You are on page 1of 15

EL ANTÍDOTO DE DIOS PARA LOS VALLES OSCUROS

Receta Para el Estrés - Parte 5


Rick Warren

"Aunque ande en valle de sombra de muerte,


No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo;
Tu vara y tu cayado me infundirán aliento." Salmo 23:4

Ejemplos de los Valles de la Vida


El Valle de la Calamidad -- Josué. 7:26 (LB)
El Valle de las Lágrimas -- Salmo. 84:6 (LB)
El Valle de los Problemas -- Oseas 2:15 (NCV)
El Valle de la Oscuridad Profunda -- Salmo.23:4 (Hebreos)

1. LO QUE HAY QUE RECORDAR EN LOS VALLES OBSCUROS

1. LOS VALLES SON __________________________________________

"En este mundo tendréis aflicciones." Juan 16:33 (NIV)

2. LOS VALLES SON __________________________________________

"El Desastre sigue al desastre... En un momento mis tiendas se destruyeron y mi


refugio se desploma en un momento" Jeremías. 4:20 (LB)

3. LOS VALLES SON __________________________________________

"Hace llover sobre justos e injustos." Mateo. 5:45 (LB)

4. LOS VALLES SON __________________________________________

"En lo cual vosotros os alegráis, aunque ahora un poco de tiempo, si es necesario


tengáis que ser afligidos en diversas pruebas." 1Pedro 1:6 (LB)

"Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más
excelente y eterno peso de gloria." 2 Corintios 4:17 (NEB)

5. LOS VALLES SON __________________________________________


"... En lo cual vosotros os alegráis, aunque ahora un poco de tiempo, si es necesario
tengáis que ser afligidos en diversas pruebas. .." 1 Pedro 1:6b-7

II. QUE HACER EN LOS VALLES OSCUROS

1. RECHACE __________________________________________________

"NO TEMERÉ MAL ALGUNO"

"Dios lo fortalecerá con su propio y gran poder para que usted no se rinda cuando
llegan los problemas, pero sea paciente." Col 1:11 (NCV)

2. RECUERDE ______________________________________________

"PORQUE TÚ ESTAS CONMIGO"

"Cuando pases por las aguas profundas y grandes problemas, Yo estaré contigo.
¡Cuándo pases por los ríos de dificultad, tú no te ahogarás! Cuando pases por el
fuego de la opresión, no te quemarás – las llamas no te consumirán." Isaías. 43:2
(LB)

3. CONFIE EN _______________________________________________

"TU VARA Y TU CAYADO ME INFUNDEN ALIENTO"

"Muchas son las aflicciones del justo, pero de todas ellas le librará Jehová. " Salmo
34:19 (LB)

2
EL ANTÍDOTO DE DIOS PARA LOS VALLES OSCUROS
Receta para el estrés - Parte 5

EL ANTÍDOTO DE DIOS PARA LOS VALLES OSCUROS


Receta para el estrés - Parte 5
Salmo 23:4
Rick Warren

Existe un antiguo proverbio árabe que dice: “Puro sol sin lluvia hace un
desierto”. Si en su vida nunca ha tenido tiempos tristes, tiempos oscuros, o
tiempos sombríos en su vida, estará seco. No tendrá profundidad en su ser,
ni madurez. Para formar a una persona madura se necesitan tiempos
buenos y malos. La vida es una mezcla de dolor y placer, victorias y
derrotas, éxitos y fracasos, cimas de montañas y valles. Hoy vamos a
examinar el antídoto de Dios para los Valles Oscuros de la vida.

Aún en nuestros valles más oscuros, nuestros días más oscuros, Dios está
allí. “Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno,
porque tú estarás conmigo; tu vara y tu cayado me infundirán aliento”.
Salmos 23:4

En Israel existe un Valle de Sombra de Muerte. Es un cañón profundo y


angosto. El sol toca el fondo sólo al mediodía cuando está exactamente
arriba. El resto del tiempo la parte inferior del cañón está oscuro.
Probablemente David guió a sus ovejas a través del valle de sombra de
muerte mientras crecía.

Al observar la Biblia vemos que la palabra “valle” se refiere a diferentes de


situaciones difíciles en la vida.

Josué habla del Valle de la Calamidad


El Salmo 84 habla del Valle del Llanto
Oseas habla del Valle de los Problemas
Este versículo en Hebreos de hecho significa el Valle de la Oscuridad
Profunda

¿Cómo manejo los valles oscuros de la vida?

Existen cinco hechos sobre los valles que necesita recordar cada vez que atraviese una época
difícil:

1. LOS VALLES SON INEVITABLES

Van a suceder, así que debe contar con ellos. Acaba de salir de un valle, o está en medio de uno
en este instante, o probablemente se encamina a uno. Los valles suceden a lo largo de la vida –
uno tras otro. Después de cada cima de la montaña, hay un valle. Jesús fue muy realista al
respecto. En Juan 16, dijo: “En este mundo tendréis aflicciones”. No es un problema de si, sino
de cuando. Va a suceder. Tendrá dificultades, desilusiones, desalientos en la vida. Habrá
EL ANTÍDOTO DE DIOS PARA LOS VALLES OSCUROS
Receta para el estrés - Parte 5

momentos de sufrimiento, pena, enfermedad. Habrá tiempos de frustración, fracaso y fatiga.


Van a suceder. Son parte de una vida normal. No se sorprenda de ellos.

2. LOS VALLES SON IMPREVISIBLES

No puede planearlos, establecerlos, fijarlos. Los valles siempre son inesperados. Normalmente
vienen en el peor momento - cuando no tiene tiempo o está desprevenido. ¿Ha tenido una llanta
ponchada en un buen momento? Simplemente pasa. Y generalmente es cuando menos se
necesita o es importuno. Sería maravilloso si pudiéramos planificar nuestros momentos difíciles
en la vida. No se puede planear la vida así.

Los valles vienen de repente. Son impredecibles. ¿Se ha fijado como un día bueno puede
convertirse en uno malo? Una llamada telefónica, una carta, un chequeo médico de rutina, un
accidente. Los valles simplemente suceden.

Jeremías 4:20 “Quebrantamiento sobre quebrantamiento... De repente son


destruidas mis tiendas, en un momento mis cortinas.”

3. LOS VALLES SON IMPARCIALES

Nadie está inmune a ellos. Nadie está aislado del dolor o de la tristeza. A
nadie le toca transitar por la vida libre de problemas. Todos tenemos
problemas – gente buena y gente mala. Problemas, pruebas, dificultades,
disturbios, tiempos difíciles, depresiones, no significan que sea una mala
persona. Significan que usted es una persona. No significan que sea un ser
humano perverso; significa que usted es un ser humano. La Biblia es clara
en que las cosas buenas suceden a la gente mala y algunas veces cosas
malas suceden a la gente buena. Los valles son imparciales. No les importa
cuán bueno o malo sea usted.

En Mateo 5:45, Jesús dijo: “Y que hace llover sobre justos e injustos”. Cuando atravesamos
tiempos difíciles – un valle de la vida – nuestra primera reacción siempre es: “¿Por qué a mí?”
Realmente debería preguntar “¿Por qué no a mí?” ¿Usted piensa que debe estar exento de los
problemas que los demás enfrentan? ¿Cree que debe ser la única persona del universo que nunca
tiene tragedias, pérdidas, pérdidas de seres queridos? En vez de decir “¿Por qué a mí?” Sólo
tenga en mente que le sucederá a usted porque es humano. Recuerde que este no es el cielo.
Las cosas no son perfectas aquí y hay problemas y dificultades. Van a suceder en esta vida – a
gente buena, cristianos. Los desastres y tragedias les pasan a todos.

4. LOS VALLES SON TEMPORALES

Tienen un fin. No duran para siempre. No son permanentes. David dijo: “Aunque ande en
valle de sombra...” El valle no es un lugar donde se queda toda su vida. Es algo que atraviesa –
una circunstancia, una situación que tiene un término. Cuando se está en el valle se piensa que
EL ANTÍDOTO DE DIOS PARA LOS VALLES OSCUROS
Receta para el estrés - Parte 5

es un punto muerto, pero no lo es. Es como un túnel – tiene un principio y un fin. Atraviesa el
túnel y eventualmente sale a la luz. No llegan a su vida para quedarse. Llegan de paso.

1 Pedro 1:6 “En lo cual vosotros os alegráis, aunque ahora un poco de tiempo, si es necesario,
tengáis que ser afligidos en diversas pruebas”. Pedro admite que algunas veces pasará por
tiempos difíciles. Va a ser difícil. La vida es difícil. Va a sufrir, pero solo por un tiempo. Adelante
hay gozo maravilloso. Aunque tenga problemas aquí, en el cielo no tendrá ninguno. Si conoce al
Señor Jesucristo, ese es su destino final.
Él dice que no se desanime. Aunque usted viva 80 o 90 años y tenga problemas toda su vida, es
insignificante comparado con los miles de millones de años que pasará en la eternidad sin
problemas. Él dice, que toda su vida es sólo temporal cuando se compara con la eternidad.

“Nuestros problemas son pasajeros y hay una gloria eterna que pesa más
que ellos.” No durarán, serán cortos. Pero dice, hay gloria eterna. Esto es
importante. El dolor puede ser productivo. Habrá beneficios por nuestros
problemas si respondemos a ellos de la forma correcta. Aunque tenemos
dificultades temporales, pero a largo plazo tenemos un beneficio eterno si,
cuando se atraviesa un valle actuamos de la manera correcta.

5. LOS VALLES TIENEN UN PROPÓSITO

Dios tiene un propósito al permitir que atraviese los valles. Ya sean dudas, depresión,
desesperación, desánimo o derrota – Él tiene una razón detrás de esto.

1 Pedro 1:6-7. “Ahora un poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas
pruebas”. Dice que son temporales, no van a durar para siempre. Por un poco de tiempo tendrá
problemas aquí. Puede haber todo tipo de pruebas. Hay valles económicos, valles de relaciones,
valles emocionales, todo tipo de pruebas. “...No pasan por accidente--estas pruebas son para
probar nuestra fe...” Las pruebas no son un accidente de la naturaleza. Dios quiere edificar su fe
en los valles de la vida. Nos gusta disfrutar de las cimas de la montaña, pero ahí no es donde
edifica la fe. La fe se edifica en los valles de la vida. Cuando todo esta bien y magnifico, realidad
no necesita a Dios. Pero cuando se encuentra cara a cara con un valle oscuro, se pone de rodillas.
La fe se fortalece en los valles. Cuando no tiene deseos de servir a Dios, confiar en Él y
alabarle... entonces es cuando su fe es probada. No en los momentos buenos de la vida, sino en
los valles.

1. Todo problema tiene un propósito. Aún los más pequeños, los que son inconsecuentes, las
cosas que parecen ser meras irritaciones. Tienen un propósito. Dios puede enseñarte
carácter. Quiere cambiarte, quiere que madures.

