¡Sí puedes!

11. El valor nutricional de la comida

Sergi Amor, coach CoachingBarcelona.cat
“Ama a Tu Cuerpo y Adelgaza Para Siempre”

Queda prohibida la distribución o venta total o parcial del contenido de este curso sin permiso del autor. Gracias por Tu Respeto. CoachingBarcelona.cat

7 causas

para Adelgazar Para Siempre y con Placer:

99% dietas

7. Valor calórico de la comida 6. Valor nutricional de la comida 5. Adaptación al metabolismo 4. Toxicidad del cuerpo 3. Condición de la espalda 2. Auto-imagen

dietas

20% de la solución 30% de la solución

1. Factor K

50% de la solución

La Fórmula Mágica:
Metabolismo Sano x Comida Natural x Buenos Hábitos = Adelgazar Permanente (“Meta”)

Un motor potente x Gasolina de calidad x Buena Conducción = Meta

Una "caloría" es la cantidad de energía
que un "calorímetro" necesita para reducir a cenizas un alimento.

Se supone que esa energía es la misma que necesitan las enzimas de nuestro cuerpo para digerir el alimento. Pero no es igual para nuestro cuerpo una caloría procedente de comida procesada que una sin procesar.

El pan ya no es pan como antaño: hoy la harina se ha refinado (desprovista de sus nutrientes como la vitamina E y B6, magnesio, fibra, zinc...), la sal se ha refinado (desprovista de sus más de 80 minerales y sólo queda el cloruro sodio), se le añade preservativos artificiales...

La de comida procesada requiere de un
sobresfuerzo para digerirse, y ocurre que:  Nos quedamos con menos energía y necesitamos comer más cantidad (picar entre horas, snacks...)  Nos faltan nutrientes (zumo pasteurizado de naranja versus dos naranjas recién exprimidas de huerto sin pesticidas) con lo que necesitamos compensar (antojos con chocolate, pollo, o lo que sea necesario)  Dejamos al hígado saturado de toxinas con lo cual nuestro metabolismo se enlentece (pues está ocupado luchando contra sustancias tóxicas) y consecuentemente engordamos y enfermamos.  Nos crea adicciones (debido a las sustancias artificiales)

El valor nutricional de la comida procesada
es muy bajo. Y según Wallach (1993), incluso los cereales y vegetales que crecen en tierras sobre-explotadas (agricultura no ecológica) carecen de algunos minerales.

Ello hace que la comida procesada y de agricultura no-ecológica acaba resultándonos más cara que la de origen orgánico y ecológico.

*** INSTRUCCIONES ***

No te dejes engañar por el marketing de la
industria "alimentaria" ni por las adicciones de tu paladar. Antes de comprar la comida, o antes de ponértela en la boca pregúntate:

¿Para qué comer?

 ¿Para no perder el hábito de comer a la hora que "toca"?  ¿Para dar un placer a mi paladar?  ¿Para no defraudar al anfitrión?

¿Para qué comes?

La calidad de la respuesta determina la
calidad de la comida que selecciones. Según la nutricionista Montse Bradford "comemos para tener una buena calidad de nuestra sangre" (pH ligeramente alcalino).

Mi recomendación es que como mínimo el 80% de lo que te pongas en la boca haya crecido bajo el Sol en la época y región donde te encuentras (ej. comer en invierno en España manzanas importadas de Chile puede provocarte gases y dolor de estómago - puede intoxicar tu cuerpo). El otro 20% (como máximo) pues ya sabes: comida que no es de la temporada, no se encuentra en tu región o es comida que tiene algo en la etiqueta que no entiendes (comida procesada).

Come todo lo que puedas de aquello
que todavía conserva su aroma y sabor natural y fresco PORQUE TODAVÍA CONSERVA SU ENERGÍA.

Los animales hacen caso a su instinto y no comen chuches, ni tampoco comida que no es de la estación o región donde viven.

Y TU: ¿Para qué comes lo que comes?

Saludos,

Sergi Amor CoachingBarcelona.cat "Ama a tu Cuerpo y Adelgaza para Siempre".

PS. El siguiente y último email trata de hacer una recapitulación de todo lo aprendido. Lo recibirás en 3 días. Mientras tanto trata de comer sano y practicar el Factor K!

Anexo1: Carbohidratos vacíos vs nutritivos

Están de moda ciertas dietas "bajas en
carbohidratos" (low carbs), como la Dieta Dukan, la South Beach (la "de los puntos") o la de Atkins.

Gracias a estas dietas tan conocidas se ha extendido la creencia que los carbohidratos son malos. Pero no es correcto del todo. Los carbohidratos "vacíos" o "pobres energéticamente" como la pasta, pizza, galletas, dulces, pastelería (pan blanco, bollería, croissants...) o todo lo que sea carbohidrato REFINADO (procesado) como la pasta (integral o no integral), no nutren igual que otro tipo de carbohidratos que luego veremos.

Los carbohidratos vacíos es de lo más consumido por la población y suben nuestro nivel de insulina de forma muy rápida y se almacena en grasa.

En cambio, hay los carbohidratos
complejos o nutritivos, que son los cereales integrales en grano (arroz, quinoa, mijo, espelta, etc) y las frutas y vegetales (todo NO PROCESADO), y estos aportan un tipo de energía más estable al cuerpo, son más nutritivos y no engordan.

Si las dietas "bajas en carbohidratos" siguen estando muy de moda, es porque las personas reducen los carbohidratos PROCESADOS y bajan de peso de forma rápida.

Lo que no tienen en cuenta estas dietas es que la reducción de peso se produce mayoritariamente en forma de agua y masa muscular, no de grasa.

ATENCIÓN: Los carbohidratos de buena calidad (nutritivos) son necesarios (en la proporción adecuada a tu metabolismo) para que bajes de peso de forma segura y sostenida.

Anexo 2: El YIN/YANG de la comida

Hemos visto la importancia de comer
"comida de verdad" (no pseudo-comida procesada) pues energéticamente para nuestro cuerpo no es lo mismo nutrirse de alimentos cargados de luz solar y minerales de la Tierra que nutrirse a base de materia que ha sido fabricada (parcialmente) en un laboratorio (con ayuda de sustancias químicas sospechosas).

Todo alimento tiene algo de energía centrífuga (yin) y algo de energía centrípeta (yang). La energía yin es más expansiva, rápida y con efecto de dispersión y a enfriar el cuerpo. La energía yang es más contractiva, lenta y con efecto denso y a calentar el cuerpo.

Todos tenemos una constitución, o bien
con tendencia yin (don quijote o metabolismo rápido) o bien con tendencia yang (sancho panza o metabolismo lento).

Una persona yin es más idealista, artista y tiene huesos largos y delgados. Una persona yang tiende a ser más práctica y competitiva y con huesos más robustos y pesados.

Las personas mayoritariamente yang son las que normalmente necesitan adelgazar y, la mejor forma de hacerlo es comiendo alimentos con efectos equilibrados y dejar de comer alimentos en los extremos yin o extremos yang.

Porque ya sabes que en la teoría del yinyang, un extremo sigue al otro (como un pez que se muerde la cola)...por eso es mejor evitar los extremos.

*** INSTRUCCIONES ***

Mira primero donde acumulas más peso:
 en la parte inferior del cuerpo (debido al efecto contractivo yang de un exceso de grasas saturadas y productos salados) dando así un "peso denso" (forma de pera).  en la parte superior del cuerpo (debido al efecto expansivo yin de un exceso de azúcares, zumos, alcoholes, tés y cafés) dando así un "peso fofo" (forma de manzana).

Ahora ya sabes qué es lo que debes evitar primero.

Pero hay más: debes dejar también de consumir alimentos con el efecto extremo opuesto (por que los extremos se atraen, ¿recuerdas?)

Principal comida extrema yang a evitar:

O como mucho puedes comer 1 vez por
semana - pues el principio de "moderación" es más importante que los "fanatismos" extremos:

 Sal cruda encima de las comidas, y productos muy salados (recuerda que sólo la sal NO refinada es nutritiva, pero hay que utilizarla cuando cocines, no cruda)  Grasas saturadas (carnes, embutidos, huevos, lácteos)

Principal comida extrema yin a evitar (o moderar):
 Azúcares de todo tipo (azúcar blanco, sacarina, moreno, de caña, miel, sirope de arce, pastelerías, galletas, bebidas azucaradas...)  Alimentos fríos como ensaladas y frutas tropicales

Comer un exceso de alimentos crudos (siempre ensaladitas y frutas) con el pavo a la plancha (u otras grasas saturadas) es una mala combinación energética para adelgazar permanentemente pues la energía yin de los crudos congela la grasa acumulada en el cuerpo, impidiendo ser transformada en calor.

Come diariamente de alimentos cuya energía está equilibrada
(no es ni extremo yin ni extremo yang):
 Frutas frescas o secas locales y de la estación  Semillas y frutos secos  Verduras de hoja verde o Lechuga, escarola, acelga, berro, apio, grelos, etc.  Verduras redondas o Cebolla, coliflor, brócoli, calabaza, pepino, etc.  Verduras de raíz o Zanahoria, nabo, rabanitos, radicha, bardana, etc.  Proteínas vegetales (legumbres, frutos secos, seitán, tofu)  Cereales integrales en grano (cebada, quínoa, mijo, arroz,...)  Para endulzar utiliza la melaza de cebada o la miel de arroz (evita las sacarinas artificiales, y azúcares refinados e integrales)

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful