estoy a responder, “Heme aquí, envíame a mi”.
Viernes Octubre 10, 2008
LECTURA BIBLICA
Matutina: 1Pedro 5:7-11
Vespertina: Apoc. 10:8-11
ACEPTA EL TRATAMIENTO
Quiero dar gracias a Jesucristo, mi médico divino, mi sanador, que llevó sobre sí la enfermedad,
los dolores y sufrimientos de aquellos que hemos aceptado su glorioso plan redentor. Yo
personalmente, he disfrutado de una salud tan buena, que nunca me he sometido a un tratamiento
de medicinas, cuyo sabor y sus efectos secundarios no son agradables. Recuerdo aun de los
difíciles momentos cuando nuestros mayores nos administraban un purgante para limpiar nuestro
aparato digestivo, era como un suplicio, mi madre me decía, “aguanta la respiración y tómatelo
rápido, que aunque el sabor no es agradable, es para tu bien”.
Estando orando por los que sufren mucho por circunstancias adversas, que sin saber por qué han
tenido que enfrentar, recibí en mi mente estas palabras: “ Acepta el tratamiento”.
Amable lector, si tú eres uno de los que atraviesan en estos tiempos por grandes sufrimientos que
te parecen duros e insoportables, relaja tu mente pensando positivamente, que debe ser un
tratamiento medicinal, divino, que aunque al presente el sabor no sea agradable, en el futuro
obrará en ti un “sobremanera alto y eterno peso de gloria”.
Mientras tanto aprovecha la dulzura del santo librito que devoró el teólogo y podrás decir como
el salmista: “Cuán dulces son a mi paladar tus palabras, más que la miel a mi boca” Echa toda
solicitud en Dios porque Él tiene cuidado de los suyos. Así después que padezcas algún tiempo,
te corroborará, establecerá y vivirás sin amarguras.
-Mirtha Almeida
No importa el sabor de la medicina si cura.
Sábado Octubre 11, 2008
LECTURA BIBLICA
Matutina: Nehemías 5:1-13
Vespertina: Deut. 27:24-26
TODOS LOS FIELES DIGAN ¡AMÉN!
Amén es una voz hebrea que significa “así sea”. Decir amén es consentir, estar de acuerdo con lo
dicho.
En un amanecer hermoso escuché una voz varonil con acento precioso que repitió por tres veces
esta frase: “Que todos los fieles digan ¡Amén!” El ultimo resonó en mis oídos como un eco por
un rato, fue una linda experiencia que me hizo recordar este coro que cantamos en la iglesia:
“Amén, amén, amén digamos a una voz. Amén digan los fieles que bendigan el nombre de Dios.
Amén, amén, amén, ha llegado la gran bendición. Alabemos con gozo al Eterno y un grito del
alma que exhale un amén”.
Después me quedé meditando en esta bella palabra que tanto usamos en el templo para aprobar o
dar énfasis a lo que se dice. Nunca antes me había dado cuenta al cantar el coro que este vocablo
solamente deben usarlo los fieles. Aunque es muy lógico, porque un infiel nunca sentirá el deseo
de usarlo.
Recuerdo haber leído años atrás algo acerca del comportamiento, en el manual de nuestra iglesia,
que aconseja debemos durante los servicios mantenernos atentos a todo lo que se habla y
también en las alabanzas para coronarlas con un amén.
También como en el caso de Nehemías que tuvo que reprender a los principales por las
injusticias y herejías que cometían contra sus propios hermanos, sacudiendo sus vestidos
diciendo: “Así sacuda Dios a todos de su casa y de su trabajo” y toda la congregación respondió:
“Amén” y alabaron a Jehová.
-Mirtha Almeida
Los fieles diremos siempre Amén a la disciplina de parte de Dios porque es para nuestro bien.
Domingo Octubre 12, 2008
LECTURA BIBLICA
Matutina: Salmo 103:8-18
Vespertina: Gén. 2:7,8
SOMOS POLVO DE LA TIERRA
En una lectura congregacional del salmo 103 que es uno de mis preferidos, como si fuera algo
nuevo para mí, se estremeció mi corazón al considerar la grande e inmensa misericordia, que
engrandeció sobre los que le tememos nuestro amoroso Dios. Haciendo alejar de nosotros
“nuestras rebeliones”. Lo que más me conmovió fue el motivo, porque como un padre perdona a
sus hijos, aunque le hayan desobedecido y considerando su inexperiencia, no los castiga, Él
también se compadece de nosotros porque conoce nuestra condición. No solamente por habernos
hecho del polvo, sino además por pertenecer a una raza caída, heredada de nuestros primeros
padres con su desobediencia, al único mandamiento que debían de haber guardado en el Edén.
Por lo cual maldijo el Señor la tierra y le dijo a Adán, “ con el sudor de tu rostro comerás hasta
que vuelvas a ella, porque de ella fuiste formado, pues polvo eres y al polvo serás tornado”.
Maldición que pasó a todos los seres vivientes en el mundo.
Todos sabemos la fecha de nuestro nacimiento, pero la de la muerte no, lo que sí sabemos que es
inminente y llegará cuando menos la esperamos.
Los incrédulos prefieren ignorar lo que hay después de la muerte diciendo: “A mí que me lo den
todo aquí”. Pero los cristianos sinceros, aunque sabemos que también somos polvo, creemos que
de allí nos levantaremos con un cuerpo inmortal, y estaremos para siempre con el Señor
disfrutando de su presencia.
-Mirtha Almeida
Indefectiblemente he de morir, pero despertaré en una feliz eternidad.
Lunes Octubre 13, 2008
LECTURA BIBLICA
Matutina: 1Sam 18:1-4
Vespertina: Prov. 18:24
UN AMIGO VERDADERO
La amistad es, “afecto y cariño entre las personas. Afección, intimidad”. Se ha escrito y dicho
cosas muy hermosas sobre este bello sentimiento.
David y Jonathán fueron grandes amigos. Su historia es preciosa y conmovedora. El amor y
desinterés del hijo de Saúl, son admirables. Aun diciéndole su padre que nunca mientras David
viviera su reino no sería firme, no le importó. Y se dedicó a protegerlo aun a costa de su propia
vida, mostrándole compañerismo fraterno y verdadero.
Sin embargo un poeta escribió: “Amigos, es mentira, no hay amigos. La amistad verdadera es
ilusión. Todo cambia, se aleja y desaparece con los giros que da la situación. Amigos verdaderos
sólo tienen los que disfrutan de ventura y calma, pero aquellos que abate el infortunio, sólo
tienen tristezas en el alma”.
Es posible que alguna experiencia dolorosa le produjo toda esa amargura en su corazón. No
obstante yo puedo decir que me siento amada por muchos hermanos sinceros que me hacen
sentir feliz. Entre ellos mi querida hermana Elizabeth Sharp que me estimula enviándome
contribuciones como este pensamiento tan verdadero: “Los amigos de verdad son tan escasos en
estos tiempos, que quien ha encontrado uno ha encontrado un verdadero tesoro”.
Aunque es cierto que tengo buenas amistades en mi Iglesia, recomiendo a mis lectores a
Jesucristo y diremos con el himnólogo: “Yo hallé un fiel amigo para siempre, más que hermano,
padre o madre es Él. Más que plata o que oro o que cobre, es de todos Jesucristo el más fiel”.
-Mirtha Almeida
“El hombre que quiere amigo, debe mostrarse amigo”.
Martes Octubre 14, 2008
LECTURA BIBLICA
Matutina: Mateo 8:1-4
Vespertina: Lucas 5:12-15
UNA COMPLETA SANIDAD
Una mañana de sábado desperté con esta petición en mis labios: “Señor haz en mí una completa
sanidad”. Era como si tuviera una llaga en uno de mis brazos, pero al abrir mis ojos no tenía
nada, dándome cuenta que todo fue un sueño.
Ese día lo pasé meditando en los maravillosos milagros que Jesucristo el santo hijo de Dios,
realizó a su paso por este mundo, como dijo el apóstol Pedro en su discurso en casa de Cornelio:
“Cuanto a Jesús de Nazaret el cual anduvo haciendo bienes y sanando a todos los oprimidos del
diablo” debido a que Él era el unigénito del Padre, el verbo de Dios hecho carne. Y vimos su
gloria porque estaba lleno de gracia y de verdad. Por lo que pudo hacer tantas sanidades
milagrosas. Como curar el cuerpo llagado por una enfermedad tan penosa y contagiosa como la
lepra, que mantenía separados de la sociedad a los que la padecían. Como aquellos diez que
parados de lejos, le pidieron misericordia y al obedecer el mandato de mostrarse a los
sacerdotes, yendo por el camino fueron limpios. Y aquel que le dijo adorándole: “Señor si
quieres puedes limpiarme”, que al toque de Su mano diciéndole: “Quiero sé limpio”, su lepra
desapareció.
Hermanos no olvidemos que Él es el mismo de ayer, hoy y por los siglos, y que la salud tanto
física como espiritual viene de Él. Dependamos más de la gloriosa fe de nuestro comienzo para
recibir “una sanidad completa”.
-Mirtha Almeida
Jesucristo puede también sanar la lepra del alma.

Miércoles Octubre 15, 2008


LECTURA BIBLICA
Matutina: 1Cor. 9:26,27
Vespertina: Santiago 1:5-7
COMO QUIEN HIERE AL AIRE
Estando orando por un caso difícil, parece que dudé y llegaron a mi mente estas palabras: “No
como quien hiere al aire”. Estas son palabras del gran apóstol San Pablo amonestando a los
corintios, para que corrieran como los que corren en el estadio absteniéndose de todo, para
alcanzar la meta los primeros y así recibir su premio. Esto estoy segura que lo logran solamente
aquellos que con seguridad y olvidando el cansancio y agotamiento continúan la marcha
diciendo con San Pablo: “Yo corro de esta manera, no como a cosa incierta o no como quien
hiere al aire. Antes hiero mi cuerpo y lo pongo en servidumbre”. Demostrando así su firmeza en
la fe, porque como dijo él: “Yo sé en quien he creído y estoy cierto que es poderoso para guardar
mi depósito” o su alma para aquel día de la redención.
Amables lectores sigamos el precioso ejemplo de este grande hombre de Dios quien sufrió
tantos percances y su seguridad en el Señor le permitía decir confiado: “No estimo mi vida
preciosa para mí mismo; sino que acabe mi carrera con gozo y el ministerio que recibí del Señor
Jesús”.
Y cuando oremos olvidemos los temores, las dudas y la incertidumbre como él y sin hacer caso
de estas cosas, no como “hiriendo al aire” sino llenos de fe y confianza en sus promesas divinas.
Aunque sean difíciles nuestras peticiones, todas serán contestadas.
-Mirtha Almeida
Si oras con fe y seguridad en Dios, Él responderá.
Jueves Octubre 16, 2008
LECTURA BIBLICA
Matutina: 1Sam 12:1-5
Vespertina: Salmo 1
UNA VIDA EJEMPLAR
Hoy es el cumpleaños de mi padre. Dios me ha bendecido concediéndole un año más. Y no hay
palabras suficientes que puedan expresar mi gratitud por esta grande bendición.
Desde que tengo uso de razón he observado a este hombre día a día vivir para Dios. No importa
cual haya sido la tarea que tenga que llevar a cabo, material o espiritual, siempre ha estado
dispuesto y en su vocabulario no existe la palabra imposible. Porque el pensamiento “creemos
que la fe en Dios da sentido y objeto a la vida” ha sido más que palabras, el lema que ha
moldeado su vida desde que en su infancia entregó su corazón al Señor y su vida a Su servicio.
Su extensa carrera en el glorioso ministerio de trabajar para Dios, ha dado frutos preciosos y el
crecimiento de la iglesia que conocemos hoy en día, es resultado del esfuerzo de este varón de
Dios que ha sido un fino instrumento en Sus manos. Y hace muchos años dijo “esta iglesia es mi
vida y mi vida es la iglesia del Señor” y ha probado durante más de 60 años que ésta es la gran
verdad de su vivir.
Su ejemplo me ha maravillado. Su amor me ha sustentado. Su alegría y su ánimo me han servido
de inspiración. Su dedicación me llena de admiración y su fe no fingida me ha mostrado que con
Dios todo se puede. Y que la promesa “aun en la vejez fructificarán, estarán vigorosos y verdes”
es una gloriosa realidad.
-Judith Stone
Feliz cumpleaños apóstol de Jesucristo Florentino Almeida.
Viernes Octubre 17, 2008
LECTURA BIBLICA
Matutina: 1Cor 14:39,40
Vespertina: 1Cor 7:35
DECENTEMENTE Y CON ORDEN
“Traemos sacrificio de alabanza a la casa del Señor. Ofrecemos para ti sacrificios de gratitud.
Ofrecemos para ti sacrificios de amor”.
Es hermosa la alabanza. “A ti es plácida la alabanza oh Dios” Por eso sus hijos nos gozamos en
el templo complaciéndole, pues sabemos que a Él le gusta que le alaben con fervor. Teniendo
siempre presente a San Pablo quien en este capítulo 14 de 1cor. escribió poniendo en orden las
reuniones y aconsejaba a los que anhelaran dones espirituales, procuraran ser excelentes para
edificación de la iglesia. Dando testimonios de las bendiciones recibidas sirviendo al Señor, en
vez de hablar de trabajos que hemos sufrido. Que lejos de animar a los que no son domésticos en
la fe, lo más probable sea que no regresen jamás.
Excelencia es: “grado eminente de perfección . Alto, admirable, bueno, muy agradable”. Cosas
que debemos mostrar en nuestra congregación. Así que “ninguna palabra torpe salga de vuestra
boca, sino la que sea buena, para que dé gracia a los oyentes”. También en la alabanza seamos
moderados, controlando nuestras emociones para que no se escuchen gritos estridentes que toda
la congregación tenga que volver asustada la cabeza para saber qué está pasando. Además los
gestos y expresiones deben ser controlados, pero cuando el Señor te toca puedes alzar tus manos
en súplica y adoración, pues esto es bíblico: “Alzad vuestras manos al santuario y bendecid a
Jehová” “Empero hágase todo decentemente y con orden” como al Señor le agrada que le alaben.
-Mirtha Almeida
“Sacrifica a Dios alabanza y paga tus votos al Altísimo”.
Sábado Octubre 18, 2008
LECTURA BIBLICA
Matutina: Salmo 119:97-104
Vespertina: Salmo 119:113-120
CÓMO OCUPAS TU MENTE
Nuestra mente es: “La inteligencia, pensamiento, memoria”. Así que comprende una tercera
parte del poder gubernativo del hombre que es el corazón. Por lo que debemos cuidarla con
esmero para que se mantenga en perfecto estado de salud, como nos recomienda uno de nuestros
lemas anuales: “Mente limpia, corazón puro, para vencer las dificultades del camino”. Teniendo
en cuenta que una de las siete cosas que aborrece Jehová es: “El corazón que maquina
pensamientos inicuos” e imitando al salmista en su amor a la perfecta ley del Señor, podamos
con verdad decir con él: “Todo el día es ella mi meditación”. De esta manera, aunque no
podamos impedir que vuelen esas avecillas sobre nuestra cabeza, queriendo atormentarnos con
pensamientos negativos, de un pasado triste y doloroso, o de cualquier situación en nuestro
presente que nos haga perder la comunión con Dios, al menos no las dejaremos hacer nido en
nuestra mente que debemos conservar sana para Él.
No permitamos que el cerebro, ese órgano maravilloso que es el “asiento de las sensaciones”, sea
afectado por las cargas pesadas y difíciles de llevar que vamos recogiendo en el camino.
Olvidando que tenemos a Jesucristo nuestro gran amigo que nos prometió llevarlas sobre sus
hombros.
Así pues dejando todos nuestros afanes, permitamos en este día de reposo y siempre, que “la paz
de Dios que sobrepuja a todo entendimiento guarde nuestras mentes” en Jesucristo para pensar
solamente en lo verdadero, lo honesto, lo justo, lo puro, lo amable, lo que es de buen nombre.
-Mirtha Almeida
Hermanos, “si hay virtud alguna, si alguna alabanza, en esto pensad”.

