You are on page 1of 2

ARGENTINA: Comentarios

importantes con referencia a la Ley 17132, del ejercicio de la medicina y la HISTORIA CLINICA:
En este país hay algo llamativo respecto a la legislación, y es que existen leyes provinciales; es decir leyes que solo aplican para determinada provincia o territorio teniendo en cuenta su contexto. Esto genera diferencias en cuanto al manejo legal de la historia clínica, pues hay disposiciones que varían de provincia a provincia. La ley de gobierno 153 de la provincia de Buenos Aires en el inciso D del artículo 4 del capitulo 2 dice que el paciente tiene derecho a “el acceso a su historia clínica y a recibir información completa y comprensible sobre su proceso de salud y a la recepción de la información por escrito al ser dado de alta o a su egreso”. El código de ética para el equipo de salud elaborado en el año 2001, el cual consta de la definición de historia clínica, su utilidad y relevancia, así mismo algunas pautas de su redacción y elaboración. Responsabiliza al médico y el personal de salud como custodios de ella y da una aproximación desde el punto de vista ético de las consecuencias de un mal uso. Algunos artículos a destacar del este código son: el 171 que dice “La historia clínica debe ser legible, no debe tener tachaduras, no se debe escribir sobre lo ya escrito, no debe ser borrada, no se deben dejar espacios en blanco y ante una equivocación debe corregirse ERROR y aclarar lo que sea necesario. No se debe añadir nada entre renglones.” En el artículo 177 dice “debe costar en la historia clínica el libre consentimiento informado por el paciente, la familia o el responsable legal.” El artículo 178 dice “la historia clínica completa y escrita en forma comprensible, es una de las mayores responsabilidades del equipo de salud y su redacción defectuosa es un elemento agravante en los juicios de responsabilidad legal.” El artículo 181 dice “… la desaparición de la historia clínica o su falta de conservación entorpecerá la acción de la justicia. Así mismo negara la oportunidad de defensa en juicio.” El artículo 185 dice “en caso de computarización de la historia clínica deberán implementarse sistemas de seguridad suficientes para asegurar la inalterabilidad de los datos y evitar el accionar de violadores de información reservada”. Es de notar en este caso que en un código de ética sea en donde se describe el manejo de la historia clínica y de modo similar a una ley. Así mismo junto con Uruguay son países en donde se tiene en cuenta desde el punto de vista legal la historia clínica electrónica o computadorizada. En Argentina, sin embargo respecto a esto ultimo no hay una normativa clara. Existe la Dirección Nacional de Protección de Datos Personales (DNPDP) como autoridad de aplicación de la ley 25.326, de Hábeas Data que trata sobre este tema. Vale la pena aclarar que esta ley no es del todo segura en cuanto a protección de datos se refiere. Existe un artículo argentino (MOLINA, Eduardo. Los datos de salud en la ley 25.326 de Protección de Datos Personales); en donde se deja claro como en el caso de la historia clínica no es posible asegurar que sus datos siempre se van a utilizar con un fin determinado y por demás legal. Así mismo podían ser usados sin autorización expresa del titular. Sin embargo esta ley protege los datos de la historia clínica dándoles un carácter legalmente diferente: “en la ley 25.326 se establece el carácter “sensible”, es decir merecedor de un tratamiento particular o especial, de los datos de salud de las personas. En esta dirección hemos propuesto que debía establecerse que los datos personales referidos a enfermedades deben ser registrados con severas restricciones de acceso por parte de terceros”. Lo anterior resulta muy útil en el caso de enfermedades con gran fuerza discriminatoria como el SIDA, cuya información debe ser celosamente resguardada de personas no allegadas al enfermo. Pero en esta ley no se contempla esta posibilidad, y parece ser que en ningún país de Latinoamérica exista una ley que lo haga. De este modo cualquiera puede obtener e incluso usar información “sensible” para cualquier propósito y no ser sancionado o inculpado por esta acción. La ley General de Sanidad (25 de abril de 1986), que se ocupa de diversos aspectos de ellas. Así, en el artículo 10 se establece que todo paciente tiene derecho a " que quede constancia por escrito de su proceso patológico", lo que equivale a proclamar la obligatoriedad de la elaboración de la historia clínica de todo paciente que acuda en demanda de asistencia, sin ninguna excepción. Llama la atención que en la Argentina no es obligatorio el sello personal en la historia clínica, pero si lo es la firma y la matricula profesional. Existe la ley 17.132 la cual regula el actuar profesional del médico. Dá obligaciones indeclinables, tales como: requerir conformidad por escrito en caso de operaciones mutilantes; que la asistencia al enfermo sea proseguida hasta que sea posible delegarla a

Es decir. En este país la conservación de la historia clínica es de por 15 años según legislación vigente. al que debe controlar si no cumple sus órdenes correctamente. .19 ley 17. Es de aclarar que es el médico el único autorizado a escribir en la historia clínica. entre mas sepa el médico tratante. mayor será la obligación que resulte de las consecuencias posibles de los hechos.”. Sin embargo se conservan como máximo por 10 años por que es el tiempo máximo para iniciar un litigio sobre mala praxis médica en caso de ocurrir.otro profesional. que al prescribir alcaloides debe ajustarse a lo establecido por las disposiciones legales dictadas al respecto (art. es mayor su responsabilidad y su sanción será mayor en un momento dado. que no puede realizar intervenciones quirúrgicas que modifiquen el sexo del enfermo sin autorización judicial. El código civil argentino en su artículo 902 habla de la responsabilidad legal del médico y sobre la prudencia. También dice que el médico responde económicamente -con su patrimonio. que debe promover la internación de personas que por su estado psíquico signifiquen peligro para sí o para terceros.132). dice “Cuanto mayor sea el deber de obrar con prudencia y pleno conocimiento de las cosas.por los actos de sus subordinados o personal auxiliar.