La economía verde y sus enemigos | El Economista

http://eleconomista.com.mx/columnas/columna-especial-empresas/2012/...

ELEMPRESARIO.MX

M52.COM

CLUB DEL LECTOR

FOROS

GUÍA DE MÓVILES

SUSCRIPCIONES

CONÓCENOS

CONECTARSE

Sábado, 21 de enero de 2012 | 12:49

VALORES

TUS FINANZAS

EMPRESAS

POLÍTICA

INTERNACIONAL

TECNOLOGÍA

OPINIÓN

MÁS SECCIONES

FONDOS Inicio

ESTADOS

MULTIMEDIA

Reportes 4T

Crisis de Mexicana

En Primer Plano

Deuda europea

RIPE

1 de 3

21/01/2012 12:56 p.m.

La economía verde y sus enemigos | El Economista

http://eleconomista.com.mx/columnas/columna-especial-empresas/2012/...

La economía verde y sus enemigos
20 Enero, 2012 - 01:15

CREDITO: Gabriel Quadri de la Torre Promedio:
Sin votos aún

La idea de una economía verde va prendiendo en nuestra hojarasca mental. No hace falta describirla, todos la intuimos. Una traducción elocuente pero más engorrosa y menos carismática sería: economía baja en emisiones de carbono y compatible con la conservación. Implica privilegiar la energía renovable y la eficiencia energética, una deforestación cero, la conservación de la biodiversidad en tierra y en el mar, ciudades inteligentes y sustentables, minimización y reciclaje de residuos, y uso eficiente del agua. Eso es todo; nada más, ni nada menos. Nadie podría oponerse, ¿o sí? Pues sí. La economía verde tiene muchos enemigos, y muy poderosos. Y es fácil entenderlo. Hacer realidad una idea tan sencilla y sugerente como la de una economía verde entraña, sin embargo, decisiones e instrumentos de política pública difícilmente digeribles para numerosos intereses creados y estructuras mentales o ideológicas. ¿Qué decisiones? Eliminación de subsidios a la gasolina y a la electricidad, impuestos al carbono en la gasolina y el diésel, reducción paralela del ISR en una reforma fiscal verde, inversión privada y mercados en el servicio público eléctrico, primas o feed in tariffs para productores privados de energía renovable, inversión privada en Pemex, contratos de conservación con propietarios de tierras, eliminación de subsidios al campo como Procampo y Progan o su transformación en Pago por Servicios Ambientales, más Áreas Naturales Protegidas en tierra y en el mar, acelerar el proceso de urbanización y cambio radical en Infonavit para hacer ciudades compactas y verticales, regulación federal de servicios públicos en gobiernos locales, pago pleno de servicios públicos y subsidios focalizados sólo en forma de vales, sistemas de depósito rembolso y regulación de envases y embalajes, y topes y mercados de emisiones en ciertas ramas industriales. ¿Quiénes son los enemigos de todo esto? ¿Quiénes resistirían con todas sus fuerzas la aplicación de estas medidas? La lista es larga: partidos de izquierda (la que conocemos en México, no la que muchos suponen que existe). Nacionalistas revolucionarios. Demagogos que ofrecen reducir los precios de los combustibles automotrices, y sus feligreses. Sindicatos de CFE, Pemex y de otras entidades de gobierno. Los maestros de la CNTE. La derecha populista azul. La burocracia monopolista paraestatal. Dirigentes de organizaciones campesinas. La burocracia de Sagarpa y productores agropecuarios. Armadores y pescadores. Muchas ONGs. El establishment de vivienda encabezado por Infonavit. Presidentes municipales refractarios a la rendición de cuentas en materia de servicios de agua, basura y transporte. Empresas productoras de bebidas, contrarias a minimizar envases y a responsabilizarse de su acopio y reciclaje. Empresas que son grandes consumidoras de energía y que temen perder competitividad. Organizaciones empresariales tradicionales. Legisladores de visión corta (casi todos) que ven en los cambios mayores costos políticos que los que significa mantener el status quo. Importadores de vehículos chatarra de Estados Unidos, y las organizaciones que de ello se benefician. Empresas automotrices que no aceptan regulaciones de emisiones de CO2 en los vehículos nuevos. Nosotros mismos, los consumidores, que no queremos pagar impuestos ni sobreprecios, ni cambiar nuestros hábitos de consumo, ni el tipo de vehículos que usamos, ni el lugar donde vivimos. Esto lo saben los políticos que nos representan, lo que impone un anillo férreo de inmovilidad. Todo este listado revela que la economía verde requiere de su propia economía política. No basta con invocarla, sino que es necesario indagar sobre los cómos, y también sobre quiénes la apoyarían y por qué, y quiénes la resistirían y sus razones. Será necesario identificar claramente sus intereses y pensar en mecanismos eficaces de persuasión, pedagogía pública y de negociación y compensación. Indispensable es también explorar fórmulas para reducir las tasas de

La ciudad de México y el espacio público El GDF, en su torre de Babel Basura en el Distrito Federal Presiones de regulados, acusa EPM Iusacell-Televisa: bienvenida más competencia

Lleva tu negocio a Internet
Construye tu propia página de forma fácil, sencilla y totalmente gratis.
Foro Financiamiento para Empresas Inicia promoción del Mundo Maya

Manifestantes irrumpen en sede de gobierno libio PAN insiste en “rescate” de reforma laboral Alemania y GB luchan contra el desempleo Greenpeace pide pruebas de derrame en Veracruz Hallan descuartizado en la Costera Miguel Alemán

Anonymus revela datos personales de director del FBI
(15,242 hits)

Claves para entender el caso Megaupload (10,413 hits) ONU y OEA rechazan la Ley SOPA (8,691 hits) Reportan estable a Alejandro Fernández (7,628 hits) Se desploma ballena del viaducto Ignacio Zaragoza (6,794 hits)

2 de 3

21/01/2012 12:56 p.m.

La economía verde y sus enemigos | El Economista

http://eleconomista.com.mx/columnas/columna-especial-empresas/2012/...

descuento de los políticos (para que valoren más el largo plazo) y que los hagan percibir que hay mayores beneficios en modificar el status quo que en conservarlo rabiosamente. En la base, habrá que extender y profundizar los cambios en las preferencias y cultura de los consumidores/ciudadanos, para legitimar a la economía verde como expresión mayoritaria, tanto a través de los mercados, como del sistema de representación política.
Promedio:
Sin votos aún

371 lecturas archivado en: | Columna especial (Empresas) | Impreso | Opinión | Verde en serio

Añadir comentario
Asunto:

Comentario:

Guardar

Vista previa

Al visitar esta p ágina , usted está de acuerdo con los términos del servicio Av iso d e pr iv acidad | Políticas de uso | Publicid ad Copyrigh t © 1994-2011 Periódico El Economista S.A. de C.V. All Rights Reserved. Derechos Reservados. Número de Reserva al Título en Derechos de Autor 04-2 010-0 62510353600-203

3 de 3

21/01/2012 12:56 p.m.