FLACSO PROGRAMA DE SOCIOLOGÍA TRABAJO FINAL DE HISTORIOGRAFÍA.

ALUMNO: DIEGO CORONEL C

DRA. ROSARIO CORONEL F

Patrimonializar el Centro Histórico de Quito, reseña sobre sus implicados y voces.

El Centro Histórico de Quito guarda las huellas y representaciones de la historia, pero su centralidad es un capítulo más en la larga lista de sucesos que han acontecido desde épocas prehispánicas, en que el territorio ha sido ocupado por distintos sucesos civilizatorios, dependientes de la importancia geográfica, natural o política que ha tenido para sus ocupantes. En la actualidad, según el Plan Especial del Centro Histórico de Quito, elaborado en el año 2003 por la Dirección Metropolitana de Territorio y Vivienda, antes, Dirección de Planificación, según los resultados de la encuesta empleada para conocer las percepciones sobre el Centro Histórico, éste dice: “al parecer, lo que prima en las percepciones sociales es la consideración de que el CHQ tiene un significado histórico cultural de alcance nacional” y cita en su pie de página, que la mayor parte, corresponde a “respuestas relacionadas como patrimonio cultural 21%; historia y tradición 22%; identidad 7%” (Plan Especial CHQ, 2003:10). De acuerdo a lo expuesto, se vuelve necesario saber las implicaciones que tienen las nociones de patrimonio, historia, tradición e identidad en la configuración de un espacio social como lo es el Centro Histórico de Quito, debido a que la relación de los “precedentes con el presente, no son más interesantes que las diferencias entre ellos” (Hobsbawm, 1998: 36) así que lo importante en la fundamentación del estudio del Plan Especial, es conocer el origen de las respuestas, los públicos consultados, la manera en que fueron realizadas las preguntas y los contextos. Parecería importante tomar en cuenta que “los grandes mediadores de la relación entre ciudadanos e historia sean los monumentos” (Signorelli,2001:56 en Hernández, 2008:64) y de esta manera considerar que las nociones actuales tendrían un determinante físico y uno temporal: las edificaciones monumentales y “la influencia de las clases dominantes en la primera mitad del siglo XIX” […] pues, la primera noción de Centro Histórico para nuestro caso local, según el mismo documento hasta ahora tratado es atribuida a Jacinto Jijón y Caamaño, “asignando un determinado valor histórico al espacio central de la ciudad” (Plan Especial CHQ, 2003: 19).

2001: 108) De esta forma podemos adentrarnos en una primera apreciación de la relación existente entre historia y política. representan no solamente un incuestionable valor cultural sino también económico y social” (p. Los Centros Históricos desde la Carta de Quito de 1977 se definen como “todos aquellos asentamientos humanos vivos. puede verse la definición de una centralidad histórica en la determinación de un área específica comprendida. Dentro del entramado conceptual que utilizaron. como ocurría entre liberales y socialistas. 2008:102). 1999:167) lo no dicho pues no amerita discusión al no representar valor. 1998: 30). la ciudad se limita a su visión del pasado. sobre todo cuando éstas se encuentra destinadas a generar el fundamento de los “movimientos nacionalistas” (Hobsbawm. pues en si mismo en cuanto a la figura memorial que plantea Ruskin “ la ciudad ha jugado el papel memorial del monumento” (Choay. al menos no un valor positivo?. la única manera de instaurar un nuevo estado de dicha y de armonía era propiciando una restitutio in pristinum. donde el criterio de valor sobre el monumento en su relación con el valor de la actividad turística define la concepción de desarrollo sobre el espacio (Cifuentes. de otra índole. (HidalgoNistri. ajeno al tema de lo histórico? ¿será en este juego de representancias (Ricoeur. la industria del patrimonio histórico y la institución del patrimonio cultural (Samuel. donde es necesario conservarla intacta en pos de los cambios que presentan los tiempos futuros. ¿Pero qué sucede con los segmentos sociales que habitan en la pobreza? ¿siempre serán un elemento exógeno. sino hacia el pasado. 1992:165) y en ello. Tal como ya habíamos advertido. luego en los noventa. si se recupera la “riqueza de la cultura” por lo tanto “todos seremos más ricos aún”. inspirado en la Carta de Venecia de 1964”.11) Esta mirada sobre el valor patrimonial de las estructuras monumentales de los Centros Históricos es aérea en cuanto las problemáticas sociales quedan circunscritas a la definición y objetivos de los intereses conservacionistas. las miradas debían dirigirse no hacia el futuro. tal y como se define para Quito en el “Plan Director del Centro Histórico de Quito 1967. 2008:308. . de lo antiguo.Para los conservadores ecuatorianos. fuertemente condicionados por una estructura física proveniente del pasado. por sí mismos y por el acervo monumental que contienen. la salvación de la patria estaba marcada por una nostalgia de restauración utópica del pasado. es decir. Esto es incluso comparable.309) y como efecto de esta construcción ideológica y técnica. Para ello no había más opción que invertir el tiempo histórico a fin de recomponer ese orden primitivo que había sido violado y alterado. donde con mucha habilidad en una unificación de sentidos cooptan por cubrir intereses disímiles. reconocibles como representativos de la evolución de un pueblo”[…] “Los Centros Históricos.

