You are on page 1of 19

Vol.

1

GUIÓN Y DIBUJO: Kenny Ruiz DIBUJO DE ESCENARIOS: Mazi LOGOTIPO: Félix Ruiz

DOS ESPADAS

vol.

1

© 2010 KENNY RUIZ
© 2010 Ediciones Glénat España, S.L. sobre la presente edición. Todos los derechos reservados. Ninguna parte de este libro puede ser reproducida, ni incorporada a un sistema informático, ni está permitida su transmisión en cualquier forma o por cualquier medio, sea este electrónico, mecánico, por fotocopia, por grabación u otros métodos, sin el permiso previo y por escrito del editor. Las infracciones se perseguirán según la Ley.

Ediciones Glénat, S.L. C/ Sancho de Ávila 89, 4ª planta 08018 Barcelona www.edicionesglenat.es info@edicionesglenat.es Director editorial: Joan Navarro Editor: Hernán Migoya Directora de colección: Aurora García Redacción: Rosa Martí Diseño gráfico: Dani Barbero, Gus López y Luis Domínguez Editor jefe: Félix Sabaté Depósito legal: B--010 Impreso por Gráficas Campás, S.A. ISBN: 978-84-9947-103-7

ÍNDICE
Capítulo 1. Capítulo 2. Capítulo 3. Capítulo 4. Capítulo 5. Capítulo 6. Capítulo 7. Capítulo 8. Capítulo 9.

Los Primeros Espadas____ Pág. 5 El Mascarón de Popa____ Pág. 20 La Escuela Unicornia___ Pág. 37 Esthel______________________ Pág. 52 Mi Propio Estilo__________ Pág. 66 El Talento_________________ Pág. 85 Opciones___________________ Pág. 101 Titanes_____________________ Pág. 115 Susurros___________________ Pág. 132 El Vencedor______________ Pág. 143

Capítulo 10.

Extras

volumen 1_______________________ Pág. 155

¡ya ha empezado!

¡el espectáculo de marionetas!

¿dónde está el as? ¡Buscad el as!

¡granadas frescas!

¡la historia de los espadas legendarias!

se acabó chicos. toda intención de hacer negocio, se esfuma con el telón de esa caravana.

ese rafael y sus cuentos de espadachines.

¡reconocedlo! a todo el mundo le gustan las historias de espadas.

limosna...

más allá del tiempo...

...antes de los titanes y las leyendas...

...los dioses entregaron al hombre un arma.

ese arma dividió su espíritu...

...y separó lo bueno de lo malo.

ese arma, era el honor...

...y lo representaba la espada.

pero los hombres no entendieron el objeto de este obsequio...

...y, confusos, se perdieron en interminables batallas.

muchos murieron.

los llamaron “primeras espadas”.

hasta que el valor de unos pocos marcó la diferencia.

combatían sólo por la verdad, sólo por la justicia, sólo uno contra uno...

¡sólo por honor!

las grandes batallas se convirtieron en duelos.

¡y los primeros espadas combatieron entre ellos hasta alcanzar a los titanes!

sus poderosos aceros rompieron el cielo y abrieron la tierra.

sirvieron a dioses, reyes y clanes.

viajaron por el mundo forjando leyendas y gestas que la gente recordaría por siempre.

¡una limosna para un niño manco!

pero en realidad... ¿era eso lo que buscaba la espada?

¡no!

la espada busca a aquel que tenga el coraje de hacer lo correcto.

¡manco, ¿eh?! entonces supongo que este brazo no es tuyo!

¡una limosna para un niño manco!

¿y mi reloj?

¿dónde están mis botellas?

¿eh?

¡es un milagro, señores! ¡este buen guardia ha hecho que me crezca un nuevo brazo!

no cuela, ¿verdad?

¡ahora vas a ser manco de verdad, maldito ladrón!

¡para eso tendrás que aprender a sujetar la espada!

conque “esta vez no me meteré en líos...”. era imposible que te cogieran, ¿eh?

podemos dejar eso para luego, cira.

¡otra vez tú! ¡comadreja escurridiza!

¡esta vez no escaparás!

¡cogedla!
quiero a esa comadreja asada en mi chimenea.

¡al lío! ¡lárgate, chinche!

eso está hecho.

“dos contra uno”, el clásico estilo de la guardia.

¿me sostienes la espada de tu amigo?

¡graaacias!

¡ya está bien! ¡deja de saltar! voy a ensartarte!

¡ey! cuidado con eso, le vas a hacer daño a alguien.

te lo advertí.

¡cortes! ¿se puede saber dónde estabas? menudo compañero.

tienes que atacar al de mi retaguardia, no al que tengo enfrente.

¡quitadme ésta bestia de encima!

¡me piro! siento lo de la marioneta.

¡fantástica! ¡ahí está!

adiós, adiós.

¡atrapadla!

¡eh!
que sigo muerto.

¡maldita comadreja repugnante! ¡te cogeré! ¡te cogeré! ¡te cogereeeeeé...! ...algún día.

ha sido un placer caballeros. puedo darles una paliza cuando quieran.
solo pregunten por...

cira dos espadas.

¡es la mejor!

ja ja ja

¡callaos de una vez!

¡otra vez!

¡olé!

os lo merecéis.

ja ja

te cogeré.