You are on page 1of 15

LA EXPECTATIVA DE LO MEJOR

50 Días de Fe
Parte 1ª de 8
Rick Warren y Tom Holladay

Traducido por Berta Bilbao

“De acuerdo a tu fe, así te será hecho.” Ma. 9:29


“La fe nos asegura de cosas que esperamos” He:11:1 (“GW”)

El esperar lo mejor: es la certeza de que Dios es

___________________ del futuro y de lo que planea.


___________________ para mi vida, porque me ama.

“Te voy a guiar por el mejor camino para tu vida. Te voy a aconsejar y a cuidar.” Sal. 32:8

¿POR QUÉ ESPERAR LO MEJOR?


1 Samuel 17:1-52 (David se enfrenta con Goliat)

1. ______________________________________________

“Este es el día en que el Señor te va a entregar a mí, y yo te derribaré, y todo el mundo


sabrá que hay un Dios.” 1 S. 17:46
2. ____________________________________

“David tiró una piedra con su honda e hirió al Filisteo en la frente. La piedra se hundió, y
Goliat dio un traspié y calló al suelo de cara.” 1 S 17:49
3. ______________________________________

“Entonces los israelitas dieron un gran grito triunfal y salieron rápidamente tras los
filisteos, persiguiéndolos tan lejos como Gat.” 1 S.17:52 (“NLT”)

CÓMO ESPERAR LO MEJOR AL ENFRENTARSE CON GIGANTES

1. CONÉCTATE CON ____________ CADA MAÑANA.

DAVID: “Por la mañana, O Señor, tú oyes mi voz; por la mañana extiendo mis peticiones ante
Tí y espero con expectativa.” Sal. 5:3

“Adora a Dios si quieres lo mejor; la adoración abre las puertas a toda Su bondad.” Sal. 34:9
(Mensaje)
LA EXPECTATIVA DE LO MEJOR
50 Días de Fe - Parte 1ª de 8

2. PIENSA EN ____________ A LO LARGO DEL DIA.

DAVID: “Aunque los malos se esconden a lo largo del camino para matarme, mantendré mi
mente tranquila en Tus promesas.” Sal. 119:95
DAVID: “Atesoré Tus promesas en e l fondo de mi corazón.” Sal. 119:11 (Men)
“Harás mejor llenando tu mente y meditando en cosas que son verdad, nobles, reputables,
autenticas, poderosas, graciosas—lo mejor, no lo peor; lo bello, no lo feo...” Fe 4:8 (Men)
“Sostengamos un asidero firme en las promesas que nos mantienen andando. Él siempre cumple
Su palabra.” He. 10:23 (Men)

3. CONFÍA EN ____________ CUANDO SE VEN MAL LAS COSAS .


DAVID: “O, mi alma, no te desanimes. No te disturbes. Espera que Dios actué. Porque yo
sé que otra vez voy a tener muchas razones para alabarte por todo lo que vas ha hacer.” Sal.
42:11
“Cuando éramos niños, nuestros padres hicieron lo que les parecía mejor a ellos. Pero Dios
esta haciendo lo mejor para nosotros, entrenándonos a vivir en la mejor santidad de Dios.”
He. 12:10 (Men)
“Te sacaré de cualquier problema. Te daré el mejor de los cuidados, si tú simplemente
quisieras conocerme y confiar en mí.” Sal. 91:14
4. HABLA CON ___________________.

“Soy un amigo y un compañero de los que se comprometen a vivir de acuerdo a tus reglas.” Sal.
119:63 (Men)

“No debemos dejar el habito de reunirnos ... sino que debemos animarnos el uno al otro…” He.
10:25

“Acompáñate con Dios, elige lo mejor.” Sal. 37:4 (Men)

1 - ii
LA EXPECTATIVA DE LO MEJOR
50 Días de fe
Parte 1ª de 8
Rick Warren & Tom Holladay

Hoy estamos empezando una serie nueva. Cómo conseguir la aprobación de Dios. ¿Siendo más bueno que
malo? No. ¿Cumpliendo los diez mandamientos? No. ¿Prometiendo ser perfecto? No. ¿Siendo religioso y
yendo a la iglesia? No. La Biblia dice que sólo hay una manera de ganar la aprobación de Dios. Sólo hay una
forma de ganar la sonrisa de Dios en tu vida. En Hebreos 11 se dice, “Sin fe es imposible agradar a Dios.” De la
única manera que puedes ganar la aprobación de Dios es por medio de la fe en Jesucristo, Su hijo. Puede que
seas una gran personalidad, pero sin Jesucristo es imposible agradar a Dios. Puede que hagas cosas grandes en
vida, pero sin fe es imposible agradar a Dios.

¿Dirías que la fe es un asunto bastante importante? Sí que lo es. Es vital que aprendas cómo vivir por fe. Que
refuerces tu fe.

Por consiguiente los siguientes cincuenta días, entre ahora y el Día de Acción de Gracias, entramos en una serie
de ocho semanas o cincuenta días que se llama “50 días de fe.” En esta serie vamos a expandir, vamos a probar,
vamos a profundizar, vamos a reforzar tu fe y a medida que tu fe crece vas a ver que pasan en tu vida todo tipo
de cosas asombrosas.

¿Cómo aumentas la fe? Dices, “Me gustaría tener más fe.”¿Cómo la consigo?” La Biblia nos dice que la fe nos
viene de oír la palabra de Dios. La fe viene de este libro—esto es comida de fe—y cuanto más te metes en este
libro, La Palabra de Dios, la Biblia—más se desarrolla tu fe.

Así que hemos encontrado la manera de profundizar su fe en los próximos cincuenta Días y de introducirlos en
la palabra en cuatro formas diferentes y ya les hablare de eso luego.

En Mateo 9:29 “Hágase en ustedes de acuerdo a su fe.” Jesús está hablando. Es uno de mis versículos
favoritos de la Biblia porque Dios dice que es su elección. Les toca elegir. “Hágase en ustedes de acuerdo a su
fe.” Les toca elegir cuánto Dios bendice su vida. Tú eliges cuántas respuestas a tus oraciones obtienes. Tú
eliges cuánto te va a usar Dios en Su plan para el mundo. ¿Cómo? “De acuerdo a tu fe se te dará.” Dios dice:
si tú tienes mucha fe, vamos a lograr mucho en tu vida. Si tú tienes poca fe, vamos a lograr poco en tu vida. Si
no tienes fe, en tu vida vas a lograr nada. “Será hecho de acuerdo con tu fe.” La fe es la llave que abre las
puertas del cielo. Es muy importante que aumentes, que desarrolles, que refuerces tu fe.
El siguiente versículo, Hebreos 11:1 dice, “La fe nos asegura de las cosas que esperamos.” Circula “las cosas
que esperamos.” Si tengo que resumir fe: fe es esperar lo mejor.
Déjenme explicarlo. Algunos tal vez digan, “ Eso es ser un optimista.” No. No lo es. Fe no es pensamiento
positivo. El pensamiento positivo es bueno. Me gusta andar con gente que piensa positivamente. ¿Cuál es la
alternativa? Gente que piensa negativamente. Prefiero andar con gente que piensa positivamente que con gente
que piensa negativamente. El pensamiento positivo es bueno pero está muy limitado y ciertamente no es fe.
Puedo ponerte en pijama en medio de una tormenta de nieve y puedes pensar todo lo positivamente que quieras
pero aun te morirás de frió. Ni todo el pensamiento positivo del mundo te calentaría. Así que el pensamiento
positivo es bueno pero no hay cosas que no puede afectar. Cuando hablo de esperar lo mejor no estoy hablando
de ójalas, pensamientos como, “espero no tener ningún problema en vida.” ¡Buena suerte! Ya se te ha
fastidiado. Vas a tener problemas. Te vas a encontrar con dificultades. El esperar lo mejor no es decir, “Espero
LA EXPECTATIVA DE LO MEJOR
50 Días de Fe - Parte 1ª de 8

