METODOLOGÍAS Y HERRAMIENTAS PARA LA CAPACITACIÓN EN GESTIÓN DE RIESGO DE DESASTRES

1

METODOLOGÍAS Y HERRAMIENTAS PARA LA CAPACITACIÓN EN GESTIÓN DE RIESGO DE DESASTRES

2

realizó valiosos aportes a la educación para la prevención de desastres en el Perú impregnándola de un enfoque transformador.METODOLOGÍAS Y HERRAMIENTAS PARA LA CAPACITACIÓN EN GESTIÓN DE RIESGO DE DESASTRES 3 Dedicado a la memoria de Julio Fernández. . quien desde la perspectiva de la educación popular y en base a su nutrida experiencia.

Mayo de 2006 Este documento ha sido elaborado con el apoyo financiero de ECHO. necesariamente.org. Urb. Los puntos de vista que en él se expresan no representan. Max Watanabe. 2006 Razón social: Intermediate Technology Development Group. 447-5127. Adolfo Vargas. Perú Teléfono: 225-9898. Jorge Chávez 275 Miraflores.4 Ferradas.pe http://www. Jorge Mariscal.500/F39 Clasificación SATIS. . anexo 5401 E-mail: dinaec@indeci. 2006. Córpac.gob. San Isidro.indeci. Soluciones Prácticas – ITDG. Orlando Chuquisengo. Giovana Santillán Colaboradores: Mercedes Montes (INDECI). 446-7324.gob. Descriptores OCDE ISBN N°9972-47-120-9 Hecho el depósito legal en la Biblioteca Nacional del Perú Nº 2006-2051 © INDECI .ITDG. Adolfo Vargas.org. Fax: 446-6621 E-mail: info@solucionespracticas.pe Autores: Pedro Ferradas. Giovana Santillán / Lima: INDECI . 100 p.pe http://www. Milagros Loja y Milagros Castillo Coordinación INDECI: Carlos Barandiarán (Director Nacional de Educación y Capacitación) Coordinación Soluciones Prácticas .pe © Soluciones Prácticas . Lima 18. Pedro Metodologías y herramientas para la capacitación en gestión de riesgo de desastres / Pedro Ferradas. ITDG Perú Domicilio: Av.Instituto Nacional de Defensa Civil Domicilio: Esquina Calle 1 y Calle 21. Lima 27.Instituto Nacional de Defensa Civil. Perú.solucionespracticas. ISBN N°9972-47-120-9 CAPACITACIÓN /DEFENSA CIVIL / PREVENCIÓN DE DESASTRES /GESTIÓN DEL RIESGO / ACTORES LOCALES/ METODOLOGÍAS / EVALUACIÓN / DINÁMICA DE GRUPOS / ENFOQUES / ENCUESTAS / DIAGNÓSTICO PARTICIPATIVO / TÉCNICAS DE CAPACITACIÓN 124. el punto de vista de la Comisión Europea.ITDG: Alejandra Visscher Corrección de estilo: Pilar Garavito Diseño y diagramación: Johnny Sánchez Supervisión gráfica: Leonardo Bonilla Impreso por: Codex Impreso en el Perú. Casilla postal 18-0620 Teléfonos: 444-7055.

.........5 Identificación de información ..................2 Establecer claramente los objetivos y contenidos .......................................................................................................... 1.....................................3 Selección y caracterización del público objetivo ..................... 3) Construyendo metodologías apropiadas ............................... 2......................... 2) Considerando las diferentes características de los actores locales .............1 Análisis conjunto de factores internos y externos (FODA) ............................................... 13 CAPÍTULO I: LA CAPACITACIÓN Y LOS ACTORES LOCALES 1) Las experiencias de capacitación durante las últimas décadas .................................... 1................................................................................................. 9 INTRODUCCIÓN ...............................................................................METODOLOGÍAS Y HERRAMIENTAS PARA LA CAPACITACIÓN EN GESTIÓN DE RIESGO DE DESASTRES 5 Contenido PRESENTACIÓN ..........................................1 Informarse sobre el contexto de la capacitación .............................. CAPÍTULO IV: APLICANDO LA METODOLOGÍA 1) Consideraciones y pasos previos al inicio del proceso de capacitación ........................................................................................................................................................................ CAPÍTULO III: ENFOQUE Y METODOLOGÍA PARA LA CAPACITACIÓN EN GESTIÓN DE RIESGO 1) La propuesta de aprendizajes verticales como referente para la construcción metodológica .................... 2) Una visión sobre el contexto de la capacitación en el Sistema Nacional de Defensa Civil ........................ 4) Las instituciones educativas y la comunidad ..... 2....... 3) Algunas reflexiones sobre las experiencias educativas ..............2 Características y responsabilidades de los actores locales ................. 5) Los objetivos y contenidos de la capacitación ............................................. 1......4 Escoger y preparar el ambiente de aprendizaje .............................................. 2) Hacia una metodología básica para la capacitación ... 4) El capacitador ............................................................................................... 1........................................................ CAPÍTULO II: LA CAPACITACIÓN PARA LA PREVENCIÓN DE DESASTRES 1) Los riesgos como problema del desarrollo y de las emergencias ..................... 3) Las comunidades: distintos escenarios de riesgo y prevención ......... 1....... 17 21 21 23 25 29 31 32 33 34 39 40 42 44 49 49 49 49 49 50 .........................

.1 Entrevistas .............. CAPÍTULO V: TÉCNICAS Y DINÁMICAS DE CAPACITACIÓN 1) Técnicas ..................... 3) Esquemas de actividades de capacitación en prevención de desastres y respuesta a emergencias ...............................6 Las canciones ............................... 2...................4 Formulación de planes de preparativos y respuesta a emergencias .............8 La planificación participativa ...............8 Lluvia de ideas .................. 2) Secuencia básica para el desarrollo de la capacitación ...9 Taller de emergencia ...........................................................5 Taller de gestión del riesgo para municipios y brigadas escolares .......................................................................................................................................................................... 3....1 Armando un brazalete ...................................................................................... 2........................ 2.......... 3............................... 3... 2................................................................................. 1............................................................... 2................................................ 1... deberá atenerse a las regulaciones.......................................................................................................................................................2 El tren ..............................................7 El grupo de trabajo debe efectivamente ser considerado como un grupo y debe funcionar como tal ............................................. 3......... 2...... 3.............................................1 Mapeo comunitario de riesgos .........................................................................4 Encuestas ....3 Historias de vida ....................................................... 3......... 3...........2 Conociendo los escenarios de riesgo ..........................4 Evaluación ................................. estructuras..6 Diagnóstico participativo ............................................................................ 1............................................9 Encuentra tu pareja .................................................. 1....... 2....... 1............. 2.............................................................8 Los integrantes del grupo................................................................... 3.................... 2....................................................................................................................................................... 1..........6 Taller básico para respuesta a emergencias de los brigadistas escolares ........................................................................................................3 Lanzar la pelotita ........ conformación y dinámica de grupos ............................................ 2......................................................................... y especialmente el educador-promotor.........6 Conocer las técnicas y entrenarse especialmente en su manejo .........7 Simulacros de emergencias en instituciones educativas .............2 Observación participante ...................................................................................................... 2..................................................................... 2.........5 Rompecabezas del líder o educador ...........................................................11 Comunicando lo aprendido .. 2................................................................................... 50 50 50 51 51 51 51 51 51 52 53 55 56 59 60 62 63 64 65 70 70 70 71 72 72 72 73 75 75 75 76 76 77 77 78 78 78 79 79 79 ...................................... 1..................................................4 El museo ............................................2 Introducción .......................1 Presentación ....................................................................... 1................................................ 1........... 2...................................7 Identificación de funciones y roles .....................10 Simulacro......................................... 2.............6 1....7 Falso o verdadero ....... 2......................................................................................... 1....... 2) Dinámicas ............................................................. 3............................................................................................................5 Grupos de discusión .........................................................................5 Conclusiones ....................3 Construcción del mapa de actores o sociograma ..........................8 Relación entre desastres y desarrollo ................3 Desarrollo .................................................................................................

........................................ 4) La retroalimentación .................................................................................................. 83 84 85 86 86 ANEXO 1 Código de conducta relativo al socorro en casos de desastre para el Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja y las Organizaciones No Gubernamentales (ONG) .................... 2) Formas que asume la evaluación de las actividades de capacitación ................................................. 97 .............................................................................................. para la construcción de una Cultura de Prevención» ....................... 89 ANEXO 2 Lista de participantes al Taller «Fortalecimiento de la Capacitación en Prevención de Desastres.......................... 3) Evaluación según el momento ............................................................................................. 95 BIBLIOGRAFÍA ..........................METODOLOGÍAS Y HERRAMIENTAS PARA LA CAPACITACIÓN EN GESTIÓN DE RIESGO DE DESASTRES 7 CAPÍTULO VI: LA EVALUACIÓN DEL PROCESO DE CAPACITACIÓN 1) ¿Para qué evaluar? ....................................................................................................... 5) Ideas útiles en la construcción de indicadores de evaluación ...............

8 .

intercambiadas y difundidas2. El Fenómeno El Niño tiene efectos desastrosos sobre la vivienda e infraestructura social y sobre la producción agraria y pesquera. ITDG. Esta publicación -dirigida a los capacitadores de las diversas instituciones públicas y privadas. La disponibilidad de información no equivale al conocimiento: la información se compone de datos y acontecimientos. el terremoto más letal y numerosos desastres locales que llevaron a situaciones de pobreza a cientos de miles de familias rurales1. el conocimiento se relaciona con la comprensión y el significado que se le da a la información. frente a la consideración del aprendizaje como producto en el enfoque tradicional.tiene como objetivo contribuir al proceso de readaptación de estrategias educativas considerando a los actores involucrados en la capacitación y las nuevas sinergias derivadas de enfoques integrales para la gestión de riesgo y desastres. 2004. La metodología propuesta se inscribe dentro de la lógica de adaptar el aprendizaje a los cambios que se producen en el mundo. Ver: El fenómeno El Niño en Perú y Bolivia.2% de las familias rurales del país fueron afectadas por desastres que determinaron su paso a la situación de pobreza. El pensamiento independiente que facilita la reflexión y el sentido crítico. pero no se ha podido reconocer o construir hasta hoy una metodología y herramientas comunes. 1 2 .METODOLOGÍAS Y HERRAMIENTAS PARA LA CAPACITACIÓN EN GESTIÓN DE RIESGO DE DESASTRES 9 Presentación El Perú es el país de América Latina que ha sufrido en las últimas cuatro décadas los más graves efectos del Fenómeno El Niño. De acuerdo con el estudio del CIES sobre la pobreza rural entre los años 2001 y 2004 el 17. signados por la preeminencia del conocimiento y la disponibilidad de la información. Parte del reconocimiento de la práctica educativa desarrollada por diversas instituciones y de una visión integral sobre las causas y consecuencias de los desastres para proponer una metodología general e instrumentos cuyo uso adecuado puede contribuir a mejorar la calidad e impacto de las acciones de capacitación. principalmente. Algunas de estas experiencias de capacitación han sido sistematizadas. Informe anual 2004-2005 de Oxfam. Algunas ideas claves que inspiran esta propuesta son: El aprendizaje como proceso. El terremoto del 31 de Mayo de 1970 en Ancash dio lugar al desastre más letal en Latinoamérica al causar la muerte de 69 mil personas. Es por ello que no sorprende el que durante las últimas dos décadas se hayan desarrollado distintas experiencias de capacitación orientadas a prevenir desastres o mitigar sus efectos. Ver Pobreza y desarrollo en el Perú.

está dirigida a los diferentes actores locales. también. susceptible de ser enriquecido mediante aportes de los lectores. el Capitán de Navío (r) Carlos Barandiarán.10 Se debe buscar la superación de las estructuras jerárquicas y autoritarias entre educadores y educandos. por lo cual. con lo cual. el INDECI organizó el taller «Fortalecimiento de la Capacitación en Prevención de Desastres. Se resalta el carácter experiencial del aprendizaje. ONG’S. se trata de un libro abierto y. el INDECI organizó el taller «Fortalecimiento de la Capacitación en Prevención de Desastres. en el que participaron representantes de Ministerios. El capítulo tres se refiere al enfoque y propuesta metodológica de capacitación en gestión de riesgo que si bien. ONG. en el que participaron representantes de ministerios. El segundo capítulo es una aproximación a las prácticas de capacitación con relación a la visión integral de los desastres. El capítulo cuarto aborda en un primer momento las definiciones previas al inicio del proceso de capacitación. para la Construcción de una Cultura de Prevención». y de otras instituciones. una propuesta de secuencia básica para el desarrollo de la capacitación. . compromiso y responsabilidad. para la Construcción de una Cultura de Prevención». Gobiernos Regionales. siendo jefe el Contralmirante (r) Juan Luis Podestá. Del 19 al 21 de abril del 2004. enfatizando sobre los contenidos y escenarios de riesgo. y de otras instituciones. que conlleva implicación. INDECI. en buena parte. municipalidades. dado su carácter pionero. contiene principalmente elementos útiles para la capacitación con autoridades y funcionarios. Se debe potenciar el aprendizaje cooperativo o grupal. para ello se hace referencia a un esfuerzo de reflexión colectiva en la que participaron diversas instituciones públicas y privadas convocadas por el Instituto Nacional de Defensa Civil3. y por último los esquemas descriptivos de actividades de capacitación 3 Desde el 19 al 21 de abril del 2004. Se debe potenciar la autonomía y la responsabilidad. y el Director Nacional de Educación y Capacitación. gobiernos regionales. Lejos de pretender indicar lo que se debe hacer en la capacitación. INDECI. Municipalidades. Uno de los retos principales es el «aprender a aprender». el presente documento contiene un conjunto de orientaciones e instrumentos que buscan contribuir a que los capacitadores elaboren sus estrategias y procedimientos en función de los diversos objetivos y destinatarios de la capacitación. En el primer capítulo se reflexiona sobre la evolución de las prácticas educativas desarrolladas en prevención de desastres y preparación de emergencias en el Perú y sobre la visión sintetizada de un conjunto de funcionarios y especialistas de diversas instituciones con relación al contexto y los actores de la capacitación. la estructura es más horizontal y sintoniza mejor con la autonomía en el aprendizaje.

METODOLOGÍAS Y HERRAMIENTAS PARA LA CAPACITACIÓN EN GESTIÓN DE RIESGO DE DESASTRES

11

construidos por capacitadores y mejorados mediante el intercambio de opiniones y aportes. El capítulo quinto nos presenta una serie de técnicas y dinámicas que pueden ser empleadas en el proceso de capacitación. El capítulo sexto trata acerca de una gran ausente en las experiencias de capacitación: la evaluación. Además, contiene un conjunto de recomendaciones para poder avanzar en el conocimiento del impacto de las actividades de capacitación. Por último, incluimos como anexo el Código de conducta relativo al socorro en caso de desastre que constituye un instrumento clave para orientar las actividades educativas en situaciones de emergencia generadas por desastres. Como bien se advierte en el código en referencia y en el texto que presentamos, se trata aún en tales emergencias (y con mayor razón en condiciones normales), de fomentar la capacidad utilizando las aptitudes y medios disponibles a nivel local, procurando la participación de los «beneficiarios» y buscando reducir la vulnerabilidad ante futuros desastres. En segundo lugar, anexamos la lista de instituciones participantes al taller «Fortalecimiento de la Capacitación en Prevención de Desastres, para la construcción de una cultura de prevención», organizado por el INDECI.