Domingo Octubre 19, 2008


LECTURA BIBLICA
Matutina: Mateo 13:24-30
Vespertina: 2Pedro 2:1,2
¿TRIGO O CIZAÑA?
El trigo y la cizaña son plantas gramíneas muy parecidas. He oído decir que se parecen tanto que
lo único que les distingue es su fruto. Pues el grano del trigo es el cereal por excelencia y la
planta más alimenticia cultivada en Europa, especialmente para fabricar el pan.
Se dice que no ser trigo limpio es: No ser una persona intachable. Queriendo significar que este
grano es algo muy especial. Por lo que es recomendado por los doctores como parte de un plan
nutricional para mantener una buena salud.
De la cizaña dicen que su harina es venenosa. Su figurativo es: “vicio, lo que daña o hecha a
perder algo. Disensión, enemistad, discordia y al que es aficionado a estas cosas le llaman
“cizañero”.
Muy estimado lector ¿qué te gustaría ser? ¿Trigo limpio que cuida con amor la reputación de sus
hermanos y la suya propia? Así evitarías comentarios desagradables, que engendran cuestiones y
contiendas y te sentirías satisfecho, edificando tu Iglesia “que es columna y apoyo de la verdad”.
Continuemos todos defendiéndola con valor, porque de vez en cuando “el hombre enemigo”
aprovechando algún descuido nuestro, siembra cizaña dentro del trigo. Alguien que
solapadamente se te acerca para contarte cosas desagradables para debilitar tu fe en Dios. No
permitas que ninguno de esos falsos profetas y doctores, de los cuales dijo el apóstol Pedro que
introducirían encubiertamente herejías de perdición, te confundan. Recuérdales nuestro lema:
“Piense antes de hablar, hable del bien y ore contra el mal”.
-Mirtha Almeida
Habla siempre del bien, preserva tu vida de ofensas a Dios.
Lunes Octubre 20, 2008
LECTURA BIBLICA
Matutina: Juan 14:15-18
Vespertina: Mateo 28:19,20
UN COMPAÑERO CONSTANTE
La definición de la palabra constante según el diccionario es: “Que consta. Sus sinónimos son:
Firme, inquebrantable, inflexible y duradero”.
¡Cuánta seguridad nos da esta bella promesa del Señor! Cuando dijo: “Si me aman y guardan mis
mandamientos, yo rogaré al Padre y os dará otro consolador, que estará con vosotros para
siempre”, o lo que es igual un compañero constante, “al Espíritu de verdad el cual el mundo no
puede recibir, porque no le ve ni le conoce”. Glorifiquemos a Dios por su bondad inmensa, al
concedernos la dicha de conocerlo y sentir su presencia bienhechora, en cada proceso difícil que
hemos tenido que atravesar. Siempre ha estado allí, firme e inquebrantable para sostenernos.
Recordemos siempre que esta compañía preciosa, exige condiciones que debemos cumplir para
que sea constante. Lo principal de ellas es obedecer a la gran comisión que dio a sus discípulos
antes de su regreso al Padre cuando les dijo: “Id por todo el mundo y predicad el evangelio a
toda criatura, bautizándoles y enseñándoles que guarden todas las cosas, y he aquí yo estoy con
vosotros todos los días hasta el fin del mundo”.
Nunca olvidemos hermanos amados, que tenemos un feroz enemigo que lucha tenazmente,
tratando de entretenernos con sus mentiras y sus engaños, ofreciéndonos las vanaglorias del
mundo para que nos alejemos de Dios, que es nuestro compañero constante. Por eso Cristo le
llamó al diablo, “padre de la mentira” recordándonos que fue pionero de la mentira en el Edén y
por medio de aquel engaño entró en el mundo el dolor y la muerte.
-Mirtha Almeida
Cumplamos con nuestros deberes para tener a Cristo como un compañero constante.
Martes Octubre 21, 2008
LECTURA BIBLICA
Matutina: Hebreos 12:12-15
Vespertina: Efesios 4:29-32
LAS AMARGURAS
El gran apóstol San Pablo nos dice en esta escritura que alcemos las manos caídas y las rodillas
paralizadas, para que nuestros pies no salgan fuera del camino de vida, paz y gozo, en que el
buen Señor por su gracia y misericordia nos ha colocado. Así que debemos procurar con todo
cuidado y diligencia, que “ninguna raíz de amargura”, que a menudo nuestro adversario hace
brotar en nuestra vida, para destruir la obra redentora de salvación, que Cristo realizó al llegar a
nuestras almas, llenándolas de paz y de gozo por el Espíritu Santo; al cual no debemos contristar,
tratando aun en medio de la prueba, de mantener en nuestro interior aquella dulce experiencia de
alegría y felicidad, que depositó en nosotros aquel glorioso día que nos visitó de lo alto.
Dejemos toda amargura, enojo e ira, y las voces y maledicencia nunca estén en nuestro labios, ni
la malicia llegue a nuestra mente; cosas que solamente existen en corazones que guardan raíces
de amargura y no sólo le dañan a ellos sino que pueden amargar la vida a todos los que le rodean.
En este “valle de lágrimas” que es el mundo, enfrentamos a veces situaciones difíciles, al acudir
a nuestro buen amigo Jesucristo quien llevó nuestros dolores y sufrimientos en la cruz del
Calvario; por duro que sea el proceso que estamos atravesando, esta promesa suya nos consolará:
“No temas ni desmayes porque yo soy contigo, no te dejaré, ni te desampararé” y en el cielo
secará nuestras lágrimas haciendo que olvidemos todas las amarguras.
-Mirtha Almeida
Porque cuando se tiene a Jesucristo todo es felicidad.

Miércoles Octubre 22, 2008


LECTURA BIBLICA
Matutina: Romanos 12:1,2
Vespertina: 1Pedro 2:3-5
COMO OFRENDA DE AMOR
“Acéptame como ofrenda de amor. Como un sacrificio agradable en tu honor. Grato perfume yo
quiero ser Señor”. Me sentí muy conmovida uno de estos días cuando al postrarme en oración,
las palabras de esta alabanza contemporánea brotaron espontáneas desde mi corazón a mis
labios, porque verdaderamente en toda mi vida ese ha sido el gran anhelo de mi alma, ser
aceptada en la presencia del santo Dios como una ofrenda de amor. Que el perfume que ésta
exhale sea un aroma suave en su santa morada.
Además anhelo que todo mi ser sea como aquella fragancia en el vaso de alabastro de gran
precio, que derramó una mujer sobre la cabeza del Señor. Y según dijo Él lo hizo para su
sepultura, agregando que aquel bello acto sería contado donde quiera que fuera predicado el
evangelio, en memoria de ella; cosa que se ha cumplido hasta el presente.
Quiero darle gracias a Dios pues hoy es el cumpleaños de mi hijo menor, Abel Luis, y desde su
más tierna infancia he observado que ha vivido así cada día, derramándose ante el altar del Señor
en alabanzas y súplicas que exaltan el poderoso nombre de nuestro Dios e instando a otros a
acercarse y adorar “en espíritu y en verdad”. Y sin tomar en cuenta circunstancias, ni problemas
o pruebas que esté atravesando, se ha mantenido durante toda su vida, suplicando al Señor que le
acepte como ofrenda de amor. Por eso alabo, glorifico y exalto el nombre de Dios.
-Mirtha Almeida
Clamemos: “Señor Jesús acepta mi vida como ofrenda de amor”.

Jueves Octubre 23, 2008


LECTURA BIBLICA
Matutina: Ezequiel 11:19-21
Vespertina: Salmo 51:7-10
UN NUEVO CORAZÓN
“Dijo un enfermo a su doctor/ -estoy espiritualmente casi vencido/ por un mal que me abate
hondo, escondido/ sin fiebres, convulsiones, ni dolor./ -Enfermedad moral serio quebranto-/ dijo
el doctor con honradez a su cliente/ -la ciencia no la cura en su adelanto, si extraigo el corazón
únicamente / -¡Extráigalo doctor! Me duele tanto”.
Desconozco al autor de estos versos, ni el motivo de su enfermedad, ni si estaba expresando sus
propios sentimientos. Pero como quiera que sea, cualquiera que fuera la causa de tal resolución,
quiero decirle a mis lectores que en ocasiones como ésta, lo que resuelve los problemas no es una
extracción, sino un cambio como prometió Dios a su pueblo, es a saber a aquellos que quitaran
de sí las torpezas y todas sus abominaciones. Les dijo: “Y darles he un corazón, y espíritu nuevo
daré en sus entrañas; y quitaré el corazón de piedra de su carne y daréles corazón de carne”, dócil
y tierno. Para que andando en sus ordenanza vivieran felices guardando y cumpliendo sus
juicios, sin necesidad de ir a un doctor a que se lo extrajera. Algo que no es recomendable porque
según dijo el proverbista, “de él mana la vida”. Siendo el órgano principal de la circulación de la
sangre, aunque cesarían los sufrimientos porque terminaría la vida.
El remedio eficaz es clamar como David en oración de arrepentimiento: “Crea en mí oh Dios un
corazón limpio y renueva un espíritu recto dentro de mí’.
-Mirtha Almeida
“Al corazón contrito no despreciarás tú, oh Dios”.

Viernes Octubre 24, 2008


LECTURA BIBLICA
Matutina: Gálatas 2:19,20
Vespertina: Filipenses 1:18-26
ENTREGA TOTAL
Andando Saulo en su loca carrera de persecución a los cristianos, Jesucristo, conociendo su
sinceridad, se encontró con él en el camino de Damasco, por donde iba pensando en su
ignorancia, que destruyéndolos hacía “servicio a Dios”. Cumpliéndose esta advertencia de Cristo
a sus discípulos: “viene la hora , cuando cualquiera que os matare, pensará que hace servicio a
Dios”.
La historia es bien conocida, la luz del glorioso amor de Dios le cegó para hacerlo olvidar su
pasado de horror y enviando a Ananías a orar para devolverle la vista le dijo: “Ve, porque
instrumento escogido me es éste, para que lleve mi nombre en presencia de los Gentiles, y de
reyes y de los hijos de Israel”. Siendo allí instituido como el apóstol de los Gentiles para traernos
el conocimiento de Su nombre y la oportunidad de la Salvación por la gracia redentora del Señor.
Después de caer de sus ojos las escamas, desapareció la oscuridad tenebrosa de su alma y allí en
las sinagogas predicaba a Cristo, diciendo que éste era hijo de Dios.
Maravillosa transformación que comenzó al instante de la amorosa pregunta de Jesús: “¿por qué
me persigues?” y su repuesta fue una “total entrega”, una verdadera rendición incondicional:
“¿Señor quién eres?” Por tanto podía decir con seguridad “ Porque para mí el vivir es Cristo, con
Él estoy crucificado, ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí. Y ahora vivo en la fe del hijo de Dios
que me amó y se entregó por mí”.
-Mirtha Almeida
Señor permítenos llegar a esa entrega total.

Sábado Octubre 25, 2008


LECTURA BIBLICA
Matutina: Efesios 6:10-17
Vespertina: 1Pedro 5:8-11
FIRMEZA
“Firmes y adelante huestes de la fe, sin temor alguno que Jesús nos ve”. Este antiguo himno de
batalla nos insta a la lucha contra las huestes del mal. Al menos yo me siento con la fortaleza de
un coloso, lista para comenzar la batalla confiada en el poderoso en batallas, el santo de Israel. El
mismo que dijo Jeremías en medio de las amenazas de sus enemigos: “Mas Jehová está conmigo
como poderoso gigante”.
Si nunca olvidáramos esto, nos sentiríamos más seguros para combatir en la lid y derrotar a
nuestro adversario quien, como dijo el apóstol Pedro, anda como león rugiente buscando la
manera de devorarnos. Y nos da esta bella solución : “Al cual resistid firmes en la fe” para
enfrentar la lucha. Y también nos dice San Pablo: “Confortaos en el Señor y en la potencia de su
fortaleza” y nos aconseja: “Vestíos de la armadura de Dios” para que con firmeza siempre
podamos destruir sus asechanzas. Teniendo presente que será una batalla terrible contra Satán y
sus huestes de “malicias espirituales en los aires”.
Apreciables lectores, no es mi deseo asustarles, sino alertarles para que estén listos y los
inesperados acontecimientos que lleguen a sus vidas, no debiliten vuestra firmeza en un Dios
poderoso, que en su santa palabra nos llena de seguridad con promesas como estas: “Si Dios por
nosotros ¿Quién contra nosotros?” Y nos dice que cuando llegue el día malo, tomando su
armadura poderosa podremos resistir y estar firmes habiendo acabado todo.
-Mirtha Almeida
El que perseverare hasta el fin, éste será salvo.

Domingo Octubre 26, 2008


LECTURA BIBLICA
Matutina: Salmo 51
Vespertina: Rom: 5:18-21
LA HUELLA FATAL
“¡Ten piedad de mí oh Dios! Y la huella fatal que en mí dejó el pecar bórrala con tu amor”. En
un amanecer hermoso me despertaron las palabras de este himno que es una paráfrasis del
arrepentimiento de David, cuando el profeta le despertó de la confusión en que se hallaba debido
a sus graves errores.
Es de suponer la situación de un hombre como él, de cuyo corazón el mismo Dios testificó de su
ternura, docilidad y obediencia a todos sus mandatos. Pero que duró hasta que “la huella fatal”
del pecado llegó hasta él cegándole al extremo, hasta que Nathan le dijo: “El hombre que dijiste
que debe morir por sus injusticias, eres tú mismo, David”.
Podemos leer en el Salmo 51 derramando su alma en arrepentimiento ante Dios e implorando su
piedad y el ser limpiado, purificado y emblanquecido más que la nieve. Porque al haber
reconocido sus rebeliones, siempre tenía sobre él, la pesada carga de sus pecados y las huellas
que habían dejado en su alma. Y le decía: vuélveme el gozo de tu salud y el espíritu libre de
aflicciones y sufrimientos me sustente y me mantenga fiel a ti con un corazón limpio y un
espíritu recto dentro de mí. Así podré enseñar a los pecadores para que se conviertan a ti de sus
perversos caminos, a una nueva vida de santidad, pureza y honor para amarte por siempre. Que
tú seas lo primero y desaparezca la huella fatal del pecado.
-Mirtha Almeida
Ahora librados del pecado, vivirán felices por la Eternidad.

Lunes Octubre 27, 2008


LECTURA BIBLICA
Matutina: Génesis 3
Vespertina: Romanos 5:12-19
CUANDO EL PECADO LLEGA
Cuando te sientas triste y desalentado al extremo de no sentir deseo de ayunar y de orar, ni de ir a
la iglesia a adorar al Señor, cantándole alabanzas que lleguen hasta el cielo a su santa morada. O
a escuchar los mensajes que el Espíritu Santo trae por medio de sus instrumentos, nunca culpes a
otros, ni preguntes por qué, pues el motivo es este: “Cuando el pecado llega”. Así hablaba yo en
sueños a alguien que se había alejado de Dios, y estaba padeciendo todos estos síntomas que son
pruebas indubitables de cuando nos alejamos de Dios. Cosa que conocía Satanás cuando
introdujo el pecado en el mundo por medio de la serpiente antigua, que convenció a Eva para
quebrantar el mandamiento. Lo que fue motivo de la separación del hombre con Dios.
Triste separación que fue instantánea, porque en el Edén no hubo ningún cambio, el aire
continuo fresco y agradable meciendo la hojas y también aun oyeron la voz divina paseándose en
el huerto.
El problema fue que el pecado hizo que Adán se escondiera avergonzado rompiendo así la
comunicación con Dios y la muerte también pasó a todos los hombres. Mas nosotros con el Ap.
Pablo “Nos gloriamos en Dios por el Señor nuestro Jesucristo por el cual hemos ya recibido la
reconciliación” por un hombre que es el Señor, quien siendo del cielo, bajó a esta tierra a dar su
vida para librarnos del pecado y la muerte.
-Mirtha Almeida
“Porque la paga del pecado es muerte mas la dádiva de Dios es vida eterna” .

Martes Octubre 28, 2008


LECTURA BIBLICA
Matutina: Deut 32:1-5
Vespertina: Deut 32:8-11
LA ROCA DE LA ETERNIDAD
La bella comparación y la más verdadera, es el nombre dado a Jehová y a su hijo Jesucristo, por
Moisés en su ultimo cántico antes de subir al monte Nebo para morir. Dijo refiriéndose al Padre
y al Hijo: “Él es la roca, cuya obra es perfecta, Dios de verdad y ninguna iniquidad en Él”. ¿Qué
otro nombre se le pudiera dar sino el de roca por su fortaleza, poder y firmeza? Porque nada hay
en el mundo, ni nadie, que pueda ofrecer seguridad y protección, como estos dos personajes de la
divina Trinidad.
Tuve la oportunidad de escalar el Peñón de Gibraltar, quedando admirada de su majestad y
fortaleza, que a través de los siglos y las batallas humanas por poseerlo, permanece firme en su
lugar. Allí pude ver el monumento que se ha erigido, para señalar el punto donde se unen las
aguas del Atlántico y el Mediterráneo. También recordé que siendo yo una niña, mi cuñado, cuyo
padre era español, contaba de los problemas que las grandes potencias, España e Inglaterra
sostenían por su posesión en el siglo pasado. En las que venció Inglaterra aunque está en
territorio español. Estos son conflictos humanos, pero los verdaderos cristianos, solamente nos
interesa estar al amparo de la Roca de la eternidad que es Jesucristo, nuestro refugio cuando
llegan a nuestra vida las furiosas tormentas. En nuestras ansiedades también Él es la peña de
Horeb, brotando agua de vida que sacia nuestra sed.
-Mirtha Almeida
Cristo es y será la roca de nuestra salud.
Miércoles Octubre 29, 2008
LECTURA BIBLICA
Matutina: Lucas 21:34-36
Vespertina: Rom. 6:21-23
QUE TODOS ESTEMOS PREPARADOS
Al despertar una mañana, escuchaba estas palabras: “Para que todos se preparen”. Era una voz
que con urgencia las repetía. Durante todo el día estuve meditando en la importancia de estar
siempre listos para cualquier cosa que tengamos que hacer. Por ejemplo, si somos invitados a
una fiesta, conseguimos nuestro atuendo de acuerdo al motivo de la celebración. Si hemos de dar
un viaje, varios días antes, aunque sea mentalmente, comenzamos a planear lo que hemos de
llevar. Acudimos al Internet para comprar los boletos de viaje, y el día señalado tratamos de
llegar al aeropuerto, o a la estación de autobuses o a la del tren a tiempo. Además es importante
fijarse si nuestro pasaporte esta vigente, porque con toda la preparación que hallamos hecho, si
no tenemos al día nuestro pasaporte no podremos viajar. Esto es referente a los viajes que damos
a menudo en este mundo. Pero la más urgente preparación es la de nuestro viaje a la eternidad.
Por lo que el Señor nos alerta hoy para que los cuidados de esta vida no nos entretengan y ese
gran acontecimiento no nos sorprenda desapercibidos o desprevenidos de lo necesario, o
completamente inadvertidos. Así que nos recomienda orar en todo tiempo, para estar en pie
delante de Él. No solamente en el glorioso día de su venida, sino cuando tengamos que partir de
este mundo a descansar, hasta que nos levante de la tumba fría con un cuerpo ya inmortal.
Entonces se efectuará la palabra que está escrita: “Sorbida es la muerte con victoria”.
-Mirtha Almeida
Procuremos estar preparados para cuando llegue ese momento.