que todo salga de acuerdo a mis planes.” Porque en la vida casi nada te va a salir como lo planeaste. Por
consiguiente, ¿de qué estoy hablando cuando digo que la fe es esperar lo mejor? Esperar lo mejor es la certeza
de que Dios está en control del futuro y que él planea lo que es mejor para mi vida, porque me ama. Esta
definición se basa en el siguiente versículo, Sal 32:8: “ Te voy a guiar a lo largo de los mejores caminos para tu
vida. Te voy a aconsejar y a cuidar.” Circula “tu vida.” Está hecho a medida. Está hablando de tu vida. El
camino para tu vida está hecho como el traje de sastre. Está personalizado. El mejor camino para tu vida no es
el mejor camino para la persona que está sentada a tu lado. El mejor camino para mi vida no es el mejor camino
para tí. Todos nosotros tenemos caminos diferentes que están diseñados por Dios. Están hechos con patrón
especial, son planes cortados para nuestras vidas. Dios dice, “si me confiares, si me conocieres, entonces podrás
esperar lo mejor porque te voy a guiar en el camino que es mejor para tí.” No es el mejor para todos los otros.
Pero es el mejor para tí basado en quién eres, quién a hecho Dios que seas, y quién quiere Dios que llegues a
ser.

¿Por qué he de esperar lo mejor de la vida cuando van mal tantas cosas? ¿Por qué he de esperar lo mejor cuando
ya he tenido tantos dolores de corazón?

Aprendemos la respuesta a esa pregunta en una historia muy famosa de la Biblia. Es la historia de David y
Goliat. Los ejércitos de Israel estaban luchando con los ejércitos de los Filisteos. Los Filisteos tenían un hombre
gigante. Este era literalmente el hombre más alto anotado en la historia. Su nombre era Goliat. Se acercaba a los
tres metros de alto.
Este individuo era un gigante de hombre. ¡Dos metros con sesenta centímetros! Se intimidaban todos. Salía y
se paraba en frente del ejercito y decía “ Desafió a cualquiera de vosotros, uno contra uno o uno contra diez.
Todos andaban escondiéndose, todos estaban intimidados. Tenía aterrorizado al ejercito Israelí exceptuando a un
pequeño pastor joven. “David” dijo, “Voy a luchar con él. Le voy a desafiar.” Todos piensan que es demasiado
grande para luchar contra él, pero David tiene sus piedritas y piensa, “Es demasiado grande para fallar. Es un
blanco grande. De todas maneras Dios está de nuestra parte y uno más Dios iguala a ser mayoría y lo podemos
vencer.” De la historia de David luchando con Goliat aprendemos tres cosas acerca de cómo David esperaba lo
mejor y qué efecto tiene en nosotros.

Tom:
1. Cuando esperas lo mejor honras al Señor.

Hay algo en esperar lo mejor que indica acerca de quien crees tú que es Dios realmente. Esperar que Dios te
ayude es el cumplido más alto que puedes ofrecer a Dios. Escucha cual era la actitud de David en 1
Samuel 17: “en el día de hoy el Señor te va a entregar, y te voy a vencer y toda la tierra va a saber que hay
un Dios.” Papás, si oyen a uno de sus niños diciendo “Mi padre sabe hacerlo todo.” ¿Cómo se sienten?
Tenemos un Dios que de verdad puede hacerlo todo. Cuando esperamos que él haga esas cosas en nuestra
vida para Él es un honor increíble. William Carey, un misionero que cambió el mundo en sus días por causa
de su fe tenía una frase que realmente gobernaba su vida. Acostumbraba a decir, “espera grandes cosas de
Dios, intenta grandes cosas para Dios.” Es lo que tu fe puede hacer por tí.
2. Cuando tengo fe y espero lo mejor de Dios, aumenta mi
habilidad en la vida.

Incrementa mi fuerza y mi habilidad como con David. David tenía la fuerza de lanzar una piedra con su honda,
darle al Filisteo en la cabeza. La piedra se hundió. Goliat se tambaleó y cayó boca abajo. Dios dio a David esa

1 - 2
LA EXPECTATIVA DE LO MEJOR
50 Días de Fe - Parte 1ª de 8

habilidad por causa de su fe. Hemos visto en muchos sitios la diferencia que puede hacer la actitud. Las
Olimpiadas nos han enseñado justamente eso. La gente que tiene una actitud de campeón termina campeón.
Mohammed Ali, al que algunos consideran uno de los más grandes atletas que han vivido, dice de las dos peleas
que perdió que pensó algo diferente antes de pelear que en las otras peleas. Pensó “Si pierdo esta pelea”. ¡La
diferencia que las actitudes pueden hacer!
La fe tiene el poder de cambiar tu actitud acerca de la vida como nada. Refuerza la habilidad de nuestra vida.
Acuérdate de la historia de David y Goliat para mostrarte el tipo de fe que tenía. Él tomó cinco piedras pulidas
del suelo, la honda pequeñita y fue y venció al gigante llamado Goliat. Debes de estar pensando “¿Qué tipo de
fe era esa para recoger cinco piedras” “¿No pensó él que Dios le iba a dar la fuerza de acertar la primera vez?
No, la Biblia está muy clara. Goliat tenía cuatro hermanos. Así que cuando David fue a esta batalla estaba
pensando. “Si venzo a un gigante Dios me va a dar la fuerza para vencer a otros cuatro si es necesario.” Supo
que Dios le iba a dar la habilidad por causa de su fe. Cuando actúas en la fe recibes fuerza adicional para
enfrentarte con las dificultades de la vida.

Cuando tienes fe anima a otros.


La Biblia nos dice que cuando Goliat fue vencido los israelitas dieron un gran grito de victoria y que se
precipitaron sobre los Filisteos y los persiguieron hasta Gat. Toda la nación estaba victoriosa. Toda la nación
estaba exaltada, animada por la fe de este hombre joven. Es el poder que tiene la fe. Todo el mundo se anima. El
optimismo es contagioso. Y la fe tiene poder increíble para ponernos optimistas.
George Gallup hizo una encuesta recientemente “Pollster determinó que la fe trae optimismo.” Cuando tienes fe
te hace más optimista de la vida. Descubrió que la gente que tiene la fe más grande es también la más feliz de la
vida y la gente que más ayuda a otros. A tí te gusta estar rodeado de gente optimista. Y la fe tiene el poder de
hacernos optimistas. Cuando tienes fe anima a la gente que tú quieres animar. Te da la fuerza para afrontar las
dificultades que tienes que enfrentar en la vida. Y todo esto da honor a Dios en maneras que tú no te puedes
imaginar.

Rick:
Algunos de ustedes están diciendo “¿Cómo puedo esperar lo mejor? ¡Tú no sabes por lo que he pasado!” No, no
lo sé. Y otros de ustedes están diciendo “¿Cómo puedo esperar lo mejor? ¡No sabes los problemas por los que
estoy pasando ahora! No, no los sé. Algunos de ustedes se están enfrentando con algunos gigantes en su vida.
Unos problemas gigantes. Tienen un Goliat financiero. Tienen un Goliat medico. O un Goliat relacional. Están
enfrentándose con algunos de los grandes asuntos de su vida y pensando, ¿Cómo puedo esperar lo mejor cuando
todo parece ir mal ahora mismo?” Yo no sé todo lo que está pasando en tu vida. Pero sé esto. Puedes hacer las
mismas cuatro cosas que hizo David para darle la confianza de enfrentarse con sus gigantes y si tú haces estas
cuatro cosas te vas a encontrar con una actitud positiva, esperando lo mejor, incluso en la peor de las
circunstancias. Sabemos lo que le daba certeza a David porque él escribió un libro que se llama Los Salmos y
en él comparte todos sus sentimientos interiores. Esta mañana vamos a ver las cuatro cosas que hizo David. Si
haces esas cuatro cosas serás capaz de enfrentarte a tus gigantes con confianza.¿Te gustaría ser una persona más
optimista?¿Te gustaría ser una persona que espera con más frecuencia lo mejor?¿Qué tienes que hacer?

1. CONÉCTATE CON DIOS CADA MAÑANA

Lo primero. Empieza el día con Dios. Te hará más positivo. Te hará más optimista. Te hará ser una persona de
más fe. Es el primer secreto del optimismo de David, Salmo 5:3. “Por la mañana, O Señor, tú escuchas mi voz.
Por la mañana extiendo mis peticiones delante de tí y espero con expectación.” ¿De dónde saca este espíritu de

1 - 3
LA EXPECTATIVA DE LO MEJOR
50 Días de Fe - Parte 1ª de 8

expectativa? Pasa un rato con Dios por la mañana. Empieza el día con Dios. Antes de hablar con cualquier otro
él habla con Dios. Algunos de ustedes nacieron naturalmente pesimistas. ¡Tú sabes cómo eres!
Para ti la taza está siempre medio vacía, no medio llena. Te identificas con ese gran teólogo Eeyore el Burro en
“Winnie the Pooh”, un ejemplar bien pesimista. “Se paró delante del arroyo y se miró en el agua. ‘Patético’ dijo,
‘Eso es lo que es—patético.’ Se volvió y lentamente bajó unas veinte yardas a lo largo del arroyo, chapuceó a la
otra orilla, y volvió lentamente andando por el otro lado. Después se miró otra vez en el agua. ‘Como había
pensado,’ dijo ‘no estoy mejor de este lado. Pero a nadie le interesa. A nadie le importa. Patético. Esto es lo que
es.’ Hay un crujido en el braquete detrás de él y sale Winnie the Pooh. ‘Buenos días, Oso Pooh’ dijo Eor
gruñendo. ‘Si es que es una buena mañana,’ dijo ‘que lo dudo’ dijo.”
¿Alguna vez te has sentido como Eor por la mañana? ¿Cuántos de ustedes se levantan gruñendo por la
mañana?¿Cuántos de ustedes la dejan dormir a ella? Hay realmente sólo dos tipos de personas en la vida. Hay
gente que se levanta y dice, “buenos Días, Señor.” Y hay otra gente que se levanta y dice, “¡buen Señor es de
día! Tú o eres una persona “ ¡Buenos días, Señor!” o una persona “Buen Señor, es de día!” Y la gente “ Buenos
días Señor” siempre se casa con la gente ‘Buen Señor, es de día! Es el humor grande de Dios. Para aquellos que
se sienten un poco lentos, un poco negativos, un poco críticos por la mañana. No están esperando lo mejor en
cuanto se levantan. No saltan con gran fe. No te estás sintiendo optimista y positivo y Dios va a hacer grandes
cosas en tu vida hoy. Están un poco torcidos, un poco negativos, tal vez un poco críticos del mundo. Tengo
algunas sugerencias para tí.
1. ¡Ir a la cama más temprano! No hay que ser genio. No están durmiendo lo suficiente. Si tienen que
levantarse con una alarma es decir que su cuerpo no está recibiendo el sueño
suficiente. Tienen que levantarse forzados porque su cuerpo no recibe el descanso necesario. Es difícil ser
optimista durante un déficit de sueño. No es de extrañar que se pongan negativos
porque se están levantando con una alarma, que les alarma por la mañana. ¡No es un día maravilloso por lo que
se levantan! No, “Son alarmados.” Se están levantando en estado de shock todos los días. No hay que ser genio.

2. No enciendan las noticias de la mañana. No es de extrañar que se sientan negativos. Se levantan y encienden
Mala Mañana América y encienden las noticias locales. Y saben lo que las noticias locales son, crimen.
Dicen, “ La noche pasada mientras dormías hubo otros tres asesinatos, dos violaciones y se quemó una
casa.” ¡¡¡Eso les arregla el día!!! En las noticias locales cuanto más sangriento es más lo empujan al frente.
¡Si sangra, donde se vea bien! Esa es la idea. Realmente no necesitan saber todas las malas noticias que les
rodean. Y cuando se sientan a leer el periódico como si no tuvieran suficientes problemas propios y ahora
tienen que leer acerca de los problemas en Yugoslavia. Cuando se suben al coche y empiezan a conducir
hacia el trabajo encienden la radio y escuchan más. No es de extrañar que se sientan un poco torcidos.
Necesitan empezar el día con buenas noticias, no malas noticias. No enciendan todo eso. No escuchen todos
los problemas del mundo al empezar la mañana cuando su mente está formando el estado de ánimo para
todo el día.

3. Empiecen el día con Adoración. Conecten con Dios antes de hablar con cualquier otro, primero háblenle a
Dios. Compren algunos de los discos de Saddleback y escuchen música positiva, siéntense a leer un poco de
la Palabra de Dios. Lean algunas de las promesas de Dios. Hablen con Dios y dejen que Dios les hable.
Cinco minutos, diez minutos, quince, veinte—justo al empezar el día. Estudio tras estudio ha mostrado que
su estado de ánimo está determinado por los primero diez minutos de ese día. Pueden ser un poco más
intencionales acerca de esperar lo mejor logrando una actitud mejor empezando el día con Adoración. No
tiene que ser muy larga. Simplemente enfoquen en Dios y afirmen verbalmente, “este es el día que hizo el

1 - 4
LA EXPECTATIVA DE LO MEJOR
50 Días de Fe - Parte 1ª de 8

Señor, voy a gozarlo y a estar contento.” Es una elección. El optimismo produce endorfinas en el cerebro.
Realmente te sentirás mejor. Te sentirás mejor si empiezas el día conectándote con Dios.