más si se considera como expone Narváez. que esto “ha posibilitado el disfrute de grupos de élite y ha generado importantes beneficios a los especuladores inmobiliarios” (Narváez. 1990: 193) Entonces tenemos que el interés por lo conservable no es nuevo. 1999:163) comprende el núcleo central de la concepción sobre el Centro Histórico y de sus ventajas aprovechables aún en la actualidad. ¿por qué solamente es considerable la estructura relacionada a lo colonial. cuando existen evidencias de un amplio proceso de sincretización que permite reconocer emplazamientos sobre antiguas estructuras. se comprende una asimetría de funciones en una misma matriz. de una evolución significativa o de un acontecimiento histórico”. su preservación y potenciación (Carrión. no solamente Incas. 1992:8) y luego con la carta de Atenas en 1931 y posteriormente con la Carta de Venecia en 1964. De esta forma en el caso del Centro Histórico de Quito. debiendo recalcar que en la carta de Atenas en su primer punto considera que la Conferencia está “convencida de que la conservación del patrimonio artístico y arqueológico de la humanidad. 1992:12) . pero con miras al desarrollo socio económico sobre la base de lo histórico-cultural. y así. en Francia con la creación de la primera Comisión de Monumentos Históricos en 1837 se conocen tres grandes categorías que protegían las construcciones antiguas (Choay. en el Plan de diagnóstico para el Centro Histórico de 1990. amplían un poco más la definición como “testimonio de una civilización particular. es decir. dentro de las condiciones políticas de la participación social y la descentralización.cuando se describe a las “áreas históricas” como “proceso complejo donde coexisten la riqueza de la historia y de la cultura. se dota de un marco internacional unánime sobre el valor de la conservación para los pueblos que poseen estructuras monumentales. con la pobreza de la población” (Carrión. debido a que el modelo de desarrollo de la ciudad implica desarrollo de la población se estima que la preservación y el mejoramiento de la estructura patrimonial engendrará un proceso de recursos y mejoramiento de la calidad de vida. sino anteriores? ¿desde qué noción se comprende la civilización cuando en el espacio del Centro Histórico existen más de una en distintos tiempos? ¿Quizás por ello se pueda afirmar que “el turismo del arte será un lazo federador de la sociedad mundial? (Choay. 1990:33-37). La comprensión de lo patrimonial como valor histórico de conservación cuyo nacimiento se da en la época de Haussmann (Ricoeur. interesa a todos los Estados defensores de la civilización” y en las definiciones de la Carta de Venecia en su Artículo 1º. 1990:27).

La Marín. pues los terratenientes agrario urbanos incrementan especulativamente los valores de la propiedad habitacional como medida adoptada para generar nuevos ingresos. al Norte de la ciudad (Ortiz. 1990:170) produciendo una amplia expansión de la población en el Distrito Metropolitano y como consecuencia en el Centro Histórico una transformación que va en detrimento de la calidad de vida así como de su función estructural. lo que por otro lado es una ventaja vista desde el lado de la conservación. 1990:171-173) . 24 de Mayo.El proyecto nación emerge con la modernidad de la Ilustración. donde las instituciones anteriores se incorporan a la nueva estructura. 1993:23) La ciudad de Quito ha ido conformando su proceso enfrentada a los requerimientos de la modernidad y en consecuencia a las asimetrías y retos que con ésta aparecen. También como efecto de ello “una manifestación de la segregación social” pues los procesos de modernización proponen un cambio severo en el crecimiento y transformación del norte y sur de la ciudad al incorporarse modelos arquitectónicos nuevos en el norte y una adaptación funcional de la vivienda en el sur de la ciudad. constituyen un imaginario de totalidad. así. la nación determinada en un territorio y representada por sus costumbres y arquitectura. (Naranjo. Cuando llegó la riqueza a Quito a través del petróleo. con una racionalidad política propia construida sobre la base de un nuevo orden social establecido. que convoca a todos quienes se identifican en ello (Anderson. con densidades poblacionales (censos del 50 y 62) que superan los 1000 hab por hectárea”. pues son las poblaciones migrantes quienes empiezan a concentrarse en los espacios del centro de la ciudad (Carrión. 1990:19). Revista Diners Nº22 1983:19). consolidada hacia el año 1960. La Colmena. es decir de nación. En el mismo artículo Ortiz menciona que es la misma pobreza de los habitantes del Centro Histórico la que impide una modernización en las estructuras. pase a 209 932 para 1950” (Naranjo. acentuándose el proceso de “tugurización en el Centro Histórico de Quito […] en las áreas colindantes de San Diego. Esta pobreza proviene de la crisis del modelo agroexportador. Según el Plan Quito elaborado por la Dirección de Planificación del Municipio en 1980 “el proceso migratorio hace que la población de 100 000 hab en 1930. que en la década de los 30 es trasladada a los sectores más desfavorecidos. la ciudad ya había definido claramente su crecimiento y las inversiones se dirigieron hacia la zona nueva.

Revista Diners Nº 255:18) así que las consecuencias de un largo proceso de marginación son el “estorbo” y si consideramos que “de acuerdo a lo que registra Sousa. unas formas estatales de clasificación" (Bourdieu. quien en una entrevista personal me indica como garantía del proceso de inclusión. ni entienden de qué se trata” (Kingman. plazas y portones del Centro Histórico de Quito. hetairas de rompe y rasga. entonces podemos empezar a articular las herramientas para comprender “la estructura de la distribución de las formas de poder” (Bourdieu. hay robos. trago. permiten hoy a los visitantes nacionales y extranjeros admirar sin estorbos y casi sin peligro. incluso. siempre y cuando. el Estado instaura e inculca unas formas y unas categorías de percepción y de pensamiento comunes. estruchantes. donde se dice: La reubicación de los vendedores ambulantes en espacios adecuados para esa actividad comercial. en el caso de nuestro Centro Histórico. al señor Edison Pazmiño. prostitución”. es quizás en esa relación de . 1997:117) entonces estos definen las prácticas de control de la “tugurización” del Centro y en el caso especial de mi interés sobre la 24 Mayo. Arq. así como la erradicación de cafetines de mala muerte. del entendimiento o de la memoria. Presidente de la recién creada -Asociación de comerciantes de la Plaza 24 de Mayo-. ¿Pero donde se guarda el impedimento para recordar el proceso anterior en el que estos lugares empezaron a albergar la crisis del sector agrario?. en la peluquería Azucena su dueña me confiesa: “yo tengo duda que logren sacar a toda la mala gente que hay aquí. malandrines y otras lacras sociales que desde hace muchos años se habían enseñoreado de calles. Margarita Romo. unos marcos sociales de la percepción. Y muy cerca de ahí. sobre la calidad de las personas “de bien” que acuerdan el conjunto de las acciones de "limpieza" hacia las "lacras sociales". Al respecto. droga.Para incursionar en la noción sobre la memoria y lo memorable me permito reproducir lo que se publica en la revista Diners del mes de agosto del año 2003. lo menciona el oficio emitido por la Directora del IMP. uno de los conjuntos urbanos más hermosos de América Latina: el Quito colonial (Ospina. unas estructuras mentales. la clasificación de las condiciones culturales y sociales. de posesión de capital. 2011: 3). "A través del marco que impone a las prácticas. se haga algo por limpiar la lacra. la relación del nuevo proyecto de rehabilitación del espacio urbano “Boulevard 24 de Mayo” guarda estrecha relación con acciones coordinadas para solucionar estos problemas. los funcionarios municipales que se ocupan de estos temas sostienen que los pobres no cuidan el Patrimonio. si esto va a funcionar. 1997:48-49) que organizan las relaciones de sentido y normación dentro de un campo tan estructurado desde la externalidad como es la patrimonialización.