Jueves Octubre 30, 2008


LECTURA BIBLICA
Matutina: Salmo 41:1-3
Vespertina: Prov. 19:17
BIENAVENTURADO EL QUE PIENSA EN EL POBRE
“A Jehová empresta el que da al pobre, y él le dará su paga”. Tal vez alguna persona muy
interesada, al leer este proverbio comenzará a dar a los pobres para inmediatamente recibir el
pago que le dará Jehová. Para este tipo de personas tenemos otros pasajes bíblicos que nos
enseñan a amar, hacer bien y prestar, no esperando nada por ello, y nuestro galardón será grande.
Lo más glorioso es, que seremos hijos del Altísimo y nos pareceremos a Él, que es benigno hasta
con los ingratos y malos. Además cuando demos así, con desinterés, recibiremos medida buena,
apretada, remecida y rebosando, porque conforme a la medida con que damos, será nuestra
recompensa cada vez que lo hagamos por amor y ese sentimiento puro de misericordia para
aliviar a los que sufren.
Entonces sí recibiremos las bendiciones que enumera el salmista David en el salmo 41
“Bienaventurado el que piensa en el pobre, será librado en el día malo” y pide que Jehová le
guarde y le de vida y sea bienaventurado en la tierra y no caiga en mano de sus enemigos. Jehová
lo sustentará en el dolor y mullirá su cama en su enfermedad. ¡Cuántas cosas hermosas para los
que se acuerdan de los pobres! y les dan ayuda, tanto material , proporcionándoles alimentos,
como emocional y espiritual, llevándoles el conocimiento de Jesucristo, quien por amor de ellos
se hizo pobre siendo rico para que con su pobreza, ellos se enriquecieran alcanzando la
salvación.
-Mirtha Almeida
Si das con desinterés tendrás como recompensa un grande galardón en el cielo.

Viernes Octubre 31, 2008


LECTURA BIBLICA
Matutina: Josué 1:1-9
Vespertina: Efesios 6:12-17
LLÉNATE VALOR
Cuando el desconcierto, la desavenencia y la confusión llegan a tu ser, queriendo impedir tu
avance en el sendero luminoso y ascendente hacia la Canaán celestial que hace años
emprendiste, mi hermano llénate de valor.
Imagínate a Josué cuando a la muerte de su líder Moisés, recibió la orden divina de introducir al
pueblo de Israel a la bella tierra que como le dijo Dios “fluía leche y miel”. El que fue ministro
de Moisés durante los cuarenta años en el desierto, sabía que no era fácil la tarea, por lo cual
Dios le dijo: “Esfuérzate y sé valiente” Y tres veces más repitió el mandato, “solamente que te
esfuerces y seas muy valiente” Y “mira que te mando que seas muy valiente, no temas ni
desmayes” prometiéndole “nadie te podrá hacer frente, no te dejaré, ni te desampararé”.
Ahora la jornada es la misma, porque caminamos hacia la tierra prometida, que es la patria del
alma, la ciudad celestial. La diferencia es lo que escribió San Pablo, “nuestra lucha no es contra
carne y sangre”, nuestras batallas son espirituales, contra las malicias que continuamente pelean
en nuestra mente, para debilitar nuestra gloriosa fe y desestabilizar nuestra vida espiritual.
Dejándonos sin equilibrio y llenos de dudas ,temores y sin valor. Ese es el momento de renovar
nuestras fuerzas para cantar con gozo el coro “si hay valor y fe, si hay valor y fe, gozo y paz
traerá la lucha, si hay valor y fe”.
-Mirtha Almeida
Pidamos a Dios que nos llene de valor para que podamos vencer.

Sábado Noviembre 1, 2008


LECTURA BIBLICA
Matutina: Is. 58:13-14
Vespertina: Is. 26:3
EL SÁBADO ES UN REPOSO, NO UNA CARGA.
Me gusta mucho leer los artículos que escribe nuestra hermana Judith Stone acerca del sábado,
pues se nota en sus palabras el gozo y la paz que trae a su alma, mente y cuerpo. Tener un día en
el que se puede apartar y olvidar de los quehaceres y de las preocupaciones cotidianas y puede
reposar en el seno de nuestro Salvador.
Qué bueno es tener un día para descansar de las responsabilidades de este mundo y consagrarlo a
Dios. Pero qué lamentable es reconocer que muchas veces olvidamos la importancia y el gran
significado de este precioso día, sombra del reposo eternal que vendrá y estamos contando las
horas desde que desciende el sol el viernes hasta que se oculta el sábado, para seguir con nuestra
vida diaria.
Qué triste es que el sábado nos parezca a veces como una especie de castigo en vez de una
bendición. Y esto sucede cuando no hacemos caso a la Palabra de Dios y en vez de reposar
nuestra mente en las cosas celestiales, nos atribulamos con las terrenales pensando nuestros
pensamientos y hablando nuestras palabras. No nos enfocamos en lo espiritual, sino en lo que
vamos a hacer cuando se ponga el sol, haciendo del día del Señor una carga.
No permitas que esto te suceda y entrega tu mente, alma y cuerpo para reposar en Dios.
-Jason Cárdenas
Descansa tu vida en la paz de Dios.

Domingo Noviembre 2, 2008


LECTURA BIBLICA
Matutina: Pro. 8:17
Vespertina: Ecc. 12:1-6
HUBIESE LLEGADO MÁS TEMPRANO
Uno de mis momentos favoritos del día es cuando llega la noche y me acuesto a meditar y a
hablar con Dios antes de quedarme dormido. Siento un gozo y una paz, que va más allá de todo
entendimiento, al pasar esos últimos minutos del día con el Señor. A veces siento el fuego de su
presencia tan cerca de mí, que no me quiero dormir y me gustaría quedarme así horas y horas. Es
ahí cuando pienso, ¿por qué demoré tanto en venir a acostarme? Hubiese llegado más temprano.
Eso fue también lo que me pasó el día que Cristo tocó la puerta de mi corazón y le abrí. Yo sé
que Tú pensaste lo mismo Señor, ¿por qué no llegaste más temprano?
Muchas veces deseas hacer algo para Dios, quizás algo con tu familia o una meta personal, pero
dejas esos planes y cuando al fin los realizas piensas… hubiese llegado más temprano.
Si tienes deseos de hacer algo con tu vida, no le temas al fracaso y sigue adelante. No te
desanimes porque fracasar es no hacer algo y peor que un resultado negativo, es la incertidumbre
de lo que hubiese pasado si te hubieses atrevido. No dejes que tu vida, especialmente la espiritual
se quede con estas incógnitas. Dios tiene un plan grande para ti, no lo pienses más, el tiempo se
acaba. Dios no está buscando campeones, sino cristianos que se atrevan.
-Jason Cárdenas
“Atrévete a llegar temprano”.

Lunes Noviembre 3, 2008


LECTURA BIBLICA
Matutina: Apo. 4:10,11
Vespertina: 1Cor. 4:7
PON TU CORONA A SUS PIES
La mayoría de las personas que han sido dotadas con dones especiales y no muy comunes,
muchas veces sufren del mal de la vanagloria. Durante mucho tiempo el enemigo me tuvo
enredado en esa engañosa trampa. Me gustaba saber que podía hacer cosas que otros no, aunque
ellos no lo supieran. Me llenaba de orgullo y arrogancia, como si mis dones no me los hubiera
dado nadie. Hasta que un día Dios me mostró que no era más que polvo y que Él me había
creado para su gloria y no para mi vanidad. Hasta el día de hoy el enemigo trata de engañarme y
de quitarle la gloria al Señor, pero el Padre siempre me ayuda recordándome mi condición de
pecador a través de su Palabra.
Los dones que Dios te dio al nacer, aun cuando creas que no tienes (pues todos tenemos) y los
que te dio al recibir el Espíritu Santo; los logros que has alcanzado, las almas que has ganado, el
tiempo que te has mantenido firme en la fe, son coronas que Jesús ha puesto con sus manos
ensangrentadas, por los sufrimientos en la cruz, con amor y ternura sobre tu cabeza.
No permitas que el enemigo te enrede en la vanagloria y te haga creer que tú mereces el honor y
el lugar que le corresponde a Dios. Toma la corona, el regalo que Dios ha puesto sobre tu cabeza
y deposítala de rodillas a los pies de Jesús.
-Jason Cárdenas
“No merezco tu corona, Señor”

Martes Noviembre 4, 2008


LECTURA BIBLICA
Matutina: Isaías 9:1-7
Vespertina: Isaías 12
DÍA DE ELECCIONES
Cada cuatro años sucede un fenómeno que me llama mucho la atención. Es el tiempo de elegir
un nuevo presidente para que junto al Senado, gobierne el país. Y no puedo menos que
asombrarme cada vez al ver y escuchar con la seguridad que los que se postulan ofrecen cambios
y mejoras tan espectaculares, que escuchándolos cualquiera se emociona y puede creer aunque
sea por un momento que realmente están sintiendo lo que dicen. Lo triste es que por experiencia
sabemos que tan pronto como asuman el poder y alcancen la posición más alta que existe en el
mundo actual, olvidan la mayoría de sus promesas y comienzan a comportarse como lo que
realmente son, hombres más o menos sinceros en sus deseos de cambiar el mundo, pero hombres
al fin.
Si los hombres se dieran cuenta que el único que tiene poder para cambiar circunstancias,
situaciones y problemas es Jesús, tal vez buscarían la forma de elegirlo a Él para que gobierne
sus vidas, para que le de sentido a cada mañana y propósito a lo que hay que realizar. Que llene
de esperanza a los que ya se han rendido y de consuelo a los que yacen abatidos por la tristeza. Si
eligieran al Príncipe de la paz, se acabarían las guerras. Si escogieran al Admirable, Consejero,
marcharían las naciones por el camino recto que conduce a la vida eterna. Si se volvieran al Dios
fuerte, Padre eterno, no existirían los huérfanos y se desvanecería el hambre.
-Judith Stone
Hoy es día de elecciones. Elige para siempre. Elige a Jesús.

Miércoles Noviembre 5, 2008


LECTURA BIBLICA
Matutina: Mal. 1:6-14
Vespertina: 2 Sam. 24:18-25
¿QUÉ LE TRAES A TU REY?
Vivimos en un mundo que demanda mucho de nosotros. Entre el trabajo, la familia, las deudas y
los impuestos, el enemigo quiere dejarnos sin tiempo alguno para Dios y cuando llegamos del
trabajo, muchas veces usamos nuestro tiempo libre para escuchar la radio, el Internet, etc.
Y no sólo esto, sino que hacemos caso omiso al mandamiento de nuestro Rey de predicar el
evangelio. A veces vamos a la iglesia para que nos sirvan, no para servir; para que nos ayuden,
no para ayudar; para recibir, no para dar.
En algunas ocasiones hay un claro contraste de lo que somos como discípulos de Jesús, durante
la semana y los fines de semana en la iglesia. Si nuestro jefe nos pide que nos quedemos a
trabajar tiempo extra, lo hacemos por el dinero o para ganar su favor; mientras que si el culto
dura tiempo extra del acostumbrado, estamos listos para reclamar o simplemente irnos antes de
que termine. Cuando nuestro jefe nos dice que debemos viajar a un seminario, conferencia, etc.,
no ponemos excusa, pero cuando Jesucristo necesita misioneros en otras ciudades y países casi
nadie puede ir. Actuamos como si el servir a Cristo es un favor y no una responsabilidad.
Después de comparar nuestro comportamiento hacia los reyes de este mundo y nuestra
disposición ante el Rey de reyes, queda una pregunta que hacer: ¿Le estamos dando a Dios las
primicias?
-Jason Cárdenas
Da lo mejor al Maestro.

Jueves Noviembre 6, 2008


LECTURA BIBLICA
Matutina: Stgo. 4:14
Vespertina: Lc. 12:16-21
ELTIEMPO NO TIENE PRECIO
Los seres humanos tendemos a equivocarnos cuando damos un valor excesivo a ciertas cosas,
como el dinero por ejemplo. Algunas personas creen que todo se resuelve con dinero y no es así.
Muchos padres no pasan el tiempo que deberían con sus hijos en el afán de darles un futuro
mejor económicamente. El dinero es algo que va y viene, pero el tiempo se va y no regresa.
Más importante que mandar a los hijos a una universidad cara, comprarles un auto más nuevo o
tener una casa más grande; es pasar tiempo con ellos para enseñarles a vivir, a respetar a los
demás, a tener temor de Dios y amarle. Va a llegar el día en que le querrás enseñar estas cosas,
pero te vas a dar cuenta que es muy tarde, que gastaste tu tiempo para darle a tu familia una
herencia que no tenía verdadero valor.
¿Cuánto tenemos de vida?, setenta años y ochenta los más fuertes, como dijo el salmista; y qué
hacemos con nuestro tiempo. Lo gastamos en las cosas de esta tierra o se lo entregamos a Dios.
Nuestro tiempo es muy importante para el Señor, por eso nos amonesta en su Palabra a que nos
acordemos de Él en nuestra juventud.
-Jason Cárdenas
Tratemos de redimir el tiempo viviendo para Dios.

Viernes Noviembre 7, 2008


LECTURA BIBLICA
Matutina: Ro. 10:14,15
Vespertina: Is. 6:8
COMO LOS CUERVOS
Un predicador me sorprendió con su punto de vista acerca de la historia del profeta Elías y los
cuervos que le alimentaron junto al arroyo de Cherith (1 Rey. 17). Dijo en forma de fábula que
Dios estaba buscando entre las especies de las aves a una que alimentara al profeta, pero ninguna
podía, todas estaban muy ocupadas.
El ruiseñor tenía que cantar; el carpintero, un trabajo muy importante que realizar; la paloma,
llevar un mensaje con urgencia; el cisne dijo que era muy lindo para esa misión, el pato no podía
porque era muy torpe, pero el cuervo, quizás el más feo y despreciado, sin mucha gracia dijo:
“Envíame a mí”.
Dios pudo haber mandado a un ruiseñor para que le cantara al profeta mientras comía, o a un
pájaro carpintero para que le construyera una choza, o a un loro para que le contara los chismes
del pueblo de Israel; pero Dios eligió al cuervo.
Otra cosa que me impresiona de esta ave es que habiendo tantas especies que no comen carne,
Dios escogiera a una carnívora. Quiere decir que el cuervo tuvo que negarse a sus propios deseos
para alimentar a Elías. ¿Cuánta tentación sufrió el cuervo en su misión? Pero él no dejó al profeta
sin comida y cumplió lo que el Señor le había encomendado.
Dios busca a alguien común que se niegue a sí mismo y diga: “Yo iré, Señor”.
-Jason Cárdenas
De un hombre simple Dios hace un hombre especial.
Sábado Noviembre 8, 2008
LECTURA BIBLICA
Matutina: Isaías 56:1-7
Vespertina: Salmo 98
LO QUE SIGNIFICA EL SÁBADO
Para los que no han podido entender el cuarto mandamiento de la ley eterna de Dios, sábado es
solamente un día en el que la mayoría no tiene que ir a su trabajo regular y puede usarlo entonces
para resolver otros asuntos. Ya sea ir al doctor, dentista, de compras, o simplemente a la playa o
de paseo. Limpian, lavan y se preparan para el lunes reanudar su semana laboral. Pero no se
detienen a descansar, y si lo hacen, jamás le dan el sentido que Dios enseña en su palabra,
“reposar y santificar”.
En ocasiones me maravillo de lo misericordioso que es el Señor y como soporta sin destruir a los
que ignorando o conociendo, no aceptan ni practican el significado del sábado. Un joven nacido
y criado en la iglesia, me comentaba que cuando él se apartó se asombró al ver que el sábado la
gente hacía una vida “normal” y no tenían respeto de nada relacionado con la santidad del día.
Sábado según el diccionario significa reposo, y no es casualidad que el séptimo día de la semana
tenga ese nombre. Se llama así, porque desde la fundación del mundo, el Dios creador y
todopoderoso, lo separó para reposar en él y además lo bendijo.
No sé lo que tú hayas recibido de Dios con respecto a esto, pero yo puedo testificar que la gloria
de haber entendido el significado del sábado, ha llenado mi vida de bendición y durante la
semana me llena de esperanza y paz.
-Judith Stone
Señor cuánto te agradezco por el día de reposo que tanta alegría ha dado a mi existir.

Domingo Noviembre 9, 2008


LECTURA BIBLICA
Matutina: Heb. 11:1-3
Vespertina: Ro. 8:24
EL CIEGO PENIEL
Una de las narraciones que más toca mi corazón en la novela cristiana “Primera Luz”, es la
historia de Peniel el ciego.
Peniel había sido obligado a pedir limosna y a vivir en el patio de la casa a los 7 años de edad.
Diez años después su madre le dijo que ya era mayor de edad y lo arrojó a la calle.
Eran tiempos oscuros en Jerusalén. El concilio había decretado que cualquiera que dijera que
Jesús era el Mesías fuera expulsado de la sinagoga. Un amigo paralítico de Peniel le acogió en su
guarida, pero al ver que el joven no dejaba de hablar de Jesús le dijo que se fuera.
Una noche de tormenta Peniel encontró refugio en la entrada de una tienda abandonada para
pasar la noche. Una princesa que era mantenida prisionera en el palacio de Herodes, logra
escapar con su criada y deciden huir de Jerusalén. Aterradas, en medio de la noche se encuentran
con Peniel, el que les cubre los rostros disfrazadas de ciegas y las ayuda a escapar, pues él
conocía toda la ciudad. Los guardias buscaban afanosos a una princesa y su criada, pero no le
prestaron atención a tres ciegos y así pudieron irse.
Esta historia me puso a pensar en cómo Dios usa aquello que el mundo desecha o ignora para
traer salvación y vida. Peniel, el ciego para el mundo, conocía el camino para salvar a la princesa
con los ojos del corazón.
-Jason Cárdenas
Ciego es quien sólo ve con los ojos.

Lunes Noviembre 10, 2008


LECTURA BIBLICA
Matutina: Ez. 22:30
Vespertina: Ro. 8:34
¿QUÉ CLASE DE PERSONA ERES?
El vehículo del hombre para quien yo trabajaba, hace un tiempo atrás, tenía pegado en la puerta
un letrero que me llamó mucho la atención y no se me ha olvidado, decía así: “Las personas
grandes hablan de ideas, las personas normales hablan de cosas y las personas pequeñas hablan
de otras personas”.
Este pensamiento me pareció muy curioso y sabio a la vez antes de ser convertido, pero después
de conocer a Jesús me di cuenta que al letrero le faltaba un tipo de persona, al agregar esta última
el letrero se leería así: “Las personas pequeñas hablan de otras personas, las personas normales
hablan de cosas, las personas grandes hablan de ideas y las personas extraordinarias hablan de
Dios y con Dios”.
Pero incluso después de esta modificación, Dios me mostró que aunque la lista parecía completa,
todavía faltaba un grupo de personas muy escaso: “El de aquellos que no hablan mal de otras
personas, que no pierden mucho tiempo hablando de cosas, que tienen grandes ideas y no
solamente hablan con Dios y de Dios, sino que también interceden ante Dios a favor de otras
personas”.
Eso fue lo que hizo Abraham por Sodoma y Gomorra, Moisés por el pueblo de Israel y esto es lo
que hace Jesucristo, el más grande, el más importante de toda la historia, a la diestra del Padre
día y noche intercede por nosotros los pecadores. ¿A cuál grupo de personas perteneces? ¿A cuál
grupo de personas desearías pertenecer?
-Jason Cárdenas
Que mi persona sea como la de Jesús.

Martes Noviembre 11, 2008


LECTURA BIBLICA
Matutina: Hech. 4:13-20
Vespertina: Salmos 83.
¿SILENCIANDO A DIOS?
Recuerdo que hace años cada vez que se decía una palabra incorrecta o inadecuada, en los
medios de comunicación, ésta era silenciada y reemplazada por un sonido agudo. De ese tiempo
a esta parte los medios de comunicación se han corrompido con mucha rapidez. Cada día los
programas son más atrevidos y las conversaciones más inadecuadas. La mayoría de las películas
llenan los ojos de la juventud de violencia, sangre y sexo. La música trastorna sus mentes de tal
manera que distorsiona la recepción de la realidad, los introduce muchas veces a un mundo de
odio y los deja vacíos.
Hubo una época dorada donde el centro del hombre era Dios, pero pareciera que el mundo de
hoy en vez de bloquear las palabras feas y desagradables, usa su sonido agudo para silenciar a
Dios y su Palabra. Esto no es nada nuevo, ya que el hombre desde el principio ha escogido el mal
sobre el bien, la serpiente antes que a Dios, a Barrabás antes que a Jesús.
Lo que nos llena de esperanza es saber que aunque el mundo quiera silenciar a Dios, nosotros
confiamos en su promesa: “El cielo y la tierra pasarán, mas mis Palabras no pasarán”. Mateo
34:25.
Cuando los medios de comunicación presenten programas que destruyan la moral y el mensaje
del evangelio, no les des audiencia.
-Jason Cárdenas
Rechaza las palabras de Satanás y trasmite las Palabras de Jesús.
Miércoles Noviembre 12, 2008
LECTURA BIBLICA
Matutina: 1 Cor. 12:12-13.
Vespertina: Ef. 5:29-30.
¿QUIÉN ES LA IGLESIA?
La palabra iglesia viene del griego “ekklesía”, que significa comunidad o congregación; la
reunión de los miembros del cuerpo de Cristo en un lugar. Los santos unidos adorando a Dios.
El término ha perdido con el tiempo su significado original y muchos por desconocimiento lo
hemos confundido con el de templo. Los diferentes significados, tanto en hebreo, idioma usado
en el Antiguo Testamento, como en el griego, usado en el Nuevo Testamento, para la palabra
templo, varían de una casa a un palacio o santuario de adoración, un lugar sagrado. Por lo que
iglesia no es templo y templo no es iglesia. El templo es el lugar de adoración, la iglesia es la
congregación que adora a Dios en su interior. La iglesia puede existir sin el templo, pero el
templo no es nada sin la iglesia.
Algunos miembros del cuerpo piensan que la iglesia es una organización o una directiva a la que
sólo pertenecen los apóstoles, los obispos y los que tienen liderazgo, como las empresas del
mundo en las que sólo los accionistas y los que tienen dinero invertido son miembros. Y se les
hace costumbre hablar mal de la iglesia: “que si la iglesia tomó ésta mala decisión…”, “que si la
iglesia es anticuada…”, etc. Pero la directiva no es la iglesia, ni la iglesia es la directiva, la
directiva es un miembro más de la iglesia, es el timón del Espíritu Santo.
La iglesia somos tú y yo. No hieras más a la esposa de Cristo, tu propio cuerpo.
-Jason Cárdenas
El que es uno con Cristo es uno con la Iglesia.

Jueves Noviembre 13, 2008


LECTURA BIBLICA
Matutina: Mateo 11:25
Vespertina: Mateo 7:7-11
A NUESTRO ALCANCE
Qué satisfactorio es anhelar algo que tenemos la certeza de poder alcanzar. Los jóvenes siempre
tenemos sueños, queremos un futuro brillante y lleno de triunfos. Pero lamentablemente no todas
las cosas (materialmente hablando) están a nuestro alcance para poder lograr ser dueños de
empresas o tener una casa enorme y un carro último modelo. Pero cuán agradecido me siento
porque el tesoro más hermoso de todo este mundo está “a nuestro alcance”. Nuestro Salvador, el
hijo de Dios no nos dejó huérfanos, sino que dejó al consolador para que nos visitara con su
cálida presencia. Glorifico a Dios porque éste tesoro que escondió a “sabios y entendidos” es mío
por promesa y también puede ser tuyo si confías en que así será. Recordemos que Él está siempre
con su pueblo santo, y que las veces que le pidamos misericordia, acudirá con su apacible voz a
socorrernos.
Reflexionemos y con sabiduría prestemos atención a las grandes cosas que podemos obtener, si
vivimos con un propósito espiritual firme. Todo lo que queremos en el ámbito espiritual nos será
concedido, pues los tesoros más hermosos y valiosos, están esperando ser anhelados para hacer
una obra especial.
Hoy es el día aceptable, tiempo de gracia. Pero sobre todo, tiempo de que nos unamos en
búsqueda de la visitación de Dios y que descubramos todas las grandes manifestaciones que el
Señor ha brindado a su pueblo y que gracias a su infinito amor y misericordia hoy están al
alcance de los fieles.
-Edgar Méndez
“El cielo se abre para bendecir, cuando la necesidad de Dios forma parte de ti”.
Viernes Noviembre 14, 2008
LECTURA BIBLICA
Matutina: Efesios 4:20-32
Vespertina: Gén. 3:8-10
CONSIDEREMOS HOY NUESTROS CAMINOS...
En días pasados falleció una compañera de trabajo. Era una persona saludable, bastante joven y
que se mantenía activa. Fue algo repentino y totalmente inesperado. Nos quedamos sorprendidos
y llenos de tristeza cuando escuchamos la noticia de su partida. Es increíble como no podemos
acostumbrarnos a la idea de la muerte aunque sea algo tan real e inevitable, pues la misma
palabra de Dios nos recuerda “porque es necesario que los hombres mueran una vez y después el
juicio”.
Y a esto quería referirme. Por muy duro que sea el despedir a un ser amado, a una amiga querida,
o a cualquier persona que conozcamos, lo más terrible debía ser pensar en la cuenta que a Dios
ha de dar cada mortal que parte de esta tierra en el día del juicio final. Porque cuando alguien
está enfermo y le vemos poco a poco ir desmejorándose, sabemos que el final es la muerte y
oramos para que pueda arreglar sus cuentas con Dios antes de partir. Pero cuando es una muerte
inesperada, si no ha vivido preparado ¿en qué tiempo podrá hacerlo? Pues una vez que cesa el
aliento de vida, cesan las oportunidades para arrepentirse, enmendar y prepararse para el
encuentro con el Creador.
Consideremos hoy nuestros caminos, cómo andamos delante de Dios y qué tal está nuestra
condición, no sea que el Señor nos llame y no tengamos oportunidad de arreglar cuentas y nos
hallemos delante del trono tal como Adán y Eva después que pecaron, desnudos y llenos de
miedo.
-Judith Stone

Ayúdame Señor a vivir cada día, como si fuera el último día de mi partida.

Sábado Noviembre 15, 2008


LECTURA BIBLICA
Matutina: Salmo 95
Vespertina: Salmo 92
LA ALEGRÍA DEL REPOSO
Sé que es algo especial que Dios me concedió, porque lo cierto es que desde niña muy pequeña
sentí que cada día era maravilloso y había que vivirlo con alegría y gratitud. Y tenía una facilidad
asombrosa para disfrutar cada momento con una alabanza en mis labios para Dios y una sonrisa
sincera y llena de felicidad. Imagino que la mayoría de los niños son así, porque también vi
crecer a mis hijos y mis sobrinos, y disfruté con ellos de esa alegría llena de inocencia, que puede
hacer de lo más sencillo, algo realmente maravilloso y único para uno.
Pero el día más especial de cada semana que guardo en las evocaciones de mi infancia es el
sábado. Recuerdo despertarme en la mañana y sentir una emoción especial porque había que
prepararse para el culto. Mi madre siempre me arreglaba y cuidaba con esmero durante la
semana, pero tenía por costumbre prepararme el mejor de mis vestidos que ella finamente había
cosido, mis zapatos y medias más nuevos y mi pelo bellamente peinado, para ir a la iglesia en ese
día especial. Y luego el culto de la mañana y lo que yo siempre sentía mientras participaba
activamente en cada número del programa... son recuerdos que me llenan de emoción y de
mucha gratitud hacia Dios. Porque aunque han pasado muchos años de esos tiempos felices y sin
preocupaciones de mi alegre infancia, nunca se ha apagado en mi corazón la alegría de poder
reposar en el día del Señor.
-Judith Stone
Te alabo Padre porque has tenido a bien mantenerme a tu lado hasta hoy.
Domingo Noviembre 16, 2008
LECTURA BIBLICA
Matutina: Mateo 28:18-20
Vespertina: Job 19:23-27
SIEMPRE CONFIARÉ
Dice un precioso himno: “Todas las promesas del Señor Jesús, son apoyo poderoso de mi fe.
Mientras luche aquí buscando yo su luz, siempre en sus promesas confiaré”.
Vivimos en un mundo donde las tinieblas quieren opacar cualquier forma de luz que venga a
disiparlas. Y día a día tenemos que enfrentarnos a esta batalla, porque nosotros tenemos o somos
la luz del mundo. Pero mientras estemos en esta lucha, hay algo que puede darnos la fuerza para
no desmayar, y es recordar que las promesas del Señor son fieles y verdaderas, y por eso
podemos confiar en ellas siempre.
Claro está que el enemigo vendrá cada día a susurrar en nuestros oídos cualquier cantidad de
cosas muy lógicas, para llenar de duda nuestra mente y hacernos sentir desalentados. Cuanto esto
suceda, y puedes estar seguro que sucederá, porque este es su trabajo principal, desalentar a los
que quieren agradar a Dios, repréndelo en el nombre que es sobre todo nombre, el nombre de
Jesús nuestro amado Salvador, y levanta tu voz y di: “Siempre confiaré en mi Redentor, porque
el que prometió “he aquí yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo” no es
hombre que mienta, ni hijo de hombre para que se arrepienta”.
Por eso mientras continuamos nuestro camino hacia la ciudad celestial, sigamos luchando sin
desfallecer levantando su luz en alto para mostrarles a otros el camino, y que puedan aprender lo
que tanto bien nos ha hecho a nosotros.
-Judith Stone
Aunque todo me sea contrario, siempre confiaré en Jesús.
Lunes Noviembre 17, 2008
LECTURA BIBLICA
Matutina: Mateo 16:26,27
Vespertina: Salmo 92:12-15
LAS ARRUGAS
Todavía no he conocido una persona que pueda con verdad decir que le gustan las arrugas.
Conozco a los que con gran prudencia, han aprendido a aceptarlas con gracia. Y también
conozco a los que harían cualquier cosa por quitárselas, y si pueden pues lo intentan y bueno casi
lo logran aunque sea por un poco de tiempo más. Porque al final es la ley inexorable de la que
ninguno escapa, que si vives hasta ser viejo, tengas arrugas.
Pero esas arrugas, aunque no muy lindas, si las comparamos con la tez fresca y lisa de la
juventud, debían ser motivo de gratitud para los que las han adquirido mientras gastaban su vida
haciendo bien a otros, mientras servían a Dios. Cada una de ellas tiene una historia que contar, y
también tendrá su recompensa.
Lo que es terrible y no tiene remedio si no se atiende a tiempo, es cuando se arruga el alma.
Puede que la persona sea joven y de buen parecer físico, pero si el pecado domina su vida, su
alma estará llena de muchos pliegues donde se oculta la suciedad y horror de una vida lejos de
Dios. Terrible situación en la que se encuentran millones de personas que preocupados por otras
cosas, han descuidado su alma y han permitido que el pecado arrugue lo más preciado que tiene
el hombre. Porque ya lo dijo Cristo: “¿De que le vale al hombre si granjeare todo el mundo y
pierde su alma? Y ¿Qué recompensa dará a Dios por su alma?”
-Judith Stone
Que nuestra mayor preocupación sea cuidar nuestra alma.
Martes Noviembre 18, 2008
LECTURA BIBLICA
Matutina: Salmo 46
Vespertina: Salmo 62:7,8
GRACIAS SEÑOR POR LOS QUE AYUDAN
La vida siempre tendrá dificultades. De eso no tenemos la menor duda. Pero a veces llegan cosas
tan terribles a la nuestra, que sentimos que nos van a aplastar y no podremos continuar. Es en
momentos así, cuando una hora parece eterna por el dolor tan profundo que desgarra tus
entrañas, cuando más tenemos que aferrarnos a la Mano poderosa de Dios. Ahí, cuando más bajo
has caído, cuando más triste estás, cuando más débil te sientes, te digo por experiencia propia,
que es cuando más necesitas buscar refugio en lo que de tan sabido, a veces olvidamos, que
“Dios es nuestro amparo y fortaleza, nuestro pronto auxilio en las tribulaciones”. Y cuando
nuestros ojos están cegados por el llanto y nuestra mente obnubilada por el dolor, es muy
importante que te acerques a alguno que pueda ayudarte a ponerlo todo en perspectiva y con
palabras dulces te recuerde cómo la palabra de Dios tiene para cada situación amarga, para cada
momento insoportable, una respuesta sencilla, pero llena de claridad, para como aceite sobre las
heridas, calmar tu angustia, llenar tu necesidad.
Bendigo a Dios por cada uno de los que Él ha usado con su amor para hablarme en el momento
de dolor más profundo, y oro para que si alguna vez se encuentran en situaciones angustiantes y
sin un propósito claro, puedan encontrar lo que yo he encontrado en momentos semejantes, la
palabra tierna y estimulante, el brazo cariñoso y el hombro dispuesto para aliviar mi dolor.
-Judith Stone
Gracias Señor por los que ayudan y estimulan. Por favor ¡bendícelos!

Miércoles Noviembre 19, 2008


LECTURA BIBLICA
Matutina: 1Samuel 16:1-7
Vespertina: 1Cró. 28:9
SU PUNTO DE VISTA
Corrie ten Boom, era hija de un relojero, que durante la segunda guerra mundial, escondió junto
con su familia que eran cristianos devotos, a muchos judíos salvándoles la vida. Al ser
descubiertos, ella, su padre, su hermana Betsie y otras treinta y cinco personas que los ayudaban
en esta hermosa labor, fueron apresados y sufrieron atrocidades en un campo de concentración.
A su padre y su hermana nunca volvió a ver, porque murieron prisioneros. Y ella misma fue
liberada en forma inexplicable después de pasar diez meses en prisión. Pero todo este sufrir no
amargó a esta verdadera cristiana y después de haber sido liberada, gastó su vida ayudando a
otros y predicando el Evangelio con amor y dedicación hasta el último día de su vida en 1983.
Cuenta una ilustración que acostumbraba a llevar en su bolso una tela y la mostraba a sus
oyentes. Se veían cientos de cordones enlazados con nudos a través de toda la tela. Parecían
puestos al azar. Ella entonces explicaba por qué los cordones no parecían tener sentido. Y decía
“esto es por nuestra visión limitada, por nuestra perspectiva reducida de lo que Dios hace en
nuestras vidas y porque lo cuestionamos”. Entonces le daba la vuelta a la tela muy despacio y
revelaba al otro lado un bordado hermoso: una corona de oro con joyas de muchos colores.
“Esto” decía “es lo que Dios ve desde su punto de vista…¡una obra maestra!”
Aprendamos de estos ejemplos, y confiemos más en Él.
-Judith Stone
Vidas entregadas a Dios como éstas son ejemplos dignos de imitar.
Jueves Noviembre 20, 2008
LECTURA BIBLICA
Matutina: Mateo 24:9-13
Vespertina: Lucas 21:17-19
LA PACIENCIA
Según el diccionario paciencia es: “Virtud que hace soportar los males con resignación. Cualidad
del que saber esperar con tranquilidad, las cosas que tardan. Perseverancia”. Este significado en
sí es todo un mensaje, y se le puede agregar que además esta virtud, tiene que adornar la vida de
cada creyente que aspire a ver a Cristo, a estar con Él en el reino celestial. Pues no en vano dijo
nuestro Salvador: “En vuestra paciencia poseeréis vuestras almas” y en otra ocasión también
dijo: “Mas el que perseverare hasta el fin, este será salvo”.
Dueños de sus almas son únicamente aquellos que frente a cada dificultad que les presenta la
vida, mantienen la ecuanimidad. No se alteran, no pierden la calma, no importa lo que tengan
que enfrentar. Son en mi concepto seres superiores que han alcanzado un nivel de espiritualidad
más alto. Porque, y lo digo por experiencia, cuántas veces por algo relativamente sencillo,
perdemos el control y nos lanzamos cuesta abajo, olvidando cuánto bien hace al alma esperar con
paciencia, mantenerse en paz, aunque a nuestro alrededor ruja la tormenta.
El precio que pagamos cuando olvidamos nuestro deber, cuando echamos a un lado nuestro
compromiso con nuestro Salvador, cuando lanzamos por la borda la virtud que nos hace soportar
los males con resignación, es tan alto, que si no rectificamos a tiempo, podemos perder hasta
nuestra alma, la única parte de nuestra vida que tiene oportunidad de eternidad.
-Judith Stone
Padre amoroso, calma los latidos de mi corazón, controla mi mente y lléname de tu paciencia.
Viernes Noviembre 21, 2008
LECTURA BIBLICA
Matutina: Hechos 9:1-20
Vespertina: Job 19:23-27
CIEGOS PARA VER MEJOR
En una ocasión vi a un mendigo ciego que tenia a su lado un cartel con las siguientes palabras:
“Dios me hizo ciego para que vea mejor”. Y aunque parece algo contraproducente esta
expresión, me hizo recordar lo que le sucedió a Saulo de Tarso camino a Damasco, lleno de
soberbia y “respirando aun amenazas y muerte” contra la iglesia. Cuando fue herido por aquel
resplandor del cielo que afectó su vista física por unos días, pero le dio la oportunidad de
alcanzar una visión espiritual tan grande, que fue usado para llevar el Evangelio, que
anteriormente había perseguido, a muchas almas. Sus epístolas han sido y son un tesoro para los
creyentes de todos los tiempos desde su conversión hasta el día presente. Toda su sabiduría
humana y el renombre que había obtenido por ser hebreo de hebreos, fariseo educado a los pies
de Gamaliel, lo tuvo “por estiércol, para ganar a Cristo”.¡Qué maravillosa transformación! Él sí
que podía haber dicho “yo era ciego y ahora veo”.
Cuántas veces los seres humanos con muy buena vista física, ignoramos las glorias de la vida
con Dios por carecer de la suficiente visión espiritual. Esa que permite al humano ver más allá de
las circunstancias que afligen y llenan su vida presente de dolor y angustia, las promesas que
Dios tiene preparadas para los que permanezcan fieles hasta el final.
Aunque nos cause dolor, cerremos nuestros ojos humanos, para que podamos ver mejor a Dios.
-Judith Stone
Visión clara necesitamos para decir con seguridad absoluta “yo sé que mi Redentor vive”.

