Biología 2º Bach

CÉLULA EUCARIOTA CITOPLASMA
1. Introducción
Todas las células, tanto las procariotas como las eucariotas, tienen en común una membrana plasmática o celular, un citoplasma y un material genético. El citoplasma es la parte de la célula contenida entre la membrana plasmática y la membrana nuclear. Está constituido por una disolución coloidal llamada citosol (o hialoplasma), en la que se encuentra un entramado de filamentos o citoesqueleto, las inclusiones citoplasmáticas y los orgánulos o morfoplasma.

2. Citosol
Toda la porción citoplasmática que carece de estructura, y que constituye la parte líquida del citoplasma, recibe el nombre de citosol, hialoplasma o citoplasma fundamental. Está compuesto por un 85% de agua en la que se encuentran disueltas las moléculas necesarias para el mantenimiento celular: proteínas (muy abundantes, sobre todo enzimas), otras moléculas orgánicas como aminoácidos, glúcidos, ATP, ARNm y ARNt, sales minerales, gases y muchos otros intermediarios del metabolismo celular. Junto con las sustancias disueltas, también existen las llamadas inclusiones citoplasmáticas (acumulaciones de diferentes substancias desprovistas de membrana, como gotas lipídicas o de glucógeno en células animales y gotas de grasas, aceites esenciales y otros en células vegetales). En él se realizan la mayor parte de las reacciones metabólicas de la célula. Está comunicado con el nucleoplasma a través de los poros de la membrana nuclear. No tiene la misma consistencia en todo el volumen celular y en función de la misma cabe distinguir dos formas: Citogel, cuando se presenta en estado viscoso. Citosol, si lo hace en estado fluido. El citosol cambia temporalmente de estado sol a gel y viceversa,en función de las necesidades celulares, lo que permite que se formen corrientes en el interior del citoplasma conocidas como ciclosis que arrastran los orgánulos, homogeneizan el citoplasma y participan en la locomoción celular (en concreto en el movimiento ameboideo).

3. Citoesqueleto
Consiste en una red de fibras y filamentos proteicos , con función esquelética, que atraviesa el citoplasma fundamental y que condiciona, con su existencia, la forma de la célula. Al mismo tiempo, actúa como un sistema de organización interno que condiciona el movimiento de los orgánulos y de la propia célula. En las células eucariotas, los elementos del citoesqueleto pueden ser de 3 tipos: microtúbulos, microfilamentos y filamentos intermedios. Estas tres estructuras están más o menos interconectadas entre sí, constituyendo una red tridimensional que ocupa totalmente el volumen celular.

1

Biología 2º Bach

Se trata de estructuras proteicas, muy dinámicas, de tal manera que cuando se precisan se produce su formación o prolongación añadiendo nuevas unidades de proteína. (polimerización). Cuando no son necesarias, tiene lugar su despolimerización.

Microtúbulos
Son estructuras cilíndricas largas, gruesas y huecas. Las paredes del cilindro son filamentos formados por la proteína tubulina (en realidad son 2 proteínas globulares, la -tubulina y la - tubulina); son los componentes más importantes del citoesqueleto de las células eucariotas. Pueden formar parte de estructuras estables como centriolos, cilios y flagelos (microtúbulos estables), o de estructuras de corta duración como el huso acromático y los pseudópodos. También pueden estar dispersos por el citoplasma formando una red de microtúbulos (microtúbulos lábiles). Funciones: movimiento celular (cilios, flagelos y pseudópodos), son la base para estructurar el citoesqueleto, determinan la forma de la célula, organizan la distribución interna de los orgánulos y dirigen el movimiento de los cromosomas durante la división celular.

Microfilamentos
Se sitúan principalmente en la periferia celular, debajo de la membrana, y están formados por filamentos de la proteína actina trenzados en hélice, la estabilidad de los cuales depende de la presencia de ATP e iones calcio. Tienen una elevada capacidad de polimerizarse o desmontarse rápidamente. Esto les permite realizar funciones más bien dinámicas dentro de la célula. Según el tipo de célula pueden: Mantener la forma de la célula pero con cierta capacidad de adaptarse a los cambios que se puedan producir. Así permiten la estabilidad de prolongaciones citoplasmáticas como las microvellosidades. Originar y dar soporte a los pseudópodos, que son prolongaciones citoplasmáticas que posibilitan el movimiento ameboideo y la endocitosis. En las células musculares participan en el movimiento contráctil asociándose a los filamentos de miosina Provocan el estrangulamiento del citoplasma en dos al final de la división en las células animales.

