You are on page 1of 4

INTERNET: RIESGOS Y PRECAUCACIONES

RIESGOS: 

Al hacer compras online, abrir el correo, usar la notebook en un lugar con wi-fi (red inalámbrica) o ser parte de una red social como Facebook o Hi5, se corren peligros. Desde el ataque de virus hasta el robo de identidades o cuentas de banco.  Fácil acceso a áreas que no son apropiadas o son abrumadoras.  La tecnología es una herramienta cada vez más integrada a la vida cotidiana. Y si bien ofrece una infinidad de ventajas, puede ser también un arma con dos filos. Esto lo saben perfectamente quienes navegan a diario por la Web. Para aquellos que manejan las redes sociales, utilizan el chat o realizan operaciones bancarias, los especialistas destacan 8 actividades que se deben evitar mientras se está en línea.

1.-Si tiene instalado el servicio de GPS para ubicar personas, no admita extraños en su lista. El programa Google Latitude (www.google.com/latitude), lanzado recientemente, es un sistema de geolocalización que, por medio de un celular con GPS o Wi-Fi, reporta a todos los contactos autorizados la ubicación del poseedor del equipo. Esta información posicional es útil pero también puede ser aprovechada para efectuar robos o planear secuestros.

2.-No intentes tener un millón de amigos en Facebook. Ser popular en las redes sociales (Facebook, Hi5, MySpace) más que un motivo de orgullo debería ser una preocupación. Muchos delincuentes se valen de estos sitios para obtener datos. Los expertos recomiendan no colocar teléfonos, domicilios, lugar de trabajo y otras rutinas; tampoco exhibir las fotos del auto nuevo o avisar: "Este fin de semana me voy a la Camaná". Para evitar disgustos, mantener los perfiles privados, para que la información no pueda ser revisada por desconocidos. Y si el encuentro pasa de lo virtual a lo real, pensar en los riesgos que eso conlleva. 3.-Al abrir la casilla de correo, no haga clic en los enlaces que llegan desde bancos. En ocasiones se reciben mensajes que aparentan ser de una entidad bancaria y con la excusa de actualizar la base de

datos, solicitan claves personales o números de tarjetas. Hay que tener en claro que esas entidades nunca contactan a sus clientes por este medio. Según el especialista Maximiliano Cittadini, de Trend, de Argentina: "Antes que hacer clic en un enlace o tipearlo en cualquier buscador, es mejor ingresar la dirección manualmente. Si se tienen dudas sobre la autenticidad, lo mejor es hacer clic en el candado del navegador y consultar la validez del certificado. 4.-"Para hacer operaciones bancarias online, no vaya un ciber. Cristian Borghello, de la consultora ESET, recomienda "no utilizar equipos que comparten muchas personas. Puede ocurrir que un hacker haya colocado un programa que registre todas las claves ingresadas". De todos modos, para evitar sustos, en los bancos virtuales es más seguro manipular el teclado virtual para el número de documento y la clave. Y nunca está de más borrar el historial de navegación al terminar. 5.-Desconfiar de las redes públicas de Wi-Fi. El hecho de que haya varias máquinas conectadas a una misma red, es una ventana abierta para que cualquiera se filtre y robe datos. Gonzalo Erroz, de Symantec, dice: "Como medida preventiva, no use servicios críticos (correo electrónico laboral, home banking), sea cuidadoso de la información que ingresa vía Internet y tenga el firewall activado". 6.-Jamás deje habilitado el bluetooth en el teléfono celular. Los celulares son cada vez más inteligentes, concentran información personal y, por eso, son el blanco de los "forajidos cibernéticos". Una de las vías más simples de acceso es a través del bluetooth. Así, mientras el aparato descansa en el bolsillo, alguien puede estar leyendo los mensajes, su agenda de contactos y bloquear el equipo para luego pedir un rescate para activarlo. 7.-Otra precaución: no identifique a sus contactos con apodos (mamá, papá, el ñaño); en caso de pérdida o robo, se podrían usar para simular un secuestro o un accidente. 8.-Evite guardar las claves en un documento de la computadora. De ese modo, son fáciles de ubicar por los delincuentes. Tampoco es de gran ayuda ponerle una clave de protección al archivo. Hay aplicaciones muy efectivas como ElcomSoft Password Recovery que pueden descifrar cualquier palabra. El mejor sitio para guardarlas es su cabeza. Un buen método de prevención para evitar robos de claves es no instalar programas o abrir archivos de procedencia desconocida. Al respecto, Cittadini remarca "tampoco hay que abrir esos correos electrónicos de gente conocida pero que vienen con caracteres raros o encabezados en inglés o parecen sospechosos.  Dos son los mayores riesgos de los niños y la red Internet: Los niños acceden con mucha facilidad a la pornografía. La pedofilia accede fácilmente a los niños.  Información que fomenta el odio, la violencia y la pornografía. 

Anuncios que engañan y bombardean con ideas nocivas.  Invitación a inscribirse a concursos casinos o clubes, solicitando información personal PRECAUCIONES: 

Los padres no deben suponer que todos los servicios de conexión a Internet protegerán y supervisarán las páginas que visiten sus hijos, sino que deberán ser los encargados de lugares que frecuentan.  Si tiene que comprar online, asegúrese de ingresar en sitios que inspiren confianza. Siempre es mejor pasar la tarjeta en tiendas que tengan el respaldo de una empresa real o estén hace años en actividad. No dé a conocer más información de la necesaria para una operación. Verifique que exista algún teléfono al cual llamar para quejas o reclamos. Jamás confíe en páginas que, a través del spam, realizan ofertas increíbles. Si recibe un spam en el correo, no lo responda. Ya sea para quejarse o pedirle que deje de llenar la casilla con correo basura, nunca responda a un spam. Como indica Erroz, "al hacerlo, se está confirmando que la cuenta está en actividad". Además, nunca envíe información personal (documentos, claves, cifras) por e-mail, a menos que se haya utilizado un programa de encriptación para los datos.  Tener cuidado si se observa que el adolescente utiliza Internet y descuida otras actividades, especialmente, sociales y deportivas.  "Pídales a los chicos que no den información de la familia en el chat. En el mensajero instantáneo puede haber alguien que se hace pasar por un conocido y, entre un chiste y otro, realiza averiguaciones sobre el movimiento de la casa. Para estar tranquilo, instale un programa de control parental.  No dar el número de ninguna tarjeta de crédito o cualquier contraseña que se pueda usar para comprar cosas o para tener acceso a servicios o páginas inapropiadas.  Recordar que no todo lo que ve o lee en Internet es verdadero.  Usar las modalidades de control que da el servicio de conexión a los padres, y obtener una de los programas comercialmente disponibles que permiten a los padres limites el acceso a los ³chats´, los grupos de noticias y otras páginas no apropiadas.  Dejar en claro que siga las mismas reglas cuando acceda a Internet en otros lugares como la escuela, biblioteca o casa de sus amigos.  Su uso ´pone en juego algunas habilidades cognitivas, por ejemplo: 

Un joven entrenado en el uso de Internet, podrá estar atendiendo varias cosas, simultáneamente, aunque al adulto no entrenado, le cueste aceptar o creerlo.  De todos modos, no debe excederse su uso, sino puede representar una amenaza a la salud.

ALGUNOS CONSEJOS PARA PROTEGER SU HOGAR A LOS MENORES:

Dedique tiempo, cuantativamente bueno, para estar con sus hijos e hijas y conversar sobre los programas que ofrece la computación.

Mantenga el computador en un área pública de la casa, y no en el dormitorio de los niños o niñas. Tómese tiempo para instruirte sobre las condiciones, cualidades y alcances del computador que utiliza sus hijos y sobre lo que Internet lo ofrece. Si su hija o hijo recibe una revista de computación, revísela con ellos y discuta sobre cuales serian los programas adecuados e inadecuados y por qué. Si usted encuentra su a su hijo o hija con material cuestionable, no le regañes, Aproveche la oportunidad para hablar, discutir y enseñar.

Chequees cuanto tiempo dedica su hijo o hija al uso del internet. Si su computador posee un servicio de programas de mayores, sería mejor que lo cancelaras o protégelo con claves. No permitas que sus hijos tengan acceso a los programas "chat " en las cuales ciertas personas anónimas conducen, de manera simultánea , discusiones aparentemente inofensivos. Jamás permitas que su hija o hijo den información por medio del internet; su nombre real, dirección de su casa o su número telefónico. Enséñele a que comente con el papá o con la mamá, si encuentra raros o desnudos en el internet. De importancia y valor cuando su hija o hijo comente estas cosas .Permítales explicar sus opiniones.