Sábado Noviembre 22, 2008


LECTURA BIBLICA
Matutina: Apoc. 15:1-4
Vespertina: Apoc. 21:1-5
LA GRAN FELICIDAD
Lo primero que entiende y acepta el que se convierte, es que un día tendrá la gran felicidad de
estar en el cielo con su Salvador. Y esta promesa ha llenado durante siglos el corazón de los
creyentes de una dicha inefable y de una esperanza gloriosa.
Un atisbo de esa gran felicidad que experimentaremos en el hogar celestial, lo encontramos en el
sábado. No hay día más precioso que éste que Jehová apartó desde la fundación del mundo para
que el hombre reposara en él y lo santificara, como símbolo de ese reposo eterno que según su
palabra, “no será quebrantado jamás”.
En ocasiones durante el culto de la mañana estando adorando a Dios con alabanzas que elevan
nuestra alma, he sentido tan cerca de mí al Señor, que he abierto mis ojos llena de reverencia y
temor. Y glorifico Su santo nombre porque aunque en cada servicio de adoración puedo sentir su
presencia, en el sábado se me muestra más cercana y gloriosa. Me recuerda que todo aquí es
pasajero, que los dolores, la enfermedad, la separación de los seres que amamos, las pruebas que
enfrentamos, las tristezas que nos hunden por momentos en depresión, las tentaciones que nos
quieren destruir, todo lo que ahora no entendemos y tenemos que atravesar, todo esto pasará, y al
fin en la gloria de nuestro Padre celestial, cuando limpie de nuestros ojos nuestras lágrimas,
podremos elevar un cántico de victoria, a aquel que nos salvó. Y ésta en verdad será la gran
felicidad.
-Judith Stone
Estar contigo Señor por la eternidad será en verdad, la más grande felicidad.
Domingo Noviembre 23, 2008
LECTURA BIBLICA
Matutina: 2Cor. 7:1
Vespertina: Lucas 1:75
LA META PRECIOSA
Dice un antiguo refrán: “La limpieza es próxima a la santidad”. Y aunque esto se refiere
mayormente a la limpieza física que tan importante es, también el apóstol San Pablo aconsejaba
a los corintios con esa capacidad espiritual que había recibido directamente de Dios, diciéndoles:
“Así que amados, pues tenemos tales promesas, limpiémonos de toda inmundicia de carne y de
espíritu, perfeccionando la santificación en temor de Dios”. Y a través de la santa palabra de
Dios llegan hasta nosotros estos consejos para que también sepamos cómo debe vivir cualquiera
que haya recibido las promesas de nuestro Padre y desee sinceramente agradarle.
Es imprescindible para ver a Dios el que vivamos en santidad. Y no es un reglamento
administrativo de hombres, ni ideas personales de algún pastor, es el aviso directo del Espíritu
Santo que a través de los siglos mantiene su vigencia y es tan importante hoy como el día en que
fue escrito “Sin santidad, nadie verá al Señor”.
Esto incluye no sólo la apariencia, sino lo de adentro. Nuestros pensamientos, lo que sentimos.
Lo que realmente somos donde no nos ven otros, todo eso tiene que estar limpio de inmundicia
para que podamos perfeccionarnos en Dios, y alcanzar la meta tan preciosa de la santidad.
En este mundo, muchos se preocupan por su apariencia exterior. Pero son pocos los que toman
en cuenta su estado espiritual y por lo tanto viven vidas alejadas de Dios y sin preocuparse por la
cuenta que al final le tendrán que dar.
-Judith Stone
Señor ayúdanos a vivir buscando cada día la santidad, para que podamos verte.

Lunes Noviembre 24, 2008


LECTURA BIBLICA
Matutina: Santiago 4:13-17
Vespertina: Lucas 12:18-20
DEJA A DIOS HACER TUS PLANES
Alguien dijo: “Si quieres hacer reír a Dios, cuéntale tus planes”. La primera vez que escuché eso
recordé el refrán que también se le oye a menudo a la gente decir: “El hombre propone y Dios
dispone”. Y me parece algo curioso como somos los seres humanos que nos olvidamos cuán
poco o ningún control tenemos sobre las circunstancias que llegan a nuestra vida, y ni siquiera
tenemos idea de cuánto tiempo habremos de vivir. Sin embargo hacemos planes, nos extasiamos
fabricando “castillos en el aire” para un futuro que es totalmente incierto. El apóstol Santiago
enseñó a los creyentes de aquel tiempo y a los actuales, como debe ser la forma en que nos
expresemos, “…si el Señor quisiere y si viviéremos, haremos esto o aquello”. Y nuestro amado
Maestro y Salvador, Jesús, dijo claramente: “No os preocupéis por el día de mañana, que el día
de mañana traerá su fatiga, basta al día su afán”.
Debíamos entonces dejar cada noche al acostarnos, nuestros proyectos y planes en las manos del
Todopoderoso. Él sabe lo que nos conviene mejor. Nuestras enfermedades, angustias y cuidados
entregárselos. Él se interesa por nuestra salud física y espiritual, y su mayor anhelo es salvar
nuestra alma. Así que lo que está sucediendo en tu vida y en la mía, aunque ahora no lo
entendamos, tiene un propósito y si lo aceptamos con humildad y fe, será para bendición nuestra.
No, no hagas más planes. Confía en el que todo lo puede y tendrás paz en tu ser.
-Judith Stone
Que sea el Señor quien dirija cada paso que damos, para que podamos acercarnos más a Él.
Martes Noviembre 25, 2008
LECTURA BIBLICA
Matutina: Salmo 56
Vespertina: Salmo 90
SI QUIERES SER USADO, APRÉSTATE A SER PROBADO
Si algo he aprendido de la prueba y la tribulación, es que cuando menos lo esperamos, Dios
envía su consuelo en forma sencilla, pero que te toca lo más profundo del corazón y te recuerda
que no, no estás sola en la batalla, “todavía hay siete mil rodillas” que están dobladas orando a
Dios por uno.
En una de estas ocasiones una hermana, a quien aprecio por su aspecto y sus virtudes, pero que
realmente no conozco, porque no he tenido oportunidad de tratarla de cerca, me envió un correo
electrónico dándome el testimonio de una experiencia especial que había tenido mientras oraba
por mí. Y luego me decía las palabras que había recibido estando en oración, rogando a Dios en
mi favor. “A veces le decimos a Dios que deseamos que nos use, y no entendemos que sólo
aquellos que pasan por el dolor, son los mejores en comprender el dolor de otros. Sólo aquellos
que sufren, pueden tocar las fibras más profundas y llenar de paz el alma herida”. Esto me
conmovió profundamente, pues me hizo recordar cuántas veces le he pedido a Dios que me use
para su gloria y para ser de bendición a otros, y nunca había meditado en la gran verdad que
encierra esto que ella recibió.
Mientras todo nos está yendo bien y no hemos sido tocados de cerca por el dolor, las palabras
pueden ser lindas y sentidas, pero carecen tal vez del toque especial que le ponen las lágrimas
derramadas en la soledad, y de las oraciones llenas de angustia.
-Judith Stone
Es a través del dolor que aprendemos a ayudar.

Miércoles Noviembre 26, 2008


LECTURA BIBLICA
Matutina: Filipenses 4:5-8
Vespertina: Efesios 4:29,30
EN ESTO PENSAD...
La mente humana es muy rápida, pero recibimos continuamente tanta información, que es casi
imposible procesarla y hacer una separación inteligente para rechazar lo que nos daña, porque es
tanto lo que nos acecha en estos tiempos, que el consejo del apóstol Pablo cobra mayor
actualidad si esto pudiera ser posible. Es como si él hubiera estado al tanto de todo lo que
sobrevendría sobre la tierra en estos últimos tiempos. Estamos continuamente siendo
bombardeados por la maldad que se ha desatado sobre este mundo y que se va introduciendo
sutilmente en nuestro medio ambiente, para que sin que nos demos cuenta, comencemos poco a
poco a aceptar como bueno lo que sabemos que no lo es, y a mirar con un poco de menosprecio,
lo que por la palabra de Dios sabemos que es bueno, saludable y útil para el espíritu.
Cuando Satanás trate de llenar tu mente de las cosas vanas de esta vida. Cuando el mismo agobio
de lo que nos rodea comience a debilitar tu fe y esperanza de una vida mejor con el Señor en la
eternidad. Vuélvete a lo que es realmente “eficaz y más penetrante que toda espada de dos filos”,
a la palabra de Dios y recibe fuerzas en lo que fue escrito para nuestra edificación espiritual:
“Por lo demás hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro,
todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si alguna alabanza, en esto
pensad”.
-Judith Stone
Pensemos en las cosas espirituales que son las que tienen valor y de seguro llegaremos al
cielo.

Jueves Noviembre 27, 2008


LECTURA BIBLICA
Matutina: Salmo 103
Vespertina: Salmo 100
UN DÍA PARA DAR GRACIAS
La celebración oficial de este día como “Día de Acción de Gracias” data de muchos años atrás.
Siempre estaré agradecida a las personas que instituyeron este día y especialmente al fundador de
nuestra iglesia Ernest William Sellers, que aunque comenzó esta obra en un país donde no se
conocía tal celebración, y el cuarto jueves de noviembre era un día como otro cualquiera, tuvo a
bien incluir en el calendario de nuestra iglesia como parte de las celebraciones, este día especial.
Pero aunque siempre he disfrutado este día precioso, no puedo dejar de pensar que mostrar
gratitud no debe ser algo impuesto, sino que brote espontáneamente de nuestro interior, porque
reconocemos la grandeza de la misericordia de Dios y las muchas y diversas formas en que se
manifiesta en nuestra vida.
Algunos en su torpeza han tratado de quitarle la importancia que tiene, diciendo que esto es sólo
una excusa para tener un día de ocio en medio de la semana. Pero los que hemos entendido cuán
grandes cosas ha hecho el Señor con nosotros, consideramos que es poco un día para agradecer
tanta bendición que recibimos de su santa mano.
No sé cual sea tu opinión al respecto, pero considero que si veinticuatro horas al día
estuviéramos dando gracias a Dios, no sería suficiente para mostrar nuestra gratitud. Por eso
disfrutemos este día especial para dar gracias, porque “La vida puede ser rica, abundante y
satisfactoria para aquellos que toman el tiempo para practicar la más recompensante virtud: La
gratitud”.
-Judith Stone
Oh Dios permite que este día y siempre, mi corazón rebose gratitud hacia ti.

Viernes Noviembre 28, 2008


LECTURA BIBLICA
Matutina: 1Cor 13:12,13
Vespertina: 2Cor 3:18
LA IMAGEN EN EL ESPEJO
No tuve hermanas cuando era pequeña, solamente tres hermanos. Por lo que cuando ellos estaban
jugando con sus amigos no me estaba permitido participar de esos juegos. Gracias a Dios que me
gusta mucho leer y me entretenía bastante con mis libros, que en realidad fueron mis mejores
amigos en mi infancia. También inventé un juego para cuando estaba sola y no tenia algo de leer.
Me gustaba usar el espejo de mano que mi padre usaba para afeitarse y mirarme, luego cerrar
fuertemente los ojos e imaginarme que al abrirlos iba a verme de otra forma en el espejo. Por
supuesto que nunca encontré cambio alguno.
Cuando de mayor escuché una alabanza en inglés que decía: “Hasta que encuentres la imagen de
Cristo en el espejo, hay un gran tramo que recorrer”. Recordé mi juego de la infancia y
comprendí que al fin podía suceder que un día al mirar mi imagen realmente encontrara otra
diferente. Ese día será el más glorioso de mi vida. Claro que para que esto suceda, no basta con
que cierre los ojos con fuerza y al abrirlos ya está… Es necesario hacer muchos cambios y
ajustes.
Cada día elevo mi plegaria al cielo varias veces, pidiendo “Señor cambia mi carácter, hazme más
como Tú”. Aunque es el Espíritu de Dios el que transforma y cambia la vida de los hombres, he
comenzado a comprender que no basta con pedir, es imprescindible poner de mi parte para que
se note que comienzo a cambiar.
-Judith Stone
Que en mí puedan ver a Jesús.

Sábado Noviembre 29, 2008


LECTURA BIBLICA
Matutina: Isaías 48:17-22
Vespertina: Lucas 12:22-31
CREADO PARA TU BIENESTAR
Podemos decir por experiencia que servir al Señor cada día de nuestra vida, produce gozo y trae
paz al alma. Pero en el sábado este sentir es aun más especial. ¡Cuando pienso en la bondad de
Dios que aun en la creación del mundo ya tenía planes para el bienestar de sus criaturas, me
emociono! Y le doy gracias porque soy parte del pequeño grupo que no se ha confundido y
todavía aprecia y disfruta la belleza y especialidad de este día de reposo.
He visto que mientras más avanza la ciencia, más se complica la vida. Mientras más
comodidades existen, menos tiempo tenemos para disfrutar de ellas. Por eso considero
seriamente y con gran humildad y agradecimiento, que reposar el sábado, más que un
mandamiento, tiene que ser para el cristiano verdadero un privilegio y una gloria. Porque
realmente necesitamos descansar, y si no fuéramos obedientes al Señor y su doctrina, no
tendríamos ni un momento de reposo; y si lo dudas, mira a tu alrededor y observa como viven tus
vecinos, tus conocidos, tus compañeros de trabajo, esperando con un ansia mezclada de horror a
que llegue el sábado, pues es el día que utilizan para resolverlo todo. Y ahora compáralo con un
sábado de tu vida, y con la sensación de paz y contentamiento que llena tu corazón cuando se
pone el sol el viernes, y dime si no es una gran bendición haber entendido que el sábado Dios en
su amor lo creó para nuestro bienestar.
-Judith Stone
Disfruta el descanso sabático y da gracias a Dios.

Domingo Noviembre 30, 2008


LECTURA BIBLICA
Matutina: Salmo 97
Vespertina: Salmo 4:4-8
ATRÉVETE A SER FELIZ
“La felicidad no es cuestión de suerte, sino producto de nuestras decisiones. Decidimos ser
felices con lo que poseemos”. Que es mucho mejor, que llenos de afán buscarla por todas partes
cuando vemos de pronto en suma que el sueño que nos entusiasma es solamente un fantasma
que al agarrarlo se esfuma. ¡Cuánta decepción después!
Así que es mejor el contentamiento que es alegría, satisfacción o contentarse con lo poco. Esa
fue la carta de triunfo del gran apóstol de los gentiles, en sus luchas por hacer llegar hasta
nosotros el mensaje de la adopción, que por medio de la gracia salvadora de Jesucristo
recibimos. Él se acostumbró a todo. Es larga la lista de sus sufrimientos y peligros, porque su
felicidad estaba en Jesucristo “por amor del cual lo he perdido todo y téngolo por estiércol” decía
él, sin embargo también decía “todo lo puedo en Cristo que me fortalece”.
Hermanos no es bueno enfrascarnos o aplicarnos con gran intensidad a una cosa, que a lo mejor
son temores infundados. Reflexionar tratando de encontrar la calma es de sabios. Pensemos
siempre con optimismo, que es “propensión a juzgar y ver las cosas en un aspecto más
favorable”.
Prometámonos a nosotros mismos, desde este día en adelante que seremos felices porque nos
acercaremos más a Dios y él será como preferente asunto de nuestra alegría para decirle: “Jamás
buscaremos el gozo en los placeres y vanidades ilusorias de este mundo. Porque tú diste a
nuestra alma la verdadera alegría para cantar en tu templo”.
-Mirtha Almeida
Yo me alegraré; yo cantaré y en Él me alegraré.
Lunes Diciembre 1, 2008
LECTURA BÍBLICA
Matutina: 1Samuel 7:1-12
Vespertina: Salmo 34:1-7
“HASTA AQUÍ NOS AYUDÓ JEHOVÁ”
Hemos arribado al último mes del año. Podemos mirar atrás a lo largo de nuestra vida, veinte,
treinta o cincuenta años y veremos como “hasta aquí el Señor nos ha ayudado”. En enfermedad,
en salud, en pobreza o en abundancia, en nuestro hogar o fuera de él, en alegrías o en angustias,
en pruebas o en victorias, en tentaciones o en íntima comunión con Dios... “hasta aquí nos ayudó
el Señor”.
Es hermoso mirar la senda transitada y deleitarnos en la misericordia y los fuertes pilares de
amor y fidelidad de un Dios que nos sostiene a través de todas las circunstancias de la vida. Y no
sólo nos ha ayudado hasta aquí, sino que nos llena de fe para saber que nos seguirá ayudando.
Porque hay todavía distancias que atravesar. Más pruebas, más alegrías, más tentaciones, más
triunfos, más horas de oración, más respuestas, más trabajos, más luchas y más victorias. Vendrá
también la vejez, la enfermedad y la muerte. Pero no se ha terminado todo ¡No! Lo mejor está
por llegar.
Hay un despertar con el Señor. Tronos, arpas, canciones, salmos, vestidos blancos y el rostro del
amado Salvador. Disfrutaremos de la sociedad de los santos, de la gloria de Dios, de la plenitud
de la eternidad, de una dicha infinita...
Cuando se revele ante nuestros ojos con toda claridad a la luz celestial todo lo que significa ese
“hasta aquí nos ayudó” no podremos cesar de darle gracias y bendecir su Santo Nombre por
todos los siglos.
-Liccy Fuentes
“¡Cristo! No me dejes, ¡Oh Señor! Siendo Tú mi guía fiel, seré más que vencedor”.