Filamentos intermedios
Son fibras proteicas de diámetro intermedio entre las dos estructuras anteriores. Su composición y sus funciones varían según el tipo celular. De cualquier forma, participan principalmente en funciones estructurales. Pueden ser por ejemplo: Neurofilamentos: Constituidos por filarina. Mantienen la estructura de los axones de las neuronas y ayudan a vehiculizar diversas substancias desde el cuerpo celular. Tonofilamentos: Formados por queratina. Están especialmente presentes en células sometidas a fuertes tensiones como las epidérmicas.

2

Biología 2º Bach

4. Morfoplasma
Constituido por los componentes diferenciados del citoplasma, con una función metabólica determinada. (Son lo que conocemos como orgánulos celulares).

4.1 Orgánulos derivados de microtúbulos
Aunque se relacionan con el citoesqueleto, estas estructuras tienen identidad propia, por lo que también se pueden considerar orgánulos sin membrana. Son el centrosoma y los cilios y flagelos

Centrosoma
El centrosoma o citocentro se considera como el centro dinámico de la célula, por que corresponde a la zona del citoplasma donde se encuentra el centro organizador de microtúbulos (COM), que es el que genera los microtúbulos. Hay dos tipos de centrosomas, dependiendo de que presenten o no centriolos: centrosomas con centriolos, en algas, algunos protozoos y células animales y centrosomas sin centriolos, en hongos, vegetales superiores y algunos protozoos. En un centrosoma con centriolos diferenciamos: material pericentriolar, áster y diplosoma (conjunto de 2 centriolos dispuestos perpendicularmente). El material pericentriolar es el COM, es decir, el orgánulo que origina los microtúbulos. El áster es un conjunto de microtúbulos dispuestos radialmente en torno al COM. El diplosoma está inmerso en el material pericentriolar y es el conjunto de los dos centriolos dispuestos perpendicularmente entre sí Cada centriolo consiste en uno conjunto de 9 grupos de tres microtúbulos de 0,5 m de longitud, íntimamente unidos, dispuestos en forma de cilindro de 0,25 m de diámetro. Ambos centriolos se sitúan espacialmente perpendiculares entre sí (en forma de L) y constituyen el diplosoma. Antes de que la célula entre en división, sus centriolos se duplican, formándose uno nuevo perpendicular la cada uno de los precedentes. Una vez formados los nuevos diplosomas, uno de ellos emigra al polo opuesto del núcleo, quedando organizado entre ambos el huso de división o huso acromático. Al microscopio óptico, en el centrosoma sólo se observa un único centriolo rodeado de una zona clara (esfera hialina); de su borde irradian los microtúbulos del áster.

Cilios y flagelos
Son prolongaciones citoplasmáticas móviles, constituidas por microtúbulos y situadas en la superficie celular que tienen la misma estructura y se diferencian en que: Los cilios son cortos (10 m de longitud) y numerosos. Se mueven coordinadamente

hacia delante y hacia atrás. Los flagelos son largos (alcanzan los 200 movimiento es ondulatorio.

m) y escasos (1 o 2 por célula). Su

Tanto cilios como flagelos son responsables del movimiento de algunos protoctistas y espermatozoides, o sirven para mover materiales del exterior celular.
3

Biología 2º Bach

Al microscopio electrónico se observa que cilios y flagelos de eucariotas presentan una misma arquitectura molecular basada en la llamada estructura 9+2. Están formados de la punta a la raíz por: -Un tallo. -Una zona de transición. -Un corpúsculo basal. -Las raíces ciliares El tallo o axonema. Presenta en su interior, dos microtúbulos centrales rodeados por una delgada vaina y por un sistema de 9 pares de microtúbulos periféricos. Todo este conjunto está rodeado por la membrana plasmática. La zona de transición está formada por dipletes como el tallo pero, a diferencia de este, no tiene microtúbulos centrales ni está rodeado de membrana plasmática, puesto que se localiza dentro del citoplasma. El corpúsculo basal consta de tripletes, en lugar de dipletes y tiene dos partes: - La superior o distal, con la misma estructura que un centriolo - La inferior o proximal que tiene un eje central proteico del que parten radialmente unas láminas hacia los 9 tripletes de la periferia. La raíz es un conjunto de microfilamentos con función contráctil. Todos los microtúbulos están formados por la proteína tubulina y otras proteínas unen estas estructuras, en forma de puentes, brazos laterales y ejes radiales; el conjunto constituye un entramado citoesquelético con un alto grado de flexibilidad, elasticidad y resistencia a tracción. Los flagelos bacterianos no presentan estructura en 9+2, ni están rodeados por la membrana plasmática. Presentan una base estructuralmente compleja de sujeción en forma de codo unida a la capa de peptidoglucano y a la membrana plasmática, en la que se ancla el filamento del flagelo. Están formados por una proteína diferente: la flagelina.

4.2. Orgánulos no membranosos.
Son: ribosomas e inclusiones

Ribosomas
Son pequeñas orgánulos esféricos (sólo visibles al M.E.), presentes en todas las células, pero muy escasos en los glóbulos rojos y casi inexistentes en los espermatozoides. En ellos tiene lugar a síntesis de las proteínas celulares. Están formados por dos subunidades diferentes, una grande de 60 S y otra pequeña de 40 S (el ribosoma completo es de 80 S). Ambas sólo permanecen unidas mientras están traduciendo el ARNm para la síntesis de la proteína; cuando esta termina las dos subunidades se disocian.

4

Biología 2º Bach

En esencia los ribosomas están compuestos por agua, proteínas, y moléculas de ARNr. Cada subunidad se acopla al extremo del mensajero y el conjunto comienza a desplazarse por él, traduciendo su información y construyendo la nueva secuencia de aminoácidos. Generalmente varios ribosomas traducen simultáneamente la misma molécula de ARNm, originando un complejo denominado polisoma o polirribosoma. Los ribosomas son orgánulos que podemos encontrar en varios lugares del citoplasma: . Libres en el hialoplasma, liberando las proteínas que se producen en el mismo (hialoplasma). . Unidos a la cara citosólica de la membrana del retículo endoplasmático rugoso. Las proteínas originadas se liberan en el interior del retículo. . En el interior de las mitocondrias y cloroplastos. Son de menor tamaño que los anteriores. La formación de los ribosomas comprende la síntesis de sus componentes y el ensamblaje de los mismos. Las proteínas ribosomiales deben sintetizarse en el citosol con la ayuda de otros ribosomas, mientras el ARNr se transcribe en el núcleo (concretamente en el nucléolo). Para el ensamblaje hace falta que las proteínas viajen hasta el núcleo y se unan a las diferentes moléculas de ARNr y así formen ambas subunidades.

Inclusiones
Son depósitos hidrófobos de materiales de reserva o desecho situados en el seno del citoplasma, no limitados por membranas. En las células de los organismos autótrofos son cúmulos lipídicos, gotas de aceites esenciales o depósitos de látex. En las de los seres heterótrofos son substancias de reserva en forma de gotas lipídicas o gránulos de glucógeno. Los pigmentos pueden presentarse en gránulos o depósitos, como la melanina o los carotenos. En células fagocitarias de la médula ósea, hígado y bazo, por degradación de la hemoglobina se acumula a hemosiderina, que es un pigmento de color pardo dorado. Las células animales pueden presentar inclusiones cristalinas de naturaleza proteica, como las de la coroides.

4.3. Sistemas de endomembranas
Por todo el interior del citoplasma aparece un complejo sistema de vesículas y sacos membranosos aplanados. Debido a la frecuente interconexión entre sus componentes (la membrana nuclear y la membrana plasmática están interconectadas), este sistema de endomembranas divide el citoplasma en dos compartimentos: un cerrado en el interior de las membranas, y otro fuera de ellas formado por el citosol. Este conjunto de estructuras membranosas está constituido por el retículo endoplasmático y el aparato de Golgi, aunque también suele incluirse en este apartado la envoltura nuclear.

El retículo endoplasmático
Está formado por una red de membranas interconectadas que se extienden por todo el citoplasma a modo de laberinto. Las cavidades que determina (sáculos, cisternas, tubos) comparten un mismo espacio interno o lumen por el que circulan diferentes substancias de un punto a otro de la célula. También es el encargado de originar abundantes vesículas que

5

Biología 2º Bach

migrarán hasta otros orgánulos, principalmente hacia el complejo de Golgi o la misma membrana celular. En gran parte de la superficie hialoplasmática del R.E. aparecen ribosomas unidos a ella, por lo que se diferencia una zona denominada R.E. rugoso que se localiza en la región próxima al núcleo; y una zona sin ribosomas, más próxima a la membrana citoplasmática llamada R.E. liso. El RE se puede extender desde la membrana plasmática hasta la misma envoltura nuclear, y así esta última se considera una prolongación del propio R.E.R.

Retículo endoplasmático rugoso
Se encuentra en todas las células eucariotas (excepto eritrocitos de mamíferos). No existe en procariotas. Está constituido, además de por túbulos, por gran cantidad de cisternas grandes y aplanadas intercomunicadas entre sí. El interior del RER, el lumen, comunica con el espacio perinuclear. Los ribosomas presentes en la cara citosólica producen proteínas que se introducen en el lumen del retículo, o pueden quedar incluidas en la misma membrana del mismo (proteínas transmembrana). Muchas de estas proteínas son de tipo glucoproteína, por lo que hace falta unirles un grupo glucídico (glucosilación) que tiene lugar en una primera fase dentro del R.E.R. Posteriormente esta molécula será modificada en el complejo de Golgi. El RER, por lo tanto almacena y transporta las proteínas sintetizadas por los ribosomas que tiene adosados. El R.E.R. está especialmente desarrollado en las células que tienen como misión segregar substancias proteicas, como en ciertos glóbulos blancos que producen los anticuerpos, o las células pancreáticas que producen enzimas digestivas. También en células hepáticas.

Retículo endoplasmático liso
El REL está formado por aquellas membranas que carecen de ribosomas adheridos a su superficie. Constituye una red laberíntica de túbulos, que se extienden por todo el citoplasma y se prolongan en el RER. Es muy abundante en los hepatocitos, en las células musculares estriadas y en las que sintetizan hormonas esteroides. Funciones: tiene cuatro funciones básicas: 1. Sintetizar, almacenar y transportar fosfolípidos, colesterol y esteroides. Fabrica la mayoría de los lípidos celulares. Además, las proteínas que pasaron al RER se unirán aquí a los lípidos del REL para dar lipoproteínas, que se exportarán en vesículas al aparato de Golgi, destino intermedio antes de su traslado a otras partes de la célula.
6

Biología 2º Bach

2.

3.

4.

Metaboliza las substancias tóxicas que provienen del exterior mediante procesos de oxidación ya que en sus membranas hay enzimas capaces de inactivar toxinas liposolubles procedentes del exterior (colorantes y conservantes alimenticios, herbicidas, medicamentos, etc.) y forma substancias solubles que pueden ser expulsadas por el aparato excretor, los pulmones, la piel, etc. Esta función se realiza básicamente en las células de la piel, pulmón, intestino, hígado y riñón. Conducir en los músculos estriados –en los que forma el retículo sarcoplasmático- los impulsos que permitan la formación del complejo actina-miosina que produce la contracción muscular. Otras funciones. Destacan la degradación del glucógeno con liberación de glucosa, el metabolismo de los minerales o la formación de pigmentos.

Aparato de Golgi
Se localiza en todas las células eucariotas excepto en los eritrocitos y las células epidérmicas queratinizadas. Está constituido por una serie de sáculos aplanados llamados cisternas, agrupadas formando pilas. Cada grupo de un mínimo de 4 cisternas, constituye una unidad funcional que recibe el nombre de dictiosoma. En este orgánulo las moléculas procedentes del R.E. serán modificadas y finalmente empaquetadas en vesículas hacia diferentes destinos. El dictiosoma no es simétrico y se pueden distinguir en el dos caras o polos: una cara cis o de entrada de las vesículas originadas en el R.E.; y una cara trans o de salida de las vesículas con las moléculas definitivas. (Algunas de estas vesículas son lisosomas primarios). Una vez que las vesículas transfieren las proteínas o los lípidos a la cara cis o de formación del dictiosoma, estas comienzan a desplazarse de un sáculo a otro mediante pequeñas vesículas de transición, y sufriendo diferentes modificaciones en cada paso. Finalmente, cuando llegan a la cara trans o de maduración, las moléculas resultantes serán empaquetadas en nuevas vesículas con destino a la membrana plasmática, o a la digestión intracelular. El complejo de Golgi interviene en los procesos de secreción. Las moléculas originadas en el R.E. maduran en sus sáculos hasta introducirse en vesículas de secreción que liberarán su

7

Biología 2º Bach

contenido por exocitosis. También sintetiza celulosa y las pectinas de las paredes celulares vegetales Otra posibilidad es que las vesículas del Complejo de Golgi contengan enzimas hidrolíticas capaces de digerir partículas y substancias complejas, son los lisosomas. Finalmente, a través de la continua exocitosis, contribuye a la renovación de la membrana plasmática.

4.4. Orgánulos membranosos no energéticos
Son: Lisosomas, peroxisomas y vacuolas

Lisosomas
Son vesículas esféricas que contienen en su interior enzimas hidrolíticas, limitadas por una única membrana, como los sáculos de los dictiosomas, de los cuales se originan por estrangulación de sus bordes (lisosomas primarios). Su nº varía según la función de la célula. En los macrófagos, que tienen como misión principal llevar a cabo una actividad defensiva mediante procesos de fagocitosis, son muy abundantes. Intervienen en la digestión intracelular de macromoléculas, labor que realizan gracias a su alto contenido de enzimas hidrolasas ácidas (proteasas, nucleasas, lipasas, etc), sintetizadas en el RER.. Cada lisosoma tiene un revestimiento de glicoproteínas que impide la acción de las mismas enzimas sobre la propia membrana del orgánulo. Según su origen pueden clasificarse en lisosomas primarios y secundarios. Los lisosomas primarios son los que no actuaron aún en el proceso digestivo. Pueden verter su contenido fuera de la célula o fusionarse con otras vesículas portadoras de materiales exógenos o endógenos, y convertirse en lisosomas secundarios.

Los lisosomas secundarios son vesículas en las que se realiza la digestión intracelular. En función del material sobre el que actúan pueden dividirse en:

8

Biología 2º Bach

Heterolisosomas, vacuolas digestivas o heterofágicos: son el resultado de la fusión de lisosomas primarios y vesículas endocitadas (fagosoma, pinocito) que contienen el substrato. Realizan la digestión celular al liberar nutrientes a partir de substancias exógenas. También llevan a cabo una función defensiva sobre microorganismos patógenos que entran en la célula por endocitosis. Autolisosomas o vacuolas autofágicos: proceden de la fusión de los lisosomas primarios con los autofagosomas, que son vesículas originadas en el citoplasma, a partir del REL o del AG, que rodean materiales endógenos, restos celulares o orgánulos inservibles. Los autolisosomas degradan el exceso de macromoléculas producidas por la célula. También eliminan materiales inútiles y destruyen zonas lesionadas evitando procesos degenerativos. Tanto en los heterolisosomas como en los autolisosomas, tras realizarse la digestión, las moléculas resultantes atraviesan la membrana del lisosoma para ser aprovechados por la célula. Los posibles restos no digeridos quedan dentro del lisosoma secundario, que se transforma de esta manera en un cuerpo residual (denominado vacuola residual o fecal) con el fin de quedar en el citoplasma o ser finalmente exocitado.

Peroxisomas
Son vesículas membranosas, presentes en todas las células eucariotas, procedentes del retículo endoplasmático liso, del que se desprenden por estrangulación. Luego se incorporan los enzimas que se sintetizan en los polirribosomas libres del citosol. Aunque carecen de ADN, se dividen por bipartición, como las mitocondrias y los cloroplastos. Contienen enzimas oxidativas, tanto peroxidasas como catalasa. Las peroxidasas utilizan el oxígeno para oxidar diversas substancias cómo ácidos grasos, aminoácidos, etc.. Como resultado se origina peróxido de hidrógeno (H2 O2) y se desprende calor. La catalasa degrada el peróxido de hidrógeno, compuesto altamente inestable, produciendo agua y oxígeno. De este modo, los peroxisomas participan en numerosos procesos metabólicos, como en la biosíntesis de lípidos, como el colesterol (también sintetizado en el R.E.L); en la oxidación de ácidos grasos y en la fotorrespiración de las células vegetales. Presenta diferentes especializaciones según la célula de la que se trate: En las células de las semillas, un tipo especial denominado glioxisomas, ayudan en la utilización de sus reservas, pues son capaces de transformar los ácidos grasos de las reservas en azúcares, necesarios para el metabolismo del embrión. En procesos de destoxificación de algunos tejidos, como la degradación del etanol en el hígado y en los riñones de vertebrados.

Vacuolas
En las células vegetales aparecen como grandes cisternas membranosas desprendidas del retículo endoplasmático y del aparato de Golgi. Su única membrana se llama tonoplasto y encierra el zumo vacuolar y las substancias cristalizadas. Son pequeñas y numerosas en las células nuevas, disminuyendo el nº con la edad de la célula, hasta fundirse en una única vacuola muy grande y central que comprime citoplasma y núcleo contra la membrana plasmática. Su función es almacenar el exceso de agua con el que mantienen la turgencia celular y acumular sustancias hidrófilas. Contienen azúcares disueltos, almidón, proteínas, pigmentos y sales minerales. Estos productos, que en muchos casos están cristalizados, pueden ser de reserva o desechos que la célula vegetal no puede expulsar.

9

Biología 2º Bach

En las plantas pueden realizar funciones digestivas similares a las que llevan a cabo los lisosomas en las células animales, gracias a la existencia de enzimas hidrolíticas ácidas. En los animales, las vacuolas son vesículas de tamaño variable que almacenan substancias diversas. Se pueden formar a partir del R.E., del complejo de Golgi o de la propia membrana plasmática. Entre las substancias que contienen cabe citar: Substancias de reserva como glúcidos, proteínas, etc. Productos residuales o tóxicos. Agua para regular el equilibrio osmótico de la célula con el exterior

4.5. Orgánulos membranosos energéticos
Dentro de este grupo se incluye una serie de orgánulos bimembranosos que mantienen cierta independencia dentro da célula, por lo que se consideran semiautónomos. Son las mitocondrias y los plastos o plastidios.

Mitocondrias
Son orgánulos móviles que presentan formas variadas: ovalada (muchas), esférica, vermiforme, cilíndrica, e incluso casi anular en los espermatozoides o ramificada en las células vegetales. El nº de mitocondrias por célula depende de la demanda energética para el trabajo químico que esta ha de desarrollar, y oscila desde unas pocas unidades a varios centenares. Presentan dos membranas, una externa y otra interna muy plegada, en forma de crestas, túbulos y sáculos que encierran una matriz mitocondrial fluida. Lo más habitual es que las crestas sean transversales. El nº de crestas está en función directa con la actividad metabólica de la mitocondria. Entre ambas membranas de la mitocondria existe un espacio denominado cámara externa o espacio intermembrana que contiene numerosas enzimas. La composición química de la matriz mitocondrial, es semejante a la del hialoplasma.

10

Biología 2º Bach

Recubriendo la cara matricial de la membrana interna, se encuentran una serie de partículas elementales o partículas F, que corresponden al complejo ATP-sintetasa. Estos enzimas tienen forma de peón de ajedrez, con una cabeza esférica y un tallo emergentes hacia la matriz, y una base hidrófoba en el seno de la bicapa lipídica de la membrana. En la matriz mitocondrial se encuentran enzimas, ADN mitocondrial, ribosomas, ARN y enzimas que intervienen en la replicación, en la transcripción y en la traducción del ADN mitocondrial. Al poseer su propio ADN las mitocondrias pueden formar sus proteínas, pero de esta forma sólo obtienen un 10% aproximadamente de las proteínas constitutivas, lo que significa que no son autosuficientes y necesitan de las proteínas codificadas en el ADN nuclear que importan hacia su interior. Su ADN se asemeja al bacteriano, ya que carece de proteínas asociadas. La molécula de ADN es doble y circular. Tiene ribosomas propios más pequeños que los del citoplasma y similares a los de las bacterias. Las mitocondrias poseen su propia versión del código genético, que no es igual en todos los organismos. Estos orgánulos se dividen por bipartición, independientemente de la división celular. La función más destacable de las mitocondrias es la obtención de gran cantidad de energía mediante la combustión de compuestos orgánicos, en un mecanismo llamado respiración celular. Una parte de la energía que liberan estos compuestos será “empaquetada” en moléculas de ATP. CnH2nOn + nO2 -----------nCO2 + nH2O

Los plastos o plastidios
Son orgánulos típicos de los organismos fotosintéticos ausentes en las bacterias fotosintéticas y en las cianobacterias. En función de su capacidad de síntesis y almacenamiento de substancias se dividen en: cromoplastos e leucoplastos. a. Cromoplastos. Son plastos almacenadores de pigmentos que pueden provenir de plastos indiferenciados o de cloroplastos que perdieron la clorofila. A ellos se deben los colores de flores, raíces (zanahoria) y frutos. Los cromoplastos que sintetizan y almacenan clorofila reciben el nombre de cloroplastos. b. Leucoplastos. Son incoloros por carecer de pigmentos. Se encuentran normalmente en cotiledones, esbozos foliares o ciertas zonas de la raíz. En ellos se originan almidón, lípidos y proteínas. Según su función se distinguen: - Amiloplastos, que son un tipo especial de leucoplastos que sintetizan y almacenan el almidón obtenido a partir de la glucosa elaborada en la fotosíntesis. Se encuentran en órganos apartados de la luz, como raíces, rizomas o tejidos profundos. - Proteoplastos y oleoplastos, son los leucoplastos encargados de acumular, respectivamente, proteínas y lípidos.