como se asevera en Las Normas de Quito de 1977. donde radica la cultura de la memoria (Ricoeur. en su apartado VI punto 2. y nos abandonamos a la fantasía de que las torres de perforación nos iban a resolver el futuro (Desastres naturales y de los otros. (Las Normas de Quito 1977) O es posiblemente también en la “evasión” para no recordar ese periodo anterior y doloroso (Ricoeur. según los “estrategas”. del lugar que comprenden como la cuna de la civilidad ecuatoriana. Por poner un ejemplo coyuntural al tema: el tan criticado fenómeno de deterioro cultural de la Calle La Ronda. Rodrigo Villacís Molina expresa: A pesar de todas las advertencias. ese tiempo que hasta ahora guarda la promesa del desarrollo y el cambio. que como quedó escrito en el editorial del 8 de marzo de 1987. sobre la “puesta en valor del Patrimonio Cultural” en el que dice: Poner en valor un bien histórico o artístico equivale a habitarlo en las condiciones objetivas y ambientales que. el propósito consistía en ofrecer unas agradables “noches de bohemia”. sin desvirtuar su naturaleza. propone obtener del turismo la fuente de los ingresos económicos para el desarrollo de un país o región. en el que me ubico como testigo pues tuve la oportunidad de participar de cerca en el proceso. . 10 años antes. El Comercio) abstracción que de otra manera. luego de los graves movimientos telúricos del 5 de marzo. tiene un antecedente muy original en cuanto a que la estrategia de “promoción” del nuevo espacio estuvo motivada por la organización de festivales artísticos en la casa 707.abstracción del tiempo futuro que expone Ricoeur. no aprovechamos la coyuntura para fortalecer las fuentes tradicionales de divisas e incrementar la industria. 1999:167). empresa de publicidad contratada para proponer estrategias comunicacionales. resalten sus características y permitan su óptimo aprovechamiento. 8 de marzo. a cargo de GK. luego de la intervención del Fondo de Salvamento en el año 2007. en parte. 1998: 106) de venir a la gran ciudad con la esperanza de buscar una mejora calidad de vida y de no encontrarla. En estos encuentros que se realizaron cada 15 días por un lapso de seis meses aproximadamente y posterior a una gran inversión en equipos y estructura para el fin consiguiente. La puesta en valor debe entenderse que se realiza en función de un fin trascendente que en el caso de Iberoamérica sería contribuir al desarrollo económico de la región. Por ello lo que me parece importante en el medio de los exhaustos propósitos de recuperación de la memoria es conocer el marco y la manera en que se dieron las relaciones de los grupos humanos en los conjuntos urbanos y también la manera en que se dan en la actualidad. como también de quienes pueden no querer volver a recordar más el haber sido desplazados por ese fenómeno migratorio.