Martes Diciembre 2, 2008


LECTURA BIBLICA
Matutina: Romanos 12:10-17
Vespertina: Fil. 2:2-4
COSAS QUE DEBO APRENDER
La vida es una escuela en la cual nunca terminamos de aprender. Comenzamos nuestro
aprendizaje el día que vemos por primera vez la luz de este mundo. No importa cuán larga sea
nuestra vida, cada día vivido es una lección aprendida. Lo más triste es que nunca nos
graduaremos en esta larga o corta carrera de aprendizaje.
De las tantas cosas que aprendemos, pocas son las que nos han de ser útiles y buenas. Por lo
tanto debemos ser muy cuidadosos y selectivos al aplicar o enseñar nuestros conocimientos a
otros.
No todo lo que aprendemos desdichadamente puede resultar provechoso. Escojamos con
sabiduría las cosas que pueden beneficiar a todos. Yo he aprendido muchas cosas buenas en esta
escuela, pero desafortunadamente no las he puesto en práctica, porque es más fácil dejar de hacer
que hacer. Tengo una lista de cosas que debo aprender o repasar si es que ya las sé. Debo
aprender sobre todas las cosas, a amar con sinceridad, sin hipocresía, ni por interés alguno a
todos mis semejantes. Debo aprender a sentir gozo con los que se gozan y llorar con los que
lloran. A perdonar con perfección, no importando el tamaño de la ofensa. A ver a mis semejantes
como si fueran mis hermanos, a ver de ellos sus virtudes y no sus defectos.
Es interminable la lista de las cosas que debo aprender, pero de esto estoy segura, si me
propongo a cumplir estas metas, en algo me estaré pareciendo a mi Maestro Jesús.
-Minerva G. Acanda
Procuremos poner en práctica todo lo bueno que aprendemos mientras vivimos.
Miércoles Diciembre 3, 2008
LECTURA BIBLICA
Matutina: 1Juan 4:7-16
Vespertina: 1Juan 4:17-21
QUE FLOREZCA EL AMOR
Que florezca el amor en mi alma Dios mío, y la vida sea grata sin rencores, ni espinas. Que
florezca el amor como allá en el Edén, cuando todo era vida, dulce paz y armonía.
Que florezca el amor en mi alma Dios mío. Cada tramo que ande tenga luz y calor, no hayan
flores marchitas, no hayan hojas que caigan. Que el invierno no cubra con sus nieves las flores,
sea siempre una eterna y feliz primavera.
Que florezca el amor en mi alma Dios mío. Que las sombras no cubran el fulgor de mi vida. Que
mi alma sea flor, manantial, sea antorcha encendida. Sea mi pecho para todos una huerta tan
fértil, donde encuentren tus hijos, más que a cientos, a miles, esos frutos preciosos que producen
tu amor.
Que florezca el amor en mi alma Dios mío. Que no crezca en mi campo los zarzales del odio.
Que ninguno se hiera cuando cruce al pasar. Sino que impregnado se lleve el purísimo aroma de
esa exquisita fragancia que produce el amor.
Cuando en mí el amor cubra todos mis campos, para mi, cada ser por tu mano creado, ha de
serme precioso, ha de serme sin tacha. Los defectos que hoy miro y las agrias ofensas cesarán,
porque sé que el amor cubrirá toda falta.
Oh que hermosa la vida toda llena de amor caminando hacia Ti. Que florezca el amor en mi alma
Dios mío.
-Minerva G. Acanda
Si tu vida está llena de amor, nada podrá lastimarte.
Jueves Diciembre 4, 2008
LECTURA BIBLICA
Matutina: Salmo 8
Vespertina: Salmo 111:1-3
HOY DIOS HABLÓ CONMIGO
No sé tú, pero yo mi hermano, cada día que pasa sin tener la visitación de Dios, ya sea en sueños
o alguna manera especial, me parece que no me tiene presente y no me habla.
Hay veces que necesito tener una gran manifestación para saber que Dios me habla. Pero hoy
descubrí algo maravilloso que me produjo un gozo inefable. Descubrí que me habla en distintas
maneras, y siempre lo ha estado haciendo, pero yo no entendía que Él tiene diferentes lenguajes
y modos de hablarme.
Al pasar por el extenso desierto de Arizona y contemplar la maravillosa majestad de las
montañas, tuve que exclamar como el compositor: “¡Cuán grande es Dios!” Pues me pareció oír:
“Así soy de poderoso”. Mi vista quedaba extasiada al paso de áreas completamente cubiertas de
hermosas flores silvestres, y pensaba “¡Cómo es posible tanta belleza!” De nuevo Dios me habló
diciéndome: “Así soy yo de bello para alegrar tu vista”.
Cuando llegábamos a los distintos lugares en nuestro recorrido misionero de los Animadores
Juveniles, y los hermanos se desbordaban en atenciones con amor, frases de cariño y alimentos,
pensaba para mis adentros “ No somos dignos. ¿qué es esto?” Era como si una dulce voz a mi
oído me respondiera: “Esto es una demostración hermosa de mi amor”.
Dios nos habla continuamente a través de distintas manifestaciones, lo que sucede es que nuestro
oído no está educado debidamente para entenderle cuando nos habla.
-Minerva G. Acanda
Señor danos sabiduría para entender las distintas formas en que nos hablas.

Viernes Diciembre 5, 2008


LECTURA BIBLICA
Matutina: Mateo 13:18-23
Vespertina: Isaías 52:7,8
SEMBRARÉ
Si no puedo sembrar en la montaña porque hay rocas y se mella mi azada, trataré en la tierra del
valle que es más suave, más rica y fértil.
Si no puedo sembrar el mensaje mucho más allá de los mares donde sueño y anhelo, yo me iré
caminando a sembrar las riberas de mis playas, de mis ríos y lagos.
Si no puedo adentrarme en la hondura de la selva porque ignoro el lenguaje, trataré de sembrar
donde hablen mi lengua en aldeas y campos. Puede ser que de allí la simiente produzca muchos
frutos tan simples y gratos, que enriquezcan las arcas del cielo.
Si no puedo sembrar en los hombres la simiente preciosa de amor porque el alma de ellos sea
dura, y no pueda mi azada cortar y limpiar las amargas raíces del mal, sembraré en las almas de
niños, porque sé que esas almas son joyas que pulidas, han de dar regocijo al Señor.
Si no puedo sembrar donde ha ido el más valiente y tenaz sembrador, voy a ir donde alcancen
mis fuerzas. Voy a ir con mi saco en los hombros, sin azada ni arado, con mi mano y mi voz
sembraré.
Y si acaso no puedo porque falten mis fuerzas, sembrar, sentaréme feliz en la esquina del
camino, más cerca de mi hogar. Sentaréme feliz donde crucen los cansados, los tristes, los
sedientos, los pobres y en sus almas yo voy a sembrar. Cantaré mi canción hasta el fin
“Sembraré, sembraré”.
-Minerva G. Acanda
Si no puedes sembrar más allá de los mares, siembra a tu alrededor.

Sábado Diciembre 6, 2008


LECTURA BÍBLICA
Matutina: Ex. 20: 8-11
Vespertina: Ex. 16:23
DESCANSANDO, COMO SI TODA NUESTRA OBRA HUBIESE SIDO HECHA
Un buen modo de empezar a celebrar la plenitud y perfección de la creación divina, es
descansando el sábado como si toda nuestra obra hubiese sido hecha. Esta sugerencia puede
parecer poco realista siendo que tan a menudo llegamos al final de la semana con la frustración
de habernos quedado trabajo pendiente. ¿No nos pasa muchas veces que a pesar de los esfuerzos,
los seis días no han bastado para hacer lo que queríamos? ¿Cómo pues podemos celebrar el gozo
del sábado descansando como si no tuviésemos nada más que hacer? La respuesta nos la da
precisamente el objetivo del sábado que consiste en darle un sentido de “plenitud” a nuestra vida
incompleta. Un comentario rabínico sobre Éxodo 20:9 (“Seis días trabajarás y harás toda tu
obra”) alude concretamente a esta función del sábado: “¿Puede algún hombre hacer toda su obra
en seis días? Nuestro trabajo ¿no queda siempre incompleto? Lo que esta frase quiere decirnos
es: Descansa en el sábado como si toda tu obra estuviese terminada. En otras palabras: Deja
incluso de pensar en el trabajo.
Es cierto que a menudo el sábado parece llegar antes de lo previsto haciéndonos sentir
chasqueados por no haber terminado nuestras tareas. ¿No es este un poderoso modo de
recordarnos nuestras limitaciones e incapacidades humanas? Sin embargo, el sábado al liberarnos
de nuestras ocupaciones cotidianas, da sentido de plenitud a los seis días de trabajo y a la vida
misma.
-Tomado del libro Reposo Divino para la Inquietud Humana, por Samuele Bacchiocchi.
“Celebremos las realizaciones de Su creación y redención entrando en Su descanso”.
Domingo Diciembre 7, 2008
LECTURA BIBLICA
Matutina: Mateo 5:43-48
Vespertina: 1Pedro 3:8-12
LA GENTE QUE NO ME GUSTA
Estuve leyendo un artículo titulado “ La gente que no me gusta” . Esto me hizo pensar cuán
difícil resulta amar y aceptar esa clase de gente. Pues precisamente de lo que nos gusta es de lo
que deseamos estar rodeados, y lo que nos hace sentir más cómodos. ¿Quién no anhela a su lado
personas de carácter amigable y dulce? ¿Quién se siente incómodo en compañía de personas
educadas y prudentes? Por el contrario cuán difícil es aceptar y amar a la gente que no nos gusta.
Cuán incómoda nos resulta su presencia y lo menos que deseamos es estar cerca de ellos.
Cuando nos vemos en el espejo de nuestra conciencia, la santa Palabra de Dios, es cuando nos
podemos dar cuenta ¡cuán lejos estamos en este punto de ser como nuestro Padre celestial, que
ama a todos por igual! Sólo amando con igualdad a todos, estaremos imitándole a Él.
No es menos cierto que en nuestra imperfección, son más las personas que no nos gustan, que las
que nos gustan. Nunca olvidemos que todos fuimos creados por la misma mano amante, y Jesús
nos ordenó: “Amaos los unos a los otros” y no sólo a los que nos gustan. Es más recomendó:
“Amad a vuestros enemigos, para que seáis hijos de vuestro padre que está en los cielos”.
Ojalá que todos fuesen gente que nos gusten, pero si por desdicha algunos nos incomodan,
pidamos al Padre que nos ayude a comprender y querer a todos por igual.
-Minerva G. Acanda
Procuremos amar con sinceridad e igualdad, sin distinción a todos nuestros semejantes.

Lunes Diciembre 8, 2008


LECTURA BIBLICA
Matutina: Efesios 4:29-32
Vespertina: Col. 3:12-17
EVITEMOS LOS REMORDIMIENTOS
Qué molestos son los remordimientos, cómo acusan y hacen daño. Hay remordimientos terribles
que sólo el poder de Jesús puede arrancar de nuestra mente. ¡Líbrenos Dios de los tales!
Cuando mis hijos eran pequeños, Islia y Marcos no querían comer ninguna pieza de pollo que no
fuera la pechuga. Como los demás eran conformes yo siempre le guardaba la pechuga a ellos
dos. Un día cuando ya eran mayores, mi hijo Adonis me reclamó diciéndome que yo nunca le di
a él esa pieza del pollo y que a él también le gustaba. Desde entonces he tenido un sentimiento de
culpa, lo cual no puedo evitar, es demasiado tarde.
He oído hijos decir como le hubiera gustado a papá tal o más cual cosa, y nunca se me ocurrió
complacerle. Como le hubiera gustado a mamá unas flores como estas, pero ya no está, es tarde.
También les he escuchado decir con amargura, mi padre nunca me dijo que me quería, el hijo
creció y en la conciencia, sólo queda el amargo remordimiento.
Innumerable pudiera ser la lista de los “como le hubiera”, pero desdichadamente para muchos es
demasiado tarde. Por eso hoy que aun estamos a tiempo, regalemos flores, digamos cuánto
amamos. Llevemos de paseo al anciano desvalido y solo, repartamos sonrisas, abracemos,
digamos frases que alegren el corazón de los tristes. No esperemos que se vayan los que amamos
para luego ir al camposanto con nuestros tristes remordimientos a llorar.
-Minerva G. Acanda
Seamos justos e imparciales con todos para que nada nos acuse o nos remuerda la conciencia.

Martes Diciembre 9, 2008


LECTURA BIBLICA
Matutina: Mateo 9:27-31
Vespertina: Lucas 17:11-19
EL GRAN MILAGRO
Ha transcurrido otro año. No quise escribir un poema de gratitud como otras veces. No creí
suficiente mi inspiración para describir en versos las maravillas de un gran milagro. Ha sido para
mí, un año difícil, muchas pruebas, tribulaciones y dificultades sacudieron mi vida. He luchado
cara a cara con el enemigo, en algunas batallas he vencido, en otras me ha ganado la delantera.
Sin embargo, heme aquí tratando de salir victoriosa. Mi ego, mi vanidad, quisieron alcanzar un
milagro portentoso que causara asombro a todos cuantos lo oyeran. ¡Qué ceguedad la mía! ¿No
es acaso un gigantesco milagro el estar en pie, aun en esta batalla? ¿No son suficientemente
grandes los milagros que ocurren a diario en mi vida? Cuando miro y veo de dónde me sacaste y
donde me has puesto ¿No es esto un gran milagro? El haberte conocido a Ti, el Dios de los
dioses, Rey de reyes, Dios verdadero y único. Mientras que millones te desconocen y van tras
dioses falsos a tientas.
Perdóname por no darme cuenta que el más grande milagro no ha sido haberme sanado de una
penosa enfermedad, de salvarme la vida de un fatal accidente. ¡No! El más hermoso de los
milagros ha sido haberte conocido y estar a tu servicio en pie hasta hoy. Esperando el día
glorioso de tu retorno por todos en los que has obrado este gran milagro.
-Minerva G. Acanda
Gracias Señor por los grandes y aun pequeños milagros que has realizado en mi vida.

Miércoles Diciembre 10, 2008


LECTURA BIBLICA
Matutina: Apc. 19:6-9
Vespertina: Mateo 25:10
BODAS DE ORO
Qué hermoso es ver a una pareja arribar feliz a la hermosa fecha de sus bodas de oro, cincuenta
años de unión matrimonial. Es algo maravilloso cuando esto acontece, pues son raros y escasos
estos acontecimientos hoy en día, cuando la tasa de divorcios es alarmante.
Yo celebré mis bodas de oro con el Señor en este año, pues un veinte dos de octubre del año mil
novecientos cincuenta y ocho, dediqué por entero mi vida a Dios. Cincuenta años preciosos de
militancia. Jamás olvidaré aquel día cuando Dios permitió que mi anhelo se hiciese realidad.
Contaba apenas dieciocho años de edad, cuando en La Lisa, Marianao, Cuba, el Señor me
bautizó con su Santo Espíritu. Qué día tan glorioso, por mí tan anhelado, pues desde mi niñez el
Señor me estaba llamando.
Ha sido una larga travesía por el árido desierto de esta vida. A pesar de las dificultades del
camino ¡Gloria a Dios! Porque hasta aquí me ha sostenido el Señor. He caminado bajo la sombra
del Omnipotente.
Cuando en medio de mis luchas he sentido que se han agotado mis fuerzas, mi clamor siempre es
“déjame llegar”.
Hoy en las últimas millas del camino, glorifico a Dios porque mi fe no ha faltado. El Señor ha
sido mi ayudador. Yo espero ansiosa un día estar reunida con los fieles en las gloriosas bodas del
Cordero. Mientras estaré cantando cada instante de mi vida con alegría hasta que llegue ese día.
-Minerva G. Acanda
Bienaventurados seremos los que tengamos la dicha de estar en las bodas del Cordero.

Jueves Diciembre 11, 2008


LECTURA BIBLICA
Matutina: Hechos 3:1-10
Vespertina: 1Tes. 5:15,16
GRACIAS POR TU SONRISA
Hasta hace muy poco no me había dado cuenta del inmenso valor que posee una sonrisa llena de
amor. Un día al llegar a un establecimiento, en la misma entrada había un infeliz hombre de
aspecto desaliñado y triste semblante. Cuando lo miré pensé “qué pena este pobre está esperando
una limosna y no tengo nada para darle”. Entonces atiné a sonreírle amigablemente y le pedí
disculpas. Noté que había cambiando su semblante. Con un rostro alegre me dijo: “Gracias por tu
sonrisa”.
Aquellas palabras sonaron en mis oídos tan agradables que experimenté una alegría como pocas
veces en mi vida. Me sentí como si hubiera hecho una hermosa obra de caridad. Cuando en
realidad había dado tan poco, sólo una sonrisa.
Pude entender el valor que posee una sonrisa sincera en el momento oportuno. Cuánto bien
podemos hacer al sonreírle amorosamente a alguien que sufre. Al sonreír nos estamos
solidarizando con su pena.
En cierta ocasión alguien que estaba pasando por un momento difícil me dijo: “No sabes cuánto
agradezco una sonrisa en mis momentos de tribulación, es como si Dios me estuviese
sonriendo”.
Por eso cuando veamos a nuestro prójimo pasando por un mal momento y no tenemos manera de
socorrerle en su necesidad, lo menos que podemos hacer es sonreírle con afecto y simpatía.
Demos el regalo de nuestra sonrisa franca y cordial, nunca una falsa y fingida sonrisa.
Aprendamos a sonreír de manera que el que reciba nuestra dádiva se sienta movido a decirnos
“gracias por tu sonrisa”.
-Minerva G. Acanda
Provoquemos al sonreír un agradable “Gracias por tu sonrisa”.

Viernes Diciembre 12, 2008


LECTURA BÍBLICA
Matutina: Proverbios 4:1-13
Vespertina: Isaías 57:15
¡TEN EL CONSEJO, NO LO DEJES!
Admiro a las personas humildes porque son sabias. El escritor mexicano Carlos Cuahtemoc
Sanchez escribió: “Para dar órdenes acertadas se necesita ser inteligente, para obedecerlas con
humildad se requiere ser sabio”. Cuando existe el orgullo y la vanagloria, no se desea ni acepta la
corrección. Piensa uno saberlo todo y ser perfecto, aunque Dios solo es omnisciente y perfecto.
Mas joven consideraba que por ser universitaria sabía más de la vida que mis padres, fieles
siervos de Dios. Ahora que soy ungida, con mis títulos académicos y con más madurez,
reconozco que la formación académica es útil para expresarnos bien y gozar de ciertos
conocimientos importantes, pero ella no nos garantiza la victoria en la guerra espiritual. Ésta se
pelea con la armadura de la fe que es el conocimiento y obediencia a la Palabra de Dios, el ayuno
y la oración.
También somos victoriosos cuando nos dejamos aconsejar y dirigir por nuestros superiores
espirituales. Nuestros padres, pastores, directores fieles son instrumentos de Dios que nos guían
por el camino del bien porque “amar es enseñar”. Jesús enseñó a sus discípulos a ser humildes y
todos no fueron sabios: “Profundo es el consejo en el corazón del hombre, pero el sabio lo
alcanzará”. Seamos humildes, reconozcamos que no lo sabemos todo, estemos concientes que
hay errores, como escribió David, que nos son ocultos. Entonces “guardemos la ley y el consejo,
y serán vida a nuestra alma y gracia a nuestro cuello”.
-Raquel Miranda
¡Ama al que te aconseja y corrige, y serás más sabio!

Martes Diciembre 13, 2008

LECTURA BIBLICA
Matutina: Habacuc 3:16-
Vespertina: Romanos 8:28-39

NO TE RINDAS PERSEVERA
A veces es más fácil comenzar que terminar. Así lo constatamos los más de cincuenta
participantes de un paseo juvenil a pie cuya meta final era el faro de Guayaquil. Para llegar al
mismo, ¡hay que subir 500 escalones! Al principio se avanza con rapidez, pero después se va uno
cansando y sintiendo que le faltan las fuerzas y el aire para continuar. Pocos fueron los que
pudieron subir sin interrupción. La mayoría tuvo que hacer varias pausas, tomar agua, darse
ánimo, respirar profundamente y seguir escalando para poder llegar. Pero una vez arriba, en el
balcón del faro, al contemplar la vista panorámica de la ciudad y respirar el aire fresco de las
alturas, le embarga a uno una sensación de triunfo y de felicidad. Dentro de mí decía: “Lo
logré!” Y al ver otras caras sonrientes tuve la impresión que pensaban igual.
Nuestra gran meta es el cielo y en nuestro ascenso espiritual encontramos obstáculos fuertes,
dificultades grandes. Sin embargo hay que continuar. No se puede desistir del ideal: “No te
rindas cuando vayan mal las cosas como a veces suelen ir, cuando sea tu camino sólo cuestas
que subir, cuando haya poco haber y mucho que pagar, y precise sonreír aun teniendo que
llorar, cuando ya el dolor te agobie y no puedas ya seguir, descansar acaso debas, pero nunca
desistir”, nos insta el poeta. ¡Qué glorioso será lograr nuestra meta celestial! Mil veces más
glorioso que llegar a un faro o alcanzar cualquier otra meta terrenal.
-Raquel Miranda

¡Señor, danos “pies como de ciervas” para llegar a la cima de la eternidad!

Domingo Diciembre 14, 2008


LECTURA BÍBLICA
Matutina: Efesios 5:21-27
Vespertina: Efesios 5:28-33
“MARIDOS, AMAD A VUESTRAS MUJERES…”
“…Como Cristo amó a la Iglesia y se entregó a sí mismo por ella”.
El amor de Cristo hacia la iglesia es especial, tierno, sincero: “Yo ruego por ellos. No ruego por
el mundo, sino por los que me diste...”. Es un amor sin medidas: “Con amor eterno te he
amado...”. Un amor constante: “Ni lo alto, ni lo bajo, ni ninguna criatura nos podrá apartar del
amor de Dios”.
El amor de Cristo hacia la Iglesia es “deleitoso”, es como “un sello sobre el corazón”, como “una
marca sobre el brazo”. Nadie lo puede deshacer, “las muchas aguas no podrán apagar el amor...”.
El amor de Cristo hacia su Iglesia es fiel. “...Yo no me olvidaré de ti. He aquí que en las palmas
te tengo esculpida...”
Un cristiano verdadero no debería sentirse satisfecho hasta estar seguro de reflejar la gracia de
Jesucristo en su vida. ¿Estás tratando de imitarle? En tus relaciones domésticas, especialmente
con tu esposa o con tu esposo, ¿cómo está la medida de tu amor? ¿Será “como Cristo amó a la
Iglesia”?
El amor que mantiene unido a un matrimonio es el amor que es de Dios, el amor que da sin
esperar recibir y que no pone condiciones. Cuando comprendamos el gran amor que Dios tiene
para con nosotros siendo tan imperfectos, aun cuando el otro “no llene las expectativas” nos
sentiremos impulsados a imitar a Dios, recordando la recomendación: “Sed pues imitadores de
Dios como hijos amados. Y andad en amor, como también Cristo nos amó...”
-Liccy Fuentes
“El que ama a su mujer, a sí mismo se ama”

Martes Diciembre 16, 2008


LECTURA BÍBLICA
Matutina: Salmo 96
Vespertina: Salmo 98
“AQUÍ NO SE LLORA, AQUÍ SE CANTA”
Cada martes por la tarde en Miami el Ministerio Ocaso Brillante celebra su programa
evangelístico en un hogar de ancianos. Cantamos, oramos y predicamos la Palabra a los
residentes, familiares y trabajadores del lugar. Por lo general celebramos el programa afuera en
el patio, pero cuando hace mucho calor, frío, o llueve, lo hacemos adentro en una de las salas
grandes de reunión. A través de los años hemos acumulado bellas experiencias.
Hace poco una de las enfermeras, que al principio nos rechazaba por no creer en Dios, nos dio
esta bienvenida: “¡Ahí vienen los que nos traen paz!” Nos quedamos sorprendidas al escucharla
y comprendimos que nuestro trabajo en el Señor no es en vano, pues “Su palabra no vuelve
vacía, antes hace lo que Él quiere y es prosperada en aquello para lo que la envió”. Ahora ella es
una de nuestras fervientes participantes que alaba a Dios y lee la Biblia.
Los residentes también participan exclamando: “¡Amén! ¡Aleluya! ¡Gloria a Dios!” y si alguien
interrumpe, se molestan. Hace poco una anciana le dijo a otra que estaba llorando: “Aquí no se
llora, aquí se canta” y continuó prestando atención a los cantos y salmos que estábamos
compartiendo.
Hay mucho dolor en el mundo y aunque seamos cristianos también sufrimos. Sin embargo
debemos seguir el ejemplo de la anciana sabia: En vez de llorar, cantemos como nos lo
recomienda un himno nuestro “canta, oh buen cristiano, templa tu corazón, alza a tu Soberano tu
feliz canción”.
-Raquel Miranda
Eleva tu voz al cielo con alegría, y sentirás paz en tu alma.
Miércoles Diciembre 17, 2008
LECTURA BÍBLICA
Matutina: Salmo 139
Vespertina: Mateo 10:29-31
LAS PEQUEÑECES
Cuenta una anécdota de un árbol célebre que estaba plantado en el estado de Colorado, Estados
Unidos. “Catorce veces fue alcanzado por los rayos. Desafió un sinnúmero de tormentas, se
mantuvo firme frente a las sacudidas de los terremotos y las grandes inundaciones jamás
pudieron socavarlo. Pero finalmente cayó abatido. Una pequeñísima carcoma se introdujo en su
corteza. Fue penetrando poco a poco, destruyendo capas y fibras hasta llegar al mismo corazón, y
un día el gigante de la selva cayó estrepitosamente”.
Las cosas pequeñas son las que día a día forman nuestra vida para edificarnos o para destruirnos.
Las pequeñas tentaciones que vencemos, o a las que nos rendimos; las pequeñas negaciones que
logramos; las pequeñas necesidades que suplimos, o ante las que permanecemos insensibles; las
pequeñas diferencias que soportamos con paciencia, o las que nos hacen perder la paz; las
pequeñas victorias que logramos, o que dejamos pasar indolentes. Las pequeñas obras de amor, o
las pequeñas muestras de desprecio. Los pequeños deberes cumplidos o sin realizar...
El gran Dios que llena el universo, tiene contados nuestros cabellos y pone nuestras lágrimas en
su redoma. “Mi embrión vieron tus ojos. Y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas que
fueron luego formadas, sin faltar una de ellas”. ¡Qué Dios tan admirable que tiene en tanta estima
nuestras “pequeñeces”!
-Liccy Fuentes
“A los pequeños actos de la vida, da atención”.
Jueves Diciembre 18, 2008
LECTURA BÍBLICA
Matutina: Fil. 4:1-9
Vespertina: Luc. 12:22-26
MANTÉN EL EQUILIBRIO
El apóstol Pablo, escribió: “Por nada estéis afanosos.... y la paz de Dios guardará vuestros
corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús”. Y Epícteto, un filósofo griego del siglo
primero de nuestra era, tenía esta máxima: “Nada con exceso”. El mundo vive en un constante
frenesí y los que se dejan arrastrar por ese ímpetu de pasiones locas pierden el equilibrio y se van
a los excesos hasta que se destruyen.
Christy Henrich fue una joven gimnasta escandinava. Dicen que a los diez años de edad ya había
ganado cuatro premios y a los dieciséis era una atleta perfecta, pero se obsesionó con la gordura
y a los veintidós años murió de anorexia nerviosa. La obsesión la mató.
No podemos permitir que las pasiones y ansiedades y los afanes de la vida, dominen nuestra
voluntad haciéndonos sus esclavos. Dios es el padre de la armonía y nos hizo para que vivamos
una vida prudente, moderada y satisfecha, llena de equilibrio y templanza, “nada con exceso”.
Hasta lo bueno, cuando se toma con exceso se puede tornar dañino. No seas víctima de las
obsesiones y los fanatismos, pídele a Dios que te dé paz y prudencia, guardando tu corazón y tus
pensamientos en Cristo Jesús.
-Liccy Fuentes
“La moderación es el estado del alma que es dueña de sí misma”.

Viernes Diciembre 19, 2008

LECTURA BÍBLICA
Matutina: Efesios 4:1-6
Vespertina: 1Cor. 12:1-20
SOLÍCITOS A GUARDAR LA UNIDAD...
Hay muchos pecados que pueden causar la discordia y destruir la unidad de la Iglesia. Entre
otros está el orgullo, la envidia, la amargura y el egoísmo. Satanás usa nuestras debilidades para
causar la desunión en la iglesia. Cuando varias personas insisten en hacer las cosas a su manera,
no solamente promueven la división, sino que pueden causar mucho daño, porque ofenden a
Dios, desacreditan y desmoralizan a la iglesia y los inconversos se confunden más. ¿Es ese el
precio que queremos pagar para satisfacer nuestro ego?
Mantener la unidad espiritual de la iglesia debe ser una cuestión primordial de todo creyente
sincero. El apóstol Pablo sabía el daño que podía causar cualquier discordia en la iglesia y
recomendó: “Solícitos en guardar la unidad del espíritu en el vínculo de la paz”.
El Apóstol también recomendaba: “Que habléis todos una misma cosa”. Es muy dañino para los
nuevos convertidos o para los inconversos curiosos que cada uno exprese su propia opinión
acerca de ciertas doctrinas. Eso engendra confusión y críticas muy perjudiciales.
Ojalá que todos los creyentes pongamos mucho cuidado para vivir la unidad que el Espíritu de
Dios nos ha concedido. “Que el Dios de la paciencia y de la consolación os dé entre vosotros un
mismo sentir según Cristo Jesús para que unánimes, a una voz, glorifiquéis al Dios y Padre de
nuestro Señor Jesucristo. Por tanto, recibíos los unos a los otros, como también Cristo nos recibió
para gloria de Dios”.
-Liccy Fuentes
“Es imperativo preservar la unidad”.
Sábado Diciembre 20, 2008
LECTURA BÍBLICA
Matutina: Deut. 5:12-15
Vespertina: Ex. 31:16-18
RESTAURANDO LA FE EN EL CREADOR
¿Por qué se mira con tanto escepticismo el que Dios haya creado el mundo originalmente
perfecto? ¿Por qué tantas personas tienen hoy más fe en la teoría de la generación espontánea
que en la creación divina? ¿Es posible que el escepticismo reinante haya sido favorecido por el
abandono general de la celebración del sábado como memorial del acto creador de Dios? Elena
White responde afirmativamente a estas preguntas: “Si el sábado hubiese sido observado
universalmente... nunca hubiesen habido ni idólatras, ni ateos ni infieles” Esta declaración
necesita ser matizada ya que la observancia mecánica del día conmemorativo de la creación no
supone necesariamente la aceptación de Dios como Creador. Se pueden cumplir los requisitos de
cualquier observancia sin comprenderla y sin participar realmente de lo que se está celebrando.
Por otra parte, el escepticismo puede ser también consecuencia del olvido. De hecho, descuidar
el sábado, el memorial de la creación, lleva a echar en olvido al Dios de la creación y de ahí al
escepticismo.
Mediante el sábado Dios nos invita semana tras semana a escuchar y celebrar el gozoso mensaje
de su creación perfecta contemplando sus obras divinas y renovando nuestra fe en nuestro
Creador.
-Tomado del libro Reposo Divino para la Inquietud Humana, por Samuele Bacchiocchi.
“Dios estableció el sábado para salvaguardar a sus criaturas y restaurarlas”.
Domingo Diciembre 21, 2008
LECTURA BÍBLICA
Matutina: Juan 11:20-25
Vespertina: Juan 11:32-35
SI CRISTO ESTUVIERA AQUÍ
Cuántas veces hemos pensado: “Si Cristo estuviera aquí...” ¡con qué placer le serviría! Haría
todo lo que me ordenara y aun más, y con cuánto cuidado me conduciría para agradarle... Y es
que no nos damos cuenta de que Él siempre está. Está en la forma del cónyuge, ávido de
comprensión y de un mejor trato. Está en el hijo, pidiendo un poco más de tiempo y de ternura.
Está en el hermano, en el vecino, en cualquiera que encuentres y tenga necesidad... Él lo dijo en
una ocasión: “Tuve hambre y tuve sed, fui huésped y desnudo y estuve en la cárcel...” Y cada
vez que hiciste algún bien, “¡a mí lo hiciste!”
Lo que hacemos por amor a Cristo, aun los más pequeños servicios que prestamos, son aceptos
por Él. ¡Qué forma más hermosa de transformar las tareas más triviales de la vida en profesiones
santas, como lo hacen los ángeles! ¿Qué otra cosa puede darnos mayor satisfacción?
¿Te hubiera gustado ser la mujer que tuvo la prerrogativa de cuidar del pequeño Jesús? ¿O el
hombre que lo vio crecer? ¿Hubieras querido ser el que se recostaba en Su pecho o el que llevó
Su cruz? Haz todo con amor y con la alegría de saber que es a Cristo a quien lo haces y vas a
sentir la plenitud de su Presencia y de su infinito amor.
-Liccy Fuentes
“Si pudiera convencerme de que encontraría a Dios en una cueva del Himalaya, iría allí. Pero
sé muy bien que no puedo encontrarlo fuera de la humanidad”.
Lunes Diciembre 22, 2008
LECTURA BÍBLICA
Matutina: Mt. 24:35-39
Vespertina: Lc. 21:29-36
PRONTO VENDRÁ EL SEÑOR
“No tardará, pronto vendrá otra vez. No tardará, ¡nos iremos con Él!”
¡Qué hermosa promesa! “Voy a preparar lugar para vosotros” y “vendré otra vez...” ¡Qué
emocionados deben haber quedado los discípulos, pensando en las moradas celestiales y en el
regreso del amado Maestro! Qué dulce y alentadora debe haberles resultado la voz que les dijo:
“No os dejaré huérfanos, vendré a vosotros”.
Hasta nosotros llega esa bendita promesa que nos llena de fe y nos estimula a seguir pese a todas
las dificultades. Sabemos que Su regreso está cercano, pero no sabemos el momento exacto
cuando nuestro Señor ha de venir. Por eso es que tenemos que estar apercibidos como el
jardinero de una hermosa Villa en Italia. Un viajero que la visitó lo relata de esta manera:
“Llegué a Villa Areconati, una joya de la corona de los Alpes, en Italia. Un jardinero me abrió la
pesada puerta y me llevó por el admirable jardín. -¿Cuánto tiempo hace que está usted aquí? -
Veinticinco años. -¿Y cuántas veces ha visitado esto su amo? -Cuatro veces. -¿Cuándo estuvo la
última vez? -Hace doce años. -Y sin embargo, usted tiene el jardín tan hermoso como si su amo
tuviera que venir mañana. -Hoy, Señor, hoy podría venir. -fue la respuesta.
-Liccy Fuentes
“Seremos como Él es ¡Aleluya! Nos iremos con Él”.

Martes Diciembre 23, 2008


LECTURA BÍBLICA
Matutina: Lucas 24:28-36
Vespertina: Lucas. 24:13-18
¡QUÉ CERCA ESTÁS, JESÚS!
En una ocasión en que clamé a Dios en un momento de apuro y recibí Su respuesta inmediata,
salió de mi alma esta exclamación: ¡Qué cerca estás, Señor! Tan cerca, que cuando mi corazón te
busca, enseguida te encuentra. Cuando en esta carrera sin fin del ajetreo diario, me detengo un
momento, allí Tú estás. Y cuando nos reunimos en Tu casa para adorarte, te sentimos tan cerca
que pareciera que si extendemos la mano podemos tocarte, o si abrimos los ojos podemos verte...
Y es que “un momento de Tu presencia lo llena todo”.
Querido peregrino, cuando sientas que el camino es duro y el enemigo de las almas quiera
hacerte creer que Dios te ha abandonado. Dile que es mentira, dile que aunque tu, en ese
momento no le sientas, sabes que Él está ahí. “No me ha dejado solo el Padre...”
Solo necesitas dar un paso de fe, cierra tus ojos, eleva tu pensamiento en oración y sentirás sus
manos sobre tu cabeza y que sus brazos de amor te envuelven en un dulce abrazo, dándote la
fortaleza necesaria para andar una jornada más.
Los que hemos sentido su perdón, los que hemos oído su voz; los que hemos recibido su
bendición; los que hemos visto la oración contestada, tenemos la seguridad de que Él está más
cerca aun de lo que podemos imaginar.
-Liccy Fuentes
“Teniendo tal esperanza, más santos debemos ser; buscando la semejanza de Aquel que
anhelamos ver”.

Miércoles Diciembre 24, 2008


LECTURA BÍBLICA
Matutina: Juan 14:27
Vespertina: Rom. 14:17-19
NOCHE DE PAZ, NOCHE DE AMOR...
Todas las Navidades, desde que supe hablar, he cantado este hermoso villancico que me
enseñaron mis padres. Y creo que el mundo entero lo canta, pues dicen los historiadores que
nació desde el año 1818, en una aldea de Austria hace 185 años. Esa letra tan familiar y esa
sencilla melodía tienen poder para inspirar una paz celestial y una alegría que envuelve todo
nuestro ser. Nos sentimos trasladados en el tiempo a aquella bendita noche y al lugar donde
nació nuestro amado Salvador en el pesebre de Belén. ¿Quién puede dudar que algunos ángeles
de los que cantaron aquella noche santa, se unan a los fieles que entonan esta dulce canción?
Cuando cantes este himno, recuerda que Cristo vino a traer paz, la verdadera paz que es la
quietud del corazón. Un reposo de mente y alma que nadie ni nada puede turbar, no importa cuán
terrible sea la tempestad, porque tenemos las promesas de Dios y nos aferramos a ellas con fe
verdadera. Si tienes a Cristo vas a tener paz y amor tan abundantes que vas a superar las
tempestades de orgullo y soberbia que se levanten dentro de ti para destruirte. Y en el poderoso
Nombre del Rey que nació en un humilde pesebre vas a conquistar el amor, la paz y la fe que
darán sentido a tu vida.
-Liccy Fuentes
“Ha dos mil años que pasó sembrando paz, vertiendo miel...”

Jueves Diciembre 25, 2008


LECTURA BÍBLICA
Matutina: Lucas 2:7-20
Vespertina: Mateo 2:1-11
VENID ADOREMOS
Puede cada uno tener su propio concepto de cómo celebrar el nacimiento de nuestro Salvador.
Pero no podemos dejar de maravillarnos, como aquellos que oyeron lo que los pastores decían. Y
a medida que meditamos en esa gracia sin medidas, nuestra alma se llena de la majestad de la
gloria de Dios y aunque no lo expresemos en un canto, o en una oración pública, tenemos que,
maravillados, adorarle.
Cuando pensamos en el Dios encarnado, que conociendo el estado caído de esta humanidad, en
lugar de destruirla, decidió ser su Redentor pagando el tremendo precio, nos maravillamos. Y
cuando pensamos en lo que Él ha hecho en nuestra propia vida entendemos que es un milagro de
su divina gracia. Que haya dejado Su trono y Su realeza en el cielo para sufrir tanta ignominia,
por mí... es algo que no deja de admirarme..
Esa maravilla santa nos lleva a adorarle con un corazón agradecido. Esa comprensión santa no
nos permite pecar contra el que nos dio semejante muestra de Su amor. Sintiendo la presencia de
Dios en la dádiva de su amado Hijo, nos sentimos impelidos a servirle y a amarle con todo
nuestro corazón, con todo el entendimiento y con todas las fuerzas.
Quizás en nuestras agitadas vidas, casi no podamos imitar a los pastores de Belén que contaron a
todos lo que habían visto y oído, pero al menos unámonos a los que se postraron en sincera a
adoración, frente al niño Dios maravillados por lo que había hecho Dios.
-Liccy Fuentes
“Venid, adoremos a Cristo el Señor”.
Viernes Diciembre 26, 2008
LECTURA BÍBLICA
Matutina: Juan 20:26-29
Vespertina: Rom. 6:23
“¡SEÑOR MÍO Y DIOS MÍO!”
Por más que tengamos bien desarrollada la imaginación, creo que no podemos entender todo lo
que pueda sentir una persona que esté condenada a muerte, y de pronto le digan que queda en
libertad, que está libre de toda culpa y que ni siquiera el récord de sus antecedentes penales va a
existir más. ¡Perdonado! ¡Perdonado y en completa libertad! Ese reo éramos tú y yo.
“¡Qué amor tan grande el de mi Salvador! Que abandonó su trono de amor.
Aquel que hizo cielo, tierra y mar. Que ha puesto en labios un dulce cantar...
Y luego en muerte cruel, sufrió por mí, un infiel ¡Qué gran amor!”
¿Cómo no hemos de adorarle? ¿Cómo no hemos de doblar nuestras rodillas todos los días ante
un Dios que nos perdonó y nos amó tanto? Y no sólo eso, sino que aun extiende su mano desde
los cielos, atravesando las distancias del espacio y toca nuestras vidas para darnos aliento y para
consolarnos, “Él da esfuerzo al cansado y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas”.
Por eso es que la única explicación que se puede aceptar cuando alguno le da las espaldas a su
Salvador, es que ha sido cegado por el enemigo de las almas, porque “ningún hombre que piensa
puede dejar de exclamar: “¡Señor mío y Dios mío!”
-Liccy Fuentes
“Ha dos mil años que murió, y el mundo vive aún por Él”.

Sábado Diciembre 27, 2008


LECTURA BÍBLICA
Matutina: Juan 11:4
Vespertina: Deut. 5:24
“PARA GLORIA DE DIOS”
El Señor había dicho que la enfermedad de Lázaro no era para muerte sino “para gloria de Dios”.
Lázaro pasó por la muerte, pero ese no era el fin de su enfermedad. Todas nuestras enfermedades
o tribulaciones tienen un límite puesto por el Señor. El fin sólo Él lo conoce, pero siempre es
para nuestra bendición y para Su gloria.
Nada grande o pequeño que nos acontezca escapa a la sabiduría divina que ha ordenado todo de
antemano y que conoce hasta el número de los cabellos de nuestra cabeza. En cada hora de
desvelo vemos su voluntad imperando. En cada ola de dolor el propósito, no de destruirnos sino
de mejorarnos. Cada momento de depresión es conocido por Él. Cada rendición a la suprema
voluntad, prevista y con resultados santificadores.
La sabiduría divina lo ajusta todo a la fortaleza de cada uno y con el fin que ha designado,
enviando la gracia suficiente. Alguien dijo que “Aquel que nunca ha cometido errores, no se
equivocará al medir los ingredientes que componen la medicina de nuestras almas. No
sufriremos demasiado y no seremos aliviados demasiado tarde”. El pensamiento es consolador
“Él no aflige de su voluntad a los hijos de los hombres”.
Hay circunstancias en la vida que creemos no poder soportar. Nuestro deber como hijos de Dios
es quitar los ojos de las circunstancias y elevarlos a Dios. Reconocer que Él reina soberano y que
está en control de esas circunstancias. Entonces viviremos para la gloria de Dios.
-Liccy Fuentes
Eleva tu espíritu a Su santa presencia, y Él te conducirá junto a aguas de reposo.

Domingo Diciembre 28, 2008


LECTURA BÍBLICA
Matutina: Lucas 22:61,62
Vespertina: Salmo 102:12-21
UNA MIRADA DE CRISTO
Hay una descripción de Cristo que se cree que fue escrita por Publio Lentulus, presidente de
Judea. Cuando habla de sus ojos dice: “son de un azul claro, limpios, serenos, dignos, varoniles y
maduros. Tiene una mirada inocente y sus ojos tienen el poder de los rayos del sol, al grado que
ninguno puede permanecer con su mirada fija en ellos”.
Nosotros sabemos por la historia bíblica que fue así. Los que fueron mirados por Él no pudieron
seguir siendo los mismos. Los rudos hombres de mar no pudieron resistirse y “dejándolo todo, le
siguieron”. Cuando Zaqueo se halló ante su mirada, le dijo: “Si algo he tomado de otro, lo
devuelvo... y la mitad de mis bienes doy a los pobres”. La mujer pecadora, después de haberse
encontrado con aquella mirada limpia y llena de perdón, no pudo pecar más. Y ¿Qué sentiría
Pedro ante aquella mirada que le hizo llorar amargamente?
Nosotros también hemos sido blanco de esa mirada poderosa que transformó nuestras vidas, que
nos ha atado a Él con una amistad estrecha, íntima e indisoluble. Él ocupa el primer lugar en
nuestros afectos y en nuestra vida. Hemos sido testigos de que una mirada suya puede
transformarlo todo en un momento. Puede calmar la más terrible tempestad o conmover el más
duro corazón.
¡Oh Cristo! Necesitamos esa mirada tuya de tiempo en tiempo para comprometernos contigo a
ser mejores, para que nuestra alma se eleve a la medida de la más alta perfección y devoción.
-Liccy Fuentes
“Vuelve los ojos hacia mí, piadosos, pues te confieso por mi amor y dueño”.

Lunes Diciembre 29, 2008


LECTURA BÍBLICA
Matutina: Éxodo 33:14,15
Vespertina: Lucas 5:3-11
MI PRESENCIA IRÁ CONTIGO
El Señor le prometió a Moisés: “Mi rostro irá contigo...” Él sabía que Moisés solo no podía. Y
Moisés lo entendía también porque dijo: “Si tu rostro no ha de ir conmigo no nos saques de
aquí”. Con la presencia de Dios el éxito es seguro. Y aunque Él solo lo puede todo, le gusta usar
sus instrumentos.
¿Qué hemos aprendido de la pesca milagrosa de los discípulos? Nuestra dependencia de la
presencia divina. “Sin Él nada podemos hacer”. Y “Todo lo podemos en Cristo”. Estaban los
pescadores, el barco, los utensilios de pesca ¿Cuál era la razón que no habían podido pescar
nada? Ellos habían trabajado toda la noche y entendían el trabajo porque eran pescadores.
¿Faltaban peces? No porque nadaron tantos a la red que se rompía. ¿Qué era lo que faltaba? ¡La
presencia de Cristo!
Cristo se sentó en el barco de Pedro y su poderosa influencia trajo los peces a la red. La
presencia de Cristo es la vida de su Iglesia. Sabemos que está con nosotros “Yo estaré con
vosotros todos los días hasta el fin”. Confiados en esta promesa, como instrumentos de Dios,
debemos “levantar al Hijo del hombre” “para que todo el que en Él crea no se pierda”.
Prosigue en tu trabajo de la pesca de almas mirando hacia arriba con fe, seguro de que Su
presencia irá contigo, y mirando a tu alrededor con solemne ansiedad para hallar las almas
necesitadas. El que te ha inspirado a tirar la red la llenará de peces.
-Liccy Fuentes
“Mi rostro irá contigo, y te hará descansar”.

Martes Diciembre 30, 2008


LECTURA BÍBLICA
Matutina: Rom. 12:4-10
Vespertina: Mr. 12:28-31
AMARÁS A TU PRÓJIMO...
Creo que ni las mejores universidades del mundo pueden enseñarnos a amar, a sentir compasión
hacia el que sufre. Ese es un arte divino que lo aprendemos cuando nosotros mismos pasamos
por los profundos valles del sufrimiento. Nos cuesta mucho ser amables cuando no hemos sido
sometidos al dolor o a la necesidad y el hambre. Pero desde las primeras páginas de la Biblia
encontramos que Dios dio leyes a sus hijos para que fueran bondadosos con los extranjeros, con
los necesitados, con los pobres... y también con los débiles y los equivocados.
Podemos tratar de aparentar que somos muy consagrados y que vivimos muy cerca de Dios, pero
si no podemos aliviar la amargura del hermano, endulzar la vida de los que están a nuestro lado;
si no podemos demostrar amor abnegado, dulce paciencia, tierno interés por los demás. Si nunca
hemos sentido la aprobación divina procedente de un hecho de misericordia, mejor que hagamos
un alto y comencemos a rectificar nuestra vida.
Hay algo que me llena de admiración: que el gran Dios que creó el universo tiene cuidado de las
más pequeñas de sus criaturas ¡los pajarillos! Y está al tanto del gesto de amor más insignificante
hacia uno de los suyos ¡un vaso de agua!
-Liccy Fuentes
“Si lo hiciste a uno de estos pequeñitos, a mí lo hicisteis”.
Miércoles Diciembre 31, 2008
LECTURA BÍBLICA
Matutina: Heb. 12:1, 2
Vespertina: Filp. 3:13,14
PUESTOS LOS OJOS EN JESÚS
Hemos llegado al final de otro año, el camino que nos ha traído hasta aquí, puede haber tenido
sus jornadas penosas, pero también hemos pasado por praderas verdes y aguas refrescantes. Lo
que realmente importa es que estamos en el camino que nos lleva al hogar, y que a nuestro lado
va Jesús, el amigo infalible, el protector constante, el amante Salvador.
Querido hermano, al hacer frente a los días venideros de un nuevo año, quizás el enemigo de las
almas trate de amedrentarte con los espectros del pasado. Tal vez trate de oprimir tu alma
trayendo a tu memoria penas y pesares y hasta puede poner delante de ti un ejército de fuerzas
del mal amenazando destruirte. Pero de nada de eso hagas caso, fija tu vista en Jesús y espera en
Él, recuerda cómo te guió a través del año que pasó.
Únete a la oración humilde y hermosa del rey Josafat cuando recibió la noticia de que una gran
multitud venía contra él de la otra parte de la mar. “¡Oh Dios nuestro! En nosotros no hay fuerza
contra tan grande multitud... ni sabemos lo que hemos de hacer, mas a Ti volvemos nuestros
ojos”. Enseguida llegó la divina respuesta a través del profeta: “No temáis ni os amedrentéis...
porque, no es vuestra la guerra sino de Dios”. Cada día nos acerca más al regreso de nuestro
Señor, “despójate de todo peso” y “prosigue al blanco” “puestos los ojos en Jesús”.
-Liccy Fuentes
Gracias Señor, por este año que hemos podido terminar con los ojos puestos en ti.

Estas son las escrituras que leemos unidos todos los días.

Octubre Noviembre Diciembre

Zac.1-6 Lucas 17-18 1Cor.5-8


Zac.7-10 Lucas 19-20 1Cor.9-11
Zac.11-14 Lucas 21-22 1Cor.12-14
Mal.1-4 Lucas 23-24 1Cor.15-16
Mateo 1-4 Juan 1-3 2Cor.1-4
Mateo 5-6 Juan 4-5 2Cor.5-8
Mateo 7-9 Juan 6-7 2Cor.9-13

Mateo 10-12 Juan 8-9 Gál.1-6

Mateo 13-14 Juan 10-11 Efe.1-6


Mateo 15-17 Juan 12-13 Fil.1-4
Mateo 18-20 Juan 14-16 1Tes.1-5
Mateo 21-22 Juan 17-18 2Tes.1-3
Mateo 23-24 Juan 19-21 1Tim.1-4
Mateo 25-26 Hech.1-3 1Tim.5-6

Mateo 27-28 Hech.4-6 2Tim.1-4

Marcos 1-3 Hech.7-8 Tito, Filemón


Marcos 4-5 Hech.9-10 Heb.1-5

Marcos 6-7 Hech.11-13 Heb.6-9

Marcos 8-9 Hech.14-16 Heb.10-11


Marcos 10-11 Hech.17-18 Heb.12-13
Marcos 12-13 Hech.19-20 Stg.1-5
Marcos 14-16 Hech.21-22 1Pedro 1-5
Lucas 1 Hech.23-25 2Pedro 1-3
Lucas 2-3 Hech.26-28 1Juan 1-5
Lucas 4-5 Rom.1-3 2Juan,3Juan,Judas
Lucas 6-7 Rom.4-7 Ap.1-5
Lucas 8 Rom.8-10 Ap.6-8
Lucas 9 Rom.11-14 Ap.9-12
Lucas 10-11 Rom.15-16 Ap.13-16
Lucas 12-13 1Cor.1-4 Ap.17-19
Lucas 14-16 Ap.20-22