2. La fe es edificada en los valles de la vida.

Dios quiere formar su carácter. Él está más interesado en su carácter que en su comodidad o
conveniencia. El propósito de Dios para su vida no es solo que esté cómodo. Quiere edificar su
carácter. Está más interesado en su santidad que en su felicidad. La santidad perdura, la felicidad
no. De cualquier modo, la felicidad se deriva de la santidad.
EL ANTÍDOTO DE DIOS PARA LOS VALLES OSCUROS
Receta para el estrés - Parte 5

Él quiere que se parezca a Cristo Jesús. Él quiere que desarrolle el carácter de Cristo. Si Dios lo
va a hacer como Cristo, va a ser que atraviese todas las circunstancias de la vida por las cuales
pasó Cristo. ¿Acaso Jesús estuvo exento del sufrimiento? Claro que no. ¿Por qué piensa que
usted lo estará? ¿Pasó Jesús por momentos de soledad? Sí. ¿Los pasará usted? Sí. ¿Fue Jesús
tentado a desanimarse? Sí. ¿Lo será usted? Claro que sí. ¿Por qué piensa que va a ser diferente?
Va a atravesar valles, Dios quiere edificar su carácter. No es un accidente. ¿Propicia Dios los
accidentes o las tragedias? No. Dios no los produce. Dios es un Dios bueno y no puede causar
mal. El no puede hacer lo malo. ¿Puede usar Dios los accidentes y las tragedias para bien? Claro
que sí. Él puede usar el mal que otros nos hacen, y convertirlo en bien al formar el carácter en
nosotros. Definitivamente Él usa las tragedias y los valles en nuestras vidas.

¿QUÉ DEBE HACER CUANDO PASA POR VALLES OSCUROS?

David dice: “No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; tu vara y tu
cayado me infundirán aliento.”

1. REHUSA DESANIMARTE
“No temeré mal alguno.” Siempre pensé que los cristianos deberían de usar camisetas que
digan “No temo”. No temeré mal alguno, no temeré nada. Eso es lo que dice David como un
creyente que pone su fe en Dios. “Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal
alguno.” Habla de caminar, no de correr o sentir pánico y correr en la dirección opuesta.
Caminar, quiere decir; calmadamente, dar pasos de forma deliberada a través del valle. David
dice “No voy a tener miedo. Voy a caminar con calma por el valle.”

Rehuse el desánimo. No puede rodear el valle. No puede pasar por debajo del valle. Sólo
puede pasar a través del valle. Aquí nos dice “No temeré mal alguno” Esto requiere una
decisión. Implica hacer una decisión. No tendré miedo.

Si usted está desanimado esta mañana, es porque usted escogió estar así. Yo no tengo que
conocer sus problemas. Usted escogió estar desanimado. El desánimo es siempre una
elección. Siempre. No tiene que escoger estar desanimado, pero está escogiendo pensar en
pensamientos que le desaniman. Está escogiendo ver todas las cosas negativas. Está
escogiendo no ver a Cristo y las cosas positivas. Está viendo solo las cosas negativas. Esta es
una elección. También puede escoger cambiar.

Eso es lo que Dios quiere que haga – escoger. Es un hecho deliberado.

¿Cómo escojo no desanimarme? Centrándose en el poder de Dios y no en su problema. Así


es como se hace. Puede escoger a dos personas y ponerlas en la misma situación - caos,
tragedia, crisis – uno de ellos se desbaratará, y el otro saldrá fortalecido. La diferencia estriba
en cuál es su enfoque. Usted no debe enfocarse en sus circunstancias, sino en Cristo. No en la
situación, sino en el Salvador. No en su problema, sino en el poder de Dios.

Colosenses 1:11 “Fortalecidos con todo poder, conforme a la potencia de su gloria, para toda
paciencia y longanimidad”.
EL ANTÍDOTO DE DIOS PARA LOS VALLES OSCUROS
Receta para el estrés - Parte 5

La energía humana se termina. Después de una prueba larga ya no tiene energía. Tampoco
vitalidad. La resistencia humana tiene un límite, se termina. En los valles de la vida necesita
una fuente de poder más grande que usted mismo. Si va a lograr pasar por todos los valles
con su propio poder – olvídelo. No lo va a lograr. No tiene suficiente poder para manejar las
cosas que le van a suceder en la vida. Necesita una fuente de poder más grande que la suya
para lograrlo.

Beth Woods:
Me gustaría compartir cómo me ayudó Jesucristo a pasar por el valle de temor y depresión.
Una tarde mientras trabajaba en mi negocio de consignación en la Isla Balboa, algo me
sucedió de repente. Sentí como si algo me golpeara en el estómago y me sacaba todo el aire.
Pensé que sufría una ataque al corazón. Me sobrevino un terrible sentimiento de condena y
temor. No sabía por qué o de dónde venía. Sólo sabía que tenía que salir de allí para vencer
estos sentimientos. Acababa de entrar al valle desconocido de un ataque de pánico. Estos
sentimientos de pánico los tuve en otros lugares: la tienda de abarrotes, el restaurante, el
centro comercial, y también la autopista – en todos lados me sentía atrapada. Me volví
agorafóbiaca y empecé a dejar de ir a todos estos lugares donde había tenido ataques de
ansiedad. Esto me limitó mucho y me empecé a deprimir. Al poco tiempo me aislé en mi casa
porque era el único lugar seguro. Traté de sobreponerme y vencer la depresión pero me
ponía peor. Estaba paralizada de temor anticipando el próximo ataque de pánico acostada en
la alfombra de mi sala – con miedo de salir, y preguntándome, “¿Para qué? ¿Dónde
encuentro esperanza? ¿Alguna vez terminarán estos terribles sentimiento?” Por dentro me
sentía incompetente, sin valor sin esperanza y mi negocio peligraba. Afortunadamente mi
madre era muy amorosa y comprensiva y me animó a buscar consejería. Vitaminas y un
programa de ejercicio, mejoraron los síntomas físicos, pero seguía amaneciendo cada mañana
con dolor y opresión alrededor de mi corazón. En ese momento no me di cuenta pero era una
anhelo espiritual. El Señor tenía su mano sobre mí y me estaba hablando, llamando mi
atención por miedo de este dolor. Este dolor constante y la depresión hicieron que me
desanimara mucho de la vida. No sabía a quién acudir por ayuda. El 16 de diciembre de
l990, asistí por primera vez a la iglesia de Saddleback. Me senté hasta atrás para poder huir
en caso necesario. Después de que empezó la reunión empezaron a derretirse las defensas y
los temores. Empecé a llorar, algo que nunca había hecho en público. Podía sentir el amor de
Dios en este lugar. El sermón del pastor Rick su título era “Cómo dejar de huir con miedo –
Enfrentando crisis inesperadas” Después del servicio fui a casa y pensé en lo que dijo Rick.
Le entregué al Señor todo el miedo, la depresión y la ansiedad en mi corazón y le pedí que
entrara a mi vida. El día después de mi primer servicio de Saddleback le entregué mi vida a
Jesucristo. Le entregué todas cargas, temores y depresiones a Él. Me di cuenta de que como
Dios está conmigo, ahora no tengo razón para temer el mal. Mi decisión de encomendar mi
vida a Cristo significaba que podía depender en Él para que me ayudara en cualquier
circunstancia. Este era el antídoto a mi temor y depresión. Ahora al recordar mi decisión veo
como Dios tenía un propósito en mi dolor. Usó mi depresión para llamarme la atención, para
que yo lo pudiera conocer. Como él me ayudó en mis luchas, yo quiero ayudar a los demás.
El 10 de octubre nosotros iniciamos un grupo de apoyo para las personas que atraviesan el
valle de la depresión. Treinta personas asistieron a la primera reunión. A veces nos cuesta
trabajo admitir que nos sentimos inútiles y desesperados así que escondemos nuestros
sentimientos reales detrás de una máscara. Pero si está en el valle de la depresión, quiero que
EL ANTÍDOTO DE DIOS PARA LOS VALLES OSCUROS
Receta para el estrés - Parte 5

sepa que nuestra familia en la iglesia se interesa por usted y por su dolor y lo queremos
ayudar. Únase a nuestro grupo donde puede recibir amoroso apoyo de nuestros miembros que
entienden lo que está pasando y le pueden ayudar. Salmo 34:18 “Cercano está Jehová a los
quebrantados de corazón; y salva a los contritos de espíritu.” Jeremías 29:11 “Porque yo sé
los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de
mal, para daros el fin que esperáis.”

2. RECORDAR QUE DIOS ESTA CONMIGO

David dijo, “Tú estás conmigo, tú estás conmigo siempre.” Dios no solo promete su poder en
el valle, promete también su presencia. Nunca pasará por un valle en esta vida solo. Nunca
pasará un día oscuro solo. Dios ha dicho: “Yo estaré contigo.”

Isaías 43:2 “Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán.
Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti”. No vas a hundirte,
quemarte o morir. Dios dice, Yo estoy contigo. Estará contigo a cada paso en el valle. Dios
dice que no hay nada que temer cuando Jesús está cerca. Dios no está sentado en el cielo
viendo hacia abajo y diciendo, “Espero que lo logre” Él está con usted en el valle, caminando
con usted, tomado de su mano. Dios dice, Yo te guiaré a través de esto.

En el versículo 4 del Salmo 23 cambia la estrategia del lenguaje. En la primera parte del
Salmo todos los pronombres están en tercera persona – él habla acerca de Dios. “Junto a
aguas de reposo me pastoreará, en lugares de delicados pastos me hará descansar, confortará
mi alma”. David está hablando acerca de Dios.

Cuando llega al valle cambia los pronombres a segunda persona. Ya no habla acerca de Dios
sino con Dios. “Tú estás conmigo, tu vara y tu cayado me infundirán aliento.” Son los valles
de la vida que nos ponen cara a cara con Dios. De pronto lo fundamental se convierte en lo
íntimo. Cuando atravieso el valle no quiero hablar acerca de Dios, quiero hablar con Dios. La
religión se convierte en una relación. Cualquier creyente maduro le dirá que los momentos en
que ha estado más cerca de Dios ha sido en aquellos encuentros frente a frente que ocurren
solo en el valle. Cuando está en el valle y se encuentra agotado, vacío, perplejo, desesperado
y habla directamente con Dios Él es muy real y Dios dice: “Yo estoy contigo. No está
pasando por esto solo.” Disfrutamos la cima de la montaña pero nos encontramos cara a cara
con Dios en el valle. Nunca estará más cerca que cuando se encuentra usted en el valle.

Mike Hass
Le quiero contar cómo Jesucristo ha ayudado a mi familia y a mí al atravesar el valle de una
enfermedad mayor. El 15 de mayo de l983 tomé una decisión que cambiaría mi vida de
formas que nunca imaginé. Acepté al Señor Jesucristo como mi Salvador personal y en ese
momento pensé que era lo mejor saber que iba a ir al cielo para gozar de eterna comunión
con Dios. No me imaginaba como esta decisión iba a prepararme y confortarme por los
valles de mi vida. En 1985 mi esposa Connie y yo caminábamos alegremente por los verdes
pastos que Dios nos proporcionaba. Teníamos un buen matrimonio, dos hermosos hijos, una
bonito hogar y un buen ingreso. Pero la compañía donde trabajamos tuvo problemas y perdí
mi trabajo y casi perdimos nuestra casa. Nuestro primer valle importante. Empezamos de
EL ANTÍDOTO DE DIOS PARA LOS VALLES OSCUROS
Receta para el estrés - Parte 5

nuevo y pronto encontré otro trabajo, por dos años todo iba mejorando cuando de nuevo
perdí el trabajo. Otro valle. Tuvimos muchos problemas económicos y casi perdimos nuestra
casa. Pero todavía nos teníamos el uno al otro y los niños. ¿A quién podíamos recurrir? ¿Qué
hacer? Ambas ocasiones recurrimos al Señor. Empezamos de nuevo y poco a poco las cosas
empezaron mejorar. A principios de noviembre de 1989 yo observé una bola debajo de mi
barbilla que pensaba era un ganglio inflamado. El doctor hizo una biopsia y nos dijo que
tenía un tipo de cáncer llamado linfoma – la temida palabra con C. En estos tiempos nosotros
recurríamos a Dios cada día. Fue esta confianza en Dios y su voluntad que nos ayudó en
estos tiempos. En los valles anteriores tuvimos siempre la confianza de tenernos el uno al
otro y a nuestros hijos. Esta vez estaba por afrontar el valle de sombra de muerte que
menciona el Salmo 23. Mi esposa Connie estaba enfrentando la posibilidad de tener que criar
a nuestros hijos sin esposo ni padre. Durante las siguientes semanas me sometí a todos los
exámenes y consultas con el doctor que acompañan toda lucha contra el cáncer. Después de
muchos exámenes mi esposa y yo estábamos muy deprimidos por mi situación. Pero nos
acogimos al hecho de que Dios había prometido estar con nosotros en el valle de la vida. En
la próxima tomografía vimos que mi condición mejoraba. Los tumores grandes que se veían
hace un mes casi habían desaparecido. Esto nos asombró y vimos que Dios estaba obrando.
El siguiente paso en el tratamiento era recibir un transplante de médula en Stanford. Aunque
el tratamiento fue muy difícil para mí, sabía que Jesús estaba conmigo en este valle y el
transplante fue un éxito. Una de las formas en que Dios confirmó que estaba conmigo fue
cuando me llamó el pastor y me dio un versículo para animarme. Filipenses 2:27 “Pues en
verdad estuvo enfermo, a punto de morir; pero Dios tuvo misericordia de él, y no solamente
de él, sino también de mí, para que yo no tuviese tristeza sobre tristeza.” Me emocionaron
mucho estas palabras alentadoras acerca de la presencia sanadora de Dios. Creo que nunca
me he sentido más cerca de Dios como en ese momento, cuando en el valle Dios me dio
esperanza y sanidad para atravesarlo. Al mirar atrás y meditar por qué Dios permitió que yo
fuera sanado cuando tantos otros mueren de cáncer, me he dado cuenta de dos cosas: En
primer lugar me sanó debido a su misericordia y gracia; yo no lo merecía. Esto me ha
humillado. Lo otra cosa es que me he dado cuenta que Dios aún no termina con su plan para
mi vida. Tiene un ministerio para mí. En 2 Corintios 1 dice que una razón por la que Dios
permite que pasemos por pruebas, tribulaciones y valles es para que podamos consolar y
ayudar a otros. Debido a esto estoy involucrado en un grupo de ayuda para el cáncer en
nuestra iglesia. Debido a que muchas familias se encuentran en el valle del cáncer se formó
este grupo para proporcionar ayuda y cuidado para los que sufren. Si está hoy en el valle del
cáncer lo invito a unirse a nosotros. Por último si padece una enfermedad importante lo invito
a leer Apocalipsis 2:10”No temas en nada lo que vas a padecer: He aquí el diablo echará a
algunos de vosotros en la cárcel, para que seáis probados, y tendréis tribulación por diez días.
Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida.”

3. YO CONFIO EN LA PROTECCIÓN Y DIRECCIÓN DE DIOS

David recuerda que la vara y el cayado de Dios lo confortarán. La vara y el cayado son dos
herramientas básicas que el pastor usaba para proteger y guiar a sus ovejas. La vara medía
como do pies de largo y terminaba en un pesado nudo. Los pastores eran muy hábiles para
aventar la vara, como si fuera un misil, contra cualquier cosa que atacara a sus ovejas. Dios
está diciendo, “Cuando pasas por el valle, yo te defiendo y te protejo.” La vara de Dios te
protegerá. Hoy los pastores en lugar de varas usan pistolas. Es interesante que en el viejo
oeste se le llama a la pistola vara. Dios dice, “Te voy a defender y proteger.” Cuando pasa por
EL ANTÍDOTO DE DIOS PARA LOS VALLES OSCUROS
Receta para el estrés - Parte 5

el valle, el oscuro valle de la vida, Dios no se encuentra sentado en el cielo apático y


desinteresado. El Buen Pastor pelea por usted. Mientras lucha por su vida en aquella
depresión, Dios pelea por usted. Está luchando contra los poderes espirituales. Es su defensor
y protector. Esto es lo que representa la vara.

El cayado infunde aliento. El cayado es un palo largo que termina en curva. El pastor usa el
cayado para guiar y consolar. Usa el cayado para atraer a la oveja hacia sí. Usa el cayado para
levantar a la que está caída. Acerca a las ovejas con el cayado. Usa también el cayado para
guiarlas. Cuando pasa por el valle no está solo. Dios está con usted y usa la vara y el cayado
para protegerlo y guiarlo.

Cathy Camera
Como estudiante de segundo año en la universidad me casé con mi enamorado de
secundaria. Era capitán del equipo de fútbol y yo porrista. Fue como un matrimonio de
cuento de hadas. En 1971 tuvimos un hermoso niño. Pero en 1973 después de una
enfermedad crónica el niño murió. Mi duelo fue enorme y abrumador. Pero éramos jóvenes y
sabíamos que podíamos tener más hijos. Cinco años después di a luz a una hermosa niña.
Estábamos emocionados por tener otro hijo. Pero dos años después la niña murió debido a la
misma enfermedad crónica que el niño. Mi esposo y yo estábamos deshechos de dolor. Como
nosotros no pudimos sobrepasar este dolor, nuestro matrimonio se deterioró. Cambió la
personalidad de mi esposo y se volvió abusivo. En 1980 fuimos bendecidos con un niño
sano, David, pero no nos sobreponíamos al dolor, el duelo y la perdida de nuestros dos hijos.
Nuestra relación se destruyó y nos divorciamos cuando David tenía tres años. Yo estaba en
un valle de dolor y desesperación. La muerte tocó a nuestras puertas dos veces en cinco años.
No había felicidad en mi vida. Estaba desilusionada con Dios, alejada de mi familia y
amigos, sola, deprimida y estaba buscando amor en los lugares equivocados. Necesitaba
desesperadamente la fuerza, la protección y la dirección de Dios. Yo no lo sabía y no sabía
dónde buscarlo. Una vecina me invitó al grupo de ayuda de su iglesia. Una pequeña semilla
de fe empezó a crecer en mi corazón. Leí Hebreos 11:1. “Es, pues, la fe la certeza de lo que
se espera, la convicción de lo que no se ve.” Me aferré a esta esperanza aún cuando las cosas
parecían imposibles. Por fin, abrí mi corazón a Jesucristo y le entregué toda mi vida. Al
crecer en la fe, empecé a ver como Dios pudo usar el dolor en mi vida para bien. Empecé a
confiar en Él para que me protegiera y guiara. Me di cuenta que no estaba sola. En
Proverbios 3:5, no dice “Fíate de Jehová de todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia
prudencia.” Sigo sin entender por qué pasan las cosas, pero me enfoco en Dios en los valles
de la vida que parecen no tener sentido. Aquí en la iglesia en Saddleback estoy involucrada
con un grupo pequeño y rodeada de relaciones centradas en Cristo que me apoyan. Esto ha
sido importante en mi crecimiento personal y curación. Además, he aprendido que Dios
quiere que use las experiencias que he tenido en el valle para ayudar a otros. Encuentro
mucho gozo al caminar cerca de aquellos que han perdido a un ser querido y poderlos ayudar
a trabajar con sus sentimientos de depresión, desesperación, desilusión con Dios y soledad.
Puedo también darle gracias a Dios por las experiencias que he tenido en mi vida. Por medio
de ellos Él moldeó mi carácter y ahora puedo compartir con otros la verdad de que Dios
puede protegerlos y guiarlos en los valles de la vida. Hay esperanza en Jesucristo. Él puede
ayudarlo a crecer hasta que pueda decir como Pablo en Filipenses 4:12 y13, “Sé vivir
humildemente, y sé tener abundancia; en todo y por todo estoy enseñado, así para estar
saciado como para tener hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad.
Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.”
EL ANTÍDOTO DE DIOS PARA LOS VALLES OSCUROS
Receta para el estrés - Parte 5

Cuando usted pasa por los valles de la vida lo que le asusta son las sombras- En la oscuridad
sólo ve las sombras en las paredes del valle al pasar por el cañón. Se pregunta, ¿cómo voy a
lograrlo? David decía, “Cuando ando en valle de sombra de muerte” – no dice valle de
muerte, sino valle de sombra de muerte. Algún día puede aparecer una sombra en su vida. De
esto puede estar seguro. Va a experimentar unos momentos de sombra. Cuando eso sucede
debe recordar tres cosas importantes sobre las sombras:

1. Las sombras siempre son más grandes que la realidad. El temor es siempre mayor que el
problema en sí. Lo que es enorme es el temor.

2. Las sombras no le pueden hacer daño. ¿Alguna vez lo ha atropellado una sombra? Existe
una diferencia entre la sombra de un camión y un camión. Las sombras son imágenes sin
sustancia. No le pueden hacer daño. Lo espantan, pero no lo lastiman. Solo son sombras.

3. No existe ninguna sombra si no hay una luz en algún lado. Al pasar por una valle oscuro
piensa que el sol ha dejado de brillar. Dios ha muerto, estoy solo. No puede ver y piensa
que la oscuridad es total. Pero siempre que hay una sombra quiere decir que en algún
lugar hay luz. Cuando las sombras del valle oscuro de la vida lo empieza a asustar, dé la
espalda a la sombra y vea directamente hacia la luz y la sombra desaparecerá. Cuando
sienta miedo no vea la sombra. Vea al lado contrario y vea la luz y la sombra estará detrás
de usted. Jesús dijo, “Yo soy la luz del mundo.” Cuando lo ve a Él no pude temer las
sombras alrededor. Estas desaparecen. Si ve al mundo tendrá aflicción. Si ve hacia dentro
de usted mismo se deprimirá. Si ve a Cristo descansará. Usted escoge. Todo depende de
lo qué ve. Ponga sus ojos en Jesús, fije su mente en su hermosa cara y las cosas del
mundo perderán su brillo a la luz de su gloria y gracia. No vea las sombras. Cuando
camine por el valle vea la luz.

Gary Hoffman:
Yo he caminado por un valle oscuro el año pasado. Todavía no salgo de él pero creo que Dios me
está guiando paso a paso. Desde que estaba en quinto año se burlaban de mí por hacer reportes
de los libros que había leído. Siempre me junté con los aplicados y se burlaban de mí por ser
callado y tímido. Todo era difícil para mí. Años después supe que era disléxico. Mi proceso
mental era diferente que el de los demás. Siempre me sentí diferente a mis compañeros y siempre
quise tener una familia diferente. Desde entonces empezó para mí este valle oscuro. En los años
siguientes empecé a abrirme verbalmente al ir a fiestas y socializar. En 1980 inicié un negocio
local de construcción que creció rápidamente. Pero en 1986 sufrí las consecuencias de tantas
fiestas. Estuve involucrado en un accidente relacionado con el alcohol y casi maté a una persona.
Compartí muy poco de mi dolor, estaba demasiado avergonzado y devastado. Pasé por el valle
solo. Sin Dios, sin amigos, compartí muy poco con mi familia. En 1988 empecé nuevamente a
buscar respuestas en los lugares equivocados. Estaba en la oficina de un psíquico en Laguna
Beach. Después de varias sesiones me dijo que buscara una iglesia. Empecé a asistir a la iglesia
de Saddleback regularmente y poco a poco salí de la oscuridad. Entregué mi vida a Jesucristo. En
1990 me casé con mi hermosa novia y estaba en la cima del mundo. Tenía a mi Dios, mi hermosa
esposa, una hermosa familia, un buen negocio, una hermosa casa en Mission Viejo, tenía un
Mercedes en la cochera. Tenía todo, ¿Era verdad? Hace un año todas las facetas de mi vida
parecieron derrumbarse. Empecé a ver cambios en las relaciones con mi esposa, sentí que
nuestro matrimonio se colapsaba. Entre más luchaba mi esposa más se separaba, oré que
EL ANTÍDOTO DE DIOS PARA LOS VALLES OSCUROS
Receta para el estrés - Parte 5

sucediera un milagro. El pasado diciembre mi esposa se mudó de la casa. Simplemente dijo que
ya no quería estar casada conmigo. Mi corazón estaba roto. Lo que hace que el valle sea tan
doloroso es el sentido de inutilidad de que no se puede hacer nada al respecto. Unas semanas
después mi negocio empezó a perder más de $1000 al día. ¿Dónde estaba mi Dios cuando lo
necesitaba? Sentí como si estuviera suspendido sobre un precipicio y que Dios me decía, “Está
bien, confía en mí, suéltate. Confiare en ti.” Como ya había perdido control de todo, me solté. Le
entregué a Dios todas mis preocupaciones y Dios estaba allí. Me empezó a guiar por el valle
oscuro paso a paso. Me di cuenta que no tenía que saber a donde iba solo que Dios me estaba
guiando. Me uní a un pequeño grupo en Saddleback de hombres separados. El propósito del
grupo no es quejarnos o ser un grupo de auto compasión sino enfocarnos en ser los hombres que
Dios quiere que seamos. Nos preguntamos, ¿Qué quiere Dios que hagamos ahora en esta
situación? Dios ha usado este grupo para recordarme que Él me guiará si le pongo atención. A
través de la comunión con estos hombres he compartido mi dolor, mis lágrimas, mi dolor de una
forma honesta e íntima como nunca lo soñé. Jesús dijo, “La verdad os hará libres.” El milagro es
que Dios está tomando a este hombre macho y lo está convirtiendo en un hombre tierno,
amoroso y piadoso. Con la ayuda de Dios estoy intentando andar en integridad en todas las áreas
de mi vida. Me tropiezo y caigo pero sé que Dios está allí para levantarme y sacudirme el polvo.
Sigo caminando por el valle pero estoy a la mitad del él, y tengo gozo y paz como nunca antes.

Sal. 34:19, “Muchas son las aflicciones del justo, pero de todas ellas le librará Jehová”. De estas
historias de hoy vemos que es obvio que los cristianos pasan por los valles como todos los
demás. Los cristianos tienen desilusiones. Los cristianos se enferman. Los cristianos
experimentan tragedias. Los cristianos pierden seres queridos. Los cristianos tienen problemas
económicos. El pueblo de Dios tiene problemas familiares. Los creyentes pasan por los valles
como todos los demás. Pero hay una diferencia, una gran diferencia.

La diferencia es que aunque los creyentes y los no creyentes pasan por los mismos valles de la
vida, la diferencia para el cristiano no es la ausencia de sombras sino la presencia del Pastor Dios
con usted.
EL ANTÍDOTO DE DIOS PARA LOS VALLES OSCUROS
Receta para el estrés - Parte 5

SADDLEBACK
GUÍA DE APLICACIÓN DEL MENSAJE

El antídoto de Dios para los Valles Oscuros


Receta Para El Estrés – Parte 5
Rick Warren

“Aunque ande en valle de sombra de muerte,


no temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo;
Tu vara y tu cayado me infundirán aliento.” Salmo 23:4

La vida es una mezcla de dolor y placer, victoria y derrota, éxito y fracaso,


montañas altas y valles. Si usted nunca ha tenido algún tiempo oscuro en su
vida, usted no tendrá profundidad ni madurez. Incluso en nuestros valles
más oscuros – nuestros días más oscuros – Dios está allí. Así que ¿Cómo
debemos de tratar con los valles oscuros de la vida?

Inicie su grupo con una oración.


ESTA ES SOLO UNA GUIA. SELECCIONE Y ESCOGA SUS PUNTOS .

QUE RECORDAR EN LOS VALLES OSCUROS


[Objetivo del líder: Guiar al grupo a reconocer las perspectivas de Dios
acerca de los valles oscuros de esta vida en la tierra.]

1. LOS VALLES SON INEVITABLES.

 ¿Qué hecho sobre este mundo es presentado por Jesús en Juan 16:33?
• ¿Cuáles con algunos de los “valles” que la mayoría de las personas experimentan
alguna vez?

2. LOS VALLES SON IMPREDESIBLES.

 ¿Qué nos dice Jeremías 4:20 sobre la precaución de debemos de tener al entrar en
un “valle”?
• Si es probable que los problemas lleguen a nosotros en “un momento”, ¿Qué
podemos hacer para prepararnos con anticipación?

3. LOS VALLES SON IMPARCIALES.

 De acuerdo con Mateo 5:45b, ¿Qué aprendemos nosotros sobre Dios que es parcial
con cualquiera de acuerdo a las circunstancias diarias de la vida?
• ¿Por qué piensan algunas personas que Dios esta enojado con ellos cuando los
problemas llegan a sus vidas?

4. LOS VALLES SON TEMPORALES.

 ¿Cómo describe 1 Pedro 1:6 la duración de nuestro sufrimiento?


EL ANTÍDOTO DE DIOS PARA LOS VALLES OSCUROS
Receta para el estrés - Parte 5

• ¿Qué perspectiva nos ayudará a que entendamos que nuestros sufrimientos solo
durarán “un poco” ?
 ¿Cómo 2 Corintios 4:17 compara nuestros problemas con nuestras recompensas?
• Si nosotros visualizamos una balanza equilibrada con las promesas de Dios en el
dado izquierdo, cuantos problemas se necesitarían para hacer que la balanza se
ladeara al lado derecho?

5. LOS VALLES ESTAN CON UN PROPÓSITO.

 ¿Con que propósito están los problemas en nuestras vidas según 1 Pedro 1:7?
• ¿Cómo es posible que el pasar a través de los valles profundos de sufrimiento
edifique nuestra fe y glorifique a Dios?

Madurez – Ver las circunstancias de la vida a través de la perspectiva de Dios es una


señal de madurez. Considere algunas pruebas por las que usted y su grupo estén
pasando en este momento? ¿Cómo podría ver Dios estás situaciones? ¿Cómo al
enfocarnos en la perspectiva de Dios nos ayuda a acercarnos a las pruebas en una
forma diferente?

QUE HACER CUANDO SE ESTA PASANDO POR LOS VALLES OSCUROS


[Objetivo del líder: Ayudar al grupo a ver que ellos pueden estar seguros de
la presencia y protección de Dios en tiempos de dificultad.]

6. RECHAZAR EL DESANIMO.

 Lea Colosenses 1:9-11. según el versículo 11, ¿Cuál es nuestra fuente de poder
para soportar los valles de la vida?
• El Salmo 23:4 dice “no temeré mal alguno”. ¿En quién debemos de confiar nosotros
en tiempos de problemas para evitar el miedo y el desaliento?
 Membresía – Cuando nosotros aceptamos a Jesús como nuestro
Señor y Salvador, nos convertimos en miembros amados de la familia
de Dios . ¿Cómo nos debe afectar este hecho en nuestra respuesta a
los valles de la vida?

7. RECORDAR QUE DIOS ESTA CONMIGO.

 Lea Isaías 43:2: ¿Dónde está Dios cuando nosotros estamos en problemas?
• ¿Cómo al darnos cuenta de que Dios está a nuestro lado, y no solamente
mirándonos desde el cielo, nos ayuda a que tengamos una relación personal más
íntima con Él?

 Adoración – Expresar a Dios nuestro amor es Adoración. ¿Cuáles son


las maneras en que podemos expresar ese amor aún cuando nos
encontramos en los valles oscuros?

8. CONFIAR EN LA PROTECCIÓN DE DIOS Y EN SU GUÍA


EL ANTÍDOTO DE DIOS PARA LOS VALLES OSCUROS
Receta para el estrés - Parte 5

 ¿Qué promesas nos ha dado Dios para nuestros tiempos de problemas Salmo
34:19?
• El Salmo 23:4 nos habla de la vara y el cayado de Dios; estas son
herramientas que usan los pastores para proteger y guiar a sus ovejas.
¿Cómo el darnos cuenta de que Dios es nuestro Pastor y nosotros sus
ovejas nos ayuda a pasar por los valles oscuros de la vida?

 Misión – Compartir las buenas noticias del amor de Dios con otros es nuestra
misión. ¿Pero cómo puede el decirles a otros que Dios protege y guía a los suyos,
ayudarles a reconocer sus necesidades y convertirse en parte de la familia de Dios?

Tome un momento para repasar cualquier tarea/desafíos hechos durante la


aplicación personal y la sección de compromiso de la reunión anterior.
Viendo a Dios en el trabajo de las vidas de aquellos que se comprometen
con El es esencial para el crecimiento.

∆ APLICACIÓN PERSONAL Y COMPROMISO:


[Objetivo del líder: Ayude a los miembros de su grupo a desarrollar una
perspectiva de los problemas que ellos puedan estar enfrentando y su
respuesta a estos.]
Los cristianos no son inmunes a los problemas. Pasamos por los mismos
valles oscuros de la vida como todos los demás. La diferencia es que: ¡Dios
está con nosotros!. Cuando nos enfocamos en el poder de Dios su presencia
y protección , tenemos esperanza y fuerza en lugar de desesperación y
desaliento. Piense sobre una lucha que este teniendo en estos momentos y
pida a Dios que haga su presencia real en usted; comprométase a enfocarse
en Dios en las profundidades de cualquier valle en el que se encuentre usted
ahora y comparta con el grupo la próxima vez como esto ha cambiado su
reacción en la lucha. Oren unos por otros esta semana.