Tom:

Si quieres esperar lo mejor…


2. PIENSA EN LAS PROMESAS DE DIOS DURANTE EL DÍA.
Empiezas el día conectándote con él cuando piensas en sus promesas. Es el segundo secreto del optimismo de
David. La Biblia nos dice que lo practicaba incluso en los momentos más difíciles. El Salmo 119:95 dice “
Aunque los malos se esconden a lo largo del camino para matarme, yo mantendré mi mente tranquila en tus
promesas.” Se enfrentaba a la amenaza de asesinato constantemente. Decía “Necesito esas promesas durante el
día para que me ayuden a enfrentarme con las amenazas a mi vida, a las ansiedades que inevitablemente pueden
desbaratar mi día. La Biblia nos dice en el Salmo 119:11 “ Atesoro tus promesas en el fondo de mi
corazón.”¿Cómo vas a hacerlo tú, como vas a pensar en las promesas de Dios durante el día? La única manera
es memorizándolas, atesorándolas en el fondo de tu corazón, poniéndolas en un sitio donde puedas llamarlas.
Nada puede mejorar más tu actitud que el tener esos pensamiento de Dios de los que te puedes fiar durante el
día. Cuando llegas a un punto difícil no puedes sacar una Biblia y buscar un versículo. No te da tiempo. En
esos momentos necesitas sacar lo que ya tienes en el corazón. Hay más de 7,000 promesas en la Biblia escritas
para nosotros y para darnos confianza y seguridad durante el día y así podamos pasar por él. La Biblia nos dice
en Filipenses 4:8 como pensar cuando dice,“Vas a hacer mejor llenando tu mente y meditando en las cosas
verdaderas, nobles, de buena reputación, auténticas, graciosas, lo mejor no lo peor, lo bonito no lo feo.” No
suena eso como la programación televisiva en otoño. Cuando piensas las cosas con que llenamos nuestra mente,
te cansas, te llenas de ansiedad, y piensas “A lo mejor, a lo mejor entreteniéndome me sentiré mejor” Y te
sientes aun más cansado y más ansioso. Déjame sugerirte esto: Escucha algo que sea distinto. Si vas a cambiar
tu corazón, si vas a cambiar esa ansiedad te vas a sentir menos amenazado en la vida, más esperanzado,
esperando más lo mejor, empieza a escuchar algo distinto. Escucha las promesas de Dios. Tienen el poder de
traer fe y optimismo a nuestras vidas. La Biblia nos dice en Hebreos 10:23, “Mantengamos un asidero firme en
las promesas que nos mantienen andando.” Él siempre cumple Su Palabra. “Para ayudarte a hacerlo, te vamos a
dar una herramienta que te va a ayudar durante las ocho semanas que vienen. En el programa hay una tarjeta
pequeña que dice, “Versículo de memorización semanal.” Cada semana durante las próximas ocho semanas
vamos a incluir en el programa una de esas tarjetas. La vas a sacar y ponerla en un sitio donde, puedas verla a lo
largo del día, durante la semana, para memorizar el versículo y ponerlo en tu corazón donde puede hacer que las
cosas cambien. Esta semana es Hebreos 11:6 “Sin fe nadie puede agradar a Dios.” Todos los que vienen a Dios
tiene que saber que es real y que premia a esos que verdaderamente quieren encontrarle.”” Déjame hablar de
una manera práctica de hacerlo. Algunos de ustedes están pensando que no han memorizado nada desde el
tercer grado y que no se van a apuntar a esta parte. Saben de esos espectáculos de ejercicios aeróbicos de la TV
que tienen diferentes pasos—los fáciles, los medianos, los difíciles. Vamos ha hacer lo mismo con esto. Algunos
necesitan empezar con la parte fácil–“Sin fe nadie puede agradar a Dios.” Simplemente empezar ahí.
Memorizar solamente esa parte. Algunos estáis pensando “¿vale con eso? ¿Puede uno memorizar sólo una parte
de un versículo? Como si Dios se fuera a molestar si haces eso. Si memorizaras sólo la palabra “fe” esta semana
te ayudaría. ¡Solamente esa palabra! Sólo un poquito puede hacer la gran diferencia. Dios no se va a enfadar.
Eso le va a agradar. Si puedes memorizar mucho, memoriza el verso entero esta semana. Lo hagas como lo
hagas empieza a atesorar algunas de estas cosas en tu corazón donde pueden hacer que las cosas cambien. No te
puedo decir las veces que Dios trae a mi mente los pocos versículos que yo he memorizado para recordarme que
no diga algo estúpido en esa situación. O que sea paciente con uno de mis hijos cuando no lo hubiera sido de
otra manera. O para que tenga esperanza cuando yo no la hubiera tenido. O para darme fuerza para hacer una

1 - 5
LA EXPECTATIVA DE LO MEJOR
50 Días de Fe - Parte 1ª de 8

buena decisión cuando yo hubiera hecho una mala decisión. Es impresionante como cuando aplicas esas
promesas a tu vida, te dan fe para enfrentarte con el día.

Rick:
El tercer secreto de esperar lo mejor...
3. Confía en el amor de Dios incluso cuando se ven mal las
cosas.
Confía en el amor de Dios incluso cuando las cosas se ven mal o frías o deprimentes. Este era el tercer secreto
de optimismo de David.. Es donde encontró su seguridad.
La Biblia nos lo dice en el Salmo 42. David dijo, “Oh, alma mía, no te desalientes! ¡No te enfades! Espera que
Dios actúe. Porque sé que otra vez tendré mucha razón para alabarle por todo lo que va ha hacer” Date cuenta
que está en futuro–él va ha hacer, lo estará haciendo. No lo ha hecho todavía. Este es un enunciado de
expectativa positiva. Está diciendo, “No me voy a desanimar. Se ven improductivas, se ven mal. Está diciendo,
las circunstancias se ven negras pero me voy a meter en ello. Voy a esperar que Dios actué. Yo sé que otra vez—
significando, él lo hizo en el pasado,--Me va a ayudar. Algunos de ustedes están pasando una temporada muy
negra ahora mismo. ¿Qué hacer? Uno, recuerda cómo Dios te ha ayudado en el pasado. Qué rápidamente
olvidamos. Recuerda que Dios te ha ayudado muchas, muchas veces de muchas veces, en muchas situaciones
en muchas de las cuales ni siquiera te dabas cuenta que era él que lo hacía. Recuerda que Dios te ha ayudado en
el pasado incluso cuando tú no te dabas cuenta. Luego dos, espera que lo va ha hacer otra vez. Eso es esperar lo
mejor. Estás confiando en el amor de Dios cuando se ven mal las cosas. Cuando pasan las cosas en nuestra vida
rara vez entendemos por qué Dios las permite. Dios casi nunca nos explica por qué hay dolor en tu vida,
problemas en tu vida, dificultades en tu vida, circunstancias que tú no entiendes. Dios casi nunca te da una
explicación. Para empezar no tiene que darte explicaciones. Y segundo, tú no entenderías algunas de las razones
hasta que no lleges al cielo y mires atrás y te des cuenta de lo que estaba pasando. Así que él no explica por qué
pasas por lo que pasas. ¿Y qué haces cuando estás en una situación difícil y no tiene ningún sentido? No sigue
al ritmo ni a la razón. ¿Qué haces? Confías en el amor de Dios. Dices, “Sé que Dios me ama. Y sé que tiene
control sobre mi vida y sé que Dios ve todo lo que está pasando ahora mismo en mi vida y sé que Dios podría
cambiarlo y sé que Dios quiere lo mejor para mí, así que no necesito una explicación.” Es obvio que es el mejor
camino para mi vida. No tengo que entenderlo porque estoy confiando en el hecho de que Dios está controlando
y Dios es bueno y Dios me ama y quiere lo mejor para mí. Bien, Dios, voy a confiar en Tí. Este es el nivel
profundo, profundo de fe al que Dios quiere que crezcas.
Fíjate en Hebreos 12: “Cuando éramos niños nuestros padres hacían lo que les parecía mejor a ellos. Pero Dios
hace lo que es mejor para nosotros entrenándonos a vivir en su mejor manera santa.” Ahí está la clave. Si
quieres controlar las situaciones oscuras de la vida debes de mirarlas desde el punto de vista de Dios, no desde
el tuyo. Y eso cambia las cosas en el mundo. Si lo miras desde tu punto de vista no tiene sentido. Si lo miras
desde el punto de vista de Dios, se achica el tamaño del problema. Todos los del ejercito israelita miraron a
Goliat y dijeron “ Este elemento es imposible. Entorpece nuestro camino. Nunca vamos a librarnos de él.”
David lo mira desde el punto de vista de Dios y dice, “Es simplemente un mortal que está desacrando y
difamando a Dios.” Dios está de nuestra parte y nos va a ayudar a salir de esto. Le podemos ganar.” Todo está
en la manera de mirar tu situación. Hay otra promesa que tal vez quieras memorizar esta semana. Salmos 91:14.
Fíjate en lo que dice Dios, “Te voy a sacar de cualquier problema.” (Circula “cualquier”). Te voy a dar el mejor
de los cuidados si tú solamente me conocieras y confiaras en mí.” Eso es lo que quiere Dios que hagas. Es por
eso que está tratando de que le prestes atención. A través de todos los problemas y cosas está tratando de
conseguir que le prestes atención para decir, “ Voy a cuidarte, si tú solamente me llegaras a conocer y a confiar.”
Alguien que ha tenido que pasar por esas experiencias fue Bonnie y Dios consiguió que Le pusiera atención.
Quiero que escuchen su historia.

1 - 6
LA EXPECTATIVA DE LO MEJOR
50 Días de Fe - Parte 1ª de 8

Bonnie:
Les quiero contar cómo llegué a conocer a Jesucristo y entender sus promesas. He cambiado completamente mi
manera de ver la vida. Desde que le confié mi vida a Cristo he visto muchas de mis viejas reacciones negativas
echarse de lado y remplazarse con un nuevo optimismo acerca de mi vida, mis relaciones, mi futuro. Esta es mi
historia.
Todos nosotros experimentamos heridas en la vida. Pueden hacer que nos hagamos protectivos, egoístas y
negativos. Como todo el mundo he tenido mi ración de heridas. Cuando crecía en mi casa mi vida fue un
desastre. Mi padre se fue cuando yo tenía tres años. Mi madre se caso con un hombre violento y abusivo.
Dirigía nuestra casa con mano dura. Recuerdo que cuando era una niña pequeña me creía responsable del abuso
físico que mi madre y mis hermanos recibían, lo que era una carga pesada de llevar. Pero yo aprendí bien como
esconderme de mi padrastro, como esconderme de los otros y como esconder mi vida en casa. Me escondía de
todas mis inseguridades y actitudes negativas. Mis hermanos y yo construimos un fuerte en un árbol para poder
escondernos todos juntos. Cuando niña, me mantuve sonriendo, escondiéndome y actuando como si tuviera
compostura. Por dentro estaba llena de miedo y inseguridades. Si me preguntaban por mi vida, mentía. Pintaba
el cuadro perfecto porque quería gustar.
Me casé a los 21 y fui feliz por un tiempo hasta que los médicos me dijeron que no podía tener hijos. Esto me
enfadó mucho con Dios. Luego adoptamos una bebita niña que su madre se llevó a los tres meses. Eso todavía
me enfadó y me hizo más negativa por dentro. Después nos dejaron a un niño para cuidarlo temporalmente y yo
me quede embarazada con el regalo de dos niños en tres años. “Ahora” pensé, “perfecto.” Tenía la familia
perfecta. Esperaba que mis circunstancias me hicieran feliz y no Dios. Dos semanas después del nacimiento de
mi hijo más pequeño mi marido me abandonó. Parecía como si se terminara el mundo y era otra razón para estar
pesimista, enfadada y resentida. Ciertamente no esperaba lo mejor en ese momento. Sintiéndome un fracaso
total me moví al Condado de Orange con mis bebés. Allí tenía mis dos anclas. Mi maravillosa madre y mi
maravillosa abuela. Sabía que podía contar con su apoyo cuando no contaba con ningún otro. Nos unimos
mucho. Empecé mi vida de madre soltera. De entonces vienen las mejores memorias de mi madre. Ella estaba
luchando con un cáncer terminal. Mi estilo de vida era un inmenso desastre. Seguía enfadada con Dios. Estaba
enfadada con todos. Estaba enfadada con todos los que no llegaban a lo que esperaba de ellos. No era amable.
Era centrada en mí misma. Era negativa. Cuánto más insegura me sentía, más trataba de controlar mis
circunstancias. Para cubrir mi dolor, tuve un idilio superficial atrás del otro. Pensé que me harían feliz. No iba a
dejar nunca que nadie me hiriera otra vez.
En 1989 me case con un hombre maravilloso que me apoya. Verdaderamente me ama por lo que soy. Sin
embargo yo continué sintiendo los viejos dolores, y queriendo controlar y siendo negativa. Continué mintiendo
para evitar que nadie conociese mi verdadero yo. El año pasado en el día de Pascuas mi hija necesitó que la
llevaran a la iglesia. Me pidió que la llevara a Saddleback. Decidí entrar. Siempre he necesitado probarme ante
los otros. Quedé en estado de shock cuando llegué y el hombre que saluda me dio un apretón de manos. Él ni
siquiera sabia lo buena que yo era. Me dio la mano de todas maneras. El pastor Rick habló en ese servicio.
Habló de su papá muriendo de cáncer. Hombre, me pude identificar. Estaba perdiendo a mi mamá con la misma
enfermedad. Era una cosa más por la que enfadarme realmente. Pero noté que Rick el pastor, era positivo, que
estaba “up.” Vi a alguien sintiéndose bien y optimista incluso cuando estaba sufriendo—a pesar de sus
circunstancias. Pensé dentro de mi, “Necesito venir aquí. Necesito oír más de este hombre.” Enterré a mi madre.
Una semana más tarde volví a Saddleback. Una amiga me dio el teléfono de Peg que es el líder de un grupo de
apoyo estupendo. Y encontré amor, encontré consolación en otros que entendían mis profundos sentimientos de
perdida. Fui capaz de compartir en ese grupo que mi ancla, la abuela, estaba muriendo en el hospital. Estaba
enfrentándome con otra muerte dentro de un período de noventa días. ¿Quién no se va a sentir negativo y
resentido? Pero yo pedí ayuda por primera vez en mi vida, y mis amigos en ese grupo me rodearon de amor y

1 - 7
LA EXPECTATIVA DE LO MEJOR
50 Días de Fe - Parte 1ª de 8

apoyo. Estaban ahí para mi. No sé cómo alguien puede mantenerse positivo en un mundo de dolor sin la ayuda
de los hermanos cristianos y de la familia. Vine a cuatro servicios en el día de Acción de Gracias el año pasado.
Después del último servicio me fui al hospital a estar con mi abuela moribunda, la mujer que me dio las únicas
memorias felices de mi niñez. Cuando estaba sentada sola en el hospital con mi abuela Melanie era el 27 de
Noviembre. Me acuerdo de ese día porque oré. Le pedí a Jesús que viniera a mi vida como mi salvador
personal. Le pedí que me sacara del desorden y que curase a mi abuela. Oré muy fuertemente. Era la primera
vez en catorce años. Me acuerdo de esa oración. Fue muy conmovedor. Mi abuela estaba muriendo y yo estaba
a punto de vivir otra vez. Dos días más tarde mi abuela se fue con el Señor y yo abrí mi vida y mi amor a Cristo
y las cosas empezaron a ocupar su lugar adecuado. Empecé a anotarme en todas las clases que pude encontrar,
ya que el cielo mandó la Iglesia Saddleback. He perdido la cuenta de las bendiciones que han venido a mi
camino en tan corto tiempo. Bendiciones que no esperaba. No solamente tengo a Jesús sino que tengo a toda la
familia de Saddleback.
Hoy estoy ante vosotros como una mujer cambiada. Mi corazón no es el mismo, enfadado, resentido como era
antes. No hay palabras para describir la influencia positiva que Jesús ha hecho en mi vida. Todo lo que puedo
decir es que mi vida ha cambiado, mi corazón ha cambiado, mi esperanza a cambiado. Ahora soy una mujer
con gran esperanza y gozo y optimismo en mi vida. Sé que Dios está en el control. Sé que me ama. Sé que él
esta haciendo que todo valla de la mejor manera en mi vida y me siento perdonada. Estoy más relajada. Estoy
en paz. Incluso me ha bajado la presión.
Para terminar, si tú estas aquí hoy y te sientes pesimista acerca del futuro porque has sido herido en el pasado te
apremio a que lo pongas todo en manos de Jesús. Sé sin lugar a dudas que Dios está cerca de los que tienen el
corazón roto. Mi corazón estaba roto en un millón de sitios y me dolía. Pero Jesús puede recoger todas las
experiencias dolorosas de tu vida y usarlas para bien si confías en Él. Puedes esperar que Él cumpla sus
promesas.
Bonnie mencionó el apoyo que recibió cuando estaba pasando una temporada oscura. Este es el cuarto secreto
de optimismo. No estás hecho para pasar por la vida solo. David nos dice su cuarto secreto.

4. Habla con otros creyentes.


David andaba con gente positiva. No estaba solo al enfrentarse con ese gigante. Tenía apoyo emocional y
espiritual. En el Salmo 119:63 David dice, “Soy amigo y compañero de aquellos comprometidos a vivir por Tus
reglas.” Necesitas asociarte con, necesitas unirte a, necesitas compañerismo con otra gente de fe positiva.¿Con
quién andas? ¿Recibe tu fe apoyo? Si andas con gente cínica, sarcástica, crítico negativa es tan contagioso
como la fe y van a tender a infectarte. Si quieres ser una persona de gran fe, de grandes expectativas, necesitas
encontrar alguna gente que levante en tu vida fe adicional, que te ayude a crecer. El grupo equivocado tiende a
hundirte. Hay un versículo en la Biblia que dice,“Las malas compañías corrompen el buen carácter.” Y
realmente pasa cuando se trata de tu actitud. Es como el viejo refrán, “Si quieres planear con las águilas no
puedes correr con los monos.” David dijo en el Salmo 1“Bendito es el hombre que no se sienta en la silla del
burlador o se sienta en la silla de los malos o burladores.” No anda con gente cínica. David no lo hizo porque
no quería que le afectaran con su relativismo. Necesitas hablar con otros creyentes, gente de fe, en base regular.
No quiero decir que tienes que salir y dejar a todos tus amigos negativos. Sam Shoemaker dice “Todos necesitan
uno o dos amigos neuróticos como proyecto.” Pero no quieras tener muchos porque te ponen por los suelos.
Necesitas más GMIes que GMAs en tu vida ¿Sabes distinguir? Los GMIes son Gente Muy Inspiradora que
levanta tu fe. Y los GMAes son Gente Muy Agotadora que te la saca. Si tienes más GMAs – Gente Muy
Agotadora—en tu vida que GMIes te metes en problemas porque se te va agotando la batería. No hay chanza
alguna de que vallas a esperar lo mejor. No hay manera de que vallas a ser optimista. No hay manera de que

1 - 8
LA EXPECTATIVA DE LO MEJOR
50 Días de Fe - Parte 1ª de 8

llegues a ser una persona de fe porque te agotan todo el rato. Necesitas algunos GMI– Gente Muy Inspiradora—
en tu vida. Por supuesto la manera más lógica de hacer eso es en un Estudio Bíblico, una clase o un grupo
pequeño donde puedas llegar a conocer a gente que te anime. Es por eso que aquí en Saddleback hablamos de
eso todo el rato. La Biblia dice, “ No dejemos el hábito de reunirnos. En lugar de ello, animémonos el uno al
otro” Si no estás en ninguna clase, si no estás en un grupo pequeño, ¿de dónde sacas tus animadores
semanalmente? Esos cuatro pasos—esos cuatro secretos que practico David son tan importantes que hemos
levantado alrededor de esas cuatro cosas los próximos cincuenta días. La fe viene de la Palabra de Dios y vamos
a poner la palabra de Dios en tu vida en cuatro formas específicas.
Primero vamos a tener la serie de ocho semanas los fines de semana. Tenemos todavía siete mensajes
adicionales que vienen detrás de este.
Segundo, vamos a darte semanalmente una promesa de Dios personal de la Biblia de la que hemos hablado
para que trabajes en ella, la memorices.
Tercero, los pastores de esta iglesia han hecho una guía devocionario diaria llamada “Cincuenta días de fe”
para ti, para que empieces cada mañana conectándote con Dios. Hemos cogido las cincuenta promesas
mayores y hemos escrito una página acerca de cada una de esas promesas. Y después de este servicio, a la
salida te vamos a dar ese libro. Empieza mañana por la mañana– el lunes por la mañana—y puedes pasarte
cinco minutos cada día llenando tu vida con inspiración en los devocionarios de la Palabra de Dios que te
van a ayudar a crecer en la fe.
Cuarto, los pastores también han escrito una guía para los estudios semanales de “Cincuenta días de fe.”
Esta es una guía que nos va a ayudar a conocer a ocho de los grandes héroes de la fe en la Biblia. Voy a
pedir a todos los que están en un grupo pequeño que dejen de lado su currículo por las próximas ocho
semanas y que hagan esto porque toda la iglesia lo va ha estar haciendo en unión. Hemos coordinado y
complementado los mensajes, los versículos bíblicos que vais a memorizar, el devocionario diario y el
estudio semanal porque vais cambiar en los próximos cincuenta días. Su fe se va a desarrollar. Se va a
fortalecer. Se va a desarrollar, va a crecer al entrar ustedes en contacto con la palabra de Dios. Algunos están
diciendo, “No estoy en un grupo pequeño.” Si no están en un grupo pequeño, quiero que se anoten en un
estudio especial de ocho semanas. Vamos a tener un estudio de ocho semanas, de cincuenta días de fe todas
las noches de la semana a las 7:00 de la tarde empezando mañana por la noche aquí en este campus. En
realidad puedes empezar esta noche. El domingo por la noche. Y puedes volver en la noche del lunes,
martes, miércoles, jueves, viernes, o el sábado por la mañana a las siete de la mañana. A las siete cada noche
o el sábado por la mañana a las siente. Si no estás en un grupo pequeño no quiero que te lo pierdas. No
quiero que te engañen. He trabajado mucho por esto. Te voy a ayudar a crecer y no vas a ser el mismo
nunca más.
El americano medio va a vivir 25,550 días. Este es el largo típico de la vida del ciudadano americano.
Normal ¿crees que puedes separar cincuenta de esos y dárselos al Señor para crecer en la fe? Yo pienso que
sí. Tú crees que puedes encontrar ocho de esos 25, 550 días de tu vida en los que puedas venir a un estudio
nocturno o a un estudio el sábado por la mañana para que puedas crecer en la fe. En la Tarjeta de Respuesta
escribe dos cosas. Pon tu nombre, obviamente. Y luego si pudieras poner, “Rick, cuenta conmigo. Quiero
crecer en la fe y voy a hacer el devocionario diario y voy a estar aquí en los mensajes y voy a estudiar las
cosas del Estudio Bíblico o en mi grupo o voy a ir a un grupo.” Escribe el numero “50” en la parte de atrás.
Eso significa quiero crecer en la fe en los próximos cincuenta días. Cuéntame en tu énfasis de ‘Cincuenta
días de fe’.” Si no estás en un grupo necesitas escoger la noche en la que te quieres envolver en este estudio
de ocho semanas sobre la fe. Y necesitas anotar ese día en la tarjeta. Ahora quiero orar contigo.
Oración:

1 - 9
LA EXPECTATIVA DE LO MEJOR
50 Días de Fe - Parte 1ª de 8

La Biblia dice mantén compañía con Dios y entra en lo mejor... No quiero que te sientes en los bordes. No
quiero que te pierdas lo que va a pasar. Padre, no sé si he estado nunca más entusiasmado que con el plan
para ayudar a esta gente maravillosa a desarrollar y fortalecer su fe. Casi no puedo esperar para ver los
milagros y los cambios que vas a hacer en nuestras vidas y en nuestras profesiones y en nuestras relaciones
y familias. Estoy esperando lo mejor este otoño. Sé que hay gente que piensa que no tienen tiempo para
envolverse en un estudio de ocho semanas. Ayúdales a poner primero las cosas que van primero. Y a darse
cuenta de que sin fe es imposible agradar a Dios. Señor es un asunto importante el que vamos a tratar.
Ahora quiero que oréis. Quiero que le pregunten a Dios una pregunta y que esperen por la respuesta. En su
mente quiero que le pregunten, ¿Dios quieres que crezca en la fe a través de este énfasis? Luego, esperen. Si
la respuesta o la impresión en tu corazón fue sí, quiero que escribas el nombre “50” en tu tarjeta de
respuesta. Luego si no estás en un grupo pequeño quiero que elijas uno para venir a nuestras ocho semanas
de estudios bíblicos sobre la fe. Escribe el nombre de esa noche en tu tarjeta para que yo pueda estar
seguro de que tengo suficientes guías de estudio listas para todos. Quiero que oren esta oración. Digan,
“Gracias a ti, Dios, anticipándome por todas las cosas que vas a hacer en mi vida durante los siguientes
cincuenta días. Estoy esperando con fe.” En una multitud de este tamaño estoy seguro de que algunos de
ustedes están preocupados por algún problema gigante en la próxima semana—un Goliat en vuestra vida.
Tal vez es un reporte del laboratorio médico, a lo mejor tienes una situación en el trabajo, tal vez tu familia
está en algún tipo de dificultades , tal vez tengas que hacer una decisión difícil que tiene que ser hecha
pronto. ¿Por qué no te tranquilizas ahora mismo? Respira hondo y confía en Jesucristo. Di “Jesucristo,
quiero poner mi confianza en tí y esperar lo mejor.” Oro en Tú nombre, amén.

1 - 10
LA EXPECTATIVA DE LO MEJOR
50 Días de Fe - Parte 1ª de 8

GUÍA DE APLICACIÓN DEL MENSAJE DE SADDLEBACK


LA EXPECTATIVA DE LO MEJOR
50 Días de Fe
Parte 1ª de 8
Rick Warren y Tom Holladay
“…de acuerdo a tu fe te será hecho.” (Mateo 9:29)
“Ahora fe es la sustancia de las cosas que se esperan, la evidencia de las cosas que no se ven..” (Hebreos 11:1)

¿Te has preguntado alguna vez qué se necesita para agradar a Dios? La Biblia nos dice que sólo hay una manera; a
través de la fe en Jesucristo (Hebreos 11:6). Mateo 9:29, además, dice que Dios nos bendice de acuerdo a nuestra
fe…¡así que la elección es nuestra! ¿Queremos agradar a Dios y recibir sus bendiciones o no?
Hebreos 11:1 dice que la fe es la sustancia de las cosas que se esperan. La esperanza es más que simplemente
pensamiento positivo; significa mirar con expectativa a, anticipar y esperar. ¿Qué hemos de esperar como cristianos?
¡Podemos esperar que Dios va a hacer lo mejor para nosotros! “Te voy a instruir y a enseñar la manera en que debes
andar: te voy a aconsejar y a cuidar.”(Sal 32:8 NIV)

¿POR QUÉ ESPERAR LO MEJOR?


Leer acerca de la fe de David cuando se enfrento a Goliat en 1 Samuel 17:1-52. Espera lo mejor porque (1) Da honor
al Señor– v. 46; (2) Aumenta nuestra fuerza y habilidad- v. 49; y (3) Anima a– v. 52.
Empieza tu sesión con una oración.
ELIGE Y SELECCIONA LOS PUNTOS. ESTO ES SOLO UNA GUÍA.

CÓMO ESPERAR LO MEJOR AL ENFRENTASE CON GIGANTES

1. CONECTA CON DIOS TODAS LAS MAÑANAS


[Meta del líder: Es importante empezar la mañana enfocando en Dios. Habilita a los miembros de tu grupo a descubrir
varias maneras de hacerlo.]
¿Cómo se nos anima a empezar el día en el Salmo 5:37? ¿Qué puedes cambiar para empezar el día de una manera
más positiva? Aquí vienen algunas ideas: acuéstate temprano; no enciendas las noticias de la mañana; empieza el día
con alabanza. ¿Puedes pensar en otras?
De acuerdo al Salmo 34:9, qué podemos esperar del Señor cuando le tememos?
• ¿Cómo podemos demostrar a Dios que le tememos? ¿Qué significa realmente temer a Dios?
• ¿“Sin deseo” significa que siempre vamos a tenerlo todo?

Magnificación – El enfocar en Dios tiene una influencia positiva en nosotros y en los que nos rodean. ¿Cómo
el empezar el día adorando al Señor actualmente desarrolla resultados positivos durante el día?

2. PIENSA EN LAS PROMESAS DE DIOS A LO LARGO DEL DIA.


[Meta del líder: Enfoca al grupo en reconocer el valor de cambiar la vida que tiene el pensar en las promesas de Dios a
lo largo del día.]Considera Salmos 119:95. ¿Qué hace David con las promesas / testimonios de Dios en medio del
peligro? ¿Cuáles son algunas de las maneras en que tendemos a reaccionar cuando hemos de enfrentamos con
noticias o situaciones negativas? ¿Cómo puede el meditar en las promesas de Dios afectar nuestras reacciones a las
cosas negativas con que nos encontramos?

 Leer Salmos 119:11 ¿Dónde ha colocado David las promesas de Dios?¿En qué hemos de enfocar nuestros
pensamientos de acuerdo a Filipenses 4:8?

1 - 11
LA EXPECTATIVA DE LO MEJOR
50 Días de Fe - Parte 1ª de 8

• ¿Cómo puede el llenar nuestra mente con las cosas buenas mencionadas en este verso ayudarnos a esperar lo
mejor cada día?
 ¿Por qué nos dice Hebreos 10:23 que nos agarremos a las promesas de Dios?
• Discutir ejemplos útiles de las cosas que podemos hacer diariamente para mantener un asidero firme en las
promesas de Dios.

Misión –La mayoría de nosotros tiene relaciones con esos que no conocen a Cristo, sea a través del trabajo, el
colegio, nuestro barrio, etc. ¿Cómo el meditar y mantener las promesas de Dios en nuestros corazones nos ayuda
a compartir el evangelio con esa gente?

3. CONFÍA EN EL AMOR DE DIOS CUANDO SE VEN MAL LAS COSAS.


[El propósito del líder: Ayudar al grupo a confiar en el amor de Dios y esperar que Él les cuide cuando se ven mal las
cosas. ¿Por qué el autor del Salmo 42:11 se dice a si mismo no te desalientes? ¿Qué nos dice este verso acerca de la
naturaleza de Dios? ¿Por qué dice el salmista que va a alabar a Dios en el futuro?
• ¿Qué dice Hebreos 12:10 acerca de la manera en que Dios nos trata?¿Por qué nos corrige Dios? ¿Cómo
podemos confiar en Dios incluso cuando no entendemos porque estamos sufriendo?
• De acuerdo al salmo 91:14, ¿Por qué nos provee Dios con ayuda y cuidado?

Madurez – Una marca de madurez espiritual es confiar en Dios en todas las circunstancias. ¿Cómo el
reflexionar en lo que Dios ha hecho en el pasado puede ayudarnos a confiar más en él en las actuales
circunstancias?

4. HABLA CON OTROS CREYENTES.


[El propósito del líder: Animar a los miembros de su grupo a formar el habito de encontrarse y hablar regularmente
con otros creyentes.] ¿De quién es compañero el salmista del salmo 119:63? ¿Por qué es importante el tener amigos
entre la gente de Dios? ¿Por qué hemos de evitar el pasar mucho tiempo con gente pesimista?
• ¿Cómo el hablar con otros creyentes nos ayuda a enfrentarnos con los gigantes en nuestra vida? En Hebreos
10:25, ¿qué no hemos de abandonar o de dejar?
• ¿Cuáles son algunas formas en las que nos podemos animar el uno al otro en tiempos difíciles?
• ¿Cómo podemos hacer una prioridad del tener compañerismo con otros creyentes?

Membresía – El compañerismo con Dios y otros creyentes es un ingrediente clave en la vida de cada
Cristiano. ¿Cómo refuerza nuestra fe el compañerismo? ¿Qué nos pueden ofrecer otros creyentes cuando estamos
enfrentándonos con algunos de los desafíos más grandes de nuestra vida?

Revisa por un momento las tareas / desafíos que hicieron en la reunión de la semana pasada durante la sección de
aplicación personal y compromiso. El ver a Dios trabajando en las vidas de aquellos que se comprometen a ÉL es
esencial para el crecimiento.

∆ APLICACIÓN PERSONAL Y COMPROMISO:


[El propósito del líder: Desafiar a todos a reforzar su fe y a esperar lo mejor de Dios para que estén preparados a
afrontar los problemas que la vida pueda traerles.]

¿Qué haces cuando se dificulta la vida? ¿Te vencen los gigantes de tu vida o se hace más fuerte tu fe en Dios? No
importa donde estés en tu camino espiritual con el Señor siempre puedes aumentar tu fe. Desafíate a ti mismo durante

1 - 12
LA EXPECTATIVA DE LO MEJOR
50 Días de Fe - Parte 1ª de 8

los próximos 50 días a reunirte con otros creyentes, animándoos los unos a los otros a crecer en la fe todos los días.
Comprométete a usar por lo menos una de las herramientas para levantar la fe que ofrece Saddleback durante este
periodo: El estudio de ocho semanas, el devocionario de 50 días de fe, las 8 escrituras sobre la fe para memorizar, y
los 8 mensajes de fe de los fines de semana. Pide a alguien de tu grupo que te mantenga responsable. Esté preparado
para mostrar su progreso la próxima semana.

1 - 13