Los cloroplastos
Son los plastos más importantes, ya que poseen las estructuras biológicas capaces de captar la energía luminosa y transformarla en energía química. Son los responsables del color verde de las partes aéreas de las plantas. Tienen morfología variable; en las plantas aparecen como estructuras discoidales o lenticulares, pero pueden ser estrellados, en forma de taza, acintados o irregulares. Son móviles y realizan movimientos contráctiles o ameboideos

11

Biología 2º Bach

Presentan dos membranas, una externa (que regula el intercambio de substancias con el citoplasma) y otra interna, separadas por un espacio intermembrana. Su interior está ocupado por una serie de proyecciones membranosas, denominadas tilacoides donde se localizan los pigmentos fotosintéticos y una porción soluble no membranosa, amorfa, denominada estroma. Durante el desarrollo del cloroplasto, los tilacoides se continúan con la membrana interna, despareciendo la continuidad cuando alcanzan su madurez. Los tilacoides pueden presentarse en dos formas: Como grandes membranas de amplia superficie orientadas en el sentido del eje mayor, recibiendo el nombre de tilacoides del estroma o lamelas. Como conjuntos de sacos lenticulares aplanados y amontonados en grupos denominados grana. Las partículas F (ATP-sintetasa) se sitúan en la cara externa de las membranas de los tilacoides junto a los pigmentos fotosintéticos. En esta membrana se realiza la fase luminosa de la fotosíntesis, mientras que la fase oscura tiene lugar en el estroma, donde se encuentran las enzimas del ciclo de Calvin. En el estroma se encuentran substancias insolubles, como granos de almidón o glóbulos lipídicos. La ecuación general de la fotosíntesis es: CO2 + H2O --------------CnH2nOn + O2 Gracias a ella, la célula vegetal es capaz de sintetizar los compuestos orgánicos básicos con los que poner en funcionamiento su metabolismo.

Los cloroplastos tienen en el estroma su propio material genético en forma de un ADN de doble cadena y circular y ribosomas, menores que los citoplasmáticos, de tipo bacteriano. Los cloroplastos son capaces de sintetizar únicamente algunas proteínas necesarias para su funcionamiento con las enzimas presentes en su estroma.

12

Biología 2º Bach

Se originan a partir de otros cloroplastos por bipartición, o bien su origen está en los proplastos, que son pequeños corpúsculos incoloros que se dividen por bipartición en las células meristemáticas. Con la luz se organizan los tilacoides, se cargan de clorofila y se transforman en cloroplastos.

La teoría endosimbiótica de Margulis
Tanto mitocondrias como cloroplastos se consideran orgánulos autónomos: Poseen la capacidad de sintetizar sus propias proteínas gracias a la información genética que poseen (su DNA). Se reproducen por escisión binaria, es decir, su ADN circular se duplica y finalmente el orgánulo se divide en dos mitades aproximadas. Tanto las crestas como los tilacoides recuerdan a los mesosomas bacterianos. Sus ribosomas son muy semejantes a los de estas células primitivas. La teoría endosimbiótica o endosimbiosis seriada es una teoría formulada por Lynn Margulis en 1967 que describe el origen simbiogenético de las células eucariotas. En la actualidad, esta teoría es mayoritariamente aceptada. La teoría endosimbiótica describe el paso de las células procariotas (células bacterianas, no nucleadas) a las células eucariotas (células nucleadas constituyentes de los eucariontes y componentes de todos los pluricelulares) mediante incorporaciones simbiogenéticas Margulis describe este paso en una serie de tres incorporaciones mediante las cuales, por la unión simbiogenética de bacterias, se originaron las células que conforman a los individuos de los otros cuatro reinos (protoctistas, animales, hongos y plantas).

13

Biología 2º Bach

Célula animal

Célula vegetal

14

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful