You are on page 1of 4

AÑO I

Jerusalem Palestina nº8

EL IDIOMA DE JESÚS
E l idioma que predomi-
na en Palestina actual-
mente es el arameo, len-
gogas. En éstas se leen
los textos bíblicos prime-
ramente en hebreo y se-
gua semítica originaria de guidamente su traducción
la cultura babilónica, que aramea.
se ha convertido en el me- Debido a la dominación
dio más común de comu- romana y a las corrientes
nicación en toda la zona. helenísticas, tanto el latín
El hebreo lo mantiene como el griego se encuen-
principalmente una élite tran bastante difundidos,
intelectual y es el idioma especialmente en Jerusa-
oficial del culto tanto en el lén donde acuden peregri-
templo como en las sina- nos de todo el mundo.

Jesús explica que sus


Discípulos son sal y luz
MATEO 5, 13-16
Jesús anuncia quiénes -"Vosotros -ha continuado diciendo Jesús- sois la sal
de la tierra. Mas si la sal se hace insípida ¿con qué se la
entrarán en la puede volver a salar? No sirve para nada sino para ser
arrojada fuera y la pisen los hombres".
y "Vosotros sois la luz del mundo. Una ciudad que está
edificada sobre un monte no se puede ocultar. Y una lám-
quiénes quedarán para no se enciende para colocarla debajo de una vasija
sino sobre un candelero y así alumbre a todos los que es-
tán en la casa".
excluidos "Que vuestra luz brille ante los hombres de manera se-
mejante para que, al ver vuestras obras buenas, den gloria
LOS BIENAVENTURADOS a vuestro Padre que está en los Cielos".
LUCAS 6, 20-26
Jesús ha dirigido la mirada sobre sus Discípulos y les
ha dicho: JESÚS ROMPE LOS ESQUEMAS DE
- " L o s pobres sois bienaventurados porque el Reino de LAS COTIZACIONES HUMANAS
Dios es vuestro".
"Los que tenéis hambre ahora sois bienaventurados
porque vais a ser saciados".
"Bienaventurados los que lloráis ahora porque reiréis".
C on estas "bienaventu-
ranzas" Jesús ha roto
los esquemas de las valo-
los que lloran, a los justos,
a los misericordiosos, a los
de corazón puro, a los pa-
"Seréis bienaventurados cuando los hombres os odien y raciones y cotizaciones cíficos, a los perseguidos
cuando os rechacen y os injurien y proscriban vuestro humanas corrientes. por amor a Él...
nombre como perverso por causa del Hijo del Hombre. Hablando no como un Y les ha ofrecido el Rei-
Alegraos y regocijaos entonces porque vuestra recompen- simple sabio sino con la no de los Cielos, la tierra,
sa en el Cielo es grande. De la misma manera obraron misma autoridad con que el consuelo, la saciedad
vuestros padres con los profetas". sanó al paralítico o perdo- de justicia, la misericor-
nó sus pecados, ha seña- dia, la visión de Dios, el
LOS EXCLUIDOS lado los caminos que con- ser hechos hijos de
ducen a la felicidad verda- Dios...
-"Pero, ¡ay de vosotros, los ricos! porque ya habéis re- dera del hombre. Con estas palabras, Je-
cibido vuestro consuelo". En una posición contra- sús ha puesto el germen
"¡Ay de vosotros, los que ahora estáis hartos! porque ria a los deseos terrenos, del programa que han de
pasaréis hambre". Jesús ha marcado como intentar vivir todos los que
"¡Ay, de los que os reís ahora! porque vosotros gemi- bienaventurados -"serán le sigan, junto con una re-
réis y lloraréis". alabados", en sus palabras compensa que supera
"¡Ay de vosotros cuando os aplaudan todos los hom- hebreas- a los pobres de también los limites de la
bres! porque así hacían también sus padres con los profe- espíritu, a los sencillos, a felicidad terrena.
tas falsos".
nº 8 Jerusalem

"Tratad a los demás como


queréis que os traten
a vosotros"
"HACED EL BIEN SIN ESPERAR RECOMPENSA"

LUCAS 6,27-36
- " A quienes me escucháis -son palabras de Jesús-
os digo: Amad a vuestros enemigos, haced el bien a los
que os odian, bendecid a los que os maldicen, rogad
por los que os tratan mal".
" A l que te hiera en una mejilla, preséntale también la
otra y, al que te quite el manto, no le impidas que se
lleve también tu túnica".
"A todo el que te pida dale y al que se lleve lo tuyo
no se lo reclames".
"Tratad a los demás como queréis que os traten a vo-
sotros. Pues, si amáis sólo a los que os aman, ¿qué re-
compensa vais a tener? Porque también los pecadores
aman a quienes les aman".
" Y , si hacéis el bien a quienes os hacen bien, ¿qué
mérito tenéis? También los pecadores hacen lo mis-
mo .
" Y , si dais prestado a aquellos de quienes esperáis
cobrar, ¿cuál es vuestro mérito? Los pecadores también
Más allá del "Ojo por ojo prestan a los pecadores con ánimo de recobrar lo equi-
valente".
y diente por diente" "Antes bien, amad a vuestros enemigos, haced el
"AMAD A VUESTROS ENEMIGOS Y HACED EL BIEN A bien y dad préstamos sin esperar recompensa. Así será
QUIENES OS ODIAN" grande vuestro premio y seréis hijos del Altísimo por-
que Él es bueno con los que son ingratos y malos".
"Sed misericordiosos como es misericordioso vues-
MATEO 5, 38-48 Y 6,12
tro Padre".
-"Habéis oído -prosigue Jesús- que se dijo: 'Ojo por
ojo y diente por diente'".
"Pero yo os digo: No os venguéis del que os hace mal.
Y, a quien te abofetee en la mejilla derecha, ofrécele tam-
bién la otra. Y a quien quiera llevarte a juicio para quitar-
te la túnica, dale también el manto".
UNA NUEVA APORTACIÓN
" S i alguien te pide que andes con él una milla, vete con PARA LA PAZ
él dos millas. Al que te pida dale y al que te pida un prés-
tamo no le des la espalda".
"Habéis oído que se dijo: 'Amarás a tu prójimo y odia-
rás a tu enemigo'".
A ntiguamente, y aún
ahora en muchos lu-
gares, la paz se conseguía
El Derecho ha sido la gran
aportación romana a la
paz.
"Pues yo os digo: Amad a vuestros enemigos y haced el mediante la eliminación Pero Jesús va ahora
bien a quienes os odian. Orad por los que os persiguen y de los enemigos. Cuando mucho más lejos del De-
calumnian para que seáis hijos de vuestro Padre que está los contrarios eran pasa- recho y presenta su gran
en los Cielos y hace salir su sol sobre los buenos y sobre dos a cuchillo se conside- aportación para conseguir
los malos y la lluvia sobre los justos y sobre los injustos". raba alcanzada la tranqui- la paz: pide que se ame a
"Porque, si amáis a los que os aman ¿qué recompensa lidad. los enemigos, que se de-
vais a merecer? ¿Acaso no hacen eso hasta los publica- A esta costumbre casi ponga todo deseo de ven-
nos?". tribal Roma ha aportado el ganza, que se haga bien a
" Y , si saludáis únicamente a vuestros hermanos ¿qué imperio del Derecho: hay quienes nos odian, que se
hacéis de más? ¿Acaso los gentiles no hacen también es- leyes que, en todos los rece por los que nos per-
to? Por lo tanto, sed perfectos como es perfecto vuestro dominios del Imperio, re- siguen y calumnian imi-
Padre Celestial". gulan la situación después tando así a nuestro Padre
"En conclusión, todo cuanto queráis que hagan con de las guerras y a los paí- Celestial que concede el
vosotros los hombres, hacedlo vosotros igualmente con ses vencidos también se sol y la lluvia a los malos y
ellos. Así es la Ley y así es la enseñanza de los pro- les reconocen derechos. a los buenos.
fetas".
Jerusalem nº8

NO SEPA TU MANO IZQUIERDA EL


Cuando des limosna, que tu BIEN QUE HACE LA DERECHA
mano izquierda no sepa lo 1 os actos fundamenta- lo escondido"- y se añade
d l e s de la vida religiosa autenticidad ya que, la au-
que hace tu derecha judía están constituidos sencia de testigos huma-
por la oración, el ayuno y nos que aplaudan o re-
MATEO 6, 1-4 la limosna. Jesús los man- compensen, hace que las
-"Guardaos de hacer vuestras obras buenas delante de tiene, pero invita a huir de buenas obras -la oración,
los hombres para que os vean -continúa Jesús- pues, en la ostentación al practicar- la limosna, la mortifica-
este caso, vais a perder toda la recompensa de vuestro Pa- los. ción...- se apoyen única-
dre que está en los Cielos". De esta forma conser- mente en la fe y en el
"En consecuencia, cuando des limosna, no permitas que van su valor -Dios "ve en amor.
vayan tocando la trompeta delante de ti, como hacen los
hipócritas en las sinagogas y en las calles para que les
alaben los hombres. De verdad os digo que, con eso, reci-
ben su recompensa".
"Cuando tú des limosna, que no sepa la mano izquierda
lo que hace la derecha, para que tu limosna quede oculta Jesús enseña
y tu Padre, que ve lo secreto, te recompensará".
una oración
MATEO 6, 9-15
"Ora a tu Padre -"Vosotros -ha enseñado Jesús- orad de esta forma:
"Padre nuestro, que estás en los Cielos, santificado sea
en secreto" tu nombre, venga a nosotros tu Reino, hágase tu voluntad
así en la tierra como en el Cielo.
MATEO 6, 5-8 Danos hoy nuestro pan de cada día, perdona nuestras
-"Cuando oréis -ha dicho Jesús- no hagáis como los ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos
hipócritas, que procuran hacer su oración en las sinagogas ofenden, no nos dejes caer en la tentación, mas líbranos
y en los ángulos de las plazas para que les vean los hom- de mal".
bres. Os aseguro que ya han recibido su recompensa". "Porque, si perdonáis a los hombres sus ofensas, tam-
" T ú , por el contrario, cuando desees hacer oración, bién a vosotros os perdonará vuestro Padre celestial. Pero,
métete en tu habitación y, con la puerta cerrada, ora a tu si vosotros no perdonáis a los demás, tampoco vuestro
Padre en secreto y tu Padre, que ve en lo escondido, te re- Padre os perdonará vuestros pecados".
compensará".
"Cuando hagáis oración, no habléis muchas palabras,
como hacen los gentiles que piensan que por su locuaci-
dad van a ser escuchados. No os asemejéis a ellos, pues
vuestro Padre conoce ya vuestras necesidades antes de
que le pidáis".

J e s ú s enseña a orar
a sus Discípulos
LUCAS 11, 1-4
Jesús ha estado orando y, cuando ha terminado, uno de
sus Discípulos le ha dicho:
-"Señor, enséñanos a orar como también Juan ha ense-
ñado a sus Discípulos.
Jesús les ha explicado:
-"Cuando os pongáis a orar, decid:
"Padre, santificado sea tu nombre,
venga tu Reino,
danos hoy nuestro pan de cada día,
y perdónanos nuestros pecados pues también nosotros
perdonamos a todo el que nos debe,
y no nos sometas a tentación".
nº8 Jerusalem

"No pongáis cara triste" "Amontonad tesoros


MATEO 6, 16-18 en el Cielo"
-"Cuando ayunéis -ha dicho Jesús- no pongáis cara
triste como hacen los hipócritas, que desfiguran su aspec- SI DIOS CUIDA DE LAS AVES Y DE LOS LIRIOS
to para que los demás vean que ayunan: de verdad os digo ¡CUÁNTO MÁS CUIDARÁ DE VOSOTROS!
que con eso han recibido ya su recompensa".
"Tú, cuando ayunes, perfuma tu cabeza y lava tu cara
para que los hombres no noten que ayunas sino solamente MATEO 6,19-21 Y 24-34
tu Padre que está en lo secreto y tu Padre que ve lo secre- -"No amontonéis tesoros en la tierra -son palabras de
to te dará la recompensa". Jesús- donde la polilla y la herrumbre los destruyen y
donde los ladrones horadan y los roban".
"Por el contrario, amontonad tesoros en el Cielo por-
que, allí, ni la polilla y la herrumbre los destruyen, ni los
ladrones horadan y roban".
La pureza e impureza "Donde está tu tesoro está también tu corazón".
de los ojos "Nadie puede servir a dos señores porque bien odiará a
uno y amará al otro, o se entregará a uno y despreciará al
MATEO 6,22-23 otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas".
- " L a lámpara de tu cuerpo es tu ojo -ha enseñado Je- "Por eso os digo: No andéis preocupados por vuestra
sús- y, si tu ojo es puro, todo tu cuerpo será luminoso. vida pensando qué comeréis ni por vuestro cuerpo pen-
Pero, si, por el contrario, tu ojo está enfermo, todo tu dientes de cómo podéis vestiros ¿No vale más la vida
cuerpo quedará en tinieblas". que el alimento y el cuerpo más que el vestido?".
" Y , si la luz que hay en ti es tiniebla, ¡qué grande será "Mirad a las aves del cielo: ni siembran, ni siegan, ni
la oscuridad!". recogen en graneros y vuestro Padre Celestial las alimen-
ta. ¿Acaso no valéis vosotros más que ellas? ¿Y, quién
de vosotros, a base de pensar puede añadir un solo codo
a su estatura?".
"Procura que la luz que hay "¿Por qué os preocupáis con tanta ansiedad por vues-
tro vestido? Mirad cómo crecen los lirios del campo: ni
en ti no sea oscuridad" trabajan ni hilan y, sin embargo, os aseguro que ni Salo-
món en toda su gloria se vistió como uno de ellos.
LUCAS 11,33-36 "Pues bien, si a las hierbas del campo que un día exis-
-"Nadie que enciende una lámpara -ha explicado Je- ten y al siguiente las arrojan al fuego, Dios las viste de
sús- la coloca en un lugar oculto o debajo de una vasija esta forma ¡cuánto más a vosotros, hombres de poca
sino sobre un candelero para que los que entran vean la fe!".
luz". "Por todo esto, no andéis angustiados diciendo: ¿Qué
" L a lámpara de tu cuerpo es tu ojo y, si tu ojo es puro, comeremos?, ¿qué beberemos?, ¿con qué nos vamos a
todo tu cuerpo estará bañado de luz, pero, si está enfermo, vestir? Los paganos buscan esas cosas con ansiedad".
tu cuerpo estará sumido en tinieblas". "Vosotros, buscad primero el Reino de Dios y su justi-
"Procura que la luz que hay en ti no sea oscuridad, por- cia y todo lo demás se os dará por añadidura. No os in-
que, si todo tu cuerpo está iluminado, sin tener parte algu- quietéis por el día de mañana pues el mañana se preocu-
na sumida en tinieblas, brillará todo él y te alumbrará pará de sí mismo. Bastante es para cada día su propia an-
como una antorcha luminosa". siedad".

HAY ALGUIEN QUE VELA POR NOSOTROS

A nte las necesidades y


peligros que acechan la
vida del hombre, Jesús ha
da hay Alguien que vela por
nosotros.
"No os angustiéis" por
"¡cuánto más hará con
vosotros!".
Jesús no ha pedido que
dor, Dueño y Señor de todas
las cosas en el Cielo y en la
tierra.
hecho a sus seguidores una la comida y el vestido. Y se renuncie al trabajo y al es- Jesús ha añadido también
llamada apremiante a la con- ha recurrido al ejemplo fuerzo pero sí a esa angustia un dato que marca la meta
fianza en el poder, sabiduría de las aves y de los li- que produce el desconocer definitiva: la necesidad de
y amor paternal de Dios. En rios, a los que Dios ali- que todo está en las manos amontonar tesoros no en la
todos los momentos de la vi- menta y viste, añadiendo de nuestro Padre Dios, Crea- tierra sino en el Cielo.