You are on page 1of 4

DETERMINACIÓN DE LA CARGA TÉRMICA DE UNA VIVIENDA

Para determinar la pérdidas de calor que experimenta una vivienda, existen muchos métodos de cálculo, de entre los cuales se va a describir uno basado en tablas que de una forma inmediata te permitirá determinar la pérdida de calor por m3 en cada estancia de la vivienda de forma muy aproximada. Primeramente se comienza por determinar las demandas de potencia térmica por cada estancia, para ello conociendo el tipo de estancia de la vivienda y la demanda expresada en kW o Kcal/h en función de los m3 o m2 de la estancia, obtendremos la demanda de potencia (P) de cada estancia.
P = D⋅S

Donde: P : Potencia de la estancia (kW). D : Demanda de potencia de la estancia por m2 (kW/ m2) S : Superficie de la estancia (m2)

Tabla 1: Demanda de potencia térmica en función del volumen del local

Tabla 2: Demanda de potencia térmica en función del volumen de la superficie del local A estas demandas térmicas de cada estancia de la vivienda, las irás sucesivamente multiplicando por una serie de factores como son: a) b) c) d) La zona climática: Factor F1 La orientación de la estancia: Factor F2. El número de paredes al exterior: Factor F3. Tipo de aislamiento: Factor F4. 1

Y finalmente se obtendrá la potencia térmica necesaria para la vivienda empleando la expresión:
P TOTAL = P ⋅ F 1 ⋅ F 2 ⋅ F 3 ⋅ F 4

Con este valor de PTOTAL obtenido, tendrás determinada la pérdida de calor de cada estancia, es decir, el calor que deben aportar los elementos emisores en cada estancia de la vivienda. Una vez que se han calculado las pérdidas de calor en cada uno de los locales, se suman, obteniendo la pérdida de calor total en la vivienda. Según los tiempos de funcionamiento de la instalación de calefacción, según la tipología de la misma y de la exposición al viento y altura sobre el nivel del mar, tendremos unos suplementos de potencia que pueden incrementar ligeramente al alza los valores calculados de demandas térmicas de calefacción. Por este motivo merece tener en cuenta un margen de seguridad por encima y que deberás considerar a la hora de ajustar la potencia máxima de la caldera en servicio de calefacción. Este valor se suele tomar de un 10% por encima, esto es:
P ERA CALD =1,1 ⋅ P TAL TO

Así pues ya tienes fijada la potencia de la caldera en servicio de calefacción, con un margen suficiente para no quedarnos por debajo de las pérdidas de calor calculadas por un método más exhaustivo al que hemos empleado.

CALCULO DE LOS FACTORES DE CORRECCIÓN

FACTOR F1: ZONA CLIMÁTICA. Necesitamos conocer dónde está localizada la vivienda, para ello utiliza el mapa adjunto de la figura 1, el cual muestra la división del territorio español en 5 zonas climáticas.

Fig. 1: Zonas climáticas del territorio español. 2

Según la localización de la vivienda, el factor F1 tomará los valores indicados en la tabla 3.

Tabla 3: Valor del factor F1 en función de la zona climática FACTOR 2: ORIENTACIÓN. El segundo factor a considerar es la orientación del local de la vivienda. Según donde esté orientado el local de la vivienda, el factor F2 tomará el valor indicado en la tabla 4. Si no corresponde a los casos mostrados en dicha tabla el factor F2 toma el valor de 1.

Tabla 4: Valor del factor F2 en función de la orientación del local

Fig. 2: Diferentes orientaciones del local de una vivienda.

FACTOR 3: NUMERO DE PAREDES AL EXTERIOR. Otro factor a considerar es el número de paredes al exterior, contando como paredes también el techo y suelo de la vivienda. El factor F3 tomará el valor según se indica en la tabla 5. Si la vivienda no corresponde a ninguno de los tipos anteriores, F3 es igual a 1.

3

Tabla 5: Valor del factor F3 en función del número de paredes del local FACTOR 4: TIPO DE AISLAMIENTO. El último factor a tener en cuenta es el referente al tipo de aislamiento, según se muestra en la tabla 6.

Tabla 6: Valor del factor F4 en función del tipo de aislamiento del local.

4