You are on page 1of 1

VÁLVULAS TERMOSTÁTICAS: REGULACIÓN A CAUDAL VARIABLE

Para regular el caudal de alimentación de los emisores de calor en una instalación de calefacción por agua, se colocan a la entrada de estos una válvula termostática que regula el caudal de en función de la temperatura del local. Básicamente el funcionamiento de la misma, como puedes apreciar en la figura adjunta, consiste en un obturador que cierra el paso del agua, de acuerdo con la tensión de vapor o la dilatación del fluido termostático, en función de la temperatura. A dicha fuerza de cierre se opone un resorte regulable, que permite así seleccionar la temperatura de actuación de la válvula. Estas válvulas se colocan cuando se desea controlar la temperatura de los locales en los que haya aportaciones extras de calor, tales como radiación solar, etc. Sin embargo, cuando son muy numerosas, se pueden producir desequilibrios de circulación, por lo cual es necesario colocar reguladores de presión diferencial (ver figura 2). Se tratan de válvulas encargadas de mantener constante la presión en el circuito para garantizar su equilibrio.

Fig. 1: Válvula termostática

Fig. 2: Instalación de un regulador de presión diferencial. En la instalación anterior, la válvula de presión diferencial es del tipo NC (normalmente cerrada) y actúan por la acción de una membrana que está sometida a la diferencia de presiones entre los puntos que se desean controlar.