Un mensaje subliminal es un mensaje o señal diseñada para pasar por debajo (sub) de los límites normales de percepción.

Puede ser por ejemplo, inaudible para la mente consciente pero audible para la mente inconsciente o profunda; puede ser también una imagen transmitida de un modo tan breve que pase desapercibida por la mente consciente pero aun así, percibida inconscientemente. Cabe destacar que un consenso casi total entre psicólogos e investigadores llego a la conclusión de que los mensajes subliminales no producen un efecto poderoso ni duradero en el comportamiento El estudio de la percepción subliminal volvió a llamar la atención del público a finales de la década de 1950. En 1957, James Vicary, publicitario estadounidense, demostró el taquistoscopio, máquina que servía para proyectar en una pantalla mensajes invisibles que pueden ser captados por el subconsciente. Durante la proyección de una película aparecían fotogramas con el siguiente mensaje: "¿Tienes hambre?, come palomitas. ¿Tienes sed?, bebe coca-cola". Según Vicary el resultado fue asombroso: las ventas se dispararon. Su teoría fue recogida por el escritor Vance Packard en el libro "Las formas ocultas de la propaganda" que causó preocupación de las autoridades estadounidenses en plena Guerra Fría con la entonces Unión Soviética. Una ley prohibió el uso de publicidad subliminal y la CIA comenzó a estudiar su utilización contra el enemigo. Sin embargo, cuando los jugadores independientes trataron de replicar el experimento junto a Vicary, el fracaso fue completo. Cuando Vicary publicó su asombroso descubrimiento, su empresa atravesaba graves problemas económicos. En 1962, el autor reconoció públicamente que se habían manipulado los resultados: “Yo tenía una buena idea para vender: usar los espacios de las películas para introducir mensajes comerciales sin tener que interrumpirlas. Era sólo un truco que no sabíamos si funcionaría, pero la prensa filtró el borrador de un estudio que tenía unos pocos datos que no eran significativos…”.2 El último y más grande de todos los análisis científicos de esta teoría fue el meta análisis de C. Trappery en 1996 e incluyó los resultados de veintitrés experimentos diferentes. Ninguno probó que los mensajes subliminales causen efecto de comportamiento compulsivo.3 Tampoco se han probado sus presuntas bondades en métodos para aprender idiomas, bajar de peso o dejar de fumar mientras se duerme.

pues los resultados más convincentes y reproducibles son todos estadísticamente pequeños o moderados Las afirmaciones sobre la existencia de la percepción extrasensorial han estado sujetas a repetidas críticas de los que el perro no poseía dicha habilidad: después de varios experimentos. ni nadie ha producido alguno que sea capaz de demostrar la habilidad psíquica .[cita requerida] El psicólogo social David Myers afirma que «nunca se ha descubierto un fenómeno extrasensorial reproducible. Algunos disputan la interpretación positiva de los resultados obtenidos en estudios científicos sobre percepción extrasensorial. es una razón por la que científicos y materialistas concluyen que la existencia de estos fenómenos no se pueden establecer científicamente por otra cosa que no sean evidencias estadísticamente fuertes de estudios correctamente controlados en laboratorio. Se ha sugerido. El término implica fuentes de información desconocidas por la ciencia. oído. tacto. que se consideran los cinco sentidos «clásicos»). vista. La principal discusión actual sobre la percepción extrasensorial gira en torno a si tales pruebas de laboratorio estadísticamente convincentes se han logrado ya. equilibriocepción ypropioce pción. ante la carencia de resultados positivos y reproducibles. el perro no mostró habilidad extrasensorial. olfato. La percepción extrasensorial se denomina a veces sexto sentido (pues vendría tras los cinco primeros enumerados.Se llama percepción extrasensorial a la habilidad de adquirir información por medios diferentes a los sentidos conocidos: gusto.