12

METODOLOGÍAS Y HERRAMIENTAS PARA LA CAPACITACIÓN EN GESTIÓN DE RIESGO DE DESASTRES

13

Introducción
Las metodologías educativas utilizadas para responder a emergencias o reducir los riesgos de desastres han evolucionado de manera relativamente tardía con relación a los grandes cambios experimentados por las metodologías educativas. Ello ha ocurrido, porque su desarrollo ha respondido más a los cambios en el entendimiento sobre la naturaleza de los desastres, cambios producidos principalmente durante la década pasada. En tanto que los desastres eran comprendidos como situaciones de emergencia generadas por fenómenos de la naturaleza, y en las cuales lo importante era salvar la vida de las personas solo mediante la ayuda externa, la capacitación se centró en el desarrollo de las habilidades del personal de las instituciones de ayuda y rescate. La preocupación por el comportamiento de las víctimas de los desastres se limitaba al «manejo del pánico» o al «control» del orden amenazado por los saqueos y desmanes que se presumía equívocamente sucederían a causa de los desastres4. Pero gradualmente, y en particular en países con una rica tradición comunitaria, como los países andinos, ocurrió un cambio sustantivo en la percepción de los desastres: se trataba de emergencias donde los afectados tenían capacidades, aunque insuficientes para responder al impacto de los fenómenos naturales. Ello representó un nuevo reto para la capacitación, porque tenía que tener como sujetos tanto al personal de las instituciones de socorro, como a los potenciales damnificados. La preparación para enfrentar las emergencias consistiría, entonces, en trasmitir a los potenciales afectados las orientaciones para que puedan actuar antes, durante y después de ocurrido un desastre. La capacitación como transmisión de información y conocimientos relevantes suponía la repetición de mensajes sobre el «quehacer» o, como suelen decir los pedagogos, aprender a hacer para actuar adecuadamente ante circunstancias que ponen en riesgo la vida de las personas. Sin embargo, grandes emergencias ocurridas en el mundo y la insuficiente capacidad de las instituciones humanitarias para afrontarlas hicieron ver la necesidad de avanzar aún más en el entendimiento de los desastres, lo que dio lugar a una suerte de revolución en el pensamiento durante la década de 1990, denominada por Naciones Unidas el
4

Generalmente los desastres no van acompañados de saqueos o desmanes estos suceden, excepcionalmente y sobre todo, cuando la población no encuentra canales de organización para enfrentar las situaciones de emergencias.

en las inundaciones y aludes. lejos de ser naturales. desde ese momento. 2004. y que por su naturaleza. hombres y niños en la preparación y respuesta a emergencias. de fortalecer las capacidades locales para responder adecuadamente a los desastres capacidades que implicaban tanto el fortalecimiento institucional. y que relevaban la importancia de las capacidades locales para reducir riesgos y responder a las emergencias. en contraste con ello. la asistencia humanitaria podría incluso agravar los efectos de tales desastres si no se tenía en cuenta que las personas afectadas tenían capacidades y eran sujetos de derechos. mediante una participación que constituye una forma para acceder a los bienes y servicios considerando sus necesidades y expectativas específicas.14 Decenio Internacional para la Reducción de los Desastres. sino que era necesario potenciarla para que se puedan recuperar ante los desastres y que. se logró el consenso sobre la naturaleza de los desastres: estos. Más aun. A partir de esa época han sucedido cambios. 5 Sen 1995: 63. Juan Ansión y otros. PUCP. 16. Lima. Desde esta perspectiva surgieron enfoques que pretendían reducir o manejar tales riesgos mediante la participación concertada de los actores del desarrollo. resultan a veces difíciles de reconocer y aun de asumir.y enfrentar las causas de los desastres con las diferentes instituciones y actores del desarrollo. Se trató. Como bien advierte Amartya Sen: «la capacidad es un reflejo de la libertad para alcanzar desempeños valiosos»5. los desastres. que afectan principalmente a los más pobres. constituyen los documentos que dan mejor cuenta de la necesidad de asegurar el «desempeño valioso» de las mujeres. Teniendo como base los debates surgidos en los eventos nacionales e internacionales que caracterizaron el Decenio Internacional para la Reducción de Desastres en la década pasada. no ocurrirían si no estuviéramos expuestos o vulnerables ante los peligros. como la organización de la población. mediante la deforestación y erosión derivada del mal manejo de los recursos naturales. exposición que resultaba ser cada vez mayor y determinada por los procesos y políticas de desarrollo. tienen como una de sus causas principales a nuestras sociedades. pág. Desde las instituciones de ayuda humanitaria se tomó conciencia de que no bastaba con reconocer la capacidad de las personas en las emergencias. que por su velocidad. cuyas actividades contaminantes y depredadoras incidían cada vez más en los fenómenos de origen océano-atmosférico o. Citado en Desarrollo humano entre el mundo rural urbano. así como el proyecto Esfera. El código de la Cruz Roja y la Media Luna Roja. determinan la transformación de los enfoques y metodologías educativas para reducir los riesgos y responder adecuadamente a los desastres. . ello.

METODOLOGÍAS Y HERRAMIENTAS PARA LA CAPACITACIÓN EN GESTIÓN DE RIESGO DE DESASTRES 15 Capítulo I LA CAPACITACIÓN Y LOS ACTORES LOCALES .

16 .

Las experiencias de capacitación han tenido como actores a otras instituciones. En el Ministerio de Educación se ha capacitado a directores de escuelas y docentes responsables de la defensa civil. y a sensibilizar a la población. de la realización de diversos seminarios y talleres en los que se transmitían conceptos. es destacable. La Agencia Interamericana de Desarrollo y la Asociación Perú . la OPS (Organización Panamericana de la Salud).METODOLOGÍAS Y HERRAMIENTAS PARA LA CAPACITACIÓN EN GESTIÓN DE RIESGO DE DESASTRES 17 1) Las experiencias de capacitación durante las últimas décadas Las experiencias educativas para la preparación ante eventuales situaciones de emergencia y para la prevención de desastres no tienen larga data en el Perú. la capacitación práctica y el desarrollo de diversos instrumentos para mejorar la capacidad de respuesta a emergencias pero también. promovió con el apoyo de especialistas italianos ejercicios de simulación sobre emergencias. lo cual se observa en los materiales de capacitación de la Cruz Roja. funcionarios y autoridades. Casi paralelamente. en la que los grupos representaban a los diferentes actores y eran sometidos mediante una suerte de asedio de información sobre emergencias.Texas organizaron algunos cursos con el fin de mejorar las metodologías de capacitación empleadas por las instituciones especializadas en desastres: la «capacitación de capacitadores» favoreció la transferencia de conocimientos sobre técnicas educativas utilizadas en temas diferentes a los de los desastres. por un lado. por otro lado. se difundía la «Doctrina de la Defensa Civil» y se replicaban los procedimientos metodológicos desarrollados por algunos organismos internacionales. a . que tenía un importante liderazgo en la temática de los desastres. junto con la difusión de mensajes sobre qué hacer antes. el progresivo interés y desarrollo de temas orientados a promover la prevención de desastres. Tanto en la década de 1980. como en los años siguientes se promovió en el Instituto Nacional de Defensa Civil (INDECI) diversas acciones educativas orientadas a la capacitación de líderes. Asimismo. Se trataba. el INDECI combinaba dos estrategias de sensibilización: una de carácter masivo que se desarrollaba a través de los medios de comunicación y simulacros. durante y después de ocurrido un evento destructivo. quienes realizan actividades preparativas para emergencias y charlas en los centros educativos. Durante la década de 1980. en la que se transmitía mensajes para actuar en torno a los desastres. y otra dirigida a los diferentes actores claves mediante la realización de seminarios y talleres. se capacitó a brigadistas de la Defensa Civil en acciones de respuesta a situaciones de emergencia y se contribuyó significativamente a la formación de los secretarios de Defensa Civil en muchas municipalidades del país. cada vez más complejas. la cooperación internacional tuvo un papel relevante en la formación de funcionarios del Sistema Nacional de Defensa Civil. en estos casos. las compañías de bomberos o los equipos de emergencia de las instituciones de salud. el INDECI promovía la organización de simulacros de evacuación ante eventuales desastres. De esta forma. Podemos encontrar también algunos antecedentes relevantes en las actividades de capacitación de los rescatistas y voluntarios de la Cruz Roja. por un lado.

vaso de leche. y. esta estrategia fue modificada a raíz de los desastres que en 1987 afectaron Chosica. El reconocimiento de que la reconstrucción constituye una oportunidad para la «gestión de riesgo» ha sido clave en las estrategias de ITDG en Alto Mayo. fue promovido mediante la RED (Red de Estudios Sociales en Prevención de Desastres en América Latina). Sin embargo. las experiencias educativas desarrolladas por ITDG están referidas inicialmente a los procesos de reconstrucción en Alto Mayo (San Martín) en donde se analizaba las causas de los desastres sísmicos acontecidos (las amenazas y la vulnerabilidad). . como a las funcionales (juveniles. se partía de la sistematización de las experiencias y conocimientos de poblaciones afectadas recurrentemente por huaycos e inundaciones. mediante la investigación. ITDG6. En el Perú. porque se evidenció que si bien los estudios eran conocidos. pero también incidiendo en la relevancia de los actores locales. ni la población ni las autoridades habían implementado las propuestas técnicas.ITDG. Se buscaba así la apropiación por parte de la población participante. Sin embargo. un enfoque que enfatiza sobre la necesidad de reducir o manejar los riesgos de desastres con la participación de los diferentes actores de desarrollo.ITDG ha desarrollado nuevos procesos en los que se combina la información. luego de su culminación eran difundidos entre la población. De un lado. la capacitación. Las ONG nacionales y extranjeras tuvieron una aproximación diferenciada respecto de los desastres y las experiencias de capacitación. Soluciones Prácticas . conformada por intelectuales de diferentes países. Hoy Soluciones Prácticas .18 condiciones de presión extremas para la toma de decisiones. De otro lado. a inicios en 1983 se creó la primera ONG especializada en el tema: el Centro de Estudios y Prevención de Desastres (PREDES). se formulaban propuestas de reconstrucción en las que se podía identificar los roles de los distintos actores del desarrollo local.) y a las autoridades locales. durante los años siguientes. que entre 1983 y 1987 implementó los «estudios multidisciplinarios de riesgo». planes que involucraban tanto a las organizaciones territoriales. Asimismo. Este enfoque. para diseñar y ejecutar exitosamente las propuestas de mitigación y los planes comunitarios de prevención de desastres. Por esta razón. aplicación y diseminación de tecnologías apropiadas. a partir del año 1994. los cuales. ha venido promoviendo desde inicios de la década de 1990. particularmente los comunitarios. posteriormente difundido en diversas regiones del mundo. a la que se comprometía en la realización de algunas acciones demostrativas propuestas por dichos estudios. Moquegua y Tacna. etc. la organización de Estados Americanos (OEA) desarrolló cursos y materiales de capacitación para el personal que trabajaba en instituciones especializadas en temas de desastres. en el que se hacía referencia a la relación existente entre desastres y desarrollo. la planificación regional y la implementación de obras de carácter demostrativo con la finalidad reducir los 6 Organismo de cooperación técnica internacional que contribuye al desarrollo sostenible de la población de menores recursos. Piura. clubes de madres.

CEPESER. de esta manera. durante los últimos años. tal como sucedió durante el fenómeno de El Niño en Piura. analizar sus causas y sus efectos. para transformar esa situación. Labor Ilo y Ceop Ilo. la realización de talleres de capacitación de funcionarios de Defensa Civil y de docentes en diversas regiones del país para incorporar el enfoque de derechos de la niñez y la participación de éstos en los eventos internacionales convocados por el INDECI. Linda. Otras ONG que trabajaban en la promoción del desarrollo empleando metodologías de capacitación participativas se confrontaron con emergencias y situaciones de desastres frente a las cuales tuvieron que asumir roles tanto para la asistencia humanitaria. en algunos casos. la emergencia y la reconstrucción. priorizarlo comparándolo con los otros problemas que tiene. CES Solidaridad y Natura. IDEAS. en este sentido. con el sismo que en el año 2001 afectó Arequipa. Todo ello hizo necesario retomar los principios de la educación popular. entonces. 1998. con el apoyo de ITDG. Ed. en los que se validó el currículo «Aprendiendo a prevenir». la planificación se transformó en una experiencia educativa en tanto que implicó la concertación de los diferentes actores. es poco lo que se tiene sistematizado como contenido y experiencia educativa. . las redes institucionales y la incorporación de enfoques transversales en las actividades educativas. y las obras constituyeron una experiencia de aprendizaje participativo de tecnologías apropiadas para la reducción de riesgos. Delta. Módulos para la capacitación. y se tendió a reproducir los modelos de asistencia tradicional o a buscar alternativas que.METODOLOGÍAS Y HERRAMIENTAS PARA LA CAPACITACIÓN EN GESTIÓN DE RIESGO DE DESASTRES 19 riesgos. Cabe destacar también la capacitación en diversas tecnologías para la prevención de desastres. la conformación de redes de ONG de desarrollo con el fin de incorporar el enfoque de gestión de riesgo y de complementar esfuerzos para responder más adecuadamente a las emergencias. contaron con el apoyo de las ONG más especializadas. Si bien existen experiencias muy valiosas para el control de cauces y torrenteras. Lambayeque y Chimbote con CIPCA. identificar propuestas de acuerdo con su experiencia. Las experiencias en emergencias de las ONG de desarrollo han motivado la preocupación de éstas y de algunas agencias donantes como OXFAM América. o posteriormente. Quito. Las redes constituyen espacios educativos sustentados en el intercambio de conocimientos y experiencias y en la reflexión de temas significativos. así como. recién llegará a comprometerse a ACTUAR. Lutheran World Relief y Save The Children Suecia para promover. y por último. Moquegua y Tacna con Proyección. los cuales señalan que en el proceso de capacitación la población tiene que SENTIR el problema. Es destacable. La capacitación se realizó con el apoyo de módulos que fueron publicados7 y sobre la base del reconocimiento de los riesgos existentes y el análisis de las experiencias de desastres. Sus metodologías para aplicar en la promoción del desarrollo fueron confrontadas. con las urgencias existentes. sobre todo cuando muchas de dichas experiencias han implicado para las poblaciones el «aprender haciendo» y han tendido a producir 7 Zilbert. RAZONARLO. como para la rehabilitación y reconstrucción. como viene sucediendo a través de un foro virtual en el caso de las ONG.

actividades que constituyen los principales medios de vida de las poblaciones. lo que constituye una nueva aproximación estratégica en la capacitación para prevenir desastres o responder a emergencias9. . Engineering in emergencies . 8 9 Davis. que han tenido una difusión más amplia8. solo ha sido posible mediante el apoyo a las redes de promotores rurales campesinos. en dichas zonas. generados por el incremento de la variabilidad climática en zonas de pobreza extrema. y también en la prevención. tuvo que estar referida al manejo de tecnologías apropiadas para la crianza de animales y para la adaptación o protección de cultivos.IT. han posibilitado el desarrollo de nuevas experiencias y estrategias educativas. durante el primer quinquenio del presente siglo. los desastres ocurridos en el sur andino. las que han sido conformadas en Cuzco con el propósito de mejorar las actividades productivas. En la medida en que tales fenómenos impactaban sobre la ganadería y agricultura local. Los pocos textos elaborados han tenido una difusión limitada. Jan. la capacitación en la emergencia. La incorporación de propuestas y tecnologías para la prevención. desarrollaron proyectos de atención de emergencias por el friaje ocurrido en la sierra sur del país. especialmente en el caso de Chosica y. Moquegua y Arequipa en las referidas instituciones. con un proyecto en Cusco promoviendo la participación de promotores campesinos llamados Kamayoqs. Soluciones Prácticas – ITDG. más recientemente. participó conjuntamente con Save the Children Reino Unido. salvo en el caso de las técnicas constructivas utilizadas en las diferentes experiencias de reconstrucción. se hace efectiva mediante los talleres con los promotores y su réplica mediante la asistencia técnica directa. en Ancash. Ello.20 efectos demostrativos y réplicas significativas. 1995. Londres. 717 p. En el 2004 diversas instituciones. Por último. Un balance sintético de los cambios producidos en las actividades de capacitación en prevención de desastres se presenta en el siguiente cuadro.

Líderes de diversos sectores sociales están sensibilizados por los temas del desarrollo y los desastres. la ley del Sistema Nacional de Defensa Civil (SINADECI) y el Plan Nacional de Prevención y Atención de Desastres. no se incluye a los productores agrarios y empresas (funcionarios y propietarios). Asimismo. de comunidades locales pueden servir como soporte para procesos de capacitación. 2. quienes en algunos casos contribuyen significativamente al riesgo y en la mayoría de éstos pueden contribuir a su reducción y a responder adecuadamente a las emergencias. en cierta medida. oportunidades. Cabe destacar que esta visión puede ser complementada en el futuro con la visión o percepción de los capacitados. así como de las características de los actores implicados en la capacitación realizada del 19 al 21 de abril del 2004. las autoridades y funcionarios locales. la población. en dichos análisis. a un grupo de representantes de ONG e instituciones de ayuda internacional convocadas por el INDECI.METODOLOGÍAS Y HERRAMIENTAS PARA LA CAPACITACIÓN EN GESTIÓN DE RIESGO DE DESASTRES 21 2) Una visión sobre el contexto de la capacitación en el Sistema Nacional de Defensa Civil Para definir las metodologías de capacitación es necesario tener en cuenta el conjunto de factores internos y externos que inciden en las características de la capacitación en prevención de desastres y respuesta a emergencias. para lo cual recurrimos al análisis de fortalezas. que transcribimos en las siguientes líneas. Los recursos organizativos y culturales. Instituciones que cuentan con programas de capacitación en prevención de desastres coordinan la realización de actividades conjuntas. e incluso los damnificados de desastres. así como un análisis de las características de los diferentes actores. la capacitación en temas relacionados con la gestión de los desastres. Predisposición de las instituciones públicas y privadas para la ejecución de programas de capacitación en la prevención y atención de desastres. - - . Profesionales capacitados en temas de gestión del riesgo y de defensa civil. en donde se elaboró un análisis de factores internos y externos que inciden en la capacitación. especialmente. así como del medio ambiente y el desarrollo. en particular.1 Análisis conjunto de factores internos y externos (FODA) Fortalezas: recursos y características de las instituciones y organizaciones que posibilitan una mayor calidad en las actividades de capacitación Interés de las instituciones públicas y privadas y sensibilización de las poblaciones en temas de la prevención y atención de desastres. Marco legal e institucional que favorece. debilidades y amenazas.

pero no lo relativo a la prevención. Limitada organización y actividad en los Comités de Defensa Civil en los niveles municipales. Liderazgo de algunas autoridades en sus propias jurisdicciones locales e interés por la capacitación en defensa civil. en particular. Indiferencia. Las máximas autoridades de las comunidades locales no participan activamente en las capacitaciones. Percepción asistencialista de los actores locales (autoridades y población en general) respecto de la intervención de las instituciones que trabajan en la gestión de los desastres. Indiferencia de las autoridades. Incorporación de la prevención de desastres en el currículo educativo. Falta de recursos económicos de las instituciones que deben capacitar a los diferentes actores en la prevención y atención de desastres. ante los objetivos y el funcionamiento del SINADECI. Debilidades: limitaciones de las instituciones y organizaciones para lograr una mayor calidad en las actividades de capacitación Limitada o nula incorporación del enfoque de gestión del riesgo de desastres en los programas de desarrollo local. Insuficiente personal preparado para capacitar a diferentes actores en el enfoque de la gestión de los desastres. Existencia de una estructura curricular anterior de instituciones educativas que aborda temas de respuesta a emergencias. Escaso aprovechamiento de los medios de comunicación local para promover una cultura de prevención y la difusión de acciones pertinentes. Enfoque asistencialista de las instituciones que inter vienen en las emergencias. Carencia de seguimiento y monitoreo a las actividades de capacitación realizadas. Existencia de pocos programas de capacitación en defensa civil en las comunidades locales. .22 Oportunidades: factores externos a las instituciones y organizaciones que pueden contribuir a mejorar las actividades de capacitación Apoyo técnico y económico de organismos de cooperación nacional e internacional. Solo se observa mayor presencia en algunas comunidades que sufrieron desastres o que han sido objeto de intervención de ONG de desarrollo que trabajan en el tema. de comunidades locales ante actividades de desarrollo ligadas a las acciones de prevención y atención de desastres. Demanda de capacitación e información en comunidades locales. Falta de articulación de la capacitación al quehacer de la Defensa Civil: operativizar lo aprendido dentro del SINADECI. - - Amenazas: factores externos que afectan la calidad de los procesos de capacitación Resistencia al cambio en instituciones y en algunos actores. en un gran porcentaje. instituciones y población ante temas de prevención de desastres y.

