You are on page 1of 2

.1.

La contaminación
La contaminación consiste, básicamente, en la generación
de residuos en un medio, que se introducen por encima de la
capacidad, de este, para eliminarlos. No es, pues, una cuestión
de qué productos se introducen, sino su cantidad. La
proliferación de estos residuos supone un desequilibrio grave
en el vio sistema, hasta el punto de llegar a imposibilitar la vida
de las especies existentes. El agua, el aire y el suelo, son los
principales medios contaminados.

2. El agua

El agua es un recurso escaso, pero de importancia vital para la


sociedad y la naturaleza, ya que forma parte, en un tanto por ciento
elevado, de la constitución de todos los seres vivos. De todo el agua
existente en el planeta, sólo una pequeña parte es aprovechable por
la sociedad, y por la mayor parte de la naturaleza.

3- proporciona energía y vida. La peculiar


El agua es un recurso que
forma de vida humana, en grandes ciudades escasas de agua, y las
técnicas de producción son grandes consumidoras de agua, lo que exige
la creación de grandes infraestructuras, como embalses y
conducciones de distribución del agua, tanto aérea como subterránea.
Incluso, se puede llegar al trasvase de agua entre cuencas hidrográficas.

4. El aire
La contaminación del aire resulta muy fácil. Su problema, real, comienza
con la utilización masiva de combustibles fósiles en la industria y la
automoción. Las ciudades son lugares en las que las concentraciones de
partículas contaminantes son especialmente elevadas, junto con los grandes
centros industriales. El régimen de vientos expande las partículas por todo
el globo, pero es en los países industrializados donde mayor incidencia tiene la
contaminación del aire. Estas partículas (CO2, SO2) se precipitan, mezcladas con
el agua de lluvia, formando ácido clorhídrico y sulfúrico, y dando lugar a la
lluvia ácida, de efectos tan perniciosos para las biocenosis, al proporcionar
un agua no apta para ser consumida por los seres vivos.
5. El suelo

El uso del suelo es otra de las características de la intervención humana


en el medio, desde la reserva de espacios para su uso exclusivo, como en
las ciudades, la industria, las comunicaciones o la agricultura, hasta su
degradación general a través de la contaminación coloidal, por la lluvia ácida
o la utilización en la agricultura de abonos químicos nitrogenados. En la
agricultura, el cultivo de una sola especie le hace perder los nutrientes
necesarios para su crecimiento, y dificultan también el desarrollo de otras
especies, con lo que se disminuye la variedad de las plantas.
6. Además, la deforestación y los incendios favorecen la
pérdida del suelo, sobre todo si es heredado de condiciones
ecológicas antiguas, de una manera irrecuperable. La erosión
del suelo, a la que se ve sometido por la desaparición de la
cubierta vegetal, es generalizada en todo el mundo, pero sobre
todo en las regiones de tránsito ecológico.

7. Formación
La atmósfera es la envoltura gaseosa que rodea a la Tierra.
Comenzó a formarse hace unos 4600 millones de años con
el nacimiento de la Tierra. La mayor parte de la atmósfera
primitiva se perdería en el espacio, pero nuevos gases y
vapor de agua se fueron liberando de las rocas que forman
nuestro planeta.

8. ATMOSFERA

La atmósfera de las primeras épocas de la historia de la Tierra


estaría formada por vapor de agua, dióxido de carbono (CO2) y
nitrógeno, junto a muy pequeñas cantidades de hidrógeno (H2) y
monóxido de carbono pero con ausencia de oxígeno. Era una
atmósfera ligeramente reductora hasta que la actividad
fotosintética de los seres vivos introdujo oxígeno y ozono (a partir
de hace unos 2 500 o 2000 millones de años) y hace unos 1000
millones de años la atmósfera