El Dasein y su estar-en-el-mundo como aperturidad originaria

Patricia Herrera Mitelman

I. Introducción Para abordar correctamente el problema de la constitución del Dasein, es necesario, así como hace notar repetidas veces Heidegger en Ser y Tiempo, llevar a cabo una analítica ontológica del mismo. En la obra del autor, se hace una introducción al problema de la estructura ontológica del Dasein en el capítulo segundo, ampliándose la explicación en los capítulos tercero –sobre la mundaneidad-, cuarto –el estar del ente- y quinto –el estar-en como tal-. En Ser y Tiempo se plantea que el esencial del Dasein es su propia existencia, pero su modo de existir es radicalmente distinto al de las cosas. El Dasein es en el mundo no como estando dentro de un mundo, sino siendo en él y en una situación de familiaridad con lo que lo circunda. Se dice que el Dasein habita en el mundo y que es el único ente que puede hacerlo, ya que, antes de tener el mundo, se tiene a sí mismo. En palabras más sencillas, la autoposesión es el fundamento de toda relación con el mundo. No obstante lo anterior, no debe entenderse la relación del Dasein con el mundo como dos entes totalmente ajenos que se encuentran, sino como un vínculo intrínseco en el que el mundo es como el resultado de la aperturidad originaria del Dasein al ser en general. Diversas interpretaciones se han hecho acerca de estas ideas heideggerianas; a continuación se verán tres: la de Gianni Vattimo, la de Hubert Dreyfus y la de Jorge Eduardo Rivera. II. §12 Bosquejo del estar-en-el-mundo a partir del estar-en como tal1 El estar-en-el-mundo es la constitución existencial del Dasein que está a la base de todas las notas características que se puedan decir de él. Es por esta razón que Heidegger considera pertinente analizar e interpretar primero esta estructura para adentrarse en el problema del Dasein. Como primer punto, estar-en-el-mundo indica que tal estructura es un fenómeno unitario, es decir, no es un conjunto de elementos todos distintos que agrupados
1

Cfr. HEIDEGGER, Martin, Ser y tiempo, (trad. Jorge E. Rivera, Edición electrónica de www.philosophia.cl / Escuela de Filosofía Universidad ARCIS).

1

El mundo siempre está presente ante el Dasein. por ejemplo. el Dasein es esencialmente relación con el ser: apertura al ser. 2 . referida al Dasein. El filósofo explica que esta estructura. Vale decir que Heidegger sostiene muy claramente que. Es necesaria la aclaración que el Dasein no está en el mundo al modo de un ente (el Dasein) que está junto a otro ente (el mundo). porque. debe concebirse como existencial: estar-en es el constitutivo del Dasein. Por eso no puede pensarse que el Dasein. puesto que esto le pertenece ontológicamente. el agua está en (dentro) el vaso.conforman el todo. el estar en el mundo es lo más radical en él. porque el Dasein siempre está abierto al ser. más bien es una integridad en la que se pueden identificar momentos estructurales constitutivos. Este último es el más relevante en cuanto a la temática de la aperturidad originaria. ya a su mismo ser. Estos tres momentos son identificados por el filósofo alemán como: en-el-mundo. 2 Contraponer el sujeto y el objeto como polos independientes entre sí en el acto de conocer. y el último versa sobre la estructura constitutiva del estar-en del Dasein. La oposición sujeto-objeto es superflua y engañosa. habiendo entendido lo anterior. lo ente mundano es en el Dasein. y estar-en. ya sea en general. Del primero se desprendería la necesidad de investigar sobre la estructura ontológica del mundo. Respecto de la estructura estar-en. ente. El Dasein es un situarse en el mundo. en algunos momentos. el Dasein está abierto al ser en general. nada más lejos de esto. Tal explicitación de la constitución del Dasein permitiría resolver el problema que se origina en una teoría del conocimiento de corte moderno 2: como el Dasein ya es una apertura al ser. como ya se dijo. no puede afirmarse que el estar-en sea una propiedad ocasional del Dasein. en que unos pueden estar físicamente dentro de otros. sin por eso concebirla como fragmentada. sea un ente desprovisto del estar-en. él es propiamente un estar-en “el mundo” originariamente. el “objeto” de conocimiento siempre está presente ante él. De aquí se desprende la concepción del estar-en como aperturidad originaria: porque es esencialmente un estar-en-el-mundo. de manera que no existe la necesidad de explicar el conocimiento como una “salida” de la esfera de la subjetividad hacia un objeto externo a él. Heidegger refuerza la idea de diferenciar correctamente el sentido óntico del ontológico: el primero es el que se entiende como una categoría de los entes. el segundo apunta al a quién se muestra en el modo cotidiano del Dasein.