además. fecha en la que organizábamos un evento por las festividades de difuntos. “aquí se encuentra precisamente el problema sobre la política de la memoria. Alioska Guayasamín. su respuesta fue que nuestro trabajo era concienciar a las personas para evitar este problema. de los gobernantes sobre los gobernados” (Ricoeur. quiero ilustrar a cerca de que la memoria guarda intersticios que son de donde proceden las determinantes de lo memorable. pues luego. lo que se recuerda es lo que se encuentra mediado y comprendido por la oficialidad del poder. dos años después de ello. Aproximadamente. aquí si le damos bien puesto. Alegóricamente me permito anexar. así como también influye la “satisfacción de las expectativas de los visitantes” (Ritzer. puede ser visto como un convenio. en los que se obsequiaba. una presión desde la Comisaría. al pedirle personalmente a la administradora de la Zona Centro. que el 31 de octubre del año 2010. Singular respuesta. no como arriba en la Ronda que son pura agua”. que obedece a un conjunto acordado de intereses. . en que el ejemplo inicial había desatado un incontenible fenómeno de “tradicionalismo”. 2008:28). 1998:107) se recuerda y se marca lo conveniente a las intenciones de la memoria. 1999 en Reverté y Anton. cuando se competía con una afluencia de personas oscilante entre las 1000 y 1500 por cada noche de viernes y sábado. 2008: 15). “canelazos” con y sin alcohol. la señora que me vendió la bebida me responde: “si pues mijito. pues siempre es necesario saber quién regula el poder del que gobierna sobre el que obedece. de forma gratuita. que nos ayuden ejerciendo como contraparte a la labor cultural que se realizaba. al comprar un “canelazo” en uno de los locales del sitio y comentarle que “estaba purito trago”. que allí se ocultan también las razones de lo que en el futuro corresponde al presente. representa “narrativas de la modernidad” y está atravesado por “discursos de poder” que tienen además una función disciplinante vista dentro de un escenario de relación de fuerzas desiguales en las que se atan al poder nociones de una racionalidad fundamentalista (Salgado. El Patrimonio motor de estas intervenciones.acordes al espíritu de la calle. en la recién incorporada Plaza Cumandá. de los administradores sobre sus administrados. quiero decir. pero esta vez relacionado con el surgimiento de las economías familiares en el nuevo marco del contexto turístico. y que empezaba a dejar lamentables cuentas de abuso de alcohol en el espacio público. Arq. Con esta anécdota personal que incorporo a la reflexión de la patrimonialización.

me indica la pierna atrofiada un hombre de unos 65 años. relacionada a la manera en que funciona este actor edilicio en la relación dialógica. se conjuga. porque han sido clientistas” “dicen que tengo que cambiar de actividad. tanto dinero. entonces para tomar otro y otro y otro. está muy bien que se cambie el lugar. El contexto comunicacional también está mediado por los factores de la seguridad y utilidad social del nuevo espacio. con los cambios estructurales y sociales de la plaza. la visión política que los ciudadanos tienen del Municipio y de las nuevas medidas de control de las acciones de la población. Seguridad y utilidad social del espacio. En el PAI del lugar a un policía a quien me acerqué a conocer su impresión sobre lo que sucedía en el lugar. “nos perjudicaron con la obra. me dice que “por ejemplo. es que si en mi local vendo un trago a 5 dólares. si todavía era transitable. Cómo se gastaba tanto hasta no hacer el profundo cambio social que se necesita hacer.Por otro lado con la totalización del miedo y la inseguridad. no han buscado la mejora de la comunidad. a nivel de ciudad y por ello. como elementos a vencer para la protección del patrimonio. una manera de que no pase lo que pasó en la Ronda. determinan la noción sobre lo que sucede en el lugar. ¿cómo voy a hacer otra cosa si soy postrado?”. luego me dice: “cuando se cerró. va a tener que pensar…el gasto que va a tener que hacer le va ha detener de chumarse. este mismo hombre me cuenta que “ahí adelante había una cancha de volley. “todos los políticos sin excepción. cuando cerraron la plaza para los trabajos. piensa que “como en la Ronda. nos preguntábamos como se podía gastar el dinero. antes había trabajo”. el modo de vivir en la zona. ahí se reunía la gente a jugar y cada año hacíamos fiesta ahí”. no ameritaba tanta inversión. quien acuda. Testimonios recogidos la Plaza 24 de mayo expresan lo siguiente: “dicen que el Municipio está desalojando casas para darles a los locales”. y si es con alguien va a gastar mínimo 10 dólares. pues va a acudir otra gente y eso retira a la delincuencia”. dueño del segundo local de ropa usada antes de la Estampería Quiteña. presidente de esta asociación de nuevos comerciantes creada a raíz de la inserción del nuevo proyecto. sino de los intereses personales. pues en este contexto se da la intervención. me explica. A esta reflexión por demás profunda de un señor de ascendencia indígena campesina. dueño de un muy antiguo y descuidado local de ropa usada quien además piensa “ que todos los días no van a haber turistas para gastar y que a él le hacen el gasto personas pobres”. hay otra variable. estaban acostumbrados a vivir así. señalando al frente de su local. además que si ya le veo chumado ya no le vendo más” […] al preguntarle . Edisón Pazmiño.