2 Características y responsabilidades de los actores locales Autoridades locales y funcionarios públicos Características . .Poseen capacidades pedagógicas para desarrollar el tema de gestión de los desastres. . . .Enfrentan dificultades para dar continuidad a las iniciativas de capacitación en defensa civil en sus instituciones educativas.Realizar obras de prevención. Docentes de diferentes niveles y modalidades educativas Características . capacitar y difundir la temática de defensa civil en la comunidad educativa. . . .Elaborar el Plan de Defensa Civil en el nivel que le corresponde.Conocen o tienen interés en metodologías participativas.Participar en la organización de los Comités de Defensa Civil en las instituciones educativas. .METODOLOGÍAS Y HERRAMIENTAS PARA LA CAPACITACIÓN EN GESTIÓN DE RIESGO DE DESASTRES 23 2.Atender las emergencias. . .Muestran un limitado interés y participación en las actividades de capacitación sobre prevención y atención de desastres. riesgo y defensa civil en la institución educativa. .Poseen insuficientes conocimientos y habilidades relacionados con la planificación y la organización y conducción de los Comités de Defensa Civil.Algunos muestran indiferencia en su labor educativa debido a presiones socioeconómicas. .Tienen interés en la formación profesional continua. .Tienen información limitada sobre el Sistema Nacional de Defensa Civil (SINADECI). . Responsabilidades . . .Coordinar y ejecutar simulacros.Gestionar localmente el desarrollo a través de los instrumentos que tengan a su alcance.Hacer un inventario de recursos humanos y materiales. . .Cuentan con un insuficiente manejo de contenidos de defensa civil.Informar.Promover la elaboración de los planes de protección y seguridad de las instituciones educativas.Organizar y activar el Comité de Defensa Civil. .Realizar campañas sobre prevención de desastres.No consideran lo suficiente la capacitación a los padres de familia. Responsabilidades .Promover una cultura de prevención mediante actividades educativas específicas y prácticas cotidianas en el ambiente escolar.

Son responsables. Responsabilidades . . . Responsabilidades . .Demuestran un limitado interés por el tema. Brigadistas de los Comités de Defensa Civil Características .Poseen información limitada sobre Defensa Civil y el SINADECI. . . No están informados sobre Defensa Civil ni el SINADECI. .24 Padres de familia Características .Disponen de tiempo para el desempeño de sus funciones y tareas. Responsabilidades . teatro. solidarios y poseen vocación de servicio. . prevención y atención de desastres.Apoyar de manera directa a la población en su recuperación después de un desastre. Alumnos Características .Participar en la organización y ejecución de medidas y preparativos para emergencia en sus escuelas e instituciones educativas. .Aquellos que viven en zonas rurales tienen mayor conocimiento de los fenómenos naturales y sus consecuencias. .Tienen condiciones físicas y psicológicas apropiadas para apoyar al Comité de Defensa Civil en la prevención y en la atención de la emergencia.Incorporar la cultura de prevención en la vida cotidiana y prepararse para actuar apropiadamente en casos de emergencia. .Incorporar la cultura de prevención en su vida cotidiana.Desconocimiento del enfoque de gestión del riesgo y la doctrina de defensa civil.Tienen disposición para participar en actividades comunicacionales y artísticas (radio.Cuentan con un conocimiento insuficiente acerca de los temas del desarrollo.Tienen capacidad para trabajar en equipo y adaptarse a condiciones difíciles.Apoyar en la formación de una cultura de prevención promovida desde la institución educativa. entre otras).Participar activamente en la gestión del desarrollo local desde sus propias capacidades. . . lo sienten lejano. comprometidos.Realizan su trabajo voluntariamente. .Apoyar a los Comités de Defensa Civil en actividades de preparación y atención de emergencias.

. lejos de ser comparables.Muestran interés en capacitarse para realizar mejor sus funciones y actividades.Desconocen el enfoque de gestión del riesgo. revelan una ausencia de algunos actores clave: las organizaciones funcionales (Vaso de leche. deben ser vistas como parte de un esfuerzo conjunto. entre otros. En primer lugar: la capacitación ha tenido públicos y contextos distintos que han condicionado las estrategias metodológicas desarrolladas. En tercer lugar: las experiencias de capacitación revelan la emergencia de nuevos actores. botiquín comunal. se ha venido aprendiendo de los éxitos y fracasos.Tener preparados y en buenas condiciones los elementos para la atención de emergencias: equipos diversos. .Conocer y participar en los Comités de Defensa Civil y sus actividades. . En segundo lugar: se ha evidenciado una multiplicidad de experiencias y procesos que han sido intercambiados en diversos eventos y difundidos a través de publicaciones10. . en particular.Poseen poco conocimiento acerca del sistema y los contenidos de la defensa civil. 3. Difundir información sobre los riesgos y medidas de preparación y respuesta ante las emergencias. los productores agrarios. entre otros. en la cual. Responsabilidades .Participan en situaciones de emergencia y/o desastres. por lo que. para sensibilizarla y promoviendo su participación comunitaria a través de actividades para la elaboración de mapas de riesgo y peligros. el Ministerio de la Mujer y Desarrollo Social (MINDES). las empresas. como pretendemos hacer en las siguientes páginas. . Algunas reflexiones sobre las experiencias educativas Si bien no es posible abarcar el conjunto de las experiencias de capacitación desarrolladas por diversas instituciones en el presente texto. ITDG. Asimismo.METODOLOGÍAS Y HERRAMIENTAS PARA LA CAPACITACIÓN EN GESTIÓN DE RIESGO DE DESASTRES 25 - - Participar en la etapa de prevención con programas dirigidos a la comunidad. 2004. . comedores). Líderes comunales Características . a partir de muchas de ellas se puede destacar algunas características que pueden ser comunes. los docentes y estudiantes de los centros educativos.Conocer los riesgos en su comunidad y promover medidas de prevención de desastres. 10 Ver El fenómeno El Niño en Perú y Bolivia. las ONG de desarrollo. pero en los que no se ha podido reconocer o construir una metodología y herramientas comunes.

María Heise compilación y edición.26 En último lugar: es destacable el cambio en los enfoques de capacitación. Algunas de estas reflexiones son retomadas en los siguientes dos capítulos con la finalidad de ir construyendo los enfoques y propuestas metodológicas. Más aun. tolerancia. 11 Interculturalidad es la situación de respeto. en el que cada uno aporta a los otros. . Programa Forte PE2001). La interculturalidad es la meta a la que se debe aspirar y por la que se debe trabajar en búsqueda de la igualdad de consideraciones y derechos de todas las culturas. intercambio y diálogo productivo entre los diferentes grupos étnicos y culturales. (Interculturalidad: Creación de un concepto y desarrollo de una actitud.13. gracias a la incorporación del enfoque intercultural11. p. pasando de uno predominantemente transmisor de conocimientos cerrados a otro de construcción del conocimiento a partir de la experiencia y el intercambio de saberes. algunas instituciones y educadores se han propuesto desarrollar experiencias de capacitación con metodologías aplicadas a comunidades específicas.

METODOLOGÍAS Y HERRAMIENTAS PARA LA CAPACITACIÓN EN GESTIÓN DE RIESGO DE DESASTRES

27

Capítulo II

LA CAPACITACIÓN PARA LA PREVENCIÓN DE DESASTRES

28

METODOLOGÍAS Y HERRAMIENTAS PARA LA CAPACITACIÓN EN GESTIÓN DE RIESGO DE DESASTRES

29

En este capítulo, se establece la relación entre los temas claves de la gestión de riesgo, los roles de los diferentes actores y los objetivos de la capacitación. 1) Los riesgos como problema del desarrollo y de las emergencias Puesto que la capacitación tiene como finalidad el desarrollo de las capacidades locales para responder a emergencias y/o para prevenir desastres, resulta indispensable partir de una comprensión de las causas de los desastres y de sus consecuencias, lo que nos lleva, al análisis de los riesgos. Para el análisis de las causas de los desastres resulta necesario conocer los diferentes factores que determinan las amenazas y las condiciones de vulnerabilidad. En el cuadro relativo a la «Progresión del riesgo» estos factores están agrupados para el caso de la vulnerabilidad, en causas estructurales o de fondo referidas, por ejemplo, al sistema económico - social; las presiones dinámicas derivadas de la gestión pública (políticas de educación o vivienda), de la demografía (migraciones), de los cambios científicos y tecnológicos; así como de las condiciones inseguras, en relación con la salud, vivienda, alimentación e incluso la insuficiente capacidad organizativa. De igual forma, para el caso de los peligros se destacan los factores que influyen en su magnitud e intensidad y los principales tipos de eventos destructores. Progresión del riesgo

para que se pueda reducir los riesgos de desastres y responder adecuadamente a las emergencias. lo cual se describe en el siguiente cuadro. como se grafica en el siguiente cuadro. Esto significa un cambio en el enfoque. que involucra a los distintos actores del desarrollo y un proceso de participación organizada y responsable de la población y sus instituciones. charlas y seminarios. económicas y culturales que impiden que muchas familias. comunidades y sociedades puedan acceder a los recursos que dan seguridad. por ello. Cuadro sobre enfoques de gestión de riesgo . a lograr el acceso de las poblaciones vulnerables a los recursos que les permitan dotarse de seguridad y. de esta manera. Impacto diferencial en los distintos grupos sociales La capacitación se enmarca en los procesos de organización. Los procesos educativos deben orientarse.30 Otra aproximación referida a la vulnerabilidad destaca cómo las condiciones inseguras derivan de las barreras sociales. políticas. planificación y ejecución de actividades y no solo en eventos formalmente educativos como los talleres. a reducir dicha vulnerabilidad.

ONG. . 2) Considerando las diferentes características de los actores locales La identificación de los roles de los diferentes actores resulta un referente importante para la definición de objetivos y para el diseño de los contenidos de la capacitación existen roles diferenciados según los diferentes niveles de actuación (nacional. así como de la población organizada. por ejemplo. regional. como los escenarios de riesgo. la capacitación debe considerar tanto las características de los actores locales. Estos roles pueden establecerse más precisamente para instituciones como. los municipios y las ONG. aspectos que desarrollamos a continuación. ello resulta más difícil.METODOLOGÍAS Y HERRAMIENTAS PARA LA CAPACITACIÓN EN GESTIÓN DE RIESGO DE DESASTRES 31 Asimismo. Funciones y roles en la gestión de riesgos El siguiente cuadro nos permite visualizar las principales funciones en materia de gestión de riesgo de desastres y respuesta a emergencias y los roles diferenciados de las municipalidades. pero en cuanto a la población organizada. local).

docentes. por razones de manejo metodológico. como grupos generacionales (niños. sociales y étnicas de los grupos más vulnerables. como friajes y sequías que tienen un potencial destructivo sobre los campos de cultivo y pastoreo. en gran medida. la relación con las instancias de decisión. las mismas que deben servir de referente clave para el diseño de la metodología y los contenidos de la capacitación. Más allá de la generalización de «comunidad» como actor social. 3) Las comunidades: distintos escenarios de riesgo y prevención Las comunidades locales son los principales escenarios de riesgo y deben ser espacios de la prevención de desastres y de la respuesta a emergencias. garantizando con ello. relaciones. Kumatzín. con la percepción social que. y a condiciones inseguras evidenciadas en el deterioro. se debe considerar «las condiciones multiculturales.) tiene capacidades diferenciadas derivadas de sus propias condiciones. Ramiro Batzín. debemos tener en cuenta que a pesar de las diferencias existentes entre los actores es posible y necesaria su participación conjunta en procesos de capacitación. redes y visiones de la realidad. Esta diferenciación no solo corresponde con la realidad objetiva. Entre los actores. .los actores tienen características sociales y culturales predominantes que podemos reconocer para el caso que nos ocupa. es fundamental tomar en cuenta sus características particulares.»13 Sin embargo. Kobe. por lo general. para lograr una comprensión más integral y generar acciones concertadas y eficaces14. hacinamiento y densificación urbana. líderes comunales. como ocurre en la elaboración participativa de los diversos planes. por ejemplo. Es el caso de las experiencias de las comunidades en las emergencias.32 Cada actor (autoridades. En las comunidades rurales. las diferencias más importantes que debemos tomar en cuenta para el diseño de las metodologías de capacitación son los riesgos específicos y sus percepciones. así como en la ubicación y características de las viviendas y servicios básicos que operan con energía e instrumentos modernos. la historia de los desastres. etc. niñas y adolescentes en el ámbito escolar y adultos en otros ámbitos) o género y rasgos culturales locales (especialmente distintivos en la comunidad)12. por ello. En particular. así como las relaciones y tipos de conflictos entre éstos. 18 al 22 de enero de 2005. se reconoce que ésta. Asimismo. están asociados a la erosión y degradación de los suelos y a la ocurrencia de fenómenos climáticos. Conferencia Mundial sobre la Reducción de Desastres Naturales. los riesgos están asociados a amenazas como los sismos e inundaciones. Presentación multimedia. se encuentra conformada por un conjunto heterogéneo de grupos y personas. los conocimientos. la formación recibida en las escuelas o las relaciones entre las autoridades locales y las comunidades. su participación. los riesgos de desastres. En las ciudades. sino también. Japón. asigna al poblador rural un rol productivo sin hacer 12 13 14 Estas condiciones identificadas en estos dos últimos párrafos se constituyen en referentes indispensables de pautas metodológicas de capacitación.

pero también puede. por ello. pero ricas en procesos de aprendizaje. Todo esto debería tener implicancias en los procesos de capacitación. los contenidos de la educación y el aporte de los actores de la comunidad educativa. como los procesos de aprendizaje. La escuela debe constituirse en un ámbito de aprendizajes múltiples para una comunidad sostenible. científicas y tecnológicas pueden jugar un papel central en la capacitación para la prevención de desastres. constituye en muchos países el único vínculo permanente entre el Estado y las comunidades más apartadas. Del mismo modo. La comunidad educativa comprende dos dimensiones: un espacio definido por la escuela y su entorno. según el caso. en particular las constructivas. los procesos de aprendizaje tenderían a incidir en la búsqueda de mejoras materiales. huertos. en el caso de las pequeñas empresas. que es en cierta forma un escenario de riesgo para los estudiantes y docentes. la seguridad de los sistemas productivos agropecuarios o la incorporación del factor de riesgo en la enseñanza sobre tecnologías. 4) Las instituciones educativas y la comunidad La escuela constituye un elemento articulador de la cultura. y un espacio virtual. mediante el reforzamiento de su vínculo con la comunidad. manejo de residuos y mejora del hábitat.METODOLOGÍAS Y HERRAMIENTAS PARA LA CAPACITACIÓN EN GESTIÓN DE RIESGO DE DESASTRES 33 hincapié sobre sus condiciones de vida. incluidas las municipalidades. cuyas prácticas escapan a los marcos de la escuela. Todo ello la erige como un recurso de gran potencialidad para la gestión de riesgo y de desastres. la escuela. La escuela puede constituir un ámbito precursor de alternativas sostenibles para las comunidades. Forzando esta diferenciación. pero lamentablemente. mobiliario. valores y principios para la convivencia. podríamos encontrar una escuela medianamente dotada en condiciones materiales. la presencia y roles del Estado. constituir un agente clave en su desarrollo. o una situación inversa. se diferencia sustantivamente y tiende a ser más relevante en las ciudades donde se concentran los servicios principales. en particular. merecen especial atención aquellas experiencias escolares que integran aspectos ambientales y productivos. a menudo. en particular. Consecuentemente con lo anterior. en el cual se encuentra una serie de elementos tangibles. se aplica la misma «plantilla» metodológica para capacitar en el medio urbano y en los pequeños poblados rurales. Otras instituciones educativas. y su vivienda. para ello se hace necesario incorporar en las actividades educativas de tales instituciones contenidos y metodologías que posibiliten. como edificaciones. en general. . actividades específicas y comportamiento de las personas. como jardines. en particular las universidades y los centros de capacitación tecnológica. Adicionalmente. definido por un contexto de aprendizaje independiente de las condiciones físicas de la escuela. la percepción social del riesgo en las ciudades tiende a centrarse en la vivienda sin tener en cuenta los riesgos en los medios de producción o de vida. aunque definitivamente. entre los que se incluye pautas.

doctrina y organización. la cultura de la prevención. La legal e institucional: referida a la legislación existente aplicable a la prevención y respuesta a desastres. La técnica: referida a la evaluación de riesgo. desastres y medios de vida (impacto en la agricultura y la ganadería). se describe cada una de éstas. tecnologías para la prevención de desastres y respuesta a emergencias. la ética y valores. A continuación. cuyos contenidos deberán adecuarse tanto a los objetivos como a la población objetivo. - - - - En cada área de intervención podemos formular resultados esperados que definan la conducta operacional de los capacitados. reconoce las distintas dimensiones de la vulnerabilidad y diseña estrategias de política para su reducción. Escuela para el desarrollo. resulta muy útil el trabajo grupal con los potenciales capacitados con el fin de determinar tales necesidades. 2005. Los objetivos y contenidos de la capacitación Los objetivos de los procesos de capacitación se derivan de un diagnóstico de las necesidades educativas que puede ser construido con base en la identificación y análisis de actores y sus roles. Julio. Asimismo. sistemas de alerta temprana. planes de preparación y respuesta a emergencias. A manera de ejemplo. Ley de Municipalidades. medios de comunicación. Lima. SINADECI: conceptos. sistemas de apoyo y distribución de ayuda. las percepciones de riesgo. podemos distinguir cinco posibles áreas de intervención. comunicación informal. evaluación de daños y necesidades (EDAN). la elaboración de mapas de riesgo. la rehabilitación y reconstrucción en la perspectiva del desarrollo y a los estándares mínimos para la ayuda humanitaria.En el área educativa: conoce y aplica los elementos fundamentales de la teoría de desastres. p. 26 y 27 . y a las políticas estatales en las emergencias: prioridades. La social: referida a la organización y liderazgo. las estrategias de prevención y adaptación. necesidades de información. manejo operativo de la emergencia y a la implementación de refugios temporales. empleo de bases de datos para la geo-referenciación y de sistemas de información geográfica. ley y reglamento de Defensa Civil. Considerando las distintas funciones y especificidades. rehabilitación psico-social. y en el estudio de los dispositivos legales y de las funciones y responsabilidades que se deriven de ello. La educativa: referida a la teoría de la gestión de riesgo y a la planificación del desarrollo. La económica: referida al impacto económico de los desastres y a la rentabilidad de la inversión en desastres.34 5. redes de información y a las campañas informativas. destacamos algunos resultados esperados contenidos en una propuesta educativa de prevención de desastres15: . 15 Fernández V. así como los distintos escenarios de riesgo. Dinámica de grupos y técnicas participativas. en la aplicación de entrevistas y encuestas. la memoria e historia de los desastres.

. los distintos escenarios de riesgo y los distintos contenidos posibles de las actividades de capacitación.En el área social: maneja criterios de organización para la prevención y analiza los distintos actores y liderazgos. Todo lo anterior no debe hacernos perder de vista que si consideramos la diversidad de actores ya referida. Ello no impide poder contar con una metodología general.En el área legal: conoce y aplica la legislación sobre desastres.En el área temática: reconoce e interpreta las estadísticas sobre desastres y hace cálculos de inversión y de costos de obras.En el área económica: maneja criterios de oferta y demanda de tierras y suelos urbanos. las distintas funciones y necesidades específicas de éstos. tendremos que concluir que se requiere de objetivos y metodologías específicas.METODOLOGÍAS Y HERRAMIENTAS PARA LA CAPACITACIÓN EN GESTIÓN DE RIESGO DE DESASTRES 35 . como veremos en el siguiente capítulo. . . cuya construcción depende de dichas variables. .

36 .

METODOLOGÍAS Y HERRAMIENTAS PARA LA CAPACITACIÓN EN GESTIÓN DE RIESGO DE DESASTRES 37 Capítulo III ENFOQUE Y METODOLOGÍA PARA LA CAPACITACIÓN EN GESTIÓN DE RIESGO .

38 .

las mismas que se encuentran sometidas a cambios constantes. La capacitación. UNESCO. debemos incorporar distintas fuentes para el aprendizaje y no limitarnos a los libros o a la información proveniente de expertos. de compartir capacidades entre participantes y capacitadores. el conocimiento organizado y el tácito. a la diversidad de los contenidos. utilizando métodos. por tanto. el aprendizaje y el sentido. También. lo cual posibilita la eficacia del proceso y la consecución de resultados satisfactorios en sus aplicaciones. aprender a hacer y aprender a convivir (a vivir juntos)16. Por tanto. Aprender a hacer se refiere a los nexos necesarios entre conocimientos y aptitudes. Aprender a convivir (vivir juntos) promueve la cohesión social y hace viable el desarrollo comunitario sobre bases sostenibles. debe tener sentido como experiencia de vida y crecimiento personal. Aprender a ser se refiere al proceso de crecimiento espiritual y vivencial que da significación final a la vida y a la construcción de la felicidad. La condición de eficacia de dichas herramientas es su uso sistemático y su ajuste a las características del contexto y de los actores. el saber inerte y el activo. la cual es el procedimiento general que se debe seguir. Reproducido por la Oficina Regional de Educación de la UNESCO para América Latina y el Caribe. Aprender haciendo y hacer aprendiendo son las claves que enlazan la dimensión de la experiencia y la dimensión del conocimiento en el mismo desarrollo de las actividades humanas. Consejo Nacional de la Cultura y las Artes – Chile. denominaremos genéricamente «herramientas metodológicas». a los medios tradicionales aún existentes y a los nuevos medios de saber. 1) La propuesta de aprendizajes verticales como referente para la construcción metodológica La propuesta de aprendizajes verticales de la Comisión Internacional para la Educación del Siglo XXI. La experiencia de capacitación es una experiencia de convivencia. A estos últimos. 16 Roberto Carneiro. técnicas y dinámicas de capacitación. Aprender a conocer es un principio que apela a la necesidad de responder a la diversidad de fuentes de información. en los procesos de capacitación. de la UNESCO. aprender a conocer. ponencia presentada en el encuentro Sentidos de la educación y la cultura. Todo esto se logra definiendo una estrategia de capacitación que denominamos metodología. técnicas y dinámicas a disposición de quienes realizan labores de capacitación en distintos campos de interés.METODOLOGÍAS Y HERRAMIENTAS PARA LA CAPACITACIÓN EN GESTIÓN DE RIESGO DE DESASTRES 39 Existe un amplio repertorio de métodos. aprendizajes y competencias. . cuentan los variados conocimientos existentes en nuestras comunidades. considera cuatro pilares fundamentales en los procesos educativos: aprender a ser. La educación.

en tanto proceso de crecimiento espiritual y vivencial. Las capacidades que se desea promover en los participantes y los instrumentos del proceso de capacitación resultan fundamentales en la medida en que permitan resolver problemas. El aprender a hacer. así como para su validación en las distintas realidades existentes y cambiantes. afrontar situaciones nuevas. satisfacer necesidades. El aprender a conocer tanto las distintas situaciones de riesgo. como las estrategias y medidas para su mitigación. . en torno a ello. tratar conflictos posibles.40 La aplicación de la referida propuesta de aprendizajes verticales en la gestión de riesgos y/o desastres nos plantea: El aprender a ser. Todas estas consideraciones se ponen en práctica en los siguientes aspectos: El énfasis del proceso en aprender. que resulta fundamental para la apropiación del conocimiento en las comunidades. comprender la realidad. Aprendizaje en donde se conjuga el saber derivado de la tradición y experiencias de riesgo y desastres con el saber procedente de las instituciones académicas. entender nuevos fenómenos o acometer tareas y proyectos de trabajo. a pensar en los derechos de las personas para acceder a condiciones y medios de vida apropiados y sostenibles. analizar casos y situaciones. Por ello. partiendo del conocimiento de los participantes sobre la situación del riesgo y los desastres. El aprender a convivir. conocimiento que se sintetiza en el desarrollo de tecnologías y procedimientos metodológicos. - - - 2) Hacia una metodología básica para la capacitación Conviene para el caso. el capacitador debe facilitar el proceso de aprendizaje y no simplemente transmitir discursos o técnicas. con sus percepciones y formas de ver el mundo. y el que encuentren útiles y aplicables los nuevos aprendizajes. mas que en enseñar o informar. Aprendizaje para la apropiación y puesta en práctica de tecnologías apropiadas para la reducción de riesgo como el desarrollo de aptitudes para responder a situaciones de emergencia. los participantes sean capaces de articular la prevención y preparativos para responder a emergencias con sus intereses y necesidades sentidas. nos permite pensar en los valores que sustentan la gestión de riesgos y/o desastres. en la medida en que promueve la cohesión social y hace viable la participación y el desarrollo comunitario. en la afirmación de la vida y. en los valores de solidaridad y de reciprocidad que sustentan las actitudes preventivas y de respuesta ante desastres. una metodología básica que. en la medida en que se refuerza el sentido de responsabilidad familiar y ciudadana frente a los riesgos de desastres o ante la ocurrencia de los mismos.

abierta. motivo por el cual el capacitador debe propiciar este tipo de trabajo. El trabajo en grupo potencia la capacidad de aprender. ni las actitudes ni las habilidades se transmiten unilateralmente. La metodología de capacitación requiere. podemos estructurar los temas. 17 Julio Fernández Velásquez. se puede reconocer que hay tres tipos de conocimiento: el que se tiene. de una apertura que permita abordar la variada temática que comprende.METODOLOGÍAS Y HERRAMIENTAS PARA LA CAPACITACIÓN EN GESTIÓN DE RIESGO DE DESASTRES 41 - El participante es quien tiene que construir su propio aprendizaje significativo. Oscar Jara afirma que ni los conocimientos. Por estas consideraciones. No hay conocimiento nuevo posible de ser adquirido o apropiado si no lo es en relación con anteriores conocimientos: sea negándolos. Esta metodología -denominada «participativa vivencial». el que se puede conseguir y el que se puede construir con otros. Todo proceso educativo es esencialmente interactivo. adoptando variaciones para mantener su eficacia. - - - A partir de esta metodología básica. podemos estructurar un conjunto articulado de pasos que se debe seguir para lograr aprendizajes que deben cumplir una función orientadora. A través de esta metodología. postulamos una metodología. sino que éste resulta de la creación con el capacitado y de la sinergia entre ambos. «Dinámicas de grupos y técnicas participativas». acciones y actividades involucradas. . aplicar técnicas adecuadas para el grupo y crear espacios adecuados que favorezcan el proceso de aprendizaje. por lo que tienen que ser sumamente flexibles y modificables. no hay un cambio de actitudes que no tenga como referencia las anteriores. El error y el conflicto deben ser manejados como nuevas fuentes de aprendizaje. pues. la diversidad de actores sociales. así como no hay habilidad o destreza nueva que no esté afirmada en las existentes17. Asimismo. apoyado por el capacitador. dentro de las cuales las nuevas lecciones adquieren su significado. dinámica y que soporta el cambio.considera que todo proceso de aprendizaje no es solamente responsabilidad del capacitador. En este sentido. A partir de ello. uni direccionalmente. superándolos parcialmente o enriqueciéndolos con nuevos elementos. Este aprendizaje debe construirse a partir de lecciones anteriores. Lima 2005.

es fundamental. entre otras). Fuentes • Diagnósticos o estudios elaborados por distintas instituciones. por ejemplo. los objetivos de la institución. asociaciones y organizaciones. Las premisas que necesitamos para construir metodologías apropiadas son: planteamiento estratégico. infraestructura y medios de vida en relación con las amenazas existentes en dicha localidad. a fin de que el capacitador pueda diseñar metodologías apropiadas valiéndose de aquellos recursos que hemos llamado herramientas metodológicas. no se garantiza que los resultados sirvan a los objetivos de desarrollo de esta institución. organizaciones de desarrollo. género. entre otros. sea en el escenario de la capacitación o en los distintos escenarios donde posteriormente se desenvolverán los participantes realizando lo aprendido. • Antecedentes de desastres y otras emergencias. del tipo de participantes. Si el capacitador no toma como referencia los objetivos de desarrollo a los que sirve la capacitación. • Principales riesgos y problemas sociales existentes. de los temas. • Niveles de educación y acceso a servicios. como universidades. • Instituciones públicas. • Recursos y capacidades existentes. del tipo de información requerida. • Actividades económicas de la población. Información necesaria sobre el contexto • Características geográficas y ecológicas. en sus distintas jerarquías.42 3) Construyendo metodologías apropiadas En esta sección. Este conocimiento le permitirá identificar aquellos factores que se relacionan con las limitaciones o capacidades de aprendizaje. expuesto en páginas anteriores. • Límites jurisdiccionales y relaciones con poblaciones próximas. privadas. programa o proyecto para el cual está realizando la capacitación. municipalidades. En este caso. conocimiento de los actores. y relación entre éstas. conocimiento del contexto. . Premisa 2: conocer el contexto El capacitador debe informarse adecuadamente y tener una comprensión de la realidad. entre otras. pues ese conocimiento será el primer identificador y discriminador de los componentes del proceso de capacitación en todos sus detalles. Premisas Premisa 1: planteamiento estratégico Tener claro los objetivos. vale decir. llenará este aspecto con una visión propia o sentido común. • Ubicación de las poblaciones. contenidos y la comunicación. • Características de la población (edad. relacionamos la metodología básica de capacitación con el diagnóstico y el enfoque de gestión de riesgos.

la metodología de capacitación necesariamente debe responder a sus particularidades. el desarrollo humano y la prevención de desastres. En las comunidades. talleres. los mitos son formas de conciencia social muy representativa de las culturas tradicionales y su génesis y función merecen estudios antropológicos. ello puede tener efectos contraproducentes en los procesos educativos. por ejemplo. sacerdote y funcionarios públicos. incluso. se ataca el mito. - - - Todos estos aspectos deben servir para definir procedimientos adecuados de capacitación. la influencia que pueden tener en los aspectos formativos para una cultura de prevención. reuniones. resulta adecuado considerar actividades como talleres. Si por un lado. profesores. características culturales y vida cotidiana. etc. conferencias. • Entrevistas a personas al azar. la calificación de ciertos testimonios como «creencias» y «mitos»18. sus roles y tareas En los capítulos anteriores. por ejemplo. de jóvenes. para orientar la definición de los contenidos. Si destacamos los aspectos formativos para una cultura de prevención en los niños y adolescentes. los aspectos legales y responsabilidades relacionados con la gestión de los desastres. Para aprovecharla se debe considerar el mejor escenario de capacitación para que fluyan los testimonios de la manera más fiel posible. vincular su participación con la posición que ocupan en su propio contexto social. el medio ambiente. conversatorios. dando preferencia a la oralidad (según las características de los participantes) y definiendo ciertas pautas en todo el proceso para evitar la adjetivación y juicios de valor de las explicaciones locales. lo mismo sucede con «utopía» en otros casos. sociales. reivindicarlas como protagonistas en los procesos de desarrollo. Podemos escoger los seminarios. existen personas que pueden dar informaciones amplias y confiables como. de mujeres. por ejemplo: Si buscamos conocer las experiencias de desastres en las comunidades podemos escoger la técnica del estudio de casos. jornadas juveniles. por ejemplo.METODOLOGÍAS Y HERRAMIENTAS PARA LA CAPACITACIÓN EN GESTIÓN DE RIESGO DE DESASTRES 43 • Entrevistas a informantes clave. líderes de organizaciones comunales. . por otro. Si consideramos el tema de género y la participación de las mujeres en las comunidades. de acción y sociabilización pertinentes. caminatas. como actividades apropiadas. Ello ayudará a conocer los aspectos físicos. incorporando dinámicas lúdicas.. Estas constituyen importantes referencias para diseñar metodologías de capacitación apropiadas e. por lo general. como por ejemplo. comunicadores sociales. se revaloriza las culturas tradicionales y. grupos de trabajo. Por un lado. y todas aquellas que no aparezcan como puramente instructivas. teatro. Si destacamos los roles en las autoridades. El mito no es sinónimo de ilusión. Premisa 3: conocer a los participantes. • Observación estructurada en visita de reconocimiento. Para recoger las percepciones mayoritarias y significativas. sino formativas. su fuerte relación con el entorno de la familia y el hábitat. hemos identificado algunas características significativas de los actores. Sin embargo. entre otros. la conveniencia o no de participación conjunta con los 18 El mito frecuentemente tiene una connotación peyorativa en el lenguaje común e incluso especializado. debemos seleccionar de manera apropiada a los participantes y enfatizar en las funciones que deben cumplir.