El Dasein. 15. Interpretación de Gianni Vattimo En la interpretación de Vattimo. 3 . es un ocuparse de las cosas ontológico: el Dasein estructuralmente está vertido al mundo ocupándose de él3. 4 Asimismo la Fürsorge.Por otro lado. abierto y accesible que posibilita la comprensión. la efectividad del Dasein –como un ser-ahí siempre mío (de alguien)-. el filósofo. Esta precomprensión es la nota que nos interesa: tal carácter existencial del Dasein es el horizonte preliminar. en cierto modo. que es la comprensión del ser. Respecto de la pregunta por el ser. nuevamente. 1993). como una investigación que pretende “atrapar” algo que de suyo no es “atrapable”. La apertura originaria es una comprensión práctica o vital del ser que lo circunda5. en el sentido óntico. que es constitutivamente temporal. abre el horizonte del ser en general. 6 VATTIMO. Es la apertura ante el sinfín de posibilidades que tiene el Dasein 3 Cuando el Dasein está vuelto o se le hace presente otro Dasein (mitDasein). El Dasein está en medio de las cosas. Dice Vattimo. p. La comprensión del Dasein es originariamente práctica. este “ocuparse” es una “solicitud” (Fürsorge). una reflexión desde la relación del ser con el tiempo: de éste ser. Sugiere. y nos damos cuenta de ello a partir de su pregunta..A. impide concebirlo al modo idealista. III. Introducción a Heidegger (Editorial Gedisa S. la cual se fundamentaría en una “precomprensión”. más bien. y no teorética. Vattimo destaca la problemática de la metafísica de la presencia. Además de observar que el Dasein es un ente que trae consigo el problema de la temporalidad. como “ese sujeto puro que está supuesto en toda posición de tipo trascendental”6.. Barcelona. que significa cuidado. Este ocuparse no debe entenderse. también sostiene Heidegger. hay una familiaridad práctica con lo mundano. 5 Por esta razón es que todo ente “a la mano” se presenta al Dasein originariamente como “útil”. Otro concepto que introduce Heidegger es el de Besorge. comentando a Heidegger. pero a la vez no es al modo de las cosas. que significa ocuparse. hace notar también que es el único ente capaz de preguntarse por el sentido del ser. hay mundo porque el Dasein es estructuralmente estar-en: tal fundamento es la condición de posibilidad de todo “encontrarse” del mundo circundante al Dasein. G. La Besorge4 tiene en su raíz el concepto de Sorge. Con esto. que el problema del ser surge desde la cotidianidad. 2ª edición. tiene además una comprensión del mundo. es decir. quiere explicar que en el fundamento del estar-en-el-mundo del Dasein. bajo ningún caso la coarta.

no de las cosas) que constituye el hilo conductor de la investigación analítica. es errónea. 25. aunque no de modo estático. ve el problema de tener que afirmar que la naturaleza de poder ser del Dasein equivale a decir que no tiene una naturaleza. Para nuestro intérprete.. porque su esencia es “poder ser”. Pero. ya que nunca el sujeto “va” hacia el objeto. cita de Ser y tiempo (Essere et tempo. pero lo que hace que tenga un carácter de apertura es su modo de “poder ser”. 107). El Dasein no es al modo de las cosas reales –no es Vorhandenheit-.para elegirse. Sin embargo. es siempre un exteriorizarse hacia el mundo de las cosas que presentan las posibilidades. la aperturidad originaria se traduce en este “poder ser” que. el Dasein es un ser que es-en-el-mundo. su ser se caracteriza “por hallarse frente a un complejo de posibilidades”7. De hecho. porque el Dasein ya está abierto a él: “El Dasein no es algo cerrado de lo que se 7 8 Id. p. 4 . el Dasein “está referido a su ser como a su posibilidad más propia”8. 25. Id. agrega Vattimo. La existencia debe entenderse como el volcamiento del ser hacia afuera: exsistencia. Es un sobrepasar la realidad en dirección a la posibilidad. sino que es radicalmente su posibilidad de ser él mismo. nunca una mera presencia. al reconocer que el Dasein es un entre-las-cosas (“término medio”). pero siempre situado desde un aquí. sino como el ser que está vuelto sobre sí mismo eligiéndose continuamente. En el fondo. siempre dinámico. hasta la comprensión originaria (precomprensión) es un “proyecto”. Añade que una teoría del conocimiento que conciba la relación sujeto-objeto como polarizada. Volviendo al punto de la comprensión. como ente que se relaciona con lo circundante: las cosas u otros Dasein. Es un ser que está-ahí. p. El Dasein está originalmente abierto al mundo como “término medio”. sino que el Dasein desde el origen está abierto al mundo: desde el inicio el objeto se hace presente al Dasein. es el sentido mismo de su existencia. de modo que su ser es el de la posibilidad y no el de la realidad. Dice que la comprensión es la que mantiene al Dasein en un estado de apertura preliminar. Su modo es precisamente el de no existir como mero ente presente. en último término. traducción citada. Vattimo dirá que ésta es el existencial (característica del Dasein únicamente.. sostiene que por su posibilidad radical. p. Ciertamente es así. Vattimo dice que. este volcamiento a la posibilidad no es un diálogo consigo mismo en abstracto.

