Coacción La coacción, o violencia privada es un término empleado frecuentemente en Derecho, ciencia política y sociología que se refiere a la violencia o imposición

de condiciones empleadas para obligar a un sujeto a realizar u omitir una determinada conducta. Coacción en la teoría del Poder La coacción es utilizada por el Estado como herramienta principal de cara a establecer su poder normativo. Así, el único capaz de utilizar la violencia legítima es el poder público, el cual hará uso de la coacción para imponer un determinado cumplimiento legal, pero sobre todo, la utilizará para fundamentar la prevención general basada en la amenaza del uso de la fuerza, o coerción. ELEMENTOS DE LA COACCION: 1. Incumplimiento de la Norma 2. Intervención de alguien contra el incumplido 3. La acción misma que ejerce contra el mismo. Coerción La coerción es la amenaza de utilizar la violencia (no solo física sino de cualquier otro tipo) con el objetivo de condicionar el comportamiento de los individuos. El Derecho y los sistemas legales, en general, se sustentan en la amenaza de la sanción más que en la utilización de la propia violencia. Así, la persona no actúa de la manera prohibida por conocer las consecuencias negativas que le impondría el ordenamiento jurídico. (Véase: Prevención general). Coerción legal El Estado es el único titular de la violencia legítima, y en un Estado de Derecho, tal violencia está completamente regulada mediante normas que contienen prohibiciones, con sanciones en el supuesto de que sean incumplidas. Así, para que una norma sea considerada legal, ha de ir acompañada de un poder

coercitivo. La forma por excelencia de coacción legal es el código penal. . éste tendrá que suponer una medida coactiva. y en caso de incumplimiento. que establece una serie de comportamientos que traerán como consecuencia la imposición de una pena.