Share

/

Friday, December 23, 2011

La mezcla de la delincuencia y el terror en América Latina
Por: Jerry Brewer. Criminal Justice International Associates (en Twitter @cjiausa) EUA (infoCIUDADANO)

Funcionarios federales de los EUA y algunos servicios de inteligencia del mundo especulan que el ingreso masivo y continuo generado por los narcotraficantes transnacionales, puede solaparse con la participación de los terroristas. No es fácil definir el terrorismo en estos días, al presenciar los atroces actos de tortura, asesinatos y decapitaciones en México y América Central. Una correlación se hizo realidad en julio de 2008, cuando un jefe de operaciones de la DEA anunció que “las organizaciones terroristas y los carteles de la droga a menudo se basan en el lavado de dinero mismo”. Por supuesto, las organizaciones terroristas tradicionales han demostrado estar involucradas en una variedad de delitos transnacionales, mientras que la DEA reveló que casi la mitad de las organizaciones terroristas extranjeras “identificadas” estaban relacionados con el tráfico internacional de drogas. Un caso notable del terrorismo de 2004, se refiere a los atentados de trenes en Madrid, que mataron a 191 personas, el cual fue “parcialmente financiado por la venta de hachís”. La

investigación oficial por parte del Poder Judicial español determinó que los ataques fueron dirigidos por una célula terrorista inspirada en Al-Qaeda, e indicando que la organización separatista vasca ETA fue responsable de los atentados. Más tarde, el Poder Judicial español afirmó que un grupo de marroquíes, sirios, y musulmanes argelinos estaban implicados. A pesar de que una demanda de al-Qaeda se hizo el día de los atentados, no se encontró evidencia de la participación de este grupo. Como hemos visto claramente en México y Centro América, los narcotraficantes, al igual que los insurgentes transnacionales están evolucionando y adaptándose a las medidas en su contra como terroristas tradicionales. Algunas de las similitudes con los terroristas incluyen la manera en que el dinero se mueve, se almacena y se lava, al igual que la manera en que se levantan los capitales. También en 2008, una investigación de dos años por las autoridades colombianas y de EUA resultó en el arresto de 36 personas por el blanqueo de dinero y por cargos relacionados con drogas. Y según informes de prensa, “esta red – integrada por los expatriados libaneses – era mucho más que un sindicato criminal tradicional, y estaba enviando una porción de sus ganancias a Hezbolá en el Líbano”. El hemisferio suroeste en general ha sido inmune al terrorismo de Medio Oriente y a ideologías similares terroristas. Sin embargo, el área de la Triple Frontera (TBA) que es compartida por Argentina, Brasil y Paraguay se describe como un nido enconado de la anarquía y otras actividades de similar índole. No se han producido ataques directamente vinculados a la Triple Frontera en la última década, aunque algunos elementos de Hezbollah, grupos chiítas, han estado muy activos en el “apoyo orientado” a las actividades en la zona, pero de bajo perfil. Un signo de interrogación sigue siendo si estos grupos se han asimilado con los fundamentalistas sunníes con orientación wahabí. Hay una significativa población de Medio Oriente en la Triple Frontera. El terror se ha hecho mayor en toda América Latina. El terror de la guerrillas políticas, indígenas, militares y paramilitares, en Guatemala, El Salvador, México, Nicaragua y otros países de América del Sur. Muchas de estas organizaciones criminales transnacionales han sido reclutadas y entrenadas en México y los países vecinos de Los Zetas. Este proceso inhumano y confuso ha sido lento, metódico y organizado por una ideología revolucionaria global insurgente. Mucho de esto es visto como un comportamiento terrorista solapado. Esta superposición muestra elementos fragmentados y estilos similares y conductas de diversas organizaciones criminales, de los terroristas y de otros criminales transnacionales. La Triple Frontera, con su significativa población de Medio Oriente, había demostrado previamente aumentos significativos en el tráfico de personas, la prostitución y la esclavitud humana, así como el tráfico de estupefacientes. Todo esto es ahora prevaleciente en toda Centroamérica, a lo que se añade una larga lista de víctimas relacionadas con el terrorismo.

Un gran problema en toda América Central ha sido coordinar las estrategias de interdicción y las prioridades, junto con la falta de fuerzas preparadas y de recursos necesarios para luchar eficazmente contra los insurgentes. La porosidad de las fronteras, especialmente entre Guatemala y México, ha sido una pesadilla. América del Sur, en particular, debe mantener un ojo clave en la Triple Frontera para asegurarse de que no haya una surgimiento proactivo del fundamentalismo islámico. Los regímenes de izquierda en América del Sur que habitualmente rechazan la ayuda antinarcóticos de EUA en la lucha de guerrillas, mientras que amenazan a las naciones vecinas por permitir la presencia de las bases de EUA, para la estadificación efectiva táctica y estratégica para las operaciones de lucha contra el criminal, deben establecer y demostrar claramente sus intenciones de proteger la región de estos males. Toda acogida o ayuda a alguno de estos elementos criminales, debe reunir de manera firme a funcionarios de América Latina y EUA para poner fin a la asimilación con los narcotraficantes que controlan esta riqueza creciente. Las similitudes del terrorismo y el crimen organizado son, como mínimo, una amenaza. A estas amenazas, a través de ataques y asesinatos con total impunidad, se unen todas las otras formas de delitos violentos y represivos contra la humanidad, tales como la trata de personas. Todo esto se suma a un problema monumental de victimización continua, independientemente de la definición de terrorismo o del título políticamente correcto. Es terrorismo consumado, y debe ser atacado agresivamente por cada nación, con un esfuerzo fuerte y unificado de apoyo de las naciones vecinas. En Twitter@

cjiausa

…………………………………………..
ILUSTRACIÓN: Lúdico para infoCIUDADANO. infoCIUDADANO no se solidariza o avala las opiniones de los colaboradores. Toda la información de este sitio se distribuye bajo Licencia de Creative Commons. © 2010. infoCIUDADANO. Términos legales.