Si examinamos entonces los resultados de la capacitación en cuanto a los contenidos no debemos preguntamos cuánto aprendieron o asimilaron de aquello que no sufrió modificación alguna. de sentir algo juntos. Enseñar a convivir es un imperativo de nuestra sociedad.44 varones. Premisa 4: definir los contenidos apropiados Cada proceso de capacitación tiene como base los contenidos definidos previamente. el uso de formas de socialización propias en los procesos de capacitación. 4) El capacitador El capacitador debe tener claro a dónde quiere llegar. tanto en los contenidos. Además de ser esencialmente un proceso de comunicación. debe aplicarse. los tiempos y días para la capacitación. sino que se materialicen en la propia realidad en la que se desenvuelven los actores. que supone compartir un hecho. las contradicciones que podrían generarse con su participación en procesos de capacitación y sus actividades familiares. sino de construir con ellos contenidos que tengan en cuenta la realidad y la experiencia de éstos. Premisa 5: asegurar la comunicación Un elemento indesligable de la capacitación es la comunicación. gracias a las cuales se puede lograr el incremento de la comunicabilidad. El aprendizaje debe reflejarse en resultados tangibles que no se queden en la generalidad ni en la mente de los participantes. adaptarse o desarrollar se de acuerdo con las realidades locales para que tengan sentido práctico. Los objetivos de desarrollo que tienen las instituciones pueden y deben constituirse en los ejes orientadores fundamentales. debemos preguntarnos cuáles han sido los productos del conocimiento generados a partir del proceso de capacitación. . el reforzamiento de una ciudadanía cada vez mejor. si bien tiene referencias generales sobre sus formas y objetivos. La experiencia compartida es la única posibilidad que tiene el ser humano. como si ellos fueran simples receptores. como en el proceso. productivas. analizando su significado y su sentido. Cada uno de esos contenidos. Ello implica la idea de percibir. se debe trabajar a través de la aplicación de los conceptos vertidos en los talleres y en el trabajo práctico de campo. pero. de incorporar percepciones. y esto se lo debe a la comunicación. fenómeno o cosa. y por lo tanto. En este sentido. como especie. entre otras. no se trata de «transferirlos» tal cual a los participantes. Los promotores sociales tienen un valioso recurso para ese trascendental objetivo: las técnicas participativas. la educación se ve requerida de brindar capacidades para comunicarse y habilidades para aumentar los canales de comunicación.

los eventos similares desarrollados o que se han de desarrollar y las expectativas de los participantes. la responsabilidad. en las plenarias de los talleres de capacitación. Para ello. Síntesis y conclusiones que más que un simple ejercicio de redacción constituyan parte de la construcción de contenidos como resultado del proceso de capacitación. Es decir. las necesidades de los posibles capacitados.METODOLOGÍAS Y HERRAMIENTAS PARA LA CAPACITACIÓN EN GESTIÓN DE RIESGO DE DESASTRES 45 El capacitador debe ser un constructor de su propia práctica conjuntamente con los capacitados. testimonios y dramatizaciones. con el fin de reflejar la producción de saber. como las divergencias. Entre los principales roles del capacitador en prevención de desastres y respuesta a emergencias tenemos: Diseñar y planificar el proceso de capacitación sobre la base de la investigación previa. Esto ocurre. mediante los aportes que brindan los participantes. el desarrollo de nuevas lluvias de ideas o el planteamiento de nuevas interrogantes. la disciplina. el capacitador debe considerar tanto los puntos de acuerdo. así como la de los organizadores. el afecto. capacidades y recursos existentes. Sistematizar la experiencia. de las prioridades institucionales. Vale la pena cuestionar las experiencias grupales que limitan el crecimiento personal. el trabajo en comunidad y/o en equipo en el mismo proceso de aprendizaje. - - - - - . la invitación a replantear algunos contenidos. Vincular los contenidos de la capacitación con las experiencias relevantes de los participantes. porque sustituyen y validan en forma grupal lo que en realidad es la opinión de una o dos personas que tienen más iniciativa. Facilitar la reflexión sobre experiencias individuales y grupales que se tienen relacionadas con el tema que se va a desarrollar. recoger lo que el participante sabe del tema: qué es o de qué se trata. teniendo en cuenta las líneas orientadoras desarrolladas en textos como el presente. la solidaridad. hablan primero o tienen dominio sobre el grupo. rescatar aquellos valores inherentes a una cultura de prevención. Facilitar el descubrimiento. la reiteración de puntos no resueltos. Potenciar relaciones interpersonales basadas en el respeto. de tal forma que pueda elaborar una definición que recoja los aspectos más relevantes. Con todo ello. es decir. la organización. Esto se logra con una serie de recursos como la motivación a partir de casos. más la información teórica que se les pueda ofrecer. con el fin de evaluar y valorar aquellos acontecimientos o aspectos que pueden servirnos de ejemplo. se construyen los conocimientos. por ejemplo.

46 .

METODOLOGÍAS Y HERRAMIENTAS PARA LA CAPACITACIÓN EN GESTIÓN DE RIESGO DE DESASTRES 47 Capítulo IV APLICANDO LA METODOLOGÍA .

48 .

el punto de partida del planeamiento metodológico es la formulación de los objetivos de capacitación que debe corresponder a cada situación de aprendizaje.3 Selección y caracterización del público objetivo • Los grupos objetivos identificados: niños. • Definir los temas específicos de la capacitación y los respectivos objetivos por tema. Estos objetivos comprenden dos aspectos fundamentales: los contenidos de aprendizaje y el proceso de aprendizaje. así como los documentos de política y enfoque de la institución responsable. para no ser interrumpidos. • Debe tomarse en cuenta la amplitud del local en función del número de participantes y de las actividades que se desarrollarán. brigadistas. Si hay cierta confusión. organizaciones de base. secretarios técnicos de Defensa Civil.4 Escoger y preparar el ambiente de aprendizaje • Es conveniente seleccionar un lugar accesible para los participantes. adolescentes. comunicadores sociales. escolares. • Se debe tomar en cuenta la ventilación del lugar para regular la temperatura interna y oxigenar el ambiente. en términos de secuencias. alcaldes. sector salud. docentes. dinámicas y técnicas. amas de casa. 1. • Definir contenidos por cada tema. comerciantes. sector empresarial. directores de desarrollo urbano.1 Informarse sobre el contexto de la capacitación • Conocer y estudiar los documentos básicos del programa o proyecto en el cual está inscrita la capacitación.METODOLOGÍAS Y HERRAMIENTAS PARA LA CAPACITACIÓN EN GESTIÓN DE RIESGO DE DESASTRES 49 Como hemos visto en las premisas planteadas anteriormente. 1. aclararlos previamente antes de abordar el diseño de la actividad de capacitación. adultos.2 Establecer claramente los objetivos y contenidos • Definir el objetivo general de la capacitación. . • Las técnicas que se empleen en el proceso de capacitación estarán directamente relacionadas con el público objetivo con el que se cuenta. natural y artificial. finalmente presentamos algunos esquemas en los que describimos las actividades que realizan los capacitadores de diversas instituciones que trabajan en la educación para la prevención de desastres 1) Consideraciones y pasos previos al inicio del proceso de capacitación 1. 1. adultos mayores. Incluimos en este capítulo las consideraciones y pasos necesarios antes del inicio del proceso de capacitación y la secuencia básica de dicho proceso. autoridades educativas. Dicho de manera más sencilla: en qué y cómo se va a capacitar. • Identificar los aspectos claves del proyecto o programa en el que está enmarcada la capacitación. • Debe haber iluminación directa o indirecta. autoridades.

estudios de percepciones. 1. La difusión de conocimientos relacionados con los desastres por los medios de comunicación local y sus características pueden revelar el manejo que tienen los actores sobre la temática y.6 Conocer las técnicas y entrenarse especialmente en su manejo Se debe: • Escoger las técnicas más adecuadas según los objetivos y el público que se tenga. Los grupos tienden a buscar una estructura más o menos clara de relaciones formales entre sus miembros (el autoritario. 1. y la identificación de procesos e iniciativas existentes. por tanto. y especialmente el educador-promotor.5 Identificación de información El capacitador debe reconocer el contexto temático o información sobre el tema que está al alcance de su público objetivo. dejando este aspecto para el manejo del capacitador. fuentes secundarias de estudios sobre desastres. estructuras. • El lugar debe tener buena acústica para garantizar la adecuada recepción de los mensajes y evitar distracciones por ruidos. las condiciones preexistentes sobre las cuales se debe apoyar la capacitación. . • Definir los procedimientos. por ejemplo. el líder positivo o el miembro pasivo).8 Los integrantes del grupo. determinar las técnicas. técnicas. documentos de diagnósticos.7 El grupo de trabajo debe efectivamente ser considerado como un grupo y debe funcionar como tal Resulta indispensable el reconocimiento de que la capacitación es una actividad grupal y que depende del funcionamiento del grupo. se puede conocer la sensibilidad y conocimientos preexistentes sobre el tema de la capacitación. Asimismo. La metodología debe establecer puentes entre las formas de aprendizaje propias de estos actores y los procesos participativos. medios y materiales que estimulen y comprometan la participación de los asistentes en la capacitación. A través de los medios de comunicación local. conformación y dinámica de grupos • Tomar en cuenta los rasgos culturales locales de los actores debe llevarnos a considerar que no siempre lo que es eficaz en un determinado lugar o contexto puede serlo en otro. (Ver punto tres de este capítulo y el capítulo cuarto) • Asignar un tiempo estimado para cada parte del proceso. deberá atenerse a las regulaciones. 1. o por el contrario. aquellos vacíos de información y conocimiento existentes. 1.50 • Los espacios de circulación deben permitir el traslado rápido y la evacuación del recinto con facilidad ante situaciones de emergencia.racionalizar la presencia del texto escrito como forma de expresión de resultados. ejercicios y ayudas prácticas para el desarrollo de cada tema.

2. metodología y programa previsto para el evento. Se puede hacer uso de diversas dinámicas de presentación. institución. 2.5 Conclusiones Es una ayuda para ordenar y reconocer todo lo avanzado para su posterior aplicación en la prevención de desastres y respuesta a emergencias. • Recapitulación o síntesis de lo desarrollado.METODOLOGÍAS Y HERRAMIENTAS PARA LA CAPACITACIÓN EN GESTIÓN DE RIESGO DE DESASTRES 51 • Igualmente. o mediante tarjetas y dibujos que pueden ser analizados al final del evento para ver si se cumplió con tales expectativas. resultados. 2. experiencia). Cuando promovemos un trabajo en grupo es tan importante la conciencia social que vayamos construyendo. 2. resultados y metodología establecidos. pruebas de carácter subjetivo o dinámicas y juegos). del capacitador a los participantes y viceversa. Las expectativas de los participantes con respecto a lo que esperan del evento se las puede expresar en la presentación de cada participante. Una condición fundamental es que la evaluación debe ser bi-direccional.1 Presentación Presentación de los participantes (nombre. Se expondrá el propósito. • Exposición de conceptos claves.3 Desarrollo • Desarrollo de los contenidos específicos. Estas conclusiones deben ser socializadas con los actores mediante el informe-memoria del evento. como la valoración del aporte personal que la hace posible. • Matriz o esquema que oriente el desarrollo del proceso y los resultados a los cuales se pretende llegar con la participación de todos.4 Evaluación Toda evaluación se elabora a partir de los propósitos. se debe considerar que la gran riqueza de los trabajos de capacitación grupales no sustituyen nunca la irreductible individualidad de cada persona.2 Introducción • Visión general de todos los temas que se van a desarrollar. Pueden utilizarse como instrumentos de evaluación: fichas (pruebas objetivas. . 2) Secuencia básica para el desarrollo de la capacitación 2.

. medios e insumos requeridos. siguiendo su esquema correspondiente. a partir de una revisión de los diseños tradicionales para adaptarlos a la propuesta metodológica y en otros. No se trata de esquemas para ser aplicados tal como están en actividades de capacitación futura sino de referentes para que los capacitadores construyan sus propios esquemas a partir de los objetivos específicos de cada actividad de capacitación. han sido construidos especialmente con este fin. evaluar los resultados logrados. el noveno ha sido diseñado en base a los talleres de respuesta a emergencias que realizó el INDECI. derechos de la niñez y riesgos de desastres. manejo de emergencias y la relación existente entre desastres y desarrollo. planes de preparación y respuesta a emergencia.52 3) Esquemas de actividades de capacitación en prevención de desastres y respuesta a emergencias19 Los esquemas que presentamos en las siguientes líneas han sido construidos. técnicas. contenidos. los cuales han sido diseñados por funcionarios y promotores de ONG e instituciones privadas. posteriormente. en algunos casos. Cada esquema incluye objetivos. Estos esquemas incluyen los temas de capacitación relativos a mapeos y escenarios de riesgo. La elaboración de esquemas similares para las actividades de capacitación futuras nos permitirá orientar mejor nuestras actividades y. mapa de actores. 19 A diferencia de los ocho primeros esquemas.

METODOLOGÍAS Y HERRAMIENTAS PARA LA CAPACITACIÓN EN GESTIÓN DE RIESGO DE DESASTRES 53 .

54 .

METODOLOGÍAS Y HERRAMIENTAS PARA LA CAPACITACIÓN EN GESTIÓN DE RIESGO DE DESASTRES 55 .

56 .

METODOLOGÍAS Y HERRAMIENTAS PARA LA CAPACITACIÓN EN GESTIÓN DE RIESGO DE DESASTRES 57 .

58 .

METODOLOGÍAS Y HERRAMIENTAS PARA LA CAPACITACIÓN EN GESTIÓN DE RIESGO DE DESASTRES 59 .

60 .

METODOLOGÍAS Y HERRAMIENTAS PARA LA CAPACITACIÓN EN GESTIÓN DE RIESGO DE DESASTRES 61 .

62 .

METODOLOGÍAS Y HERRAMIENTAS PARA LA CAPACITACIÓN EN GESTIÓN DE RIESGO DE DESASTRES 63 .

64 .

METODOLOGÍAS Y HERRAMIENTAS PARA LA CAPACITACIÓN EN GESTIÓN DE RIESGO DE DESASTRES 65 .

66 .

METODOLOGÍAS Y HERRAMIENTAS PARA LA CAPACITACIÓN EN GESTIÓN DE RIESGO DE DESASTRES 67 Capítulo V TÉCNICAS Y DINÁMICAS DE CAPACITACIÓN .

68 .

página 37. Las hay de animación. análisis. Deben contribuir a lograr determinados objetivos dentro del proceso de capacitación. El proceso de capacitación demanda gran flexibilidad y creatividad del promotor. Se debe estar abierto a la creación de nuevas técnicas y dinámicas. pero sí. presentamos un conjunto de instrumentos. organización. las características de los miembros del grupo y la capacidad del capacitador. considerando que tanto la prevención como los preparativos para emergencias implican actividades de carácter grupal o colectivo y que la mayor parte de las actividades de capacitación desarrolladas son eminentemente grupales. Algunas veces se buscará una técnica determinada para un objetivo y tema específico. de las dinámicas: que son instrumentos lúdicos susceptibles de ser adaptados a distintos fines. No deben ser consideradas como fines en sí mismas. procedimientos o medios sistematizados de organizar y desarrollar la actividad de un grupo para lograr los objetivos propuestos. . la madurez y entrenamiento del grupo. distinguimos las técnicas: que son instrumentos técnicos para alcanzar fines específicos en las actividades educativas. lo que debe ser explicitado. Sin embargo. al igual que el nivel de entrenamiento de los participantes en los procesos educativos. Existe una gran diversidad de técnicas y dinámicas que pueden ser clasificadas de acuerdo con su objetivo. investigación. Deben ser seleccionadas. - Julio Fernández21 advierte que para seleccionar la técnica más conveniente habrá que tomar en consideración los objetivos que se persigan. cuyo uso apropiado puede mejorar la calidad de las actividades de capacitación y ayudar a alcanzar los objetivos de la misma. el tamaño del grupo. 21 Dinámica de grupos y técnicas participativas. planificación o evaluación. presentación. en muchas publicaciones no se hace esta distinción y se habla genéricamente de técnicas. En razón de lo anterior se considera necesario tener en cuenta que: No existen técnicas y dinámicas más adecuadas. el ambiente físico. las más adecuadas para cada caso. Las técnicas y dinámicas participativas son maneras. sino como instrumentos para el logro de la verdadera finalidad grupal: beneficiar a los miembros y lograr que los objetivos del grupo se cumplan. Pueden ser más o menos aplicables en función del tamaño del grupo y de las características del ambiente donde se desarrolla la capacitación. y se caerá en la cuenta de que no existe una que responda a los requerimientos del programa. comunicación. Para ello.METODOLOGÍAS Y HERRAMIENTAS PARA LA CAPACITACIÓN EN GESTIÓN DE RIESGO DE DESASTRES 69 En el presente capítulo. el ambiente o clima psicológico del grupo y su entorno. El conocimiento de la técnica o dinámica escogida por el capacitador o conductor debe ser también un criterio para su selección. adaptadas y recreadas de acuerdo con las características de los participantes y el contexto.

Es particularmente útil para evaluar los simulacros de respuesta a emergencia en los que se implica a la población. Las estructuradas están compuestas por un conjunto de preguntas abiertas. ser posteriormente difundidas con la finalidad de servir como un complemento de las actividades de capacitación. Es una técnica flexible. los diagnósticos participativos. los sistemas de valores y los comportamientos de un grupo humano diferente del propio y sobre el que no se dispone de información fiable.2 Observación participante Uno de los problemas centrales de la capacitación en prevención y preparativos para emergencias es la imposibilidad de determinar su impacto en el comportamiento de las personas y en los cambios que se puedan operar en ellas. anotarla y esperar a que termine de hablar el entrevistado para realizar dicha pregunta. dependiendo del curso que ésta tome. se debe tener en cuenta la necesidad de procurar un clima de confianza. y la planificación participativa. por lo tanto. Para poder conocer sistemáticamente tales comportamientos suele ser muy útil el empleo de la técnica de observación participante. ser breves en la formulación y tener un lenguaje claro y accesible. Se debe tener en cuenta lo siguiente: Son dirigidas a personas o informantes cuyas percepciones son útiles para comprender aspectos relevantes del pasado y presente de la comunidad. no interrumpir al entrevistado. Pueden tener fines testimoniales y.70 1) Técnicas Las técnicas pueden servir para realizar actividades de investigación previas a la capacitación como es el caso de las entrevistas. las percepciones de riesgo y los puntos de vista de los líderes y autoridades. Para la formulación de preguntas. se elabora un esquema de temas que se desarrollarán y algunas preguntas claves. 1. la observación participante. - - 1. debe combinarse con otras técnicas de observación. En las entrevistas semi estructuradas. la identificación de funciones y roles. las experiencias de prevención. como las que referimos en las siguientes líneas. Un problema con esta técnica es que la información puede variar dependiendo del grado de conocimientos que posea el informante. Por ello. Pueden ser estructuradas o no estructuradas. Esta técnica sirve para conocer y profundizar el conocimiento sobre las costumbres. pero el entrevistador puede plantear nuevas preguntas durante la conversación. También pueden servir para lograr determinados objetivos específicos durante la capacitación como es el caso de los grupos de discusión.1 Entrevistas Las entrevistas pueden ser de mucha utilidad para conocer la historia de los desastres. las historias de vida o las encuestas. y si se improvisa alguna pregunta. porque posibilita el acercamiento directo a la comunidad y la interacción con la población. cuya aplicación .

sus expectativas. estas interrogantes pueden ser motivo de discusión con informantes clave luego del proceso de la observación. los momentos clave en su vida. Por ello. Para lograr eficacia en la aplicación de esta técnica.3 Historias de vida Las historias de vida constituyen una técnica ideal para poder reconstruir los procesos de generación de las condiciones de riesgo. es necesario definir las preguntas de acuerdo con las necesidades del trabajo educativo. Estas conversaciones son registradas procesadas y editadas de acuerdo con el interés particular. Es aconsejable incluir estas interrogantes en una lista de preguntas o temas que se discutirán con los informantes clave mediante entrevistas semi estructuradas o historias de vida. sobre todo cuando los aspectos que se quiere conocer son variados o de cierta complejidad. entre otros. se suele elaborar una guía de observación participante. es muy poco utilizada ante la errónea valoración de las dimensiones subjetivas de los testimonios. sus actividades económicas. Más que entrevistas. En la medida en que reconocemos que las condiciones de vulnerabilidad no solo derivan de lo sucedido y de lo que sucede. sino también de las percepciones y actitudes de la población. las historias de vida deben aplicarse a más de una persona. tomando nota de lo que se observa y sacando después las conclusiones oportunas. Es preferible obtener estas historias hasta que la . Algunos temas incluyen su red de relaciones familiares y de amigos. sin embargo.METODOLOGÍAS Y HERRAMIENTAS PARA LA CAPACITACIÓN EN GESTIÓN DE RIESGO DE DESASTRES 71 consiste en compartir las actividades y ocupaciones del colectivo que se quiere investigar. acontecimientos y eventos en los cuales participan aquellos que recibirán la capacitación. son conversaciones con personas. además. El capacitador puede reconocer muchos detalles que le servirán para el diseño de las actividades a su cargo. La observación participante genera una serie de interrogantes sobre comportamientos que se van observando. ser motivadoras de reflexión grupal que parte de una narración con lenguaje común y de lo vivido. La observación participante se puede realizar teniendo presencia en reuniones. sus identificaciones. 1. Las historias de vida pueden. Generalmente se debe estructurar los temas que se va a tratar. Para generar información representativa de una comunidad. las historias de vida nos pueden ayudar al reconocimiento de tales percepciones. Cabe señalar que la clave de una buena aplicación de esta técnica es que el interlocutor ofrezca sus puntos de vista sin dirigir la conversación excesivamente con preguntas y/o sin emitir juicios de valor. cuya vida y visión permiten conocer diversos aspectos sobre su comunidad. así como proporcionar información sobre hechos locales soslayados por los estudios de diversos especialistas. así como las preguntas.

religión. También pueden ser útiles para apoyar la evaluación de actividades educativas mediante pruebas de entrada y salida. Permite la construcción grupal o el reforzamiento de conceptos claves como el de vulnerabilidad o al evaluar los simulacros de respuesta a desastres. la resolución de problemas y. Sin embargo. cuyo rol es orientar y motivar la discusión y no imponer su punto de vista o el de alguno de los participantes. Muchas de las recomendaciones para el coordinador están contenidas en el capítulo 3 (en el numeral referido al capacitador). En general esta técnica permite el intercambio de experiencias y de conocimientos. es necesario trabajarla con un número limitado de participantes (de cinco a diez personas) y ser dirigidas por un coordinador. Consisten en un conjunto de preguntas asociadas a un número limitado de respuestas. salud. Con este tipo de diagnósticos. etc. También puede servir para discutir casos de emergencias ocurridas y extraer lecciones para afrontar futuras emergencias.72 información empiece a repetirse. . o a una parte de ella.6 Diagnóstico participativo El diagnóstico participativo consiste en una auto evaluación de la comunidad sobre sus condiciones de vulnerabilidad con la ayuda de facilitadores.5 Grupos de discusión Los grupos de discusión constituyen una técnica de mucha utilidad en los talleres de capacitación sobre prevención de desastres y en la evaluación de actividades. demografía.4 Encuestas Las encuestas sirven para investigar fenómenos sociales que puedan ser ordenados en categorías (no así cuando este ordenamiento es irrelevante o imposible). permite analizar las interrelaciones entre los diferentes ámbitos de la vida social: familia. se obtiene mucha información confiable de una comunidad local ahorrando tiempo y recursos. 1. a un taller en el cual se explicarán los objetivos de la reunión y las técnicas que serán aplicadas. la toma de decisiones. 1. Finalmente se procede a realizar el análisis grupal. Para realizar un diagnóstico participativo. eventualmente. Los fenómenos sociales y culturales y los procesos de aprendizaje son más complejos y es preferible que los pobladores se expresen sobre estos temas de manera más libre. Los resultados permiten un manejo estadístico de las respuestas. Las entrevistas semi estructuradas y las historias de vida son más útiles en este sentido. Son recomendables para obtener datos precisos sobre vivienda. es necesario convocar a la comunidad. infraestructura y actividades económicas. economía. Cabe señalar que un problema de las encuestas es que limitan la información a la estructura de preguntas y respuestas predeterminadas. el abordar los diversos aspectos de la vida de una persona. Además. 1.

cuatro tarjetas tamaño A4 para cada grupo o actor social y un plumón por cada grupo o actor. 1. Para realizarla. El trabajo en equipo ayuda a disminuir los sesgos en el manejo de la información de los miembros de la comunidad. para de esta manera «cruzar» los datos recibidos. . Es particularmente útil para recoger las percepciones sobre los riesgos de distintos grupos. a partir de ello. puede ser útil revisar el esquema de mapa de actores).METODOLOGÍAS Y HERRAMIENTAS PARA LA CAPACITACIÓN EN GESTIÓN DE RIESGO DE DESASTRES 73 Esta técnica asume que la población tiene o puede generar grupalmente un amplio conocimiento sobre su propia realidad social y económica. diseñar estrategias para su reducción o manejo en la comunidad (ver el esquema correspondiente en el capítulo anterior). Además. podrán identificar si han mejorado o empeorado las condiciones o si éstas han estancado el desarrollo de la comunidad. Se recomienda utilizar por lo menos tres técnicas y fuentes de información. se requiere una sábana de papel. • Mapa de riesgos de la comunidad: se elabora un mapa donde se ubica el área de posible afectación de un fenómeno potencialmente destructivo y los elementos expuestos (condiciones inseguras). podrán conocer las causas de las mismas. Algunas herramientas que se emplean en los diagnósticos participativos son: • Discusiones con grupos focales o un grupo de personas: donde una de las personas modera o conduce el diálogo sobre algún tema específico. Para validar la información se debe combinar técnicas e informantes. con qué recursos e infraestructura contaba y se la compara con lo que actualmente tienen. en la medida en que permite conocer los riesgos y. así como identificar las posibles acciones que podrían desarrollar los actores sociales e institucionales perfilando una red de alianzas interinstitucionales en relación con la prevención de desastres.7 Identificación de funciones y roles El objetivo de esta técnica es reconocer las principales funciones de los actores sociales e institucionales en la prevención de desastres. o poner a consideración propuestas metodológicas de capacitación con el fin de mejorarlas. Con esta herramienta. Su elaboración con los líderes de la comunidad y su discusión constituyen un valioso instrumento de capacitación. • Diagramas organizacionales: los cuales sirven para conocer qué organizaciones existen en la localidad y cuál es la relación entre ellas (ver el esquema correspondiente en el capítulo anterior. La persona que facilita la sesión la registra mediante una grabación o anotaciones para poder analizarla posteriormente. • Mapa de procesos o historia de la comunidad: sobre la base del conocimiento de las personas se analiza cómo era antes la comunidad.

las empresas productivas ubicadas en la localidad.). y explica el contenido de la misma. el educador formulará una segunda pregunta: ¿qué acciones concretas de prevención de desastres le pediríamos que hagan a los otros actores? Las respuestas serán escritas en las tarjetas de pedidos. el educador pide a cada grupo que se las entregue. etc.74 El capacitador escribe previamente en la sábana de papel los datos siguientes. . Las tarjetas serán leídas una por una y pegadas en los espacios respectivos de la matriz. • El grupo «Instituciones de gobierno» estará integrado por las autoridades y representantes del gobierno central (gobernador. etc. Luego. El educador forma cuatro grupos de trabajo. Una vez escritas todas las tarjetas. la Policía Nacional. teniente gobernador. las microempresarios. a modo de matriz: Después. el educador pega la matriz sobre una pared. Si es necesario hacer correcciones. los regidores y los funcionarios municipales. Deben ser considerados el alcalde. • El grupo «Organismos de la población» estará integrado por los representantes de las juntas vecinales o comunales. comités de salud. los pequeños empresarios. lo cual debe hacerse en un promedio de diez minutos. las organizaciones funcionales (comedores populares. A la vez que se van pegando. bajo los criterios siguientes: • El grupo «Municipalidad» estará integrado por las autoridades ediles del distrito o la provincia con la que se está trabajando. • El grupo «Instituciones privadas» estará integrado por las autoridades o representantes de las organizaciones no gubernamentales (ONG). Vaso de leche. así como señalando si los grupos aludidos están de acuerdo con los pedidos y su viabilidad. a la vista de todos los participantes. los sectores de educación y otros). El educador formulará una primera pregunta que cada grupo deberá responder: ¿cuál es la función principal que su grupo debe cumplir en la prevención de desastres en la localidad? La respuesta debe ser expresada con una frase corta y concreta. asociaciones de padres de familia. uno por cada tipo de actor social. el educador irá analizando la pertinencia de cada una. se las hará inmediatamente.

METODOLOGÍAS Y HERRAMIENTAS PARA LA CAPACITACIÓN EN GESTIÓN DE RIESGO DE DESASTRES 75 Una vez que se ha concluido con la presentación y el pegado de tarjetas. por esta razón. También son muy útiles para poder recuperar la atención de los participantes de las actividades educativas. destacamos las siguientes: 2. . Entre las dinámicas empleadas. es sumamente necesario evaluarlos y sobre esta base.8 La planificación participativa Esta técnica se erige como consecuencia previsible del diagnóstico participativo y del reconocimiento de los roles que les corresponde asumir a las diversas organizaciones e instituciones. Las dinámicas grupales deben ser vivenciales. por lo cual. Recomendación: esta técnica puede ser usada como un paso previo a la definición de un plan de acción conjunto. Son instrumentos que permiten reforzar o complementar el aprendizaje mediante la comunicación. 2) Dinámicas Las dinámicas de grupo son básicamente técnicas para comunicarse. parábolas) con el fin de generar una actitud de predisposición pro activa de los participantes en la capacitación. lúdicas. Es.1 Armando un brazalete Esta dinámica tiene como objetivo identificar los distintos aspectos y componentes de un plan de prevención o preparación. los simulacros de emergencia constituyen también un instrumento de difusión y de validación. La planificación participativa para la prevención de desastres y respuesta a emergencias se realiza generalmente mediante talleres donde se aprende a «planif icar planificando». 1. La planificación par ticipativa debe involucrar progresivamente al mayor número de participantes. socializantes y reflexivas (utilizando analogías. el educador procede a realizar el análisis de posibles alianzas o compromisos conjuntos para enfrentar la tarea de prevención de desastres de manera concertada. psicomotoras. metáforas. los talleres donde se formulan tales planes (ver esquemas en el capítulo anterior) deben producir un plan que será validado (discutido) en asambleas o reuniones más amplias. Se trata de hacer un brazalete o collar utilizando diversos materiales puestos a disposición de grupos de cinco personas. realizar las correcciones en el plan de evacuación). artísticas deliberativas. En el caso de los planes de preparación y respuesta a emergencias. que es la base para la formulación de un plan de prevención de desastres para una localidad. pues se aprende en el proceso de planificación o en talleres donde se realiza experiencias de planificación. una experiencia educativa. a su vez.

2 El tren Esta dinámica tiene como objetivo valorar la importancia del trabajo en equipo y aprender a superar las dificultades que se puedan presentar en las actividades de capacitación. si chocan con los obstáculos deben cumplir con lo que se estipula en dicho obstáculo (por ejemplo. tijeras. etc. Cada fila representa un tren. Los trenes no deben chocar con obstáculos ni con otros trenes. un papelógrafo y plumones. ¿Por qué se logró la meta? ¿Qué factores favorecieron el logro? ¿Qué factores facilitaron el choque de algunos trenes entre sí y con los obstáculos? 3. si existió algún liderazgo. cómo se uso los recursos. si se distribuyó tareas. En un extremo del salón se coloca la meta. Los materiales incluyen cordel de pescar. Las demás personas de su grupo deben guiar a las vendadas para que su tren alcance la meta. Se verá si se tenía claro qué hacer. El tiempo asignado para el juego es cinco minutos. si se aplicó los procedimientos acordados. aguja punta roma. A continuación. ¿Qué aplicación tiene esta dinámica con el trabajo de organización que se realiza en su comunidad y en su trabajo diario? 4. «Se acabó la gasolina y debe regresar al punto de partida».). lo cual será expuesto al término del ejercicio. Una persona anotará el comportamiento de los participantes. Se forma grupos con igual número de participantes. tomando en consideración las siguientes preguntas: 1. Cuando todos los trenes lleguen a la meta. A las dos primeras personas de cada tren se les venda los ojos. a quienes se les solicita tomarse de los hombros haciendo una fila. o «Las llantas se pincharon y deben cantar una canción».3 Lanzar la pelotita Esta dinámica puede ayudar a analizar causas y consecuencias de un desastre ocurrido en la comunidad. en caso de que choquen entre sí deben comenzar de nuevo. Una persona del grupo se pone de pie dando la espalda a los demás y lanza la pelotita de papel. ¿Cómo se sintieron participando? ¿Qué emociones experimentaron tanto las personas que no veían. mientras va enunciando algún problema de riesgo o el impacto de un desastre ocurrido. ¿Qué debemos hacer como grupo. la persona que tomó la pelotita expresa .76 El brazalete está hecho de bolitas de colores en bloques de cuatro. comité u organización para coordinar de una manera más eficiente? 2. si se logró obtener los productos esperados y que pasó con la comunicación. Para llevarla a cabo. bolitas de tres tamaños diferentes y en cuatro colores. pero no debe haber suficiente material para todos. 2. evitando separarse. se requiere una pelota de papel. como las que veían? 2. reflexiona.

técnicas. campesino.. como si fuesen las salas de un museo. se necesita como materiales todos aquellos obtenidos como producto del tratamiento de uno o más temas tocados en una acción educativa (papelógrafos. Hay que cuidar la separación por temas. Cuando el museo está terminado. 2. tijeras.4 El museo El objetivo de esta dinámica es revisar. etc. la nariz. etc. y se entrega a cada participante una de las partes o pedazos del dibujo. se comienza a armar entre todos la figura del educador popular: primero la cabeza. Luego se recorta la figura parte por parte: los ojos. afiches. Para realizarla. Una vez que cada uno ha definido el «para qué» de cada parte. la observación. los brazos.METODOLOGÍAS Y HERRAMIENTAS PARA LA CAPACITACIÓN EN GESTIÓN DE RIESGO DE DESASTRES 77 una causa o una consecuencia del problema y vuelve a lanzar la pelotita. Cuando cada uno tiene su parte. luego los ojos. un redactor escribirá los aspectos mencionados durante la dinámica. las piernas. dibujos. Se dibuja en un papelógrafo una persona: mujer u hombre. se hace ingresar a los participantes en grupos pequeños de cinco o seis personas. se hace generalizaciones o se saca conclusiones sobre el tema. Cuando ésta concluye. minero. y así hasta llegar al pie derecho y al pie izquierdo. se profundizan algunos aspectos referidos a los contenidos. mientras menciona otro aspecto. Los coordinadores recogen ordenadamente todos los materiales trabajados por los grupos durante el taller. hasta que todos los participantes hayan pasado. las sensaciones que experimentaron y las enseñanzas y aprendizajes que les dejó lo observado en el recorrido. según el sector con el que se va a trabajar. Paralelamente. Cuando ya esté armada la figura del educador popular. plumones y cinta masking tape. se abre una rueda de opiniones sobre lo observado. las orejas. tales como el lenguaje.5 Rompecabezas del líder o educador El objetivo de esta dinámica es identificar las características de un líder o educador popular. se revisa las causas y consecuencias para que el grupo pueda completar los elementos o corregir algunos errores. Finalmente.). Se prosigue hasta tener todos los elementos suficientes para realizar un análisis completo. la boca. etc. el análisis. . el compromiso. sintetizar y presentar los aspectos trabajados en una acción educativa. En la construcción del «museo» hay que tratar de seguir y respetar la lógica del proceso seguido. Para realizarla. la movilidad. Una vez que todos los participantes visitaron el museo. se forma grupos de tres o cuatro personas y cada una escribe para qué le puede servir a un educador popular la parte del cuerpo que le tocó. se requiere un papelógrafo. Con estos materiales se construye un museo con mucha creatividad y como un lugar agradable. 2.

cada participante lee en voz alta el contenido de su tarjeta. Permite aprender y construir a la vez algunos conceptos claves para la prevención.78 2. Cumplido el tiempo asignado. éstas pueden ser falsas o verdaderas. etc. luego se forma tres o cuatro grupos que. podríamos actuar mejor en su reducción». Luego el coordinador dará un tiempo prudencial para que los grupos creen su canción. poniendo un límite de tiempo prudencial. tienen 30 segundos para argumentar su consideración. La idea es que en la letra quede claro el tema tratado y las soluciones que se plantean para éste. el jurado calificador da su veredicto y designa al grupo ganador. En la plenaria. el coordinador explica que habrá un concurso en el que se premiará a la canción mejor elaborada. se abre el debate. se necesita tarjetas de cartulina. y cada participante lee el contenido de las tarjetas que le tocó y trata de formarse una opinión sobre el contenido. 2. . cada grupo presenta su tema de la manera más original posible.8 Lluvia de ideas Es una de las dinámicas más difundidas en los talleres de capacitación. opina si la considera falsa o verdadera y encierra en un círculo la letra correspondiente (F o V). «Las amenazas solo son producidas por fenómenos naturales».6 Las canciones Esta dinámica tiene como objetivo elaborar respuestas y/o alternativas a partir de un tema ya analizado. Presentados todos los concursantes.7 Falso o verdadero Esta dinámica puede ser útil para iniciar o reforzar algunas ideas claves para la prevención y respuesta a emergencias. Luego se reparte todas las tarjetas entre los participantes. pero muy poco utilizada en los de prevención y preparación para emergencias. por ejemplo: «Si conociéramos mejor nuestros riesgos. Se requiere para su realización de papelógrafos y plumones. Para llevarla a cabo. Para ello. y puede ser un refuerzo inicial para el tratamiento en profundidad del tema. A continuación. Después de haber discutido sobre un tema determinado. En forma ordenada. Si es necesario. sobre la base del tema ya analizado. se debate sobre el contenido de los temas presentados y las soluciones propuestas. 2. Los coordinadores preparan tarjetas en las que escriben algunas afirmaciones sobre el tema tratado. deben agregar a la música de una canción popular una letra alusiva al tema discutido. crean una canción. El coordinador va anotando en un papelógrafo las consideraciones expuestas por los participantes y al final hace una síntesis de lo debatido. Se elige entre los participantes a tres personas que harán de jurado calificador. Se continúa de la misma manera hasta concluir con todas las tarjetas. La plenaria acepta o rechaza la clasificación y el argumento.

Necesita de un coordinador o director de grupo muy avezado para organizar y sistematizar los diferentes aportes. tomarán decisiones que probablemente tendrán que tomar en el futuro. Al final de la dinámica. impresiones sobre el tema. se necesita hojas de papel y lapiceros. Se la puede utilizar en los talleres de preparación para emergencias. «riesgo» y «desastre». conceptos. El coordinador debe escribir en cuatro cartulinas las palabras: «amenaza». autoridades locales. riesgo. vulnerabilidad. «vulnerabilidad». y luego de haber intercambiado ideas. Se necesita cartulinas de colores.9 Encuentra tu pareja Su objetivo es reforzar los contenidos trabajados durante el desarrollo de una sesión de capacitación. se cuenta con un concepto aprendido y construido colectivamente. Los participantes. cultura de prevención. teniendo en cuenta a los actores claves (niños. huayco o inundación. Se puede escribir las ideas en tarjetas o en una pizarra para luego agruparlas e ir descartando o complementando los aportes. los participantes caminarán por el auditorio durante unos minutos y se agruparán en parejas según la afinidad de cada concepto. Después de haber compartido y construido una nueva visión respecto de un problema antiguo y conocido por todos. derechos.11 Comunicando lo aprendido El objetivo de esta dinámica es transferir y colectivizar lo aprendido en un taller. para motivar la reflexión sobre ello. los significados afines a las mismas.10 Simulacro Su objetivo es identificar los roles que pueden tener los distintos actores durante una situación de emergencia. de manera que los otros puedan leerla fácilmente. el coordinador pide a los participantes . Se ensaya la representación hasta quedar lista para ser presentada en el plenario del taller. participación. 2. líderes comunitarios. ficticiamente. y en las demás.METODOLOGÍAS Y HERRAMIENTAS PARA LA CAPACITACIÓN EN GESTIÓN DE RIESGO DE DESASTRES 79 Consiste en solicitar definiciones o asociaciones en torno a temas como: amenaza. Se trata de escenificar una situación de emergencia asumiendo determinados roles. masking tape y plumones.). Para realizarla. funcionarios del gobierno central. A la voz de «Encuentra tu pareja» y con sus respectivas tarjetas en el pecho. etc. como los desastres. desarrollo. 2. 2. Cada participante deberá pegarse una en el pecho. mujeres. quienes deben preparar la escenificación de una emergencia por sismo. etc. emergencia. Se forma grupos de diez personas.

y motivador. y que llame a la reflexión sobre lo hecho hasta ahora y lo que falta por hacer de acuerdo con lo debatido previamente.80 que asuman el papel de periodistas o comunicadores sociales. de manera que sea a la vez una invitación a actuar dirigida al conjunto de actores sociales.. Se le pide a cada uno de los participantes redactar un editorial en el que se conmemore un año más de la tragedia o el desastre ocurrido en la comunidad. y les señala que disponen de un medio de comunicación como un periódico. espacio radial. mediante el cual pueden hacer que la gente los escuche. etc. El editorial debe ser lo suficientemente crítico con relación a quienes deben participar. programa televisivo. . poniendo énfasis en los daños y pérdidas sufridas.

METODOLOGÍAS Y HERRAMIENTAS PARA LA CAPACITACIÓN EN GESTIÓN DE RIESGO DE DESASTRES 81 Capítulo VI LA EVALUACIÓN DEL PROCESO DE CAPACITACIÓN .

82 .

u otros procesos futuros. como del grado de los conocimientos consensuados). la evaluación forma parte de todo el proceso de capacitación: se trabaja antes. . se lanza preguntas abiertas a los capacitados para que puedan expresar sus puntos de vista al culminar una actividad de capacitación. Otro aspecto para tener en cuenta es el nivel de participación de los capacitados en la evaluación. Ello implica que los objetivos. Cuando estas actividades se desarrollan con enfoques participativos. la evaluación del aprendizaje (tanto del proceso. La evaluación de actividades de capacitación está referida a las capacidades adquiridas por los participantes. se aplica cuestionarios para evaluar una actividad. destinado a describir la realidad y emitir juicios de valor sobre su adecuación a un patrón o criterio de referencia establecido. Se puede definir la evaluación como el proceso sistemático de recolección y análisis de la información. La evaluación está referida al cumplimiento de los objetivos y el desarrollo de las actividades planificadas. Podemos evaluar el grado de satisfacción de los capacitados.METODOLOGÍAS Y HERRAMIENTAS PARA LA CAPACITACIÓN EN GESTIÓN DE RIESGO DE DESASTRES 83 Una de las principales debilidades de las actividades y procesos de capacitación en prevención y atención de desastres sigue siendo la evaluación de tales actividades y del impacto del proceso educativo en general. formulamos algunas recomendaciones para los capacitadores en prevención y atención de desastres. En este capítulo. resultados e indicadores de éxito tanto de las actividades y del proceso de capacitación deben ser claros y específicos para todos los responsables de su ejecución. La evaluación de las actividades y procesos de capacitación para prevenir desastres o responder a situaciones de emergencia requiere de indicadores que deben ser definidos con la participación de los capacitados. durante y al final de cada uno de los temas o de la actividad. Sin este prerrequisito será muy difícil escoger los instrumentos y decidir qué tipo de información nos será más útil para lograr una buena evaluación del proceso y de las actividades de capacitación. en otros casos. o la utilidad de la capacitación o su aplicabilidad en relación con los riesgos y situaciones de emergencia. Tiene como objetivo extraer lecciones que permitan mejorar el proceso seguido hasta entonces. La evaluación puede estar referida a una determinada acción educativa o al proceso más integral de capacitación. Generalmente. 1) ¿Para qué evaluar? • Para determinar si los beneficiarios han comprendido la información necesaria para promover una gestión de riesgos en el contexto en el que viven.

2. se les entrega un cuestionario que generalmente es anónimo y contiene preguntas cerradas y abiertas. Estos son los aspectos que se debe tomar en cuenta en las evaluaciones: • • • • • • • Calidad de los capacitadores (conocimientos. Organización general. calidad. didáctica). contenidos u otros son apropiados para transmitir las habilidades requeridas. . habilidades o actitudes han adquirido los participantes? Se trata de medir o contrastar el nivel de modificación del comportamiento producido en los participantes como resultado de la capacitación. claridad. Esta evaluación indaga si los participantes lograron los objetivos de capacitación. Ambiente físico.84 • Para establecer si los métodos. contenidos. Materiales: utilidad. Al finalizar la acción formativa. durante. después de la capacitación. después de la capacitación) y pruebas situacionales. Evaluación del aprendizaje: ¿qué conocimientos. ¿Quién debe realizar la evaluación? ¿Cómo realizar la evaluación? Interpretación de los datos obtenidos. durante. • Para extraer lecciones que puedan ser aplicadas en otros procesos o programas de capacitación. Utilidad y aplicabilidad de los contenidos de la capacitación. Los aspectos que se debe tener en cuenta son: • • • • • Cuándo evaluar: antes. Formas que asume la evaluación de las actividades de capacitación Evaluación del nivel de satisfacción: ¿cuán satisfechos están los participantes con la actividad? Tiene como objetivo conocer la opinión de los participantes sobre los diferentes aspectos que conforman la actividad educativa. entrevistas (ambas: antes. • Para mejorar el proceso o programa de capacitación a partir de las acciones ya implementadas. Métodos didácticos utilizados: si son apropiados considerando el capacitado. Participación y relaciones entre los participantes. ¿A quiénes se debe informar de los resultados de las evaluaciones aplicadas? Los instrumentos que se utilizará son pruebas escritas.

de las necesidades del evaluador y de las situaciones que se sucedan durante el proceso de enseñanza-aprendizaje. los sistemas de alerta o la actualización periódica de los planes de emergencia. poner en práctica cualquier medida correctiva. 3. encuestas. habilidades o actitudes adquiridos en la acción formativa. debe responder a las preguntas: • ¿Qué factores han facilitado o dificultado la aplicación de la capacitación? • ¿Fueron todos los contenidos relevantes o algunos no lo han sido? • ¿Hasta qué punto se puede atribuir los cambios positivos de desempeño a la capacitación recibida? Los instrumentos que se puede utilizar son: evaluación de desempeño (individualizada o de grupo).METODOLOGÍAS Y HERRAMIENTAS PARA LA CAPACITACIÓN EN GESTIÓN DE RIESGO DE DESASTRES 85 Evaluación de la eficacia de la capacitación en el tiempo: ¿Están aplicando lo aprendido? Es la evaluación que se realiza con posterioridad a la conclusión de las actividades de capacitación. Evaluación según el momento Se realiza evaluaciones al inicio. a lo cual habría que agregar algunos indicadores (que se construirán según el tipo de participante) relativos a la implementación de los planes. Esta evaluación. como: la señalización de peligros y rutas de evacuación. . observando las capacidades desarrolladas y el desempeño de los participantes en el campo de la gestión de los desastres. de ser posible. El momento de evaluación dependerá del diseño de la actividad o programa de capacitación. la habilitación de las rutas de escape. • Ajustar la capacitación a las necesidades del grupo (nivelación). entrevistas. Cabe destacar que en el caso de la preparación para emergencias. informes de responsables de las entidades a cargo de las actividades. además. Al inicio: son evaluaciones que se realizan al iniciar el proceso de capacitación para: • Identificar qué conocimientos o destrezas tiene el participante. Durante el proceso: realizar un seguimiento cercano de los progresos que logran los participantes. durante y al final de la actividad del proceso de capacitación. determinar qué áreas necesita reforzar y orientar la capacitación hacia éstas. Es un proceso que permite medir hasta qué punto y con qué eficacia son utilizados los conocimientos. Con el fin de evaluar los niveles de conocimiento de los beneficiarios y la efectividad de los métodos de capacitación es necesario instrumentar programas de evaluación continua durante la capacitación y. el instrumento clave para la evaluación pueden ser los simulacros. observación y estudios comparativos a partir de una línea de base.

La retroalimentación Una buena forma de determinar qué tan apropiados han sido los métodos y estilos de capacitación y de tener una idea precisa de dónde puede ser necesaria una mayor capacitación para la promoción de la gestión de riesgo. se hace necesario contar con algunos instrumentos de evaluación de los conocimientos adquiridos. por ejemplo.86 Evaluación final: es la más usada y permite verificar si se ha alcanzado el nivel suficiente de conocimientos y capacidades. • Sugerencias para mejorar sesiones futuras de capacitación. los recesos y las oportunidades de formular preguntas. • El prepararse para responder a las emergencias tratando de reducir la vulnerabilidad ante desastres futuros. en el más largo plazo. destacamos: • El respeto a las culturas y costumbres locales. Entre éstos. • Lo relevante que ha sido el material presentado y cualquier área en la que el personal considere que requiere mayor información o práctica. 4. en la gestión y . como pueden ser las pruebas individuales de entrada y salida a los participantes de los talleres o. Ideas útiles en la construcción de indicadores de evaluación Algunos principios que pueden servir para construir indicadores de evaluación de las actividades de capacitación los encontramos en el código de conducta de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja. Esto puede hacerse formalmente al final de las sesiones de capacitación. 5. En el caso de la capacitación para la prevención de desastres. mediante el llenado de cuestionarios que incluyan asuntos como los siguientes (es necesario recabar información tanto positiva como negativa de los siguientes aspectos): • Lo conveniente y confortable que ha resultado el sitio y las facilidades de la capacitación. los cambios de actitudes manifiestas. • La participación de los beneficiarios. • La utilización de medios disponibles a nivel local para hacer frente a los desastres. • La creación de mecanismos para la rendición de cuentas a los destinatarios de la ayuda y a los donantes. • Lo conveniente que han resultado los estilos y métodos de capacitación empleados ¿qué resultó efectivo y qué no al transmitir la información? • Una auto evaluación integral de conocimiento en las responsabilidades encomendadas. es interrogar a los mismos beneficiarios. la duración de las sesiones. • El reconocimiento de los damnificados como sujetos con aptitudes y aspiraciones y no solo como víctimas.

en la evaluación de riesgo de los centros poblados. en las demandas de incorporación de actividades de prevención en los distintos programas sociales y actividades productivas. .METODOLOGÍAS Y HERRAMIENTAS PARA LA CAPACITACIÓN EN GESTIÓN DE RIESGO DE DESASTRES 87 ejecución de obras de prevención. en los planes y presupuestos locales. en la incorporación y priorización de actividades de prevención. en la evaluación de la vulnerabilidad de las escuelas.

88 .

Todas las organizaciones no gubernamentales. dejando para otros las que son más difíciles y menos atractivas. a saber. las organizaciones no gubernamentales pueden con frecuencia imponerse presiones involuntariamente. proyectos que no toman en cuenta las costumbres y la cultura locales. fijando por primera vez las normas básicas 22 Tomado de Principios y acción en la asistencia internacional humanitaria y en las actividades de protección. bajo los auspicios del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja. con el propósito de formular un Código de Conducta profesional. Ginebra. podrían verse sujetas a tales presiones externas e internas. sean grandes o pequeñas. 3 al 7 de diciembre de 1995. que incluyen factores naturales. el CICR y las demás organizaciones fundadoras con el fin de controlar sus propias normas de prestación del socorro y de alentar a otras organizaciones a establecer normas similares. resulta cada vez más imperativa la necesidad de alguna suerte de código básico de normas profesionales. Debido al carácter urgente del socorro en casos de desastre. Cáritas Internacional. Oxfam. XXVI Conferencia Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja. y operaciones que aceptan las tareas de socorro fáciles y de alta visibilidad en los medios de comunicación. la Alianza Internacional «Save the Children». Catholic Relief Services. lo utilizan la Federación Internacional. el Consejo Mundial de Iglesias (miembros del Comité de Gestión de Asistencia Humanitaria) y el Comité Internacional de la Cruz Roja. En vista de todas estas razones en 1994 se reunieron seis de las redes mundiales más antiguas e importantes de organizaciones no gubernamentales. como son la preparación para desastres y la rehabilitación a largo plazo. Al fijar las normas para las operaciones de socorro en casos de desastre. A medida que se les exige más y que aumenta la incidencia de los desastres complejos. el Código representa una iniciativa de peso. la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja. viéndose obligadas a realizar una labor imprudente e inadaptada: programas que dependen de importaciones o de expertos del extranjero. la Federación Luterana Mundial. económicos y con frecuencia militares.METODOLOGÍAS Y HERRAMIENTAS PARA LA CAPACITACIÓN EN GESTIÓN DE RIESGO DE DESASTRES 89 Anexo 1 Código de conducta relativo al socorro en casos de desastre para el Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja y las Organizaciones No Gubernamentales (ONG) Introducción 22 El Código de Conducta relativo al socorro en casos de desastre para el Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja y de las organizaciones no gubernamentales fue elaborado y convenido en el verano de 1994 por ocho de las más importantes organizaciones mundiales que se ocupan del socorro en casos de desastre. .

Su propósito es más bien mantener los elevados niveles de independencia. No se tratan en él detalles de las operaciones. movidas por el deseo de mantener las normas en él establecidas. Se trata de un código de carácter voluntario que respetarán todas las organizaciones no gubernamentales que lo suscriban. Al igual que la mayoría de códigos profesionales. También las comunidades afectadas por los desastres tienen el derecho de esperar que aquellos que tratan de ayudarlas se atengan a dichas normas. y describe las relaciones que las organizaciones que trabajan en los desastres deben establecer con los gobiernos donantes. eficacia y resultados que procuran alcanzar las organizaciones no gubernamentales (ONG) y el Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja en sus intervenciones a raíz de catástrofes. Ante todo. El propósito del presente Código de Conducta es preservar nuestras normas de comportamiento. Dicho respeto se puede manifestar concretamente mediante el apoyo de los gobiernos para garantizar que el Movimiento y las organizaciones no gubernamentales tengan acceso rápido e imparcial a las víctimas de un desastre. sea nacional o internacional. Dispone diez puntos de principio. El Código se rige a sí mismo. . el Código recuerda a los gobiernos que el Movimiento y las organizaciones humanitarias no gubernamentales actúan por motivos humanitarios y necesitan de apoyo gubernamental mediante el respeto de su independencia e imparcialidad. Se puede aplicar a cualquier organización humanitaria voluntaria. Se espera que las organizaciones no gubernamentales del mundo consideren útil el Código y asuman el compromiso público de respetarlo. que todas las organizaciones no gubernamentales deben observar en sus actividades de socorro en casos de desastre. que tenga autoridad para imponer sanciones a sus miembros. los gobiernos anfitriones y el sistema de las Naciones Unidas. Los gobiernos y órganos donantes pueden emplear el Código como criterio para aquilatar la conducta de las organizaciones con las que colaboran. una organización no gubernamental no obligará a otra a conducirse de una determinada manera. facilitar el flujo de bienes de socorro a las víctimas del desastre. exonerar de restricciones comerciales a las importaciones. como por ejemplo la forma de calcular las raciones alimentarias o de establecer un campamento de refugiados. Tampoco existe hasta el momento asociación internacional alguna de las organizaciones no gubernamentales que se ocupan del socorro en casos de desastre.90 universales que deben gobernar su manera de desempeñarse en la labor de socorro en los desastres. e invitar al Movimiento y a las organizaciones no gubernamentales a colaborar en mecanismos para coordinar el suministro del socorro. el Código de Conducta no reviste carácter obligatorio.

La puesta en práctica de esta política universal. Lo primero es el deber humanitario El derecho a recibir y a brindar asistencia humanitaria constituye un principio humanitario fundamental que asiste a todo ciudadano en todo país. la asistencia que prestemos guardará consonancia con el sufrimiento que se propone mitigar.METODOLOGÍAS Y HERRAMIENTAS PARA LA CAPACITACIÓN EN GESTIÓN DE RIESGO DE DESASTRES 91 Código de conducta: Normas de conducta para el Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja y las Organizaciones No Gubernamentales en programas motivados por catástrofes 1. La ayuda no se utilizará para favorecer una determinada opinión política o religiosa La ayuda humanitaria se brindará de acuerdo con las necesidades de los individuos. el credo o la nacionalidad de los beneficiarios ni ninguna otra distinción de índole adversa. 2. En la totalidad de nuestros programas reflejaremos las consideraciones pertinentes respecto a la proporcionalidad. De ahí. imparcial e independiente solo será efectiva si nosotros y nuestros asociados podemos disponer de los recursos necesarios para proporcionar esa ayuda equitativa y tener igual acceso a todas las víctimas de catástrofes. La ayuda humanitaria que prestamos no responde a intereses partidistas ni políticos y no debe interpretarse en ese sentido. reconocemos la función capital que desempeñan las mujeres en las comunidades expuestas a catástrofes. La principal motivación de nuestra intervención a raíz de catástrofes es aliviar el sufrimiento humano entre quienes están menos preparados para soportar las consecuencias de una catástrofe. El orden de prioridad de la asistencia se establece únicamente en función de las necesidades Siempre que sea posible. la trascendental importancia del libre acceso a las poblaciones afectadas en el cumplimiento de esa responsabilidad. Independientemente del derecho de filiación política o . La ayuda prestada no está condicionada por la raza. la vida tiene tanto valor en una parte del país. En calidad de miembros de la comunidad internacional reconocemos nuestra obligación de prestar asistencia humanitaria doquiera sea necesaria. la prestación de socorro deberá fundamentarse en una estimación minuciosa de las necesidades de las víctimas de las catástrofes y de la capacidad de hacer frente a esas necesidades con los medios disponibles localmente. Al aplicar este enfoque. y velaremos porque en nuestros programas de ayuda se apoye esa función. sin restarle importancia. Por consiguiente. como en cualquier otra. 3. las familias y las comunidades. El sufrimiento humano debe aliviarse en donde quiera que exista.

trataremos de no depender de una sola fuente de financiación. sin que la motivación para suministrarla sea la voluntad de deshacerse de productos excedentarios ni la intención de servir los intereses políticos de un determinado donante. trataremos de fortalecer esos medios y aptitudes empleando a personal local. las estructuras y las costumbres de las comunidades y los países en donde ejecutemos actividades. todas las personas y las comunidades poseen aptitudes no obstante su vulnerabilidad. Utilizaremos la asistencia que recibamos para atender las necesidades existentes. propiciaremos la asociación con organizaciones no gubernamentales locales de carácter . Apreciamos y alentamos la donación voluntaria de fondos y servicios por parte de personas interesadas en apoyar nuestro trabajo y reconocemos la independencia de acción promovida mediante la motivación voluntaria de esa índole. que solo aceptamos en la medida en que coincida con nuestra propia política independiente. Ni nosotros ni nuestros empleados aceptaremos nunca. formulamos nuestras propias políticas y estrategias para la ejecución de actividades y no tratamos de poner en práctica la política de ningún gobierno. Siempre que sea posible. a sabiendas -o por negligenciaser utilizados para recoger información de carácter político. Con el fin de proteger nuestra independencia. Nos empeñaremos en no actuar como instrumentos de política exterior gubernamental Las organizaciones no gubernamentales de carácter humanitario son organizaciones que actúan con independencia de los gobiernos. Siempre que sea posible. la prestación o la distribución de ayuda al hecho de abrazar o aceptar una determinada doctrina política o religiosa.92 religiosa que asiste a toda organización no gubernamental de carácter humanitario. No supeditaremos la promesa. militar o económico que interese particularmente a los gobiernos o a otros órganos y que pueda servir para fines distintos de los estrictamente humanitarios. 4. 5. Así. ni actuaremos como instrumentos de la política exterior de gobiernos donantes. afirmamos que la ayuda que prestemos no obliga en modo alguno a los beneficiarios a suscribir esos puntos de vista. comprando materiales sobre el terreno y negociando con empresas nacionales. 6. Respetaremos la cultura y las costumbres locales Nos empeñaremos en respetar la cultura. Trataremos de fomentar la capacidad para hacer frente a catástrofes utilizando las aptitudes y los medios disponibles a nivel local Incluso en una situación de desastre.

Concederemos alta prioridad a la adecuada coordinación de nuestras intervenciones motivadas por emergencias. El socorro será más eficaz y la rehabilitación duradera podrá lograrse en mejores condiciones cuando los destinatarios participen plenamente en la elaboración. Teniendo esto presente. Desempeñarán esta función de manera idónea en los distintos países afectados quienes más directamente participen en las operaciones de socorro. en reducir a un mínimo las repercusiones perjudiciales de la asistencia humanitaria. 8. trataremos de llevar a cabo programas de socorro que reduzcan de modo concreto la vulnerabilidad de los beneficiarios ante futuros desastres y contribuyan a crear modos de vida sostenibles.METODOLOGÍAS Y HERRAMIENTAS PARA LA CAPACITACIÓN EN GESTIÓN DE RIESGO DE DESASTRES 93 humanitario en la planificación y la ejecución de actividades y. 7. siempre que proceda. Reconocernos la necesidad de informar acerca de nuestras actividades. además. . Se buscará la forma de hacer participar a los beneficiarios de programas en la administración de la ayuda de socorro Nunca debe imponerse a los beneficiarios la asistencia motivada por un desastre. asimismo. cooperaremos con las estructuras gubernamentales. Nos empeñaremos. Prestaremos particular atención a los problemas ambientales en la elaboración y la gestión de programas de socorro. Por consiguiente. 9. evitando suscitar la dependencia a largo plazo de los beneficiarios en la ayuda externa. La ayuda de socorro tendrá por finalidad satisfacer las necesidades básicas y. Nos esforzaremos para obtener la plena participación de la comunidad en nuestros programas de socorro y de rehabilitación. Somos responsables ante aquellos a quienes tratamos de ayudar y ante las personas o las instituciones de las que aceptamos recursos A menudo funcionamos como vínculo institucional entre quienes desean prestar asistencia y quienes la necesitan durante los desastres. incluidos los representantes de organismos competentes del sistema de las Naciones Unidas. En nuestras relaciones con los donantes y con los beneficiarios hemos de observar siempre una actitud orientada hacia la apertura y la transparencia. tanto desde el punto de vista financiero como en lo que se refiere a la eficacia. somos responsables ante los unos y los otros. tratar de reducir en el futuro la vulnerabilidad ante los desastres Todas las operaciones de socorro influyen en el desarrollo a largo plazo. Reconocemos la obligación de velar por la adecuada supervisión de la distribución de la asistencia y la realización de evaluaciones regulares sobre las consecuencias asociadas al socorro. ya sea en sentido positivo o negativo. la gestión y la ejecución del programa de asistencia.

en modo alguno permitiremos que las exigencias internas o externas de publicidad se antepongan al principio de lograr una máxima afluencia de la asistencia humanitaria. reconoceremos a las víctimas de desastres como seres humanos dignos y no como objetos que inspiran compasión Nunca debe perderse el respeto por las víctimas de los desastres. deberemos presentar una imagen objetiva de la situación de desastre y poner de relieve las aptitudes y aspiraciones de las víctimas y no sencillamente su vulnerabilidad y sus temores. Si bien cooperaremos con los medios de información para suscitar un mayor respaldo público. .94 Nos esforzaremos también por informar de manera veraz acerca de las repercusiones de nuestra labor y de los factores que las limitan o acentúan. Nuestros programas reposarán sobre la base de elevadas normas de conducta profesional y pericia. 10. que deben ser consideradas como asociados en pie de igualdad. publicidad y propaganda. Al informar al público. Evitaremos competir con otras organizaciones de socorro para captar la atención de los medios informativos en situaciones en las que ello pueda ir en detrimento del servicio prestado a los beneficiarios o perjudique su seguridad y la de nuestro personal. En nuestras actividades de información. de manera que sea mínimo el desperdicio de valiosos recursos.

METODOLOGÍAS Y HERRAMIENTAS PARA LA CAPACITACIÓN EN GESTIÓN DE RIESGO DE DESASTRES 95 Anexo 2 Lista de Participantes .

96 .

El fenómeno El Niño en Perú y Bolivia. Engineering in emergencies. Japón. Roberto. ITDG. Kobe. FERRADAS. Lima. ITDG. Perú. ITDG. Gobierno Regional de Piura. y AQUINO A. (Compiladora) Manual de dinámicas. ALCALDE J. FERNÁNDEZ. San Salvador. ASDI FUSAI. Presentación multimedia. 2005. CARNEIRO. el aprendizaje y el sentido». CENTURIÓN H. 1995. 2003. CHUQUISENGO. Orlando. DAVIS. Lili. Tarea. UNESCO. 2000. Dinámicas de grupos y técnicas participativas.. 1ª edición. Reproducido por la Oficina Regional de Educación de la UNESCO para América Latina y el Caribe. Kumatzín. 2002. 2004. ponencia presentada en el Encuentro Sentidos de la Educación y la Cultura. Jan. AVENSUR Lili. VAMOS A JUGAR. CHUQUISENGO. Modulo II Escenario de Riesgo. PUCP. Propuesta metodológica para la gestión local de riesgos de desastre. AVENZUR Félix. Lima. Londres. 2004. 1992. Ramiro. LUNA V. Gestión participativa para la implementación del plan de contingencia del distrito de Morropón-Piura. Lima. Quirio: prevención de desastres. Consejo Nacional de la Cultura y las Artes – Chile. tradición y organización popular en Chosica. Juan y otros. Lima. . pág. Perú. «La educación. Curso Gestión del Riesgo y Desarrollo Local. Pedro. GTZ.METODOLOGÍAS Y HERRAMIENTAS PARA LA CAPACITACIÓN EN GESTIÓN DE RIESGO DE DESASTRES 97 Bibliografía ANSIÓN. Julio. 1996. BATZÍN. 16. Metodología para la formación de formadores – 1ª edición.. PADILLA Daphne. 2005. Conferencia Mundial sobre la Reducción de Desastres Naturales. Orlando. Desarrollo humano entre el mundo rural urbano. PAEN. PREDES.

PREDES. Interculturalidad: creación de un concepto y desarrollo de una actitud. Carta humanitaria y normas mínimas de respuesta humanitaria en casos de desastres. Lima. HEISE. KLARÉN. Quito. ZILBERT. Meter. 2000. Editorial Delta. MARTÍNEZ. Pedro. Cómo educar para la democracia. REDINFA. 1998. El uso de la piedra en las obras de prevención de desastres en Centenario. Alfaomega. OXFAM. Red para la Infancia y la Familia. Alberto. Lima. 2005. Lima. España. 2001.ITDG. 1894-1994. 1998. Nación y sociedad en la historia del Perú. Lima. PÉREZ Serrano. 2004. En: Pobreza y desarrollo en el Perú. INDECI. El Facilitador en el Proceso de Formación. PREDES. Lima. 2005. Educación de funcionarios municipales para la prevención de desastres. Programa Forte PE. PROYECTO ESFERA. IEP. Lima. 1994. NOTORIA. María. Ginebra. 2005. 1997. Gloria. Nuevas perspectivas en la investigación científica y tecnológica para la prevención de desastres. Linda. La gestión de riesgos en el Perú. Módulos para la capacitación. Antonio y otros. . Potenciar la capacidad de aprender a aprender.98 FERRADAS.

operación y mantenimiento Para mayor información por favor dirigirse a: Av. Lima. 2429714 Fax: (51-1) 4466621 Personas de contacto: Efraín Peralta (eperalta@solucionespracticas. Jorge Chávez 275 Miraflores. Diseño. Manual para pequeños productores de ladrillos • Serie Manuales # 22: Plantas de Tratamiento por Filtración Lenta. 4467324.pe) .org.ITDG • Serie Manuales # 31: Reconstrucción y gestión de riesgo. Perú.pe) Giannina Solari (gsolari@solucionespracticas. Una propuesta técnica y metodológica • Serie Manuales # 30: Gestión de riesgo en los gobiernos locales • Serie Manuales # 29: Guía Metodológica para la Gestión de Riesgos de Desastres en los Centros de Educación Primaria • Serie Manuales # 28: Manual de pastos y forrajes altoandinos • Serie Manuales # 27: Manual de gestión de riesgos en las instituciones educativas • Serie Manuales # 26: Manual para la Prevención de Desastres y Respuesta a Emergencias • Serie Manuales # 25: Manual del Técnico Alpaquero • Serie Manuales # 24: Manual práctico de ganadería • Serie Manuales # 23: Cascarilla de arroz como combustible alternativo.org. Teléfonos: (51-1) 4447055. 4475127.METODOLOGÍAS Y HERRAMIENTAS PARA LA CAPACITACIÓN EN GESTIÓN DE RIESGO DE DESASTRES 99 Otras publicaciones de la Serie Manuales de Soluciones Prácticas .

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful