CAPACIDADES Y CRITERIOS DE EVALUACION

file:///Volumes/EQUISAN/Urgencias.htm

1.1 SIGNOS Y SINTOMAS EVIDENTES DE ENFERMEDAD Para reconocer los signos y síntomas del caballo enfermo, debemos mencionar primero los indicadores principales de buena salud. Un primer indicador de salud es el aspecto físico general, estado de carnes, peso adecuado y buena calidad del pelo: suave, corto y brillante. El caballo sano tendrá una actitud despierta, atenta. Se interesa por lo que ocurre fuera de su box. Actividad y expresividad es lo que debemos esperar del caballo sano en cuanto su actitud. Un caballo normal acude a la comida ya sea pienso o forraje con apetito e incluso excitación. Todo caballo que no manifieste interés por la comida recién administrada, debe ser examinado con meticulosidad. Regularidad del estercolado. Un caballo estercola alrededor de ocho veces al día, por ello, la presencia de heces en la cuadra, es un indicador de normalidad, donde debemos observar no solo la presencia sino también la consistencia del estercolado. La locomoción ha de ser natural, alegre, simétrica, sin fatiga, etc. Es una buena práctica, -ante la duda de que si un caballo está bien o mal-, sacarle a caminar prestando atención a su forma de moverse y a su actitud fuera de la cuadra.

Por último, debemos conocer y saber registrar las CONSTANTES VITALES, que serán un complemento básico y a la vez fundamental a nuestro objetivo de detección de salud o enfermedad. Las Constantes Vitales son aquellos parámetros fisiológicos que podemos registrar y que deben mantenerse en valores dentro de rangos poco variables, para que la vida prosiga en condiciones normales. En los caballos registramos las siguientes:

1 de 20

29/08/11 16:31

CAPACIDADES Y CRITERIOS DE EVALUACION

file:///Volumes/EQUISAN/Urgencias.htm

1)Frecuencia cardíaca: La frecuencia de latidos por minuto oscila entre 30 y 40. Depende de ello la raza, el estado de forma, si está gestante y de la temperatura y humedad del ambiente. Para medir las pulsaciones en reposo debemos tener al animal tranquilo y relajado, sin estar comiendo ni inmediatamente después de trabajar. Se puede auscultar el corazón con un estetoscopio – los jinetes de raid suelen tenerlos- colocándolo detrás del codo izquierdo, entre dos costillas y esperar un minuto contando los latidos. (No se olviden de que cada latido es la suma de los dos ruidos cardíacos más audibles) Para medirla manualmente debemos tomarle el pulso al caballo. Los sitios de elección suelen ser dos:

Por debajo y por dentro de la mandíbula, sobre la arteria maxilar y en las cuartillas, por detrás de ellas y a los lados de la masa tendinosa. Actualmente se emplean pulsómetros para animales de competición que facilitan mucho esta labor.

2)Temperatura La temperatura corporal de un caballo adulto en reposo oscila entre 37 y 38,5 grados centígrados. En los potrillos recién nacidos se eleva hasta 39.Para medirla introducimos un termómetro hasta la mitad de su longitud por el ano. Después de trabajar intensamente suele aumentar entre uno dos grados.

3)Frecuencia respiratoria Lo normal es que un caballo respire de 12 a 14 veces por minuto en reposo y con una temperatura agradable. Para verlo inspirar debe usted ser paciente y observarlo de frente contando durante un minuto el número de veces que abre los ollares. También puede mirarle un flanco y comprobar sus movimientos. Si lo viera respirar ayudado por los músculos abdominales y con mayor frecuencia de 16 veces por minuto, debe considerarlo un animal con un problema probablemente grave.

4)Mucosas Las mucosas deben tener un color rosa pálido y estar húmedas. Si las vemos en un caballo en ayunas pueden estar ligeramente amarillentas.
2 de 20 29/08/11 16:31

CAPACIDADES Y CRITERIOS DE EVALUACION

file:///Volumes/EQUISAN/Urgencias.htm

Puede examinar las que tiene el caballo alrededor de los ojos y de la boca. Tenga en cuenta que si el animal ha estado tumbado sobre cama muy pulverulenta eso le va a reportar una congestión alrededor de los ojos. Cuando los caballos padecen cólicos, piroplasmosis, hepatitis, endotoxemias, etc., les cambia la tonalidad y coloración de las mucosas a tonos que van del amarillo intenso al violáceo, según la enfermedad. Podemos encontrar pues mucosas pálidas, anémicas, por falta de sangre o de hemoglobina. Mucosas amarillentas, llamadas ictéricas, en los casos de que la bilirrubina se acumule en sangre. Se tiñen de esta tonalidad en las alteraciones hepáticas y en algunos tipo de anemia. Las mucosas pueden tender hacia el rojo intenso, las llamamos congestivas, y es en general indicación de un mal funcionamiento cardiovascular, donde la sangre venosa circula mas lentamente y con mayor dificultad. El cambio de color hacia el tono azulado, o morado, se llama cianosis, mucosas cianóticas, y se produce esto en las fallas de oxigenación y alteraciones pulmonares graves.

Observación de mucosa oral

Mucosa congestiva.

5 )Llenado capilar Esta es una prueba para comprobar el estado del aparato circulatorio. Consiste en comprimir unos segundos la mucosa oral con la yema de un dedo y soltarla. Al levantar el dedo queda una zona blanca en la encía. El tiempo que tarda en volver a ponerse del color normal es lo que llamamos tiempo de llenado capilar. Suele ser de 2 segundos en un caballo sano. Es una prueba muy empleada en los cólicos. El aumento en el tiempo de relleno capilar es siempre un indicador de gravedad y compromiso circulatorio. 6) Grado de hidratación Esta es una prueba de campo para conocer el estado de hidratación de su caballo. Los animales pierden líquido básicamente durante el trabajo, por padecer dolores intensos y por alteraciones digestivas. Para conocer si la pérdida de fluidos es importante se puede coger un pliegue de piel preferentemente de la región del encuentro (punta del hombro), estirar y soltarla. Esta debe volver a su posición normal enseguida, en menos de dos segundos y no dejar pliegue alguno.

1.2 IDENTIFICACION Y DETECCION DE ANIMALES PARA TRATAR DE URGENCIA Para reconocer un caballo enfermo debemos fijarnos con igual intensidad en:

3 de 20

29/08/11 16:31

CAPACIDADES Y CRITERIOS DE EVALUACION

file:///Volumes/EQUISAN/Urgencias.htm

·

Aspecto físico general: podemos encontrar un animal triste, decaído, apático. Puede también, por el contrario, encontrarse nervioso, excitado, caminando sin parar dentro del box, etc. Verificaremos la respuesta a los estímulos externos. Postura del animal: Observaremos la postura, cojeras, encurvamiento de la columna, grupa caída, estiramiento del cuello, postración, etc. Apetito: En general está disminuido o ausente. ( En algunas alteraciones neurológicas puede existir un apetito compulsivo.) Ante un caballo que no come, debemos descartar en primer lugar que padezca fiebre, pues con temperatura elevada casi siempre se produce pérdida de apetito. Revisar la boca descartando puntas de muela, cuerpos extraños u otras alteraciones. Un cólico suave u otra enfermedad sistémica puede manifestarse también con anorexia que es la falta total de apetito.

· ·

· Dolor: El dolor visceral generalmente es fácil de detectar aunque no siempre es necesariamente dolor cólico. Conviene verificar su forma de caminar. El dolor lo manifiestan de diversas maneras, escarbando, mirándose los flancos, revolcándose, adoptando posición de micción, quedándose tumbados, etc. Generalmente se acompaña de sudoración, y aumentos de la frecuencia cardiaca y respiratoria. · · Dificultada locomotora. Un caballo que no deambula normalmente puede tener alteraciones muy graves como infosura, alteraciones neurológicas, mioglobinuria, pleuritis, etc. Cualquier variación en el ritmo de sus necesidades fisiológicas: si estercola y calidad de sus heces, si hay diarrea, presencia de parásitos en el estiércol, alimentos sin digerir, etc. La micción, frecuencia y aspecto de la misma. Alteración de cualquiera de sus constantes vitales. La alteración de éstas es a la vez indicador de enfermedad y de la gravedad del proceso. Ejemplo.: si encontramos en la cuadra un caballo triste, apático, que no ha comido su ración y presenta una frecuencia cardíaca normal (35lat./min.), respira con normalidad y no tiene fiebre, seguramente nos encontramos ante un problema menor, moderado cólico incubación de algún catarro, etc. Si por el contrario, el caballo apático y triste presenta temperatura elevada, de unos cuarenta grados centígrados, frecuencia cardíaca de 80 latidos por minuto, frecuencia respiratoria de cuarenta respiraciones por minuto y color de mucosas oscuro, congestivo, estamos seguramente ante un cuadro de extrema gravedad, como puede ser enteritis, pleuroneoumonía, o cualquier otro proceso que requiera atención urgente.

·

1.4 ACTUACIONES DE MANEJO DE CARÁCTER URGENTE Y PROCESOS PATOLOGICOS FRECUENTES QUE DEBEN TRATARSE DE URGENCIA Mencionaremos algunas situaciones frecuentes y enfermedades que requieren tratamiento de urgencia veterinaria. Haremos una breve descripción de la enfermedad para conocerla y poder detectarla y algunas recomendaciones básicas sobre medidas a tomar hasta la llegada del veterinario.

CÓLICO:

4 de 20

29/08/11 16:31

CAPACIDADES Y CRITERIOS DE EVALUACION

file:///Volumes/EQUISAN/Urgencias.htm

Etimológicamente el término “Cólico” significa "dolor de colon". En nuestros días el significado de esta palabra se ha extendido y ahora se considera cólico a cualquier dolor localizado en la cavidad abdominal. En definitiva, se trata de dolencias del aparato digestivo caracterizadas por dolor, y que se acompañan de alteraciones funcionales e incluso de la topografía de las vísceras de la cavidad abdominal. Todos los que estamos relacionados con el mundo de los caballos hemos oído hablar en alguna ocasión de los temidos cólicos, que actualmente representan entre el 15 y el 20% de los actos clínicos que desarrolla el veterinario dedicado a la medicina equina. El cólico es, en numerosas ocasiones la principal causa de muerte en caballos. Conocer esta enfermedad, sus síntomas y tratamientos, es por tanto de vital importancia para cualquier cuidador. El caballo es, sin dudas, el animal que más sufre las consecuencias de los cólicos; la causa está íntimamente relacionada con múltiples y variadas cuestiones que tienen que ver con las características físicas, fisiológicas y de manejo del animal. Una de las más importantes es la que viene determinada por las propias condiciones anatómicas de los caballos: ellos poseen un intestino con una longitud aproximada de 30 a 35 metros y con una marcada variación en su tamaño. A esto debe sumarse un estómago de tamaño reducido, caracterizado por un rápido tránsito gástrico, lo que provoca que durante el día deba vaciar varias veces su contenido, enviando al intestino alimentos con insuficiente grado de digestión. Su imposibilidad de vomitar o eructar, hace que cualquier sobrecarga gástrica, que otra especie resolvería vomitando, en el caballo se transforme en un proceso complicado, que genera, dolor, fermentación del contenido, gas, desituación de las vísceras, etc. Otro de los motivos fundamentales son los errores en la nutrición; fundamentalmente relacionados con la calidad y cantidad de la ingesta suministrada. La falta de alimentos fibrosos o voluminosos, es una frecuente razón de la aparición de cólicos. Pero además debemos tener en cuenta el trabajo que a diario realiza el animal, el excesivo ejercicio, los enfriamientos, la administración de bebidas frías... son todos factores de riesgo que ponen al caballo en las condiciones perfectas para ser “atacado” por un cólico. Las principales causas de cólicos en equinos podemos encontrarlas en la propia alimentación, en el manejo y en la presencia de parásitos del aparato digestivo. Motivos alimenticios: Una dieta escasa. Una dieta excesiva. Dieta compuesta por alimentos muy ricos en energía o muy ricos en proteína Falta de fibra en la dieta. Dieta con una cantidad excesiva de fibra bruta poco digestible. Aguas duras, el agua en cantidad insuficiente o cuando ésta se administra - excesivamente fría o contaminada. Los mas importantes pueden ser los motivos relacionados con el manejo: Desorden en los horarios de comida Trabajar nada mas comer Comer nada mas trabajar Falta de agua. Parasitosis
5 de 20 29/08/11 16:31

CAPACIDADES Y CRITERIOS DE EVALUACION

file:///Volumes/EQUISAN/Urgencias.htm

Si un caballo sufre un cólico, dará signos evidentes de ello. Conviene estar atentos, cuanto antes interceptemos la enfermedad, mayor posibilidad tendremos de sanar al animal. En primer lugar es importante la observación del estado general y del comportamiento del equino durante algunos minutos. En caso de que sospechemos que existe la enfermedad, deberemos observar otra serie de signos importantes: El tamaño del abdomen (aumento de uno o ambos lados). La presencia de comida en el comedero. Ausencia de orina en la cama. Posibles dificultades para orinar. Modificaciones en la materia fecal. Sudoración intensa, con importante pérdida de agua y los electrolitos (que si no se reponen conducen a un estado de shock).

Como con cualquier enfermedad, prevenir la aparición del cólico es siempre la mejor opción. Para ello es necesario disminuir las causas que predisponen a desencadenar un cuadro de este tipo. Procuraremos corregir las alteraciones de los dientes, deberán efectuarse tratamientos contra los parásitos gastrointestinales y se proscribirá la administración de agua helada. Deberá controlarse estrictamente el racionamiento, es decir, la calidad y la cantidad de los alimentos suministrados. Conviene recordar que los equinos son sumamente sensibles a cualquier alteración en su alimentación, que puede ser una de las principales causas de enfermedad. Si el caballo se encontrase estabulado, será conveniente distribuir el alimento en varias tomas al día. Debemos recordar que los caballos, por sus características anatómicas, no pueden vomitar, por lo tanto, se puede producir una dilatación gástrica, con el riesgo de ruptura del órgano y posterior muerte.

Medidas a tomar: Pedir ayuda veterinaria de inmediato. No esperar a ver si remite. Un problema inicialmente leve puede agravase si no actuamos rápido. Retirar el alimento disponible y el agua. Caminar y pasear hasta que llegue ayuda veterinaria. Buscar un sitio mullido en el que pueda revolcarse sin golpearse, si no pudiéramos controlarlo. Nunca trabajarle ni dar cuerda si sospechamos enfermedad. No dar de comer aunque parezcan remitir los signos de dolor.

6 de 20

29/08/11 16:31

CAPACIDADES Y CRITERIOS DE EVALUACION

file:///Volumes/EQUISAN/Urgencias.htm

Administración de calmante según los casos. Después de la atención del veterinario, seguir las órdenes de manejo alimentario, en cuanto a ayuno, forrajes (heno), y vuelta a la ración normal de forma progresiva

DIARREA.

La aparición de diarrea en nuestro caballo debe ser considerada siempre como un problema grave, debiendo notificarlo al veterinario con la mayor brevedad posible. Mientras tanto, mantendremos al caballo completamente aislado del resto de animales, evitando la contaminación del personal de trabajo, materiales e instalaciones, a partir de las heces diarreicas. Además, debemos garantizar el continuo aporte de agua para evitar la deshidratación del caballo. Reviste particular importancia la diarrea líquida en potrillos. La perdida de líquidos y electrolitos puede llegar a producir alteraciones severas del medio interno y falla multiorgánica que puede conducir a la muerte. Medidas a tomar: Suprimir la comida inicialmente. Asegurarnos el consumo de agua Administrar electrolitos por vía oral. Empezar con dieta astringente, como paja y salvado.
OBSTRUCCION ESOFAGICA

Se produce por la acumulación de comida en el esófago, generando obstrucción del mismo. Aparecen mezclados signos respiratorios y digestivos. Hay tos y descarga nasal y a la vez síntomas de cólico con intranquilidad y dolor. Por ambos ollares elimina una secreción verdosa, que normalmente se confunde con mucosidad y realmente es una secreción de restos de comida mezclados con saliva. Si la obstrucción se encuentra en el tramo mas alto del esófago, porción cervical, podremos hacer masaje suave y continuo tratando de ablandar la masa de comida. Si no se logra de esta manera o por sí solo, el veterinario deberá solventar el problema desobstruyéndolo con la sonda. En ese intervalo podremos pasear y tranquilizar al animal además del masaje mencionado.
HERIDAS

Los caballos están continuamente expuestos a agresiones de muy diversa índole capaces de provocar heridas. De esta forma, podemos encontrarnos con heridas producidas por un manejo inapropiado del animal (rozaduras causadas por la cabezada, montura, baticola, etc.), mordeduras, laceraciones, heridas perforantes, quemaduras, etc. Dado que toda herida es potencialmente peligrosa para el caballo, estas deben ser consideradas como problemas que requieren un tratamiento inmediato. Por ello, una vez advertimos su existencia, y en espera de que reciban la atención veterinaria necesaria, existen una serie de medidas de carácter general que podemos poner en práctica, contribuyendo de esta forma a la curación del proceso.

7 de 20

29/08/11 16:31

CAPACIDADES Y CRITERIOS DE EVALUACION

file:///Volumes/EQUISAN/Urgencias.htm

Pequeñas heridas Son bastante común en el caballo, sobre todo tras jornadas de trabajo y distintos accidentes. Una vez detectada la herida, debemos proceder a su limpieza a fondo y curarla cuanto antes, puesto que pueden convertirse en un foco de infección que conlleve la aparición de dificultades que son del todo evitables. También se deberá evitar que el caballo las muerda o las frote contra alguna superficie. Tratamiento: Rociaremos agua fría sobre la misma, de forma suave, así se contraerán los vasos sanguíneos, al tiempo que un flujo continuo de agua ayudará a eliminar toda la suciedad acumulada en la zona, y la sangre coagulada. Una vez limpia, podremos determinar la profundidad y gravedad de la herida, concluyendo si va a necesitar o no puntos. Si necesitara puntos, taparemos la herida con un suave vendaje, dejando que el veterinario haga el resto. Si es una herida superficial, lavaremos la herida y las zonas que la rodean con una solución salina, que se puede preparar con una cucharada pequeña de sal disuelta en un litro de agua. Después la protegeremos con desinfectante iodado o pomada de furacin, y la vendaremos con una gasa o pañuelo limpio, con esto pararemos la hemorragia y evitaremos que se infecte. Si la herida presenta algún cuerpo extraño, como arena, trozos de madera o de metal clavados, deberá ser el veterinario el encargado de extraerlos. No conviene apretar la herida y en ese caso la dejaremos destapada esperando la actuación profesional lo antes posible. Una vez pasada la primera fase de “peligro”, convendrá comprobar que la vacuna del tétano se encuentre al día. *Limpiaremos las zonas limítrofes de la herida, evitando el contacto del pelo con la zona lesionada, para lo cual podemos rasurar las zonas colindantes a la herida. *Lavaremos la herida utilizando suero fisiológico o bien alguna solución antiséptica (solución de povidona yodada al 0.02% en suero fisiológico) aplicados a presión. *Por ultimo, colocaremos un vendaje a base de material estéril (gasas estériles), protegiendo la zona lesionada. La importancia de las heridas no reside en su tamaño y aparatosidad, sino en la estructura que está siendo afectada. Una pequeña herida, del tamaño de un ojal de camisa, que afecte a una articulación o una vaina tendinosa, puede ser de extrema gravedad e incluso comprometer la vida del animal. Heridas profundas y penetrantes son más susceptibles de desarrollar tétanos que heridas superficiales. El cuidador deberá tener presente siempre el riesgo de ésta fatídica enfermedad y recordar si el caballo esta debidamente vacunado.

Medidas a tomar: Lavar y desinfectar la herida. Valorar estructuras afectadas. Vendar si es posible. Decidir si la herida requiere sutura y obtener atención veterinaria con rapidez.