Cuando el terremoto del 5 de marzo de 1987 azotó inclementemente el territorio ecuatoriano. El cuerpo social de la nación puede considerarse sujeto a los efectos disciplinarios de los discursos y prácticas estatales que buscan inculcar identidades y conductas nacionales.que dónde aprendió eso. Patricio Quevedo […] expresó que es firme decisión del Jefe de Estado prestar todo su apoyo para restaurar la riqueza artística de Quito. 1990: 38) permitiendo que “el juego de intereses que está detrás de la política” constituya la “autoridad legitimada” de las políticas de la “cultura del patrimonio (Kingman. Crisis. Así como el estado nacional moderno está interesado en enumerar y clasificar a sus ciudadanos. (Radcliffe y Westwood. en la publicación del mismo Diario en su p. que en su proyecto de ley. en el caso del Centro Histórico las voces de alarma únicamente consideran la afección de las estructuras patrimoniales. porque al ser el Centro el “eslabón”. el Secretario General de la Administración.28). p 9) y es el 14 de abril de 1987. pasado y futuro de la modernidad. (Diario Últimas Noticias. así. . en una linealidad histórica neutralizante. 1999: 114) El “rescate de lo patrimonial significa recuperar su condición social y por lo tanto histórica”. esperar la conservación intacta del elemento físico a su paso por el tiempo. Lcdo. desplaza su construcción ideológica la lucha del campo de fuerzas con la hegemonía del consenso planificado (Carrión. donde se comunica la aprobación en primera discusión para la creación del Fondo de Salvamento para la restauración de los monumentos coloniales. 1990:26). 2004:27. 1998:26) pues es inevitable detener los cambios y peor aún. sufre el deterioro por la acción de este suceso. al comprenderse al centro histórico como el “eslabón entre pasado y futuro” (Carrión. uno de los elementos más valiosos de la cultura ecuatoriana. considera: “Qué la ciudad de Quito en la parte constitutiva del Casco Colonial ha soportado con mayor intensidad los movimientos telúricos señalados” “Que esta ciudad constituye “Patrimonio Cultural de la Humanidad”. 12 de marzo de 1987. me supo explicar el proceso de capacitación que está llevando CONQUITO con su asociación. es acaso en la nostalgia de lo perdido donde “a lo máximo puede trazarse un modelo de referencia” (Hobsbawm. lo está también en inculcar valores nacionales en sus ciudadanos. 7. así. son los mismos “intereses” los que demarcan y construyen las herramientas de la centralidad del valor patrimonial y el descentramiento de lo social.

Sevilla. Barcelona. 2001:61 en Ortiz. BIBLIOGRAFÍA. p: 6. 2011. El miércoles 18 de marzo de 1987 el Diario Últimas Noticias. quizá la impronta sobre lo conservable tiene mucho que ver con esa noción centralista basada en la importancia de lo colonial que provoca el descentramiento de otros actores y necesidades. Documento en proceso. “Movimiento patrimonialista y construcción de la ciudad”. “Historia. Editorial Gustavo Gili. pg 17. para la restauración de los templos. Crítica. Eric Hobsbawn. Eduardo. en Sobre la Historia. Barcelona. pues en el contexto cifrado es clara la determinación nacional sobre el problema en la mayoría de artículos referidos al impacto del terremoto. Una invitación a la sociología reflexiva. genealogía y ciudad”. en: Fernández de Rota y Monler. 2007. “Alegoría del patrimonio”. publica que se aprueba el destino de 3´369. Pierre y Loïc Wacquant. pp. 2002. puede deberse este centralización del problema a que “ los monumentos no podían quedar al margen de usos ideológicos. Françoise. José Antonio. Buenos Aires. Barcelona. 23-37Hobsbawm.842 millones de sucres. donde el recuerdo no puede dejarse ingobernado” (Signorelli. Françoise. 2007. 2008. Ciudad e historia: la temporalidad de un espacio construido y vivido. “Alegoría del patrimonio”. UNIA. 161-187. Kingman. 105-121) Choay. pp. pp. pues como he venido argumentando. “El sentido del pasado”. sobre la afección a ciudades como Ibarra que se ven afectadas en mayor medida por el fenómeno natural. Choay. 2008:66). Editorial Gustavo Gili.Que es urgente e imprescindible atender su conservación. Javier. . canalizados por el Banco Central a través de su Unidad de Restauración Arquitectónica. Hernández. a riego de parecer absurdamente antipatrimonial. 7-24. Bourdieu. e incluso. Siglo XXI Editores. 39-59. restauración y proteger todos los bienes culturales que pertenecen a toda la nación” (Proyecto de Ley del 11 de marzo de 1987) además de la indiscutible importancia. pp. es solamente Quito. 2005 (Pp. pero nada se dice de cuánto se aprueba o destina para los otros sitios patrimoniales afectados. Eric.

Buenos Aires. Mireya. Ricoeur. Levi. México. pp. 1999. 2. Eduardo y Llorenç Prats. 26-34. La lectura del tiempo pasado: memoria y olvido. 5. 1985. Formas de hacer historia. “El texto historiográfico como artefacto literario”. Raphael. pp. Madrid. Geovanni. Nº 22. Quito. pp. Sevilla. Diálogo sobre la noción de patrimonio”. pp. “Patrimonio. “Antipatrimonialismo”. Samuel. 305-322.65-85) White.Kingman. Revista de la organización Latinoamericana y del Caribe de Centros Históricos. “Uso y abuso de las estatuas. 2008. Universidad Iberoamericana. 2001. políticas de la memoria e institucionalización de la cultura”. “Restaurando nuestra Historia”. Pasado y presente de la cultura contemporánea. 1. FLACSO. Kingman. en Miseria de la Teoría (Ed. Reflexiones en torno a las funciones sociales del patrimonio urbano monumental”. pp. UNIA. Universidad de Valencia. “La ciudad de los recuerdos”. en: Fernández de Rota y Monler. José Antonio. en Íconos. Nº 255. Ricoeur. “Clase del 28 de enero de 1976”. Dinediciones. “La lógica de la historia”. Crítica. Revista Diners. Paul. en Defender la sociedad. Madrid. Revista Diners. México D. No. FCE. 1981. Ospina. 1983. agosto 2008. Cap. 87-98. Un. La marca del pasado en Historia y Grafía. Dinediciones. pp. 9-34 Documentos: Município Distrito Metropolitano de Quito.P. “Sobre microhistoria” en Peter Burke Ed. en: Centro-h. en Historia y Grafía No. 1994. 29 56 ORDM 260 . Barcelona. Dinediciones. la construcción de las naciones y las políticas de exclusión. Ciudad e historia: la temporalidad de un espacio construido y vivido. pp. agosto 2008. El Centro Histórico Vive. Alianza Ed. Carmen. “El patrimonio. Eduardo. 101-115. Editorial Arrecife. revista de Ciencias Sociales. Paul. Nº 13. pp 13-25 Thompson. 2003. en: Teatros de la memoria. Iberoamericana.F. Olacchi. 1993. Revista Centro-h. 1999. 2008. Kingman. 119-143 Michel Foucault. Omar. Salgado Gomez. ORDM. Hayden. Ortiz García. Nicolás. Alfonso Crespo. Nº 32. 67-83 Ortiz. E. pp. pp. septiembre del 2004. Revista Diners.

11 de marzo de 1987. Fernando. Quito : I. . marzo de 1987 Las Normas de Quito 1977 Proyecto de Decreto para la creación del Fondo de Salvamento de Quito. 1964 Diario Últimas Noticias. 1990. Municipio de Quito. Naranjo. Cifuentes. marzo de 1987 Diario El Comercio. Narváez. Carta de Atenas. Plan del Centro histórico de Quito: problemática y perspectivas.Carrión. 1931 Carta de Venecia.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful