CAPÍTULO

1

Elisabeth M. Welsh

Principios de la cirugía abdominal
• Evaluar, preparar y estabilizar al paciente previamente a la cirugía. • Proporcionar al paciente la anestesia y analgesia necesarias para la realización del procedimiento. • Estar familiarizado con los principios quirúrgicos y técnicas de la cavidad abdominal para minimizar la morbilidad perioperatoria y la mortalidad en el paciente. • Proporcionar unos cuidados postoperatorios adecuados a cada paciente. • Reconocer las limitaciones de la técnica, la pericia personal y el equipamiento disponible.

Introducción
Celiotomía Laparotomía Incisión quirúrgica en la cavidad abdominal. Incisión quirúrgica a través del flanco. Usado como sinónimo de celiotomía.

La cirugía abdominal es un procedimiento común en la práctica veterinaria moderna y uno de los que proporciona más seguridad a los cirujanos en el momento de su realización. Esta seguridad nace de la familiaridad que los cirujanos tienen con dicho procedimiento derivada de la realización diaria de esterilizaciones de hembras. Desgraciadamente, esta familiaridad puede tentar a los pocos cautelosos a realizar cirugía abdominal de forma innecesaria o inapropiada, con el consiguiente riesgo para el paciente. Actualmente no existen estudios veterinarios contrastados que cuantifiquen la ratio riesgo: beneficio de la cirugía abdominal en los animales de compañía (Osborne y Lulich, 2000), por lo que perros y gatos pueden ser todavía operados innecesariamente, aunque de buena fe. Por consiguiente, forma parte de las responsabilidades del cirujano: • Informar correctamente sobre la necesidad de la cirugía.. • Mantener al propietario informado en todo momento.

Indicaciones para la cirugía abdominal
Algunos animales pueden presentarse al veterinario con la finalidad de ser sometidos a una cirugía abdominal sin requerir previamente una evaluación médica (por ejemplo: aquéllos a los que se les realizará una esterilización o una gastropexia preventiva). No obstante, muchos perros y gatos necesitaran ser valorados previamente a la cirugía. Los avances en la endoscopia gastrointestinal, la ecografía abdominal, la tomografía computerizada (TAC), la resonancia magnética (RM) y las técnicas de cirugía mínimamente in1

cirugia abdominal_llibre.indb 1

13/3/09 14:13:32

2 Manual de cirugía abdominal en pequeños animales

vasiva como la laparoscopia y la cistoscopia proporcionan al veterinario una mayor posibilidad de realizar diagnósticos y establecer tratamientos a los animales de compañía sin la necesidad de realizar una cirugía exploratoria de la cavidad abdominal. No obstante, el acceso al equipamiento y la experiencia necesarios pueden ser limitados y
Finalidades diagnósticas • El diagnóstico puede ser realizado únicamente por palpación o inspección de los órganos y tejidos • El diagnóstico depende de los estudios citológicos, histopatológicos o microbiológicos de los tejidos, fluidos o otras muestras biológicas tomadas durante la cirugía • El pronóstico puede establecerse después de llevar a cabo el diagnóstico (ver arriba) • La extensión de un proceso patológico puede ser únicamente establecido tras la inspección de los órganos o tejidos • La efectividad de corregir quirúrgicamente un proceso patológico puede ser únicamente valorado mediante la evaluación de los órganos y tejidos afectados • Traumas abdominales • Hernias de la pared abdominal internas o externas • Tratamiento de descargas anormales de los órganos abdominales o de los senos de la pared abdominal • Control de una hemorragia activa • Corrección de un foco de contaminación • Corrección y eliminación de un foco de dolor abdominal • Examen de neumoperitoneo • Escisión de masas en la cavidad abdominal, de los órganos abdominales o de la pared abdominal • Eliminación de la causa de obstrucción de vísceras, incluyendo torsiones de las mismas • Eliminación de acumulaciones anómalas de fluidos • Tratamiento de malformaciones congénitas como el shunt portosistémico o los uréteres ectópicos • Tratamiento quirúrgico de la distocia • Gastropexia • Esterilización de perras o gatas • Esterilización de perros o gatos criptórquidos

caros. Por eso, en numerosas ocasiones (por ejemplo: para der un diagnóstico, para establecer un pronóstico, para proporcionar un tratamiento o para realizar procedimientos electivos), la cirugía abdominal forma parte aún de las cirugías diarias (figura 1.1). En ocasiones, la cirugía abdominal se realizará como procedimiento de emergencia. En estos casos será importante tomar muestras de sangre, orina y cualquier otro material para realizar cultivos bacterianos. Así mismo también se tomarán citologías previamente a la administración de agentes diagnósticos, terapéuticos o anestésicos al paciente. Si es necesario, estas muestras pueden ser analizadas antes o después de la cirugía y pueden proporcionar información de especial relevancia.

Establecer un pronóstico

Evaluación, preparación y estabilización del paciente
Por cada error cometido por no saber, cien se producen por no mirar. Anon. La evaluación preoperatoria, la preparación y la estabilización del paciente son las formas más eficientes y olvidadas para mejorar el resultado y reducir los costes para el cliente asociados a la cirugía abdominal. Es responsabilidad de cualquier veterinario que interviene quirúrgicamente a un animal valorar no solo a éste, sino también el resto de información que pueda ser de relevante interés para el caso, así como discutir el tratamiento propuesto y los posibles riesgos con el propietario del perro o del gato. Las metas de la evaluación preoperatoria son identificar los factores fisiológicos, patológicos y medicamentosos que pueden complicar el manejo anestésico o quirúrgico del paciente. Esto permitirá al cirujano: • Reducir la morbilidad y mortalidad asociada con la anestesia y la cirugía. Los ratios de mortalidad en medicina humana asociados únicamente con la anestesia van de una muerte cada 250.000 procedimientos (Sociedad Americana de Anestesistas (ASA) Estado Físico I y II), a una muerte cada 13.000 procedimientos (ASA I-V) (Lagasse, 2002). Por el contrario, las ratios de mortalidad, incluyendo tanto la anestesia como las compli-

Finalidades terapéuticas

Procedimientos profilácticos Esterilizaciones

Figura 1.1. Indicaciones para la cirugía abdominal.

cirugia abdominal_llibre.indb 2

13/3/09 14:13:32

Principios de la cirugía abdominal 3

caciones quirúrgicas, representan una muerte en 500 anestesias (ASA I-V) (Lagasse, 2002). No existen datos perioperatorios similares para animales de compañía pero, en conjunto, la mortalidad relacionada con la anestesia se sitúa entre una y cuatro muertes de cada 1.000 procedimientos (Clarke y Hall, 1990; Dyson et al., 1998; Gaynor et al., 1999). Algunos estudios más recientes muestran una mortalidad asociada a la anestesia de 15 muertes cada 1.000 procedimientos en perros y gatos de alto riesgo (ASA III-V) (Brodbelt, comunicación personal, 2004). Esto marca la importancia de una minuciosa evaluación preoperatoria del paciente, asegurando una óptima estabilización previa a la anestesia y cirugía. • Aumento de la calidad de los cuidados perioperatorios. Un conocimiento previo de todas las alteraciones médicas o quirúrgicas preexistentes, facilitan el establecimiento de unos cuidados terapéuticos y de soporte adecuados. • Disminuir el coste de los cuidados perioperatorios. Tomar una buena historia clínica y realizar un examen físico minucioso permitirán realizar las pruebas de laboratorio más valiosas, estabilizar al paciente antes de la cirugía y reducir la morbilidad postoperatoria. • Permitir que el paciente recupere rápidamente su estado preoperatorio o uno mejor. Los requisitos de la evaluación perioperatoria de los pacientes varían considerablemente en función del paciente y del procedimiento propuesto; de cualquier manera, la realización de una historia clínica minuciosa y un examen físico son siempre esenciales. Teniendo en cuenta dichos exámenes, otras pruebas diagnósticos podrán ser recomendadas para que el manejo perioperatorio sea específico para cada paciente teniendo en cuenta sus necesidades. Si la valoración del paciente ha sido realizada antes del día de la cirugía, dicha valoración deberá ser repetida antes de la cirugía con el fin de asegurarnos que nada ha sido pasado por alto o modificado.

Identificción del paciente y procedimiento(s) propuesto(s): la identidad incluye la especie, raza

y estatus reproductivo. • En hembras enteras considerar la posibilidad de estro o gestación y los efectos que el útero grávido puede tener sobre la función cardiovascular y respiratoria. También es importante tener en cuenta los efectos de la anestesia y de la cirugía sobre el feto (por ejemplo: teratogenicidad, aborto). • Considerar razas con predisposición a ciertas patologías (por ejemplo: enfermedad de von Willebrand en los Doberman).

tanto los pacientes muy jóvenes como los geriátricos (edad ≥ 75-80% de la esperanza de vida) tienen un riesgo perioperatorio mayor.
Confirmar la edad del paciente: Estado de salud y hábitos: un examen físico cuidadoso es particularmente importante cuando el dueño informa de signos clínicos que pueden ser indicativos de un problema cardiorespiratorio, gastrointestinal o urogenital subyacente (por ejemplo: pérdida de peso, inapetencia, intolerancia a ejercicio, tos, vómitos, diarrea, polidipsia). El propietario debe ser preguntado sobre posibles exposiciones de su mascota a productos tóxicos. Historia médica y quirúrgica previa: es importante establecer si el paciente ha sufrido complicaciones perioperatorias. También es importante determinar si el paciente ha recibido transfusiones sanguíneas previamente. Reacciones adversas previas a fármacos o agentes anestésicos (efectos adversos o alergias):

debe quedar anotado si el paciente presenta cualquier alergia a fármacos conocida. Todos los registros anestésicos disponibles del paciente deben de ser revisados.
Tratamientos farmacológicos recientes y actuales: es importante que las terapias con fárma-

Historia clínica
Un cuestionario estándar para recoger la historia médica es esencial para asegurarnos que ningún dato importante ha sido olvidado. Los datos más importantes se citan a continuación:

cos cardíacos, anticonvulsivos, corticosteroides e immunosupresores continúen antes de la cirugía y que se consideren sus efectos. Por ejemplo, los diuréticos pueden tener unos efectos significativos sobre el contenido de agua corporal y la concentración de electrolitos, mientras que el tratamiento durante largo tiempo con corticosteriodes puede disminuir la capacidad del paciente a reaccionar al estrés. La administración de antibióticos aninoglicósidos puede afectar a la acción de los relajantes neuromusculares no despolarizantes.

cirugia abdominal_llibre.indb 3

13/3/09 14:13:32

• Los pacientes caquécticos sufren estrés fisiológico y tienen unas reservas metabólicas u homeostáticas limitadas. • Sentidos especiales. Los hallazgos deben indicar o dictar los análisis de laboratorio y otras pruebas diagnósticas necesarios para alcanzar o confirmar el diagnóstico. El paciente presenta una enfermedad sistémica o localizada leve. estado final de insuficiencia renal). Examen físico Debemos realizar un examen físico completo que incluya todos los sistemas. bloqueantes de los canales de calcio. úlceras o petequias. Pruebas de laboratorio Una vez ha sido realizada la historia clínica y el examen físico.2. Las dosis de los fármacos en pacientes obesos deben de ser calculadas teniendo en cuenta su peso ideal. • Sistema nervioso central: examen de los nervios craneales y evaluación de la propiocepción. Después de realizar estos exámenes debemos asignar un estatus fisiológico según lo establecido por la clasificación ASA modificada para pacientes veterinarios (figura 1. el veterinario debe ser capaz de formular un listado de problemas del paciente. • Aparato alimentario: examen oral cuidadoso con el fin de establecer la presencia de masas. es neonato. Tienen una baja capacidad para metabolizar los fármacos que se administren durante el periodo perioperatorio debido a una función hepática disminuida. obeso geriátrico. auscultación. inhibidores de la ACE. Clasificación del estado físico según la Sociedad Americana de Anestesistas (ASA). calidad y frecuencia del pulso. palpación profunda y superficial y examen rectal digital. El examen específico de cada sistema debe incluir: • Aparato cardiovascular: frecuencia cardíaca y ritmo. la controversia sobre la necesidad cirugia abdominal_llibre. El paciente tiene una enfermedad sistémica moderada o severa. Un examen completo debe tener en cuenta: • La obesidad compromete el sistema cardiovascular y requiere un esfuerzo respiratorio mayor. • Aparato respiratorio: frecuencia respiratoria. insecticidas. No obstante. cuerpos extraños. Además de indicar el estatus ASA (I-V) en el que se encuentra el paciente.2). Estado de emergencia. Una coloración rojiza en Estatus fisiológico V E Figura 1. la zona umbilical es indicativa de hemorragia abdominal. temperatura de las extremidades y valoración de la vena yugular. percusión. • Sistema linfático: palpación de los linfonodos periféricos. • Sistema urogenital: incluye un examen rectal. calidad respiratoria. así como evidencias de contusiones o heridas penetrantes. Estatus Estatus fisiológico I Estatus fisiológico II Estatus fisiológico III Estatus fisiológico IV Criterio El paciente es normal y sano sin enfermedades subyacentes. color de las mucosas. • Sistema cutáneo: debe tenerse una especial atención sobre el área propuesta para la incisión quirúrgica. El paciente tiene una enfermedad sistémica severa que representa un riesgo completo para su vida (por ejemplo: fallo cardíaco congestivo. En animales con dolor abdominal agudo el abdomen debe ser evaluado mediante inspección visual.4 Manual de cirugía abdominal en pequeños animales Otras drogas que pueden afectar al transcurso de la anestesia y de la cirugía incluyen la insulina. cualquier paciente bajo un procedimiento de emergencia debe ser indicado con el sufijo E. tiempo de relleno capilar. auscultación y percusión pulmonar. Debe realizarse un examen cuidadoso de la pared abdominal con el fin de detectar deformidades o tumefacciones. beta bloqueantes. el fenobarbital. la digoxina. Se trata de un paciente moribundo y existe un riesgo importante de muerte en 24 horas. • Sistema músculo-esquelético. murmullos. broncodilatadores y los anti-inflamatorios no esteroideos (AINEs). la cimetidina y otros H2-bloqueantes. El cirujano debe evitar concentrarse únicamente en causa que genera la necesidad de realizar la cirugía.indb 4 13/3/09 14:13:32 .

hemólisis. Valoración visual del suero/plasma Proteínas totales Albúmina Urea y creatinina Glucosa La hipo o hiperglicemia pueden producir alteraciones metabólicas que pueden interferir con el manejo anestésico y producir daño neurológico El sodio. YDisminución de las PT puede indicar pérdida de proteínas (por ejemplo: tercer espacio. enfermedad cardíaca). neoplasia.3. aumento Hipoxia crónica de la destrucción de los glóbulos rojos o disminución en la producción de glóbulos rojos o pérdida crónica de sangre. Las anormalidades deben de ser rectificadas previamente a la anestesia. YDisminución en los niveles de glucosa indican sepsis. Análisis incluidos en un perfil sanguíneo mínimo. Considerar causas pre-renales (por ejemplo: deshidratación.035 en gatos Electrolitos Densidad urinaria específica Considerar enfermedad renal u otras patologías que puedan afectar la función tubular y producir orina no concentrada (por ejemplo: hipercalcemia. de realizar análisis de muestras sanguíneas en los pacientes quirúrgicos persiste.035 en gatos Azotemia con densidad urinaria >1. aumento en producción de globulinas. el 70% no suelen ser necesarios teniendo en cuenta tanto el paciente como los resultados del examen físico. hemorragia intestinal. Figura 1. También puede indicar malnutrición o secuestro en efusiones en cavidades corporales (exudados).030 en perros y 1. hipoglicemia neonatal. potasio. Una aproximación inicial para animales de compañía puede ser realizar los análisis de la- cirugia abdominal_llibre.030 en perros y <1. enfermedad cardíaca. ictericia Indicador de: Estado de hidratación Enfermedad inflamatoria Hipoproteinemia Indicador de: Estado de hidratación Hipoalbuminemia Empleado como indicador de la función glomerular. Inspección de cambios que pueden reflejar enfermedad sistémica. XAumentos en la creatinina indican disminución en la filtración glomerular. renal). enfermedad hepática difusa o shunt portosistémico. sobredosis de insulina. YDisminución en los niveles de urea indican ingestión de dietas pobres en proteínas. hipoglicemia de razas pequeñas. hipadrenocorticismo). cloro. calcio son los electrolitos más comúnmente analizados.Principios de la cirugía abdominal 5 Prueba PCV o hemoglobina Razón para su inclusión Anormalidades comunes XAumentos del PCV pueden indicar Indicador de: deshidratación o contracción esplénica. sobrehidratación o pérdida de sangre. XAumento en la albúmina puede indicar deshidratación. XAumentos en los niveles de urea son indicativos de: estado de hidratación.indb 5 13/3/09 14:13:32 . diabetes mellitus. Fleisher (2001) expuso que no existían suficientes evidencias tanto para recomendar la realización de cualquier prueba de forma rutinaria como para definir las pruebas preoperatorias sin ningún tipo de valor. ingestión reciente de una dieta altamente proteica. administración de glocucorticoides. estadísticos y errores descritos que pueden hacer que los resultados de laboratorio se encuentren fuera de rango de la normalidad en animales totalmente sanos y pueden conllevar a realizar más pruebas de laboratorio innecesarias y en ocasiones invasivas. De todos los análisis de laboratorio realizados en medicina humana. renal o gastrointestinal. gastrointestinal. disminución en la producción de proteínas. Azotemia con una densidad urinaria <1. y lo más interesante es que un 30-60% de las alteraciones detectadas no son consideradas ni revaluadas antes de la cirugía. XAumentos de glucosa pueden indicar estrés. pero puede estar afectado por otros procesos XAumento en las PT puede indicar deshidratación. existen los factores fisiológicos. obstrucción post-renal. YDisminución de la albúmina puede indicar enfermedad hepática. por ejemplo: lipemia. Complicando lo anterior. artefacto. Capacidad sanguínea de transporte de O2 Estado de hidratación YDisminución del PCV pueden indicar hemodilución.

ecografía. Otros estudios Adicionalmente. test de estimulación de ácidos biliares. urea. examen fecal. creatinina.8). análisis de cálculos. determinación de la TLI (trypsin-like immunoreactivity). debe garantizarse la realización de otras pruebas clínicas o intervenciones en función del tipo de paciente previamente a la anestesia y la cirugía (figura 1.6 Manual de cirugía abdominal en pequeños animales boratorio cuando la historia o el examen físico muestren que estas pruebas pueden estar indicadas aunque la cirugía no esté planificada. test de permeabilidad intestinal (por ejemplo: absorción de azúcares). radiografía. • Aparato digestivo: radiografía.3). pericardiocentesis. fluoroscopia.4). proteínas totales (PT) y la medición de la densidad urinaria (USG) en animales sanos y jóvenes que van a ser sometidos a una cirugía electiva o un perfil sanguíneo preanestésico mínimo para pacientes ASA I y II. por ejemplo: anticuerpos para receptores de la acetilcolina. • Aparato cardiovascular: pruebas de coagulación (figura 1.5). incluyendo la anemia • Enfermedad neurológica • Enfermedad musculoesquelética • Efusión pleural • Enfermedad de la pared torácica • Enfermedad pulmonar • Enfermedad de las vías respiratorias altas • Enfermedad de las vías respiratorias bajas • Enfermedad cardíaca • Enfermedad respiratoria Otras pruebas comúnmente necesarias para obtener un diagnóstico • Radiografía o técnicas de imagen avanzadas • Análisis de gases sanguíneos • Electrocardiograma (ECG) • Examen ecográfico • Perfil hematológico y bioquímico • Pruebas de laboratorio específicas. ecografía. por ejemplo: terapia diurética • Perfil bioquímico • Análisis de gases sanguíneos • Radiografía • ECG • Exámenes ecográficos Estrés respiratorio Tos Episodios de colapso • Enfermedad cardíaca • Enfermedad pulmonar • Enfermedad neurológica • Hipoglicemia l cirugia abdominal_llibre. laringoscopia directa. PT. glucosa. broncoscopia. Otras aproximaciones alternativas incluyen la realización de únicamente un recuento de glóbulos rojos (PCV). cobalamina. determinación de la lipasa pancreática canina. toracocentesis (figura 1. Estas pueden incluir lo siguiente: Anormalidades clínicas observadas o reportadas Intolerancia al ejercicio Posibles causas • Enfermedad cardíaca • Enfermedad respiratoria • Enfermedad sistémica. • Sistema urogenital: ratio proteína: creatinina. examen endoscópico. abdominocentesis (figura 1. un perfil sanguíneo preanestésico completo para pacientes ASA III. cistoscopia. determinación del folato. albúmina.indb 6 13/3/09 14:13:33 . lavados traqueales. traqueoscopia. pruebas endocrinas • Análisis de gases sanguíneos • Toracocentesis • Broncoscopia • Radiografía • Fluoroscopia • Laringoscopia • Radiografía torácica • Broncoscopia • Lavado traqueal • Pruebas terapéuticas.7). biopsia. hematológico y urianálisis completos. • Aparato respiratorio: análisis de gases sanguíneos. test de hidrógeno respirado. ecocardiografía. Un análisis completo debe incluir un estudio bioquímico. densidad urinaria y electrolitos (figura 1. El perfil preanestésico mínimo debe incluir un PCV. biopsia.6). técnicas de imagen avanzadas. lavado peritoneal diagnóstico. electrocardiograma. IV y IV. radiografía. radiografía (figura 1. ecografía. lavados broncoalveolares.

por ejemplo: absorción de azúcares • Biopsia (intestinal o hepática) • Radiografía incluyendo estudios con contraste • Urianálisis. cobalamina • Test de hidrógeno respirado • Test de permeabilidad intestinal.4. por ejemplo tiempo de activación plaquetar (ACT). endocrina. tiempo de activación parcial de la tromboplastina (aPTT) • Productos de degradación del fibrinógeno. tiempo de protrombina (PT). TLI (gatos) • Exámenes endoscópicos • Biopsia Diarrea • Radiografía incluyendo estudios con contraste • Examen de heces • Endoscopia • Perfil bioquímico (incluyendo electrolitos) • TLI. folato. hepática o del sistema nervioso central tienen un riesgo quirúrgico superior a aquellos animales con una enfermedad bien controlada antes de la cirugía. La anorexia puede estar asociada con muchas alteraciones sistémicas y no está nombrada aquí (Modificado de Duncan. es importante reconocer que. Tratamiento perioperatorio de la enfermedad sistémica Está fuera del alcance de este capítulo describir en detalle el manejo de las enfermedades sistémicas en pacientes que van a ser sometidos a una cirugía abdominal. excepto en procedimientos de urgencia. perfiles hematológicos y bioquímicos (incluyendo calcio y electrolitos) • Tiroxina felina (T4) • Test de estimulación biliar (función hepática) • Test de supresión con dexametasona a dosis bajas o test de estimulación con hormona adenocorticotripa (ACTH) (para el hiperadrenocorticismo) • Biopsia Polidipsia • Enfermedad renal • Enfermedad hepática • Piometra • Hipertiroidismo felino • Diabetes mellitus • Hiperadrenocorticismo • Hipercalcemia • Hipoadrenocorticismo • Diabetes insípida • Polidipsia psicógena • Trombocitopénia • Defectos de la coagulación • Trauma • Vasculitis • Hiperplasia limfoide reactiva • Linfoma • Metástasis de neoplasias • Limfadenitis Petequias/ contusiones • Perfil hematológico con estudio de la extensión • Pruebas de coagulación. No obstante. 2003). los pacientes con inestabilidad cardiovascular. respiratoria.Principios de la cirugía abdominal 7 n Anormalidades clínicas observadas o reportadas Vómitos Posibles causas • Enfermedad gástrica • Enfermedad intestinal • Enfermedad pancreática • Piometra • Enfermedad renal • Enfermedad hepática • Hipertiroidismo felino • Diabetes mellitus • Hipoadrenocorticismo • Enfermedad intestinal • Hipertiroidismo felino • Enfermedad hepática • Hipoadrenocorticismo Otras pruebas comúnmente necesarias para obtener un diagnóstico • Radiografía incluyendo estudios con contraste • Perfil bioquímico (incluyendo electrolitos) • Para la pancreatitis: amilasa.indb 7 13/3/09 14:13:33 . renal. análisis de d-dímeros • Examen o drenaje de la región de grandes nódulos • Examen ecográfico • Examen citológico de aspirados con aguja fina • Examen histológico de biopsias • Perfil bioquímico • Técnicas de imagen • Análisis del líquido cefalorraquídeo • Serología • Test de estimulación de los ácidos biliares Limfadenopatía Signos neurológicos/ • Enfermedad neurológica primaria cambios de • Encefalopatía hepática (por comportamiento ejemplo: shunt portosistémico) • Hipoglicemia • Hipocalemia Figura 1. Causas comunes de anormalidades físicas que pueden ser observadas o reportadas durante un examen preoperatorio y pruebas generalmente empleadas para investigar dichas presentaciones clínicas. lipasa y lipasa pancreática canina • Inmunoreactividad (perros). cirugia abdominal_llibre.

6. después de volver a una nutrición enteral normal. Las adaptaciones para el ahorro de proteínas que se producen durante la inanición simple están invalidadas y existe un estado hipermetabólico. aPTT. Figura 1.5. La evaluación del paciente para detectar la presencia de metástasis pulmonares es importante antes de la realización de cualquier cirugía abdominal destinada al tratamiento de enfermedades neoplásicas. ACT. Figura 1. El catabolismo de proteínas aumenta como fuente para la gluconeogénesis pero el animal es incapaz de usar la glucosa de forma eficiente. proporcionan una valiosa información acerca del estado de la capacidad hemostática del paciente (© Alison Ridyard). la grasa se convierte en la principal fuente energética. traduciéndose en una malnutrición proteica. el metabolismo del paciente no volverá a su función normal en un día y puede persistir un balance nitrogenado negativo. Las reservas de glicógeno se reducen rápidamente y. Toracocentesis para drenar una efusión pleural previamente a la anestesia general y a la cirugía abdominal en un perro con una ruptura diafragmática crónica. Desafortunadamente. La grasa se convierte en la primera fuente de energía. cirugia abdominal_llibre.7. Figura 1. La abdominocentesis previa a la cirugía abdominal ayudó al diagnóstico de uroperioneo en este paciente. aunque los aminoácidos son usados preferentemente para la gluconeogénesis.indb 8 13/3/09 14:13:34 .8. una gluconeogénesis acelerada y una resistencia a la insulina. Con acceso a comida. PT y tiempo de sangrado de la mucosa bucal juntamente con estimación de factores de la coagulación específicos.8 Manual de cirugía abdominal en pequeños animales Figura 1. de nuevo. El recuento plaquetario manual (mostrado como agregación plaquetar). • En la inanición por estrés el déficit nutricional se complica y agrava debido a inflamación sistémica o estrés fisiológico. el metabolismo recupera su función normal en un día y la movilización de aminoácidos disminuye. Nutrición perioperatoria • La inanición simple ocurre a consecuencia de una falta de calorías y proteínas en animales sanos que son incapaces o no quieren comer.

aumento en infecciones de la herida. Durante el periodo perioperatorio el cuerpo aumenta sus requerimientos energéticos pero la ingesta nutricional disminuye. faringostomía. Esto incluye a los pacientes que han sido sometidos a cirugía gas- cirugia abdominal_llibre. Métodos para proporcionar un aporte nutricional durante el período peri. CoNSEJo PRáCTiCo El soporte nutricional de animales mal nutridos. • Vómitos. Los animales mal nutridos que se someten a cirugía no sufrirán únicamente los efectos sistémicos del estrés debidos al ayuno previo al procedimiento sino que presentan también un riesgo superior (durante y después de la cirugía) a sufrir disminuciones en la resistencia de la herida. antes de la cirugía cuando sea posible y siempre después de la intervención quirúrgica. los requerimientos energéticos en animales sanos sometidos a un procedimiento electivo pueden aumentar de forma transitoria alrededor de un 10%. sepsis y fallo orgánico múltiple. Alimentación oral asistida. cortisol y glucagón) que estimulan el colapso de las proteínas y grasa. • Fiebre. disminuciones en su immunocompetencia y aumento de la morbilidad y mortalidad perioperatoria (todo relacionado con la pobre cicatrización de la herida) y una hospitalización prolongada. de contraindicaciones específicas. • Pérdida de peso (>5% en animales jóvenes y >10% en animales adultos). Nutrición microenteral (Devey y Crowe. se produce la resolución de la hiperglicemia y se reduce el catabolismo de las proteínas. aunque el proceso metabólico rápidamente vuelve a su estado normal. el soporte nutricional enteral debe iniciarse de forma temprana en el período postoperatorio. Nutrición parenteral Figura 1. La permeabilidad intestinal aumenta normalmente de forma transitoria después de la cirugía. 2000). masticación y deglución. Inicialmente las reservas de glicógeno se reducen y se desarrolla una resistencia a la insulina y una intolerancia a la glucosa. heridas abiertas o con drenaje. El aumento de la permeabilidad intestinal es indicativo de un fallo de la barrera de la mucosa intestinal en excluir las bacterias y toxinas intestinales de la circulación sistémica. diarrea. gastrostomía y enterostomía (figura 1. Esto va destinado a preservar la función de los órganos vitales y tiene una corta duración (12-24 horas).y postoperatorio. Nutrición parenteral total: todos los nutrientes esenciales se administran vía parenteral. cirugía o sepsis con anorexia. También hay unos niveles bajos de insulina. por lo que debe ser empleada durante el periodo perioperatorio siempre que sea posible (figura 1. llevando a hiperglicemia. Estimulación química del apetito. permite no solo mejorar el estado nutricional sino también mejorar el resultado clínico después de la cirugía. Por último las respuestas del sistema simpático decrecen y el nivel de hormonas del estrés disminuye. • Medicaciones catabólicas (por ejemplo: glucocorticoides). dehiscencias de la herida. De éste modo.10).9.Principios de la cirugía abdominal 9 Una historia y examen físico completo del paciente son vitales para la valoración del estado nutricional preoperatorio del paciente. La nutrición enteral ayuda a disminuir la atrofia de la mucosa intestinal y aumenta la permeabilidad intestinal asegurando la producción de IgA.indb 9 13/3/09 14:13:34 . Estos agentes han sido propuestos como agentes etiológicos en el síndrome de la respuesta inflamatoria sistémica. • Problemas físicos para la prensión. • Edema. Nutrición parenteral parcial: se administran nutrientes parenterales para suplementar la alimentación enteral.9). Muchos pacientes sometidos a una cirugía abdominal son inicialmente pacientes sanos. Tubo de alimentación: nasoesofágico. esofagostomía. ascitis. Más tarde se liberan las hormonas del estrés (por ejemplo: adrenalina (epinefrina). pero algunos factores que pueden afectar a su estado nutricional preoperatorio son: • Anorexia (1-2 días en animales jóvenes y 4-5 días en animales adultos). • Trauma reciente. En ausencia Nutrición enteral Aumentar la ingesta oral o cambiar a dietas energéticas de alta palatabilidad.

Ascitis que no ha sido localizada mediante métodos de diagnóstico no quirúrgicos. • Falta de analgesia. Uropatología obstructiva del uréter o de la pelvis renal . Figura 1. Riesgo/beneficio de la celiotomía exploratoria en patología abdominal. Colocación de un tubo de yeyunostomía durante una cirugía abdominal. Evisceración. • Estabilidad hemodinámica. incluyendo: Los beneficios superan Trauma abdominal penetrante. la valoración de su significado y la evaluación de las medidas disponibles para eliminar o reducir ese riesgo. No obstante. • Procedimiento quirúrgico realizado.11). • Disponibilidad de monitorización postoperatoria adecuada. un simple aumento del estatus ASA está asociado con un riesgo perioperatorio tanto por lo que refiere a complicaciones anestésicas como quirúrgicas de dos a tres veces superior y con una mortalidad de cinco a siete veces mayor. No obstante. Diarrea intermitente que no ha sido localizada mediante métodos de diagnóstico no quirúrgicos. Existen muchos factores conocidos que afectan al riesgo perioperatorio en animales de compañía.10 Manual de cirugía abdominal en pequeños animales Figura 1. Osborne y Lulich (2000) propusieron unos posibles resultados de riesgo/beneficio asociados al tratamiento de algunas patologías abdominales mediante celiotomía exploratoria en animales de compañía (figura 1. Peritonitis biliar. la experiencia del cirujano contribuye al resultado final de la ciRiesgo/beneficio Patologías trointestinal. cirugia abdominal_llibre. • Manejo anestésico.indb 10 13/3/09 14:13:34 . aunque la clasificación ASA de severidad de la enfermedad citada anteriormente ha mostrado ser un buen indicador del resultado perioperatorio en perros y gatos.10. • Experiencia del cirujano. en medicina humana se suelen emplear escalas más complejas de valoración del riego quirúrgico. Riesgo quirúrgico y pronóstico La valoración del riesgo supone la valoración crítica de lo que es potencialmente perjudicial. debido a que un retorno rápido a la nutrición enteral no ha mostrado prolongar el íleo paralítico perioperatrio o aumentar el riesgo de dehiscencia de las heridas gastrointestinales. Obstrucción intestinal. • Procedimientos de emergencia. Vómito persistente o intermitente que no ha sido localizado mediante métodos de diagnóstico no quirúrgicos. Actualmente no existen escalas similares para su empleo en animales de compañía.11. no existen datos que cuantifiquen la importancia que cada uno de estos puntos representa. Para más información consultar el Manual de urgencias y cuidados intensivos en pequeños animales de la BSAVA. En muchos procedimientos. Hemoperitoneo en un paciente hemodinámicamente estable. Nefrolitos o urolitos que no obstruyen las vías urinarias. Peritonitis séptica. Uroperitoneo. • Edad. Enfermedad felina de vías urinarias bajas (FLUTD) no complicada. permitiendo un soporte de nutrición enteral durante el período postoperatorio en un paciente con un absceso pancreático.. La ratio riego/ beneficio requiere más estudios Los riesgos superan a los beneficios Patología intra-abdominal. No existe una forma sencilla de valorar el riesgo quirúrgico. a los riesgos Hemoperitoneo en un paciente hemodinámicamente inestable. En humanos. • Enfermedades médicas preexistentes.

CoNSEJo PRáCTiCo Referir el caso cuando el procedimiento a realizar esté fuera de la experiencia del veterinario referente o cuando no se disponga de la capacidad o material para realizar un control postoperatorio adecuado. Resumen del riesgo quirúrgico. Las regurgitaciones y el vómito pueden producir laringoespasmo. Los tratamientos quirúrgicos y no quirúrgicos para la patología deben ser remarcados. edema intersticial. anticipando sus respectivas ventajas. El reflujo gastro-esofágico puede producir esofagitis y en casos graves.Principios de la cirugía abdominal 11 rugía. de complicaciones graves. El cliente debe recibir una estimación de los costes que implica el tratamiento de su mascota. complicaciones y cuidados intra-hospitalarios y extra-hospitalarios. Recuperación prolongada. la recuperación puede ser prolongada o el paciente puede no volver a su estado prequirúrgico. Cabe destacar que los resultados de cada cirujano mejoran con a experiencia (figura 1. neumonía química. Si se ha obtenido un consentimiento verbal. hemorragia alveolar. incluyendo: Pobre Figura 1. además de la anestesia y los cuidados postoperatorios. El cliente debe ser informado de la importancia de esterilizar animales con enfermedades hereditarias. todos los animales que sean sometidos a una cirugía abdominal deberán haber realizado un ayuno previamente a la inducción de la anestesia. éste debe ser citado en el registro médico. broncoespasmo. Bueno Moderado Ajuno preoperatorio Excepto en situaciones de emergencia. es importante que las generalidades citadas para la evaluación preoperatoria. Esto es especialmente importante en el caso de que se hayan identificado problemas específicos que pueden afectar a la morbilidad y mortalidad perioperatoria. aspiración y reflujo gastro-esofágico. Existen numerosos factores de riesgo para la regurgitación. Riesgo o pronóstico Excelente Cuando se da Mínima probabilidad de consecuencias negativas derivadas del procedimiento y una alta posibilidad de que la cirugía resuelva el problema. El riesgo quirúrgico general del paciente debe ser discutido. Aunque puede tratarse de un déficit en la técnica quirúrgica. obstrucción de las vías aéreas. aspiración postoperatoria y muerte. Los riesgos potenciales de la aspiración incluyen la aparición de hipoxia. La finalidad del ayuno preoperatorio es disminuir el volumen del contenido gástrico. El dueño debe firmar su consentimiento para el tratamiento y el documento debe ser archivado como parte de la historia médica. alta posibilidad de muerte durante o después del procedimiento o no retorno de la función prequirúrgica del paciente. la preparación y estabilización sean consideradas. Posibilidad. pH y cantidad de partículas en el contenido pueden afectar al resultado pulmonar. vómito. Evidencias de resultados quirúrgicos por debajo de los aceptados en conjunto por la profesión requieren reflexión y acciones para solucionarlos. aunque infrecuente. Es comprensible que los dueños soliciten una factura detallada de los costes. Comunicación con el cliente La comunicación con el cliente es muy importante durante todo el procedimiento.12) aunque la valoración de esa mejora requiere que cada individuo evalúe de forma crítica sus resultados para cada procedimiento y que los compare con datos ya publicados.indb 11 13/3/09 14:13:34 . y reinformado si los costes superan a los estimados. estenosis esofágicas. atelectasia. Baja probabilidad de consecuencias negativas derivadas de la cirugía y una alta posibilidad de éxito en el resultado quirúrgico. mientras se evita una deshidratación innecesaria. Los clientes deben ser informados de todos los problemas clínicos que han sido encontrados en sus mascotas. cirugia abdominal_llibre.12. La disminución del contenido gástrico es importante para disminuir el riesgo de degluciones desviadas. vómito y reflujo gastro-esofágico (GOR) durante la inducción de la anestesia y durante el procedimiento quirúrgico. El volumen.

Pueden emplearse productos que contengan gluconato de clorhexidina. • Opioides que retrasen el vaciado gástrico. • Hernia diafragmática o de hiato. Los enemas preoperatorios disminuyen el volumen fecal pero no disminuyen la carga bacteriana en las heces remanentes. vómito o reflujo gastro-esofágico deben ser anestesiados empleando una técnica de inducción intravenosa rápida. Si hay que realizar enemas es mejor que éstos sean realizados el día previo a la cirugía y/o bien retirar el alimento sólido o bien administrar dietas altamente digestibles y con bajos residuos. ya que el material fecal licuado puede producir una contaminación quirúrgica mayor que el material fecal sólido. aunque pueden ser necesarios lavados repetidos para obtener un efecto máximo. Los perros y los gatos con un mayor riesgo de regurgitación. gástrica o intestinal. Algunos autores recomiendan el tratamiento de los animales de alto riesgo con agentes procinéticos. cirugia abdominal_llibre. • Megaesófago o desordenes de la motilidad esofágica. como la metoclopramida y los H2 antagonistas. Es importante que las pautas preoperatorios sean claras para asegurar un periodo de ayuno adecuado. La administración oral profiláctica de antimicrobianos orales durante al menos tres días antes de la cirugía colónica (por ejemplo: eritromicina. Debemos tener a disposición facilidades para la aspiración orofaríngea. no existiendo evidencias científicas para esta práctica. • Parálisis laríngea. Cuando se empleen preoperatoriamente.12 Manual de cirugía abdominal en pequeños animales • Ingestión reciente de alimento. • Masas abdominales. ascitis importante. • Posición con cabeza declive durante la cirugía. • Obstrucción gástrica o intestinal. • Drogas anestésicas que disminuyen el tono de esfínter esofágico inferior. con el fin de disminuir el tono del esfínter esofágico inferior y disminuir la producción de ácido gástrico.indb 12 13/3/09 14:13:34 . no deben ser realizados dentro de las 3-6 horas previas a la cirugía. • Depresión mental. • Vómito. Preparación preoperatoria del intestino La preparación mecánica del intestino grueso antes de la cirugía cólica es también controvertida. deben de ser bañados el día previo a la cirugía. En perros y gatos los enemas están contraindicados cuando existe perforación u obstrucción colónica. Las recomendaciones actuales incluyen la retirada de alimento sólido de 6 a 12 horas antes de la cirugía y de agua de 2 a 3 horas antes del inicio de la cirugía o en el momento de la administración de la premedicación. El tiempo durante el cual los animales deben de realizar ayuno antes de la cirugía es controvertido aunque la recomendación de no administrar comida o agua a partir de las 6-9 pm del día anterior a la cirugía está obsoleta. aunque la necesidad y justificación para la administración profiláctica de antibióticos vía parenteral durante el periodo perioperatorio esté bien establecida (mirar abajo). Esto permitirá una rápida intubación traqueal con el paciente en posición traqueal. • Obesidad o gestación. tanto para disminuir la cantidad de material extraño en el pelaje como para reducir el recuento de colonias microbianas de la piel. aunque es aún una práctica rutinaria en la cirugía humana. • Cirugía esofágica. respectivamente. El agua está permitida hasta ese momento debido a que esta pasa mucho más rápidamente a través del píloro en comparación a sólidos o líquidos como la leche. El principio en el que se basa la preparación mecánica del intestino (MBP) es que reduce el riesgo de infección en el área quirúrgica y evita la dehiscencia de la sutura. con la cabeza levantada y empleando un tubo endotraqueal con neumotaponamiento lubrificado. Cuidados preoperatorios del pelaje Los animales que presenten amplios pelajes contaminados y que no se presenten para procedimientos de emergencia. Una revisión reciente sobre procedimientos colorectales electivos en humanos no mostró que la MBP presentara ninguna ventaja. neomicina o metronidazol) es controvertida. con lo que un lavado preoperatorio rutinario no ha mostrado reducir el riesgo de infecciones quirúrgicas.

• Reduce la función cardiovascular. Existe una amplia gama de fármacos destinados a aliviar el dolor. La petidina tiene una acción espasmolítica en el intestino. la ansiedad y la respuesta al estrés. con la creencia de que la morfina estaba contraindicada. Años atrás existía una gran controversia sobre el opioide más adecuado para el tratamiento de la pancreatitis en animales. Esto estaba únicamente basado en el hecho de que en humanos. • Disminuye la ingesta de alimento. el tono de la musculatura lisa y del esfínter tienden a aumentar con el uso de drogas opiáceas mientras que el peristaltismo disminuye. esto es poco frecuente si se emplean dosis terapéuticas de estos agentes –con la excepción de la aspirina. Anestesia. • Retrasa la recuperación anestésica.indb 13 13/3/09 14:13:34 . El dolor puede ser perjudicial para los animales que son sometidos a una cirugía abdominal por multitud de razones. esto es mucho menos común en animales y suele verse con más frecuencia con la morfina. Mientras que muchos opioides inducen nauseas y vómitos en medicina humana. y todos los AINEs tienen la capacidad de aumentar el sangrado en la zona quirúrgica. Antiinflamatorios no esteriodeos (AINEs) Los efectos terapéuticos de muchos AINEs son debidos a la inhibición del enzima ciclo-oxigenasa (COX). alrededor del 80% de los gatos presentan conductos con desembocaduras compartidas por lo que la morfina debe de ser evitada cuando se sospeche de pancreatitis en esta especie. produciendo un mayor daño al órgano. Opioides Dentro del tracto gastrointestinal. No obstante. inhibiendo el tromboxano A2 durante toda la vida de las plaquetas. que convierte el ácido araquidónico en prostaglandinas y tromboxano A2. consecuentemente. por lo que la estimulación del esfínter de Oddi que produce la morfina incrementaba la presión en el conducto pancreático. la administración de morfina es totalmente segura. debido a que éste: • Intensifica el miedo. No obstante. • Retrasa la cicatrización de las heridas.Principios de la cirugía abdominal 13 PRECAuCióN El pelado del pelaje de la zona quirúrgica debe de ser realizado en el momento de la intervención. Los efectos adversos descritos con más frecuencia para los AINEs son la irritación y ulceración cirugia abdominal_llibre. que se une irreversiblemente a la COX de las plaquetas. ya que el pelado y afeitado del pelo antes aumenta el riesgo de infecciones quirúrgicas. El tromboxano A2 está íntimamente involucrado en la agregación plaquetar en los lugares donde existe daño tisular. debido a su actividad anticolonérgica. el conducto biliar y el conducto pancreático confluyen en la entrada del duodeno. aumentando la morbilidad. Pueden emplearse una gran variedad de técnicas de anestesia general y loco-regional con el fin de alcanzar una profundidad anestésica correcta que permita la cirugía abdominal (consultar el Manual de anestesia y analgesia en pequeños animales de la BSAVA) Analgesia Es responsabilidad de los veterinarios evitar el sufrimiento de los animales que están bajo su cargo por lo que deben esforzarse para minimizar el dolor durante el periodo perioperatorio. Se cree que esto es debido a la presencia de cortes microscópicos en la piel que actúan como focos de crecimiento bacteriano. analgesia y fluidoterapia Todos los perros y gatos que vayan a ser sometidos a una cirugía abdominal deben recibir unos niveles de anestesia y analgesia apropiados. Actualmente se sabe que el conducto biliar y el conducto pancreático desembocan en el intestino de forma separada en la gran mayoría de perros por lo que el aumento de tono del esfínter de Oddi no tendrá consecuencia con el páncreas. Éstos aparecen aquí listados con anotaciones en relación a su uso en pacientes con patología abdominal. llevando a un estado catabólico. • Predispone al íleo intestinal. Su uso está descrito con detalle en el Manual de anestesia y analgesia en pequeños animales de la BSAVA. reduciéndose la actividad de propulsión.

Figura 1.14 Manual de cirugía abdominal en pequeños animales gastrointestinal. insensibles y continuas de fluidos. El catéter yugular proporciona un acceso venoso para la administración de fluidos y fármacos. y la lidocaína a dosis bajas en infusión continua se emplean de forma más frecuente como complemento analgésico. Para facilitar la administración de fármacos durante una emergencia. donde la hipotensión puede disminuir el flujo de sangre renal. Este cálculo tiende a subestimar los requerimientos de fluidos en animales de pequeño tamaño y a sobreestimar los requerimientos de fluidos en animales de mayor tamaño. PRECAuCióN Los AiNEs deben ser administrados a pacientes críticos únicamente después de la estabilización con fluidoterapia y una vez el paciente es hemodinámicamente estable.indb 14 13/3/09 14:13:35 . El aporte efectivo de oxígeno a los tejidos es importante para mantener un metabolismo aeróbico. empleando la mínima cantidad posible de fármacos depresores del sistema cardiovascular y prestando la máxima atención a la fluidoterapia. La acción de estos fármacos puede prolongarse en pacientes con patología hepática. Los fármacos como la medetomidina son potentes analgésicos aunque no se emplean comúnmente con esa finalidad debido a sus efectos cardiovasculares. No deben ser empleados conjuntamente con otros agentes potencialmente nefrotóxicos. por ejemplo.13). reducirá el riesgo de inducir toxicidad renal. en si mismo. Proporcionar únicamente una cantidad adecuada de fluido intravascular es. Anestésicos locales La lidocaína y la bupivacaína son aminas que se metabolizan por la acción de enzimas hepáticas. Estudios recientes sugieren que puede ser posible administrar dosis de estos fármacos que produzcan analgesia. Otros fármacos Dentro de este grupo se incluirían.13. rante el periodo perioperatorio por distintas razones: • Para mantener un acceso venoso. y la nefrotoxicidad. La ketamina. Éste último es más frecuente en los pacientes anestesiados. aunque garantizar un aporte adecuado de oxígeno a los tejidos requiere no solo un adecuado gasto cardíaco sino que también requiere una saturación de oxígeno de la hemoglobina en sangre arterial suficiente. el óxido nitroso y los glucocorticoides. a dosis sub-anestésicas. el acceso a una vía central o periférica es esencial en un paciente anestesiado (figura 1. Los anestésicos locales pueden emplearse para proporcionar una analgesia total. • Para reemplazar las pérdidas sensibles. Mantener una buena perfusión renal durante la anestesia. Fluidos de mantenimiento Para mantener un balance de fluidos adecuado en un perro o gato sano es necesario administrar aproximadamente 50 ml/kg/día (rango 40-60 ml/kg/día). Una aproximación alternativa consiste en calcular los Fluidoterapia Los pacientes que van a ser sometidos a una cirugía abdominal deben recibir fluidoterapia du- cirugia abdominal_llibre. los agonistas alfa2 afrenérgicos. sin producir alteraciones dramáticas del gasto cardíaco y de la presión arterial. También puede ser usado para medir la presión venosa central y para facilitar la toma de muestras sanguíneas de forma seriada. insuficiente ya que la concentración sanguínea de hemoglobina y el intercambio gaseoso alveolar deben ser apropiados. • Para proporcionar un soporte circulatorio que mantenga el aporte de oxígeno a los tejidos. la ketamina. permitiendo realizar procedimientos quirúrgicos en animales conscientes o sedados (por ejemplo: cesáreas).

El requerimiento de fluidos puede ser calculado sobre la base del peso corporal magro (figura 1. requerimientos de fluidos diarios usando la fórmula 30 × peso corporal (kg) + 70. tiopental.15) y etcétera. Basarse únicamente es el estatus hídrico del paciente antes de una cirugía abdominal es inadecuado. La hemodilución en pacientes hipoalbuminémicos puede llevar a la aparición de problemas de tercer espacio en la cavidad abdominal con la subsiguiente pérdida de fluidos ascíticos a través de la incisión abdominal. y generalmente estas pérdidas son al menos cubiertas si se administran fluidos de mantenimiento durante la anestesia. Idealmente los déficits preexistentes de fluidos deben de ser corregidos durante un periodo de 12-24 horas y preferiblemente antes de que los pacientes reciban la medicación preanestésica. Las causas potenciales de aumentos en la pérdida de fluidos o compromiso circulatorio durante la anestesia general o el periodo postoperatorio incluyen las siguientes: Fármacos anestésicos: muchos anestésicos pueden producir vasodilatación y hipovolemia relativa (por ejemplo: propofol. las pérdidas de fluidos pueden ser superiores a las normales. y la imposibilidad del paciente de beber y comer durante la anestesia y durante el periodo postoperatorio puede llevar a un déficit significativo de los requerimientos de fluidos diarios. No obstante. reduciendo su ratio metabólica. Muchos animales con patologías sistémicas presentan disminución de la función tiroidea. diarrea. una enfermedad respiratoria. enfermedades sistémicas. una insuficiencia cardíaca. Fluidos de sustitución Muchos de los pacientes que van a ser sometidos a una cirugía abdominal presentan alteraciones fisiológicas o patológicas que alteran su estatus hídrico o electrolítico. ésto no siempre es posible y por esto es tan importante que tanto la hidratación como la perfusión sean evaluadas clínicamente durante el examen preoperatorio.8 Peso corporal (kg) × 1. 2000). tercer espacio) y pueden producir deshidratación. pirexia. la ratio metabólica de muchos pacientes está reducida debido a los efectos de la anestesia general. Cálculo del peso corporal magro para los requerimientos de fluido (Datos de Kohn y DiBartola. puede aparecer una disminución en el volumen relativo o absoluto como resultado directo del protocolo anestésico o del procedimiento quirúrgico realizado. cirugia abdominal_llibre. además. los animales anestesiados pueden presentar unas pérdidas de fluidos superiores comparadas a la de animales conscientes. No obstante. De forma similar. La ingestión de agua en animales que van a ser sometidos a una cirugía programada puede verse disminuida por numerosas razones. durante y después de una anestesia general (ver abajo). dificultades mecánicas. hipoproteinemia (figura 1. También pueden disminuir el gasto Figura 1. isofluorano).0 Esto contribuye a una disminución del agua disponible. trauma.Principios de la cirugía abdominal 15 Categoria Obeso Normal Delgado Figura 1.indb 15 13/3/09 14:13:35 . La hipovolemia absoluta o relativa que disminuye la perfusión tisular debe ser también resuelta antes.14). Cálculo del peso corporal magro Peso corporal (kg) × 0. debe de ser evaluada también la perfusión. Durante la anestesia general continúan tanto las pérdidas sensibles como insensibles.7 Peso corporal (kg) × 0. Esto es especialmente importante en pacientes que serán sometidos a una cirugía abdominal y que presentan una enfermedad renal. pérdida de sangre. reducción de la perfusión o ambas. Estas condiciones aparecen por una entrada inadecuada (por ejemplo: alteraciones metabólicas. Además de los déficits de fluidos preoperatorios. El ayuno previo a la anestesia general para disminuir la posibilidad de regurgitaciones y vómitos durante la inducción de la anestesia. éste método se emplea para minimizar la sobrehidratación.14. vómito. exudados. sepsis) o por pérdidas anómalas de agua o electrolitos (por ejemplo: poliuria.15.

Las técnicas de anestesia regional que emplean anestésicos locales pueden producir hipotensión. Técnica anestésica: la ventilación por presión positiva intermitente (IPPV) puede reducir el retorno venoso al corazón y consecuentemente el gasto cardíaco. Pérdida de trasudados. debido a que el peritoneo presenta una área de evaporación extremadamente amplia. Pérdidas por evaporación desde el lugar de incisión: éste es particularmente importante duran- de fluidos recuperados de los drenajes o simplemente pesando al paciente de forma regular. Esto puede llevar a un aumento de las pérdidas insensibles de fluidos y a pirexia.indb 16 13/3/09 14:13:35 . esencialmente si existen fuentes de calor suplementarias (por ejemplo: mantas térmicas o mesas con calor controlado). Muchos animales que van a ser sometidos a una anestesia general y a una cirugía abdominal electiva o rutinaria presentan un estado de hidra- Volumen del recipiente Estimación de sangre en el fluido de lavado: Volumen de sangre perdida = (PCV del fluido de lavado) × (volumen de lavado usado) (PCV de sangre periférica) – (PCV del fluido de lavado usado) Figura 1. diarrea.15) o el íleo intestinal. Fluidoterapia durante la anestesia y la cirugía abdominal CoNSEJo PRáCTiCo Volumen de fluidos requeridos = déficits de fluidos + fluidos de mantenimiento + pérdidas continuas. Una cirugía prolongada y una temperatura elevada en quirófano pueden aumentar las pérdidas por evaporación. trasudados modificados o exudados de heridas quirúrgicas: puede ser posible estimar dichas pérdidas o bien pesando las gasas y vendas empapadas o midiendo el volumen Equipamiento Gasa de 10 cm × 10 cm (inicialmente seca) Gasa de laparotomía de 30 cm × 30 cm Peso de las gasas (asumiendo un peso en seco insignificante) Sangre en aparatos de succión Estimación Pérdida de sangre estimada de 5-10 ml Pérdida de sangre estimada de 50 ml 1 g = 1 ml de sangre anestesia y una cirugía abdominal. vómito. La IPPV puede aumentar también la producción de hormona antidiurética. como en el edema o la inflamación.16. El ptialismo puede ser observado también en pacientes con dolor. Además de los déficits en el volumen circulatorio. Pérdidas de tercer espacio: las pérdidas de tercer espacio ocurren cuando los fluidos se mueven al espacio intersticial. aunque existe una cantidad total de fluido corporal adecuada. Pérdidas respiratorias: la liberación de gases desde un sistema semiabierto directamente sobre el sistema respiratorio aumenta las pérdidas por evaporación de fluidos. Pérdidas continuas a consecuencia de enfermedades preexistentes: durante y después de una te la cirugía abdominal. dicho fluido puede no ser capaz de retornar a la circulación y contribuir a la dinámica de fluidos. halotano). la anestesia general y la cirugía pueden provocar alternaciones ácido-base.16). Aumento de las pérdidas por saliva: los pacientes con náuseas postoperatorias pueden salivar de forma excesiva. cirugia abdominal_llibre. o en cavidades corporales (por ejemplo: ascitis) (ver figura 1. Estimación de la pérdida de sangre.16 Manual de cirugía abdominal en pequeños animales cardícaco. Pérdidas de sangre durante la cirugía: la pérdida de sangre entera durante la cirugía puede ser esperada o inesperada pero en ambos casos es importante realizar una estimación de las pérdidas de sangre (figura 1. pirexia). En estos casos. La acidosis metabólica debido a una disminución de la perfusión tisular y la acidosis respiratoria debido a la hipoventilación son las alteraciones más frecuentes. los pacientes comprometidos pueden continuar presentando pérdidas de fluidos debido al proceso patológico (por ejemplo: orina. La IPPV también reduce la presión venosa central y el consiguiente aumento en la presión venosa renal puede disminuir la presión renal insterticial y la producción de orina. Hipertermia: los animales de tamaño grande con gran cantidad de pelo pueden desarrollar una hipertermia durante la anestesia. produciendo déficits de perfusión (por ejemplo: alfa2-agonistas. El tercer espacio tiene el riego de producir hipovolemia y disminuir la producción de orina.

los fármacos empleados durante la premedicación anestésica.. 2000). La ratio de mantenimiento durante la anestesia debe incrementarse. Infecciones quirúrgicas Las infecciones quirúrgicas (SSIs) están asociadas a un aumento de la morbilidad y la mortalidad perioperatoria y un aumento en el coste de tratamiento de los animales. 10 o 15 ml/kg/h adicionales. agua no disponible en el área de recuperación). Los pacientes anestesiados para procedimientos quirúrgicos menores con unas pérdidas estimadas de fluidos mínimas y aquellos que presenten enfermedad cardíaca. y que por tanto. La administración de fluidos isotónicos cristaloides a una ratio de 5-10 ml/kg/h (por ejemplo: solución de Ringer Lactato) se emplea de forma rutinaria en pacientes que van a ser sometidos a una cirugía abdominal. fallo renal oligúrico o anúrico. No obstante. en pacientes que presenten unos déficits de fluidos preexistentes o que presenten pérdidas continuas que no han sido corregidas previamente a la anestesia. Por eso. El riesgo total en animales de compañía de desarrollar una SSIs es de aproximadamente del 5%. moderado y severo respectivamente (Muir et al. aumentando la ratio de administración intraoperatoriamente con 5. siendo los mecanismos fisiológicos normales de la homeostasis del paciente incapaces de compensar. Desgraciadamente. a pesar del buen estado de salud del paciente antes de la inducción de la anestesia. Éstos no requerirán fluidoterapia de sustitución y presentarán pocas pérdidas continuas durante la anestesia y la cirugía abdominal. este no será frecuentemente el caso debido a numerosas razones (por ejemplo: pacientes que no son anestesiados cuando se había planteado o son anestesiados durante más tiempo del esperado. edema pulmonar. Esta ratio de mantenimiento para animales anestesiados es superior a la que se emplea en animales conscientes (2 ml/ kg/h) no solo para cubrir las pérdidas sensibles e insensibles de fluidos (que pueden estar incrementadas) sino también como soporte circulatorio en el caso de posibles efectos hemodinámicos que puedan producir los fármacos anestésicos. por ejemplo: trauma quirúrgico leve. contusión pulmonar.Principios de la cirugía abdominal 17 tación normal y han tenido libre acceso al agua hasta el momento de la administración de la premedicación.indb 17 13/3/09 14:13:35 . o en respuesta a un aumento de pérdidas de fluidos o cambios hemodinámicos que provoquen hipotensión durante la anestesia. por lo que una perfusión adecuada es imprescindible para facilitar este proceso. Puede asumirse que estos pacientes compensarán las pequeñas pérdidas de fluidos incrementando su ingestión oral de fluidos después de una rápida recuperación de la anestesia general. Es importante recordar que una sustitución rápida de pérdidas crónicas de fluidos puede llevar a hemodilución y dilución de las proteínas plasmáticas y electrolitos. Además. estas pérdidas deben de ser reemplazadas durante un periodo de al menos 4-6 horas (mejor de 24 horas) antes de la cirugía. la sangre entera debe emplearse como fluidoterapia de elección para asegurarnos una capacidad de transporte de oxígeno adecuada. muchos agentes anestésicos son metabolizados en el hígado y excretados por los riñones. dependiendo de la severidad de la cirugía. trauma cerebral o hemorragia de cavidades cerradas necesitarán ratios de administración de fluidos significativamente menores durante la anestesia general. idealmente. Además. cuando el PCV cae por debajo de 20%. la respuesta clínica del paciente a las pérdidas de fluidos debe ser siempre monitorizada cuidadosamente y la ratio de administración de fluidos ajustada. independientemente de la aproximación inicial realizada. todos los pacientes deben contar con un soporte circulatorio tanto en la anestesia como durante el periodo de recuperación. El término inclu- cirugia abdominal_llibre. De forma similar. La administración de 3 ml de una solución electrolítica balanceada por cada 1 ml de sangre perdida durante la cirugía nos proporcionará un soporte circulatorio adecuado hasta que el nivel de proteínas totales caiga por debajo de 35 g/l. aunque actualmente no esté autorizado su uso para dicha situación. Posteriormente un coloide como la gelatina o el hidroxietilestrach será más recomendable. por ejemplo. preferiblemente. la inducción y el mantenimiento anestésico pueden tener un efecto importante en la circulación. La hemoglobina polimerizada bovina puede ser también empleada en esta situación. Algunos autores recomiendan unas ratios de mantenimiento normales de 2 ml/kg/h durante la anestesia inicialmente.

inflamación. Generalmente se clasifican como factores de huésped. Específicamente se incluyen las cirugías que implican el tracto biliar y la vagina en las que no existan evidencias de infección y no se produzca rotura de la técnica. Se incluyen heridas quirúrgicas incisionales que siguen un trauma no-penetrante (romo) si cumplen los criterios . cirugía gástrica.18. Proteus y Klebsiella. Cirugía rectal. creado originalmente por el National Reseach Council se ha empleado para predecir la probabilidad de SSI (figura 1. Peritonitis séptica.indb 18 13/3/09 14:13:36 . La clasificación ASA representa una buena predicción de la evolución del paciente durante el periodo Ejemplos ye todas las infecciones locales y regionales de la herida quirúrgica.17. Cierre primario y. Escherichia coli. Figura 1. el cáncer.18). 1999). inapetencia y diarrea después de la cirugía inicial. Se aisló Clostridium del absceso. Se cree que son muchos los factores que contribuyen a la susceptibilidad e incidencia de SSI. Staphilococcus aureus. absceso intraperitoneal. No roturas en la esterilidad. Limpia-contaminada ~ 5% Contaminada 5. y en la que el tracto alimentario. El sistema de clasificación de las heridas.8-14.17) (Trostle y Hartmann. drenado mediante un drenaje cerrado. Heridas quirúrgicas en las que el tracto alimentario. cesáreas electivas. perforación de vísceras. Heridas traumáticas antiguas con tejido retraído o desvitalizado y aquéllas que impliquen vísceras perforadas o con infección clínica preexistente. genital o urinario no han sido penetrados. cirugías con rotura importante de la esterilidad (por ejemplo: masaje cardíaco abierto. si es necesario. Absceso intra-abdominal (delimitado por una línea discontinua) en el lugar de ligadura de la vena y arteria esplénica después de una esplenectomía en un Pastor Alemán. Probabilidad de infección de la herida quirúrgica (National Research Council).6% Sucia o infectada 10. Factores del huésped Los factores sistémicos que pueden influenciar en la aparición de una SSI incluyen la edad. Pasteurella multocica (gatos). operacionales y de los microorganismos. ovariohisterectomía. cirugia abdominal_llibre. grandes derrames del contenido del tracto GI) y incisiones en las que se detecta una inflamación aguda no purulenta. incluyendo SSIs incisionales superficiales (piel y tejido subcutáneo) y profunClasificación de la herida Limpia Ratio de infección 0-5% Descripción Herida quirúrgica no infectada en la que no se detecta Esplenectomía. Heridas abiertas. Además. El perro presentaba una historia de apatía de 3 semanas de duración. Las bacterias más frecuentemente aisladas en las SSIs de animales de compañía son el Staphylococcus intermedius. inmunosupresión y infección. colecistitis. frescas. colposuspensión. enfermedades preexistentes como endocrinopatías. hernia abdominal externa traumática. Streptococcus b-hemolítico. Pseudomonas aeruginosa. enterotomía. accidentales. La definición sugiere que los organismos causantes de la infección postoperatoria estaban presentes en el campo antes de la cirugía.1% Figura 1. Cirugía de la vejiga y ureteral. genital o urinario son penetrados bajo condiciones controladas y sin contaminación inusual. Bacteroides.18 Manual de cirugía abdominal en pequeños animales das (fascias y capas musculares) y infecciones de órganos o vísceras (figura 1. enterectomía.

Un pequeño inoculado de un microorganismo virulento puede provocar una infección. Factores operacionales Se sabe que el riesgo de infección de las heridas se multiplica por dos por cada hora de cirugía. siendo la contaminación de la herida el más importante. cuerpos extraños y tejido necrótico. El antibiótico usado debe: • Tener un espectro de actividad que incluya todos los organismos que puedan causar infección después del procedimiento. drenajes) y un seguimiento estricto de los principios de Halsted (ver abajo) disminuirá el riesgo de SSI. Recientemente se han identificado riesgos específicos de la anestesia que pueden favorecer la aparición de SSI. marcapasos cardíaco) o cuando las consecuencias de la infección puedan ser catastróficas. se trata de un valor relativo. en especial la presencia de hematomas. No obstante. seromas. mientras que el tratamiento antibiótico consiste en su uso para erradicar una infección establecida. Principios de profilaxis antimicrobiana CoNSEJo PRáCTiCo La profilaxis antimicrobiana debe estar garantizada en todos los procedimientos limpios-contaminados y contaminados. Esto incluye el tratamiento de infecciones en lugares distales así como proporcionar aporte nutricional. Factores dependientes de los microorganismos La dosis infectiva de bacterias aeróbicas obligadas o facultativas ha sido establecida en 105 bacterias por gramo de tejido. independientemente del acto quirúrgico. pacientes sometidos a una cirugía abdominal con prótesis de cadera.indb 19 13/3/09 14:13:36 . Los factores locales dependientes del huésped son también importantes. la desecación tisular. pero remarca la importancia de seguir las instrucciones del fabricante por lo que refiere al almacenamiento y al uso de una técnica aséptica cuando se manipule esta droga. Riesgo de SSI = (Dosis de contaminación bacteriana × Virulencia) / resistencia del paciente. los procedimientos de emergencia. • La profilaxis antimicrobiana consiste en el uso de antibióticos con el fin de prevenir la infección. la técnica quirúrgica. El uso de un antibiótico profiláctico durante el período perioperatorio reducirá la incidencia de SSI. el método de incisión. Entre ésto se incluyen la duración de la anestesia. Otros factores operacionales importantes son la preparación del paciente y del cirujano. el tejido cauterizado y la disminución de la resistencia del huésped debido a la pérdida de sangre y la hipotermia pueden ser factores importantes. En humanos. el rasurado prequirúrgico. cirugia abdominal_llibre. y unos factores de huésped u operatorios adversos pueden aumentar el riesgo de infección con cargas microbianas de <105 bacterias por gramo de tejido. mallas. el uso de biomateriales y implantes quirúrgicos y el tiempo de hospitalización.Principios de la cirugía abdominal 19 perioperatorio. El riesgo de SSI en animales sometidos a una intervención de 90 minutos es el doble que en un procedimiento de 60 minutos. • Limitando el uso de material extraño implantado en la herida quirúrgica (suturas. un tiempo quirúrgico mayor a las dos horas constituye el segundo factor independiente para predecir el riesgo de SSI. Este hecho no representa una contraindicación para el uso del propofol. El uso rutinario de antimicrobianos en procedimientos limpios no es necesario si no existen otros factores de riesgo a considerar (por ejemplo: factores sistémicos del huésped. Reducción de las infecciones en la zona quirúrgica EL reconocimiento de distintos factores puede minimizar las infecciones del lugar quirúrgico: • La valoración preoperatoria adecuada del paciente permitirá identificar distintos factores sistémicos dependientes del huésped que podrán ser tanto rectificados como estabilizados antes de la cirugía. y el uso del propofol como agente anestésico intravenoso. pero el aumento de contaminación de la herida. Se desconoce la etiología exacta. incluyendo el riesgo de SSI en perros y gatos.

debiendo examinar toda la cavidad abdominal antes de su cierre. y los cirujanos deben evitar la tentación de tratar únicamente las lesiones evidentes. extendiendo así el espectro de acción de ésta última. coli. La amoxicilina presenta un espectro de acción amplio contra las bacterias gram-positivas y gram-negativas. Los abordajes de la cavidad abdominal de pequeño tamaño están únicamente indicados en procedimientos quirúrgicos órgano-específicos como las ovariohisterectomías. Este fármaco ha sido retirado del mercado en UK (aunque aún está disponible en USA) por lo que actualmente se emplea una mezcla de amoxicilina y clavulámico (Aumentine 20-22 mg/kg). Peptostreptococcus. las bacterias oportunistas y los posibles patógenos que puedan existir en la zona quirúrgica. Para ello debe realizarse una elección informada. incluso en estas circunstancias. CoNSEJo PRáCTiCo • El antibiótico administrado debe cubrir frente los patógenos más frecuentemente aislados en las SSis que pueden aparecer tras la realización de la cirugía. la cefazolina se empleaba de forma frecuente como antibiótico profiláctico previo a la cirugía abdominal.5 horas). Celiotomía exploratoria La cirugía abdominal debe ser considerada como una oportunidad para realizar un examen íntegro de toda la cavidad abdominal. La elección del antibiótico profiláctico se realizará de forma empírica. En el abdomen craneal esto puede implicar extender la incisión hacia el tórax mediante la realización de una estereotomía caudal. por lo que resulta adecuado para las cirugías de colon. El clavulámico inactiva un amplio rango de enzimas b-lactamasas que se encuentran en microorganismos resistentes a la amoxicilina. La administración prolongada de antibióticos profilácticos favorece la aparición de microorganismos resistentes e incrementa el riesgo de SSi por lo que no deben ser empleados durante más de 24 horas. cirugia abdominal_llibre. la cavidad abdominal debe ser dividida en 5 regiones. el cirujano debe examinar los órganos y tejidos cercanos y no debe descartar la posibilidad de aumentar el tamaño de la incisión inicial para favorecer la exposición quirúrgica si detecta anormalidades. donde predominan las bacterias aeróbicas gramnegativas y las bacterias anaeróbicas. Hasta la aparición de las cefalosporinas de nueva generación. También tiene un espectro frente a agentes anaeróbicos incluyendo Bacteroides. La clindamicina y el metronizadol son útiles también para la profilaxis antimicrobiana donde se prevé una contaminación con agentes anaeróbicos. Debe administrarse a intervalos de 1-2 el tiempo de vida media del fármaco y a la misma dosis (por ejemplo: la vida media de la amoxicilina/ clavulámico es de 1-1. Generalmente no se detectarán otras anormalidades aunque pueden ser identificadas otras patologías significativas que pueden influenciar tanto sobre el procedimiento quirúrgico que se había planteado como justificar la toma de muestras (alrededor del 10-15% de humanos sometidos a una celiotomía rutinaria presentan otros procesos patológicos que afectan el abdomen). No obstante. • Los beneficios de la profilaxis antibiótica deben superar a los riesgos. y Fusobacterium. Deberemos conocer la flora normal.19): • Abdomen craneal. La amoxicilina juntamente con el clavulámico es útil para el tratamiento de los bacilos y cocos gram-positivos y bacilos gram-negativos. bactericidas y adecuados para la administración intravenosa. asegurándose que todos los órganos y tejidos son examinados (figura 1. no tóxicos. CoNSEJo PRáCTiCo El tiempo óptimo para la administración parenteral es de 30-60 minutos antes de la incisión quirúrgica. Para propósitos exploratorios. • La administración repetida del antibiótico durante el procedimiento quirúrgico está altamente aconsejada. incluyendo la E.20 Manual de cirugía abdominal en pequeños animales • Ser seguros. • Llegar a los tejidos diana en el momento de la primera incisión y cuando ocurra la contaminación. pero es susceptible a la degradación por las b-lactamasas. Caudalmente puede ser necesaria la realización de una osteotomía pélvica.indb 20 13/3/09 14:13:36 .

Páncreas. establecidos por el cirujano William Halsted (1852-1922) son difíciles de perfeccionar. Palpar el parénquima. Foramen epiplóico.19. Los principios de Halsted son: • Asepsia y técnica aséptica. arteria hepática. Exteriorización. Región u órgano abdominal Cavidad peritoneal en general Órgano o tejido examinado Líquido peritoneal. Inclinar la mesa. • Región paravertebral derecha. Aorta Glándula adrenal izquierda Riñón izquierdo y uréter proximal Ovario izquierdo y cuerno uterino Región paravertebral derecha Desplazar el duodeno. Principios de la cirugía abdominal Estos principios quirúrgicos. Retracción caudal del estómago. reduciendo las infecciones en el lugar de la cirugía y aumentando la satisfacción del cliente. Glándula adrenal derecha. Vena cava caudal. Desplazar el duodeno. • Disección anatómica fina. Nódulos linfáticos regionales. La sección entre los ligamentos coronarios y triangulares puede facilitar el examen de la superficie diafragmática del hígado. Región paravertebral izquierda Desplazar el colon. • emostasia precisa preservando el aporte H sanguíneo de los tejidos. Asepsia y técnica quirúrgica aséptica La asepsia y la técnica quirúrgica aséptica implican una apropiada preparación del paciente. Vesícula biliar y conductos biliares. Estos principios han sido establecidos para mejorar la morbilidad y mortalidad quirúrgica. Riñón derecho y uréter proximal. de los instrumentos y del quirófano. • uidadosa aposición de los tejidos. Examen de los fondos de saco paravertebrales derecho e izquierdo. cirugia abdominal_llibre. • Abdomen caudal. Exploración de la cavidad abdominal. Arteria celíaca. Ovario derecho y cuerno uterino. Bazo. vena cava caudal). La rama derecha del páncreas puede ser examinada cuando se valore el duodeno descendente.Principios de la cirugía abdominal 21 • Tracto gastrointestinal. • liminar el tejido desvitalizado de la herida E quirúrgica. Vena porta. del cirujano. promoviendo una cicatrización rápida de la herida. • anipulación de los tejidos y técnica quiM rúrgica atraumática. Íleo hepático (vena porta. La exteriorización del bazo facilita el examen de la rama izquierda del páncreas. y siguen siendo primordiales en la cirugía moderna. Nódulos linfáticos hepáticos. Exteriorización. Tracto intestinal. disminuyendo el malestar del paciente. Palpar el parénquima. l Figura 1.indb 21 13/3/09 14:13:36 . Abdomen craneal Hígado. Además el cirujano y el resto de personal deben Movimientos específicos para permitir la exploración Escisión del ligamento falciforme. minimiC zando el espacio muerto pero evitando una tensión excesiva en los tejidos. Tracto gastrointestinal Estómago. • Región paravertebral izquierda.

realizando movimientos circulares. Tras estas manipulaciones el paciente debe ser trasladado a quirófano. Cuerpo uterino y vagina proximal. Exploración de la cavidad abdominal. Pared abdominal. o un agente iónico. Inclinar la mesa y retraer caudalmente los lóbulos hepáticos facilitará el examen de la cara visceral del diafragma. Retracción caudal de los lóbulos hepáticos y sección de los ligamentos triangulares. Retracción caudal del estómago. 5.19. Retracción caudal del estómago (omento menor) y exteriorización (omento mayor). Movimientos específicos para permitir la exploración Tracción craneal del intestino delgado Flexión caudal de la vejiga Tracción craneal de la vejiga Tracción craneal de la vejiga o tracción del conducto deferente en animales castrados Flexión craneal de la vejiga Tracción craneal del intestino delgado. Omento mayor y menor. repitiendo el procedimiento. ser conscientes de mantener el campo quirúrgico aséptico durante la realización de todo el procedimiento. por ejemplo la clorhexidina. 4. Próstata y conductos deferentes. 3. extendiéndose de 10-15cm de los márgenes de la incisión quirúrgica (figura 1. Figura 1. (b) Figura 1. La zona quirúrgica se rocía o limpia con una solución no jabonosa de clorhexidina. Uretra proximal. Después de la inducción de la anestesia. 2. el pelo de la cavidad abdominal ventral debe ser rasurado.22 Manual de cirugía abdominal en pequeños animales n Región u órgano abdominal Abdomen caudal Órgano o tejido examinado Vejiga de la orina y parte distal uréteres. (b) Inadecuada preparación del campo en un perro. 6. Hiato esofágico. en un perro. Nótese que la zona craneal de la incisión acaba en una zona con pelo (flecha). Eliminar el pelo rasurado del paciente y limpiar la zona quirúrgica con un detergente antiséptico. antes de la cirugía abdominal. (a) Podemos emplear también para este propósito suero salino fisiológico que está especialmente indicado en caso de heridas abiertas. peritoneo y mesenterio Diafragma.indb 22 13/3/09 14:13:36 .20). Nódulos linfáticos regionales.20. El lavado debe realizarse desde el lugar propuesto para la incisión hacia los márgenes de la zona rasurada. El paciente debe tener la posibilidad de orinar y defecar antes de la anestesia. Anillos inguinales internos. Repetir el procedimiento reemplazando la gasa hasta que no se elimine más suciedad. Debe realizarse un lavado con una solución antiséptica no jabonosa del prepucio (o vagina si es necesario). Hiato aórtico y de la vena cava. Preparación del paciente 1. cirugia abdominal_llibre. (a) Amplio campo quirúrgico preparado. solución de povidona iodada al 10% o alcohol para eliminar la solución jabonosa del lugar de incisión.

(b) Figura 1.Principios de la cirugía abdominal 23 La cirugía abdominal generalmente requiere que el paciente se posicione en decúbito dorsal por lo que éste debe ser estabilizado con sacos de arena (figura 1. los gorros quirúrgicos y las mascarillas completan la indumentaria quirúrgica normal. con comederos o con cuerdas en las extremidades. Los paños de campo serán cubiertos por un paño o sábana fenestrada de celiotomía que será fijado mediante el uso de fórceps no penetrantes (por ejemplo Allis) o con un paño adherente (figura 1.21a). Las fundas para los zapatos o el uso de zapatos quirúrgicos. Si se produce cualquier rotura en la técnica aséptica durante el posicionamiento del paciente o de los aparatos de monitorización anestésica. La sábana proporcionará una capa de protección extra alrededor de la zona quirúrgica.indb 23 13/3/09 14:13:37 . El prepucio de los perros macho debe ser clampado a un lado de la línea media con la ayuda de un clamp de Backhaus. Inicialmente se emplearan cuatro paños de campo que serán fijados mediante clamps. Material Aunque el personal de quirófano debe estar familiarizado con el instrumental necesario para una cirugía abdominal rutinaria. suturas o grapas cutáneas. El material que pueda cirugia abdominal_llibre. empleando un producto antimicrobiano. cubrirá cualquier área remanente expuesta del paciente y proporcionará un campo quirúrgico estéril continuo desde la zona de interés hasta la mesa quirúrgica.21. debemos de repetir la limpieza de la piel. (b) Una sábana o un paño fenestrado de celiotomía cubre los paños de campo. El material debe ser esterilizado previamente a la cirugía. así como el resto de personal de quirófano. el cirujano debe informar a su personal sobre cualquier requerimiento específico antes de realizar el procedimiento (ver capítulo 2). son una fuente importante de contaminación por lo que el número de personas presentes en quirófano debe ser limitado. (a) Preparación del cirujano El cirujano.20a). Se emplearan paños quirúrgicos. para crear un campo quirúrgico estéril alrededor de la zona asépticamente preparada. El personal de quirófano no debe emplear ropa de calle y idealmente deben emplear pijamas quirúrgicos limpios.21b). que serán colocados por un cirujano adecuadamente preparado (ver abajo). El uso de suturas será especialmente útil cuando se requiera realizar radiografías intra-quirúrgicas. (a) Colocación de cuatro paños quirúrgicos iniciales y sujetados con clamps. antes de la colocación de la bata y los guantes quirúrgicos. suturas o grapas (figura 1. El cirujano y todos los asistentes deben lavarse de forma adecuada.

22. Las hojas de bisturí se desgastan rápidamente y deben ser reemplazadas antes de realizar nuevas incisiones. ayuda a fijar los tejidos que serán cortados permitiendo que éstos no se muevan de la línea de incisión del bisturí o de las tijeras. tejido conectivo y tejido fibroso. Estira y afina el tejido a disecar y permite la identificación de estructuras importantes.indb 24 13/3/09 14:13:37 . Disección anatómica fina La incisión ventral en el abdomen es el abordaje más frecuentemente realizado para la cirugía abdominal. aponeurosis y tejido conectivo. La hoja de bisturí debe reposar perpendicular a la piel con el fin de evitar biselar los márgenes de la piel (figura 1. ocluyendo arterias y venas. • La aplicación de tracción y de contra-presión facilita la identificación de los planos titulares. Este hecho puede ser minimizado empleando tijeras bien afiladas y asegurándose que las hojas de la tijera permanecen en contacto entre ellas cuando se realiza el corte. Pueden ser empleadas tanto tijeras como bisturí. La aplicación de presión y contra-presión es muy importante durante la disección con bisturí. • La disección de los tejidos cicatrizados o tejidos en planos no anatómicos se realizará preferentemente mediante disección cortante. los fórceps de Lahey para conducto biliar o los mosquitos de Halsted pueden ser empleados para una disección roma. Es aconsejable trabajar a través del área afectada hacia el tejido sano. las gasas estériles (esponjas). las compresas de Lenhey o hemostetas o instrumentos quirúrgicos como las tijeras de Metzenbaum. Las técnicas empleadas incluyen: escisión de músculo. desbridar adherencias. Los dedos del cirujano. cirugia abdominal_llibre. las luces y las paredes del quirófano deben ser limpiadas para eliminar todo el polvo. Por ello resulta favorable aplicar la tensión de forma intermitente para favorecer que los tejidos se relajen. Ésta debe extenderse desde el cartílago xifoides hasta la sínfisis del pubis. reduciendo los espacios muertos. Debe recordarse que la tracción y la tensión pueden distorsionar la relación normal entre los tejidos. la mesa. Quirófano El quirófano no debe ser empleado para la preparación del paciente o del cirujano y no es una zona adecuada para el almacenaje de material quirúrgico ni de cualquier otro tipo de equipamiento o material fungible. La incisión y disección cortante favorece la aposición y cierre de los tejidos. Al principio y al final de cada día.24 Manual de cirugía abdominal en pequeños animales haberse contaminado durante la cirugía abdominal deben ser reemplazado por otro estéril. La mesa de quirófano ha de ser desinfectada después de cada procedimiento con el fin de evitar contaminación cruzada.22). La aplicación Figura 1. La disección roma realizada de forma incorrecta aumenta de forma considerable el trauma en los tejidos. desinsertar. Los procesos patológicos pueden cambiar la apariencia. Cualquier mancha debe ser eliminada rápidamente. • Disecar de conocido a desconocido cuando exista tejido cicatricial o una anatomía anormal. y disección con los dedos de los órganos parenquimatosos friables. no únicamente por un motivo sanitario y de seguridad sino también para minimizar la posible contaminación del quirófano. Los siguientes principios sobre disección se emplean en la cirugía de la cavidad abdominal: • La disección de los planos anatómicos se realiza preferentemente con disección roma. Aunque la incisión puede ser realizada mediante bisturí eléctrico o láser. de una presión equivalente a cada lado del lugar de incisión facilita la separación de los márgenes de la herida y la identificación de los tejidos subyacentes. el uso del bisturí es generalmente lo más habitual. La disección con tijeras resulta menos precisa que la realizada con hoja de bisturí y puede lesionar los tejidos. Además. desgarrar. La hoja de bisturí debe reposar perpendicular a la piel. localización y textura normal de los tejidos.

la sección de los ligamentos triangulares del hígado). • La sección de ligamentos peritoneales aumenta la exposición y el acceso quirúrgico (por ejemplo. Esto ayudará a evitar fallos en el diagnóstico o una cirugía inapropiada con el consecuente trauma.23. • Debe recordarse que no emplear una técnica atraumática significa incrementar la morbilidad quirúrgica. Sutura de tracción incorporando la capa que sostiene la tensión (submucosa) pero sin penetrar en el lumen de la víscera o intestino. Mucosa Submucosa Luz del viscus o intestino Muscular Serosa Figura 1. pueden emplearse gasas quirúrgicas húmedas.23). La lesión de los tejidos puede ocurrir fácilmente durante el procedimiento quirúrgico: • El cirujano debe estar familiarizado con los rasgos anatómicos normales y los órganos de la cavidad abdominal. todo el tejido desvitalizado y contaminado debe ser eliminado y deben realizarse lavados con fluido isotónico estéril atemperado. • El lavado y la succión para eliminar pequeñas hemorragias resultan menos traumáticos que aplicar gasas de forma directa sobre órganos como la vejiga. • Una hemostasia meticulosa y la realización de lavados y aspiración de los fluidos quirúrgicos empleando un sistema de succión adecuado (ver capítulo 2) ayudan a mantener limpio el campo quirúrgico. • La incisión quirúrgica cortante y la disección causan menos trauma tisular que la disección roma y debe ser empleada cuando sea necesario. como en este yeyuno. Cubrir los órganos y tejidos expuestos con paños o gasas estériles humedecidas durante la realización de procedi- • Durante la cirugía abdominal deben emplearse los instrumentos adecuados para el tejido apropiado y de la forma correcta.24).24.Principios de la cirugía abdominal 25 Manipulación atraumática de los tejidos ADVERTENCiA una incisión de longitud inadecuada o una incisión mal posicionada aumentan el trauma de los tejidos debido a un campo quirúrgico pequeño. Para minimizar la deshidratación de los tejidos expuestos. fórceps o pinzas con dientes (ver capítulo 2). tosos o vísceras con pinzas de Allis. • La deshidratación de los tejidos debe ser evitada aplicando suero salino fisiológico o colocando los tejidos expuestos sobre gasas estériles humedecidas (figura 1. Eliminación del tejido desvitalizado y lavados Antes del cierre de la cavidad abdominal. • Todos los instrumentos quirúrgicos deben ser adecuadamente cuidados para asegurar su óptimo funcionamiento. • Las suturas de tracción son atraumáticas y facilitan la exposición y los procedimientos quirúrgicos (figura 1.indb 25 13/3/09 14:13:38 . Un error frecuente es estabilizar y manipular tejidos parenquima- cirugia abdominal_llibre. llevando a una tracción excesiva de los tejidos. Figura 1.

nos abdominales se discuten en los capítulos específicos. clips hemostáticos. Ligadura con sutura. ligar con suturas o clips si existe un aporte colateral adecuado.indb 26 13/3/09 14:13:38 . El volumen de fluido de lavado no está claramente especificado. Suturar.26). incluyendo presión digital. la anastomosis y la aposición de las vísceras y órga- cirugia abdominal_llibre. Los mecanismos de succión serán esenciales. maniobra de Pringlea Compresión Medidas permanentes Ligaduras con sutura. gastronomías o una gastrectomía ayudan a minimizar la contaminación de la cavidad abdominal (ver figura 1. Bazo Páncreas Compresión Riñón Compresión. electrocoagulación monopolar o bipolar. hepatectomía parcial. clamps vasculares Hemostasia El control de la hemorragia durante la cirugía abdominal es importante para prevenir pérdidas significativas de sangre. Órgano Hígado Medidas de emergencia Compresión.27). Técnicas de emergencia para el control de la hemorragia abdominal. Ligadura con sutura. resección y anastomosis del intestino afectado si es necesario. No obstante. clips hemostáticos. oclusión vascular Clamps intestinales Clamps hemostáticos Intestinos Mesenterio Grandes vasos Presión digital.23). Cubrir el área con gasas estériles abdominales puede controlar la hemorragia de forma temporal. clips hemostáticos. Ligadura con sutura. Las complicaciones perioperatorias después de una cirugía electiva (figura 1. Resección y anastomosis Ligadura con sutura. Figura 1. clamps hemostáticos. Mecanismos de succión del líquido de lavado (imprescindible para asegurar una eliminación completa del fluido de la cavidad abdominal). Figura 1. nefrectomía total o parcial. patofisiológicos y quirúrgicos. Las gasas contaminadas son posteriormente desechadas. minimizar el acúmulo de gasas llenas de sangre y prevenir la aparición de hematomas que pueden comprometer la dehiscencia de la herida y predisponer a SSIs.26. clips hemostáticos.28) en perros y gatos aparecen Correcta aposición tisular El cierre correcto de la cavidad abdominal. mantener una buena exposición quirúrgica. y agentes hemostáticos tópicos diseñados para uso interno (figura 1. esplenectomía parcial. ya que todo el volumen de lavado empleado debe ser eliminado de la cavidad abdominal (figura 1. agentes hemostáticos tópicos. a Compresión del íleo hepático incluyendo la arteria hepática y la vena porta. Esto proporciona el suficiente tiempo para que el cirujano amplíe la incisión quirúrgica si es necesario o reciba ayuda. Todos los métodos estándares de hemostasia pueden ser empleados. ligaduras con suturas. Si se produce una hemorragia significativa. además de unos buenos conocimientos anatómicos. Complicaciones de la cirugía abdominal Una formación y dirección apropiada. enterotomías. pero volúmenes desde 500 ml a litros pueden ser empleados.25). que sigan los principios de Halsted. pancreatectomía parcial. sutura de la cápsula. las complicaciones –condiciones secundarias que aparecerán durante el tratamiento de una enfermedad primaria– podrán seguir apareciendo después de una cirugía abdominal (figura 1.26 Manual de cirugía abdominal en pequeños animales mientos tales como una cistotomía. enterectomías. clips hemostáticas. ésta debe ser tratada como prioridad. contribuirán a un buen resultado quirúrgico.25.

. Hernia incisional. Serosa. Mala colocación de los órganos. Complicaciones específicas del procedimiento (por ejemplo: tromboembolismo después de la cirugía adrenal). por ejemplo: contar todas las gasas quirúrgicas.. Lester et al. Hemorragia. Complicaciones de la cavidad abdominal Shock. los errores son frecuentes tanto en cirugía humana (Gawande et al. Evisceración tras una ovariohisterectomía. Rotura iatrogénica diafragmática y neumotórax.27. peritonitis séptica. Intromisión del paciente. Regurgitación y aspiración. La ratio de complicaciones perioperatorias en una Figura 1. 2003) como veterinaria y pueden ser dañinos para el paciente. Complicaciones tras cirugía abdominal en animales de compañía. 2004). Complicaciones de la pared abdominal Hemorragia. Para evitar este tipo de errores podemos tener en cuenta algunas consideraciones simples. Infección/celulitis de la herida. Resección inapropiada de los tejidos. La morbilidad y mortalidad anestésica en estos animales es similar a la descrita en procedimientos electivos. cirugia abdominal_llibre. Gasa quirúrgica retenida tras la realización de una cirugía abdominal.. Reacciones alérgicas a agentes anestésicos (por ejemplo: alfaxolona/alfadolona). Analgesia inadecuada. Edema pulmonar por reexpansión (por ejemplo: tras la reparación de una hernia diafragmática). Hematoma/contusión. Resección inadecuada de los tejidos (por ejemplo: neoplasia). Fallo o disfunción orgánica (por ejemplo: renal). celiotomía exploratoria en perros y gatos con una finalidad distinta a un procedimiento electivo es de 25-30% (Boothe et al. Edema. Figura 1. Dehiscencia de la línea de sutura (por ejemplo: dehiscencia gastrointestinal). Eutanasia inadecuada (por ejemplo: diagnóstico visual de neoplasia en lugar de histopatológico). Evisceración.indb 27 13/3/09 14:13:38 . Hipertensión portal.29. Figura 1.Principios de la cirugía abdominal 27 Complicaciones anestésicas Inyección peri-vascular de fármacos irritantes (por ejemplo tiopental). Disforia durante la recuperación. Retención de gasas quirúrgicas o instrumental. hipotensión). 1992. Complicaciones específicas de la patología (por ejemplo: mal control de la glicemia después de la resección de un insulinoma). Adherencias. en en un 10-20% de los casos. Isquemia. Además de las complicaciones quirúrgicas. estando la mayoría de las complicaciones más relacionadas con el proceso patológico subyacente que con el procedimiento quirúrgico por si mismo (7-9%). Recuperación anestésica prolongada (por ejemplo: hipotermia. Complicaciones orgánicas específicas (por ejemplo: éxtasis gástrico después de desrotar el estómago). Peritonitis localizada o generalizada (por ejemplo: absceso.28. Dehiscencia de la sutura. uroperitoneo). Fístulas. Muerte anestésica (por ejemplo: parada respiratoria). aunque la incidencia de complicaciones graves es menor (1-5%).

de sistemas invasivos o no invasivos de medición de la presión arterial y midiendo la presión venosa central. los cirujanos deben ser conscientes de que estos errores ocurren más frecuentemente en procedimientos de urgencia o cuando ocurren complicaciones durante la realización del acto quirúrgico. Es importante monitorizar a aquellos animales que tarden un periodo de tiempo inesperado en estar totalmente conscientes. en muchas ocasiones. La suplementación con oxígeno puede ser necesaria en pacientes que se están recuperando de una cirugía abdominal. pacientes pediátricos o geriátricos. La hipotermia no tratada puede inducir a recuperaciones anestésicas prolongadas. abertura de cavidades corporales (abdomen). tamaño corporal pequeño.o inmediatamente en el período postoperatorio en pacientes en los que el recuento de las gasas sea incompleto. incluyendo: • Duración del procedimiento. • Frecuencia y calidad del pulso. emplear gasas quirúrgicas con marcas radio-opacas. profundidad anestésica demasiado profunda. y radiografías intra. la observación y la valoración realizada por el clínico. temperatura ambiental baja.30. Debemos recordar que las tendencias muchas veces las ofrecen la mejor información. El nivel de monitorización requerido estará en función del paciente. fluidos intravenosos y de lavado fríos y falta de sistemas para calentar la mesa del quirófano.28 Manual de cirugía abdominal en pequeños animales primer lugar antes de empezar el procedimiento que implique la abertura de la cavidad abdominal y en segundo lugar al finalizarla (figura 1. La hipotermia es muy frecuente durante la cirugía y puede verse acentuada por una anestesia y cirugía prolongadas. • Temperatura. Monitorización perioperatoria rutinaria La importancia de continuar la monitorización del paciente durante el período postoperatorio no debe ser subestimada. Ésta puede ser aportada de diferentes formas Figura 1. Nótese la presencia de una marca radio-opaca en las gasas. • Frecuencia y calidad de la respiración. específicos) y del equipamiento y personal disponible.29). La monitorización más importante es. • Raza. ADVERTENCiA uno de los errores más frecuentemente producidos es la no eliminación de la cavidad abdominal de todas las gasas o instrumentos empleados durante la cirugía (figura 1. del procedimiento realizado (consultar los capítulos cirugia abdominal_llibre. Debemos realizar un recuento de todas las gasas empleadas antes del cierre del abdomen.indb 28 13/3/09 14:13:39 . • Enfermedad sistémica. La monitorización de la frecuencia y la calidad del pulso es la forma menos invasiva de monitorizar el sistema cardiovascular. peritonitis séptica y perforación gastrointestinal. En animales de compañía la aparición de una parada respiratoria previa a una parada cardíaca es más frecuente que únicamente la aparición de una parada cardíaca sola. La rapidez de recuperación tras una anestesia general y una cirugía depende de muchos factores. Puede realizarse una monitorización más avanzada mediante el empleo del electrocardiograma. Esto puede producir problemas como fístulas de la cavidad abdominal. La monitorización mínima que debemos proporcionar a cada paciente después de un procedimiento abdominal debe ser la siguiente: • Temperatura. • Fármacos anestésicos administrados y vía de administración. Además.30).

Hobson HP. Fossum TW and Jung C (1992) Exploratory coeliotomy in 200 nontraumatized dogs and cats. Si el paciente no se ha movido de forma voluntaria durante 30 minutos debe ser volteado para minimizar el riesgo de aparición de congestión hipostática en el pulmón dependiente. el organismo responde movilizando fluido para mantener el volumen circulatorio.31. Esta caída se acelera después de la administración de los fluidos intravenosos. Es una buena opción proteger la herida de posible contaminación. Una disminución significativa de PCV (10-20% en 30-60 minutos) acompañada de taquicardia y taquipnea requiere una evaluación más minuciosa. • Posición del paciente. Referencias y otras lecturas Boothe HW. El PCV y las PT deben ser monitorizadas en pacientes con hemorragias activas o en sospecha de éstas. El valor de una evaluación preoperatoria cuidadosa del paciente y la importancia de planificar la cirugía no deben ser subestimados. • Cuidados de la herida.indb 29 13/3/09 14:13:39 . electrolitos y otros parámetros de bioquímica sanguínea. 452-457 cirugia abdominal_llibre. durante el periodo postoperatorio inmediato. Veterinary Surgery 21. El color de las mucosas y el TRC valorados de forma conjunta aportan información sobre la ventilación y la perfusión. En las hemorragias agudas se pierde. El control del paciente después de la cirugía es esencial para limitar la morbilidad perioperatoria. como la realización de una paracentesis con el fin de detectar acúmulo de sangre en la cavidad abdominal.Principios de la cirugía abdominal 29 incluyendo una máscara. (PaO2) ≥ 100 mmHg ~ 40 mmHg Concentración de hemoglobina ~ 60 mmHg • Coloración de las mucosas y tiempo de relleno capilar (TRC). cubriéndola con un apósito absorbente semi-adhesivo. La herida quirúrgica debe ser controlada de forma cuidadosa con el fin de detectar cualquier tipo de secreción sospechosa durante el periodo postoperatorio. las complicaciones anestésicas y quirúrgicas. • Terapia farmacéutica. El pulsioxímetro es el método más empleado pero es importante recordar que la saturación de oxígeno en hemoglobina arterial (SaO2) no presenta una relación lineal con la concentración de oxígeno arterial (PaO2) (figura 1. Debemos asegurarnos que el paciente recibe la medicación prescrita en los tiempos adecuados. Slater MR. Una producción normal de orina (1-2 ml/kg/h) significa una adecuada perfusión renal. tanto plasma como eritrocitos por lo que el PCV no cambia de forma inmediata. Las causas de oliguria (<0.5 ml/kg/h) deben de ser investigadas. de forma proporcional. Conclusión Los principios de la cirugía abdominal varían poco en relación a todos aquellos que se aplican en cualquier procedimiento quirúrgico en la práctica veterinaria. • Estado mental y nivel de analgesia. el retraso en la recuperación anestésica y los hallazgos clínicos durante la monitorización postquirúrgica. (SaO2) Recuento RBC Bilirrubina Figura 1. También deben de ser valorados en animales. • Niveles de glucosa en sangre. Otros parámetros fácilmente mesurables durante este período son los siguientes: • Producción de orina. • Volumen corpuscular (PVC) y proteínas totales (PT). Una monitorización más avanzada puede ser conseguida mediante un pulsioxímetro o el análisis de gases arteriales. Relación entre la saturación de oxígeno en hemoglobina arterial (SaO2) y la concentración parcial de oxígeno (PaO2). realizando mediciones frecuentes de lo producido.31). La forma más exacta de medir la producción de orina es mediante la colocación de una sonda urinaria conectada a un sistema de drenaje cerrado. un tubo o sondas nasales. En cambio. La evaluación postquirúrgica rutinaria de electrolitos específicos vendrá determinada por las enfermedades coexistentes. que tras procedimientos electivos no se recuperan de la forma esperada. por lo que tanto el PCV como las PT pueden caer finalmente tras una hemorragia activa.

JD Bonagura. In: Small Animal Surgery. pp. WB Saunders. ed. 204-205 Roush JK (1996) Preoperative considerations. Atallah AN and WilleJorgensen P (2003) Mechanical bowel preparation for elective colorectal surgery (Cochrane Review). 3-9. SP DiBartola. Philadelphia Hughes D (2000) Fluid therapy. BSAVA Publications. ed. Mosby. Gloucester King L and Hammond R (eds) (2000) BSAVA Manual of Canine and Feline Emergency and Critical Care. In: Fluid Therapy in Small Animal Practice. In: Anaesthesia for Veterinary Nurses. 3-25. ed. 249-250 Gawande AA. pp. Studdert DM. In: Current Veterinary Therapy XIII. London Roizen MF (2000) More preoperative assessment by physicians and less by laboratory tests. ed. 17-21. The New England Journal of Medicine 348.indb 30 13/3/09 14:13:39 . 136-140. pp. Dunlop CI. Journal of the American Animal Hospital Association 35. Philadelphia Winfield WE (2001) Veterinary Emergency Medicine Secrets. pp. London Osborne CA and Lulich JP (2000) Alternatives to exploratory celiotomies. L King and R Hammond. 13-17 Guenaga KF. The New England Journal of Medicine 342. Wertz EM. Wagner AE. pp. pp. 34-54. J Harari. Journal of the American Animal Hospital Association 34. Gloucester Kohn CW and DiBartola SP (2000) Composition and distribution of body fluids in dogs and cats. Brennan TA and Zinner MJ (2003) Risk factors for retained instruments and sponges after surgery. Philadelphia cirugia abdominal_llibre. Journal of Feline Medicine and Surgery 45. Welsh E and Pratschke K (2004) Complications of exploratory coeliotomy in 70 cats. Newton CD and Schartz A (1990) Small Animal Surgery. BSAVA. ed. Maxie MG and Schnurr D (1998) Morbidity and mortality associated with anaesthetic management in small animal veterinary practice in Ontario. Orav EJ. Gloucester Trostle SS and Hartmann FA (1999) Surgical infection. JA Auer and JA Stick. Matos D. 229-235 Gaynor JS. WB Saunders. 7-22. pp. Castro AA. Blackwell Science. Williams and Wilkins. WB Saunders. JB Lippincott. In: BSAVA Manual of Canine and Feline Emergency and Critical Care. London Duncan J (2003) Preoperative assessment and patient preparation. 325-335 Fleisher LA (2001) Routine laboratory testing in the elderly: is it indicated? Anesthesia and Analgesia 93. Hubbell JAE. first do no harm. E Welsh. In: Current Veterinary Therapy XIII. WB Saunders. Journal of the Association of Veterinary Anaesthetists 17. JD Bonagura. Skarda RT and Bednarski RM (2000) Handbook of Veterinary Anesthesia. 47-54. John Wiley. 351-356 Muir WW. London Lagasse RS (2002) Anesthesiasafety: model or myth? Anesthesiology 97. Oxford Dyson DH. In: Equine Surgery. 1609-1617 Lester S. Golden AE and Demme WC (1999) Complications and mortality associated with anesthesia in dogs and cats. Baltimore Seymour C and Gleed R (1999) BSAVA Manual of Small Animal Anaesthesia and Analgesia.. 4-10 Devey JJ and Crowe DT (2000) Microenteral nutrition. Inc.30 Manual de cirugía abdominal en pequeños animales Clarke KW and Hall LW (1990) A survey of anaesthesia in small animal practice: AVA/BSAVA report. In: The Cochrane Library. BSAVA. Hanley and Belfus. Chichester Harvey HE. Issue 4. 2nd edn. ed. ed.