8 de 20

29/08/11 16:31

CAPACIDADES Y CRITERIOS DE EVALUACION

file:///Volumes/EQUISAN/Urgencias.htm

Herida menos grave. Afecta solo piel y ninguna estructura importante

Herida grave que involucra la articulación del menudillo

La posibilidad de suturar con éxito una herida es directamente proporcional al tiempo de de producida. En general, no deben transcurrir más de 4 a 6 horas, pues después de este tiempo el nivel de contaminación es muy alto y los labios de la herida se inflaman y se retraen dificultando mucho las labores del veterinario. Si vamos en ruta, puede ser de ayuda el uso de grapadoras médicas, que nos permiten cerrar una herida si es pequeña. Si la herida no ha sido suturada o la encontramos después de mucho tiempo de producida, se deberá lavar y cuidar diariamente, manteniendola mejor tapada, combinando los desinfectantes y cicatrizantes con otros productos que cauterizan y frenan la producción de tejido de granulación exuberante.

herida mal curada con tejido de cicatrización exuberante

HEMORRAGIAS La hemorragia externa es la perdida de sangre producida por el daño de vasos sanguíneos, pequeños capilares, venas o arterias. Puede producirse por orificios naturales, boca, oído, vulva, nariz o bien a través de heridas El daño capilar produce hemorragia en napa, y generalmente con unos minutos de compresión se detiene.

9 de 20

29/08/11 16:31

CAPACIDADES Y CRITERIOS DE EVALUACION

file:///Volumes/EQUISAN/Urgencias.htm

El daño de una vena o una arteria producirá abundante sangrado, de mayor gravedad e importancia si la lesión es arterial, pues la sangre sale con presión ( a chorro) . Debemos proceder al taponamiento de la herida con gasa o en su ausencia cualquier toalla o compresa que nos ayude en dicha tarea. Si la lesión fuera en una extremidad, un vendaje acolchado con cierta presión durante 20 ó 30 minutos suele ser suficiente. No debemos realizar torniquetes pues pueden comprometer la vitalidad de toda la extremidad. La aplicación de ducha dificulta la formación del coágulo, y si el caballo sangra abundantemente es mejor. Tapar y taponar la herida y más tarde, detenida la hemorragia proceder a su higienización.

COJERA Si el caballo empieza a cojear, la primera actuación del propietario debe ser detener la marcha del animal o, al menos, continuarla el menor espacio posible de tiempo, manteniéndolo en reposo hasta que haya sido diagnosticado por el veterinario. Una vez el caballo en reposo, procederemos a revisar minuciosamente el estado de los cascos, y también exploraremos el resto de las extremidades, especialmente las articulaciones y tendones con la finalidad de advertir cualquier distensión o inflamación. Hay que descartar siempre cualquier objeto alojado o clavado en la suela, una piedra o madera, que se incrustan entre casco y herradura. También es frecuente que se claven clavos alambres. En aquellos casos en los que existan zonas inflamadas o distendidas, daremos baños de agua fría o aplicaremos hielo de forma intermitente con la finalidad de reducir la inflamación. Las cojeras son un conjunto de síntomas caracterizado por una alteración en la marcha que afecta a una o varias extremidades. En general, para aliviar el dolor, el animal tiende a echar el peso sobre el miembro sano, y al andar, el miembro afectado toca el suelo con menor intensidad y permanece más tiempo en el aire. Existen numerosas clasificaciones de cojeras, según su intensidad: ligera, moderada, grave. Según sus características: Cojeras en frío, que se manifiestan al iniciar el trabajo, al salir de la cuadra, y poco a poco, a medida que el caballo va calentando, la cojera va disminuyendo. Cojeras en caliente: se aprecian después de cierto tiempo de trabajo. Según la evolución o la presentación de la cojera podemos hablar de cojeras agudas, crónicas, continuas, intermitentes, etc. Según la superficie en la que se manifiestan con más intensidad, podemos hablar de Cojeras en terrenos duros que suelen deberse a lesiones bajas y generalmente con soporte óseo. Cojeras en terrenos blandos, que suelen deberse a lesiones mas altas y con generalmente soporte muscular o tendinoso. La mayoría de las cojeras son de tipo doloroso, y la cojera en sí, es la maniobra que el caballo realiza para aliviarse. Existen cojeras de tipo mecánico, donde existe una asimetría en la marcha debida a alteraciones morfológicas o lesiones crónicas ya curadas. Por ejemplo, anquilosis de una articulación o pérdida de elasticidad en los tendones. Puede haber cojera de tipo neurológico, donde no hay dolor ni alteración mecánica, sino lesión en uno de los nervios que impide el normal movimiento de la extremidad. En cuanto a las causas de aparición de las cojeras, existen:
10 de 20 29/08/11 16:31

CAPACIDADES Y CRITERIOS DE EVALUACION

file:///Volumes/EQUISAN/Urgencias.htm

a) Factores predisponentes: -Aplomos anómalos. -Defectos en las marchas -Actividad e intensidad del trabajo que realiza el caballo. -Tipo de terrenos donde trabaja (muy, duros, muy blandos o irregulares) -Factores genéticos o hereditarios. b) Factores determinantes: -Traumatismo, un único evento produce la lesión. -Micro traumatismo repetido. -Instauración de enfermedad degenerativa. -Procesos infecciosos en alguna estructura músculo esquelética. c) Interpretación clínica: hay que tener en cuenta tres puntos; -Extremidad de la que cojea. -Zona donde radica la lesión. -Naturaleza de la lesión. Medidas a tomar: Suspender en lo posible el trabajo del animal. Buscar siempre algún objeto clavado o impactado en la suela, clavo, astilla, piedra. Verificar herradura y tener presente los días transcurridos desde el último herraje. En muchas ocasiones, cojeras relacionadas con dolor por herradura o clavos, se produce incluso siete o diez días después de realizado el mismo. Si la cojera se produce tras el herraje, conviene retirar la herradura. Administrar frío, duchas o hielo, en zonas inflamadas o calientes. Si se pierde una herradura en ruta, conviene proteger el casco con bota o vendaje. Ante la posibilidad de fractura o lesión grave de los tendones, la inmovilización inicial es importante con un vendaje muy fuerte y acolchado tipo Robert Jones. Las fracturas abiertas o las fracturas de huesos largos son una urgencia hospitalaria extrema, que requieren la inmovilización, higiene y traslado urgente a una unidad quirúrgica veterinaria y ponen al caballo accidentado en grave riesgo de muerte.

LAMINITS O INFOSURA Con bastante frecuencia se oye hablar de casos de caballos enfosados. Esto significa que el caballo tiene una enfermedad llamada laminitis o infosura que afecta a los cascos, pero que puede llegar a ser tan grave que incluso puede acabar con su vida.

11 de 20

29/08/11 16:31

CAPACIDADES Y CRITERIOS DE EVALUACION

file:///Volumes/EQUISAN/Urgencias.htm

Para poder entender la laminitis, es importante saber que el casco de un caballo está compuesto por finísimas láminas verticales que van desde la pared hasta el tejuelo. El casco alberga más o menos unas 600 de estas láminas. Estas láminas soportan todo el peso del caballo y además influyen en el crecimiento del mismo. Cuando estas láminas se inflaman se produce el enfosamiento o laminitis. Se suele producir en los cascos anteriores, pero puede también aparecer en los cascos posteriores

imagen del riego arterial del casco en la que se aprecia la complejidad de la vasculatura del dedo. ¿Por qué se produce? Hay algunos factores que influyen de forma determinante en que esta enfermedad aparezca, como por ejemplo: Ingestión de cereales en mayor cantidad de la que el animal puede tolerar, sobretodo maíz, cebada y trigo (alimentación excesiva) Exceso de consumo de hierba fresca Obesidad Retención de restos placentarios Ingestión abundante de agua fría después del ejercicio Trabajar prolongadamente sobre superficies duras Sedentarismo y falta de ejercicio Algunos tipos de cólicos (enteritis) ¿Cómo saber si está enfosado? pony con laminitis. Carga el peso atrás tratando de aliviar el dolor en manos dando la rigidez característica de la infosura

12 de 20

29/08/11 16:31

CAPACIDADES Y CRITERIOS DE EVALUACION

file:///Volumes/EQUISAN/Urgencias.htm

Existen diferentes grados de enfosamiento, y los síntomas no suelen ser evidentes hasta que el proceso se encuentra bastante avanzado, por eso es importante acudir cuanto antes al veterinario. Estos son algunos de los síntomas más claros: Se mueve con dificultad, resistiéndose a elevar las extremidades o en los casos más graves sólo se mueve si se le obliga. Se les nota rígidos y en algunos casos levantan ligeramente una mano y otra, de forma oscilante. Aumento del ritmo cardíaco Respiración rápida Sudores Cabeza baja Puede llegar a notarse el pulso en el casco y éstos están más calientes El animal rehusará a levantar una extremidad, porque le duele cargar el peso en la restante.

Una vez instaurado este proceso inflamatorio existen dos posibilidades; el caballo puede responder al tratamiento y que el proceso desaparezca. La otra posibilidad es que el proceso inflamatorio prolongado en el tiempo genera cambios anatómicos en la estructura del casco. Fundamentalmente la rotación ( o el hundimiento) del tejuelo o tercera falange. Esto dará lugar a cojera crónica y un largo y doloroso proceso crónico.

Radiografia que muestra severos cambios en un proceso de infosura crónica.

13 de 20

29/08/11 16:31

CAPACIDADES Y CRITERIOS DE EVALUACION

file:///Volumes/EQUISAN/Urgencias.htm

Medidas a tomar: Avisar urgentemente al veterinario. Interrumpir el trabajo de cualquier animal sospecho. Suprimir los concentrados de la dieta, pienso y grano. Aliviar la inflamación (el calor del casco) mediante duchas o aplicación de hielo. Retirar las herraduras si fuera posible.

MIOGLOBINURIA ,

Azoturia, Rabdomiolisis o Enfermedad de los Lunes es una afección del sistema muscular, que se produce por alteración del metabolismo de los hidratos de carbono. Se manifiesta como un calambre generalizado que afecta principalmente a las grandes masas musculares, provocando dificultad al caminar, rigidez o imposibilidad para moverse o desplazarse. Normalmente es una afección leve, que remite en unas horas de instaurado un tratamiento médico adecuado. Se produce generalmente en caballos que tienen un nivel elevado en la ingesta de hidratos de carbono,( pienso o granos fundamentalmente). Suele producirse cuando el caballo pasa varios días sin trabajar y la aparición de los síntomas es brusca, al poco tiempo de comenzar el ejercicio.

Obsérvese la rigidez en el tren posterior.

14 de 20

29/08/11 16:31

CAPACIDADES Y CRITERIOS DE EVALUACION

file:///Volumes/EQUISAN/Urgencias.htm

Se llamó antiguamente enfermedad de los lunes, cuando los caballos de trabajo descansaban en domingo y además el propietario les daba ración “extra” de comida, apareciendo al día siguiente el caballo con la rigidez característica. Los hidratos de carbono se acumulan en el músculo en forma de glucogéno y al comenzar el ejercicio brusco se activa una vía anaerobia que libera gran cantidad de ácido láctico. Este ácido daña e inflama la fibra muscular produciéndose su destrucción, con la consiguiente miositis y liberando mioglobina al torrente sanguíneo. Esta genera la mioglobinuria , que es la presencia de mioglobina en la orina y que le da un color oscuro característico, y en caso de producirse en grandes cantidades es posible que produzca daño en los glomérulos renales, generando una grave complicación con fallo renal. El diagnóstico se realiza fácilmente por los signos clínicos. Se observa rigidez de masas musculares más grandes, dorso y grupa principalmente, el caminar envarado o rígido acompañado generalmente de sudoración, taquicardia y taquipnea. Puede confundirse con infosura Debe diferenciarse de cólico o laminitis principalmente. El tratamiento se basa en antiinflamatorios y suero, que suelen ser suficientes para disminuir el dolor y mitigar los síntomas. Además del tratamiento médico es importante suprimir de la dieta los alimentos energéticos, ricos en hidratos de carbono, durante unos días. Si el proceso tiende a reaparecer la administración continuada de bicarbonato en polvo con la comida o de cloruro de amonio pueden tener efectos preventivos. Medidas a tomar: No forzar al caballo a caminar. Pedir ayuda veterinaria lo antes posible Suprimir el alimento energético

URGENCIAS QUE AFECTAN AL SISTEMA RESPIRATORIO

NEUMONIA, PLEURITIS Suelen ser afecciones muy graves. En muchos casos pasan desapercibidas y solo se detectan con el proceso muy avanzado.

15 de 20

29/08/11 16:31

CAPACIDADES Y CRITERIOS DE EVALUACION

file:///Volumes/EQUISAN/Urgencias.htm

Tanto la secreción nasal como la respiración forzada, pueden ser indicadores de problemas respiratorios graves.

La toma de constantes vitales es básica para la detección temprana. Normalmente se deben a infecciones del tracto pulmonar bajo. Bronquios y alveolos pulmonares y en ocasiones esta infección afecta también a las laminas pleurales acumulando gran cantidad de liquido entre la pleura parietal y la pleura visceral. Y el proceso se llama entonces Pleuroneumonía En muchas ocasiones los gérmenes que actúan como patógenos, son habitantes habituales de la flora pulmonar, y es una situación de estrés o de baja de defensas la que desencadena que estos gérmenes se tornen bruscamente en patógenos agresivos. En muchas ocasiones, la situación de estrés que desencadena el proceso de neumonía, es el transporte, dando lugar a la llamada fiebre del transporte, por ello debemos de ser extremadamente cuidadosos cuando un caballo llega de un viaje con alguna dificultad respiratoria y/o temperatura aumentada. Es una emergencia de alta gravedad, que debe ser atendida rápidamente. Medidas a tomar: Atención a caballos que no comen El aumento de la frecuencia respiratoria es siempre un signo grave. Especial atención en animales que vienen de un viaje. Si la fiebre es muy alta, enfriar o duchar extremidades y porción baja del tronco y atención veterinaria urgente. En ningún caso debe salir de ruta o a trabajar un caballo febril.

PARTO

El parto obviamente no es un proceso patológico, pero en algunos casos, cuando la yegua no puede parir con normalidad, la atención veterinaria es imprescindible en el menor tiempo posible, pues la vida del potro y de la madre corren serio peligro, por ello mencionaremos muy brevemente los sucesos normales que se producen en el parto Solo mencionar que en las yeguas el parto se produce rápidamente, entre 20 y 60 minutos es el tiempo promedio de duración de un parto. Por ello, todo parto que se retrase más de este tiempo debe ser entendido como una urgencia grave, pues probablemente se trate de un parto distócico, esto es la imposibilidad de la yegua de expulsar al potro por sí sola.

16 de 20

29/08/11 16:31

CAPACIDADES Y CRITERIOS DE EVALUACION

file:///Volumes/EQUISAN/Urgencias.htm

Aunque el parto no constituye ninguna patología, son numerosas las ocasiones en que la intervención de un ayudante facilita el nacimiento del potrillo, suponiendo a veces un factor determinante para la supervivencia del recién nacido. Así pues, cuando presenciemos el parto de una yegua, adoptaremos las siguientes medidas:

*Permaneceremos fuera del box, alejados de la yegua y en silencio, sin causar disturbio para el animal, observando si las contracciones abdominales dan lugar a la salida del potro o si ,por el contrario, existe dificultad para su expulsión, en cuyo caso avisaremos urgentemente al veterinario. *Cuando el potrillo exteriorice la cabeza, separaremos las envolturas fetales de la región de los ollares, rompiéndolas en caso de que aun permanezcan intactas, con la finalidad de permitirle la respiración pues, lo contrario, este moriría asfixiado. *Una vez que el potrillo haya nacido y respire con normalidad, lo observaremos hasta que se levante e ingiera calostro. (Normalmente se levantan antes de la hora de nacer y maman antes de las dos horas). A continuación, limpiaremos la región umbilical con una solución antiséptica (solución de povidona yodada en suero fisiológico al 0.02%) y administraremos un enema (8-10cc de vaselina liquida) para facilitar la eliminación de las primeras heces (meconio). La yegua deberá eliminar la placenta no mas tarde de tres o cuatro horas de producido el parto. La retención de placenta es una urgencia extrema, pues da lugar a complicaciones como infosura, septicemia y en algunos casos la muerte.

yegua con placenta retenida.

4.1.5 BOTIQUIN DE CUADRA Y DE RUTA

17 de 20

29/08/11 16:31

CAPACIDADES Y CRITERIOS DE EVALUACION

file:///Volumes/EQUISAN/Urgencias.htm

El botiquín de Urgencias A continuación se dará una lista de lo que nunca debe faltar en un botiquín, tanto en el de cuadra como en el de ruta. Puro, torcedor o acial: es un instrumento coercitivo y consiste en un palo con una cuerda en un extremo la cual se enrolla en el morro (labio superior) del caballo. Es útil en casos en que es necesario dar los primeros auxilios a equinos accidentados ya que, generalmente están más nerviosos de lo habitual. Trataremos de usarlo lo menos posible y el tiempo mas corto posible, pero a veces es fundamental si el caballo no colabora e impide que sea tratado.

Gasa estéril y/ o algodón: Se utilizan para limpiar la herida y cubrirla mientras llega el veterinario. Vendas: Se emplearán para sujetar la gasa que cubre la herida y para comprimir la herida y evitar o controlar el sangramiento. Las vendas autoadhesivas elásticas son las más recomendables.

Termómetro: Para tomar la temperatura rectal.

En el botiquín tan útil como los elementos anteriormente descritos, se debe manejar una ficha con datos siempre actualizados que contengan por lo menos: - Nombre, dirección y teléfonos del propietario. - Nombre y números de teléfonos del veterinario. - Nombre y teléfonos del herrador - Nombre y teléfonos de transportista de caballos, o persona que pueda transportar al caballo (por ejemplo, en caso de cirugía)

18 de 20

29/08/11 16:31

CAPACIDADES Y CRITERIOS DE EVALUACION

file:///Volumes/EQUISAN/Urgencias.htm

El botiquín de urgencias, compuesto de: desinfectantes, gasa, algodón, vendas, suero, termómetro, torcedor o acial y linterna.

En ruta debemos agregar: · Repelente de insectos.

· Equibota plástica para usar en caso de pérdida de herradura. · Grapadora para pequeñas heridas.

· Electrolitros de fácil administración, jeringa de pasta o en polvo para diluir. · Pequeña esquiladora o cuchillas de afeitar para rasurar los bordes de las heridas. · Bolsas de frío instantáneo. · Pomadas cicatrizantes y antibacterianas ( a base de nitrofuranos.) · Solución salina estéril. · Antibióticos y antiinflamatorios en forma oral. · Colirios, antibióticos y antiinflamatorios (en forma no esteroideo)

· Esparadrapo fuerte o cinta americana.

algunos productos

del botiquín de cuadra

Es importante tener localizado y preparada un opción de transporte urgente del caballo, tanto en su cuadra habitual como en caso de ruta. Muchas veces las urgencias son nocturnas y a esa hora es difícil conseguir un teléfono y una persona que esté dispuesta a transportar el animal,

19 de 20

29/08/11 16:31

CAPACIDADES Y CRITERIOS DE EVALUACION

file:///Volumes/EQUISAN/Urgencias.htm

Lo mismo sucede en caso de ruta. Haber previsto la localización de alguien de la zona, para poder llamar en caso de emergencia, es siempre mucho mas útil que comenzar a buscarlo sucedido el percance. Es deseable registrar las incidencias veterinarias en una FICHA CLINICA, individual para cada caballo. En ella registraremos los tratamientos administrados, las enfermedades, las complicaciones, como reacciones alérgicas, las cojeras, reseñando cual es la extremidad afectada etc. etc. El valor de esta historia clínica es alto para el veterinario, pues a veces viendo su ficha se relacionan fácilmente los síntomas que pudiera estar manifestando con su historial médico anterior,

20 de 20

29/08/11 16:31