• •

TODAS LAS DANZAS EN UNA
No hace mucho tiempo que llegó a nuestro país, pero el número de practicantes de este nuevo estilo de danza aumenta cada día que pasa. Coreografías e improvisaciones, vestuarios detallistas, tatuajes de impacto, músicas inesperadas... Un universo muy particular que merece la pena conocer.

otoño. La presencia de Rachel Brice en Barcelona durante este fin de semana ha superado todas las expectativas de la organización. A pesar de que su actuación y sus talleres se anunciaron en pleno verano, las plazas para descubrir su espectacular estilo de danza y sus exigentes clases se agotaron en apenas unos días. Decenas de mujeres (algunas llegadas desde Francia, Italia o las islas Canarias) disfrutaron de tres días intensos, durante los cuales de otra cosa no fueran ondulac sturas, improvisaciones y cambios de nivel. La fiebre del tribal ión se extiende como un virus, sin mostrar visos de detenerse. Casi cualquier música se puede bailar así Para las personas vinculadas al tribal fusión, Bric guían esta novedosa disciplina de baile, derivada de la dai oriental (la popular danza del vientre) y que, desde hace unos af gana posiciones entre las practicantes de la disciplina más cías sentido cómodas con los pañuelos y los solos de derbuka. ¿Pero qué es el tribal fusión? ¿Cómo surgió y por qué llama tanto la atención? Una de las principales características (y, al mismo tiempo, uno de los máximos atractivos) del tribal fusión es la libertad, abre un universo de posibilidades creativas práctica" mente infinito. Olvidando los rígidos cánones estéticos, musicales o de interpretación propios de la danza del vientre, el tribal fusión permite que cada bailarina —aunque también podemos encontrar bailarines, es un género esencialmente femenino— investigue,

encuentre y defina su espacio, adaptando a su personalidad tanto el vestuario como el estilo e incluso la música. Frente a los característicos patrones rítmicos, basados en la música árabe, que identifican la danza del vientre, los movimientos del tribal fusión se pueden adaptar a numerosos estilos musicales, siempre dentro de una cierta cadencia que permita el desarrollo de las coreografías. No es extraño que suenen canciones como 4 Ton Mantis, de Amon Tobín, o alguna de Evanescence y The Cure (en el caso de los estilos burlesque y gótico, respectivamente), junto a otras más habituales como AdirAd/rím, de Balkan Beat Box (una de las preferidas por quienes optan por el estilo gypsy balcánico), o cualquier tema de Beats Antique, con la famosa bailarina Zoé Jakes entre sus componentes. Dame una señal Aunque su verdadera explosión es a partir de 2004, tras la gira mundial protagonizada por The índigo (formado por Rachel Brice, Sharon Kiharay Michele Campbell), los orígenes del tribal fusión se encuentran en los años sesenta, concretamente en la ciudad de San Francisco, de la mano de Jámila Salimpour. Profesora de danza oriental, Salimpour añadió diversos elementos étnicos a sus coreografías, creando unos pasos que se siguen utilizando en la actualidad. La segunda figura de gran relieve en esta historia es Carolenna Nericcio, que durante los años ochenta y en la misma ciudad californiana desarrolló el lenguaje de señales, el concepto de la improvisación grupal y un vestuario que destacaba por usar grandes faldas de evocación gitana y adornos, joyería y tatuajes de gran exhuberancia. Este concepto de improvisación grupal, denominado ame/vean tribal style (o ATS), se basa en las figuras de la líder y las seguidoras. Como si se tratara de un juego infantil, el trabajo en grupo se desarrolla a través de un lenguaje de señales que marca los pasos y las combinaciones a realizar, permitiendo ofrecer en el escenario un espectáculo improvisado. Considerado el estilo clásico de esta disciplina artística, el conocimiento del lenguaje de señales resulta imprescindible para todas las bailarinas de tribal fusión. Como tal, el concepto de tribal fusión no aparece hasta los años noventa, cuando bailarinas relacionadas con Carolenna

30 Acalle 20

En la primera doble, las bailarinas Rachel Brice y Mardi Love [Fotos: Meri Santos]. A la izquierda y arriba, una practicante de tribal fusión y detalles de su vestuario [Fotos: Mar Moreno].