como hombre (ónticoontológicamente)..y las del Dasein –existenciales-. la actividad de existir se denomina como ser-en-el-mundo. Ser-en-el-Mundo (trad. op. sino que constituye un existencial del Dasein. G. por eso es radicalmente distinto. H. Dreyfus hace notar que en el “en” existencial. En torno al problema de cómo entender la proposición “en” de la estructura estaren. Le llama la atención a Dreyfus la estructura constitutiva del estar-en: la entiende como un modo de ser totalmente distinto al de otros seres (es únicamente del Dasein). pero que siempre está (es constitutivo): el estar-en como característica existencial del Dasein. DREYFUS. es que el Dasein no está necesariamente encarnado”10. versión online). sin embargo. cit. Interpretación de Hubert Dreyfus Para Dreyfus. p.. Santiago. el Dasein es ya siempre y constitutivamente relación con el mundo. 2ª edición. 2002. 10 5 . 35. la inexactitud del lenguaje y el encubrimiento de la filosofía han dando paso a los errores respecto a este tema. Observa el énfasis de Heidegger en hacer notar que no es un ser en al modo óntico. Editorial Cuatro Vientos. El autor dice que los significados primitivos (autointerpretación originaria del Dasein). destaca la elección del término Dasein en vez de haber usado el concepto de “hombre”. es decir. pero dice además que pareciera que Heidegger. 42. concepto que Dreyfus prefiere interpretar como simplemente “presencia”. podría estar sugiriendo que la corporeidad no es algo estructural en el Dasein: “La conclusión general a la que llegamos a partir de la generalización de que el modo de ser del Dasein es una actividad esencialmente auto-interpretativa. Por otro lado. que están menos escondidos. son más esclarecedores que los teoréticos tardíos: la deformación del sentido común. Dreyfus rescata la tarea de la fenomenología de llamar la atención sobre lo oculto (ontológico). no desconoce que esta precisión debe ir acompañada de la aclaración que el Dasein neutro no existe. lo que significaría presencia-a-la-mano. Los objetos considerados teóricamente se definen como Vorhandenheit.”9 IV. Hace la diferencia también entre las características del ente –categorías. “el Dasein toma una posición con 9 VATTIMO.deba salir para ir al mundo. de modo que se tenga presente como lo “no descubierto”. sólo existe en su concreción factual. Francisco Huneeus y Héctor Orrego.. esto porque “Dasein” denota neutralidad. necesaria para explicitar que este ser no es indiferente frente a su propio ser. con esto. p.

ya que con el “estar” remarcaría más el carácter actual de eso que está. el “habitar” el mundo. existencia. 13 Id. Comentario a Ser y Tiempo de Martin Heidegger (Volumen II. Existen ciertas características del Dasein que pueden iluminar la investigación analítica: por ejemplo el entenderlo como un ser que “está vuelto sobre sí mismo en una comprensión que no es todavía ningún conocimiento explícito”12. y lo mismo en sentido inverso. Rivera sostiene que “sólo un ente que es suyo. impropiamente es hacerse uno con la masa. p. p. de modo que nunca “está libre” de este relacionarse con él. 37. pasando a formar parte de nosotros: es por eso. lo cual se constituye como condición de posibilidad de los modos de vivir propia o impropiamente. El ser del Dasein es siempre actual. sería privativo del Dasein. Primera Sección. existe esta relación. ya que la esencia se identifica con la existencia. es propiamente el modo más básico de ser-enel-mundo y el sentido que encierra mejor lo referido a esta disposición estructural del Dasein. Vivir propiamente es vivir desde lo más íntimo del propio ser. porque el Dasein es ser-enel-mundo. hacerse cargo de la propia existencia. este estar-en-el-mundo significa la apertura del Dasein instalado en medio de las cosas del mundo. Aunque. dice Dreyfus. 2010). para vivir desde la propiedad. es un habitar en el mundo. y además constitutivo. se debe haber aprehendido de algún modo la impropiedad. que pertenece a sí mismo. Interpretación de Jorge Eduardo Rivera El filósofo chileno aborda el problema de la constitución fundamental del Dasein poniendo especial énfasis en el verbo estar. Heidegger llama a esta comprensión sobre sí. por otro lado. pero no según la categoría espacial de los entes del “estar dentro de”. Ahora bien. V... RIVERA. Dice que cuando se habita algo. 44. 6 . E. que Heidegger no puede concebir el conocimiento en término de sujeto-objeto como contrapuestos. puede dejarse llevar por el sujeto impersonal de la existencia cotidiana”13. Ediciones UC. Santiago. 11 12 Id. Dice que estar-en-el-mundo capta de mejor manera la situación del Dasein que la traducción literal de ser-en-el-mundo. Otra nota distintiva es que el Dasein es este-sercada-vez-mío. éste deja de ser un objeto para nosotros. J.respecto a sí mismo ocupándose de las cosas”11: el involucrarse de ese modo con las cosas del mundo. Por último.

Id. en el que está familiarizado con las cosas. 7 . 40. dentro del cual se dan tres momentos constitutivos: el “en-el-mundo”. El estaren-el-mundo del Dasein es un volcamiento en el mundo que es esencialmente una ocupación. es un estar-en-el-mundo como estructura ontológica fundamental. este estar-en no debe entenderse en un sentido espacial al modo como están las cosas: por ejemplo el agua está en el vaso o el chaleco está en el cajón. el Dasein debe ser interpretado desde sí mismo y no desde el mundo. La apertura esencial del Dasein es el horizonte en el que comparecen las cosas del mundo. no es que el Dasein exista primero y luego se ocupe de las cosas. El Dasein habita el mundo “teniéndolo”. porque se tiene primero a sí mismo. Sin embargo. de este modo el mundo es parte del Dasein. del que surge la necesidad de definir la idea de mundanidad. Este modo de ser es el del estar-ahí-delante (Vorhandenheit). y como existe fuera de sí. El ser del Dasein consiste en la abertura a ese campo visual”15. el quien de la cotidianidad del Dasein. de las cosas con las que está familiarizado”14. A pesar de requerir de una analítica de la estructura del Dasein. el tenerse a sí mismo es tenerse entre las cosas del mundo. Otro modo de tratar la apertura originaria del Dasein es a través de la Besorge. Primero que todo. para un correcto análisis. Tal estructura es un fenómeno unitario. es un habitar familiarizado en el cual se da un “conocimiento no teórico. “El ser mismo del Dasein es un estar fuera de sí en el horizonte del mundo. p.. Este radical cuidado no es una propiedad que le venga. Rivera lo homologa a una especie de conocimiento connatural de las cosas. el Dasein está constitutivamente vertido al mundo. Se define como la ocupación del cuidado existencial en el trato con las cosas. Heidegger dice que esta unidad está siempre conocida ya de alguna manera: Rivera lo llama 14 15 Id. Se debe entender a la manera existencial. sino vital.Ambos rasgos se comprenden a priori sobre la base constitutiva del estar-en-elmundo del Dasein. y por último el estar-en en cuanto tal. el ente que existe en la forma de estar-en-el-mundo. Sin embargo debe recalcarse la diferencia de entender el estar-en-el-mundo como la abertura al horizonte del mundo o como un estar en medio de las cosas del mundo. El último momento es el importante para definir el problema de la aperturidad del Dasein. sino que es este ocuparse mismo.

Conclusión Las interpretaciones de los autores citados sobre las ideas heideggerianas respecto de la estructura del Dasein convergen más de lo que difieren. Y una innovación de este autor sería su interpretación respecto de la concepción que tendría Heidegger sobre la corporeidad del Dasein: que no podría pertenecerle la dimensión física como algo de su estructura. sino que desde su ser el Dasein está vuelto. que en último término es un cuidado (Sorge). destaca la observación sobre la capacidad. Dreyfus. de preguntarse por el sentido del ser. única del Dasein. VI. Además. analizar al Dasein desde su temporalidad. a diferencia de los otros dos autores. Y tomando esta última consideración. y conocimiento práctico o vital como la denomina Rivera). tal pregunta podría hacérsela por su constitutiva comprensión del ser (precomprensión como la llama Vattimo. Dice que le queda mejor el verbo “estar” que el “ser”. que permite explicar su radical apertura. No se debe entender al modo de un sujeto puro y abstracto de toda realidad histórica. siguiendo al filósofo alemán. Particularmente. es por eso que este autor propone. Vattimo llama la atención sobre la imposibilidad que muestra Heidegger de querer atrapar lo que de suyo no es atrapable. que necesariamente exigiría reconocer que no hay un “salir” de la esfera de la subjetividad para ir “hacia” el objeto y conocerlo.conocimiento vital o práctico. Por ejemplo. porque aquel remarcaría el carácter actual de lo que está: la esencia se identifica con la existencia. puesto que la vuelta al mundo originaria es una idea central en la obra de Heidegger. Relaciona también la Besorge como otro modo de entender la aperturidad: el Dasein es esencialmente un ocuparse de lo que lo circunda. Rivera. por su parte. Otro punto en común es la idea de volcamiento hacia afuera como estructural al Dasein. existe una nueva coincidencia respecto de la teoría del conocimiento. 8 . abierto al ser de lo ente. sino más bien reconocer que no puede existir sino dándose de hecho en el mundo concreto. el filósofo alemán entiende como “conocimiento” sólo el teorético. los tres coinciden en la importancia de concebir al Dasein con su inherente factualidad y concritud. esto es de suma relevancia. hace especial hincapié en la diferencia radical del estar en (óntico) y del estar-en (ontológico). hace una observación sobre la interpretación de la expresión alemana del estar-en-el-mundo.

puede dejarse llevar por el sujeto impersonal de la existencia cotidiana”. Rivera continúa con otro punto interesante. Además propone concebir la existencia como un estar vuelto sobre sí. Vattimo dice que es la precomprensión el horizonte de aperturidad que posibilita toda otra comprensión: éste abre. porque es siempre un poder ser. no es una propiedad. al mundo de posibilidades para que el Dasein pueda autorrealizarse. en el sentido de que puede hacerse cargo de su propia existencia (vivir propiamente) o desentenderse de este ocuparse de su propio ser (vivir impropiamente). Otro punto innovador es que ha hecho notar que la condición de tenencia del mundo es la tenencia de su propio ser primero. está abierto a la posibilidad de su ser. hacia el conjunto de posibilidades. Rivera dice que el estar-en-el-mundo es la apertura del Dasein: el estar-en es el que define la aperturidad originaria. VII.Ahora bien. El Dasein es un ser de posibilidad. el estar-en es como un “habitar”. siendo siempre el cadavez-mío (el Dasein. Según Dreyfus. para existir. Referencias bibliográficas Primaria 9 . y la existencia del Dasein se entiende como un volcamiento hacia afuera. nunca mera presencia. Por último. El Dasein está constitutivamente involucrado con las cosas. observa que en la teoría heideggeriana la apertura originaria es el horizonte en el que “aparece” el mundo: el mundo forma parte del Dasein. un comprender-se. está originariamente volcado al ser en general y a la posibilidad de su propio ser: es una apertura estructural que se constituye como condición de posibilidad de la aparecibilidad de un mundo circundante y de que tal ente sea ontológico y no sólo óntico. que pertenece a sí mismo. Lo que hace que tenga un carácter de apertura es su poder ser. Por otro lado. es parte de su estructura. en el que el objeto forma parte del sujeto. debe ser este o aquel). el Dasein. Cada uno de los autores destaca ciertas aristas de la teoría de Heidegger en torno al problema de la estructura ontológica del Dasein. pero los tres coinciden en la relación entre la estructura fundamental del estar-en del Dasein con su aperturidad originaria: el Dasein es esencialmente un estar-en-el mundo. no limita. recalcando que “sólo un ente que es suyo. Es un estar ahí dinámico.

2010. Edición electrónica de www.A. Martin. Volumen II. Rivera. traducción de Francisco Huneeus y Héctor Orrego... Santiago. Editorial Cuatro Vientos. Santiago. Barcelona. Introducción a Heidegger. Comentario a Ser y Tiempo de Martin Heidegger. pp. 2ª edición. 2ª edición. Ser-en-el-Mundo. H. G. 183. 275. Editorial Gedisa S. Secundaria DREYFUS. pp. traducción de Jorge E.HEIDEGGER. Ediciones UC. Ser y tiempo.cl / Escuela de Filosofía Universidad ARCIS. pp. VATTIMO. J. RIVERA. 256. 2002. pp.. Primera Sección. E. versión online.. 10 .- . 448.philosophia. 1993.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful